Despertar Nacional

Archivo para julio, 2011

ARGENTINA Declaración de prensa conjunta con la Presidenta de Brasil en el Palacio Planalto, Brasilia: Palabras de la Presidenta de la Nación

Declaración de prensa conjunta con la Presidenta de Brasil en el Palacio Planalto, Brasilia: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE DECLARACIÓN DE PRENSA CONJUNTA CON LA PRESIDENTA DE LA REPÚBLICA FEDERATIVA DE BRASIL, EN EL SALÓN LESTE DEL PALACIO PLANALTO, BRASILIA

Quiero agradecer no solamente el recibimiento, que excede el mero marco protocolar por parte de la Presidenta Dilma y que ingresa decididamente en una calidez y en una afectividad que sinceramente le agradezco mucho a ella, que también hago extensivo a su Canciller, a todo su Gabinete y a un viejo amigo que veo allí atrás, Marco Aurelio, a quien conozco desde hace mucho tiempo y que también supo ser un muy buen amigo de andanzas por la región del ex presidente Néstor Kirchner.
La verdad que lo que acaba de manifestar la señora Presidenta del Brasil respecto de las jornadas vividas en el día de ayer en la asunción del presidente de la República del Perú, Ollanta Humala y posteriormente la reunión que mantuviéramos de la UNASUR, precisamente a instancias del propio presidente Ollanta -no es un dato menor que el nuevo presidente del Perú haya instado a que su primera reunión posterior a su asunción fuera precisamente con la UNASUR- son señales muy importantes que hay que saber decodificar pero fundamentalmente saber aprovechar en el marco de integración regional.
Y fue no solamente una reunión protocolar la de la UNASUR; fue una reunión muy importante, porque hubo, creo que por primera vez, una mirada común en cuanto a los problemas económicos globales y su impacto en la región.
Siempre ha habido en la UNASUR una absoluta coincidencia en cuanto a la defensa de la democracia por las experiencias que habíamos vivido en la América del Sur, pero a la hora de discutir economía o ver una visión acerca de cómo se comportaba el mundo desarrollado respecto de los países emergentes, las visiones no siempre eran coincidentes. Ayer por primera vez, y creo que en esto hemos coincidido con Dilma, hemos visto, y con mucha gratificación, una mirada común acerca de los actuales problemas globales y cómo pueden impactar o cómo están impactando en nuestra región, por ejemplo en materia de ingreso de capitales especulativos que tienden a la apreciación de nuestras monedas, y lo más importante es que esto no solamente fue planteado por la presidenta Dilma Rousseff, que siempre ha tenido una postura el Brasil primero con el presidente Lula y luego de ella de continuidad, sino que fue planteado por el señor presidente de la República de Colombia con mucho énfasis, inclusive llevándonos a todos, impulsándonos a todos para tomar medidas comunes que precisamente defiendan lo que la presidenta Dilma definió como el formidable avance que han hecho nuestras sociedades en materia de inclusión social a partir de la generación de trabajo decente, a partir de la producción, del trabajo y de la industrialización de nuestros países. Y que esto, bajo ningún punto de vista, podía ser puesto en riesgo y debíamos tener una actitud proactiva y de integración regional en la defensa precisamente de estos adelantos que han hecho todos los países de la región.
Por eso la reunión de ministros de Economía en Lima los días 4 y 5 de este mes para preceder a la que ya estaba establecida entre presidentes de los bancos centrales y ministros de Economía en Buenos Aires, inclusive a propuesta del señor presidente de Uruguay que dijo que “no podíamos esperar hasta el 11 sino que teníamos que adelantarnos”, porque obviamente los tiempos de la economía y de los mercados muchas veces no son los tiempos de la política.
Me parece que lo de ayer fue el punto de partida a la necesidad de reelaborar un proceso de integración de la región que mirando otros procesos de integración, para no cometer los mismos errores, nos recoloque en el verdadero lugar en el que estábamos. Sumando reservas decíamos hoy que éramos el tercer bloque, por ejemplo, en el mundo, sumando recursos minerales, recursos energéticos, ni qué hablar de recursos en materia alimentaria, creo que estamos en los primerísimos lugares del mundo.
No se trata de una posición agresiva hacia el resto, sino precisamente de reposicionamiento de la región en un mundo diferente que estamos alumbrando. Y en esto creo, y me permito decirlo, que en la región Argentina y Brasil ó Brasil y Argentina tienen una responsabilidad más alta que el resto de los países que integran la región, porque hemos alcanzado desarrollos económicos, industriales, sociales, científicos y tecnológicos que nos colocan en una responsabilidad de lograr integrar un mercado en un concepto, porque hasta hace muy poco tiempo la desigualdad era un concepto sociológico y yo digo que a partir de ahora superar la desigualdad es una política económica, no solamente es una política social. Necesitamos más y mejores consumidores, no solamente conservar lo que hemos logrado ya incorporar al mercado, sino seguir incorporando consumidores que nos den sustentabilidad al desarrollo creciente que ha tenido nuestra región.
Como ustedes verán no se trata, como dice un industrial argentino, de enfriar la economía sino de recalentar la inversión y fundamentalmente poner todas nuestra neuronas, nuestro conocimiento y nuestras políticas en el acercamiento entre los empresarios de los distintos países para acelerar los procesos de integración productiva. Y además analizar las cadenas de valor y cómo vamos a fortalecerlas, integrarlas a nosotros mismos para también tener mayor competitividad a nivel global.
En definitiva, en síntesis, se trata de una relación bilateral con impacto regional. Nadie puede desconocer que la relación bilateral entre Argentina y Brasil adquiere, por el volumen primero del Brasil, una de las economías más importantes del mundo, y también por el volumen que tiene la economía argentina en el marco regional, una cuestión de carácter estratégico.
Por eso siempre digo que es la responsabilidad de los que tienen más la de acelerar, perfeccionar este proceso de integración e inclusive comenzar a incorporar al MERCOSUR a otros países que hasta hace muy poco tiempo era impensable que formaran parte de esta institución.
Quiero decirles que estoy aquí en la reunión bilateral y también, como señalaba la Presidenta, para inaugurar la Embajada Argentina en la República Federativa de Brasil. Podría pensarse que es una inauguración más, pero no, es una inauguración con un fuerte sentido. La Argentina tenía asignado, como el resto de los países desde la fundación de esta maravillosa Brasilia, un lugar para construir su embajada; no había construcción, creo que había una cancha de fútbol, bueno, en cierta manera era una integración en uno de los deportes que más nos conmueven y tal vez la única cosa que nos divida a argentinos y brasileros. Menos mal que quedamos los dos afuera de la Copa América porque si no esta visita hubiera fracasado, hubiera sido imposible, pero ambos quedamos afuera, así que estamos acá Dilma y Cristina juntas frente a todos ustedes.
Pero quiero decirles que desde la Argentina, porque la verdad que Brasil tiene una maravillosa embajada en Buenos Aires, sobre la calle Cerrito, fantástica, de no sé cuántos pisos, además de haber adquirido una de las mansiones más emblemáticas de la ciudad de Buenos Aires para vivienda de su embajador, pero lo cierto es que nosotros, los argentinos, teníamos embajada propia en Washington y en tantísimos otros países del mundo desarrollado, y alquilábamos embajada aquí en la casa de nuestro principal socio comercial y político. El que decidió que Argentina tuviera el edificio de su embajada fue Néstor Kirchner cuando decidió su construcción. Creo que hoy va a haber también una placa recordando que él colocó la piedra inicial, yo la voy a inaugurar, pero en realidad no es Néstor y Cristina, es la Argentina la que ha decidido que debe tener su embajada aquí en Brasil como un símbolo de a quiénes consideramos nuestros socios estratégicos, no ahora ni en esta coyuntura sino por una cuestión de historia, de identidad, de región y fundamentalmente de resultados, porque en definitiva las uniones también se deciden a partir de resultados económicos, políticos y sociales.
Por eso estamos muy contentos de estar aquí, hemos tocado muchos temas en particular acerca de programas de asociatividad entre Argentina y Brasil en determinadas actividades empresariales; vamos a trabajar mucho sobre la articulación del sector privado argentino y el sector privado brasilero, porque no puede haber incompatibilidades y estamos en condiciones de ganar-ganar. Hace pocos días me tocó inaugurar, junto a una de las empresas más emblemáticas de Brasil, Camargo Correa, una ampliación de la inversión que tienen en una de las plantas de almacenaje en Argentina, en Cañuelas, porque Argentina sigue batiendo records de consumo de cemento per cápita. El más importante lo habíamos tenido en el año 1980, batimos récord en el año 2010 y volvimos a batir nuestro récord del año 2010 en lo que ya va del año 2011. La participación en importantes obras de infraestructura, de grandes empresas argentinas y también en los rubros textiles, calzado, agropecuario, de todo tipo, acero y bancos me señala también acá, con mucho criterio, la señora ministra de Industria de la Argentina. Su primer banco, me parece muy bien, uno se olvida de tantas cosas que es cierto, la integración también en el sector financiero, la inversión en materia de minas de potasio de Río Vale Doce también en Mendoza, se había olvidado Ministra, yo se lo hago acordar. Yo creo que esta es la clave, que si Camargo Correa, por así decirlo, ha podido vender tanto cemento en la Argentina, con tanta rentabilidad, es porque Argentina ha crecido, entonces el crecimiento de Argentina no tiene que ser visto como una amenaza por ningún empresario brasilero. Porque inclusive, lo comentábamos con Dilma y yo se lo comentaba –creo que usted también- al presidente Lula, los conflictos que surgen de un lado y del otro, cuando uno comienza a mirar, se trata de empresas que son argentinas porque están en la Argentina, pero sus accionistas son brasileros; y lo mismo sucede aquí. Entonces creo que nosotros debemos ver a la región, que tiene una de las reservas más importantes en materia de agua, en materia de energía, ya comprobadas en el caso de la hermana República Bolivariana de Venezuela, en materia de alimentos entre Brasil, Argentina, Uruguay; en materia de minerales entre Bolivia, Chile y toda la cordillera, todo el macizo andino, somos una región -como decíamos, la Ministra la definió- muy apetecible. Y Dilma coincidió en que éramos una región muy apetecible y por lo tanto debíamos desarrollar una estrategia inteligente de integración y aprovechamiento de nuestros recursos humanos, de nuestras materias primas, de nuestros procesos de industrialización, de la ciencia y la tecnología, para blindar la región, pero no para blindarla desde el aislamiento, para blindarla en cuanto a no perder lo que hemos logrado y como acostumbramos a decir los argentinos, a ir por más y nunca menos de lo que hemos logrado hasta ahora.
Gracias Presidenta, muchas gracias por el apoyo a lo que es una causa nacional y creo que regional también, como es la de nuestras islas Malvinas, y un saludo a todos los amigos y amigas de la prensa de Brasil. Muchas gracias y buenos días a todos y a todas.

Anuncios

ARGENTINA “Tenemos la responsabilidad de integrar un mercado sin desigualdades”, dijo la Presidenta tras reunirse con su par de Brasil

Viernes, 29 de Julio de 2011
“Tenemos la responsabilidad de integrar un mercado sin desigualdades”, dijo la Presidenta tras reunirse con su par de Brasil

La presidenta Cristina Fernández se entrevistó, en Brasilia, con su par de Brasil, Dilma Rousseff. “Las medidas comunes que defienden el formidable avance en materia de inclusión social, a partir de la generación de trabajo decente y la industrialización, no pueden ser puestas en riesgo”, afirmó la jefa de Estado en la declaración conjunta con la mandataria brasileña ante la prensa.
Durante su visita oficial a la República Federativa de Brasil, Cristina Fernández arribó hoy a la Plaza de los Tres Poderes – Palacio de Planalto, sede del gobierno brasileño, donde fue recibida con honores militares y realizó una revista de tropas. Luego, las mandatarias realizaron la presentación de las comitivas.
A continuación, ambas jefas de Estado acompañadas por los cancilleres, mantuvieron una reunión privada. Al finalizar el encuentro, ambas presidentas firmaron una declaración que ratifica y hace mención al Tratado de Mecanismo de Integración y Cooperación bilateral Argentina-Brasil”. Luego, en la Sala Este, pronunciaron una Declaración Conjunta, ante la prensa.
La presidenta Cristina Fernández calificó como “muy importante” la reunión que mantuvieron ayer en Perú los presidentes de los países de la Unasur, y destacó las coincidencias que tuvieron respecto de “los problemas económicos globales y su impacto en la región”.
“Ayer por primera vez hemos visto con mucha gratificación una mirada común acerca de los actuales problemas globales y cómo están impactando en nuestra región”, remarcó Cristina Fernández.
Cristina Fernández aseguró que la inclusión social “no puede ponerse en riesgo” en el continente: “Las medidas comunes que defienden el formidable avance en materia de inclusión social, a partir de la generación de trabajo decente y la industrialización, no pueden ser puestas en riesgo”, sostuvo la mandataria
Además, afirmó que “en la región Brasil y Argentina tienen una responsabilidad más alta por el grado desarrollo alcanzado por ambos países”. “Hemos alcanzado un desarrollo que nos coloca en una responsabilidad de lograr integrar un mercado sin desigualdades. Necesitamos más y mejores consumidores”, enfatizó la Presidenta.
La jefa de Estado llamó a “acelerar los procesos de integración productiva” entre Brasil y Argentina. Además de convocar a los sectores industriales a “fortalecer las cadenas de valor” bilateral, la Presidenta pidió además avanzar en la incorporación “al Mercosur de otros países” de la región.
En otro momento de su discurso, sostuvo que debe existir articulación entre los sectores privados argentinos y brasileños.”Vamos a trabajar mucho por la articulación del sector privado argentino y brasileño, porque no puede haber incompatibilidades”, sostuvo la mandataria con respecto al principal socio económico que tiene Argentina en la región.
También, pidió hoy “blindar la región, no desde el aislamiento, sino para ir por más de lo que se ha logrado”. Y agradeció especialmente el apoyo brasileño a la causa argentina por las Islas Malvinas y destacó la alianza estratégica entre ambas naciones.
Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Russef, destacó la importancia de los habitantes sudamericanos en el desarrollo económico de la región, al brindar una conferencia conjunta con la Cristina Fernández.
Rousseff sostuvo que “los más de 400 millones de habitantes que fueron marginados y alejados del proceso son la más grande riqueza” de la región.
Para la presidenta brasileña la inclusión de la población es “una diferencia con otras regiones del mundo, dominadas por el desempleo y por sobre todo por la inmovilidad política para la resolución de los desafíos”.
“En nuestras relaciones hay grandes avances que queremos profundizar, la alianza entre nuestros países cuenta con bases sólidas”, destacó Rousseff al hablar tras la reunión que mantuvo con Cristina Fernández.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sostuvo que el destino común de la Argentina y Brasil es “la integración de los procesos de producción” de ambos paises, y destacó la “alianza estratégica” entre las dos naciones.
“Nos percatamos que es importante para Brasil, Argentina y la región que integremos nuestros procesos de producción”, afirmó.
Posteriormente, las mandatarias encabezaron un almuerzo en Itamaratí, sede de la Cancillería. Por la tarde, Cristina Fernández tiene previsto inaugurar oficialmente la nueva embajada argentina en la capital brasileña.
Acompañaron a la Presidenta de la Nación, los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Héctor Timerman y de Industria, Lic. Débora Giorgi; los secretarios de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Embajador Luis María Kreckler, de Energía, Daniel Cameron, de Industria y Comercio, Lic. Eduardo Bianchi, de Política Latinoamericana, Embajador Diego Tettamanti, la Presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Norma Boero, y el Vicepresidente del INVAP, Horacio Osuna.
Tamíén forman parte de la comitiva los diputados Edgardo Depetri, Ruperto Godoy, María Teresa García y el senador Eric Calcagno.
La delegación de empresarios que acompañó a la mandataria está integrada por José de Mendiguren, Eduardo Eurnekian, Enrique y Luis Pescarmona, Cristiano Rattazzi, Carlos Bulgheroni, Hugo Sigman, Claudio Cirigliano, Jorge Brito y José Cartelone.

ARGENTINA La Presidenta asistió a la asunción de Ollanta Humala en Perú

Jueves, 28 de Julio de 2011
La Presidenta asistió a la asunción de Ollanta Humala en Perú

Cristina Fernández, quien llegó anoche a Lima, presenció la ceremonia de transmisión de mando en la sede parlamentaria, acompañada por el canciller, Héctor Timerman, y el embajador argentino en Perú, Darío Alessandro. La jefa de Estado destacó “el concepto de patria” del flamante mandatario y su decisión de reorientar sus relaciones con Unasur.
El acto comenzó a las 10 horas local (12 hora argentina), y Cristina Fernández se ubicó en el Hemiciclo, flanqueada por sus pares de Brasil, Dilma Rousseff, y del Panamá, Ricardo Martinelli.
Después del juramento del presidente Humala y de su vicepresidente primera, Marisol Espinoza Cruz y el vicepresidente segundo, Omar Cheade Moya, el flamante mandatario peruano pronunció un discurso.
Al término de la ceremonia, la Presidenta argentina regresó a su lugar de alojamiento, para dirigirse luego, a las 13 hora local (15 hora argentina) al Palacio de Gobierno, donde recibió el saludo de Humala, junto con los demás jefes de Estado invitados.
Tras la ceremonia de asunción, la Presidenta de la Nación calificó de “excelente” el discurso de Ollanta Humala, sobre todo por su “énfasis en la inclusión social y en el concepto de patria”.
En breves declaraciones a la prensa, la jefa de Estado estimó que “el hecho de que se haya convocado a una reunión de Unasur, me parece un dato altamente positivo y una señal muy clara de que la gestión de Ollanta Humala va a reorientar sus vínculos con la región”.
Además se manifestó “impresionada profundamente” por el concepto de patria, vertido por el flamante jefe de estado peruano. “Yo normalmente termino muchos de mis discursos diciendo que “ahora los argentinos tenemos patria”. Creo que hay un concepto muy generalizado en nuestra América del Sur, sobre esa patria que construyeron hace 200 años nuestros próceres”, estimó Cristina Fernández.
Sobre los lazos entre ambos países, destacó “aquí en Perú más que nunca la identidad con el general José de San Martín, que fue uno de los dos grandes hombres de América junto a Simón Bolívar”. “Cuando nosotros tuvimos la guerra de Malvinas, Perú nos ofreció sus aviones, sus pilotos, fue un gesto de generosidad del entonces presidente Belaunde Terry, que jamás olvidaremos los argentinos”, concluyó la Presidenta.
A las 14 hora local (16 hora argentina), Cristina Fernández concurre al almuerzo ofrecido por Humala en el salón Gran Comedor del Palacio de Gobierno.
Finalizado el almuerzo, la primera mandataria, junto a los demás jefes de Estado asistentes, irá al salón Tupac Amaru, para participar de la Reunión Extraordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

ARGENTINA Inaguruación del Centro Federal Penitenciario Noroeste en Salta: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inaguruación del Centro Federal Penitenciario Noroeste en Salta: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA INAUGURACIÓN DEL CENTRO FEDERAL PENITENCIARIO NOROESTE, EN LA PROVINCIA DE SALTA.
Gracias, muchas gracias, muy buenas noches a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Salta; señor Gobernador de la provincia de Jujuy; señor Intendente de General Güemes, otra vez aquí, en Salta y otra vez aquí, en General Güemes, y a todos los compañeros y compañeras que están allá, en el fondo, los militantes también, todos son hombres y mujeres comprometidos: la verdad que hoy es un día muy especial, me acordé de uno de los últimos actos de la gestión en la Presidencia de él, que fue la demolición de la cárcel de Caseros. Me acuerdo que fuimos allí en un día muy especial porque mucha gente que había estado presa en ese penal, y no por delitos comunes, sino presos políticos, fueron a ver cómo se derrumbaban los últimos vestigios de una Argentina que todos querían dejar atrás.
Me contaban algunos ex presos políticos lo que habían sido las celdas de castigo, lo que había sido el hacinamiento, en fin todo lo que puede vivir alguien privado de la libertad, porque – como recién decía Juan Manuel – han sido privados de la libertad, es cierto, algunos porque han delinquido, pero en aquel momento muchos habían sido privados de la libertad por pensar diferente; una Argentina que definitivamente quedó atrás afortunadamente.
Y me acuerdo palabras de él que dijo que una de las asignaturas pendientes que el Gobierno que yo encabezara debía abordar era precisamente el del sistema carcelario argentino, la necesidad de convertir a los establecimientos carcelarios en lo que marca la Constitución de la Nación, que no pueden ser lugares de castigo, sino de recuperación y resocialización de aquellos que por distintas circunstancias de la vida han sido condenados a una de las máximas penas que puede tener un ser humano, que no gozar de la libertad, solamente aquellos que en algún momento hemos estado privado de ese bien podemos darles la exacta medida y la exacta dimensión que tiene el poder ser libres.
Por eso, hoy aquí, cuando estamos inaugurando este establecimiento modelo en Latinoamérica que – como recién contaba el Gobernador – le tocó asistir a él personalmente en cuatro oportunidades a lanzamientos de estos que comenzó en el año 2008, y que es cierto lo que él dice no lo anuncié, no hice nada grandilocuente, simplemente hicimos las cosas que hemos hecho y que creo que es una de las cosas que mejor sabemos hacer, que es trabajar. Entonces nos pusimos a trabajar y hoy, con una inversión de más de 80 millones de pesos, estamos inaugurando este establecimiento penitenciario modelo en Latinoamérica, en el noroeste argentino, casi en el medio entre Jujuy y Salta. No nos visita el Gobernador de Jujuy solamente por cortesía, es porque también va a servir al sistema judicial de la provincia de Jujuy.
Yo lo recorrí y vi las habitaciones individuales con baños; vi las salitas donde los niños de las internas se educan y juegan y puedo asegurar que son de absoluta vigencia y respeto a los derechos humanos.
Recién Juan Manuel hablaba de los derechos humanos vinculados a la memoria y a lo que nos pasó, pero ahora viene la otra etapa, la de restituir estos derechos humanos, entre otras cosas, a través del diseño y ejecución de un sistema penitenciario que sea precisamente también inclusivo y de resocialización de las personas que han cometido delitos. También en el día de hoy se ha comenzado la construcción del nuevo penal, en la provincia de Mendoza, y también en el día de hoy dos lugares emblemáticos, como eran la Unidad 20 y 27, del Borda y del Moyano, penal psiquiátrico en condiciones que mejor no vale la pena recordar ni describir han sido cerradas porque hemos trasladado definitivamente, haciendo cumplir la Ley de Salud Mental, sancionada y promulgada hace seis meses, al hospital – modelo también – en la localidad bonaerense de Ezeiza, donde recién nos acompañaban el secretario de Justicia y el Ministro de Salud.
Por eso creo que – como bien decía el Gobernador – muchas veces escuchamos discursos acerca de estas cuestiones, pero hemos comenzado a dar respuesta a través de hechos concretos, como también, en unos pocos días más, se firmará el contrato para comenzar el penal de Mercedes, para trasladar la cárcel de Villa Devoto definitivamente también desde la ciudad de Buenos Aires hacia un lugar donde haya otro modelo, otro sistema en el cual, como lo que he visto recién, inclusive y también tiene que ver con la vulnerabilidad social. Uno decía que, tal vez, algunas personas tengan aquí más comodidades que tal vez en lo que era su casa y también tengamos que ver una vinculación y una relación entre esa vulnerabilidad social y si hoy tengan que estar aquí.
Porque, como sucede en la mayoría de los países del mundo, no somos la excepción, la vulnerabilidad social es fundamentalmente la que también termina trayendo a la gente a las cárceles.
Por eso, creo que esto que estamos haciendo hoy, un ejercicio de dignidad, es algo que es una conquista de todos los argentinos. El hecho de que un interno pueda contar con 58 metros cuadrados a su disposición, a lo mejor sería mejor que tuviera 2 y estuviera en libertad, pero si tiene que estar cumpliendo una condena, que lo haga en las condiciones que marca la Constitución, la dignidad y nuestra concepción y nuestra convicción acerca de cómo tenemos que vivir los argentinos y cómo queremos vivir los argentinos.
Yo estuve aquí hace dos años en este querido pueblo de General Güemes, qué nombre además, qué nombre maravilloso. Yo tengo al general Martín Miguel de Güemes y a su hermana Macacha, colgados en el despacho presidencial como héroes y heroínas de nuestra Revolución de Mayo.
En aquella oportunidad estuve también para inaugurar una usina de energía, la General Güemes, porque también este NOA argentino, este NEA argentino, los del otro lado, recién los mencionaba cada uno de los hermanos, a Catamarca, a Jujuy, a La Rioja, a Salta, a Tucumán, a Corrientes, a Misiones, al Chaco, han crecido económicamente por sobre la media del país, porque este modelo político y económico inaugurado desde el año 2003, ha comenzado también a producir una redistribución del ingreso, no solamente en términos sociales, sino también en términos geográficos. Y esto está íntimamente vinculado.
Por eso, yo quiero agradecerles a todos, a usted Gobernador de Salta, al Gobernador de Jujuy, al Intendente, a todos y a todas las que nos acompañan.
Para finalizar, la anécdota que quería contarles, que medio te da risa y medio te estruja el corazón también, porque cuando se hizo el traslado de los internos del Borda y del Moyano, pabellón masculino y femenino a este hospital de Ezeiza, cuando entró uno de los psiquiátricos penales, empezó a gritar desesperadamente y los médicos se asustaron muchísimo y se acercaron a ver qué pasaba. No, no le pasaba nada, era la forma de expresar su alegría porque veía el lugar en que iba a estar y recordaba, pese a ser un psiquiátrico, el lugar de donde había salido.
Y me parece que en esa anécdota, con esa historia de vida, porque en definitiva más que una anécdota es una historia de vida, se condensa esto que queremos hacerles llegar a todos los argentinos: que cada argentino en el lugar que esté, que cada argentino que no haya podido ser incluido, llegue la mano de la sociedad a través del Estado. Porque no es el Estado algo ajeno a la sociedad. Podemos hacer esto porque hay una sociedad que trabaja, que produce, que consume, que paga sus impuestos, que nos da recursos para que podamos hacer estas cosas.
Y cuando la mano de ese Estado, que es la mano de la sociedad llega a esos sectores vulnerables como los que he visto recién aquí, estuve en el pabellón femenino, esas mujeres con sus niños, uno siente entonces, pese a todas las cosas que rodean siempre la gestión, de la descalificación o del agravio, que bien vale ver a esas madres junto a sus hijos en lugares dignos, en condiciones dignas de vida y de educación para sus hijos, que bien vale la pena soportar las cosas que muchas veces tenemos que soportar.
Yo digo que es hora también de que todos, comencemos a valorar el esfuerzo que hacemos, que nos ha costado mucho, que no es obra solamente de un gobierno o de un sector político, que es obra de todos los argentinos. Porque he tenido muy claro, a partir de las cosas que me han pasado en la vida también, que nada vale más, que nada se queda más que el recuerdo y la memoria de aquellos a los que le pudiste tender una mano y mejorarla aunque sea un cachito así la vida que tenían antes de que vos fueras gobernador, presidenta o intendente. Eso solo vale la pena y por eso estamos hoy aquí en Salta. (APLAUSOS)
Gracias Gobernador, gracias Intendente, gracias General Güemes, gracias Salta, como siempre, desde aquí, del corazón.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA Cristina Fernández afirmó que el sistema penitenciario debe ser “inclusivo y de resocialización”

Cristina Fernández afirmó que el sistema penitenciario debe ser “inclusivo y de resocialización”

Miércoles, 27 de Julio de 2011

La Presidenta inauguró el Centro Federal Penitenciario del Noroeste en la localidad salteña de General Güemes. Además puso en marcha el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino. “Como sucede en la mayoría de los lugares del mundo –la Argentina no es la excepción-, la vulnerabilidad social es la que termina trayendo la gente a las cárceles”, aseguró la jefa de Estado.
La presidenta Cristina Fernández inauguró esta noche el Centro Federal Penitenciario del Noroeste, en la localidad de General Güemes, provincia de Salta. Además, encabezó la puesta en marcha del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA), en el marco del Plan Federal de Infraestructura Penitenciaria.
La jefa de Estado aseguró que el de hoy es un día “muy especial”, y recordó cuando acompañó al ex presidente Néstor Kirchner en uno de los últimos actos de su gobierno, que fue “la demolición de la cárcel de Caseros”.
Señaló que “mucha gente que estuvo presa en ese lugar, fueron a ver como se derrumbaban los últimos vestigios de una Argentina que todos querían dejar atrás”. “Me acuerdo palabras de él, que una de las tareas pendientes que yo debía abordar desde la Presidencia de la Nación era convertir a los sistemas carcelarios en lo que marca la Constitución Nacional: que no deben ser lugares de castigo sino de resocialización de aquellos que han sido condenados a la pena de no gozar de la libertad”, subrayó.
La Presidenta destacó el hecho de estar “inaugurando este centro penitenciario modelo en Latinoamérica, en el norte argentino, casi en medio entre Jujuy y Salta”. “Lo recorrí, vi las habitaciones individuales con baño; las salitas donde los niños de las internas se educan y juegan; y puedo decir que son de absoluto respeto a los Derechos Humanos”, afirmó. Y recalcó que la nueva etapa implica “restituir los derechos humanos, en la ejecución de un sistema penitenciario que sea inclusivo y de resocialización”.
Asimismo, informó que en el día de hoy “se comenzó la construcción del nuevo penal de Mendoza. Y también hoy las unidades penitenciarias de los hospitales Borda y Moyano han sido cerradas, porque hemos trasladados a los internos al penal de Ezeiza”. “Muchas veces escuchamos discursos sobre estas cuestiones, pero hemos empezado a dar respuesta en hechos concretos”, aseguró. Y anunció que “en días más se firmará el convenio para comenzar la construcción del penal de Mercedes, para trasladar la cárcel de Devoto”.
Cristina Fernández consideró que “algunas personas quizás tengan acá más comodidades que en su casa”. Señaló que “como sucede en la mayoría de los lugares del mundo –la Argentina no es la excepción-, la vulnerabilidad social es la que termina trayendo la gente a las cárceles”.
Indicó que la construcción de establecimientos de mayor calidad “es un ejercicio de dignidad, es una conquista de todos los argentinos”. Y consideró que si alguien “tiene que estar cumpliendo una condena, que lo haga en las condiciones que marca la Constitución Nacional”.
En otro tramo, de su discurso, remarcó que “las provincias del norte han crecido por encima de la media del resto del país. Este modelo iniciado en 2003, ha generado una redistribución no sólo del ingreso, sino también del crecimiento entre las provincias argentinas”.
La Presidenta dijo que la intención es que se haga realidad “que cada argentino que no haya sido incluido, llegue la mano de la sociedad a través del Estado”. Y añadió que “podemos hacer esto porque hay una sociedad que trabaja, que produce, que paga sus impuestos”.
Por último, pidió a los argentinos que “comencemos a valorar lo que hemos hecho, que no es obra de un gobierno o de un partido, es obra de todos los argentinos”. “Cuando se atraviesan situaciones dolorosas, nada te queda más que la memoria de aquellos a los que pudiste tender tu mano y mejorarle su vida. Eso solo vale la pena y por eso estamos hoy aquí”, concluyó la jefa de Estado.
Por su parte, el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, agradeció en nombre de Salta y de toda la región la concreción del establecimiento penitenciario. “Este es un acto histórico. No tenemos dudas los argentinos que la gestión de la presidenta de la nación, como lo fue la gestión de nuestro querido Néstor Kirchner, han marcado un punto de inflexión en la política de derechos humanos”, afirmó Urtubey.
El mandatario provincial recordó que “desde el año ´94 que se viene hablando de la necesidad de este centro penitenciario en Güemes”. “Cuando en el año 2008 la Presidenta tomó la decisión de empezar esta obra, no hizo ningún anuncio grandilocuente, y hoy es una realidad”, remarcó.
Además de Urtubey, acompañaron a la Presidenta, el gobernador de Jujuy, Walter Barrionuevo, el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el intendente de General Güemes, Daniel Segura.
Centro Penitenciario del Noroeste
El penal del noroeste argentino es un establecimiento modelo de 28.700 metros cuadrados, con capacidad para alojar a 200 mujeres y 288 varones distribuidos en celdas individuales y sin rejas. Está ubicado en General Güemes, Salta, en un predio total de 60 hectáreas y tiene una superficie institucional de 34.200 m2. La obra comenzó el 4 de enero de 2008 y tuvo una inversión: $75.800.000.
Según la cartera de Justicia está “en sintonía con la concepción humanitaria en materia de arquitectura carcelaria establecida por la Organización de las Naciones Unidas, que favorece condiciones de intimidad, seguridad y baja conflictividad”.
Este complejo estará dirigido por la subprefecto Elizabeth Sánchez, primer caso en la historia nacional en que una mujer asume la conducción de un complejo de estas características.
La construcción de este centro penitenciario fue solicitada durante décadas por la Justicia Federal de Salta y Jujuy, y por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
El Programa Interministerial de Salud Mental Argentino
La Presidenta realizó una videoconferencia con el Centro y la Unidad Carcelaria Nº 1 de la localidad bonaerense de Ezeiza, donde se puso en marcha el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA).
La jefa de Estado dialogó con el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y el secretario de Justicia, Julián Alvarez, quienes le brindaron detalles del Programa.
El Prisma se inscribe en la reforma del sistema de salud argentino, a partir de la sanción de la Ley de Salud Mental en diciembre último, y de la reforma del Servicio Penitenciario que se ha venido desarrollando desde 2003.
La ley de Salud Mental ha sido el punto de partida para comenzar a resolver otras problemáticas complejas. Por ejemplo, el de aquellas personas que estando privadas de libertad padecen alguna clase de trastorno mental.
Con estas normas, hoy la Argentina promueve la atención integral a personas con trastornos mentales.
Junto a la puesta en marcha de este Programa, era necesario el cierre de las Unidades penitenciarias psiquiátricas 20 y 27 de los Hospitales Borda y Moyano, como paso previo para el desarrollo de una política de inclusión hacia aquellas personas que por su padecimiento y condición social estaban excluidas, cuestión que está en proceso.
El Programa Interministerial de Salud Mental Argentino, Prisma, apunta a tratar la problemática de mujeres y hombres con algún tipo de trastorno mental alojados en establecimientos del Servicio Penitenciario Federal.
Asimismo, busca dar una respuesta desde la salud a la situación por la que deben atravesar las personas declaradas inimputables que están a disposición de la Justicia.

ARGENTINA La Presidenta recibió a María Eugenia Bielsa

Miércoles, 27 de Julio de 2011
La Presidenta recibió a María Eugenia Bielsa
La presidenta Cristina Fernández recibió esta tarde, en la residencia de Olivos, a la ganadora de la elección legislativa en Santa Fe y ex vicegobernadora, María Eugenia Bielsa.
Participaron también de la reunión el intendente de Rafaela y primer candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Omar Perotti, y el ministro de Economía, Amado Boudou.
Al finalizar el encuentro la Presidenta partió hacia Salta, donde pondrá en marcha el Programa Interministerial de Salud Mental e inaugurará mediante videoconferencia el Centro Federal Penitenciario Noroeste, en la ciudad de Ezeiza.
María Eugenia Bielsa ganó la elección santafesina en la categoría de Diputados, por lo que el Justicialismo será amplia mayoría y ejercerá el control de la Cámara Baja de esa provincia.
La actual concejal por Rosario se impuso sobre el socialista Raúl Lamberto por dos puntos (34,70% a 32,80%) sumando 579.374 votos contra 548.361.

ARGENTINA La Presidenta recibió el apoyo del gobernador electo de Chubut

Martes, 26 de Julio de 2011
La Presidenta recibió el apoyo del gobernador electo de Chubut

El gobernador electo de Chubut, Martín Buzzi, le aseguró a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que “la provincia está alineada con el Gobierno nacional”, y expresó que “no sólo porque es patagónica, sino porque desde 2003 Chubut ha crecido y es por eso que la vamos a apoyar con todas nuestras fuerzas”.
Cristina Fernández recibió anoche en la residencia de Olivos al gobernador chubutense electo Buzzi , de quien recibió el firme apoyo del dirigente, quien comprometió “el trabajo de todos los chubutenses para su triunfo en los comicios de octubre poniendo punto final a una confrontación estéril y avanzar en un dialogo en la unidad del justicialismo”.
Del encuentro participó también el jefe de Gabinete Aníbal Fernández y al vicegobernador electo de Chubut, César Gustavo Mac Karthy.
Los funcionarios electos señalaron que “quedaron sentadas las bases para reconstruir en términos muy positivos para los chubutenses nuestro vínculo con la nación, que es el mandato, sin duda alguna, de la inmensa mayoría de la gente”.
El gobernador electo consideró que “hay un futuro que debemos ayudar todos a construir, corrigiendo errores pero también valorando, como corresponde, los importantísimos logros de los últimos años.
Finalmente, tanto Buzzi como Mac Karthy expresaron su “total convencimiento de que el Justicialismo, junto con sus aliados, seguirá adelante con el proceso de recuperación de la Argentina, que es lo verdaderamente trascendente. Nosotros en Chubut, sobre los importantes logros de los últimos años, vamos a realizar todos los esfuerzos para darle un nuevo impulso al desarrollo y la inclusión social”, puntualizaron.

Nube de etiquetas