Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Instituto Nacional del Cancer’

ARGENTINA El cáncer infantil se cura en 7 de cada 10 casos

11FEB13 CANCER
Informe especial
SALUD – 10 DE FEBRERO
El cáncer infantil se cura en 7 de cada 10 casos
FUENTE: SALA DE PRENSA – CABA
http://www.prensa.argentina.ar/2013/02/10/38301-el-cancer-infantil-se-cura-en-7-de-cada-10-casos.php
“El cáncer en los niños se cura en más del 65% de los casos”, aseguró el ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, en vísperas de la conmemoración del Día Nacional para la Lucha contra el Cáncer Infantil, que se celebra el próximo viernes y acaba de establecerse a través de la Ley 26.803.

El diagnóstico precoz, un tratamiento adecuado y los avances médicos son las claves para que el cáncer infantil tenga cura en el 65 por ciento de los casos, recordó el ministro de Salud, Juan Manzur, en vísperas del Día Nacional para la Lucha contra el Cáncer Infantil, a conmemorarse el 15 de febrero.

Marcelo Scopinaro, responsable del área de Cáncer Pediátrico del Instituto Nacional del Cáncer (INC), organismo dependiente de la cartera sanitaria nacional, atribuye este porcentaje de cura obtenido a “en primer lugar por el formidable desarrollo que tuvo la quimioterapia en las últimas décadas; y en segundo, por el enfoque multidisciplinario que tiene el tratamiento del cáncer en la infancia. Sólo es mediante el aporte de médicos, enfermeras, psicólogos, radioterapeutas e infectólogos que se logra mejorar la cifra de cura en el cáncer”.

Según el experto, quien también se desempeña como presidente del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, “hay un tercer factor que colabora en mejorar estos resultados: el diagnóstico temprano, que lleva siempre a aumentar las posibilidades de cura de los niños”, remarcó.

El cáncer es una enfermedad con una incidencia muy baja en los niños: en Argentina, el número total de nuevos casos en menores de 15 años oscila entre 1.200 y 1.300 por año. “En los últimos diez años, esta cifra se ha mantenido estable”, explicó por su parte Pablo Pesce, coordinador del área de pediatría del INC, al tiempo que destacó que “en nuestro país no hay mayor incidencia de cáncer infantil que en cualquier otro del primer o tercer mundo, ni tampoco tenemos mayor frecuencia de ningún tipo de cáncer en especial”.

El cáncer infantil posee características propias definidas, cada una con un nombre, tratamiento y pronóstico muy específico; en tanto que la mayoría de los cánceres del adulto no existen en pediatría. El tipo más frecuente en la infancia es la leucemia, seguido de los tumores del sistema nervioso central y los linfomas.

En cuanto a la prevención, el diagnóstico oportuno constituye un elemento estratégico esencial en oncopediatría, ya que un paciente diagnosticado tardíamente disminuye sus posibilidades de curación y aumenta los riesgos derivados de un tratamiento más intenso. Al respecto, Pesce remarcó que en el caso de los padres, “el mensaje es que realicen las prácticas habituales de vida saludable con sus hijos, como ejercicio físico y una alimentación sana, y que cumplan con los controles clínicos de rutina”, a la vez que resaltó que “las pautas de detección precoz deben estar dirigidas a la comunidad médica”.

En ese sentido, desde el INC se diseñó e implementó un taller destinado a diferentes profesionales de la salud –médicos generales, pediatras, enfermeros y agentes sanitarios, entre otros–, cuyo título es “Cuándo sospechar cáncer en la infancia”. Cabe destacar que esta iniciativa, que ya lleva dos años, se llevará a cabo en todo el país de manera simultánea, el próximo jueves y viernes, con motivo de la conmemoración del Día Nacional para la Lucha contra el Cáncer Infantil.

“La detección precoz es responsabilidad del sistema sanitario. Por eso, esta tarea del INC apunta a tratar de solucionar uno de los principales problemas que existen, que tiene que ver con no cumplir con los diagnósticos en tiempo y forma”, añadió Pesce.

Desde el INC también se está trabajando en un análisis de la red actual de derivación de pacientes, con el objetivo de aumentar su eficiencia; y respecto del cuidado integral de los niños con cáncer, se está por publicar un libro con recomendaciones para la atención del paciente pediátrico.

Además, hay programas de becas específicas destinadas a formar profesionales para que trabajen en diferentes zonas del país en especialidades tales como clinica pediátrica con orientación en oncologia, radioterapia, enfermería, cuidados paliativos, biología molecular y citogenética, entre otras. “Quienes hacen las becas tienen que volver a trabajar a un establecimiento público de la jurisdicción de procedencia”, detalló el especialista.

Por último, en el INC funciona actualmente el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA). Esta herramienta, creada en 2000 por la Fundación Kaleidos, fue incorporada por el organismo de la cartera sanitaria con el objetivo de contar con datos sobre la situación epidemiológica a nivel nacional, lo que permite tomar decisiones estratégicas de salud pública.

A través del ROHA se registra a los pacientes menores de 19 años con nuevo diagnóstico de cáncer. “Este es un insumo de epidemiología, gestión e información pública muy interesante”, consideró Pesce, y agregó que “el 90 por ciento de los casos de cáncer infantil que hubo en el país en los últimos 13 años está registrado. Cualquier médico o persona puede saber cuántos pacientes hubo en una ciudad o cuáles fueron los tipos de tumores”.
Las funciones del Instituto Nacional del Cáncer
Creado en septiembre de 2010 por la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, este organismo del Ministerio de Salud de la Nación es responsable del desarrollo e implementación de políticas de salud, así como de la coordinación de acciones integradas para la prevención y el control del cáncer en el país.

Su principal objetivo es disminuir la incidencia y mortalidad por cáncer, a la vez que mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Ni víctimas ni condenadas a muerte por el cáncer

29 de Mayo

FUENTE: SALA DE PRENSA

http://www.prensa.argentina.ar/2011/05/29/20013-ni-victimas-ni-condenadas-a-muerte-por-el-cancer.php

 

Día Internacional de Acción por la Salud de las
Mujeres

Ni víctimas ni condenadas a muerte por el cáncer

Hoy es el Día Internacional de Acción por la Salud
de las Mujeres y el Instituto Nacional del Cáncer lanza en http://www.msal.gov.ar/inc/ un video en el que diferentes mujeres cuentan
sus experiencias en relación con esta enfermedad hoy tratable y que, por lo
tanto, ya no debe asociarse con la muerte.

 

En el Día Internacional de Acción por la Salud de
las Mujeres, que se conmemora hoy, el Instituto Nacional del Cáncer subirá a su
página web el video “Mujeres que hablan de cáncer”.

Se trata de una serie de reportajes en los que mujeres de diferentes perfiles
expresan sus experiencias con el cáncer.

El objetivo de este material audiovisual es darle espacio a las ideas y
reflexiones de estas mujeres, que con sus voces diversas abonan el terreno para
difundir y divulgar mensajes en los cuales la palabra cáncer no esté asociada
unilateralmente al concepto de muerte, lo que la transforma en un tabú.

Cuando el discurso es obturado, resulta imposible circunscribir cualquier tipo
de mensaje (sanitario o de otro tipo).

Por eso resulta tan importante empezar a hablar sobre el cáncer.

Esto también permite desarticular los estereotipos en torno de esta enfermedad
(por ejemplo, que la persona enferma es una víctima y por lo tanto tiene que
lucir como tal), que muchas veces imposibilitan que las mujeres reciban la
atención que necesitan.

Las entrevistadas

Ana Batista y Victoria Salazar, dos adolescentes del conurbano bonaerense,
estudiantes de nivel medio y pacientes del Hospital de Pediatría “Prof. Dr.
Juan P. Garrahan” fueron entrevistadas para el video.

Ana tuvo un osteosarcoma (tumor óseo) de húmero, hizo quimioterapia como
tratamiento y le tuvieron que amputar el brazo derecho.

Victoria tuvo un tumor en el nervio ciático. Hizo quimioterapia y cirugía sin
amputación. Tanto Ana como Victoria ya se hallan fuera de tratamiento.

“El tema de tener cáncer está en cada uno tomarlo como cada uno puede y
quiere”, expresa Ana. “Hago lo mismo que hacía antes de tener cáncer”, cuenta
Victoria.

Mónica Opezzi es antropóloga, especialista en Políticas y Derechos de la niñez
y la adolescencia por la Universidad del Comahue.

En la actualidad se desempeña como referente del Programa de Salud Sexual y
Reproductiva de la provincia del Neuquén.

“Las mujeres llegan tarde a la consulta porque la salud de las mujeres siempre
está en un segundo plano”, señala Opezzi.

Karina Paz es presidenta de la Asociación Madres Unidas de General Güemes,
Salta. Recibió tratamiento por un cáncer avanzado de cuello de útero, pero
logró reponerse. Y se dedicó a concientizar a las mujeres de General Güemes
sobre la salud y sus derechos. Terminó formando doce cooperativas que buscan la
inserción laboral femenina.

“Hoy hay distintos tratamientos para el cáncer de cuello de útero y se puede
curar, se puede salir adelante”, asegura Paz.

Marina Antelo es gastroenteróloga, miembro del grupo de trabajo “Cáncer
Colorrectal Hereditario no Polipósico”, dependiente de la sección “Oncología”
del Hospital de Gastroenterología “Dr. C. B. Udaondo”. También es investigadora
del Conicet. “Las campañas de prevención globales son las que van a generar
cambios y disminución en la incidencia”, puntualiza Antelo.

Graciela Jacob es socióloga y médica, presidenta de la Asociación Argentina de
Medicina y Cuidados Paliativos.

“Los médicos tienen que saber que el dolor es aquello que el paciente dice que
tiene y no minimizar lo que el paciente dice que tiene”, explica Jacob.

Mónica Cahen D’Anvers es periodista hace más de cuarenta años y conductora
televisiva. Tuvo un cáncer de mama del que se recuperó. Confiesa: “No podía
decir la palabra cáncer, porque era sinónimo de muerte”.

Patricia Kolesnicov es periodista y escritora, autora del libro Biografía de mi
cáncer, elogiado por el premio Nobel de Literatura José Saramago. La obra está
disponible para ser bajada de Internet gratuitamente.

“Mientras tenía cáncer no le tenía miedo a nada, porque todo el mal lo tenía yo
y la peligrosa era yo”, sentencia Kolesnicov.

Muchos cánceres se pueden prevenir, otros se pueden detectar tempranamente y
curar.

Inclusive, cuando no hay cura se puede enlentecer su progresión, controlar el
dolor y ayudar a cuidar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares.

El video “Mujeres que hablan de cáncer” se puede ver desde la página web del
Instituto Nacional del Cáncer: http://www.msal.gov.ar/inc/

 

Nube de etiquetas