Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Rafel Correa’

UNASUR Declaraciones de la Presidenta con motivo del encuentro de Presidentes de Suramérica desde el Gran Hotel Cochabamba en Bolivia

Declaraciones de la Presidenta con motivo del   encuentro de Presidentes de Suramérica desde el Gran Hotel Cochabamba en   Bolivia
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA   FERNÁNDEZ CON MOTIVO DEL ENCUENTRO DE PRESIDENTES DE SURAMÉRICA, DESDE EL SALÓN   PRINCIPAL DEL GRAN HOTEL COCHABAMBA, EN BOLIVIA.

Muy buenas noches a todos y a todas, cuando me   refiero a todos y a todas no ya a los jefes y jefas de Estado, embajadores y   embajadoras, con quien ya hemos estado reunido, sino a todos los demás que   nos acompañan aquí: hermanos y hermanas de Bolivia; trabajadores de la prensa   nacional e internacional, que nos acompañan: bueno, en realidad habíamos   acordado que iba a hacer yo una pequeña intervención, no solamente como   Presidenta, sino en mi calidad también de abogada, porque fue una   conversación que mantuvimos con Evo, en la noche, cuando estaba virtualmente   de rehén, allí en Viena.

Creo que el relato del Presidente Evo Morales,   sobre todo la primera parte, donde describe la situación que se produjo, arriba   de un avión viajando un Presidente y le dicen, de repente, que no puede volar   y que tiene que retirarse de un territorio yo me imagino, como Presidenta, en   una situación similar, uno viaja constantemente por todas partes del mundo –   en misiones oficiales – y me imagino de repente que de un país me informen   que no se me autoriza – como Presidente de la República Argentina –   previamente habiendo sido acordado esa autorización y me digan: “adónde   volvemos, tenemos poco combustible”, es una situación que excede una   mera situación de carácter institucional para tornarse en una situación de   carácter humanitario, si se quiere, porque en definitiva se puede poner en   peligro la seguridad, no ya de un Jefe de Estado, sino la seguridad de una   vida humana, que es exactamente igual sea la de un Presidente de Estado o la   de cualquier ciudadano. Adquiere mayor relevancia, obviamente, el hecho de   ser un Jefe de Estado porque uno se pregunta si hacen estás cosas con un Jefe   de Estado, que tiene conocimiento todo el mundo, que tiene acceso a la   prensa, a los medios de comunicación, qué puede pasar con la situación o la   suerte de cualquier ciudadano del mundo, de cualquier nacionalidad al que   nadie conoce, al que le puede pasar cosas mucho más terribles sin siquiera   enterarse uno de que esto ha pasado.

El relato realmente es feo, es escalofriante –   por momentos – porque además tuvieron la suerte de que Viena, en este caso   Austria, autorizara el descenso de la nave, pero – por lo que relataba el   Presidente Morales – tal vez no hubieran tenido la autonomía suficiente para   retornar a Rusia, que era el punto de partida, con lo cual la primera   situación, es de carácter humanitario grave; la segunda es una situación de   carácter legal grave, porque había autorizaciones concedidas por Estados para   transitar por sus espacios aéreos, en este caso por parte de Portugal,   España, Francia e Italia, que luego fueron denegadas, o sea, hay una doble   violación: una primera, a la inmunidad de todo jefe de Estado y a la nave   presidencial que conduce a ese jefe de Estado y, luego, una segunda violación   a los acuerdos concedidos para vuelos que se tratan de acuerdos en materia   internacional como si fueran acuerdos suscriptos, porque no había ninguna   causa, ninguna razón. Porque, de repente, puede haber situaciones   climatológicas, situaciones tecnológicas pero no fueron explicitadas   debidamente.

Bueno, lo cierto es que el relato del presidente   Morales revela un grado de violación de normas del Derecho Internacional, de   la Carta de Naciones Unidas y un grado de inseguridad jurídica muy graves   para cualquier país del mundo y para cualquier ciudadano.

Por eso creo que este documento que hemos estado   hoy elaborando y discutiendo, por un lado, revela estas situaciones y, bueno,   esperamos como países democráticos las respectivas explicaciones.

Y también, para no darle tanto dramatismo, ¿no?,   y poner un poco de humor en todo esto. Uno piensa en los ciudadanos de los   países desarrollados que ponen tanto dinero en sus aparatos de inteligencia,   en sus agencias de seguridad y de repente estas agencias de seguridad han   informado mal a sus gobiernos porque, evidentemente, habían informado o por   lo menos que en el avión del presidente Morales viajaba una persona que   además, hubiera estado haciendo uso del derecho de asilo también…Ustedes   saben que embajadas o naves militares, son extensiones del territorio, o sea   que, gastar tanta plata para tanta mala información…Y nos habían convencido   en las películas que tenían una precisión y una exactitud que por lo visto   solamente es para las películas y para ganar algún Oscar, pero no un Oscar de   diplomacia precisamente.

Así que, nada, yo la verdad estaría, si fuera   presidenta de esos países, con toda la plata que gastan, muy preocupada, no   solamente por el papelón internacional en que han incurrido, sino también por   tanta plata mal gastada. Se supondría que podrían invertirla mejor y ser más   efectivos, ¿no?

Así que, nada, nuestra solidaridad hacia el   pueblo de Bolivia, hacia el presidente Evo Morales y hacia todo el pueblo   latinoamericano. Porque, en realidad, nos hemos sentido violentados todos, en   alguna medida o en alguna forma, por esto que ha sucedido y recomendarle   también a los pueblos hermanos de los países desarrollados y con tantos años   de, en fin, de prácticas de inteligencia, de tanto dinero destinado a estos   fines, bueno, que exijan a sus gobiernos que hagan las cosas un poco mejor   para evitar estos verdaderos bochornos internacionales que constituyen,   además, en el siglo XXI vestigios de un colonialismo decadente y, la verdad,   que muy poco efectivo.

Nada más, eso quería decir y agradecerles a todos   los presidentes, embajadores, embajadoras que han concurrido a esta reunión   por su solidaridad con el pueblo de Bolivia y con nosotros mismos.

Muchas gracias y buenas noches a todos y a todas.   (APLAUSOS)

 

Reunión urgente de UNASUR en Cochabamba: Palabras de la Presidenta de la Nación

Reunión urgente de UNASUR en Cochabamba: Palabras   de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA   FERNÁNDEZ EN REUNIÓN URGENTE DE UNASUR, EN COCHABAMBA, BOLIVIA.Muy buenas noches a todos y a todas; hermano y   compañero Presidente del estado Plurinacional de Bolivia; compañero Rafael   Correa, Presidente de la República de Ecuador; querido Nicolás, compañero   Presidente de la República Bolivariana de Venezuela; querida compañera Cilia;   cancilleres, Elías; Marco Aurelio; bolivianos y bolivianas, muchas gracias,   hermano pueblo, protagonistas todos – en esta América del Sur – de tantas   gestas gloriosas por la liberación y por la emancipación de nuestros pueblos,   allá por el siglo XIX, de Manuel Belgrano, de la Juana Azurduy, de San   Martín, de Bolívar, de nuestros hombres y mujeres, que murieron por darnos la   libertad y deben ser la entrañable memoria viva de nuestros pueblos.He venido desde el Sur de mi Patria, adonde había   concurrido para un acto, en el cual inaugurábamos universidades, edificios en   las universidad para expresar mi solidaridad y la del pueblo argentino,   frente al atropello que sufrió el presidente de este país y también el   atropello a su pueblo y el atropello, que consideramos como propio atropello   también, de nuestros pueblos, nuestros derechos y nuestras sociedades.   (APLAUSOS).

Resulta curioso, cuanto menos que quienes muchas   veces reclaman seguridad jurídica, que quienes nos hablan del respeto al   Derecho Internacional, con el cual todos estamos de acuerdo, quienes nos   hablan de respetar los derechos humanos, con los cuales también estamos   absolutamente de acuerdo, hayan cometido esta inédita violación a las más   elementales normas vigentes del Derecho Internacional.

A usted, Presidente de Bolivia, lo han tenido de   rehén durante 13 horas y ahora quieren explicar que todo se debe a fallas   técnicas o de combustible.

Por lo menos aquí, en la América del Sur, cuando   cometemos algún error o alguna equivocación, nos han enseñado de chiquitos a   reconocerlo y, por lo menos, a pedir disculpas a quien hemos ofendido.

Por eso, los jefes y jefas de Estado de UNASUR,   hemos querido estar aquí, los que hemos podido hacerlo, para acompañar al   pueblo boliviano, porque cada uno de nosotros, más allá del honor que   significa presidir a nuestros países, representamos, por sobre todas las   cosas, a la soberanía popular, porque somos todos presidentes y presidentas   elegidos por el voto democrático, en libertad y sin proscripciones de   nuestros país.

Y esto, precisamente ser gobiernos democráticos,   nos han costado libres, nos ha costado mucho. Primero, la emancipación en el   siglo XIX; luego, las dictaduras que sufrimos durante el siglo XX. Por eso,   para nosotros, es tan importante el concepto de libertad.

Hoy un diario de mi país, publicaba en la portada   “Igual que hace cinco siglos” y la verdad que lo sentimos así.

Yo no soy originaria, usted Presidente forma   parte de los pueblos originarios de esta América devastada, expoliada y   explotada durante cinco siglos.

Muchos de nosotros somos descendientes de los que   expoliaron o colonizaron estas tierras, pero los intereses de nuestras   sociedades, de nuestros pueblos y por la vigencia de las libertades, de los   derechos humanos, de los derechos sociales y la inclusión.

Por eso, sé que han tenido un largo acto, ya han   hecho uso de la palabra todos los hermanos y hermanas que hoy nos acompañan,   así que, no me queda nada más que expresar toda nuestra solidaridad, todo   nuestro acompañamiento y pedirle y solicitarle, muy serena pero muy   seriamente a quienes han violado el derecho, que subsanen de esto y se hagan   cargo de los errores cometidos.

Es lo menos que pedir, que pidan perdón. Alguna   vez en su vida, que pida perdón por lo que han hecho.

Muchas gracias; gracias Bolivia, los quiero y las   quiero mucho a todas.

Gracias, compañero Evo, muchas gracias.   (APLAUSOS)

Nube de etiquetas