Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Jose Alperovich’

ARGENTINA Acto por el 196º aniversario de la Declaración de la Independencia: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto por el 196º aniversario de la Declaración de la Independencia: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE CONMEMORACIÓN DEL 196° ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA, EN LA CIUDAD DE SAN MIGUEL DE TUCUMÁN
Gracias, muchas gracias Tucumán.
Señor Gobernador de la provincia de Tucumán; señor Vicepresidente de la Nación; señores gobernadores de las hermanas provincias de Jujuy, de Santiago del Estero, de la Rioja; señores intendentes de la Capital y de las otras localidades de esta hermosa Tucumán: yo recién, cuando escuchaba las palabras del señor Gobernador, recordaba que hoy hace exactamente 9 años que venimos a conmemorar el 9 de Julio, nueve por nueve, desde aquel 2003. (APLAUSOS)
Hace exactamente 9 años, quien fuera mi compañero de vida y de militancia, venía a esta Provincia a pocos meses de haber inaugurado su presidencia; era un mundo totalmente diferente y también un país totalmente diferente. Éramos nosotros los que nos habíamos caído del mundo y era ese hombre el que marcaba un camino que a muchos tal vez, pero no al pueblo profundo, que tiene otros saberes y otra comprensión, entonces él nos proponía un camino que no era independiente del mundo, porque sabía que había un mundo globalizado pero necesitábamos romper las cadenas que durante décadas se habían tejido sobre las posibilidades del pueblo argentino; esas cadenas que eran el endeudamiento, esa deuda externa feroz que nos obstruía, que obturaba toda posibilidad de crecimiento y desarrollo; esa dependencia de ese organismo multilateral de crédito que nos daba clases a nosotros y al mundo.
Él le proponía y les propuso a los argentinos un modelo que parecía a contramano del mundo y de la historia en esos momentos; tuvo que soportar agravios, descalificaciones, burlas, porque tal vez no tenía la enjundia académica de algunos que supieron explicarles y engañar muy bien a los argentinos con los mecanismos de la dependencia. Venía con la frescura, pero también con la gestión de un hombre que había militado desde muy joven y que creía que otro país, otra nación era posible. Él creía en la patria, siempre creyó en la patria.
Sabía también que era necesario comenzar un proceso de fuerte industrialización que generara los millones de puestos de trabajo que vinieran a cubrir esa miseria de un 25 por ciento de los argentinos que, como recién decía aquí José, aquí en Tucumán, en aquel 9 de Julio había un 25 por ciento de desocupados. Hoy hay un 4 por ciento, por abajo de la media nacional.
Porque ese proyecto no sólo era nacional, popular y democrático, sino además, profundamente federal, como fueron las luchas de tantos próceres, de tantos argentinos que regaron la tierra argentina en la lucha por libertad y la independencia.
Desde aquel 9 de Julio, la Argentina comenzó lentamente pero inexorablemente a levantarse sobre sus ruinas, a levantar sus banderas, a sentirse orgulloso de ser argentinos.
Recuerdo también, imposible olvidarlo, otro 9 de Julio del 2007, aquí, no en día soleado y maravilloso como hoy, era un día invernal, de nevisca, yo ya era candidata a presidenta, parecía que el tiempo me anunciaba algunas cosas que me iban a pasar, parecía que el tiempo me anunciaba algunas cosas que pasaron después, pero que también con fortaleza, con coraje pero por sobre todas las cosas con profundas convicciones en que la lucha no sólo es por crecer, sino por crecer con igualdad y equidad es que tenemos que seguir trabajando. (APLAUSOS)
Ni a él ni a mí nos importa el crecimiento económico por sí mismo; sabemos que el crecimiento tiene que venir con la redistribución del ingreso para que haya igualdad, para que haya equidad, para que haya justicia, esa justicia social durante la cual mucho tiempo se llenaron la boca declamándola pero pocas veces ejerciéndola en nombre de nuestras ideas, de nuestro partido y de nuestro movimiento.
Por eso, este 9 de Julio, que ha sido siempre una fecha muy emblemática para nuestro movimiento. Perón siempre decía que el 9 de Julio era la fecha de los peronistas y yo les propongo que desde aquel Bicentenario maravilloso que vivimos, juntamos las dos partes de la patria, la del 25 de Mayo y la del 9 de Julio, porque son la misma cosa, porque son exactamente la lucha de ideales para tener una patria más grande. Y hoy, este 9 de Julio nos encuentra casi con un mundo dado vuelta; una Argentina que ha crecido en estos 9 años a un ritmo como nunca lo había hecho en sus 200 años de historia, el crecimiento más importante, 80 por ciento de nuestro PBI hemos crecido, desendeudamiento, más de 5 millones de puestos de trabajo, recuperamos la administración de los recursos de los trabajadores, recuperamos nuestra línea de bandera que vuelve a conectar a todos los argentinos, recuperamos Yacimientos Petrolíferos Fiscales para que vuelva a ser patrimonio de los argentinos…(APLAUSOS); millones de hombres y mujeres que había quedado a la vera del camino, incorporados a los beneficios previsionales que nos convierten en el país con mayor cobertura, 95 por ciento de cobertura previsional; mejor poder adquisitivo de América latina para nuestros asalariados, el mejor salario de toda América latina, más de 2.500 convenciones colectivas de trabajo donde se vuelve a negociar libremente entre trabajadores y patrones con la participación del Estado.
Por eso, hoy nos encontramos con un mundo dado vuelta, ese mundo ideal que le refregaron por la cara durante sus 4 años y medio de gestión, que me refregaron también a mí y algunos todavía intentan monocordemente defender, se ha derrumbado.
Recién lo decía José, una crisis internacional sin precedentes, tal vez peor que la del 2008 o que la del 2009, porque en realidad primero dijeron que eran la “subprime”, parece que el primer argumento fue echarle la culpa a los pobres que habían comprado casas y como después las casas no las podían pagar, por eso había venido la crisis mundial; después vino la caída de Lehman Brothers, allí ya no pudieron ocultar tanto la cosa, uno de los mayores bancos del mundo que se caía; y ahora, claramente ha aparecido la verdad desnuda, la verdad implacable. Han timbeado durante 9 años en las grandes centrales mundiales de poder, en los paraísos fiscales, miles de millones que no se sabe si existen, que solamente existen en un mundo virtual.
Me ha tocado verlo a mí con Argentina miembro del G-20, ver como otrora economías florecientes, algunos primeros inversores en nuestro país, hoy se desploman agobiados por el peso de su deuda externa. No nos alegra, al contrario, nos preocupa y nos ocupa, porque sabemos que en un mundo tan interconectado no hay posibilidades de no recibir los coletazos de semejantes desastres.
Por eso, hoy, aquí, puedo venir de frente a mirar los ojos de miles y miles de tucumanos que se han acercado a conmemorar esta fecha patria para decirles que no estábamos equivocados cuando planteábamos la necesidad de producción, de capital a favor del trabajo, de la producción de bienes y de servicios. (APLAUSOS)
Por eso estamos todos los días imaginando políticas proactivas, contracíclicas como es el Plan Procrear que va finalmente a hacer su primer sorteo este 20 de julio, préstamos para jubilados, seguir incrementando el que haya negociaciones colectivas de trabajo, que haya más inversión y por eso hemos reformado la Carta Orgánica del Banco Central, para que los bancos que tanto dinero han ganado en estos años los destinen también a la inversión para las grandes empresas y para las pequeñas y medianas empresas. (APLAUSOS)
Así como nosotros, el Estado, sostiene la demanda agregada a través del salario de los trabajadores a través de políticas activas, necesitamos que nuestros empresarios inviertan para poder seguir con la rueda del crecimiento, para poder seguir agregando valor cada vez más valor a nuestros productos, porque cada valor que se agrega, son miles de puestos de trabajo que ingresan al circuito y son miles de argentinos que tienen la dignidad del trabajo registrado y bien remunerado, que ese es nuestro objetivo final.
Por eso digo que tal vez, pocos hayan sido los gobiernos en toda nuestra historia, que hayan podido desde un mismo proyecto, ver cómo ha cambiado el mundo y cómo ha cambiado el país. Porque siempre con la interrupción institucional durante décadas o tal vez los fracasos económicos que desembocaban finalmente en crisis institucionales, ni qué recordar el 2001.
En estos días, argentinos, el próximo 3 de agosto, la Argentina terminará de pagar el corralito de los dólares que se hizo en el año 2001. (APLAUSOS) Ese corralito que, como yo digo, ningún consultor económico de esos que hablan todos los días anunciándoles a ustedes las cosas horribles que va a hacer este Gobierno. Vienen anunciando desde el 2003 a la fecha, cosas espantosas, sobre todo, después de la última elección. Parece que el número de los votos los preocupó un poco y se dedicaron entonces a lanzar rumores de que íbamos a hacer tal cosa o tal otra. No solamente ellos mienten, hay unos cuantitos otros que aparecen en los medios de comunicación que también lo hacen. (APLAUSOS)
Pero ya es hora de que cejen en esos intentos, porque ya nos hemos dado cuenta todos o casi todos los argentinos. ¿Cómo puede ser que no hayan podido prever, con tanta inteligencia y tanta información, lo que iban a hacer en el 2001 cuando los bancos cerraron las puertas y no le devolvían la plata a la gente por indicación del Gobierno? ¿A quién le contaron? ¿Algún argentino escuchó por radio, por televisión, escucharon o leyeron en algún diario, local o nacional, que el Gobierno iba a tomar esa medida? Contéstenme, ¿escuchó alguien?
– “No”, contesta el público presente.
¿Escuchó alguien?
– “No”, contesta el público presente.
Y sin embargo la tomaron y dejaron a la Argentina y a miles de argentinos colgados del pincel, argentinos a los que ahora nosotros este 3 de agosto les vamos a devolver en dólares lo que se quedaron de otros gobiernos.
Por eso es hora de que aquellos argentinos que todavía no se dieron cuenta, les pidan a estos que los engañaron que rindan cuenta de una buena vez por todas. (APLAUSOS)
También sabemos y él lo sabía también y yo lo sé también como lo sabemos todos los argentinos de la necesidad imperiosa de la unidad nacional. Si uno recorre estos 200 años de historia, si uno conmemora y recuerda lo que pasó en Tucumán cuando prácticamente San Martín tuvo que obligar a que declararan la independencia porque tenían dudas, sabemos que la unidad nacional es presupuesto básico para seguir creciendo, más allá de las diferencias. Unidad nacional no quiere decir que todos pensemos u opinemos los mismo; unidad nacional quiere decir ponerse de acuerdo sobre las banderas fundamentales para que nuestro pueblo siga logrando crecer y nuestra patria siga siendo eso, una patria. (APLAUSOS)
Unidad nacional a la que convoco a los 40 millones de argentinos, porque necesitamos también de otra unidad superior que es la unidad regional, la unidad de la América del Sur, de este MERCOSUR ampliado, de esta UNASUR. (APLAUSOS)
Miren las cosas que hemos podido resolver y por eso hoy nuestra región y en ella la Argentina, tienen un protagonismo inédito. Lo podemos ver y razonar a partir de nuestros recursos, de nuestras potencialidades, de nuestra producción.
Por eso, este 9 de Julio debe servir para que cada argentino, piense cómo piense, provenga de dónde provenga, sepa que no se puede dejar engañar nunca más. Ni tampoco ver en otro hermano que está en otro partido o que piensa diferente o que viene de un lado diferente, un enemigo, al contrario.
Si la mayoría de los argentinos, la absoluta e inmensa mayoría de los argentinos tiene las mismas necesidades. ¿O se creen que les va a ir mejor a algunos si les va mal a las grandes mayorías? Cuando le ha ido bien solamente a unos poquitos, siempre les ha ido bien, independientemente de cómo le vaya a las grandes mayorías.
Pero nuestros trabajadores, nuestra clase media, nuestros estudiantes, nuestros docentes, nuestros científicos, nuestros empresarios, comerciantes, saben que solamente podremos seguir creciendo en la medida que el país siga teniendo una política que proteja a nuestras empresas a nuestro trabajo, a nuestros trabajadores.
Saben también que hemos logrado reducir la deuda de esa Europa que, por ejemplo, hoy llega a límites de más del 100 por ciento de su PBI, apenas un 14 por ciento del PBI vinculado con tenedores privados o nacionales.
Perece un milagro, parece mentira cuando él vino acá por primera vez, ese 9 de julio, debíamos más del 130 por ciento de nuestro PBI; hoy vengo yo y estamos debiendo el 14,9 a tenedores nacionales privados o extranjeros. El resto es intra sector público. (APLAUSOS)
Cómo no sentirnos orgullosos, argentinos, de la tarea realizada! ¡Claro que falta mucho, siempre va a faltar! Porque siempre cuando uno sube un escalón quiere subir al siguiente, es algo que viene de la condición humana. Cuando conseguiste el trabajo, querés ver si te podés comprar la casita y después la moto o el auto, después mandar los pibes a la universidad, una universidad que sigue y seguirá siendo popular, nacional, gratuita, pública como lo fue siempre desde el primer grado, como nos ha marcado la historia. Nueve universidades se han creado durante la gestión iniciada en el 2003 y hasta la fecha.
La distribución federal también que permite el crecimiento armónico con una obra de infraestructura en caminos, en rutas, en viviendas, en hospitales como nunca se había visto y que federalizó la inversión de este Norte que ni siquiera estaba conectado eléctricamente, donde no había casi agua corriente ni cloacas y hoy estamos trabajando y dando industrias y electricidad para poder seguir creciendo al Norte y al Sur para quebrar ese maleficio que arrastramos durante 200 años de una zona centro super desarrollada a la cual emigraban miles y miles de tucumanos, santiagueños, salteños, jujeños, riojanos a buscar una nueva oportunidad. Ahora queremos que no se vaya ningún tucumano ni riojano ni salteño, queremos que se queden en su tierra porque hay trabajo, porque hay oportunidad de estudio, de vivienda. (APLAUSOS)
Por eso este 9 de Julio, nos tiene que llevar a la gran reflexión a los argentinos. Y para conmemora los documentos para los trans, el matrimonio igualitario, la igualdad. (APLAUSOS)
¿Saben una cosa? Cuando Néstor fue diputado, a él no le gustaba la tarea legislativa, lo aburría enormemente, era un hombre que no podía estar quieto y creo que fue a la Cámara cuando le tocó jurar como diputado, a un mensaje mío, porque tampoco fue a todos los mensajes, y la única ley que votó fue la del Matrimonio Igualitario. (APLAUSOS)
Una sociedad que ha recuperado, que ha devuelto a miles y miles de argentinos su verdadera identidad, que ha reparado, que ha dado más igualdad, que no le ha quitado igualdades a nadie; al contrario, ha ampliado igualdades a otros que no tenían los mismos derechos que teníamos tantos argentinos. (APLAUSOS)
¡Qué orgullo siento como argentina cuando veo que en naciones como la “France”, la Gran Francia de la cual vinieron las ideas revolucionarias de mayo, recién ahora se esté tratando el matrimonio igualitario! ¡Mi madre! ¡Quién nos ha visto y quién nos ve! Y me siento orgullosa de esta Argentina igualitaria, reparadora, solidaria y justa. (APLAUSOS)
Además, y para finalizar, les pido…Yo sé que esa frase que cantan en las consignas, que en los malos momentos los pibes van a estar, sé que es cierta porque tiene una verdad histórica. Tiene una verdad histórica que es el compromiso de los jóvenes históricamente, desde Bernardo Monteagudo, desde Mariano Moreno, desde Belgrano, pasando por todas las generaciones y por toda la historia de la Humanidad. Son los jóvenes los que empujan, son los jóvenes los baluartes y la vanguardia del cambio, porque está en el ADN de la juventud, aquí están los secundarios y los universitarios y también los que están en los barrios trabajando.
Yo quiero que ustedes, jóvenes universitarios y secundarios también, como lo hacíamos nosotros, vayan a los barrios junto a los más humildes porque allí se aprende lo que sufre el pueblo, las cosas que necesitan, ahí uno adquiere la sensibilidad que nunca más pierde. Porque es en la juventud, porque es en la edad en que aprendés a incorporarte a la vida, donde se te quedan fijados los conceptos y las ideas. (APLAUSOS)
No era casualidad que Eva tuviera apenas 20 y pico de años, aunque parezca por allí por su peinado y su rodete y ustedes la vean como una señora; tenía la edad de ustedes cuando asumió como primera dama de este país. ¡Cómo no iba a revolucionar este país! Mujer, joven. (APLAUSOS)
Por eso, yo les pido, para finalizar, que a esa Argentina le pongamos unidad, organización y solidaridad. Unidad, porque depende de nosotros, de los 40 millones de argentinos que tiremos para el mismo lado para seguir creciendo. Organización, porque se requiere de todos y cada uno de nosotros, sea en la universidad, en la escuela secundaria, en el barrio, en el sindicato, en el movimiento social, en la parroquia, se organicen para el gran objetivo que es la solidaridad, la igualdad y la equidad. Para eso los quiero a los argentinos unidos y organizados. No es una unidad para cualquier cosa, es una unidad para ayudar a los demás, es una unidad para darle al que todavía le falta el trabajo, es solidaridad y es justicia por la que venimos luchando desde hace más de 200 años.
Gracias, Tucumán; gracias, Argentina y feliz Día de la Patria. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta pidió “unidad, organización y solidaridad” a todos los argentinos

Lunes, 09 de Julio de 2012
La Presidenta pidió “unidad, organización y solidaridad” a todos los argentinos
La Jefa de Estado encabezó el acto principal por el 196º aniversario de la Declaración de la Independencia, en San Miguel de Tucumán. Cristina Fernández sostuvo que “la unidad nacional es presupuesto básico para seguir creciendo”. Y remarcó que “el gran objetivo es la solidaridad, la equidad, la igualdad”.
La presidenta Cristina Fernández recordó que nueve años atrás, el ex presidente Néstor Kirchner, viajó también a Tucumán a celebrar el Día de la Independencia, en “un mundo totalmente diferente y también un país totalmente diferente, éramos nosotros los que nos habíamos caído del mundo”. Indicó que el ex mandatario “nos proponía un camino que no era independiente del mundo, porque sabía que había un mundo globalizado. Pero necesitábamos romper las cadenas que durante décadas se habían tejido sobre las posibilidades de los argentinos”.
Rememoró que Kirchner “tuvo que soportar burlas, porque tal vez no tenía la enjundia académica de otros”, pero destacó que “venía con la frescura, pero también con la convicción de alguien que había militado de muy joven” y que creía que “otro país era posible”.
La Jefa de Estado señaló que gracias al “proceso de fuerte industrialización”, iniciado durante el gobierno de Kirchner, en Tucumán la desocupación descendió del 25 al 4 por ciento, “por debajo de la media nacional”. “Ese proyecto no era solamente nacional, popular y democrático, sino también profundamente federal”, enfatizó.
“Desde aquel 9 de julio la Argentina comenzó lentamente pero inexorablemente a levantarse sobre sus ruinas, a levantar sus banderas, a sentirse orgullosos de ser argentinos”, consideró la mandataria.
Cristina Fernández sostuvo que cuando le tocó asumir la Presidencia estaba convencida que “la lucha no es solo por crecer, sino crecer con igualdad”. “No nos importa el crecimiento económico por sí mismo, sabemos que el crecimiento tiene que venir con la redistribución del ingreso”, expresó. Y sostuvo que en el proyecto de su gobierno se unen “las dos partes de la patria, la del 25 de mayo y la del 9 de julio, porque son la misma cosa, son la lucha por los ideales para tener una patria mas grande”.
Argentina frente a la crisis internacional
La Presidenta de la Nación afirmó que “este 9 de julio nos encuentra con el mundo dado vuelta”. A continuación destacó que “Argentina ha crecido como nunca lo había hecho en sus 200 años de historia”
La Jefa de Estado enumeró que se crearon mas de 5 millones de puesto de trabajo, se recuperó la administración de los aportes de los trabajadores, Aerolíneas Argentinas, YPF. También puntualizó que Argentina es el país con mayor cobertura previsional, con un 95 por ciento, y que posee el mejor salario básico de toda Latinoamérica.
A continuación destacó: “Hoy nos encontramos con un mundo dado vuelta. Ese mundo ideal que le refregaron en la cara (a Kirchner), durante sus cuatro años de gestión, que me refregaron a mí, se ha derrumbado”.
Explicó que estamos ante “una crisis mundial sin precedentes. Primero dijeron que era las subprime, el primer argumento fue echarle la culpa a los pobres que habían comprado casas y no las podían pagar; después fue la caída de Lehman Brothers; y ahora apareció la verdad desnuda: han timbeado durante años en los principales centros financieros mundiales, miles de millones”. “Me ha tocado ver a mí economías otrora florecientes, que se derrumban por el peso de su propia deuda soberana”, afirmó
Asimismo, consideró que “no estábamos equivocados cuando planteábamos la necesidad de producción, del capital asociado al trabajo”. En ese sentido, afirmó que se continuará con “política proactivas, anticíclicas: como PROCREAR, como créditos para jubilados y pensionados, por eso también reformamos la Carta Orgánica del Banco Central, para que los bancos destinen parte de sus créditos a las empresas”.
“Necesitamos que nuestros empresarios inviertan para poder seguir con la rueda del crecimiento, para agregar cada vez más valor a nuestros productos. Porque cada vez que se agrega valor, son miles de argentinos que ingresan al mercado de trabajo”, sentenció.
En otro tramo, la mandataria anunció que “el próximo 3 de agosto la Argentina terminará de pagar el corralito en dólares que se hizo en 2001”. Señaló que aquella medida que perjudicó a miles de argentinos no fue anticipada por “ningún consultor económico de los que anuncian todos los días las cosas terribles que vamos a hacer”. Sostuvo que, pese a que nadie lo anticipó, la medida se tomó y “dejaron a la Argentina y a miles de argentinos colgados del pincel. Nosotros vamos a devolverle lo que se quedaron en otros gobiernos”.
La necesidad de la unidad
La Presidenta aseguró que “la unidad nacional es presupuesto básico para seguir creciendo”. Enfatizó que “unidad nacional no quiere decir que todos pensemos lo mismo. Unidad nacional es ponerse de acuerdo en las cosas básicas para que el país siga creciendo”.
Asimismo, sostuvo que se necesita “una unidad superior, la unidad de América del Sur, la UNASUR”. Explicó que a partir de la unidad y de sus potencialidades la “región y Argentina en ella tienen un protagonismo inédito”.
“Este 9 de julio debe servir para que todo argentino, piense como piensa, sepa que no puede dejar engañarse nunca más, ni vea en otro argentino a un enemigo. Todo lo contrario, si la mayoría de los argentinos tiene las mismas necesidades”, afirmó Cristina Fernández. En ese sentido, consideró que “sólo a un pequeño grupito le ha ido bien, cuando le ha ido mal a las grandes mayorías”.
Respecto a la relación entre deuda y PBI, la Presidenta recordó que cuando Kirchner vino por primera vez a Tucumán “debíamos el 130 por ciento de nuestro PBI; hoy vengo yo a decir que debemos el 14 por ciento a tenedores particulares, el resto es intra administración pública”, explicó.
También reconoció las deudas pendientes, al indicar que “cuando conseguiste el trabajo, querés ver si te podés comprar la casa, el autito o la moto; después si podés mandar a los chicos a la universidad, universidad que va a seguir siendo popular, nacional, y totalmente gratuita”.
Asimismo, la Jefa de Estado destacó la importante obra pública, que integró al norte del país “para quebrar ese maleficio que cargamos durante años, de una zona centro, a la que emigraban miles y miles de tucumanos, salteños, jujeños, riojanos”.
Entre las obras de su gestión, también subrayó “el matrimonio igualitario, los documentos para los trans: la igualdad”. Señaló que la argentina es “una sociedad que ha devuelto a miles y miles de argentinos su verdadero identidad. Ha reparado, ha dado igualdades. No le ha quitado igualdad a nadie, al contrario, ha ampliado igualdades a otros que no las tenían”. “Me siento orgullosa de estar en esta Argentina igualitaria, solidaria, reparadora y justa”, expresó.
La juventud, vanguardia del cambio
La Presidenta de la Nación sostuvo que “esa frase que cantan en las consignas, de que en los malos momentos, los pibes van a estar, es cierta, porque es una verdad histórica”. Afirmó que “son los jóvenes los que empujan, los baluartes, y la vanguardia del cambio, porque está en el ADN de la juventud”.
“Yo quiero que ustedes, jóvenes universitarios y secundarios, como lo hacíamos nosotros, vayan a los barrios junto a los más humildes, porque allí es donde se aprende lo que se sufre, donde se genera la sensibilidad, que nunca más se pierde”, pidió a los jóvenes presentes. Y opinó que “no es casualidad que Eva tuviera veinticinco de años. Cómo no iba a revolucionar este país: mujer, joven”.
Organización para la solidaridad
Por último, la Presidenta expresó: “Yo pido que a esta Argentina le pongamos unidad, organización y solidaridad”. “Unidad, porque depende de nosotros, de los 40 millones de argentinos que tiremos para el mismo lado, para seguir creciendo”, afirmó. Y agregó: “Organización, porque
se requiere que cada uno de nosotros se organice para el gran objetivo que es la solidaridad, la equidad, la igualdad”. “No es una unidad para cualquier cosa, es unidad para ayudar a los demás”, concluyó
Cristina Fernández estuvo acompañada durante el acto por el vicepresidente Amado Boudou, el gobernador de Tucumán, José Alperovich, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkes de Alperovich, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, los gobernadores de La Rioja, Luis Beder Herrera, de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, de Jujuy, Eduardo Fellner, el jefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina, ministros del Poder Ejecutivo, legisladores, intendentes, y representantes de organizaciones sociales.
La Presidenta había llegado a San Miguel de Tucumán 10 minutos antes de las 13 a bordo del Tango 01. La acompañan integrantes del gabinete nacional y en la estación aérea fue recibida por el gobernador José Alperovich.
Desde el aeropuerto “Benjamín Matienzo” se dirigió a la Casa Histórica, donde se declaró la Independencia, donde recibió una copia del acta en español y aymara.
Luego rindió homenaje en el histórico recinto a los próceres que declararon allí la Independencia en 1816 y participa de la tradicional ceremonia en el Salón de la Jura de la Independencia, donde colocará una ofrenda floral y firmará el Libro de Visitantes Ilustres.
Posteriormente se trasladó al Hipódromo de Tucumán para encabezar el acto central por el Día de la Independencia, donde dirigió un discurso al país.

ARGENTINA Instó Cristina desde Bariloche a los argentinos a hacer un esfuerzo de unidad mientras el mundo se desmorona

25 DE MAYO
Instó Cristina desde Bariloche a los argentinos a hacer un esfuerzo de unidad mientras el mundo se desmorona
FUENTE: SALA DE PRENSA – CABA
http://www.prensa.argentina.ar/2012/05/25/30970-insto-cristina-desde-bariloche-a-los-argentinos-a-hacer-un-esfuerzo-de-unidad-mientras-el-mundo-se-desmorona.php
La Presidenta destacó desde Bariloche, en la celebración del 25, que con el proyecto iniciado desde 2003 “hemos devuelto la Patria a los argentinos, que se la habían arrebatado”. Instó a hacer un esfuerzo de unidad mientras el mundo se desmorona y a valorar “la oportunidad del lugar que ocupamos”.
Al pronunciar su discurso en el escenario del teatro La Baita, en el marco del acto central por el 202ª aniversario de la Revolución de Mayo, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió “a todos los argentinos que hagamos este esfuerzo de estar unidos en momentos que el mundo se desmorona”.

Reflexionó: “Ocupamos un lugar importante, no sólo porque logramos producir granos y carne, también porque logramos industrializar el país y tenemos una política que genera trabajo, inclusión y protege a nuestros empresarios”.

La jefa de Estado defendió el modelo vigente, que se apoyó en un sólido mercado interno, sólidas exportaciones, desendeudamiento que nos libera de financiamiento externo, la soberanía hidrocarburífera que nos permitirá algún día volver a autoabastecernos, en el contesto de un cambio de época similar al que los últimos años. “Estamos ante una inmensa oportunidad histórica”, de esas que “sólo hubo tres o cuatro veces en estos 202 años de historia”, sostuvo Cristina.
“Estamos trabajando por todos los argentinos, aún por todos aquellos que tiene resueltos los problemas hace mucho tiempo”.

Y anticipó: “La historia siempre va generando nuevas demandas y nuevas exigencias. Y es necesario transmitir las postas, es ineludible. Los que crean en la eternidad que por favor recen un rosario y que se den cuenta de lo frágiles que somos todos”.
En su discurso transmitido por videoconferencia en el Centro Cívico y otros puntos de la ciudad, tras disculparse por no haber podido pronunciarlo en ese escenario por prescripción médica, la Mandataria hizo un parangón de la historia de 202 años de la Revolución de Mayo con los nueve años últimos a los que identificó con el cambio, y en este sentido, destacó que en dos gobiernos y un solo proyecto “”les devolvimos a los argentinos la Patria que les habían arrebatado”.
Instó: “en estas fechas hay que recordar que la historia es para entender lo que pasa hoy” y señaló que “si no sabés de donde venís, es difícil entender a dónde vas”.

Recordó que “en estos 202 años de historia han pasado muchas cosas” pero “este siglo XXI nos encuentra con otra perspectiva de nosotros mismos, de lo que nos dijeron de nosotros mismos”.

“Han querido hacernos creer que si no hacíamos lo que nos decían íbamos a quedar aislados”, advirtió.
Al rematar su alocución manifestó que “la Patria no es una entelequia, sino una construcción cotidiana, que se hace interactuando entre todos, para tener los mismos derechos, acceder a iguales bienes y servicios, por esa Patria lucharon los próceres, y vamos a seguir luchando con la fuerza que nos da la historia, los que ya no están y las convicciones que arrastran los cambios”.
Enumeró que para algunos estos cambios “se visualizan en el Fondo, la foto que bajó de Videla, la reestructuración de la deuda, proyectos económicos que permitieron millones puestos de trabajo, ley de educación que destina el 6 % del PIB, que como secretario Unasur, misiones como Colombia y Venezuela, recuperación de AFJP”.
Recordó la recuperación de las AFJP, la movilidad jubilatoria, aumentarles los haberes a los jubilados, las paritarias, el salario mínimo vital y móvil, repatriación de científicos, el turismo, e informó que el congreso internacional de Congresos se hará en 2015 en Buenos Aires.
Resaltó además la masiva presencia juventud en las calles, a los pueblos originarios, la igualdad de género. “Cuando recordamos otras partes y nosotros que estábamos enojados con razón, qué suerte que estos jóvenes estén contentos, estudien, canten. que los secundarios estén con sus computadoras, casas, caminos, aeropuertos”, dijo.
Previamente, gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, agradeció “el gesto enorme” por la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Bariloche, asegurando que “compartir con nosotros este festejo, cerró los desencuentros y abre la etapa del encuentro de Río Negro con los argentinos”.

“Es un gesto enorme que esté presente en Río Negro al cumplirse 9 años de la asunción de Néstor Kirchner, quien representa el inicio de una nueva etapa de la Argentina y el proceso de transformación”, sostuvo el mandatario.
Antes recibió en un hotel céntrico el saludo protocolar de autoridades civiles y militares y del cuerpo diplomático acreditado en la Argentina, tras participar del Tedeum del 25 de Mayo en la catedral de San Carlos de Bariloche.
Al oficio religioso asistieron los ministros del gabinete nacional y los gobernadores José Alperovich (Tucumán), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Jorge Sapag (Neuquén), Daniel Scioli (Buenos Aires), Luis Beder Herrera (La Rioja) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Asimismo, estuvo presente en la Catedral de Bariloche la senadora nacional Beatriz Rojkés de Alperovich, entre otros funcionarios y dirigentes.

ARGENTINA Scania anunció a la Presidenta que invertirá U$S 40 millones en el país

Martes, 22 de Noviembre de 2011
Scania anunció a la Presidenta que invertirá U$S 40 millones en el país

La presidenta Cristina Fernández recibió hoy a directivos de la firma sueca Scania, que le informaron que invertirán u$s 40 millones en su planta de cajas de transmisión para camiones en Tucumán. Además, se comprometieron a capitalizar las utilidades de 2010.
De la reunión participaron la ministra de Industria, Débora Giorgi, el ministro de Planificación, Julio De Vido, el presidente de Scania Argentina, Luis Ramírez Rojas, el director general de la empresa, José Antonio Mannucci, y el gobernador de Tucumán, José Alperovich.

La cartera productiva informó en un comunicado que con esta nueva inversión, la firma incrementará en un 50% tanto su capacidad de producción como sus exportaciones, generará 50 nuevos puestos de trabajo y desarrollará proveedores locales.

Por otro lado, aseguró que la empresa se comprometió también a reinvertir en el país las utilidades generadas durante este año y el próximo.
El acuerdo incluye la inversión de u$s 40 millones que la empresa le anunció hoy a la jefa de Estado y el incremento de exportaciones de proveedores locales a otras plantas de Scania que alcanzarán los u$s 45 millones.

De esta forma Scania logrará revertir su balanza comercial, para alcanzar un superávit de u$s 40 millones en 2012.

Según la cartera productiva, con esta nueva inversión, la planta tucumana de la empresa –única de componentes de transmisión fuera de Suecia- aumentará sus compras a proveedores locales, pasará de una producción de 20.000 a 30.000 transmisiones anuales y alcanzará los 550 empleos directos.

Además, incrementará sus exportaciones anuales de cajas de transmisión en 50 millones de dólares -alcanzando un total de US$ 150 millones- a Brasil, Europa y otros países del mundo.

ARGENTINA Aníbal: “Los buenos gobiernos son reconocidos”

29 DE AGOSTO
FUENTE: SALA DE PRENSA
http://WWW.PRENSA.ARGENTINA.AR/2011/08/29/23115-ANIBAL-LOS-BUENOS-GOBIERNOS-SON-RECONOCIDOS.PHP
Aníbal: “Los buenos gobiernos son reconocidos”
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, celebró la victoria electoral del gobernador de Tucumán, José Alperovich, y dijo que “evidentemente los buenos gobiernos son reconocidos”.

El funcionario afirmó, esta mañana en Telefé, que “ayer hubo en Tucumán una gran participación ciudadana y esto es muy importante”.

Además, el ministro señaló que la buena performance del oficialismo en comicios provinciales “no es cambiar poco, sino fortalecer los gobiernos” y remarcó que “la gente reconoce el buen momento que hoy vive en país”.

Escrutado el 84,09 de las mesas, Alperovich se imponía con el 69,64 por ciento de los votos. Segundo quedaba el candidato de la UCR, José Cano, con el 14,76 por ciento. “La relación cinco a uno con el segundo es un hecho muy importante”, afirmó.

ARGENTINA Acto del 9 de julio en Tucumán

Acto del 9 de julio en Tucumán
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA
FERNÁNDEZ DE KIRCHER, EN EL ACTO DE CONMEMORACIÓN DEL 195° ANIVERSARIO DE LA
DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL.

Gracias. Chicos, enrollen las banderas que quiero
ver a todos los tucumanos y a todas las tucumanas, por favor sean buenitos y
buenitas; aquellas pancartas que no me dejan ver aquella tribuna magnífica de
los colores verde, celeste y blanco. ¡Vamos las banderas esas todavía arriba!

Gracias, muchas gracias como siempre.

Compatriotas: como siempre, Tucumán me recibe con
sus mejores galas, con sus afectos y también con un hermoso día, tucumanos y
tucumanas, para recordar, como recién decía José, a nuestros próceres, a
aquellos hombres que, en medio de las adversidades, se animaron a declarar la
Independencia de nuestro país.

Hoy los estamos homenajeando, pero creo que
deberíamos rescatar de ellos, un rasgo distintivo de los hombres y mujeres de
los pueblos originarios que combatieron a sangre y fuego para lograr la
liberación de la patria, desde el 25 de mayo de 1810 a este 9 de julio de
1816, miles de compatriotas, de las más diversas condiciones sociales, pero
unidos por una misma vocación para luchar por la Independencia. (APLAUSOS) Y
había un rasgo distintivo en todos y cada uno de ellos, no era solamente la
convicción, no eran solamente las ideas, era además, esa actitud de la
condición humana que pone en marcha las ideas y las convicciones y que es la
voluntad de cambio de todo un pueblo cuando decide levantarse en armas como
lo hicieron en aquella oportunidad nuestros compatriotas. (APLAUSOS)

Los tiempos cambiaron, las luchas por las
libertades, por la independencia y por la igualdad, ya no se dan, por lo
menos afortunadamente en estas regiones, en los campos de batalla.

Yo aquí mismo, si mal no recuerdo, en el primer
discurso que pronuncié como Presidenta de todos los argentinos, dije que
teníamos que ir por la segunda independencia. Esa de la que recién José
hablaba y que es la construcción de una economía que permita tener
autodeterminación y que las decisiones de un país, se tomen en ese país y se
tomen en los ámbitos donde hombres y mujeres han sido votados por la sociedad
en elecciones libres y democráticas. (APLAUSOS)

Estas son las nuevas luchas, las luchas por
reconstruir una economía devastada. Por eso, hacés bien José en recordarlo y
agradecerle a él, al presidente Néstor Kirchner…(APLAUSOS)…que se animó y en
ustedes, en cada joven también vive él, en cada joven que se incorpore a la
política, él se animó, les decía -me gustaría que estuviera un poco
más…(APLAUSOS)…-, donde otros decían que era imposible hacerlo; él se animó a
plantar esta bandera de rebeldía y por momentos de irreverencia frente a los
poderes constituidos por el establishment y que nos habían convencido que era
imposible remover las condiciones que no permitían que Argentina creciera y
se desarrollara. (APLAUSOS) Él supo que otro país era posible, como también
lo supieron esos hombres y mujeres que con inmensas dificultades construyeron
nuestra historia.

Fíjense: hoy leía en una crónica histórica que
recién en el mes de septiembre se festejó en la ciudad de Buenos Aires aquel 8
de julio de 1816. Fíjense lo que eran las condiciones y fíjense hoy este
mundo plenamente intercomunicado que también nos permite nuevas formas de
comunicación, nuevas formas de democratización.

Él se animó frente a lo que parecía imposible
tener una política económica de industrialización, recuperar a la educación
como el gran instrumento igualador de nuestra sociedad. Él se animó a decirle
a los poderes internacionales que la Argentina iba a hacer frente a su deuda
pero no a costa del hambre y de la miseria del pueblo. (APLAUSOS)

Y junto a él, porque esto es mentira, no lo hace
tampoco un hombre solo, también se animó la voluntad de millones y millones
de argentinos que volvieron a creer que el país que alguna vez habían tenido
y que sus mayores les habían contado, era posible. Y comenzaron a acompañarlo
y hoy miles y miles, millones de jóvenes, se incorporan a la política.
Algunos que no entienden y que nunca entenderán, se asustan.

Miren: a veces quieren comparar este maravilloso
proceso de la juventud con otros, y yo les digo que este es inédito. ¿Por qué
es inédito? Yo fui una joven que me incorporé a la política, en la lucha
contra la dictadura. Otros jóvenes más tarde, allá por los ‘80, se incorporaron
a la política con mucha ilusión de un proceso democrático que recién
comenzaba. Pero acá se incorporan a la política después de 8 años de gestión
para defender un proyecto que ha sido revalidado en las urnas por la sociedad
argentina. (APLAUSOS)

¡Qué maravilla, qué maravilla!, digo yo. En todas
partes o en muchísimas partes del mundo y en la historia misma, se advierte
que muchas veces la juventud, cuando participa en esos procesos históricos,
nuestros jóvenes del 25 de Mayo, nuestros jóvenes del 9 de Julio, se
incorporaban contra el poder establecido para poder cambiar las cosas. Acá
tenemos la suerte que tenemos millones y millones de jóvenes, miles y miles
de jóvenes que se incorporan para apoyar políticas que el propio Estado
impulsa. Al contrario, no vienen con las manos cargadas de piedras, sino con
la cabeza llena de sueños y de ilusiones por lo que están viviendo, díganme
si no es maravilloso. (APLAUSOS)

¡Cómo no estar orgullosa de ver a los jóvenes de
vuelta cantar el Himno con orgullo y alegría! ¡Cómo no estar orgullosa de ver
enarbolar las banderas y pintarlas ellos mismos! ¡Cómo no estar orgullosa de
ver cómo miles y miles de jóvenes se incorporan a su primer trabajo! ¡Cómo no
estar orgullosa de ver a nuestros alumnos secundarios con sus computadoras
que llevan a sus casas, tal vez, humildes para que sus padres y sus madres
también tengan lo que ellos no pudieron darle! (APLAUSOS)

Yo no me siento, y se los digo de corazón,
protagonista de esta historia. Los protagonistas son ustedes. Yo solo soy un
instrumento, quiero solo ser el instrumento de la sociedad argentina para que
estos cambios, para que estas transformaciones se institucionalicen, para que
no tengamos que depender solamente del humor de tal o cual gobernante.

Queremos políticas de Estado, que sean
reconocidas como tales por todos los argentinos para que todas las puedan
defender con el mismo énfasis y con la misma voluntad. (APLAUSOS)

También José recién hablaba del agradecimiento
por las elecciones de octubre. Y yo también quiero recordar que aquí en
Tucumán, hace exactamente dos años, tal vez en nuestro momento político más
difícil, José y compañeros y amigos gobernadores de las provincias que hoy
nos acompañan, en el momento más difícil, en el que supimos reconstruir desde
la propia voluntad, desde el propio esfuerzo y trabajo, lo que muchos creían
terminado y acabado, y lo hicimos porque estamos convencidos de estas ideas.
Porque lejos de creer que cuando uno es derrotado circunstancialmente tiene
que cambiar de principios, cambiar de ideas, entregar la historia, nosotros
le decimos que jamás vamos a entregar nuestra historia, nuestras ideas y
nuestras convicciones. No vinimos para eso a la política. (APLAUSOS)

Recuerdo que aquel 9 de julio lancé desde aquí de
Tucumán, la convocatoria al diálogo político, a la reforma política porque
decíamos que teníamos que volver a poner a los partidos políticos por sobre
las corporaciones en la Argentina, para que fueran, precisamente, quiénes son
elegidos por el voto por la voluntad popular para representarlos desde un
presidente, desde un gobernador, intendentes, legisladores representen,
precisamente, los intereses del conjunto de la sociedad, que muchas veces no
se entiende ni las corporaciones por sus propios funcionamientos creen que reteniendo
un interés o un privilegio van a poder hacerlo durante mucho tiempo.

La historia nos ha enseñado, no solamente la de
nuestro país, sino la historia de lo que está pasando en el mundo, que cuando
alguien pretende comerse toda la torta, lo único que hace es indigestarse y
no servirle para nada. (APLAUSOS)

Por eso, seguimos apostando a la igualdad que ha
dejado de ser solamente un concepto político social para transformarse en un
profundo concepto económico.

Necesitamos producir más, necesitamos mayor
esfuerzo y trabajo y, también, que ese crecimiento tenga la distribución del
ingreso para que pueda llegar a todos y todos se sientan parte de esta
patria. (APLAUSOS)

Pero les decía que desde aquí lanzamos esa
convocatoria. Algunos creyeron que era un ejercicio más, se habían olvidado
que cuando yo era senadora había presentado un proyecto de elecciones
primarias obligatorias, no tuve las manos, pero pudimos hacerlo más tarde y
este próximo 14 de agosto, los argentinos por primera vez en la historia van a
poder votar a los candidatos de los partidos políticos que más les gusten en
un ejercicio de democracia interna, en un ejercicio de participación popular
que también debe ser rescatado. (APLAUSOS)

No importa a quiénes elijan, de corazón se los
digo; no importa para quién sea su voto, lo importante es que este 14 de
agosto también vayan a poner su presencia para saber que de ahora en más, no
deciden más las burocracias políticas, sino que deciden también los
argentinos en cada una de esas elecciones. (APLAUSOS)

Esta reforma política… Cuántas cosas que nos han
pasado, cuántas cosas que me han pasado, en estos dos años desde aquel 9 de
julio. Pero hemos demostrado, con mucha humildad, con mucha convicción que es
posible seguir representando las ideas, que es posible seguir haciendo honor
a esa representación popular que oportunamente el pueblo nos confiriera, aún
en los momentos de mayor adversidad, y vuelvo para finalizar, al principio:
la voluntad, lo que siempre nos movió a nuestra generación, lo que siempre lo
movilizó a él, un hombre con una voluntad como no he visto en otra persona,
una voluntad para seguir adelante pese a todo, una voluntad capaz de entregar
su propia salud, su propio cuerpo, que le quedó chico para tanta fuerza y
tanta voluntad. (APLAUSOS)

Pero yo estoy orgullosa de haber sido su
compañera durante más de 35 años, y en este 9 de julio, donde recordamos a
nuestros patriotas, hagamos un homenaje a todos los argentinos, a todos los
argentinos. Necesitamos también, compatriotas, de la unidad nacional como
presupuesto básico para seguir adelante en la profundización de este modelo.

Si uno mira la historia, la reciente y la no tan
reciente, la historia que vino después de 1816 en nuestro país, cuando nos
debatimos durante años en la anarquía, en las guerras intestinas, en las
guerras civiles, lo que vino en el siglo pasado, cuando algunos pensaron que
prohibiendo un nombre o una marcha, se podía tapar o destruir la historia.

Tenemos que aprender todos, en este aprendizaje
que la historia nos da, que es necesario mantenernos unidos, porque allí está
la fortaleza con la unidad nacional y la voluntad política de quienes
representen por decisión soberana al pueblo, podremos seguir construyendo
esto que hemos logrado y que es la patria, como dije ese 25 de mayo pasado.
(APLAUSOS)

Podemos decirlo con orgullo, también aquí desde
Tucumán: argentinos, tenemos patria, festejémosla y homenajeémosla todos los
días, en nuestros trabajos, en nuestros estudios, en nuestras escuelas, en
nuestras fábricas, en nuestros laboratorios, en nuestros campos, en todos los
lugares donde haya un argentino que trabaje, estudie y siga creyendo que este
es el mejor lugar para vivir, su país.

Muchas gracias Tucumán, los quiero mucho y muchas
gracias a todos. (APLAUSOS)

 

ARGENTINA “Cuando recordemos a nuestros patriotas hagamos un homenaje a todos los argentinos”, afirmó la Presidenta

Sábado, 09 de Julio de 2011

“Cuando recordemos a nuestros patriotas hagamos un homenaje a todos los argentinos”, afirmó la Presidenta

Cristina Fernández encabezó en San Miguel de
Tucumán el acto conmemoratorio del 195º aniversario de la Declaración de la
Independencia Nacional. En la histórica Casa de Tucumán descubrió un acta de
la independencia redactada en castellano y en aymará. Durante el acto, la
jefa de Estado afirmó que la Argentina de hoy “lucha por la segunda
independencia, por una economía que permita tener autodeterminación y que las
decisiones del país se tomen en nuestro país”.

La Presidenta de la Nación fue recibida por el
gobernador tucumano José Alperovich y el intendente de la ciudad de Alderetes,
Julio Silman, con quienes se trasladó al museo “Casa Histórica de la
Independencia”, donde hace 195 años se declaró la independencia
argentina, el 9 de julio de 1816. Luego, junto, al intendente de San Miguel
de Tucumán, Domingo Amaya, y la directora del Museo, Patricia Fernández
Murga, la Presidenta descubrió un manuscrito original con el texto del
“Acta de la Independencia de las Provincias Unidas en Sud America”
en lenguas aymara y castellano, que permanecerán en exposición en el lugar.

Desde allí se dirigió hasta el Salón de la Jura de la Independencia donde se
inició el acto conmemorativo de la Independencia. A continuación, la
Presidenta se trasladó hasta el hipódromo de esa ciudad, donde se realizó un
acto en el que brindaron discursos el gobernador Alperovich y la primera
mandataria.

En un mensaje transmitido por cadena nacional,
Cristina Fernández rindió homenaje “a nuestros próceres” de 1816, y
destacó que fueron esos hombres los que “se animaron a declarar la
Independencia”, mostrando la “voluntad de cambio” de todo un
pueblo. En ese sentido, afirmó que la Argentina de hoy “lucha por la
segunda independencia, por una economía que permita tener autodeterminación y
que las decisiones de un país se tomen en nuestro país”.

“Había un rasgo distintivo en todos los
patriotas, no solo la convicción y las ideas, sino la voluntad de cambio”. Al
respecto, resaltó la figura del ex presidente Néstor Kirchner, de quien dijo
que “plantó la bandera de la rebeldía y la irreverencia contra el
establishment que no permitía el desarrollo de Argentina”. Néstor
Kirchner “encaró la lucha por reconstruir una economía devastada”,
aseguró, al tiempo que enfatizó: “No he conocido a nadie con más voluntad y
con una fuerza a la que su cuerpo le quedó chico, para dar todo lo que tenía
por el país”.

“Por eso es bueno recordar a Néstor Kirchner, que
se animó en donde otros decían que era imposible hacerlo, él supo que otro
país era posible como lo supieron esos hombre que construyeron nuestra
historia en condiciones difíciles”, remarcó. “Se animó a tener una política
económica de industrialización, a la educación, a decirle a los poderes
internacionales que la Argentina iba a hacer honor a su deuda, pero no a
costa del hambre y la miseria. Pero también se animó la voluntad de millones
de argentinos que volvieron a creer que el país que alguna vez habían tenido
era posible y apoyaron este proyecto”, aseveró la Presidenta.

También, afirmó que “hoy millones de jóvenes se
incorporan a la política; algunos que no entienden y nunca entenderán se
asustan y quieren comparar este momento con otros y yo les digo que este es
inédito” porque “estos jóvenes no vienen con las manos cargadas de piedras
sino con ilusiones, como no estar orgullosa de verlos cantar el himno con
alegría, pintar banderas, de ver como miles se incorporan al primer trabajo,
a nuestros alumnos llevar sus computadoras para que la vean sus padres que
muchas veces no pueden comprarles”.

Durante el acto, la jefa de Estado subrayó: “No
me siento protagonista de esta historia, soy un instrumento para que estas
transformaciones se institucionalicen, para que no tengamos que depender del
humor de tal o cual gobernante y que tengamos políticas estado”.

“Aquí en Tucumán hace exactamente dos años, en el
momento político más difícil, en el que supimos reconstruir desde el propio
esfuerzo y trabajo lo que muchos creían acabado, lancé el diálogo político
para poner la política por sobre las corporaciones”, afirmó Cristina
Fernández.

Y agregó: “Nosotros le decimos que jamás vamos a
entregar nuestra ideas, nuestra historia y nuestras convicciones, no vinimos
para eso”. Entonces resaltó la política del interés común antes que el
corporativo: “La historia nos ha enseñado que cuando alguien pretende comerse
toda la torta lo único que hace es indigestarse”

La Presidenta marcó como gran objetivo “la
redistribución del ingreso para que pueda llegar a todos”, al tiempo que
destacó la participación política y el diálogo: “Algunos creyeron que esa
convocatoria política era un ejercicio más y este próximo 14 agosto los
argentinos van a poder votar a los candidatos que mas les guste para
representarlos”, afirmó.

Sostuvo que en la Argentina de hoy “no
deciden más las burocracias políticas, sino los argentinos”. En ese
sentido, destacó que las internas abiertas del próximo 14 de agosto
“significan un hecho histórico, porque por primera vez los argentinos
podrán elegir los candidatos que más le gusten en cada partido”.

Finalmente, la Presidenta exhortó a que “en el 9
de julio, cuando recordamos a nuestros patriotas, hagamos un homenaje a todos
los argentinos: Tenemos patria, festejemos”.

La mandataria estuvo acompañada por el jefe de
Gabinete, Aníbal Fernández, ministros y secretarios del Poder Ejecutivo
nacional y provincial, legisladores nacionales y provinciales; los
gobernadores de Salta, San Juan, Entre Ríos, Jujuy; representantes de
organismos de derechos humanos e invitados especiales.

Los festejos por el Día de la Independencia
argentina comenzaron en la medianoche, cuando, por cadena nacional, el
Chaqueño Palavecino entonó el Himno Nacional, acompañado por la Fanfarria
Alto Perú del Regimiento de Granaderos a Caballo “General San
Martín”, frente a la Casa de Tucumán.

Acta en aymará y castellano

Luego de declarar la independencia, el Soberano Congreso tomó diversas
medidas con el objetivo de difundir el texto del acta y de organizar que
tanto el ejército, como los funcionarios y los pueblos juren por ella.

Para eso, por nota del 26 de julio de 1816, el Congreso solicitó al entonces
Director Supremo de las Provincias Unidas, Juan Martín de Pueyrredón, que se
remitieran a la ciudad de San Miguel de Tucumán, 3 mil ejemplares impresos
con el texto de la declaración.

El pedido fue cambiado días después. El 29 se envió a Pueyrredón otra nota en
la que se solicitó que, en lugar de las 3 mil, se remitieran 1.500 actas en
castellano; 1.000 en quechua y 500 en aymará “para que en los naturales
del interior tuviera el efecto de reavivar sus esfuerzos repetidos, si
vertida a su idioma natural gira entre ellos impresa y en abundantes
copias”, decía la comunicación original.

Los documentos se hicieron bilingües: en castellano y aymará; y en castellano
y quechua.

De esta manera los pueblos originarios integrantes del nuevo país
independiente tuvieron conocimiento en sus lenguas de lo resuelto en el
histórico Congreso de Tucumán.

 

Nube de etiquetas