Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Programa Nacional de Formacion Permanente’

ARGENTINA Acto por la implementación del Programa Nacional de Formación Docente: Palabras del Jefe de Gabinete

Acto por la implementación del Programa Nacional   de Formación Docente: Palabras del Jefe de Gabinete
PALABRAS DEL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, JORGE   CAPITANICH, REUNIDO CON REPRESENTANTES DE GREMIOS DOCENTES, EN EL ACTO DE   FIRMA DE LA IMPLEMENTACIÓN DEL PROGRAMA NACIONAL DE FORMACIÓN PERMANENTE,   REALIZADO EN LA CASA DE GOBIERNOBuenas tardes a todos y a todas; a ambos   ministros, Carlos Tomada y Alberto Sileoni; al secretario general de la   Presidencia, Oscar Parrilli; a todos y cada uno de los ministros y ministras   de las provincias argentinas que participan aquí, y por supuesto, a todos   ustedes, secretarios generales, representantes gremiales de los cinco   sindicatos que subscriben este acuerdo de paritarias para la formación   docente.Muchísimas gracias por estar y compartir este   acto que tiene una trascendencia marcada, en virtud de un proceso de reformas   de carácter estructural en el sistema educativo de la República Argentina en   los últimos 10 años.

Es importante remarcar que el conjunto de   iniciativas de carácter legislativo que promovió oportunamente el Poder   Ejecutivo que fue sancionado por el Congreso y que contó con un fuerte   respaldo de los ministros de las distintas jurisdicciones provinciales del   Consejo Federal, ha permitido establecer una reforma estructural en el   sistema educativo argentino.

La primera iniciativa legislativa de Néstor   Kirchner fue la institucionalización del Fondo Nacional de Incentivo Docente,   que era una forma objetiva de compensación de recursos a aquellas provincias   que no podían acceder a un mecanismo de negociación razonable, a los efectos   de garantizar la continuidad del ciclo lectivo por insuficiencia del salario.

La segunda iniciativa estuvo enmarcada en lo que   fue la ley 26.058 de Educación Técnica, que estableció el 0,2 por ciento de   recursos corrientes para el financiamiento del sistema de educación técnica   en la República Argentina. Y esto se había abandonado precisamente, producto   de la desindustrialización masiva del país. La recuperación de la educación   técnica, la recuperación del sistema universitario, la Universidad   Tecnológica Nacional, lo que era la plataforma ideológica del peronismo, en   el sentido de la conjugación de la universidad para la formación de los   trabajadores de las escuelas técnicas, para la calificación de los   trabajadores y lo mismo la Escuela de Artes y Oficios permitía claramente la   conexidad entre una política de Estado, el desarrollo estratégico de la   industria nacional y la generación de empleo por nuevas oportunidades   laborales.

Ese 0,2 por ciento en los recursos corrientes   determinó un incremento sistemático en el nivel de asignación de recursos   para el sistema de la educación técnica. Es importante remarcar que, en el   año 2002, me acuerdo por haber sido miembro informante de la ley, eran tan   sólo 7 millones de pesos los que asignaban en escuelas técnicas en la   República Argentina, y hoy, la perspectiva para el presupuesto 2014 es   equivalente a 1.800 millones. Eso ha permitido equipar a las escuelas   técnicas, promover las perspectivas de sus propias prácticas a partir de un   nuevo escenario.

Nosotros, nos cansamos de inaugurar en el Chaco escuelas   con Alberto y la explicación siempre de los directores y de los docentes era,   “mirá antes estudiábamos estas cuestiones por foto, ahora lo tenemos entorno   aquí y lo podemos hacer”. Por eso es un avance extraordinario desde el punto   de vista de la calificación de los recursos humanos, porque esos alumnos   terminaban egresando pero con una perspectiva de empleo, porque las mismas   escuelas técnicas y los mismos directores nos decían, “los chicos que aquí   egresan hoy tienen oportunidad de trabajo, porque están bien calificados,   porque las empresas consideran que pueden trabajar en sus respectivos   oficios”. Y eso también significó un gran cambio de paradigma de la ley   26.075, prácticamente se duplica la participación relativa al presupuesto   educativo en el Producto Interno Bruto, en un Producto Interno Bruto que ha   crecido en la última década a una equivalencia al 7,6 por ciento no la   acumulativa, es decir, crecía el producto pero al mismo tiempo, crecía la   asignación de recursos del sistema educativo. Hoy está en torno al 6,48 por   ciento, récord máximo para la Argentina y eso obviamente implica un nuevo   escenario desde el punto de vista de la asignación de recursos y a la   ponderación de la misma.

Pero también está la ley 26.206 que genera un   nuevo modelo del sistema educativo argentino con los sistemas de adhesión de   cada una de nuestras provincias, como así también lo que significa la salud,   la ley de educación sexual y otras iniciativas que están en el ámbito del   Congreso, como por ejemplo el debate respecto a la ley de educación superior.   Pero ese conjunto de iniciativas de carácter legislativo nos ha dado un nuevo   marco jurídico e institucional para la asignación de recursos y el   cumplimiento de metas.

Es importante remarcar algunos resultados que han   sido extraordinarios en el país. Digo esto, porque nunca se destacan estas   cuestiones que son esenciales para el desenvolvimiento del presente y del   futuro.

Hoy tenemos un sistema educativo que es   inclusivo, que tiende a la equidad y que tiene el desafío de promover calidad   y excelencia con valores. Pero la calidad y excelencia es un trayecto que   indica una responsabilidad colectiva de la comunidad educativa: Estado,   padres, docentes, alumnos, en un compromiso de construir un escenario   adecuado para estas metas y obviamente para su cumplimiento.

Es importante remarcar lo que significan las   políticas de inclusión social educativas, que muchas veces no se repiten como   deberían ser. Tenemos un crecimiento extraordinario en la matrícula; la   Asignación Universal por Hijo ha generado cerca de 3,3 millones de niños,   adolescentes y jóvenes incluidos, 3,8 millones de netbooks distribuidas. Esto   implica el desafío de la articulación de la inclusión social con la   tecnología pero también con infraestructura edilicia. Entre 1.500 y 1.700 son   los edificios escolares nuevos construidos y en proceso de construcción,   5.000 refacciones que implicaron ampliaciones o nuevas remodelaciones de   infraestructura edilicia de escuelas, aunque también no se contabilizan en   muchos casos las acciones de las provincias argentinas con presupuesto   propio. Si uno consolida toda la asignación de recursos con distintas fuentes   llegaremos a casi 10.000, lo cual es algo extraordinario desde el punto de   vista del mejoramiento de las condiciones de educación para nuestros alumnos.

Pero así también es importante remarcar lo que ha   significado el esfuerzo de las provincias por incrementar la participación   relativa de la asignación de recursos en términos de presupuesto, y eso   también ha implicado cumplir con los parámetros establecidos por las propias   Constituciones provinciales, superando en la mayoría de los casos el 33 por   ciento. Entonces ha habido un esfuerzo ciclópeo y es necesario que sea   reconocido respecto a lo que se hizo, y es necesario reconocer los esfuerzos   que nos da cada ser.

Por eso, hoy tenemos un sistema educativo que   nadie puede dudar que es inclusivo, con la garantía de oportunidades para   todos. Nadie puede dudar que se tiende a la equidad, porque esta es la   concepción filosófica que la Presidenta de la Nación, la doctora Cristina   Fernández de Kirchner le ha impuesto claramente a esta gestión.

Por eso precisamente, cuando hicimos el   comentario para la suscripción de este acuerdo, me pidió que transmitiese el   beneplácito de lo que esto significa y las salutaciones para ministros y   ministras provinciales y para los gremios que participaron en este proceso de   discusión. Discusión que seguramente no habrá sido ni fácil ni sencilla; que   ha sido prolongada en el tiempo pero que anima una voluntad en común para la   construcción de un consenso que tiene que ver con la formación docente.

Nosotros entendemos que nuestro gran desafío para   el sistema educativo argentino, precisamente es la concurrencia de factores   para lograr calidad y excelencia, y esto se logra de una sola manera, con   mejor calidad de contenidos, con las reformas curriculares que se están   incrementando y con el compromiso de todos los actores del sistema.

Por eso suscribir en paritarias este convenio que   implica una meta de carácter trianual para 1 millón de docentes, los cuales   iniciamos en el transcurso del próximo año una perspectiva de 17.000   escuelas, 300.000 docentes con un sendero claro y definido, para construir   precisamente formación gratuita, federal, consensual, con entrega de   materiales, con las universidades participando activamente, con el consenso   de todas las provincias argentinas y de los gremios y de los ministerios de   Educación y de Trabajo de la Nación, favoreciendo e impulsando el consenso y   el debate respecto a esta formación, verdaderamente constituye un hecho   trascendente.

Y es necesario pensar lo que estamos haciendo,   porque el próximo 3 de diciembre vamos a tener seguramente una profusa información   respecto a los resultados de las pruebas tiza, pero es necesario observar lo   mucho que se hizo, la trayectoria que estamos adquiriendo desde el punto de   vista del mejoramiento de las condiciones de educación, y el desafío para que   finalmente los resultados mejoren estructuralmente a través del tiempo pero a   través de estas políticas activas.

No hay ninguna duda que hemos recuperado el poder   adquisitivo del salario docente en estos años, no hay ninguna duda que hemos   mejorado la infraestructura edilicia, no hay ninguna duda que hemos   incorporado tecnología, no hay ninguna duda que se han asignado como nunca   antes recursos, no hay ninguna duda que hay un compromiso para la formación   educativa, no hay ninguna duda que es una responsabilidad colectiva. Por lo   tanto aquí tenemos un gran desafío, el desafío de utilizar adecuadamente   estos recursos, de lograr que la formación sea como está previsto, es decir,   en territorio, en terreno, en escuela pero sobre todo con el desafío de   incorporar a la escuela pública y privada en una construcción de metas que   sean concurrentes y equivalentes.

No me cabe la menor duda que vamos a ser capaces   de lograr estos objetivos. No me cabe la menor duda que de acuerdo al sistema   comparado internacional, la calidad educativa es producto de políticas a   largo plazo, de un proceso de formación sólida y de un escenario que implique   mejores condiciones para lograr que el alumno pueda tener buena calidad.

Creo, y siempre se lo transmito a Alberto   Sileoni, que hay que aceptar el desafío de lo que significa hoy el uso de la   tecnología, para lograr que aquella educación de carácter tutorial y luego la   gran educación de carácter popular, amplia y universal, puedan lograrse con   mayor equidistancia para lograr que la tecnología, Conectar Igualdad, que   Fibra Óptica Extendida, el uso de las netbooks, podamos tener mayor contenido   en matemática, lengua, ciencias sociales, ciencias naturales, identificar los   talentos y potenciarlos y obviamente generar las condiciones también para que   el sistema educativo nos genere nuevas oportunidades, para la vinculación   entre la educación y el empleo, y eso está asociado un proyecto de país, un   proyecto nacional y popular que es un proyecto de país en donde el trabajador   es el sujeto central de las políticas.

Por lo tanto, para que el trabajador trabaje   tiene que estar debidamente calificado a través del sistema de educación   pública y popular. Para que el trabajador trabaje y sea educado por el   Estado, tenemos que disponer de recursos, pero en esta condición tiene que   haber un país en donde el liderazgo político, en este caso de nuestra   Presidenta, es absolutamente insustituible, es producir bienes y servicios   para exportar más, para interiorizar, para sustituir importaciones, para   agregar valor, para construir una cadena que permita más trabajo para los   trabajadores, más riqueza para los argentinos, bien distribuida y por   supuesto, más soberanía y más autonomía para las decisiones. Y eso se logra   en un solo lugar, en la escuela, generando formación educativa con conciencia   colectiva.

Por eso, nuestro desafío no solamente es educar   más, también es educar mejor pero también educar con un objetivo de lograr   nuevas generaciones de argentinos que impliquen tener vocación por el   trabajo, para construir un país justo, libre y soberano, y lo tenemos que   formar en cada una de nuestras aulas, con la conciencia colectiva que implica   docentes comprometidos con el proyecto de país, el proyecto de país que nos   incluya a todos los argentinos. Muchas gracias.

ARGENTINA “La calidad educativa es producto de políticas a largo plazo”, dijo Capitanich al presentar el programa de formación permanente

Viernes, 29 de Noviembre de 2013

“La calidad educativa es producto de   políticas a largo plazo”, dijo Capitanich al presentar el programa de   formación permanente

El jefe de Gabinete Jorge Capitanich, el ministro   de Educación, Alberto Sileoni y el titular de la cartera de Trabajo, firmaron   un convenio con los dirigentes de los cinco gremios docentes con   representación en todo el país, para la implementación del Programa Nacional   de Formación Permanente, en el marco de la Paritaria Nacional del sector.

Al encabezar el acto en el que se suscribió el   programa de formación permanente para 1 millón de docentes, el jefe de   Gabinete sostuvo que “hay que educar con el objetivo de lograr nuevas   generaciones de argentinos que tengan vocación por el trabajo para construir   un país libre, justo y soberano”.

El jefe de Gabinete planteó la trascendencia del   acuerdo y destacó la reforma de carácter estructural educativa que se llevó a   cabo desde el gobierno del presidente Néstor Kirchner. El funcionario enumeró   “el incentivo docente, que era una forma de compensación, la   recuperación de la escuela técnica y la educación universitaria”.

Destacó el incremento de recursos para la   educación técnica “que permitió el avance en la calidad de recursos   humanos porque están mejor calificados”. Resaltó “el incremento de   matrículas por la Asignación Universal por Hijo, las netbooks y el   mejoramiento de la calidad edilicia, además del esfuerzo de las provincias   para incrementar su presupuesto educativo”. “Hoy tenemos una   educación inclusiva, nadie puede dudar que se tiende a la equidad”,   resaltó el funcionario.

“Hemos recuperado el poder adquisitivo   docente, se han asignado recursos, se recompuso el sistema edilicio, y ahora   tenemos un gran desafío que es incorporar a la escuela pública y privada en   metas concurrentes y no me cabe duda que vamos a tener éxito porque la   calidad educativa es producto de políticas de largo plazo”, expresó el   jefe de Gabinete.

En ese sentido, destacó la inclusión social y las   políticas educativas que incorporaron “el uso de tecnologías como   Conectar Igualdad , la fibra óptica extendida, identificar talentos y   potenciarlos y generar condiciones para desarrollar trabajo”.

Al respecto, el jefe de Gabinete vinculó la   educación con la generación de más y mejor empleo y que subrayó que ” un   proyecto de país asociado a las políticas públicas para que el trabajador sea   educado por el Estado” para “e producir bienes y servicio, agregar   valor y construir más soberanía”.

“Nuestro desafío es educar más y mejor para   construir un país justo libre y soberano que implica docentes comprometidos   con un proyecto de país que nos incluya a todos los argentinos”,   concluyó el jefe de Gabinete.

Participaron del acto el ministro de Educación,   Alberto Sileoni; de Trabajo, Carlos Tomada y el secreario Genral, Oscar   Parrilli; ministros de Educación de las provincias y representantes de la   Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina   (CTERA), y del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), entre otros.

Con la suscripción de este acuerdo se pone en   marcha por primera vez un Programa Nacional de Formación Permanente,   atendiendo a una reivindicación histórica del derecho a la formación   permanente de los docentes demandada durante mucho tiempo por parte de las   organizaciones gremiales del sector.

Se trata de una instancia de capacitación que   tendrá alcance universal, es decir, abarcará al millón de educadores de los   distintos niveles y modalidades de gestión estatal y privada, con   implementación gradual y progresiva en un lapso de tres años.

 

Nube de etiquetas