Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Salta’

ARGENTINA Acto por el aprovisionamiento de gas natural en zonas tabacaleras de Salta: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto por el aprovisionamiento de gas natural en zonas tabacaleras de Salta: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO CON MOTIVO DEL APROVISIONAMIENTO DE GAS NATURAL EN ZONAS URBANAS Y PRODUCTIVAS TABACALERAS, EN LA PROVINCIA DE SALTA.
Gracias, muchísimas gracias, querido pueblo de Salta, aquí en el Valle de Lerma, esta maravilla, que está en Salta, pero que es de todos los argentinos, querido Gobernador de la provincia, compañero Juan Manuel Urtubey; señor Intendente; señor presidente de la Cámara del Tabaco, señor Lacroix; queridas compañeras candidatas, Evita, Adriana, yo empiezo por las mujeres porque bueno las mujeres… y las jóvenes y también los compañeros, candidato a Diputado, candidato a Senador Urtubey; Evita, qué cosa por qué se llamará Evita. (APLAUSOS). La verdad que estoy muy contenta, hoy es un día muy especial, acabamos de venir de la provincia de Jujuy, en lo que constituye un hito histórico para esa provincia: la reapertura del Ingenio “La Esperanza”. Y venimos, también, para otro hito, aquí en Salta, que los fondos que corresponden a los productores del tabaco, que antes eran – y me constan porque yo era Diputada y Senadora – y debían ser mendigados año por año y Néstor lo incorporó definitivamente como un derecho de la gente que trabaja y produce. (APLAUSOS).
Néstor tenía muy en claro – como lo tengo yo – que hay que asegurar la continuidad de la producción. Escuchaba al señor presidente de la Cámara comparar la cantidad de trabajadores registrados de 70.000 hectáreas contra el número de trabajadores de millones de hectáreas y muchos no registrados. Por eso creo que el Estado debe apoyar todas aquellas actividades que generan fuentes de trabajo y trabajo registrado y digno para los argentinos. (APLAUSOS).
Pero lo más importante también, recuerdo una reunión, allá en la Rosada, año 2008 – si mal no recuerdo – donde nos reunimos con los representantes de las distintas cámaras y también propusimos un método de actualización. Gracias a todo eso, hoy, estamos inaugurando este importante gasoducto, una inversión de más de 35 millones de pesos, que no es del Gobierno, es de los que producen y trabajan la tierra, que quede claro, que invierten y permite que más de 10.000 familias puedan tener gas y además los productores puedan mejorar la calidad de su producto y de su competitividad, producto que -bueno recordarlo – el 50 por ciento se exporta, generando divisas para el país. (APLAUSOS).
Cuando venía en el helicóptero, tanto como cuando llegué a Jujuy, como aquí… dice que bajen un poquito, que enrollen las banderas porque quieren ver. Cuando venía también de Jujuy y de Salta podíamos ver cumplido un viejo sueño: la línea de alta tensión de 500, la línea NEA-NOA, que trajo electricidad al gran norte, al norte grande postergado durante décadas. (APLAUSOS). Esa línea de alta tensión, que él imaginó y por eso, por todo lo que ha sido esta década, en donde hemos privilegiado la producción, la inversión es que las cifras claras, concretas y objetivas nos hablan de un crecimiento del Norte Grande por encima de la media nacional, tienen que tener orgullo pueblo de Salta porque quiero recordarles – porque yo era Diputada o Senadora Nacional, además vivía en la Argentina, no hace falta ser funcionario – cuando, en la década de los 90, nos hablaban de las provincias inviables, de las que no tenían destino, de las que renegaban, provincias que conforman la historia de la Argentina.
Vengo de Jujuy, del Éxodo Jujeño; vengo a la Salta de Belgrano, que junto a Güemes consolidaron la independencia y la libertad de este país. (APLAUSOS). Cuánto le debemos… No son solamente las décadas y décadas de falta de inversión o de infraestructura. ¿Saben lo que siento cuando se olvida lo que ha hecho el país profundo? Siento dolor de que no se lo reconozcan los hombres y mujeres que cuidaron las fronteras, que lucharon en la época de la Colonia contra el invasor y que permitieron que San Martín cruzara los Andes para ir a libertar los pueblos vecinos.
Hay deudas históricas, hay deudas económicas, hay deudas políticas y hay deudas de identidad y de respeto a la diversidad cultural.
Y por si fuera poco, venimos en un día muy especial también para la región. Estuve allá en Jujuy celebrando, al lado del ingenio La Esperanza, la celebración de la Pachamama. Acá tengo colgado todavía los atributos de los pueblos originarios…como decía allá bajamos mis abuelos de los barcos…la historia de miles de años poblando esta tierra con culturas milenarias.
Yo quiero rescatar algo que dijo Juan Manuel, que es muy importante. Porque todos nos conocemos, todos sabemos…nadie nació de un repollo y nos encontraron debajo de una baldosa, eh. No, no, no, todos tenemos historia, eh, todos tenemos historia. Y lo que me gustó de Juan Manuel, que esta década no se puede tomar con beneficio de inventario.
Porque no podés decir que estás de acuerdo con la Asignación Universal por Hijo si no votaste la nacionalización de las AFJP; no podés decir que estás de acuerdo con la Ley de Movilidad Jubilatoria, que ha permitido este año que nuestros jubilados tengan casi un 32 por ciento de aumento si votaste en contra de las AFJP y de la fórmula que nosotros llevábamos en la Ley de Movilidad. Ya van 2 leyes.
No podés decir que estás de acuerdo con los créditos a la producción y a la inversión si no votaste la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central que obliga a los bancos a que presten un 5 por ciento para la producción y que el 50 por ciento sea para las pymes. No podés decir que estás de acuerdo con el desendeudamiento del país, inédito, que nos ha eliminado esa severa restricción externa y votaste en contra de que el Banco Central pueda pagar con las reservas la deuda que otros gobiernos contrajeron. No podés decir que estás de acuerdo con la igualdad, cuando no estabas presente o te abstuviste cuando se ampliaban derechos, cuando se reconocían garantías constitucionales.
Las cosas en la política, no son con beneficio de inventario y además sabés qué, si en la política no son con beneficio de inventario, en la economía mucho menos todavía.
Porque para poder hacer las cosas, hay que tener recursos y para tener recursos, tenés que decidir cómo vas a asignarlos y qué modelo de acumulación vas a plantearle al país.
Y esa matriz, ese modelo de acumulación que nosotros le planteamos al país, fue un modelo basado no en la especulación, sino en la inversión, en la producción y en la industrialización. Esto nos ha permitido decir y plantarnos frente al país para decir que somos el gobierno que ha protagonizado el crecimiento más importante de los últimos 200 años sin crear un solo impuesto.
Por eso, me gustó mucho esa excelente metáfora del beneficio de inventario. No somos el gobierno ni del ahorro forzoso ni del plan Bonex ni del congelamiento de las jubilaciones ni del salario de los trabajadores. Tampoco los del corralito, tampoco los que decían que venían a cambiar todo y lo primero que hicieron fue planchar la economía con impuestos a la clase media y descuento a los sueldos de los jubilados.
¿Saben qué? Lo mejor de todo fue que cuando él…No, qué voy a ser lo mejor, intento ser buena, pero…no. Sabés cuántos mejores que yo debe haber y no han tenido oportunidades. Yo quiero darles oportunidades a todos los argentinos. Por eso la educación, por eso las netbooks, por eso las 48 universidades nacionales, para que los chicos estudien.
Por eso, quiero traer a todos los científicos que se tuvieron que ir porque los mandaban a lavar los platos a que se vuelvan acá que hay oportunidades, que hay inversión.
Por eso, estoy muy feliz de estar acá en Salta la Linda, que además también, ha crecido exponencialmente en su oferta turística y hoy es uno de los destinos preferidos de argentinos y de extranjeros. Orgullo salteños, tengan orgullo.
Y finalmente, quiero agradecer el regalo del ponchito de Güemes; quiero agradecer ese ponchito negro y colorado de Güemes que se le voy a poner a Néstor Iván y les voy a mandar una foto a todos los salteños para que sepan el amor por Salta, por su historia, por Güemes, por todos ustedes a los que quiero y amo y llevo dentro de mi corazón.
¡Qué Dios, qué la Virgen y qué la Pachamama los protejan a todos!
Muchas gracias, los quiero mucho. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Jefa de Estado aseguró que “el Estado debe apoyar las actividades que generan trabajo digno para los argentinos”

03ago13 coronel moldes 010813mmsalta1
Jueves, 01 de Agosto de 2013
La Jefa de Estado aseguró que “el Estado debe apoyar las actividades que generan trabajo digno para los argentinos”

La presidenta Cristina Fernández visitó la ciudad salteña de Coronel Moldes, donde se inauguró un gasoducto pagado por los productores tabacaleros de la zona. La Jefa de Estado coincidió con el gobernador salteño Urtubey en que “esta década no se puede tomar con beneficio de inventario”. Y afirmó que el “modelo de acumulación que le planteamos al país, es un modelo no basado en la especulación, sino en la producción y en la inversión”.
La presidenta Cristina Fernández destacó que “los fondos que corresponden a los productores del tabaco, antes debían ser mendigados año por año”. Sostuvo que el ex presidente Néstor Kirchner “lo incorporó como un derecho de la gente que trabaja y produce”.
La Mandataria señaló que “Nestor tenía muy en claro que hay que asegurar la continuidad de la producción”. “Creo que el Estado debe apoyar todas esas actividades que generan fuentes de trabajo registrado y digno para los argentinos”, afirmó.
Comentó que se está inaugurando un “importante gasoducto, una inversión de más de 35 millones de pesos, que no es del gobierno, es de los que producen la tierra, que quede claro”. Y destacó que el 50 por ciento de la producción de tabaco “se exporta, generando divisas para el país”.
La Jefa de Estado sostuvo que durante “esta década ganada, en la que hemos priorizado a la producción, las cifras nos hablan de un crecimiento del NOA por encima de la media nacional”. Y recordó “cuando en la década de los 90 nos hablaban de las provincias inviables, de las que no tenían destino, provincias que formaban la historia argentina”.
En otro tramo de su discurso, Cristina Fernández rescató las palabras del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, al afirmar que “esta década no se puede tomar con beneficio de inventario”. “Porque no podés decir que estás de acuerdo con la AUH si no votaste la nacionalización de las AFJP”, remarcó.
En ese sentido, enumeró que “no podés decir que estás a favor de la producción, si votaste en contra de la reforma de la carta orgánica del Banco Central; No podés decir que estás a favor del desendeudamiento, si votaste en contra de que se pague deuda con reservas del Banco Central; No podés decir que estás de acuerdo con la igualdad, si te abstuviste o no estabas cuando se votaban leyes que ampliaban derechos”.
“Las cosas en la política no son con beneficio de inventario. En la economía mucho menos, todavía”, remarcó la Jefa de Estado. Afirmó que el “modelo de acumulación que le planteamos al país, es un modelo no basado en la especulación, sino en la producción y en la inversión”.
“Somos el gobierno que ha protagonizado el crecimiento más importante de los últimos 200 años, sin crear un solo impuesto”, resaltó. “No somos el gobierno del ahorro forzoso, del plan bonex, del congelamiento de los salarios de los trabajadores, de los que decían que venían a cambiar todo y recortaron los sueldos a los jubilados”, aseguró.
La Presidenta afirmó que su objetivo es darle “oportunidades a todos los argentinos, por eso la educación, las netbooks, las 48 universidades nacionales, por eso quiero traer a los científicos a los que mandaban a lavar los platos”. “Salta ha crecido exponencialmente en su oferta turística y hoy es uno de los destinos preferidos por argentinos y extranjeros. Tengan orgullo salteños”, expresó
Por último, Cristina Fernández agradeció el regalo de un poncho para su nieto Néstor Ivan y prometió enviar “una foto a todos los salteños, para que sepan el amor por Salta, por todos ustedes”.

ARGENTINA Acto junto a organizaciones sociales de Jujuy: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto junto a organizaciones sociales de Jujuy: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN ACTO JUNTO A LA AGRUPACIÓN SOCIAL TUPAC AMARU, EN LA PROVINCIA DE JUJUY.
Gracias, muchas gracias, buenas tardes a todos y a todas; muchísimas gracias, muchas gracias compañeros y compañeras por tanta alegría. Chicos las banderas que los quiero ver a todos, después las alzan de vuelta, un poquito enrollarlas, así los vemos a todos. Son tantos, tan jóvenes con tantas convicciones, cuando los veo y los miro a todos ustedes me veo a mí misma y a él, décadas atrás. Gracias por esta sorpresa y esta emoción, el que sube la foto que más me gusta, era cuando nos mirábamos a los ojos y sin decir una sola palabra nos entendíamos como nunca nadie se entendió en el mundo, porque nos entendíamos no sólo desde el corazón, sino también desde las ideas, de la historia. Y es lo que me pasa ahora que él no está, cuando miro a los ojos de ustedes nos entendemos sin hablarnos, nos entendemos desde el corazón, desde la convicciones, de las esperanzas, de los sueños, de las ilusiones, de esta necesidad de partir el futuro, que estamos pariendo, compañeros y compañeras.
No les quepa duda, estas jóvenes generaciones de niños, de adolescentes que van al colegio secundario, que hoy ven a sus padres trabajar. De todos ustedes, tal vez, que a partir de la unidad, la organización y la solidaridad han logrado tener un trabajo y compartir, esa maravillosa palabra que todavía no todos entienden: compartir con el otro, darse cuenta que la patria también es el otro. Hoy lo veo reflejado en estas banderas, en sus convicciones, en este sentir que es necesario seguir esta marcha que no empezó tampoco hace 10 años.
Hace unos instantes, yo decía que por esas raras casualidades del destino, creo mucho en el destino, estoy aquí junto a ustedes en el Día de la Pachamama, en el día de esa civilización milenaria donde se le agradece a la tierra los frutos que la tierra nos da, no para vivir mejor, como dice un amigo mío que ocupa un alto cargo en el gobierno de Bolivia, sino para vivir bien, que es diferente, y eso es lo que yo quiero, que los argentinos vivan bien, que todos puedan vivir bien. Parece apenas una distinción de palabras, de lenguaje, pero es algo más profundo, es algo que yo sé que ustedes entienden…Yo también los amo mucho a todos. (APLAUSOS).
Hace unos instantes me contaban que era la primera vez que un presidente argentino venía al Ingenio “La Esperanza”, fundado allá por 1883. Este ingenio que alberga a más de 1.500 trabajadores y que vamos a ayudar al grupo empresario, que hoy lo ha puesto en marcha… en realidad se puso en marcha, el 8 de julio, cuando se prendieron las calderas. Yo estaba en Tucumán y decía que se habían prendido, el día anterior, las calderas del Ingenio “La Esperanza”. Es un símbolo, no sólo para los jujeños, sino es un símbolo de los tiempos que corren, de la necesidad de tener un Estado presente, de tener un Estado que no mire a otro lado cuando hay empresas que tienen problemas o compatriotas que tienen problemas, cuando el Estado mira para otro lado todo, más temprano que tarde, termina mal. Y saben qué, los argentinos tenemos demasiadas historias y demasiados tiempos en que han terminado mal. Fueron 200 años de sacrificio, de desencuentros y por eso es necesario que esta historia – que hemos construido en estos diez años – termine bien. No por nosotros, sino por todos lo que todavía falta hacer.
Una Argentina que fue vapuleada durante décadas, devastada, primero por enfrentamientos internos, en su primer siglo; luego también por enfrentamientos internos en su segundo siglo y luego, la destrucción fue más sutil: surgió de las entrañas propias de nuestro propio partido. Muchos se habían reconvertido y creído que la historia había terminado, que el Estado ya no tenía lugar, que el mercado lo dominaba. Y finalmente, nos dimos cuenta que todo se derrumbaba. Afortunadamente un hombre, mi compañero, en el año 2003, como él lo decía, en nombre de un generación que había sido devastada y diezmada llegaba a la Casa de Gobierno y decía aquellas palabras, que quedaron grabadas, que no era un discurso, era lo que él pensaba y lo que él sentía “que no había llegado a Presidente para dejar sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno”. Y no las dejó. (APLAUSOS).
Déjenme decirles finalmente, queridos compañeros y compañeras, antes de agradecerles esta inmensa movilización y manifestación de cariño, que yo estoy convencida que si él pudiera volver a elegir la vida que tuvo, el sacrificio que le costó, la volvería a elegir y volvería a ser exactamente lo mismo. Estoy convencida, estoy convencida, por su compromiso con la historia; estoy convencida porque él sintió siempre ese compromiso con la historia, con la historia que se había truncado.
Y mi compromiso en esta nueva etapa que estamos iniciando en una Argentina reconstruida después de una década ganada, es poner sobre la mesa en debate y discusión, pero fundamentalmente en acción y en programas de gobierno, la necesidad de la unidad nacional junto a los trabajadores, junto a los empresarios como recién estuvimos en el ingenio La Esperanza que siguen apostando y creyendo en su país, junto a los científicos, que han vuelto, junto a los jóvenes que ahora pueden ir a la universidad, junto a los chicos que tienen sus netbooks, junto a ustedes que las cooperativas levantan todos los días a la mañana para salir a trabajar y hacer algo nuevo por su prójimo.
Lo que es importante comprender que la unidad se da en la diversidad, que los que quieren silencio yo les digo que el silencio no es propio de las democracias; el silencio es de la paz de los cementerios y nosotros queremos una democracia alegre, que festeje, que cada día incluya más argentinos, que cada vez amplíe más derechos, que cada vez dé más oportunidades y que sirva la pena levantarse todas las mañanas para saber que todos los días vamos a estar un poco mejor.
Muchas gracias a todos y a todas. ¡Qué Dios, la Virgen y la Pachamama, los bendiga a todos!
Muchas gracias, los quiero mucho. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta consideró necesario plasmar la unidad nacional en programas de Gobierno

03ago13 pueblos 010813jujuy1
Jueves, 01 de Agosto de 2013
La Presidenta consideró necesario plasmar la unidad nacional en programas de Gobierno

La presidenta Cristina Fernández visitó la provincia de Jujuy, donde se encontró con integrantes de pueblos originarios y organizaciones sociales para rendir tributo a la Pachamama. “Este es el día en el que esta civilización milenaria le agradece a su tierra los productos que la tierra nos da, no para vivir mejor, sino para vivir bien”, expresó la Jefa de Estado.
En el mismo acto, Cristina Fernández recordó al ex presidente Néstor Kirchner, cuya imagen ilustraba un gran telón instalado en el escenario desde el que se dirigió al público. En ese marco, la Presidenta manifestó que con Kirchner “nos entendíamos no sólo desde el corazón, sino desde las ideas y desde la historia”. Y agregó, dirigiéndose a la multitud que acompañaba el acto: “Eso es lo que me pasa ahora que él no está, nos entendemos sin hablarnos, nos entendemos desde el corazón, desde las ilusiones, desde las esperanzas y desde los sueños, desde esta necesidad de parir el futuro que estamos pariendo”.
Asimismo, la Presidenta sostuvo: “Un hombre, mi compañero, en nombre de una generación devastada y diezmada, llegaba a la Casa de Gobierno y decía aquellas palabras que quedaron grabadas: que no había llegado a Presidente para dejar sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno. Y no las dejó, y le costó”.
No obstante, sostuvo estar “convencida” de que “si él [Néstor Kirchner], pudiera volver a elegir la vida que tuvo, con el sacrificio que le costó, la volvería a elegir y volvería a hacer exactamente lo mismo” porque “el sintió siempre ese compromiso con la historia que se había truncado”.
Por otra parte, la Primera Mandataria convocó a los argentinos a profundizar las acciones solidarias al sostener que “compartir es una maravillosa palabra, aunque todavía no todos comprenden”. En ese marco anunció que el Estado nacional brindará apoyo al grupo empresario que puso en marcha el ingenio La Esperanza, en Jujuy, porque “es un símbolo de los tiempos que corren, los tiempos de la necesidad de tener un Estado presente, que no mira para otro lado cuando hay empresas y compatriotas que tienen problemas”. “Cuando el Estado mira a otra parte, todo termina mal”, advirtió Cristina Fernández.
“Mi compromiso en esta nueva etapa que estamos iniciando en una Argentina reconstruida es, después de una década ganada, poner sobre la mesa en debate y discusión, pero fundamentalmente en acción y programas de gobierno, la necesidad de la unidad nacional”, expresó la Presidenta. Y agregó: “Quiero que valga la pena levantarse todas las mañanas para saber que todos los días vamos a estar un poco mejor”.

ARGENTINA Apertura simbólica de la zafra azucarera en Jujuy: palabras de la Presidenta de la Nación

Apertura simbólica de la zafra azucarera en Jujuy: palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Jujuy; señor Gobernador de la provincia de Salta; señores empresarios, que hoy nos acompañan, empresarios argentinos, que han decidido hacer una apuesta importante, que es aquí donde empieza la Patria, aquí donde por esas cosas raras del destino – yo creo mucho en el destino, en el destino de los pueblos, de las naciones, pero también de los hombres y las mujeres – y decía que por esas cosas del destino esto que tenía que venir a hacer, hoy, aquí y que alguien decía era la primera vez que un Presidente llega aquí, al ingenio “La Esperanza”, él también cuando fue Presidente era un Presidente que llegaba por primera vez a muchos lugares. Y la verdad que llegar también luego de haber pospuesto – y vos los sabés Eduardo y vos también Yahuar – y que justamente haya coincidido en el Día de la Pachamama, no puede ser casualidad, no puede ser obra del azar. (APLAUSOS).
Ustedes saben – yo creo mucho en las señales – hoy cuando Salustriana, a quien había conocido a través de una videoconferencia, en la inauguración de un gasoducto – si mal no recuerdo, ¿no, Eduardo? – Salustriana que no conoce el subte y que lo sigue sin conocer y la vamos a llevar a conocer el subte. Yo creo que el Ingeniero se lo va a mostrar sin ningún problema. Salustriana es argentina, igual que todos. (APLAUSOS). Como argentinos son aquellos que desde Loma Blanca bajaron, el otro día, a Tecnópolis para hacer ver a todos los argentinos de la diversidad cultural, pero de la unidad nacional de reconocernos todos y cada uno como argentinos.
En el homenaje, que hoy hacía a la Pachamama, este collar con productos de la tierra, en una ceremonia similar que también… ese fue un golpe al corazón – Eduardo – lo de la película de él, hace diez años, haciendo también el homenaje a la Pachamama, otra señal importante de que los argentinos que tenemos convicciones, que tenemos ideales, pero que sentimos además la inmensa responsabilidad sobre nuestras espaldas… Las de él eran más anchas y más fuertes porque eran las de un hombre; las mías son más pequeñas y tal vez no tengan la fuerza porque soy mujer, pero les aseguro que voy a poner todo lo que haya que poner para que esta Argentina y para que esta empresa, el Ingenio “La Esperanza” sigan adelante. (APLAUSOS).
Conmueve el ruido del Ingenio, conmueven los cascos de los más de 1.000 trabajadores que dependen de esta empresa. Una empresa, que tampoco es casualidad… “si los pibes para la liberación”, a lo largo y a lo ancho del país están, le guste a quien le guste, ustedes son presente y futuro de la Argentina. (APLAUSOS). Decía que este ingenio – recién con Eduardo recordábamos la fecha – cuyo concurso fue en 1995, en pleno auge del liberalismo en toda América latina y nuestro país tampoco estuvo ausente de esas políticas dictadas desde afuera, y luego la quiebra en el año 2000, otra fecha simbólica. Juan Manuel también se sonríe y se acuerda conmigo de las cosas que pasamos… se desmoronaba la Argentina, como hoy se desmorona el mundo en otras regiones por la aplicación de lo que recién decía Hugo Sigman: un Estado ausente. Y ausente no sólo de las necesidades de los trabajadores y de los que más lo demandan, sino también ausente de los empresarios, de los hombres que producen, que trabajan en la tierra, o como él, un empresario de la biotecnología y también de la industria farmacéutica, parece ser que a los gobernantes del mundo sólo pareciera interesarle que no se caiga un banco, o las finanzas, sin darse cuenta que es necesario ponerle el hombro a la producción, al trabajo, a los hombres de empresa que arriesgan, que invierten.(APLAUSOS). ¡Qué haríamos sin ellos, qué haríamos, qué haríamos si todos se dedicaran únicamente a contar dinero y no a pegar ladrillos y no a invertir en ciencia y tecnología! ¡Qué haríamos si solamente tuviéramos hombres que miran lo que tienen depositado en la cuenta y no los trabajadores que tienen a su cargo y que tienen que pagarle el sueldo, cada sueldo a fin de mes!
Este es el mundo al que hemos llegado por ceguera, por avaricia, por ambición y, ¿saben qué? Creo que en el fondo por inmensa estupidez.
Por eso, creo que en este ingenio La Esperanza, se combina lo que necesitamos y lo que recién decía Hugo Sigman, ingenio e inteligencia de los trabajadores y sus dirigentes sindicales, de los empresarios, de los gobiernos, saber que tenemos que reconvertirnos, saber que no solamente con la producción del azúcar vamos a sacar la empresa adelante. Lo dije yo en Tucumán el día 9 de julio; el día anterior se habían encendido las calderas de este ingenio.
Va a ser una empresa difícil; lo que no va a ser, es una empresa imposible porque los imposibles solamente son para los mediocres, para los que no tienen fuerza, para los que no tienen coraje.
Vamos a hacerlo, yo solo les pido a todos esfuerzo, comprensión y articulación entre el gobierno local, el provincial, el nacional, los empresarios y los trabajadores.
Decía recién el doctor Sigman, que es necesario saber que no solamente vamos a poder producir azúcar para levantar esto que necesitamos la diversidad, alconafta, la producción apícola, la inmensa extensión de la actividad forestal con todas sus posibilidades. Y cada uno de estos 3 empresarios tiene una especialidad, una experiencia que aportar a este emprendimiento.
Nosotros vamos a estar siempre, como lo dije hace unos días cuando inaugurábamos una fábrica de lavarropas al sur de la provincia de Buenos Aires, en Cañuelas, donde solamente antes había caballos, vacas y dulce de leche, estábamos inaugurando una empresa de lavarropas. Y una empresa que antes importaba todo y que ahora los produce aquí para los argentinos.
Hemos vuelto a adquirir capacidad de consumo porque hemos vuelto a tener trabajo y esperanza. Esperanza y trabajo que nos habían robado durante décadas. Autoestima, la autoestima que sé que en el pueblo jujeño, que no les viene de ahora, les viene desde la época de los Incas, está en el ADN de cada uno de ustedes, está en esa Bandera Macha que fundó Belgrano y le entregó al pueblo boliviano y que recién, hermanos de Bolivia, me vinieron a entregar. Está en el ADN de ese pueblo milenario que cuando en Europa andaban con taparrabos y cazando en los bosques, habían descubierto la astronomía, las matemáticas y tenían complejos cultivos y socialización de la tierra y de la producción.
Lo tienen ustedes jujeños, lo tienen ustedes, ¡qué les voy a hablar de sacrificio! De qué puedo hablarles de sacrificio yo que soy tercera generación de argentinos. Mis abuelos bajaron como tantos otros de los barcos a principios de siglo, con una mano atrás y otra adelante.
¡Qué les voy a hablar a ustedes que hace 200 años, cumpliendo las órdenes del general Belgrano, quemaron sus casas y sus cultivos para que no pasara el invasor, para defender a la Patria! ¡Cómo no los voy a creer capaces de grandes empresas, de grandes sacrificios!
Por eso, no me tienen que explicar nada, no me tienen que contar nada. Decía recién el Gobernador, cuando enumeraba los logros de esta década, cada una de las cosas que sabemos que hemos logrado y así como yo no le tengo que contar a ustedes las cosas que hemos hecho en esta década porque son los logros constantes que están viviendo en mejor educación, en mejor salud, en viviendas, en trabajo, ustedes tampoco me tienen que contar ni agradecer nada. Porque la patria todavía les debe mucho, les debe mucho todavía.
A este Norte argentino, que cuando veníamos en helicóptero veíamos las torres de la línea de alta tensión de 500 kilowatios, la línea NEA-NOA, que parecía casi un mito y que él decidió que se construyera y que permitió en esta década que el NEA-NOA tuviera tasas de crecimiento superior inclusive a la media nacional y que hoy estén por debajo de la desocupación nacional.
Estos son logros de la década, sí señores. Que se entere el resto de los argentinos: NEA y NOA están por debajo de la línea de desocupación de la media nacional y es un orgullo para nosotros.
Pero todavía falta mucho y por lo que falta, es por lo que vamos a seguir trabajando todos los días, por el hermano y la hermana que todavía no hemos llegado, por lo que me escribieron el otro día de Palpalá, que me dijeron que ya les llegó el aula digital móvil, por los chicos como Eyén, que bajó de Laguna Blanca para deslumbrar a los argentinos y conocer Tecnópolis.
En nombre de todos estos años, en nombre de estas centurias de años, querido pueblo jujeño, yo me comprometo en este Día de la Pachamama, a seguir dando de mí lo mejor que tengo que es trabajo, esfuerzo y compromiso, con mis errores, con mis equivocaciones, con mis debilidades, con todo, pero con el amor inmenso y profundo también de una madre. Yo me siento madre de todos ustedes y abuela de todos sus hijos y me comprometo a ayudar, a trabajar como siempre lo he hecho desde muy joven para cambiar la patria y nuestro destino como Nación.
Gracias Jujuy, gracias La Esperanza, gracias San Pedro, gracias a todos y a todas.
¡Qué Dios, la Virgen y la Pachamama los ayude y los lleve con ustedes!
Gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Los imposibles sólo son para los mediocres, para los que no tienen coraje”, afirmó la Presidenta en Jujuy

03ago13 Ingenio 010813jujuy7
Jueves, 01 de Agosto de 2013
“Los imposibles sólo son para los mediocres, para los que no tienen coraje”, afirmó la Presidenta en Jujuy

La presidenta Cristina Fernández visitó esta tarde el Ingenio La Esperanza, en la localidad jujeña de San Pedro, donde realizó la apertura simbólica de la zafra 2013. Además, participó de una ofrenda al celebrarse el Día de la Pachamama. “Me comprometo a seguir dando de mí, lo mejor que tengo, que es trabajo, esfuerzo y compromiso”, aseguró la Mandataria.
La presidenta Cristina Fernández aseguró que “son cosas del destino” visitar la provincia de Jujuy y realizar una ofrenda a la Pachamama, cuando se cumple el décimo aniversario de la visita de Néstor Kirchner a la provincia. Consideró que la coincidencia “no puede ser azar”.
Sostuvo que se trata de “otra señal de que los argentinos que tenemos ideales, pero que sentimos la responsabilidad sobre nuestras espaldas”. “Las de él eran más anchas, porque era hombre, las mías tal vez son mas pequeñas, porque soy mujer”, afirmó. “Pero voy a poner todo lo que hay que poner”, para que el Ingenio La Esperanza se ponga en funcionamiento.
La Jefa de Estado señaló que “conmueve el ruido de las máquinas, conmueve los cascos de los mil trabajadores que dependen de esta empresa”. Indicó que cuando se decretó la quiebra de la compañía en 2000, “se desmoronaba la Argentina, como hoy se desmorona el mundo, por la aplicación de un estado ausente”.
Sostuvo que el Estado estaba “ausente no sólo de las necesidades de los trabajadores y de los que más lo necesitan, sino también ausente de los empresarios, de los hombres que producen, de la tierra, de las industrias”. Aseveró que las políticas neoliberales promueven ese Estado ausente “sin darse cuenta que es necesario ponerle el hombro a los hombres de empresa que arriesgan, que invierten”.
En ese sentido, la Primera Mandataria se preguntó “qué haríamos si todos se dedicaran a contar dinero y no a pegar ladrillos, y no a invertir en ciencia y tecnología”. “Este es el mundo al que hemos llegado por ceguera, por avaricia, por ambición. Y en el fondo, por inmensa estupidez”, remarcó.
Cristina Fernández indicó que “en el Ingenio La Esperanza se combinan ingenio e inteligencia: de los trabajadores y sus dirigentes sindicales, de los empresarios, de los gobiernos”. Aseguró que hay que “saber que tenemos que reconvertirnos, saber que no solo con la producción de azúcar va a salir adelante”. “Va a ser una empresa difícil, pero no imposible, porque los imposibles solo son para los mediocres, para los que no tienen coraje”, enfatizó.
La Presidenta pidió “a todos, esfuerzo, comprensión y articulación, entre el gobierno nacional, local y los trabajadores”. Destacó que la economía jujueña debe aportar “la diversidad, alconafta, la producción apícola, la inmensa potencialidad de la industria forestal”.
“Los argentinos hemos vuelto a recuperar capacidad de consumo, porque hemos vuelto a tener trabajo y esperanza, esperanza que nos habían robado durante décadas”, aseguró la Jefa de Estado. Y afirmó que esa autoestima “al pueblo jujeño no le viene de ahora, le viene del pueblo inca, está en el ADN”.
“Qué les voy a hablar de ustedes, que cumpliendo las órdenes del gral. Belgrano quemaron sus casas y sus cultivos para defender a la patria”, expresó. Y agregó: “Cómo no los voy a creer capaces de grandes empresas”.
“Yo no les tengo que contar a ustedes las cosas que hemos hecho en esta década, pero ustedes tampoco me tienen que contar ni agradecer nada, porque la patria todavía les debe mucho”, afirmó. En ese sentido, remarcó que las obras de conexión eléctrica permitieron que “el NEA y NOA tengan un crecimiento superior al de la media nacional, y hoy están por debajo de la línea de desocupación media nacional”, lo cual aseguró que “es un orgullo”.
“Vamos a seguir trabajando por el hermano y la hermana, por los que todavía no llegaron”, remarcó la Mandataria. Asimismo, se comprometió “en este día de la Pachamama a seguir dando de mí, lo mejor que tengo que es trabajo, esfuerzo y compromiso”.
“Con mis errores, mis equivocaciones, mis debilidades, pero con el amor inmenso y profundo de una madre. Yo me siento madre de todos ustedes y abuela de sus hijos y me comprometo a trabajar como siempre lo hecho para cambiar el destino de la patria y de Jujuy”, concluyó.
La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, su par de Salta, Juan Manuel Urtubey, el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, el intendente de La Esperanza y las autoridades del Ingenio La Esperanza.
Tras ser recibida por Fellner, la Primera Mandataria se trasladó hasta el ingenio La Esperanza, y acompañó a sus directivos, quienes realizaron la reapertura simbólica de la porducción del lugar, que durante la década del 90 quedó paralizado y ahora fue reactivado.
Tras recorrer la línea de producción de azúcar, Cristina Fernández se dirigió a un predio aledaño donde pobladores del lugar, con sus trajes típicos , realizaron la tradicional ceremonia de homenaje a la Pachamama. Fue invitada a participar de ese ritual, lo que hizo junto a Fellner.
A continuación, en el palco levantado para el acto de reapertura, habló el CEO del grupo Insud, Hugo Sigman, quien destacó que el establecimiento estuvo cerrado durante 18 años hasta que gracias a la colaboración de los gobiernos nacional y provincial lograron ponerlo nuevamente en marcha. “La zafra empezó y el azúcar ya está saliendo”, dijo.
A continuación habló el gobernador Fellner para subrayar la reactivación que logró la provincia y recordar que Néstor Kirchner, como hoy lo hizo Cristina, también en una visita a la Provincia participó de la ceremonia de la Pachamama, destinada a pedir a la “madre tierra” que rinda frutos para sus habitantes.

ARGENTINA Visita a la localidad de Las Heras, Santa Cruz. Palabras de la Presidenta de la Nación

Visita a la localidad de Las Heras, Santa Cruz. Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor intendente de la localidad de Las Heras; señor vicegobernador de la provincia; señor gobernador de la provincia del Chubut, querido Martín Buzzi, muchas gracias por estar aquí, junto a nosotros; Miguel, ingeniero Galuccio, presidente de YPF; Axel Kicillof, representante del Estado en el directorio; amigos, conocidos, queridos vecinos de Las Heras, provincia de Santa Cruz: voy a contar una anécdota, por qué digo Las Heras, provincia de Santa Cruz, porque el otro día – no voy a decir quién – le dije a alguien: “tengo un acto en Las Heras”. Ah – me dijo – en Buenos Aires”. “No, no – le digo – mirá, además de Buenos Aires, Las Heras también existe en Santa Cruz y por si no te alcanza también hay un Las Heras en la provincia de Mendoza, de los que conozco y seguramente debe haber algún otro Las Heras en algún lado”. Pero bueno estás son las cosas que pasan muchas veces. Pero la verdad que viniendo a Las Heras, me viene a la memoria, épocas pasadas. (APLAUSOS).
La primera vez que vine a Las Heras debe ser cerca de 25 años, año mil… sí, sí, soy vieja, año 1988 y miren lo que son las cosas, la primera vez que vine YPF era una empresa del Estado; la última vez que vine era una empresa privatizada, pero lo que era peor desnacionalizada y realmente no cumpliendo finalmente los objetivos tuvimos que tomar decisiones, que no hubiéramos querido tomar, sinceramente, como no lo hubiéramos querido tomar con Aerolíneas Argentinas, pero lo tuvimos que tomar porque cuando uno tiene responsabilidades y tiene la responsabilidad de la vida de los 40 millones de argentinos en las espaldas tiene que tomar decisiones que, aunque no parezcan simpáticas para algunos sectores de la sociedad o del stablisment internacional, hay que tomarlas igual. (APLAUSOS). Así que ahora vengo con una YPF recuperada para la Nación, con una YPF como un instrumento fundamente, como pasa en todos los países del mundo, además. No hemos descubierto la pólvora ni el agujero al mate. Simplemente hemos recuperado el dominio de un instrumento fundamental, como es el de una empresa importante, la más importante que tenía el país, que además es testigo y productor en un sector tan importante – como lo es el energético – para todo lo que hace al desarrollo y al crecimiento económico del país.
Por eso, estar aquí en Las Heras, uno de los corazones de esta YPF trayendo cosas muy importantes, no solamente hemos completado hoy el Plan Conectar Igualdad, que ya se completó en forma total para todas las escuelas públicas secundarias de Las Heras. (APLAUSOS). Estamos, también, con un programa muy, pero muy ambicioso, un programa que tiene que ver… y qué cosa porque cuántas veces vinimos a Las Heras y cuántas veces vino él. En el año 1998, Miguel, vos te habías ido ya de YPF, cuando llegaron los otros inversores, pero el barril de petróleo llegó a estar – y lo deben recordar muchos ypefianos y muchas gentes de Las Heras – a 9 dólares el barril y teníamos a las gentes sin trabajo.
En el año 1999, en Las Heras, ¿vos Martín me decías, en Comodoro, no? En Comodoro, donde se descubrió el petróleo, veníamos charlando con Martín, en el avión que nos prestó… tuvo la deferencia de prestarnos el avión de la provincia del Chubut, para poder llegar, aquí, a Las Heras. Gracias, muchas gracias Martín. (APLAUSOS). Si no hubieran sido horas y horas, es una lástima ¿no? Porque los dos aviones que tiene la provincia los compró Kirchner, pero bueno, me lo tuvo que prestar el gobernador de Chubut para poder llegar, cosas que pasan. (APLAUSOS). En fin… pero bueno, veníamos charlando con Martín de lo que ha significado el crecimiento de la producción en YPF, cómo le ha impactado también en Comodoro, capital del petróleo, allí se descubrió el primer pozo petrolero y me decía Martín. “Cristina, en el año 1999 teníamos 540 trabajadores registrados; en el año 2001-02 teníamos 1.500; hoy tenemos 11.500 trabajadores, en Comodoro Rivadavia, 20 veces el nivel de ocupación de un sector estratégico. (APLAUSOS9.
Y, hoy, venimos desde una empresa recuperada, pero que también tiene aportantes privados, porque somos propietarios – el Estado Nacional – del 51 por ciento de las acciones, juntamente con las provincias y el otro 49 restante es de otros inversores, Bolsa, etc. Pero venimos – como lo decía el video y como lo dije en el discurso – a cumplir lo que nosotros sostenemos deber ser la responsabilidad social de las empresas y venimos a cumplir con la responsabilidad social de las empresas con un plan muy ambicioso, para aquí, para YPF. Primero, este wi-fi, que seguramente en 30 días más, junto con el Intendente, se identificarán los lugares porque obviamente, ustedes saben, que por el clima – esto lo explico para los que están en Buenos Aires – que tienen wi-fi en las plazas, pero acá, dadas las condiciones climáticas es conveniente tenerlo en lugares un poquito más cerrados porque si hay un poquito de viento, nieve o frío no podés tener wi-fi. Así que vamos a combinar el wi-fi con el Intendente y en 30 días y luego, también a mediano plazo, la instalación -asociándonos YPF con Arsat – de dos antenas satelitales para potenciar toda la TDA en la zona, internet y toda la conectividad, que debemos tener. (APLAUSOS).
También, la construcción de un viejo sueño de Las Heras, que es la terminal de ómnibus, contrato que se acaba de firmar y obviamente será licitado y ejecutado por la municipalidad, pero con un control por parte de YPF y con la certificación de obras, como corresponde a todo tipo de obras para hacer las cosas bien. (APLAUSOS). Nadie va a robar nada, porque vamos a controlar todo, quédate tranquila, que todos somos buenos, pero cuando nos vigilan somos mucho mejor: (APLAUSOS). No es mío eso… es de Perón.
Bien, también venimos a trabajar fuertemente en el tema del hospital. La verdad que este es un tema que me toca muy de cerca, porque si algo hizo ese gigante, que se llamó Néstor Kirchner, cuando fue tres veces gobernador de la provincia de Santa Cruz, fue tener… se le había puesto en la cabeza que cada localidad de Santa Cruz, de las 14 localidades de Santa Cruz debía tener un hospital público modelo. Me acuerdo de algunas anécdotas, no sé si por acá estará alguien de Yacimientos. ¿No vinieron de Yacimientos? Bueno, me acuerdo que había un viejo hospital, no viejo hospital, era un hospital que nunca se había terminado, que era un mito en Río Turbio, el hospital que nunca se había terminado, un hospital muy moderno y finalmente cuando Néstor llegó al gobierno lo terminó totalmente, lo equipó y fue modelo. Ni qué hablar del hospital de Río Gallegos que supo ser hasta escuela de residentes, donde venían a estudiar de todas partes del país.
Y me acuerdo, también, de cómo se arregló y se hizo, aquí, en Las Heras, todo lo que en materia de infraestructura hospitalaria se ve, se toca, pero desgraciadamente, hoy, no se puede dar servicio en Santa Cruz, fue obra de ese gran argentino que ya está entre nosotros, es decir no está, pero está entre nosotros: (APLAUSOS). Por eso, hoy, YPF viene a hacer cosas que antes hacía el gobierno de la provincia, viene a poner el equipamiento, las máquinas y la tecnología y también el personal capacitado para poder prestar servicios.
Yo era Diputada, y les voy a contar una anécdota, porque es impresionante, teníamos en Río Gallegos un hospital que databa de principio de siglos, era muy viejo y teníamos una ley de carrera sanitaria, donde si venía Favaloro a querer ir al hospital de Río Gallegos, al servicio de Cardiología, perdía por puntos con cualquier médico que era de la medicina privada de Río Gallegos. Dimos una pelea formidable en la Cámara, me acuerdo que habían legisladores que nos decían – y están las versiones taquigráficas – alguno se deben acordar, nos peleaban y nos decían que era una locura construir un hospital nuevo en Río Gallegos, porque no se necesitaba. Claro era – obviamente – poner arriba la salud pública, y esto no significa eliminar la salud privada, no, al contrario significa poner el piso mínimo de prestación de servicio sanitario que todo ciudadano tiene la obligación y el derecho de recibir. Esto es lo que queríamos nosotros, que la salud pública fuera precisamente, marcara como testigo lo mínimo que se debe dar en un servicio sanitario. Y la verdad que lo logramos con creces, tanto así que durante la gestión, pudimos,- luego de una reforma sanitaria, que hicimos en el Parlamento – privilegiar la meritocracia, conseguir los médicos full time, establecer las incompatibilidades. ¿Por qué saben qué nos pasaba? Los que estaban al frente de los servicios, en el hospital público – hablo de la experiencia que nos tocó vivir, en Río Gallegos – eran el mismo tiempo dueños y accionistas de las clínicas privadas.
Entonces, vos ibas al hospital, y el radiógrafo o la máquina de Rayos X no funcionaba nunca, pero sí funcionaba la de la clínica privada. ¿Quién era el jefe del servicio, en el hospital público? Uno de los accionistas de la clínica privada. Entonces de lo que se trata – santacruceños, de los venidos, como yo, y de los nacidos y criados – porque otra cosa que hemos construido, en estos años, o por lo menos construimos, durante mucho tiempo, en Santa Cruz, y fíjense que paradoja, Santa Cruz era exhibida como un modelo por la bajísima desocupación que teníamos (2; 3 por ciento), porque nunca se hicieron tantas viviendas, como durante la gestión de Néstor Kirchner, porque hicimos el Puerto de Caleta Olivia, el Aeropuerto de Calafate, porque se terminó el aeropuerto de 28 de noviembre, porque hicimos rutas, caminos, la 40, en fin, infinidad de cosas. Y la verdad que lo hicimos a partir de una convocatoria amplia, a todos los hombres y mujeres, no importaba el partido, había un himno que teníamos: el santacruceño… no importaba dónde militabas o qué identidad partidaria tenías, lo importante era que Santa Cruz – tu lugar, el de tus hijos – fuera para adelante. (APLAUSOS). Ese era el eje de nuestra convocatoria. (APLAUSOS).
Y yo quiero, en este día tan especial, donde venimos a anunciar esta nueva terminal, el wi-fi, donde venimos también a anunciar – en materia de infraestructura social – también viviendas, que se van a realizar en el corto y mediano plazo, nuevas viviendas y refacción de varios ya existentes, servicios que queremos difundir a toda la zona, a toda la familia santacruceña, de Las Heras, ypefiana, a sus familiares también venimos a iniciar una campaña de revitalización del espíritu y de la autoestima con la campaña Pintar también la localidad y dejarla hermosa. (APLAUSOS).
No saben cómo cambia la vida de la gente, auque parezca tonto, aunque parezca nimio, no saben cómo cambia la vida de la gente cuando ve linda a su ciudad, cuando la ve pintada, cuando ve que la gente labura, barre, recogen la basura, cosas que aprendí siendo muy joven, al lado de él. Me acuerdo cuando lo acompañaba todas las noches – siendo Intendente – a él le gustaba salir a dar vueltas con el auto, para ver qué lamparitas estaba quemada, anotaba todo y al otro día llamaba y decía: “hay que arreglar esto y esto”. Así fue siempre: Intendente, Gobernador, Presidente. (APLAUSOS). Y les aseguro, no hay otra forma.
Vamos a ayudar al hospital a que vuelva a ser lo que era el hospital cuando Néstor Kirchner gobernaba la provincia de Santa Cruz. Vamos a volver a lograr también, con los médicos, con el equipamiento. Y también, con la educación.
Vamos a trabajar en un proyecto de una escuela gratuita pero de gestión privada para que realmente volvamos a recuperar todos los santacruceños este deseo de saber que nuestros hijos tienen que ir al colegio todos los días, los hijos de todos, de los docentes de guardapolvo blanco, que tanto necesitamos, de los trabajadores de YPF, de los comerciantes, de los empleados públicos, de los municipales.
Necesitamos reconstruir un espíritu de vuelta de organización social, de respeto institucional, de esta provincia de Santa Cruz que fue orgullo y por ser como fue nos dio un presidente como nunca hubo en los 50 años de historia.
Y eso que vivíamos en un país que se caía de a pedazos. Porque, claro, cuando la coparticipación, olvídalo, no ingresaba nada, olvida. Todas las obras que se hacía, todas las obras públicas que se hicieron durante los 12 años de gestión, fueron obras de recursos de todos ustedes, de los que vivían aquí en Santa Cruz, que administraba otro santacruceño. Administrar, gestionar…
Tenemos que volver a encontrar, tenemos que volver a reencontrarnos entre los santacruceños. ¡Cómo no va a haber hombres y mujeres que tengan ganas o que recuerden, a lo mejor hay muchos que son nuevo y no conocieron aquella Santa Cruz! Pero los convocamos a que hablen con otros que sí la vivieron o que agarren un libro a algún diario de aquella época y todos, los que no la conocieron y los que la conocieron, podamos a volver a reencontrarnos y encontrar los hombres y mujeres que vuelvan a representar ese espíritu pionero del que hablaba Néstor, lo necesitamos imperiosamente.
Por eso YPF, hoy de los argentinos viene a extender su mano solidaria y amiga a todos ustedes. A mis compañeros también y digo compañeros trabajadores del petróleo porque cuando fui candidata a diputada en 1989, recordás que lancé la campaña en Caleta Olivia y fui también a uno de los actos en Petroleros Privados.
Así que, a mí nadie me puede explicar ni contar la historia de esta Provincia. Yo me hice en esta Provincia, nos hicimos en esta Provincia, aquí aprendimos lo que es el contacto permanente con el vecino, primero, con el comprovinciano después. Aquí aprendimos que hay que trabajar las 24 horas del día, que no importa si sos radical, peronista, comunista o socialista. Las cosas les cuestan igual a todos y el trabajo y la casa no puede tener ni partido ni ideología.
Por eso les pido a todos que ayuden a YPF, porque no es que ayuden a la empresa. Cuando ayuden a YPF, cuando cada trabajador, cuando cada supervisor, cuando cada gerente hace bien su trabajo, se está ayudando a sí mismo. Porque, vamos a hablar sinceramente entre nosotros, ¿cuál fue uno de los ejes sobre los cuales pivoteó todo el proceso del neoliberalismo privatizador, no solamente en la Argentina, pero en la Argentina donde fue su mejor alumno? Sobre la ineficiencia del sector público.
Tenemos que demostrar los trabajadores, los gerentes, los empresarios, los contratistas que no podemos matar a la gallina de los huevos de oro, que a la gallina de los huevos de oro hay que cuidarla todos los días, trabajando y haciendo lo que cada uno tiene que hacer en su lugar de trabajo, en la boca de pozo, subido a la torre, en el tablero de control, cuando conduce el camión o el micro para trasladar a los trabajadores, los que cocinan en el campamento, el gerente regional, porque además hemos vuelto a regionalizar YPF, las decisiones también de gestión, de administración han cobrado otra vitalidad a partir de la decisión de la regionalización de YPF.
Cuidemos eso, argentinos, porque siempre va a haber alguien al acecho. Yo no soy eterna ni lo quiero ser y siempre puede alguien decir “no, esto anda mal, que vuelva nuevamente a las manos privadas”.
Porque, muchas veces, el mundo es como una calesita; bueno, esta calesita del neoliberalismo me parece que se ha atrancado y que ha demostrado que no hay un sector privado que es mejor que público ni un público que es mejor que el privado. Hay bueno y malos gestionadores en todos lados, en el sector público y en el sector privado. Demos el ejemplo entonces.
Amigos y amigas: desde aquí de Santa Cruz, como lo supo dar él, sin ningún tipo de ayuda. El tipo era duro, nacido acá, contra el viento, contra la nieve. A mí me encantaba la nieve, a él no. Siempre me decía “a vos te gusta la nieve porque cuando eras chica vivías en La Plata e ibas caminando al colegio, te llevaba tu viejo en auto. Yo me rompía la crisma todos los días yendo caminando al colegio en medio de la nieve y por eso cada vez que nieva se me paran los pelos, porque además sé todo lo que nos pasa después”.
Son las vivencias y si él pudo, sin ningún tipo de ayuda personal, de ayuda nacional, si él pudo construir esta Provincia que cuando subió, pobre hombre, digo siempre, parece que lo arrastraba una maldición gitana, donde llegaba todo estaba destruido y en llamas. Le pasó en 1991, aquí en la Provincia, y le volvió a pasar en el 2003 y nada, el tipo porfiado, terco –yo también soy terca-, como la mula, lo sacaba adelante, con trabajo.
Por eso, yo quiero hoy desde aquí, desde Las Heras, del flanco norte de esta querida Provincia, pedirle a todos los santacruceños y a todas las santacruceñas que me ayuden, que me ayuden y que juntos esos hombres y mujeres que sé que existen, que están entre nosotros, porque se han criado acá, porque han venido, porque la están luchando, ayúdenme porque es muy difícil la tarea que tengo que llevar adelante como Presidenta. Y si además, desde tu propia Provincia, de esta que muchas veces tuve que soportar y él también tuvo que soportar ser acusado de que todas las obras venían para Santa Cruz, de todos los beneficios.
¡Cuántas veces -ahí nuestro senador de la Nación asiente con la cabeza, Pablo-…yo era senadora, gracias Pablo por estar con nosotros…!
Yo me acuerdo que era senadora de la Provincia y me tocaba escuchar todo el día la cantinela de los opositores que la mayor cantidad de obras, las mejoras obras, las más grandes venían todas para Santa Cruz.
Por eso, yo les pido que además con todo lo que ha mejorado la macroeconomía del país, un barril a 90 dólares, una coparticipación e ingresos como nunca se vieron, yo les pido que me ayuden a todos los hombres y mujeres de Santa Cruz a gobernar, a que no me pongan palos en la rueda porque sino, es demasiado injusto y demasiado difícil seguir adelante.
Por eso, a mí no me van a escuchar hablar mal de nadie. Muchos que me han escuchado en muchas campañas acá, me habrán escuchado una idea que siempre tuve: cuando uno habla demasiado de los demás y se la pasa insultando a los demás, es porque tiene muy poco para contar de las cosas que ha hecho por los demás, muy poco.
La verdad que yo tuve una inmensa suerte: cada vez que me tocó ser candidata en esta bendita Provincia y pararme frente a un micrófono, mi primer acto fue en Caleta Olivia, un 3 de diciembre de 1988, cuando nació el Frente para la Victoria santacruceño, yo fui…ese fue mi bautismo de fuego como diputada provincial, ¿te acordás Burra?, me acompañaba Daniel Lotaro, Burra, la Burra, bueno, saben quién es la Burra, le digo Burra porque le dicen “la Burra”, pero Daniel Notaro, caletense, Omar Braín, tercer diputado, compañero que falleció, riojano, como tantos de la cuenca, riojanos, catamarqueños en Salta, riojanos y salteños también en el sur.
Digo que, tuve una inmensa suerte como militante política: cada vez que paré frente a un micrófono pude contar y no me alcanzaba el tiempo para decir todas las cosas que habíamos hecho en gestión de gobierno. Y cómo eran tantas, no tenía tiempo de ocuparme de las cosas que no hacían o hacían los demás.
Por eso hoy, estamos como siempre, de pie, aquí, en Santa Cruz para extender la mano solidaria pero también para pedir que nos extiendan la mano solidaria en este inmenso esfuerzo de construir patria, Patagonia, dignidad y soberanía que estamos haciendo todos los días.
Para finalizar, esto que hoy estamos viendo acá en Santa Cruz, es todos los días a lo largo y a lo ancho del país. Lo hemos visto hoy en estas 3 videoconferencias: Paraguay, ahí en la otra punta, allá, 20 kilómetros con la frontera de Bolivia, entregando 38 viviendas en el Plan Techo Digno; ahí en Pilar, corazón de la zona norte del Gran Buenos Aires inaugurando la séptima fábrica de insumos difundido de los vasitos que se utilizan, ahí los mostraba y nos explicaba Nicolás, muy orgulloso, que sigue ahí paradito con su sombrero, Nicolás Ponce de León, el que está ahí con su sombrero muy orgulloso contándonos, 23 años, ¡qué suerte!, 23 años y en una fábrica, ¡qué maravilla! No como nos pasaba hace 10 años atrás cuando los jóvenes como Nicolás hacían cola…Me acuerdo también cuando era senadora y yo venía por Callao para ir a mi departamento en Uruguay y pasaba por el Consulado de España, colas y colas que daban la vuelta, coleros, gente con carpa de jóvenes como Nicolás y como tantísimos otros que se iban del país por falta de oportunidades.
Hoy lo tenemos allí inaugurando la séptima fábrica de una importante empresa en materia de sustitución de importaciones de vasitos plásticos para que con poliestireno, para que sea más clarito, y que prové con telgopor además, a numerosas y a las más variadas marcas líderes de la República Argentina en distintas actividades.
Y los patrulleros, la seguridad, el equipamiento en patrulleros, el equipamiento en comunicaciones, en cuatriciclos, con una inversión inicial de más 221 millones de pesos, ustedes vieron la tecnología.
Para hacer esto hay que administrar, pero también hay que tener el coraje y la valentía de poder enfrentar a todos esos que desde afuera y algunos de adentro nos quieren hacer fracasar. O como decía alguien el otro día, que ojalá la economía no mejore así ven si les va un poco mejor en las elecciones.
Saben que me pareció algo tan mezquino, les juro. Les juro por la vida de mis hijos que es lo que más quiero en el mundo, que en los 20 y pico de años, 25, no sé ya cuántos llevo, no, 20, qué no, de militancia llevo más de 40 y pico, jamás, pero en la función de gobierno, cuando estás en el gobierno, jamás se me ocurrió que para llegar a algún lado, tenga que fracasar el otro. Eso, ¿saben de qué es? De vagos…no, gorilas no, no. De vagos y de mediocres. Porque si sos más inteligente y laburás, seguro que le podés ganar. Pero bueno, mejor que en lugar de laburar o pensar, que al otro le vaya mal.
Pero bueno, lo importante, santacruceños, lo importante hombres y mujeres de Las Heras, que estamos aquí, hoy, con YPF, que de vuelta es la primera empresa nacional, que la Fundación de YPF, ya hemos dado las 100 primeras becas para ingenieros, ya no nos dedicamos con la Fundación a hacer algunas otras cosas que por allí estéticamente no son criticables y eran encomiables, pero que necesitamos realmente volcar todos los recursos para la tecnología.
Por eso también el padrinazgo de la escuela técnica que va a hacer YPF número 17 de acá de Las Heras porque necesitamos cada vez más técnicos, necesitamos cada vez más gente capacitada.
Porque también vamos a trabajar con el Intendente que me hizo llegar una nota acerca de la necesidad de una nueva escuela secundaria aquí en Las Heras, vamos a trabajar fuerte en eso. Porque yo les contaba del Néstor de los hospitales, del Néstor de las viviendas, del Néstor de las grandes obras emblemáticas de Santa Cruz, del puerto, de las termoeléctricas que estamos construyendo en Río Turbio, los gasoductos, pero me faltó contar del Néstor de las escuelas. Nunca se hicieron tantas escuelas, tan modernas y tan buenas como cuando Néstor fue gobernador. Me acuerdo que además recuperamos colegios como el viejo Colegio Nº 1 de Río Gallegos donde él estudió, colegios como la Escuela 15, si mal no recuerdo, que hasta ascensor le pusimos en una época donde era casi un lujo.
Por eso creo y quiero convocar nuevamente a ser esa Santa Cruz orgullosa, esa Santa Cruz que hablaba de las cosas que hacíamos, ese Santa Cruz en donde no había ni violencia ni patotas, esa Santa Cruz donde todos, más allá de las diferencias, que siempre existen en una sociedad, nos uníamos en ese sentimiento común que es el ser santacruceño.
A eso los convoco y le agradezco a YPF que venga a colaborar en esa tarea. YPF también necesita que los santacruceños vuelvan a tener autoestima y dignidad elevadas para ayudarlo a producir cada vez más y mejor petróleo para todos los argentinos.
Muchas gracias, Las Heras, muchas gracias a todos y a todas, muchas gracias por los buenos momentos, muchas gracias por el recuerdo a la memoria de quien fuera mi compañero de vida y el compañero de muchos de ustedes.
Fuerza y para adelante, como siempre lo hicimos.
Gracias y hasta siempre. (APLAUSOS)

Nube de etiquetas