Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Jose Alperovich’

ARGENTINA Palabras de la Presidenta: acto en comemoración por el 197° aniversario de la Declaración de la Independencia

Palabras de la Presidenta: acto en comemoración por el 197° aniversario de la Declaración de la Independencia
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE CONMEMORACIÓN DEL 197° ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA, EN LA CIUDAD DE SAN MIGUEL DE TUCUMÁN
Muchas gracias, muchas gracias a todos y a todas. Muy buenos días o buenas tardes, porque todavía no hemos comido.
Señor Gobernador de la provincia de Tucumán; señor Vicepresidente; querida Bety; señores gobernadores de las provincias de Jujuy, de La Rioja, de Salta, de Santiago del Estero; Madres, Abuelas, querida Susana Trimarco que también nos acompañan.
Ayer no más, en una escuela rural del Gran Buenos Aires, entregábamos a un alumno de una secundaria pública argentina, la computadora número 3.000.000 y antes, los profesores nos habían brindado, con motivo de este próximo 9 de Julio, una breve clase de historia, a través de la computadora, acerca de cuántas provincias habían concurrido a este Congreso en 1816, cómo se conformaba la patria, por qué no había venido Corrientes y otras provincias que integraban los pueblos libres del Sur liderados por Artigas.
Y yo dije: ¡Qué bueno mañana 9 de Julio, qué bueno poder ver y conocer esa historia, comparar aquella situación, aquel mundo, aquella patria que teníamos en 1816, lo que pasó en estos casi 200 años y lo que está pasando hoy aquí en la Argentina, en nuestra región y en el mundo!
Me encanta ver ese grupo de chicos y chicas pintadas las caras con las banderas de las patrias latinoamericanas, ahí vemos a Colombia, Venezuela, Cuba, la Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile…
Y decirnos por qué, qué pasaba que se conformó aquel Congreso de 1816, había que apurar la declaración de la independencia. Porque lo que parecía un mundo diferente, con la caída de las monarquías, volvía a restaurarse, había sido vencido Napoleón Bonaparte y se restauraban todas las monarquías y el colonialismo de vuelta en la vieja Europa.
Luego siguió la historia donde se dividió, a partir de las grandes potencias del mundo, el trabajo. ¿Cuál iba a ser lo que iba a ser lo que va a hacer cada región? Hubo luchas en los distintos países de las Américas, para ver qué rol cumplíamos en la economía mundial.
Y aquí, mal que le pese a quién le pese y la historia oficial, ganaron los que pensaban que la Argentina, allá en 1852, 1853 cuando Rosas es derrotado, ganaron los que creían que la Argentina debía ser solamente proveedora de materias primas sin elaboración, sin valor agregado, con gente ganando dos mangos en el campo, sin operarios, sin trabajadores, porque las grandes potencias se habían asignado el rol de industrializar ellas en sus países, esas materias primas que por pocos pesos se llevaban de aquí, nuestros recursos naturales, renovables y no renovables, lo minerales y los cereales, la carne y acá, una Argentina para pocos.
Pero aquel mundo donde Londres se proponía como el gran taller del mundo y nosotros, y cuando hablo de nosotros no hablo de Argentina, hablo de Argentina, hablo de Chile, de Uruguay, de Perú, de Paraguay, de Bolivia, de Colombia, de Venezuela, energía, minerales, cereales, materia prima. Eso fue también el pacto Roca-Runciman allá por el 30 y pico, en la gran crisis del 30.
Mientras tanto, en otro país, casi al mismo tiempo que acá era derrotado Rosas, un poco más tarde allá, en el gran hermano del Norte, ganaba Abraham Lincoln, abolía la esclavitud y se decía que la gran potencia del Norte iba a ser la gran industrializadora. Ese era el desarrollo y esa era la división que se mantuvo y se mantiene.
Pero hoy, hay un nuevo mundo y estamos frente al mismo dilema, se han invertido los roles y con la aparición de grandes potencias en cuanto a cantidad de gente que demanda comida y alimentos, allá en China, India y todo el Sudeste Asiático, las materias primas han vuelto a tener un rol preponderante. Pero, por favor, no nos creamos que hemos ganado esta batalla. Al contrario, se está perfilando un nuevo mundo y lo estamos viendo en algunas cosas que pasan en los países de la región, que en estos años hemos crecido gracias a la industrialización, al valor agregado, a la administración del comercio, al desendeudamiento al que nos tenían sometidos esclavos con las políticas del Fondo Monetario Internacional.
Néstor Kirchner recibió un país con un endeudamiento de más del 160 por ciento de su PBI, con 25 por ciento de desocupados, con fábricas cerradas, con todo que se importaba. Hemos dado en esta década una larga y dura batalla cultural y de opinión, porque nos decían que esto no podía durar, que no íbamos a ser capaces de desarrollar nuestra propia industria, que íbamos a generar nuestra propia fuente de financiamiento, que íbamos a pagar pero no a costa del pueblo, sino con el pueblo incluido a través de la educación, la salud, las jubilaciones.
Pero ahora también, como en 1816, estamos ante una nueva configuración mundial. Claramente hay un intento que puede visualizarse a través de las políticas de que nosotros, la América del Sur, gran productora de energía, de minerales, de alimentos, de commodities vuelva a ser esa proveedora de commodities y se trasladen las grandes fábricas o factorías, allí donde hay miles y millones de personas dispuestas a trabajar por mucho menos salario del que se paga aquí en la región.
Y ya las grandes potencias no necesitan que sus fábricas estén allí donde ellos están. Al contrario, les basta con dominar la ciencia, la tecnología que es lo que va a determinar el valor agregado, no la mano de obra, porque antes los explotaban, ahora los excluyen, son dos modelos históricos y momentos históricos sumamente diferentes.
Los gobernantes de los pueblos de la América del Sur, que hemos dado batalla en esta década incluyendo a millones de compatriotas, tenemos el deber de mirar lo que está pasando y unir nuestras fuerzas, porque también van ellos a querer manejar, como de hecho lo están haciendo, las finanzas. Se reservan entonces, la crema del valor agregado, la administración de los recursos que genera el trabajo mundial y quieren volver a una nueva configuración del mundo.
A mí la verdad que cuando yo escucho algunas discusiones y algunas opiniones aquí, de dirigentes de otras fuerzas, inclusive de dirigentes empresariales hablando de lo pequeño y no dándose cuenta de lo que está pasando y de lo que tenemos que hacer para que no vuelva a pasar, siento que por momentos me corre frío por la espalda. Me corre frío por la espalda cuando fui el otro día a Bolivia y vi que un presidente hermano había sido detenido durante 13 horas como si fuera un ladrón; me corre frío por la espalda cuando nos enteramos que nos están espiando a todos a través de sus servicios de informaciones en Brasil.
Hoy venía leyendo aquí y del otro lado, dentro de mi propio país, sólo escucho silencio. Me acuerdo cuando quisieron montar una suerte de escandalete como que había una suerte de espionaje de la Gendarmería, Proyecto X, inexistente, se armó un lío. Ahora resulta que se enteran que nos están espiando desde el Norte y nadie dice nada. ¡Claro, es mucho más cool la CIA que un gendarme! Entonces pareciera que nadie dice nada.
Yo espero que ahora en la reunión del MERCOSUR, este próximo viernes, los presidentes tengamos un fuerte pronunciamiento y pedido de explicaciones ante estas revelaciones que, en realidad, más que revelaciones son confirmaciones que teníamos de lo que estaba pasando.
Por eso, frente a todo esto, frente a este mundo diferente y complejo que se avecina, teniendo en cuenta lo que recién José mencionaba y que todos ustedes conocen, todos los logros de los millones de puestos de trabajo, de los convenios salariales, de ese Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil que se reúne desde el año 2003 invariablemente todos los años para fijar el salario mínimo de cada trabajador argentino, frente a las universidades, 48 universidades nacionales, 9 fundadas en esta década que permiten que los pibes puedan estudiar sin tener que abandonar casa y trabajo, frente a la salud, esta salud que hemos recuperado…
Estuve hace pocos días inaugurando aquí en esta querida Tucumán, que alguna vez la mostraron como capital de la desnutrición infantil, como hicieron con Santa Fe también ¿se acuerdan con los gatos?, que decían que los santafecinos comían gatos, esas humillaciones que nos armaban mediáticamente para hacernos sentir que éramos una porquería y que no servíamos para nada, porque ese es el objetivo, bajarnos el ánimo, sentir que no somos capaces de ser libres, de ser dignos, de ser mejores. Lo que no nos perdonan en el fondo, es haber levantado la autoestima del pueblo argentino, eso es lo que no nos perdonan, de haberlos hecho un pueblo alegre y con derechos, eso es lo que les da rabia.
Y entonces, cuando decía de la salud cuando inauguré aquí el hospital maravilloso, cuando tendemos ese calendario con 16 vacunas obligatorias, algunas que no se dan ni siquiera gratuitamente en los países más desarrollados.
Cuando hablamos de nuestros viejos incluidos, casi 3 millones de jubilados que estarían a la vera de Dios, sino hubiéramos incluido a los que habían sido despojados de sus derechos, o esa movilidad jubilatoria.
Todos me dirán qué va a pasar, cuáles son los instrumentos entonces en esta etapa que se avecina en lo mundial y en lo regional. No tengan dudas, acuérdense de estas palabras y de este 9 de Julio: ese es el mundo que se está planteando y que nos quieren imponer, volver a reprivarizar nuestras exportaciones, volver a ser grandes productores de materia prima con poco valor agregado. Y vamos a dar batalla, porque vamos a profundizar este modelo de Estado, de inclusión, de valor agregado, logrando mayor competitividad y también peleando por la unidad regional.
¿Qué hacemos entones? ¿Cuál es el instrumento más poderoso que hemos logrado los argentinos en esta década reconstruir además de la autoestima? El Estado, que es el gran reparador y el gran constructor y junto al sector privado, para la ayuda, para el crecimiento; el Estado que necesita de sus 3 poderes, de un Poder Ejecutivo que en estos 10 años ha administrado el comercio ayudando al empresariado nacional y a la banca nacional como nunca antes nadie lo había hecho.
Vamos a hablar claro, argentinos: hasta el año 2003 y basta mirar los números, la posición dominante en el sector financiero, era la banca extranjera. Hoy es la banca nacional y los banqueros son los mismos, no es que vinieron algunos más inteligentes. Lo que vino es un Estado que desarrolló la industria nacional que les permitió a ellos desplazar en el ránking a la banca extranjera y ser hoy más importantes. Lo digo por si hay algún banquero distraído que no se da cuenta.
Lo mismo pasa con los industriales, con los empresarios, con los comerciantes y, además, también, como los políticos, podemos salir a la calle, no como en el 2001 que cuando identificaban a un empresario, a un banquero o a un político lo corrían para paliarle y pegarle. Esa es la Argentina que hemos reconquistado.
¿De qué se trata entonces? De un Estado que desde el Poder Ejecutivo…Acá me alcanzan algo porque me estaba olvidando de algo.
De que aún, en este mundo que se derrumba, donde se caen todos los precios internacionales, hemos logrado un crecimiento de la actividad económica abril contra el mes de abril del año pasado, de un 7 por ciento; la construcción, creciendo al 7,7 por ciento y el superávit comercial del mes de junio contra junio del año pasado, aumentando un 26 por ciento, 4.944 millones de dólares a mitad de año. Y eso que hay algunos que creen que guardándose un poco de la cosecha nos van a correr. Temo decirles que no nos van correr, no nos van a correr ni me van a hacer tomar decisiones equivocadas, porque antes está la patria. Y en el fondo, luego terminan dándose cuenta, siempre un poco más tarde. Porque tener plata no te hace más inteligente, ¡eh!, guarda, guarda, no te hace más inteligente. Es más, muchas veces cuando tenés tanta, no te dás cuenta y te mandás alguna macana.
Por eso, digo que es necesario tener inteligencia para esta etapa y comprender que en la figura del Estado, como gran constructor de las políticas económicas, sociales, reconocer algo muy importante para ayudar a desarrollar aún más el sector privado.
Y ese Estado, no es solamente el Poder Ejecutivo, ese Estado también es el Poder Legislativo que requiere de hombres y mujeres que cuando toman decisiones, más allá de las lógicas ubicaciones partidarias, lo hagan pensando en los intereses de la República Argentina, de la patria y no en lo que le marcan o le dictan desde una agenda corporativa que ni siquiera es económica sino apenas mediática.
Esto no significa renunciar al legítimo y necesario juego de oposición y oficialismo. Pero miren lo que pasa en ese gran país del Norte, a ver si encuentran algún legislador que fuera de su país hable en contra de su propia patria o de las autoridades de su país.
No, no, no, no comen vidrio, son estadounidenses pero no comen vidrio. Saben que los intereses de su país están antes que los intereses de cualquier otra cosa. ¿Por qué –sobre todo algunos que tanta admiración le tienen- no los imitan un poco más en esto de defender los intereses del país? Por eso decimos que tenemos que aliviar ese Estado.
Y también hay otro estadio y otro poder que es el Poder Judicial que también, sin renunciar a la independencia que tienen que tener los tres poderes, de lo que no se puede tener independencia es de los intereses de la Nación y del pueblo después de todo.
Por eso, fortalecer el Estado, no es fortalecer un gobierno ni un partido. ¿Y saben por qué? Porque nadie es eterno ni lo quiere ser en el gobierno ni ningún partido es eterno.
Lo que debe ser permanente, lo que debe ser para siempre, es nuestra patria, la Nación argentina, la República Argentina. Esto es lo permanente y lo que debe movilizar y unificar todos los esfuerzos de empresarios, de comerciantes, de docentes, de estudiantes, de gobernantes para poder sostener este crecimiento.
Momentos difíciles, lo sabemos también aquí en Tucumán para los pequeños productores azucareros, aquellos de menos de 15 hectáreas. Sí, sabemos que hay productores muy pequeños…
Hoy también queremos anunciarles, Gobernador, que he dispuesto que el ministerio de Agricultura y Ganadería, junto con el de Economía y usted como progobernador, conformen una unidad y destinar a esa unidad 60 millones de pesos para que los más…tenemos aproximadamente aquí en Tucumán, no pasa lo mismo en Salta y en Jujuy donde las producciones son más grandes, aquí tenemos aproximadamente unos 6.000 pequeñísimos productores de menos de 15 hectáreas, el precio del azúcar internacional se vino en picada, los precios internacionales están por el suelo.
Hoy es más sustentable para la industria azucarera el precio interno que el precio que se paga afuera. Que se notifiquen y lo vamos a sostener a partir de estas políticas y de la administración de comercio. Lo sabe la industria azucarera que, además,…producción que ha tenido y vos lo sabés José y lo sabe todo tucumano o jujeño o salteño medianamente bien informado, vamos a ayudar a los pequeños productores.
Lo único que pedimos es agilidad, no burocracia y transparencia para que llegue a quien realmente lo merece y lo necesita para sostener la producción y el sustento familiar. Casi agricultura familiar.
Pero, ¿saben por qué podemos hacer eso? Esto no es porque uno patea la baldosa y sale la plata. No, para nada. …Comercio, eso que a muchos le molesta y nos permite tener superávit comercial en dólares. Porque tenemos, además, política crediticia del Banco Nación, no ya para las megaempresas, sino para las pequeñas y medianas industrias y es lo que queremos seguir sosteniendo.
Porque, además…Son los pibes, Moreno, no es cualquier cosa. A veces los pibes, que no tienen filtro, entienden mucho más que otros u otros se hacen los desentendidos porque tienen intereses. En fin, no sé cómo será la cosa. La cosa es que hay bastantes que se hacen los tontos. No es que sean tontos, se hacen nada más.
Pero, bueno, además, de lo que hemos realizado, como vos decías José, con la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, que nos permite afrontar con nuestras reservas el pago de la deuda y también, disponer que parte del dinero que tienen depositado los bancos, un 5 por ciento apenas, sea destinado para préstamos para la producción del sector privado. Que también debe comprender la etapa global y regional que están viviendo. Sobre todo, algunos te refregaban muchas veces por la cara algunos ejemplos de otros países que parece ser no eran lo que eran, y no es que seamos mejores ni peores que nadie, acostumbrémonos a no compararnos con nadie; acostumbrémonos a ser lo que somos nosotros, a guiar las políticas que nos convienen y las que son más convenientes para los millones de argentinos.
Yo quiero decirles también desde esta capital de la independencia argentina, que así como no va haber trabajadores independientes en un país dependiente, tampoco va a haber grandes empresarios ni grandes financistas si no logramos sostener el modelo.
En todo caso, en esta etapa tan particular del mundo de la región, si antes se la llevaban en pala, ahora a lo mejor la tienen que recoger en alguna cuchara sopera. Pero igualmente, me parece que hay poner un poco de sentido común.
No pido generosidad, no pido sentimientos, estamos hablando de economía y yo también soy fría cuando hablo de economía y de intereses.
Pido, simplemente, inteligencia para entender lo que están queriendo hacer, no solamente con la Argentina, sino con la región. Y como todos tienen muchos intereses aquí, otros tienen otros en otras partes también, pero sepan que esas cosas también pueden desaparecer de un momento para el otro.
El otro día, estaba mirando una película que te enseña un poco cómo otros construyeron su historia. Una historia…la de Lincoln, aquel maravilloso presidente norteamericano que abolió la esclavitud. No la hizo Fidel Castro, la dirigió Steven Spielberg, así que…y cuenta cómo durante la segunda presidencia de Lincoln obtuvo la décimo tercera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la que abolía, nada más ni nada menos, que la esclavitud.
Mírenla, vean cómo se negociaban los votos de aquella reforma que abolía la esclavitud. Maravillosa, eh, estamos hablando de una ley ejemplo en el mundo que dividió en un guerra civil a ese país donde, afortunadamente, vencieron los que querían a las industrias y a los negros trabajando en las fábricas y comprando camisetas y no con grilletes recogiendo algodón en el Sur.
Nosotros tuvimos una suerte diferente, pero ahora que volvimos a retomar el manejo de nuestra economía; ahora que la decisión volvió a ser nacional, tomada aquí; ahora que hemos logrado desendeudar al país, cuando vemos cómo Europa se derrumba frente a deudas impagables; ahora, queremos un gobierno que siga ampliando derechos a los trabajadores, a los jóvenes, a los ancianos, a los estudiantes.
¡Por qué no poner todos el hombro para que esto siga para adelante! No es mucho lo que se está pidiendo. Es simplemente volver a construir los cimientos de esta segunda independencia que logramos y saber que además lo tenemos que hacer junto a nuestros hermanos de la América del Sur.
Porque fue, precisamente, la unidad de los pueblos de la América del Sur, la que permitió la emancipación de Chile, de Perú, de Bolivia, de Colombia, de la Gran Colombia, como le gustaba decir a Chávez.
Hubo hombres que lo vieron en el siglo pasado, esos tres grandes de la historia: Kirchner, Chávez y Lula, vieron que la unidad de la región era imprescindible.
Es imprescindible, entonces, que los trabajadores comprendan este momento histórico; es imprescindible que los empresarios también lo hagan. El Gobierno, lo saben muy bien, porque cada vez que han estado en problemas algún sector, cada vez que ha sido necesario establecer políticas para defender lo nacional, lo hemos hecho.
Dentro de poco, estaré en la hermana provincia de Jujuy reabriendo el ingenio La Esperanza. Vuelve a reabrirse el ingenio La Esperanza y vamos a estar allí. Ya se encendieron las calderas, tengo entendido Gobernador; hoy, 9 de julio, se acaban de encender las calderas del ingenio La Esperanza. Van a comenzar pronto a andar los trapiches y nuevamente…
Pero tenemos que saber y tienen que saber productores y empresarios que vamos a necesitar agregar más valor al azúcar, porque del azúcar, si no, nos van a manejar el precio desde afuera, es un precio que no lo podemos poner nosotros y con la sobreproducción que tenemos, no tenemos otra salida que agregarle…y lograr alconafta a través de esa caña de azúcar. Ahí está la clave y ahí vamos a poner la inversión. Ese es el camino: frente a cada problema tiene que haber una solución y una propuesta y un camino para salir.
Podría hablarles de generalidades, podría hablar, como siempre digo, de los colores, de los pececitos, pero a mí no me gusta, no puedo, no me da ni el estómago ni el corazón para esas cosas. Yo necesito abordar los problemas que tenemos en serio los argentinos.
Y estoy viendo hoy una sobreproducción de azúcar y vamos a producir más azúcar; necesitamos, entonces, hacer toda la inversión necesaria para que esa azúcar se transforme en alconafta, agregarle mayor valor, generar más trabajo. Nos va a exigir también acuerdos con la industria automotriz, que ha ganado y gana mucho dinero también en la República Argentina, y complementarnos, además, con nuestros hermanos del Brasil.
Estas son las cosas que tenemos que discutir los argentinos. Pero, primero, para discutirlo, hay que saberlas. Porque si uno no sabe lo que pasa y solamente cree que lo que pasa es lo que aparece en la televisión o lo que lee en un diario, estamos fritos y estamos sonados. Y este es uno de los problemas que tenemos para poder abordar los grandes temas que demanda nuestra sociedad.
Por eso, en este 9 de julio,…me hace acordar a otro 9 de julio, para terminar, estaba más frío todavía, 2007. Él estaba junto a mí, había como una llovizna, había nevado en todo el país, hasta en Buenos Aires…
Siempre va a estar mientras haya un joven que levante sus banderas; siempre va a estar mientras haya un obrero que recuerde que recuperó su trabajo; siempre va a estar mientras haya un argentino, un niño que volvió a la escuela para aprender y no para comer. De eso estoy segura.
Y me hace acordar también a otro 9 de julio del 2009, cuando desde aquí de Tucumán lancé la reforma política, reforma política que hoy permite que todos los partidos políticos, todos, tengan la misma oportunidad en la televisión, en la radio y en la publicidad. Esa es la verdadera democracia, porque antes lo podían hacer únicamente los que tenían plata.
Hemos logrado la verdadera transformación, hoy todos acceden gratuitamente a los grandes medios para hacerles conocer sus propuestas a la sociedad. Eso es democratizar para que la gente pueda elegir y escuchar, porque de eso se trata la vida y la política: de elegir y cuando elegimos no es que tenemos que elegir entre el Arcángel San Gabriel y un candidato. No, tenemos que elegir entre candidatos que todos conocemos, porque además son siempre los mismos, con distintos nombres, con distintos disfraces pero son siempre los mismos.
Entonces, creo que esta oportunidad maravillosa que significa la reforma política, y que nos falta la otra reforma la que queremos hacer, la democratización de la Justicia para que también, y ahí está Susana Trimarco, testimonio vivo de que se necesita reformar la Justicia en la República Argentina. Que nadie me venga a hablar de seguridad si antes no me habla de reforma de la Justicia, si todos sabemos cuando hablamos de seguridad, que necesitamos más y mejor seguridad. Todos sabemos que si no tenemos una mejor Justicia, que no dependa de la plata que le ponen o cuando por ahí nos enteramos que hasta jefes de Policía están presos por haberse asociado con narcotraficantes y protegidos por la Justicia. ¿De qué me están hablando? Por eso hablamos de democratización de la Justicia. Tenemos la autoridad moral de haber sido el único partido político que no puso amigos en la Corte de Justicia. Tenemos la autoridad moral de haber designado a miembros de la Corte a los que ni siquiera el presidente les conocía la cara. También tendrían que pagar impuestos, sí también, sería una buena señal de igualdad ante la Justicia y ante la ley como marca el artículo 16 de la Constitución.
Pero miren, yo me conformo con que se democratice la Justicia y el pueblo pueda votar, no a los jueces, pero sí a los que establecen que aquellos jueces que no obran de acuerdo a la ley, que aquellos que no permiten que haya seguridad, tengan castigo. Esto lo necesitamos todos, porque no queremos más Susanas Trimarco en ninguna parte del país. Y porque también sabemos, haciendo un poco de historia, que la historia de los golpes militares en la República Argentina, no empezó en 1976, empezó en 1930 cuando lo derrocaron a don Hipólito Yrigoyen y la Corte dijo que estaba bien.
Entonces, argentinos y argentinas: hemos democratizado el Poder Ejecutivo y se sabe, con errores y con aciertos, porque les reitero, no se trata de elegir entre Cristina y el Arcángel San Gabriel. No, creo que todos saben que quien está en la Casa Rosada con equivocaciones, con aciertos, con errores, decide siempre pensando en los intereses del pueblo y de la Nación.
También sabemos que hoy, los que se sientan en una banca lo hacen a través de elecciones en las que han podido participar todos en igualdad de condiciones, donde ya no pesan los aparatos, sino que pesa el prestigio de cada dirigente.
Entonces, yo creo que también tenemos que democratizar esa Justicia para que finalmente tengamos un sistema mejor, no perfecto, es imposible la perfección, no es humana, la perfección es divina, es de Dios, nada más, todos los que estamos acá sobre la Tierra, somos hombres y mujeres de carne y hueso, con nuestras virtudes y nuestras miserias. Lo que tenemos que tratar siempre es que las virtudes sean más numerosas que las miserias, y de eso se trata.
En este 9 de Julio aquí en Tucumán, una vez más, junto a todos ustedes, con el compromiso de seguir luchando por un país más equitativo, más justo, más inclusivo y también hacerlo junto a nuestros hermanos de la América del Sur, como única garantía de poder volver a ser una gran Nación y donde millones de compatriotas vuelvan a ser incluidos como lo han sido en esta última década.
En nombre de todos ellos, por ellos y por los que vendrán, muchas gracias a todos y a todas; muchas gracias por el cariño, por el afecto, por el amor; muchas gracias por acompañarme en los momentos más dolorosos y sepan que siempre voy a estar junto a ustedes desde cualquier lado, porque por sobre todas las cosas, soy una militante peronista de toda la vida. No salí de un repollo, no cambié de un partido al otro, siempre estuve en el mismo lugar.
Gracias, muchas gracias a todos. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta sostuvo que el Estado es la herramienta que definirá el futuro de los argentinos

10jul13 tuc 090713_198
Martes, 09 de Julio de 2013
La Presidenta sostuvo que el Estado es la herramienta que definirá el futuro de los argentinos

La Primera Mandataria encabezó el acto central por los 197 años de la Declaración de la Independencia en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Allí destacó la importancia de “comprender la figura del Estado como gran constructor de las políticas económicas y sociales” y profundizar la integración sudamericana. Asimismo, abogó por profundizar la democracia en los tres poderes que componen al Estado.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inició su exposición comparando las circunstancias del país y la región en 1816 y en la actualidad. En ese sentido, destacó que tanto en aquel momento en el que se firmaba nuestra independencia, como hoy, los representantes de los intereses concentrados abogaban por hacer de la Argentina un país proveedor de materias primas exclusivamente. “En aquel momento, había que apurar la declaración de la independencia, porque lo que parecía un mundo terminado con la caída de las monarquías, comenzaba a restaurarse”, recordó la mandataria.
“Hoy hay un nuevo mundo, pero estamos ante el mismo dilema”, aseguró la Jefa de Estado al señalar que “ahora también, como en 1816, estamos ante una nueva configuración mundial y claramente hay un intento por que nosotros, la América del Sur, la gran productora de energía, minerales, y alimentos, vuelva a ser esa proveedora de comodities y se trasladen las grandes fábricas allí donde hay millones de personas que ganan mucho menos que lo que se gana en la región”.
En ese sentido, recordó que el país creció durante la última década como nunca en su historia, gracias a la industrialización, al agregado de valor, a la administración del comercio y al desendeudamiento. ”Hemos dado en esta década una larga y dura batalla cultural y de opinión, porque nos decían que esto no iba a durar”, señaló, y advirtió que serán la ciencia y la tecnología “lo que va a determinar el valor agregado” de nuestras materias.
Cristina Fernández aseguró: “Vamos a dar batalla, vamos a profundizar este modelo de Estado con mayor inclusión y valor agregado”. “Fortalecer a un Estado no es fortalecer a un partido o una persona, porque nadie es eterno; lo permanente es la Argentina, y es por eso que debemos unificar todos los esfuerzos para poder sostener este crecimiento”, aseveró.
Por otra parte, la Jefa de Estado señaló que el Estado necesita que sus tres poderes funcionen correctamente. Concretamente, Cristina Fernández especificó que la Nación requiere de un Poder Ejecutivo que, como hoy, sostenga el crecimiento de los trabajadores, empresarios y de la banca nacional. De un Legislativo con “hombres y mujeres que cuando toman decisiones lo hagan pensando en los intereses de la patria y no desde lo que le marcan desde una agenda corporativa que ni siquiera es económica, es mediática”, sentenció. Y de un Poder Judicial que “sin renunciar a la independencia que tienen que tener los tres poderes”, no deje de lado “los intereses de la Nación y del pueblo”.
Crecimiento de la economía
La Presidenta de la Nación informó que de acuerdo los últimos informes de las autoridades económicas, “aún en este mundo que se derrumba, hemos logrado un crecimiento de la actividad economía entre abril de 2012 y abril de este año de 7 por ciento”. También destacó el registro de un marcado aumento del superávit comercial entre junio de 2012 y junio de 2013: “Esto es administración de comercio, algo que a muchos les molesta, y nos permite tener superávit en dólares”.
Ayuda para pequeños productores azucareros de Tucumán
La Jefa de Estado anunció que se estableció un fondo especial de 60 millones de pesos para asistir a los pequeños productores azucareros de Tucumán: “Lo único que pedimos es agilidad, no burocracia, y transparencia, para que llegue a quien lo necesita”, exhortó la Presidenta.
Solidaridad con Evo Morales y el pueblo boliviano
La Mandataria volvió a criticar enfáticamente el trato al que fue sometido días atrás el presidente de Bolivia, Evo Morales, cuando se impedía que su avión oficial circule por el espacio aéreo de varias naciones europeas bajo la sospecha de que transportaba al ex técnico de la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos, Edward Snowden: “Vi que un presidente hermano había sido detenido durante horas como si hubiese sido un ladrón”, lamentó. Asimismo, se manifestó indignada ante la revelación de operaciones de espionaje por parte de los Estados Unidos a los países de la región y manifestó su deseo de que en la reunión de Mercosur que se iniciará el próximo viernes los presidentes de la región realicen un fuerte pronunciamiento ante estas revelaciones.
Homenaje a los próceres de 1816
Cristina Fernández rindió homenaje a los próceres de 1816 en el Salón de la Jura de la Histórica Casa de Tucumán, acompañada por los gobernadores del NOA, antes de trasladarse al Hipódromo de la capital para encabezar el acto central. También saludó a integrantes de comunidades indígenas y pueblos originarios.

ARGENTINA Inauguración de obras en Tucumán: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de obras en Tucumán: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ CON MOTIVO SU VISITA PARA LA INAUGURACIÓN DE OBRAS, A LA PROVINCIA DE TUCUMÁN.

Gracias, muchas gracias; como sé que no comieron, yo por lo menos no comí, muy buenos días a todas y a todos los tucumanos; señor Gobernador de la provincia, señor Intendente, querida Bety; querida Susana; Mica, que por ahí estás, también te veo y a todos los chicos y chicas de Tucumán, y a todos los tucumanos y tucumanas que nos acompañan; arriba la Banda, arriba Tucumán y arriba la Argentina: (APLAUSOS): la verdad que cuando recién… los quiero mucho a todos, gracias por cantar tanto y por tanta alegría, porque estamos alegres. (APLAUSOS).
Hoy es un día de inmensa alegría, recién cuando ingresaba a este fantástico hospital del Este, “Eva Perón”, modernísimo, con una aparatología, con una instalación, con un diseño ultramoderno y que no tiene que envidiar absolutamente nada a los mejores sanatorios privados, me vino a la memoria y se lo comentaba a Bety, a José, a Juan, otra inauguración de un hospital, muy parecido en su diseño, hace muchos años, allá en Río Gallegos, en 1995, inaugurábamos un hospital muy parecido a este, muy moderno, luminoso, digno. Él era Gobernador de la provincia y se convirtió en un modelo de residencia, que además daba una mejor prestación que muchos sanatorios privados. Y cuando su director y Juan me explicaba la maravilla y veíamos la aparatología, lo que va a ser el parque humanitario o humanizado, la moderna disposición que van a tener las mamás para con sus bebes, yo les digo que además… si enrollan las banderas sería bueno, porque así todos pueden ver, enrollarlas, jamás bajarlas. (APLAUSOS). Yo quiero también decirles algo a los tucumanos, que tienen que cuidar mucho este hospital, pero que además tienen los gobiernos, que son capaces de hacer hospitales como estos y mantenerlos porque estos hospitales hay que construirlos, hay que mantenerlos y luego hay que tener gobiernos que administren los recursos de tal manera que siempre funcionen, que siempre haya médicos buenos, que siempre hayan los insumos necesarios y más, porque nada es eterno, si no se cuida. (APLAUSOS). Y los primeros que tienen que cuidar este hospital, y los primeros que tienen que cuidar a los dirigentes representativos, institucionales de la provincia, que sean capaz no solamente de hacerlos, sino de mantenerlos en el tiempo, son ustedes los tucumanos con su decisión política. (APLAUSOS).
No es la primera vez que vengo a Tucumán, por cierto, y tampoco es la primera vez que vengo a inaugurar un centro de salud. Me acuerdo, cuando todavía era Senadora, allá por el año 2005, creo que un 24 de noviembre de 2005, cuando se duplicó la capacidad de la maternidad de San Miguel de Tucumán, debería haber venido él, que era Presidente, pero le había agarrado una pataleta al estómago, de esas que le agarraba cuando se amargaba por algo, se amargaba mucho, lo amargaron mucho, además. Y tuve que venir y la verdad que tuve que venir a suplantarlo, con mucho gusto, como Senadora y luego, recordaba José, que en el año 2006, Néstor lo llamó por teléfono para decirle que íbamos a destinar un préstamo, del Gobierno de España, de aproximadamente 25 millones de euros, si mal no recuerdo, para hacer este hospital. Y me acuerdo que yo lo confirmé cuando vinimos a inaugurar el hospital de Aguilares, también, el 8 de abril, del año 2008. Yo estaba recién asumida como Presidenta. Me va ganando Kirchner en hospitales por varios cuerpos, me va ganando.
La verdad que recuerdo también, aquel día en Aguilares, cuando inauguramos un hospital, y ahora estamos inaugurando este hospital modelo. Gracias por la foto, muchas gracias. Este hospital que va a tener – en una primera etapa – una capacidad para 2.000 partos y luego, en plena operatividad, para 4.000 partos. La verdad que toda la modernidad, todo puesto al servicio de la gente para que la salud pública no sea el piso, sino el techo realmente de la salud de una provincia. (APLAUSOS).
Por eso lo tienen que cuidar mucho, y también salud, junto a la educación, en un lugar emblemático, como Famaillá, a escasos metros de lo que fue el primer centro clandestino de detención, en la República Argentina, en 1975. Si hagámonos cargo de lo que tengamos que hacernos cargo y la verdad que hoy escucharlo a Alex, ver a los ex detenidos desaparecidos, que estuvieron en esa “escuelita”, que se conocía con el nombre de escuelita, y donde se torturaba. Yo digo hay lugares y lugares, pero la verdad que, en definitiva, la tortura es terrible en cualquier lado, pero en una escuela adquiere dimensiones simbólicas terribles, porque es como obturar, como clausurar las posibilidades de una generación, de los chicos que van a estudiar, el lugar donde se forman los jóvenes, el lugar donde se forma su mente se torturaba el cuerpo y la mente de otros jóvenes y de otros argentinos.
Por eso, la inauguración de esta escuela primaria e inicial: la escuela primaria con más de 2.000 metros cuadrados; la inicial con más de 500 metros cuadrados, 35 secciones. La primaria, para más de 900 alumnos; 6 secciones en la inicial para más de 158 alumnos… esa es la Argentina con la que yo me quiero quedar, la Argentina de las más de 2.000 escuelas, que hemos construido en todo el país. (APLAUSOS). Y junto a la salud, junto a la educación, “la otra parte de la salud”, como decía José, o como decía un profesor de Juan Manzur, en la Facultad de Medicina: “no hay mejor vacuna que el agua potable y las cloacas”. Podés tener un calendario con 25 vacunas, pero si los pibes, los chicos, las mamás no pueden lavar la verdura, no pueden lavar la fruta y no pueden limpiar su casa con agua potable, la tarea de los médicos, de las enfermeras, de los químicos se vuelve mucho más difícil.
Y aquí estamos inaugurando la Planta de Tratamiento, con una inversión de más de 270 millones de pesos. Yo la recorrí, es impresionante y junto a esto también las cooperativas “Agua más Trabajo”, nacidas en el corazón de La Matanza y de segundo lugar al que vinieron aquí, a Tucumán, cooperativas, muchas de ellas de “Agua más Trabajo” o “Cloaca más Trabajo”, que hoy se han convertido en pymes, capacitando gentes: hombres y mujeres que por años y años de desocupación y abandono, en esta Tucumán, donde se cerraron ingenios, donde no había ningún tipo de actividad, habían perdido o no habían adquirido las capacidades para trabajar. En estás cooperativas no solamente dimos trabajo – como contaba Argentina, con ese nombre tan simbólico, por Dios – sino que además capacitamos a miles y miles de argentinos y argentinas, que hoy pueden tener un trabajo digno, y cooperar para mejorar la vida del prójimo, sus compatriotas. (APLAUSOS).
Aquí, no más en Tucumán, más de 20.000 conexiones de redes cloacales; más de 20.000 conexiones de agua potable, miles y miles de metros, de kilómetros de tendido de agua potable, y esto se repite, se replica a lo largo y a lo ancho de toda la Argentina. (APLAUSOS).
Y como olvidarnos de la otra cosa: educación, salud, infraestructura, como olvidarnos de las viviendas si estamos hablando del complejo habitacional urbanístico más grande y más importante de la República Argentina, en Lomas del Tafí. (APLAUSOS). Allí, donde además hay más de sesenta y pico de hectáreas destinadas a espacios verdes, toda la infraestructura comunitaria de colegios, de calles, de gas, de agua, de viviendas en el país. (APLAUSOS).
Me decía José y Bety me confirmaba, que el IPV, el Instituto Provincial de la Vivienda, en sus 50 años de historia, había hecho 20.000 viviendas y en 10 años, llevamos 65.000.
Miren si no tenemos razón cuando hablamos de la década ganada: en 5 décadas, 20.000; en 1 década, 65.000. Esa es la Argentina que estamos construyendo.
Y este complejo, que empezó con el compromiso de Néstor de 3.000 viviendas y que hoy inauguramos 108 más y que vamos a llegar a las 5.000 viviendas porque trabajo, vivienda, salud, educación son las claves de la movilidad social ascendente. Que para eso estamos en política, para que la gente viva mejor, para que tenga educación, para que tenga vivienda, para que tenga salud, también para que tenga más justicia, más seguridad que también la necesitamos todos los argentinos.
Hoy estamos felices de estar aquí. Fíjense, algo que nos pasaba siempre en Santa Cruz y que nos pasó también en el Gobierno nacional. Somos dirigentes políticos los de este movimiento…Fíjense ustedes una cosa, observen algo, observen a los dirigentes de este espacio político amplio, plural que no solamente integra el peronismo, fíjense que cuando nos paramos frente a un micrófono, no nos paramos ni a descalificar ni a agraviar, no nos paramos frente al micrófono a denunciar o a insultar. ¿Saben por qué? Porque nos paramos frente al micrófono a contar las cosas que hemos hecho, las que estamos haciendo y las que vamos a seguir haciendo.
Me acuerdo un día cuando era apenas diputada provincial, cosas que me vienen a la memoria, y charlando con un opositor, que teníamos un buen diálogo, en un momento le digo: “¿Sabés qué pasa, Luisito –no voy a decir el apellido, era de la Unión Cívica Radical, después se vino con nosotros, bueno, hay que abrirles los brazos a todo argentino cualquiera sea lo que piense y lo que quiera, si juntas las dos manos pueden construir algo mejor para otro argentino, yo pienso así siempre y siempre pensé así-, cuál es el problema de ustedes? Se la pasan hablando de nosotros y la verdad que tendrían que hablar de ustedes, de las cosas que hicieron, de las que piensan hacer, porque nadie está enterado en la República Argentina? Tal vez, porque a lo mejor no se les ocurra qué hacer, tal vez, porque ya estuvieron en el gobierno e hicieron cosas que mejor ni recordar porque, bueno…”
Pero me gustaría más una Argentina en la cual se escucharan, además de las cosas que hacemos, contamos y de nuestras propuestas, también otras propuestas y, entonces, entablar un sano debate democrático.
Pero cuando hablo de propuestas, hablo también de la autoridad para hablar. Porque, a ver, nadie sale de debajo de las baldosas, nadie nació de un repollo; todos venimos con una historia, mala, regular, buena o mejor, y por eso yo valoro tanto a los jóvenes que vienen sin las mañas y que la única carga que tienen, la única carga que llevan en sus espaldas es la de la solidaridad y del compromiso por el otro. Por eso los valoro tanto, porque vienen con sus banderas, porque no vienen a pedir, vienen a decir qué podemos hacer por este proyecto, a poner el hombro.
¿Y saben qué? Dos cosas que me llenan de orgullo: la primera, que no son jóvenes que vinieron al inicio de nuestro gobierno; al contrario, porque siempre cuando empieza un gobierno, después, sobre todo, de las situaciones que le tocó vivir a la Argentina, me acuerdo del 83, el gobierno recién empezado de la democracia, las ilusiones, las esperanzas después de tanto dolor, de tanta tragedia, de tanta desaparición, cuántas ilusiones de miles de jóvenes.
Pero aquí en nuestro gobierno fue como si todo nos costara más. Al principio estábamos casi solos, apenas un 22 por ciento de los votos, nos miraban de reojo. ¡Cómo para no mirar de reojo a cualquier político con todo lo que había vivido y sufrido la Argentina!
Y aquí estamos al cabo de 10 años, reivindicada la política. Los políticos vuelven a salir a la calle y después de 10 años, miles y miles de jóvenes se incorporan, no con ilusiones, sino con trabajo porque creen en el futuro.
Y además, porque a mí también me tocó ser muy joven…Y la otra cosa maravillosa también de esta juventud que se incorpora después de 10 años, de un proyecto de gestión que para mí tiene un valor incalculable porque…bueno, porque han visto algo. Y miren que les han metido cosas o han intentado meterles cosas en la cabeza y, sin embargo, los jóvenes no tienen filtro, tienen la cabeza abierta como la teníamos nosotros, con menos suerte que ustedes porque éramos jóvenes que vivíamos en gobiernos dictatoriales y hubo momentos difíciles del país.
Ustedes tienen la suerte inmensa de incorporarse a un proyecto político con mucha alegría, sin violencia; al contrario, con mucha alegría, con mucha participación. Y esto también lo siento como saldar una deuda, una deuda que tenía mi movimiento político con miles de jóvenes, millones. Lo recuerdo como si fuera hoy, movilizaciones increíbles desde las universidades, desde los barrios, desde las fábricas.
El peronismo después de mucho tiempo, después de muchas décadas, en aquellos años volvía a convocar y a enamorar y, sobre todo, volvía a enamorar y a convocar a jóvenes que sus padres por allí, habían estado en la plaza del derrocamiento de Perón o eran antiperonistas.
Y yo sentí una inmensa deuda como peronista y parte de mi partido, porque esos jóvenes, esa generación diezmada, como él la llamó ese 25 de mayo, se quemó en la hoguera de una Argentina terrible.
¡Y qué voy a venir a contarles a ustedes los tucumanos de lo que nos pasó! ¡Qué les puedo contar a ustedes que fueron el primer lugar! ¡Qué les puedo contar de la desazón que yo sentía como argentina cuando por allí, producto de esas cosas que nos pasaron, producto de los años 90 que nos convencieron o quisieron convencernos por lo menos, de que el Estado no servía para nada, que la política era una porquería! Terminaban ganando los mismos que habían masacrado al pueblo. No saben el sufrimiento que uno sentía.
Por eso, siento que estamos saldando una deuda, la primera deuda con los jóvenes: los incorporamos a la vida, al trabajo, a la alegría. Y la segunda deuda, con la historia, acá está nuestro partido, nuestro movimiento abierto a todas las corrientes, abierto a todos los hombres y mujeres, transformando la historia, ampliando derechos como siempre lo hicimos, ampliando nuestra mente, creando nuevos derechos, creando nuevas ilusiones.
Siento, sinceramente, que a partir de las pérdidas o de sufrimientos personales que una pueda tener, ha contribuido a saldar esa deuda.
Yo solo les pido a todos los argentinos, en general a los 40 millones y en especial a nuestros hombres y mujeres que integran nuestro movimiento, que sigamos trabajando en esa misma dirección de ir saldando deudas, de ir levantando pasivos que teníamos en la historia y que debíamos saldar de una buena vez por todas. Los saldamos con el hospital, con las viviendas, con Faimallá, con la trasformadora de aguas cloacales; los saldamos con los derechos humanos y ahora también tenemos que saldarlos con mayor justicia, con mayor seguridad para que todos los argentinos puedan vivir en un país mejor en el que soñaron todos los que entregaron su vida por el prójimo.
Gracias Tucumán, gracias a todos y a todas, me voy con una gran alegría, hemos contribuido hoy a mejorar la vida de miles y miles de argentinos.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA TUCUMAN “Estamos en política para que la gente viva mejor”, afirmó la Presidenta

08jun13 tuc 060613hospitaltucuman07
Jueves, 06 de Junio de 2013
“Estamos en política para que la gente viva mejor”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó hoy el acto de inauguración del hospital Eva Perón, en Banda del Río Salí, provincia de Tucumán. El nuevo centro de salud brindará atención médica a más de 300.000 habitantes del este tucumano, y descomprimirá a los demás nosocomios y policlínicas de la zona, con los que trabajará articuladamente para brindar una mejor calidad de atención. “Le pido a todos lo argentinos, y en especial a los hombres y mujeres que integran nuestro movimiento, que sigamos saldando deudas, saldando los pasivos que teníamos en nuestra historia”, señaló.
Más salud para Tucumán
La Mandataria sostuvo que gracias a su diseño y equipamiento, el nuevo hospital “no tiene nada que envidiar a los mejores sanatorios privados”, y por eso pidió “cuidarlo mucho”, tanto al instituto como a “los gobiernos que permiten construirlos”. “Nada es eterno si no se cuida, y los primeros que tienen que cuidar al hospital y a los dirigentes institucionales de la provincia capaces de hacerlo y mantenerlo en el tiempo son ustedes, los tucumanos, con su decisión política”, expresó Cristina Fernández.
El hospital se construyó con un crédito del Reino de España, mediante la intervención del Instituto de Crédito Oficial por un monto de 15.900.823,30 euros, que llega a Tucumán como un subsidio y permite financiar gran parte de la obra necesaria para la nueva institución de Salud.
En el marco del mismo proyecto también se construyó una rotonda sobre la Ruta 9 que mejora la accesibilidad inmediata al Hospital, y se instalaron una planta de tratamiento de líquidos cloacales, y un nuevo pozo de agua con equipo de potabilización.
Trabajo, vivienda, salud y educación, las claves de la movilidad ascendente
En el acto, la Presidenta de la Nación sostuvo que “trabajo, vivienda, salud, educación, son las claves de la movilidad social ascendiente”. “Para eso estamos en política, para que la gente viva mejor, enfatizó. Y agregó que también trabaja en política “para que haya más justicia y más seguridad, que la necesitamos todos los argentinos”.
La Jefa de Estado pidió observar “a los dirigentes de este movimiento político, que no solo integra el peronismo”. “Cuando nos paramos frente a un micrófono, no nos paramos a descalificar, a agraviar, a denunciar, a insultar”, señaló, al tiempo que expresó: “Nos paramos frente a un micrófono a contar las cosas que hemos hecho, las que estamos haciendo y las que vamos a seguir haciendo”.
Asimismo, aseveró que “hay que abrir los brazos a todo argentino, cualquiera sea lo que piensa, si juntas las dos manos pueden construir algo mejor para los argentinos”. “Me gustaría más una Argentina en la cual se escucharan además de las cosas que hacemos, nuestras propuestas, también otras propuestas, y entonces entablar un sano debate democrático”, sentenció.
La presencia de los jóvenes en la política
La Primera Mandataria admitió que para realizar propuestas “también hay que tener autoridad, porque nadie sale de debajo de las baldosas. Todos tenemos una historia”.
A continuación, destacó la presencia en la política de los jóvenes, “porque vienen sin las mañas” de los dirigentes más antiguos. “Vienen con sus banderas, no vienen a pedir nada, vienen a decir ´qué podemos hacer por este proyecto´, a poner el hombro”, enumeró.
Cristina Fernández subrayó que los nuevos militantes “no son jóvenes que vinieron al comienzo de nuestro gobierno”. “Al principio estábamos casi solos, nos miraban de reojo. Como para no mirar de rojo a cualquier político después de lo que había vivido la Argentina”.
Pero enfatizó: “Acá estamos, diez años después, miles y miles de jóvenes se incorporan porque tienen esperanza en el futuro”.
La Presidenta sostuvo que esos jóvenes “han visto algo, y miren que les han metido o han intentado meterles cosas en la cabeza”. “Sin embargo los jóvenes no tienen filtro, tienen la cabeza abierta”, consideró.
Saldar deudas con los jóvenes y con la historia
La Jefa de Estado dijo que siente que se está saldando “una deuda” que tenía el movimiento político justicialista “con miles de jóvenes”. Recordó que en los años 70 “el peronismo volvía a enamorar y a convocar a jóvenes cuyos padres habían sido antiperonistas”. “Esa generación diezmada se quemó en la hoguera de una época terrible”, aseguró.
Al mismo tiempo, indicó que el país se había hundido en la desesperanza “producto de los años 90, que intentaron convencernos que el Estado no servía para nada”, época en la cual “terminaban triunfando los mismos que masacraron al pueblo”. “Siento que estamos saldando una deuda: con los jóvenes, los incorporamos al trabajo, a la vida; y la segunda con la historia, acá está nuestro movimiento ampliando derechos, generando nuevas ilusiones”, sentenció.
“Le pido a todos lo argentinos, y en especial a los hombres y mujeres que integran nuestro movimiento, que sigamos trabajando en esta dirección, la de seguir saldando deudas, saldando los pasivos que teníamos en nuestra historia”, reclamó. Y esas deudas, agregó, se saldan con la construcción de obras que mejoren la calidad de vida de la gente y “con mayor justicia y mayor seguridad para que todos los argentinos puedan vivir en un país mejor que el que soñaron todos los que entregaron su vida por el prójimo”.
Nuevas viviendas para Tafé del Valle
Por otra parte, y a través del sistema de videoconferencias, la Mandataria inauguró 108 viviendas, que forman parte de 5000 proyectadas, en del Barrio Lomas del Tafí. Al respecto, recordó que “el Instituto Provincia de la Vivienda en 50 años hizo 20 mil viviendas, y en 10 años llevamos [al frente del gobierno] se construyeron 65 mil”. “Miren si no tenemos razón cuando hablamos de la década ganada. Esta es la Argentina que estamos construyendo”, manifestó.
De este acto participaron el intendente municipal, Javier Pucharras, el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Germán Nivello; y el interventor del Instituto Provincial de la Vivienda, Gustavo Duran.
Educación para integrar, donde antes reinaba el horror
Luego se comunicó con la localidad de Famaillá, donde se inauguró la Escuela “Diego de Rojas” en el edificio donde funcionó el ex-centro clandestino de detención ” La escuelita de Famaillá”.
Cristina Fernández destacó “las dimensiones simbólicas terribles” que aparejó para la población tucumana la instalación de un centro de torturas en una escuela, dado que significó “clausurar las posibilidades de una generación” porque “en el lugar donde se formaban los jóvenes se torturaba a otros”.
Por eso, y con referencia a la construcción de la nueva escuela, señaló: “esta es la Argentina con la que me quiero quedar, la Argentina de las más de 2 mil escuelas que hemos construido a lo largo de todo el país”.
“Hemos dado trabajo y capacitamos a miles de argentinos y argentinas que hoy pueden tener trabajado digno para cooperar con la vida del prójimo”, señaló.
De este acto participaron el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; la ministra de Educación de Tucumán, Silvia Rojkes de Temkin; el intendente de Famaillá, Enrique Orellana; y el alumno Alex Diaz, cuyos abuelos fueron detenidos en el centro clandestino donde, a partir de hoy, funcionará el colegio.
Más obras para mejorar la salud de los argentinos
En tercer término, la Presidenta mantuvo un contacto con la Comuna San Felipe y Santa Bárbara, en la capital provincial, donde dio por inaugurada una Planta de Tratamiento de líquidos cloacales. De esta ceremonia participaron la presidenta de la Cooperativa Aguas del Valle, Argentina Sánchez; presidenta de la Cooperativa Américo Vespucio, Gabriela Konsorsky; el administrador de Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento, Lucio Tamburo; el ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán, Jorge Luis Feijoo; y el presidente de la Sociedad Aguas del Tucumán, Alfredo Calvo.

ARGENTINA Acto de entrega de aportes para escuelas técnicas: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de entrega de aportes para escuelas técnicas: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE ENTREGA DE APORTES PARA ESCUELAS TÉCNICAS Y VIVIENDAS EN VIDEOCONFERENCIA CON SAN MIGUEL DE TUCUMAN, GENERAL BELGRANO Y SAN ANTONIO DE ARECO, PROVINCIA DE BUENOS AIRES, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DE LA CASA DE GOBIERNO
Muchas gracias:
La verdad que es un día….chicos hoy hay algún fallo que me dejó sin habla, así que por favor. Sí, sí, me enmudeció prácticamente porque nunca se vio una cosa igual; vamos a hacer unos comentarios al final, ahora vamos a lo importante, a lo que realmente estamos hoy celebrando. En el caso de San Antonio de Areco, la apertura de una Unidad Universitaria que permitirá que los chicos no solamente de San Antonio de Areco sino como decía, Paco su Intendente, de Mercedes, Baradero de toda la zona de influencia puedan precisamente sin tener que trasladarse, poder estudiar, algo que está sucediendo todos los días en la provincia de Buenos Aires, en el conurbano bonaerense y en todas las provincias argentinas. Porque hoy podemos decir que las universidades ya no están solamente en La Plata, Buenos Aires o Córdoba. Hoy, todas las provincias argentinas cuentan con una universidad y esto es una tarea de democratización, de acceso a la educación universitaria impensable unos años atrás.
También vemos las 70 viviendas, el primer Plan de Viviendas, como decía su Intendente, de Los Chodos, partido de General Belgrano, provincia de Buenos Aires, y qué hablar de la obra de Susana Trimarco, de la cual luego hablaré. Esta es la obra de Susana, de su Fundación, en un edificio de arquitectura tradicional, de la provincia de Tucumán, en colaboración que ha tenido por parte de la Jefatura de Gabinete de Gobierno y también, del gobierno de la provincia de Tucumán y de su Intendente, que va a permitir inaugurar, refuncionalizar este viejo y clásico edificio de Tucumán, precisamente para todos los niños que son hijos de víctimas de tratas.
Una tarea, como yo digo, que Susana ha convertido el dolor en amor y militancia, que no es poca cosa. Podía haberse quedado reclamando, protestando, insultando, descalificando. No, reclamó, protestó pero junto al reclamo y la protesta laburó, trabajó, construyó, recorrió todo el territorio nacional y lo sigue haciendo. Es un orgullo para todas las mujeres argentinas y la vamos a seguir ayudando. (Aplausos).
En educación, estábamos hablando hoy de la entrega, yo veía el corto y 118 obras, que se canalizan a través del Ministerio de Educación, a través de aportes directos que se hacen a las provincias.
Ahí me estaba reclamando Gioja porque recibió 3 millones y Poggi que es de San Luis recibió….¿Cuántos Poggi, 12 te dimos a vos? 12, 13 palos. ¿Vieron que no hacemos diferencias, si están con nosotros, si no, si están allá o acá? Son todos los argentinos iguales para nosotros, igual que Bonfatti, que es de otro partido, de otra agrupación. (Aplausos). Los chicos y las escuelas no tienen partido; son escuelas, son alumnos y la enseñanza, el aprendizaje es algo sagrado para todos los argentinos y lo que somos, todo lo que somos y todo lo que nos falta ser todavía, pero todo lo que somos y que no es poco, creo que una de las claves es la educación pública y gratuita que nos ha permitido a tantísimos argentinos como la que está hablando, poder acceder a lugares impensados. Si viviera en algún país en donde llegar a la universidad costara 30.000, 40.000, 50.000 dólares, estoy hablando de cifras menores inclusive en los países desarrollados y en los no tan desarrollados, porque también estamos recibiendo muchos alumnos de Latinoamérica que vienen a estudiar a nuestras universidades públicas y gratuitas, porque en sus lugares de orígenes las universidades son pagas. Esto es también parte de la solidaridad latinoamericana, y hoy además de estas 118 obras.
Estábamos charlando recién, yo le preguntaba al ministro de Planificación cuántas escuelas llevamos inauguradas y aproximadamente ya llevamos inauguradas 1.742 escuelas, este año vamos a terminar cómodamente con las 2.000 escuelas y ya estamos pensando en lanzar un tercer plan.
¿Se acuerdan que empezamos con 700 escuelas? Néstor, él empezó con el Plan 700 escuelas. Bueno, estamos pensando en largar 1.000 escuelas más en todo el país. Y además, hoy estamos haciendo algo que a mí particularmente que soy una gran lectora y soy de la generación no de la tecnológica sino de la que aprendimos con los libros de texto, la distribución, la entrega de textos en las escuelas que llegamos a 54.000.000 del año 2004 a la fecha, y que con las entregas que hemos hecho hoy agregamos 13.000.000 de libros; este es un acto que venía un poco demorado por distintas circunstancias. Agregamos 13.000.000 con los cuales durante la gestión de este proyecto político, se han entregado en forma gratuita a las escuelas argentinas 67.000.000 de libros de texto.
Quiero leer estas cuestiones que tienen que ver con todo esto y que es también la creación de la biblioteca en el aula. Con este plan de 13.000.000 de libros, estamos introduciendo una novedad. Normalmente, ustedes se acuerdan, la biblioteca era un lugar que estaba dentro del colegio pero fuera del aula.
Yo me acuerdo, iba a la 102 ahí a la Dardo Rocha en 7 y 32, la biblioteca estaba al fondo del pasillo, las tradicionales escuelas del peronismo y del conservadorismo también que eran largas, con pasillos de tejas y al final estaba la biblioteca. Con esta entrega de 13.000.000 de libros estamos también creando la biblioteca en el aula, para que el maestro tenga el acceso directo y el chico también se acostumbre a tomar el libro y a leerlo, porque esto también forma parte de incorporar costumbres; son para libros de texto, obras literarias, de texto para primero y segundo grado de primaria, literarias para la secundaria y para la primaria, y también el otro impacto que esto tiene, porque no solamente tiene impacto en la educación, sino que el Estado argentino es el principal cliente de la industria de impresiones y ediciones en la República Argentina. Somos los que sostenemos la industria de la impresión y de la edición, porque somos los mayores compradores. Del mismo modo que PAMI es la principal compradora de medicamentos, en la República Argentina, en términos individuales y creo que también en términos porcentuales de todo el mercado junto a obras sociales, el Estado argentino es una columna principal de todo el sector industrial de ediciones e impresiones, que es uno de los doce bloques industriales por los cuales se mide la actividad económica y el crecimiento de la industria.
Para que ustedes tengan una idea – y como lo decía el spot publicitario – en esta entrega de 13.000.000 de libros estamos por 960 autores de todo el mundo: clásicos y contemporáneos; 666 argentinos; 165 ilustradores del mercado editorial. En esta compra participan 77 empresas, 59 son nacionales, 5 son extranjeras y 5 por ciento son transnacionales, 38 obras 10 de ellas con talleres de encuadernación y cocido como eran los antiguos libros. Los más de 13.300.000 libros requieren 6.500 toneladas de papel o sea industria maderera para el gobernador de Misiones y de Entre Ríos.
Miren todo lo que se mueve, 380.000 cajas de embalajes, 11.500 palets o sea todo lo que es también armado de palets, 16.000 metros cúbicos; el total de esto representa una hectárea cubierta de 1, 60 metros de altura de libros, 13.000 empleados de editoriales, imprentas, encuadernadoras, empresas de logística y de transporte; 3.000.000 de horas hombre para imprimir, distribuir y toda la logística que significan estos 13.000.000 y 950 camiones utilizados. Como verán, le llega a todo el mundo; es lo que siempre decimos de las industrias y el valor agregado termina impactando en los lugares más impensados y en los lugares menos imaginados.
Cuando uno mira un libro piensa en el librero o en la librería; tiene que pensar en el árbol que estaba en Misiones, que fue talado y que fue repuesto, por favor, porque es una industria en la cual hay que sacar el árbol, después volverlo a reponer y todo lo que se mueve en torno a eso, y lo que ha sido y seguirá siendo la educación para este proyecto político que realmente hemos, junto a los derechos humanos, junto a la inclusión, la educación debe ser una de las tareas más inclusivas, sobre todo ahora que hemos logrado afortunadamente que los chicos vuelvan al colegio a estudiar, que junto con la Asignación Universal por hijo estamos logrando tasas de escolaridad de permanencia en la matricula nunca vistas, tanto en lo primario que es fundamentalmente donde más nos interesa porque es la etapa más formativa de los chicos, la inicial, la primaria y también en la secundaria y ni que hablar de la universitaria. ¿A 9 universidades llegamos ya, Sileoni?, más lugares y centros como el que estamos inaugurando hoy, en San Antonio de Areco.
Yo también, y con motivo de la disfonía, quería hablar de toda esta reforma judicial que también está tratando nuestro Parlamento. Y realmente, lo escuchaba hoy al titular de la AFSCA relatar esa sentencia que finalmente salió de la Cámara sobre la Ley de Medios. Algunos le preguntaban, escuchaba hoy al titular de la AFSCA, si la reforma de la Justicia que estamos emprendiendo, la más importante de la que se tenga memoria, tiene que ver con esto. En realidad, si uno mira bien la Ley de Medios es solamente la parte superior del iceberg del problema. Es lo que visualizó el problema de la Justicia en la Argentina, pero no es el gran problema. Miren a Susana Trimarco, por ejemplo, con el tema de la trata de personas, nada más ni nada menos. Cuando ese día, yo no sé cómo siguió viviendo, cuando absolvieron a todos los responsables de la desaparición de su hija. Cuando uno se entera – por ejemplo – que en Córdoba, un juez participó de delitos de lesa humanidad y cuando alguien lo denuncia, se encuentran con que 77 jueces del fuero cordobés se excusan, por amistad, con la persona que está encausada y que está acusada. ¿Saben lo que me preocupa? Que una persona que haya participado en delitos de lesa humanidad, en lugares donde se conocen todos, tenga 77 jueces amigos, además.
Realmente me preocupa más eso porque revela un entramado, todo el atraso que hemos tenido, en materia de las causas de derechos humanos, en determinadas jurisdicciones, con mayor -digamos- mayor profundidad, que en otras. Pero todo esto o el hecho – por ejemplo – de lo que sucede con algunas causas que no entendemos la demora. Yo decía, el otro día, una causa impositiva de La Nación que viene arrastrando el diario “La Nación”, más de 130.000.000 de pesos que le debe al Estado; no se lo debe ni a esta Presidenta ni a este gobierno, se lo debe a los 40 millones de argentinos porque los impuestos ¿saben para qué sirve? Para que estos hombres, que son gobernadores reciban la plata, que han recibido para las escuelas técnicas, para que estos editores puedan imprimir los libros. La plata no la pateamos del piso…la tomamos de los impuestos, que tenemos que redistribuir, a partir de estas tareas.
Hoy leía un artículo que realmente me impresionó. Quiero mencionarlo específicamente, porque creo que ahí hay un poco el kit de la cuestión, que lo escribe un periodista, lo voy a mencionar, Mario Wainfeld, de Página 12, donde se ve que tuvo la oportunidad que yo no tuve de leer todo el fallo -se imaginan con todo lo que tengo que hacer- y revela dos o tres cosas en principio, que son las que me hacen prender las luces, sobre todo esto que está pasando; revela que en el fallo, uno de los camaristas de esta Cámara, en lo civil, en lo Clarín – dicen algunos – y comercial, o en lo rural podría ser porque es la misma Cámara…. El caso de la Rural, miren: un predio multimillonario, que nunca le fue pagado al Estado, que el Estado fue desapropiado ilegítimamente, porque quienes tenían que pagarlo, en este caso la Sociedad Rural -no tengo nada contra la Sociedad Rural, podría la Sociedad Rural o cualquier otro- el que compra algo tiene que pagar y más si es del Estado, en un lugar como Palermo, logra que esta Cámara le cuente los términos de un recurso a la Rural de una manera y al Estado de otra.
Entonces, cuando se lo cuenta de manera diferente al Estado, declara que el recurso es extemporáneo ante la Corte, y se lo cuenta con otra metodología…algo que realmente llama la atención. Lo de la Rural también es otro caso. Por eso digo, que la Ley de Medios es en realidad la punta del iceberg, hay todo un entramado abajo muy fuerte. Y este periodista decía que en el fallo -lo voy a leer más tarde- uno de los camaristas decía que se sentía insultado por autoridades transitorias del gobierno.Y el periodista señala – con mucha inteligencia y agudeza- dice, claro, transitorio. Todos nosotros somos transitorios, pero elegidos por el voto popular. Todos los que estamos aquí elegidos por el voto popular.
Yo creo que este tema de la permanencia y este tema de esta historia de que nunca fueron removidos, va creando una idea casi aristocratizante de un poder. Por eso solamente pueden ingresar los amigos, los hijos, los recomendados y por eso tanta resistencia a que miles de jóvenes que se reciben de abogados o que están capacitados no puedan ingresar. Por eso presentamos la Ley de Concursos para que todos los argentinos
Y el otro camarista, que yo no sabía esto – eso me lo contó el politólogo, te maté con esto, Juan Manuel- me lo contaste vos, también integrante, a ese sí lo voy a nombrar porque es un apellido muy ilustre De las Carreras. Yo no sabía que había sido el primer presidente de La Corte, el bisnieto del primer presidente de La Corte, designado por Bartolomé Mitre. Parece ser que Bartolomé Mitre le había propuesto a Adolfo Alsina, a su contrincante, digamos, y le dijo que no, su contrincante. Mirá vos, lo que hablan de la politización de la Justicia, Bartolomé Mitre había ofrecido a Adolfo Alsina la presidencia de la Suprema Corte de Justicia, encima la rechazó y se la dio a De las Carreras, su biznieto, hoy es un camarista y comentaba el periodista que este camarista suele reírse de algún apellido tano y de algún miembro de la Corte, con doble T, no sé si será cierto, pero esas cosas este… y realmente siento como que hay una suerte de ghetto de cosa aristocrática. No en todos, por supuesto, porque sería muy injusto generalizar, porque seguramente hay muy buenos jueces, muy buenos fiscales y muy buenos magistrados, pero convengamos que es necesario una reforma que permita, precisamente, abrir las compuestas, abrir para que el pueblo participe y que haya también legitimidad en los órganos políticos que manejan el poder, no así obviamente en los organismos jurisdiccionales, que son los jueces que dictan sentencias. Igualmente causas paradas en forma inexplicable, causas que fueron escandalosas en cuanto a lavado de dinero.
Me contaba la gente de la AFIP y la gente de la UIF, que es la gente de la Unidad de Lavado, que hemos creado a partir de las necesidades que el GAFI, ha planteado a nivel internacional que, en muchos casos, nos les han permitido participar como querellantes. Es más en una causa muy importante con lavado de dinero, también, de la misma empresa que obtuvo esta sentencia a la carta, por más de 5 mil millones, y que el juez tiene parada, desde el año 2008, le impedía presentarse como querellante al titular de lavado. Tuvo que ir hasta Casación y volver de ahí, y cuando vuelve – como querellante, aceptado por la Casación, que es el anteúltimo paso – después esta la Corte – pide medidas y no se las da. Y nos cuenta que hay 40 cajas que nunca fueron abiertas, y a la cual nunca tuvieron acceso ni la AFIP ni la UIF.
Creo que también deberíamos presentar una ley, para lo cual en todo lo que sea evasión y lavado de dinero, UIP y AFIP sean parte querellante obligatoria y que puedan también pedir todas las medidas necesarias.
Acá me enviaron un listado de causas, que duermen el sueño de los justos: de bancos, de gente muy importante, de jueces que se declaran incompetentes y se la pasan al otro; la Cámara dice una cosa… bueno estamos así durante años. Como también hay otras causas que se están tramitando, pero digamos que los casos más resonantes y rimbombantes y más importantes, en términos de lavado de dinero, requieren una activa participación, por parte de los señores fiscales, de la Procuración y en general para que la UIF, la AFIP puedan participar y además se muevan. No puede estar una causa con una denuncia de un importante directivo de un banco extranjero – que además tiene pedido de extradición de Estados Unidos – parada desde el año 2008 y no se haya hecho ninguna diligencia.
Por eso yo quiero contar estás cosas porque la gente tiene que enterarse, estás cosas no se saben y entonces toda la gente piensa: “Bueno, es el tema de la Ley de Medios”. No, la Ley de Medios – vuelvo a repetir – es la punta del iceberg. En realidad, es lo que demostró cómo se maneja todo esto… después vino lo de la Rural, después vinieron lo de los impuestos de la Nación, después vinieron las causas de lavado, lo de Susana Trimarco y lo que nos enteramos todos los días: alguien que queda en libertad y que al mes va y mata a alguien; un juez que libera al otro porque bueno… cosas que yo no digo. Quiero también no plantear una discusión con garantistas, no garantistas. Esta discusión que aburre, que cansa, solamente queremos justicia en Argentina, pero una justicia que sea pareja para todos. Porque el artículo 16 así lo exige y esta es la clave.
Lo que yo quiero con esta reforma de la Justicia es igualdad para los ingresos; igualdad para que todos los argentinos conozcan las declaraciones juradas de jueces, de legisladores, de presidentes, de camaristas, de fiscales y de todos, en general. Y las otras reformas, que estamos introduciendo, como el Registro de Causas, precisamente, para ver por qué en este juzgado hay una causa que está parada desde el año 2008 y otra causa que tal vez tienen mayor tramitación o no tiene tramitación. O sea esto es lo que queremos transformar porque la Argentina necesita también una Justicia del siglo XXI, que esté acorde con las necesidades. Y que nadie crea que porque es un juez y porque la Constitución establece que un juez es a perpetuidad forma parte de una monarquía o de una aristocracia, es un poder del Estado y debe ser tan democrático como lo es el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. Esto, así de simple y sencillo, es el gran objetivo de la Reforma, como también en las medidas cautelares. ¿Quién puede pensar en esta República Argentina: no nos quiera, nos quiera mucho, nos quiera poquito, mucho o nada, quién puede pensar que este Gobierno va a tomar medidas cautelares contra sectores vulnerables, si el principal ataque que este Gobierno tiene es por proteger a los más vulnerables y a los más desposeídos. (Aplausos).
Por eso, si yo estuviera del lado de los poderosos, de estos que pueden decidir justicias a la carta – como dice Sabbatella – si yo estuviera del lado de los que tienen todo y de los que han tenido todo, desde tiempos inmemoriales, seguramente me tratarían mucho mejor, seguramente no sería yo. Pero este es el verdadero problema. Entonces creer o pretender que este Gobierno puede tomar una medida o promover una ley que afecte a los más vulnerables me parece que es una magnífica coartada para no afectar los verdaderos intereses.
Yo siempre digo, cuando te vas muy al este, aparecés por el oeste porque la Tierra es redonda y entonces, aparentemente, defendiendo tanto a los más vulnerables, terminás defendiendo a los que más tienen, como ha sido históricamente. (Aplausos) Por eso, pedí además una discusión.
Me acuerdo cuando presentamos los proyectos, en el Museo del Bicentenario, pedí una discusión seria, amplia y responsable a la oposición, no negarse a discutir, no ir sino discutir. Miren y esto lo digo porque los que me conocen – y muchos me conocen antes de que fuera siquiera la esposa del presidente, me conocen cuando era legisladora – yo sé lo que es ser minoría, pero no minoría de tres o cuatro, o de cinco o diez, o de un bloque minoritario. Yo era minoría de una, era la única en mi propio bloque, yo he votado en soledad y he hablado en soledad. Debe haber alguna foto, en el Senado, donde un día me dejaron hablando sola y se retiraron todos los senadores, es la expresión viva de la minoría: estoy yo sola hablando con quien estaba sentado ahí haciendo de presidente y estaba hablando. Sé lo que es ser minoría, pero son las reglas de la democracia, cuando uno es minoría tiene también la obligación de estar sentado en la banca, de estar sentado en la Comisión, de estar discutiendo, votar , y si los demás son mayorías, esas son las reglas de la democracia. Yo lo hice, fui duramente atacada por ser minoría, internamente y además por acuerdos. Porque también, muchas veces, bajo la pátina de oposiciones – y hablo de los años 90 – no había tal oposición. Y voy a traer un caso que lo tengo muy en mi memoria, muy fresco: la privatización del Banco Hipotecario. Había un grupo de Diputados, que éramos aproximadamente 15 Diputados, del bloque peronista, que nos oponíamos a la privatización del Banco Hipotecario. No daban los números y la oposición se oponía, entre comillas. ¿Qué hicieron el partido principal de la oposición y algún otro? Retiró – si vos te sonreís Kunkel porque sabés cómo son esas cosas – retiraron una parte igual de opositores; los opositores votaron en contra pero la ley salió igual.
Por eso le dije, el otro día, a Sabbatella, cuando la oposición se oponía, el representante de la oposición se oponía, en el seno del AFSCA, a que se aprobaran algunos planes de adecuación. Le digo, bueno: “si se opone la oposición puedo tratar de convencerlo y esperaremos hasta ver que nos diga qué problema hay, para aprobar los planes de adecuación”, y podemos contar así con los consensos de los que tanto se habla y que tan poco se trabaja. Porque yo digo siempre, para lograr un consenso, lo primero que hay que hacer, es empezar a hablar de las cosas que estamos de acuerdo. En el país empezamos exactamente al revés, empezamos por las cosas en que estamos en desacuerdo, cuando uno empieza siempre a discutir en lo que está en desacuerdo es imposible, pero no solamente en política, en negocios, en la casa, en al escuela, en la universidad, en la empresa, en cualquier lugar. Siempre – como método – hay que ponerse a discutir sobre las cosas en que estamos de acuerdo.
Y alguien puede decir, en la República Argentina, seriamente que la Justicia no necesita ser reformada, alguien puede decir está todo tan bien que no necesita ser reformada. Este sería el primer acuerdo, y si estamos de acuerdo en eso, bueno en qué estamos de acuerdo en que tiene que ser reformado y no negarse a la discusión y al debate. El debate y la discusión siempre tienen que estar presente. Y vuelvo a reiterar, lo digo con la autoridad de haber sido oposición dentro de mi propio bloque y de haber tenido posiciones solitarias, pero yo creo que este es el rol del pensamiento, de la idea y de la convicción. Realmente hablar, pensar o expresarse cuando la mayoría piensa de un misma manera yo evitaba hablar; normalmente hablaba cuando estaba en desacuerdo no hablaba, para que íbamos a hablar si ya estábamos todos en desacuerdo. Una cosa que me enseñó Kirchner y que no entendía… quiero contar una anécdota de él, el pobre, él que nunca tuvo vocación legislativa. Estábamos en la Convención Constituyente de Santa Fe y cada tema de discutía, pero claro había acuerdo porque estaba todo acordado, normalmente solo en algunas cosas que había diferencias. Entonces, él no entendía por qué todos hacían discursos si estaban todos de acuerdo, entonces me decía: “pero si están todos de acuerdo por qué no votamos y nos vamos”, me decía.”Bueno, Néstor, porque cada uno quiere dejar su impronta, es una Constituyente”, le apuntaba yo. “Bueno pero que hablen dos o tres y nos vamos”, decía él.
Claro se imaginan en una Convención Constituyente hablaban todos porque todos pensaban que quedaban en el mármol… estampados en el mármol quedarán algunos. (Risas). En realidad, si uno mira la historia, de las que nos rodean que todos son historias, realmente nos damos cuenta cómo se construye la historia y cómo se ingresa en la historia. No se ingresa a través de un discurso, ni a través de una inserción legislativa, si fuera sí que fácil sería construir la historia.
Por eso digo: hagamos todos los esfuerzos de mejorar, como lo hemos hecho, esta Argentina, hemos mejorado el Poder Legislativo, a través de las P.A.S.O, lo hemos democratizado, hemos incorporado – adentro de la vida de los partidos políticos – a la ciudadanía con el voto vinculantes obligatorio, del cual alguno desconfiaba. ¿Te acordás Gioja vos, que andabas medio desconfiado y me tuviste que dar la razón, que habían sido muy buenas las P.A.S.O? ¿Viste? Lo mando al frente, porque después me dijo: “tienes razón”, pero no lo dijo públicamente, después. Pero siempre sucede, cuando te dan la razón, además, no te la dan públicamente, te la dicen a vos. Pero yo digo: “No, vale públicamente”.
Entonces, digo con todas estás cosas que nos han pasado y no siguen pasando todos los días con la Justicia o con cada acto de injusticia, que vemos por parte de la Justicia, y esto no quiero – vuelvo a reiterarlo – involucrar a todos los miembros del Poder Judicial porque sería injusta. Pero creo que es necesario que se debata, como se ha debatido. Decían que no se iba a aceptar reformas, decían que no se iba a debatir, decían que iba a ser a libro cerrado. Miren a libro cerrado lo único que hubo en este país fue el Código de Vélez Sarsfield y no fue hecho durante nuestro gobierno, fue hecho durante el gobierno del Fundador de la Nación. Así que, por favor, nosotros no tenemos esa costumbre, hemos recibido organizaciones, se han hecho modificaciones, porque realmente creemos que toda política, todo acto, toda propuesta es perfectible. ¿Quién puede decir: lo que yo digo es perfecto y no tiene ninguna corrección? Es más, yo les conté que los concursos previos nosotros no lo teníamos en nuestra agenda legislativa para introducir en la reforma de la Justicia. Me tocó leer en un diario el proyecto de un jurista, de Vedia, y lo llamé al ministro de Justicia y le dije: “mira que buen proyecto”. Y el otro día, charlando con gente del sector de la Justicia decían que de esta manera era una muy buena idea porque íbamos a terminar con las vacantes permanentes. Y fue una idea que me trajo una persona, que escribió en un diario. Cómo no te va a poder alcanzar otra idea alguien que está sentado en una banca, al lado tuyo. Pero para eso necesitás tener espíritu propositivo e ir para adelante.
Por eso, yo quiero terminar con el espíritu propositivo. Hoy vino a visitarme… ahí está la docente de Florencio Varela, esa chiquita que está sentada al lado del señor gordito. Perdón, sos gordito, no es discriminación. (Risas). Perdón, perdón, me matan, me denuncian al INADI, hoy. (Risas). Gordito, pero bueno, muy bueno, él también… (Aplausos). La docente, la directora de un colegio de la zona rural, de Florencio Varela ¿no es cierto? Bueno, ella me mandó… ¿de dónde? Del colegio 46, no me acordaba del número. Ella me mandó un twitter donde le faltaban cuatro aulas, conectarlas con luz, gas… los servicios esenciales. Lo llamé urgente al intendente, a Julio, mandamos ahí con las cooperativas que tenemos en Florencio Varela y ya está todo arreglado. El espíritu propositivo que se ha desplegado con esta desgracia, que nos tocó vivir… bueno, al que le gusta protestar me parece bien, pero sería bueno que además todos podamos ayudar, porque además uno se siente mucho mejor ayudando, dando, colaborando con el que tanto sufre. Hay anécdotas terribles que nos pasaron, ¿Alicia dónde estás? Por ahí, ahí estás. ¿En qué barrio te pasó lo de los colchones? En Villa Elvira. Cuando fuimos a distribuir a un barrio de Villa Elvira, del marginal, del Villa Elvira sobre el Arroyo Maldonado, prácticamente, más allá todavía. Entonces, llevamos colchones y el señor, en un momento dado, le dice: “mire yo tengo que decirle la verdad, ministra. A mí no se me inundaron los colchones, ni se me mojaron. Yo no tenía colchones”. Entonces recibió colchones, no los tenía antes de la inundación. Primero, el acto inmenso de sinceridad de alguien despojado de todo, que no tiene nada y segundo todavía lo que nos falta hacer.
Por eso yo pido la colaboración de todos: de los intendentes, de todos los gobernadores, porque es imposible desde este lugar, de la Casa Rosada, más allá de todo lo que desplegamos en el territorio tener millones de ojos en todas partes. No puedo llegar a Villa Elvira, a Villa Teseo, a Villa Urquiza, no sé a la villa que fuere, al lugar que fuere, a la provincia que fuere. Pero necesitamos la colaboración de cada comisionado municipal, de cada intendente, hay intendencias que han funcionado maravillosamente bien y no hemos tenido ningún inconveniente; otras no tanto. En fin, no son solamente obras, hay que mantener las obras, hay que mantener los desagües destapados, hay que hacer lo que falta, siempre falta algo y siempre podemos ayudar al otro. Por eso la campaña de la Patria es otro: el otro, que bueno dije ese día, 2 de abril, sin imaginar ni siquiera lo que había pasado en nuestro querido país fue casi premonitorio. Y creo que es algo que tenemos que tomar todos, cuando estamos como hoy celebrando lo de Susana con tanto dolor, pero con tanta alegría al mismo tiempo, en Tucumán; las 70 casas en General Belgrano; Paco chocho y Aída con su Licenciatura de Enfermería, que es una profesión crítica; la industria en alimentación para San Antonio de Areco; estos millones de libros; estás ayudas para las Escuelas Técnicas y esta Argentina que estamos construyendo y que vamos a seguir construyendo todos los días con la ayuda de todos.
Muchas gracias y muy buenos días a todos y a todas. (Aplausos).

ARGENTINA Acto por el Bicentenario del Éxodo Jujeño: Palabras del Vicepresidente de la Nación

Acto por el Bicentenario del Éxodo Jujeño: Palabras del Vicepresidente de la Nación
PALABRAS DEL VICEPRESIDENTE DE LA NACIÓN LIC. AMADO BOUDOU, EN EL ACTO POR EL BICENTENARIO DEL ÉXODO JUJEÑO, EN EL CLUB DE GIMNASIA Y ESGRIMA, EN LA PROVINCIA DE JUJUY.
Muy buenas noches a todas y a todas; muy buenas noches Jujuy: primero que nada hacerles llegar en esta fecha tan importante un enorme abrazo de nuestra Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kichner a todas las jujeñas y jujeños. (APLAUSOS). Y acá estamos conmemorando un momento muy importante para el pueblo jujeño, pero también para todos los argentinos; acá estamos conmemorando como hace 200 años unidos y organizados y con un liderazgo claro el pueblo jujeño dio un paso fundamental en lo que fue la lucha contra el colonialismo y la libertad e independencia de nuestra Patria.
Esos 200 años que nos permiten arrojar luz sobre el momento que estamos viendo hoy, porque tienen muchas cosas en común – Gobernador – tienen muchas cosas en común jujeñas y jujeños, hace 200 años las potencias centrales estaban en un gran desconcierto y empezaba a derrumbarse un modelo que ellos había edificado para el mundo, lo mismo que está sucediendo hoy con esta crisis internacional, en la cual se está derrumbando un modelo basando en la especulación y la acumulación financiera por sobre el trabajo de los pueblos. Y en ese momento, aquí, en la República Argentina hubo un movimiento patriótico-político que tomó la decisión de llevar adelante un proyecto de país, incluido en un proyecto continental y eso bien se sabe aquí en la provincia de Jujuy.
A la luz de esos hechos podemos analizar el momento histórico que está viviendo la Argentina. También hoy de la mano, primero, de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner avanzamos en un proyecto de Nación, que tiene el trabajo en el centro de su origen y que tiene una proyección continental. Por eso, ayer como hoy, la lucha es contra el colonialismo; ayer contra el colonialismo político y contra el colonialismo económico, que no permitía el desarrollo de lo que hoy es nuestro país. Pero no nos confundamos hoy la batalla es la misma, es la batalla contra el colonialismo político, que todavía siguen teniendo los ingleses por encima de las Islas Malvinas; es la batalla contra el colonialismo económico – que empezó a partir del 2003 – y que nos sacó de encima al Fondo Monetario, al Banco Mundial y a todos sus representantes que tenían hundida a la República Argentina, esa es la misma batalla a través de 200 años; esa es lo que estamos viviendo hoy, a la luz del éxodo jujeño. (APLAUSOS).
Y no nos confundamos tampoco, hoy estamos acá – Gobernador, Gobernadores – compartiendo con un pueblo unido y organizado, compuesto por muchas organizaciones, muchas de esas juveniles. Muchas gracias por acompañarnos a todas las organizaciones porque ustedes también son la base de este movimiento político que está transformando a la Argentina y entonces en este momento histórico tenemos que convocarnos los 40 millones para que con un liderazgo claro podamos seguir transformando a la Argentina. Y esto no se hace sin dar batallas, esto no se hace sin dar discusiones; así como la Argentina no empezó de un huevo, empezó a partir de batallas, empezó a partir de discusiones que marcaron claramente la lucha contra el colonialismo.
No nos confundamos: para seguir adelante hay que seguir dando batallas y estas batallas tienen en nuestro país muchas caras. Muchas veces son batallas obvias y evidentes, como es el gran esfuerzo que hizo nuestra Presidenta para llevar con todos los fundamentos del derecho la discusión por la soberanía de las Islas Malvinas al seno de las Naciones Unidas.
Pero muchas veces esas batallas tienen formatos distintos, formatos confusos. Estas batallas, igual que en la época de la colonia, son las batallas contra los poderes concentrados, son las batallas contra aquellos que no requieren la mejor redistribución del ingreso, son las batallas que ponen lo financiero por encima del trabajo.
Y quiero contarles una anécdota: aquí, después del éxodo, en enero de 1813, se seguían dando ese tipo de batallas. Aquí en Jujuy, se votó a favor de la Constitución de Cádiz para seguir formando parte del Reino de España; mientras unos estaban peleando por la independencia de nuestro país, otros querían seguir formando parte del Reino aquí, dentro de nuestra tierra.
Y eso es lo mismo que pasa hoy: mientras algunos, con el liderazgo de Cristina, nos encolumnamos por una patria libre, justa y soberana, otros prefieren seguir con esa democracia tutelada en la cual el pueblo votaba pero eran las grandes corporaciones las que tomaban esas decisiones.
Por eso vamos a seguir con los juicios de verdad, memoria y justicia acá también, en Jujuy, porque no siempre fueron solo los militares, sino que fueron golpes cívico-militares.
Por eso aquí a los jóvenes, a los grandes queremos traerles esa metáfora de este proyecto político que inició Néstor Kirchner y que tiene la conducción de Cristina Fernández de Kirchner. Esa metáfora es la mesa argentina, esa mesa donde en el barrio ya nadie podía sentarse. Ya nadie podía sentarse porque las mamás y los papás habían perdido el trabajo; ya nadie podía sentarse porque los pibes no podían ir a la escuela y los abuelos tenían congelada las jubilaciones.
Y ustedes aquí en Jujuy, en Tucumán, en Salta, en todo nuestro país saben el impacto que ha tenido la política pública que venimos llevando adelante; saben que en esa mesa, en una punta se sienta el abuelo que recuperó su jubilación, que tiene la movilidad y que ha accedido aún cuando muchas veces un sistema injusto de desempleo no le permitía hacer sus aportes. En la otra punta, están nuestros pibes y pibas porque tenemos el 6,5 por ciento del Presupuesto para el sistema educativo, porque tenemos las netbooks en las escuelas públicas, porque tenemos la Asignación Universal por Hijo y entonces pueden ir a la escuela y al sistema de salud.
Pero más importante que todo, en el centro de la mesa están los papás y las mamás, los 5 millones de puestos de trabajo que hemos creado junto y que nos permiten seguir avanzando en esta Argentina.
Por eso quiero decirles, gracias Jujuy, fuerza a todos, fuerza Cristina, fuerza Argentina, como hace 200 años, unidos, organizados y con un liderazgo fuerte vamos a seguir construyendo la Argentina.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Para seguir adelante, hay que seguir dando batallas”, afirmó el Vicepresidente en Jujuy

Miércoles, 22 de Agosto de 2012
“Para seguir adelante, hay que seguir dando batallas”, afirmó el Vicepresidente en Jujuy

El vicepresidente Amado Boudou encabezó esta noche en San Salvador de Jujuy el acto en conmemoración del Bicentenario del Éxodo Jujeño. Expresó que, a diferencia de hace 200 años, las que el país debe librar hoy son “las batallas contra los poderes concentrados, contra aquellos que no quieren una mejor distribución del ingreso, contra los que ponen lo financiero por encima del trabajo”.
El vicepresidente Amado Boudou encabezó el acto en conmemoración del Bicentenario del Éxodo Jujeño, en representación de la presidenta Cristina Fernández, quien no pudo asistir debido a que sufrió una lipotimia. El 23 de agosto de 1812, al mando del general Manuel Belgrano, el pueblo jujeño, en un ejemplo de heroísmo y patriotismo, abandonó su capital y quemó todas sus pertenencias, antes de dejarlas en manos del ejército realista que avanzaba sobre el norte de nuestro país.
Boudou recordó que “hace 200 años unidos y organizados, y con un liderazgo claro, el pueblo jujeño dio un paso claro contra el colonialismo”. Expresó que aquel momento histórico y el actual “tienen muchas cosas en común: hace 200 años las potencias centrales estaban en un gran desconcierto y empezaba a derrumbarse un modelo que ellos habían diseñado para el mundo”, lo cual consideró que es “lo mismo que ocurre con esta crisis internacional donde se está derrumbado un modelo basado en la especulación financiera”.
El Vicepresidente afirmó que la lucha de hace 200 años fue “contra el colonialismo político y económico, que no permitía el desarrollo del país; hoy la batalla es la misma, es la batalla contra el colonialismo político que tienen los ingleses sobre las Malvinas; es la batalla contra el colonialismo económico que comenzó en 2003, sacándose de encima al FMI y al Banco Mundial”.
“En este momento histórico tenemos que convocarnos los 40 millones, para que podamos seguir transformando la Argentina”, remarcó Boudou. Y remaró que “esto no se hace sin batallas, sin discusiones”.
El funcionario afirmó que “la Argentina no nació de un huevo. Empezó a partir de batallas que marcaron la lucha contra el colonialismo”, al tiempo que subrayó que “para seguir adelante, hay que seguir dando batallas”.
Boudou aseguró que esas batallas tienen “muchas caras”. En ese sentido, señaló que, por un lado están las más directas, como “la discusión por las Malvinas al seno de las Naciones Unidas”. Pero por otro, existen otras menos evidentes, que son “las batallas contra los poderes concentrados, contra aquellos que no quieren una mejor distribución del ingreso, contra los que ponen lo financiero por encima del trabajo”
“Mientras algunos, con el liderazgo de Cristina, nos encolumnamos por una patria justa libre y soberana, otros quieren una democracia tutelada, donde el pueblo vota pero son otros los que toman las decisiones”, enfatizó.
El Vicepresidente de la Nación estuvo acompañado en el acto por el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de Tucumán, José Alperovich, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.
Anuncio de la inauguración simbólica del Hospital de Abra Pampa
Durante el acto, se anunció la inauguración del hospital Nuestra Señora del Rosario de Abra Pampa. Se trata de un efector público del Ministerio de Salud de la provincia de Jujuy fundado en 1958, que se encuentra ubicado a 220 kilómetros de la capital de la provincia. Se encontraba asentado en paredes de adobe, techo de chapa y en muy mal estado general.
El Pami otorgó un financiamiento por la suma de $ 4,5 millones a la provincia para su refacción.
La obra cuenta con 1500 metros cuadrados, contempló la construcción del sector guardia, con consultorios de guardia, salas de enfermería, shock room, sala de observación en guardia, farmacia, 5 consultorios externos ambulatorios y de odontología, laboratorio y servicio de esterilización, cocina, economato, lavadero, comedor de personal y vestuarios, sector de internación con nueve habitaciones para 2 o 3 camas, cada una con baño privado, 40% de ellas con gases medicinales.
El Éxodo Jujeño
En 1812, los realistas después de vencer a la resistencia patriota, lograron tomar Cochabamba y luego se dirigieron a su próximo objetivo: Jujuy.
El General Manuel Belgrano recibió el mando de la debilitada tropa encargada de defender el norte ante el avance realista y se encargó de mejorar y reorganizar el “Ejército del Norte”. Reclutó nuevos soldados, les enseñó a luchar; los artesanos fabricaron armas; los sastres, costureras y zapateros se encargaron de la ropa y de los uniformes y quienes podían, entregaban comida o animales a pesar de la falta de alimentos que había en la ciudad. Ante esa acuciante situación y para levantar el ánimo y el patriotismo de los soldados y de la población, el General aprovechó la celebración del 25 de Mayo de 1812 y presentó la bandera celeste y blanca.
Ante el avance del ejército realista, Belgrano decidió preparar al pueblo de Jujuy para abandonar la ciudad hasta llegar a refugiarse en Tucumán, siguiendo la estrategia de “tierra arrasada”, con el objetivo de no dejar nada que el enemigo pudiera utilizar para continuar su camino hacia el Río de la Plata.
Los pobladores de Jujuy abandonaron su tierra en la forma más ordenada posible. Los primeros en irse fueron los comerciantes y las familias más ricas. Los que tenían chacras o hacienda debían asegurarse de que nada útil quedara para los realistas.
El 23 de agosto por la tarde, los más humildes, los refugiados y los rezagados, partieron siguiendo al Ejército del Norte, con lo poco que tenían. También se fueron con ellos las autoridades del cabildo, los últimos en abandonar sus tareas.
El 24 de agosto llegaron los primeros soldados realistas a Jujuy y se encontraron con una ciudad vacía y hostil. El ejército invasor no pudo entonces conseguir provisiones ni armas para fortalecerse y seguir avanzando hacia el Río de la Plata.
El 3 de septiembre, en el río Las Piedras, provincia de Salta, se enfrentaron los dos ejércitos. Después de una dura batalla, los realistas tuvieron que abandonar el campo, derrotados. Esta victoria fue muy importante porque sirvió para levantar el ánimo de los soldados de Belgrano, pero principalmente porque permitió poner a salvo a la población que todavía marchaba hacia Tucumán.
Desobedeciendo las órdenes que había recibido desde Buenos Aires de retirarse hasta Córdoba, Belgrano resolvió enfrentar nuevamente al ejército realista venciéndolo otra vez en Tucumán. Esta victoria del Ejército del Norte causó la caída del Primer Triunvirato, pero lo más importante es que detuvo el avance de los realistas en su camino hacia Buenos Aires.

Nube de etiquetas