Despertar Nacional

Acto de presentación del Programa Progresar en   Florencio Varela: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA   FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL PROGRAMA “PROGRESAR”,   EN LA LOCALIDAD DE FLORENCIO VARELA

Gracias, muchas gracias.

Quiero decirles que cuando recién lo escuchaba al   intendente de Florencio Varela relatar sus encuentros con Néstor allá por el   2002, cuando él todavía era gobernador de la provincia de Santa Cruz y junto   con Carlos Kunkel soñaban con poder darle a Varela lo que Varela se merecía,   esta humilde Argentina conocía Varela, no es por nada, no es por disputar   nada, pero esta humilde argentina como había nacido en La Plata conocía   Varela de siempre. ¿Y sabés qué? A Varela la conocías de pasada. A Varela la   conocías cuando te ibas de La Plata por la Río de la Plata, en el colectivo,   a Buenos Aires, pero de pasada, nadie paraba en Varela. Ahora con el hospital   Presidente Néstor Kirchner no solamente se para en Varela sino que se viene a   Varela a curarse. Y ha sido declarado además -para mí es un emblema de Varela   ese hospital- entre los 5 más importantes hospitales públicos de   Latinoamérica, reconociéndole una calidad, parece un sueño.

También de pasada, cuando venía por la Calchaquí   manejando el auto allá por los años 70, cuando iba a visitar a mi madre a La   Plata cuando venía a Buenos Aires, pasaba por la Calchaquí y veía los viejos   laboratorios de YPF, que en los 90 también fueron abandonados, y hoy esos   laboratorios abandonados de la YPF recuperada para todos los argentinos son   la Universidad Nacional Arturo Jauretche.

Y después algunos dicen que relatamos cosas,   claro, pero nuestro relato se puede contar, en nuestro relato se pueden   sentar, en nuestro relato se pueden curar, en nuestro relato se puede   estudiar, en nuestro relato los chicos tienen un título, progreso y   esperanzas de futuro.

Y acá mismo este gimnasio, este inmenso Centro   Municipal de Deportes realmente, que hoy estamos en una parte del gimnasio,   Centro Municipal Deportivo que se llama por esas cosas de la vida “La   Patriada”. ¡Qué patriada, argentinos, que hemos hecho!

Este predio en el que el año pasado tomamos la   decisión de invertir casi 30 millones de pesos y que hoy cuenta con piletas   climatizadas cubiertas, piletas al aire libre, salas de musculación. Estaba   mirando el librillo de todo lo que son las instalaciones. Cuándo algún   varelense, como decía Julio, podría imaginar que esto sería público y   gratuito, porque además esto es lo importante, que es público y gratuito como   la universidad, como el hospital. Ya no tenés que ser rico para tener salud   buena, podés ira a un hospital de primera.

¿Saben qué? Uno de los médicos que me operó de la   capocha en la Fundación Favaloro, es uno de los médicos de acá, del hospital   del cruce, estuvo conmigo en el quirófano. Un saludo muy grande y muchas   gracias en nombre propio, de mi familia y también por supuesto agradecerle a   Dios.

Pero hoy cuando venía en el helicóptero le   comentaba al Intendente que es impresionante todas las instalaciones de las   canchas de paddle, de las canchas de tenis, de las piletas, de la sala de   musculación de este mismo gimnasio tan moderno.

Y también en Ezeiza junto a Dulce Granados, junto   a la ministra de Industria, inaugurando el Polo Industrial, el Parque   Industrial Nº 316, una inversión privada donde se van a radicar empresas de   alta densidad. Y ya se están radicando, porque han vendido 81 lotes; ha sido   una inversión privada muy pero muy importante, desde infraestructura hasta   internet, conectividad y todo lo que hace posible que se desarrollen no   solamente pequeñas industrias sino también grandes industrias.

Cuando Néstor llegó a la presidencia había 80   parques industriales en la Argentina, algunos de los cuales como siempre   cuenta Débora se utilizaban inclusive de potrero, hoy tenemos 316 parques   industriales generando miles y miles de puestos de trabajo, trabajo que hay   que cuidar, trabajo que hay que fortalecer, fábricas que hay que apuntalar   para que sigan fortaleciendo a la industria nacional, que es la única   posibilidad de crecimiento y progreso que tenemos los argentinos, agregar   mucho valor, agregar mucha tecnología, investigación y desarrollo.

Hablando de eso, también una felicitación para   los investigadores del CONICET que han hecho un importante avance en esa   enfermedad terrible que se llama cáncer y que algunos los presentaron como si   hubiera caído del cielo, pero no, eso es producto de la Agencia de   Investigaciones para el Desarrollo que lidera el Ministerio de Ciencia y   Tecnología creado por nuestra gestión, por nuestra administración, y también   por la mejora en todo lo que hace a los recursos salariales y a todo el   equipamiento que hemos hecho en materia tecnológica. Hoy tenemos más del 50   por ciento cubierto de lo que era la necesidad de infraestructura   tecnológica, debemos andar por el 60, 60 y pico por ciento, porque estamos   desarrollando muy fuertemente el Polo Tecnológico.

También en Salta, donde estamos inaugurando una   nueva línea de producción. Salta se ha convertido -a mí me tocó inaugurar una   fábrica- en el segundo, o casi compitiendo con la provincia de Buenos Aires,   polo de cerámicos. Ustedes saben cómo ha crecido exponencialmente la   industria de la construcción. En el último tiempo, apuntalada fundamentalmente   por el plan PROCREAR, otra política activa, proactiva de nuestro gobierno,   para que todos los sectores de la sociedad puedan acceder a sus casas. Y nos   están anunciando hoy la inversión para abrir la cuarta fábrica.

Quiero leerles algunos datos de los que significó   el tema de la construcción. Hemos batido récord en el año 2013 en producción   de acero y cemento. Nunca se vendió tanto acero y cemento en la República   Argentina como en el año 2013.

Por eso les pedimos a todos los grandes   formadores de precios, a sus distribuidores, a sus proveedores, no maten la   gallina de los huevos de oro que les ha dado muchísimos huevos, que ha   engordado en muchas canastas, y les ha permitido hasta crecer e invertir en   el exterior gracias a la rentabilidad que obtenían en la Argentina. No   significa solidaridad, significa inteligencia, necesidad de seguir   manteniendo y sosteniendo este crecimiento.

¡Y qué decir de Pauny! Pauny, la fábrica   recuperada que en el año 2002 se hicieron cargo los trabajadores, porque los   dueños la dejaron, y que cuando Néstor asumió en el año 2003, como no eran   sujeto de crédito porque obviamente eran los obreros a cargo de una empresa,   decidió ayudarlos, darles préstamos para que Pauny se convierta hoy en la   primera fábrica a nivel nacional productora de tractores, y hoy está   presentando el tractor que ocupa del 180A. ¿Por qué el 180A? Porque en la   Argentina el 40 por ciento del mercado lo requieren tractores de 80 HP, HP no   estoy diciendo nada a nadie, HP son caballos de fuerza por Dios, si no mañana   van a decir que estoy insultando. De 120 a 330 HP era lo que estaba   produciendo Pauny y hoy, este nuevo tractor que estamos inaugurando en   Córdoba va a cubrir las necesidades que demanda el 40 por ciento del mercado   nacional. Para que ustedes tengan una idea, fierro sobre fierro la   integración de este verdadero tractor nacional es entre el 60 y el 70 por   ciento del total del tractor. Esto significa trabajo también para todas las   autopartistas nacionales. Pero además exportan a toda América latina; uno de   sus principales destinos es la República Bolivariana de Venezuela, la que   también nos ayudó y mucho a todos los argentinos a crecer, porque es su   principal lugar de exportación.

Al respecto y como valores a defender, como   argentinos, la paz y el respeto a las democracias debe ser en todas partes y   para todos. No se trata solamente de la República Bolivariana de Venezuela,   lo hemos hecho cuando ha estado en peligro la democracia en Bolivia; lo hemos   hecho cuando ha estado en peligro la democracia en Ecuador. Extendemos   nuestra mano solidaria a todo el pueblo venezolano, recordando que no hay   nada más importante para todos, para los que piensan como piensan, hayan   votado como hayan votado, que no hay nada más importante que el respeto a la   democracia y a la paz. Porque respetar la democracia, respetar la voluntad   popular y porque respetar la paz sumado al respeto a la democracia, es en   definitiva respetar la vida. Queremos que se respete la vida respetando la   democracia, y habrá oportunidad si ahora no les tocó ganar las elecciones, en   un próximo turno electivo, presentarse nuevamente a elecciones. Las   elecciones son así, se ganan o se pierden, pero no se puede por haber perdido   una elección poner en vilo a un país y también poner en vilo a una región que   ha sido declarada hace muy poco tiempo por la CELAC como una región de paz. Y   eso es lo que queremos seguir siendo los miembros de la América del Sur, de   la América latina y del Caribe, una región de paz. Se lo pedimos   encarecidamente a todos.

Y también que las manifestaciones verbales o las   manifestaciones políticas que cada uno tiene derecho a hacer, o las   manifestaciones de caminar, de accionar, se pueden hacer sin violencia, sin   agresión, que cada uno dé su opinión, pero por favor sin violencia y sin agresión,   porque la violencia siempre engendra mayor violencia, aunque sea verbal.

Tenemos todos que ser un poco más tolerantes con   nuestra lengua, con nuestras acciones y no contribuir a avivar fuegos que no   son de la región, sino que tal vez son agitados por vientos que vienen de   otros lados. No seamos tontos por favor, seamos inteligentes y ayudemos a   contribuir y a construir esa paz, porque la paz también se construye   cotidianamente todos los días con nuestras palabras y nuestras acciones.

Antes que me olvide. ¿Vieron qué lindas las   granaderas? Esas chicas que estaban de polleras. Miren las granaderas que   tenemos ahora. Las granaderas llevan pollera porque son mujeres, es el nuevo   uniforme del Regimiento de Granaderos para las mujeres, de granaderos y granaderas.   Me encantó, el otro día lo vi y me encantó, les juro que no fue idea mía.   Porque van a decir, esa fue Cristina, no fui yo.

Gracias por el cumpleaños, muchas gracias, quiero   decirles a todos lo que pintaron en las calles, en las redes, los mensajes de   amor, los chicos que me estaban esperando cuando vine a Aeroparque del Sur.   Infinitamente les agradezco el amor, el cariño, el afecto, porque son   verdaderas caricias al alma. Muchas gracias de verdad.

Ustedes no saben lo que significan para mí todos   estos chicos que hoy nos acompañan -les pido disculpas por darles la espalda-   y que son jóvenes argentinos, beneficiarios del plan PROGRESAR, un plan que   se va a manejar con esas tarjetas, que está totalmente bancarizado, que   también les vamos a extender el beneficio de la tarjeta SUBE, para que puedan   viajar a un boleto preferencial, como lo hacen también los otros sectores. Lo   voy a hablar con el ministro de Transporte. 22.000 jóvenes, decían que era un   programa para los nini; no, nini nada, hay 22.000 jóvenes que están   terminando la escuela secundaria y que se anotaron como una ayuda para poder   seguir estudiando en la universidad. Y tenemos más de medio millón de jóvenes   inscriptos en el plan PROGRESAR, para ser exactos 504.752. Hoy, cifras de la   OIT, 73 millones de jóvenes en el mundo están buscando trabajo y tienen tres   veces mayores probabilidades de estar desempleados los jóvenes entre 18 y 24   años que cualquiera de los adultos. Este no fue un plan caprichoso, es una   idea nacida de la lectura adecuada de los números que nos arrojaban los   índices de desocupación donde la franja más importante se ubicaba   precisamente entre los 18 y 24 años con un 18%.

Y quiero anunciar al mismo tiempo que hemos   cumplido, en este último trimestre del 2013, con el índice de desocupación   más bajo desde 2003 hasta la fecha, 6.4 de desocupación. Sin embargo la   franja entre los 18 y los 24 años tenía un porcentaje de desocupados del 18%.   Esto fue lo que nos hizo tomar la decisión de absoluta justicia, de absoluta   inversión social, de absoluto compromiso con el progreso y con el futuro para   establecer este plan PROGRESAR. Inscriptos hay 544.00, de los inscriptos   151.000 son de la provincia de Buenos Aires, Daniel, y hoy estamos   entregándole a 185.000 inscriptos. Pero hay un dato, lo veía a Juan Manuel   Urtubey, el gobernador de Salta. Fíjense, todas las estadísticas, todos los   índices normalmente dicen primero provincia de Buenos Aires, segundo CABA o   Santa Fe o Córdoba, los distritos más densamente poblados, acá la sorpresa   que tenemos es que en inscritos después de la provincia de Buenos Aires, que   uno espera encontrarse con Córdoba, Santa Fe o CABA, nos encontramos con   Salta, que recién estábamos conectados inaugurando la tercera línea de   producción y comprometiéndonos con la cuarta fábrica, 33.324 jóvenes   inscritos en la provincia de Salta. Luego Santa Fe y luego Tucumán con 30.000   jóvenes y después Capital Federal con 27.000, luego Córdoba y ahí sí va   decreciendo. Pero el dato de cómo tenemos todavía determinados bolsones en   determinados lugares que tenemos que seguir atacando. Por eso los planes son   universales pero diseñados de tal manera que permiten la focalización, ubicar   el foco donde más se necesita. ¿Y saben por qué? Porque se hace a través de   métodos muy transparentes, donde al estar bancarizados no hay ningún problema   de manejos, son $ 480 que van a cobrar estos primeros 185.000 chicos con un   menos 20% que luego se liquida todo junto cuando presentan el certificado   antes de las vacaciones de invierno y así sucesivamente.

Pero lo más importante, inscriptos por edad: 18   años el 26%, más de un cuarto de los inscriptos tiene 18 años; 19 años el   22%, 20 años del 17 por ciento, 21 años el 14 por ciento, 22 años el 10%, 23   años el 7 por ciento y los de 24 como es lógico, muy pequeño, es el 4 por   ciento. O sea que está muy claro cuál es la franja que debíamos atacar, ojalá   no se hubiera inscripto ninguno por supuesto, pero cuando uno ve esto, ve el   resultado correcto del análisis y la aplicación de la política.

Lo que es importante también son los   establecimientos, la oferta educativa que estamos dando para que esto tenga   lugar. Centros de formación del Ministerio de Trabajo, 638. Centros   especiales 1372. Formación profesional 4500. Inicial, ¿qué es eso de inicial?   Cuando leí inicial enseguida lo llamé a Bossio y le dije ¿qué es esto de   inicial? No vamos a mandar a los de 18 años al jardín inicial. Y me dice no,   Presidenta, son los jardines iniciales de las mamás que va a poder ir a   estudiar porque va a tener dónde dejar a sus chiquitos, mamás jóvenes,   embarazadas o que tienen bebés o niños que necesitan cuidado. Uno de los   problemas, y por eso también estoy segura que si desagregamos por sexo es   mayor la cantidad de mujeres porque muchas han tenido que abandonar el   colegio porque quedaron embarazadas, porque no tienen quien les cuide sus   chicos o tienen ellas directamente que cuidar a sus chicos y por lo tanto no   pueden progresar. O sea justicia por joven y justicia por mujer, por partida   doble, justicia para todos.

Quiero también agradecer a todos los que han   participado en esto, porque no ha sido solamente el Estado, primero la   conectividad que hemos tenido entre el Ministerio de trabajo, la ANSES, el   Ministerio de Economía, el Ministerio de Desarrollo Social, para que todos   podamos articular los esfuerzos en una eficiencia y un Estado inteligente.

Pero también quiero rescatar y destacar la   participación -no saben el calor que tengo- de 140
  sindicatos, 150 organizaciones empresariales de más de 40 sectores de la   actividad; 45 organizaciones estatales y 20 universidades que fueron   involucradas en este proceso, más 16 organizaciones sociales que han   trabajado, han ido barrio por barrio y lugar por lugar como yo dije que   teníamos que hacer para ir a buscar a los beneficiarios. Qué es lo que espero   de la sociedad, qué es lo que espero de los que no necesitan este plan, qué   es lo que espero de este inmenso esfuerzo que hacen todos, porque estos son   recursos públicos que hace el Estado, qué es lo que espero de los que tienen   la suerte de no necesitar este plan, qué es lo que espero de los   comerciantes, de los proveedores, porque estos chicos van a tener que comprar   sus libros, sus lápices, sus cuadernos, sus papeles, sus útiles, como   cualquier otro chico que va al colegio, y de paso también -están por empezar   las clases- espero que todos tengan la misma actitud que tuvo un señor de Mar   del Plata. Yo me comunico mucho por las redes y me cuentan cosas. Me hablaban   de un señor, Juan Rey, de la ciudad de Mar del Plata. Me lo describieron así,   se los voy a leer textualmente: el señor Juan Rey, de la ciudad de Mar del   Plata, empresario, propietario de una cadena de librerías y productos   escolares, dirigente del Club Unión, activo organizador del festival Hazme   Reír, eso me impactó, Hazme Reír, en homenaje a su hijo fallecido. Figura   reconocida de la ciudad, protagonista permanente de toda movida solidaria,   comentó en su página de Facebook lo siguiente. Esto apareció en mi página de   Facebook, esta mujer me cuenta lo que dice él: “me acaban de llamar de una de   las fábricas de útiles escolares, tal vez la más grande del país para   solicitarme, entre comillas –esto lo pone él- muy respetuosamente que suba   mis precios porque perjudicaba la plaza. Le aclaré que si compré con los   precios viejos esa partida de precios viejos la iba a vender respetando ese   costo, porque sé lo que cuesta a la gente comenzar las clases y que por una   cuestión ideológica no lo pensaba cambiar. Me dijo que tomaría las “medidas”,   no aclara cuáles, entre comillas, del caso y le contesté que a esta altura no   me importa nada lo que pretendan hacer. Moraleja: los Grandes –y lo pone con   mayúscula- generan inflación y cuando los chicos -se refiere a él- tratamos   de ser justos nos quieren pisar la cabeza. Moraleja dos: pobres idiotas los   que me denunciaron a la fábrica por vender más barato. Moraleja tres: los   grandes son grandes y no les importa nada, más tristes son los chicos que por   cipayos, ignorantes y alcahuetes se olvidan de que viven de sus chicos   clientes también. Juan”.

Yo no lo podía creer y lo llamé, por eso les pido   a todos, a los grandes, a los pequeños, a los chicos y a los medianos; lo   llamé por teléfono ayer, casi se muere, y yo media policía le quise preguntar   quién era la fábrica, no me quiso decir, porque tenía miedo que le dijeran   algo a los vendedores y terminaran despidiendo a un vendedor. Esto me dijo,   miren qué hombre, y tiene una fundación que se llama Hazme Reír, porque su   hijo que era artista de circo murió y su otro hijo sigue trabajando en el   circo. Un hombre que tenía todo el derecho de estar resentido con la vida,   ¿no? Se te muere un hijo y es como que tenés derecho a estar mal, enojado,   uno cuando se le van los seres queridos a veces se enoja con la vida, hay que   decir la verdad, a veces uno se enoja. Sin embargo Juan creó esta fundación   Hazme Reír, quedó en que me iba a mandar una camiseta, tienen de varios   colores, y organizan jornadas solidarias en Mar del Plata, las últimas las   hicieron en el auditorio del Hotel Provincial y es una persona muy querida y   conocida. Además me contó ayer que le había ido bien comercialmente, porque   toda la gente empezó a mandar mensajes por las redes, “vayan a comprar a   Juan, vayan a comprar a Keops que respeta los precios”. De modo que hizo las   mejores ventas que haya recordado en toda su vida como empresario y   comerciante. En definitiva, yo apuesto a que en esta Argentina que nos   incluye, esta Argentina donde todos nos estamos jugando para que estos chicos   puedan seguir con sus estudios o su formación profesional como técnicos, en   tecnicaturas universitarias, como oficios, obreros, torneros, matriceros,   porque necesitamos de todo en todas partes; espero que todos los argentinos   que tienen la inmensa suerte de estar un poquito mejor que el resto colaboren   a que la Argentina siga por este sendero. ¿Saben por qué? Porque cuando   torcimos el rumbo finalmente, salvo a muy poquitos, les terminó yendo mal a   todos, más tarde o más temprano.

Así que en este Florencio Varela que él quería   tanto, desde este Florencio Varela que yo miraba cuando pasaba desde joven y   que vine con él acompañándolo en su campaña cuando era senadora nacional,   desde este Florencio Varela que era apenas una ciudad dormitorio, sólo venían   a dormir porque no había nada más, trabajaban todos en la Capital y nadie   podía estudiar; desde este Florencio Varela de la Universidad Jauretche, que   hoy tiene más de 15.000 inscriptos y el 80% son varelenses, que tal vez si no   estuviera esa universidad nunca podrían soñar con tener una carrera   universitaria; desde este Florencio Varela que se levantó desde las ruinas   como mensaje y como emblema, que está para ver, para tocar y también para   seguir trabajando porque faltan cosas, siempre van a faltar porque, como lo   dije alguna vez, mientras haya un pobre en la patria estaremos en deuda con nuestra   historia, nuestras ideas y nuestras convicciones. Muchísimas gracias a todos,   los quiero muchísimo, muchas gracias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: