Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Gran Bretaña’

Encuentro entre Cristina Fernández y David Cameron en la cumbre del G-20: declaraciones del canciller Héctor Timerman y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro

Encuentro entre Cristina Fernández y David Cameron en la cumbre del G-20: declaraciones del canciller Héctor Timerman y el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro
SCOCCIMARRO.- Esto sucedió cuando estaba trabajando la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, ahí en la reunión del G-20, asistida por el canciller. Se acercó el primer ministro de Gran Bretaña a la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner para agradecerle el apoyo a la creación de un Banco europeo, que actúe como prestamista de última instancia a efectos de disipar los temores sobre el euro. La Presidenta le dijo que había visto los principales portales de los medios internacionales que no reflejaban optimismo respecto de los resultados de la Cumbre de los líderes del G-20; en ese momento el primer ministro inglés la interrumpió a la Jefa de Estado argentina exigiéndole respetar el referéndum de los isleños. La Presidenta que tenía entre sus papeles un sobre con todas las resoluciones, de Naciones Unidas, sobre la cuestión de Malvinas le dijo que se las quería entregar porque lo que realmente había que respetar eran las casi 40 resoluciones, de la Asamblea de Naciones Unidas, y su Comité de Descolonización.
El ministro le contestó que no iba a hablar sobre soberanía, a lo que la Jefa de Estado le respondió que ella tampoco pretendía hablar sobre soberanía y que sólo quería dialogar, tal cual lo ordenan las resoluciones de Naciones Unidas, y le quería entregar el sobre en mano. El ministro se negó a recibir el sobre y se retiró a su banca. Eso es lo que pasó, eso es lo que le quiere mostrar el canciller.
TIMERMAN.- Este es el sobre que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner quiso entregarle al premier británico mostrándole las 40 resoluciones de Naciones Unidas, de su Asamblea General, así como de su Comité de Descolonización, exigiendo que haya un diálogo entre Gran Bretaña y la Argentina para resolver la cuestión Malvinas.
El primer ministro se dio media vuelta, se retiró sin querer recibir el sobre.
PERIODISTA.- Señor canciller, ¿cómo analizan ustedes este cruce entre la Presidenta de la Nación y el premier británico, si es la primera vez que sucede y además cuál es el análisis que hizo la Presidente, que le comunicó a usted después de este cruce?
TIMERMAN.- Bueno, obviamente es la primera vez que se produce este diálogo. El análisis que nosotros hacemos es que este no era el lugar, acá se está hablando sobre la crisis europea que azota a todos los demás países del mundo; el lugar para hablar de la cuestión Malvinas era la semana pasada, en el Comité de Descolonización. Ahí estuvo presente la Presidenta argentina y ausente el primer ministro. Esto demuestra que hay que saber que en el multilateralismo – cuando uno lo respeta en serio – habla de los temas que hay que hablar en los lugares donde hay que hablar. No obstante, a esto la Presidenta que venía de las Naciones Unidas tenía las resoluciones y le dijo: “respetemos a las Naciones Unidas, ustedes tienen que respetar a las Naciones Unidas”. El primer ministro se dio media vuelta y se retiró.
PERIODISTA. – ¿Cómo se dio esta reunión? ¿Fue Cameron el que se acercó a Cristina?
TIMERMAN.- La Presidenta estaba trabajando en su banca, en el tema del plan de acción, que se va a aprobar esta tarde, cuando el primer ministro inglés se acercó y pidió dialogar. Comenzó hablando del Banco Central de Europa y terminó hablando de las Malvinas.
PERIODISTA.- ¿O sea el que introduce el tema Malvinas es Cameron?
TIMERMAN.- Absolutamente, el que introduce el tema Malvinas en la reunión del G-20, es el primer ministro Cameron.
PERIODISTA.- ¿Para tener una postura ratificando el referéndum?
TIMERMAN.- Exactamente, lo que sucede es que el lugar para hacer eso era el reunión del Comité de Descolonización, en la cual él estuvo ausente.
PERIODISTA.- Sin embargo, ¿la Presidenta tenía en sus manos el sobre para si se producía esto entregarlo?
TIMERMAN.- No, no, la Presidenta tenía el sobre porque estaba entre los papeles de trabajo que ella traía desde Nueva York.
PERIODISTA.- ¿Más allá de lo extemporáneo a ustedes los sorprendió o no?
TIMERMAN.- A mí no me sorprende, lo que me sorprende es la ausencia del primer ministro en la reunión del Comité de Descolonización, eso fue un rechazo a las Naciones Unidas y es un rechazo al diálogo. Acá había que hablar de la crisis que está sufriendo Gran Bretaña y el resto de Europa.
PERIODISTA.- ¿Ratificó – de alguna manera – el rechazo al diálogo también Cameron al no querer recibir el sobre? ¿No?
TIMERMAN.- Obviamente, porque los Estados tenemos la obligación de dialogar y de analizar y recibir los papeles que otro Estado nos hace entrega. Eso es lo que yo manifesté en las Naciones Unidas, luego de la reunión del Comité de Descolonización, cuando nosotros quisimos entregarle un sobre y el primer ministro británico se negó a recibirlo.
PERIODISTA.- Después de esta ida y vuelta, ¿cómo podría calificar – usted canciller – hoy la relación con Gran Bretaña?
TIMERMAN.- La relación con Gran Bretaña es la relación que tenemos con Gran Bretaña, donde un tema fundamental es el tema del diálogo que nos impone las Naciones Unidas. Lo que si quiero decirles es que la Argentina siempre está dispuesta a dialogar y también nos damos cuenta que el aumento que ha habido en el mundo del apoyo a la posición argentina está haciendo mella en el gobierno británico, que por primera vez en muchos años, en décadas – diría yo – se ve obligado a responder públicamente una actitud que nosotros consideramos va en contra y es violatoria de los acuerdos de las Naciones Unidas. Muchas gracias.

ARGENTINA La Presidenta reiteró ante el primer ministro británico el pedido de diálogo sobre Malvinas

Martes, 19 de Junio de 2012
La Presidenta reiteró ante el primer ministro británico el pedido de diálogo sobre Malvinas

Cristina Fernández y David Cameron mantuvieron un diálogo durante la segunda sesión plenaria de la cumbre del G-20, que se realiza en Los Cabos, México. Ante el pedido del premier británico de respetar la voluntad de los habitantes de las Malvinas, la Jefa de Estado le solicitó acatar las resoluciones de la ONU que instan a dialogar a ambas naciones.
Durante la segunda sesión plenaria de la cumbre del Grupo de los 20, que se realiza en la ciudad mexicana de Los Cabos, la presidenta Cristina Fernández mantuvo un diálogo con el primer ministro británico David Cameron, a quien le volvió a reclamar restablecer las negociaciones entre ambas naciones por la soberanía de Malvinas.
Según relató el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, Cameron se acercó a Cristina Fernández para agradecerle su apoyo a la creación de un banco europeo, que actúe como prestamista de último término.
Cuando la Jefa de Estado argentina le comentó que había leído en los diarios europeos que no eran muy optimistas sobre las definiciones del G20, el primer ministro británico “la interrumpió exigiéndole respetar el referéndum” de los habitantes de las islas Malvinas.
La mandataria le aseguró que “no quería hablar de soberanía, solo quería dialogar, que es lo que establecen las resoluciones de las Naciones Unidas”. A continuación, la Presidenta le quiso entregar un sobre con las 40 resoluciones de la ONU, pero el primer ministro “se negó a recibir el sobre y se retiró a su banca”.
Por su parte, el canciller Héctor Timerman remarcó que “la ocasión para hablar sobre la cuestión Malvinas era la semana pasada en el Comité de Descolonización de la ONU. La presidenta estuvo y el primer ministro no fue” y aseguró que a la Cumbre del G20 “se venía a hablar sobre la crisis”.
Respecto a la relación con Gran Bretaña, el ministro resaltó que “un tema fundamental es el diálogo que nos imponen las Naciones Unidas”. Y agregó que el “aumento de apoyo a la posición argentina está haciendo mella en el gobierno británico, que por primera vez en décadas se ve obligado a responder públicamente”, al tiempo que consideró que la actitud británica es “violatoria de las resoluciones de las Naciones Unidas”.

ARGENTINA Alicia Castro aseguró que “Malvinas es una causa regional”

02 DE MAYO
Alicia Castro aseguró que “Malvinas es una causa regional”
FUENTE: SALA DE PRENSA – CABA
http://www.prensa.argentina.ar/2012/05/02/30259-alicia-castro-aseguro-que-malvinas-es-una-causa-regional.php
La embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, afirmó que la Argentina “quisiera que exista un diálogo con Gran Bretaña”. Aseguró que la posición del país “es actual, del siglo XXI, de la paz y está atenta a la construcción de un mundo multipolar”.
“Malvinas no es una causa solamente argentina, es regional, Latinoamérica está defendiendo su territorio y sus recursos y está rechazando que haya un enclave colonial al sur de su territorio” expresó Alicia Castro.

La diplomática expresó que “en este momento, el gobierno de (el primer ministro David) Cameron y (el ministro de Relaciones Exteriores William) Hague, expresa que quieren elevar y potenciar las relaciones con América Latina, tienen que saber que no van a poder hacerlo si no se sientan a negociar la soberanía de las Malvinas”.

Por su parte, la embajadora desmintió la cobertura realizada por el diario Clarín de su participación en la conferencia del canciller, William Hague. Aclaró que no interrumpió al ministro inglés y que su intervención la realizó cuando le cedieron la palabra.

La embajadora explicó que “todo ocurrió en una conferencia que brinda el canciller británico sobre derechos humanos, es un reporte anual y por lo tanto se hace en un ambiente de mucho público, de mucha expectativa y había varios diplomáticos, medios, organizaciones civiles sobre todo vinculadas con los derechos humanos”.

“En el reporte, continuó, del que dan una copia escrita, en el capítulo ocho, dice promocionando los derechos humanos en territorios de ultramar y ahí mencionan las Falkland Islands, en la versión del gobierno británico, de modo que era una pregunta totalmente pertinente que hice en el momento que el canciller abrió la sesión a preguntas” sostuvo Castro.

La embajadora agreró que cuando el canciller Hague le dio la palabra le recordó que “de acuerdo a las resoluciones de Naciones Unidas, a partir de la resolución 2065 del año 1965, que reconoce la existencia de un conflicto entre Argentina y Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas, la comunidad internacional, todas las cumbres multilaterales, un grupo de premios Nobel de la paz están reclamando el diálogo y la negociación”.

En ese sentido, aclaró, sus preguntas fueron: “¿Está su gobierno abierto al diálogo? ¿Vamos a darle una oportunidad a la paz?´; esas fueron mis preguntas y el canciller intentó interrumpirme, pero no me dio después ninguna respuesta”

“Dan una sóla respuesta que es como un estribillo diciendo que lo más importante para el Reino Unido es la autodeterminación de los isleños, sin dar ninguna explicación del porqué no dialogan”, concluyó Castro.

ARGENTINA “Le quiero pedir al primer ministro británico que alguna vez le den una oportunidad a la paz”, afirmó la Presidenta

Martes, 07 de Febrero de 2012
“Le quiero pedir al primer ministro británico que alguna vez le den una oportunidad a la paz”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández anunció que la República Argentina denunciará formalmente ante la Organización de las Naciones Unidas la “militarización del Atlántico Sur”, por parte de Gran Bretaña. Fue durante el acto en el que firmó el decreto por el que se resuelve la desclasificación del Informe Rattenbach, en el que se denunciaban los delitos e irregularidades cometidos durante la Guerra de Malvinas, en 1982. Además, informó que en los próximos días se habilitará el Hospital de Salud Mental Islas Malvinas destinado a los ex combatientes del conflicto bélico.
La presidenta Cristina Fernández firmó hoy, durante un acto en la Galería de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa de Gobierno, el decreto por el que se desclasifica el Informe final de la comisión encabezada por el general Benjamin Rattenbach, sobre las irregularidades y delitos cometidos durante la Guerra de Malvinas, en 1982. Mediante el decreto se forma una comisión integrada por un miembro del Ministerio de Defensa, uno del Ministerio de Relaciones Exteriores y el coronel Agustín Rattenbach, hijo del militar que presidió la comisión que redactó el informe. Dicha comisión deberá aconsejar a la Presidenta de la Nación sobre los puntos que pueden ser desclasificados para su difusión al país y al resto del mundo.
La jefa de Estado destacó la presencia en el acto del conjunto de la sociedad, expresada por los partidos políticos, los representantes del trabajo, de los organismos de derechos humanos, los representantes de las empresas”, lo cual –señaló- demuestra que la causa de Malvinas “es una política de estado, política nacional”.
Expresó que a partir de la desclasificación del secreto sobre el informe de la Comisión Rattenbach, “en 30 días más el Estado argentino va a dar a conocer no solo a los ciudadanos argentinos, sino al mundo entero” lo investigado por ese cuerpo.
La Presidenta afirmó que la decisión de hoy “tiene que ver con uno de los pilares que hemos sostenido desde 2003, que es el de memoria, verdad y justicia”, a los que agregó “los pilares de democracia y soberanía”. “Democracia, que es nada más ni nada menos que los gobiernos que salen de la voluntad popular, por el voto mayoritario del pueblo. Esa es la primera soberanía, la soberanía popular. Sin esa soberanía, no puede haber ningún tipo de soberanía hacia adentro o hacia afuera de cualquier gobierno”, enfatizó.
En ese sentido, Cristina Fernández remarcó que “no se puede achacar al pueblo argentino una decisión” como la tomada por la dictadura militar en 1982 de ocupar las islas Malvinas, “y en base a esa decisión negarse a cumplir con lo que dicta las Naciones Unidas”.
Recordó que “el 2 y 3 de enero del año que viene se van a cumplir 180 años de la usurpación y el despojo de nuestras islas Malvinas”.
La Presidenta subrayó que “Malvinas ha dejado de ser una causa sólo de los argentinos, para transformarse en una causa de los americanos, de Latinoamérica, y en una causa global”.
Respecto a las opiniones sobre que “en aquel momento el pueblo argentino apoyó la guerra”, comentó que “el plan original había sido un plan de “toco y nos vamos”. Izar el pabellón nacional y luego retirarse. Hechos que se produjeron en la sociedad, y los medios de comunicación que convirtieron en causa masiva esto, nació en la dictadura la idea de “quedarnos y meternos””. “En realidad ningún acto de la dictadura militar puede ser relegitimado por el apoyo que tuvo por parte de algunos habitantes”, sentenció.
Protesta ante las Naciones Unidas
La Presidenta de la Nación sostuvo que la causa Malvinas “se ha transformado en causa regional y global, porque hemos desplegado un fuerte reclamo y una fuerte política hacia todos los países de América”. Aseguró que “es un anacronismo en el siglo XXI seguir manteniendo colonias. Hay sólo 16 casos en todo el mundo, 10 de Inglaterra”. Y puntualizó que “en estos días recrudece el reclamo de España por el Peñón de Gibraltar” en poder de Gran Bretaña.
Apuntó que la causa de Malvinas “es regional y global también porque vemos como se están depredando nuestros recursos naturales”. Consideró que “las grandes batallas del siglo XXI van a ser sobre los recursos naturales”, al tiempo que destacó que muchos de ellos están en poder “de los países de nuestra región”.
La jefa de Estado aseveró que “es también una causa regional y global porque están militarizando el Atlántico Sur una vez más”. “No podemos interpretar de ninguna otra manera, por el mayor esfuerzo y voluntad que pongamos, el envío de un destructor acompañando al heredero real”, resaltó.
Por dicho motivo, expresó: “Vamos a repudiar esta militarización del Atlántico Sur. Porque lo que vamos a preservar es una región donde la paz impera, donde hemos tenido conflictos y los hemos resuelto sin ningún conflicto armado, entre los propios sudamericanos”.
A continuación, la Presidenta anunció que instruyó “al canciller para que presente ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una protesta formal por esta militarización del Atlántico Sur, que implica una grave amenaza a la paz de la región”. “Vamos a hacer también la protesta ante la Asamblea de las Naciones Unidas”, señaló.
Cristina Fernández sostuvo: “Que nadie espere de nosotros ninguna respuesta que esté por fuera de la política y de la dilplomacia”. “Somos gente que ha sufrido demasiado la violencia dentro de nuestro país. No nos atraen los fuegos de las armas, ni de las guerras”, aseveró.
Consideró que “ningún lugar puede ser un trofeo de guerra. Nosotros no creemos en los trofeos de guerra”.
Hospital de Salud Mental para ex combatientes
Por otra parte, la jefa de Estado anunció la pronta inauguración del hospital de Salud Mental Islas Malvinas. Señaló que se trata de “un viejo reclamo de los hombres que combatieron en suelo malvinense”.
Recordó que “hay 439 ex combatientes que se suicidaron. Este hospital va a estar en lo que fue el Instituto Geográfico militar, y es un largo reclamo de los ex combatientes.”
Reclamo a Gran Bretaña
Para terminar el discurso, la Presidenta afirmó: “Vamos a seguir firmes. El 14 de junio estaremos en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas, argumentando. Esperamos que nos acompañen las demás fuerzas políticas”.
Por último, expresó: “Le quiero pedir al primer ministro británico que alguna vez le den una oportunidad a la paz”. Y concluyó: “A los muertos en la guerra les decimos honor y gloria en nombre de todos los argentinos”.
La presidenta Cristina Fernández estuvo acompañada durante el acto el vicepresidente Amado Boudou, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, y el coronel Augusto Benjamín Rattenbach.
Asimismo, concurrieron gobernadores, legisladores, jueces de la Corte Suprema de la Nación, dirigentes de los partidos políticos, representantes de los organismos de derechos humanos, de organizaciones de ex combatientes, así como de las centrales sindicales y empresariales.

Nube de etiquetas