Despertar Nacional

Archivo para septiembre, 2013

ARGENTINA Desde Otro Lugar. Jorge Rial entrevista a Cristina Fernández

ARGENTINA Acto de inauguración de CEATSA en Bariloche: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de inauguración de CEATSA en Bariloche: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL CENTRO DE ENSAYOS DE ALTA TECNOLOGÍA S.A. (CEATSA), EN BARILOCHE, EN SAN CARLOS DE BARILOCHE, PROVINCIA RÍO NEGRO.
Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y todas, están en todas partes estos pibes, me encanta, gracias, “Cacho” Otegui, gerente general del INVAP; señor Gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck; Martín Buzzi, de Chubut, Miguel Pichetto; Ana María Pechen, vicegobernadora del Neuquén; intendentes e Intendenta de Bariloche: la verdad que me parece que hay algunos que no me quieren ver en calzas porque me regalan chocolates y si me como todos esos chocolates voy a ser… bueno me los puedo poner igual, pero se verán menos estéticas, digamos.
La verdad que – como dice la canción – hoy es un día perfecto porque, primero, en Vedia inaugurando esta Escuela Técnica. Vedia tiene para mí y tenía para Néstor un lugar especial en su corazón, de Vedia era uno de sus mejores amigos, que ya no está, que fue compañero suyo en la Facultad, que siempre lo recordaba y se emocionaba cuando lo recordaba. Y hoy estar inaugurando allí la Escuela Técnica No. 1, que compartimos con Mariel, con Iván, con el ministro de Educación, con Alberto Conocchiari, el Intendente de Vedia, una obra muy importante de más de 10 millones de pesos, es algo muy importante porque viene con este plan de escuelas, que ya estamos llegando a 1.800 y ya vamos a superar las 2.000 pronto y que constituye – como todos ustedes saben – la base de un país, la educación; un país que destinaba muy poco a la educación y que hoy destina 6,50 por ciento de su PBI, un PBI sustancialmente más alto que en el 2003 a la educación.
Por eso hay CONICET, por eso hay escuelas, por eso hay universidades, por eso hay mejores universidades en todas partes, en fin, estamos contribuyendo en Vedia también a que haya técnicos, que después puedan venir tal vez aquí, a Bariloche, o a distintas partes del país para agregar valor a través de nuestros recursos humanos a cada uno de nuestros productos y además, poner innovación y tecnología, que es lo que nos va a dar mayor competitividad como país.
También inaugurando, con el señor de la fábrica de hielo también, que es un personaje y proveedor de YPF también, una obra que es el camino de circunvalación de Balcarce, más de 30 millones de pesos, que además, obviamente, evita que los camiones ingresen a la ciudad y permite que el tránsito de los productores agropecuarios, de los campos o de los silos vaya directamente al pueblo de Quequén, como recién explicaba el Intendente Echeverría.
También, dos importantes obras para los patagónicos, como son los dos gasoductos, a través de los lux, que vamos a hacer y que es una inversión de 392 millones de pesos entre los dos gasoductos. (APLAUSOS). Son las interconexiones que se hacen a través de los denominados lux, en el Gasoducto Cordillerano Patagónico y el Gasoducto San Martín. Me gustaría que vieran los mapitas para que observaran que es lux, pero son gasoductos que hacen pequeñas conexiones, como si fueran una curvita y que esa pequeña curvita, en un caso de 30 kilómetros, sumadas todas las conexiones; 49 kilómetros de lux en el Patagónico, dividido en cuatro tramos permite que 266 mil habitantes de nuestra Patagonia tengan gas. ¿Y saben qué? El gas viene de la Patagonia y hay patagónicos que todavía no tienen gas, esa es la verdad. (APLAUSOS).
Esto es de lo que yo hablaba, ayer, en Misiones. A Misiones le pasaba algo parecido, estaba al lado de Yacyretá, al lado de una de las obras energéticas más importantes, la más importante de la Argentina y había pueblos que no tenían la interconexión eléctrica, a los patagónicos nos pasa lo mismo. En este país que fue construido de manera radial, unitaria, todo hacía el centro, nos llevaban los recursos (gas, petróleo, hidroeléctricos) para el Norte y nosotros sin gas y sin energía. Hace pocos días interconectamos a Río Gallegos con el Sistema Interconectado Eléctrico Nacional. Y la verdad que está conectada la Argentina, desde La Quiaca hasta la punta del continente y esto nos pone realmente muy felices.
Estos 266 mil patagónicos viven en lugares concretos, tal vez muchas veces desconocidos para otros argentinos, son trece localidades en la hermana provincia de Chubut: Río Mayo; Alto Río Senguer; José de San Martín; Gobernador Costa; Río Pico; Corcovado; Teca; Trevelin, Esquel, Leleque; El Maitén; Cholila y Epuyén. Algunos conocen más Cholila por el restaurante que tenían en Puerto Madero, pero hay un pueblo que se llama Cholila y que está acá en la Patagonia y que ahora va a tener gas. (APLAUSOS).
Y acá en Río Negro son siete las localidades: Ñorquincó; Pilcaniyeu; Comallo; Onelli; Ingeniero Yacobucci, El Bolsón y Bariloche también, señores. (APLAUSOS). Se imaginan, además, el altísimo impacto económico en una industria sin chimeneas, como es el turismo, que no es solamente calidad de vida para quienes viven acá, sino también adelanto económico, incremento de la actividad económica, potencialidad. Lo mismo que también en Neuquén, en tres maravillas turísticas, tres localidades del Neuquén: Villa La Angostura; San Martín de los Andes y Junín de los Andes. (APLAUSOS).
Y fíjense ustedes lo difícil que era para nosotros los patagónicos, y lo voy a decir con la verdad, como siempre hablo, que era que nos hicieran estas inversiones. Porque claro, son 392 millones de pesos que invertimos en 266.000 personas. Quienes en la cabeza tenían un container de votos en lugar de un lugar de soberanía, preferían meter los 392 millones de pesos en algún otro lado donde se viera, luciera y hubiera millones. Pero cuando uno piensa en el país, cuando uno es argentino y cuando uno conoce el mundo además de los países altamente desarrollados, ve que son desarrollados no porque tengan dos o tres grandes centros urbanos o dos o tres grandes ciudades, sino porque todos – hasta el último pueblo – es importante para su gobierno. Y esto es ser un país desarrollado económica, intelectualmente y también en materia de soberanía. (APLAUSOS). Por eso no es una obra más esta obra que hemos firmado hoy de interconexión.
Pero bueno, el motivo además de haber venido, hoy es muy especial, porque estamos en un lugar muy especial, estamos en el INVAP, este orgullo de los argentinos. “Cacho” recién decía que eran, allá por el año 2003 cuando Néstor llegó al gobierno, apenas 311 empleados y hoy son 1.111 empleados; pero yo te doy otro dato: antes facturaban 30 millones y ahora están facturando 200 millones de dólares. (APLAUSOS). Esto que no se les olvide, son las políticas.
Yo soy una loca de la ciencia y la tecnología, nunca entendí una pepa de química ni pienso ponerme a estudiar, quédense tranquilos, pero me fascina todo lo que sea la ciencia, desde la ciencia dura, durísima que es esta de radares, de satélites, de lanzadores, hasta la ciencia de la vida, como es la biotecnología, que también permite agregar mucho valor y darnos innovación tecnológica.
Pero yo quiero que los argentinos sepan lo que estamos haciendo hoy aquí, para que mañana nadie hable si tenía un collar, si la onda se me había caído a un costado o si tenía botas. Por favor, yo le pido a todos que le muestren a los argentinos lo que hoy hemos inaugurado, esto que está aquí atrás mío, y que es el Centro de Ensayos de Alta Tecnología S.A., CEATSA, que es una asociación entre el INVAP, que ya estaba en el 2003, pero que como decía él, pasaban momentos difíciles los científicos en ese año, los que quedaban en el país.
Como muestra de ello, si se me permite una digresión, voy a contar un regalo, que me hizo la intendenta, que es una artesanía hecha por una firma que quiero nombrarla, es una firma que se llama Flor Andina. Ustedes dirán:”son artesanos”. Es una hoja, viste vos “Cacho” no sabías. Esta es una hoja, bañada en oro, que me acaba de regalar la Intendenta y todos pensarían que es una obra artesanal, hecha por artesanos, esos artesanos maravillosos que hay aquí en Bariloche, en El Bolsón, en toda la Patagonia. No, son científicos que en la década de los 90, cuando los mandaban a lavar los platos, no fueron a lavar los platos, sino que se tuvieron que dedicar a estas cosas para poder sobrevivir y seguir bancando su vocación de científicos al mismo tiempo que sobrevivían porque tenían que seguir ganándose su vida. (APLAUSOS).
La voy a guardar como un símbolo de resistencia, esto es un símbolo de resistencia de los que hicieron el aguante cuando los mandaban a lavar los platos, cuando no le importaba el desarrollo científico del país a nadie. (APLAUSOS).
Para mí es un orgullo y estamos en este lugar porque a un hombre – que ya no está entre nosotros – se le ocurrió, allá por julio del año 2005, crear una empresa como es ARSAT. Él lanzó, en el año 2005, ARSAT, que fíjense qué cosa, una Argentina que estaba renegociando su deuda, el tipo estaba pensando también, perdón el hombre estaba pensando también… No, el tipo estaba pensando también en la ciencia, él no alcanzó, eran tantas las cosas que tenía que hacer que por ahí no tuvo tiempo de hacer el ministerio de Ciencia y Tecnología, que yo después tuve el orgullo de poder crear durante mi primera presidencia. Pero él era un hombre absolutamente jugado por la ciencia de su país porque sabía que ahí estaba el desarrollo adelante.
Y por eso se fundó ARSAT, pensó ARSAT junto a sus colaboradores, en el año 2005, cuando estaba renegociando al mismo tiempo la deuda, la reestructuración de deuda.
Y vos decías “Cacho” que no somos un país de tradición tecnológica, no nos dejaron ser un país de tradición tecnológica porque lo éramos y uno que se pone a pensar lo que yo acabo de inaugurar – para que lo sepan todos los argentinos – hoy acabo de inaugurar el satélite ARSAT número 1, creado por muchos de estos hombre y mujeres científicos argentinos que están sentados aquí al lado mío. Hay ingenieros en sistema, ingenieros químicos, técnicos. (APLAUSOS). Por esto le decía a Iván y a Mariel que está es la salida, este ARSAT, que ya está terminado y ahora entra en el banco de pruebas, que es lo que inauguramos también hoy. Así como hace un tiempo me habrán visto subida a un simulador de vuelo en Aerolíneas Argentinas. A Aerolíneas Argentinas también la habían desmantelado, supo ser modelo en América latina, teníamos los mejores simuladores de vuelo y cuando la tomamos no quedaba nada, ni el gato: deuda y gente que tenía que conservar su trabajo y teníamos que conectar sí… ahora los compañeros que la están conduciendo y la están haciendo con muchísimo patriotismo y por eso muchos veces los atacan. (APLAUSOS). Porque la verdad que hay gente que parece que prefiriera lo extranjero a lo nacional.
Y yo decía de aquellos simuladores, y lo que hoy estamos haciendo, además de inaugurar este satélite, que va a servir para la televisión satelital, para la radiofonía, telefonía y banda ancha. Tenemos también en construcción ya el ARSAT, número 2, y hoy hemos firmado el ARSAT, número 3, pero además inversión, en total, en todo lo que es satélites, lanzadores, infraestructura más de 8 mil millones de pesos, pero además, hoy, estamos inaugurando el banco de pruebas. Porque, luego, este satélite que va a ser puesto en el espacio necesita ser sometido, como todos, a un banco de pruebas, de presión, de movimiento. Hay una cosa que parece el zamba, que se mueve para todos lados, lo mueven a velocidad para ver si resiste las velocidades, lo van a poner dentro de una cámara térmica para ver si resiste todas las temperaturas.
Alguien me decía la inversión que tuvieron que hacer en refrigeración, 600 millones, ¿me dijeron algo así? No está el técnico, pero había dicho una inversión para esa cámara de refrigeración de casi… ¿6 millones? Se me fue un poquito la mano, no importa. (RISAS). Bueno, soy así un poquito exagerada, pero en total toda la inversión que hemos hecho para el Tronador, para los dos satélites que van a medir también la humedad, entre otras cosas para que se entienda. ¿Cómo se llaman, Barotto? Se llama Saocom, uno A y otro B, me dijo. ¿No es cierto? Con esos Saocom, con esos satélites vamos a medir la humedad de la tierra no solamente en la Argentina, sino también podemos hacerlo en todas las otras regiones. ¿Qué permite esto? Sirve para la agricultura, sirve para la forestación, sirve para prevenir incendios, sirve para darle mayor valor agregado y que nuestra gente que produce y que invierte en la tierra, tenga previsiones científicas acerca de lo que le puede venir de la naturaleza.
Y el Tronador, que vamos a lanzarlo desde Bahía Blanca, y además este Centro, que estamos inaugurando hoy, porque antes los satélites teníamos que ir a probarlos a Brasil, pero la calidad de este satélite – que hoy estamos haciendo – no lo podríamos hacer en Brasil, tendríamos que haberlo llevado a Francia. ¿Qué decidimos entonces? Como decía “Cacho”, como esto no va a ser para un satélite ni dos, sino que es una política de Estado porque queremos ser proveedores de alto material tecnológico en materia satelital, radares, lanzadores, tenemos nuestro propio banco de pruebas, que hoy estamos inaugurando y que –les aseguro– cuando uno está allí y seguramente van a ver las imágenes más tarde, tiene la sensación de estar en la NASA. Y digo esto con el prejuicio que significaría decir: “bueno, no nos sentimos capaces los argentinos de hacerlo”. Y yo creo que algo de eso hubo en la Argentina, desde afuera y desde adentro. Porque la Argentina había alcanzado un gran desarrollo.
A mí me tocó estar, hace pocos días, en la ONU, lo recordaba “Cacho”, discutiendo la cuestión Siria, discutiendo las armas, discutiendo la industria armamentista, pero nuestro país también había desarrollado grandes recursos en materia de defensa y capaz que esto lo sabe Miguel, Argentina y sus recursos humanos, sus Fuerzas Armadas habían…esto mañana me va a valer alguna editorial seguramente en contra, pero lo voy a decir porque lo tengo acá en el corazón desde hace mucho tiempo y tenía necesidad de decirlo.
Nuestras Fuerzas Armadas y nuestros científicos habían desarrollado un misil tierra-tierra que se llamaba “Cóndor”, que tenía un alcance de más de 1.000 kilómetros, en Falda del Carmen y, bueno, por esas cosas fuimos obligados a desmontarlo y la verdad que nosotros no tenemos vocación de hacer armas de guerra.
Yo lo dije por convicción y lo sigo sosteniendo, pero ¿saben qué? Creo que en el fondo no era tanto el arma de guerra lo que le parecía molestar a algunos, sino que alcanzáramos un alto desarrollo tecnológico que nos tornara competitivos como vamos a ser con satélites, con reactores nucleares, que nos ha tocado muchas veces perder una licitación, no perderla, ganarla y no ser adjudicada porque se la habíamos ganado a una potencia de primer orden como nos pasó en Europa y todos sabemos. (APLAUSOS)
Por eso digo que lo que hoy estamos inaugurando aquí, es soberanía además de alta tecnología, contenidos nacionales, hechos por argentinos y también una renovación generacional. “Cacho” hablaba de Barotto orque acá nos asociamos en el mismo satélite, no sé porqué razón, pero yo me encontré, como ya lo he dicho en otras oportunidades, pero esta vez más, porque cada vez que vengo veo más jóvenes, técnicos, ingenieros, ingenieras más jóvenes en la CONAE, en el INVAP, en el Balseiro. Y la verdad que me siento muy orgullosa de poder ser la Presidenta de la renovación generacional científica que se merece la Argentina y que nos merecíamos seguramente todos.
Y hablando del señor que me acordé que era proveedor de YPF, el del hielo, que me dijo, que me pasó un aviso, no sé si querrá que le diga algo a Galuccio, proveedor de YPF, hoy escuchaba, alguien me comentaba porque yo no escucho radio a la mañana, leo los diarios y ya con eso me alcanza y me sobra, bueno, una persona que tiene un poco más de tiempo que yo, escucha la radio y yo le pregunto, bueno, qué dijeron, qué están diciendo. Y había un señor en la radio, que ya se imaginarán de quién es, criticando a YPF, diciendo que YPF privatizada, YPF racionalizada era mucho más ineficiente que la YPF cuando estaba en manos privadas, criticando a YPF que se producía menos gas, que se producía menos petróleo.
Justamente ayer el ingeniero Galuccio nos alcanzaba el aumento de la producción tanto en gas y petróleo. Y claro, fueron tantos años sin inversión y fue tan alto el crecimiento de la actividad económica de la Argentina, que todavía nos falta, pero también es bueno y algún día hay que mostrarlo Julio y lo vamos a mostrar, que el gas que nos falta, si uno lo pudiera medir, es el gas que se vendió durante la década de los 90 a la hermana República de Chile a precios irrisorios.
Vamos a hablar las cosas y a llamarlas por su nombre: claro porque acá nadie consumía gas, para qué si no había producción ni había industrias ni había fábricas; entonces, se vendía a un precio bajísimo aquí que se cobraba en la Argentina, acá me apuntó, me dictó el ministro de Planificación, acá, durante la década de los 90, tan añorada por algunos, tan orgullosos de ella y tan nos…No, no, sí, pero hay gente que le fue bien, ojo, aunque a la mayoría le haya ido mal, vendían el gas argentino que hoy nos falta a 2 dólares y en Santiago de Chile se lo vendían a los residentes chilenos, a los ciudadanos chilenos o a los empresarios chilenos a 29 dólares. Y temo o sospecho, que muchas de las empresas que lo compraban acá, a 2 dólares, eran los mismos…no sé, sospechas que tengo, algún día lo voy a investigar un poquito más. No, no mal pensada soy, ¿no?, de mal pensada, lo vendían a 29 dólares.
Si uno mide todo ese gas que se transfirió casi gratuitamente en términos de valor a la hermana República de Chile, es el gas que hoy nos está faltando a los argentinos. Para decirlo con todas las letras y para que se enteren. Yo creo que lo saben, lo que pasa es que los patrocinadores, en fin, son siempre patrocinadores.
Pero fíjense, mientras hoy un periodista argentino decía que era mucho mejor la YPF privatizada, en una revista española que aparecía también hoy, viernes 27 de septiembre de 2013, en la revista española “Expansión”, “YPF rosa el récord en Bolsa al año y medio de expropiarse”. Es la verdad, es raro que una empresa haya alzado los valores en Bolsa si realmente está dando pérdidas y le está yendo tan mal o haya podido salir después de más de una década al mercado y de haber conseguido 150 millones de dólares a una tasa muy conveniente.
Pero hay más que dice este periodista: “La subida de YPF en Bolsa, es algo agridulce para Repsol; la antigua filial está demostrando que puede volar sola”. Esto lo dicen los españoles.
Dice: “La antigua filial del grupo español, ha superado ampliamente el valor que tenía al momento de la nacionalización y está rosando máximos históricos. Repsol también ha recuperado el valor que perdió”. Así que, yo creo que esto va a ser conveniente para todos nosotros. “YPF cotizaba ayer –se refiere al día de ayer- a 189 pesos argentinos por título frente a los 116 con los que acabó la jornada del 16 de abril de 2012 cuando decidimos la recuperación de la soberanía hidrocarburífera”. El artículo sigue siendo muy laudatorio de cómo se recuperó YPF.
Un español, un español que debía está sufriendo y realmente que sabemos cómo sufren hoy España por estrangulamiento de la deuda, los ajustes y lo que tanto nos tocó vivir a los argentinos.
Le voy a enviar este recorte al periodista porque, además, a lo mejor estoy segura que no lo leyó. Seguramente leyó algún otro editorial que le escribió alguien sin tener los datos. (APLAUSOS) Pero seguramente, el ingeniero Galuccio la semana que viene va a dar un pormenorizado informe para todos los argentinos de cuántos equipos están hoy trabajando en YPF y lo que hemos logrado recuperar. Que falta mucho, ¡y cómo no te va a faltar mucho, si se la llevaban toda y no te dejaban nada acá!
¡Cómo no nos va a falta mucho! Aerolíneas Argentinas, que lo único que encontramos fueron empleados y deudas porque no había ni aviones ni edificios ni nada.
Así, así recibió Néstor la Argentina en el año 2003. Y estar hoy aquí, en Bariloche, terminando el primer satélite geofísico comunicacional, que además, si no lo hubiéramos hecho, porque no es que se le ocurrió de locura, si no hacíamos esto, perdíamos las 2 órbitas espaciales que te tocan por país. No es que a uno se le ocurre lanzar un satélite y bum lo larga por cualquier lado; no, el espacio está asignado por convenciones internacionales y nosotros teníamos 2 órbitas espaciales, que son las que tenemos actualmente. Si no comenzábamos a hacer esto, las perdíamos, la Argentina se quedaba sin espacio, no político, sin espacio en serio, sin espacio arriba.
Y, entonces, hoy que estamos inaugurando esto, quiero decirles que además, solamente hay 2 países en América que están produciendo esto que inauguramos hoy: uno, es Argentina y, el otro, es Estados Unidos de Norteamérica. Yo comparo porque vieron que se pasan comparando, pero la verdad que yo me sentiría muy orgullosa también que hoy tuviera y me gustaría que también otros países hermanos de Latinoamérica pudieran tener las mismas oportunidades.
Y lo vamos a hacer, porque vamos a trabajar fuerte también con Brasil en el Tronador, como lo estamos haciendo, como lo acordamos con Lula y también lo vamos a hacer. Pero lo importante es saber, argentinos, lo que somos capaces de hacer y lo que estamos haciendo, no solamente con palabras, sino con realidades.
Hoy, estamos inaugurando este maravilloso satélite comunicacional, único realmente y también este banco de pruebas que además, también, es el más alto, me decía hoy uno de los chicos que me guiaba y donde están los escáners, bueno no soy científica, no me critiquen. ¿Por qué tan alto? “Si es el más alto –me dijo- ¿del mundo?” Me dijo el escáner, ¿vos dijiste? No seas mentiroso porque mañana te mato si…Porque mañana sabés los que te dije…vos ya sabés quiénes son los que te dije, ¿no?, dicen “dijo que era el más alto y mentira, hay uno que mide 2 centímetros más”. Él lo dijo, mírenlo, así que, que levante la mano, lo dijo él. (APLAUSOS)
La verdad y además, me explicó, porque yo pregunto todo, bueno, él me explicó todo, está ya a punto de ingresar el satélite dentro del banco de presión, que va a estar 45 días ahí sometido al vacío, al vacío que tiene el espacio, con distintas temperaturas y me explicaba, una vez adentro, lo van a ver en las imágenes, es como la hueveras estas que ponen en las radios para el tema del sonido y me explicaba también…sí, sí, parecen las hueveras de las radios, algunos que son pobres y las tienen en serio como en hueveras, yo he estado en alguna radio de esas en Santa Cruz, bueno, y acá tienen todo un sistema de conos especialmente diseñados con un material también diseñado por una compañía argentina, es también producción argentina, con una goma espuma parecía, pero no era una goma espuma, era una cosa mucho más especial, mucho más tecnológica, producida también en la Argentina.
Porque uno de los desafíos más grandes que tenemos, es que además, el alto valor agregado sea íntegramente nacional, que el desarrollo sea altamente industrial porque tenemos algunos cuellos de botella en otros sectores industriales donde al haber habido un algo grado de extranjerización en la economía, nos dejaron los segmentos para hacer en la Argentina de mayor valor agregado y para terminar el producto final, se imaginarán de qué industria estoy hablando, teníamos que estar importando las autopartes que son de mayor valor agregado. Por eso estamos con una política muy fuerte también de exigir a todos los sectores industriales de la República Argentina que inviertan en innovación tecnológica para que la cadena de valor permita tener mayor competitividad y seguir profundizando el modelo de desarrollo de reindustrialización del país.
Hoy, me siento muy contenta porque hemos dado un paso importantísimo. Esto que parecía increíble. Si uno lo piensa, en el año 2005, piqueteros, la deuda, los buitres, bueno, los buitres siguen, y todo. Y yo pienso que tal vez, cuando no nos apoyan de determinados lugares y de determinados países, tal vez no solamente sea como yo tal vez me imaginaba por la deuda o por el endeudamiento. Tal vez algunos no quieran que sucedan demasiadas cosas como esta que hemos inaugurado hoy en la República Argentina, porque nos convierte, obviamente, en competidores de alta tecnología que es lo que va a diferenciarnos en el futuro.
Si nosotros le agregamos además, lo que somos en materia agroalimentaria, donde estamos con grados de competitividad de excelencia y agregamos las posibilidades que tenemos energéticas, donde hemos tenido la suerte de que se descubriera el segundo yacimiento de gas no convencional acá en la provincia de la Vicegobernadora, el segundo más importante del mundo, no voy a decir quién, pero una vez, un señor muy, muy importante que se sentó conmigo en una reunión, me dijo: “Buenas tardes”. “Qué tal, cómo le va”, le dije y después me dijo: “Ustedes tienen el segundo yacimiento más importante de gas de todo el mundo”. La verdad que me impresionó.
Por eso digo que estemos todos muy atentos, muy atentos porque realmente a veces uno piensa y no es que uno tenga visones conspirativas ni mucho menos, pero uno que es solamente tal vez por la deuda o por el dinero. Yo creo que es un combo perfecto el que muchas veces quieren hacer, quieren volver a esa Argentina de mano de obra barata, de alto endeudamiento. ¿Te imaginás? Con mano de obra barata, no hay científico que te aguante, se van a otro lado porque le pagan mucho mejor, es lógico, son pocos a los que se les da por hacer artesanías, la mayoría se va, sobre todo, si son jóvenes. Si además no tenés recursos, de dónde sacás la plata para hacer este edificio, este centro de prueba, este banco de prueba que hemos hecho de satélites, de dónde sacás la plata para hacer los satélites, los contratos que firmamos con INVAP, cómo INVAP pasó de 30 millones de dólares de facturar a 200 millones de dólares.
Entonces, todas estas cosas juntas, potencia alimentaria, recursos energéticos, recursos hídricos, recursos humanos altamente calificados y reconocidos en todo el mundo, desarrollo nuclear y además, ¿saben qué?, dirigentes que estamos dispuestos a plantarnos frente a quién sea para defender los intereses de los argentinos, porque lo vamos a seguir haciendo en todos los foros todo el tiempo.
Y para finalizar, la verdad que no me gustaría tener que comparar a este periodista español con un periodista argentino. Porque la verdad que a mí me encantaría por ahí que, bueno, no se puede vivir en un mundo en el cual todos estén de acuerdo con todos, pero que no mientan, que no digan cosas en contra del país. Porque creen que tal vez con eso lo hacen contra el Gobierno, con la presidenta Kirchner, no sé, contra el Frente para la Victoria, no sé contra quién, están tentando contra su país.
Yo cuando veo gente que tiene el sagrado deber y la vocación honrosa de informar a la opinión pública y lo hace en contra de los intereses de su país, informando cosas que no son, más que rabia o enojo me da un inmenso dolor, porque no saben cuánto mejor nos iría, no si dijeran que soy rubia y alta y de ojos celestes, no me interesa que hablen de mí, es más, si quieren mañana no pongan mi foto, lo único que les pido es que mañana pongan las fotos de todos estos pibes al lado de los radares en el centro innovación y digan que esto se hace en Argentina. Si no quieren decir que lo hicimos desde el Gobierno con ARSAT y con INVAP, que no lo digan, pero que se lo muestren al resto de los argentinos, porque los argentinos merecen saber que hay jóvenes talentosos, que hay hombres y mujeres que quieren a su país, que además están asesorados por hombres grandes que han visto mejores tiempos en la Argentina y que quieren transferir sus conocimientos y su experiencia a estos jóvenes.
Por ellos, no por nosotros, por ellos es que estoy peleando tanto, porque quiero más ingenieros, más estudiantes en el Balseiro, más científicos, más satélites, más radares, más ciencia, más tecnología, más Argentina para todos y para todas.
Muchas gracias Bariloche, gracias Chubut, gracias Neuquén, muchas gracias a todos, gracias chicos acá del INVAP, de la CONAE, del Balseiro, a todos nuestros científicos, gracias por el aguante que hicieron durante la década que se perdió, vamos por esta década y otra década más para la ciencia y la tecnología.
Gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta dio comienzo a las pruebas del satélite ArSat-1 en Bariloche

28sep13 BRC 270913bariloche01
Viernes, 27 de Septiembre de 2013
La Presidenta dio comienzo a las pruebas del satélite ArSat-1 en Bariloche

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner visitó hoy la sede de Invap en Bariloche donde lanzará el plan nacional integral “Argentina Aeroespacial” y el centro de ensayos de alta tecnología, donde se están desarrollando dos satélites, uno de telecomunicaciones y otro de observación. “Estamos inaugurando soberanía, además de tecnología”, afirmó la Jefa de Estado. Además, inauguró obras, mediante videoconferencias, en las localidades de Vedia y Balcarce. Y anunció la construcción de dos gasoductos en la zona cordillerana del norte patagónico.
La presidenta Cristina Fernández visitó hoy la sede de Invap en San Carlos de Bariloche para llevar a cabo, en el marco del lanzamiento del Plan Nacional Integral, “Argentina Aeroespacial”, la inauguración oficial del Centro de Ensayos de Alta Tecnología (Ceatsa) y dio comienzo a las pruebas del ArSat-1, previo a su lanzamiento.
La Jefa de Estado aseguró que “hoy es un día perfecto”. Destacó la inauguración de una escuela técnica en Vedia, “una obra importante de más de 10 millones de pesos, viene con este plan de escuelas, que ya superamos las 1800”. Sostuvo que la Argentina era “un país que destinaba muy poco a la educación y que hoy dedica 6,50% de PBI. Por eso hay Conicet, escuelas, universidades en todas partes”. Afirmó que “estamos contribuyendo que en Vedia haya técnicos, para agregar valor a cada uno de nuestros productos. Y poner innovación y tecnología, que es lo que nos va a ayudar a dar mayor competitividad”.
Asimismo, destacó las obras de circunvalación en la ciudad de Balcarce, con una inversión de más de 30 millones de pesos. Señaló que la vía “evita que los camiones ingresen a la ciudad y que los productores vayan directamente al puerto de Quequén”.
También, la Primera Mandataria anunció “dos obras importantes para los patagónicos”, como los dos gasoductos que llegarán a la zona cordillerana del norte patagónico, con una inversión de 390 millones de pesos. Señaló que las obras permitirán que “266 mil habitantes de nuestra Patagonia tengan gas”, en localidades de Chubut, Río Negro y Neuquén.
Cristina Fernández admitió que “el gas viene de la Patagonia y todavía hay patagónicos que no tienen gas”. Indicó que esta situación tiene que ver con un país “que fue construido de forma radial, todo iba hacia el centro”.
Aseguró que la inversión tendrá “altísimo impacto económico en una industria sin chimeneas, como es el turismo, incremento de la actividad económica”. Reconoció “lo difícil que era para los patagónicos que era que hicieran estas inversiones”.
La Presidenta explicó que “son 391 millones de pesos, que invertimos en 266 mil personas. Para los que en la cabeza tienen un container de votos en lugar de un container de soberanía, preferían poner esa plata en otros lugares”. Sostuvo que ello “pasa por no conocer el país ni conocer el mundo, donde no basta para que un país sea desarrollado tener dos o tres centros poblados”. “Todos, hasta el último pueblo es importante para su gobierno, y eso es lo que hace a la soberanía”, remarcó.
INVAP, orgullo argentino
“Estamos en un lugar muy especial, que es el INVAP, un orgullo para los argentinos”, dijo la Presidenta, quien además recordó que en 2003 este instituto tenía una facturación de 30 millones de pesos, y hoy se eleva a 200 millones de dólares. “Esto es resultado de las políticas económicas del Gobierno nacional”, señaló.
Por otra parte, recordó que en julio de 2005 el ex presidente Néstor Kirchner propulsó la creación de la empresa de satélites ARSAT. “Era un hombre absolutamente jugado por la ciencia de su país, porque sabía que allí estaba el futuro”, aseveró. Memoró además que de no haber tomado esa decisión, la Argentina hubiera perdido las dos órbitas satelitales otorgadas por convenios internacionales. Y agregó que ya está listo el primer satélite de construcción nacional, está en construcción el número 2 y se ha firmado el convenio para la construcción del número 3.
También destacó que se inauguró el primer banco de pruebas de satélites nacional, por lo cual no deberán enviarse los satélites para sus chequeos a Brasil o Francia, como ocurría hasta hoy. Este banco cuenta con capacidad para recrear las condiciones que atraviesa un satélite durante el lanzamiento, y en el espacio exterior. “Queremos ser proveedores de esta tecnología” a nivel mundial, anticipó la Mandataria.
Por ese motivo, solicitó a los medios “que le muestren a los argentinos lo que hoy hemos inaugurado” y no se detengan en detalles tales como su vestimenta.
Señaló también que en su momento la Argentina había alcanzado un gran desarrollo científico, representado, entre otras cosas, por la construcción del misil Cóndor por parte del Ejército Argentino en la provincia de Córdoba, y recordó que presiones internacionales obligaron a desmantelar ese proyecto. “No era el arma de guerra lo que molestaba, sino que alcazáramos un alto grado de desarrollo científico”, expresó la Jefa de Estado.
Por eso, sostuvo que “lo que hoy estamos inaugurando aquí es soberanía, además de alta tecnología”. Y agregó: “Me siento muy orgullosa de poder ser la presidenta de la renovación tecnológica argentina”
La riqueza de la Argentina
La Presidenta comentó el caso de un periodista radial quien aseguraba que “YPF estatizada era menos eficiente que la privatizada, que se producía menos gas, menos petróleo”. Sostuvo que “el gas que nos falta es el gas que se vendió en la década del 90 a la hermana república de Chile, a precios irrisorios”. “Acá durante la década del 90, tan añorada por algunos, vendían el gas argentino por 2 dólares. Y en Santiago lo vendían a los empresarios o a las familias a 29 dólares”, enfatizó.
Al respecto, leyó una nota de un diario español que remarcaba que “YPF rompe el record en bolsa al año y medio de expropiarse”. En ese sentido, señaló que las acciones de la petrolera cotizaban a 189 pesos ayer, a contramano de los 116 pesos del momento de su recuperación. La Jefa de Estado consideró que es “raro que una empresa rompa record en Bolsa si está dando pérdida”.
La Primera Mandataria reconoció que “nos falta mucho”, pero se preguntó “cómo no nos va a faltar mucho si se la llevaban toda y no dejaban nada acá”. Afirmó que “así recibió Néstor la Argentina en 2003”, al tiempo que destacó el hecho de estar hoy en Bariloche, “inaugurando el primer satélite geoestacional”.
Remarcó que “solamente hay dos países en América que están produciendo esto: uno es Argentina y otro es Estados Unidos”. Afirmó que “lo importante es saber lo que somos capaces de hacer, y lo que estamos haciendo. No solamente con palabras, sino también con acciones”.
Cristina Fernández sostuvo que “cuando no nos apoyan desde algunos países, tal vez no sea por la deuda: tal vez algunos no quieran que pasen cosas como las que inauguramos hoy en la Argentina, porque nos convierte en competencia tecnológica”. Remarcó que a ello debe agregarse “la potencialidad que tenemos en materia agroalimentaria” y la ecuación energética, “donde tenemos el segundo yacimiento de petróleo no convencional del mundo”.
Aseguró que “es un combo perfecto el que quieren hacer: quieren volver a esa Argentina de endeudamiento, de mano de obra barata. Si hay mano de obra barata, los científicos se van”. Y remarcó que se deben unir “todas estas cosas juntas: riqueza agroalimentaria, riqueza energética, recursos hídricos, recursos humanos altamente calificados y dirigentes que están decididos a defender los derechos de todos los argentinos”.
Por todo ello, la Presidenta admitió que “no se puede vivir en un país donde estén todos de acuerdo”, pero pidió que “no mientan”. Afirmó que al mentir, algunos periodistas “están atentado contra su país. Cuando veo gente que tiene la vocación honrosa de informar a la sociedad, y lo hacen contra el país, me da dolor”.
Respecto a la inauguración en el INVAP, solicitó a los medios de comunicación: “Si quieren mañan no pongan mi foto, pongan la foto de todos estos pibes, junto a los radares. Y digan que esto se hace en Argentina”. “Los argentinos merecen saber que hay jóvenes talentosos, que hay hombres y mujeres que aman al país”, remarcó. “Por eso estoy peleando, porque quiero más ingenieros, más estudiantes en el Balseiro, mas radares, mas tecnología, mas Argentina para todos y todas”, concluyó.
Antes del acto, la Jefa de Estado realizó una visita guiada, que comenzó en la Sala de Integración Satelital de Invap donde actualmente se están desarrollando el satélite de telecomunicaciones ArSat-2 y el satélite de observación de la Tierra Saocom 1A, ambos en etapa de integración.
Luego la Presidenta inauguró el Centro de Ensayos de Alta Tecnología S.A. (Ceatsa S.A.), conformada en el año 2010, producto de un acuerdo entre ArSart S.A. e Invap S.E., con el objetivo de satisfacer las necesidades de la industria nacional al complementar los procesos productivos.
Videoconferencias
Durante el acto, la Mandataria tomó contacto con la localidad de Vedia, provincia de Buenos Aires, donde se inauguró la escuela técnica N° 1 con la presencia del ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien anunció que en los últimos diez años ya se inauguraron más de 1700 escuelas. Por su parte, el intendente de Vedia, Alberto Conocchiari, señaló que “sabemos que cada cosa que se hace honra la memoria y la vida de Néstor Kirchner y de todos los que lucharon por un país mejor”.
Luego se contactó con la localidad de Balcarse, donde se inauguró la pavimentación de la Avenida Circunvalación, de esa ciudad. Allí el intendente, José Enrique Echeverría, sostuvo que la obra representa “un orgullo” para el pueblo, dado que esta avenida une a la ciudad con la ruta provincia 226, el corredor productivo que permite trasladar los granos al puerto de Quequén.

ARGENTINA Inauguración de obras complementarias de Yacyretá, en Misiones: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de obras complementarias de Yacyretá, en Misiones: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LAS OBRAS COMPLEMENTARIAS, EJECUTADAS POR LA ENTIDAD BINACIONAL YACYRETÁ, EN POSADAS, PROVINCIA DE MISIONES.
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Misiones; autoridades de la Entidad Binacional de Yacyretá; también sé que hay un representante del Presidente, recién asumido de la hermana República del Paraguay, Horacio Cartés, a quien también le damos la bienvenida y las gracias por estar acompañándonos hoy, en este momento. También quiero dirigirme a todos y cada uno de los vecinos que están en Candelaria, en Garupá, en Posadas, los que estamos aquí, quienes están en sus casas, quienes están afuera, de acá se divisan las aguas de este hermoso complejo: yo decía – así cuando miraba toda las obras maravillosas que encaró la Entidad Binacional de Yacyretá – y que permitieron hacer, lo que Mauri ha definido, como la costanera más hermosa del país, con playas, más de 1.300 obras en la provincia de Misiones y también muchas más en la hermana República del Paraguay, que también ha mejorado su calidad de vida, a partir de estas inversiones. (APLAUSOS).
Y yo me acuerdo también de otra Misiones, como me acuerdo de otra Argentina, pero digo miraba también este hermoso lugar, este hermoso complejo y estuve también, me acuerdo cuando se inauguró la Sala de Lírica, con un baile, las naves nuevas que están haciendo. Y me acuerdo que cuando recién empezaba el gobierno y veníamos a Misiones me moría de calor porque no estábamos en ningún lugar donde pudiéramos tener aire acondicionado, como estamos acá, y este lugar, en el que estamos sentados acá – como esa Sala de Lírica – como todas las obras que enumeró Mauri, desde la Ruta 14, todas las innumerables obras: viviendas, escuelas, la TDA, que acabo de entregar, ese pequeño aparato que permite a tantísima gente conectarse con el resto de su país; las netbooks que entregamos a cada uno de nuestros alumnos de las escuelas secundarias públicas. Lo que vos decías Mauri, el interconectado, tenían acá la obra más importante de energía de la República Argentina y no estaban interconectados. ¿Querés que te diga algo? A nosotros, los santacruceños, nos pasaba algo parecido: la Patagonia generadora tal vez de otro tipo de energía, como es el petróleo y el gas, que daba energía… todavía le falta el gas a Misiones, a Corrientes, a Formosa.
Vos sabés que Capital Federal tenía gas, desde hacía décadas, y el gas recién llegó allá por los setenta recién al lugar de donde salía el gas. Esta es la Argentina desigual, inequitativa, injusta, de una Argentina profunda que daba todos los recursos que tenía y no recibía nada a cambio. Al contrario, sus hijos y sus hijas tenían que emigrar para buscar mejores oportunidades de trabajo.
Hace pocos días tuve la inmensa alegría de que mi provincia Santa Cruz, Río Gallegos se interconectara al Sistema Integrado Eléctrico Nacional, la Patagonia integrada al resto del país, como Misiones. (APLAUSOS). Y también, hace pocos días, adjudicar la obra de represa hidroeléctrica, que luego de Yacyretá, que es binacional, será la obra hidroeléctrica más importante de la Argentina. Y digo Argentina porque va a ser una obra hidroeléctrica sobre el Río Santa Cruz y este es enteramente argentino, 1.742 megavatios que vamos a integrar, como lo hace también Yacyretá en sus varias líneas, al haber alcanzado la cota máxima 83 metros por encima del nivel del mar, que pudimos – finalmente – inaugurar, el 25 de febrero de 2001. Ese día él que reinició esta obra de Yacyretá, que estaba paralizada, que había sido calificada como el monumento a la corrupción y que no había cumplido con ninguna de las metas que se había comprometido, él que reinició también Atucha II. ¿Qué cosa? Las dos obras pensadas y diseñadas por Perón, y terminadas por él. (APLAUSOS). La verdad que me siento muy orgullosa, no solamente como argentina y como militante, sino de haber sido su compañera también.
Y esta obra, que vamos a empezar también, sobre un río que tiene un caudal permanente todo el año, porque a diferencia de otros ríos, que dependen del régimen de lluvias, de cuántas lluvias cayeron, como el Río Santa Cruz tiene su origen en los hielos continentales es un río que tiene un caudal permanente durante los 365 días del año. Entonces, durante los 365 días del año vamos a tener esos 1.742 megavatios. Pero hubiera sido imposible hacer esta obra, si no hacíamos el tendido de la línea de 500. En esta década hemos construido más de 5.000 kilómetros de tendido de líneas de alta tensión de 500 a lo largo y a lo ancho del país; de esa Argentina unitaria, de esa Argentina contra la cual peleó Andresito y Artigas. Y que no se enojen los uruguayos, el otro día me decían que me quería adueñar de Artigas. ¡Por Dios! Artigas es de todos los latinoamericanos, como Andresito también es de todos. (APLAUSOS).
Y digo de esa Argentina unitaria y radial, donde todo convergía hacía la Capital Federal, pero no solamente en materia energética, sino también en materia turística, que tenías para poder ir desde Calafate hasta Bariloche que tomar un avión en Calafate – después de que hicimos el aeropuerto, cuando él era Gobernador, porque antes tampoco había aeropuerto – te tenías que ir a Buenos Aires y de ahí irte a Bariloche, ahora te vas de Calafate a Bariloche, y de Calafate hasta Ushuaia y entonces esa Argentina unitaria en materia turística, en materia energética a partir de estos tendidos de líneas que hemos hecho de interconectado, hemos hecho lo que denominamos el anillado energético federal, conectando federalmente a la República Argentina y Misiones es también el testigo de ello.
Diez provincias argentinas se han conectado, en estos diez años, en esta década ganada también en materia energética. (APLAUSOS). Obras, escuelas, netbooks y también recursos para las provincias. Porque yo me acuerdo lo que recibía la provincia de Santa Cruz, en materia de coparticipación, era automática sí, pero que era muy poca, porque en la Argentina no había actividad económica. Y cuando no hay actividad económica no se genera recaudación impositiva, y cuando no tenés recaudación impositiva las provincias no reciben nada, ni por coparticipación, ni por las transferencias que tiene ese bendito presupuesto, que no es el presupuesto de Cristina Kirchner, ni de Mauri Closs, yo me permito una corrección Mauri, ni vos ni yo necesitamos el presupuesto, los que necesitan el presupuesto es la Argentina y Misiones, es otra cosa totalmente diferente. (APLAUSOS).
Vos Mauri si no se aprueba el presupuesto seguís viviendo igual, yo también, pero seguramente que a muchos otros argentinos si no se aprueban estos instrumentos le va a faltar los recursos para terminar la casa, para completar la Ruta 14, le van a faltar para el agua potable, para la toma de agua que necesita también Candelaria y que recién estábamos hablando. A ver si entienden de una buena vez los militantes de los otros partidos, con todo respeto y cariño, que los recursos que maneja el Estado son para el pueblo y del pueblo. (APLAUSOS). Para el pueblo y del pueblo, que no les pedimos el quórum en una Cámara. Miren yo he sido Diputada opositora de mi propio partido, y saben ni me conocen. He tenido diferencias, durante la década de los 90, porque sostenía que esas políticas… bueno, desgraciadamente terminaron como terminaron. Pero resté mi ausencia cuando quisieron hacer la flexibilización laboral, pero jamás para que no se apruebe un presupuesto, porque sabía que el presupuesto lo necesitan los argentinos, aún cuando no estuviera de acuerdo con algunas cosas o con algunas políticas, que estaban en ese presupuesto.
Es hora de que aprendamos cada uno de los argentinos, cualquiera sea la posición y el derecho que tenemos cada uno de pensar diferente, y lo bueno que es. Aquí hay cosas sobre las cuales no podemos seguir discutiendo y teniendo diferencias, hay cosas en las que tenemos la obligación – como ciudadanos – de ponernos de acuerdo porque – lo voy a decir con todas las letras – quienes tenemos la suerte de ocupar magistraturas nacionales, o provinciales, o ocupar bancas, ya sea en el Senado, o en la Cámara de Diputados de la Nación, o en las cámaras provinciales no tenemos las necesidades que tienen otros argentinos. Entonces, en nombre de esos argentinos que tal vez nunca tengan una banca, que tal vez nunca sean gobernador, intendente, concejal, diputado o presidente, en honor a ellos y por ellos es que tenemos la obligación de deponer diferencias y saber que a la hora de aprobar medidas, que son beneficiosas para el pueblo no podemos estar ausentes ni oponernos. Hay otros momentos para oponerse, para discutir y para debatir. (APLAUSOS).
Cuando hoy, por la mañana, serían las siete o siete y pico recibí el e-mail y del señor presidente de la Cámara, Julián Domínguez, Diputado por la provincia de Buenos Aires, informándome que teníamos presupuesto, que se habían aprobado las leyes que necesita la Nación, sé que terminaron muy tarde, así que les agradezco, se deben haber dormido alguna siesta para recuperarse. Y luego escuché de algunos medios tratar de demonizar a algunos legisladores, que sin ser oficialistas, habían colaborado dando quórum o votando. Yo les pido a todos los miembros de los distintos partidos políticos, sean de derecha, de izquierda, del centro, de abajo, que no los conduzcan desde los medios, que los conduzcan su propia direcciones políticas en los partidos, que cuando los habitantes, cuando los ciudadanos de un país, de una provincia, de un municipio colocan un voto no están votando ni al dueño de la radio, ni del medio, ni de la televisión, están votando a vos, hermano, para que vos lo representes y tomes las decisiones que tenés que tomar. (APLAUSOS).
¿Sabés qué? Fui legisladora desde año 1989 provincial, hasta el 95 nacional, y desde el 95 hasta que fui presidenta, en el 2007 y un minuto más de radio, diez minutos de televisión, cinco centímetros o cuatro menciones en el diario no te van a hacer entrar en la historia, olvídate, no se va a acordar nadie de vos si no sos capaz de incorporarte a un proyecto, que transforme los destinos del país y haga vivir a millones de argentinos.
Yo les pido…yo sé que las luces o los flashes muchas veces de las cámaras fotográficas o los micrófonos, te hacen sentirte casi una estrella de cine. Lamento notificarte que no es así, lamento notificarte que la mayoría de los argentinos que viven eternamente en el recuerdo del pueblo, desde Andresito, pasando por San Martín, por Belgrano, por Evita, por Perón, por Hipólito Yrigoyen y por tantísimos otros, es más, y por él, sí, por él también, no lo nombro para no ponerme a llorar nada más, pero todos ellos, fueron denostados, atacados, demonizados, descalificados y agraviados. Seguramente, muchos de los que participaban de esos agravios y de esas descalificaciones en esos discursos largos…Viste que hay una sensación. Yo me acuerdo que veía muchos compañeros y compañeras y opositores hablar en el recinto y pensaban que hablaban para la posteridad. Y yo decía “si no se te va a acordar nadie, si solamente se van a acordar…”. Y no para burlarme, no, no. Solamente entrás en la historia cuando entrás de la mano del pueblo y de los grandes líderes que han podido transformar la Argentina, en la lucha de la emancipación, cuando nos tocaron las guerras de la independencia y en la segunda emancipación que es esta independencia económica que se logró y que comenzó en los años 50 cuando empezamos a industrializar el país.
Necesitamos producir más y mejor energía, porque necesitamos industrializar más el país, porque necesitamos sustituir más importaciones, porque la única manera de generar más y mejor trabajo mejor remunerado y más calificado, es generar industria.
Por eso necesitamos que todos estos maravillosos productos naturales que tenemos en el país, sean industrializados en sus propios lugares de origen, en sus propias fuentes para que haya trabajo para todos, buen trabajo para todos.
Por eso hoy estábamos entregando estas sumas del ministerio de Agricultura y Ganadería para los tabacaleros, también para todo lo que es la protección forestal, millones y millones de pesos que están también en ese Presupuesto que afortunadamente, menos de la mitad de la Cámara de Diputados no votó.
Pero, ¡qué lindo que hubiera sido que la totalidad de la Cámara de Diputados hubiera apoyado y aprobado ese proyecto que era parte de estos recursos que traemos hoy y de estas obras que estamos haciendo hoy para todos los misioneros!
Y también, hablar de este Fondo del Tabaco que Néstor logró, luego de muchas conversaciones con los productores de tabaco, independizarlo, porque antes estaba en el Presupuesto y luego lo sacamos del Presupuesto y se ajusta también.
Hace pocos días, un mes, un mes aparte más o menos, estuve en Salta inaugurando un gasoducto que habían construido con los fondos del tabaco, fondos del tabaco que aquí tengo los números también como han crecido en la provincia de Misiones, que han crecido entre el primer semestre del 2012 a primer semestre del 2013, un 192,49 por ciento, de 87 millones a 254 millones de pesos.
Y así podemos enumerar el crecimiento de la producción agrícola en todo el país. Lo estábamos hablando hoy cuando veníamos con el ministro de Agricultura y Ganadería de que allá, por el año 2003, ¿no, Norberto?, ocupábamos en el mundo el 11 lugar en productores de leche; hoy vamos a batir, este año vamos a batir récord y con el récord del año 2011, ya estamos en el séptimo lugar del mundo como productores de leche y este año vamos a llegar a los 11.800 millones de litros de leche.
En carne porcina, que éramos incipientes y todavía somos incipientes…Ustedes saben que la carne de cerdo es la que más se come en el mundo. Hemos crecido un 22,26 por ciento en toneladas y en avícolas, un 23 por ciento; en pescado, un 17 por ciento; han crecido nuestras divisas también por exportaciones, menos que las toneladas, porque también tenemos que notificarnos que en el mundo han caído los precios pese a que, como yo decía ayer…Vieron que los noticieros, no sé cómo será aquí en Misiones, pero allá los noticieros muestran solamente…malísimos, bueno, no sé, lo dicen ellos, los noticieros solamente muestran el país. Es como si el país fuera un satélite o un planeta donde no existiera nada más que la Argentina.
Vos vas a cualquier parte del mundo y ves que todos los noticieros que pasan cada una hora, tienen un 30 o un 40 por ciento dedicado a la situación internacional. ¿Sabés por qué no te muestran en la Argentina lo que pasa en el mundo? Para que no enteres el país maravilloso en el que estás viviendo y en el que estamos contribuyendo todos con el esfuerzo a seguir creciendo.
Y yo decía…Y los chicos, los jóvenes, lo que hemos logrado también en esta década maravillosa. El otro día, voy a contarles una confidencia, nos visitaba Rafael Correa, el presidente de Ecuador, que vino a un encuentro internacional de Scouts, de Boy Scouts, parece ser que era Boy Scout cuando era joven. Y yo le digo, “Rafa –porque vieron que anda con esas camisas típicamente ecuatorianas con la guarda indígena y esa noche, no, vino de camisa y corbata muy ceremonioso que tenía la insignia de los Boy Scout- entonces le pregunto, Rafa, qué haces con…”. “Es que yo soy Boy Scout”.
Él después me contó que está impulsando mucho el movimiento para que los jóvenes se incorporen a los Boy Scouts y la verdad que yo me sentí tan orgullosa de haber logrado, de haber logrado entre todos que miles y miles de jóvenes volvieran a considerar la política como un instrumento desde la escuela secundaria, desde la universidad y desde los movimientos sociales, desde los movimiento religiosos, volver a considerar la política como un importante instrumento de cambio.
Porque, ¿saben qué? Cada joven, cada joven que vuelve a creer que es posible transformar el mundo, cada joven que vuelve a tener la utopía que con su solidaridad, con su trabajo junto a otro hermano, en un barrio, en una sociedad cultural, en la universidad, en el secundario, cuando ese joven se convence que puede transformar, le hemos arrebatado un joven a no sé qué cosas que andan por ahí llevándose jóvenes por malos caminos.
Cada joven que recuperamos para la política es un joven que le ganamos a las cosas malas que suceden todos los días en el mundo. Y eso es bueno, es muy bueno y tenemos que estar contentos en esta lucha que tenemos que dar con todos los instrumentos y con todas las armas.
¡Por Dios!, con las armas buenas, las otras armas las quemamos y las decomisamos, sino mañana ya me titular “Cristina convocó a los jóvenes a las armas”. Nada, por Dios, y sí, tenés que estar cuidándote de cada palabra, de cada palabra que decís o hasta de cada ropa que te ponés también, porque también con eso se meten, hasta con la ropa. Pero hoy me vine de vestidito, ¿saben por qué? Me vine de vestidito porque sabía que iba a estar en un lugar muy elegante. Entonces…A Bariloche mañana de calzas, le guste a quién le guste, olvídense. Pero acá como sabía que iba a estar en un lugar paquete y elegante, venía a la Tierra Colorada, digo “vamos a la Tierra Colorada elegante y de vestido para con todos los misioneros”. En el Sur andamos siempre de botas, de borcegos y de pantalones porque, bueno, porque es la vestimenta más adecuada para la Patagonia con es clima para algunos hostil, para nosotros entrañable, como para ustedes entrañable la tierra colorada, el calor, esas noches maravillosas como las que viviera Andresito cuando fuimos a hacer un acto maravilloso. Y para nosotros los sureños, el viento, el frío que nos hace sentir vivos y que también nos hace ser un poco más duros para aguantar lo qué venga.
Y bueno, acá estamos trabajando. Hoy también hemos entregado un importante subsidio a través de la Resolución 1.425, creo que es, jugale a la Quiniela Mauri a ver si sale, fijate, 1.425, estamos entregando 30 millones para equipamiento del hospital que me dice Mauri que vamos a inaugurar en marzo. Así que, en marzo, con calor y todo, me vengo acá, me vendré con solerito pero me vendré acá a inaugurar el hospital.
Entonces, quiero decirles y ustedes lo saben, tal vez no lo recuerden los más jóvenes tan jovencitos que recién les entregaba las netbooks, les preguntaba las edades a cada uno de ellos. Uno me decía 15, 16, 17, 14 y yo pensaba estos pibitos tenían 7, 6 años cuando Néstor llegó al gobierno allá en el 2003. ¡Qué país tan distinto que teníamos!
Cuando el otro día hablaba en Naciones Unidas y podía decir que la Argentina era un modelo en materia de respeto a los Derechos Humanos, en materia de adhesión a los grandes convenios internacionales, como la Corte Penal de Roma, que juzga los crímenes de guerra, o a la Convención que condena el uso de armas químicas o a nosotros que somos expertos en materia nuclear. Mañana me voy al INVAP a inaugurar el primer banco donde vamos…ya no vamos a tener que llevar más nuestros radares a Brasil para probarlos. Terminamos los radares…mañana inauguramos la terminación del satélite y tenemos nuestro propio banco en el INVAP para poder tratarlo. Ya no más a Brasil para probarlos, los probamos en los bancos del INVAP hechos en la Argentina y que son orgullos.
Y pensaba, porque, ¡cómo han cambiado las cosas! Porque es innegable, solamente alguien que no quiera ver, alguien que es necio, puede ver el increíble cambio que se ha operado en el República Argentina.
Les decía el orgullo que sentía cuando hablaba frente a esa Asamblea sin doble discurso, sin doble estándar, diciendo y con orgullo que la Argentina es un país respetuoso de los Derechos Humanos, que hemos firmado todos los tratados, de no proliferación nuclear, contra las armas químicas, contra la desaparición forzada de personas. No hay tratado que no tenga que ver con los Derechos Humanos ni con la preservación de la vida, que la Argentina no haya tenido parte en su tratamiento, haya sido parte fundante o haya sido su firmante.
¡Saben qué orgullo es vivir en un país donde nadie te puede acusar ni llevar sobre tu conciencia el peso de que por la acción de un gobierno tenés muertos o gente inválida!
Por eso, cuando recién miraba a la hermana de uno de nuestros héroes de Malvinas, hundido en el Belgrano, fuera de la zona de exclusión, también con ellos, ayer en el acto que hacíamos de PRO.CRE.AR , un combatiente de Malvinas me regaló su identificación. Me dijo: “Gracias por lo que dijo ayer en Naciones Unidas” y me regaló la identificación que él había tenido durante la guerra. Seguramente era algo muy querido para él y fue un gran honor para mí que pudiera regalarme eso.
Y quiero decirles que siento un inmenso honor y un inmenso orgullo de ser Presidenta de este país. Siento también…Porque en realidad, cuando a uno lo eligen presidente, tiene una deuda eterna con el país, porque qué honor más grande, ¿no?, que tus compatriotas te elijan para conducir los destinos del país. Y doble honor cuando, luego de haber sido electa una vez te elijen por senda vez. Por eso, mi deuda para con los argentinos es para siempre de agradecimiento, de haberme dispensado el honor de haber sido 2 veces su presidenta y de haber podido lograr en esta década junto a él, sin él, sin él, sin él hubiera sido imposible nada.
Yo recordaba, porque es como que se me vienen cosas a la memoria, y me acordaba, mirando el otro día los problemas que tienen otros países hermanos de la región, que han firmado tratados de libre comercio y hoy tienen a su campesinado mal, veía un país hermano que durante muchos días tuvo las rutas tomadas y cortadas porque no podían colocar sus productos, y me acordaba de aquel hombre, de aquel hombre que en el año 2005 en Mar del Plata, en la Cumbre de las Américas, le dijo que no al ALCA. Y yo me imaginaba y pensaba y les pido a todos los argentinos, ¿qué hubiera pasado si no hubiera estado alguien como él, con su coraje, con su valentía y con su patriotismo? Porque había que pararse frente a ese señor tan poderoso del Norte que recién acababa de ser electo para decirle “no” y además, pedir que nadie nos patotee. Había que pedirlo, había que tener las cosas y los atributos que tiene que tener un hombre para pararse de esa manera.
Y la verdad, le decía a un periodista hace unas horas, si se imaginaba algún otro en este país capaz de hacer eso en ese momento. Se quedó mudo mirándome y no pudo contestarme nada. Pero yo soy mujer, las mujeres somos distintas.
Pero quiero acordarme de estas cosas porque además de los instrumentos, porque además de la gestión, están los hitos fundantes de esta década. Y ese fue un hito fundante.
No tengan dudas, yo no sé qué hubiera pasado si hubiera estado otro, si hubieran estado los que hicieron el blindaje o el megacanje y otras tantísimas cosas más, si no hubiera estado él para pararse también frente al Fondo y cancelar la deuda para que nunca más las políticas económicas nos fueran impuestas desde afuera, sino que fuéramos nosotros, nosotros los argentinos, a través del voto depositado en un presidente o en una presidenta los que decidiéramos las políticas que teníamos que llevar adelante.
Alguien me decía el otro día, un colaborador mío, nunca lo había advertido, no al colaborador, sino…a lo que decía, y me decía: “Vos Cristina te diste cuenta que vos y Néstor hicieron todo esto con un poder y medio”. “Cómo con un poder y medio”, le digo yo. “Claro –me dice-, el Poder Ejecutivo y la mitad del Legislativo, cuando tenías suerte, porque la otra mitad se te oponía y cuando era un poco más no te aprobaba las cosas y muchas veces totalmente a contramano del tercer poder que a través de medidas cautelares o cosas te impide hacer tal otra o te obliga a hacer otras cosas que perjudican por allí al país”. Sin generalizar, porque hay de todo en la viña del Señor. Pero así se visualiza muchas veces.
Y la verdad que yo digo, la pucha, cuántas cosas…hicimos estas cosas con todas estas dificultades, con todos estos obstáculos, si hemos podido seguir creciendo con un mundo que se derrumba, aunque quiera ocultarlo desde los medios de comunicación, pero quién no tiene un pariente en España, quién no conoce lo que pasa en Grecia, en Portugal, en Europa, en alguna nación hermana de la América del Sur, quién no conoce, quién no sabe.
Entonces digo yo, si hiciéramos la prueba, la prueba nada más, de unirnos un poco más, de poner un hombro más, cuántas cosas más podríamos hacer. Estoy segura que muchas más.
Yo les pido a todos, a todos y cada uno de los argentinos, que no piense en la cara de la Presidenta o en el partido de la Presidenta o en el color de la Presidenta, yo estoy…60 años, abuela, más allá, gracias, pero eso también se va a ir con el tiempo, quedate tranquilo, eso también con el tiempo se va, quedate tranquilo, ¿sabés lo único que queda? Lo que hiciste o lo que no supiste hacer o no dejaste hacer a los demás para tener un país mejor que mereciera que nuestros hijos y que nuestros nietos tuvieran el orgullo de decir “esto lo hizo mi padre, esto lo hizo mi abuelo, aquí estuvo mi hermano, aquí estuvo mi mujer, aquí estuvieron mis hijos para transformar la historia, para transformar la patria y para hacer una Argentina digna de ser vivida e ingresar definitivamente a esa historia”.
Gracias, gracias Misiones, gracias a todos y a todas por el apoyo, por el amor y por el afecto y por el coraje que todos tienen.
Gracias y hasta siempre Misiones, adelante. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Los recursos que maneja el Estado son del pueblo y para el pueblo”, aseguró la Presidenta en Misiones

28sep13 yacireta 260913-foto3
Jueves, 26 de Septiembre de 2013
“Los recursos que maneja el Estado son del pueblo y para el pueblo”, aseguró la Presidenta en Misiones

La presidenta Cristina Fernández inauguró esta noche en la ciudad de Posadas obras complementarias de la represa hidroeléctrica binacional de Yacyretá. Además, entregó aportes a pequeños productores agrícolas, netbooks del plan Conectar Igualdad y decodificadores del plan “Mi TV Digital”. La Jefa de Estado pidió mayor “unidad” de todos los argentinos y sostuvo que “solamente entrás a la historia, cuando vas de la mano del pueblo”.
La Presidenta destacó que las obras inauguradas en Misiones contribuyen a “mejorar la calidad de vida” de los ciudadanos de la provincia. En ese sentido, enumeró las obras llevadas a cabo durante la última década en la provincia, como “la sala de lírica, la ruta 14, viviendas, escuelas, la TDA que acabo de entregar, ese pequeño aparato que permite a tantísima gente conectarse con el resto del país, las netbooks que entregamos a los alumnos, el interconectado eléctrico”.
Señaló que, a pesar de estar tan cerca de Yacyretá, Misiones no tenía energía eléctrica, y la comparó con Santa Cruz, adónde recién llegó el gas de red en la década de los 70. “Esta era una argentina desigual, injusta, que entregaban los recursos las provincias del interior profundo, y no recibía nada a cambio, sus hijos tenían que emigrar”, enfatizó.
Asimismo, la Jefa de Estado destacó la adjudicación de las represas hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz, que “será la empresa hidroeléctrica más importante de la Argentina”. Resaltó el papel del ex presidente Néstor Kirchner quien “reinició esta obra de Yacyretá, que estaba paralizada, y que había sido calificada como monumento a la corrupción”. “Él reinició también Atucha II, las dos obras pensadas y diseñadas por Perón y terminadas por él”, remarcó. Y agregó: “Me siento muy orgullosa, no solamente como argentina y militante, sino de haber sido su compañera”.
La Primera Mandataria subrayó el cambio que experimentó el país “de esa Argentina unitaria, contra la cual peleó Andresito y artigas, donde todo convergía hacia capital federal, no solo en materia energética, sino en turismo también”. “Hemos hecho lo que denominamos anillado energético federal. Hemos conectado a la Argentina y Misiones es ejemplo de ello: 10 provincias se han conectado en esta década”, afirmó.
La importancia del presupuesto
Cristina Fernández sostuvo que “cuando no hay actividad económica, no se genera recaudación impositiva, y cuando no hay recaudación, las provincias no reciben nada”. En referencia a lo dicho por el gobernador misionero Maurice Closs, contestó: “El presupuesto no lo necesitamos ni vos ni yo, lo necesitan la Argentina y Misiones”.
Al respecto, expresó que es a los que menos tienen a los que seguramente, “si no se aprueban los presupuestos, les va a faltar los recursos para terminar la casa, las rutas, las obras que necesitan” los pueblos. Subrayó que “los recursos que maneja el Estado son del pueblo y para el pueblo”.
La Presidenta recordó que solamente faltó a una sesión legislativa “cuando quisieron hacer la flexibilización laboral, pero jamás para no aprobar un presupuesto, porque sabía que el presupuesto lo necesitaban los argentinos, aunque no estuviera de acuerdo”. “Hay cosas sobre las cuales no podemos seguir discutiendo y teniendo diferencias, hay cosas en las que tenemos que estar de acuerdo”, afirmó.
Consideró que “quienes ocupamos magistraturas nacionales o provinciales, bancas en los senados o diputados, no tenemos las necesidades de otros argentinos”. “En nombre de esos argentinos que tal vez nunca tengan una banca, es que tenemos la obligación de deponer diferencias, y saber que a la hora de aprobar medidas fundamentales para el pueblo, no podemos estar en desacuerdo, hay otros momentos para debatir y discutir”, señaló.
Respecto a la aprobación de la ley de presupuesto en Diputados, la Mandataria comentó que escuchó “algunos medios, tratar de demonizar a algunos legisladores, que sin ser oficialistas habían colaborado dando quorum”. En ese sentido, pidió “a todos los miembros de los distintos partidos políticos, que no los conduzcan desde los medios, que los conduzcan las propias direcciones políticas de sus partidos”.
“Cuando un ciudadano está colocando un voto, no está votando al dueño de la radio o de la televisión, te está votando a vos para que lo representes”, remarcó en referencia a los dirigentes opositores. Agregó: “Yo sé que los micrófonos o las cámaras te hacen sentirte una estrella de cine, lamento notificarte que no es así”.
Al respecto recordó la memoria de los “que viven eternamente en el recuerdo del pueblo, desde Andresito, pasando por Artigas, San Martín, por Belgrano, por Evita, por Perón, por Yrigoyen, por él (por Néstor Kirchner) también”. Y sostuvo que “solamente entrás a la historia, cuando vas de la mano del pueblo”.
Energía para la industrialización
“Necesitamos que todos estos maravillosos productos naturales que tenemos en el país sean industrializados en su lugar de origen para que haya trabajo para todos”, señaló la Mandataria. En ese marco, destacó la importancia que adquirió el denominado “Fondo del Tabaco” para las economías regionales. Recordó que éste fue logrado gracias al trabajo consensuado del ex Presidente Kirchner con los empresarios del sector, y que muchas obras de infraestructura fueron llevadas adelante gracias a su puesta en marcha.
También remarcó el crecimiento de la producción agrícola de todo el país en la última década. Recordó que en 2003 el país era el 11º productor lechero del mundo, y que en 2011 ya ocupaba el 7º lugar. Este año se espera un crecimiento mayor dado que se producirán 11.800 millones de litros de leche, aseveró. En tanto, que en producción de carne porcina el crecimiento de la industria nacional fue de 22,26%; en productos avícolas, un 23%; en pescados, un 17%.
La Jefa de Estado lamentó que los noticieros de la TV local tengan tan escaso espacio para el panorama internacional. Y lo atribuyó a un desinterés por mostrar comparaciones con “el país maravilloso en el que estamos viviendo y que estamos construyendo entre todos”.
También festejó la gran incorporación de jóvenes a la militancia política y el hecho de que ésta haya vuelto a ser considerada “un importante instrumento de cambio”. “Cada joven que vuelve a tener la utopía de que con su solidaridad y su trabajo junto a otros puede cambiar el mundo, es un joven que le ganamos a las cosas malas que suceden cada día”, expresó.
Luego, se manifestó orgullosa porque la Argentina “es un modelo en materia de respeto a los derechos humanos y adhesión a grandes convenios internacionales”. “Cómo hemos cambiado las cosas, es innegable, solamente alguien que es necio puede no ver el increíble cambio que se ha operado en la Argentina”, manifestó la Mandataria.
Y consideró “un inmenso honor y orgullo ser presidenta de este país”. “Qué honor más grande que tus compatriotas te elijan dirigir el país; por eso mi deuda con los argentinos es para siempre”, afirmó Cristina Fernández.
El legado de Néstor Kirchner
La Presidenta se refirió a los tratados de libre comercio y sostuvo que en la televisión “veía un país hermano que tuvo las rutas cortadas porque no pudo colocar sus productos y recordaba aquel hombre que le dijo no al ALCA”. En ese sentido, se preguntó qué hubiera pasado si Kirchner “no se plantaba frente a aquel hombre tan poderoso del norte”. “Había que tener las ideas y los atributos que tiene que tener un hombre”, expresó.
Cristina Fernández comentó: “Le decía a un periodista si se imaginaba a algún otro haciendo lo que hizo él en ese momento. Se quedó mudo, y no pudo decirme nada”. “Yo no sé qué hubiera pasado, si hubiera estado otro, si hubieran estado los que hicieron el megacanje, el blindaje, si no hubiera hecho el canje de deuda, para que no fueran otros, sino nosotros los que decidiéramos las políticas que teníamos que llevar adelante”, opinó.
La Jefa de Estado consideró: “Hicimos estas cosas, con todas estas dificultades, con todos estos obstáculos, si hemos podido seguir creciendo con un mundo que se derrumba, aunque quieran ocultarlo en los medios de comunicación”. “Si hiciéramos la prueba de unirnos un poco más, de poner un hombro más, cuántas cosas podríamos hacer”, enfatizó.
Por último, pidió “a todos los argentinos que no piensen en la cara de la presidenta, en el color de la presidenta, o en el partido de la presidenta”. “Yo tengo 60 años, soy abuela, ya estoy más allá de todo”, aseguró. Y concluyó que “lo único que queda es lo que hiciste o lo que no supiste o no quise hacer para que los argentinos tengan el orgullo de decir: esto lo hizo mi padre, mi abuelo, acá estuvo mi mujer”.
La Presidenta estuvo acompañada durante el acto por el gobernador de Misiones, Maurice Closs, los ministros de Planificación, Julio De Vido y de Agricultura, Norberto Yauhar, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, el director de Yacyretá, Oscar Alfredo Thomas.
Previamente, la Jefa de Estado inauguró obras a través de videoconferencias con las localidades misioneras de Candelaria, Garupá y El Brete (Posadas).

ARGENTINA Entrega de Créditos del Programa PRO.CRE.AR.: Palabras de la Presidenta de la Nación

Entrega de Créditos del Programa PRO.CRE.AR.: Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; mira que no tengo calzas, no me chifles: la verdad que tan contenta de estar de vuelta en la Patria que es lo mejor que hay. (APLAUSOS). Muchas emociones; recién me acerqué de vuelta porque me había olvidado el nombre de Elena, álzala Elena que la queremos ver todos. Miren que beba tan hermosa, enfóquenla, nació el 27 de octubre, ahora este 27 de octubre cumple un año Elena, es hermosa Elena. La verdad que son las emociones, también me decía la esposa del productor televisivo que no pudo venir… ah, qué tal señores Gobernadores no los había visto sentados todos ahí en fila. ¡Hola! ¿Cómo están todos? Discúlpenme, si no mañana dicen: “está peleada con los Gobernadores, no los quiere, qué se yo”. Nada no los había visto, que lindos, los sentaron todos allá arriba, contra las ruinas de la Aduana, nada simbólico, por favor (RISAS). No, nada que ver, de pura cazuela, no más, está bueno. (RISAS).
Recién me decía la señora del productor de CQC, que no pudo venir, así que también un aplauso fuerte para todos los chicos que trabajan allí. La verdad que muy fuerte porque estamos, en realidad, hoy cumpliendo el 50 por ciento del Programa Pro.Cre.Ar, habíamos dicho que en cuatro años íbamos a tener 400.000 viviendas, con estás dos nuevas incorporaciones y estos nuevos sorteos completamos las 200.000 viviendas sorteadas que van a estar y la verdad que nos pone muy contentos ver a tanta gente joven, con tantos chicos, que pueden volver a soñar e ilusionarse y lo están haciendo con la casa propia.
Estamos construyendo – lo decía recién Diego Bossio – ya en ejecución 79.000 casas, y me encantó ese dato de la mora, de 60 días, de un solo caso que seguramente se va a poner al día. ¡Un solo caso! Y la verdad que esto nos pone muy contenta porque saben qué, reafirma que no estábamos equivocados. ¿Y saben qué también? La confianza, hemos construido confianza entre el Estado y los argentinos, que es algo muy, pero muy importante. (APLAUSOS). Porque siempre se trató de que o los dirigentes, o los que tienen responsabilidades de Gobierno pensarán que no, que era inútil el esfuerzo y también mucha gente pensara que el Estado no pensaba en ellos, o no les importaba, o solamente le importaba un sector social y aquí tenemos un montón de jóvenes profesionales, técnicos, amas de casa, que no podían conseguir estos créditos en la banca privada y lo consiguen desde el Estado. Y no es que el Estado le regale nada a nadie, porque ni siquiera cuando hace programas sociales le regala nada a nadie.
Cuando hay un programa social para sectores de muy bajo recursos, que si no tienen la ayuda del Estado, no pueden acceder no le estamos regalando nada. Regalarle calidad de vida, regalarle la posibilidad de que alguien viva mejor es tener mejores recursos humanos. Y no hay mejor patrimonio de un país que tener recursos humanos calificados y que vivan con dignidad. (APLAUSOS). La verdad que me pone muy contenta el haber lanzado estos dos nuevos programas. (APLAUSOS).
El hecho también que comentaba Diego, que durante 12 años de administración por parte de las AFJP, sectores privados, bancos, etcétera, habían logrado acumular 80.000 millones de pesos; cuando además, al momento de tomar nuevamente la administración de estos recursos, el Estado argentino estaba pagando el 60 por ciento de todos los haberes jubilatorios. Tenían 80.000 millones de pesos y nosotros pagábamos el 60 por ciento de las jubilaciones.
Hoy, tenemos más de 300.000 millones, pagamos el 100 por ciento de las jubilaciones, con movilidad jubilatoria 2 veces al año, Asignación Universal por Hijo, plan PRO.CRE.AR y hemos venido elevando periódicamente el monto de las asignaciones familiares que también las paga el Estado.
Quiero decirle a cada trabajador argentino, esté registrado o todavía no haya sido registrado, que no le mientan más, sobre todo los no registrados, que les dicen que no los registran porque el Estado les cobra muchos impuestos por cada trabajador.
Que cada uno de los que está acá y los que están escuchando, sepa que esto no es cierto y lo puede transmitir a otro argentino. Que en realidad el Estado paga las asignaciones familiares, que no la pagan los patrones. Segundo, que además, la contribución, el aporte personal lo paga el trabajador con el descuento de su propio salario.
¿Saben por qué no los tienen registrados? No es por el aporte patronal, es porque los pueden despedir cuando quieran sin tener que pagarles indemnización.
Por eso tienen que luchar mucho también los trabajadores para ser registrados y que no los engañen más. Es muy importante porque tenemos una lucha muy grande todos los argentinos contra el trabajo no registrado, lucha que también tiene que ser de parte del sector privado porque, obviamente, aquel empresario que no tiene registrado a sus trabajadores, está compitiendo en forma desleal con el que sí los tiene registrados, que tiene que pagar sus aportes y que, bueno, que está registrado.
El tener registrados los trabajadores, también está registrada la actividad, porque normalmente, quien no tiene registrados a sus trabajadores, tampoco aparece él ni como comerciante ni como empresario. No solamente les está robando a esos trabajadores, sino que le está robando al resto de los argentinos.
Por eso, tenemos que trabajar fuertemente contra el trabajo no registrado y también comprender que muchas veces, por eso estamos lanzando también porque muchas veces comprendemos que puede haber situaciones de pequeños, muy pequeños empresarios o medianos o mini-pymes, que no puedan regularizar y estamos ayudando a que exista un tributo único para esos casos porque queremos que todo el mundo esté regularizado.
Sabemos que algunos no pueden, pero también sabemos que muchos pueden y no lo hacen porque optimizan la rentabilidad.
Entonces, yo les pido a todos a pensar un poco en la Argentina, porque cada vez que a la Argentina le fue bien, le fue bien a todos los argentinos. Es cosa que tenemos que aprender de nuestra propia historia, de nuestros propios errores.
Y la verdad que, luego de venir desde afuera, de escuchar tantas cosas, de ver tantas cosas…
Hoy comentaba recién con un periodista que le decía lo raro que es…Vieron que en los noticieros argentinos no hay una sección internacional. Uno cuando va afuera, en todos los noticieros, en España, en Estados Unidos, en Colombia, en todos lados tienen, por lo menos, un 30 o un 40 por ciento de cada noticiero destinado a la sección internacional, uno se entera lo que pasa en el resto del mundo. Prueben con los noticieros en la Argentina, no le pasan, salvo que haya 800 muertos en algún lado o que algún loco en Estados Unidos mate a 15 o 20 personas, pasan únicamente cosas de acá y por ahí le ponen un título así “urgente” y vos…bueno, qué pasó, una catástrofe, chocó un auto en la General Paz y, bueno, y está demorado el tránsito.
Pero fíjense que no les pasan ninguna medida ni ninguna cosa que pase en el exterior. ¿Saben qué? Porque no quieren que los argentinos se enteren, no de lo que pasa en el exterior, sino del país que tenemos, que tratan de ocultarlo, distorsionarlo y deformarlo.
Por eso, yo sé que alguno se enojó cuando el otro día les dije cuando inauguré una central de transmisión muy moderna de una empresa extranjera, DIRECTV, se enojaron porque yo dije de DIRECTV.
Lo que pasa es que uno tiene DIRECTV y uno mira lo que quiere, puede mirar un canal de España, de Italia, puedo mirar Tele Sur, si no te gusta el chavismo podés mirar a los colombianos que tienen un noticiero espectacular que es La Nación, que es medio oficialista pero que es un noticiero espectacular, podés mirar la TV española, la TV…
¿Sabés qué? Podés elegir, no es que te ponen lo que ellos quieren que mires; vos podés elegir qué mirar, qué escuchar y qué no mirás y qué no escuchás también. Esa es la verdadera libertad de expresión y es la verdadera democracia y es lo que hace 4 años estamos defendiendo los argentinos y tratando de que definitivamente se construya en la Argentina.
Por eso, hoy es un día muy contento para mí, para todos, ver tantos chicos, me encantan los chicos y me encanta poder darles a tantas familias argentinas la posibilidad de tener su propio hogar, tan importante su propio hogar y hacerlo con el esfuerzo del Estado y demostrar que el Estado también puede administrar tanto o mejor que un privado y que puede articular, junto con los privados, también como lo hemos hecho con muchísimas empresas constructoras, con el propio Banco Hipotecario, que tenemos mayoría accionaria pero que el gerenciamiento lo tienen los privados, que podemos hacer juntos las cosas, el sector público y el sector privado.
Hoy hay aquí muchas pequeñas y medianas empresas también de construcción presentes.
Así que, nada, decirles que gracias a todos y que hay que seguir trabajando con mucho esfuerzo, porque, bueno, porque realmente, tenemos un país maravilloso y tenemos que cuidarlo muchísimo.
Muchas gracias y muchas felicidades para todos y para todas.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Hemos reconstruido la confianza entre el Estado y los Argentinos”, afirmó la Jefa de Estado

28sep13 procrear 25091301
Miércoles, 25 de Septiembre de 2013
“Hemos reconstruido la confianza entre el Estado y los Argentinos”, afirmó la Jefa de Estado

La presidenta Cristina Fernández encabezó esta tarde un acto en el Museo del Bicentenario en el que se anunciaron dos nuevas líneas de créditos del Plan PRO.CRE.AR. Serán para quienes necesiten comprar un terreno y pagar la construcción de su casa; y para la compra de departamentos o casas que están llevando a cabo pequeñas constructoras. La Mandataria aseguró que con estas nuevas líneas se va a cumplir con el 50% del plan original: 200 mil viviendas sorteadas. “No hay mejor patrimonio para un país que tener recursos humanos calificados y que vivan con dignidad”, afirmó.
La presidenta Cristina Fernández afirmó que “estamos cumpliendo el 50% de los créditos Procrear”. Señaló que “habíamos dicho que en cuatro años íbamos a tener 400 mil viviendas: con estos nuevos sorteos vamos a cumplir las 200 mil viviendas sorteadas”.
“Nos pone muy contentos ver a tanta gente joven, con tantos chicos, que pueden volver a ilusionarse con la casa propia”, afirmó la Jefa de Estado. Comentó que “ya hay en ejecución 79 mil casas” y destacó el hecho de que haya un solo caso con una mora de 60 días.
Al respecto, aseguró que este ejemplo “reafirma que no estábamos equivocados y hemos reconstruido confianza entre el estado y los argentinos”. “Es algo muy importante porque siempre se trató que o los dirigentes o los que tienen responsabilidades de gobierno, pensaran que era inútil el esfuerzo, y mucha gente pensara que el gobierno no pensaba en ellos”, sostuvo.
La Primera Mandataria aseguró que “no es que el estado le regale nada a nadie, ni siquiera cuando hace programas sociales le regala nada a nadie”. En ese sentido, enfatizó que “regalar calidad de vida, es tener mejores recursos humanos. Y no hay mejor patrimonio para un país que tener recursos humanos calificados y que vivan con dignidad”.
El trabajo de la ANSES
Cristina Fernández recordó que “durante doce años de administración de las AFJP, habían logrado acumular 80 mil millones de pesos; al momento de tomar la administración de esos recursos, el Estado argentino estaba pagando el 60% de las jubilaciones”. “Hoy tenemos más de 300 mil millones, pagamos el 100% de las jubilaciones, con movilidad jubilatoria, Asignación Universal por Hijo, Plan Procrear y hemos venido elevando el nivel de las asignaciones familiares”, enumeró.
Lucha por el trabajo registrado
Asimismo, la Presidenta reclamó que “a los trabajadores no les mientan más, sobre todo a los no registrados”. En ese sentido, negó que al registrar a sus trabajadores los empresarios deban pagar más impuestos, ya que aseguró que “el Estado paga las asignaciones familiares que no la pagan los patrones” y los aportes jubilatorios provienen de los propios salarios. Y remarcó que “no los registran para poder echarlos cuando quieran”.
La Jefa de Estado consideró que los propios empresarios deben inmiscuirse en esta tarea que “el sector empresario que tiene registrado a sus trabajadores está compitiendo en forma desleal con el que no los tiene registrados”. “Normalmente quien no tiene registrados a sus trabajadores, no está registrado como empresario ni como comerciante, con lo cual le está robando no solamente a sus trabajadores sino también a todos los argentinos”, remarcó.
La Presidenta lamentó que muchos empresarios con capacidad para tener en regla a sus empleados “no lo hacen porque optimizan la rentabilidad”. Por eso, los invitó “a pensar un poco en la Argentina, porque cuando a la Argentina le fue bien, nos fue bien a todos”.
El país de los argentinos
Por otra parte, criticó que en algunos noticieros de la TV argentina se dedique escaso espacio para el tratamiento de las noticias internacionales. Para la Presidenta, tal decisión se basa en que sus directivos “no quieren que los argentinos se enteren del país que tenemos, tratan de ocultarlo, distorsionarlo y deformarlo”.
Finalmente, destacó lo importante que resulta para las familias argentinas que puedan acceder a la construcción de sus casas con el aporte crediticio del Estado nacional. “Es muy importante tener su propio hogar, hacerlo con el esfuerzo del Estado y demostrar que el Estado puede tanto como los privados”, señaló, para agregar en seguida: “Hay que seguir trabajando con mucho esfuerzo, porque tenemos un país maravilloso y tenemos que cuidarlo muchísimo”.
La Presidenta estuvo acompañada durante el acto por el vicepresidente Amado Boudou, el Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, el viceministro de Economía Axel Kicillof, el titular de la Onabe, Martín Reibely el director general del ANSES, Diego Bossio, junto a autoridades del gobierno nacional y gobernadores provinciales.
Las nuevas líneas de créditos
Diego Bossio explicó que con la ampliación de la línea se generarán 130.000 nuevos créditos hipotecarios para vivienda y recordó que ya se están construyendo casi 80.000 en todo el territorio nacional.
El titular del ANSES precisó las características de las nuevas líneas: Una de ellas está destinada a construir casas. Se financia el 100% para la compra del terreno y de la vivienda, al tiempo que se facilitarán modelos de planos gratuitos ya que los mismos rondan en costos que varían de los 10.000 a los 15.000 según indicó el titular de la Anses. Se entregarán hasta 100.000 pesos para la compra de terreno y 400.000 para la construcción de la casa. Los mismos tendrán un plazo de 30 años y una tasa de interés que parte del 2% anual.
La segunda línea está destinada a la compra de departamentos o casas por hasta 500.000 pesos que ya están realizando en todo el país pequeñas constructoras. También en este caso el plazo es a 30 años a una tasa de interés que parte del 2,5% anual.
El sorteo se realizará el próximo 22 de octubre que beneficiará a un total de 200.000 familias: 60.000 para la compra de terrenos y la construcción de las viviendas; 20.000 para la compra de viviendas a estrenar ya construidas, y 50.000 para la construcción, refacción y ampliación de viviendas de acuerdo a lo ya fijado en el plan Pro.Cre.Ar.
El tiempo de inscripción para el sorteo será hasta el 19 de octubre y podrá realizarse a través de la página de la Anses y del Banco Hipotecario.
Bossio destacó que de las 5.000 familias que ya están pagando el crédito, sólo una familia está en mora. “Los argentinos quieren tener su casa, trabajo y pagar sus casas a 30 años”, agregó.
Además el titular de la Anses destacó que el Fondo Solidario de Redistribución que maneja ese organismo creció de los 80.000 millones de pesos recibidos en diciembre de 2008 al absorber los fondos de las AFJP, a 302.000 pesos actuales.

ONU ARGENTINA 68ª Asamblea General de las Naciones Unidas: Palabras de la Presidenta de la Nación

68ª Asamblea General de las Naciones Unidas: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA 68º ASAMBLEA GENERAL DE NACIONES UNIDAS, REALIZADA EN NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA
Muy buenas noches a todos y a todas; señor Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas una especial felicitación, en representación de Antigua y Barbuda, miembro del RULAC y del CELAC, un honor para todos los latinoamericanos su presidencia, en esta 68º reunión de Naciones Unidas.
En principio nuestra solidaridad con las víctimas del atentado de Kenia, también de Pakistán, en general, de todas las víctimas de los atentados terroristas que se producen, hoy, en distintas partes del mundo. Lo nuestro no es desde una solidaridad, o mención protocolar. En nuestro país, la Argentina, junto a los Estados Unidos de Norteamérica, son los dos únicos países del continente americano que han sufrido ataques terroristas. En nuestro caso, en dos oportunidades: en el año 1992, con la voladura de la Embajada de Israel, en la Ciudad de Buenos Aires, y dos años más tarde, la voladura de la AMIA, la mutual de la comunidad israelita en la Argentina. Algunos de sus familiares – como siempre – nos acompañan y los diviso desde aquí.
Por lo tanto, la claridad de saber que estamos ante verdaderas víctimas porque no son combatientes, no son soldados, es gente que subía a un ómnibus, entraba a un bar, entraba a su lugar de trabajo y era sorprendida por un artefacto letal, no había decidido participar en ninguna guerra, no era combatiente, no era soldado, no había elegido ir a pelear. Creo, entonces, que fundamentalmente a esas víctimas y a sus familiares es con quien debe estar expresada nuestra solidaridad y nuestra más firme condena a todo tipo de terrorismo.
No puede escapar a esta 68ºAsamblea, atravesada por la cuestión Siria, casi premonitoriamente estuve hace muy poco tiempo, aquí también, en las Naciones Unidas, presidiendo la sesión del Consejo de Seguridad. Argentina es miembro no permanente, durante los años 13 y 14 y ese 6 de3 agosto, hace poco menos de mes y medio, proponíamos la reforma del Consejo de Seguridad porque sosteníamos que su funcionamiento, su lógica databa de la post-guerra, databa de la Guerra Fría donde el temor al holocausto nuclear había creado ese organismos integrante de las potencias que había vencido a la Alemania nazi y que luego, producida el mundo bipolar y la Guerra Fría, ante el temor de un holocausto nuclear se había creado ese funcionamiento, con poder de veto, de modo tal que nadie pudiera apretar un botón y que el mundo volara por los aires.
Lo cierto es que ese instrumento que funcionó desde 1945, hoy se ha demostrado absolutamente antifuncional y obsoleto no solamente frente a la cuestión Siria, sino también ante otros frentes contra la paz y contra la inseguridad en el mundo.
Yo he escuchado y agradezco, también, el hecho de que por primera vez podamos hablar tan avanzada una sesión porque se rompo, un poco, la lógica y la inercia de lo que suelen ser estás reuniones, donde cada uno viene con un formato de discurso donde casi es un monólogo, que le impide interactuar, o tal, vez argumentar o contra-argumentar contra otros discursos y otras ponencias que han tenido lugar aquí.
Yo he escuchado atentamente muchos, casi todos los discursos que se han pronunciado, hoy, en el día de la fecha. Obviamente he prestado mayor atención a aquellos que inciden en el sistema de decisiones global, y también – por supuesto – he prestado mucha atención porque soy una firme defensora del multilateralismo al primer discurso, al del señor secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. En muchos de ellos he escuchado como que el 21 de agosto, nosotros habíamos hablado del 6 de agosto de la necesidad de reformular ese Consejo de Seguridad, de que ya no existiera el derecho de veto, que se adoptara – por ejemplo – el sistema que tenemos en los organismos regionales de América, como el UNASUR, como el CELAC, como el MERCOSUR, donde las decisiones se toman por consenso. ¿Por qué? Porque a diferencia de un organismo de gestión de gobierno, donde el derecho de veto es necesario para poder gobernar cuando se trata de la gestión de resolución de conflictos, si una de las partes que está en el conflicto, o que tiene intereses en el conflicto tiene el derecho a veto, este derecho a veto se convierte necesariamente en un obstáculo para la resolución del conflicto. No sabíamos qué iba a pasar 15 ó 16 días después. Y muchos mencionaron, aquí, que el 21 de agosto se produjo la crisis de Siria.
En realidad, resulta bastante incomprensible que se hayan dado cuenta que en Siria había una crisis únicamente el día 21, cuando estalló el escándalo de las armas químicas. Siria viene con un enfrentamiento desde hace dos años y medio, han muerto más de 150 mil personas, y el 99,99 por ciento de esas personas han muerto por medio de armas convencionales, no armas químicas. Recuerdo que en la última Reunión del G-20, cuando se abordó y se discutió el tema de la cuestión Siria planteé: “¿qué diferencia hay entre un muerto por una metralla, por una mina antipersonal, por un misil, por una granada que por un arma química?”. Tal vez impresione más o menos, tampoco es la primera vez porque se habla de armas químicas como si estuviéramos por primera vez ante un fenómeno de armas químicas o de armas de devastación masiva.
Recordaba un mandatario, que intervino también en el día de la fecha, de las cámaras de gas de los nazis, terribles, las trincheras, también armas químicas en otro lado. Yo también recuerdo, porque me lo contaron y porque lo leí, porque no había nacido, del holocausto nuclear en Nagasaki e Hiroshima y las consecuencias de ese uso de esas armas durante muchas generaciones de japoneses. Ya más, y más joven – como recordaba el presidente del Uruguay, cuando era joven – yo también fui joven recuerdo cuando tenía menos de 20 años y muchos de ustedes también lo deben recordar el uso de napalm o fósforo, en la Guerra de Viet-Nam que inmortalizaron aquellas fotografías, que recibiera el Premio Pulitzer y que eran chicos desnudos, una chica desnuda – lo recuerdo como si fuera hoy – corriendo en un camino y habiendo sido objeto de un bombardeo de napalm. También recuerdo – para ser justo – el dolor de la sociedad norteamericana viendo abrir el vientre de sus aviones y bajar, en bolsas negras, los cadáveres de sus soldados que había ido a pelear. Me imagino el dolor de cada madre, de cada novia, de cada hermana, de cada esposa, de cada hija de cada uno de esos soldados que moría, vaya a saber por qué, muchos sin saber por qué, a miles y miles de kilómetros de su país. Cuánta irracionalidad, cuanta injusticia. No hay guerras justas, no hay guerras justas, sólo la paz es justa.
Y decíamos, ese 6 de agosto, cuando abordábamos el concepto de cómo tratar la paz y la seguridad y decía yo, que la paz y la seguridad no son conceptos militares, son conceptos políticos. Hoy tuve una gran satisfacción, cuando escuchando al señor secretario general de Naciones Unidas, mencionaba este concepto que habíamos dado en el Consejo de Seguridad: la paz y la seguridad no son conceptos militares, son conceptos políticos.
Por eso saludamos el hecho de que se haya podido arribar a un acuerdo en la cuestión Siria. Nosotros nos opusimos a la intervención directa, al bombardeo. Era simple y sencillo: el argumento de que para evitar muertos íbamos a provocar más muertos no se sostenía desde ningún lugar argumentativo y racional. Pero además no hablábamos desde cualquier lugar, hablábamos de un país muy respetuoso de las normas escritas del derecho internacional. Mi país es firmante del Tratado de no Proliferación Nuclear, siendo Argentina uno de los países de mayor, sino tal vez el de mayor desarrollo nuclear de América latina. Desarrollo nuclear que lo hacemos únicamente con fines pacíficos y científicos, vendemos generadores nucleares a Egipto, a Argelia, a Australia. También tenemos la energía nuclear destinada a fines medicinales, o sea no andamos condenando el uso de la energía nuclear con fines de guerra y al mismo tiempo desplazamos submarinos nucleares como nos pasa – por ejemplo – a los argentinos en nuestra disputa de soberanía sobre nuestras Islas Malvinas, donde el Reino Unido militariza el Atlántico Sur y envía submarinos nucleares. O sea no tenemos doble estándar, no somos hipócritas. No solamente somos firmantes del Tratado de no Proliferación Nuclear, somos además miembros de la Corte Penal, de Roma, también mencionada en su discurso por el señor secretario general de Naciones Unidas, o sea cuando hablamos de la condena a dictadores hablamos de que somos parte de ese tribunal y por tanto podemos estar sometido a ese tribunal.
También formamos parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington; lo curioso es que mucho de los que hablan de derechos humanos, de respeto a las instituciones y al derecho internacional, y a la Corte Penal de Roma y a cuanto discurso sobre derechos humanos ande por allí suelto no han firmado ninguno de estos tratados. Y qué hablar de derechos humanos la República Argentina, hemos sido miembros fundadores e impulsores, primero, de la creación de la Secretaría de Derechos Humanos, en el ámbito de Naciones Unidas y, luego, del Tratado sobre Desaparición Forzada de Personas.
Me acompaña también, hoy aquí, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, quien también me acompañó en París para firmar aquel tratado, del cual también somos fundadores. Menciono este tema de los derechos humanos porque también en otro discurso, no quiero equivocarme, hoy se dijo: “si ese es el mundo en el que la gente quiere vivir”, se refería a aquellos países que creemos realmente que hay una diversidad cultural, y que hay valores que tal vez nos parezcan a nosotros absolutos y a otros les parezca relativo, y viceversa, he escuchado hablar de tolerancia. A mí no me gusta la palabra tolerancia, la palabra tolerancia siempre implica: “te aguanto porque no tengo más remedio”. A mí me gusta la palabra aceptar, aceptar al otro, aceptar que el otro es diferente y que el otro acepte que yo soy diferente. Se dijo, hoy aquí, que “si ese es el mundo en que la gente quiere vivir deberían decirlo y contar con la fría lógica de las fosas comunes”. Argentina también puede hablar de fosas comunes, todavía – en pleno siglo XXI – estamos descubriendo fosas con los restos de los miles de detenidos y desaparecidos, durante de la dictadura genocida, del 24 de marzo de 1976, similar a la que se instaló un 11 de septiembre de 1973, en la hermana República de Chile, derrocando al gobierno democrático de Salvador Allende.
Cuanto nos hubiera gustado que tantos discursos condenando a dictadores genocidas hubieran podido estar en aquella época, como nos hubiera gustado que vinieran a ayudar a los pueblos argentinos, chilenos y a tantos otros del continente americano, que en medio de la Guerra Fría éramos las víctimas propicias de dictadores y asesinos. Pero también se dijo acá, que si bien se respetaban los derechos humanos podría tratarse el caso de alguien que como fuera coincidente con los intereses de alguna potencia se comportarán de otro modo. De estás cosas hablamos y de este doble estándar hablamos, de la necesidad de acabar con este doble estándar y que las resoluciones, que las decisiones de este organismos multilateral, como es Naciones Unidas, se cumplan a rajatabla para débiles y para fuertes, para grandes y para pequeños. Lo estamos esperando nosotros, por ejemplo, desde 1965, cuando el plenario de la resolución y muchísimas otras resoluciones posteriores de esta Asamblea y del Comité de Descolonización obligan a ambos países, a la República Argentina y al Reino Unido a sentarse a dialogar, diálogo otra palabra que he escuchado recurrentemente en todos los discursos, a dialogar porque hay una controversia de soberanía sobre territorio malvinense. Sin embargo, caso omiso absoluto, por parte del Reino Unido y así seguimos con esto de los dobles estándares, que a algunos no les gustan que se mencione, por las hipocresías, pero que son como las brujas, que si las hay las hay evidentemente.
También he escuchado y debo decir con agrado, no solamente voy a decir las cosas que me parecen doble estándar, sino también con las que estamos de acuerdo, que finalmente se ha reconocido la necesidad como base esencial para lograr comenzar a desatar ese nudo gordiano que es la cuestión de Medio Oriente, la necesidad del reconocimiento del Estado de Palestina y del derecho del Estado de Israel también, a vivir dentro de sus fronteras en forma segura. Es más, creo que con mucho acierto se ha dicho, que es imposible lograr seguridad para el Estado de Israel si no se reconoce también la existencia y se viabiliza físicamente la existencia del Estado palestino. No podemos menos que coincidir con esta caracterización.
También, he escuchado al nuevo Presidente de la República Islámica de Irán y he escuchado los comentarios que las grandes potencias han hecho sobre este cambio de gobierno. Me pareció entender, si no he escuchado mal, que hay una suerte de nueva expectativa de cambio frente a la renovación de las autoridades de la República Islámica de Irán que, como ustedes saben, tenemos una diferencia producto de que la causa AMIA y la Justicia argentina han acusado formalmente a 5 ciudadanos iraníes de haber tenido participación en la voladura de la AMIA.
Desde hace 10 años, se cumplen 10 años desde que por primera vez, quien fuera presidente de la Argentina a partir del 25 de mayo del año 2003, el presidente Néstor Kirchner, reclamara en este mismo reciento cooperación a la República Islámica de Irán para el esclarecimiento de los hechos.
Año tras año él, hasta el año 2007, y desde el año 2007 hasta la fecha, quien habla también hemos venido reclamando…esto es más, hace 1 año recibimos una respuesta por parte del entonces canciller iraní para entablar una conversación y arribar a un acuerdo de cooperación.
¿Por qué? Y por una razón muy sencilla: porque la causa está estancada desde hace 19 años, no se moviliza y si hay 5 acusados iraníes, con los únicos que puedo y tengo que hablar para que el juez pueda tomar una declaración a estos 5 ciudadanos es, obviamente, con la República de Irán. Parece muy obvio, pero muchas veces en este mundo tan particular, y en mi país también que es un poco particular, hay que explicar las cosas obvias.
Lo cierto es que también escuché hablar hoy de elecciones imperfectas. Me gustó el término que utilizó un presidente, “elecciones imperfectas”. Creo que cuando la Argentina vino pidiendo la cooperación durante 10 años y de repente alguien que ha venido demandando la cooperación dice “bueno, vamos a conversar, vamos a cooperar”, me parece que no había otro elección posible que sentarse. Esto fue utilizado internamente en nuestro país para atacarnos políticamente.
Y también aquí en Estados Unidos por los fondos buitres para ponernos en contra del Congreso americano y decir que estábamos haciendo un acuerdo con Irán. Sí, claro, un tratado con Irán pero ¿sobre qué? ¿Sobre armas nucleares? No. ¿Sobre una alianza estratégica para atacar Occidente? No. ¿Sobre un acuerdo para convertirnos al islam? Tampoco.
Simplemente el acuerdo era destrabar la cuestión procesal y permitir tomar declaración a los acusados por la Justicia argentina y, al mismo tiempo, la garantía del debido proceso con una comisión de juristas internacionales, que no fuera ni iraníes ni argentinos, que garantizaran, sin ser vinculante, el debido proceso.
En mi país, ese tratado ya fue aprobado hace 9 meses, casi diría que está por nacer el niño, si lo midiera en términos biológicos y de parto. Fue aprobado por todos los organismos competentes, el Parlamento, fue publicado en el Boletín Oficial, el mundo tiene conocimiento que Argentina ha dado cumplimiento a este tratado, a los que decían que era tan conveniente para Irán, diríamos que después de 9 años sin tener ninguna noticia ni ninguna notificación ni ninguna aprobación por parte de las autoridades, me permito dudar de que realmente no tuviéramos razón nosotros cuando firmábamos y decíamos que era un instrumento para destrabar la cuestión.
Lo cierto es que hay nuevo gobierno; lo cierto es que esperamos que este nuevo gobierno, a quien también escuché atentamente en el discurso y también leí declaraciones del actual Presidente de la República Islámica de Irán, que dijo que de ninguna manera se niega el Holocausto, es creo algo muy importante, lo es por lo menos para mí y creo que lo es para muchísimos ciudadanos globales, ciudadanos del mundo, que hoy inclusive en su discurso manifestó que precisamente la sociedad iraní había dado muestras a través de esta elección, desplazando a quien tenía posturas, bueno, que todos hemos escuchado, no vale la pena repetirlas, por posturas más moderadas, una vocación, por lo menos lo que se dijo aquí, en este mismo lugar, con estos mismos micrófonos, una voluntad de acordar, de hablar, de estar abiertos, de ser una sociedad democrática, de paz y de buena voluntad.
Bueno, el Presidente de Francia mencionó el expediente nuclear como la cosa importante de Irán. Yo quiero mencionar el expediente AMIA como la otra gran cuestión.
Dijeron que van a dar muestras abriéndose a una negociación en el tema de que no quieren armas para uso militar, o sea que van a adherir –por lo menos es lo que entendí- a lo que adherimos nosotros, a la no proliferación. Ahora esperamos que nos digan si se ha aprobado el acuerdo, cuándo se va a aprobar en casa negativo y que, además, pudiésemos tener una fecha de conformación de la comisión, una fecha también para que el juez argentino pueda ir a Teherán, sí a Teherán, no tenemos miedo, vamos a ir a Teherán, no tenemos miedo. Porque además, creemos en la buena voluntad de la gente, no tenemos porqué no creer que quieren la paz. Todos los que pasaron hablando por acá, todos, dijeron que quieren la paz, que se aman unos con los otros. Así que, les creemos a todos, pero esperamos de todos opciones coincidentes entre lo que dijeron y con lo que vayan a hacer.
Por eso, dejo planteado este tema puntualmente, que no tengo dudas, de ser ciertas las palabras que aquí se pronunciaron, vamos a tener respuesta positiva.
Digo esto para que no se confunda nuestra profunda convicción con las normas del Derecho Internacional, tampoco se confunda nuestra paciencia con ingenuidad o estupidez. Queremos, creo que ha pasado un tiempo más que prudencial, respuestas. Lo merecen las víctimas y yo creo que lo merece la propia República Islámica de Irán si es que realmente quiere demostrarle al mundo que hay un gobierno diferente y que hay acciones diferentes. Yo confío en que así sea; no tengo por qué no hacerlo.
Con respecto a otras cuestiones que también me interesaría plantear, estos serían…Yo digo que nosotros somos cumplidores seriales de las normas del Derecho Internacional y somos también víctimas seriales de otras normas no escritas, normas no escritas pero que hoy tienen una gran importancia en el mundo de la economía y de las finanzas, normas no escritas por los grandes centros financieros, por las calificadoras de riesgo, por aquellos que especulan como los fondos buitres con aquellos países que como la Argentina defaultearon su deuda allá por el año 2001, sumiendo…
Se habló también en este recinto de pobreza, se habló de la necesidad de que los chicos y las niñas tengan educación.
Yo quiero leer 2 párrafos del discurso del señor Secretario General de Naciones Unidas: uno, que se refiere a las armas, donde habla de la pobreza y señala que “mientras tanto en momentos de necesidades humanas apremiantes el gasto en armas continúa siendo absurdamente elevado, corrijamos nuestras prioridades, invirtamos en la gente en lugar de desperdiciar miles de millones en armas letales”. La Argentina, aclaro, no produce armas químicas ni siquiera vende armas convencionales.
Sería interesante averiguar quién provee de armas a los grupos, esto lo dije en el G-20, a los grupos rebeldes que enfrentan al gobierno de Siria, porque, bueno, va de lógico que el gobierno de Siria tiene las armas que tiene el Estado, nos gustaría saber quiénes proveen las armas de los que enfrentan al gobierno sirio. Y esto no significa en absoluto tomar parte por nadie, simplemente es plantearnos cosas que so muy lógicas y que constituye hoy un verdadero negocio como es el negocio de las armas. Porque Dios mío, ¿hubo que esperar que murieran 1.000 personas con armas químicas para descubrir que habían muerto 150.000? ¿Por qué no se decretó el embargo de armas hace 2 años para evitar que muriera tanta gente? Bueno, eso deberían contestarlo los que venden armas, nosotros no las vendemos, así que es una respuesta que realmente no la podemos dar en este ámbito, aunque la imaginamos.
Quiero leer también una parte muy importante donde el Secretario General de Naciones Unidas hablaba de la situación económica. Porque si bien toda esta Asamblea fue cruzada por la cuestión Siria, está claro que la crisis económica que comenzó aquí en Estados Unidos con la caída de Lehman Brothers en 2008 y que pese a los discursos y pese a las cosas, sigue produciendo una situación volátil, quebradiza, como se dijo…Quebradiza es un término que se utilizó mucho, no acá sino en el G-20, quebradizo, vemos millones de desocupados en el mundo, similar situación a la que vivió Argentina en el año 2001 con el default de la deuda.
Y a eso iba, a que somos víctimas seriales también de esas reglas no escritas de los lobistas, de las calificadoras de riesgo, de los derivados financieros que siguen especulando como buitres sobre los países que caen en default, compran bonos a muy escaso precio y luego pretenden cobrar sumas millonarias. Esta es la historia de la Argentina, pero puede ser la historia de cualquier otro país en muy poco tiempo.
La Argentina, a partir del gobierno del presidente Kirchner, del 25 de mayo de 2003, comenzó a dedicarse a ver cómo podíamos salir de esa deuda que significaba el 160 por ciento del PBI de nuestro país; 25 por ciento de desocupación; 54 por ciento de pobreza; 30 y pico por ciento de indigencia. Muchos países que hoy también podrían verse reflejados.
En el año 2005 se produce la primera reestructuración de la deuda: entra un 76 por ciento de los acreedores. Durante mi gestión, en el año 2010, se vuelve a abrir el canje de la deuda y llegamos a un 93 por ciento de los acreedores de la deuda. Tengan en cuenta ustedes que en cualquier país que tiene una ley de quiebras cuando quiebran las empresas, se requiere para llegar a un acuerdo, por lo menos en la Argentina, que esté de acuerdo un 66 por ciento de los acreedores para que el juez de la quiebra obligue al resto de los acreedores a aceptar ese acuerdo.
Aquí en Estados Unidos creo que es también la misma cifra, el 66 por ciento. Es más, aquí en Estados Unidos pueden quebrar hasta las municipalidades y un juez puede determinar que si es necesaria la sustentabilidad de la municipalidad, puede haber menos del 66 por ciento.
Lo cierto es que la Argentina en el año 2010 había llegado y ha llegado a un acuerdo con el 93 por ciento de sus acreedores. Y desde entonces, desde el año 2005 a la fecha, ha pagado en término y rigurosamente cada uno de los vencimientos de su deuda. A punto tal que el último pago se hizo hace pocos días, era un bono con legislación local, con legislación argentina, pagadero en Buenos Aires, se pagaron 2.070 millones de dólares y de aquel 160 por ciento del PBI, hoy estamos en un 45, un poco menos, del PBI de deuda, de la cual gran parte es dentro del propio sector público y en moneda extranjera Argentina está debiendo solamente el 8,7 por ciento de su PBI, tanto a tenedores privados nacionales como extranjeros. Pero reitero: venimos cumpliendo rigurosamente.
Hete aquí que en el año 2008, 7 años después de que la Argentina había defaulteado su deuda, fondos buitres, como se los llama, yo digo esta es una ONU entre los buitres de la deuda y los halcones de la guerra, es peor que la de los pájaros de Hitchcock, por lo menos Hitchcock era un buen director.
Pero lo cierto es que compraron por 40 millones de dólares bonos que hoy pretenden comprar por afuera del acuerdo de los acreedores que acordaron quitas, que acordaron períodos de plazo, como hace todo grupo de acreedores que acordaron y entonces establecen quitas y plazos de pago, quieren cobrar la totalidad a valor nominal del bono, sin ningún plazo ni quita ni espera. O sea, de 40 millones de dólares que lo compraron en estos benditos mercados autoregulados, cobrar hoy 1.700 millones de dólares o más. Un rendimiento en dólares del año 2008 a la fecha que supera el 1.300 por ciento.
Yo me pregunto y le pregunto al Secretario General Ban Ki-moon, ¿dónde vamos a encontrar empresarios que se dediquen a crear empleos, a innovar, a invertir en producción, en generar trabajo cuando en realidad, a partir de una suerte de economía casino, alguien compra 40 millones de dólares en bonos defaulteados y luego consigue una sentencia judicial que le dice que puede cobrar 1.300, 1.700 millones de dólares?
Esto no es un problema de la Argentina, esto es un problema del mundo. Por eso, agradecemos también a la República de Francia el haberse presentado ante la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos como “amicus curiae”. También agradecemos a la extitular del Fondo Monetario, Anne Krueger, que no es precisamente una amiga ni nunca lo fue de la República Argentina que también lo hizo.
Y recordamos aquel secretario del Tesoro americano, Paul O’Neill, que cuando decidieron soltarle la mano a la Argentina, en el año 2001, con una crisis social, institucional y más de 30 muertos por represión en las calles, dijo que los plomeros americanos o norteamericanos no tenían por qué pagar la fiesta de los argentinos.
Yo digo hoy que los millones de argentinos que recuperaron el trabajo, los millones de argentinos que volvieron a tener esperanzas e ilusiones, los científicos que retronaron al país, los chicos que volvieron a tener educación, tampoco tienen por qué pagar la fiesta de los lobistas que porque participan en campañas políticas y ponen plata en las campañas de los políticos aquí, tiene el poder de lobby suficiente para lograr hacer tambalear el sistema financiero internacional.
¡Qué cosa, no! Y miren qué poco tiempo pasó entre aquella aseveración de Paul O’Neill y esto que estamos manifestando hoy. Y no estamos pidiendo nada, estamos pidiendo simplemente que nos dejen pagar.
¡Qué cosa, no! De haber defaulteado la deuda, hoy no nos quieren dejar pagar la deuda. Resulta casi absurdo en un mundo que se debate en reestructuraciones de deudas, en millones de hombres y mujeres, inclusive aquí en Estados Unidos, uno puede ver hombres y mujeres sin trabajo, que han perdido su casa, que han visto disminuido su empleo, ni qué hablar en una Europa devastada.
Obviamente, la Argentina y muchos de los que estamos sentados aquí, no tenemos la suerte de ser países que emitamos moneda de reserva. Pero lo cierto es que hemos evidenciado una voluntad de cumplimiento que creo que debe ser reconocida bajo pena, bueno, de que en realidad se quiera instalar una doctrina de que se quiera castigar o escarmentar a la Argentina porque pudo salir del pozo, pudo generar empleo, pudo generar crecimiento, pudo pagarles a sus acreedores sin las recetas que se le querían imponer desde el Fondo Monetario Internacional.
Dicho sea de paso, la necesidad también de determinar una ley global, una regulación global de mercados y una intervención. Porque ha habido declaraciones fantásticas del G-20 en cuanto a las guaridas fiscales, calificadoras de riesgo, movimientos de capitales. Pero lo cierto es que el mundo necesita de una normativa global para una gobernanza global, de la misma manera que se pide respetar las resoluciones del Consejo de Seguridad, de la Asamblea de Naciones Unidas, pedimos también normativas y también el respeto a la soberanía de los países y, fundamentalmente, a los países que queremos cumplir.
Yo quiero finalmente, dirigirme a todos ustedes en este día tan particular en donde se entremezclan la guerra, las violaciones a los derechos humanos, o a otras violaciones también a los derechos humanos, tal vez más sutiles como la de perder el trabajo, perder los derechos, perder la vivienda, perder la esperanza.
Creo que, en definitiva, nuestra obligación como dirigentes globales, es construir una historia diferente en serio. Muchos de los que aquí pasaron tuvieron discursos un tanto ambivalentes, entre esperanzadores y entre desilusionados porque no habían podido hacer lo que querían, como si de repente hubiera sido algo así como un capricho, como querer hacer algo, no lo dejaron y se enojaron.
Yo creo que lo único que uno no pude hacer cuando tiene la responsabilidad de conducir un país y, sobre todo, cuando se tiene la posibilidad de conducir un país con mucho poder, es enojarse y mucho menos equivocarse. Esto es lo único que no podemos hacer: equivocarnos. Porque los errores, no los pagan los dirigentes que toman las decisiones o hacen las elecciones imperfectas; los errores se pagan en vidas humanas, sin son de la guerra, pero también en vidas humanas si son de la economía, en desocupación, en falta de salud, en falta de educación, en falta de vivienda, en inseguridad, en mano de obra barata para el narcotráfico que tanto decimos combatir.
Una de las claves para combatir el narcotráfico es terminar con la mano de obra barata de los países emergentes y subdesarrollados y también terminar con el lavado de dinero del narcotráfico en los países centrales. Porque la verdad que el dinero del narcotráfico, no se lava en los países que producen la materia prima; el dinero del narcotráfico se lava en los países centrales. Bueno es decirlo también ya que tanto se habla del narcotráfico y se habla de tantas cosas.
Voy a terminar con una frase que pronunció el señor Secretario General de Naciones Unidas, me gustó mucho, me pareció muy apropiada la convocatoria que realizaba y que era, precisamente, una convocatoria de convertir la esperanza en acción a través del trabajo duro, del compromiso, la habilidad y la integridad y finalizaba diciendo: “Con pasión –yo soy una persona con mucha pasión, a veces dicen que me excedo en esto de la pasión y soy un poco fuerte en mis exposiciones, pero bueno-, pero sobre todo con compasión podemos construir el futuro que su gente desea y que nuestro mundo necesita”. Compasión, no es la primera vez que escucho esa palabra; debo confesarles que la escuché hace muchos años en mi país con mucha frecuencia. Tal vez lo entendí en ese momento por esto de la pasión, ¿no?, la pronunció y la pronuncia todavía un cardenal argentino que hoy es Papa, a quien también le agradezco como cristiana la intervención fundamental que tuvo también en esto de la cuestión Siria. Compasión, pasión por la esperanza, pasión por el provenir, pasión por el futuro y compasión por los que menos tienen, por los más vulnerables, por los que esperan todo, por los que no han hecho nada para merecer la miseria y el estar dejados de la mano de Dios. Con compasión para todos aquellos que son víctimas de la guerra, de la desocupación, de la miseria, de la pobreza, en definitiva, de nuestros propios fracasos como dirigencia global.
Muchas gracias y muy buenas noches a todos y a todas. (APLAUSOS)

ONU ARGENTINA “Los millones de argentinos que volvieron a tener ilusiones no tienen que pagar la fiesta de los lobbystas”, afirmó la Presidenta en la ONU

28sep13 ONU 2409131
Martes, 24 de Septiembre de 2013
“Los millones de argentinos que volvieron a tener ilusiones no tienen que pagar la fiesta de los lobbystas”, afirmó la Presidenta en la ONU

La presidenta Cristina Fernández brindó un discurso esta noche ante la 68ª. Asamblea anual de las Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York. La Jefa de Estado volvió a reclamar una reforma en el Consejo de Seguridad de la ONU, para que no se vuelva “un obstáculo en la resolución de conflictos” como el de la crisis de Siria. “No hay guerras justas; sólo la paz es justa”, enfatizó. Asimismo, la Mandataria emplazó al nuevo gobierno de la República de Irán para que apruebe el tratado para interrogar a los imputados por la justicia argentina en la voladura de la AMIA. Y advirtió lo “insólito” del caso que se dirime en la Justicia estadounidense contra los fondos buitre, ya que señaló que “de haber defaulteado la deuda, ahora no nos quieren dejar pagar la deuda”.
La presidenta Cristina Fernández expresó esta noche durante su mensaje ante la asamblea anual de las Naciones Unidas su “solidaridad con las víctimas del atentado de Kenia, también de Pakistán, y en general de todas las víctimas de los atentados terroristas que se producen en distintas partes del mundo”. Recordó la Argentina “junto a Estados Unidos de América, son los únicos dos países del continente americano que sufrieron ataques terroristas”.
Indicó que eso lleva a conocer con claridad “que estamos frente a verdaderas víctimas, no son soldados; era gente que toma un ómnibus, entraba en su lugar de trabajo, y recibía un ataque letal. No había elegido ir a pelear”. “A esas víctimas y a sus familiares es con quien debe estar expresada nuestra solidaridad y nuestra condena a todo tipo de terrorismo”, enfatizó.
Respecto a la cuestión en Siria, la Jefa de Estado recordó que estuvo en la ONU el pasado 6 de agosto, presidiendo la sesión del Consejo de Seguridad. Señaló que en ese momento el país propuso “la reforma del Consejo de Seguridad, porque sosteníamos que su lógica databa de la posguerra, donde el temor al holocausto nuclear, había generado ese organismo con las potencias vencedoras de la Alemania nazi”.
Sostuvo que “ese organismo que funcionó desde 1945, hoy se ha demostrado absolutamente antifuncional y obsoleto, no solamente en la cuestión siria, sino en otros incidentes contra la paz en el mundo”. “El 6 de agosto reclamamos que se adoptara el mecanismo que tenemos en los organismos de Latinoamérica, donde las decisiones se toman por consenso”, expresó.
La Primera Mandataria consideró que “si una de las partes que está en el conflicto o tiene intereses, tiene derecho a veto, este derecho a veto se convierte en un obstáculo a la resolución de ese conflicto”. En ese marco, planteó que “resulta bastante incomprensible que se hayan dado cuenta que en Siria había un conflicto, recién el día 21 de agosto”.
Cristina Fernández remarcó que “Siria viene con un conflicto desde hace más de un año y medio, han muerto 150 mil personas, y el 99,99% de esas personas han muerto por armas convencionales, no por armas químicas”. “Se habla de armas químicas como si estuviéramos por primera vez ante un fenómeno de armas de devastación masiva”, apuntó. Y recordó entre otros hechos las las cámaras de gas de los nazis, el holocausto nuclear en Nagasaki e Hiroshima, o el uso de napalm o fósforo en la guerra de Vietnam.
“También recuerdo para ser justa, el dolor de la sociedad norteamericana viendo abrir el vientre de sus aviones y bajar en en bolsas negras los cadáveres de los soldados que habían ido a pelear a alguna parte del mundo”, mencionó. Y remarcó: “Cuanta irracionalidad. No hay guerras justas; sólo la paz es justa”.
La Presidenta aseguró que “la paz y la seguridad no son conceptos militares, son conceptos políticos”. “Saludamos el hecho de que se haya podido arribar a un acuerdo en la cuestión siria”, remarcó. Y reiteró la oposición del país a “la intervención directa, al bombardeo. El hecho de que para evitar muertos íbamos a provocar más muertos, no se sostenía desde ninguna lógica”.
Respeto al derecho internacional
La Jefa de Estado afirmó que Argentina es “un país muy respetuoso de las normas escritas del derecho internacional”. “Mi país es firmante del tratado de no proliferación nuclear, siendo la Argentina uno de los países con mayor desarrollo nuclear en América Latina. Lo hacemos con fines pacíficos”, remarcó.
En ese sentido, criticó la actitud de algunas potencias como Gran Bretaña: “No andamos condenando el uso de la energía nuclear con fines de guerra, y andamos enviando submarinos nucleares, como nos sucede a los argentinos, con nuestros conflicto por Malvinas, donde el Reino Unido militariza el Atlántico Sur”, puntualizó.
Además, resaltó que Argentina es miembro de la corte internacional de Roma. “Cuando hablamos de la condena a dictadores, hablamos de que somos parte de ese tribunal y podemos ser sometidos a ese tribunal”, señaló. También mencionó la pertenencia del país a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington y a otros organismos de Derechos Humanos a nivel global. “Lo curioso es que muchos de los que hablan de derechos humanos, no han firmado ninguno de estos acuerdos”, enfatizó.
La Primera Mandataria consideró que “hay una diversidad cultural y que hay valores que nos pueden parecer a nosotros absolutos y a otros relativos”. “No me gusta la palabra tolerancia. Me gusta la palabra aceptar: aceptar que el otro es diferente y que el otro acepte que yo soy diferente”, opinó.
Cristina Fernández comentó que uno de los mandatarios que la precedió en la palabra mencionó a las “fosas comunes”. En ese sentido, señaló que “Argentina también puede hablar de fosas comunes, todavía en pleno siglo XXI estamos descubriendo fosas con los restos de los miles de detenidos y desaparecidos de la dictadura genocida del 24 de marzo de 1976, como ocurrió en Chile a partir del golpe de 1973”. “Cómo nos hubiera gustado que tantos que hacen discursos condenando a genocidas y dictadores, hubieran venido a ayudar a los pueblos como el argentino o el chileno, que eran víctimas de las dictaduras durante la guerra fría”, expresó.
Por todo ello, la Presidenta reclamó la “necesidad de acabar con el doble standard y que las decisiones de este organismo se cumplan a rajatabla, para grandes y para pequeños”. “Lo estamos esperando desde 1965, cuando el plenario de la asamblea y del comité de descolonización, obligaron a la Argentina y al Reino Unido a sentarse a dialogar, porque hay una controversia de soberanía sobre territorio malvinense”, afirmó.
Pero advirtió que pese a todas las resoluciones no hubo avances sobre la cuestión de Malvinas. Y afirmó: “Así seguimos con estos dobles standards, que algunos no les gustan que se nombren, pero que son como las brujas: que las hay, las hay”.
La Causa AMIA
La Jefa de Estado destacó que “se ha reconocido la necesidad, como base esencial para comenzar a desatar ese nudo gordiano que es la cuestión de Medio Oriente, de la creación de un estado palestino, y que el estado de Israel viva en sus fronteras”.
Por otra parte, comentó que escuchó al presidente de la República Islámica de Irán y las declaraciones de otros mandatarios sobre su asunción en el cargo. “Me pareció entender que hay una suerte de nueva expectativa de cambio frente a la renovación de las autoridades de Irán”, afirmó.
En ese sentido, indicó que la justicia argentina ha acusado formalmente a ciudadanos iraníes de haber tenido participación en la voladura de la AMIA. “Se cumplen diez años desde que el que fuera presidente Néstor Kirchner pidiera colaboración a Irán para el esclarecimiento de los hechos”, comentó.
La Mandataria señaló que “el año pasado recibimos una respuesta del entonces presidente iraní para arribar a un acuerdo y llegar a una resolución”. “Cuando la Argentina vino pidiendo la colaboración durante diez años, y alguien al que se le reclamaba, da una respuesta, es natural atenderla”, aseguró.
Lamentó que en Argentina el acuerdo “fue usado en nuestro país, para atacarnos políticamente, y acá en Estados Unidos por los fondos buitres, para presionar al congreso, diciendo que estábamos llegando a un acuerdo con Irán”. Pero advirtió que ese acuerdo no se alcanzó para llevar a cabo ninguna guerra, sino para tratar de encontrar justicia sobre un atentado terrorista.
“En mi país ese tratado ya fue aprobado hace 9 meses. Fue aprobado por los organismos competentes, el mundo tiene conocimiento que Argentina ha respetado a este tratado”, afirmó Cristina Fernández. Y reconoció: “A los que decían que era tan conveniente para Irán, 9 meses después de no tener novedades, me permito dudar”.
De todos modos, la Presidenta destacó las declaraciones del nuevo presidente iraní “que dijo que de ninguna manera se niega el Holocausto, es algo muy importante”. “Hoy inclusive en su discurso manifestó que la sociedad iraní dio muestras, a través de esta elección, desplazando a quien tenía posturas que todos hemos escuchado, por posturas más moderadas, de ser una sociedad democrática y de buena voluntad”, remarcó.
“Esperamos que nos digan si se ha aprobado el acuerdo, cuando se va a aprobar, y que además pudiésemos tener una fecha de conformación de la comisión, y que el juez argentino pueda ir a Teherán”, afirmó la Jefa de Estado. Y aseguró: “No tenemos miedo y creemos en la voluntad de la gente. Todos los que pasaron por acá dicen que quieren la paz. Esperamos de todos acciones coincidentes entre lo que dijeron y lo que van a hacer”.
Pero pidió que “tampoco se confunda nuestra paciencia con ingenuidad o estupidez. Queremos respuestas”. “Lo merecen las víctimas y lo merece la propia República Islámica de Irán si quiere demostrarle al mundo que hay un gobierno diferente”, enfatizó.
El conflicto con los fondos buitre
La Presidenta afirmó que los argentinos “somos cumplidores seriales de las normas del derecho internacional. Y somos también víctimas seriales de otras normas no escritas”. Señaló que dichas normas “hoy tienen una gran importancia, normas no escritas por las calificadores de riesgo, por los fondos buitres”.
Aseguró que “está claro que la crisis económica que comenzó aquí, con la caída de Lehman Brothers, en 2008, sigue produciendo una situación volátil, quebradiza”. “Vemos millones de desocupados en todo el mundo, similar situación que la que vivió argentina con el default en 2001”, puntualizó.
La Jefa de Estado aseguró: “Somos víctimas de esas reglas no escritas de las calificadores de riesgo, de los derivados financieros, de los fondos buitre”. Y consideró que “esta es la historia de Argentina pero puede ser la historia de cualquier otro país en muy poco tiempo”.
Recordó que “Argentina a partir del gobierno del presidente Kirchner, comenzó a ver como hacíamos para salir de esa deuda que significaba el 160% de nuestro PBI”. Indicó que “en el año 2005 se produce la primera reestructuración de la deuda, entra el 76% de los acreedores”. “Durante mi gestión se vuelve a abrir el canje y llegamos al 93% de los acreedores de la deuda”, agregó.
La Mandataria consideró que “en cualquier país que tiene una ley de quiebra, hace falta ingrese el 66% de los acreedores, para que el juez determine que ingrese el resto de los acreedores al acuerdo”. Aseguró que “desde 2005 a la fecha ha pagado en término y rigurosamente cada uno de los vencimientos de su deuda”.
En ese sentido, informó que “hoy estamos en un 45% o poco menos de deuda del PBI, de lo cual la mayoría es dentro del propio sector público; en moneda extranjera, la Argentina está debiendo solo el 8,7% de su PBI”.
En ese marco, la Presidenta comentó que grupos de especuladores “compraron por 40 millones de dólares, bonos que hoy pretenden cobrar, -por afuera del acuerdo de los acreedores que acordaron quitas, términos de pago- la totalidad, sin quita ni espera: cobrar hoy 1700 millones de dólares o mas. Un rendimiento que es del 1300%”. En ese sentido, se preguntó “dónde vamos a encontrar empresarios que se dediquen a invertir en producción y crecimiento, si alguien compra bonos defaulteados por 40 millones de dólares, y luego encuentra un juez que le dice que puede cobrar 1700 millones”.
Cristina Fernández agradeció la presentación como amicus curiae de la Argentina a la la República de Francia y a la ex vicepresidente del FMI, Anne Krueger.
Por otra parte, recordó la frase del ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul O’Neill, quien en 2001 negó ayuda a la Argentina porque consideró que “los herreros y carpinteros norteamericanos no debían pagar la fiesta de los argentinos”. En ese sentido, la Mandataria afirmó: “Yo digo que los millones de argentinos que recuperaron trabajo, que volvieron a tener ilusiones, los científicos que volvieron al país, los chicos que volvieron a tener educación, tampoco tienen que pagar la fiesta de los lobbystas, que tienen poder para hacer tambalear el sistema financiero internacional”.
Aseguró que “resulta insólito” el hecho de que “de haber defaulteado la deuda, hoy no nos quieren dejar pagar la deuda”. Remarcó además que esto se da “en un mundo que se debate, con millones de hombres y mujeres que pierden su trabajo”.
“Hemos evidenciado una voluntad de cumplimiento, que creo que debe ser reconocida”, afirmó la Jefa de Estado. “A menos que se quiera escarmentar a la argentina, porque pudo salir del pozo, pudo generar crecimiento y empleo, pudo pagarle a sus acreedores, sin atenerse a las recetas del Fondo Monetario Internacional”, opinó.
Asimismo, señaló que “ha habido manifestaciones excelentes del G20 sobre guaridas fiscales, pero el mundo necesita una normativa global para el sistema financiero internacional”.
La pasión y la compasión
La Presidenta afirmó: “Nuestra obligación como dirigentes globales es construir una historia diferente, en serio”. “Lo que uno menos puede hacer cuando tiene la responsabilidad de conducir un país, es enojarse”, aseguró.
En ese sentido, señaló que “los errores no los pagan los dirigentes que toman las decisiones imperfectas: los errores se pagan en vidas humanas, si son de la guerra; pero también en vidas humanas si son económicas: en falta de salud, en falta de educación, en inseguridad, en mano de obra barata para el narcotráfico”.
La Jefa de Estado destacó el discurso del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y consideró “muy apropiada la convocatoria que realizaba a convertir la esperanza en acción, a partir del trabajo duro”. También resaltó las palabras del funcionario quien dijo que se debe actuar “con pasión, pero sobre todo con compasión”
Cristina Fernández señaló que la palabra compasión la escuchó “hace muchos años en nuestro país, tal vez no la entendí en ese momento. La pronunció y la pronuncia un cardenal argentino que hoy es Papa. A quien también le agradezco, como cristiana, la intervención que tuvo en la cuestión siria”. “Pasión por la esperanza, por el futuro; y compasión por los que menos tienen, por los que esperan todo, que no han hecho nada para estar como están, por todos aquellos que son víctimas de la pobreza, de la indigencia, de la guerra”, concluyó.

ARGENTINA Entrevista a Cristina Kirchner – TV Pública – 22 SEP. 2013 2DA PARTE

Nube de etiquetas