Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Hugo Curto’

La Presidenta inauguró la planta de Honda en Campana

Jueves, 26 de Mayo de 2011

La Presidenta inauguró la planta de Honda en  Campana

La presidenta Cristina Fernández inauguró la
planta automotriz de la empresa Honda en Campana, en un acto en el que se
presentó el primer auto fabricado por la compañía en el país: el Honda City.

La obra demandó una inversión de U$S 250
millones, de los cuales U$S 209 millones fueron invertidos entre 2008 y 2010
y los U$S 41 millones restantes se ejecutarán en el 1° semestre 2011. La
capacidad instalada será de 30.000 unidades anuales y ocupará una mano de
obra de 300 empleados locales y 80 técnicos extranjeros.

La Presidenta de la Nación recordó que ya había
sido electa cuando acompañó al ex presidente Néstor Kirchner “a hacer la
primera palada de tierra, la primera siembra. Él siempre decía “que
florezcan mil flores”. Y florecieron no mil flores, sino una fábrica,
que es como si florecieran millones de flores”.

Destacó que Honda se transforma en “la
undécima automotriz de la República Argentina. La última automotriz que se
había abierto en Argentina era Toyota en 1997”. “El sector
automotriz ha sido uno de los grandes protagonistas del crecimiento
industrial”, subrayó.

Por otra parte, la jefa de Estado anunció que la
Nación “va a poner los recursos de 9 millones de pesos para que los
accesos a la fábrica sean una realidad”.

Cristina Fernández destacó la actitud de los
japoneses, quienes “pese a un tsunami al que no había nadie a quien
echarle la culpa, con esa entereza atávica, fundacional del pueblo japonés,
que ha sufrido desastres – algunos no de la naturaleza, sino provocados por
el hombre – , y de cada uno de ellos ha logrado sobreponerse y ser más fuerte
que antes del desastre”. “Este es un ejemplo que tenemos que
adoptar los argentinos: no hay desastre que sea provocado por los hombres o
por la naturaleza, que pueda hacer cejar a una sociedad convencida que lo más
importante es la producción”, enfatizó.

Por último aseguró que desde el gobierno se hará
“todo lo que podamos hacer para fortalecer la producción, como lo
hicimos a partir de 2008, con la caída de Wall Street”.

Previamente, el presidente de Honda Motors
Argentina, Toshihiko Sato, agradeció al gobierno nacional, los concesionarios
y a los trabajadores, por el apoyo recibido. “Esta nueva planta de
Campana es una clara muestra de la confianza que Honda tiene en el
país”, remarcó. Tras lo que dejó oficialmente inaugurada la planta de
Campana.

La Presidenta estuvo acompañada durante el acto
con el gobernador Daniel Scioli, el ministro de Economía, Amado Boudou, la
ministra de Industria, Débora Giorgi, el secretario general de la
Presidencia, Oscar Parrilli. Además, estuvieron la intendenta de Campana,
Stella Maris Giroldi, funcionarios nacionales, provinciales, municipales, y
directivos de la empresa.

Paso a nivel en Tres de Febrero

La presidenta Cristina Fernández se comunicó
mediante videoconferencia con el secretario de Transporte, Juan Pablo
Schiavi, y el intendente del partido de Tres de Febrero, Hugo Curto, para
inaugurar un paso bajo nivel al que se bautizó Néstor Kirchner.

El paso bajo nivel se encuentra en la
intersección de la calle Lisandro de la Torre y las vías del Ferrocarril San
Martín, en Caseros.

La secretaría de Transporte informó que con la
finalización de esta obra se comunica Caseros, Santos Lugares y Saenz Peña, y
se vincula a su vez Tres de Febrero con el municipio de San Martín.

Durante el acto, uno de los vecinos de la zona
agradeció a la Presidenta “esta bendita obra, que arrancó en 2003,
cuando su esposo, Hugo Curto, y un montón de vecinos pudieron soñar con esto
que ahora es un hecho”.

Estadio multipropósito “Juan Domingo
Perón”, de Mar Chiquita

La jefa de Estado también se comunicó con el
partido de Coronel Vidal, donde se inauguró el Estadio multipropósito
“Juan Domingo Perón”, en la ciudad de Mar Chiquita.

El intendente de Coronel Vidal, Jorge Paredi,
recordó que fue el ex presidente Néstor Kirchner quien lo apoyó en la
construcción del estadio polideportivo, y manifestó: “Hoy estamos
cumpliendo un sueño”.

 

Inauguración de obras en el Hospital Ramón Carrillo de Tres de Febrero: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de obras en el Hospital Ramón Carrillo
de Tres de Febrero: Palabras de la Presidenta de la Nación

martes,
03 de mayo de 2011

PALABRAS DE LA PRESIDENTA CRISTINA FERNÁNDEZ,
DURANTE SU VISITA AL HOSPITAL “RAMÓN CARILLO”, PARTIDO DE TRES DE FEBRERO,
PROVINCIA DE BUENOS AIRES.
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos
y a todas, a los del fondo también, a todos, a ver cómo gritan.

Señor Intendente de Tres de
Febrero; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor ministro de
Salud de la provincia de Buenos Aires también: la verdad que algunos pensarán
que cuando hacemos teleconferencias y nos comunicamos, como hoy, con
Avellaneda, o con otras localidades, como San Vicente, o como Capital Federal
es por una cuestión de modernidad, pero saben por qué lo hacemos, porque si no
hacemos esto no nos alcanzarían los días del año para inaugurar la cantidad de
obras a lo largo y a lo ancho del país. (APLAUSOS).

Y la verdad que hay,
inclusive, y lo saben los intendentes, lo saben los gobernadores, hay
muchísimas más obras que se inauguran de estas que hacemos por teleconferencia,
pero no podríamos porque si no parecería Garbarino o un negocio de
electrodomésticos con veinte u ochenta televisores, así que elegimos las más
emblemáticas o las que tengan conexión con el lugar en el que estamos porque
hoy aquí estamos inaugurando una importante ampliación del Hospital “Ramón
Carillo”; de paso un gran aplauso para ese gran argentino, el primer
sanitarista argentino que llegó al gobierno, al ministerio de Educación.
(APLAUSOS). Acá está su hijo, para Ramón Carillo un gran aplauso. Me gusta
mucho que se honre la memoria de nuestros grandes hombres, Ramón Carrillo
también tiene un lugar en el Salón de los Científicos, de la Casa Rosada, la
casa de todos los argentinos.

Y estamos acá inaugurando esta
obra que tiene que ver con la salud pública, vinculada también con los chicos,
como es la obra que acaba de inaugurar también el SUTERH, que es el Sindicato
de Encargados de Edificio, de la Capital Federal, y que también aborda otro
aspecto de la salud de los argentinos, que es cubierta en un porcentaje muy
importante por las obras sociales de nuestro país. También un espacio tal vez
único si uno mira el mapa de la América latina en donde hay una organización
sanitaria de estas características donde la gente que no tiene cobertura o que
no puede ser atendida es atendida por el hospital público y también es
atendida, obviamente, ampliamente por su obra social.

Y también en Avellaneda con
una obra que tiene que ver con la dignidad de las personas, además de con la
salud, estamos en plena tarea de limpieza del Riachuelo, al que ya le hemos
sacado todos los barcos que estaban hundidos y ahora también estamos sacando a
las familias, que estaban hundidas a la vera de ese Riachuelo, viviendo en
condiciones realmente indignas, como ustedes lo pudieron ver, y hoy tienen la
dignidad de que le podemos dar una vivienda y estamos recomponiendo una demanda
que viene del siglo XIX: la limpieza del Riachuelo, ni siquiera del siglo XX.

Y como tantas otras obras y
como tantas otras deudas las estamos pagando nosotros, porque estamos
orgullosos de poder hacernos cargo, sin echarle las culpas a nadie, pero
haciendo las cosas que tenemos que hacer.

Y al mismo tiempo, en la localidad
hermana de San Vicente, también en el Hospital “Ramón Carrillo”
haciendo la ampliación más importante desde su inauguración, que tuvo lugar con
la presencia de Juan Perón, de Eva Perón y de Ramón Carrillo.

Y la verdad que cómo se pueden
hacer todas estas cosas, porque a algunos les parecería que es una obra, o una
refacción de un hospital o la salud pública. Es que podemos ocuparnos de estás
cosas porque hemos puesto en marcha, desde el año 2003, un modelo político,
social, económico y yo diría hasta cultural en la República Argentina que tiene
que ver con la dignidad del trabajo, que es el gran organizador de la sociedad.
(APLAUSOS)

No hay mejor organizador de la
sociedad que el trabajo digno, registrado, decente, con salarios que permiten,
no solamente la dignidad del que lo recibe, sino también contribuir al círculo
virtuoso de la economía de un país que permite que el Estado tenga recursos
para hacerse cargo de las cosas que se tiene que hacer cargo. Y también ha
permitido que surjan nuevamente las organizaciones sindicales, con el tema no
solamente de sus obras sociales, sino sus negociaciones colectivas de trabajo y
todo lo que significa y le significa al trabajador la representación de su
organización.

Miren el otro día estaba
mirando unas cifras: la Argentina tiene el mejor salario mínimo, vital y móvil
de toda la región; los trabajadores participan en el 48,1 por ciento, casi
estamos llegando al fifty-fifty del PBI. (APLAUSOS). Y esto se pudo hacer
precisamente porque apostamos a un modelo de crecimiento económico productivo
con inclusión social. No hay ninguna otra forma.

Y tiene que ver también –
fíjense- con el alto grado de tasa de sindicalización; somos el país –
comparado con Rusia – que más alto grado de sindicalización tenemos. Esto está directamente
vinculado también con la participación que los trabajadores tienen en el
Producto Bruto Interno y tiene que ver, fundamentalmente, con esta posibilidad
que hoy tenemos desde el Estado de también llegar -al haber recuperado la
administración de los aportes de los trabajadores- a aquellos sectores que
todavía no pueden tener un trabajo digno y a quien llegamos con la Asignación
Universal por Hijo, primero, y ahora con la Asignación por Embarazo para
aquellas madres que carecen de cobertura; la vida por sobre todas las cosas.
(APLAUSOS).

Y esto realmente…Está bien
que toquen el bombo, tienen ganas de tocar el bombo, están contentos, está muy
bien.

Yo veía el otro día la
movilización y se lo decía ayer…Ustedes saben que ayer estuve reunida con los
compañeros de la Confederación General del Trabajo, y yo les decía que los veía
el otro día, cuando estaba en el Sur, en nuestro Sur, en mi Sur, en el de él,
veía las imágenes de miles y miles de jóvenes, de mujeres, de trabajadores que
participaban con alegría festejando el Día del Trabajo, sin odios, sin
rencores, con mucha alegría, que es lo que yo quiero, fundamentalmente, para
toda la sociedad y para todos los argentinos, que recuperemos la alegría, la
felicidad de tener un trabajo y también la solidaridad de colaborar con
aquellos que todavía no hemos podido llegar y por eso se hace necesario, como
digo siempre, profundizar las políticas de este modelo para que podamos llegar
a todos.

Siempre digo que mientras haya
un pobre en la patria o una persona sin trabajo o sin posibilidades de elegir
qué vida quiere tener, vamos a estar en deuda con todos aquellos que dieron su
vida para que vivamos en un país como el que hoy tenemos y como el que nos
parecía mentira, además, hace ocho años. (APLAUSOS)

Yo quiero también convocar a todos los argentinos a este momento que estamos
viviendo. Un momento que lo empezamos a visualizar con mucha mayor certeza, con
mucha mayor claridad a partir del Bicentenario y que no debe ser casualidad,
porque la historia no tiene casualidades. Que justamente en el cumpleaños 200
de la patria hayamos podido mirar hacia atrás pero, por sobre todas las cosas,
mirar hacia delante porque estamos haciendo las cosas de modo tal de revertir
años de desencuentros, años de frustraciones, años de desilusiones, años
también de tragedia.

Por eso yo convoco siempre a
todos a que participemos de la construcción de esta patria; por eso convoco a
los jóvenes, que tienen que ser también el reaseguro de que las cosas van a
seguir cambiando y transformándose. No porque sean mejores que los que tenemos
más años, yo ya no soy una joven, claro, pero son los que menos ataduras tienen
con las mañas y las cosas que, muchas veces, la política arrastra y había
alejado a tantos hombres y mujeres desilusionados de ella.

Y cuando yo veo ahora a miles
y miles incorporarse, creer, volver a trabajar, volver a organizarse, siento
que realmente ese es el verdadero triunfo de este proyecto. Porque no solamente
puede ser tener trabajo, poder tener una casa o comprarse un auto, sino que
tiene que también ser la vocación de participar, de organizarse, de ser
solidario, de ser trascendente, que es lo que te caracteriza y es lo que te
permite ser diferente a los que caminan en cuatro patas.

Caminamos en dos, tenemos neuronas
y queremos seguir trabajando por un país que realmente merece que todos los
argentinos hagamos un gran esfuerzo. (APLAUSOS)

Por eso, estoy muy contenta,
porque hoy es un día donde, con la ampliación del hospital aquí en San Vicente,
con las 18 familias del camino de sirga de Avellaneda, con la mamá de 6 chicos
en la maternidad del SUTERH, siento realmente que estamos alumbrando una
Argentina nueva, una Argentina diferente, que vamos a poder cumplir lo que
siempre se soñó y lo que siempre quisieron nuestros abuelos, los que ya estaban
acá o los que bajaron de los barcos, y que era que sus hijos vivieran mejor que
ellos. Porque hubo un momento en la Argentina en que los hijos estaban peor que
los padres porque no tenían futuro y los padres no sabían qué país le iban a
dejar a sus hijos.

Por eso yo estoy muy feliz de
estar en un país en el cual, a partir de los planes de inclusión social, de
poder entregarle a todos los jóvenes en todas las escuelas públicas las
netbooks, de poder haber dado 45 millones de libros a nuestros establecimientos
educativos desde el año 2003 a la fecha como nunca se había hecho, a partir de
haber construido más de 1.000 escuelas, de haber inaugurado nueve nuevas
universidades, de haber hecho obras en las universidades, de las obras de
infraestructura, de viviendas, de caminos, yo estoy orgullosa de vivir en un
país en el cual los jóvenes pueden tener la esperanza de que el futuro va a ser
mejor que el presente. (APLAUSOS)

Y esto es lo que realmente
tenemos que garantizar quienes hemos abrazado con vocación política estas ideas
desde muy jóvenes. Y no tenerles miedo tampoco a los que no piensan como
nosotros o a los que no son como nosotros o a los que son más nuevos. No hay
que tenerle miedo nunca a lo nuevo, se transforma y se cambia con lo nuevo, con
lo que viene. Esa es la historia de la humanidad, la historia de la Argentina,
es la historia de nuestro propio partido.

Yo quiero terminar con una
anécdota que contaba siempre Arturo Jauretche, ese insigne argentino igual que
don Ramón Carrillo, y que le hemos puesto también su nombre a la Universidad de
Florencio Varela.

Arturo Jauretche estaba con un
amigo en los días de septiembre de 1945. Para los que no se acuerdan o para los
que no saben de este hecho histórico, antes del 17 de octubre de 1945, hubo una
gran marcha de lo que luego fue la Unión Democrática o lo que era, digamos, los
que no lo querían a Perón. Se hizo, si mal no recuerdo, el 19 de septiembre y
se llamó “Marcha de la Constitución y la Libertad” y, aparentemente,
la movilización fue muy grande, iba Spruille Braden también, el embajador
americano, creo, encabezando esa movilización, una cosa rara, y en una esquina
estaba don Arturo Jauretche con un compañero de FORJA y muchísima gente estuvo
pasando durante horas y el amigo de don Arturo le dice: “Arturo, son
muchos, ¿no te parece?”. “Sí, son muchos, pero fijate que no hay jóvenes,
no hay jóvenes y no hay ningún movimiento político que pueda llegar al triunfo
si no convoca a la juventud”. (APLAUSOS)

Por eso yo soy una gran
entusiasta de la participación de los jóvenes. Es cierto que reclaman, es
cierto que son bulliciosos, es cierto…pero, fundamentalmente, ayudan a
repensar las cosas y nos ayudan y nos comprometen además, a seguir adelante.

Así que, en este día hermoso
de inauguración, de ampliaciones de hospitales, del bebé Bautista que nació acá
en Tres de Febrero, del sexto de la mamá de Capital Federal, quiero decirles a
todos ustedes, a los que están aquí reunidos y a los que nos están escuchando,
que mi compromiso con el cambio, con la transformación, con mi país, que es
también la historia de mi país y es mi propia historia como argentina de haber
creído toda la vida en estas cosas y de poder tener la inmensa felicidad de ver
cómo se llevaron a cabo.

Miren: si no fuera por las
cosas que me han pasado, creo que sería la persona más feliz del mundo de poder
ver que todas y cada una de las cosas que pensábamos de tan jóvenes, las
podemos estar haciendo ahora en democracia además, y con un grado de
participación, de libertad, de fuerza de toda una sociedad como nunca la
tuvimos.

Porque junto a esto también, y
este es un momento histórico muy diferente a otros, junto a este proceso de
transformación económica y de inclusión social, se vive también en un clima de
libertad, de respeto de decir cada uno lo que tenga ganas, aún cuando muchas
veces sea un insulto y un agravio que me permiten calificar, sinceramente, esta
etapa histórica como única en los 200 años de historia que nos han tocado vivir
a los argentinos.

Y me siento muy orgullosa de
ser Presidenta de este país, de esta sociedad, en este momento histórico y con
el compromiso de seguir trabajando, desde cualquier lugar, no importa cuál,
para que las cosas sigan saliéndonos bien a los argentinos, no a un partido, no
a un gobierno, a los argentinos, que eso es lo importante: empezar a pensar en
los argentinos, en la patria, en la Nación.

Gracias, muchas gracias a
todos, los quiero mucho.

Muchas gracias. (APLAUSOS)

“Siento que estamos alumbrando una Argentina diferente”, señaló Cristina Fernández al inaugurar obras en hospitales y viviendas

“Siento que estamos alumbrando una Argentina
diferente”, señaló Cristina Fernández al inaugurar obras en hospitales y
viviendas

martes, 03 de mayo de 2011

La presidenta Cristina Fernández inauguró hoy las
nuevas instalaciones del Hospital Ramón Carrillo, del partido de 3 de Febrero.
Además se comunicó mediante videoconferencia con el hospital rural de San
Vicente, con una maternidad de Suterh en Capital Federal y entregó viviendas en
Avellaneda. La jefa de Estado defendió conquistas como la Asignación Universal
por Hijo y remarcó: “La vida por sobre todas las cosas”.
La Presidenta recorrió las nuevas instalaciones del
Hospital Ramón Carrillo, del partido de 3 de Febrero, junto al director del
organismo, Néstor Torres y el intendente Hugo Curto. Junto a ellos cortó las
cintas para dejar inauguradas las obras, que constan de dos salas de
internación, con 80 camas en total y una de neonatología, con 18 camas, para
mejorar la atención de los pacientes de la zona.

La jefa de Estado destacó la “importante ampliación” del Hospital
Ramón Carrillo y remarcó la necesidad de homenajear la figura del médico
sanitarista, primer ministro de Salud del gobierno de Juan Domingo Perón.
Señaló que gracias a la extensión del sistema de salud público, la Argentina es
“un lugar único en Latinoamérica, donde la gente que no tiene cobertura es
atendida en el hospital público”.

Por otra parte, destacó la tarea de “limpieza del Riachuelo, al que le
sacamos todos los barcos que estaban hundidos, y sacamos a las familias que
estaban hundidas a la vera del Riachuelo”. “Es una deuda que viene
desde el siglo XIX, la limpieza del Riachuelo. Estamos orgullosos de poder
hacernos cargo, sin echarle la culpa a nadie”, aseveró.

“Podemos ocuparnos de estas cosas porque pusimos en marcha en 2003 un
modelo político, económico, social y hasta cultural que tiene que ver con poner
al trabajo como elemento organizador de la vida social”, sostuvo la
Presidenta. En ese sentido, remarcó que los trabajadores perciben
“salarios dignos que permiten no solo dignificar al que lo recibe, sino
que, a partir de la contribución de los empresarios, el Estado se puede hacer
cargo de las cosas que se tiene que hacer cargo”.

La Presidenta subrayó que “la Argentina tiene el mejor salario mínimo de
la región. Los trabajadores participan del 48,1% del PBI, casi estamos llegando
al fifty-fifty” en la distribución del ingreso. Y agregó que “a los
sectores que aún no tienen un trabajo digno, llegamos a través de la Asignación
Universal por Hijo y ahora de la Asignación para las madres embarazadas. La vida
por sobre todas las cosas”.

En referencia al acto que organizó la CGT el pasado viernes, destacó:
“Veía las imágenes de miles y miles de jóvenes, mujeres y trabajadores,
que participaban con alegría festejando el día del Trabajo. Es lo que yo quiero
para todos los argentinos: que vivamos con alegría y de ayudar a los que aún no
han podido alcanzar los beneficios de este modelo”. “Yo quiero
también convocar a todos los argentinos a este momento que estamos viviendo. Un
momento que lo estamos con mucha mayor certeza a partir del Bicentenario. Que
en el cumpleaños 200 de la patria, que hayamos podido mirar hacia atrás, pero
sobre todo mirando con alegría hacia adelante, porque hemos superado años de
dolores”, afirmó.

Por otra parte, la Presidenta aseguró que “los jóvenes tienen que ser el
reaseguro de que las cosas se sigan cambiando y transformando”.
“Cuando yo veo a miles y miles volver a trabajar, a militar, a
organizarse, siento que ese es el verdadero triunfo de este proyecto. No sólo
tiene que ser tener un trabajo, tener una casa, sino participar y comprometerse
con los que menos tienen, que eso es lo que nos diferencia a los seres
humanos”, consideró.

“Siento que estamos alumbrando una Argentina nueva, una Argentina
diferente. Que vamos a poder cumplir lo que siempre se pidió y que soñaron los
abuelos cuando llegaron a la Argentina: que nuestros hijos van a estar mejor
que nosotros”, enfatizó. Y sostuvo que “no hay que tenerle nunca
miedo a lo nuevo: se transforma con lo nuevo, con lo que viene. Es la historia
de la Argentina, de nuestro propio partido”.

“No hay ningún movimiento político que pueda llegar al triunfo si no
convoca a la juventud. Yo soy una gran entusiasta de la participación de los
jóvenes. Es cierto que reclaman, que son bulliciosos, pero ayudan a repensar
las cosas y nos comprometen a seguir adelante”, aseguró. Y afirmó que
“junto a este proceso de transformación económica y de inclusión social se
vive también en un espíritu de libertad, que permite a todos decir lo que
quieran, piensen como piensen”.

La Presidenta concluyó que estas conquistas sociales la empujan “a
trabajar desde cualquier lugar, no importa cual, para que nos vaya bien a los
argentinos, no a un sector o a un partido”.

Cristina Fernández también entregó libros y netbooks a alumnos y escuelas de la
zona, en el marco del Programa Conectar Igualdad. Participaron del acto
central, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el
ministro de Salud, Juan Mazur y su par bonaerense, Alejandro Collia.

Hospital Ramón
Carrillo de San Vicente

Previamente, la presidenta Cristina Fernández se comunicó por videoconferencia
con el hospital rural de San Vicente que también lleva el nombre del primer
ministro de Salud, Ramón Carrillo. En el lugar estuvieron la ministra de Desarrollo
Social, Alicia Kirchner y el intendente Daniel Di Sabatino.

La inversión total fue de más $ 9,8 millones e incluyeron la refacción total
del hall principal y del pasillo de circulación; la refuncionalización de 18
nuevas habitaciones de internación, y del sector de la cocina industrial, así
como la modernización completa de todos los equipamientos del hospital.

Una de las alas fue refaccionada por cooperativistas del programa Argentina
Trabaja. El edificio había sido inaugurado en octubre de 1949 por el entonces
presidente Juan Domingo Perón, su esposa María Eva Duarte y el ministro de
Salud Pública, Ramón Carrillo.

Complejo de
viviendas en Avellaneda

También se comunicó con el partido de Avellaneda, donde el intendente Jorge
Ferraresi entregó las llaves de un complejo de 42 viviendas que permitirán
relocalizar a vecinos que viven en el asentamiento del Puente Bosch,
colaborando de esa manera con los trabajos de saneamiento de la Cuenca Matanza
– Riachuelo.

En este complejo,
la tipología de las viviendas es de dúplex de 1, 2, 3 ó 4 dormitorios, de
acuerdo a la composición familiar, contando también con un prototipo que
contempla la existencia en el grupo familiar de uno o más integrantes que
posean algún tipo de discapacidad.

Nueva maternidad
del SUTERH

Por último, la Jefa de Estado se comunicó con el ministro Carlos Tomada, y con
el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta
y Horizontal (Suterh), Victor Santa María, que inauguraron una nueva maternidad
del gremio.

Además, Cristina Fernández mantuvo una conversación con la primera mamá que
tuvo a su hijo en la nueva clínica del sindicato, que dispone de la última
tecnología disponible.

La Maternidad cuenta con 4.120 metros cuadrados, y el sindicato invirtió $19,5
millones. “Las historias clínicas estarán informatizadas, el servicio de
terapia intensiva está altamente equipado para ante cualquier eventualidad
contar con las mejores herramientas disponibles, y el servicio de Guardia a
modo de Shock Room”, informó Suterh mediante un comunicado.

Nube de etiquetas