Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Obras Publicas’

ARGENTINA Entrega de viviendas y firma de acuerdo para la construcción de paneles solares en San Juan: Palabras de la Presidenta de la Nación

05oct13 UAQ 031013sanjuan1
Entrega de viviendas y firma de acuerdo para la construcción de paneles solares en San Juan: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE ENTREGA DE 520 VIVIENDAS Y FIRMA DE ACUERDO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE PANELES SOLARES, PROVINCIA SAN JUAN.

Gracias, muchísimas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de San Juan; señor Vicegobernador; señor Intendente; Diputado Tomas; Diputados y Diputadas que siempre me acompañaron y que acompañaron este proyecto nacional desde sus bancas, que permitió que el país, esta Argentina se transformara. Porque José Luís recién hablaba de la transformación de San Juan y yo vi la transformación de San Juan porque conocí la transformación y la San Juan, que estaba por allá por el 2001, el 2002 cuando muchas veces sentimos y vivimos claramente la sensación de que el país parecía que se nos diluía entre las manos y donde también se había instalado un sentido común, como que las provincias o determinadas provincias eran inviables, que solamente el centro del país, o allá en el Sur porque teníamos petróleo y gas podíamos sobrevivir, que el NEA y el NOA prácticamente no tenía futuro. Hablaban, inclusive, de junta cuatro o cinco provincias – ¿te acordás flaco en una sola administración?- como si uno pudiera juntar cuatro o cinco familias a vivir todas juntas porque decimos que esta familia es inviable.
Y pensaba en todo eso y en todas las cosas que hemos vivido en estos años, años difíciles, años duros, a él que le tocó asumir con apenas un 22 por ciento de los votos, y pensaba en todo lo que pasamos desde aquella reunión en Mar del Plata, cuando dijo no al ALCA con otros compañeros de la Patria Grande. (APLAUSOS). Y miraba, porque algunos lo vieron, tal vez, como una gesta épica e histórica pero hay cosas que tienen resultados prácticos, viables y concretos. Miraba el otro día un noticiero sudamericano donde contaba lo que estaba pasando con los agricultores y los productores de una nación hermana debido a tratados de libre comercio que, finalmente, terminan ahogando las economías regionales y destruyendo toda posibilidad de crecimiento y desarrollo.
Y me acuerdo de su terquedad, de su orgullosa terquedad y dignidad nacional para defender los intereses de los argentinos contra viento y marea, e inclusive también contra otros grupos económicos o mediáticos que denostaban, acicateaban y que cada vez – curiosamente – cuanto más crecíamos y nos desarrollábamos más nos pegan y nos atacan. Y digo esto que estamos haciendo, hoy aquí, que hemos venido a hacer a San Juan, hemos podido inaugurar una de las tantísimas obras, más de cien obras que hemos hecho: las 48 universidades nacionales públicas y gratuitas, como la estamos haciendo hoy en la Universidad Nacional de San Juan inaugurando este instituto modernísimo de líneas de alta tensión, de más de 500 kilovatios.
Hemos construido, José Luís, en estos diez años más de 5.000 kilómetros de líneas de alta tensión de 500 kilovatios, ni qué hablar de la línea NEA-NOA, ni que hablar de la línea Comahue-Cuyo y Cuyo- San Juan, de la que llega también a San Luís y Córdoba porque hemos transformado el concepto energético unitario y centralista, que tenía el país, donde todos los recursos naturales de nuestra Patagonia, por ejemplo, del Chocón- de tu provincia Parrilli – de Neuquén, o de Santa Cruz, en el gas en el petróleo, todo convergía en gasoductos, oleoductos, líneas de alta tensión, todos hacía el Puerto de Buenos Aires, mientras el país estaba desconectado. José Luís hemos interconectado al Sistema Eléctrico Nacional 10 provincias argentinas y toda la Patagonia Sur: (APLAUSOS).
Hace pocos días, tuve la inmensa alegría de que el Sistema Interconectado Eléctrico Nacional llegara a Santa Cruz, a Río Gallegos. Néstor lo había empezado desde Choele- Choel, hasta ahí llegaba la línea de 500. De Choele-Choel la llevó a Puerto Madryn, de Puerto Madryn a Pico Truncado, ya me tocó inaugurar a mí como Presidenta, Pico Truncado y ahora me tocó inaugurar – en mi segundo mandato – de Pico Truncado hasta Río Gallegos, en la segunda provincia más extensa en longitud, después de la provincia de Buenos Aires; de la Quiaca hasta el extremo Sur del continente la Argentina conectada y además con todas las conexiones e interconexiones entre provincias hemos transformado – como les decía – este sistema unitario eléctrico nacional, en un sistema eléctrico anillado federal, donde se conectan todas las provincias argentinas y se permite el desarrollo, porque sin energía no hay desarrollo. (APLAUSOS).
Por eso, hoy, también estamos firmando, aquí, este gasoducto que va a duplicar el transporte de gas por una obra de 296 millones de pesos, exactamente, lo que ha firmado el Ingeniero Pronsato con el Gobernador de la provincia de San Juan, en este convenio. Y yo le escuchaba al Ingeniero, de la escuela de alta tensión, si no hubiéramos hecho todo lo que hemos hecho esta escuela de alta tensión no estaría, tampoco estarían las 9 nuevas universidades nacionales que hemos creado. Y esta presencia que también vuelve a recuperar lo que Argentina alguna vez fue y hoy vuelve a ser: una señal, una llama, a la cual se dirigen todos los estudiantes de la Patria Grande; este ecuatoriano estudiando aquí, en la Universidad Nacional de San Juan, revive nuestras mejores tradiciones universitarias: la de la reforma del 18, la de la de la universidad pública y gratuita, decretada por el General Perón y que permite calificar otros recursos humanos y tener uno de los niveles educativos más altos de todo el continente. (APLAUSOS).
También la industria representada – en este caso – por un inversor extranjero importante: Vicunha, uno de los principales productores de deming, esa tela que se usa en el jeans, aquí produciendo gabardina y duplicando la producción y también más inversión porque van a producir también deming, aquí en San Juan pasando de 90 a 360 operarios, también con financiamiento del Estado Nacional en los préstamos del Bicentenario. (APLAUSOS).
Y estamos inaugurando esta moderna escuela también, en la provincia de Buenos Aires, en San Nicolás… Bueno, lo vamos a hacer también. Pero quiero decirles algo, me gusta todo lo que es progreso, el desarrollo, ustedes saben soy una enamorada de la ciencia y la tecnología, creo que la innovación y la tecnología son los que van a marcar la segunda etapa que viene, después de esta década. Porque esta fue la década del crecimiento, pero ahora tiene que venir la década del desarrollo, que es la de la consolidación y la profundización con innovación tecnológica para todo el país, articulando el país en su desarrollo. (APLAUSOS). Un país donde podamos visualizar claramente las ventajas comparativas y competitivas de cada región y allí donde identifiquemos los nichos más interesantes, allí radicar la inversión, la tecnología, la infraestructura. Esta es la segunda parte, pero saben qué, antes tenemos que completar y también pasar por la primera etapa, la del crecimiento y aquí me quería referir recién, a ese conmovedor video que vimos de la gente, de los que aquí me acompañan, hombres y mujeres de carne y hueso, no son actores contratados para hacer una propaganda, no son hombres y mujeres de mentira, de promesas, no les estamos prometiendo que mañana van a salir de la villa, hoy le estamos entregando las casas para que salgan definitivamente de la villa a 36 familias. (APLAUSOS). ¿Y saben qué me conmovió? Esa madre con el chiquito en brazos – Dios mío cuántas cosas todavía tenemos que hacer, en la Argentina – porque todavía tenemos mujeres que se conmueven, porque entran a una casa, que es suya y pueden abrir una canilla y sale agua potable. (APLAUSOS).
Esto a algunos le puede parecer poco, pero solamente los que no tienen agua potable, solamente los que tienen que bañarse adentro de un tacho, pueden saber lo que significa tener una casa digna, con agua potable, con agua caliente, abrir la ducha y que salga agua caliente.
Otros lo han tenido toda la vida y bienvenido y qué suerte que tuvieron. Pero los que lo tuvieron toda la vida, tienen que saber que hay otros que todavía no lo tienen y que por esos que todavía no lo tienen, tenemos que seguir trabajando paralelamente la Argentina del desarrollo con la Argentina del crecimiento. Van a convivir las dos. (APLAUSOS)
Yo cuando hablar de proyecto tal, de tales cosas, como si esto fuera un tablero donde un arquitecto proyecta con escuadra, transportador y compás. La vida no es así, la gestión menos y el país todavía menos.
Tenemos que convivir simultáneamente con un país que en muchas zonas tiene un alto desarrollo, que ha logrado localizar allí industrias, tecnología y convivir al mismo tiempo con otro país que todavía está en la etapa del crecimiento y que necesitamos apuntalarlo con inversión, con apoyo del Estado nacional y con presencia para que siga eso. (APLAUSOS)
Lo demás, y eso lo sabemos los que hemos tenido la responsabilidad de hacernos cargo de lo que yo denomino lo que era el gran balurdo nacional, porque esto no era un país, era un balurdo cuando lo recibimos, como era San Juan también y tantas otras provincias.
Entonces, necesitamos entender que conviven estas dos Argentinas y tenemos que poder articularlas para esta década del crecimiento que es la del presente, pero que es la que nos permite pensar el futuro.
Si vos no tenés a la gente con agua potable, con cloacas, con trabajo registrado, con educación, con universidad, con salud, con vivienda, no podés pensar en el futuro. Hoy tenemos futuro porque hemos construido en la década este presente que es hoy, San Juan y la Argentina. (APLAUSOS)
Y este convenio…mira vos, ¿no?, para que se entienda bien lo que estoy hablando, también aquí en San Juan, estamos entregándoles a ellos una casa con agua potable y, al mismo tiempo, estamos firmando un convenio para el desarrollo de una fábrica de paneles de energía alternativa fotovoltaica, energía de paneles solares de la piedra, como decía el Flaco recién, en la piedra del cuarzo. Sacar luego de allí la plaqueta, armar la plaqueta en los grandes bastidores, es una suerte de bastidor de madera donde se colocan las placas.
Te voy a contar algo: en El Chaltén, ese pueblo que está ahí en la frontera con Chile, que es un maravilla de la naturaleza, en la provincia de Santa Cruz, a 200 kilómetros más o menos, kilómetros más, kilómetros menos del Calafate, vamos a inaugurar en unos días más…YPF inaugura, nuestra YPF recuperada…(APLAUSOS)…que hoy…que está haciendo los módulos especiales para esas regiones muy alejadas, muy, muy alejadas donde no puede haber estaciones de servicio porque no son rentables, pasa un auto cada tanto, son pocos los habitantes, son los módulos sociales de provisión de combustible, ¿y saben, como están en el medio del campo, cómo se alimentan? Con paneles solares.
Flaco, vamos a inaugurar en mi provincia un dispositivo de estos con paneles solares. Miren las inmensas posibilidades que tenemos. (APLAUSOS)
Y tenemos que trabajar también para que las energías alternativas, sean verdaderamente competitivas en su precio. También tenemos que trabajar mucho en eso, porque para poder imponer esas energías alternativas, no contaminantes, tenemos que hacerlas competitivas también en precio para que tengan viabilidad.
Y hablaba de YPF, de nuestra planta recuperada y estaba viendo hoy y lo publiqué en mi cuenta de Twiter, ustedes saben que hace unos meses hubo una terrible inundación en La Plata, se produjo un incendio en la destilería y se quemó toda la vieja planta de coque, una vieja planta de coque allí. Estaba hoy mirando los inmensos aparatos, los tubos gigantes, estamos haciendo ya, como lo habíamos prometido hace tres meses, levantando la nueva planta de coque que nos va a permitir generar 600 millones más de litros de combustible para todos los argentinos en nuestra empresa petrolera de bandera recuperada en un ejercicio de soberanía hidrocarburífera. (APLAUSOS)
Digo que estas recuperaciones también son imprescindibles. No hay ningún país en el mundo que se haya desprendido de los resortes básicos de la economía, como pueden ser los energéticos, y crecer.
Por eso, creo que este inmenso esfuerzo que estamos haciendo todos los argentinos y que se hace con recursos, con recursos económicos, con recursos económicos producto de la buena recaudación y hay buena recaudación porque hay actividad económica; si no hay actividad económica, no se recaudan impuestos y si no se recaudan impuestos, el Estado no puede hacer nada. (APLAUSOS)
Y quiero hablar un poquito de eso y de lo que está pasando también en la primera potencia del mundo, donde no le aprueban el presupuesto al Presidente. Bueno, es nota en todos los diarios del mundo, Estados Unidos paralizado por falta de presupuesto. A mí ya me lo hicieron en el 2010, cuando la Argentina no tuvo presupuesto porque no teníamos las manos suficientes en el Congreso, las cosas se complicaron pero igual las sacamos adelante.
Pero les puedo asegurar, es mucho más fácil y mucho mejor cuando todos los hombres y mujeres se entienden que un gobierno, y sobre todo un gobierno, porque yo me puedo parar acá hoy, frente a todos los sanjuaninos para decirles que jamás, ni como senadora ni como diputada ni mucho menos como Presidenta, envié un proyecto al Parlamento del cual se tenga que avergonzar algún sanjuanino o algún argentino porque le quité el derecho a alguien o le cercené algo a alguien. Al contrario, cada vez que hemos enviado proyectos al Parlamento, ha sido para dar derechos, para ampliar derechos, para recuperar las AFJP, para darle movilidad jubilatoria, para generar los instrumentos que nos permitan el crecimiento. Y esto lo hacemos con presupuesto. (APLAUSOS)
Y ayer escuchaba una frase del Presidente de los Estados Unidos refiriéndose a la oposición, al Poder Legislativo de su país, a la oposición de su país, y decía algo que me…no sé si me dieron ganas de ponerme a reír o a llorar, pero dijo textualmente: “Quieren llevar a Estados Unidos al default”. Y yo digo: el Poder Legislativo o una parte de Estados Unidos, aparentemente quiere llevar, según lo dice el propio Presidente, al default. Y digo yo: un sector del Poder Judicial también de ese país, ¿quiere llevar a la Argentina al default y no nos quieren permitir pagar la deuda?
Bueno, nosotros tampoco nos vamos a quedar de brazos cruzados, tal cual lo dije, y la Argentina va a hacer honor a lo que se comprometió.
Pero miren lo que son las cosas, miren lo que son las cosas. A veces es como que Dios quisiera poner la mano sobre las realidades para que algunos adviertan que no es bueno que a ningún país le vaya mal en el mundo. Del mismo modo que todos los argentinos deberíamos advertir y comprender que no es bueno que a ningún gobierno y que a ningún otro argentino le vaya mal. Porque cuando le va mal a un argentino y a otro y a otro, finalmente, nos termina yendo mal a todos. Y si le va mal al Gobierno nacional o al Gobierno provincial, también le va a ir mal a los sanjuaninos y a los argentinos. (APLAUSOS)
Por ahí algunos, que parecen no entenderlo, y entonces, el tema es lo que decía vos hoy José Luis, lo que le pasaba a los sanjuaninos antes de esta década ganada. Eran los sanjuaninos del no, de la negación, del mirar para adentro.
Y es cierto, cuando uno se mira para adentro, hay oscuridad; en cambio, cuando uno puede correr la cortina, que muchas veces te ponen la cortina delante de los ojos para que no veas. Cuando sos capaz con tus manos de correr la cortina y abrir la ventana, vas a ver siempre el Sol y si están en San Juan, todavía más, más Sol. Y eso es lo que necesitamos: correr cortinas, correr velos para poder ver con claridad la patria, para poder ver con claridad lo que hemos logrado en estos años los argentinos.
Ya no pertenece a un sector político, esta década ganada le pertenece a los argentinos. Y miren si es así que hasta tenemos un ecuatoriano estudiando en la Universidad Nacional. No le preguntamos ni siquiera si es argentino o no. Miren si habremos ganado para todos, que todos tienen la oportunidad de una escuela, la oportunidad de la universidad, la oportunidad de trabajo.
Y lo que usted me decía recién, para no hacerme la osa, dijera, nunca me hago la osa ni me la pienso hacer tampoco, siempre me hago cargo de todo, de lo bueno y de lo malo, nadie tiene todo bueno o todo malo.
Quiero decirle que no tenga dudas que vamos a acudir en ayuda de los productores sanjuaninos como siempre lo hemos hecho en todas las provincias y en todas las regiones que han tenido dificultades. No lo dude, señor Gobernador, y no lo dude ningún productor sanjuanino.
Simplemente y para finalizar, agradecerles a todos…yo también los quiero mucho…a los miles y miles de jóvenes que vi acá adentro, en la calle también, que hemos incorporado a la política, yo digo que cada joven, José Luis, incorporado a la política, vos y yo que hemos sido militantes de jóvenes, es un joven que le arrancamos a cualquier otra cosa que anda por ahí por la calle. Esto es muy importante también que todos los comprendan. Jóvenes que están en tareas sociales, políticas, religiosas, en el barrio, culturales, artísticas, haciendo algo, no solamente para uno, porque esta es otra cosa que también tenemos que entender: la patria es el otro, y tenemos necesidad de entender que vamos a ser mejores si somos capaces, no solamente de mirar lo que nos falta a nosotros, sino lo que le falta al otro. Siempre va a haber uno que le falte algo más que lo vos tenés. Y es de buen cristiano extender la mano.
Y esto es lo que hemos hecho en estos diez años maravillosos y vamos a seguir trabajando para que todos puedan acceder a una vivienda, para que todos tengan escuelas, para que todos tengan universidad, para que todos tengan trabajo.
Hay que seguir haciendo y consolidando el crecimiento incorporando el desarrollo de esa Argentina que ha cambiado para siempre, que es necesario también el compromiso de sus ciudadanos.
Yo les pido especialmente a todos y cada uno de los sanjuaninos, que nos ayuden, que me ayuden y nos ayuden a seguir trabajando, porque esto solo no se hace.
Miren, hay un mundo complicado, hay un mundo complejo, hay un mundo difícil, y hoy más que nunca necesitamos la unidad de todos los argentinos encaminados en la dirección del crecimiento y el desarrollo nacional, para que todo esto que hemos construido, no se desperdicie.
Y lo digo porque hemos vivido también otras épocas. Hubo una época en que la Argentina, allá por los años 50, supo ser la primera industria en toda Latinoamérica, el primer país con desarrollo industrial, con mayor desarrollo social y luego, luego pasaron las cosas que pasaron, que no vale mencionarlas, pero que es bueno recordarlas para que nunca más nadie vuelva a corrernos la cortina y sigamos mirando para adentro en lugar de mirar hacia fuera donde está brillando el Sol hace más de una década.
Muchas gracias San Juan, porque siga brillando el Sol para San Juan y para toda la Argentina.
Muchísimas gracias a todos, los quiero mucho. (APLAUSOS)

Anuncios

ARGENTINA “Esta fue la década del crecimiento, pero ahora tiene que venir la década del desarrollo”, afirmó la Presidenta

Jueves, 03 de Octubre de 2013
“Esta fue la década del crecimiento, pero ahora tiene que venir la década del desarrollo”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández presidió la ceremonia de entrega de viviendas construidas en las localidades de Carpintería y Anaco, en la provincia de San Juan. Además, firmó junto al gobernador José Luis Gioja un contrato para la construcción de la fábrica de paneles solares, financiada en parte por la Nación. “La Argentina del crecimiento es la del presente, pero es la que nos permite pensar en el futuro”, remarcó la Jefa de Estado.
La presidenta Cristina Fernández destacó esta noche “la transformación en San Juan”, respecto a “la San Juan del 2001, 2002, cuando parecía que el país se nos diluía entre las manos”. Durante el acto realizado en el auditorio Ingeniero Juan Victoria, de la capital sanjuanina, señaló que por aquel entonces “se había establecido un sentido común que determinadas provincias eran inviables”.
Recordó la llegada al gobierno de Néstor Kirchner a quien “le tocó asumir con apenas un 22% de los votos”. En ese sentido, remarcó “aquella reunión en Mar del Plata, cuando dijo no al ALCA con algunos compañeros de la patria grande”. “Me acuerdo de su orgullosa terquedad y dignidad nacional para defender los intereses de los argentinos. Contra viento y marea y contra otros grupos económicos y mediáticos, que atacaban y que cuanto más crecemos, más nos pegan y nos atacan”, enfatizó.
La Jefa de Estado resaltó la inauguración del laboratorio de alta tensión en la Universidad de San Juan, el cual forma parte de las más de 100 obras realizadas en las 48 universidades públicas. Aseguró que en la última década se ha “transformado el concepto energético unitario y centralista que tenía el país, donde todos los recursos naturales de la Patagonia, todo convergía en gasoductos, oleoductos, líneas de alta tensión, hacia el puerto de buenos aires, mientras el interior estaba desconectado”. “Hemos transformado ese sistema unitario, en un sistema anillado federal”, remarcó.
Asimismo, subrayó la firma del acuerdo para la construcción de un gasoducto “que va a duplicar el transporte de gas, con una inversión de 296 millones de pesos”. “Si no hubiéramos hecho todo lo que hemos hecho, esta escuela de alta tensión no estaría”, aseveró.
La Primera Mandataria afirmó que con las inversiones realizadas en las universidades “Argentina ha sido y hoy vuelve a ser una guía, una llama a la cual se dirigen todos los estudiantes de la patria grande”. Aseguró que ello “revive nuestras mejores tradiciones universitarias, la de la reforma del 18, la de la universidad gratuita, decretada por el general Perón, la que nos permite tener los mejores recursos humanos y uno de los niveles educativos más altos del continente”.
La década del desarrollo
Cristina Fernández afirmó que le gusta “todo lo que es progreso, desarrollo”. Consideró que “la ciencia y la tecnología son las que van a marcar la segunda década que viene”.
En ese sentido, afirmó: “Esta fue la década del crecimiento, pero ahora tiene que venir la década del desarrollo”. Y aseguró que en el país que viene se debe poder “visualizar las ventajas comparativas y competitivas de cada provincia. Y allí radicar las inversiones, la industria”.
La Presidenta dijo que junto a esa Argentina del desarrollo, debe convivir la de crecimiento. “Me acompañan hombres y mujeres de carne y hueso, no son actores contratados para hacer una propaganda”, señaló. “No les estamos prometiendo que mañana van a salir de la villa. Hoy les estamos entregando las casas para que salgan definitivamente de la villa”, remarcó.
La Jefa de Estado, manifestó: “Cuántas cosas todavía tenemos que hacer en Argentina, porque todavía tenemos mujeres que se conmueven porque entran a una casa que es la suya y abren una canilla y sale agua potable”. “Esto a algunos les puede parecer poco, pero solamente los que no tienen agua potable, que se tienen que bañar en un tacho, entienden lo que significa abrir una canilla y que salga agua caliente”, remarcó.
Por ello, consideró que “los que lo tuvieron toda la vida tienen que entender que hay otros que todavía no lo tienen. Por eso tenemos que seguir trabajando juntas la Argentina del desarrollo con la Argentina del crecimiento”. “Yo escucho hablar del proyecto tal, como si esto fuera un tablero. La vida no es así. Tenemos que convivir con un país que en algunos sectores tiene alto desarrollo, y con otro país que aún está en la etapa del crecimiento, y que lo tenemos que apoyar con presencia del Estado”, sintetizó.
La mandataria remarcó que “necesitamos comprender que conviven estas dos Argentinas”. “La Argentina del crecimiento es la del presente, pero es la que nos permite pensar en el futuro”, remarcó. “Si no tenés un país con vivienda, con agua, con cloacas, con salud, con educación, no podés pensar en el futuro”, aseveró.
La apuesta por las energías alternativas
Cristina Fernández sostuvo que al mismo tiempo que en San Juan se le entrega a ciudadanos “una casa con agua potable, estamos firmando un acuerdo para una fábrica de paneles solares”. Resaltó que YPF va a inaugurar módulos para regiones muy alejadas, que se alimentan con energía solar. “Tenemos que trabajar para que las energías alternativas sean también competitivas en precio, para que tengan viabilidad”, enfatizó.
Asimismo, recordó que cuando se inundó La Plata, “se produjo un incendio en la destilería y se destruyó la planta de coque”. Al respecto anunció que “estamos levantando la nueva planta de coque que nos va a permitir producir 600 millones de litros más de combustible, en nuestra empresa petrolera recuperada”.
La importancia del presupuesto
La Presidenta destacó que todas las obras se hacen “con recursos económicos, producto de la buena recaudación y hay buena recaudación porque hay actividad económica. Si no se cobran impuestos, el Estado no puede hacer nada”. Comentó que “en la primera potencia del mundo, no le aprueban el presupuesto al Presidente. Es nota en todos los diarios”. “A mí ya me lo hicieron en el 2010, cuando no teníamos las manos suficientes en el congreso”, recordó.
“Ni como diputada o senadora y mucho menos como presidenta, envié un proyecto para quitarle algo a un sanjuanino”, aseguró la Jefa de Estado. Afirmó: “Cada vez que mandamos un proyecto fue para darle algo a alguien, para ampliar derechos”. Y agregó que “esto lo hacemos con recursos”.
La Mandataria comentó una frase del presidente estadounidense, Barack Obama, quien dijo que los que no aprueban el presupuesto “quieren llevar a Estados Unidos al default”. En ese sentido, se preguntó: “¿un sector del poder judicial de ese país quiere llevar también a la Argentina al default? Nosotros no nos vamos a quedar cruzados de brazos y Argentina va a cumplir con lo que se comprometió”.
Aseguró que “si le va mal al gobierno, le va mal a los argentinos. Pero algunos parecen que no quieren entenderlo”. “Cuando uno se mira para adentro, hay oscuridad; en cambio cuando uno puede correr la cortina, que muchas veces te la ponen para que no veas, y abrir la ventana, vas a ver siempre el sol. Y si estás en San Juan, todavía más”, enfatizó.
“Necesitamos correr velos para poder ver con claridad la patria”, señaló Cristina Fernández. Consideró que “ya no pertenece a un sector político, esta década ganada le pertenece a los argentinos”.
La Mandataria aseveró que “hay que seguir consolidando el crecimiento, incorporando el desarrollo, para esta Argentina que ha cambiado para siempre”. “Yo les pido a los sanjuaninos que nos ayuden a seguir trabajando. Porque esto solo no se hace”, señaló. Y agregó que “hay un mundo complicado, un mundo difícil, y hoy más que nunca necesitamos la unidad de todos los argentinos, encaminados en el sendero del crecimiento y del desarrollo nacional, para que esto que hemos hecho no se desperdicie”.
La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; autoridades de gobierno, representantes del comercio, la industria y la producción, dirigentes políticos y gremiales.
Videoconferencias
Inauguración del laboratorio de alta tensión y energías alternativas de la Universidad de San Juan

En primer lugar, la mandataria se comunicó por videoconferencia con el departamento sanjuanino de Rivadavia, donde inauguró el laboratorio de alta tensión de 500.000 voltios y energías alternativas del Instituto de Energía Eléctrica de la Universidad Nacional de San Juan.

Cristina Fernández dialogó con el rector de la Universidad Nacional de San Juan, Oscar Nasisi, quien agradeció al Ministerio de Planificación por el desarrollo del laboratorio, el cual – expresó- “tiene un valor incalculable para la universidad”.

Afirmó que el laboratorio, que permite certificar elementos de hasta 500.000 voltios, “no es solamente para San Juan, sino para todo el país”, y valoró su importancia para el desarrollo de investigación en energías alternativas.

A su vez, el director del Instituto de Energía Eléctrica, Giuseppe Ratta, resaltó que “este edificio ha sido posible gracias al gran impulso que se le ha dado en este período al sistema científico tecnológico, que no sólo se ha visto en la incorporación de investigadores, sino también en el apoyo a proyectos de investigación e inversión en infraestructura”.

Destacó que “es el primer laboratorio de 500.000 voltios del país, y explicó que “no sólo va a ser útil par las nuevas líneas de alta tensión, sino que servirá para evitar la salida de servicio y mejorar la calidad de suministro de las existentes”.

Además mencionó que en el techo del laboratorio se previo la instalación de más de 150 paneles solares, y una decena de aerogeneradores, para lo cual solicitó al gobernador destinar la producción de la fábrica de paneles, coyo contrato de construcción suscribió hoy.

También se encontraban en el lugar el decano de la Facultad de Ingeniería, Roberto Gomez; el secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación, Tulio Delbono; y el coordinador de Programas Universidades, Rodolfo Macera.

Ampliación de Vicunha Textil
La presidenta Cristina Fernández inauguró mediante otra videoconferencia la ampliación de la firma Vicunha Textil, que contó con un inversión de 18,8 millones de pesos. Desde que comenzó su producción la planta de trabajadores paso de 80 a 285.
La inversión le permitió a la empresa adquirir 32 telares de origen belga de última generación y modernizar la infraestructura de su sistema de compresión de aire y de sus instalaciones eléctricas.
Durante la videoconferencia la presidenta Cristina Fernández dialogó con el secretario de Industria, Javier Rando; la secretaria de Industria de la Provincia de San Juan, Sandra Barcelo; y el presidente del Grupo Vicunha, Ricardo Steinbruch.
Steinbruch señaló que con la inversión de automatizó y modernizó las máquinas de tintorería, y detalló que la firma invirtió, desde 2011 a la fecha, 138 millones de pesos: 57 millones fueron financiados con el programa del Fondo del Bicentenario, mientras que el resto fue solventado con aportes de capital de la casa matriz.
La compañía destinó 70 millones de pesos para capital de trabajo y 68 millones de pesos para equipamiento, instalaciones y obras civiles. Incorporaron maquinaria en otras etapas del tejido.
Vicunha es una firma de capitales brasileños, y es el segundo productor mundial de tela denim (para jean), con una producción de 14 millones de metros mensuales. Abastece el 50 por ciento del mercado de su país de origen.
Tiene tres plantas en Brasil, una en Ecuador y otra en Argentina (sólo destinada a la producción de gabardina). El presidente de la compañía señaló que en 2011, adquirió las plantas del grupo Ullum en San Juan (Tejeduría Galicia, Tejeduría Panamá y Tintorería Ullum), que contaba con un “equipamiento muy viejo”. Tenía en ese entonces 80 empleados y producía 110.000 metros de tela por mes.
Ricardo Steinbruch indicó que desde entonces invirtieron para “modernizarse tecnológicamente y ampliar las instalaciones fabriles, aumentando la producción y mejorando la calidad del producto terminado. Actualmente posee 285 empleados y produce 650.000 metros mensuales de gabardina”. Además anticipó que llegarán próximamente a la producción de un millón de metros mensuales.
Inauguración de escuela primaria en San Nicolás

Por último, la Presidenta se comunicó con la ciudad bonaerense de San Nicolás, con motivo de inaugurar la Escuela de Educación Primaria N°11, “León Guruciaga”.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien se encontraba en el lugar, manifestó que “hay mucha alegría, porque los chicos de la Loma tienen la escuela que se merecen”.

También participaron del acto la ministra de Educación bonaerense, Nora De Lucía; el intendente de San Nicolás, Ismael José Passaglia; y la directora de la Escuela, Zulma Mariel Flores.

ARGENTINA Inauguración de maternidad Estela de Carlotto en Moreno: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de maternidad Estela de Carlotto en Moreno: Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muchas gracias a todos y a todas.
Querido Mariano, no Moreno sino West, Intendente de esta querida localidad de Moreno, a la que tantas veces vinimos con Néstor y que tantas veces lo recibieron con tanto afecto; querido gobernador de la provincia de Buenos Aires, querido Daniel; querido Martín, tenés un ángel, Martín, en serio, eh, muy especial; querida Estela, con vos tengo algo muy particular: recién cuando me entregaban la mantita y los escarpines….sí, yo soy abuela ¿pero sabés cuál es la diferencia? Que lo puedo tener en mis brazos y Estela todavía no. Esta es la gran diferencia y esta es la deuda que todavía tenemos pendiente con muchos argentinos. Por eso recién cuando me mandaban los escarpines, la mantita, el gorrito, el conjuntito, yo pensaba qué afortunada pese a todas las cosas que me han pasado y la pérdida de mi compañero de toda la vida. Qué afortunada que soy de poder tener a mi nieto en brazos y qué afortunada soy también, qué honor inmenso de haber venido hoy a Moreno a inaugurar la “Maternidad Estela Barnes de Carlotto”, maternidad que firmamos convenio a fines del 2008 y que hoy estamos inaugurando y que va a permitir que esta localidad de Moreno ,que crece 20 por ciento por año, Mariano, por cada 10 años, pero igual es un montonazo, medio millón de personas, casi 10.500 partos públicos por año y con esta maternidad vamos a agregar la posibilidad de 3.000 partos para que en el corto plazo podamos llegar a cubrir la totalidad de partos públicos, todos aquí en Moreno.
Me cuenta la directora de la maternidad, la doctora Patricia Rosemberg, que en el año 2001, aquí en Moreno y como en tantísimas otras localidades del Conurbano de la provincia de Buenos Aires, llegaron a tener 2 parturientas en una cama porque no había lugar para una sola. Y hoy estamos inaugurando una maternidad modelo, donde cada madre va a tener su propia habitación y una cama para el acompañante, con baño privado y mirando a un jardín hermoso, donde además, el ciento por ciento de las ecografías, de las pruebas de laboratorio, de los seguimientos autoreferenciales de todas las mamás de Moreno, se van a poder hacer aquí en Moreno. Siento un gran orgullo.
Me decía Mariano cuando llegué, que no se agregaban camas desde…¿desde cuándo Mariano? Desde siempre. ¡Dios mío!, desde siempre, qué palabra que puede ser maravillosa pero que puede ser terrible cuando se refiere a las carencias. Qué palabra maravillosa si se refiere al amor, al cariño y al afecto. Pero qué palabra tan terrible cuando revela carencias, necesidades insatisfechas.
Por eso, esta década ganada. Hoy, al incorporar esta maternidad modelo, que va a permitir más de 3.000 partos públicos aquí, le estamos agregando algo más a esta década ganada, le estamos agregando calidad de vida también.
Es que no solamente fue aquí en Moreno la inauguración, también allá en el Norte argentino, muy lejos, a 15 kilómetros apenas de la frontera con el Paraguay, sé que hay una comunidad paraguaya muy importante, allá veo banderas del Paraguay también al fondo, porque muchos hermanos de la Patria Grande hoy también están en el Conurbano agachando el lomo en las huertas y en todo lo que es la cultura periurbano en materia de agricultura.
Les decía que en Formosa, en Laguna Blanca, a 15 kilómetros de la frontera con el Paraguay, a más de 200 kilómetros de la Capital de Formosa, inauguramos el Hospital de El Espinillo, un hospital rural que va a permitir también que en una provincia que hasta hace 10 años no formaba parte de esta Argentina, hoy sea una provincia que está comunicada con más de 1.700 metros de fibra óptica, con miles y miles de kilómetros de ruta, con más de 42 hospitales y centros de atención, con cientos de escuelas.
También, aquí cerca hoy, parece ser que hoy es un día de la salud argentina, qué bueno, “sábados de salud”, había un programa de Sábados de la Bondad, bueno…hoy es un sábado de la salud aquí en la provincia de Buenos Aires en el Conurbano bonaerense.
En Berazategui, junto con José Mussi y Patricio, el Intendente, estábamos inaugurando un centro odontológico gratuito, moderno que va a permitir que se hagan ortodoncias gratuitas. ¿Cuándo escucharon que en la República Argentina alguno se pudiera hacer una ortodoncia gratuita? Si nacías pobre te quedabas para toda la vida con los dientes torcidos, y vamos a llegar a todos y cada uno de los lugares del país con equidad, con igualdad, como lo hacemos en educación.
En Morón, también inaugurando un moderno centro de vías respiratorias y Juliana, nuestra presidenta de bloque, aguerrida como somos las mujeres, nos contaba que además de estar en la inauguración de este Instituto de vías respiratorias, venía de recorrer, junto a Lucas Ghi, el Intendente de Morón, las nuevas obras del Hospital Posadas, emblemático para la provincia, emblemático para el país. Vamos a dejar un Posadas totalmente refaccionado a nuevo, un hospital emblemático de la zona Oeste de la provincia de Buenos Aires, del Conurbano, que además fue emblemático porque allí la represión fue formidable y también se llevaron profesionales, enfermeros que aún hoy continúan desaparecidos.
Escuchaba a Juliana, que como buena diputada, sabe lo que ha sido el aumento de la inversión que hemos hecho en materia de salud pública. Antes la llamaban gasto en el 2003; nosotros les decimos inversión y creció 10 veces en el Presupuesto Nacional la inversión en salud pública.
Hoy tenemos un sistema de vacunas obligatorio de 16 vacunas nunca visto en la historia. De esas 16 vacunas, 10 son de esta década, una por año que les valga, de vacunas que ni siquiera en muchos países desarrollados se dan, como el Papiloma para las chicas de 11 años, para que las mujeres no se mueran de cáncer de útero; 3.500 mujeres se nos mueren por año de cáncer de útero, o el gneumococo o la hepatitis, esa que puso Néstor y que permitió erradicar los transplantes de hígado y la hizo cuando apenas asumió como presidente allá por el año 2005, cuando todavía no teníamos ni un mango, pero les dábamos aumentos a los jubilados también; cuando no habíamos recuperado las AFJP, pero le empezamos a reconocer la dignidad a todos y a cada uno de los jubilados, de los más de 2 millones y pico de jubilados que hemos logrado incorporar, convirtiéndonos en el país con mayor cobertura para nuestros viejos, perdón, para nuestros mayores, viejos son los trapos, decía mi abuela, para nuestros mayores.
Yo quiero decirles a todos y a todas que estoy muy orgullosa de todo lo que estamos haciendo, de los hospitales que estamos inaugurando. Hace poco en Tucumán, la provincia del ministro de Salud, inauguramos también otra moderna maternidad. Esto es cuidar la vida, la vida no se cuida ni se valora únicamente con discursos. Se valora, primero, consiguiendo trabajo para que la gente pueda formar familia; luego, casa para que puedan vivir; después, hospitales para que tengan salud; después educación para que los pibes que nazcan, no nazcan condenados a la miseria, sino condenados a tener un porvenir, porque los estamos preparando, les estamos dando recursos educativos como nunca en la República Argentina.
Las netbooks, el presupuesto educativo, las 48 universidades nacionales, la Universidad Nacional de Moreno, que el año que viene, aprobada y creada durante nuestra gestión, una de las 9 universidades que creamos en esta década ganada.
Con orgullo me decía Mariano, no, Mariano no, un periodista que me corría con el micrófono al lado del auto y me decía: “¿Qué opina que el año que viene los morenenses vamos a tener por primera vez la promoción de universitarios morenenses?” Y qué querés que opine, pibe, si la hicimos nosotros, nosotros la construimos, qué querés que opine, qué se puede opinar.
Nosotros no opinamos, muchachos, nosotros hacemos; opinar, opinan los otros, nosotros hacemos. Los otros opinan, los otros pontifican, los otros dicen lo que van a hacer, nosotros contamos lo que hicimos, lo que estamos haciendo y todo lo que todavía nos falta hacer.
¿Y saben qué? ¿Saben por qué nos tiene confianza la gente? Porque nunca le prometimos nada, nos arremangamos. Cuando Néstor asumió, no había un mango en este país, no encontramos un Banco Central lleno de guita. Al contrario, vacío. Lo que encontramos fueron deudas, encontramos gente sin trabajo, estudiantes sin porvenir, científicos que se habían ido. Nos arremangamos y empezamos a traer a todo el mundo y ayudamos a todos y cada uno de los gobernadores e intendentes de esta provincia de Buenos Aires también.
Jamás se podrían haber hecho las cosas que se hicieron sin un proyecto nacional y sino, que me cuenten los que antes de que venga Néstor también eran funcionarios, por qué no habían hecho las cosas. No era porque no tuvieron capacidad, sino porque para hacerlo, se requiere un proyecto de país que decida favorecer a todos los argentinos, a los más débiles, a los que más necesitan. Y para eso, mis queridos amigos y compañeros, vecinos de Moreno, para eso, muchas veces hay que plantarse frente a los que históricamente mandaron en la Argentina.
Porque esta Argentina no estuvo así hasta el año 2003 por obra de la magia o por fenómenos de la naturaleza; estuvo porque la expoliaron, estuvo porque se llevaron todo, porque se quedaron con los ahorros de los argentinos, porque se quedaron con el trabajo de los argentinos, porque no había fábricas, porque se necesitaba gente que ganara poco y que hubiera muchos desocupados. Porque cuando hay muchos desocupados, ¿saben qué? Es más fácil conseguir gente que trabaje por 2 mangos.
Cuando yo veo que aquí en Moreno tenemos un 65 por ciento sin cobertura de obra social, me doy cuenta que hay trabajo, pero que hay trabajo que todavía no está registrado, que necesitamos todavía seguir luchando contra todo eso.
Y yo les pido a mis compañeros trabajadores, a mis compañeros de los sindicatos, a los que tienen la suerte de que sus trabajadores estén registrados, que reciban aportes, que tengan obra social y que lo han logrado también en estos años. Que cuente cada uno de los sindicatos cuántos cotizantes y cuántos afiliados tenían en el 2003 y que cuenten también los que tenían los sindicatos en el año 2003 y que cuenten lo que tienen hoy.
Por eso les pido solidaridad para los millones de argentinos que todavía siguen sin poder tener un trabajo registrado.
Lo hemos bajado mucho, ingresamos a la Argentina con un 50 por ciento, la mitad de los trabajadores argentinos estaban en negro, ilegales; hoy, lo hemos reducido al 32 por ciento. Pero necesitamos seguir trabajando y para ello es imprescindible que comprendan que debemos seguir colaborando con los que menos tienen.
Por eso, muchas veces hablo de la solidaridad, hablo de entendernos, hablo de ver las conquistas, porque por ahí, cuando uno, como decíamos en mi casa “pelecha un poco”, viste, pelechar es progresar, se cree que ya está, bueno, ya está en otro lado. No, guarda hermano, guarda hermano que las políticas no son eternas; guarda hermana que en la taba, como la cambiaron en el 55, como la cambiaron en el 76, como la cambiaron también cuando nos venía a decir que venían a hacer otra cosa y terminaron peor, no quiero recordar lo que todos ustedes saben: los que se unieron para después huir, se unen pero después huyen cuando las papas queman y, entonces…
Por eso también, como Presidenta, porque sola no puedo, la necesidad, la necesidad del apoyo, de contar con gente que no nos ponga palos en la rueda.
¿Porque saben qué? Vos Martín, vas a tener el orgullo de ser un diputado de que nunca tu gobierno te va a pedir que le rebajes el sueldo a nadie; vas a tener el orgullo de ser diputado de un gobierno en el que alguien tenga que presentar proyectos de indulto para aquellos que han cometido genocidio; vas a tener el orgullo de ser un diputado de una Cámara que aprobó la Ley de Movilidad Jubilatoria con 2 veces al año para los jubilados; vas a tener el orgullo de ser un diputado que cada vez que se construye un presupuesto, es para infraestructura, para agua potable, para vivienda; vas a ser un diputado de una Cámara que con nuestro proyecto recuperó las AFJP, el dinero que otros se llevaban para acciones que cotizaban en la Bolsa a 30 cuando las compraban las AFJP y que después valían cero mango y que todavía tienen el tupé de hablar de los demás.
Pero bueno, yo quiero terminar mi discurso porque hoy tuve una emoción muy grande, no solo fue compartir con Estela, esta gran mujer argentina, la inauguración de la maternidad, junto a Martín, junto a Daniel, junto a Juliana, que estaba junto a todos ustedes que me acompañan en este hermoso medio día soleado de Moreno.
Quiero decirles, por ahí les parece tonto, pero la emoción más grande me la dio hoy una médica ginecóloga de la maternidad que acabamos de inaugurar. No sé si estará aquí entre nosotros o se habrá quedado, como corresponde, en la maternidad, se quedó en la maternidad como corresponde, trabajando. Quiero decirles algo: estaba recorriendo los distintos lugares, las camitas con sus mantitas lindas al crochet, el lugar donde se hacen las ecografías, el ecógrafo, y paradita, una chica muy linda, de pelo largo, me hizo acordar a mí cuando era jovencita, pelo largo, morocha, me dijo: “Gracias, doctora –quiero recordar el nombre de ella, Soledad…no, me lo acuerdo, olvidate, qué me la voy a olvidar, no me la olvido nunca más, Soledad Rapaport, me acuerdo de ella-”
Quiero contarles que Soledad, que a lo mejor va a atender a alguna de ustedes cuando vayan a tener familia, sepan que Soledad, que estaba paradita en la puerta del consultorio, muy emocionada, muy llorando, me dio las gracias, “Gracias por mi papá”, me dijo. “Pero por qué”. “Porque mi papá, mi papá es un desaparecido, lo fusilaron en la U9 de La Plata y los que lo hicieron hoy están condenados por la política de derechos humanos que usted y su marido llevaron adelante”.
Y Soledad, que agradece con afecto y con cariño, Soledad, médica ginecóloga, que va a ayudar a dar vida a millones o a miles de mujeres morenenses, es el símbolo de esta nueva Argentina que pudo reconstruirse de sus cenizas y de sus tragedias, sin odio, sino simplemente con el reconocimiento y ayudando al prójimo.
Por eso, hoy me emocioné tanto y hoy es un día de tanta emoción en este querido Moreno.
Quiero que sepan que voy a seguir trabajando desde todos los lugares porque soy, sobre todas las cosas, lo que fueron tantos otros que ya no están, hombres y mujeres que siempre creyeron en la política. No eran épocas de marketing aquellas, no eran épocas de mercado, nadie nos decía cómo teníamos que sonreír o cómo teníamos que pararnos, simplemente sabíamos cómo teníamos que estar parados frente a la vida, frente al pueblo y frente a la Nación, con la frente erguida para defender a la patria como siempre.
Gracias, Moreno; gracias a todos, los quiero mucho. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta inauguró obras en maternidad de Moreno y otros centros sanitarios de Morón, Berazategui y Formosa

21jul13 MATERNIDAD 200713-a4
Sábado, 20 de Julio de 2013
La Presidenta inauguró obras en maternidad de Moreno y otros centros sanitarios de Morón, Berazategui y Formosa

La presidenta Cristina Fernández encabezó el acto por el cual se impuso el nombre de “Estela de Carlotto” a la Clínica Maternal de Moreno. Además, se traspasó la administración de ese centro de salud a la provincia de Buenos Aires.
Al iniciar su alocución, la Jefa de Estado se manifestó privilegiada por el hecho de poder tener en sus brazos a su nieto recién nacido, y recordó que Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, con cuyo nombre fue bautizada la nueva maternidad de Moreno, no puede contar con esa distinción. “Esa es la deuda que tenemos todavía los argentinos”, expresó al respecto.
Una década ganada en salud
Por otra parte, destacó el “honor inmenso” que representa para ella inaugurar la maternidad de Moreno, y que el objetivo es, en el corto plazo, que esa institución pueda cubrir la totalidad de los partos que tengan lugar en el distrito, realizar el 100% de las ecografías y las pruebas de laboratorio de las madres de Moreno.
“Al incorporar esta maternidad modelo le estamos agregando algo más a esta década ganada, le estamos agregando calidad de vida”, expresó la Jefa de Estado.
En ese marco, la Mandataria remarcó que desde 2003 a la fecha la inversión pública en materia de salud creció más de 10 veces en el presupuesto. Y recordó que, entre las medidas más destacadas del sector se impuso un calendario de vacunación obligatoria que incluye 16 vacunas, muchas de ellas ni siquiera contempladas en países más desarrollados. También destacó que la Argentina es hoy “el país con mayor cobertura para nuestros mayores”. Por eso, sostuvo que a diferencia de los políticos de la oposición, “nosotros no opinamos, nosotros hacemos”. “La gente nos tiene confianza porque nunca prometimos nada, nos arremangamos y ayudamos a todos, a gobernadores e intendentes”, aseveró Cristina Fernández.
Por otra parte, aseguró que todos los logros de esta década ganada sólo fueron posibles gracias a la existencia de “un proyecto nacional”. “Se requiere un proyecto de país que decida favorecer a todos los argentinos” para consolidar el crecimiento, expresó la Mandataria. En ese sentido, señaló que para consolidar ese proyecto, “muchas veces hay que plantarse frente a los que históricamente mandaron en la Argentina”.
Más solidaridad para combatir el empleo en negro
En ese marco, reclamó una “mayor solidaridad” a aquellos trabajadores nucleados en sindicatos para con quienes aún hoy desarrollan trabajos en el sector informal de la economía. “Todavía hay trabajo que no está registrado y necesitamos seguir luchando contra todo eso”, enfatizó la Jefa de Estado.
La Presidenta advirtió que consolidar las políticas de crecimiento requiere del apoyo del pueblo. “Sola no puedo, necesito el apoyo y contar con gente que no ponga palos en la rueda”, graficó.
Finalmente, aseguró: “Voy a seguir trabajando desde todos los lugares porque soy lo que fueron tantos otros que ya no están, hombres y mujeres que creyeron en la política; y, con la frente erguida, voy a defender a la patria”.
La Maternidad de Moreno
La maternidad Estela de Carlotto es un emprendimiento en conjunto del Ministerio de Salud de la Nación, el de la Provincia de Buenos Aires y el municipio de Moreno, que emerge como una necesidad sanitaria de la población de la populosa localidad.
En el hospital Mariano y Luciano de La Vega, único hospital público existente en la zona, se atienden actualmente 4000 partos al año, respondiendo al 40% de la demanda local. El restante 60% debe movilizarse hacia otros lugares o acudir al sector privado para recibir a sus bebés.
La creación de la Maternidad permitirá que todas esas mujeres y sus familias puedan dar a luz cerca de su hogar y acceder a una atención integral, de calidad.
La obra de refacción y ampliación insumió $22.250.605 y fue proyectada en conjunto entre equipos técnicos del Ministerio de Salud de la Nación y del Municipio de Moreno y financiada por la cartera sanitaria nacional, con un aporte incluido el equipamiento de $35.050.605.
El funcionamiento de la Maternidad será financiado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, integrándose a la red de Hospitales de la provincia.
Cuenta con 40 camas de maternidad, con capacidad para realizar 3000 partos/año; 25 plazas de internación de mediano y bajo riesgo neonatal, y un primer nivel de atención municipal con múltiples dispositivos en funcionamiento que garantizan la referencia y contra referencia de las personas.
En el equipamiento de la maternidad se invirtieron $15.300.000, y está compuesto por 4 salas dobles UTPR, 2 ecógrafos, 1 mamógrafo, 14 habitaciones dobles con baño privado, 5 consultorios, 3 quirófanos (2 para cesárea y 1 para neo).
Y además cuenta con 50 camas para obstetricia y 6 camas para terapia intensiva neonatal.
Videoconferencias
Por otra parte, y a través del sistema de videoconferencias, la Presidenta Inauguró un hospital en la localidad de El Espinillo, en la provincia de Formosa, a 15 kilómetros de la frontera con Paraguay. El nuevo centro de salud es el 42° construido en la provincia de Formosa en la última década, destacó en el acto el gobernador local, Gildo Insfrán.
Participaron del acto, además del Gobernador, el secretario de Políticas y Regulación de Institutos, Dr. Gabriel Yedlin; el intendente Municipal de El Espinillo, Alberto Figueredo; el intendente Municipal de Laguna Blanca, Ricardo Lemos; el director del Hospital Dr. Raul Meneguini; y el Dr. Alen, quién nació y vive en El Espinillo, estudió medicina en Corrientes y volvió a su pueblo a ejercer.
Luego, la Presidenta tomó contacto con la localidad bonarense de Morón, donde se inauguró el nuevo edificio de la Unidad de Vías Respiratorias “Germán Argerich”. En ese acto, la diputada Juliana Di Tulio destacó tanto la importancia del centro que se inaugura, como así también las obras de remodelación del Hospital Alejandro Posadas, ambas obras financiadas con fondos aportados por el Gobierno nacional.
Participaron de esta ceremonia el intendente de Morón, Lic. Lucas Ghi; la directora de la Unidad Sanitaria, Dra. Liliana Arangoo; y la administrativa de la Unidad Sanitaria, Graciela Morán.
Finalmente, la Mandataria dialogó con el secretario de Medio Ambiente, Juan José Mussi, quien inauguró el Centro Odontológico Municipal de Berazategui. De este acto, participaron Intendente del Municipio de Berazategui, Dr. Juan Patricio Mussi; la ministra de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Lic. Silvina Batakis; y Eduardo Busto Villar, viceministro del Ministerio de Salud.

ARGENTINA Inauguración de estación de desgasificado al vacío en planta industrial de Ternium Siderar, en San Nicolás, provincia de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de estación de desgasificado al vacío en planta industrial de Ternium Siderar, en San Nicolás, provincia de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor vicepresidente de la Nación; señor presidente de Ternium, ingeniero Paolo Rocca; señor Gobernador De la provincia de Santa Fe, Jorge Obeid, que por ahí debe andar, acá está, ahí al lado, mira estoy ciega, ya no lo veo, estoy vieja, estoy abuela. Hoy es un gran día en lo personal y hoy es un gran día en lo institucional también; en lo personal quiero agradecerles todas las muestras de afecto y cariño por mi nieto, mi primer nieto. Realmente un momento de mucha felicidad y agradecerles también, en lo institucional, porque yo creo que los cascos blancos y verdes de la UOM, de la UOCRA, para que estemos todos los trabajadores en paz. El proceso de reindustrialización porque vale la pena – recién el presidente de Ternium recordaba al General Savio y a su abuelo, al fundador de la dinastía Rocca – y digo dinastía en términos de construcción, de industrialización del país, que han tenido un rol muy importante y si hay un gobierno político, que ha hecho de uno de sus ejes fundamentales la industrialización somos nosotros.
Me enorgullezco de decir que conduzco, hoy, este proyecto – como lo condujo, antes, mi compañero de vida – que dio vuelta de campana a la Argentina, a una Argentina cuya industria supo ser líder en América latina, en los años cincuenta, y que luego por los diferentes procesos políticos, fundamentalmente, que atravesó el país fue devastada.
Hoy, estamos aquí, en Siderar, en San Nicolás, en Ramallo, bueno todo che, qué cosas que son, Dios mío. Es todo, esto es Rosario, este es Ramallo, es San Nicolás, es todo, es un complejo. La Argentina somos todos, muchachos, desde Jujuy hasta La Quiaca, estamos inaugurando esta importante planta de separación de gases, que nos permite tener un acero mejor, de mayor calidad, de mayor valor agregado para toda la industria automotriz y para toda la línea blanca, que realmente ha crecido a niveles exponenciales, en esta República Argentina, en los últimos 10 años. Y nos permite, al mismo tiempo, sustituir importaciones; agregar nuevos puestos de trabajo; mejorar salarios y seguir agregando industria a la Argentina.
Pero también – simultáneamente – se está dando otro proceso que lo vemos reflejado también en las videoconferencias que hemos tenido con la Universidad de Quilmes, con la Universidad Nacional de La Plata y con el Centro Interuniversitario Argentino, a través del ministerio de Educación. ¿Por qué? Porque la industria necesita, hoy más que nunca, en el siglo XXI, de la investigación, de la industria de la investigación, la ciencia y la tecnología. Estos laboratorios, que estamos inaugurando en la Universidad de Quilmes, donde nuestros científicos han descubierto una vacuna contra el cáncer de pulmón, asociados la universidad nacional, pública y gratuita con el sector público y con la ciencia y la tecnología inaugurando nuevos laboratorios. Estos nuevos laboratorios que estamos inaugurando, también, en la Facultad de Ciencias Naturales, en la Ciudad de La Plata, dos plantas, más de 1.600 metros cuadrados; la ampliación y refacción del Hospital Odontológico, dependiente de la Facultad de Odontología, de la Universidad Nacional de La Plata, es el hospital odontológico más grande de la República Argentina, que atiende – gratuitamente – a más de 1.500 argentinos por día, en sus consultorios. (APLAUSOS).
Además, estos convenios que estamos firmando para instalar centro y biblioteca, allí en Montevideo y Lavalle, en la Ciudad de Buenos Aires y también llevando a cabo la ejecución de cinco acuerdos, de cinco universidad argentinas: una privada y cuatro estatales con cinco universidades alemanas, a través de una cuerdo – que firmamos con la canciller Ángela Merkel – y que comenzó con la visita de Néstor Kirchner, al Instituto Max Planck, en Berlín, cuando Daniel Filmus era ministro de Educación de la República Argentina y que recuerdo que a los científicos de la Max Planck les llamó la atención que un Presidente quisiera conocer un instituto de ciencia. Porque cuando él llegó le dijeron: “es muy raro, los presidentes no les interesa la ciencia”. Y no es que nosotros tengamos un espíritu investigativo, es que sabemos que somos y necesitamos a la ciencia para aplicarla al desarrollo industrial.
No va a haber mejor y más desarrollo industrial si no unificamos nuestras universidades con nuestros empresarios, con nuestros productores para lograr mayor valor agregado. Esta es también la gran transformación de la década. (APLAUSOS). Lo que recién, Claudio Fernández, a quien repatriamos, junto a su familia de Alemania; lo conocí cuando aquí, en Rosario, cerquita, poníamos en marcha las nuevas instalaciones del Instituto de Biología Molecular, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario, que era un edificio viejo, que cuando llovía, los investigadores debían calzarse botas de gomas para poder ingresar. Hicimos un instituto nuevo, y hoy estamos haciendo un aporte de 5 millones de pesos, para comprar un espectrómetro nuclear digital, absolutamente de última generación, que permite seguir profundizando y constituye, hoy, a Rosario en la más importante plataforma en materia de biología molecular y es un gran orgullo. (APLAUSOS).
Todo lo que estamos haciendo, a través de tres ministerios, en todo lo que hace al desarrollo universitario: el ministerio de Planificación, que es el que desarrolla toda la infraestructura, los nuevos laboratorios, las nuevas facultades, los nuevos espacios refaccionados, como el Hospital Odontológico; el ministerio de Educación, que hace el aporte desde la Secretaría de Políticas Universitarias, que conduce tan bien Martín Gil; el ministerio de Ciencia y Tecnología, a través de la conducción de Lino Barañao; la actividad planificada y articulada del Estado, junto también con el ministerio de Industria .- a través del INTI, que es el que desarrolla toda la parte de investigación y validación tecnológica – es en definitiva un país el que hemos puesto en marcha desarrollando todas sus potencialidades; los que invierten, los empresarios, la parte privada que, como hoy, están haciendo esta inversión de 63 millones de dólares, que hemos visto recién y que hemos pulsado el botón para tener más y mejores aceros. También está la colada continúa, que me han prometido que para enero la vamos a tener. (APLAUSOS). No me voy de vacaciones, me quedo acá para inaugurar esa bendita colada continúa, que nos va a permitir aumenta la producción de acero.
Porque lo comentábamos recién con el ingeniero Rocca y lo comentaba, además, el otro día, en lo que yo imagino, veo y pienso va a ser la nueva configuración o re-configuración del mundo, que nos obliga a nosotros a prepararnos para los tiempos que vienen. Porque se viene – tal vez – una nueva división internacional del trabajo y tal vez quieran asignarnos a nosotros, a la América del Sur, a la organización latinoamericana, a la América del Sur, fundamentalmente – gran productora de energía, de alimentos, de comodities- de vuelta a la reprimarización de nuestras exportaciones. Y esto es lo que no debemos permitir. Pero esto no se impide únicamente con palabras y discursos, sino con políticas públicas destinadas a profundizar en la inversión tecnológica de tal manera que tengan que recurrir a nosotros porque tenemos mejor desarrollo tecnológico y tenemos mejores recursos humanos para poder producir esa renovación tecnológica. (APLAUSOS).Y la verdad que me siento muy orgullosa.
El otro día repasaba números… para que se entienda de lo qué estamos hablando y de lo que pasa también en la región, y cómo tenemos que integrarnos y complementarnos y se entienda algunas ventajas competitivas que tenemos, aquí, en la Argentina. Comparábamos – y hoy lo venía comentando en la Van, cuando veníamos en el helicóptero – la Argentina, por ejemplo, tiene 3,8 médicos cada 1.000 habitantes, solamente Cuba nos supera; los otros países tienen entre 1,7 y 1,8. Eso es que de grandes economías que ni siquiera tienen un médico por pueblo. Todo esto y así lo podemos reproducir en todas y cada una de las áreas.
No es casualidad, lo he dicho en infinidad de oportunidades, que tengamos tres premios Nobel en ciencias duras. Y, precisamente, esto debe ser el aliciente y el orgullo que tenemos que tener los argentinos, pero no para conformarnos con lo que hemos logrado, sino para ir por mucho más.
Necesitamos mayor valor agregado, necesitamos más ciencia, más tecnología, más producción, más industria. Porque esto es lo que produjo millones de trabajos nuevos que no existían en el año 2003 en la República Argentina y que lo hemos hecho con el esfuerzo de lo público y lo privado y, también, la competitividad argentina. La competitividad que tenemos que lograr por producir más y mejor, por ser más capaces en lo tecnológico, competitividad que también el Estado nacional asegura.
Me siento orgullosa de decir que pertenezco a un gobierno que lleva diez años de ejercicio sin aumentar un solo impuesto ni crear un solo nuevo impuesto. Pocos gobiernos, pocos gobierno. Y aquí hay muchos industriales, acá hay muchos industriales, acá hay muchos empresarios, acá también hay hombres de las finanzas, acá también hay trabajadores.
Todavía recordamos cuando se crearon tablitas para descontar salarios; todavía recordamos ahorros forzosos; todavía recordamos cuando se quedaron con los ahorros de los argentinos o cuando querían crear nuevos impuestos.
Este Gobierno, ha ayudado a la competitividad argentina con la virtualidad y con la virtuosidad de la producción y del trabajo. No hemos creado ni hemos gravado…no hemos creado impuestos.
Y tenemos que lograr, amigos, que todos los gobernantes en todos los niveles, provinciales y municipales, comprendan que la competitividad también tiene que ser esto. No puede ser que cuando alguien requiera más recursos, bueno, cree un nuevo impuesto, una nueva tasa, una nueva cosa y, entonces, tengamos finalmente, afectada la economía.
Y también, un Gobierno que ha subsidiado y va a seguir subsidiando, como no lo ha hace ningún otro gobierno en la región, energía y transporte, porque tampoco podemos ignorar que todo esto ha contribuido a la competitividad de los argentinos.
Cuando algunos…Me acuerdo que una vez mantuve una reunión, no importa, en un país vecino y había industriales que invierten mucho en la República Argentina de distintas actividades, y uno de ellos decía: “Bueno, pero el tema de los salarios…” y otro decía: “Bueno, pero el tema del transporte” y, entonces, yo los uní a los dos y le digo: “Usted me pide que aumente el transporte y usted se queja de que le piden aumento de salario. ¿Sabe qué pasa? Si yo aumento el transporte, a ustedes les va a ir a pedir inmediatamente aumento de salarios, porque la macroeconomía de un país es eso, es el equilibrio permanente entre todos los intereses, de los trabajadores, de los empresarios para que funcione la máquina”.
Porque esto es una máquina, es un mecanismo de relojería y todos tenemos que estar atentos de que no se desacomode ninguna pieza para que el reloj siga dando la hora. No solamente a un empresario o a un sector, que todos puedan tener hora en su reloj, los 40 millones de argentinos. De esto se trata conducir un país, gestionar un país.
Y también, la infraestructura. Lo charlábamos recién cuando veníamos con Jorge Obeid desde Rosario que me estaba esperando, la terrible inversión que ha significado con más de 3.000 millones de dólares en la provincia de Santa Fe, en todo el sector de Rosario, que se ha hecho merced, precisamente, a estas políticas de incentivo y totalmente diferenciadas.
Y si a esto le agregamos todo esto que acabamos de ver en las universidades, todos miran televisión, todos escuchan gurúes y economistas que durante mucho tiempo nos dijeron que los modelos eran otros países y de repente nos enteramos que miles de jóvenes salen a la calle a pedir educación pública y gratuita porque si no, hipotecan sus vidas y no pueden estudiar. Y en este país, la educación universitaria pública, es gratuita desde 1949. No es casualidad que tengamos médicos, que tengamos ingenieros, que tengamos la capacitación que no se tiene en otros lugares de nuestra región. Esto también tiene que ser profundizado y tiene que se entendido.
Pero también es bueno saber porqué hoy pueden ir a la universidad. No basta con tener un edificio universitario para que los pibes vayan a la universidad. Para que los pibes vayan a la universidad, primero, hay que diversificar las ofertas de manera tal que si vos vivís en Jujuy, en Misiones, en Chubut, en La Pampa no tengas que venir, como teníamos que hacer en mí época, a La Plata, a Córdoba o a Buenos Aires a estudiar porque eran muy pocas las universidades. Por eso hoy tenemos 48 universidades nacionales, por eso durante nuestro Gobierno se crearon 9 universidades.
Pero para que además puedas ir a la universidad, no solamente tenés que tener una universidad que tengan acceso si sos el hijo de un trabajador cerca de tu casa. Primero, tenés que tener una casa donde haya trabajo, una casa donde tu viejo, por lo menos, tenga trabajo o vos consigas trabajo y puedas trabajar y estudiar o tener una beca como las que damos del Bicentenario para que puedan estudiar porque todo es un clima.
Entonces, como verán, se trata, no de cosas que parecieran piezas de un rompecabezas aislado, se trata simplemente, concebir al país como un todo y, entonces, industria, finanzas, ciencia, comercio, trabajadores, estudiantes, producción en el campo, funcionando mancomunadamente y contribuyendo a un modelo de país que cada vez agrega mayor valor a su producción.
Ese es el desafío que tenemos. Eso es lo que tenemos que seguir profundizando. Porque si no hacemos eso, primero, serán los puestos de trabajo que construimos; luego, los beneficios que se lograron en estos años, pero, finalmente, luego, terminan también viniendo por los pequeños y medianos empresarios que durante muchísimo tiempo no tuvieron ninguna oportunidad.
Y también, para que nadie se olvide y más allá de los prejuicios, también mantener toda una infraestructura que ha permitido y también una administración, una flotación administrada de nuestro tipo de cambio que ha permitido que la producción agropecuaria también se convierta en algo valioso y no se rematen los campos como sucedía allá en el año 2003 porque no se podían pagar las hipotecas de los productores en el Banco Nación. Todo esto lo saben todos los argentinos, todos los argentinos, no estoy cotando historias de hace 200 años; estoy contando historias de hace apenas 10 años.
Que tenemos errores, muchos; que tenemos equivocaciones, muchas. Pero, ¿saben por qué? Porque no andamos trabajando de comentaristas en los programas de televisión o en los diarios, sino porque trabajamos los 365 días del año, recorriendo el país de punta a punta, localidad por localidad, provincia por provincia, reconociendo las necesidades de todas y cada una de las regiones del país para construir un país más justo, más equitativo, más solidario y que sea para los 40 millones y no solo para unos pocos.
Muchas gracias, mucha suerte y sigamos adelante con todo, por todo y junto a todos.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Necesitamos más valor agregado, más ciencia y más tecnología”, afirmó la Presidenta

17jul13 ramallo 150713sannicolas01
Lunes, 15 de Julio de 2013
“Necesitamos más valor agregado, más ciencia y más tecnología”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández inauguró esta tarde en Ramallo la nueva estación de desgasificado al vacío de la empresa Ternium Siderar, que requirió una inversión de 63 millones de dólares. Asimismo, inauguró instalaciones universitarias en La Plata, Quilmes y la ciudad de Buenos Aires. La Jefa de Estado defendió el proceso de reindustrialización y afirmó que se seguirán adoptando políticas públicas para no volver a “reprimarizar” la economía.
La presidenta Cristina Fernández aseguró que “hoy es un gran día, en lo personal y en lo institucional”. En ese sentido, agradeció “todas las muestras de afecto y cariño” por el nacimiento de su primer nieto. Asimismo, agradeció “en lo institucional” por la inauguración de una nueva planta, en lo que denominó el “proceso de reindustrialización” de la Argentina.
Destacó las figuras del general Savio y de Agostino Rocca, quienes tuvieron “un rol muy importante en materia de industrialización”. “Si hay un gobierno que ha hecho de la industrialización uno de los ejes importantes, fue el nuestro”, afirmó.
La Jefa de Estado aseguró que la inauguración de la nueva planta “permite tener un acero mejor para la industria automotriz y la línea blanca, que ha crecido a niveles exponenciales”. “Nos permite sustituir importaciones, agregar puestos de trabajo, tener mejorar salarios”, enfatizó. Y adelantó que estará en enero para la inauguración de la “colada continua” de acero.
Políticas públicas para no reprimarizar la economía
La Presidenta afirmo que en lo que va a ser “la nueva reconfiguración del mundo nos obliga a nosotros a prepararnos para los tiempos que vienen”. Aseguró que desde las naciones mas poderosos se buscará que América Latina entre en una “reprimarización” de sus exportaciones, que es lo que se debe impedir.
Pero alertó que dicha situación no se impide solamente con discursos, sino que “se impide con políticas públicas”, que hagan hincapié en el desarrollo tecnológico, para tener mayor valor agregado.
La Jefa de Estado destacó algunas “ventajas competitivas” de la Argentina, como el hecho de tener “3,8 médicos cada mil habitantes”, solamente superada por Cuba. Sostuvo, asimismo, que “no es casualidad que tengamos 3 premios Nobel en ciencias duras”.
La Primera Mandataria indicó que esta situación ventajosa “debe ser el aliciente que tengamos los argentinos para ir por mucho mas”. “Necesitamos mucho valor agregado, mas ciencia, mas tecnología, mas producción, porque esto es lo que produjo millones de puestos de trabajo más, que no existían en 2003”, remarcó.
Cristina Fernández aseguró que se debe incentivar “la competitividad argentina, tenemos que lograr producir más y mejor”. “Me siento orgullosa de decir que pertenezco a un gobierno, que lleva diez años sin aumentar un solo impuesto ni crear un solo nuevo impuesto”, expresó.
En ese sentido, recordó “cuando se crearon tablitas para descontar salarios, cuando se hicieron ahorros forzosos o cuando se quería crear nuevos impuestos”. Y remarcó que “este gobierno ha ayudado a la producción argentina con la virtuosidad del trabajo”.
“Tenemos que lograr que todos los gobernantes en todos los niveles, comprendan que la competitividad tenga que ser esto. No puede ser que cuando alguien necesite mas recursos, crean un impuesto”, afirmó. Al tiempo que sostuvo que el suyo es un “gobierno que va a seguir subsidiando como no lo hace nadie en la región, energía y transporte, porque no podemos negar que esto ha colaborado a la competitividad de los argentinos”.
Para la Presidenta, “la macroeconomía de un país es el equilibrio permanente de todos los intereses para que funcione la máquina, que es un mecanismo de relojería; y tenemos que estar atentos para que el reloj siga dando la hora”. “De eso se trata conducir un país, gestionar un país”, afirmó la Presidenta.
Profundizar la inserción educativa
En otro orden, la Jefa de Estado recalcó que “en este país la educación universitaria es pública y gratuita desde 1949, y esto también tiene que ser profundizado y entendido”. En ese sentido, señaló que para que los jóvenes asistan a la universidad “no basta con tener un edificio universitario”, sino que “hay que diversificar la oferta” de lugares para estudiar, y los estudiantes deben tener hogares con trabajo y beneficios sociales.
Cristina Fernández aseguró que es necesario profundizar el modelo económico en marcha y seguir agregando valor a los productos primarios. “Si no hacemos eso, se caerán primero los miles de puestos de trabajo creados en los últimos años, luego los beneficios obtenidos por los trabajadores y finalmente los pequeños y medianos empresarios que durante muchísimo tiempo no tuvieron ninguna oportunidad”, expresó.
“No estamos trabajando de comentaristas en los programas de televisión, sino que estamos trabajando los 365 días del año por un país mas justo, más equitativo, más solidario y que no sea para unos pocos”, concluyó la Mandataria.
La Presidenta estuvo acompañada durante el acto por el vicepresidente, Amado Boudou, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, presidente de Ternium Siderar, Paolo Rocca, la ministra de Industria Débora Giorgi y el secretario de Política Económica, Axel Kicilloff.
Videoconferencias
Además a través del sistema de videoconferencia, Cristina Fernández, tomó contacto con la localidad de Quilmes, donde inauguró laboratorios de investigación para la Universidad local junto al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao; el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez; y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, entre otros, que estuvieron presentes en el lugar.
Los laboratorios tienen como finalidad la transferencia tecnológica para la sociedad, e insumieron una inversión de más de 4 millones de pesos por parte del Estado nacional. Concretamente, se abocarán a la fabricación de una vacuna contra el cáncer de pulmón, que se realizará con la colaboración de científicos cubanos y con el aporte de empresas privadas. “Es un apoyo más a todo lo que estamos realizando en materia de transferencia de tecnología”, expresó la Mandataria al respecto.
Luego, la Jefa de Estado tomó contacto con la ciudad de La Plata, donde se procedió a la inauguración de laboratorios en la Facultad de Ciencias Naturales y la refacción y ampliación de la infraestructura del Hospital Odontológico de la UNLP, obras que se realizaron con aportes del Gobierno nacional. En este último instituto, destacó la Presidenta, “atiende gratuitamente a mas de 1500 argentinos por día en sus consultorios”.
Finalmente, la Presidenta tomó contacto con la Universidad de Buenos Aires, donde se firmaron convenios con el Centro Interuniversitario Nacional para la educación de libros a través de la Red de Editoriales Universitarias, y se anunció la entrega de un subsidio de 5 millones de pesos para que el Instituto de Biología Molecular de Rosario pueda adquirir un nuevo espectómetro de resonancia magnética. “Esto constituye a Rosario en la más importante plataforma en materia de biología molecular”, expresó Cristina Fernández.
También allí, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, destacó la importancia de los acuerdos de cooperación científica firmados entre cinco universidades argentinas y cinco universidades alemanas.
Sobre todas estas novedades, la Jefa de Estado sostuvo que “la industria necesita hoy más que nunca, en el Siglo XXI, de la investigación, la ciencia y la tecnología”. “Necesitamos a la ciencia para aplicarla al desarrollo industrial, porque no va a haber desarrollo industrial si no unificamos a nuestras universidades con los productores para lograr mayor valor agregado, esa es la gran transformación de la década”, aseveró. Y también remarcó la articulación de acciones entre los ministerios de Planificación Federal, Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva e Industria para mejorar las potencialidades del país.

ARGENTINA Acto en la provincia de Santa Cruz: palabras de la Presidenta de la Nación

Acto en la provincia de Santa Cruz: palabras de la Presidenta de la Nación
Muchas gracias, muchas gracias a todos…Por favor, no pongamos nerviosos a nadie que ya les dije que no soy eterna, así que, que se queden todos tranquilos, tranquilos, tranqui, tranqui. La verdad que, bueno, muchas gracias por estar aquí.
Señor Vicegobernador de la provincia de Santa Cruz, señor Intendente de la querida ciudad de Río Gallegos; primer vicepresidente de la Legislatura, yo también fui vicepresidenta de la Legislatura y candidato al pueblo, Mauricio, querido compañero, muchas gracias por estar acá.
La verdad que estar acá me remueve a muchísimos recuerdos. Primero, esa consigna que cantan del Frente, que algunos deben pensar, en el Gobierno nacional que es del Frente Nacional pero no, es del Frente para La Victoria Santacruceño que nació acá en la Provincia.
Nació acá en la Provincia –es increíble la historia– en 1989, ahí fue su bautismo de fuego en las elecciones del 89 y me tocó… así se llamaba, Frente para la Victoria Santacruceña, me tocó encabezar la lista de diputados provinciales en aquella oportunidad y también en 1989 cuando Néstor era intendente, cuando el país se caía en medio de la hiperinflación, cuando no se pagaban sueldos, cuando también la provincia se desmoronaba, nosotros desde la Intendencia construíamos por administración este gimnasio “17 de Octubre” en el que hoy estamos para que se entere todo el país.
Es increíble, este gimnasio que lo construimos por administración con los trabajadores municipales y con la hormigonera que habíamos comprado. Yo le rompí para que la comprara porque él al principio no quería “y comprarla, comprarla, comprarla que vamos a poder hacer…”. E hicimos este gimnasio, otros dos gimnasios municipales más, veredas, playones deportivos, nos cansamos de pavimentar calles.
Me acuerdo que después, durante otra gestión, que no fue la nuestra ni de nuestro movimiento, se quemó el gimnasio y también lo tuvimos que volver a hacer desde el Gobierno nacional después porque tampoco lo habían podido reconstruir. ¡Qué increíble eh, ¿no?, qué increíble, qué increíble que era ese tipo, por Dios! Construía y no paraba de construir. Hizo…
No, no, no, para todos los que lo miran por TV, para todos. Todos es mucho más importante que uno, olvídense. Dediquémonos a contar las cosas que queremos hacer nosotros, las que hicimos nosotros, porque si en algún lugar hicimos, fue en esta querida y bendita provincia de Santa Cruz.
Uno la recorre, la camina y, bueno, este gimnasio “17 de Octubre” hecho por él cuando apenas era intendente y cuando ni soñábamos con que algún día llegara a ser Presidente de la Republica. Yo no sé si él no lo soñaba en el fondo, porque siempre que se le puso algo en la cabeza, lo logró. Le costó mucho. Pero, bueno, quedó en la historia, que es lo importante por lo cual todos los militantes participamos en política.
Y estar en estos momentos en este gimnasio “17 de octubre” es para mi algo muy importante.
Quiero antes de olvidarme, porque les entregué a varios clubes muy conocidos de acá, de Río Gallegos, que sé que acá están faltando, porque hicimos la reconstrucción, pero también se habían quemado los tableros y los aros de básquet. Bueno, los estamos haciendo y, en poco tiempo mas, el gimnasio va a volver a contar también con sus dos arcos –burra, burra, burra en materia de deportes y de basket, lo reconozco– y hoy estamos inaugurando importantísimas obras también aquí en Santa Cruz.
Estamos inaugurando parte de la Ruta Nacional Nº 40, 73 kilómetros por más de 200 millones de pesos de Vialidad Nacional, de esa emblemática Ruta 40 que, cuando Néstor llegó a la Gobernación, en el único lugar, en la única provincia de las 11 que atraviesa, en el único lugar donde no había ni medio kilómetro construido de Ruta 40, era aquí en Santa Cruz. Y los primeros kilómetros de esa Ruta 40, no los empezó a construir como presidente, los empezó a construir como gobernador para unir Río Turbio al resto de la provincia que se encontraba totalmente aislada.
También, estaba escuchando recién con orgullo, cuando escuchaba a Héctor, el poblador allí de Capitán Sarmiento, el productor avícola que contaba lo que significaba el camino de circunvalación, lo importante que era y que iba a significar que los camiones no ingresaran al pueblo de Capitán Sarmiento y que directamente continuaran por su ruta.
Hoy también estamos inaugurando el acceso para camiones entre Guaraique y Punta Loyola y también el puente sobre el Río Chico que ha quedado nuevo en una obra muy emblemática para nuestra ciudad y también, si se me permite, se me viene a la memoria la primera vez que llegué a Río Gallegos, a conocer a la familia de él, estábamos de novios, ya habíamos decidido casarnos porque duramos poquito de novios, 6 meses nada mas, y, bueno, y me trajo en el 75 a conocer a su familia y me acuerdo lo que era ese acceso de la Ruta 3. La Ruta 3 no era esto que ven ahora, era una calle, el tamaño era el de una calle, no había ningún distribuidor de tránsito en ninguna parte. Uno llegaba de la Ruta 3 y tenía que parar en un semáforo que estaba en la San Martín, vos te debes acordar, Raúl, vos Mauricio eras muy chico seguro, pero eras muy chico, eras muy chico, no, vos viniste ya en la época de las vacas gordas como todos los que nacieron de tu edad, llegaron cuando ya habíamos construido y ahora tenemos que pasarles la posta porque ya estamos viejos y cansados y otros tienen que seguir, más jóvenes, con más ímpetus haciendo las cosas que Santa Cruz y el país necesitan.
Y recordaba cuando inaugurábamos y venía hoy por la doble vía, que ya está completada hasta Guaraique y que no la hemos podido inaugurar porque falta pintarla y por el tiempo no se puede hacer, y me acuerdo que uno llegaba y tenía que estar no menos de cuatro o cinco minutos parada frente a ese bendito semáforo en San Martín y Ruta 3 para poder acceder.
Y cuando hoy veo esa doble vía, las rotondas, los puentes, en fin, esa transformación total que operamos a lo largo y a lo ancho del país, a lo largo y a lo ancho de la provincia y también acá en Rio Gallegos, digo: ¡Dios mío! Nunca soñé, sinceramente, nunca soñamos con tener el inmenso honor, porque hacer las cosas no es un orgullo, es un honor, si uno no fuera argentino porque lo está haciendo para el resto de sus compatriotas, para el resto de sus vecinos, para el resto de sus coprovincianos.
Inaugurar también hoy este desvío de tránsito pesado para que los camiones no entren más a Río Gallegos, lo que tienen que ir para Chile o para Tierra del Fuego y sigan su ruta por la ruta nacional ya pasen por el Río Chico. Y bueno, estamos muy pero muy contentos de todo esto.
Y quiero decirles a todos, también, esta inauguración de las TDA, en Río Turbio y en San Julián, ya lo tiene Piedra Buena, ya lo tiene Río Gallegos, Deseado, bueno, acá me están dictando, está muy bien. Estamos entregando los decodificadores; la obra que hemos hecho de viviendas, 86 viviendas ahí en Pocitos, San Juan, junto a Caritas, también obras en Coronel Vidal y Mar Chiquita, el distribuidor del pollero, como le digo yo, la escuela técnica, la ampliación de la escuela técnica.
Escuela técnica que mientras se cerraban todas en el país, Néstor no solo la mantuvo abierta, sino que la hizo grande y mejor aquí en Santa Cruz. Jamás en Santa Cruz se cerraron las escuelas técnicas, no solamente no se cerraron, sino que, lo recuerdo como si fuera hoy, la inauguración, la vieja escuela técnica, esa que estaba frente a la Gobernación, que era una casa vieja prácticamente.
Mirá ahí una vecina se acuerda, la Industrial 4 que estaba justo frente a la Gobernación y que era una casa vieja, literalmente, era una casa vieja hecha escuela y que nosotros la hicimos nueva en la esquina contraria –ayudame- de Piedra Buena y Mitre. Bueno, estoy con 60 años y me olvido todavía eso de las calles y esas cosas. Por eso es la hora de los jóvenes.
Bueno, nada, estaba recordando tantas cosas, cuando venia al gimnasio, cuando los vecinos me saludaban, todo esto que hicimos, porque cada una de las cosas que emprendimos en el 87, cuando le tocó ser intendente, en el 91 cuando le tocó ser gobernador, en el 2003 cuando le tocó ser presidente, siempre en medio de severas crisis nacionales, de hiperinflación, de desempleo, de angustias, de zozobra para millones de argentinos y también para nosotros los santacruceños. Y, sin embargo, ahí íbamos, porque éramos un conjunto, además, logramos construir un colectivo identitario, un colectivo de identidad, acá en Santa Cruz que supo saltar las barreras ideológicas y partidarias para reconocernos, antes que nada, santacruceños. Ese fue el secreto: el sentirnos primero antes que nada, santacruceños y es el secreto también de lo nacional, sentirnos argentinos antes que nada.
Él supo hacerlo, supimos hacerlo. Será que, bueno, a mí me tocó venir de padre radical y madre peronista y entonces… Y medio fanáticos los dos, mi viejo era medio antiperonista, gorila allá, vamos a decir la verdad, y mi mamá peronista. ¿Pero sabés qué aprendí de eso? Que hay que sacar lo mejor de cada uno y ponerlo en beneficio de la comunidad. Ese fue el secreto y esa fue la razón de construir el Frente para la Victoria Santacruceño. ¿Saben por qué? Porque nadie se ocupaba de nosotros si no nos ocupábamos nosotros mismos.
Y la verdad que cuando ese santacruceño y esta santacruceña de adopción tuvimos la oportunidad de conducir los destinos de la República, yo creo que lo mismo, exactamente lo mismo que pensamos y ejecutamos aquí en Santa Cruz, miles de viviendas, hospitales, nuestro modelo de salud es o era, mejor dicho, un modelo de salud pública. Néstor Kirchner se atendía en el hospital público de Santa Cruz siendo gobernador porque podía hacerlo, porque era mucho mejor que la medicina privada. La salud pública no era el piso de la salud, era el techo de la salud en Santa Cruz. Va a volver a ser, porque lo vamos a volver a lograr como lo hicimos una y otra vez, va a volver a ser.
Si algo nos caracteriza…Ahí veo a los chicos de San Juan con calor y transpirando la gota gorda y nosotros transpiramos acá con el viento y estamos… pero nos da fuerzas, nos moldea. Yo siempre les explicaba a mis compañeros cuando me decían por qué por allí peleaba tanto y qué se yo. Y porque como somos poquitos, si no peleamos, nadie nos escucha y no daba bolilla. Por eso los santacruceños a veces, somos así. Pero no es de malos, al contrario, todo el mundo que llega a Santa cruz tiene la mano tendida; le hemos tendido la mano a miles y miles que en otra hora no tenían oportunidades en sus provincias y vinieron aquí y nunca hicimos distinciones.
Por eso, siempre tuvimos la mano abierta y el corazón abierto. Bueno, yo, también vine, me trajo el amor, a mi no me trajo, digamos, lo que los trajo a otros que fueron las posibilidades de trabajo, de vivir mejor. A mi me trajo el amor.
¡Pero qué cosa más maravillosa, llegar por amor o para que te den y puedas conseguir un buen trabajo y una buena casa! Y eso, creo que es lo que hicimos a lo largo y a lo ancho del país.
Cuando el otro día me tocó estar en Tucumán, en la querida provincia de Tucumán inaugurando un hospital para maternidad, que dicho sea de paso, vamos a hacer una maternidad. Aquí tenemos que hacer un hospital maternal también, aquí, en Río Gallegos, tenemos que hacerlo. Lo vamos a hacer cuando haya capacidades para administrar la provincia y no tirar la plata al cohete, porque la verdad que algunas cosas te duelen, ¿no?, por todo el sacrificio y por todo lo que hiciste y por todo lo que dejaste en el camino. Fueron muchos años acá, fueron doce en la Gobernación, cuatro, 16 años donde la familia quedaba siempre en segundo plano, donde siempre estaba primero el trabajo, la organización, el compromiso.
Y yo decía que… Cuando el otro día visitaba Tucumán y me mostraba orgulloso el Gobernador, el ministro de Salud el hospital que habíamos hecho, que habíamos hecho también nosotros, obviamente la Nación, y me decía “mirá que moderno que es, con patios en el medio y demás”, era en pequeño, Luis Buonomo, era en pequeño nuestro hospital de Río Gallegos y yo le decía a Juan Mansur, orgulloso, “es lo más moderno en materia de construcción”. Y yo lo mire y le dije “Juan, uno igual y más grande lo hicimos en Río Gallegos, nosotros solitos en la provincia en 1995, cuando el mundo y el país y la Nación no aportaba nada. Lo hicimos con el esfuerzo de los santacruceños, con los ahorros de los santacruceños, cuando la salud pública era modelo y dejamos 14 hospitales funcionando a pleno en cada una de las localidades. Me acuerdo de acá inauguración, me acuerdo cada hecho, me acuerdo a Alicia recorriendo todos los hospitales, poniendo cortinitas pero poniendo médicos, poniendo enfermeras, gasas, aparatos y todo lo que es necesario para una buena salud. Me acuerdo sin dormir casi, recorriendo la provincia; me acuerdo cuando inauguramos el hospital inconcluso, ¿te acordás, Turco, de Río Turbio?, que estaba abandonado, que era un hospital abandonado, era casi un elefante blanco, nadie creía que podíamos ser capaces de reconstruir a nuevo ese hospital que nunca había sido inaugurado y lo dejamos impecable. Y así fuimos, hospital por hospital de la provincia construyendo un sistema de salud con residentes, con médicos full time. El Hospital de Río Gallegos, modelo, llegó a tener residentes, estudiantes.
Yo creo… tantas cosas, las escuelas. El otro día, cuando venia a la Universidad Tecnológica, donde estamos construyendo ya la segunda etapa o cuando inaugurábamos el Laboratorio Forense frente a la moderna escuela 15, que era muy vieja también y que también la hicimos a nuevo con su gimnasio, las escuelas, las rutas, el aeropuerto de Calafate, el puerto de Caleta Olivia, que era un mito el puerto de Caleta Olivia y pronto, muy pronto, el gran sueño de los santacruceños: las represas sobre el Río Santa Cruz para definitivamente dar el salto que Santa Cruz, necesita. También el tendido de la electrificación, estamos ya casi terminando la electrificación de esta Santa Cruz y de esta Patagonia que estaba aislada, el sistema eléctrico llegaba apenas a Choele-Choel, allá en la puntita de Río Negro, donde casi Río Negro se junta con la provincia de Buenos Aires, y de Choele-Choel, primero a Puerto Madryn y después de Puerto Madryn a Pico Truncado y ahora de Pico Truncado hasta La Esperanza, Río Turbio, Calafate y Río Gallegos; la segunda ampliación de Caleta Olivia, del puerto.
Todos los elementos de salud que estamos entregando hoy a las municipalidades y todo este recorrido que estamos haciendo con las unidades móviles medicinales por toda la provincia para que mis coprovincianos tengan salud.
Porque lo que más me duele, no es solamente el hecho de que se haya caído tanto lo que tanto nos costó construir, sino que no tengan la misma oportunidad todos los santacruceños de tener la misma calidad de salud que significaba tener un sistema publico igualitario. ¿Por qué esto es lo importante de un sistema publico? No es lo verificado, es que todos, tengan o no tengan posibilidades, tengan frente a desgracias el flagelo de la enfermedad de ser iguales. Es cierto que nadie es igual a nadie, pero cuando estás enfermo, el Estado tiene el deber de garantizarte que todos sean iguales en recibir la misma atención de la salud, porque ahí estás indefenso, porque ahí estás solo frente a la adversidad.
Por eso, tantas cosas y por eso que hoy tenemos que tener alegría, tenemos que elegir las cortinitas también que eran divinas todas, si, porque ¿sabés qué pasa? Es la dignidad también. Porque eso es como decía Evita: cuando los ricos hacían cosas para los pobres, las hacían con poquitas cosas, y como si no esperaran cosas. Nosotros nunca creímos en eso; nosotros siempre hicimos las cosas para todos, para que todos tuvieran los mismos derechos y las mismas comodidades y también que cada uno se sintiera que estaba en el mejor lugar que podía estar.
Eso es parte de la dignidad, eso es parte también de una forma de entender la política y, fundamentalmente, la gestión pública, como una inmensa vocación de servicio y también, porque no hay que ser hipócritas, como una inmensa vocación de trascender.
Él tenía un objetivo en la vida: que cuando se acordaran de él, se acordaran porque había hecho algo por sus semejantes. Cuando era intendente y recorríamos todas las noches la ciudad, vos te debes acordar, Liliana, por distintas circunstancias, a él le gustaba salir a la noche después de cenar cuando era Intendente a recorrer la ciudad para ver que faltaba, adónde había un bache, que una bombita, que esto, que el otro, que de aquí, que de allá. Y, cuando era gobernador, hacía lo mismo con toda la provincia y después, hizo lo mismo de Presidente. No paraba, no paraba porque para él la gestión, para él hacer, era el motivo fundamental de estar sentado en un sillón de gobernante, no había otra razón y la trascendencia de la historia.
Y cuando yo por ahí también con Máximo, que por ahí lo llevaba en auto a mirar las cosas le decía “ves, mirá, cuando seas grande y tengas un hijo, vas a pasar por el hospital y vas a poder decirle a tu hijo, ’esto lo construyó tu abuelo’”. Él no va a conocer al nieto, pero el nieto lo va a conocer a él a través de cada una de las obras que dejó en esta bendita y querida provincia y que dejó en el país. Y el orgullo más grande que puede tener un argentino, que puede tener alguien es, precisamente, reconocerse en las cosas que hizo uno. Nos pasa a todos, a cada uno de ustedes. Cómo no les pase con sus hijos cuando le dejaron el estudio, la posibilidad de estudiar, la posibilidad de una casa, la posibilidad de un futuro. Eso siente un buen gobernante cuando deja cosas para que los demás tengan posibilidades y oportunidades. Es el mimo orgullo, el mismo sacrificio que hace un padre para que sus hijos tengan cosas que los hagan progresar en el futuro en la misma visión que tiene que tener cada gobernante para dejarle cosas a su localidad, a su provincia, a su país para que puedan seguir progresando.
Es, en todo caso, una visión de hogar, de familia, de dar, de entender, como digo yo, que lo más importante es el prójimo, que la patria es el otro, como lo decimos constantemente.
Yo creo que, bueno, volver acá siempre me pone nostálgica, es que fue la mitad de mi vida o un poco más, no, fue mi vida y, además, por si esto fuera poco, él aquí para siempre también, en su tierra, en su Sur natal.
Así que, para mí son muchas emociones, muchas alegrías, muchos recuerdos, pero también muchas esperanzas, muchas ilusiones, porque también tengo un compromiso que lo siento con mi propia historia, con la historia de él y con la historiad de muchos de los que hoy están acá y que formaron parte de esa historia. Porque también es bueno reconocerlo, no lo hicimos solos, lo hicimos acompañados por miles y miles de santacruceños que creyeron en esa cruzada, que venían del radicalismo, que eran peronistas, que eran del Movimiento de Integración y Desarrollo, constituimos el primer frente plural y partidario en la Intendencia cuando apenas ganó por 111 votos. Todo le costó un Perú.
Yo a veces me pregunto que hubiera pasado… ¿te acordás Liliana esa noche que creíamos que habíamos perdido la Intendencia? Si, ¿y saben cuándo nos dimos cuenta que habíamos ganado? Cuando Roberto López, que era el candidato de la Unión Cívica Radical vino con el Tony Viqueiras, otro radical histórico a saludarnos al estudio jurídico y a felicitarnos porque Néstor había ganado la Intendencia. Creíamos que la habíamos perdido, bueno, porque debo hacer un mea culpa: yo no había montado bien el centro de cómputos, fue culpa mía. Sí, es una de las cosas que nunca me voy a perdonar, el sufrimiento terrible que tuvimos esa noche.
Pero bueno, 111 votos que cambiaron la historia; 111 votos que cambiaron la historia de nuestra provincia y de el país. Porque sin vanidades, pero tampoco sin falsas humildades o hipocresías, la verdad que no hemos roto el lomo por hacer las cosas que han sucedido en este país: desendeudamiento, generación de millones de puestos de trabajo, millones de jubilados incluidos, niños con sus netbooks…
Anoche, en Tecnópolis, tendrían que haber visto a los pibitos, a los changuitos, a los coyitas de Loma Blanca, de la otra punta del país, allá en la Puna argentina que ahora tienen TDA, netbooks, están conectados, ingresar…
Yo cuando ayer de las manitos de ellos, porque no es que entré yo, me llevaron ellos a mí ahí adentro, cuando me llevaron ahí adentro, sentí como que el futuro es nuestro definitivamente, porque hemos logrado construir una conciencia colectiva en todos los argentinos pero, fundamentalmente, en nuestros niños, en nuestros jóvenes de que las cosas se pueden hacer, de que es posible mejorar, de que es posible que todos tengamos las mismas oportunidades, los mismos derechos, hayamos nacido allá en la Puna, a 4.200 metros de altura o acá, cayéndonos del mapa en Río Gallegos. Esta es la Argentina igualitaria que queremos, esta es la Santa Cruz que vamos a volver a reconstruir porque lo merecen los pioneros, lo merecen los hombres y mujeres que dejaron y tienen sus huesos enterrados en esta provincia, que vinieron cuando no había nada, cuando no había gas, cuando no había luz, cuando se calefaccionaban con mata negra porque ni carbón había. Por eso y en nombre de ellos, vamos a volver a reconstruir a Santa Cruz para todos los santacruceños y para todas las santacruceñas.
Gracias, Santa Cruz, gracias por el afecto, gracias por la memoria y a seguir trabajando y metiendo pata para adelante todos los días, a toda hora y en todas partes como siempre hicimos.
¡Vamos todavía Santa Cruz!
Gracias, muchas Gracias. (APLAUSOS)

Nube de etiquetas