Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Nueva’

ARGENTINA Inauguración de la nueva línea de producción de chocolates Milka: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de la nueva línea de producción de chocolates Milka: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA INAUGURACIÓN DE LA NUEVA LÍNEA DE PRODUCCIÓN DE CHOCOLATES MILKA, EN SAN FERNANDO, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.
Gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; se inventan todos los días una nueva, es increíble, además creación. Bueno, señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor Intendente de San Fernando; señor titular de Kraft Foods Latinomericana; señor titular de Kraft Foods Argentina; ¿algo de Garibaldi? ¿Es descendiente de Giuseppe Garibaldi? Sí es descendiente de Giuseppe Garibaldi, qué tal además; presidente de la UIA, que acá lo diviso; Fernando, que de acá lo diviso; a todos, conocidos, amigos, compañeros, jóvenes trabajadores y trabajadoras de Kraft Foods: la verdad que esta historia… me encantan ahí se pueden ver todas las cajas de chocolate, estamos en el deposito, se ve claramente, porque allá además están las cortinas metálicas por las cuales deben salir los camiones, cargar los camiones. Esta historia comenzó un día que el secretario de Comercio, el inestimable Moreno, que lo tengo en Brasil, con el canciller, me mandó una cajita de Milka y me dijo: “son para usted, se los mandan de Kraft Foods, hecho en la Argentina”.
Yo me había agarrado una moto un día porque había comido el chocolate y había visto made no importa a quién, pero no era argentino. Y yo dije, cómo no podemos hacer esto en Argentina. Y ahí empezamos y la verdad que cuando hoy recorría, primero me mostraron el Mantecol; me mostró uno de los obreros, después, la parte donde cortan y me dice con mucho orgullo – una cosa que me llenó de emoción – era un chico muy joven, a cargo de un cubículo de vidrio, donde el Mantecol se corta y me dice: “toda esta máquina es diseño y ejecutado en la Argentina”. No solamente estaba orgulloso de lo que estaba haciendo y de que era un trabajador, sino que además que la máquina, el fierro que estaba manejando era hecho en la Argentina. Que es lo que yo digo que para nosotros todos los fierros, que intervengan en alimentos más que bienes de capital se convierten prácticamente en insumos porque somos grandes y vamos a seguir siendo cada vez más grandes productores de alimentos.
Por eso quise venir también a darle el puntapié inicial a la línea, la nueva línea de producción que realmente es muy importante, muy compleja, muy grande de las vaquitas violetas, una tropilla de vaquitas violetas, que es la nave insignia de Milka y que realmente me pone muy orgullosa que la estemos haciendo aquí en la Argentina.
Ustedes saben que Kraft Foods es una empresa argentina, de origen y capitales estadounidenses, creo que es la de alimentos número uno, en Estados Unidos, con cosas muy importantes. A mí la que más me gusta es las Oreo, ya te digo, recubiertas de chocolate; las Cerealitas y el Milka… las Cerealistas me encantan. (APLAUSOS). Pero tienen de todo, una línea impresionante y lo que recién decían también sustitución de importaciones, exportación. El orgullo, además, de ser la primera fábrica de Kraft Foods que pueden tener las dos líneas de producción. Adquirieron la licencia de Cadbury, que es inglesa, y Milka que es suiza y están en una misma fábrica, la primera de toda la multinacional en el mundo la tenemos nosotros, donde se hacen las dos líneas producción, y es un orgullo.
También estuvimos – y ahí nos están mirando allá – en Catalent, otra empresa también argentina, de origen estadounidense. Una de las más importante también en materia de lo que hace a los envases de los medicamentos y una visita que les debía de inauguración del laboratorio y el incremento que han hecho de personal y las inversiones. Lo de 3M, que realmente es muy importante, sobre todo porque agrega ciencia y tecnología. Ahí nos mostraban la maqueta de lo que va a ser nueva inversión de 3M, que es muy importante para el resto también de muchos sectores de la industria y lo que más contenta me pone es la inversión en ciencia y tecnología, en valor agregado, algo que nos distingue de otros países de la región y del mundo porque tenemos realmente un recurso humano muy competitivo.
Dow Chemical también otro gigante de insumos difundidos. Ustedes saben insumos difundidos se le dice al acero, se le dice a lo que produce Dow Chemical, todo tipo de plástico, polietilenos básicos. Aluar – por ejemplo – que hace aluminios; Siderar que hace todo lo que es tuberías, esos son insumos difundidos, que atraviesan todos los sectores de todas las industrias. Por eso les hablaba de formadores de precios y realmente son inversiones muy importantes, que abren una oportunidad única para la Argentina, luego de la expropiación del 51 por ciento de las acciones de Repsol, que en realidad no estaba haciendo explotación. No voy a contar una historia que ya la escucharon 20 veces, pero sí para decir que no solamente extraer petróleo o gas, sino todo el desarrollo tecnológico en fierros, en máquinas que se puede hacer a partir de esto y realmente la industria está muy entusiasmada.
Ustedes saben que además nosotros hacemos, en ese sentido, tubos de acero sin costura para el petróleo y todo lo que es tubería también. Y somos líderes en el mundo, a través de una empresa multinacional de origen argentino. Ya estamos consiguiendo la arena, porque me habían dicho que teníamos que importar arena también para hacerlo acá, en la República Argentina y estamos apostando mucho a un gran desarrollo de todo lo que va a ser proveedores del shale gas, que como ustedes saben, somos la tercera reserva en el mundo. Y nos pone muy contentos también otra empresa de origen estadounidense.
Hoy estamos en un día muy very american, diríamos ¿no? Pero fíjense yo quiero que muchas veces cuando se habla, para que vean cómo impacta y cómo impacta correctamente no solamente en nuestro país el proceso de industrialización, sino que también impacta en los países desarrollados capaces de proveer la tecnología que nosotros no tenemos.
Quiero contarles algo del comercio bilateral entre Estados Unidos y Argentina: en el año 2003, cuando Néstor empezó como Presidente de la República Argentina, en el intercambio comercial entre Estados Unidos y nosotros nos daba un superávit, nosotros teníamos superávit. Nos estábamos cayendo a pedazos pero teníamos superávit comercial. El superávit comercial positivo para la Argentina era de 1.125 millones de dólares; en el 2004 ya cayó a 334 millones de dólares y en el 2005, año en que reestructuramos la deuda externa, y que nos permitió sacarnos un peso muy importante pasamos a 495 y en el 2006, cuando luego de la reestructuración de la deuda externa y del pago al Fondo Monetario Internacional comienza a desarrollarse con mucha intensidad el proceso de reindustrialización del país y generación de mano de obra comienza el déficit comercial con Estados Unidos. ¿Por qué? Porque Estados Unidos es proveedor de maquinaría y de patentes, de licencias, por ejemplo, Dupont, yo le contaba recién a uno de los ejecutivos que tienen fibras para tejer lo que hacen los chalecos de seguridad y ahí comienza, por ejemplo, en el 2006 con 221 millones de dólares de déficit; 1.110 millones para llegar, en el año 2011, a 3.450 millones de dólares de déficit.
Por eso yo le explicaba al presidente Obama, cuando me entrevisté con él, que algunos por allí le estaban informando mal porque en realidad este proceso que se daba en la Argentina era muy conveniente para los países proveedores de tecnología y de fierros con alto valor agregado.
Ustedes saben que el comercio mundial de Estado Unidos por el mundo es deficitario para los Estados Unidos; Estados Unidos tiene un gran déficit comercial, pero no es por culpa de los países que nos estamos industrializando, sino que nosotros contribuimos precisamente con esa provisión que necesitamos de maquinaria, de capital, de bienes de capital de seguir agregando valor, generando…
Mi gran sueño es que todo lo que tenga que ver con recursos naturales y con, digamos, de capacidades propias, como nosotros que tenemos gran capacidad de producir alimentos porque tenemos una tecnología, porque hemos alcanzado un grado de competitividad…Recién nos contaba él de nuestros maníes, de nuestra leche, este año vamos a volver a batir récord en la producción de leche, el año pasado produjimos 11.500 millones de litros de leche, un insumo básico para una industria como Kraft Foods, el azúcar, también somos productores de caña de azúcar, trigo, maníes, hablaba de los maníes, pasas de uva. De todo esto comos productores y muy buenos, con alta tecnología y con una seguridad sanitaria maravillosa.
Por eso digo que mi sueño es que por lo menos los fierros que tengan que ver con todo este tipo de actividades, los desarrollemos acá.
Por lo pronto, los fierros para producir una parte del Mantecol, lo explicaba hoy el operario, se hicieron acá.
Y si uno mira en dónde seguimos siendo superavitarios, aún en el 2011, vemos que lo somos en el rubro productos primarios, 351 millones de dólares; en las MOA, que son las Manufacturas de Origen Agropecuario, porque no tienen tanto valor agregado como lo que, por ejemplo, se hace aquí, ahí estamos en 1.242 millones de dólares de superávit; donde estamos en 4.859 millones para atrás, es en las MOI, Manufacturas de Origen Industrial.
Por eso, el mundo necesita urgentemente con otra visión, con articular necesidades, porque lo que necesitamos es volver a producir, a consumir. Me encantó lo que señaló Juan Garibaldi, que esto no es solamente mérito de la industria, esto es también un mérito del modelo que ha permitido que haya más de 5 millones de trabajadores, que ha permitido que vuelvan los convenios colectivos de trabajo, que tengamos el mejor salario de toda Latinoamérica para todos los trabajadores y que esto nos permite tener entonces, el consumo, porque esto no solamente se exporta, esto también se consume y se consume mucho en la Argentina. Y a los argentinos las golosinas…Por ahí nos tenemos que tomar un remedio de más, pero las golosinas…
Yo lo escucho a Cormillot a veces por la televisión y digo “si comemos todo lo que este hombre quiere que comamos, nos aburrimos mucho y la vida…”. Me van a matar mañana, acuérdense que van a decir que salí a decir que hay que comer más, a fomentar la gordura.
Manzur me debe estar fulminando con la mirada…Bueno, pero, ¿quién no se puede dar el placer de agarrar un chocolate, que se te deshace en la boca, que te sentís…no sé, en el mejor de los mundos realmente? Es una maravilla ver a tus pibes, como muchas veces me cuentan, no los trabajadores solamente, sino también los que todavía por ahí no consiguieron un trabajo, como el que tienen ustedes y tienen que tener una Asignación Universal por Hijo, la alegría de poder comprarle a un hijo una golosina y alcanzarle el chocolate que le gusta y que antes no lo podía tener y lo miraba con la ñata contra el vidrio.
La verdad, que esta es la Argentina que yo quiero y por la que voy a seguir trabajando muy fuertemente. Es una Argentina que además, enfrenta grandes desafíos como los enfrentan hoy todos los países del mundo.
Como yo decía, tanto nos dijeron que nos caíamos del mundo y, finalmente, el mundo se cayó arriba de nosotros, como digo yo, con estas crisis que vemos y donde, increíblemente se siguen creyendo que las recetas de ajuste, de restringir el consumo van a llevar a buen puerto a las economías maltrechas.
Hoy no es científico, no es lógico, no tiene sentido común que las economías puedan crecer a partir de la restricción del consumo, que es la base del capitalismo. Por eso lo explicaba muy bien recién acá el señor presidente de Kraft Foods Argentina.
La verdad que nosotros estamos muy contentos con todas las inversiones que están haciendo todas las empresas de origen nacional, de origen extranjero. A nosotros lo que nos importa es que vengan a invertir, que dejen parte de lo que ganan en inversiones en la Argentina para generar más trabajo, para generar más tecnología.
Nos gusta mucho lo del laboratorio de 3M, el compromiso de Dutch Chemicals de participar activamente en el desarrollo de la industria del gas Shell y la comprensión, este es un llamado casi más que nada a mis colegas de otras partes del mundo, de la necesidad de volver a poner al consumo, a la producción, al crecimiento en el eje de todas las políticas globales para poder remontar esta crisis que se inició en el 2008 y que parece no tener fin.
Nosotros vamos a seguir trabajando muy fuertemente. Yo el otro día anuncié la ampliación del Proyecto del Bicentenario en 8.000 millones más porque sostener la inversión va a ser tan importante como sostener la demanda agregada. Sostener, entonces, la demanda y sostener oferta para seguir sosteniendo el crecimiento, van a ser las claves de la política que vamos a llevar adelante a rajatabla. Y pedirles a todos los hombres, a todas las mujeres que tienen responsabilidades institucionales en provincias, en municipios, en empresas, en sindicatos que cada uno ponga el hombro y ponga la cuota de responsabilidad.
Recién él hablaba de responsabilidad empresaria dándoles a chicos que no pueden acceder a golosinas y eso. Pero yo quiero también hablar de la otra responsabilidad: de la responsabilidad de un compromiso muy fuerte con este país que estamos construyendo donde hemos logrado generar trabajo, mucha inclusión social con nuestros jubilados, con la movilidad jubilatoria, con la Asignación Universal por Hijo que soñamos que algún día esa asignación esté totalmente convertida en asignaciones familiares de modo tal que no haya que pagarle Asignación Universal a nadie, sino que sea producto de su trabajo, de su esfuerzo y de su compromiso.
Por últimos, decirles a mis queridos trabajadores del cariño y agradecerles porque la verdad que cada beso, cada abrazo que me han dado desde que entré a esta fábrica y me siguen saludando con sus manitos hombres y mujeres de todas las edades, muchos jóvenes también, es realmente agradecerles el infinito apoyo que siempre he sentido de los trabajadores porque creo que, en definitiva, es un ida y vuelta, ya que yo siento que ustedes saben que yo soy su compañera y ustedes saben que, bueno, que quiero ser su compañera como yo sé que ustedes van a ser siempre mis compañeros.
Muchas gracias y felicitaciones por todo, a Kraft Foods y a sus trabajadores.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

Nube de etiquetas