Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘medicamentos’

La Anmat dispuso la trazabilidad de medicamentos

31 de Mayo

FUENTE: SALA DE PRENSA

http://www.prensa.argentina.ar/2011/05/31/20100-la-anmat-dispuso-la-trazabilidad-de-medicamentos.php

La Anmat dispuso la trazabilidad de medicamentos

La Administración Nacional de Medicamentos dispuso
el sistema de trazabilidad de medicamentos, a fin de contrarestar el impacto
negativo que el comercio de medicamentos ilegítimos representa para la salud de
los pacientes y sus sistemas sanitarios.

 

La Administración Nacional de Medicamentos,
Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), dispuso el Sistema de Trazabilidad de
Medicamentos que deberán implementar las personas físicas o jurídicas que
intervengan en la cadena de comercialización, distribución y dispensación de
especialidades medicinales incluidas en el Registro de Especialidades
Medicinales (REM).

La Disposición 3683/2011, publicada hoy en el Boletín Oficial, entrará en
vigencia a partir de mañana y lleva la firma del titular de la Anmat, Carlos
Chiale.

Resultará de aplicación, en una primera etapa, a todas aquellas especialidades
medicinales, ya registradas o que en el futuro se registren, que contengan en
su composición los Ingredientes Farmacéuticos Activos (IFA’s) incluidos en el
Anexo I de la norma, sea como monodroga o en asociación con cualquier otro u
otros IFA’s y en las formas farmacéuticas establecidas en dicho Anexo.

El Sistema de trazabilidad establecido, deberá encontrarse implementado para la
totalidad de las especialidades medicinales enunciadas, con el alcance y según
el cronograma establecido en el Anexo II.

Ese cronograma prevé la implementación del sistema de trazabilidad para
productos críticos en la primera etapa • Desde Laboratorio hasta droguería
hasta seis meses a partir del 15/06/2011; • Desde droguería hasta farmacia
hasta seis meses a partir del 15/06/2011.

La segunda etapa será la validación del Sistema desde: • laboratorio titular –
distribuidora-droguería-farmacia-establecimiento asistencial-paciente. Hasta
doce meses a partir del 15/06/2011.

Los laboratorios titulares de certificados de Registro de las Especialidades
Medicinales deberán colocar en el empaque de cada una de las unidades de venta
al público, un soporte o dispositivo con capacidad para almacenar un código unívoco
fiscalizado y auditado por la ANMAT.

Los laboratorios titulares de Registro de Especialidades Medicinales que
contengan los IFA’s enumerados en el Anexo I, las droguerías y sus directores
técnicos, respectivamente, serán responsables por la correcta utilización de
los códigos unívocos fiscalizados y auditados por la ANMAT, y de la información
anexa incorporada a los mismos, como así también por la actuación de los
proveedores de los soportes físicos, en caso de adquisición de los mismos a
terceros.

Los laboratorios y las personas físicas o jurídicas que intervengan en la
cadena de comercialización, distribución y dispensación de las especialidades
medicinales alcanzadas por la Disposición, deberán, para poder comercializar,
distribuir y dispensar las mismas, sin excepción, contar con los elementos de
hardware y software apropiados para capturar el código unívoco previsto en el
artículo 3º y asociar al mismo los siguientes datos de distribución:

a) Número de Lote

b) Fecha de vencimiento

c) Código del destinatario (CUIT, Global Location Number-GLN, etc.)

En el caso de provisión a pacientes, la farmacia o establecimiento asistencial
proveedor deberá consignar que la entrega fue efectuada a un paciente,
omitiendo sus datos personales por cuestiones de reserva y confidencialidad.

Dicha información sólo deberá estar disponible a los efectos de ser necesario
contactar al paciente en caso de prevenir cualquier riesgo a su salud y/o vida,
o realizar el recupero del mercado de unidades que le fueran entregadas.

También deberá consignar Domicilio del destinatario (domicilio efectivo de
entrega); Fecha de entrega y Factura y Remito asociados a la operación de
distribución en cuestión.

Cada establecimiento involucrado en la cadena de producción, y/o importación,
comercialización, distribución y dispensación de las especialidades medicinales
alcanzadas por la Disposición deberá implementar un Sistema de trazabilidad en
cuya Base de Datos se almacene la información mencionada en el artículo
anterior.

Dichos Sistemas y Bases de Datos deberán cumplir con los parámetros técnicos
específicos y de seguridad informática que determine la ANMAT, a través de
entidades públicas o privadas de reconocida idoneidad en la materia.

Previamente a que un establecimiento se incorpore al régimen de la presente
Disposición, la ANMAT, por sí o a través de las entidades idóneas que ella
determine, deberá validar las Bases de Datos y Sistemas informáticos
implementados, de modo de prevenir accesos indebidos, sustracción y/o modificaciones
no autorizadas de la información.

Los establecimientos que incorporen los soportes o dispositivos físicos para
identificar unívocamente las especialidades medicinales alcanzadas por la
presente disposición, deberán garantizar que el mismo no pueda ser removido sin
dejar una marca evidente en el empaque, que permita advertir que este último ha
sido violado, o que sin haber mediado esta última circunstancia, impida su
lectura por medio electrónico. El medicamento en tales condiciones será
automáticamente considerado como adulterado y dará lugar a la adopción de todas
aquellas medidas preventivas y/o de índole administrativa.

Los laboratorios titulares de certificados de Registro de Especialidades
Medicinales inscriptas en el REM involucradas en esta Disposición y las
droguerías deberán informar a la ANMAT, en tiempo real, los códigos unívocos
asignados a productos y sus movimientos logísticos con la fecha correspondiente
a cada uno de ellos, en forma cifrada para el debido resguardo y seguridad de
la información. Esta información será almacenada en un Sistema de Base de Datos
Central administrado por la ANMAT, el que será operado por las entidades
públicas o privadas, idóneas en la materia que la ANMAT determine y a la que
sólo tendrá acceso el personal especialmente autorizado por la autoridad máxima
de esta ANMAT al sólo efecto de fiscalizar los movimientos logísticos.

Los sucesivos establecimientos que intervengan en la cadena de
comercialización, distribución y dispensación deberán informar asimismo los
movimientos logísticos en los que intervengan y sus fechas.

El software utilizado por esta Administración y por cada eslabón de la cadena
de comercialización, distribución y dispensación para la implementación del
Sistema de Trazabilidad, deberá contemplar un sistema de seguridad,
restricciones y alertas.

La falta de consignación de los datos contemplados por parte de los
laboratorios titulares de certificados de especialidades medicinales inscriptos
en el REM y/o por parte de los sucesivos eslabones de la cadena de
comercialización, distribución y dispensa, como así también la negativa por
parte de ellos a permitir el acceso a sus Bases de Datos será considerada falta
grave.

Los laboratorios titulares de certificados de Registro Especialidades Medicinales
cuyos IFA’s se encuentren incluidos en el Anexo I y los sucesivos eslabones de
la cadena de comercialización, distribución y dispensa de aquéllas, que no
implementen el sistema de trazabilidad conforme a la presente, una vez vencidos
los plazos fijados en el Anexo II, no podrán continuar con la producción y/o
importación, distribución y comercialización y dispensa de las referidas
especialidades medicinales.

Los involucrados en la cadena de distribución, comercialización y dispensación,
usuarios y pacientes que adquieran los medicamentos alcanzados por la
Disposición deberán tener la posibilidad de solicitar que se les informe si las
unidades adquiridas son originales y fueron distribuidas a través de la cadena
de distribución legalmente autorizada, sea a través de sistemas de consulta
utilizando medios informáticos o por cualquier otro sistema de comunicación.

Se invita a los Gobiernos de las Provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos
Aires en el marco de las Actas Acuerdo oportunamente celebradas con esta
Administración, a adherir a la presente disposición para su aplicación a la
comercialización, distribución y dispensación de medicamentos que se efectúen
en jurisdicción de sus respectivos territorios.

En los considerandos expresa que resulta imprescindible que los países adopten
una actitud proactiva a los efectos de contrarrestar el impacto negativo que el
comercio de medicamentos ilegítimos representa para la salud de los pacientes y
sus sistemas sanitarios.

Recuerda que en la Argentina dichas acciones fueron desarrolladas por la Anmat
a partir del año 1997, con la creación del Programa Nacional de Pesquisa de
Medicamentos Ilegítimos —PPMI—. Dicho Programa fue creado con el objeto de
combatir un fenómeno que cobró gran fuerza en esos días: la producción de
fármacos destinados al tratamiento de diversas enfermedades, en locales no
habilitados o simples galpones.

Entre las acciones a su cargo para cumplir tal cometido se encuentra la de
vigilar la legitimidad de los productos que se comercializan y son de su
competencia, a través del Programa de Pesquisa de Medicamentos Ilegítimos.

En el marco del aludido Programa se comenzaron a realizar tareas de
fiscalización y control de los establecimientos dedicados a la comercialización
de medicamentos, siendo su objetivo inicial la identificación y erradicación de
los medicamentos falsificados de los canales de distribución de medicamentos.

Agrega que como consecuencia del trabajo de campo realizado, que continúa en la
actualidad, pudo detectarse, además de la existencia de medicamentos
falsificados, otro tipo de irregularidades (productos robados, de contrabando,
sin registro, etc.), que dieron origen al concepto más amplio de medicamentos
ilegítimos, posibilitando asimismo mensurar la magnitud de este flagelo en el
país, y permitiendo controlar la circulación de dichos medicamentos en el
mercado interno.

Destaca que el Programa Nacional de Pesquisa de Medicamentos Ilegítimos (PPMI)
que esta Administración viene desarrollando y aplicando desde el año 1997, ha
permitido reducir significativamente la presencia de medicamentos ilegítimos en
la cadena de comercialización de medicamentos.

 

Acto de firma de convenios entre los Ministerios de Salud y Desarrollo Social y promulgación de la Ley de Medicina Prepaga: Discurso de la Presidenta de la Nación

Acto de firma de convenios entre los Ministerios de Salud y Desarrollo Social y promulgación de la Ley de Medicina Prepaga: Discurso de la Presidenta de la Nación

lunes,
16 de mayo de 2011

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA
FERNÁNDEZ DURANTE LA CADENA NACIONAL POR EL ACTO DE FIRMA DE CONVENIOS ENTRE EL
MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL Y EL DE SALUD, EN EL SALÓN MUJERES ARGENTINAS
DEL BICENTENARIO.
Muy buenas tardes a todos y a
todas: realmente creo que estamos hoy abordando un tema, que constituye una
verdadera política de Estado y por tanto involucra a este Gobierno y a los que
vendrán. La promulgación de la Ley de Medicina Pre-paga, que hasta este momento
no contaba con ningún tipo de regulación, pese a involucrar a más de 4 millones
y medio de usuarios; al mismo tiempo la trazabilidad de los medicamentos; se
olvidó el señor ministro de decir que era para … dijo que era para los más
valiosos, pero quiero aclarar que son para los medicamentos oncológicos, o sea
todos los productos medicinales que tienen que ver con esa enfermedad terrible
que es el cáncer, para los hemofílicos y también para los enfermos de HIV-Sida
que son los tres tipos de medicamentos más caros y donde se ha producido
falsificación, adulteración y también robos porque esto también va en pos de
hacer el seguimiento de aquellos que no solamente adulteran, sino también que
roban medicamentos.

Creo que es también un paso
trascendental porque cuando uno ve los precios de algunos medicamentos –
estábamos charlando con Luciano Di Cesare, el director del PAMI – una ampollita
que no me voy a acordar el nombre, pero no importa, cuesta, por ejemplo, a la
obra social 50 mil pesos. Algún vamos a tener que hablar también con los
laboratorios para que nos expliquen cómo puede ser que una ampollita cueste 50
mil pesos. ¿No sé qué tendrá adentro? Claro tiene la vida de una persona.
(APLAUSOS) Por eso tal vez sea el valor, pero sabemos que un hemofílico es una
persona que si no se le suministra una determinada medicación se muere y no hay
posibilidades, se muere y por lo tanto si no se le suministra esa ampolla esa
persona se muere. Mucho me temo que ese valor esté directamente vinculado, más
que a los componentes que seguramente serán muy importantes y muy valiosos del
laboratorio están vinculados porque claro es una cuestión vital y cuando está
la vida de por medio el Estado, las personas pagan lo que sea para que esa
persona siga viviendo.

Pero creo que también algún
podremos abordar porque hay una gran inversión, por parte del Estado Nacional y
también por parte de los propios ciudadanos, sino que es el sistema de salud de
Argentina. Como ustedes saben la Argentina tiene al 60 por ciento de sus
habitantes con coberturas en el sector de obras sociales o de medicina
pre-pagas y el resto de los habitantes, esto es 16 millones de habitantes
protegidos dentro del sistema de salud pública, que tenemos que mejorar y
profundizar, pero que también debemos decirlo porque cuando lo vemos en
comparación con otros países de la región también es un buen sistema de salud.
Hoy está – como todos ustedes saben – la administración en manos de las
provincias.

Con respecto a la promulgación
de las pre-pagas, yo les decía que el 60 por ciento tiene cobertura; 4 millones
y medio cubren el PAMI, que además son los habitantes, los pacientes con
mayores problemas, por una cuestión lógica. Son los de mayor edad, donde el
individuo, el ser humano tiene mayores problemas con su salud; unos 15 millones
están repartidos entre obras sociales y hay 4 millones y medio en el sector de
la medicina pre-paga.

Sé que hubo mucho revuelo en
torno a la sanción de la Ley porque leí y escuché reclamos porque esto podría
causar que las pre-pagas quebrarán. Cuando uno mira los números realmente, los
grados de concentración el 80 por ciento de la población que tiene cobertura en
pre-paga está en cinco empresas. Y no nos parece mal, no estamos hablando ni
contra la concentración, ni contra la rentabilidad, pero sí estamos hablando de
la necesidad de regular a un sector tan importante, que tiene que ver con la
salud y que además cuando uno controla, a partir de las quejas que hay, tiene
mayor nivel el usuario de la medicina pre-paga – curiosamente – que el de las
obras sociales.

El nivel de queja de las obras
sociales es de 0.04 y el 0,07 para la medicina pre-paga. También hay
concentración: 25 obras sociales concentran el 80 por ciento de los que tienen
cobertura en – digamos – fuera de la salud pública y también ha habido una evolución
muy importante en la incorporación de fondos a las obras sociales.

Para que ustedes tengan una
idea – y no quiero errarle a las cifras, por eso me voy a poner los lentes –
3.129 millones de pesos recaudaban las obras sociales, en el año 2003, cuando
asumió el Presidente Kirchner; en el año 2010 recaudaron 19.610 millones; un
526 por ciento más. Esto se debe – esencialmente – a cuatro razones, dos de
ellas de carácter estructurales modélicas, tienen que ver con nuestro modelo:
la generación de puestos de trabajos y el mayor poder adquisitivo de los
salarios. Esto hace a una cuestión sistémica del modelo y las otras dos razones
son decisiones del Poder Ejecutivo, de este Poder Ejecutivo que en el año 2008,
eliminó el tope para las contribuciones patronales, y también aumentó el tope
de los aportes.

Las contribuciones son las que
hace el sector patronal, y los aportes son lo que se le descuenta a cada
trabajador. O sea que este buen incremento – 526 por ciento – que han tenido
las obras sociales se debe al modelo y a decisiones políticas concretas,
tomadas por el Poder Ejecutivo.

También en lo que hace a la
redistribución, en lo que hace a la evolución de la recaudación, destinada al
Fondo Solidario de Redistribución, que es un aporte de las obras sociales de
575 millones de pesos, en el año 2003, a 3.887, en el año 2010.

¿Por qué la necesidad también
de regular a las medicinas pre-pagas? Bueno, porque salvo el servicio de
Prestación Médica Obligatoria fuera de eso no había ningún tipo de regulación
en el sector de las pre-pagas y sí había regulación en el marco de las obras
sociales. Hemos mejorado mucho y realmente también han tenido un gran
desarrollo la medicina privada, pero no tiene que haber temor – yo sé que
muchos decían: “bueno, ahora va a poder venir a afiliarse una persona que
está enferma”. Esto es una de las cosas que más se discutían, la propia
Ley prevé – que en este caso – a través de la reglamentación el Estado podrá
aumentar o fijar unas cuotas especiales para la persona que teniendo una enfermedad
y no estando – hasta ese momento – afiliado a la pre-paga va a hacerlo por una
cuestión de orden y de criterio. Pero quiero decirles, también, que el promedio
de aportes que se hacen en las medicinas pre-pagas de 1.000 pesos, en las más
caras; la menos que tiene de aportes mantiene un promedio de 569 pesos por
aportante. En tanto, que en las obras sociales no alcanzan los 360 pesos, las
que más reciben de aportes.

Por lo cual, nos hemos
acordado un poco cuando sacamos aquella ley famosa, de Tierra del Fuego que
decían que iban a aumentar los impuestos tecnológicos, que todo el mundo se iba
a fundir. Está claro que una persona que puede pagar 1.000 pesos por mes o 500
pesos por mes, las personas que ya están afiliadas a la medicina pre-paga y nadie
va a poder – por más que quiera – hacer la picardía de esperar a que enfermarse
para ir a la obra social, porque seguramente va a tener que hacer una erogación
mucho más grande, no la va a poder sostener y el que no la puede sostener ya ni
siquiera está en una pre-paga sino que está en una obra social, que este es el
otro problema que también tenemos.

Charlábamos, la otra vez, con
el titular de la AFIP, que claro el gremio de la AFIP tiene 30 mil o 40 mil
afiliados, pero la obra social solamente tiene 2.000. Porque además se nos
produce otra situación real, las medicinas pre-pagas toman normalmente a la
gente joven y sanas y a las obras sociales, fundamentalmente al PAMI. Y al
resto van las personas de mayor edad y con problemas y que tienen que ser admitidas
tengan o no enfermedad.

Y precisamente tenemos, sin
embargo, más quejas en el sector privado, que en el sector de las obras
sociales. Por eso creo que es importante tener equilibrio, acá nadie va a
buscar que nadie funda porque si algo puedo acreditar este Gobierno es que
nunca le ha interesado que se funda ninguna empresa; es más cuando alguna tuvo
problemas hasta las ayudamos a pagar los sueldos para que no cerrarán ni
echaran a la gente. (APLAUSOS). Así que creo que si valoramos las inversiones,
valoramos el esfuerzo.

Además debo decir algo –
porque, además, si no lo digo no sería yo – durante el año 2009 y 2010 también
las principales pre-pagas de este país pudieron hacer uso de una prerrogativa
absolutamente legal, que es la de comprar 2 millones de dólares por mes, en
moneda extranjera, no para pagar deudas, ni dividendos, sino simplemente para
atesoramiento de divisa extranjera, con lo cual creo que todo ese temor, muchas
veces fundado, porque se agita, pero yo creo que realmente no tiene ningún
fundamento porque van a seguir siendo rentables, simplemente que tenemos que
controlar y también representar los derechos de los usuarios porque ese es el
deber que tiene el Estado: cuidar el derecho de los usuarios.

Cuidar el derecho de los
usuarios es, por un lado, que paguen realmente por el servicio que se les está
prestando. Porque además tampoco sería para el Estado buen negocio que se
fundieran esas empresas, porque si no sería el Estado – a través de su sector
público – o el sector de las obras sociales el que debería atender si quiebran
esas empresas y quienes hoy toman sus servicios tienen que ir a otros. Así que
yo creo que debemos todos ser lo más racionales, serenos y equilibrados
posibles y saber que determinadas cuestiones que tienen que ver con políticas
públicas, como es la salud pública, deben ser controladas, como son controlados
otros sectores que también están vinculados a la vida de las personas en
definitiva, que es lo importante.

La otra cuestión que tiene que
ver con la presentación de hoy, es la trazabilidad de los medicamentos, algo
realmente que si logramos hacerlo, digo, estoy convencida de que lo vamos a
hacer, espero que lo podamos hacer en los plazos previstos, yo no doy plazos
porque una vez di plazos y no los pudimos cumplir, los vamos a cumplir ahora a
la brevedad, pero la verdad que es necesario este contralor por parte del
Estado en lo que hace a la calidad de los medicamentos desde el laboratorio
hasta el paciente.

Mi idea es, además, y se lo he
expresado tanto al titular del PAMI como a la señora Ministra de Desarrollo
Social y al señor Ministro de Salud, que en una primera etapa se extienda a
estos tres tipos de medicamentos que son los más costosos, se extienda a la
totalidad. Pero además también, la idea es que esto se extienda incorporando la
digitalización de las recetas médicas, que esto también es clave para poder
tener una fotografía más acabada de lo que es la salud en la República
Argentina, además de controlar también, no solamente a los laboratorios, no
solamente a las droguerías, no solamente a las farmacias, sino también a todo
el sector de la medicina para saber exactamente en qué punto estamos parados.

Creo que además, va a servir
de un excelente información para los laboratorios porque nos va a permitir
regionalizar; mi idea es que los programas de software, se los dije a los tres,
tengan también entrecruzamiento de datos y que también se pueda establecer por
regiones, por provincias, tipologías, los medicamentos que nos permitan
detectar con mayor precisión y tener una fotografía mucho más acabada de lo que
es la inversión en salud en la República Argentina.

No estoy hablando de gastos,
estoy hablando de inversión. Lo que pasa es que si la inversión no está bien
orientada o alguien se lleva parte de la inversión, estamos en problemas.

Lo que tenemos que tratar y a
lo que estamos apuntando, precisamente, es a darle mucha transparencia al
sistema y creo que con la colaboración de todos, vamos a poder hacer, de modo
tal que una persona pueda, a través de un MSN o un llamado digital de su celular,
poder saber que el medicamento que está recibiendo, no solamente no está
vencido, no solamente no ha sido robado, no solamente no ha sido adulterado,
sino que evidentemente pertenece al laboratorio que está impreso el medicamento
que va a tomar.

Esto puede parecer menor, pero
cuando uno escucha historias de vida y con las cosas que nos han pasado y para
colmo en enfermedades de las características de las que estamos hablando,
realmente adquiere una importancia vital y es literal el término de “importancia
vital”.

La tercera cuestión tiene que
ver con un acuerdo que estamos realizando entre PAMI, entre el Ministerio de
Desarrollo Social y el Ministerio de Salud en lo que hace a la gestión para la
compra y provisión de medicamentos. Utilizar el poder de compra del Estado
precisamente para lograr mejores precios y que mayor cantidad de gente pueda
acceder a los medicamentos que necesita. (APLAUSOS)

En este sentido creo que
tenemos que dejar de ser un Estado que muchas veces van por distintos lados o áreas
y comenzar a unificar políticas, que no significa centralizar y cerrarse, sino
por el contrario, utilizar toda la información disponible, el PAMI, ustedes
saben que sino la más, la obra social de mayor impacto en la compra de
medicamentos especiales de todo el mercado con el 40 por ciento. En los
especiales que nosotros vamos a controlar esto es oncológicos, HIV y
hemofílicos, que es los que vamos a controlar en una primera etapa, el PAMI
compra el 40 por ciento de la producción nacional. (APLAUSOS)

También esto se complementa
con los anuncios que hicimos hace muy poco de aumento en lo que hace al importe
de cobertura del PAMI en determinados medicamentos, pero también esto hace a la
necesidad…Nosotros tenemos la suerte de tener un país con una industria
farmacéutica sumamente desarrollada, también estamos trabajando en ese sentido
con el señor Ministro de Economía, la señora Ministro de Industria,
precisamente para lograr importar menos medicamentos, comenzar a producir más
en el país y también lograr precios acordes con lo que hay en otras partes del
mundo para los mismos tipos de medicamentos.

Por eso es muy importante la
gestión conjunta del Estado con su poder compra y también en algún momento
podríamos también orientar desde la Superintendencia de Salud el formidable
poder de compra que tienen también las obras sociales para también
transparentar, emprolijar y lograr, fundamentalmente, mejores resultados y
mejores precios para que todos puedan acceder a los medicamentos.

Estas son políticas de Estado;
estas no son políticas ni de una gestión ni de un presidente ni de un partido,
esto es lo que tiene que hacer cualquier país que se precie de querer formar
parte del mundo desarrollado y de concebir a la salud como uno de sus valores
más importantes.

Este es el marco en el que lo
estamos haciendo, esta es una política de Estado, no nos apropiamos de nada,
tenemos una Ley que ha sido sancionada por el Parlamento, que la impulsamos
fuertemente, que hubo, bueno, problemas diferentes que se discutieron en el
Parlamento y que, a través de la reglamentación no vamos, como dijo alguno, a
tratar de desvirtuar lo que hizo el Congreso, porque además eso no sería
reglamentario, eso sería violar la ley y la reglamentación no puede ir en
contra de lo que es el espíritu y la naturaleza de la ley.

Pero que nadie se sienta
perseguido ni nadie se sienta que queremos que se desfinancien, reitero, o que
se fundan. Por el contrario, queremos realmente equilibrar la sociedad en lo
que hace al sector salud, teniendo en cuenta que hay un 60 por ciento,
precisamente, que está en el sector no público. Y creo que todos podemos
hacerlo sin necesidad ni de pelearnos ni de considerarnos enemigos porque
estamos legislando y creo que así como hemos acordado muchísimas cosas, vamos a
poder acordar que funcionen las prepagas, que funcionen las obras sociales y
que lo hagan acorde con los verdaderos intereses que nosotros sí debemos cuidar
y cubrir que son los de los argentinos.

No me gusta decir usuarios,
porque usuarios son los de los teléfonos, usuarios son los de la luz, usuarios
son los del gas; cuando tenés que ir al médico o te internan, no sos un
usuario, sos un enfermo. (APLAUSOS) Entonces, si estás enfermo…

No estoy hablando de los
controles que se hace cualquier persona normalmente, que son muy buenos y que
además ayudan a la persona y también ayudan a una medicina preventiva, estamos
hablando del drama, la tragedia de la persona enferma.

Por eso yo no hablo tanto de
usuario cuando hablo de temas de salud, hablo de ciudadanos y ciudadanas que
tienen derecho a la salud y nosotros a garantizarle ese derecho y que lo que
pague sea realmente lo que corresponde, sin quitar la rentabilidad de las
medicinas prepagas, porque son empresas y lo comprendemos, pero también creo
que podemos hacerlo con control y regulación. Como pasa con los bancos, a los
cuales también controlamos y regulamos y no por eso tienen una terrible
regulación y contralor.

Siempre se identifica -y
quiero comenzar a desmitificar un poco esto de la regulación- como que si la
regulación impidiera la rentabilidad. Pocas cosas deben tener mayor grado de
regulación y contralor que, por ejemplo, las entidades financieras. Y además,
es un universo muy reducido, no estamos hablando de 800 bancos, 1.000 bancos o
2.000 bancos, estamos hablando…Y, sin embargo, fíjense, debe uno de los
sectores hoy más rentables de la economía.

Con lo cual, regulación no
significa afectar rentabilidad; ese verso fue un verso de las políticas
neoliberales de los años ‘90 que ya, sinceramente, no se lo traga más nadie.
(APLAUSOS)

Al contrario, creo que tenemos
que ser lo suficientemente sensatos e inteligentes para dejar de repetir como
loros lo que se ha venido diciendo y que, por supuesto, nunca han podido
probarlo. Es más: casi, diría, que se ha podido comprobar que era exactamente a
la inversa de lo que se decía.

Así que, estamos apostando
fuertemente a institucionalizar y para poder institucionalizar, para poder dar
mayor grado de transparencia, hay que saber y conocer. Y para saber y conocer,
hay que tener información, información que hasta ahora el Estado Nacional nunca
en toda su historia había tenido. También es cierto que como estábamos en el
2003, a quién se le hubiera ocurrido hablar de la trazabilidad de los
medicamentos.

Esto también demuestra que a
medida que un país se va ordenando y organizando, comienza a surgir el abordaje
de los temas pendientes. En este caso, trazabilidad de medicamentos, en este
caso regulación de prepagas, en este caso gestión inteligente del Estado para
logra mejor posición, mejor obtención de precios y mejor calidad en la salud y
así en todas las áreas.

Yo creo que cuando se va
afinando, cada vez se va descubriendo lo que falta. Es como en una casa, cuando
uno empezó haciendo algo porque no había nada, estaba todo destruido, empezó a
poner ladrillos, puso las chapas y después empezó que podía hacer un cuarto
más, pintar, poner el piso, poner…

Creo que es eso, una
construcción permanente y ustedes van a ver que siempre van a encontrar que
falta algo y que siempre hay algo que se puede mejorar, como en la casa de uno,
como en la Argentina que, en definitiva es, o por lo menos debería ser, la casa
de todos.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a
todas. (APLAUSOS)

Nube de etiquetas