Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘trata de personas’

ARGENTINA La Jefa de Estado recibió a Susana Trimarco

19dic12 SUSANA TRIMARCO 171212trimarco
Martes, 18 de Diciembre de 2012
La Jefa de Estado recibió a Susana Trimarco

La Presidenta Cristina Fernández dialogó durante más de una hora en la Casa Rosada con Susana Trimarco, madre de la desaparecida Marita Verón y luchadora en contra de la trata de personas. Dijo que recibió “todo el apoyo” de la Primera Mandataria.
Susana Trimarco fue recibida por Cristina Fernández en el despacho del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, quien también participó de la reunión.
La semana pasada, los trece imputados en la causa por el secuestro, explotación y desaparición de Marita Verón fueron absueltos por la Sala II de la Cámara Penal de Tucumán.
Trimarco dijo a la prensa que la Presidenta le dio “todo su apoyo”. La mujer anticipó que mañana se presentará en el Congreso de la Nación para impulsar el rápido tratamiento de la reforma de la ley contra la Trata de Personas.

ARGENTINA La Jefa de Estado recibió a Susana Trimarco

Lunes, 15 de Octubre de 2012
La Jefa de Estado recibió a Susana Trimarco

La presidenta Cristina Fernández recibió esta noche en su despacho a Susana Trimarco, la madre de Marita Verón, quien fuera secuestrada en Tucumán el 3 de abril de 2002.
La mandataria mantuvo la audiencia con Trimarco acompañada por el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.
Susana Trimarco creó en 2007 la Fundación María de los Angeles con el objetivo de rescatar las chicas secuestradas en Argentina, logró liberar a más de seiscientas.
Por su tarea recibió los premios “Mujeres de coraje” del Departamento de Estado de los Estados Unidos y el “Domingo Faustino Sarmiento” a las mujeres destacadas otorgado por el Senado de la Nación Argentina.
En el año 2012 fue aceptada su candidatura para el Premio Nobel de la Paz de 2013 y el 13 de Junio del mismo año fue distinguida con el Título de Doctor Honoris Causa de la Universidad De Buenos Aires.

SIERRA LEONA La revolución de Momi: una historia

La revolución de Momi: una historia de Sierra Leona
• Viernes, febrero 17, 2012, 11:30
FUENTE: LIBRE RED NET
http://www.librered.net/?p=15474
Antes de nada, advertirles que lo que van a leer es una historia construida con retales de las distintas realidades, siempre durísimas, que viven muchas de las mujeres del África negra. Quien contó el relato es Chema Caballero, ex-misionero destinado a Sierra Leona durante 18 años, en el II Congreso de Nacionalidad y Extranjería celebrado el pasado mes de diciembre en Granada.
Una vez más antes de comenzar, y perdonen tanto suspense pero es que conviene conocer el contexto, escuchemos la introducción de Chema.
“No existen guerras étnicas ni religiosas en África. Todo eso es mentira. Detrás de cada guerra en África hay un recurso natural que interesa a occidente. Allí una materia prima equivale a una guerra.” Por ejemplo: el coltán en Congo, el petróleo de Sudán, el uranio en Nigeria o los diamantes en Sierra Leona. Lo que no hay porque no se fabrican en África son armas, éstas vienen de fuera. “Los cinco principales países fabricantes de armas son los cinco países que tienen derecho a veto en la ONU (EEUU, Francia, Reino Unido, China y Rusia).” El sexto es España.
Bueno, y ahora sí, comencemos con la historia de Momi. Todo empieza en 1991 con Sierra Leona envuelta en una guerra que desencadenó una violencia inusitada con miles de violaciones, centenares de mutilados, más de cien mil muertos y dos millones de desplazados; de estas cifras la gran mayoría, por supuesto, son civiles. Por aquel entonces las milicias del RUF (Frente Revolucionario Unido) recorría el país saqueando pueblos y secuestrando niños y niñas para utilizarlos como esclavos domésticos y sexuales. Como cualquier otro de los menores secuestrados Momi, que tenía unos 7 u 8 años, estaba “a disposición” de todos los milicianos que hubiera en los campamentos de la selva. Muchas de sus compañeritas, también los chicos, morían por las repetidas violaciones. Los menores que sobrevivían se convertían en soldados, los famosos niños-soldado, aunque no por ello dejaban de seguir siendo esclavos sexuales. “El mayor sueño de las chicas era llegar a ser Bus-wife(mujer de la selva), quedando prohibida para el uso de los demás milicianos y siendo esclava exclusiva de su jefe. Una de sus tareas era la de sujetar a otras niñas mientras su marido las viola.”
De las pruebas de entrenamiento militar cabe destacar la misión encomendada al niño para que vuelva a su pueblo con el fin de asesinar a un familiar. “Es una prueba de lealtad definitiva y una manera de asegurarse que el pequeño no podrá regresar jamás a casa.” Los pequeños soldados acaban por llamar papá a su comandante-violador y se convierten en auténticas máquinas de matar cuando se les suministra el brown-brown (una mezcla de pólvora y cocaína) en sangre, a través de cortes en las sienes.
En 1998 la ONU decide intervenir en el conflicto. Es entonces cuando se crea un programa especial que por primera vez intentará rehabilitar niños-soldado. Momi, que acaba en uno de estos centros, tiene un dilema. Está embarazada y el niño que espera supone para ella el recuerdo funesto de sus violadores y de su vida como niña-soldado. Cuando el bebé nazca, dejará caer al pequeño a un pozo simulando un accidente. Es la manera para deshacerse del recuerdo. No será la única (adviértase que fue esta una práctica extendida), tampoco nadie le dirá nada, nadie se sentirá capacitado para juzgar el dolor de esta pequeña madre. Sin embargo también se da el caso contario; hay mamitas para las que su niñito “es lo único bueno que les ha pasado en la vida”.
En los centros se realizan toda una serie de terapias para que estos menores intenten superar sus traumas y poder optar a una vida mejor. Dura tarea. Tal vez valga la pena advertir que la psicología occidental sirve de poco en África, funcionan mucho mejor el teatro o el deporte. “De lo que se trataba en estos campamentos es de que los menores hablasen de sus vivencias, sacasen fuera toda la violencia sufrida. Se intenta que hablen sobre lo que les mantuvo con vida: la esperanza de volver a ver a su madre, el deseo de venganza… sin hablar de estos sentimientos continúan siendo máquinas de matar.” Cuando se encuentran más o menos rehabilitados, después de 2 o 3 años, se intenta localizar a sus familias para que puedan volver a casa. La cosa funciona más o menos bien con los niños pero las niñas se escapan de sus casas a los pocos días. Momi que contaba todos sus recuerdos de la guerra no habló nunca de la violencia sexual de la que fue víctima, no hablaba de su sufrimiento como mujer. La presión social y cultural es siempre mucho más fuerte sobre las mujeres. Tal vez ya no fuera una guerrera pero seguía siendo una puta. Así lo sentía y quizá así la veían también muchos de los que convivían con ella.
De manera que tenemos miles de adolescentes excombatientes, expertas sexuales y sin la menor autoestima, con un destino que les aguarda en las playas de Freetown. Allí el mercado de la prostitución (también de menores) florecía gracias, entre otras cosas, a los cerca de 17500 soldados de la ONU destinados ha dicho lugar y las 500 ONGs que aparecieron por aquel entonces. Una vez, para dejar el oficio en Freetown, a Momi le ofrecieron un sueldo como costurera. Su respuesta fue aparentemente tan contundente como cargada de lógica: “Lo que puedo ahorrar trabajando dos años como costurera, lo gano con un blanquito en una noche”.
Ahora han pasado los años. Los soldados de la ONU ya se fueron, Momi ha tenido varios hijos y ya no parece resultar tan linda como antes. Desde hace un tiempo y gracias a un microcrédito tiene un pequeño negocio de peluquera en un pueblo rural al interior del país. La peluquería consiste básicamente en una caseta, dos sillas y un espejo colgado junto a las extensiones y los utensilios con los que hace sus peinados. Gana lo suficiente para mantenerse por sí misma y no piensa casarse. No quiere ni oír hablar de matrimonio, ni de tener pareja fija. Alguna vez se la ve con algún novio o un amigo, una no renuncia a los placeres de la vida, pero luego cada uno duerme en su casa. Nunca volverá a depender de ningún hombre, eso lo tiene claro.
“Y tengan ustedes en cuenta una cosa; esto, en el África rural donde ahora vive, constituye una auténtica revolución.”
Euleterio Gabón

ARGENTINA Acto de anuncio de medidas contra la trata de personas: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de anuncio de medidas contra la trata de personas: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA
FERNÁNDEZ DE KIRCHER, EN EL ACTO DE ANUNCIO DE MEDIDAS PARA AVANZAR EN LA LUCHA CONTRA LA TRATA DE PERSONAS, REALIZADO EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS, DE LA CASA DE GOBIERNO

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a  todas.

Creo que con la firma de este Decreto, hemos dado
un gigantesco paso en, no solamente la lucha contra la trata de personas,
contra la discriminación también, porque la oferta sexual, fundamentalmente
publicada en el Rubro 59, no solamente es un vehículo en la comisión del
delito de trata de personas, sino también es una profunda discriminación
hacia la condición de la mujer como tal. (APLAUSOS)

Por eso en la parte de los considerandos del
Decreto, no solamente hacemos mención a la Ley de Trata, sancionada en el año
2008, sino que también hacemos mención a la Ley sobre discriminación y a
todos los protocolos internacionales que la Argentina ha suscripto y que el
Parlamento ha aprobado, donde, precisamente, se trata y se impone como un
principio, como un deber de la sociedad argentina y, por supuesto también del
Estado, que es el que representa a esa sociedad, en la lucha contra la trata
de personas que, por cierto, desde la sanción en abril del 2008 hasta ahora,
hemos rescatado 2.221 personas, de las cuales 1.044 personas lo han sido en
los últimos 5 meses. (APLAUSOS)

Pero creo también, como no podía ser de otra
manera, que hemos dado un gigantesco paso contra la doble moral y la
hipocresía que reina muchas veces en algunos sectores sobre esta cuestión que
debe afligir y aflige a la inmensa mayoría de los argentinos.

Recién veíamos en ese video, una reproducción de
artículos periodísticos de dos tipos: el primero, donde se trató de
involucrar a la Argentina en una zona gris donde Estados Unidos nos
condenaba, y esto mereció una aclaración de las propias autoridades de
Estados Unidos, en el sentido de lo que había avanzado Argentina, o sea,
desmintiendo esos artículos periodísticos, el fantástico avance que la Argentina
había hecho en materia de la lucha contra la trata de personas. O sea, la
primera fue una mentira, inclusive, desmistificada, hecha la desmentida por
las propias autoridades estadounidenses.

La segunda, la que más conmueve, la que más
impacta, es cómo se aborda en informes periodísticos, televisivos, radiales,
periodísticos en gráfica el problema de la trata de personas, ya sea de
oferta sexual o laboral y, luego, en esos mismos diarios, en el Rubro 59,
está la oferta sexual que le deja pingües ganancias a las empresas
periodísticas que hacen este tipo de cosas. (APLAUSOS)

No se puede en las primeras páginas de los
periódicos exigir al Gobierno lucha contra la trata de personas y luego, en
las páginas comerciales, poner los avisos donde se vehiculiza la más
formidable y vergonzante, no solamente trata de personas, sino digo también,
humillación a la condición femenina, porque también la discriminación es
crear estereotipos de la condición femenina como objetos de consumo
únicamente. Y es una cosa que también hemos tenido en cuenta a la hora de
firmar este Decreto que prohíbe la publicación de avisos de oferta sexual y
crea esta Oficina de Monitoreo para que el Ministerio de Justicia,
conjuntamente con el Consejo Nacional de la Mujer y otros organismos del
Estado, puedan articular una eficaz tarea en la lucha esta.

Yo, realmente, creo que esta es una de las tantas
discriminaciones de la mujer, no creo que sea la única. Pero, tal vez, sea la
más humillante.

Esta no es una condena a las mujeres, al contrario,
ni aún a aquellas que son objeto de este comercio, para nada. Esta es una
condena a los medios y a los que instrumentan este tipo de cosas, sea a
través de la explotación directa o a través de la propagandización de esa
explotación a través de los medios de comunicación social.

Que quede claro: jamás vamos a condenar a ninguna
mujer, porque la mayoría de las veces, nadie elige la vida que tiene.
(APLAUSOS)

No creo, y ahí sí me pongo un poco mística o
bíblica, y como María Magdalena digo que el pueda acusar y tirar la primera
piedra que lo haga. No creo que nadie, absolutamente lo pueda hacerlo. Esto
es muy bueno aclararlo para que no haya ningún tipo de confusiones hacia
dónde apuntan los instrumentos, cuáles son los objetivos y a quiénes queremos
condenar y perseguir por este tipo de conductas.

Entonces, como mujer también, y, bueno, somos
siempre discriminadas, yo en nueve meses he pasado de ser títere de doble
comando a deprimida crónica, sedada y medicada y ahora, en los últimos
tiempos, a autoritaria rebanadora de cabezas de utópicos candidatos, así que,
todo eso en el curso de nueve meses. Seguro que en las próximas semanas algo
más se les ocurrirá. (APLAUSOS)

Pero bueno, estas son las reglas del juego y yo
digo siempre que será porque, tal vez, nunca entendieron lo que fue mi
relación con él, una relación de compañeros además de marido y de mujer y de
padre y de amigos entrañables y, tal vez, tampoco nunca entendieron que es la
tristeza, no la depresión; la tristeza y el dolor infinito de perder a una de
las tres personas que más he querido en toda mi vida y, bueno, y tampoco tal
vez entiendan que tenemos también la suficiente fortaleza como mujeres, para
hacernos cargo de las tareas que nos tocan, en el momento que nos tocan y
cuando nos tocan. (APLAUSOS)

Muchas gracias, sí, fuerza, si pudimos parir
hijos, cómo no vamos a aguantar esto. (APLAUSOS)

Yo siempre decía y él se enojaba, porque decía
“no empecés con ese discurso de las mujeres, de los hombres”. Y le decía
“pero, es cierto, Néstor, fíjate vos cuando te ponían loco cómo te ponés”, le
digo. Yo siempre le decía eso. No, era insoportable. Los hombres cuando se
enferman y con dolor son insoportables, bueno, por lo menos él lo era, pobre.
(APLAUSOS)

Por eso, ayer charlaba con Carlitos Zannini
cuando volvíamos en el helicóptero a Olivos y como a la tarde tuve la visita
de un querido amigo, monseñor Alejandro Bucolini, que fue obispo de Santa
Cruz durante los 12 años de gestión de Néstor, está muy enfermito, muy lúcido
pero muy chiquitito, era un hombre imponente, grande y el Parkinson y la edad
lo ha derrumbado, pero está maravillosamente lúcido y con mucho amor y con
mucho afecto, me trajo una Virgen también, y yo cuando me subía al helicóptero
le comentaba eso a Carlos y le decía “bueno, mirá, dentro de todo lo que me
consuela es que él no hubiera tal vez soportado verse así deteriorado”,
bueno, porque era una persona muy orgullosa y muy erguido. Y, bueno, se fue
en su plenitud, erguido y, bueno, me parece que Dios sabe por qué hace las
cosas.

Agradecerles a todas las mujeres, a todas las
organizaciones no gubernamentales, a todas las profesionales, a todas las
artistas y artistas, masculinos, femeninos, las artistas y los artistas, a
todos que han colaborado tanto en esta lucha, que es una lucha de toda la
sociedad y que es una lucha también muchas veces desigual, porque se especula
sobre la miseria, sobre redes, todas también vinculadas por allí a tratas
internacionales, a lo que ya sabemos y, por eso, el compromiso de la
Argentina es con todo y a fondo y creo que esta norma que estamos sancionando
hoy, es un instrumento más, un testimonio más de esa voluntad que tenemos en
la lucha contra la trata de personas porque hace a la condiciones humana y lo
vemos como un derecho humano inalienable e imprescriptible. (APLAUSOS)

Gracias y felicitaciones a todas las mujeres que
nunca bajaron los brazos y que no los van a bajar y van a seguir trabajando
junto a nosotros y junto al resto de la sociedad en el combate contra la
trata de personas.

Muchas gracias y felicitaciones.

Gracias, muchas gracias. (APLAUSOS)

 

ARGENTINA “Hemos dado un gigantesco paso contra la doble moral y la hipocresía”, aseguró Cristina Fernández

Martes, 05 de Julio de 2011

“Hemos dado un gigantesco paso contra la doble moral y la hipocresía”, aseguró Cristina Fernández

La Presidenta de la Nación promulgó hoy el
decreto a través del cual se establece la prohibición de avisos que promuevan
la oferta sexual en medios de comunicación. Aseguró que desde la sanción de
la ley contra la trata de personas se rescataron 2.221 personas.

La presidenta Cristina Fernández encabezó esta
tarde el acto de firma del decreto a través del cual se establece la
prohibición de avisos que promuevan la oferta sexual en medios de
comunicación. Además, la norma crea en el ámbito del Ministerio de Justicia
la Oficina de Monitoreo de Avisos de Oferta de Comercio Sexual.

La Presidenta afirmó que “con la firma de este
decreto hemos dado un gigantesco paso no solamente en la lucha contra la
trata de personas, sino también contra la discriminación”. “La oferta sexual
no solamente es un vehiculo para la comisión del delito de trata de personas,
sino que es una profunda discriminación hacia la condición de mujer como
tal”, enfatizó.

Informó que “desde la sanción de la ley (de
combate a la trata de personas) en 2008 hemos rescatado 2.221 personas, de
las cuales 1.044 personas han sido en los últimos cinco meses”.

Por otra parte, la jefa de Estado consideró que
con la sanción del decreto “hemos dado un gigantesco paso contra la doble
moral y la hipocresía que reina en algunos sectores sobre esta cuestión que
aflige a la inmensa mayoría de los argentinos”. En ese sentido, destacó que
la versión periodística sobre críticas norteamericanas a la actitud del
gobierno en el tema “mereció una aclaración de las autoridades de Estados
Unidos, destacando el fantástico avance que la Argentina había hecho en la
lucha contra la trata de personas”.

Aseguró que “lo que más impacta es como se aborda
en informes periodísticos el problema de la trata de personas; y luego en
esos mismos diarios en el rubro 59 está la oferta sexual que le deja pingües
ganancias a las empresas periodísticas”. “No se puede en las primeras páginas
de los periódicos exigir al gobierno lucha contra la trata de personas y
luego en las páginas comerciales poner los avisos donde se vehiculiza la más
aberrante humillación de la condición femenina”, subrayó.

Cristina Fernández consideró que “esta es una de
las tantas discriminaciones de la mujer, no la única, pero sí la más
humillante”. “Esto no es una condena a esas mujeres, sino a los medios y a
los que lucran con esta situación. Jamás vamos a condenar a las mujeres,
porque en la mayoría de los casos no creo que puedan elegir la vida que
tienen”, remarcó.

La Presidenta señaló las mujeres son “siempre
discriminadas”. “Yo en 9 meses pasé de ser títere de doble comando, a
deprimida crónica medicada, y ahora a autoritaria rebanadora de cabezas de
utópicos candidatos”, aseguró. Y consideró que los que dicen eso “nunca
entendieron lo que es la tristeza de perder a una de las tres personas que
más he querido. Y nunca entenderán que tenemos la fortaleza como mujeres de
hacernos cargo de las responsabilidades que nos tocan, en el momento en que
nos tocan”.

Por último, la Presidenta agradeció “a todas las
mujeres, a todas las ONG, las profesionales, los las artistas y los artistas,
que han colaborado tanto en esta lucha que es una lucha de toda la sociedad.
Y que es una lucha muchas veces desigual, porque se lucha contra redes
internacionales”. “El compromiso de Argentina es con todo y a fondo. Esta
norma es un testimonio más de esa voluntad que tenemos contra la trata de
personas, porque hace a la condición humana y lo vemos como un derecho humano
inalienable e imprescriptible”, aseveró.

Durante el acto realizado en el Salón de las
Mujeres Argentinas del Bicentenario de la Casa de Gobierno, la jefa de Estado
estuvo acompañada por el jefe de gabinete, Aníbal Fernández, el ministro del
Interior, Florencio Randazzo, el ministro de Justicia y Derechos Humanos,
Julio Alak, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

Bajo la órbita del Ministerio de Justicia ya
funciona la Oficina de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por
el Delito de Trata de Personas, que recibe denuncias las 24 horas los 365
días del año. Psicólogos, trabajadores sociales y abogados acompañan a las
víctimas desde el rescate o su escape del lugar de explotación.

 

Nube de etiquetas