Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Jose Mujica’

ARGENTINA URUGUAY Ceremonia de bautismo del catamarán Papa Francisco de Buquebús: Palabras de la Presidenta de la Nación

Ceremonia de bautismo del catamarán Papa Francisco de Buquebús: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA CEREMONIA DE BAUTISMO DEL CATAMARÁN “FRANCISCO PAPA”, EN HOMENAJE AL PAPA ARGENTINO, EN PUERTO DE EMBARQUE DE BUQUEBUS, EN CABA.
Gracias, muchas gracias, muy buenas noches a todos y a todas; señor presidente de la República Oriental del Uruguay, compañero y amigo José Pepe Mujica; señor Arzobispo de Montevideo, que acaba de realizar la bendición de este maravilloso barco y además nos acompaña hoy aquí; señor Nuncio Apostólico y otras autoridades eclesiásticas; comitiva que acompaña, seguramente, a Pepe, compañeros y amigos del Uruguay; embajadores y embajadoras; trabajadores; dirigentes sindicales; empresarios; proveedores, sé que acompañan hoy y finalmente a quien- con mucha humildad – dijo no merecer tanto, pero que es el titular de la empresa Buquebus, señor López Mena, permítanme decirle que, en nombre de todos los argentinos, le agradecemos su confianza en el país, no en un gobierno, sino en el país.
Al inaugurar, hoy, esta nave magnífica, con un magnífico nombre también, “Francisco Papa” muy simbólico y además esa bandera global, que nadie se equivoque, no es una bandera de Japón disfrazada, es una bandera que representa el mundo y yo leía hoy que quiere representar precisamente la globalidad de Francisco Papa.
Y la verdad que quiero hablar especialmente de usted porque creo que, muchas veces, no es común encontrar hombres que inviertan, pero que además reconozcan que del esfuerzo propio, la perseverancia son también producto de poder encontrar un marco macroeconómico, que le permita precisamente desarrollarlo.
Cuando hacía mención de la cantidad de empleados que tenía, allá por el año 2003, creo que dijo algo así como 400 empleados, y hoy más de 1.600, incorporando esta modernísima nave de polución casi cero con tecnología argentina en su gran mayoría en la construcción es para nosotros un gran orgullo. Primero, porque es un empresario que ha apostado fuerte en el país y tenía razón esta vez para hacerlo.
Sabe que me tomé el atrevimiento de conocer su historia, me acompañaron los antecedentes, un hombre que no nació empresario y que por eso tiene mucho valor, los americanos a eso le llaman self made man, hombre que se ha hecho solo, empresario que se ha hecho solo, de una familia muy humilde y supo tener, allá por los años 70, una importantísima empresa textil, de camisas. Pero claro vino la apertura económica de fines de los años 70 y chau con la empresa de camisas porque no podía competir con la mano de obra de países asiáticos – no te rías Pepe, vos sabés de que estamos hablando – dumping social, donde tampoco hay huelgas, pero por otros motivos diferentes. Lo cierto es que se dedicó a otra cosa, comenzó también con una empresa láctea y finalmente, por su pasión, comenzó a construir un buque, que prácticamente se lo regalaron porque era un buque prácticamente destruido, pudo construir un velero y allí comenzó esto que hoy es una empresa modelo en el mundo de transporte de pasajeros, con sus respectivos vehículos uniendo ambas márgenes del Río de La Plata, uniendo lo que sólo separa el río y que no puede ser nada más que el río.
Y creo que la calidad de lo que hoy estamos inaugurando también revela la importancia del servicio que se está prestando. Nos reíamos con Pepe cuando entramos porque cuando uno entra lo hace por el shopping, me acordaba de Pepe. El otro día Pepe se mandó un discurso en Naciones Unidas, éramos casi los ´últimos ya en hablar: estaba Pepe, el presidente de Uganda, venía yo y después venían tres o cuatro más. Pepe se mandó un discurso contra el consumo de aquellos, bueno impresionante. Y yo recién le decía: “Mira Pepe vos con tu discurso contra el consumo y pasamos recién por el shopping”. Yo no di ningún discurso contra el consumo, les aclaro no estoy en contra del consumo, nadie me lo creería y además sería muy mentirosa y además Pepe el consumo mueve la economía y nosotros necesitamos que la gente consuma, porque sabes qué, si consume es porque tiene trabajo, porque tiene un buen salario, porque puede dedicarlo al esparcimiento. Porque estamos en una empresa donde la gente no va a trabajar al Uruguay, la gente va a vacacionar al Uruguay, va a esparcirse, a las vacaciones, al ocio que también es una parte de la vida.
Creo que todo eso ayuda a que un país pueda crecer, pueda prácticamente duplicar su Producto Bruto Interno y entre todos, entre todos los países de la patria grande, poder contribuir a que la región haya cambiado como cambió en esta última década donde todos hemos podido decir frente a nuestros pueblos, que han mejorado su calidad de vida.
Yo rescaté de un libro muy lindo que me mandaron azul de Buquebus, partes, frases que usted López Mena escribió, a partir de, bueno, de que cuenta esta historia de cómo empezar y de la perseverancia.
Rescaté dos, especialmente: una que dice: “Se puede hacer mucho con poca cosa si se tiene vocación y perseverancia. El capital es solo trabajo acumulado”. Escuchar en boca de un empresario que diga que el capital es solo trabajo acumulado, recordábamos con Pepe que eso lo decía otro señor que nosotros conocemos y que no era muy amigo del capital y que lo combatía. Como verán, cómo cambian los tiempos para todos.
Y la otra frase que rescaté: “Hoy queremos concretar otro sueño: lograr la compañía de transporte de pasajeros y el grupo empresario con menor impacto de polución medioambiental”
Permítame felicitarlo por ambas cosas: por la concepción de la vocación de perseverancia para lograr los objetivos; por el reconocimiento implícito que el esfuerzo de los trabajadores finalmente constituye y permite acumular capital a empresarios que tienen la inteligencia de saber que cuánto mejor estén sus trabajadores y más identificados y consustanciados estén con la empresa, mejores servicios y mejor trabajo van a desempeñar.
Y esta empresa es una empresa de servicios. Cada trabajador de esta empresa, debe sentirse parte de la empresa para atender a cada uno de los que suben con una sonrisa, con afecto, con atención, hacerlo sentir bien porque eso es parte también del negocio. Y no tenemos que tener temor a la palabra “negocio”, “comercio”, “dinero”, “acumulación”, “capital” y además, permítame felicitarlo también porque ha logrado, evidentemente, darle a sus trabajadores una calidad en materia de trabajo que es lo que evita que haya conflictividades. También es algo que debe ser debidamente merituado y valorado.
Creo además, que el corte de cintas simbólico que hicimos ambos presidentes, revela también lo que recién decía Pepe, que tendremos diferencias, podemos tener discrepancias, pero que, en definitiva, todos los presidentes de la región, hemos entendido que la unidad es el único camino para poder seguir creciendo como lo hacemos en paz en un mundo…en un mundo muy conflictivo, en un mundo cada vez más difícil, no solamente desde el concepto de la paz, que afortunadamente reina por estas comarcas, sino también en materia comercial, en materia de competencia, en materia de guerra de monedas. En fin, todo lo que estamos viendo en el mundo.
Yo creo que la labor fundamental, el rol fundamental que debemos tener quienes tenemos responsabilidades de gobierno, es preservar, tratar de crear todas las condiciones y de cuidar para que muchas cosas que se están viviendo en otras latitudes, tengan el menor impacto posible en nuestro país.
Así que, señor López Mena, no puedo menos que felicitarlo por la inauguración de “Francisco Papa”, este buque catamarán modernísimo, excelente que es, como dice Pepe, para los de bicicleta, pero para los de bicicleta…Yo quiero ser también, no me voy a mandar la parte, de ciertas bicicletas también, las de mountain bike por lo menos y de autos Mercedes Benz también, pero convengamos que también todavía nos falta lograr que alguna otra gente pueda también acceder a las mismas cosas. Porque seríamos un tanto hipócritas –y saben que no es lo mío- si dijéramos que cualquiera puede viajar en Buquebus de un lado al otro o de allá para acá. Pueden viajar los que tienen un determinado nivel de vida, un determinado ingreso económico.
Creo que vamos a haber cumplido con Jesucristo, con el Papa y con la misión que marca el Evangelio, el día que cualquiera que tenga ganas pueda subirse a Buquebus. Mientras tanto, tenemos que seguir trabajando con Jesús, con Dios y con el Evangelio para poder cumplirlo en serio y a fondo.
Muchas gracias a todos y a todas y felicitaciones una vez más. (APLAUSOS)

Anuncios

ARGENTINA URUGUAY “La unidad es el único camino para poder seguir creciendo”, afirmó la Presidenta en un acto junto a su par de Uruguay, José Mujica

03oct13 catamaran 30091302
Martes, 01 de Octubre de 2013
“La unidad es el único camino para poder seguir creciendo”, afirmó la Presidenta en un acto junto a su par de Uruguay, José Mujica

La presidenta Cristina Fernández y su par de la República Oriental del Uruguay, José Mujica, encabezaron el acto de bautismo del buque “Francisco Papa” de la empresa Buquebús. El acto se desarrolló en la terminal de la empresa en el barrio de Puerto Madero, de la ciudad de Buenos Aires.
En el acto, la Jefa de estado agradeció “en nombre de todos los argentinos” al titular de la empresa Buquebús, Juan Carlos López Mena, por “su confianza en el país” y el tesón que mostró durante su vida empresaria. “La perseverancia es producto de encontrar un marco económico que te permita el desarrollo”, sostuvo la Mandataria.
Recordó que Buquebús en 2003 tenía 400 empleados, y hoy ya cuenta con 1600. “Es para nosotros un gran orgullo, porque es un empresario que ha apostado muy fuerte por el país”, dijo Cristina Fernández.
Señaló que López Mena “es un hombre que no nació empresario, proviene de una familia muy humilde y supo tener en los años 70 una importantísima empresa textil, pero tras la apertura económica no pudo competir con las empresas extranjeras que practican dumping social”. Tras ese traspié sufrido por López Mena, continuó la Presidenta, inició de manera muy austera el negocio del transporte fluvial, y construyó la empresa que hoy es Buquebús.
Tras esa presentación, la Mandataria se manifestó conforme con el crecimiento del consumo y el turismo porque, aseveró, “si se consume es porque hay trabajo, buenos salarios y se puede dedicar parte de esos salarios al esparcimiento, porque el ocio es parte de la vida”.
La Presidenta rescató dos frases del titular de Buquebus, acerca de que “el capital es solo trabajo acumulado”, y por su vocación por mejorar la relación con el ambiente. Por dicho motivo, felicitó al empresario “por la vocación de perseverancia para lograr los objetivos; por el reconocimiento que el esfuerzo de los trabajadores permite acumular capital a los empresarios que tienen la inteligencia de saber que cuanto mejor estén los trabajadores, mejores y servicios van a desempeñar”. En ese sentido, consideró que “cada trabajador de esta empresa debe considerarse parte de la empresa, para atender bien a cada uno de los que se suben” a las naves.
En coincidencia con los dichos de Mujica, la Jefa de Estado consideró que el corte de cintas simbólico de la nueva nave, revela que “tendremos disidencias, pero todos los presidentes de la región hemos entendido que la unidad es el único camino para poder seguir creciendo”. Resaltó que esto se da “en un mundo cada vez más difícil, no solamente por el tema de la paz, que afortunadamente reina en estas comarcas; sino por las guerras comerciales, guerras de monedas”. Y afirmó que la responsabilidad de los gobernantes pasa por “conservar lo que tenemos para evitar que se de aquí lo que vemos en otras latitudes”.
Por último, Cristina Fernández reconoció que “todavía nos falta lograr que alguna otra gente pueda acceder a las mismas cosas; seríamos un tanto hipócritas y no es lo mío, si dijéramos que cualquiera puede viajar en Buquebús”. “Creo que habremos cumplido con Jesucristo, con el Papa, el día que cualquiera se pueda subir a Buquebús. Mientras tanto, tenemos que seguir trabajando con el evangelio, con Dios y con el Papa, para poder lograrlo”, concluyó.
Mujica: “El río que nos separa también nos une”
El presidente de la República Oriental del Uruguay, José Mujica, aseguró que los uruguayos “entreverados entre el pueblo argentino, somos lo mismo” y remarcó que “el río que nos separa también nos une”.
El mandatario agradeció “a la señora Presidenta de los argentinos, que tiene que aguantar estas barras bravas, demandas de acá, de allá”. “No le pido a mis amigos que renuncien de pensar lo que piensan. Podemos debatir, pero a mis amigos no me los roba nadie”, afirmó.
Mujica sostuvo que “las naciones latinoamericanas tenemos que estar espalda con espalda, en momentos en que el mundo se está juntando en unidades supranacionales”. Y concluyó: “Vendré cuantas veces tenga que venir a Buenos Aires, para intentar un abrazo de concordancia con los pueblos argentinos”.
Las prestaciones de la nueva nave
El nuevo catamarán es uno de los más rápidos del mundo en su tipo, y recorrerá el trayecto Buenos Aires-Montevideo en dos horas y doce minutos, a partir del 2 de octubre venidero.
El “Francisco” tiene capacidad para transportar 1.000 pasajeros, 150 automóviles y, además, cuenta con una renovada tienda Duty-Free. Este catamarán, con una superficie de 99 metros, fue construido sobre dos quillas de aluminio impulsadas por unos potentes motores de gas líquido de 57.000 caballos, inspirados en los del Boeing 747.

URUGUAY ARGENTINA Inauguración de la planta de ANCAP en Montevideo: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de la planta de ANCAP en Montevideo: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN JUNTO A SU PAR DE URUGUAY, JOSÉ MUJICA, DE LA PLANTA PETROLERA LOCAL ANCAP CONSTRUIDA POR YPF, EN EL BARRIO LA TEJA, MONTEVIDEO, URUGUAY
Buenos días a todos y a todas. Gracias chicos; estos son unos chicos que cruzaron el río para apoyarnos, jóvenes argentinos también con jóvenes uruguayos, muchas gracias.
Señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, querido amigo Pepe Mujica; señor presidente de Ancap, licenciado Raúl Sendic; señor presidente de YPF Argentina S.A. ingeniero Miguel Galuccio; querida intendenta de Montevideo -montevideana- Ana Olivera: en principio quiero agradecer la deferencia y el honor de entregarle no a Cristina Fernández de Kirchner sino a la Presidenta de la República Argentina, la llaves de la Ciudad. Siempre surge muchas veces la confusión entre las personas que tienen un cargo y el cargo mismo, los honores y los títulos nunca son para las personas sino para la representación popular que esos cargos tienen, y en este caso, de una hermana República como es la hermana República Argentina del Uruguay, así que muchísimas pero muchísimas gracias.
Primero voy a agradecerle el piropo al “Turco” Abdala, al titular de la Central Única de Trabajadores, y decirle que para esos que él mencionó como que si por ellos fuera pondrían un motor fuera de borda al Uruguay y lo convertirían en una lancha, la verdad que la muestra más cabal de esta integración, de esta necesidad de integración, es esto que estamos inaugurando hoy.
Cuatrocientos millones de dólares invertidos por una empresa argentina, ahora sí argentina, en este caso YPF. Recién le preguntaba a Pepe si había habido alguna inversión de algún otro país hermano o lejano de esta magnitud en la única refinería que hay en Uruguay como es Ancap y me decía que no. Así que Turco, creo que estamos cumplimentando los argentinos con creces este proceso de integración tan fuerte invirtiendo. Y ni qué hablar de otras inversiones que también hay en Uruguay en materia turística tan importantes por parte de numerosos argentinos que eligen Uruguay para veranear, para descansar, para tener casi su segundo hogar. Y nos sentimos muy contentos porque nosotros nos sentimos parte de esta América del Sur.
Pero quiero detenerme no solamente en el monto de la inversión, en todo lo que explicaba Miguel que estamos haciendo en inversión de sísmica, porque creemos que off shore podemos ayudar a la República Oriental del Uruguay a tener hidrocarburos que contribuyan a lo que va a ser, a nuestro criterio, la verdadera integración regional que pasa por la integración y soberanía hidrocarburífica.
Nuestros países han sido bendecidos con tierras maravillosas, con una producción primaria que nos distingue del resto del mundo, necesitamos agregarle valor a esa producción para generar trabajo altamente calificado, pero todo ello se hace imposible si no tenemos energía.
Por eso la cuestión que yo denominé hace muchísimos años el anillo energético en la región de América del Sur, es central para poder darle toda la potencia que esta región tiene en materia de reservas naturales, reservorios de agua y de verdadera potencia agroalimentaria. No me canso de decirlo: alimentos, energía, ciencia y tecnología son los tres vectores que van a caracterizar el progreso o la falta de él en el curso de este siglo XXI.
Quiero detenerme también en algo que manifestaba el señor secretario general de la Central Única de Trabajadores, y quiero también felicitar en ese sentido al valiente pueblo uruguayo y al esclarecido pueblo uruguayo.
Veníamos en el auto y Pepe me decía: “es una empresa pública, nunca dejó de ser una empresa pública, y cuando se sometió a plebiscito aquí en Uruguay si las empresas seguían en poder del Estado o se privatizaban, el pueblo democráticamente eligió que siguieran siendo parte del patrimonio público, porque al ser parte del patrimonio público son patrimonio en definitiva de todo el pueblo del Uruguay”, así que vayan mis felicitaciones a este esclarecido y previsor pueblo uruguayo.
Nosotros, como lo señalaba en la valiente decisión que tomamos, más que valiente vamos a decir la verdad, necesaria, por imperio de las circunstancias, Argentina cuando decide tomar la soberanía hidrocarburífera de YPF-Repsol es porque habíamos pasado de ser exportadores de petróleo a importadores netos de energía, que todavía aún este déficit lo estamos cubriendo, porque prácticamente se convirtió solamente en un drenaje de divisas y en una venta de activos que tenía YPF en el exterior, y que hoy estudiando las cuentas de YPF y estudiando los balances, estamos comprobando cómo se hizo o se estaba haciendo una suerte de vaciamiento de la empresa.
De la misma manera, miren lo que son las coincidencias, recién rescataba el señor Secretario General que los trabajadores están gerenciando PLUNA, o lo que quedó de PLUNA que era la empresa aérea uruguaya. A nosotros nos pasó lo mismo con Aerolíneas Argentinas, que también había sido privatizada, que fue entregada con numerosos activos y que cuando la recuperamos, porque estábamos desde el Estado argentino pagando los sueldos y el combustible, porque no había dinero siquiera por parte de los empresarios de origen extranjero a quienes se les había dado la empresa, era el Estado el que estaba a cargo del pago de los salarios y del combustible de los trabajadores, casi al borde de un delito porque el Estado no le puede pagar los sueldos y combustibles a una empresa privada. Lo cierto es que hoy Aerolíneas Argentinas, recuperada por el Estado nacional, representa el 80 por ciento de los vuelos de cabotaje en la República Argentina y ha recuperado la conectividad para todo el país. Porque claro, las empresas privadas obviamente van a los destinos que son rentables únicamente, fundamentalmente los destinos turísticos, pero cuando uno forma parte de un país tiene que conectar a todos, a los extranjeros que vienen a disfrutar de las bellezas turísticas de nuestro país por supuesto, pero también a los argentinos que viven en la Argentina y tienen que viajar de la Argentina profunda a la Capital o trasladarse a algún otro lugar. Y además tenemos un país donde se permite también realizar tareas de cabotaje a empresas extranjeras, cosa que no nos es recíproca en otros países donde no se permite por ejemplo actuar a Aerolíneas Argentinas como empresa de cabotaje.
Somos realmente un pueblo muy solidario los argentinos porque además hemos recibido caudales inmigratorios de todos los países de la región. Si bien la primera parte del caudal inmigratorio, de donde venimos nosotros, vino de la Europa hambreada, españoles, italianos, en fin, de todas las latitudes europeas de donde provenimos todos nosotros -yo siempre repito que tengo tres abuelos de origen español- esta última oleada inmigratoria responde a los países de la región y la verdad que hemos sido y seguiremos siendo un país de brazos abiertos para todos los hermanos de la América del Sur que han ido a la Argentina a buscar una oportunidad, que tal vez por distintas razones no pudieron tener en sus países. Esto también es integración, es integración que por allí no se permite tampoco en otros países, donde solamente trabajan los que son de origen de ese país y otros no encuentran trabajo.
Por eso la integración es muy amplia, es integración física, a través de obras de infraestructura que tenemos que seguir realizando en materia de conectividad entre nosotros, es integración en materia energética, que es lo que estamos haciendo hoy con esta importantísima inversión de más de 400 millones de dólares, las que estaba desarrollando Miguel y también las que forman parte del Memorándum de Entendimiento, es integración turística que hacemos entre todos los países de la región. Ustedes deben saber que hoy en las balanzas de nuestro turismo los mayores afluentes no vienen de Estados Unidos ni de Europa sino de toda Latinoamérica, por lo menos es lo que pasa en nuestro país.
Y además la última integración, tal vez la integración definitiva, la de aquellos hermanos que abandonaron su país y hoy viven y tienen pensado seguir viviendo ya para siempre instalados con trabajo y familia en nuestro país la República Argentina y tienen parientes aquí en Uruguay, en Perú, en Bolivia, en Chile, en fin, la integración más profunda, la integración que soñaron San Martín y Artigas. No quiero que ningún uruguayo se enoje cuando nombro a Artigas porque sé que también desde algún medio de comunicación han dicho que me quiero quedar con Artigas. Artigas es mucho más que uruguayo, es universal, es un prototipo, ¡por Dios! Es como si nosotros creyéramos que San Martín es únicamente argentino.
Y aquí hago un recuerdo a mi amigo Hugo Chávez, que también universalizó a Simón Bolívar y que fue muy generoso con todos los países que necesitaban energía, con Uruguay, con los países del Caribe, fundando esa empresa Petrocaribe.
Por eso lo que decía recién el señor secretario de la Central Unica de Trabajadores, los que quieren ponerle un motor fuera de borda al Uruguay, creo que en definitiva lo que quieren ponernos a todos, uruguayos, argentinos, peruanos, bolivianos, desde determinados sectores que durante los últimos 200 años manejaron a gusto y piaccere la economía y los destinos de nuestros pueblos, es una cabeza que no sea ni uruguaya ni Argentina ni latinoamericana ni de América del Sur. ¿Y saben qué? No les vamos a dar el gusto, nos vamos a sentir orgullosamente americanos del sur, nos vamos a sentir orgullosamente latinoamericanos. Porque además no forma parte de un chauvinismo vacío, de un nacionalismo que solamente apela a la simbología, al contrario, hemos visto lo que ha pasado en otras latitudes y la verdad que la experiencia de esta última década en toda la región ha significado para todos los pueblos grandes adelantos en materia de equidad, de justicia, de redistribución de ingresos. Hemos podido resolver todos y cada uno de nuestros conflictos en paz. No tenemos diferencias de religión, cuando uno ve lo que está sucediendo en otras partes del mundo, cuando uno ve la imposibilidad de los que se dicen ser los más inteligentes, los más capaces, los que tienen más ciencia, más conocimiento y que sin embargo resultan impotentes, absolutamente impotentes a la hora de resolver conflictos internacionales y de ahorrar derramamiento de sangre que, después de todo, es el bien más preciado que puede tener la humanidad: evitar la muerte de otro ser humano por conflictos de guerras, de intereses o económicos.
Nosotros tenemos el orgullo como gobiernos de la América del Sur, con distintas historias, distintas procedencias, de tener un objetivo: mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas y evitar cualquier tipo de enfrentamiento como los que supimos tener fundamentalmente durante el siglo XX, cuando nos importaron, además de muchos elementos que no nos permitieron industrializarnos, lo peor es que nos importaron ideas y conflictos que no nos pertenecían y nos mantuvieron divididos y separados como hermanos. Nunca más permitamos que nos importen conflictos e ideas que nos son ajenos y que no tienen el absolutamente nada que ver con nuestra historia y fundamentalmente con nuestros intereses, que son los intereses del pueblo.
Muchas gracias Uruguay, muchas gracias Montevideo, muchas gracias Pepe, muchas gracias a todos y a todas. Y como siempre, hermanos la República Argentina y el Uruguay, San Martín, Artigas, Bolívar, Belgrano y todos los patriotas que han dado sus vidas por estas tierras. Muchas gracias

ARGENTINA La Presidenta remarcó la importancia del autoabastecimiento energético para los países de la región

27ago13 URUGUAY 270813uru5
Martes, 27 de Agosto de 2013
La Presidenta remarcó la importancia del autoabastecimiento energético para los países de la región

La presidenta Cristina Fernández encabezó junto a su par de Uruguay, José Mujica, del acto de inauguración de una nueva planta desulfurizadora de la petrolera estatal uruguaya Ancap en Montevideo, construida gracias a una inversión de YPF. Allí destacó la importancia de la actuación del Estado en la promoción del autoabastecimiento energético.
La Mandataria sostuvo que “la muestra más cabal de la integración regional son los 400 millones de dólares de inversión de esta empresa argentina, YPF, en la única refinería que hay en Uruguay”, tras lo cual, agregó: “Quisiera detenerme no sólo en el monto de esta inversión, sino en la integración y soberanía hidrocarburífica” de nuestros países. Al respecto, destacó “estamos cumplimentando con creces este proceso de integración tan fuerte” con Uruguay.
Para la Presidenta, los países de Latinoamérica “necesitamos agregar valor y todo ello se hace imposible sino tenemos energía, y por eso el anillo energético es central para poder darle toda la potencia que esta región tiene en materia de reservas naturales, reservorios de agua y de verdadera potencia agroalimentaria”.
“Nuestros países han sido bendecidos con tierras maravillosas, con una producción primaria que nos distingue del resto del mundo, necesitamos agregarle valor a esa producción para generar trabajo altamente calificado, pero todo ello se hace imposible si no tenemos energía”, amplió.
En ese marco, la Jefa de Estado manifestó: “No me canso de decirlo: alimentos, energía y ciencia y tecnología son los 3 vectores que van a caracterizar el progreso o la falta de él en el siglo XXI”.
Por otra parte, felicitó “al valiente y esclarecido pueblo uruguayo” dado que en su momento eligió que ANCAP no dejara de ser una empresa pública.
“ANCAP es una empresa pública, nunca dejó de ser una empresa pública, y cuando se sometió a plebiscito aquí en Uruguay, para determinar si las empresas seguían en poder del Estado o se privatizaban, el pueblo democráticamente eligió que siguieran siendo parte del patrimonio público, porque al ser parte del patrimonio público son patrimonio en definitiva de todo el pueblo del Uruguay, así que vayan mis felicitaciones a este esclarecido y previsor pueblo uruguayo”, remarcó.
Recordó entonces la experiencia argentina con YPF, que tras su privatización y compra por parte de la española Repsol tuvo una dramática caída en su producción, haciendo que el país pase de ser exportador de petróleo a importador directo de energía.
Y también destacó que tanto la empresa aérea uruguaya PLUNA como Aerolíneas Argentinas sufrieron un vaciamiento a partir de su pasaje a manos privadas. “Cuando recuperamos Aerolíneas Argentinas, el Estado estaba a cargo del pago de los salarios y el combustible”, recordó la Mandataria. Y agregó: “Hoy Aerolíneas Argentinas recuperada por el Estado nacional representa el 80 % de los vuelos de cabotaje y ha recuperado la conectividad para todo el país”. “Las empresas privadas, obviamente, van a los destinos que son rentables únicamente, fundamentalmente los destinos turísticos, pero cuando uno forma parte de un país tiene que conectar a todos, a los extranjeros que vienen a disfrutar de las bellezas turísticas de nuestro país por supuesto, pero también a los argentinos que viven en la Argentina y tienen que viajar de la Argentina profunda a la Capital o trasladarse a algún otro lugar”, dijo la Presidenta.
También destacó que en la Argentina “se permite realizar vuelos de cabotaje a empresas extranjeras”. “Somos realmente un pueblo muy solidario los argentinos”, manifestó.
“Hemos recibido corrientes migratorias de todos lados”, recordó Cristina Fernández, tras lo cual, aseveró: “Hemos sido y seguiremos siendo un país de brazos abiertos para todos los hermanos de América del Sur que por diversas circunstancias no pudieron tener una oportunidad en sus países”.
Para la Jefa de Estado, la integración regional es de suma importancia para el desarrollo de cada uno de los países del Cono Sur, y la misma debe ser física, a través de obras de infraestructura; energética, con inversiones como esta que realizan YPF y ANCAP; turística y migratoria, consolidada en los millones de personas que son albergadas como hermanas en todas las naciones de América Latina. “Esa es la patria grande que soñaron San Martín y Artigas”, expresó. En ese marco, sostuvo que “Artigas es mucho más que uruguayo, es universal”
Asimismo, manifestó que intereses foráneos “quieren colocarnos una cabeza que no sea de latinoamericana, pero no le vamos a dar el gusto, nos vamos a sentir orgullosamente latinoamericanos”. “La experiencia de esta década en la región a significado para todos los pueblos de grandes adelantos”, agregó.
Tras ello, destacó que los países latinoamericanos “hemos podido resolver todos y cada uno de nuestros conflictos en paz”. “Nosotros tenemos el orgullo, como gobiernos de la América del Sur, de tener un objetivo: mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas y evitar conflictos”, señaló, para concluir afirmando: “Nunca más permitamos que nos importen conflictos e ideas que nos son ajenos y no tienen nada que ver con nuestra historia y con nuestros intereses, los intereses del pueblo”.
En el acto, las autoridades firmaron un acuerdo de entendimiento entre las petroleras de ambos países, rubricado por los titulares de Ancap e YPF, Raúl Sendic y Miguel Galuccio.
La obra
Las obras que inauguraron este mediodía la Presidenta y su par uruguayo demandaron una inversión de 400 millones de dólares y fueron realizadas por la compañía argentina YPF a través de su empresa de ingeniería, construcciones y servicios, AESA.
La jefa de Estado participó del acto junto al canciller argentino Héctor Timerman y el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro.
Los acompañan el presidente de Ancap, Raúl Sendic, y el titular de YPF, Miguel Gallucio, además del ministro uruguayo de Industria, Minería y Energía, Roberto Kreimerman.
También estuvieron presentes el secretario de Política Económica y Planificación para el Desarrollo, Axel Kicillof, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro. Otros asistentes son el embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena, y el representante uruguayo en Buenos Aires, Guillermo Pomi.

MERCOSUR Cumbre de Jefes y Jefas de Estado de Mercosur en Uruguay: palabras de la Presidenta de la Nación

Cumbre de Jefes y Jefas de Estado de Mercosur en Uruguay: palabras de la Presidenta de la Nación
Compañera Dilma Rousseff; compañero presidente del Uruguay; Nicolás; presidente Evo Morales; presidente Porfirio Lobo, de Honduras, que también anda por allí; presidentes y presidentas de delegaciones: la verdad que estar aquí me remueve recuerdos fuertes. A los pocos días de asumir mi primera presidencia, el 10 de diciembre de 2007, me tocó asumir como Presidenta Pro-Témpore del MERCOSUR aquí en este mismo lugar. Estaba presente Hugo, creo que estaba sentado por allá enfrente, si mal no recuerdo, acompañado por ti Nicolás, yo estaba también de este lado, y me acuerdo que venía participando de todas las reuniones del MERCOSUR porque su vocación, como recién lo explicaba Nicolás, fue siempre por identidad, por historia, por convicción y por comprensión fundamentalmente, de que su lugar, el lugar de Venezuela, estaba aquí en la América del Sur.
En aquel momento todos teníamos o por lo menos usted, presidente de Venezuela y yo también teníamos una vida distinta, usted también presidente de Uruguay, ni siquiera soñaba tal vez ser presidente de Uruguay, no por lo menos, pero sí tuvo una decisión importante el día anterior respecto de la política económica de Uruguay, lo recuerdo muy bien, y también el rol que le cupo a usted desempeñar en la toma de esa decisión que era precisamente la permanencia en este bloque, lo recuerdo muy bien porque soy memoriosa, imprescindible para sobrevivir, la memoria viva entre otras cosas.
Pero hoy estamos aquí y también recuerdo lo que era el mundo en el 2007, un mundo en el que veníamos en crecimiento permanente en América latina luego de una década perdida, de una década de neoliberalismo, donde se había hecho estragos en la región, devastados, y yo quisiera además de las emociones que hoy nos mueven, la verdad que a mí me conmueven varias pérdidas, me hubiera gustado y esto sin desmedro de usted, Presidente, de vos Nicolás, porque creo que se lo merecía, que hubiera estado Hugo hoy aquí como presidente de Venezuela presidiendo el Mercosur, porque pasó hasta por situaciones de humillación personal para poder ingresar al MERCOSUR. Sin embargo las aguantó todas, absolutamente todas porque sabía que este era su lugar, así que quiero recordar eso.
Pero quiero recordar también números, porque Pepe hizo una encendida defensa de la pertenencia a este MERCOSUR y a la región, pero no es una pertenencia desde lo emotivo, desde lo emocional, desde la identidad histórica, de ser parte de la región, sino también de los resultados que hemos tenido en la integración y que ha tenido Latinoamérica y que si permiten quiero reflejarla en números, sobre todo para aquellos y aquellas que desde distintos lugares de nuestros respectivos países despotrican contra el MERCOSUR y con que deberíamos tener otras visiones, otro tipo de integraciones, otro tipo de políticas económicas.
Si se me permite un instante tan siquiera leer 3 números o 3 índices. El PBI por cápita, o sea el ingreso por persona entre Latinoamérica y el mundo. En el año1980 el ingreso per cápita en el resto del mundo era 2.619 dólares y aquí en América latina era 2.415 dólares, prácticamente lo mismo. Cuando estábamos terminando 1989, o sea terminando la década del 80, ya se había abierto una brecha muy importante. El ingreso de América latina que era de 2.928 dólares y el del resto del mundo era de 3.974 dólares, ya había una brecha de 1.000 dólares per cápita a fines de 1989.
¿Qué pasó en los 90, durante el auge el Consenso de Washington? En el año 90 la brecha comenzaba en el resto del mundo con un ingreso de 4.344 y nosotros, Latinoamérica, de 3.292. Terminamos en el año 2002 en América latina con un ingreso per cápita que cayó abruptamente a 2.272 dólares per cápita, mientras que en el resto del mundo ascendía a 5.741 dólares, más del doble. Que no me vengan con emociones ni con pertenencias ni con ideologías, estoy hablando de números y de dólares, nada más lejano de la ideología.
Y veamos qué pasó entre el año 2003 y 2012 en el que podemos hablar de la recuperación de la región. Comenzamos en el año 2003 con un ingreso per cápita para la América del Sur, para la América latina, de 3.068 dólares frente a un ingreso del resto del mundo de 6.369 dólares per cápita, más del doble, así estábamos cuando llegaron a estas tierras los gobiernos populistas, como nos suelen adjetivar y calificar. Cómo estamos a fines del año 2012, luego de que América del Sur transcurriera, según titulares del mundo bajo el gobierno o bajo la dirección de gobiernos populistas. Hoy el ingreso per cápita del mundo es de 10.980 dólares y el de nuestra región por primera vez desde 1980 a la fecha lo supera y es de 11.812 dólares per cápita.
Esa es la historia de la región en números, no estoy hablando de ideas ni de colores de pelo, ni de discursos ni de ninguna otra cosa, estoy hablando de números. Pero paso a hablar a continuación de lo que significan esos números en la vida cotidiana de nuestras sociedades.
Ha significado la inclusión social de millones de compatriotas que carecían de trabajo, que no tenían educación, que no tenían salud; de millones de ancianos que no tenían cobertura previsional, de miles y miles de científicos que emigraban por falta de oportunidades, de jóvenes que no podían llegar a nuestras universidades, porque ni siquiera podían terminar el colegio secundario o porque ni siquiera tenían los medios para hacerlo. En mi país la educación es pública y gratuita también en la universidad y hemos crecido como nunca en la historia en la matrícula y también en el egreso de esas universidades. Igualmente en materia de salud, en materia de educación, en materia de ampliación de derechos a nuestros ciudadanos.
Pero también debo decir que en el año 2007 cuando estuve aquí había otro mundo y que hoy hay otro mundo que exige de este MERCOSUR que, como dije adentro, no es lo mejor, pero es el único instrumento que tenemos, la unidad y la integración para seguir profundizando este proceso de profunda democratización. Porque no hay democratización únicamente porque la gente cada 4 años elija un presidente en una urna, hay una verdadera democratización cuando la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas pueden acceder a los bienes y servicios universales y mejorar su calidad de vida.
Yo creo que el ingreso de Venezuela, la decisión también de Bolivia de querer ingresar al MERCOSUR, la situación de un mundo actual, nos debe hacer también repensar nuevas estrategias que tengan como vista fundamental nuestro propio mercado, cómo integrarnos más productivamente, cómo lograr también con las inmensas ventajas que tenemos en recursos naturales, en materia de minerales, energía, de potencia alimentaria, porque el riesgo que atravesamos también es que se intente, ante una nueva configuración del mundo, reprimarizar nuestras exportaciones y recuperar los términos de intercambio de otrora, que permitían precisamente que nuestras materias primas valieran muy poco y por eso el gran desafío es el valor agregado en nuestras regiones, la industrialización, la complementariedad y la mayor integración.
Yo creo que tenemos que trabajar mucho, tenemos que trabajar sobre temas puntuales, tenemos que trabajar sobre una nueva agenda pero sabiendo cuando uno lee estos números y cuando ve la experiencia cotidiana, porque no hace falta ver estos números, basta salir a la calle para ver a la gente como consume. Voy a contar una anécdota que puede parecer minúscula y graciosa. Estuve con el titular de una gran empresa multinacional, ayer no más, que decidió invertir en nuestro país, y les doy un dato que me daba él y se van a dar cuenta quien era sin que lo nombre. Antes un miembro de la clase media norteamericana gastaba 4 ó 5 pañales descartables por día, sin embargo acá en la región solamente llegaban a uno o uno y medio. No porque no los necesitaran sino porque no podían adquirir tal cantidad de pañales. Me decía que ahora, hoy aquí en la región, en mi país, se consume la misma cantidad de pañales que en la clase media norteamericana. Son estas pequeñas cosas, que a muchos economistas y gurúes de la economía se les escapan, quién va a andar pensando en pañales descartables si todos aspiran al Premio Nobel, las que pensamos en pañales descartables somos las mujeres, que no queremos lavar más pañales y queremos la misma comodidad que los países desarrollados.
Entonces es en esas cosas, que para algunos parecen pequeñas, y que para otros que siempre las tuvieron les parece que son un lujo que algunos otros las tengan también, porque en la naturaleza humana algunos creen que la diferencia está en las cosas materiales que se tienen y no en las ideas, en la capacidad de solidaridad o en la capacidad de mejorar condiciones de vida para toda la sociedad.
Por eso creo que en esta región, y en esta reunión en la que hoy asume Venezuela, el que asuma Venezuela no es solamente un hecho burocrático, no es un hecho más, es un hecho demostrativo de que hemos sido capaces de ampliar, de incorporar, de integrar, de superar prejuicios y de ser más. ¿Porque cuál es la gran virtud de la política? Sumar, no restar ni dividir, sumar y multiplicar esfuerzos. En el caso de la República Bolivariana de Venezuela, con su inmensa capacidad de recursos naturales en materia energética, que la hace vital a este proceso de integración que es el Mercosur, no lo digo hoy aquí, me lo deben haber escuchado repetir en todas y cada una de las reuniones en las cuales luchábamos por el ingreso de Venezuela: debemos cerrar la ecuación energética, porque alimentos, energía y tecnología van a ser los tres vectores, las tres grandes claves del desarrollo de este mundo que viene. Y no podemos desaprovechar la oportunidad, tenemos que saber que tenemos que abrir la agenda de vuelta.
Hoy recordamos que Ouro Preto se firmó en el año 1994, pleno Consenso de Washington, nadie daba dos pesos por el Mercosur. Y en esto quiero reivindicar la memoria de quien fuera mi compañero y del presidente Lula de Brasil, que apostaron contra todos los pronósticos y contra propios y extraños en sus países, a la existencia, el desarrollo, el crecimiento y el progreso de este instrumento que tenemos en nuestras manos.
Esta nueva configuración del mundo y estos logros que hemos tenido nos tienen que hacer redoblar el esfuerzo, no en cerrarnos sino en unirnos, que es diferente. No es lo mismo unirse que cerrarse, unirse es juntar los esfuerzos para vincularse en mejores condiciones frente a un mundo difícil, complejo y por momentos hostil. Que quede claro: el Mercosur no es algo cerrado, es algo abierto, pero abierto desde la unidad, abierto desde nuestro mercado interno, abierto desde nuestras demandas de lograr incorporar mayor tecnología y mayor valor agregado, porque eso es más trabajo. Hemos generado millones de puestos de trabajo en una región que sólo producía materia prima y me acuerdo de Hugo, muchas veces maldiciendo contra la enfermedad holandesa del petróleo que había dejado que los venezolanos abandonaran el campo y no produjeran alimentos, porque la riqueza del oro negro los obligaba a abandonar las otras actividades en las que Venezuela había sido tan distintiva en otras décadas.
Partiendo de todas las historias individuales de cada uno de nuestros países, construir y seguir construyendo una historia común. Que no significa que estemos siempre de acuerdo, que no significa que no debatamos, que no discutamos, pero sí que tengamos un compromiso. Yo les pido a todos los presidentes y presidentas un compromiso: que cada decisión, que cada política que tomemos aquí en el Mercosur, la tomemos con la visión completa de cada uno de nuestros países y de cómo le sirve a cada uno de nuestros países esta unidad. Para no escuchar cantos de sirenas, que no son de sirenas, están disfrazados. No son sirenas, quieren aparecer como sirenas pero no lo son. Quieren volver a vernos separados y divididos porque así siempre les ha sido mucho más fácil, y no desde hace 10, 20 ó 30 años, desde la emancipación a la fecha.
Por eso creo que, para finalizar y para darle la bienvenida al presidente de la República Bolivariana de Venezuela como Presidente Pro Témpore del Mercosur, tampoco puedo dejar de recordar lo que vivimos hace unos días en Cochabamba, o lo que me tocó vivir individualmente una noche cuando me llamaron para decirme –Rafael Correa, que hoy no está presente porque está en Europa- que a Evo Morales lo tenían preso en Europa. Yo no entendía nada, había salido de una reunión, Rafael me llamó de repente y me dijo: ¿no sabés lo que está pasando? No. Lo tienen a Evo preso. ¿Dónde? En Viena, me dice. Ahí hablé con Evo por teléfono, yo estaba muy nerviosa, me había puesto muy nerviosa, debo reconocer, Evo, que me llevás años mil de civilización. Estaba mucho más tranquilo porque cuando le pregunté cómo está compañero me dijo: yo muy bien compañera, ¿usted cómo está? Le digo mirá, un poco preocupada por lo que te está pasando. Ahí me puse en consulta inmediatamente con nuestra Cancillería para ver –abogada al fin, no puedo apartarme de mi profesión- cuáles eran los instrumentos legales que le permitieran a Evo salir de Viena y retornar a su país, a Bolivia. Hablé en dos o tres oportunidades con él, luego nos reunimos en Cochabamba y hoy estamos aprobando resoluciones muy importantes, que tienen que ver no con Evo Morales ni con el Estado Plurinacional de Bolivia, tienen que ver con la dignidad de nuestros países y de nuestros pueblos.
Que nadie se equivoque, no es una defensa al Presidente y al pueblo de Bolivia, porque cada uno de nosotros esa noche y los días posteriores nos hemos sentido Evo y su pueblo. Nos podría haber pasado a cualquiera de nosotros.
Por caso, y voy a ser extremadamente sincera, yo no puedo viajar a algunos países de Europa en el avión presidencial, que tiene inmunidad presidencial, porque en algunos países con rémora colonial todavía puede haber algún juez que disponga un embargo porque algún acreedor, buitre fundamentalmente, como nos pasó con la fragata Libertad, no quiso entrar en las dos reestructuraciones de deuda externa que tuvo mi país y que representa al 93 por ciento de nuestros acreedores y tengo que viajar en otro avión.
Por eso no es solamente un problema de Evo Morales. Es increíble, porque desde la Doctrina Drago, que tuvo como protagonista a la República de Venezuela hace muchísimos años, cien años, se estableció la inembargabilidad de los Estados por deuda. Acá te embargan aviones y no sé si voy yo arriba si no me embargan también a mí. Me devolverían enseguida creo. Eso lo diría un opositor en mi país, lo digo yo antes, me devolverían enseguida.
Pero la verdad que es el mundo que estamos viviendo, donde hay nuevas formas de colonialismo, más sutiles que las que conocimos hace dos siglos cuando bajaban con ejércitos y se llevaban la plata y el oro y sometían a nuestros pueblos originarios en las misiones guaraníes. Qué vamos a contar acá si todos nos conocemos. Por eso estamos haciendo estas declaraciones sobre Evo, sobre el espionaje, sobre el derecho de asilo.
Y si se me permite para finalizar, el derecho de asilo es un derecho que fue también reformulado aquí en Latinoamérica por México, porque el derecho de asilo, que reconoce siglos y que tuvo su origen en Europa, en la iglesias, era un derecho de asilo restringido que solamente se otorgaba a jefes de estado o a quien estaba perseguido por la justicia o con una orden de captura emitida en su contra. Precisamente México es el que introdujo el concepto del derecho de asilo amplio, y que tanto sirvió a tantos latinoamericanos que tuvieron que irse de sus países perseguidos por las dictaduras, torturados por las dictaduras durante el siglo XX. No estamos hablando de cosas que no conocemos, cada una de estas declaraciones de hoy tiene historias de sangre y tragedias terribles. No son construcciones jurídicas, no son construcciones filosóficas, son pasados históricos que hemos vivido, que algunos quieren revivir y tenemos el compromiso, como americanos del sur, inclusive de quien les habla, nieta de europeos, otros como Evo, de los pueblos originarios si los hay; de los pueblos originarios en serio, no de esos que los disfrazan para llevarlos a la televisión y mostrarlos como algo exótico. Este es un pueblo originario que conduce su país y lo conduce con éxito. Porque muchos creen que defender los pueblos originarios es reconocerles las vestimenta y darles un lugar para que vivan, chiquito de ser posible, para no ir más allá. No, acá también hay un pueblo originario que conduce su país y lo hace mucho mejor que los hijos de generaciones de europeos que habían venido a colonizar.
Hay de todo, así somos, diversos, plurales, distintos pero iguales en algo, iguales en lo más importante, en querer seguir creciendo con inclusión social, con equidad y con democracia, que deben ser los tres rasgos distintivos que siguen uniendo al Mercosur, hoy, ayer y siempre. Muchas gracias.

MERCOSUR La Presidenta convocó profundizar la inclusión social, la equidad y la democracia en el marco del Mercosur

13jul13 mercosur 12071302
Viernes, 12 de Julio de 2013
La Presidenta convocó profundizar la inclusión social, la equidad y la democracia en el marco del Mercosur

En su exposición en la cumbre de Jefes y Jefas de Estado de Mercosur, que se lleva a cabo en Montevideo, la presidenta Cristina Fernández destacó “los resultados que hemos tenido con Mercosur” desde su fundación a la fecha. En ese sentido, indicó que se ha logrado reducir notablemente la brecha existente en términos de ingresos per cápita con países más desarrollados. “Esto significa mejor calidad de vida de jóvenes, ancianos, educación donde hemos crecido como nunca en la historia”, aseveró.
En ese sentido, recordó que el PBI por cápita en 1980 en el resto del mundo era 2.619 dólares, mientras que en América latina llegaba a 2.415 dólares. Para 1989 el ingreso de América latina era de 2.928 dólares y el del resto del mundo era de 3.974 dólares. En el año 2002 – continuó la Presidenta – en América latina el ingreso per cápita que cayó abruptamente a 2.272 dólares, mientras que en el resto del mundo ascendía a 5.741 dólares. Finalmente, señaló que para hoy el ingreso per cápita del mundo es de 10.980 dólares y el de nuestra región es de 11.812 dólares per cápita, es decir, por primera vez en la historia superior.
Señaló también que el bloque regional está viviendo un “proceso de profunda democratización” debido a que “sus ciudadanos vuelven a acceder a bienes para mejorar su calidad de vida”.
Aunque advirtió que la situación actual a nivel internacional “nos debe hacer repensar nuevas estrategias y nuevos aspectos que tengan en vista nuestro propio mercado” porque “el riesgo que atravesamos es que se intente reprimarizar nuestras importaciones y recuperar los términos de intercambio de otrora”. Por eso, la Jefa de Estado sostuvo que hoy el gran desafío para los países del bloque lo representan “el agregado de valor, la complementariedad y la integración”.
Asimismo, consideró que el hecho de que hoy la República de Venezuela asuma como miembro pleno de Mercosur “no es solamente un hecho burocrático, es un hecho demostrativo que hemos sido capaces de integrarnos y ser más”. En ese sentido, destacó la importancia de la nación bolivariana para el bloque debido a “su inmensa capacidad de producción energética, vital para el Mercosur”. “Alimentos, energía y tecnología serán las tres grandes claves del desarrollo de este mundo que viene”, aseveró.
Para la Presidenta argentina, los logros alcanzados en Mercosur “nos tienen que hacer redoblar el esfuerzo, unirnos más y no cerrarnos” para poder “vincularnos en mejores condiciones frente a un mundo, difícil y en mejores condiciones en un mundo hostil”.
Y sostuvo que “incorporar mayor tecnología y mayor valor agregado” implica “construir y seguir construyendo una historia común”.
Por otra parte, convocó a los demás mandatarios de la región a asumir el compromiso de que “cada decisión, que cada política que tomemos en el Mercosur, la tomemos con la visión completa de nuestros países, que lo hagamos con igualdad”, dado que los grupos de poder mundial “quieren volver a vernos separados y divididos, porque así se les hace mucho más fácil” ejercer sobre la región su dominio.
Con respecto a los acuerdos suscriptos en la reunión de la semana pasada en la ciudad de Cochabamba, cuando Unasur repudió la acción de algunos países de Europa contra el vuelo oficial del presidente Bolivia, Evo Morales, por presuponer que trasladaba en él al técnico disidente estadounidense Edward Snowden, señaló que “estamos aprobando resoluciones muy importantes, que tienen que ver con la dignidad de nuestros países y de nuestros pueblos”. “Que nadie se equivoque, no es una defensa al Presidente Evo Morales o al pueblo de Bolivia, porque cada uno de nosotros nos sentimos Evo y su pueblo, nos podía haber pasado a cualquiera de nosotros”, el incidente antes mencionado.
En ese sentido, señaló que “yo no puedo viajar a algunos países de Europa en el avión presidencial, porque en algunos países con rémora colonial algún acreedor que no quiso sumarse al canje de la deuda puede trabar un embargo sobre la nave”, explicó. “Hay nuevas formas de colonialismo, más sutiles que las que conocimos hace dos siglos, cuando venían por la plata y el oro y sometían”, destacó.
Por eso, señaló que “cada decisión de hoy tiene detrás historias de sangre terribles, pasados históricos que hemos vivido y que algunos quieren revivir”.
Finalmente, señaló que los integrantes de Mercosur son “diversos y plurales, distintos pero iguales en lo más importante, que es seguir creciendo con inclusión social, equidad y democracia”. “Esos deben ser los tres rasgos distintivos que tienen que seguir uniendo al Mercosur”, concluyó.

MERCOSUR La Presidenta participa de la Cumbre del Mercosur en Uruguay

13jul13 mujica 120713_mercosur_1094
Viernes, 12 de Julio de 2013
La Presidenta participa de la Cumbre del Mercosur en Uruguay

La presidenta Cristina Fernández participa en Montevideo de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur.
Cristina Fernández mantiene reuniones de trabajo en Montevideo con sus pares del Mercosur, en el marco de la Cumbre de Jefas y Jefes de Estado del bloque regional. La mandataria participó de un desayuno de trabajo junto a los presidentes de Uruguay, José Mujica; de Bolivia, Evo Morales; de Brasil, Dilma Rousseff; y de Venezuela, Nicolás Maduro.
Más tarde, la Jefa de Estado compartirá la reunión de mandatarios del bloque con los representantes de los Estados parte, asociados e invitados especiales. En la cumbre, Venezuela recibirá la presidencia pro témpore del Mercosur de manos de Uruguay. Por otro lado, Surinam y Guyana firmaron ayer los protocolos de adhesión para incorporarse al Mercosur como estados asociados,
La Presidenta arribó a la capital uruguaya acompañada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el viceministro de Economía, Axel Kicillof; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; y el embajador de Argentina en Brasil, Luis María Kreckler.

Nube de etiquetas