Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Indonesia’

ARGENTINA Discurso de la Presidenta en la cena ofrecida en su honor por el Presidente de Indonesia

Discurso de la Presidenta en la cena ofrecida en su honor por el Presidente de Indonesia
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN LA CENA OFRECIDA POR EL PRESIDENTE DE INDONESIA EN SU HONOR, EN EL PALACIO PRESIDENCIAL
Su excelencia, señor presidente de Indonesia y su distinguida esposa, así también hombres y mujeres que integran el gobierno de Indonesia: quiero manifestarles a todos en nombre de mi pueblo, de mi país y de la comitiva que me acompaña en este viaje, nuestro agradecimiento por la cálida bienvenida y la hospitalidad que nos han brindado en este maravilloso país.
Quiero decirle señor Presidente que en el día de hoy, cuando mantuvimos la reunión bilateral y luego la reunión ampliada con sus ministros, he confirmado y he superado las expectativas que tenía cuando decidí responder y hacer lugar a su invitación para visitar su patria. Esto me movilizó inmediatamente, a formularle a usted y también a su distinguida esposa hace unos instantes, la invitación formal para que usted venga acompañado por su señora esposa a visitar nuestro país en visita oficial de Estado. Será para nosotros un inmenso honor recibirlos.
Estamos convencidos, absolutamente convencidos, que de la cooperación y de la articulación inteligente de las economías emergentes, de la cooperación sur-sur, de estos países que como Indonesia y la República Argentina han contribuido en la última década a sostener e incrementar el crecimiento de la actividad económica global, incorporando a millones de compatriotas al consumo, ampliando el mercado interno, generando nuevas alternativas, creyendo y sabiendo fundamentalmente que hay un mundo nuevo que debemos entender y que debemos aprovechar las oportunidades que a nosotros, países emergentes, que el viejo orden mundial nos había asignado el lugar de meros proveedores de materias primas, baratas además, esto ha cambiado definitivamente y hay un mundo que ya no nos tiene como meros proveedores de materias primas, sino como protagonistas de la nueva etapa.
Este siglo XXI, que algunos líderes de países desarrollados no alcanzan todavía a comprender la profundidad y la densidad del cambio, exige un nuevo modelo de abordaje en las relaciones entre los países. El siglo XX en la historia, el siglo IXX también, fundamentalmente en la etapa de las colonias, y la descolonización del Africa y del Asia, del Sudeste Asiático también durante el siglo XXI, las cruentas dictaduras que también hemos vivido nosotros en América del Sur, no ya a manos de potencias extranjeras, sino muchas veces manipuladas desde el exterior y ejecutadas por nuestros propios compatriotas, también nos acercan en algo que es el sufrimiento que hemos tenido como sociedades con gobiernos autoritarios que no se preocupaban por el bienestar de nuestros pueblos. Son muchas las cosas que nos acercan, los sufrimientos, las experiencias, pero por sobre todas las cosas las esperanzas de un mundo mejor y las realidades que hemos podido construir.
Usted mencionaba que ambos somos miembros del G-20, este nuevo espacio que ha ampliado aquel viejo G-8, no porque hayan querido ampliarlo, sino porque la realidad se impuso y se visualizó que aquel espacio ya no reflejaba el mundo que vivíamos. Y como usted señalaba, este año y el próximo nos tocará integrar a la Argentina el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Nosotros desde allí, desde ese puesto, no representaremos únicamente a la República Argentina, sino a todos aquellos países que están comprometidos en un mundo donde haya más paz y seguridad. Pero para que haya más paz y seguridad deberá haber mejor y mayor calidad de vida para todos los habitantes de este mundo global, porque los fenómenos que hoy atacan al mundo en distintas latitudes, desde el narcotráfico al terrorismo internacional, tienen también sus raíces y sus causas en la falta de esperanzas y de expectativas de muchísima gente que termina refugiándose o creyendo que esos pueden ser los caminos para una vida mejor. Y cuando eso sucede es porque los estados y fundamentalmente el mundo no les ha ofrecido una expectativa y una esperanza mejor.
Por eso nuestra labor en ese Consejo de Seguridad, será concebir a la paz no como un ejercicio militar, la paz no se consigue militarmente, la paz se consigue política y socialmente. Yo tengo la firme convicción de que esta debe ser la manera de abordar, y también, por qué no, la modificación de muchísimos organismos multilaterales y de sus reglas de juego.
Ese Consejo de Seguridad, hoy lo charlábamos en la reunión bilateral, que nació luego de la Carta de San Francisco cuando terminó la Segunda Guerra Mundial reflejaba un mundo que hoy ya no existe; reflejaba ese mundo que sería dividido en dos y donde estaba siempre latente el problema y el peligro del holocausto nuclear. Resulta ser que quienes hoy integran en forma permanente ese Consejo de Seguridad ya no son los antagonistas y enemigos de antaño, al contrario, se llevan todos muy bien y muchas veces toman decisiones que precisamente no van en pos de lo que decide el plenario de Naciones Unidas
Nosotros, la Argentina, somos un claro testimonio de cómo se utiliza ese sillón permanente en el Consejo de Seguridad para incumplir las mismas órdenes que esa Asamblea de Naciones Unidas impone.
Aprovecho para mencionar el caso Malvinas, que es un claro ejemplo de ese doble estándar que se da por ejemplo en el Consejo de Seguridad. Allí tenemos múltiples resoluciones de Naciones Unidas, de su Comité de Descolonización, de otros foros internacionales, absolutamente todos respaldando la decisión de Naciones Unidas de que Inglaterra se siente a negociar con la Argentina la cuestión de soberanía. No pretendemos nos diga que sí, no pretendemos que se nos de la razón, simplemente que se cumpla la norma que ha establecido Naciones Unidas.
Pero claro, Inglaterra tiene un lugar permanente en el Consejo de Seguridad y esto le permite no cumplir las normas. Les voy a citar otros ejemplos respecto de otros países y respecto de otras situaciones, pero no parece acercarse a la paz, no parece acercarse a un mundo más equitativo y justo, que los que tienen el privilegio de tener un sillón permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas utilicen ese lugar para violar las decisiones de Naciones Unidas.
También en materia de Organización Mundial del Comercio, algo que hoy es fundamental en los pueblos. Siempre en el siglo XX las relaciones de intercambio comercial fueron favorables a los países desarrollados. Y decía al principio de mi intervención que siempre se nos veía en esto como los proveedores de materias primas sin valor agregado, a precios baratos. Esto significaba hambre, miseria y atraso para nuestros pueblos.
Pero fue precisamente el surgimiento de todo el Sudeste Asiático, juntamente con la India, lo que trastocó este mapa y hay hoy una nueva realidad global, donde los productores de materias primas, los productores de alimentos, los productores de energía se han convertido en protagonistas y sus materias primas valen mucho más.
No debemos dejar escapar esta oportunidad para que esas materias primas tengan valor agregado en nuestras propias tierras para lograr un mejor empleo, mejor remunerado y más calificado. Y también en materia de Organización Mundial de Comercio exigir reglas claras, transparentes e igualitarias para todos los países.
Se nos dice a algunos de nosotros que violamos las reglas de la Organización Mundial de Comercio, o porque hay subsidios, o por aquello, o por lo otro, sin embargo, mi país, la República Argentina, productor por excelencia desde tiempos inmemoriales de productos agrícola ganaderos, sufrió durante todo el siglo XX y sigue aún sufriendo los subsidios agrícolas que la Unión Europea parece no mirar y la Organización Mundial de Comercio ignorar.
Afortunadamente el surgimiento de nuevos actores en el Asia nos ha permitido no depender, como antes dependíamos, de lo que nos compraba la Unión Europea. Este es uno de los aportes a la modificación del orden global, pero es imprescindible ir más allá y establecer reglas claras de juego para todos. No nos pueden exigir a los países emergentes, que estamos luchando para incorporar más gente a la producción, para tener más clase media, para ampliar nuestra clase media, que no administremos nuestras economías y nuestros comercios para seguir progresando. Porque además incorporando más gente al consumo no solamente estamos contribuyendo al bienestar de nuestro país o de nuestra sociedad, estamos también contribuyendo al bienestar y a la rueda de consumo global que algunos parecen haber olvidado proponiéndole al mundo sólo programas de ajuste y contracción del gasto.
Digo yo, si la gente no consume, si los países tienen deudas soberanas que les impiden inyectar recursos en el mercado; si además las familias pierden sus empleos y sus casas, cómo se cree que se puede reactivar la economía del mundo.
Estos son los planteos que muchas veces yo hago, a los que hacía alusión el señor presidente de Indonesia, en el G-20. Y creo que lo que falta son nuevas ideas, no se pueden resolver nuevos problemas con viejas ideas y viejas políticas. Y sobre todo si estas viejas ideas y estas viejas políticas fueron las que provocaron la crisis financiera que en el año 2008 se desplomó sobre el mundo y cambió de un plumazo las relaciones que había hasta ese momento.
Y fundamentalmente las cambió desde el punto de vista de modelo cultural. Se nos había impuesto a todo el mundo, desde el Consenso de Washington, la idea de que el Estado era casi un estorbo para la economía, que el Estado no debía meterse, que el mercado asignaba recursos, que el mercado todo lo resolvía, que las soluciones estaban en el mercado y que el Estado sólo molestaba al desarrollo y al progreso. Pero he aquí la sorpresa, cuando el mercado explota, cuando se comienzan a descubrir burbujas, cuando comienzan a explotar bancos, financieras, aseguradoras en el mundo, cuando comienzan a producirse las masivas ejecuciones de hipotecas y desalojos, ¿a quién se recurre? Al Estado. Es el Estado quien tiene que inyectar ingentes recursos para financiar los sistemas financieros, que precisamente a partir de los derivados y de creer que el dinero se reproduce a sí mismo, sin pasar por el circuito de la producción de bienes y servicios, produjo esa catástrofe que empezó en el 2008, que aún desgraciadamente no ha terminado y este año que pasó parece profundizarse.
¿Cuál debe ser entonces nuestra colaboración, la colaboración en este caso de la relación bilateral entre Argentina e Indonesia? Relación que yo me atrevo a decir no tiene techo, en mi país no tener techo significa que tiene crecimiento indefinido. Y lo tiene primero porque hay una escala muy importante en Indonesia, cuarto país en población en el mundo, con una densidad poblacional superior a los 130 habitantes por kilómetro cuadrado. Y por otra parte mi país, el octavo en superficie en el mundo y el cuarto en superficie cultivable, pero sólo con apenas 40 millones de habitantes. En mi provincia, la provincia de Santa Cruz, que es la segunda en extensión de la República Argentina, hay menos de un habitante por kilómetro cuadrado. Pero tenemos magníficas políticas y tenemos también la decisión y el coraje de creer en nuestro país y desarrollar un mercado interno muy importante; tenemos un desarrollo en materia de ciencia y tecnología, en materia nuclear, en materia de agricultura de precisión, en materia de biotecnología, de software, de turismo, todas las disciplinas que hemos repasado hoy con su excelencia el señor Presidente y sus colaboradores, y más tarde en el hotel donde me alojo con la asociación de empresarios de este país. Muchos de los cuales me han dicho que luego de haberme escuchado hablar acerca de nuestro país, de las posibilidades en minería, en turismo, en fin, en tantísimas actividades, están deseosos de visitar nuestro país.
Hemos acordado con el señor Presidente que una delegación previa de funcionarios de Indonesia visitará la Argentina para poder identificar, y así lo establece el memorándum de cooperación para inversión, el memorándum de entendimiento que hemos suscrito en el día de la fecha, todas aquellas áreas en las cuales debe producirse una asociación estratégica entre Indonesia y la República Argentina.
También debo decir que muchos de los empresarios indonesios que hoy compartieron conmigo la tarde en una reunión excelente, muchos de ellos ya tienen fuertes negocios con Argentina. Visita además, acompañando a esta delegación política, si no me equivoco la delegación de empresarios más importante de Argentina que hasta ahora ha visitado Indonesia. Esto es una muestra del interés que tenemos por quien es nuestro principal socio en el Sudeste Asiático y también queremos que sea la Argentina una plataforma para Indonesia en todo lo que es el continente americano, Latinoamérica y el Caribe.
Por eso digo que debemos y podemos contribuir a un mundo mejor y comenzar a hacerlo desde la relación bilateral en la complementariedad de nuestras economías. Estoy muy feliz de haber tomado la decisión y haber venido aquí a Indonesia. Es cierto lo que mencionaba el señor Presidente, el jet lag es fatal, pero a los pocos días uno lo supera y creo que ya esta noche voy a poder dormir mucho mejor. ¿Pero qué es una o dos horas de sueño si podemos recuperar años y años en que no nos mirábamos entre nosotros, países del Sur – Sur, para poder construir un mundo mejor?
Tenemos convicciones y visiones muy parecidas acerca de lo que está pasando en el mundo, tenemos la decisión de que nuestros países no vuelvan a dar un solo paso atrás, todos los pasos que deben dar nuestros países deben ser adelante y convenciendo a los demás, a los que aún no han entendido que sin bienestar y calidad de vida de los habitantes será imposible tener un país con paz y seguridad, convencer a todos mostrando nuestros modelos.
El señor Presidente hacía mención a la situación que vivió mi país entre 1999 y 2002. Sinceramente señor Presidente, su distinguida esposa y todos quienes están aquí, los argentinos vivimos momentos muy difíciles. Yo era senadora nacional y por momentos, ante tal grado de violencia, ante tal grado de saqueo que los argentinos sentíamos que vivíamos por una deuda que había sobrepasado todos los límites, creímos en un momento que el país se nos escurría entre las manos. Cuando mi esposo tuvo que asumir como presidente de todos los argentinos, con apenas un 22 por ciento de los votos, él siempre me contaba que el día que asumió, el 25 mayo del 2003, 30 años exactos después que cuando era muy joven -él fue militante como yo desde muy joven de nuestro movimiento- había estado en la plaza gritando también junto a otros jóvenes de su misma edad por un país mejor, y por esas cosas de la vida 30 años exactos después, sin imaginarlo, asumía como presidente. Y siempre me decía que una vez que terminaron los festejos y al otro día tuvo que ir a trabajar de presidente como correspondía, sintió la soledad y sintió todo lo que faltaba hacer. Sin embargo, su inmenso coraje, su valentía, su convicción, sus ideas, sus pensamientos, que él mismo había dicho que jamás iba a abandonar en la puerta de la Casa de Gobierno, lo ayudaron a reconstruir un país que parecía destruido e insalvable, con gente que se iba, con gente en la puerta de los consulados.
Recuerdo por esas cosas de la vida -y discúlpenme si me prolongo un poco pero las cosas que ha dicho el Presidente me remueven muchos recuerdos -yo era senadora en aquellos tiempos y al volver del Senado todas las noches pasaba por el consulado de la República de España y le aseguro, Presidente, que eran cuadras de colas de gente esperando tener una visa del gobierno de España para irse del país. Había gente que acampaba de noche con una sillita o una carpita o pagaba a alguien para que le hiciera un lugar en la cola porque se iban España en busca de un futuro mejor que su país no les ofrecía.
Las vueltas de la vida y de la historia hoy nos colocan en una posición diferente, pero no en una posición triunfalista y exitista, muy por el contrario, nada más alejado de eso, sino en una posición de comprender y entender lo que está pasando porque primero nos pasó a nosotros. Y sin pretender convertirnos en maestros ni dar lecciones a nadie porque no nos creemos con el derecho a dar lecciones a nadie, simplemente llevar el mensaje que estamos llevando y que usted también lleva, que es el de la necesidad de trabajar en políticas contra cíclicas, en políticas públicas, en un Estado fuerte que intervenga, pero no que intervenga para entorpecer la economía sino al contrario, para ayudar a la economía, ayudar a asignar mejor los recursos y que haya mayores posibilidades para nuestros jóvenes, para nuestros ancianos, para nuestras familias.
Nuestros jóvenes deben saber que hay un futuro mejor, si no, no se les puede pedir nada. Por eso digo que tenemos la obligación de construir esperanza y construir futuro, para que lo que nos pasó a nosotros no les pase a nuestros hijos ni a nuestros nietos.
Por eso invito a brindar por la amistad entre nuestros pueblos, entre nuestros gobiernos, por la solidaridad, por la cooperación y por la paz en el mundo, que sea con Dios y con todos ustedes. Muchas gracias.

ARGENTINA “Tenemos la obligación de construir esperanza y futuro”, afirmó la mandataria al finalizar su gira en Indonesia

17ENE13 170113cena-5
Jueves, 17 de Enero de 2013
“Tenemos la obligación de construir esperanza y futuro”, afirmó la mandataria al finalizar su gira en Indonesia

“La paz no se consigue militarmente sino política y socialmente” y “no se pueden resolver nuevos problemas con viejas ideas”, afirmó la jefa de Estado, en el marco de la cena de honor que le ofreció su par de Indonesia, Susilo Yudhoyono, a quien invitó oficialmente a visitar la Argentina.
En su discurso, aseguró que países como Indonesia y Argentina “han contribuido a sostener e incrementar el crecimiento de la actividad económica mundial, incorporando millones de compatriotas al consumo”.En ese sentido, remarcó:”Hay un nuevo mundo del que ya somos protagonistas”.
La Presidenta postuló que para que haya un mundo “con más paz y seguridad” debe haber “mejor y mayor calidad de vida para todos los habitantes”. Al señalar la posición de Argentina en el Consejo de Seguridad de la ONU aseveró:”La paz no se consigue militarmente; la paz se consigue política y socialmente”, y sostuvo que “los fenómenos que atacan al mundo, como el narcotráfico y el terrorismo, tienen también sus raíces en la falta de esperanzas y de expectativas de muchísima gente”.
Economía y Estado
Al referirse a la economía, afirmó que “es necesario revisar” las características de los organismos internacionales e hizo referencia a la Organización Mundial de Comercio (OMC), a la que le pidió “reglas claras para todos”.
“Se nos dice a los países en vías de desarrollo que violamos las reglas de la OMC porque establecemos subsidios. Sin embargo, la Argentina, con sus productos agrícola-ganaderos, sufrió durante todo el siglo XX, y sigue sufriendo, los subsidios agrícolas de la Unión Europea”, ejemplificó la Presidenta.
La Presidenta aseguró que “lo que faltan son nuevas ideas”, al sostener que “no se pueden resolver nuevos problemas con viejas ideas, sobre todo porque fueron las viejas ideas las que provocaron la crisis mundial de 2008”.
En ese marco, afirmó que “no nos pueden exigir a los países emergentes, que estamos luchando para incorporar más gente, para ampliar nuestra clase media, que no administremos el comercio para seguir progresando”.
Al respecto, consideró que “incorporando más gente al consumo no sólo contribuimos al bienestar de nuestros países sino a la rueda de consumo global que algunos parecen haber olvidado proponiendo programas de ajuste”.
La mandataria señaló su visión en los distintos foros sobre el rol del Estado y las consecuencias de las crisis mundial: “Se nos había impuesto por el Consenso de Washington que el Estado era un estorbo para la economía, que el mercado todo lo resolvía, pero cuando el mercado explota, explotan bancos y las aseguradoras, se recurre al Estado, que es el que tiene que inyectar recursos”.
La jefa de Estado destacó el surgimiento de nuevos actores en Asia que posibilitó que nuestro país no dependiera exclusivamente del comercio con la Unión Europea, y remarcó la necesidad de “establecer reglas claras de juego”.
Al respecto, aseguró que la catástrofe por la crisis económica mundial “aún no ha terminado” y resaltó que “Tenemos la obligación de construir esperanza y futuro para los más jóvenes”
Malvinas
Durante su alocución, también se refirió a Malvinas y afirmó que en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, “la Argentina es un claro testimonio de cómo se utiliza el sillón permanente para incumplir las órdenes (del plenario) y aprovecho para mencionar el caso Malvinas, ejemplo del doble standard que se da en ese organismo”.
Por ello, reiteró la necesidad de una “modificación de muchísimos organismos multilaterales, porque reflejan un mundo que ya no existe, que estaba dividido en dos y hoy, quienes integran en forma permanente el Consejo ya no son los antagonistas y enemigos de antes; se llevan muy bien y toman decisiones que no van en pos de lo que decide el plenario de Naciones Unidas”.
Relaciones bilaterales
La presidenta aseguró que la relación bilateral entre la Argentina e Indonesia “no tiene techo, tiene un crecimiento indefinido”.
La mandataria destacó “la cooperación y la articulación inteligente de las economías emegentes, la cooperación sur-sur, de estos paises que han contribuido en la última década a incrementar el crecimiento de la economía global”. En ese sentido, señaló: “Hay un mundo nuevo que debemos entender y aprovechar las oportunidades, generando nuevas alternativas”.
“El viejo orden mundial nos había asignado el lugar de meros proveedores de materias primas baratas. Esto ha cambiado y el mundo nos tiene como protagonistas de la nueva etapa. Este siglo XXI, en el que algunos líderes de países desarrollados no alcanzan a comprender la profundidad del cambio, exige un nuevo abordaje en la integración entre los países”, subrayó la Jefa de Estado.
Al respecto, señaló: “Hemos acordado un viaje de funcionarios (indonesios) que podrán identificar todas aquellas áreas en las cuales se debe producir una asociación estratégica entre Indonesia y Argentina”, destacó la jefa de Estado.
También, subrayó el interés por profundizar el vínculo con Indonesia, “principal socio en el sudeste asiático”, y sostuvo que Argentina puede ser para ese país “una plataforma en todo lo que es América Latina y el Caribe”.
La mandataria reflexionó y repasó distintas circunstancias que unen a ambos países y remarcó las similitudes históricas entre Argentina e Indonesia: “El sufrimiento que hemos tenido como sociedades nos acerca. Pero por sorbe todas las cosas las esperanzas de un mundo mejor y las realidades que hemos podido construir”.
Detacó la necesidad de reforzar estos lazos sociales, políticos y económicos: “Juntos podemos contribuir a construir un mundo mejor y comenzar a hacerlo en la relación bilateral, en la complementariedad de nuestras economías”, sostuvo la mandataria,
Además, afirmó sentirse “muy feliz” por la decisión de aceptar la invitación del presidente indonesio, Susilo Yudhoyono, de realizar una visita oficial a ese país.
Por su parte, el Presidente de Indonesia destacó el lugar de líder mundial de la mandataria relevado tanto por los distintos medios internacionales como Times, Forbes y a nivel político en los distintos foros internacionales. Además, destacó la política económica que lleva adelante el gobierno argentino y en particular para recuperar al país después de la crisis de 2001. En ese sentido, resaltó la postura y visión de la mandataria en los foros internacionales, como también las misiones de paz en el mundo.
El presidente de Indonesia hizo un repaso de las relaciones bilaterales entre ambos países y destacó la cooperación permanente que remarcó seguirá intensificándose.

ARGENTINA La Presidenta se reunió con empresarios indonesios

17ENE13 EMPRESA RIOS 170113empresarios2
Jueves, 17 de Enero de 2013
La Presidenta se reunió con empresarios indonesios

La presidenta Cristina Fernández finalizó poco después de las 19 hora de Indonesia (9 de Argentina) un encuentro con una veintena de grandes empresarios de ese país, que se desarrolló en el Hotel Shangri-La.
Al finalizar esta reunión, la mandataria se dirigía nuevamente al Palacio de Gobierno, donde el presidente de Indonesia, Susilo Yudhoyono, le ofrecerá una cena de honor en el marco de la visita oficial que realiza a ese país, segunda escala de su gira asiática que continuará mañana con su partida hacia Vietnam.
Misión multisectorial comercial
Las tratativas comerciales de la misión multisectorial argentina que acompaña a la presidenta Cristina Fernández en Indonesia cumple la segunda etapa de su gira, iniciada el lunes en Dubai y que continuará el próximo fin de semana hacia Vietnam.
Una delegación de más de 200 empresarios y empresarias de la Argentina -encabezada por los secretarios de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y Exterior, Beatriz Paglieri establecieron contactos, con el objetivo de aumentar y diversificar las exportaciones nacionales.

ARGENTINA Firma de acuerdos con el Presidente de Indonesia

Firma de acuerdos con el Presidente de Indonesia
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE FIRMA DE ACUERDOS CON EL PRESIDENTE DE INDONESIA, SUSILO YUDHOYANO, EN YAKARTA, INDONESIA
Muy buenos días a todos y a todas.
Señor Presidente de Indonesia; señores ministros; delegación argentina que nos acompaña; señoras y señores periodistas, muchas gracias por estar aquí junto a nosotros.
En primer término, en nombre del gobierno y del pueblo de la Nación Argentina, quiero agradecerle al presidente de Indonesia y a través suyo a todo el pueblo indonesio, la extraordinaria hospitalidad, calidez y amabilidad con que nos han recibido.
El señor presidente manifestaba hace algunos instantes algunos de los temas que hemos abordado, el primero en la reunión bilateral y luego más tarde en la reunión ampliada con el resto de los ministros.
Ambos países somos miembros del G-20, ambos países somos de los denominados emergentes que hemos precisamente protagonizado el crecimiento económico más importante de la última década y que ha impulsado la última década el crecimiento global de la economía.
Tenemos puntos de vista muy similares en cuanto a la necesidad de reformular las reglas de juego de los organismos multilaterales, especialmente en lo que hace al comercio y también a los organismos multilaterales, por ejemplo, políticos.
Estamos ambos presidentes convencidos de que este siglo XXI ha alumbrado un mundo nuevo, un mundo diferente, con nuevos protagonistas y también nuevos problemas que exigen nuevas respuestas y nuevos instrumentos. Y creemos que tanto Argentina como Indonesia o Indonesia y Argentina tenemos el expertis, los conocimientos y fundamentalmente la experiencia en materia de resultados de gobierno para poder aportar ideas, instrumentos y políticas nuevas y novedosas que ayuden a afrontar esta crisis global.
Ambos países, obviamente con las diferencias, de escala, 250 millones de habitantes Indonesia y 40 millones Argentina, pero yo creo que la escala no es óbice en la cooperación, sino por el contrario, es absolutamente complementaria para poder profundizar en la cooperación.
Y decía recién que precisamente ambos coincidimos en la necesidad de estas nuevas reglas de juego. Por ejemplo ambos países somos productores de biocombustibles, energías renovables. Escuchamos a diario en los países desarrollados hablar de la necesidad de las energías renovables pero cuando aparecen los países que las producen en forma eficiente, en forma eficaz, encontramos a través de políticas discriminatorias a nivel global que se intenta perjudicar el esfuerzo que hacen los países.
Yo hablaba recién de la escala de ambos países, 40 millones Argentina, 250 millones Indonesia, y esto creo que también es una de las cosas que nos van a ayudar a encontrar mecanismos de cooperación. Por eso la firma de este primer memorándum de entendimiento para la cooperación en materia de inversiones. ¿Qué quiere decir eso? Reunir nuestros equipos de gobierno para identificar las áreas en las cuales podemos acordar inversiones a través de joint ventures y cooperación. En este sentido he invitado al señor presidente de Indonesia a visitar la República Argentina, me ha dicho lo hará y que previamente una delegación de funcionarios de Indonesia visitará nuestro país para coordinar una agenda que permita que cuando el Presidente nos visite podamos ya ir a acuerdos concretos. Yo soy una mujer y a las mujeres nos gustan las cosas concretas y resultados, así que vamos a trabajar fuertemente para lograrlo.
Hablaba la ministra de Turismo que también es mujer y sabe de lo que hablo, se ríe. A las mujeres nos gustan los resultados y creemos además que la política hoy en el mundo exige más que posicionamientos ideológicos tener resultados claros y concretos para mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas, que de eso debe tratarse en definitiva la política.
Hablábamos de turismo también como una de las políticas a crecer y yo le decía al Presidente que hay más argentinos que conocen Indonesia que indonesios que conocen la Argentina. Hay muchos argentinos que les encanta venir a Indonesia, a Bali, a Java, destinos realmente maravillosos. Y tenemos también para ofrecer a los indonesios destinos maravillosos como las cataratas del Iguazú, el glaciar Perito Moreno, los Valles Calchaquíes, la Quebrada de Humahuaca, que muchos de ellos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, y en el caso de las cataratas del Iguazú -acá tenemos a una diputada que nos acompaña de Misiones- la octava maravilla del mundo, junto a Messi y Maradona también ¿no es cierto? El Presidente y sus colaboradores estaban muy interesados en la octava maravilla del mundo. También el memorándum en materia de entendimiento para la cooperación agrícola-ganadera. Ustedes saben que Argentina ha adquirido un nivel y un desarrollo en materia tecnológica con la agricultura de precisión y también con la biotecnología, dos instrumentos imprescindibles para el siglo XXI en lo que hace a seguridad alimentaria. Argentina es el país de Latinoamérica que más empresas de biotecnología tiene en relación a su densidad poblacional.
También hablamos del desarrollo de la industria farmacéutica y en especial lo que hace a la materia de sanidad animal. Nuestros laboratorios tienen realmente un gran expertis, desde la vacuna contra la aftosa que exportamos inclusive a Estados Unidos hasta la vacuna para los salmones. En la Argentina se producen vacunas para salmones, aunque no se crea lo he visto yo personalmente y he inaugurado precisamente el laboratorio que desarrolla este tipo de productos, lo mismo también sanidad animal. Hace pocos días Argentina inauguró dos importantes laboratorios, uno destinado a la producción de anticuerpos monoclonales que son insumos básicos para la producción de medicamentos oncológicos de alto valor agregado, y también somos uno de los diez productores mundiales de la vacuna 1H, creo que así se denomina, contra la fiebre porcina, siempre me confundo el nombre.
También en materia nuclear Argentina es uno de los diez países más importantes del mundo, pero lo que es más importante es que somos líderes también en materia de no proliferación nuclear, al igual que Indonesia, por lo tanto la colaboración en materia nuclear es con fines absolutamente pacíficos, vinculados a la medicina.
También los invitamos a que conocieran nuestra capacitación en el INVAP, que es un instituto público en el cual se construyen radares, satélites, reactores nucleares. Nos acompaña hoy el titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica, que está desarrollando en ese instituto un reactor nuclear de baja intensidad, de 25 megavatios, que no solamente produce energía sino también desalinización del agua. Igualmente le comentaba al Presidente y sus colaboradores la colocación de reactores nucleares que hemos hecho en las repúblicas de Egipto, Argelia e inclusive en Australia, con proyecto llave en mano y ganándole a importantes competidores de los países desarrollados.
Yo quería terminar con lo que había referido el Presidente sobre el hecho de que Argentina…, él dijo que la Presidenta se comprometió a que íbamos a capacitar a los jugadores de fútbol, como Messi o Maradona, no lo voy a hacer yo porque no tengo la expertise, pero sí podemos decir que Argentina tiene un valor agregado mundial que es la producción de jugadores de fútbol tal vez más importante del mundo. Seguramente vamos a tener una discusión con nuestros socios brasileros al respecto, pero creo que vamos ganando y que Dilma no se enoje. En este sentido podemos ayudar y capacitar mucho y además hemos comprometido que al Presidente cuando asista a la República Argentina, además de visitar las cataratas del Iguazú, el glaciar Perito Moreno, la maravillosa ciudad de Buenos Aires, lo vamos a llevar –mi hijo me va a odiar porque es de Racing, pero tengo que decirlo- a la “Bombonera”, la cancha de Boca, que es un recorrido turístico muy importante en la República Argentina, una experiencia –dicen los que la han hecho- inolvidable. También le vamos a regalar una camiseta de la Selección Nacional, hemos traído varias para todos los miembros del equipo del Presidente para que no se peleen pero esta se la entrega la Presidenta de Argentina al Presidente de Indonesia formalmente. Presidente, es suya.
Quiero agradecer finalmente la cooperación que hemos tenido siempre en los organismos multilaterales en los cuales nos vamos a seguir apoyando mutuamente, tal cual lo ha indicado el Presidente. Argentina va a ocupar ahora el sillón no permanente del año 2013 y 2014 del Consejo de Seguridad. También ambos hemos convenido el hecho de que estos organismos requieren una reformulación y un repensar nuevos instrumentos porque vivimos en un mundo diferente. Y quiero terminar finalmente agradeciéndoles al Presidente, a Indonesia y su pueblo, el apoyo permanente a la causa nacional de Argentina que es la soberanía de nuestras islas Malvinas. Solamente pedimos al Reino Unido que respete la resolución de Naciones Unidas que invita a ambos países a dialogar sobre la cuestión de la soberanía. No pretendemos imponer ningún criterio ni si tenemos razón nosotros, sino simplemente comenzar a cumplir las reglas de juego vigentes, que son las de respetar las resoluciones de Naciones Unidas. Nos parece absolutamente inequitativo e injusto que como pasa con la Organización Mundial del Comercio o con otros organismos mundiales, en las Naciones Unidas cuando la resolución es a favor de una gran potencia o de un gran país desarrollado todos los países tienen que respetarla, pero cuando esa resolución es favorable o corresponde y reconoce los derechos de países que no son los protagonistas se la ignora olímpicamente, se la viola sistemáticamente y además se la somete a provocaciones constantes, como estamos siendo sometidos nosotros por parte del Reino Unido. No quiero agregar más porque no quiero comprometer al gobierno de Indonesia pero quiero reiterar nuestro más profundo agradecimiento por el apoyo permanente a la causa de Malvinas, que no es solamente una causa nacional, es una causa global, porque en el Siglo XXI el colonialismo, en el siglo XXI ejercer la relación de fuerzas para imponer criterios no porque se tenga razón sino porque se tiene más fuerza, son métodos propios del siglo pasado que no dieron buenos resultados a la humanidad.
Por eso Presidente, en nombre mío como presidenta de la República Argentina y en nombre de todo mi pueblo, gracias a usted y a su pueblo por el permanente apoyo a la causa de Malvinas. Muchas gracias a todos por habernos acompañado y tengan ustedes muy buenos días. Muchas gracias.

ARGENTINA La Jefa de Estado y su par de Indonesia acordaron incrementar la colaboración entre ambas naciones

17ENE13 PRESIDENTE 1701132jakarta-
Jueves, 17 de Enero de 2013
La Jefa de Estado y su par de Indonesia acordaron incrementar la colaboración entre ambas naciones

La presidenta Cristina Fernández se entrevistó hoy con su par de Indonesia, Susilo Bambang Yudhono, en el marco de la gira que desarrolla por países asiáticos. Ambos mandatarios firmaron acuerdos en materia de inversiones, producción agropecuaria, sanidad alimentaria, turismo y deporte. La Jefa de Estado argentina dijo que ambos países tienen una visión común sobre la necesidad de reformular los organismos multilaterales. Y agradeció el apoyo de Indonesia al reclamo argentino sobre la soberanía de las Islas Malvinas.
Tras la audiencia que mantuvieron en el Palacio de Gobierno, en Yakarta, ambos Presidentes brindaron una declaración de prensa conjunta.
La Jefa de Estado argentina sostuvo que “ambos países somos miembros del G20, de los países denominados emergentes que hemos protagonizado el crecimiento económico mas importante de la última década”. Aseguró que los dos gobiernos tienen “puntos de vista muy similares en cuanto a reformular las reglas de juego en los organismos multilaterales de crédito, en el comercio y en los organismos políticos”.
La Mandataria señaló que “el siglo XXI ha alumbrado un mundo nuevo, que requiere nuevas respuestas”. “Tanto Argentina como Indonesia tenemos la experiencia en materia de políticas de gobierno como para aportar ideas, instrumentos, que puedan llevar a enfrentar la crisis global”, enfatizó.
Cristina Fernández indicó que ambos países son productores de biocombustibles y criticó a los países desarrollados porque mientras hablan de “energías renovables, pero encontramos políticas discriminatorias que intentan frenar el esfuerzo que hacen los países emergentes” en ese tema.
Acuerdos firmados
La Presidenta comentó que el primer acuerdo firmado se trata de un “memorandum para el entendimiento en materia de inversiones”. Comentó que invitó al presidente de Indonesia a visitar la República Argentina y agregó que una delegación del gobierno de Indonesia visitará nuestro país, para avanzar en acuerdos concretos. “A las mujeres nos gustan las cosas concretas y los resultados”, aseveró.
La Jefa de Estado indicó que también se habló de “turismo como una de las políticas a crecer. Hay muchos mas argentinos que conocen Indonesia que indonesios que conocen Argentina”. También se firmaron acuerdos agrícolas, ya que, señaló que “la agricultura de precisión y la biotecnología, son dos puntos fundamentales para la seguridad alimentaria”.
Detalló que también se firmaron acuerdos en materia de “sanidad animal, nuestros laboratorios tienen un gran expertise. En Argentina se producen vacunas para salmones”. “También somos uno de los 10 productores mundiales de la vacuna contra la fiebre porcina”, especificó.
La mandataria afirmó que “Argentina es uno de los países líderes en el uso de energía nuclear con fines pacíficos”. Respecto al acuerdo deportivo, indicó que “Argentina se ha destacado en la producción mas importante de jugadores de futbol del mundo” y le regaló a su par indonesio una camiseta de la selección nacional de fútbol.
Por último, Cristina Fernández agradeció “el apoyo permanente a la causa nacional de la rep. Argentina, la soberanía sobre nuestras islas Malvinas”. Sostuvo que la Argentina solo reclama “que el Reino Unido se siente a dialogar y respete las resoluciones de Naciones Unidas”.
“Nos parece injusto que en las Naciones Unidas, cuando la resolución es a favor de un país desarrollado, todos los países tienen que aceptarla; pero cuando una resolución es a favor de uno de los países menos poderosos, se la ignora olímpicamente”, enfatizó. Por último, afirmó que “en el siglo XXI el colonialismo, ejercer la relación de fuerzas, son métodos propios del siglo pasado, que no nos dieron buenos resultados a la humanidad”.

ARGENTINA La Presidenta arribó a Indonesia, en la segunda etapa de su gira asiática

16ene13 indonesia 01 160113jakarta2
Miércoles, 16 de Enero de 2013
La Presidenta arribó a Indonesia, en la segunda etapa de su gira asiática

La presidenta Cristina Fernández arribó hoy a la ciudad de Yakarta, capital de Indonesia. De esta forma continúa con la gira que comenzó en Emiratos Árabes Unidos y que concluirá en Vietnam, como último destino.
La Presidenta arribó a las 9.30 hora local (23.30 hora argentina) al aeropuerto de Soekarno-Hatta, en Yakarta, donde fue recibida por una delegación de ministros del gobierno de Indonesia y por el embajador argentino en este país, Javier Sanz de Urquiza, en el marco de una visita oficial de tres días.
Tras su llegada al aeropuerto, Cristina Fernández partió hacia el Hotel Shangri-La, ubicado en el centro de Sudiman, distrito de negocios y de otras cadenas de hoteles, donde se alojará hasta el viernes.
En Indonesia, la Jefa de Estado comenzará su actividad oficial el jueves 17 con encuentros con su par de ese país, firmas de acuerdos entre ambas naciones y posteriormente completará la visita al país del sudeste asiático con reuniones con empresarios indonesios.

Nube de etiquetas