Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Unasur’

ARGENTINA La Jefa de Estado recibió a ministros de Justicia y de Seguridad de la Unasur

05oct13 UNASUR 04101306
Viernes, 04 de Octubre de 2013
La Jefa de Estado recibió a ministros de Justicia y de Seguridad de la Unasur

La presidenta Cristina Fernández recibió esta tarde en Casa de Gobierno a los ministros de Seguridad, Justicia y especialistas en Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo de países de la UNASUR, reunidos en Buenos Aires.
El encuentro tuvo lugar en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, luego que concluyeran las deliberaciones en el Palacio San Martín.
Los ministros deliberaron en el Palacio San Martín para definir políticas en materia de lucha contra el lavado de activos y financiamiento del terrorismo y le entregaron las conclusiones a la Primera Mandataria.
Participaron de la audiencia los ministros de Justicia y de Seguridad de Argentina, Julio Alak y Arturo Puricelli, respectivamente; el ministro de Justicia de Brasil, Eduardo Cardozo; por Paraguay, la ministra de Justicia y Trabajo, Sheila Raquel Abed Duarte, y el ministro de Información Financiera, Oscar Boidanich Ferreira; el ministro del Interior de Perú, Gerónimo Pedraza Sierra; por Uruguay, el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi Varela; el ministro del Poder Popular, Relaciones Interiores, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres; el subsecretario de Inteligencia de Ecuador, Fernando Garzón, en representación del ministro de Gobierno y Policía de dicho país; y el ministro de Gobierno de Bolivia, Gustavo Romerto Bonifas.

Anuncios

UNASUR Declaraciones de la Presidenta con motivo del encuentro de Presidentes de Suramérica desde el Gran Hotel Cochabamba en Bolivia

Declaraciones de la Presidenta con motivo del   encuentro de Presidentes de Suramérica desde el Gran Hotel Cochabamba en   Bolivia
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA   FERNÁNDEZ CON MOTIVO DEL ENCUENTRO DE PRESIDENTES DE SURAMÉRICA, DESDE EL SALÓN   PRINCIPAL DEL GRAN HOTEL COCHABAMBA, EN BOLIVIA.

Muy buenas noches a todos y a todas, cuando me   refiero a todos y a todas no ya a los jefes y jefas de Estado, embajadores y   embajadoras, con quien ya hemos estado reunido, sino a todos los demás que   nos acompañan aquí: hermanos y hermanas de Bolivia; trabajadores de la prensa   nacional e internacional, que nos acompañan: bueno, en realidad habíamos   acordado que iba a hacer yo una pequeña intervención, no solamente como   Presidenta, sino en mi calidad también de abogada, porque fue una   conversación que mantuvimos con Evo, en la noche, cuando estaba virtualmente   de rehén, allí en Viena.

Creo que el relato del Presidente Evo Morales,   sobre todo la primera parte, donde describe la situación que se produjo, arriba   de un avión viajando un Presidente y le dicen, de repente, que no puede volar   y que tiene que retirarse de un territorio yo me imagino, como Presidenta, en   una situación similar, uno viaja constantemente por todas partes del mundo –   en misiones oficiales – y me imagino de repente que de un país me informen   que no se me autoriza – como Presidente de la República Argentina –   previamente habiendo sido acordado esa autorización y me digan: “adónde   volvemos, tenemos poco combustible”, es una situación que excede una   mera situación de carácter institucional para tornarse en una situación de   carácter humanitario, si se quiere, porque en definitiva se puede poner en   peligro la seguridad, no ya de un Jefe de Estado, sino la seguridad de una   vida humana, que es exactamente igual sea la de un Presidente de Estado o la   de cualquier ciudadano. Adquiere mayor relevancia, obviamente, el hecho de   ser un Jefe de Estado porque uno se pregunta si hacen estás cosas con un Jefe   de Estado, que tiene conocimiento todo el mundo, que tiene acceso a la   prensa, a los medios de comunicación, qué puede pasar con la situación o la   suerte de cualquier ciudadano del mundo, de cualquier nacionalidad al que   nadie conoce, al que le puede pasar cosas mucho más terribles sin siquiera   enterarse uno de que esto ha pasado.

El relato realmente es feo, es escalofriante –   por momentos – porque además tuvieron la suerte de que Viena, en este caso   Austria, autorizara el descenso de la nave, pero – por lo que relataba el   Presidente Morales – tal vez no hubieran tenido la autonomía suficiente para   retornar a Rusia, que era el punto de partida, con lo cual la primera   situación, es de carácter humanitario grave; la segunda es una situación de   carácter legal grave, porque había autorizaciones concedidas por Estados para   transitar por sus espacios aéreos, en este caso por parte de Portugal,   España, Francia e Italia, que luego fueron denegadas, o sea, hay una doble   violación: una primera, a la inmunidad de todo jefe de Estado y a la nave   presidencial que conduce a ese jefe de Estado y, luego, una segunda violación   a los acuerdos concedidos para vuelos que se tratan de acuerdos en materia   internacional como si fueran acuerdos suscriptos, porque no había ninguna   causa, ninguna razón. Porque, de repente, puede haber situaciones   climatológicas, situaciones tecnológicas pero no fueron explicitadas   debidamente.

Bueno, lo cierto es que el relato del presidente   Morales revela un grado de violación de normas del Derecho Internacional, de   la Carta de Naciones Unidas y un grado de inseguridad jurídica muy graves   para cualquier país del mundo y para cualquier ciudadano.

Por eso creo que este documento que hemos estado   hoy elaborando y discutiendo, por un lado, revela estas situaciones y, bueno,   esperamos como países democráticos las respectivas explicaciones.

Y también, para no darle tanto dramatismo, ¿no?,   y poner un poco de humor en todo esto. Uno piensa en los ciudadanos de los   países desarrollados que ponen tanto dinero en sus aparatos de inteligencia,   en sus agencias de seguridad y de repente estas agencias de seguridad han   informado mal a sus gobiernos porque, evidentemente, habían informado o por   lo menos que en el avión del presidente Morales viajaba una persona que   además, hubiera estado haciendo uso del derecho de asilo también…Ustedes   saben que embajadas o naves militares, son extensiones del territorio, o sea   que, gastar tanta plata para tanta mala información…Y nos habían convencido   en las películas que tenían una precisión y una exactitud que por lo visto   solamente es para las películas y para ganar algún Oscar, pero no un Oscar de   diplomacia precisamente.

Así que, nada, yo la verdad estaría, si fuera   presidenta de esos países, con toda la plata que gastan, muy preocupada, no   solamente por el papelón internacional en que han incurrido, sino también por   tanta plata mal gastada. Se supondría que podrían invertirla mejor y ser más   efectivos, ¿no?

Así que, nada, nuestra solidaridad hacia el   pueblo de Bolivia, hacia el presidente Evo Morales y hacia todo el pueblo   latinoamericano. Porque, en realidad, nos hemos sentido violentados todos, en   alguna medida o en alguna forma, por esto que ha sucedido y recomendarle   también a los pueblos hermanos de los países desarrollados y con tantos años   de, en fin, de prácticas de inteligencia, de tanto dinero destinado a estos   fines, bueno, que exijan a sus gobiernos que hagan las cosas un poco mejor   para evitar estos verdaderos bochornos internacionales que constituyen,   además, en el siglo XXI vestigios de un colonialismo decadente y, la verdad,   que muy poco efectivo.

Nada más, eso quería decir y agradecerles a todos   los presidentes, embajadores, embajadoras que han concurrido a esta reunión   por su solidaridad con el pueblo de Bolivia y con nosotros mismos.

Muchas gracias y buenas noches a todos y a todas.   (APLAUSOS)

 

ARGENTINA Cristina Fernández afirmó que la situación sufrida por el Presidente boliviano fue un “vestigio del colonialismo decadente”

Jueves, 04 de Julio de 2013

Cristina Fernández afirmó que la situación   sufrida por el Presidente boliviano fue un “vestigio del colonialismo   decadente”

 

08jul13 EVO 02 040713vds_5470

La presidenta Cristina Fernández sostuvo esta   noche ante sus pares de la UNASUR que todos los jefes de Estado se sintieron   “violentados” por lo sucedido en Europa a su par boliviano Evo   Morales y advirtió que los países que le revocaron el permiso para aterrizar   cometieron un grado de inseguridad jurídica muy grave.

La Presidenta habló en el plenario de mandatarios   de la UNASUR reunidos esta noche en Cochabamba, para expresar su solidaridad   con Evo Morales y el pueblo boliviano, y destacó la “violación al derecho   internacional” cometida por Portugal, España, Italia y Francia cuando le   negaron al mandatario boliviano el permiso para aterrizar a fin de   reabastecerse de combustible.

“Hay una doble violación: primero a la inmunidad   de todo jefe de Estado y de la nave presidencial que lo conduce, y segundo,   una violación a los acuerdos concedidos para el vuelo”, dijo Cristina   Fernández, quien señaló que esos acuerdos fueron revocados “sin ninguna   causa, ninguna razón”.

Afirmó que “el relato de Morales revela un grado   de violación de normas de derecho internacional, de la Carta de las Naciones   Unidas, y un grado de inseguridad jurídica muy graves”.

Advirtió que además, lo ocurrido “excede una   mera situación de carácter institucional para tornarse en una situación de   carácter humanitario, porque se puso en peligro la seguridad de un jefe de   estado, de una vida humana”.

“Esperamos como países democráticos las   respectivas explicaciones”, sostuvo.

Se manifestó “muy preocupada, no solamente por el   papelón internacional en que han incurrido” esos países, “sino por tanta   plata mal gastada”.

Tras ratificar su “solidaridad al pueblo   boliviano y al presidente Morales de todo el pueblo latinoamericano”, afirmó   que “todos nos hemos sentido violentados, todos en alguna medida por esto que   está sucediendo”.

Agregó que “quiero recomendarles a los pueblos   hermanos de los países desarrollados, con tantos años de prácticas de   inteligencia, y tanto dinero destinado a esos fines, que exijan a sus   gobiernos que hagan las cosas un poco mejor para evitar estos verdaderos   bochornos internacionales, que en el siglo XXI constituyen vestigios de   colonialismo decadente y muy poco efectivo”.

La reunión plenaria comenzó con una detallada   explicación por parte de Morales de todo lo que le ocurrió desde que salió de   Moscú y aterrizó en Viena, tras lo cual hablaron los mandatarios presentes en   la Cumbre. Además de los de Argentina y Bolivia, hicieron uso de la palabra   José Mujica, de Uruguay; Rafael Correa, de Ecuador, Nicolás Maduro, de   Venezuela, y de Surinam, Desi Bouterse; y cancilleres y representantes de los   demás países del bloque regional.

Al término de las deliberaciones de los   presidentes de la UNASUR, entre ellos la mandataria argentina Cristina   Fernández de Kirchner, se leyó la “Declaración de Cochabamba” cuyo texto es   el siguiente:

DECLARACIÓN DE COCHABAMBA

Ante la situación a la que fuera sometido el   Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, por parte de los   gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España, denunciamos ante la   comunidad internacional y los diversos organismos multilaterales:

· La flagrante violación de los Tratados   Internacionales que rigen la convivencia pacífica, solidaridad y cooperación   entre nuestros Estados, que constituye un acto insólito, inamistoso y hostil,   configurando un hecho ilícito que afecta la libertad de tránsito y   desplazamiento de un Jefe de Estado y su delegación oficial.

· El atropello y las prácticas neocoloniales que   aún subsisten en nuestro planeta en pleno siglo XXI.

· La falta de transparencia sobre las   motivaciones de las decisiones políticas que impidieron el tránsito aéreo de   la nave presidencial boliviana y su presidente.

· El agravio sufrido por el presidente Evo   Morales, que ofende no solamente al pueblo boliviano sino a todas nuestras   naciones.

· Las prácticas ilegales de espionaje que ponen en   riesgo los derechos ciudadanos y la convivencia amistosa entre naciones.

Frente a estas denuncias, estamos convencidos que   el proceso de construcción de la Patria Grande, en el que estamos   comprometidos, debe consolidarse en pleno respeto a la soberanía e   independencia de nuestros pueblos, sin la injerencia de los centros   hegemónicos mundiales, superando las viejas prácticas en las que se pretende   imponer países de primera y de segunda clase.

Las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de   países de la Unión de Naciones Suramericanas UNASUR, reunidos en Cochabamba,   Bolivia el 4 de julio de 2013,

1. Declaramos que la inaceptable restricción a la   libertad del Presidente Evo Morales Ayma, convirtiéndolo virtualmente en un   rehén, constituye una violación de derechos no sólo al pueblo boliviano, sino   a todos los países y pueblos de Latinoamérica y sienta un peligroso   precedente en materia del derecho internacional vigente.

2. Rechazamos las actuaciones claramente   violatorias de normas y principios básicos del derecho internacional, como la   inviolabilidad de los Jefes de Estado.

3. Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal,   Italia y España, expliquen las razones de la decisión de impedir el   sobrevuelo del avión presidencial del Estado Plurinacional de Bolivia por su   espacio aéreo.

4. De igual manera exigimos a los gobiernos de   Francia, Portugal, Italia y España presenten las disculpas públicas   correspondientes en relación a los graves hechos suscitados.

5. Respaldamos la Denuncia presentada por el   Estado Plurinacional de Bolivia ante la Oficina del Alto Comisionado de   Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por la grave violación de Derechos   Humanos y puesta en peligro concreto de la Vida del Presidente Evo Morales.   Asimismo, respaldamos el derecho del Estado Plurinacional de Bolivia de   realizar todas las acciones que considere necesarias ante los Tribunales e   instancias competentes.

6. Acordamos conformar una Comisión de   Seguimiento, encargando a nuestros Cancilleres la tarea de realizar las   acciones necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

Finalmente, en el espíritu de los principios   establecidos en el Tratado Constitutivo de UNASUR, exhortamos a la totalidad   de las Jefas y Jefes de Estado de la Unión a acompañar la presente   Declaración. De igual manera, convocamos a la Organización de las Naciones   Unidas y organismos regionales que aún no lo han hecho, a pronunciarse sobre   este hecho injustificable y arbitrario.

Cochabamba, 4 de julio de 2013

 

Reunión urgente de UNASUR en Cochabamba: Palabras de la Presidenta de la Nación

Reunión urgente de UNASUR en Cochabamba: Palabras   de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA   FERNÁNDEZ EN REUNIÓN URGENTE DE UNASUR, EN COCHABAMBA, BOLIVIA.Muy buenas noches a todos y a todas; hermano y   compañero Presidente del estado Plurinacional de Bolivia; compañero Rafael   Correa, Presidente de la República de Ecuador; querido Nicolás, compañero   Presidente de la República Bolivariana de Venezuela; querida compañera Cilia;   cancilleres, Elías; Marco Aurelio; bolivianos y bolivianas, muchas gracias,   hermano pueblo, protagonistas todos – en esta América del Sur – de tantas   gestas gloriosas por la liberación y por la emancipación de nuestros pueblos,   allá por el siglo XIX, de Manuel Belgrano, de la Juana Azurduy, de San   Martín, de Bolívar, de nuestros hombres y mujeres, que murieron por darnos la   libertad y deben ser la entrañable memoria viva de nuestros pueblos.He venido desde el Sur de mi Patria, adonde había   concurrido para un acto, en el cual inaugurábamos universidades, edificios en   las universidad para expresar mi solidaridad y la del pueblo argentino,   frente al atropello que sufrió el presidente de este país y también el   atropello a su pueblo y el atropello, que consideramos como propio atropello   también, de nuestros pueblos, nuestros derechos y nuestras sociedades.   (APLAUSOS).

Resulta curioso, cuanto menos que quienes muchas   veces reclaman seguridad jurídica, que quienes nos hablan del respeto al   Derecho Internacional, con el cual todos estamos de acuerdo, quienes nos   hablan de respetar los derechos humanos, con los cuales también estamos   absolutamente de acuerdo, hayan cometido esta inédita violación a las más   elementales normas vigentes del Derecho Internacional.

A usted, Presidente de Bolivia, lo han tenido de   rehén durante 13 horas y ahora quieren explicar que todo se debe a fallas   técnicas o de combustible.

Por lo menos aquí, en la América del Sur, cuando   cometemos algún error o alguna equivocación, nos han enseñado de chiquitos a   reconocerlo y, por lo menos, a pedir disculpas a quien hemos ofendido.

Por eso, los jefes y jefas de Estado de UNASUR,   hemos querido estar aquí, los que hemos podido hacerlo, para acompañar al   pueblo boliviano, porque cada uno de nosotros, más allá del honor que   significa presidir a nuestros países, representamos, por sobre todas las   cosas, a la soberanía popular, porque somos todos presidentes y presidentas   elegidos por el voto democrático, en libertad y sin proscripciones de   nuestros país.

Y esto, precisamente ser gobiernos democráticos,   nos han costado libres, nos ha costado mucho. Primero, la emancipación en el   siglo XIX; luego, las dictaduras que sufrimos durante el siglo XX. Por eso,   para nosotros, es tan importante el concepto de libertad.

Hoy un diario de mi país, publicaba en la portada   “Igual que hace cinco siglos” y la verdad que lo sentimos así.

Yo no soy originaria, usted Presidente forma   parte de los pueblos originarios de esta América devastada, expoliada y   explotada durante cinco siglos.

Muchos de nosotros somos descendientes de los que   expoliaron o colonizaron estas tierras, pero los intereses de nuestras   sociedades, de nuestros pueblos y por la vigencia de las libertades, de los   derechos humanos, de los derechos sociales y la inclusión.

Por eso, sé que han tenido un largo acto, ya han   hecho uso de la palabra todos los hermanos y hermanas que hoy nos acompañan,   así que, no me queda nada más que expresar toda nuestra solidaridad, todo   nuestro acompañamiento y pedirle y solicitarle, muy serena pero muy   seriamente a quienes han violado el derecho, que subsanen de esto y se hagan   cargo de los errores cometidos.

Es lo menos que pedir, que pidan perdón. Alguna   vez en su vida, que pida perdón por lo que han hecho.

Muchas gracias; gracias Bolivia, los quiero y las   quiero mucho a todas.

Gracias, compañero Evo, muchas gracias.   (APLAUSOS)

UNASUR La Jefa de Estado arribó a Bolivia y expresó su solidaridad con Evo Morales

Jueves, 04 de Julio de 2013

La Jefa de Estado arribó a Bolivia y expresó su   solidaridad con Evo Morales

 

08jul13 EVO 01 040713aa1_9965

La presidenta Cristina Fernández arribó esta   noche a la ciudad boliviana de Cochabamba, donde participará de la Cumbre de   jefes y jefas de estado de Unasur. A su llegada expresó: “Venimos a   solidarizarnos con su Presidente y compañero, Evo Morales, pero   fundamentalmente con el pueblo boliviano”.

La Jefa de Estado denunció la “clara restricción   a los derechos del presidente Evo Morales, que lo convirtieron en un rehén”   tras que se le impidiera sobrevolar varios países europeos y el vuelo que lo   transportara fuera desviado a Austria.

Aseguró que la situación vivida por Morales   “constituye un peligroso precedente” y consideró que es “un hecho inédito” en   materia de relaciones internacionales.

“Es sumamente peligroso que países que presumen   de tener un alto grado de desarrollo y cultural cometan actos ilícitos de   esta naturaleza”, opinó la Mandataria. Y se preguntó: “Si esto se hace a los   ojos del mundo contra un jefe de estado, que es lo que no se hará contra   cualquier ciudadano cuando no hay ninguna cámara de televisión”.

Por último, la Presidenta manifestó su postura   “en defensa del derecho internacional, de los derechos de Bolivia, del   presidente Evo Morales, y de los derechos humanos”. Y afirmó que “Argentina   puede dar un claro ejemplo de defensa irrestricta de los derechos humanos,   durante la vigencia de nuestra democracia”.

Tras su arribo al aeropuerto, Cristina Fernández   se dirigió a un acto en respaldo a Evo Morales en la misma ciudad de   Cochabamba, en el que estuvieron presentes, además del mandatario boliviano,   los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; de Ecuador, Rafael Correa, y de   Uruguay, José Mujica, y de Surinam, Desi Bouterse, así como representantes de   los gobiernos de Brasil y otros de la región.

Cristina Kirchner pidió en forma “muy serena   pero muy seriamente a quienes han violado el derecho que subsanen esto y se hagan   cargo de los errores cometidos; es lo menos que podemos pedir, que pidan   perdón alguna vez en su vida, que pidan perdón por lo que han hecho”.

“He venido desde el sur de mi patria   -comenzó- para expresar mi solidaridad y la del pueblo argentino frente al   atropello que sufrió el presidente de este país y el atropello a su pueblo y   el atropello que consideramos como propio, atropello a nuestros pueblos, a   nuestros derechos y a nuestras sociedades”.

Advirtió que “resulta curioso cuanto menos.   que quienes muchas veces reclaman seguridad jurídica, que quienes nos hablan   del respeto al derehcho internacional con el cual todos estamos de acuerdo,   que quienes nos hablan de respeto a los derechos humanos, con los cuales   también estamos absolutamente de acuerdo, hayan cometido esta inédita   violación a las más elementales normas vigentes del derecho internacional a   Usted, presidente de Bolivia, lo han tenido de rehén durante 13 horas y ahora   quieren esxplicar que todo se debe a fallas técnicas o de combustible”.

Añadió que “por lo menos aquí en América del   Sur, cuando cometemos algún error o equivocación nos han enseñado a   reconocerlo y por lo menos a pedir disculpas a quien hemos ofendido”.

“Por eso -continuó- los jefes y jefas de   estado de la Unasur hemos querido estar aquí para acompañar al pueblo   boliviano, porque cada uno de nosotros, más allá del honor que significa   presidir a nuestros países, representamos por sobre todas las cosas a la   soberanía popular, porque somos todos presidentes elegidos por el voto democrático   en libertad y sin proscripciones de nuestros países”.

Tras mencionar las luchas sudamericanas por la   emancipación, afirmó que “muchso de nosotros somos descendientes de los   que expoliaron o colonizaron estas tierras, pero hemos elegido colocarnos a l   lado de los intereses de nuestras sociedades, nuestros pueblos, y la vigencia   de las libertades, de los derechos humanos, de los derechos sociales y la   inclusión”.

Por eso , concluyó, “no me queda más que   expresar toda nuestra solidaridad, todo nuestro acompañamiento y solicitarle   muy serena pero muy seriamente a quienes han violado el derecho, que subsanen   esto y se hagan cargo de los errores cometidos; es lo menos que podemos   pedir, que pidan perdón alguna vez en su vida, que pidan perdón por lo que han   hecho”.

 

ARGENTINA Almuerzo en honor al presidente de Perú, Ollanta Humala: Palabras de la Presidenta de la Nación

Almuerzo en honor al presidente de Perú, Ollanta Humala: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ALMUERZO OFRECIDO EN HONOR DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ, OLLANTA HUMALA, EN CASA ROSADA.
Muy buenos días a todos y a todas; señor Presidente de la República del Perú, querido Ollanta Humala; su comitiva que lo acompaña; miembros del Gobierno argentino; señor vicepresidente; señor presidente de la Cámara de Diputados; presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación; organizaciones y miembros de la oposición, que hoy también nos acompañan, las bancadas opositoras; miembros de las organizaciones de derechos humanos; Madres y Abuelas de Plaza de Mayo; artistas también e intelectuales que veo desde aquí, representativos de nuestra comunidad: queremos darle a usted y a toda su comitiva la bienvenida: un reproche que le hice que no voy a omitir al Presidente cuando lo vi caminar solo y le dije: “¿Y Nadine dónde está?” Nadine es su esposa, una encantadora mujer, pero fundamentalmente una militante política y un cuadro político que debo reconocer yo no la conocía y me la hizo conocer Néstor Kirchner, sin conocerla personalmente, porque como recuerda el Presidente siendo Presidente Néstor lo recibió – en su primer intento para llegar a ser Presidente de la hermana República del Perú –a él y a Nadine y debo decirle, le comentaba al Presidente, que Néstor no era un hombre que fuera fácil de impresionar, no se impresionaba demasiado, pero él quedó muy impresionado precisamente por la figura de Nadine y me la definió como un verdadero cuadro político. Así que le pregunté al Presidente por qué no la trajo y me dijo que está trabajando. Y yo le dije: “¡que cosa nos hacen siempre los hombres! Nos dejan trabajando”.
Bueno, nada, qué poder decir de esta amistad entrañable, casi un ADN común y cuando hablo de un ADN común no lo digo como un ejercicio protocolar: la civilización incaica se extendió hasta nuestro país y se sorprendía el Presidente y su comitiva cuando yo le relataba que en la Casa de Tucumán están los textos originales, de 1816, de Declaración de la Independencia de nuestro país en español, en quechua y en aymarà; ya en 1816 quienes declararon la independencia de la República A argentina se reconocían parte de esa América del Sur, de esa América india, mestiza y también española.
Por eso la realidad, la pluralidad y la diversidad de lo que somos y yo le comentaba que también esta Presidenta es hija de españoles, no sé si hay una mezcla que no sé si es diferente al resto, mezcla que además – y bueno es decirlo – se ha hecho en un marco de respeto y de integración total y absoluta que nos permite ser, hoy, una nación sin conflictos étnicos, ni religiosos ni raciales. Yo le voy a decir a protocolo que la próxima vez nos suministren a los presidentes que hablemos un par de anteojos negros cuando tengamos que hablar debajo del sol, pero ya será la próxima vez.
Quiero decirle, además, que la tradicional amistad que se dio entre ambos países y que reconoce bueno hechos históricos como San Martín creo que hoy, voy a contar una infidencia a lo mejor, hay un aspecto especial que hoy les va a decir el Presidente, que habla de esa historia común entre Perú y la Argentina, a través de la figura del Libertador General San Martín, y también – por qué no – el reconocimiento eterno y es una palabra un poco desafiante “eterno”, pero yo la pronuncio sin ninguna duda, con total y absoluta certeza el reconocimiento eterno de todos los argentinos al rol y a lo que hizo el Perú, en este caso durante el Gobierno del Presidente Belaúnde Terry, cuando nos prestó sus aviones, nos mandó sus aviones y sus pilotos para combatir junto a los argentinos, frente a lo que constituía la invasión de los ingleses. (Aplausos). Por eso el reconocimiento eterno.
Decía el Presidente del Perú algo que es muy caro a nuestros sentimientos, a lo que pensamos y a lo que sentimos no solamente como gobernantes, sino además lo que hemos pensado y sostenido desde muy jóvenes en cuanto a lo que debe ser para nosotros el crecimiento económico y el rol que ese crecimiento económico debe tener para la inclusión.
Es precisamente el proyecto que inicia el Presidente Kirchner, el 25 de mayo de 2003, que hace hincapié en esto: en el crecimiento económico que solamente es válido, aceptable y sustentable en el tiempo si además se hace con redistribución del ingreso, esto es con inclusión social. Sabemos que esto no es fácil, sabemos que la redistribución del ingreso ofrece resistencias, no en el conjunto de la población- por supuesto – que resulta ser su beneficiaria directa, sino en los sectores más concentrados económicos que durante décadas han usufructuado ese crecimiento económico.
Durante la década de los 90 se creció a tasas aceptables del 7 u 8%, pero con tasas de desocupación del 25%, o sea un cuarto de la población sin trabajo y tasas de pobreza e indigencia verdaderamente agraviantes a la condición humana. Y el desafío consiste precisamente porque esa resistencia, muchas veces, se hace en forma que tal vez no adopte las formas democráticas. ¿Por qué digo esto? Porque las formas democráticas son las que se dan en las elecciones, son las que se dan en los debates democráticos en el Congreso cuando se discuten proyectos, que sostiene la mayoría, y bueno alguien gana y alguien pierde y quién gana tiene derecho a llevar adelante, tanto en las elecciones como los debates parlamentarios, los proyectos y la minoría el derecho a ser escuchada – como todas minorías, pero también el deber de escuchar lo que dicen las mayorías porque eso es el verdadero ejercicio de la democracia, que todos los escuchemos, que todo podamos oírnos y que sea el voto democrático de nuestro pueblos y el voto de nuestros representantes que también se obtiene en base a la representación social, que cada fuerza política tiene la que decida el rumbo de un país.
El desafío es grande, señor Presidente – la Argentina tal vez uno de los desafíos más importantes, el más importante fue el desmontar una deuda, el default de una deuda soberana que permitiera la reestructuración de deuda soberana más importante de la que se tenga memoria, un peso que durante décadas impidió el crecimiento de la Argentina. creo que no hay político – salvo contadísimas excepciones – que alguna vez no haya manifestado o cierta política social no haya manifestado en la calle o en algún discurso en contra del Fondo Monetario Internacional por las condiciones a las que se sometía a nuestra política interna económica, social en materia de infraestructura.
Por eso sabemos bien, conocemos porque sufrimos en carne propia lo que significa adoptar la decisión de que el crecimiento sea con inclusión y llegar a los sectores más vulnerables de la sociedad. Y aquí me voy a permitir una digresión que tiene que ver también con la condición de mujer. Cuando quienes luchan por estas cosas además de ser militantes sociales y políticos, con esta visión de lo que debe ser un gobierno, además pertenecemos al género femenino, somos sustancialmente más atacadas, más denostadas, tal vez no usted que es hombre, que tiene la suerte de ser hombre en el que todavía los hombres tienen mayor poder que las mujeres, aunque eso lo vamos a disputar todos los días un poquito más, ¿no es cierto Hebe? Bien, aquí tenemos toda una autoridad en la materia que es Hebe de Bonafini, una autoridad en la materia porque lo hizo no solamente con hombres sino con hombres armados que es mucho más difícil. Yo ahora escucho a algunos que pelean contra las mujeres y dicen cosas en un ambiente de democracia, pero esta mujer hizo cosas y dijo cosas en un ambiente de represión sin antecedentes en la República Argentina, luchó contra hombres armados, y lo hizo con la palabra y con su cuerpo, sin una sola piedra en la mano, sin ningún ánimo de venganza, solamente pidiendo justicia, pidiendo verdad y memoria que es lo que se ha logrado con mucho orgullo en la República Argentina.
Por eso también quiero que cuando se encuentre nuevamente con Nadine, su señora esposa, le exprese toda mi solidaridad por algunos ataques agraviantes que ha sufrido, porque yo también los he sufrido, y no por militante política o porque se critique una idea, que todo el mundo tiene derecho a criticar, el hecho de ser mujer no me da un escudo especial, siempre y cuando la crítica sea vinculada a lo que yo pienso como militante política y no a cuestiones que tengan que ver con la condición femenina, que es lo que realmente debemos rechazar, es inaceptable. Así que toda mi solidaridad para con Nadine, esa brillante política peruana.
En unos días más estaremos en Lima, ya yo de visita y usted recibiéndome como presidente de la UNASUR, es anfitrión de la UNASUR y allí creo que tendremos que debatir algunas cuestiones que hemos charlado hoy con el Presidente. Problemas que nos son comunes a todos los países de la América del Sur, problemas que hoy está teniendo la República Argentina respecto de cierto colonialismo judicial en cuanto al tema de deuda soberana, que es un tema que hoy afecta a la Argentina pero si uno lo mira con un poco más de proyección –no demasiada- es un problema que debiera interesarle no solamente a la Argentina o a los países de la América del Sur sino debiera interesarle a todos los países del mundo y sobre todo a aquellos países desarrollados que están hoy teniendo crisis similares y tal vez más graves que la que nosotros afrontamos en materia de deuda soberana.
Hoy es una reunión bilateral, no corresponde hablar de eso pero en el ámbito de la UNASUR sí porque creo que es un ámbito apropiado para que podamos tomarlo, profundizarlo y darle mayor densidad de la que hemos logrado. Yo digo que la UNASUR ha logrado una densidad inédita en la historia de la América del Sur. Hemos resuelto conflictos internos entre los países de la región que tal vez en otros momentos hubieran devenido en enfrentamientos armados, momentos graves que vivimos y que pudimos superarlos con nuestras propias instituciones y con nuestra propia diplomacia. Yo creo que es hora de darle mayor densidad y profundidad a esa metodología que se ha revelado como mucho más eficaz, mucho más eficiente que organismos multilaterales consagrados y reconocidos internacionalmente pero cuyos procedimientos y cuyas recomendaciones no son escuchados ni aceptados por nadie, con lo cual en realidad si uno es positivista -yo soy mezcla de positivista y de naturalista- pero en materia de derecho internacional finalmente el derecho termina siendo relación de fuerzas de quien puede imponer o no una determinada normativa. Usted es militar pero los que son abogados por ahí me entenderán.
Creo que estas cosas son las que tenemos que discutir y también fijarnos en las cuestiones que tenemos que tener en materia uniforme de legislación en América del Sur, en materia económica por ejemplo, en materia de inversiones, en materia de explotaciones, porque somos una de las regiones más ricas del planeta, no solamente por nuestros recursos humanos sino por nuestros interminables, no interminables porque nada es interminable, pero muchos recursos naturales y lograr criterios, lograr estándares comunes en la región para que realmente todos podamos aprovechar nuestros recursos naturales en beneficio de nuestras poblaciones y con un estándar regional que impida que por allí desde el exterior se pivotee sobre uno u otro país, logrando mayores ventajas en uno a costa de que ese país resigne cosas en detrimento de otros, que en definitiva terminan perjudicando a cada uno de los países y terminan impactando negativamente en el crecimiento global de la región, que ha sido uno de los sostenedores, junto al resto de los países emergentes, del crecimiento económico del mundo durante la última década. Usted hablaba de que no sea una década perdida, usted ha iniciado recientemente su gestión y nosotros decimos que la década que vamos a cumplir de gestión es la década ganada en la Argentina por lo que hemos logrado en materia de inclusión, en materia de desendeudamiento, en materia de educación, de cultura, de cobertura social para los sectores más vulnerables, se trata de nuestros niños, se trata de nuestros ancianos, por lo tanto queremos que esta década ganada sea también una década ganada para todos los países de la región. Para eso tenemos que estandarizarnos en la región de manera tal que los que vengan a invertir vengan a invertir en paridad e igualdad de condiciones por ejemplo para toda la región. Esto que por allí puede resultar para algunos países que dirán bueno, yo puedo dar una ventaja, pero toda ventaja que se da termina siendo estructuralmente y en el mediano y largo plazo una desventaja para nuestras sociedades. Por eso lo que primero tenemos que priorizar en nuestros países en América del Sur es fijar para todos los países un estándar común de manera tal que el que venga a invertir venga porque le conviene, no porque hemos renunciado a la defensa de alguno de los derechos de nuestros pueblos para conseguir que venga una inversión más. Esto a la larga no da buen resultado y creo que tenemos que comenzar también a discutir estas cuestiones en la UNASUR.
Presidente Ollanta Humala, comitiva que lo acompaña, hermanos y hermanas, compañeros y compañeras: sepa Presidente que esta es su casa, la República Argentina, y no por casualidad está aquí en este lugar donde se fundó originalmente, en 1580, la Ciudad de Buenos Aires.
Los invito a todos a alzar su copa, a brindar por el presidente del Perú, a brindar por el Perú, por la Argentina, por su tradicional amistad y por todos los pueblos hermanos de América del Sur, salud.

ARGENTINA La Presidenta abogó por estandarizar las condiciones de inversión en toda la América del Sur

Martes, 27 de Noviembre de 2012
La Presidenta abogó por estandarizar las condiciones de inversión en toda la América del Sur
La presidenta Cristina Fernández dio hoy la bienvenida al Presidente de la República de Perú, Ollanta Humala, minutos antes de compartir un almuerzo de Estado en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada. Allí sostuvo que es necesario estandarizar las condiciones de inversión en toda la América del Sur para garantizar el desarrollo con inclusión social.
En su discurso, la jefa de Estado destacó los lazos de amistad que unen a la Argentina y Perú, que se remontan a mucho antes de la conquista española de Sudamérica, y que tienen como principal hito el accionar del General San Martín en la lucha por la liberación de ambos países.
Y también agradeció la solidaridad que mostró el Perú durante el conflicto de Malvinas en 1982, cuando el ex presidente Fernando Belaúnde Terry puso a disposición de la Argentina los aviones de la Fuerza Aérea peruana para combatir contra el invasor inglés.
América del Sur, Continente de paz
La Mandataria remarcó que América del Sur es actualmente un continente carente de conflictos étnicos, religiosos y raciales, hecho que constituye una fuerte ventaja frente a otras regiones del mundo.
En ese marco, destacó el proyecto iniciado en la Argentina por Néstor Kirchner en 2003, que hace hincapié en la redistribución del ingreso con inclusión social, al tiempo que reconoció que “no es fácil” sostener esa iniciativa debido a la resistencia que ofrecen “los sectores más concentrados” de la sociedad, que durante décadas han usufructuado los beneficios del crecimiento económico. “Esa resistencia suele no adoptar las formas democráticas”, lamentó.
Por eso, Cristina Fernández recordó que “toda minoría tiene derecho a ser escuchada, pero también debe escuchar la voz de la mayoría expresada en los votos”.
Y de los desafíos que se plantearon a partir de 2003, para la Presidenta el más importante fue el de afrontar el default de la deuda soberana, circunstancia que tuvo “un peso que durante décadas impidió el crecimiento de la Argentina”, recordó.
Reconocimientos a Hebe de Bonafini y a Nadine Humala
En un tramo de su alocución, la jefa de Estado consideró que cuando las personas que luchan por el reconocimiento de derechos y la inclusión “pertenecemos al género femenino, somos más atacadas”.
Y por ese motivo realzó la labor desempeñada por años por la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quién lucho por el reconocimiento de derechos “contra hombres armados y en un ambiente de represión sin antecedentes”.
“Lo hizo con la palabra y con su cuerpo, sin ningún ánimo de venganza, pidiendo justicia y memoria”, señaló la Jefa de Estado.
También manifestó su solidaridad con Nadine Humala por ataques agraviantes que ha sufrido su persona. “Nadine es una encantadora mujer, pero, fundamentalmente, una militante política, un cuadro político que, debo reconocer, me la hizo conocer Néstor Kirchner. Y debo decirle que él, que no era un hombre fácil de impresionar, quedó muy impresionado por la figura de Nadine y la definió como un verdadero cuadro político”, destacó la Mandataria argentina.
Reforzar la UNASUR
Para Cristina Fernández, de los desafíos que se plantearon a partir de 2003 en la Argentina, el más importante fue el de afrontar el default de la deuda soberana, circunstancia que tuvo “un peso que durante décadas impidió el crecimiento” del país, recordó la Presidenta.
Por eso, la Jefa de Estado resaltó la importancia de la Unasur como foro de discusión de los problemas que son comunes a todos los países de América del Sur, y como herramienta para luchar contra el “colonialismo judicial” que asola a la región con hechos tales como el fallo del juez de Nueva York, Thomas Griesa, en favor del reclamo elevado por fondos buitre tras la exitosa negociación de la deuda argentina de los años 2005 y 2010. “Es un tema que debiera interesarle a todos los países del mundo, sobre todo a los países desarrollados” que afrontan crisis en sus economías, manifestó.
También indicó que Unasur ha logrado “una densidad inédita” al resolver conflictos “que fueron superados con sus propias instituciones”. “Ha sido más eficaz y eficiente que otros organismos multilatelares”, indicó.
Por eso, abogó por estandarizar las condiciones para que quienes deseen realizar inversiones “lo hagan en igualdad de condiciones” en todos los países de la región.
“Queremos que esta década ganada sea para todos los países de la región, por eso debemos estandarizarnos, para que los vengan a invertir lo hagan en igualdad de condiciones”, explicó.
En se orden, advirtió que muchas veces ciertas ventajas que se ofrecen a los inversores “termina siendo una desventaja para nuestras sociedades”. “Queremos que el que venga a invertir lo haga porque le conviene y no porque hemos renunciado a defender algún derecho”, señaló.

Nube de etiquetas