Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Hermes Binner’

ARGENTINA Presentación del Plan Estratégico Industrial 2020: Palabras de la Presidenta de la Nación

Presentación del Plan Estratégico Industrial 2020: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN DE LAS CONCLUSIONES, OBJETIVOS Y ESTRATEGIAS SURGIDAS DEL PLAN ESTRATÉGICO INDUSTRIAL ARGENTINA 2020, REALIZADO EN VENADO TUERTO, PROVINCIA DE SANTA FE
Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas.
Señores gobernadores de las distintas provincias argentinas; señores intendentes; señores empresarios; trabajadores, aquí están los trabajadores también siempre, un gran aplauso para ellos; señor titular de la Unión Industrial Argentina; familia Iraola que nos ha recibido con tanto afecto: la verdad que también quiero hacer una mención especial a una persona que creo que en estos momentos o está matando al piloto del avión o se suicidó, que es Débora Giorgi, nuestra ministra de Industria y para quien pido un aplauso. Sinceramente y conociéndola a Débora, con todo lo que trabajó con este Plan, la flaca debe estar enroscada no sé dónde, yo no sé si no la pierdo hoy. Porque, la verdad, después de todo lo que trabajó, es injusto que no haya podido venir a hacer la presentación, pero sé que todos van a tener…mostralo Amado que para eso te dije que te quedaras con el libro.
Con ese libro que condensa el trabajo que yo ahora voy a explicar, porque voy a ser yo de presentadora del Plan 2020, voy a hacer de Presidenta y de ministra de Industria, no se me van a caer los anillos.
Quiero también decir que no es casual el lugar en el cual hemos decidido presentar este Plan, es en el país profundo, a mí no me gusta decir el interior porque parece que si no, la ciudad de Buenos Aires fuera el exterior. Me gusta hablar del país profundo y en una fábrica. En una fábrica que es familiar pero que es de capital nacional y que también ha sido sujeto de crédito, como lo explicaba su titular, de nuestro proyecto de Créditos del Bicentenario, tanto para la línea de los canguritos, de CORVEN, de los amortiguadores como también para la producción de motos que esperamos que, con implementación del crédito, tengan el año que viene un 40 por ciento aproximadamente de integración de autopartes nacional. Vamos también a trabajar mucho con el sector autopartistas. Todos sabemos que hay que alcanzar un equilibrio en la materia de integración para que el negocio sea rentable, pero estamos produciendo motos en la Argentina.
Quiero decirles que en el año 2007, el 66 por ciento de las motos que se vendían en el país que, como ustedes saben, suele ser un vehículo de primera adquisición para la gente que ha conseguido un trabajo por su bajo costo cuando no puede acceder a un auto y que, además, es increíble verla en todo el NEA y NOA argentinos que, por supuesto, tienen un clima que le permite andar en moto. En la Patagonia, Iraola te fundirías con las motos, porque la moto no es para nosotros. Nosotros tenemos que andar en cuatro ruedas sí o sí porque sino, sería imposible.
De ese 66 por ciento importado, hemos en el 2007, o sea en cuatro años, ya llevamos a un 40 importando y a un 60 por ciento de motos nacionales y seguimos avanzando en la integración de autopartes.
Yo quiero también felicitar a la familia Iraola por sobreponerse a la desgracia de perder a quien fuera el que comenzó esta empresa y luego, más tarde, a quien la llevó adelante, que fue su madre, que también la perdieron muy joven. Me contaba en el auto que su padre a los 8 años y su mamá a los 22, creo. Es difícil, es duro, pero hay que seguir adelante porque el mejor homenaje que se le puede hacer a los que no están es, precisamente, seguir adelante con lo que ellos emprendieron y en las cosas que creyeron.
Menos mal que no le rompiste el traje a Néstor porque siempre se enganchaba cuando volaba con ese traje abierto en algún lado. ¡Si habrá roto trajes ese hombre, Dios mío!
Plan Estratégico Industrial 2020 que, como recién lo señalaba Ignacio De Mendiguren, fue pensado hace 11 meses.
Pero a mí me gustaría hablar un poquito primero del crecimiento económico argentino.
Ustedes lo habrán escuchado en innumerables veces, porque además es la realidad y no solamente a mí, sino a todos o, por lo menos, a casi todos, reconocer que hemos protagonizado del año 2003 al 2011 el crecimiento económico más importante de nuestros 200 años de historia de Producto Bruto Interno.
Ahora, cuando mira el crecimiento del Producto Bruto Industrial, que ha sido siempre por arriba de la media del Producto Bruto Interno, y ha sido el crecimiento industrial más importante también de nuestra historia y esto, una cosa está directamente vinculada con la otra. Y esto no significa, bajo ningún punto de vista, dejar de lado las actividades primarias.
Es que la actividad industrial por sus propias características de agregación de valor, generación de puestos de trabajo, consumo, desarrollo y mercado interno, necesariamente impacta de una manera diferente que cuando solo se crece por servicios o se crece por reprimarización de las exportaciones que, en realidad, eso siempre normalmente tiende a decrecer económicamente.
Déjenme decirles que en el período 1918-1925, estamos hablando de un mundo donde finalizaba la Primera Guerra Mundial. Con lo cual en la Argentina se comenzó a dar un proceso de sustitución de importaciones casi naturalmente a partir de que en Europa devastada por la guerra no podía proveernos de cosas tales como industrias livianas, alimentos, textiles y, por lo tanto, se desarrolla un crecimiento anual del 9,1 por ciento en ese período que va del 18 al 25.
Luego de 1933 a 1948, fundamentalmente durante el primer gobierno del general Perón, se da un crecimiento promedio del 6,4 por ciento anual de la industria con mayor grado de innovación tecnológica. Ya no son solamente alimentos y textiles, sino que ahí comenzamos a desarrollar aviones, por ejemplo, rastrojeros, bueno, lo que ya me han escuchado decir en innumerables oportunidades y que lo pudimos ver en Tecnópolis.
En el período 64-74, esta es una contribución también a lo que fue el desarrollismo, también hay que reconocerlo en la República Argentina, fundamentalmente, a la impronta del doctor Frondizi también y a la existencia de instrumentos como el BANADE y de gobiernos que, aún no siendo de origen democrático, siendo dictaduras, visualizaron en sectores claves de la siderurgia, de la industria, una polea muy importante de crecimiento y, fundamentalmente, de soberanía y defensa nacional.
Tal vez no lo veían desde la perspectiva que lo podemos nosotros de la inclusión social y del potencial de un país, pero lo veían sí por lo menos de la defensa nacional. Y esto hay que reconocerlo porque en ese momento se creció, en 1964 hasta el 74, 75 aproximadamente, donde se produce el primer crack, digamos, al 7 por ciento anual. Estamos hablando de crecimiento industrial, donde los trabajadores prácticamente, al momento del golpe del 24 de mazo de 1976, participaban aproximadamente en el 49 por ciento en la distribución del PBI, casi el fifty-fifty.
Del 2003 al 2008, se creció en la industria a un promedio anual del 9,3. Luego vino el pequeño declive que tuvimos externamente en el 2009 y ya, en el 2010, el 9,8 por ciento anual retomando el fuerte crecimiento industrial y, por lo tanto, debiendo entender argentinos que este crecimiento económico ha tenido mucho que ver con ese crecimiento de la industria. Y también ver los números y las modificaciones estructurales de ese crecimiento.
Fíjense: mientras en el mundo el producto per cápita crecía el 54 por ciento, en estos años en la República Argentina –en dólares estamos hablando- creció el 167 por ciento. Es una cifra muy fuerte que nos revela la calidad y la densidad también del crecimiento. La productividad del trabajo, un 50,7 por ciento y el índice de apertura de la economía, que en los años 90, o sea, expo más impo, era del 17 por ciento del PBI, hemos alcanzado un grado de apertura del 34 por ciento. El doble de lo que fue la década de los 90.
Esto se debió fundamentalmente a condiciones macroeconómicas. Hemos realmente construido una macroeconomía que hoy, en estas turbulencias nos permite seguir firmes y sostenidos e impulsando, esencialmente, un plan como el que estamos haciendo hoy porque sabemos que las recetas de ajuste solo llevan a la recesión y que el desafío es seguir creciendo y venciendo a la inercia de los que piensan como pensaban en el 2009 que, bueno, que finalmente el huracán nos iba a arrastrar.
Para que ustedes vean, uno de los índices…Esta solvencia macroeconómica, aquí mencionó el amigo Iraola el desendeudamiento sin precedentes en la historia, la reestructuración de la deuda, tanto en el 2005 como el año pasado más el desendeudamiento del Fondo Monetario Internacional, la acumulación de reservas, de reservas que son de carácter comercial, no reservas de carácter financiero, porque es la diferencia de superávit comercial que tenemos y que nos permite que sean genuinas y, por lo tanto, por primera vez en nuestra historia, en una crisis que no parece tener fin, asegurar una estabilidad y eliminar eso que mellaba no solamente la economía, sino la esperanza y la ilusión de los argentinos y que era esa volatilidad en donde todo parecía irse al demonio de un día para el otro.
En ese aspecto también…Ayer me alcanzaban el señor ministro de Economía y el titular de la AFIP la recaudación de este mes de septiembre que, comparada con la recaudación del año pasado, ha crecido –el mismo mes de septiembre obviamente- casi un 34 por ciento, 33,9 por ciento en dólares, más del 25 por ciento, con nuevamente récords en ítems que, a nuestro criterio, son claramente debeladores de la pujanza y de la fortaleza del marcado interno que hemos logrado desarrollar. Una de las claves que hemos tenido para poder sostenernos es el desarrollo del mercado interno.
Ayer, nos hablaban nuevamente de recaudación récord de IVA, habíamos tenido recaudación récord de IVA en agosto de 2011, también en Débitos y Créditos, sé que es una cosa que no les gusta mucho a los empresarios porque el impuesto al cheque es un impuesto criticable, pero bueno, es un impuesto que recauda bien, no permite la evasión, y crecimos de julio que era de 3.293 a 3.542.
Fíjense que en julio tenemos un mes de mucho crecimiento y de mucho movimiento porque es el mes donde se pagan los aguinaldos, se cobran los aguinaldos, donde la gente vacaciona, se moviliza y, sin embargo, ese récord lo volvimos a romper igual que el de comercio exterior y derechos de importación.
Y lo que es importante: esto también significa recaudación para todos los señores que están sentados allí, que son los gobernadores de las provincias y que reciben por el crecimiento. Ganancias creció el 50,84 y Débitos y Créditos, el 41 por ciento.
La verdad es que es muy importante señalar todo esto porque realmente revela también cómo mejoró. Si uno hace la comparación de lo que eran los recursos que recibíamos las provincias –y aquí hablo como provinciana- allá por el año 2002 o inclusive, a principios y durante todo el año 2003, uno puede advertir cómo el crecimiento exponencial impacta en las finanzas de provincias y municipios. Además también, por primera vez coparticipando un derecho de exportación, esto sí por primera vez, en la historia de la República Argentina como es el Fondo Federal Solidario de la Soja para todos los municipios de la República Argentina.
Pero también esto significó un desarrollo del mercado interno muy importante. Porque también bueno es decirlo: si la industria creció de está manera, por ejemplo, el salario mínimo, vital y móvil en la República Argentina ha crecido el 1.050 por ciento desde el año 2003 a fecha. Y estamos hablando de promedios de todas las industrias, pero en algunos sectores, que también tienen diferencias salariales y tienen salarios superiores, estas diferencias han sido más sustantivas.
Por ejemplo, esto ha generado además de ese 167 por ciento de aumento del Producto Bruto Per Cápita, 5 millones de puestos de trabajo; 3.600.000 chicos cubiertos por Asignación Familiar; casi 3 millones de nuevos jubilados; un 856 por ciento de aumento en la jubilación mínima, que, bueno, que no había aumento de jubilaciones desde tiempos inmemoriales.
Todo esto, que puede verse desde un aspecto social, tiene una profunda significación económica y constituye, a mi criterio, uno de los pilares muchas veces no enunciados de esta política industrial y de esta política de crecimiento en la Argentina que es el rol del Estado sosteniendo la demanda para generar la oferta. Esto es: asegurar al que va a invertir, asegurarle al señor Iraola, que las motos que va a vender…¿Por qué se decidió Iraola en el 2007? ¿Únicamente porque se encontró con Néstor y le tiro del saco o de la ley? No, porque había mucha gente en la Argentina con capacidad para comprarle su moto y esto se hace extensivo a los industriales de los autos, a los industriales de la metalmecánica porque ha crecido exponencialmente nuestra capacidad productora en granos.
Recién hablaba el Vasco De Mendiguren de la presentación que hicimos del Plan Agroalimentario, el haber sobrepasado, como yo dije que iba a ser, los 100 millones de toneladas de granos, también ha disparado a la industria metalmecánica y también la defensa del trabajo, la producción y la innovación nacional a través de instrumentos absolutamente legales, adecuados y legítimos ha permitido que vengan a radicarse al país aquellos que solamente nos veían como un mercado para importar sus productos. Los queremos también aquí porque somos abiertos, generando mano de obra para todos los argentinos.
También es muy importante: hoy estamos presentado el Plan Industrial, pero esta semana que ha pasado, desde el día lunes hasta ayer, me pasé inaugurando obras de infraestructura económico productiva como no se habían visto nunca en el país.
Hubiera sido imposible sostener este crecimiento, porque parte de ese puntaje que tenemos en el crecimiento del PBI, se debe a la inversión pública a través de la infraestructura, ya sea social, como puede ser a través de escuelas, de hospitales y también de energía, de puertos, de rutas. En fin, de todo lo que constituye lo que un industrial, lo que un empresario no puede hacer y necesariamente tiene que hacerlo el Estado.
Ayer mismo no más, en Caleta Olivia, en mi provincia de Santa Cruz, estábamos inaugurando la ampliación del puerto de Caleta Olivia, que fuera construido con fondos propios provinciales.
Me gusta contarles esto porque muchos de ustedes se deben acordar el año 97, ¿no? Sí, acá me hacen algunos con la cabeza como que se acordaron del año 97.
En el año 97, Néstor inauguraba un puerto de aguas profundas de 4.40 de calado, una obra de ingeniería que ha recibido premios además, con inversión exclusivamente provincial: 60 millones de dólares clavamos en aquel momento para darle a Caleta Olivia, que tenía una producción hidrocarburífera histórica en ese momento, el precio del crudo, en el 97, 98, 99, 98 fundamentalmente, llegó a estar 9 dólares el barril. Se iban a pique los ingresos de la provincia, los petroleros que tenían trabajo dejaban de tenerlo y cortaban rutas, allí nacieron los piquetes, no en Santa Cruz, pero sí en Neuquén.
Ayer lo veía al intendente Rioseco de Cutral-có, hoy es intendente de Cutral-có inaugurando una refinería que va a proveer naftas al 7 en el año 95 andaba cortando rutas.
Hemos crecido los argentinos, los políticos, los empresarios porque el país ha crecido.
En serio, esto es la evolución también, ¿no?, desde piquetero a intendente del pueblo inaugurando una refinería, porque también queremos, nosotros productores de hidrocarburíferos en el Sur, que a nuestra materia prima también se le agregue valor allá, se refinen allá. ¿Por qué tiene que venir el petróleo por ductos para acá para poder nosotros, en las refinerías de Capital, recién generar allí combustibles?
Quiero decir, entonces, que es muy importante…Después, seguramente después podemos charlarlo…Bueno, te vamos a ayudar, quedate tranquila, siempre hemos ayudado a todos. Las AFJP han ayudado a todos los argentinos. Vamos a seguir y realmente…
Lo que es importante es que en este Plan estamos partiendo de una sólida base que nos ha permitido también generar que, por ejemplo, las heladeras y la demanda interna, los aires acondicionados, el calzado, los celulares crecieran en demanda interna y que, al mismo tiempo, crecieran en exportación, probando claramente que no hay bajo ningún punto de vista, una desarticulación o un antagonismo entre desarrollo de mercado interno y salto exportador, de la misma manera que De Mendiguren explicaba que no hay ninguna antinomia posible entre campo e industria. Al contrario, necesitamos federalizar esa industrialización y también industrializar la ruralidad.
Yo le preguntaba recién a Iraola si la otra fábrica que tiene en el Parque La Victoria…El Parque La Victoria, parque industrial de aquí, tenía una ocupación del 40 por ciento en el 2003; ahora, ese parque industrial está cubierto al 100 por ciento y por eso tuvo que venir acá. Teníamos 80 parques industriales; hoy tenemos 280 parques industriales.
La semana pasada, una cosa clave para la industria, la energía, como ustedes saben es clave para la industria, hicimos inauguración, a partir del lunes, por ejemplo en la región de Neuquén-Comahue-Cuyo, donde unimos a través de líneas de alta tensión de 500 para interconectar al país en forma federal.
Creo que unos días antes o la semana anterior, inauguramos los más de 700 kilómetros de la línea NEA-NOA de alta tensión que genera la plataforma básica para que NEA-NOA siga creciendo como lo ha hecho en los últimos años. Conectividad, gasoductos, aumento del gas.
El otro día estábamos presentando los looks que hicimos en varios gasoductos para permitir inyectar más de 2 millones de metros cúbicos a la red que generen cada vez menos cortes de energía para la industria fundamentalmente, porque ustedes saben que el problema lo teníamos fundamentalmente en la industria para no cortar al sector residencial, pero afortunadamente este año anduvimos mucho mejor y por eso pudimos seguir creciendo.
Yo quiero, como dije que iba a ser la presentadora del Plan, pasar a lo que constituyó el Plan esencialmente y las metas y quiénes participaron. Participaron 11 sectores, 11 foros que constituyen el 80 por ciento del PBI nacional: alimentos, en tres subsectores, como son avícola, lácteo y porcino; cuero; calzado y marroquinería; textil y confecciones; foresto industrial; automotriz; autopartista; maquinaria agrícola; bienes de capital; material de construcción; químicos y petroquímicos; medicamentos de uso humano y software.
Estos 11 foros, 11 actividades, constituyen el 80 por ciento del Producto Bruto Industrial argentina. Más de 100 cámaras empresariales, 20 sindicatos de trabajadores; 20 universidades y centros tecnológicos; las 24 jurisdicciones, nuestras provincias; 6 ministerios nacionales y se validaron los objetivos cuantitativos del Plan Estratégico Industrial 2020 muy importantes y que es: pasar de una inversión del 24 por ciento al 28 por ciento.
Quiero decir sobre esto porque uno lee muchas veces en letra de molde el tema de la inversión, pero quiero decirles que hoy la Argentina tiene la tasa de inversión más alta del Mercosur y somos en el primer trimestre del 2011, el segundo país de Latinoamérica con mayor crecimiento de la inversión.
Esto es bueno para saber, y también tenemos un importante aquí nosotros a través del Banco Nación, también a través de los proyectos de Bicentenario, pero que el nivel de inversión viene muy bien, pero tenemos que lograr mayor nivel de inversión y mayor nivel de innovación tecnológica.
El otro objetivo es duplicar el PBI industrial, llegar en el 2020 a 140 mil millones de dólares esa es la meta de PBI industrial; crear empleo porque si hemos creado 5 millones de empleos, tenemos que crear un millón y medio de empleos más para poder llegar a una tasa de desocupación, de acuerdo con el crecimiento vegetativo, del 5 por ciento, que puede considerarse una tasa de pleno empleo porque se lo considera por rotación natural del trabajo, es la que tienen todos los países desarrollados y estamos en un 7,3, las más baja creo de ya hace más de 20 años en cuanto a desocupación y también con una creciente participación de los trabajadores en el Producto Bruto Interno. Sustituir importaciones por el equivalente al 45 por ciento de lo importado hoy; importaciones por 139 mil millones; exportaciones por 167 mil millones de dólares y un superávit de 28 mil millones de dólares. Esto son los objetivos.
Y para esto, realmente el crecimiento de todos los sectores…Hablaba recién en el corto que estábamos viendo, el de la Cámara del Calzado, que les parecía mentira que hubieran podido producir 15 millones de pares. Creo que el objetivo que se han fijado ha sido de 200 millones de pares de calzado. Creo que se van a quedar cortos con los pares de zapatos que van a necesitar para el 2020. Le dije lo mismo a Julián cuando me dijo que querían llegar a los 160 millones de toneladas en el Plan Agrario y yo les digo que van a ser más y así todos y cada uno de los sectores.
¿Cuáles son los acuerdos? Esto es lo más importante. Creo que lo más importante es que se han acordado cuáles deben ser los aportes y cuáles deben ser los roles para poder llegar estas metas.
Creo que el primer gran acuerdo y lo celebro, porque hubo mucho discusión durante muchas décadas en la República Argentina y en el mundo en general, del rol del Estado. Yo creo que ya no hay nadie, ni en la Argentina ni en el mundo, que piense que el Estado puede estar ausente en una política de crecimiento. Me parece…Porque cuando el Estado decidió “desentenderse” y dejar asignado al mercado la asignación y distribución de recursos o el Estado prescindió de defender la industria nacional, en realidad, no eran políticas de ausencia, eran políticas muy presentes, muy concretas y que beneficiaban objetivos, que no eran los de los argentinos ni de los trabajadores ni de los empresarios, porque en definitiva, podían beneficiar momentáneamente a algún sector pero, finalmente, cuando se caía todo, arrastraba al conjunto. Y esto fue lo que nosotros vivimos en el año 2001 y es lo que se vive hoy desgraciadamente en otras partes del mundo donde nos daban cátedra sobre las cosas que debíamos hacer.
Creo que el gran primer acuerdo, entonces, es saber que el sector privado debe trabajar codo a codo con el sector público. Cada uno con su rol, porque tampoco creemos en el Estado empresario, en el Estado productor de zapatillas o productor…No, creemos que el rol tiene que estar a cargo del sector privado porque lo hacen con mayor eficiencia. Pero creemos también que el Estado debe intervenir para regular y para, fundamentalmente, que ese crecimiento no sea solamente concentrado y en un sector, sino que alcance a todos y pueda convertirse de crecimiento en desarrollo económico y de desarrollo económico en inclusión social. Esta es la trilogía que debe conllevar cualquier plan que se precie de tal.
El segundo gran acuerdo que también me parece muy importante. Uno lo dice así en dos palabras, pero esto de Estado y mercado nos agarramos de los pelos entre los políticos, entre los economistas, entre los empresarios, entre los filósofos durante años en la República Argentina. Yo lo digo en dos segundos, pero esto de que nos pongamos de acuerdo con que el Estado es un actor fundamental para el sector privado y viceversa, tardó décadas y décadas y nos llevó generaciones frustradas y fracaso tras fracaso. Por eso creo que es muy importante remarcar estas cuestiones, porque por estas cosas hemos fracasado.
La otra que me parece también muy importante: durante mucho tiempo hubo una idea de que teníamos que tener un mercado interno no demasiado importante para tener un gran saldo exportable. Esto es que los argentinos no comieran mucho para tener más saldo exportable de todo lo que es alimentos, de que si soy industrial un bajo salario para que sea más competitivo yo a nivel internacional, pero sabemos que esto tampoco dura mucho y sobre todo, en un país como el de los argentinos donde se han acostumbrado afortunadamente a comer, a tener educación, a tener salud y a querer tener derechos. Por lo tanto, no solamente desde la sensibilidad, sino desde la más íntima convicción económica.
Y si no, miren ustedes los grandes países desarrollados que ahora están en crisis. En realidad están en crisis –y de esto voy a hablar al final- porque ellos han cuidado mucho su mercado interno, pero eso no es la crisis. La crisis que hoy tiene el mundo es el problema que se da, fundamentalmente, y se da –miren ustedes que curioso y si me permiten una digresión- con los monetaristas, los que han sido los grandes defensores de las metas de inflación y que entonces, en base a las metas de inflación, había que sacrificar el crecimiento, no recalentar la economía. Pero los monetaristas son los que desde el año 1980…Ustedes saben que el monetarismo comienza a surgir fundamentalmente los think tank en los 80 y se imponen decididamente con el neoliberalismo en los 90.
Pero estos famosos monetaristas, son los que han generado un globo financiero sin precedentes en la historia. Porque en el año 1980, por ejemplo, el PBI de todo el mundo, que producía todo el mundo, tenía un equivalente en stock financiero, o sea en plata que figuraba, digamos, del 1.1. Hoy, el Producto Bruto Interno global, tiene un stock de activos financieros que es cuatro veces el PBI.
Yo digo: si el dinero es el instrumento fungible para comprar cosas, ¿qué voy a comprar con cuatro veces el stock financiero si solamente tengo este PBI? Que me digan los monetaristas si esto no es generar un verdadero globo y burbuja internacional que hoy le explota a todo el mundo en las manos y en la cual nos está impactando a nosotros, a los países emergentes. Pero son ellos cuando funden los bancos de inversión con los bancos comerciales y, entonces, los bancos comerciales, en lugar de prestarles a ustedes, a los industriales, o correrlos a ustedes para ofrecerles un préstamos y que le paguen, comienzan a interesarse más por los derivados financieros, por los brookers y esos bancos de inversión van generando todas las burbujas que finalmente explotaron en Lehman Brothers y que también parecen explotar en otros lados merced a las consultoras. Otras grandes protagonistas, las consultoras y las calificadoras de riesgo de la crisis a nivel global.
Nos decían y nos dicen que nosotros somos un país marginal y está mejor calificado cualquier país, no hablo de los grandes de la Unión Europea, no habla de Francia, no hablo de Alemania, no, de los más pequeñitos, esos que están a punto de caer, bueno, calificación tienen mejor que la nuestra. Y, realmente, con todo respeto, un país que somos el octavo país en extensión, con la mayoría de nuestra superficie cultivable, con el desarrollo que hemos tenido, realmente esto solamente se puede ver como un castigo porque resulta ser que seríamos un mal ejemplo si realmente este modelo pudiera evidenciarse como generador de mano de obra, generador de trabajo, de crecimiento y de producción.
Y la verdad que esto es lo que está pasando en el mundo: si hoy en todos los grandes bancos del mundo la gente decidiera de repente, no digo retirar todo porque obviamente ningún banco puede aguantar que retiren todo de repente, pero retirar parte de esos cuatro veces activos financieros hoy con respecto al PBI, no existiría, porque es dinero de la tecla “enter”, como digo yo.
Acá el dinero debe generarse en esas líneas de producción; debe generarse en la innovación tecnológica, que también es muy importante.
Yo empecé hablando de mercado interno y también necesitamos este mercado interno que ha crecido exponencialmente; por lo menos, 50 puntos del crecimiento son por mercado interno, por consumo de los argentinos. Esto que le quede claro a todos. Y fue, precisamente, lo que nos permitió, cuando se nos vino abajo el mundo en el año 2009, sostener el modelo y poder seguir adelante y protagonizar en el año 2010 el crecimiento que hemos protagonizado y lo que vamos creciendo en el año 2011.
Otra de las cuestiones acuerdo que me parece central, es federalizar la industrialización e industrializar, como a mí me gusta llamarlo, la ruralidad. Yo quiero que la gente agregue valor en el lugar donde se produce cada una de las materias primas para que los jóvenes no se tengan que ir a vivir a hacinar a centros urbanos que ya no sostienen ni pueden sostener ni por servicios ni por muchas cosas más semejante carga habitacional.
Para esto creo que también necesitamos una gran innovación tecnológica. Por eso, hemos y estamos invirtiendo tanto en materia de innovación y tecnología; pero, fundamentalmente, metiendo en la cabeza de la gente la necesidad también –y lo vimos en educación, esto es clave- el sector del software necesita, por ejemplo, 74 mil personas por año incorporar a la industria. Ustedes saben que es una de las industrias hoy de mayor crecimiento exponencial y no estamos en el sistema educativo pese a que hemos invertido el 6.47 del PBI en condiciones de proveerle a ese sector los 74 mil que necesitan.
Pero no es un problema de inversión, es un problema de reformulación de la educación para orientarla definitivamente hacia carreras duras para que de esta manera tengan salida laboral y un título sea una oportunidad y no una frustración para miles y miles de jóvenes argentinos.
Por eso, otra de las claves sobre la que se ha trabajado, es la reformulación. Es impresionante también ver cómo se ha producido un fenómeno que no se veía en la República Argentina, que era el trabajo conjunto de universidades y sectores empresariales. La universidad era como una isla, casi no se podía contaminar con lo económico o empresarial y, finalmente, hemos podido lograr articular a numerosas universidades con el sector privado y hoy se están financiando proyectos. Y esto, créanme, es muy bueno y debemos seguir lográndolo.
El cuarto acuerdo es que se necesita lograr un salto exportador, una mayor inserción internacional para que nuestras cadenas de valor alcancen una escala de producción competitiva y generen divisas. Esto es, generar la integración industrial regional que también tiene que ver y está directamente vinculado con la necesidad de polos de desarrollo industrial que tengan que ver específicamente con una actividad y entonces el entramado de la cadena productiva allí adquiera una densidad importante.
Una de las que me pareció más importante, aumentar las exportaciones a mercados no tradicionales, nosotros hemos crecido muchísimo y hemos duplicado nuestras exportaciones a mercados no tradicionales como el Magreb y todo el Sudeste Asiático, tenemos que hacerlo más aún, pero también una cosa que me pareció fundamental, también con valor agregado y nichos, fue una cuestión que es clave y esto sí quiero dirigirme a aquellos sectores que tienen un rol muy importante en nuestro país; todos son importantes, grandes, pequeños, medianos y todas las actividades. Me refiero a la necesidad, que fue el quinto acuerdo, de desarrollar una política de abastecimiento de insumos difundidos de clase nacional.
¿Qué son los insumos difundidos? Son los que producen y donde hay gran concentración, porque obviamente, la concentración se da porque son insumos que requieren una gran y alta inversión, siderurgia, fundamentalmente, aceros especiales, química. En fin, necesitamos también lograr que estos sectores puedan producir más valor agregado y que, además, podamos hacer articular acuerdos para darle competitividad a toda la cadena de valor que depende de esos insumos para al mismo tiempo poder seguir creciendo.
Esta es una tarea muy importante, es difícil, porque hay que conciliar intereses. Pero hay que aumentar, por ejemplo, la capacidad instalada en, por ejemplo, la ampliación de producción de acero crudo, horno de colada continua, laminación de chapa automotriz, perfiles y barras de aceros especiales, me río. Pero realmente, por ejemplo, ¿ustedes saben que en nuestro país no producimos acero inoxidable? Todo el acero inoxidable, todas la ollas, señora, todas las cosas que usted ve de acero inoxidable, no lo podemos producir en el país.
Yo creo y estoy obsesionada para ver si podemos lograr producir en nuestro país acero inoxidable. El Estado está dispuesto…También queremos los sectores de la minería también sentarlos para lograr que minerales, energía, industrias básicas, insumos difundidos para hacer centrales en este siglo XXI, necesitamos también que agreguen más valor aquí en la República Argentina y sobre eso también vamos…es uno de los acuerdos al cual han llegado. Materias primas, agropecuarias, minerales.
En fin, no sé si habré sido tan buena como Débora en los foros, pero la verdad que yo soy una apasionada de hacer cosas, a mí me fascina todo lo que sea crecer, construir, soy muy obsesiva con el tema de la ciencia y la tecnología, ustedes ya me deben de haber escuchado porque yo creo que esa es la clave y creo que nosotros tenemos posibilidades ciertas de agregarle mucha innovación y tecnología a productos típicamente argentinos y también a aquellos que no lo son porque tenemos…Hoy, por ejemplo, al tener un gran desarrollo de la industria del software, todo lo que se produzca en materia industrial, necesariamente va a llegar un programa de software.
Por eso creo que también hay que insistir mucho en la ciencia y la tecnología. Y fíjense, para terminar, que hay dos momentos fundantes durante el siglo XX, fines del XIX, XX, que lo que convierte a Estados Unidos en la primera potencia del mundo: el desarrollo de un auto a vapor, que el fue el empresario emblemático de los Estados Unidos, Henry Ford, creando sus autos, y mucho más tarde, Bill Gates, a través de la informática.
Fíjense: yo les hablaba siempre de la necesidad de sostener la demanda; pero fíjense que los puntos de inflexión se dan cuando la innovación y la tecnología, entonces superan o crean una demanda que no existía. Este es el verdadero desafío de la ciencia y de la tecnología.
Algunos creen que la ciencia y la tecnología es mejorar algo o agregarle un “pirulito” más. No, la ciencia y la tecnología tienen el rol y el valor de generar demanda sobre ese producto que se inventa y se innova que antes no existía. Es ahí cuando se da la inversa y es entonces donde la oferta va a genera la demanda, que es el caso de la informática.
Díganme, yo recuerdo ser abogada y no tener ni una computadora, lo máximo que manejábamos era una máquina Olivetti eléctrica. Bueno, es muy importante entender cuál ese el rol y qué es lo que queremos hacer. Y creo que estamos en condiciones, empresarios, trabajadores, Estado, de llevar adelante este Plan 2020 y de lograr seguir profundizando este crecimiento económico.
Y además, como decía alguien, que creo que era el Vasco, los planes están, hay que tenerlos y también están para corregirlos y cuando se desvían, para tomar como ejemplo e ir, entonces, y decir “esto está mal, hay que ir por acá”.
Pero lo que es importante es que nos hayamos podido sentar en 11 meses empresarios, trabajadores y el Estado, para poder pensar la Argentina de aquí al 2020. Hace 8 años atrás, no sabíamos lo que nos pasaba al otro día; creo que esto es un adelanto sustancial: tener el tiempo, tener los instrumentos y tener los reaseguros que nos permitan pensar la Argentina, que fue lo que hicieron otros argentinos allá en 1810 y que después, con algunos lapsos, bueno, algunas interrupciones, con algunas frustraciones y con muchos fracasos, otros se encargaron de enderezar y otros de torcer. Seguir discutiendo sobre quiénes los torcieron o sobre quiénes los enderezaron, entrando en el siglo XXI, me parece que es perder el tiempo. Los responsables de que esto siga así, somos hoy nosotros, nosotros gobernantes, ustedes empresarios, ustedes trabajadores, los científicos, los académicos, en fin, los 40 millones de argentinos.
Este no es un Plan para un grupo o un sector, como podría visualizarce, este es un Plan para los 40 millones de argentinos y, por eso, queríamos también compartirlo con ustedes y compartirlo desde aquí, desde el país profundo y como corresponde, en una fábrica. Es uno de los lugares donde más me gusta venir, a las fábricas.
Agradecer la presencia de todas las cámaras empresariales, de los sindicatos que han intervenido, de los señores gobernadores; agradecerle a la familia Iraola por haber sido nuestra anfitriona y, además, por seguir apostando y creyendo en el país.
Me dijo una cosa, para terminar, él en el auto. La voy a contar: cuando él quedó al frente de la fábrica, dice que acá en el pueblo muchos pensaron “este se la pone se sombrero”. No sé qué habrán pensado de mí algunos, pero bueno, creo que hemos hecho todos…Me veo con tantas similitudes con Iraola, además le gusta hablar como a mí, ya me di cuenta también, sí ya me di cuenta que le gusta hablar como a mí…y, bueno, además, que lo felicito porque saben que ese señor, para terminar, una nota de color siempre viene bien y nos afloja a todos los que estamos tensionados, él es el primer campeón de canarios de República Argentina. Sí, además de motos, canarios, ahí lo maté, no se imaginó que iba a contar esto. Pero lo que es más gracioso es que compite con el señor ministro de Planificación que también cría canarios, pero le gana: va sexto De Vido y parece que él va primero.
Así que, felicitaciones por todo, por las motos, por los amortiguadores, por los canarios y, fundamentalmente, por aportar a la vida, al trabajo, a la producción y a su pueblo, aquí en Venado Tuerto, Santa Fe.
Gracias a todos, muchísimas gracias por seguir queriendo tanto a la Argentina, por sostenerla cada día más y ayudarnos cada día más.
Gracias, muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA Acto en el Centro Cultural Parque España, Rosario: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto en el Centro Cultural Parque España, Rosario: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN UN ACTO ANTE 500 EMPRESARIOS, EN EL ANFITEATRO DEL CENTRO CULTURAL PARQUE ESPAÑA, ROSARIO, PROVINCIA DE SANTA FE
Gracias, muchas gracias.
Muy buenos días a todos y a todas.
Señor Gobernador de la provincia de Santa Fe; señor Intendente de la ciudad de Rosario: señoras y señores empresarios; representantes de Cámaras Empresariales: en primer término una aclaración, esta Presidenta no va a instalar respuestas, porque en realidad creo que no he venido para eso aquí a Rosario. Pobre y flaco favor le haría a la comunidad, a la sociedad y creo que a las instituciones de venir a instalar en lugares inapropiados debates que son para otros ámbitos y que seguramente la ciudadanía evalúa, como lo hace siempre, a través de la forma más cristalina y más clara que tiene que hacer que es a través del voto en las elecciones. El resto debemos ocuparnos de gobernar.
Y vengo muy contenta porque hoy es un día aquí en Rosario, en la provincia de Santa Fe donde creo que como pocas veces pueden confluir o mostrarse ante toda la ciudadanía, lo que es este modelo instalado desde el año 2003 y lo que han sido sus políticas que han sido beneficiosas para todas las jurisdicciones argentinas. Las 24 jurisdicciones argentinas que han visto crecer sus ingresos, sus recursos institucionales, públicos y al mismo tiempo, producto de un modelo con variable macroeconómica muy importantes, los recursos de la propia comunidad, de las empresas, de los productores, si uno lo ve no más cuando sobrevuela Rosario.
Yo me acuerdo Rosario 2003, cuando sobrevolábamos y veníamos a los actos con Kirchner, en el monumento a la Bandera y otros, y este Rosario, esta Santa Fe y esta Argentina de hoy pujante, con crecimiento, con trabajo, con puertos, con gente que quiere producir.
Lo escuchaba recién al titular de una emblemática asociación, madre de cooperativas de aquí, de la provincia de Santa Fe, el crecimiento, las inversiones que se han hecho y las que se van a hacer. Nadie invierte si no cree en lo que está viviendo y sobre todo, en lo que está por venir. Por eso, quiero agradecer también ese compromiso de los productores.
Y la verdad que es un día emblemático, porque venimos de inaugurar las nuevas instalaciones de un Instituto emblemático, el Instituto de la Biotecnología Molecular y Celular de Rosario en un acuerdo entre el CONICET y nuestra querida Universidad de aquí de Rosario a través de la facultad de Ciencias Biológicas y Farmacéuticas, y la verdad que me contaba su Director, el científico de Mendoza, que estaba en instalaciones que cuando llovía mucho tenían que ponerse botas porque se inundaba, y el último que se iba era él con botas y luego tenían que abandonar. De las pobres instalaciones nunca se había hecho nada desde hacía décadas, y la verdad que a partir de lo que estamos dedicando a la ciencia y a la tecnología, no solamente en lo que hace a recursos para la investigación, no solamente a sueldos de los trabajadores, de los científicos del CONICET, aquellos que habían mandado a lavar los platos y que finalmente nosotros creímos que estaban para cosas mucho más importantes que lavar los platos, y realmente me decía que no se podía creer, él volvió; otro científico también que nos contó una anécdota muy cálida que vivimos, no podían creer en estas nuevas instalaciones. Ahora ya han comenzado a trasladar las máquinas y en 3 meses más me invitaron a venir para que esté todo instalado con las nuevas máquinas y las cosas que tienen que traer de las viejas instalaciones y compartir con ellos un momento de trabajo diario.
Y la verdad que voy a venir, porque creo que apoyar a nuestros científicos y no solamente hacerlo a través de recursos sino también institucionalmente hacerlo a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología, ha sido un logro muy importante; más de 20 millones de pesos invirtió el Estado Nacional, para que este Instituto tenga su nueva sede.
También del 0,2 que Argentina de un PBI mucho más chico dedicaba a Ciencia y Tecnología, a un 0,8 y vamos a por más, todavía que estamos haciendo hoy en la República Argentina.
Si le sumamos a la inversión en Educación que ha sido en este año terminado en el 6,47 más el 5 por ciento en infraestructura productiva que es todo lo que ustedes vieron, es esa Ruta también, la 14, Rosario-Córdoba, la autovía, todo lo que ha permitido que genere la infraestructura productiva para que nuestros productores, nuestros empresarios, nuestros comerciantes y también nuestra gente puedan vivir más y mejor.
También la inversión en materia de generación; en esta materia la empresa Albanesi ha inaugurado la primera etapa de esta nueva Central ahora rebautizada Rosario, que va a producir 75 megas en esta primera etapa y en una segunda etapa que se va a inaugurar el año que viene 65 megas más con lo cual llegaremos a 140 megavatios.
Y también la inversión de una nueva línea y un nuevo transformador para aquí, para la ciudad de Rosario, 132 megavatios, y la línea de 500, esta línea de 500 que va a permitir construir, cuya licitación se va a abrir ahora en octubre, la Central Vuelta de Obligado que va a generar 800 megavatios. Esta Central que es la licitación de la línea de 500 kilovatios río Coronda de Rosario Oeste, con una inversión de 320 millones, se hace precisamente desde el sector público para que el sector privado pueda hacer la inversión en la Central, porque la inversión de los 800 megas es una inversión de carácter privado. Pero solamente los privados pueden hacer esa inversión, porque el Estado va a construir la línea de 500 que transporta y entonces van a poder colocar la venta de su energía desde el río Coronda hasta Rosario Oeste. Esta es la articulación entre Estado y mercado, mercado y Estado, entre lo público y lo privado, también una de las características virtuosas que hemos podido emprender desde el año 2003 a la fecha.
Me había olvidado, quería ver esto porque tenía que ver también con los científicos. Un científico me dijo algo recién cuando estuve en el Instituto. Él vino en el 2006, en una de las primeras repatriaciones cuando ya Néstor había comenzado con esa obsesión de que los científicos y científicas volvían al país, y él volvió en el 2006 aquí, a Rosario. ¿Y por qué volvió aquí a Rosario? Porque no es de Rosario, es de Capital Federal. Volvió aquí a Rosario, porque Kirchner aprovechó los fondos también para que se pudieran comprar un aparato de resonancia magnética nuclear, porque ustedes saben que una de las cosas que más se investiga en este Instituto, son las enfermedades neurodegenerativas como es el mal de Parkinson, y él es un especialista en este tipo de investigación. Estaba viviendo en Alemania en la ciudad de Gotinham una ciudad de 40 mil habitantes, ciudad universitaria, pero que ya ha tenido -me contó yo no sabía ese detalle, me impactó- 45 premios Nobel alemanes, que significa la inmensa inversión que desde décadas, desde siglos creo yo, viene haciendo Alemania en materia de ciencia y tecnología. Me regaló dos fotos, una foto de Irina, Irina Fernández….cuando me dijo Irina dije son nombres rusos…pero se llaman Fernández y son argentinos, nacieron los dos en Alemania Irina e Iván, y él soñaba con que Irina, Iván y él vinieran a vivir aquí a la Argentina. Y hemos logrado que toda la familia Fernández con Irina y con Iván vengan a la Argentina. Le dije: ¿me regalás las fotos de los chicos? Se las traje para usted, me dijo. Y la verdad que muchas gracias, estas cosas son las que te recompensan de todas las otras tonterías que uno escucha todo el día, porque son realmente las cosas maravillosas de la gente maravillosa, de esta gente maravillosa que tiene la República Argentina. Fijate vos, él se podía haber quedado a vivir en Alemania, no estamos hablando de la Alemania de ahora, de la crisis, no, eligió venirse en el 2006 cuando todavía no había crisis, o sea que él quería vivir en Argentina y sus hijos nacieron en Alemania pero él quiso que fueran argentinos. Gente como esta es la que necesitamos, cada día más, y la verdad que me siento muy bien de poder recibir estos pequeños homenajes, esto para mí es un homenaje, sinceramente lo vivo como un homenaje.
Y también la entrega de los certificados de los parques industriales. En la Argentina del año 2003 teníamos 80 parques industriales en todo el país, hoy tenemos con el que acabamos de entregar 280 parques industriales en todo el país, que comprenden a 7.745 pymes. ¿Saben cuántas teníamos? 2.245 pymes en esos 80 parques industriales. ¡Miren cómo hemos crecido! Y de los 78.300 puestos de trabajo que se generaban en esos parques industriales con esto estamos generando 258.800 puestos de trabajo.
Pero los parques industriales además, ustedes escucharon las provincias y las localidades, los que son de Santa Fe conocen las localidades a las que hemos entregado aquí en Santa Fe, pero también todas las localidades a las que hemos entregado en el resto de las provincias son de las provincias rurales y esto contribuye a la agregación de valor en origen, lo que yo llamo industrializar la ruralidad, algo que tenemos que hacer y creo que acá en Santa Fe lo vamos a desarrollar más que en otros lugares porque en pocos lugares hay una conciencia cooperativista y una práctica cooperativista como desde hace tanto tiempo ha distinguido a la provincia de Santa Fe. Esto genera arraigo, que la gente no se tenga que ir, que no tenga que envejecer la población. Fíjense ustedes que ha decrecido, de acuerdo con los últimos datos del censo 2010, la población de la provincia Santa Fe, ni qué hablar de Capital Federal, o la población de Córdoba, y ha crecido mucho la población de Buenos Aires, del conurbano fundamentalmente, en 24 distritos del conurbano bonaerense se agrupan millones y millones de personas. Tenemos que interrumpir esto, permitir que la gente se quede en sus lugares y de ser posible retorne a sus lugares de origen, pero solamente se puede hacer a través de un proyecto que conciba al trabajo, a la industria y al valor agregado. Y el parque industrial produce también la densidad del entramado industrial porque se van dando en ese parque industrial distintas actividades que por ahí terminan siendo complementarias la una de la otra, puede haber una actividad que tenga que ver con packaging, otra que tenga ver con producción de alimentos y así sucesivamente en cada parque industrial le estamos dando densidad al entramado industrial y además terminamos con las quejas de los vecinos de las fábricas en la ciudad, que es una rémora que nos ha quedado de un desarrollo industrial del siglo pasado más desordenado, con muchos altos y bajos, una Argentina que bajaba sus periodos de industrialización y cayó a partir del 76 fundamentalmente en un proceso de desindustrialización muy pero muy fuerte.
Es muy interesante, cuando venga a Venado Tuerto, que vendremos para presentar el Plan 2020, vamos a darles datos acerca de cómo se fue desarrollando la industrialización y los períodos de industrialización del país desde 1900 a la fecha y vamos a ver cómo la historia política del país ha tenido directa vinculación con esos procesos de industrialización o desindustrialización del país. Porque mis queridos, como ustedes saben, nada es casual, y mucho menos en política y en economía.
Así que estamos muy contentos, ¿cuándo lanzamos Débora el Plan de Parque Industriales? Hace muy poquito, seis meses, y ya llevamos entregados 9 millones de pesos a 30 parques industriales, con lo que estamos entregando aquí hoy, con 282 empresas que generaron 14.720 empleos.
Y haciendo gala de nuestro concepto absolutamente federal y plural en materia política y económica quiero decirles que en el total del programa que incluye la entrega de hoy el 40 por ciento de esos 8.916.000 pesos han sido para la provincia de Santa Fe, 3.521.000 pesos, 40 por ciento de lo que hemos entregado es para la provincia de Santa Fe; le sigue Buenos Aires con el 17 por ciento, 1.500.000; Córdoba con el 10 por ciento, 899.000; Chaco con el 7 por ciento, 600.000; luego Entre Ríos, así que no se preocupe gobernador Binner, que cuando tomamos decisiones no las tomamos mirando el color político de ninguna provincia, al contrario. (Aplausos)
Y también la maravilla del proyecto de los préstamos del Bicentenario, que cuando los lanzamos todo el mundo los miraba y decía “bueno, será una cosa más”, pero ya llevamos más de 5.000 millones de los 8.000 millones entregados en préstamos del Bicentenario. De hecho me contaba el otro día muy contento el ministro de Economía que estuvo en la nave en la que se hizo el acto del Día de la Industria aquí en Santa Fe y fue precisamente en un galpón que se había montado con una parte del crédito del Bicentenario, que era de la firma Garro.
Y la verdad que me siento muy orgullosa, escuchaba atentamente al productor de cerdos -apuesten mucho al cerdo, hágame caso, sin ninguna connotación por favor que no tenga que ver estrictamente con lo económico (riendo)-, pero el otro día cuando presentamos el Plan Estratégico Agroalimentario Nacional en Tecnópolis, ese orgullo de todos los argentinos, realmente yo les decía que la meta que se fijaron para la producción de carne de cerdos es modesta, es conservadora, yo creo que nosotros vamos a hacer con los cerdos lo que hicimos con la industria avícola. Desde el año 2003-2004, cuando comenzamos con un impulso muy fuerte para la industria avícola, hoy estamos colocados en una pole position impresionante en materia de consumo interno y exportación. Y aquí déjenme decirles algo, miren cómo no es incompatible desarrollo y aumento de mercado interno con exportación, quiero darles una cifra que es muy interesante. También podemos decir que la apertura de la economía es mucho más fuerte pero quiero ir a esta cifra que revela la absoluta compatibilización de mercado interno y exportación, algo que siempre fue muy discutido en la República Argentina a partir de que teníamos que tener poco consumo, un mercado chico y magros salarios para poder exportar con competitividad, y esto no es así. Déjenme decirles por ejemplo el aumento de la demanda de la carne aviar en nuestro mercado interno, ustedes saben que hoy estamos consumiendo entre 34 y 38 kilos de pollo por habitante, con un crecimiento del 98 por ciento. O sea, el consumo interno de pollo de los argentinos creció del año 2003 a la fecha un 98 por ciento, ¿pero saben cuánto crecieron las exportaciones? Crecieron 1065 por ciento. (Aplausos) Yo sé que el tema de los pollos es algo que al principio era visto sobre todo por mucha gente vinculada con la ganadería y la agricultura como una actividad clase B digamos, como River que se fue a la B, pero no es así, es clase A todo, y River también es clase A, ya van a volver, quédense tranquilos, yo no puedo decir nada, soy de Gimnasia, ¿qué les puedo decir?
Lácteos, el consumo de los lácteos desde el año 2003 a la fecha creció un 22 por ciento, pero la exportación creció un 245 por ciento. Lo mismo en materia de autos, ¿ustedes saben que nosotros vendemos internamente más autos de los que vende México internamente? Con una población que supera los 100 millones de habitantes pero con un poder adquisitivo que no tiene absolutamente nada que ver con el del mercado interno argentino, con nuestro poder adquisitivo como argentinos. La demanda interna de autos creció el 349 por ciento, ahí se patentiza lo que ha sido la mejora, pero la exportación creció el 589 por ciento. Digo todo esto para que veamos entonces que no hay incompatibilidad, no hay diferencias posibles, antagonismos ni antinomias entre fuerte desarrollo del mercado interno y gran sesgo exportador de nuestra economía, que es una de las claves de que realmente hemos crecido. Si uno mide la apertura de la economía, una cosa que yo escucho como cliché, la apertura de la economía en términos científicos es la suma de las exportaciones más las importaciones en relación al PBI, durante la década de los años 90 las exportaciones más las importaciones eran del 17 por ciento, hoy expo más impo es el 33,8 por ciento, casi el doble de apertura de lo que teníamos. Lo que pasa es que los que pedían apertura eran los de afuera para venir para acá y nosotros no teníamos posibilidades de competir con nuestros productos en un esquema macroeconómico que nos tornaba absolutamente no competitivos. Por eso creo que es muy importante aprender y comprender fundamentalmente estos conceptos.
Pero yo me había quedado con lo del cerdo. El señor nos explicaba qué van a hacer con el cerdo, con el que además van a producir su propia energía. Me tocó ver en la provincia de Buenos Aires con el titular de la Sociedad Rural de Marcos Paz, un criadero de cerdos con digestores donde se ponen todos los excrementos de los cerdos, estos digestores producen energía y también hay un sobrante que es fertilizante que se utiliza para la siembra del maíz, con lo cual este productor había cerrado el círculo virtuoso: tenía energía gratis porque la producía con el excremento de sus cerdos, tenía fertilizantes gratis porque los hacía con el excremento de su cerdos y alimentaba a su cerdos fundamentalmente con maíz, con lo cual es un círculo absolutamente virtuoso. Si a esto le sumamos, como don Jorge recién me decía, cuando le entregaba el certificado, que quería producir para hacer mejores jamones, necesitamos muchos cerdos para reducir la exportación de cerdos para nuestros chacinados y que los chacinados sean argentinos pero hechos con cerdos hechos en la Argentina con maíz de los argentinos. Esto es el agregado de valor, esto es lo que nos ha permitido a los argentinos crear millones de puestos de trabajo. si a esto le sumamos el biodiesel, el bioetanol extraído del maíz…, hace poco también estuve aquí en Santa Fe inaugurando una de las más grandes plantas de biodiesel de la República Argentina. Y cuando inauguramos y presentamos el Plan Estratégico Alimentario, un importante empresario titular de una de las fábricas de jugos concentrados, principal exportador argentino de limones –saben que en jugo concentrado de limón somos el primer exportador a nivel mundial-, cuando inauguré junto a él una fábrica de crashing de soja en Frías y también un frigorífico en Frías me decía que ahora estaba por inaugurar otra planta para producir más biodiesel para seguir aumentando la instalación de industrias en la zona. Para que tengan una idea creo que esas dos fábricas consumían 3, 4 o 5 veces la energía de toda la ciudad de Frías en Santiago del Estero.
Hoy entregamos de todo, muebles, jamones, Radio Victoria, que produce en Tierra del Fuego, donde estamos desarrollando un verdadero polo tecnológico y sustituyendo importaciones, que es clave la sustitución de importaciones, no solamente para el sostenimiento de las variables macroeconómicas en lo que hace a balanza comercial sino también para generar trabajo argentino y empresas argentinas.
Por eso estoy muy contenta hoy aquí, ya que hemos podido ver todo porque además para hacer esto hay que tener energía, por eso está el señor Albanesi, por eso están los que van a invertir en Vuelta de Obligado, por eso está el Estado tendiendo las líneas de 132 y haciendo una inversión en materia de infraestructura productiva. En el año 2003 la inversión en infraestructura productiva era de 0,7 del PBI, de un PBI bastante chico como era el del 2003, hoy estamos en 5 puntos de inversión de infraestructura del sector público en materia de infraestructura económica. Esto permite que todos vean posibilidades de invertir y fundamentalmente que tengan la previsión de un Estado que apuesta a mantener estas variables macroeconómicas y este modelo en un mundo que se está derrumbando y que nos exige entonces ser aún más creativos, que nos exige mayores ideas, mejores instrumentos, revisar dónde uno se ha equivocado, corregir los errores, porque cuando uno hace es imposible no equivocarse, y además muchas veces políticas que comenzaron siendo buenas si han sufrido distorsión deben ser enderezadas para tomar su rumbo y no minar lo que han sido las bases del desarrollo y del crecimiento más importante en estos 200 años de historia.
Por eso de todo un poco, como en botica, ciencia y tecnología, industria agroalimentaria, muebles, he visto algunos muebles, también importábamos muebles, hasta que dijimos basta, queremos muebles argentinos y desarrollar la industria para producir los muebles y aquí en Santa Fe tenemos de la mejor industria de creación y tradición de muebles, que muchas veces se había dejado porque no podían competir con lo que venía de afuera.
Por eso creo que estamos en un muy buen momento y en una oportunidad histórica para poder seguir dándole la vuelta a esa curva que casi nos hace desbarrancar allá en el año 2001, y también desde la política, porque creo que hemos contribuido entre todos a darle una calidad y una densidad a las instituciones políticas que desafortunadamente no tenían el año 2001 2002 o 2003, cuando la gente estaba muy enojada con todos los políticos, con todos, no había uno, ni siquiera yo que había sido opositora a las políticas cuando era legisladora, ni siquiera los que habían formado parte de la Alianza, con todos estaban enojados y la verdad que tenían razón porque habíamos dejado de representar los intereses del pueblo, los intereses de nuestros estudiantes, de nuestros docentes, de nuestros empresarios, de nuestros comerciantes y había una política que había subordinado la Argentina a los que nos decían desde afuera como teníamos que hacer las cosas. Por eso aprendimos que con errores, con porrazos, con aciertos, con defectos, el proyecto de la Argentina lo construimos en la Argentina, con decisiones de los argentinos y con los ciudadanos y ciudadanas que votan los argentinos en elecciones libres y democráticas. (Aplausos) No es una cuestión menor, es una cuestión fundamental, porque alguna vez alguien dijo es la economía, no, es la política que decide qué tipo de economía debe desarrollar un país, qué tipo de proyecto debe desarrollar una sociedad.
Por eso Rosario, provincia de Santa Fe, productores, empresarios, dirigentes, amigos, amigas, Gobernador, Intendente, todos lo que nos acompañan, les agradecemos mucho todo lo que hacen todos los días para contribuir a que nuestro país sea a todos los días un poquito mejor y además contentos porque Ivan e Irina volvieron al país. Vamos por más Ivanes y por más Irinas. Muchas gracias.

ARGENTINA Cristina Fernández se reunió con empresarios en Rosario: “Nadie invierte si no está seguro de lo que vendrá”

Lunes, 19 de Septiembre de 2011
Cristina Fernández se reunió con empresarios en Rosario: “Nadie invierte si no está seguro de lo que vendrá”

La presidenta Cristina Fernández encabezó hoy un encuentro con 500 empresarios en el anfiteatro del Parque España de la ciudad de Rosario, Santa Fe. Allí destacó el fuerte crecimiento de todas las provincias argentinas de 2003 a la fecha y agradeció el compromiso asumido por los inversores.
“En pocos lugares hay una conciencia cooperativista como en Santa Fe; y eso genera arraigo”, expresó la Presidenta al dirigirse a los empresarios presentes en el acto. Asimismo, insistió en la necesidad de agregar valor a los productos primarios, ampliar la complementariedad en la red de producción, e “industrializar la ruralidad”.
La Jefa de Estado señaló que el modelo en marcha “es beneficioso para las 24 jurisdicciones argentinas”, que “han visto crecer los recursos de la propia comunidad”.
Por eso, agradeció el compromiso de los inversores, no sin antes señalar que “nadie invierte si no cree en lo que está viviendo y, sobre todo, en lo que está por venir”. Y agrego: “No es incompatible mercado interno con exportación”.
Inversión en ciencia y tecnología y el rol del Estado
Cristina Fernández destacó asimismo el fuerte crecimiento en la inversión en ciencia y tecnología, “no solamente lo que hace a recursos para investigación y sueldos para científicos”, señaló, sino con la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Innovación Productiva.
Y también remarcó la articulación entre Estado y mercado como una característica virtuosa del modelo instalo desde 2003.
Por otra parte, la Jefa de Estado afirmó que “con errores y defectos, el proyecto de la Argentina lo construimos en la Argentina, con decisiones de los argentinos, con los ciudadanos y ciudadanas que votan los argentinos en las elecciones libres y democráticas”. Y en esa línea agregó que “esa es una cuestión fundamental, porque es la política la que decide que tipo de economía debe desarrollar un país, que tipo de proyecto debe desarrollar una sociedad”.
Obras viales para Colón, Entre Ríos
En el mismo acto, y a través del sistema de videoconferencia, la Jefa de Estado inauguró dos nuevos tramos que totalizan 60 kilómetros de la Autovía Ruta Nacional 14 en la localidad entrerriana de Colón. En este espacio de la ceremonia, la Mandataria mantuvo contacto con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri.
Estas obras fueron ejecutadas a través del Ministerio de Planificación Federal, en el marco del “Plan Obras para Todos los Argentinos” y suman 69,3 kilómetros nuevos de autovía en Entre Ríos y en los que fueron invertidos $ 802.289.789. “Con esta obra, renace Entre Ríos”, afirmó el gobernador en comunicación con la Jefa de Estado.
Nueva central térmica para Rosario
En la misma ceremonia también tuvo lugar el descubrimiento de una placa alusiva a la puesta en marcha de la Central Térmica Sorrento de Rosario, la que a partir de ahora pasará a llamarse “Generación Rosario”, obra que significó una inversión privada de 320 millones de pesos para la reparación, reactivación y gestión de la usina que tendrá una potencia instalada de 130 MW, energía que será un fuerte aporte al desarrollo de la provincia de Santa Fe.
Parques Industriales del Bicentenario
Posteriormente, la Presidenta puso en marcha el Programa Nacional de Parques Industriales del Bicentenario, con la entrega de aportes no reintegrables para iniciar las obras de infraestructura interna en 15 parques industriales que generarán 6.649 empleos en nueve provincias del país con una inversión de casi 4,8 millones de pesos.
Autoridades participantes de la ceremonia
La Presidenta estuvo acompañada en el acto por la ministra de Industria, Débora Giorgi; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron; el gobernador de la provincia Santa Fe, Hermes Binner; el intendente municipal de Rosario, Miguel Lifschitz; e invitados especiales.

ARGENTINA La Presidenta inauguró hoy el nuevo edificio del Instituto de Biología Molecular de Rosario

Lunes, 19 de Septiembre de 2011
La Presidenta inauguró hoy el nuevo edificio del Instituto de Biología Molecular de Rosario

La presidenta Cristina Fernández inauguró hoy el nuevo edificio del Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), un edificio de que cuenta con una superficie de 4.000 m2 y que fue construido con fondos del CONICET.
La Presidenta estuvo acompañada en el acto por los ministros de Industria, Débora Georgi y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao; el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner; el intendente municipal de Rosario, Miguel Lifschitz; el director del instituto, Diego de Mendoza, quien este año dejará el cargo en manos de su sucesor, Alejandro Villa, también presente en el acto.
El nuevo edificio del IBR está ubicado en los tradicionales terrenos del Centro Universitario de esa ciudad, conocido como La Liberia, en el sector más cercano al boulevard 27 de Febrero y con ingreso por Ocampo y Berutti. Tiene una superficie de 4.000 m2 y que fue construido con fondos de CONICET.

ARGENTINA Sí, pero, mejor no

21/08/2011
ACUERDOS: BINNER NO QUIERE, NO SE NIEGA, TAMPOCO LO DESCARTA Y LA LEY SE LO IMPIDE

FUENTE: REDACCION ROSARIO – ROSARIO
http://REDACCIONROSARIO.COM.AR/NOTICIAS/INDEX.PHP?Q=NODE/13758

Sí, pero, mejor no

Los frutos que rinde el desierto los recogen los nómades.
El gobernador santafesino, Hermes Binner, se excusó este sábado en la ley electoral –que prohíbe acuerdos pos primarias– para adherir a un eventual rejunte opositor de cara a las presidenciales de octubre, tal cual lo propone el macrismo. “La ley es muy clara”, dijo en ese sentido, “ahora estamos de cara a las elecciones de octubre, y allí se seguirá definiendo la voluntad de la gente”. No obstante, aceptaría hablar con el PRO. “No nos negamos a hablar con nadie, pero ya tenemos nuestra propuesta”, advirtió, en un oportuno regreso –tras una serie de definiciones de campaña sin matices– a su tradición de enigma y ambigüedad.
Por Manuel Costa.
El aspirante a la presidencia respondía así a la intención del líder del PRO, Mauricio Macri, quien convocó al arco opositor a unirse detrás de la candidatura del socialista de cara a octubre. Esto no fue rechazado de plano por el santafesino, pero tampoco aceptado abiertamente.
Es que, según reparó el propio Binner, la ley no permite acuerdos una vez superada la primera instancia electoral. Una excusa a su medida para diferenciarse de quienes impulsan la deserción de los demás candidatos en su favor. Una razón mesurada para no quemarse con la misma leche que Ricardo Alfonsín, a quien la alianza con De Narváez le devino en menos más que en más, según el análisis que hicieran referentes de su propia fuerza.
A su vez, el candidato por el Frente Amplio Progresista no descarta el diálogo con las demás fuerzas, sobre todo la macrista, indemne tras las primarias por la única razón de no haberse expuesto a las mismas.
Sin embargo, y como es su costumbre, él va con cautela. Sabe que en caso de darse un acuerdo PROgresista, será tácito ya que la “ley es muy clara” al respecto, y sólo sería blanqueado ante la remota posibilidad de una segunda vuelta. Esto ya estaba decidido –o, como mejor le gusta expresarse al santafesino, “no descartado”– mucho antes de que los pingos se vieran en la cancha, cuando en abril pasado decía “no descartamos más adelante coordinar” con Mauricio Macri en caso de haber ballotage.
En aquella ocasión, el socialista hablaba de coincidencias con el macrismo en el “qué” y diferencias en el “cómo”. “No es sólo sumar por sumar” porque “después hay que gobernar”, se lo oyó advertir entonces.
Ahora, con los números en la mesa, a Binner lo sigue tentando el sueño presidencial y hay sobradas muestras de que si se le diera alguna garantía que acordando con la derecha su diez por ciento engordaría con votos del duhaldismo, del macrismo, etc., sin que se le pierdan por el lado del socialismo, lo gritaría a viva voz. Pero la brevedad de su fase de elocuencia contra el gobierno nacional le jugó una mala sorpresa –perder en la provincia que gobierna– y esto bastó para devolverlo hoy a la anfibología: “No nos negamos a hablar con nadie, pero ya tenemos nuestra propuesta formada”, disparó. Como antes: “Coincidimos en el qué, no en el cómo”, o: “No hay que ser excluyente”, pero “con macri y con Duhalde hay un límite en lo teórico”.

ARGENTINA Acto de inauguración de una planta de biodiesel en Puerto San Martín, Santa Fe: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de inauguración de una planta de biodiesel en Puerto San Martín, Santa Fe: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE UNA PLANTA DE BIODIESEL Y COLOCACIÓN DE LA PIEDRA FUNDAMENTAL DE UNA SEGUNDA, EN EL PARQUE INDUSTRIAL PUERTO GENERAL SAN MARTÍN, PROV. DE SANTA FE.
Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Santa Fe; señor Intendente de Puerto General San Martín, a todos y a todas muchas gracias en estar aquí con nosotros, titular de la Corporación América: la verdad que había comprometido mi presencia para inaugurar la planta, pero me dije: “mejor voy cuando amplíen”, y como van a ampliar, hoy estamos descubriendo la placa que va a significar el doble de producción de este biocombustible, acá en Puerto General San Martín, la incorporación de nuevos 24 puestos de trabajo, la verdad que es un poco lo que está pasando a lo largo y a lo ancho del país.
Recién, cuando nos conectábamos con Misiones, para firmar el contrato de una importantísima obra de transporte energético, desde Posadas hasta Puerto Mineral, ahí en el norte de la provincia; también en Corrientes, aquí, nuestros vecinos en una línea de 132 entre las ciudades de Goya y Mercedes, que va a permitir subsanar un problema estructural, en materia de tensión de energía eléctrica; aquí cuando estamos haciendo valor agregado, que como lo decía Eurnekián, si son mis desvelos. Yo tengo un desvelo, pero que tiene que ver con la calidad de vida de la gente, yo tengo un sueño, creo que tenemos todos el mismo sueño, que podamos agregar mucho valor a nuestra producción primaria para generar puestos de trabajo y que nuestras gentes se quede en sus pueblos de origen y no se tenga que trasladar ni al Gran Buenos Aires, ni al Gran Rosario, ni al Gran Santa Fe.
Queremos un desarrollo que necesariamente implica mucho valor agregado porque una de las cosas más importante que ha logrado la Argentina, que el año pasado alcanzó un crecimiento del 9,2 por ciento, y en estos ocho años llevamos un promedio inusitado del 7,6 por ciento. (APLAUSOS). Hemos crecido 80 por ciento del PBI, en estos ocho años con políticas que muchas veces no fueran entendidas y fueron duramente criticadas; es más todavía no son entendidas, crecimos el año pasado al 9,2 por ciento y sin embargo, no he conseguido que me aprueben el presupuesto de la Nación, que no es el presupuesto de Cristina, es el presupuesto de todos los argentinos. (APLAUSOS).
Yo digo, si pudiéramos dejar de lado, muchas veces, las diferencias naturales que existen en la vida política, en la vida de las personas, no hace falta ser un político para pensar diferente al otro, uno piensa siempre de una manera y otro de otra. Pero con una familia, uno puede ser de un cuadro, y otro de otro cuadro, pero en la familia en definitiva cuando se trata de la subsistencia, del crecimiento, del desarrollo se ponen de acuerdo en eso, aunque se sigan peleando como en todas las familias por el futuro, no por las cosas que todos nos peleamos en las familias. Y yo decía la necesidad de entender que estás son políticas de Estado, agregar valor a nuestra producción. La política de protección que hemos hecho, a través de medidas que muchas veces son acusadas de proteccionistas cuando en realidad lo que estamos haciendo es lo que hacen en otros países con respecto a nuestros productos con otros nombres, tal vez más elegantes, pero en definitiva todavía no hemos podido colocar limones en Estados Unidos, ni carne en Estados Unidos y la Unión Europea tiene un proteccionismo absoluto a todo lo que es su producción. Y sin embargo, por allí se alzan algunas voces cuando tomamos medidas que tienden a proteger la industria metalmecánica de la competencia desleal que significa muchas veces la importación de cosas que son más baratas, pero que en el fondo sabemos que le están quitando trabajo a miles y miles de santafecinos que estamos recuperando, hablo de Rendón, hablo de Helvética, hablo de tantas empresas. (APLAUSOS).
Este proyecto, que estamos haciendo hoy, se financia en 148 millones de pesos con el Fondo del Bicentenario. Todos los recursos que hemos podido inyectar a este mercado, al mercado nuestro, a nuestro mercado interno para poder paliar en el 2009, en el 2010 la crisis que todavía aún persiste con mucha profundidad en el sector externo, en otras latitudes, lo hemos hecho también a partir de poder utilizar nuestras reservas, del Banco Central para destinar estos recursos. Si nosotros no hubiéramos utilizado ese dinero de las reservas hubiéramos tenido que utilizar estos 148 millones, que hoy ponemos aquí, en este pueblo, para pagar a nuestros acreedores externos, y tal vez a una tasa del 14 por ciento; no solamente no hubiéramos podido poner estos 148 millones de pesos acá, sino que además nos hubiéramos endeudado más porque hubiéramos tenido que pedir dinero, en el mercado de capitales. Y ustedes saben que Argentina lo hubiera conseguido por 14 ò 13 por ciento cuando en realidad por nuestras reservas en el exterior nos están pagando apenas el 0,5. Y también lo tuvimos que hacer en soledad.
Yo siempre digo que Obama va a tener más suerte que yo, porque le aprobaron el presupuesto una hora antes, y además – ahora aparentemente – le van a autorizar un mayor endeudamiento para que Estados Unidos no entre en default. Entonces digo si nos pudiéramos poner de acuerdo en estás políticas, que además nos han permitido tener un tipo de cambio competitivo, porque además la regulación de la cuenta capital, que ha hecho la Argentina, a partir del año 2005, ha impedido que entren esos capitales absolutamente volátiles a los países emergentes y que producen la apreciación del tipo de cambio y nos baja la competitividad para poder exportar, parte de esta inmensa riqueza, que hoy está produciendo la Argentina, en esta cosecha sin precedentes donde hemos superado –gracias a nuestras políticas – los 100 millones de toneladas de granos. Porque si no tuviéramos el tipo de cambio competitivo que tenemos estaríamos como en los años 90’ con un tipo de cambio donde exportar no valdría la pena. (APLAUSOS)
Y no es solamente una pequeña empresa, una gran empresa como esta, como Corporación América, la que recibe los recursos del Estado Nacional, a través de políticas que pueden ser de préstamos, de estímulo fiscal, como los Bonos K. En estos años, entre Proyecto del Bicentenario, financiación Pymes, entre también los Bonos K, fundamentalmente, que no tienen nada que ver, le dicen Bonos K, pero no es porque se lo demos nosotros, le han puesto así, toda la industria habla de Bonos K, más de 5.500 millones de pesos solamente aquí en la provincia de Santa Fe, que se constituye en la tercer provincia argentina en recibir estímulo y apoyo fiscal y préstamos del orden nacional a sus industrias. (APLAUSOS).
Yo estuve, el otro día, entregando nuevos certificados, aquí no más, en Santa Fe más de 458 millones en Proyecto del Bicentenario. Estuvo la gente del Helvética, el otro día; la gente de Rendón y puedo tener la lista, no quiero tener la lista porque los voy a aburrir, fueron muchísimos pueblos, muchísimas localidades de nuestra querida Santa Fe, como de otras provincias argentinas recibiendo esto que lo hemos podido hacer a partir de estas políticas virtuosas; también de las políticas de protección, también de las políticas de estímulo; también de la política de la correcta asignación de recursos que se le hace no solamente al sector productivo para aumentar y mejorar la oferta, sino también lo que hemos hecho para sostener la demanda agregada, a través de jubilaciones, de Asignaciones Universales por Hijo, a través de más de 2.500 convenios colectivos de trabajo que le dan a los trabajadores argentinos el mejor salario en toda Latinoamérica. (APLAUSOS).
Y la verdad que quiero felicitar al titular de Corporación América porque recién cuando recorría la planta y saludaba mano a mano a cada uno de sus trabajadores… después nos sacamos una foto así tipo dream team todos y saben qué decían todos: vamos y el nombre de la empresa y yo le dije a Eduardo: “tenés un equipo armado”, cuando los trabajadores corean y dicen como si fueran un equipo: “vamos y el nombre de la empresa” es porque ha podido constituirse un equipo de trabajo. Y yo quiero felicitarte, también, porque es muy importante trabajar en el mismo equipo y tirar para el mismo lado. (APLAUSOS). Cuando los trabajadores no se sienten representados en la empresa, cuando sienten que los intereses son divergentes ese mucho más difícil alcanzar los objetivos.
Y nosotros también estamos absolutamente convencidos de que esta Argentina que decidió apartarse del manual del “Consenso de Washington”, que dominó las políticas del 90. Yo me acuerdo no solamente lo que era la Argentina, lo que era Rosario, lo que era el Gran Buenos Aires, lo que era el país sin industrias, sin trabajo. Una vez comentábamos con el Gobernador, cuando le tocó ser intendente de Rosario, y me acuerdo que sufrimos la humillación – porque no fue una humillación para los rosarinos – eso que montaron de que los rosarinos asaban gatos yo lo sentí como una humillación para todos los argentinos, porque además era mentira. Pero querían reflejar la pobreza que había en la Argentina, y sí en la Argentina cuando un hombre, con apenas 22 por ciento de los votos se hizo cargo de este país habían un 54 por ciento de pobreza y más del 30 por ciento de indigencia. (APLAUSOS). Teníamos una deuda externa que era 160 por ciento de nuestro PBI y que era el más severo condicionante para nuestro crecimiento; teníamos además el 25 por ciento de los argentinos sin trabajo, los chicos a la escuela iban a comer, no a aprender o a estudiar.
El otro día, cuando estuve en Tucumán, también me dio la buena nueva el ministro de Educación, y otro caso emblemático que también nos dolió mucho a los argentinos, que fue el de aquella chiquita, Barbarita, desnutrida en Tucumán, acababa de recibir su netbook en el colegio. Tenemos otra Argentina, hay otro país que hemos construido con mucho esfuerzo, y yo diría muchas veces hasta contra la corriente de afuera, y contra la corriente de adentro, con lo cual se nos hizo más doloroso. Pero ¿saben qué? Yo creo que de tanto nadar contra la corriente hemos sacado unos músculos que nos dan una fuerza para seguir trabajando porque lejos de criticar, lejos de echarle la culpa a los demás nos arremangamos y nos pusimos a trabajar. Ni que hablar de los planes de infraestructura, aquí cerca, en Timbués, obras energéticas, que hablar de la Autovía Rosario-Córdoba, de la 19, de la Circunvalación de Rosario, en fin de lo que ha sido el plan de infraestructura más importante del que se tenga memoria en nuestra historia.
1.310 millones de pesos gastaba el Estado Nacional en infraestructura, en el año 2003; casi 70.000 millones de pesos se van a asignar de recursos para infraestructura, en este año 2011, parte del comienzo de las obras que recién acabamos de firmar los contratos para Misiones y Corrientes; la hidrovía que se está haciendo y que significará darle una mayor logística y una mayor competitividad a un sector ya altamente competitivo pero en donde la ecuación del transporte también representa una parte importante de su costo y mejorar todo lo posible esa parte de la ecuación es también darle competitividad.
Pero yo creo que además en cada pueblo, en cada ciudad debemos conformar cooperativas y asociaciones de productores para agregar valor ahí en los lugares, a través de las lecherías lograr pequeñas industrias lácteas que comiencen a abastecer regionalmente para cada vez, inclusive, poder obtener mayor participación del productor en la cadena de rentabilidad. Porque esto es clave que lo entiendan los productores: si se quedan únicamente en la producción primaria son otros los que se la apropian en las cadenas subsiguientes de la rentabilidad. Por eso es importante esa asociación vertical que tienen que lograrla y aquí en Santa Fe es posible porque Santa Fe es la cuna del cooperativismo, tiene mucha escuela y mucha experiencia para hacerlo y lograr de esta manera crecer más. (APLAUSOS).
Porque es cierto que Santa Fe ha crecido, pero ha crecido por debajo de la media nacional, es necesario que vaya y supere también la media nacional, es necesario y lo podemos hacer, cómo no se va a poder hacer si la Argentina ha crecido al 7,2, en estos 8 años y la Argentina, el año pasado, ha crecido al 9,2 por ciento porqué Santa Fe no va a poder levantar todavía más puntos y crecer junto a nosotros, cómo no lo vamos a poder hacer, claro que lo podemos a hacer. (APLAUSOS).
Y yo quiero decirles algo, yo me siento Presidenta de todos los argentinos, pero me apasiona poder ayudar y seguir creciendo, porque miren el NEA y el NOA han liderado el crecimiento en la Argentina, cuando antes estaban aplastados y sin ninguna posibilidad. Sí aplaudan Misiones, aplaudan porque el NEA y el NOA ha superado la media nacional en crecimiento y lo han hecho con mucho esfuerzo, con mucha inversión también – obviamente – del Gobierno Nacional. Pero es necesario articular con mayor inteligencia, con mayor armonía para seguir este camino virtuoso.
Cuando alguien viene a la Unidad que trata los proyectos del crédito del Bicentenario no le preguntamos de qué provincia es, ni de qué partido es, ni de qué color es, le preguntamos cuál es el proyecto, qué vas a hacer, cuántos trabajos vas a generar, cuánto valor agregado vas a poner, cuánto de ciencia y tecnología. (APLAUSOS).
Otra cosa, que me apasiona y que es clave, la ciencia y la tecnología, pero nosotros no somos de hablar de la ciencia y la tecnología de pico, nosotros somos el Gobierno que ha elevado los salarios de las universidades nacionales y de nuestros investigadores del CONICEP como nunca los han tenido en toda su historia; somos – y lo digo con mucho orgullo – los que estamos articulando también la necesidad de que nuestras universidades se junten con las empresas para poder desarrollar polos científicos y tecnológicos, como el que estamos haciendo en Buenos Aires, donde vamos a tener una sucursal de la Fundación alemana más importante en materia de ciencia y tecnología, como es la Max Planck, la primera en América latina y va a estar aquí, en la Argentina, siento mucho orgullo de ello.
Y también siento mucho orgullo de esta tierra que da frutos maravillosos, que produce mieses, que produce ganado, pero también tengo mucho orgullo de la inteligencia argentina que produce una feria como la de Tecnópolis Ciencia y Tecnología, porque yo creo que tenemos que unir los continentes. Yo creo, amigos y amigas, que tenemos que unir los continentes allí en esa primera megaferia, muestra de la ciencia y la tecnología, no solamente lo que están haciendo actualmente y lo que se va a hacer, son los 200 años de la historia de la industria argentina. Fue nuestro país uno de los primeros del mundo que construyó un avión a propulsión.
¿Qué fue lo que nos pasó después? ¿Qué fue lo que nos pasó después? Por allá sentí una que dijo al fondo “la dictadura”, dijo otra cosa pero yo voy a hablar de la dictadura.
Yo creo que sería simplista y yo quiero ser sincera también porque sino, no sería yo; yo sé que muchas veces digo cosas que por ahí no me conviene a mí que las diga. Pero sería simplista decir que únicamente fue un sector uniformado la dictadura. Es imposible que haya pasado lo que pasó en la Argentina si no hubiera habido complicidad de sectores de la sociedad. Esto es así.
Pero son cosas que pasaron, tenemos que superarlas, son cosas que pasaron y tenemos que superarlas, no para refregárselas a nadie en la cara, sino, simplemente, para aprender y saber. Porque si uno no sabe cuáles fueron las cosas que hicieron mal, es muy probable que tampoco sepa las cosas que tenga que hacer bien. (APLAUSOS)
Por eso, el análisis y la reflexión deben ser lo más desapasionados posibles para poder construir esta Argentina que estamos haciendo entre todos. Y yo creo que en esos 4 continentes, que están representados en Tecnópolis, que son el Aire, el Fuego, el Agua y la Tierra, la combinación que uno logra de estos 4 continentes, la Tierra con el Agua, el Fuego con el Aire, el Fuego para fundir los metales de las máquinas, la Tierra cuando se junta con el Agua para producir el grano que alimenta el ganado…
Pero saben cuál es el quinto continente, la imaginación, el cerebro, la inteligencia, que es lo más maravilloso que tenemos en la República Argentina, nuestros recursos humanos, altamente calificados, altísimamente calificados. (APLAUSOS)
Y por eso hoy quería comentarles que acabamos de firmar un convenio entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Agricultura de la Nación. Vamos a destinar –y no quiero equivocarme y por eso lo voy a leer- las instalaciones del Aeródromo Alvear y del Arsenal de Fray Luis Beltrán para hacer polos científicos de desarrollo para pequeños y medianos productores con articulación con las universidades para que…
Porque, ¿cuál es uno de los principales problemas que tienen los pequeños y medianos productores? ¿Cuál es uno de los problemas que tienen pequeños y medianos productores? ¿Cuál es uno de los principales problemas? Permítanme, por favor, porque esto es importante entenderlo.
Muchas veces, nos embarullan tanto que terminamos discutiendo cosas que no les importan a nadie y cuando discutimos cosas que no le importan a nadie, es porque hay alguien muy poderoso que está seguro que quiere que sigamos discutiendo sobre esas cosas. Y yo no pienso hacerle el juego a ningún poderoso y quiero discutir y debatir las cosas importantes que tenemos que hacer los argentinos.
Y hemos pensado que en estos dos lugares, que tienen un fácil acceso portuario, o sea, fácil acceso a la hidrovía y gran capacidad de almacenamiento, se generen cooperativas de pequeños y medianos productores que no tengan que depender de las grandes firmas que luego manejan los precios. Muchas veces, obviamente, no es…
Yo no quiero…yo no tengo una visión demoníaca de la economía, yo tengo una visión de intereses de la economía, o sea, cada uno cuida sus intereses: los grandes su bolsillo y los chicos también cuidan su bolsillo; lo que pasa es que cuáles son los instrumentos que tienen unos y otros para cuidar no son los mismos. Y es allí donde el Estado tiene que proveerles a los más pequeños los instrumentos para que se asocien, se organicen, se articulen y formen verdaderos polos donde, no solamente puedan tener logística de almacenamiento y de transporte, sino que además, con ciencia y tecnología, puedan hacer esto que estoy reclamando desde el primer día que soy Presidenta y que es agregar valor a nuestras materia primas.
Somos el país, tengo el orgullo de decir que somos el país, de acuerdo con informes de la CEPAL, que no reprimarizó sus exportaciones. Esto que suena difícil de entender se los voy a traducir.
Esto significa que seguimos participando muy fuertemente en materia industrial en la exportación. Esto es valor agregado, es esto: aquí, cada tonelada de soja agrega dos veces y media su valor que cargarla en un camión para llevarla al puerto. Esto es lo que quiero a lo largo y a lo ancho de la Argentina, no solamente de Santa Fe.
Pero para que el señor Eurnekián decidiera hacer esta inversión, tuvo que haber un Estado que tomara dos medidas fundamentales: la primera, impulsar la promoción en términos fiscales del biocombustible y, en segundo lugar, tomar la decisión de obligar a agregar a las naftas una porción de biocombustible. Por eso es rentable y por eso también…Y por esta decisión, la fábrica alemana Ebonik ha decidido también venir a instalarse aquí a la Argentina y no a Brasil para producir una cosa muy difícil que es el proli…no me voy a acordar, pero no importa, es un nombre químico y yo soy amante…pero soy abogada, no se olviden. Y también, hace días, el Grupo Noble, me mostraban, fue increíble, porque cuando me vinieron a anunciar la nueva inversión también…No, pero es el Grupo Noble de los granos, perdón, hubo alguna confusión, me refería a la multinacional Noble Group con sede en Hong-Kong que tiene, ustedes saben, aquí, al lado de Timbúes, una importante inversión. Me mostraban las fotos, me trajeron las fotos de cuando fueron a hablar con el entonces presidente Kirchner de lo que era ese lugar antes de que ellos hicieran una inversión que ya han clavado, con la última inversión que van a hacer, 300 millones de dólares y me mostraban el terrero baldío y ahora podíamos ver cómo se había levantado esa planta y, fundamentalmente, iban a ampliar la planta y estaban ya ampliando el puerto. Esto se ha multiplicado y ustedes lo saben mejor que yo, producto de las políticas que hemos desarrollado.
Porque la pregunta es: ¿por qué si no antes? ¿Por qué sino solo después del año 2003? Es porque hemos creado las condiciones macroeconómicas que necesita un país para poder lograr su reindustrialización. (APLAUSOS)
Por eso, cuando por primera vez me acuerdo él vino de candidato a Las Parejas, si mal no recuerdo, allí la desocupación rondaba el 30 por ciento, porque nadie tenía trabajo.
Y entonces yo quiero decirles a todos los argentinos, a todos los santafesinos y a todos los hombres y mujeres que tenemos nuestra vida, nuestros sueños, nuestros hijos, nuestros muertos y los que están por venir también, porque eso es la vida también, ¿no?, nuestros muertos y los que vienen, todos aquí tenemos que tener un doble compromiso político y moral con poder acordar sobre cosas básicas que se conviertan en políticas de Estado.
Yo quiero que las cosas que hemos impulsado, que han significado el desendeudamiento, la reestructuración que hoy aletea en Europa. Le van a poner otro nombre, pero la reestructuración la van a hacer igual, porque no hay otra posibilidad.
Esa política de desendeudamiento, esa política de correcta administración de los recursos de las ex administradoras de fondos de pensión… Ayer daba los números: cuando impulsamos la ley en esa materia, que realmente nos costó también mucho porque, bueno, como cuando la ley…todo, todo nos ha costado porque siempre le hemos tenido que hacer, salvo honrosas excepciones, como la Ley de Servicios de Medios, que debo reconocerlo también se hizo con una amplitud muy grande, quiero decirles que cuando el Estado, no el Gobierno, porque yo quiero que ustedes sepan que uno es el Gobierno pero en realidad está representando al Estado argentino, tomamos esos recursos, el Fondo de Sustentabilidad de Garantía era de 78.000 millones de pesos; hoy, es de 192.000 millones de pesos, pero con muchos más beneficios de los que se daban en aquel momento donde el Estado terminó pagando al 60 por ciento de los que estaban en las administradoras de fondos de pensión, jubilados y pensionados, y además, bueno, ni qué acordarse de los que cobraban y de las jubilaciones mínimas.
Sin embargo, por comisiones, a valores actualizados, por aquellos 78.000 millones de pesos, cobraban 358 millones de pesos mensuales. Nosotros, el Estado, está claro que es el Estado, no es esta persona ni este sector político, el Estado, por administrar hoy 192.000 millones, tiene un costo de 4 millones y medio por mes. Estas son las diferencias también muchas veces en lo que hace a la correcta asignación de los recursos.
Porque no debemos olvidarnos, no hay mejor ámbito para generar y producir riqueza, que la empresa, que el sector privado. Yo suscribo totalmente esto, porque también hemos tenido las experiencias de un Estado empresario que ha sido nefasto para el país. Pero una cosa es no tener un Estado empresario y otra cosa es renunciar a los instrumentos indelegables que deben estar en manos del Estado para que esa riqueza que genera el sector privado, no sea lo que pasó en Estados Unidos, donde se fue concentrando de tal manera, que solamente el 1 por ciento controla el 40 por ciento de la economía.
Me lo decía el otro día el presidente de Kodak Argentina cuando me vino a entregar la primera cámara fotográfica digital hecha en la Argentina -gracias, Débora, por la firmeza también frente a eso- y hablaba de que unos años atrás, en Estados Unidos, el 80 por ciento era clase media; hoy solamente el 40 por ciento es clase media. En la formidable concentración de la riqueza también está una de las claves para entender la crisis del mundo desarrollado.
Y es allí donde ha fallado el Estado, porque es el Estado el que debe, a través de los instrumentos adecuados, legales, constitucionales, convertirse en el correcto asignador de los recursos que permitan sostener la demanda agregada, que permita que un trabajador pueda comprarse una bicicleta y mañana una moto y pasado un auto usado y luego un auto nuevo. Porque el que puede hacer eso acá, en los pueblos pequeños, termina favoreciendo a la cantidad de obreros que viven en Rosario y que trabajan en la planta de General Motors que produce autos y los que producen motos y los…
Esta es la maquinaria virtuosa del Estado de sostener esa demanda agregada vía salarial, vía Asignación Universal por Hijo, vía aumentos jubilatorios, vía consumo, en definitiva, y hoy también aumentando con inversiones en el sector privado la oferta para evitar las tensiones que se dan en todo proceso de crecimiento económico.
Esta es la clave y para esto pedimos ayuda, para esto pedimos colaboración, no para hacer ninguna cosa extraña. Hemos transformado el país y queremos seguir esta transformación que necesita ser tomada por todos, empoderar a la sociedad. Esto no puede ser de un sector político, hay que empoderar a la sociedad de estas conquistas, de estos avances y convertirlas en políticas de Estado.
Por eso, hoy, cuando estoy aquí, inaugurando esta ampliación de lo que va a constituir el doble de producción, cuando les anuncio que vamos a destinar esos dos lugares que hoy están sin uso para poder conformar estos polos que sirvan a pequeños y medianos productores, cuando anunciamos los préstamos que han recibido numerosas empresas, cuando estamos anunciando y construyendo las obras de infraestructura que están cambiando al país acá, en Misiones, en Corrientes, en la Patagonia, en el NOA, es simplemente el profundo amor que siempre he sentido por la patria y también la decisión, en todo caso, de ser recordada como una mujer que, con sus errores y sus aciertos, tal vez más errores que aciertos, ha puesto todo lo que tenía y todo lo que podía para mejorarles la calidad de vida a todos los argentinos.
Muchas gracias Santa Fe y los quiero mucho a todos y a todas.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA Cristina Fernández: “Mi sueño es agregar mucho valor a la producción y que la gente se quede en sus pueblos”

Martes, 19 de Julio de 2011
Cristina Fernández: “Mi sueño es agregar mucho valor a la producción y que la gente se quede en sus pueblos”

La Presidenta inauguró una planta de biodiesel en Puerto General San Martín, Santa Fe, y puso la piedra fundamental de una segunda en la que la compañía Unitec Bio invertirá u$s 70 millones. Además, se comunicó con Misiones y Corrientes para firmar convenios de tendido de alta tensión. Durante el acto sostuvo que “Santa Fe ha crecido, pero por debajo de la media nacional. Es necesario que supere la media nacional”.
La Jefa de Estado inauguró esta tarde una planta de biodiesel de la compañía Unitec Bio en Puerto General San Martín, provincia de Santa Fe, y colocó la piedra fundamental de una segunda planta que construirá esa empresa y en la que invertirá u$s 70 millones.
La nueva dependencia producirá 240.000 toneladas de biodiesel anuales e iniciará su producción durante el segundo semestre de 2012.
Desde allí, dialogó mediante videoconferencia con Misiones y Corrientes donde se firmaron contratos de obra para la conexión de líneas de alta tensión.
La Presidenta sostuvo que el anuncio de la segunda planta de la compañía Unitec Bio “va a significar el doble de producción de biodiesel aquí en Puerto San Martín”, y consideró que “es un poco lo que está pasando a lo largo y a lo ancho del país”.
“Yo tengo un sueño, creo que tenemos todos el mismo sueño: que podamos agregar mucho valor a los productos primarios, y que la gente se quede en sus pueblos de origen”, sostuvo la jefa de Estado.
Señaló que Argentina “el año pasado ha logrado un crecimiento del 9,2%, hemos logrado un 80% del PBI en estos años”. “Con políticas que fueron duramente criticadas, aún ahora no son entendidas. Crecimos el año pasado el 9,2% y no logré que me aprueben el Presupuesto, que no es el presupuesto de Cristina, sino el de todos los argentinos”, remarcó.
En ese sentido, comparó al país con una familia: “Cuando se trata de la subsistencia, del desarrollo, se ponen de acuerdo, aunque se sigan peleando en otras cosas”. “Se alzan algunas voces cuando tomamos medidas destinadas a defender a la industria metalmecánica, para evitar que nos llenen de productos que tal vez sean más baratos, pero sabemos que en definitiva le sacan el empleo a los santafesinos”, afirmó.
Asimismo, defendió la decisión de pagar deuda con reservas del Banco Central, al señalar que “si no hubiéramos utilizado esas reservas, no hubiéramos podido poner estos 145 millones de pesos acá, sino que los tendríamos que haber utilizado para pagar a nuestros acreedores, y a una mayor tasa”. “Lo tuvimos que hacer en soledad. Obama tiene mas suerte que yo, porque le aprobaron el presupuesto una hora antes”, se lamentó.
Por otra parte, Cristina Fernández recordó que UnitecBio realiza esta inversión con financiamiento del Programa del Bicentenario, pero indicó que “no es solamente una gran compañía como Corporación América las que reciben esta financiación. Son más de 5.500 millones de pesos solamente aquí en la provincia de Santa Fe, que se convierte en la tercera provincia en recibir beneficios a su industria”.
La Presidenta consideró que “es muy importante trabajar en equipo y tirar para el mismo lado. Cuando los trabajadores no se sienten bien con la empresa, es muy difícil lograr los objetivos”.
Sostuvo que los logros que realizó el país fueron porque “Argentina decidió apartarse del manual del Consenso de Washington, en los años 90. Yo recuerdo lo que era Santa Fe, Rosario, el país, sin industrias, sin trabajo”. “Cuando un hombre con el 22% de los votos se hizo cargo del gobierno del país, teníamos un 54% de pobreza, y un 30% de indigencia. Teníamos además el 25% de los argentinos sin trabajo. Los chicos a la escuela iban a comer, no a aprender o a estudiar”, rememoró.
Enfatizó que se debió luchar “contra la corriente de afuera y contra la corriente de adentro, por lo que se nos hizo más doloroso. De tanto nadar contra la corriente, hemos sacado unos músculos que nos dan una fuerza para seguir trabajando”.
Por otro lado, la Presidenta señaló que “en cada pueblo, en cada ciudad, debemos conformar cooperativas y asociaciones de productores para agregar valor allí, para obtener mayor participación del productor en la cadena de valor”. “Si los productores sólo se quedan en la producción primaria, son otros los que se quedan con esa cadena de rentabilidades. Santa Fe es la cuna del cooperativismo, tienen mucha experiencia para hacerlo. Y lograr de esta manera, crecer más”, subrayó.
A continuación, afirmó que “es cierto que Santa Fe ha crecido, pero ha crecido por debajo de la media nacional. Es necesario que crezca al mismo nivel o más todavía”. “El NEA y el NOA han superado la media nacional de crecimiento, lo han hecho con mayor inversión”, destacó.
La jefa de Estado afirmó sentir “mucho orgullo de esta tierra que da frutos maravillosos. Pero también tengo mucho orgullo de un país que produce una muestra como Tecnópolis, de ciencia y tecnología”. Rememoró que “fue nuestro país uno de los primeros del mundo que construyó un avión a propulsión. ¿Qué fue lo que nos pasó después?”, se preguntó. “Son cosas que han pasado y tenemos que superarlas. No para refregárselas a nadie, sino para aprender. Si uno no sabe las cosas que hizo mal, es difícil que sepa cuáles son las cosas que debe hacer bien”, estimó.
Comentó que en la muestra Tecnópolis, además de los cuatro continentes (el agua, el aire, el fuego y la tierra), hay un quinto que “es la imaginación, lo más maravilloso que tenemos en la Argentina, nuestros recursos humanos, altísimamente calificados”. En ese sentido, anunció que se firmó “un convenio entre el Ministerio de Defensa y el ministerio de Agricultura de la Nación. Vamos a destinar las instalaciones del aeródromo de Fray Luis Beltrán, para hacer polos científicos y tecnológicos para pequeños y medianos productores”.
Aseguró que inversiones como las anunciadas hoy por la compañía UnitecBio fueron posibles gracias a dos decisiones del Estado: “La primera, impulsar la promoción en términos fiscales del biocombustible. Y en segundo lugar tomar la decisión de agregar a las naftas una parte de biocombustible; por eso es rentable”.
“Le quiero decir a todos los santafesinos, a todos los argentinos, que tenemos nuestros muertos y los que vienen, todos aquí debemos tener un doble compromiso político y moral sobre cosas básicas que se conviertan en políticas de estado”, señaló. Y agregó que “una cosa es no tener un Estado empresario, y otra es tener en manos del estado las herramientas necesarias para que la riqueza formada por las empresas no se concentre en pocas manos como está pasando en EE.UU.”.
Asimismo, remarcó que “es el estado el que debe convertirse en el correcto asignador de los recursos que permitan sostener la demanda agregada, que permitan que un trabajador se compre una bicicleta, y luego una moto, y luego un auto usado, y luego uno nuevo”. “Esta es la maquinaria virtuosa del Estado, de sostener esa demanda agregada, via salarios, vía asignaciones”, recalcó.
Por último, la Presidenta pidió “ayuda, colaboración” para los desafíos que viene. “Hemos transformado al país, esto no puede ser de un solo sector político: hay que empoderar a la sociedad de estas transformaciones y convertirlas en políticas de estado”, subrayó. Y concluyó diciendo que pretende “ser recordada como una mujer que, con sus errores y aciertos, ha puesto todo lo que tenía y todo lo que podía para mejorarle la calidad de vida a todos los argentinos”.
Previamente, el gobernador santafesino Hermes Binner, afirmó que “Santa Fe es una de las provincias más ricas y generosas”. Destacó que se está ”viviendo un momento excepcional de la agroindustria”.
El mandatario consideró que “el campo permite seguir creciendo, y seguir construyendo una sociedad mejor”. Y remarcó que inversiones como la anunciada hoy forman parte de “un salto tecnológico, un salto de calidad que la Argentina está dando”.
Por su parte, el titular de Corporación América, Eduardo Eurnekian, señaló que con el nuevo emprendimiento, la firma pasará “de 250 mil a 500 mil toneladas de producción anual” de biodiesel. Y destacó que “el 50% de las máquinas y equipos serán fabricadas en Argentina”.
La Presidenta arribó al aeropuerto “Malvinas Argentinas” de la ciudad de Rosario, donde fue recibida por el gobernador Binner. Desde allí, se trasladó en helicóptero hasta la planta industrial.
Al llegar a la planta de Biodiesel de Unitec Bio, Cristina Fernández recorrió las instalaciones que ya están en funcionamiento y descubrió una placa recordatoria.
De la actividad participaron también el presidente de Unitec Bio, Hugo Eurnekian; el intendente de Puerto General San Martín, Carlos De Grandis. La jefa de Estado estuvo acompañada por los ministros de Industria, Debora Giorgi; de Planificación Federal, Julio De Vido; el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli; y el presidente del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi.
Conexión de la línea de Alta Tensión en Misiones
Durante el acto, la Presidenta se comunicó con la ciudad de Posadas donde se firmó un contrato para la conexión de la línea de Alta Tensión. Dialogó con la vicegobernadora de Misiones, Sandra Daniela Giménez y con el presidente de Energía de Misiones S. A. (EMSA), Sergio Ferreyra.
Giménez destacó la inversión realizada para “llevar el desarrollo al norte misionero”. Le agradeció a la Presidenta los “235 millones de pesos que ud. nos ha concedido como parte de un derecho para hacernos iguales”.
Por su parte, Ferreyra aseguró que “necesitábamos imperiosamente esta línea de alta tensión para llevar este vital elemento a los hermanos del norte de la provincia”.
La obra consiste en la ampliación la “Línea de Alta Tensión de 132 Kv” y unirá a la ciudad de Candelaria con puerto Mineral. Además se construirán las estaciones transformadoras en las ciudades de Gobernador Roca, Puerto Mineral y Jardín América.
Este contrato se firma en el contexto del “Programa del Norte Grande”, y lo refrendan el secretario de Energía, Daniel Cameron, la vicegobernadora y el titular de EMSA.
Conexión de la línea de Alta Tensión en Corrientes
Luego, Cristina Fernández dialogó por videoconferencia con el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, el secretario de Energía de Corrientes, Marcelo Gatti y con el Intendente de Goya, Ignacio Osella, quienes se encontraban en el Salón Amarillo la Casa de Gobierno provincial.
En el acto se firmó el contrato de obra para la conexión de la línea de Alta Tensión que unirá la estación transformadora de la ciudad de Mercedes con la estación transformadora de Goya.
Colombi aseguró que “esta obra es de significativa importancia para la provincia. Va a permitir encauzar a parte del sudeste de la provincia”. “La inversión supera los 170 millones de pesos”, señaló y agregó que estaría terminada a fines de 2012.
Por su parte, Gatti consideró “es una obra realmente estratégica. Desde la construcción de la red que conecta a Goya y su zona de influencia, los profesionales hablaban de esta obra”
El Contrato fue firmado por el subsecretario de Energía Eléctrica de la Nación, Luis Alberto Beuret, por el representante del Comité Administrador del Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal, Sebastián Chiola y el representante de la empresa Electrto Ingeniería S.A., Osvaldo Acosta.
También se encontraban presentes en el acto en la gobernación correntina el vicegobernador, Pedro Braillard Pocard y el intendente de Corrientes, Carlos Mauricio Espínola.

Nube de etiquetas