Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Quilmes’

ARGENTINA Inauguración de estación de desgasificado al vacío en planta industrial de Ternium Siderar, en San Nicolás, provincia de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de estación de desgasificado al vacío en planta industrial de Ternium Siderar, en San Nicolás, provincia de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor vicepresidente de la Nación; señor presidente de Ternium, ingeniero Paolo Rocca; señor Gobernador De la provincia de Santa Fe, Jorge Obeid, que por ahí debe andar, acá está, ahí al lado, mira estoy ciega, ya no lo veo, estoy vieja, estoy abuela. Hoy es un gran día en lo personal y hoy es un gran día en lo institucional también; en lo personal quiero agradecerles todas las muestras de afecto y cariño por mi nieto, mi primer nieto. Realmente un momento de mucha felicidad y agradecerles también, en lo institucional, porque yo creo que los cascos blancos y verdes de la UOM, de la UOCRA, para que estemos todos los trabajadores en paz. El proceso de reindustrialización porque vale la pena – recién el presidente de Ternium recordaba al General Savio y a su abuelo, al fundador de la dinastía Rocca – y digo dinastía en términos de construcción, de industrialización del país, que han tenido un rol muy importante y si hay un gobierno político, que ha hecho de uno de sus ejes fundamentales la industrialización somos nosotros.
Me enorgullezco de decir que conduzco, hoy, este proyecto – como lo condujo, antes, mi compañero de vida – que dio vuelta de campana a la Argentina, a una Argentina cuya industria supo ser líder en América latina, en los años cincuenta, y que luego por los diferentes procesos políticos, fundamentalmente, que atravesó el país fue devastada.
Hoy, estamos aquí, en Siderar, en San Nicolás, en Ramallo, bueno todo che, qué cosas que son, Dios mío. Es todo, esto es Rosario, este es Ramallo, es San Nicolás, es todo, es un complejo. La Argentina somos todos, muchachos, desde Jujuy hasta La Quiaca, estamos inaugurando esta importante planta de separación de gases, que nos permite tener un acero mejor, de mayor calidad, de mayor valor agregado para toda la industria automotriz y para toda la línea blanca, que realmente ha crecido a niveles exponenciales, en esta República Argentina, en los últimos 10 años. Y nos permite, al mismo tiempo, sustituir importaciones; agregar nuevos puestos de trabajo; mejorar salarios y seguir agregando industria a la Argentina.
Pero también – simultáneamente – se está dando otro proceso que lo vemos reflejado también en las videoconferencias que hemos tenido con la Universidad de Quilmes, con la Universidad Nacional de La Plata y con el Centro Interuniversitario Argentino, a través del ministerio de Educación. ¿Por qué? Porque la industria necesita, hoy más que nunca, en el siglo XXI, de la investigación, de la industria de la investigación, la ciencia y la tecnología. Estos laboratorios, que estamos inaugurando en la Universidad de Quilmes, donde nuestros científicos han descubierto una vacuna contra el cáncer de pulmón, asociados la universidad nacional, pública y gratuita con el sector público y con la ciencia y la tecnología inaugurando nuevos laboratorios. Estos nuevos laboratorios que estamos inaugurando, también, en la Facultad de Ciencias Naturales, en la Ciudad de La Plata, dos plantas, más de 1.600 metros cuadrados; la ampliación y refacción del Hospital Odontológico, dependiente de la Facultad de Odontología, de la Universidad Nacional de La Plata, es el hospital odontológico más grande de la República Argentina, que atiende – gratuitamente – a más de 1.500 argentinos por día, en sus consultorios. (APLAUSOS).
Además, estos convenios que estamos firmando para instalar centro y biblioteca, allí en Montevideo y Lavalle, en la Ciudad de Buenos Aires y también llevando a cabo la ejecución de cinco acuerdos, de cinco universidad argentinas: una privada y cuatro estatales con cinco universidades alemanas, a través de una cuerdo – que firmamos con la canciller Ángela Merkel – y que comenzó con la visita de Néstor Kirchner, al Instituto Max Planck, en Berlín, cuando Daniel Filmus era ministro de Educación de la República Argentina y que recuerdo que a los científicos de la Max Planck les llamó la atención que un Presidente quisiera conocer un instituto de ciencia. Porque cuando él llegó le dijeron: “es muy raro, los presidentes no les interesa la ciencia”. Y no es que nosotros tengamos un espíritu investigativo, es que sabemos que somos y necesitamos a la ciencia para aplicarla al desarrollo industrial.
No va a haber mejor y más desarrollo industrial si no unificamos nuestras universidades con nuestros empresarios, con nuestros productores para lograr mayor valor agregado. Esta es también la gran transformación de la década. (APLAUSOS). Lo que recién, Claudio Fernández, a quien repatriamos, junto a su familia de Alemania; lo conocí cuando aquí, en Rosario, cerquita, poníamos en marcha las nuevas instalaciones del Instituto de Biología Molecular, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario, que era un edificio viejo, que cuando llovía, los investigadores debían calzarse botas de gomas para poder ingresar. Hicimos un instituto nuevo, y hoy estamos haciendo un aporte de 5 millones de pesos, para comprar un espectrómetro nuclear digital, absolutamente de última generación, que permite seguir profundizando y constituye, hoy, a Rosario en la más importante plataforma en materia de biología molecular y es un gran orgullo. (APLAUSOS).
Todo lo que estamos haciendo, a través de tres ministerios, en todo lo que hace al desarrollo universitario: el ministerio de Planificación, que es el que desarrolla toda la infraestructura, los nuevos laboratorios, las nuevas facultades, los nuevos espacios refaccionados, como el Hospital Odontológico; el ministerio de Educación, que hace el aporte desde la Secretaría de Políticas Universitarias, que conduce tan bien Martín Gil; el ministerio de Ciencia y Tecnología, a través de la conducción de Lino Barañao; la actividad planificada y articulada del Estado, junto también con el ministerio de Industria .- a través del INTI, que es el que desarrolla toda la parte de investigación y validación tecnológica – es en definitiva un país el que hemos puesto en marcha desarrollando todas sus potencialidades; los que invierten, los empresarios, la parte privada que, como hoy, están haciendo esta inversión de 63 millones de dólares, que hemos visto recién y que hemos pulsado el botón para tener más y mejores aceros. También está la colada continúa, que me han prometido que para enero la vamos a tener. (APLAUSOS). No me voy de vacaciones, me quedo acá para inaugurar esa bendita colada continúa, que nos va a permitir aumenta la producción de acero.
Porque lo comentábamos recién con el ingeniero Rocca y lo comentaba, además, el otro día, en lo que yo imagino, veo y pienso va a ser la nueva configuración o re-configuración del mundo, que nos obliga a nosotros a prepararnos para los tiempos que vienen. Porque se viene – tal vez – una nueva división internacional del trabajo y tal vez quieran asignarnos a nosotros, a la América del Sur, a la organización latinoamericana, a la América del Sur, fundamentalmente – gran productora de energía, de alimentos, de comodities- de vuelta a la reprimarización de nuestras exportaciones. Y esto es lo que no debemos permitir. Pero esto no se impide únicamente con palabras y discursos, sino con políticas públicas destinadas a profundizar en la inversión tecnológica de tal manera que tengan que recurrir a nosotros porque tenemos mejor desarrollo tecnológico y tenemos mejores recursos humanos para poder producir esa renovación tecnológica. (APLAUSOS).Y la verdad que me siento muy orgullosa.
El otro día repasaba números… para que se entienda de lo qué estamos hablando y de lo que pasa también en la región, y cómo tenemos que integrarnos y complementarnos y se entienda algunas ventajas competitivas que tenemos, aquí, en la Argentina. Comparábamos – y hoy lo venía comentando en la Van, cuando veníamos en el helicóptero – la Argentina, por ejemplo, tiene 3,8 médicos cada 1.000 habitantes, solamente Cuba nos supera; los otros países tienen entre 1,7 y 1,8. Eso es que de grandes economías que ni siquiera tienen un médico por pueblo. Todo esto y así lo podemos reproducir en todas y cada una de las áreas.
No es casualidad, lo he dicho en infinidad de oportunidades, que tengamos tres premios Nobel en ciencias duras. Y, precisamente, esto debe ser el aliciente y el orgullo que tenemos que tener los argentinos, pero no para conformarnos con lo que hemos logrado, sino para ir por mucho más.
Necesitamos mayor valor agregado, necesitamos más ciencia, más tecnología, más producción, más industria. Porque esto es lo que produjo millones de trabajos nuevos que no existían en el año 2003 en la República Argentina y que lo hemos hecho con el esfuerzo de lo público y lo privado y, también, la competitividad argentina. La competitividad que tenemos que lograr por producir más y mejor, por ser más capaces en lo tecnológico, competitividad que también el Estado nacional asegura.
Me siento orgullosa de decir que pertenezco a un gobierno que lleva diez años de ejercicio sin aumentar un solo impuesto ni crear un solo nuevo impuesto. Pocos gobiernos, pocos gobierno. Y aquí hay muchos industriales, acá hay muchos industriales, acá hay muchos empresarios, acá también hay hombres de las finanzas, acá también hay trabajadores.
Todavía recordamos cuando se crearon tablitas para descontar salarios; todavía recordamos ahorros forzosos; todavía recordamos cuando se quedaron con los ahorros de los argentinos o cuando querían crear nuevos impuestos.
Este Gobierno, ha ayudado a la competitividad argentina con la virtualidad y con la virtuosidad de la producción y del trabajo. No hemos creado ni hemos gravado…no hemos creado impuestos.
Y tenemos que lograr, amigos, que todos los gobernantes en todos los niveles, provinciales y municipales, comprendan que la competitividad también tiene que ser esto. No puede ser que cuando alguien requiera más recursos, bueno, cree un nuevo impuesto, una nueva tasa, una nueva cosa y, entonces, tengamos finalmente, afectada la economía.
Y también, un Gobierno que ha subsidiado y va a seguir subsidiando, como no lo ha hace ningún otro gobierno en la región, energía y transporte, porque tampoco podemos ignorar que todo esto ha contribuido a la competitividad de los argentinos.
Cuando algunos…Me acuerdo que una vez mantuve una reunión, no importa, en un país vecino y había industriales que invierten mucho en la República Argentina de distintas actividades, y uno de ellos decía: “Bueno, pero el tema de los salarios…” y otro decía: “Bueno, pero el tema del transporte” y, entonces, yo los uní a los dos y le digo: “Usted me pide que aumente el transporte y usted se queja de que le piden aumento de salario. ¿Sabe qué pasa? Si yo aumento el transporte, a ustedes les va a ir a pedir inmediatamente aumento de salarios, porque la macroeconomía de un país es eso, es el equilibrio permanente entre todos los intereses, de los trabajadores, de los empresarios para que funcione la máquina”.
Porque esto es una máquina, es un mecanismo de relojería y todos tenemos que estar atentos de que no se desacomode ninguna pieza para que el reloj siga dando la hora. No solamente a un empresario o a un sector, que todos puedan tener hora en su reloj, los 40 millones de argentinos. De esto se trata conducir un país, gestionar un país.
Y también, la infraestructura. Lo charlábamos recién cuando veníamos con Jorge Obeid desde Rosario que me estaba esperando, la terrible inversión que ha significado con más de 3.000 millones de dólares en la provincia de Santa Fe, en todo el sector de Rosario, que se ha hecho merced, precisamente, a estas políticas de incentivo y totalmente diferenciadas.
Y si a esto le agregamos todo esto que acabamos de ver en las universidades, todos miran televisión, todos escuchan gurúes y economistas que durante mucho tiempo nos dijeron que los modelos eran otros países y de repente nos enteramos que miles de jóvenes salen a la calle a pedir educación pública y gratuita porque si no, hipotecan sus vidas y no pueden estudiar. Y en este país, la educación universitaria pública, es gratuita desde 1949. No es casualidad que tengamos médicos, que tengamos ingenieros, que tengamos la capacitación que no se tiene en otros lugares de nuestra región. Esto también tiene que ser profundizado y tiene que se entendido.
Pero también es bueno saber porqué hoy pueden ir a la universidad. No basta con tener un edificio universitario para que los pibes vayan a la universidad. Para que los pibes vayan a la universidad, primero, hay que diversificar las ofertas de manera tal que si vos vivís en Jujuy, en Misiones, en Chubut, en La Pampa no tengas que venir, como teníamos que hacer en mí época, a La Plata, a Córdoba o a Buenos Aires a estudiar porque eran muy pocas las universidades. Por eso hoy tenemos 48 universidades nacionales, por eso durante nuestro Gobierno se crearon 9 universidades.
Pero para que además puedas ir a la universidad, no solamente tenés que tener una universidad que tengan acceso si sos el hijo de un trabajador cerca de tu casa. Primero, tenés que tener una casa donde haya trabajo, una casa donde tu viejo, por lo menos, tenga trabajo o vos consigas trabajo y puedas trabajar y estudiar o tener una beca como las que damos del Bicentenario para que puedan estudiar porque todo es un clima.
Entonces, como verán, se trata, no de cosas que parecieran piezas de un rompecabezas aislado, se trata simplemente, concebir al país como un todo y, entonces, industria, finanzas, ciencia, comercio, trabajadores, estudiantes, producción en el campo, funcionando mancomunadamente y contribuyendo a un modelo de país que cada vez agrega mayor valor a su producción.
Ese es el desafío que tenemos. Eso es lo que tenemos que seguir profundizando. Porque si no hacemos eso, primero, serán los puestos de trabajo que construimos; luego, los beneficios que se lograron en estos años, pero, finalmente, luego, terminan también viniendo por los pequeños y medianos empresarios que durante muchísimo tiempo no tuvieron ninguna oportunidad.
Y también, para que nadie se olvide y más allá de los prejuicios, también mantener toda una infraestructura que ha permitido y también una administración, una flotación administrada de nuestro tipo de cambio que ha permitido que la producción agropecuaria también se convierta en algo valioso y no se rematen los campos como sucedía allá en el año 2003 porque no se podían pagar las hipotecas de los productores en el Banco Nación. Todo esto lo saben todos los argentinos, todos los argentinos, no estoy cotando historias de hace 200 años; estoy contando historias de hace apenas 10 años.
Que tenemos errores, muchos; que tenemos equivocaciones, muchas. Pero, ¿saben por qué? Porque no andamos trabajando de comentaristas en los programas de televisión o en los diarios, sino porque trabajamos los 365 días del año, recorriendo el país de punta a punta, localidad por localidad, provincia por provincia, reconociendo las necesidades de todas y cada una de las regiones del país para construir un país más justo, más equitativo, más solidario y que sea para los 40 millones y no solo para unos pocos.
Muchas gracias, mucha suerte y sigamos adelante con todo, por todo y junto a todos.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA Inauguración de pavimentación de la Avenida Lynch, en Avellaneda: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de pavimentación de la Avenida Lynch, en Avellaneda: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ,EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA PAVIMENTACIÓN DE LA AVENIDA LYNCH, REALIZADO EN EL MICROESTADIO DEL INSTITUTO MARIANO MORENO, AVELLANEDA, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.
Gracias, muchas gracias a todos y a todas.
Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores intendentes de Avellaneda y de Quilmes: quiero decirles, primero, a Avellaneda y a Quilmes, muchas gracias, muchas gracias Avellaneda y Quilmes, gracias queridos, muchas gracias.
Gracias también por la maravillosa demostración de afecto y cariño que recibí aquí ni bien bajé para luego recorrer el límite entre Quilmes y Avellaneda, esa Lynch que pavimentamos y que hicimos el desagüe pluvial también por abajo. Es una obra vial y pluvial, 18 millones de pesos puestos por la Nación para que los habitantes de Quilmes y de Avellaneda vivan mucho mejor, como hemos hecho en todos estos años y como todo lo que todavía falta hacer. Sabemos lo que falta y porque como sabemos que falta, tenemos que ponerle más fuerza, más garra y más humildad que nunca también en el trabajo entre todos.
Mis queridos chicos, estos jóvenes que afortunadamente no se han conformado con ser el futuro, sino que son el presente, que quieren ser presente. Fuerza, mucha fuerza a todos y a todas.
Esa Carmen de Patagones maravillosa, esa Carmen de Patagones que debido a la sequía de mucho tiempo, fue paliando esa desocupación con la obra pública en esa circunvalación que hoy inauguramos, en las próximas 121 viviendas que vamos a inaugurar en el mes de octubre, en desagües cloacales; en fin, esa obra pública que ayudó, a través de la obra pública directa o de las cooperativas, a trabajar y a que la gente tenga una ocupación digna.
Esa Carmen de Patagones maravillosa que en unos días más se va a cumplir un aniversario nuevo de una gran batalla que libraron allí, cuando todavía ni siquiera éramos la Argentina, éramos apenas las Provincias Unidas del Río de la Plata, año 1827. Ahí en el cerro De la Caballada, para todos –porque me pidieron los de Carmen de Patagones que lo dijera, así que, lo tengo que decir- se libró una gran batalla contra las naves y la marina de lo que era el Imperio Brasilero, pero ahora está todo bien, somos todos amigos. Eso era cuando ellos eran el Imperio y nosotros éramos las Provincias Unidas del Río de la Plata. Y ahí, en Carmen de Patagones, dieron una gran batalla milicianos, negros, soldados nuestros también. Querían que lo recordara.
Esta mirando también Berazategui, con las más de 100 viviendas que inauguramos hoy de ese complejo. Yo lo escuchaba recién a Patricio Mussi que me decía todo lo que habíamos hecho desde el año 2003 a la fecha y Juan José, con los empresarios madereros.
Quiero que sepan que hasta hace muy poco tiempo, nuestra industria de muebles estaba pum para abajo, porque no podían competir con las importaciones y merced a una gran política que estamos desarrollando de fomentar las industrias, hoy estamos inaugurando un polo maderero en el Parque Industrial del hermano municipio de Berazategui.
¡Vamos Berazategui también! ¡Vamos la provincia de Buenos Aires!
Industrias, viviendas, agua potable, cloacas, desagües, circunvalación, salud, trabajo, esta Argentina que estamos construyendo entre todos, con mucho esfuerzo.
Y también mi querida Santa Cruz. ¿Vieron el natatorio? ¿Saben por qué es tan importante un natatorio en la Patagonia? Porque los chicos en la Patagonia no saben nadar. Kirchner no sabía nadar, por ejemplo. Si me está escuchando se va a enojar que ande contando estas cosas. No saben nadar los chicos en la Patagonia porque no se pueden meter en el agua porque es muy fría y, entonces, los natatorios en nuestros municipios, no son una diversión, un esparcimiento, son la necesidad de fomentar a nuestros jóvenes en el deporte, en la vida sana, en un clima y en un hábitat que es muy duro, el viento, el frío, el aislamiento.
Y está Piedra Buena, la hermosa Comandante Luis Piedra Buena, con Bodlovic, un gran intendente.
Me acuerdo cuando Boldlovic era secretario de Hacienda del intendente radical, que era el presidente del partido Radical. Y después, nunca dejó de pensar como piensa, pero él está con nosotros en el Frente para la Victoria, se afilió al partido, se vino con nosotros y es tan argentino. Porque lo importante es ser argentino, qué importa si sos radical, peronista, lo importante es sentirse argentino y estar comprometido con el país, con las cosas que nos hacen bien a los argentinos y que tanto nos hacen falta.
También inauguramos la repavimentación de la Ruta 3, ahí por Piedra Buena, un tramo muy importante.
Quiero decirles a todos que quiero agradecerles infinitamente a todos las muestras de afecto, de cariño. Son lo que te ayudan a seguir cuando, por ahí, se afloja un poco uno porque también te pasan cosas. Yo también los quiero mucho a todos.
Y quiero decirles que esto que contaba recién el joven Mussi, de lo que era Berazategui antes del 2003, y eso lo podríamos replicar, eso que recién decía Patricio, lo podríamos replicar en todos y cada uno de los pueblos y en nuestra provincias argentinas. Porque, más allá de los esfuerzos que puede hacer un buen intendente, un buen gobernador, un buen Concejo Deliberante, si no hay un proyecto de país, un proyecto de Nación, es imposible crecer y avanzar. Y si además, no articulamos los esfuerzos entre nuestros municipios, nuestras provincias y la Nación, para que esos esfuerzos puedan verse reflejados en obras que les lleguen a cada uno de los argentinos.
Recién junto a mi auto corrían jóvenes que recién se incorporaban a la política, abuelos y abuelas que seguramente a lo mejor antes no tenían un jubilación porque no habían hecho los aportes sus patrones o porque habían quedado sin trabajo en una edad en que no te pueden emplear o simplemente porque toda la vida lo que hiciste fue cuidar a los hijos, nada más ni nada menos. ¡Qué tarea la de cuidar los hijos y construir la familia! ¡La pucha si es un trabajo!
Yo creo, sinceramente, que todo este esfuerzo, este sacrificio que hemos hecho los argentinos en la construcción de un modelo de país, que es algo más que la enumeración de obras públicas, que es algo más que la enumeración de los logros, de una jubilación o de una Asignación Universal por Hijo o por embarazo o de las obras de infraestructura gigantescas o de la industrialización que hoy tiene el país como lo vemos también en ese Parque Industrial de Berazategui. En el año 2003, la República Argentina tenía solamente 80 parques industriales, hoy tiene 280 parques industriales. Eso es trabajo para todos los argentinos.
Las netbooks, que les llegan a todos nuestros estudiantes secundarios, ¡qué orgullo esta educación pública que tiene mi país y que tenemos que seguir profundizando, porque ahora tenemos que ir también por más calidad en la educación y más calidad en la educación. Y en esto, todos tenemos que poner nuestro granito de arena: los docentes capacitándose cada día más y yendo todos los días a clase; los chicos poniendo la cola en el asiento para estudiar, porque con la netbook no alcanza, hay que estudiar y mucho, la netbook ayuda, pero hay que estudiar; la familia apoyando también, hay que fomentar que los chicos lean, hay que fomentar la familia sentada también mirando los partidos de fútbol los fines de semana, que también es para la unidad de todos los argentinos.
¡Qué cosa más maravillosa! Aunque a algunas mujeres por ahí nos reviente un poco tanta pelota y tanta pelota. Pero bueno, es mejor tenerlos en casa a los chicos y al marido que tenerlos dando vueltas por ahí en la calle o en los bares, que no está mal ir al bar. Ahí me está mirando Boudou que le gusta ir a tocar la guitarra a las confiterías y a esos clubes y a los chicos también les gustan las confiterías. Yo cuando era jovencita también me encantaba ir a las confiterías y todas esas cosas. Pero, bueno, nada…
La verdad que yo sueño con un país como el que estamos construyendo, con familia, con el concepto de la familia, de la educación, de la vivienda, de poder juntarnos los argentinos con nuestras diferencias, que no es necesario que todos pensemos igual y opinemos exactamente igual, salvo en una cosa, en que tenemos que poner mucho esfuerzo y mucho sacrificio para no desandar lo que hemos andado y seguir tirando con fuerza para seguir construyendo el país que él soñó y que soñaron tantos argentinos, que dieron sus vidas para que todos vivamos un poco mejor en estos 200 años de historia.
Yo quiero decirles, finalmente, mis queridos amigos de Quilmes, de Avellaneda, de Berazategui, de Carmen de Patagones, de Santa Cruz, que nos están mirando, que mi compromiso va a ser el doble, porque el apoyo que ustedes me dieron y que no es simplemente un voto, no, es eso que me gritan en la calle, “fuerza”, es eso que me dicen todos los días, yo quiero decirles que todo ese apoyo redobla mi compromiso y mi trabajo para lograr una Argentina mejor y que los jóvenes, esos jóvenes que se incorporan de a miles, tengan el orgullo de ser argentinos y puedan saber que la patria merece ser defendida, que la patria merece que trabajemos por ella, que la amemos, que la patria existe, que somos nosotros, los argentinos de carne y hueso la patria, sus trabajadores, sus estudiantes, sus comerciantes, sus empresarios, sus científicos, todos nosotros, las amas de casa, tenemos que mantenernos unidos y fuertes porque no hay ninguna sociedad que avance dividida y enfrentada.
Por eso, mi compromiso, argentinos, es este, el de trabajar por la unidad, el de trabajar por el progreso, por la educación. En definitiva, por esa Argentina que hoy tenemos, a la que le faltan cosas y a los que ya hemos logrado y han llegado, mirar un poquito al costado para ver si alguien quedó atrás y ayudarlo, sabiendo que tenemos entre todos que ser solidarios y saber que todavía hay argentinos a los que les falta un trabajo, un buen trabajo o vivienda, y, entonces, juntos, porque enfrentados nunca logramos nada, juntos, seguir tirando para adelante, construyendo una Argentina mejor, una provincia de Buenos Aires mejor, una Avellaneda mejor, una Quilmes, Berazategui, Santa Cruz, Carmen de Patagones, todos, ¡vamos con fuerza! ¡Fuerza Argentina!
Yo les digo desde acá, ¡fuerza argentinos, fuerza, codo con codo, mano con mano, trabajando!
Gracias, los quiero mucho, realmente muchas gracias. A veces siento que es demasiado para una sola mujer, pero bueno, me tocó así.
¡Vamos todavía!
Gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Todo el apoyo redobla mi compromiso y mi trabajo por una Argentina mejor”, afirmó la Presidenta

Martes, 23 de Agosto de 2011
“Todo el apoyo redobla mi compromiso y mi trabajo por una Argentina mejor”, afirmó la Presidenta

Cristina Fernández inauguró esta tarde las catorce cuadras de pavimentación de la avenida Lynch, límite entre los municipios bonaerenses de Avellaneda y Quilmes. Además, mediante videoconferencias inauguró obras en las localidades bonaerenses de Carmen de Patagones y Berazategui, y en la ciudad santacruceña de Comandante Piedra Buena. “Sabemos lo que falta, y como sabemos lo que falta le tenemos que poner más fuerza, más garra, y más humildad que nunca”, sostuvo la jefa de Estado.
La presidenta Cristina Fernández encabezó esta tarde el acto de inauguración de catorce cuadras de pavimento de la avenida Lynch. Además, se comunicó por videoconferencia con la ciudad de Carmen de Patagones, donde también se inauguraron obras de pavimentación; con el partido de Berazategui, donde se entregaron viviendas en el barrio El Pato y se inauguraron las dos primeras fábricas del Polo Mueblero-Maderero; y con la ciudad santacruceña de Comandante Luis Piedra Buena, donde se inauguró un natatorio municipal y obras viales.
La Presidenta de la Nación, aseguró que las obras en la Avenida Lynch sirven “para que los habitantes de Quilmes y Avellaneda vivan mejor, como todos los argentinos”. “Sabemos lo que falta, y como sabemos lo que falta le tenemos que poner más fuerza, más garra, y más humildad que nunca”, sostuvo.
Respecto a la inauguración en Carmen de Patagones, señaló que la ciudad “debido a la sequía de mucho tiempo, fue paleando la desocupación con la obra pública”. “Allí se libró una gran batalla, contra las naves del Imperio Brasileño en 1827”, recordó.
Acerca de las fábricas de muebles inauguradas en Berazategui, la jefa de Estado remarcó que “hasta hace muy poco tiempo nuestra industria de muebles estaba pum para abajo, porque no podían competir con las importaciones, y a partir de las políticas que implementamos hoy estamos inaugurando un polo maderero”.
Y respecto al natatorio en Piedra Buena, Santa Cruz, comentó que “los chicos en la Patagonia no saben nadar. Kirchner no sabía nadar. No se pueden meter en el agua porque es muy fría. Los natatorios no son un esparcimiento, es la necesidad de fomentar a los jóvenes en la vida sana, en un clima muy duro”.
La Presidenta consideró que “más allá de los esfuerzos que puede hacer un intendente, un gobernador, si no hay un proyecto de país, no podemos avanzar”. “Si no articulamos los esfuerzos entre municipios, provincias, y nación, para que esos esfuerzos le lleguen en formas de políticas concretas a la gente”, afirmó.
Destacó “todo este esfuerzo, todo este sacrificio que hemos hecho los argentinos en un modelo de país”, al tiempo que afirmó que “es algo más que la enumeración de las obras, que una jubilación, una asignación por hijo o embarazo”. Entre los logros conseguidos en los últimos años, enumeró que “hoy la Argentina tiene 280 parques industriales, eso es trabajo para todos los argentinos; las netbooks que le llegan a todos los estudiantes secundarios”.
Cristina Fernández manifestó su “orgullo por la educación pública” que tiene la Argentina. Remarcó que se debe “ir por más y mejorar la calidad en la educación. Todos debemos poner nuestro granito de arena: los docentes capacitándose cada día mas; los chicos sentando la cola en la silla y estudiando, con las netbooks solas no alcanza; las familias apoyando”.
“No es necesario que todos opinemos igual, salvo en una cosa: que tenemos que seguir trabajando para no desperdiciar tanto esfuerzo y tanto sacrificio”, enfatizó.
Asimismo, aseguró: “Mi compromiso va a ser el doble, porque el apoyo que ustedes me dieron, y que no es simplemente un voto, es eso que me gritan en la calle: “fuerza”, lo que me dicen todos los días. Todo ese apoyo redobla mi compromiso y mi trabajo para conseguir una Argentina mejor”. Y subrayó la necesidad de que “los jóvenes tengan el orgullo de ser argentinos, y sepan que la patria necesita ser defendida. Somos nosotros, los argentinos de carne y hueso, la patria: los trabajadores, los empresarios, los comerciantes, las amas de casa”.
Por último, la Presidenta solicitó “a los que ya han llegado, mirar un poquito al costado, si alguien quedó atrás y ayudarlo. Saber que todavía hay argentinos a los que les falta, que necesitan un trabajo, una vivienda”. Y remarcó la necesidad de “juntos seguir tirando para adelante, y todos juntos construir una Argentina mejor, una provincia de Buenos Aires mejor”.
La jefa de Estado estuvo acompañada en el acto por el gobernador bonaerense Daniel Scioli, el ministro de Economía, Amado Boudou, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, el secretario de Obras Públicas, José López, el subsecretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez.
Pavimento y desagües en Avellaneda y Quilmes
Además del pavimento, se inauguró un desagüe pluvial que se extiende por la calle Lynch -desde Raposo hasta Cordero- y desemboca en el entubado del arroyo Santo Domingo.
Según se precisó, la obra, en el límite entre Avellaneda y Quilmes, consta de dos componentes: uno vial, común a ambos partidos bonaerenses, y otro hidráulico.
El componente vial consiste en la pavimentación de la avenida Lynch entre las calles Lucena y Camino General Belgrano, comprendiendo un total de 14 cuadras.
En tanto, el componente hidráulico se basa en el diseño de un desagüe pluvial de hormigón de sección rectangular variable a lo largo de toda su traza, la que se extiende por la calle Lynch desde la calle Raposo hasta la calle Cordero, en donde se une al entubado del Arroyo Santo Domingo.
Asimismo, se diseñó un conducto de sección circular desde calle Camino General Belgrano hasta Raposo.
Obras de pavimentación en Carmen de Patagones
La Presidenta se comunicó por videoconferencia con el intendente de Carmen de Patagones, Ricardo Curetti, quien le brindó detalles de la inauguración de la obra de pavimentación de la calle avenida Juan de la Piedra (entre B. Moreno y Ruta Nacional Nº 3), que contempló una inversión de $9.012.463 realizada con fondos provenientes del Gobierno Nacional.
Los trabajos contemplaron resolver una importante situación originada en la necesidad de dotar de mejoras urbanas a una calle de intenso tránsito que permite unir la Ruta Nacional Nº 3 con la calle Juan de la Piedra y su continuación con la Avenida Juan Domingo Perón.
Incluyó la construcción de pavimento de hormigón con cordones integrales, como así también un distribuidor de tránsito vehicular en un sector en donde la calle presenta un abocinamiento por cambio de dimensiones entre líneas municipales.
Además, contempló la ejecución de un canal de desagüe de 1.605 metros, protegido mediante una defensa metálica vehicular.
Asimismo, se realizó la construcción de un conducto de hormigón premoldeado armado sobre el Boulevard Juan de la Piedra que descarga sobre el canal citado.
Nuevas viviendas en Berazategui
A continuación, Cristina Fernández se comunicó con Berazategui, donde el intendente Juan Patricio Mussi dejó inauguradas 104 de las 748 viviendas de la localidad de El Pato, a la altura del km 41.5 de la ruta 2. El jefe comunal anunció que dentro de un mes y medio se inaugurará el jardín de infantes del barrio. E informó que “el 27 de mayo pasado, por ordenanza municipal, el barrio pasó a llamarse Néstor Kirchner”.
Las nuevas viviendas poseen baño completo con cerámica igual que todos sus ambientes, pintura exterior e interior, artefactos (cocina, estufa, termotanque y/o calefón), cubiertas de chapa con cielorraso.
El conjunto habitacional cuenta con red de agua corriente, red de desagües cloacales, sistema de captación de agua potable, planta de tratamiento de efluentes cloacales, red vial 11 cuadras con cordón cuneta, red de gas natural, carpeta asfáltica en troncal, alumbrado público. Tendrá además jardín de infantes, en construcción, escuela, solicitada y plaza, ejecutada.
Inauguración de fábricas de muebles en Berazategui
La Presidenta también se comunicó con el flamante Polo Mueblero de Berazategui, en el que se inauguraron sus dos primeras empresas: Centro de Diseño Italiano S.A., que se dedica a la fabricación de sillones, y Amoblamientos Romy, donde se fabrican muebles de cocina.
Se encontraban en el acto, el secretario de Medio Ambiente, Juan José Mussi, la ministra de Industria, Debora Giorgi, el presidente de la Cámara Argentina del Mueble, Roberto Ventimiglia, y los empresarios Guillermo Olszack, de Centro de Diseño Italiano S. A., Horacio Estévez de Romi Amoblamientos y Roberto Ventimiglia, de la Cámara Argentina del Mueble y desarrollador de este megaproyecto.
En el predio hay actualmente ocho galpones construidos, se está realizando el movimiento de tierra y ya ha comenzado la instalación de ocho nuevos galpones.
Mussi detalló que las fábricas inauguradas hoy “forman parte de las 387 pymes instaladas entre 2004 y la actualidad en Berazategui, con 280 más en vías de instalación”.
Nuevo natatorio y obras viales en Piedra Buena
Por último, la jefa de Estado, en videconferencia con la ciudad de Piedra Buena, inauguró un natatorio municipal y la repavimentación de la Ruta Nacional Nro. 3, en el tramo Piedra Buena-Los Álamos, de 111,7 kilómetros.
Las obras viales en el tramo a inaugurar incluyen el alteo en la Laguna Le Marchand, el puesto de control de cargas, pesos y dimensiones de Piedra Buena y el Destacamento de Gendarmería Piedra Buena.Las obras demandaron una inversion de $161.683.890.
Encabezó el acto de inauguración, el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, y el intendente de Comandante Luis Piedra Buena, José Ramon Bodlovic.

ARGENTINA Anuncio de la primera clonación de una vaca transgénica: Palabras de la Presidenta de la Nación

Anuncio de la primera clonación de una vaca transgénica: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA
FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE ANUNCIO DE LA PRIMERA CLONACIÓN EXITOSA
DE UNA VACA TRANSGÉNICA, ROSITA ISA, EN TELECONFERENCIA CON LA INAUGURACIÓN
DE OBRAS EN LAS LOCALIDADES DE AVELLANEDA Y QUILMES, REALIZADO DESDE EL SALÓN
DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO.

Muy buenos días a todos y a todas: la verdad, qué
disparidad de cosas pero al mismo tiempo todas confluyen en un mismo
proyecto.

Cuando estábamos en Roma salió el nombre de
Rosita, porque se les había ocurrido que le iba a poner Cristina a una vaca.
Qué mujer se banca que le pongan su nombre a una vaca, sólo se le puede
ocurrir a un hombre. Pero me pareció muy simpático el nombre de Rosita,
Rosita ISA es por I del INTA y S A por las siglas de la Universidad de San
Martín. Así que tenemos nuestra Rosita Isa, un auténtico orgullo para todos
los argentinos; es la primera vaca clonada transgénica capaz de producir
leche maternizada.

Esto lo comentaba el otro día en el almuerzo que
mantuve con el Premier Italiano Berlusconi y la verdad que está viniendo el
ministro de Agricultura de Italia también aquí a la Argentina para
visitarnos, donde vamos a mostrarle todas las cosas que somos capaces de
hacer los argentinos, nuestros científicos, nuestras universidades, nuestros
académicos, nuestros organismos técnicos que, en este caso el INTA, la verdad
que me siento muy pero muy orgullosa.

También 200 viviendas en Avellaneda que
significan la solución habitacional, la solución de vida en definitiva, para
200 familias argentinas en una provincia -como bien decía el Intendente-
donde no se hacían planes de vivienda, en general no se hacían planes de
vivienda en la República Argentina desde hacía mucho tiempo. La obra pública
en general era considerada durante el neoliberalismo un gasto improductivo. Y
por lo tanto tenemos también el orgullo no solamente de decir que tenemos
científicos maravillosos, sino que además hemos tenido una política
habitacional que nos ha convertido en el gobierno que más viviendas ha
construido en toda la historia de la República Argentina. (Aplausos)

La verdad que me siento muy orgullosa porque
estamos además en ejecución de 350.000, con lo cual completaríamos 800.000 en
8 años, casi 100.000 viviendas por año. (Aplausos) Es todo un número, es casi
un millón de argentinos que no tenían posibilidad de acceder a la vivienda
propia y hoy lo están haciendo, y vamos a seguir trabajando para poder
multiplicar también en planes que ya no sean solamente sociales sino que
puedan llegar a sectores medios o tal vez a aquellos que teniendo casa
-estamos trabajando también en un plan en ese sentido- no puedan lograr
ampliaciones o mejoras por carecer de recursos. Estamos trabajando para hacer
un plan precisamente para este sector.

También en Quilmes con un tema, lo charlábamos
recién con Daniel, que cuando el gobierno de Néstor Kirchner llegó a la
República Argentina en mayo del año 2003, el distrito de Quilmes tenía
cloacas en un 40-45 por ciento; vamos a estar superando el 70 por ciento, y
lo más importante de todo esto es que todas estas obras de desarrollo de
desagües cloacales, de las plantas de tratamiento como la que se está
haciendo por ejemplo en otro municipio cercano como es Berazategui, otra gran
obra que estamos haciendo en Tigre, en el Paraná de las Palmas, eran todas
obras que debían haber sido hechas por la compañía que había sido la
adquirente de Obras Sanitarias de la Nación y que tuvimos que rescindir el
contrato finalmente porque no se cumplimentaban. Estas obras, por ejemplo la
de Berazategui estaba prevista para comenzar a hacerla recién en el 2019.
Nosotros creo que la estamos terminando este año o el año que viene, y va a
estar terminada seguramente también la de Paraná de las Palmas.

Así que estamos muy contentos por este rol que
está cumpliendo el Estado, que ha recuperado precisamente ese rol
indelegable, porque justamente los servicios de agua, de cloacas son los que
menos pueden pagar los que lo necesitan. La gente que tiene que tiene poder
adquisitivo ya vive en lugares donde hay cloacas y agua potable, entonces ahí
se produce la paradoja a partir de que los que más lo necesitaban eran los
que menos tenían posibilidades de pagar ese servicio. A partir de que el
Estado tomó la responsabilidad de hacerse cargo de la antigua Obras
Sanitarias de la Nación estamos haciendo estas obras que le están
transformando la vida a la gente, porque tener agua potable, tener cloacas
puede sonar tal vez poco importante para los que toda la vida han accedido a
estos servicios, pero realmente le cambia la vida totalmente a la gente.

También quería decirles que ayer estuvimos en
otro distrito de la provincia de Buenos Aires como es Escobar, inaugurando
una obra importantísima, hecha entre otra empresa del Estado –ENARSA- y en
este caso una empresa privada como es YPF, que es toda la instalación que
demandó 150 millones de dólares con gasoducto incluido de 35 kilómetros, para
que un buque regasificador pueda inyectar aún más gas a la red, de modo tal
de asegurar el suministro a las industrias y también a la residencias.

Ayer decía que me gustaba formar parte de un
gobierno que fuera reconocido por las cosas que había hecho, por las obras, y
más tarde tuve una entrevista aquí, en la Casa de Gobierno, con un importante
empresario. Quiero contarles esto porque me impactó lo que me dijo, un
empresario que no tiene nada que ver con el Estado, que no es propietario de
empresas públicas, que no depende de la regulación del Estado ni de Obras
Públicas, un empresario como tantísimos otros que no tiene ninguna
vinculación, ni ningún tipo de regulaciones del Estado, y me decía que él
siempre me sigue mucho en los discursos, que me había escuchado en el
discurso de la tarde donde yo decía qué importante era ser reconocida por las
obras en un gobierno, y me dijo “pero eso no es lo más importante que
hicieron primero Kirchner y después vos”, dijo que lo más importante era que
habíamos logrado cambiar e instalar nuevos paradigmas en la sociedad
argentina. La verdad que cuando me dijo eso y de dónde vino, porque uno
espera que eso se lo diga un filósofo o algún cientista político, cuando te
lo dice un hombre de la empresa, del sector privado, que “cambiaron
paradigmas en el sentido de que ustedes convirtieron el no se puede, que
durante tantos años pivoteó sobre la política argentina, no se podía decirle
que no al Fondo porque se caía la economía, no se podía tener una política de
industrialización porque no iba a dar, no se podía esto, no se podía lo otro,
y finalmente ustedes demostraron que todas esas cosas que decían que no se
podían, no solamente se podían sino que además se debían hacer”, (Aplausos)
la verdad que me gustó y me impactó, por ser de quien vino, alguien que no
tiene por qué esperar nada de una presidenta ni es un afiliado a nuestras
ideas o nuestro partido. Creo que uno de los grandes méritos que puede llegar
a tener cualquier política, cualquier proyecto, es que aún aquellos que no
forman parte de lo que ha sido toda tu historia política reconozcan las cosas
que han logrado. Siempre digo que me seduce más por allí que me reconozca el
que pensaba diferente que el que siempre pensó lo mismo que yo; el que pensó
toda la vida lo mismo que yo es lógico que se sienta contento de que las
cosas que soñábamos juntos se pudieran lograr.

También quiero tener un recuerdo, hoy es 9 de
junio, un recuerdo que no es muy cálido en la historia argentina pero es un
homenaje a los hombres del peronismo caídos el 9 de junio del 56, no con
ánimo de recordar cosas que dividan a los argentinos, yo no quiero dividir a
los argentinos para nada ni recordar cosas que nos pongan en discusiones,
pero sí creo que tenemos que tener memoria para recordar a esos hombres que
lucharon porque hubiera una Argentina sin proscripciones, en democracia,
ofrendaron su vida y fueron fusilados, ustedes lo saben y los que no lo saben
seguramente si entran hoy en Google verán que Google puede explicar todo,
hasta un fusilamiento. Pero creo que hay un homenaje también que hicimos
oportunamente aquí en el monumento que está afuera y quería recordarlo porque
es bueno hacerlo, sin rencores, sin reproches, simplemente recordar para que
estas cosas no vuelvan a ocurrir nunca más, como yo creo que nunca más van a
ocurrir en nuestro país. (Aplausos)

Pese a que los 200 años de historia estuvieron
signados por episodios violentos. Yo tengo en mi despacho la figura del
primer fusilado en la Argentina que fue coronel Dorrego, lo tengo también en
un busto que es el primero, junto a Belgrano, que ingresa a mi despacho.
Porque muchas veces creo que se toma la historia con beneficio de inventario,
toman la parte que conviene y la otra no. Muchas veces para entender por qué
pasaron determinadas cosas tenemos que conocer esa historia que fue de mucha
violencia, durante los 200 años, de mucha violencia, y fundamentalmente de
mucha injusticia, de mucha persecución, de persecución en serio, y creo que
debemos tener hoy la tranquilidad de vivir en una sociedad con instituciones
muy fuertes, con una institucionalidad, la verdadera institucionalidad, la
que permite expresarse libremente a todos, la institucionalidad que no
proscribe, la institucionalidad que no impide nombrar el jefe tu partido o la
historia de tu partido, la que permite que todos podamos votar libremente,
expresarnos en todos los medios, decir lo que pensamos de cada uno sin temor
a que vengan a tocarte la puerta y llevarte, en todo caso si tocan la puerta
a las cinco de la mañana será el lechero pero no será que te vienen a buscar
por lo que dijiste o lo que hiciste, políticamente me refiero.

Entonces creo que es una fecha para recordar
desde esa perspectiva, de cuánto mejor estamos en esta Argentina del tercer
centenario, un tercer centenario que comenzó mal, que comenzó también con
violencia, con muertes, pero que afortunadamente pudimos lograr entre todos
los argentinos comenzar a reconstruir y nos ven hoy en todo el mundo como un
ejemplo a imitar, por más que les duela a muchos o a algunos y que no
comparten este modelo político y de crecimiento. Pero lo cierto es que
finalmente la Argentina está en paz, con la fuerza de las ideas, porque en
definitiva la única imputación que nos pueden hacer en cuanto al uso de la
fuerza es la fuerza con la que expresamos nuestras ideas, esa es la fuerza
que a mí me gusta, la fuerza de las ideas. (Aplausos) Y es la única fuerza
que queremos emplear, la de las ideas, las otras fuerzas no sirven porque
muchas veces terminan en episodios y en cosas que finalmente terminan
dividiendo y enfrentando a los argentinos.

Por eso quería hablar también desde esta
perspectiva, desde este hecho histórico, para reivindicarnos nosotros mismos
los argentinos las cosas que estamos haciendo. Y vivimos momentos difíciles
en estos ocho años, pero fíjense, momentos difíciles que si hubiera sido otro
el gobierno no quiero ni imaginar lo que hubiera pasado y sin embargo
soportamos muy estoicamente hechos de violencia muy fuertes sobre nosotros
mismos, violencia verbal y física, violencia en el país, y no usamos la
fuerza para nada, porque no creemos en eso. Si uno puede ver la historia, los
que impusieron las cosas por la fuerza terminaron durando muy poco y los que
utilizaron la fuerza para prohibir, para proscribir, no hicieron más que
hacer más fuerte aquello que querían hacer desaparecer, porque no se puede
hacer desaparecer la realidad, se la puede esconder durante un tiempo,
mentir, intentar distorsionarla, deformarla, pero eso nunca dura todo el
tiempo, afortunadamente siempre termina de algún modo corriéndose el telón de
la verdad.

Así que con Rosita Isa, que me está mirando,
¿viste que le hablo y mira? Para mí que la voz le llama la atención, mi voz
llama mucho la atención por el timbre, a algunos no les gusta, a otros sí,
como todo. Un saludo a toda la gente de Quilmes, de Avellaneda, que todavía
están ahí, que disfruten sus casas, que disfruten los desagües cloacales, y
vamos a probar la leche de Rosita Isa para ver si es leche maternizada. Yo
fui criada con leche de vaca pura porque mi mamá no tenía, me va a matar mi
mamá cuando me escuche decir esto, pero mi hermana y yo fuimos criadas con
leche de vaca pura y acá estamos.

Así que felicidades a todos los argentinos, a los
científicos del INTA y a todos aquellos que seguimos creyendo que vale la
pena tener fuerza en las ideas y jugarse por ellas. Muchas gracias y muy
buenos días.

 

ARGENTINA “La fuerza de las ideas” fue la que permitió transformar la Argentina, afirmó la Presidenta

Jueves, 09 de Junio de 2011“La fuerza de las ideas” fue la que   permitió transformar la Argentina, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández encabezó un acto
en el que los técnicos del INTA Balcarce le presentaron la primera ternera
clonada que producirá leche maternizada. Además, a través del sistema de
videoconferencia, inauguró obras de cloacas y 200 nuevas viviendas el
conurbano bonaerense. Durante el acto, la mandataria afirmó que “el
Estado ha recuperado el rol indelegable que tiene con los que más necesitan y
menos tienen”. Y aseguró que “la fuerza de las ideas” permitió
transformar la realidad argentina desde mayo de 2003.La ceremonia tuvo lugar en el Salón de las
Mujeres Argentinas del Bicentenario de Casa Rosada. Desde allí, mediante
videoconferencia, la Presidenta tomó contacto con las localidades de
Avellaneda y Quilmes, donde dio por inauguradas obras públicas.

Luego, tomó contacto con los técnicos del INTA
Balcarce, quienes presentaron oficialmente a la primera vaca clonada que
produce leche maternizada, hecho que fue calificado como “un orgullo
para todos los argentinos” por parte de la Mandataria. “Esto
demuestra las cosas que somos capaces de hacer los argentinos”, expresó.

También sostuvo que los logros científicos y las
obras de infraestructura demuestran que “no solo tenemos científicos
maravillosos sino también una política habitacional que nos convirtió en el
gobierno que más viviendas construyó en el país”. “La obra pública
era considerada un gasto improductivo por el neoliberalismo”, recordó la
Presidenta.

La mandataria destacó el rol tomado por el Estado
a partir del 2003 al hacerse cargo de obras de infraestructura para la
población que “más necesita y menos tiene”. “No se hacían
planes de vivienda en la Argentina desde hacía mucho tiempo. En la época
neoliberal era considerado un gasto”, recordó la Presidenta.

Durante su discurso, la mandataria destacó
especialmente las plantas de tratamiento de agua que se hicieron en
Berazategui y Tigre, y recordó que “en la agenda de Obras Sanitarias de
la Nación figuraban recién para el 2019, y las estamos terminando una a fin
de este año, y la otra a finales del próximo”.

“Estas obras debieron haber sido hechas por
Obras Sanitarias de la Nación, y tuvimos que rescindir el contrato porque no
cumplieron”, dijo, y destacó que “el Estado ha recuperado el rol
indelegable que tiene con los que más necesitan y menos tienen”.

El recuerdo de los fusilados del 56

En el mismo acto, la jefa de Estado recordó a los
fusilados del 9 de junio de 1956, y al respecto sostuvo que “tenemos que
tener memoria para recordar hombres que lucharon por una Argentina sin
proscripciones y en democracia”.

“Recuerdo a los hombres del peronismo caídos
el 9 de junio de 1956 no para dividir a los argentinos”, dijo la Jefa de
Estado. Y agregó “tenemos que tener memoria”, y recordar “sin
rencores ni reproches”.

“Hoy la argentina es otra” ya que
“la única fuerza que nos pueden criticar, es la fuerza de las ideas que
tenemos”.

“La única fuerza es la de las ideas, las
otras no sirven porque terminan en divisiones y enfrenamientos de los
argentinos”, expresó.

Finalmente, destacó el reconocimiento que le hizo
un empresario “que nada tiene que ver con el Estado” sobre el
“cambio de paradigma en la sociedad” logrado por su gestión y la de
su antecesor, el ex presidente Néstor Kirchner. “Me dijo que lo importante
era que habíamos logrado cambiar e instalar nuevos paradigmas en la sociedad,
y haber logrado no sólo convertir el ‘no se puede’ que durante tantos años
pivoteó la política argentina, sino demostrar que esas cosas que no se podían
no sólo se podían sino que se debían hacer”, aseveró la mandataria.

Videoconferencias:

Avellaneda

La primera mandataria dialogó vía
videoconferencia con el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y dejó
inauguradas 200 nuevas viviendas en el barrio “La Carne” de la ciudad
de Wilde.

Estas obras corresponden al programa de
saneamiento del la Cuenca Riachuelo-Matanza, e incluye 95 dúplex de dos
dormitorios, 75 de tres dormitorios, 22 de cuatro y ocho viviendas adaptadas
para personas con discapacidades motrices.

Quilmes

A continuación, Cristina Fernández se comunicó
con el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez, y dejó inaugurada la nueva
estación de Bombeo Solano-La Florida, que permitirá la conexión a la red
secundaria cloacal.

La obra beneficiará a más de 61.000 habitantes de
la zona y consiste en la instalación de: la estación de bombeo, un colector
“gravedad-impulsión”, 5.700 metros de cañerías y la red secundaria
cloacal en las zonas de La Florida, Solano y Quilmes Oeste.

Balcarce

Por último, Cristina Fernández se comunicó con la
sede del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que se
encuentra en la ciudad bonaerense de Balcarce. Desde allí, el ministro de
Agricultura, Julián Domínguez, el intendente de Balcarce, José Echeverría.
Directivos del INTA le brindaron detalles sobre la ternera transgénica
clonada capaz de producir leche maternizada.

El primer bovino transgénico clonado nació el
pasado 6 de abril, y es el resultado del trabajo conjunto entre dos
instituciones públicas: la Universidad Nacional de San Martín (USAM) y el
INTA.

Leche maternizada

La ternera, que se llama Rosita ISA -acrónimo
compuesto por la “I” de INTA y la “SA” de San Martín-, es
la primera en el mundo a la que se le incorporaron dos genes humanos que
codifican dos proteínas presentes en la leche humana y de gran importancia
para la nutrición de los lactantes. Esas proteínas son la lactoferrina y la
lisozima humanas, que tienen funciones antibacterianas, de captura de hierro
y, además, son inmunomoduladores. En su edad adulta, Rosita ISA producirá
leche que se asemejará a la leche humana, ya que la leche de vaca casi no
contiene lisozima y la actividad de la lactoferrina es específica de cada
especie.

Nube de etiquetas