Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Fuerzas Armadas’

ARGENTINA La Presidenta encabezó la ceremonia de ascenso de oficiales de las Fuerzas Armadas

Jueves, 19 de Diciembre de 2013

La Presidenta encabezó la ceremonia de ascenso de   oficiales de las Fuerzas Armadas

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner   encabezó la ceremonia de ascenso de oficiales de las Fuerzas Armadas, en un   acto que se llevó a cabo en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

La Primera Mandataria entregó los sables   correspondientes al jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Mario Miguel   Callejo; al jefe de la Armada, vicealmirante Gastón Erize; al jefe del   Ejército, teniente general César Milani; y al jefe del Estado Mayor Conjunto,   general de división Luis María Carena, entre otros oficiales de las tres   fuerzas.

El acto se inició la lectura de los decretos de ascenso y luego monseñor   Pedro Candia, administrador del obispado castrense, bendijo los sables de los   oficiales de la Fuerza Aérea, el Ejército y la Armada.

Cristina Fernández estuvo acompañada por el jefe de Gabinete, Jorge   Capitanich; el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el ministro del Interior y   Transporte, Florencio Randazzo; el ministro de Economía, Axel Kicillof; el   secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; y el secretario   general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

 

Anuncios

ARGENTINA Palabras de la Presidenta: cena de Camaradería de las FFAA

Palabras de la Presidenta: cena de Camaradería de las FFAA
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ,EN LA CENA DE CAMARADERÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS, EN EL EDIFICIO LIBERTADOR, MINISTERIO DE DEFENSA
Muy buenas noches a todos y a todas; señor ministro de Defensa; señores Jefe de cada una de nuestras Fuerzas, de nuestras Fuerzas Armadas: Ejército Argentino, Fuerza Aérea y Armada Argentina; oficiales superiores, aquí presentes; invitados e invitadas especiales: en esta nueva noche en que nos encontramos en la habitual Cena de Camaradería de las Fuerzas Armadas, este año con posterioridad al 107 aniversario de nuestra Independencia, que festejáramos ayer, en la Ciudad de Tucumán, creo que es una buena oportunidad para reflexionar a partir de lo que ha sido la reformulación o la reestructuración del ministerio de Defensa, de las exigencias y los desafíos, que nos plantea al Estado argentino y a sus Fuerzas Armadas, como parte de ese Estado, esta nueva etapa: la creación de una Secretaría de articulación militar para la emergencia, que algunos definen como una tarea auxiliar, pero decíamos, el otro día, con el ministerio de Defensa, la solidaridad con el prójimo y con la comunidad jamás puede ser una tarea auxiliar de ningún argentino y mucho menos de sus Fuerzas Armadas. Es, al contrario, una tarea esencial, primero, porque creo que el concepto de defensa de un país, no solamente debe aludir a lo estrictamente militar. Sin lugar a dudas, ustedes se preparan y tienen una preparación militar porque, bueno, son las Fuerzas Armadas de la Nación, pero el concepto de defensa nacional, siempre lo he concebido como un concepto más integral, más abarcativo que meramente lo militar, sino que hace al bienestar, a la defensa y al buen estado de nuestra población, que es, en definitiva, a quienes tenemos que defender, representar los gobernantes y defender, como lo han jurado fielmente los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas.
Por eso, la decisión de crear esta Secretaría tuvo como eje, también, la experiencia muy exitosa, que se llevó a cabo ante una tragedia que sufrimos en la ciudad de La Plata, donde las Fuerzas Armadas en un despliegue territorial, junto al ministerio de Seguridad, junto al ministerio de Desarrollo Social y junto a miles de jóvenes voluntarios, cubrieron las necesidades de una ciudad que había sido prácticamente devastada.
Yo charlaba con las autoridades de la Ciudad, con las autoridades de la Provincia y si no hubiéramos logrado esta pronta articulación, esta pronta y rapidísima actuación que tuvimos en el territorio, bueno, creo que hubiéramos estado en severos problemas. Esto nos lleva -y ante lo que pasa no solamente en nuestro país, sino en el mundo entero- a concebir la actuación y la intervención de los sectores que han sido también preparados para este trabajo, por entrenamiento, por despliegue territorial, por capacidad operacional, por número de efectivos, por preparación de esos efectivos en un instrumento más que eficaz para enfrentar este tipo de cuestiones.
Y por eso, la tarea, que vamos a llevar, en forma conjunta. Por eso, también, hemos decidido que, por ejemplo, Defensa Civil pase del ministerio del Interior al ministerio de Seguridad, en esta, entre otras reestructuraciones, de manera tal de que podamos ir en una unidad ejecutora, que seguramente se deberá constituir. La idea es constituir unidades móviles de emergencia, en distintas partes del territorio argentino en donde se encuentra asiento, por ejemplo, en bases del Ejército que es, obviamente quien mayor despliegue territorial tiene, para poder allí tener unidades móviles que puedan desplegarse rápidamente en el territorio para enfrentar contingencias, fundamentalmente, aquellas que no están previstas. Lo que está previsto, obviamente, parece una obviedad, pero siempre hay que explicar las obviedades en la Argentina, lo que está previsto normalmente tiene que funcionar bien; lo que no suele funcionar bien es lo imprevisto, pero tenemos que estar nosotros organizados, preparados y articulados para lo imprevisto. Esa es nuestra obligación y ese es el rol precisamente de la Secretaría.
Hemos designado al frente de la misma a una experta reconocida internacionalmente que ha tenido actuación en diversos escenarios internacionales y que está especialmente preparada para ello, como lo ha demostrado, precisamente, cuando todavía era miembro del ministerio de Seguridad y tuvo su actuación en la ciudad de La Plata.
Le voy a encomendar especialmente al ministro de Defensa, al ministro de Seguridad, al ministro de Planificación también, porque se requieren desde elementos que por allí contamos en otras dependencias, como Vialidad Nacional, como Recursos Hídricos que pueden complementarse con las ya existentes unidades y lo que no adquirirlo para conformar no menos de cinco o seis unidades móviles de emergencia que puedan desplegarse por todo el territorio nacional. En eso estamos trabajando muy fuertemente.
Pero también, es muy importante incorporar a nuestras Fuerzas Armadas a la tarea de desarrollo integral en la infraestructura del país. Lo hemos comenzado a hacer en la Armada con la recuperación de los astilleros Tandanor y Domeq que están desempeñando una tarea eficaz. Y también en esta reestructuración hemos dispuesto precisamente que Fabricaciones Militares, que estaba en la órbita del ministerio de Planificación, pase a su natural ámbito, como su nombre lo indica, que es precisamente el ministerio de Defensa.
¿Cuál es el propósito? Ya uno de ellos está en marcha: el convenio de cooperación entre el ministerio del Interior y Transporte y el ministerio de Defensa, que es el objeto de renovación de vías y obras de la traza del Belgrano Cargas y logística de la Sociedad Anónima Belgrano Cargas. Es más, hemos decidido que un integrante del Ejército forme parte de ese directorio.
Charlábamos con un general, que originalmente Ingenieros, se llamó Batallón de Ferrocarrileros porque, en realidad, estaban pensados, precisamente, para la extensión de todas las vías férreas de nuestro país, que entre este convenio, esta reconstrucción y fabricación de vagones nuevos de carga por parte de Fabricaciones Militares.
Esto es muy importante, tiene que ver no solamente con este nuevo rol, sino esencialmente, con recuperar al ferrocarril argentino de cargas como un elemento fundamental en la competitividad de la economía argentina y en la posibilidad, además, de alcanzar las metas de producción agroalimentarias, que de alcanzarlas, tal cual está previsto en nuestro Plan Agroalimentario, sería imposible transportarlas por camiones, sería imposible y necesitamos, entonces, del Belgrano Cargas y que este cumpla un rol eficiente.
Para ello, Fabricaciones Militares está trabajando, precisamente, en un nuevo modelo de vagón de carga, que ya estaríamos experimentando y complementar las capacidades existentes entre la empresa esta con el Ejército Argentino, encabezadas por el Cuerpo de Ingenieros, junto a otras dependencias, como el Instituto Geográfico Nacional, cuentan con las herramientas y la capacidad de trabajo necesaria para el desarrollo de tareas de actualización de la infraestructura ferroviaria. Esas acciones incluyen desde los relevamientos iniciales, planialtimetrías que se deben hacer en territorio, en ruta, iniciales para la elaboración del proyecto ejecutivo hasta el movimiento de suelos y compactación de terraplenes y el montaje de vía y colocación de puentes.
Yo contaba, el otro día, en el Colegio Militar, con motivo de la asunción de los nuevos jefes militares, el rol que, en lugares lejanos, como en la Patagonia, como en la provincia de Santa Cruz ha cumplido el Ejército en emergencias fuertes que hemos tenido. Yo les recordaba cuando el Río Santa Cruz arrasó a la altura de Comandante Luis Piedrabuena, la Ruta Nacional, número tres, ¿vos te debés acordar todavía, Julio?, y que fue, precisamente, los famosos, como yo los llamaba, “los puentes Mecanos”, los “puentes Mecanos” del Ejército que permitieron unir en forma urgente una vía de conexión, la única conectividad que tenemos desde la Patagonia con el resto del país que es la Ruta Nacional Nº 3.
Así que, tenemos experiencia en esto, sabemos de lo que estamos hablando y sabemos, fundamentalmente, lo que podemos realizar.
En la reconstrucción de los vagones, también dar un salto cualitativo en la fabricación de estos nuevos vagones, iniciar un prototipo de vagón nuevo acorde a las nuevas exigencias tecnológicas íntegramente diseñados por Fabricaciones Militares. En breve estará lista la primera línea de producción.
Asimismo, Fabricaciones Militares podrá actuar como articulador –esto es muy importante- del sistema nacional de fábricas y talleres para el mejoramiento del material rodante de carga.
Tampoco podemos olvidarnos de FAdeA, tampoco podemos olvidarnos de la tarea importante que tenemos que hacer con INVAP en materia de actualización y mejoramiento de radares.
Me explicaban el otro día que está en condiciones el INVAP de reacondicionar y poner a nuevo radares que ya no están tan nuevos y que lo podemos hacer, lo charlábamos con el ministro de Defensa, con bajo costo y, además, con la calidad y la tecnología que históricamente han sabido y han tenido desplegadas nuestras Fuerzas Armadas y que hoy, institutos como el INVAP, como la Comisión Nacional de Energía Atómica están desarrollando.
La verdad que yo me encuentro con muchas esperanzas y con muchas ilusiones a partir de esta nueva etapa en donde necesitamos, realmente, desarrollar una infraestructura de punta en materia ferroviaria, en materia de radares, en materia de vigilancia de las fronteras. También deberemos comenzar a analizar conjuntamente con el ministro de Defensa y el Estado Mayor Conjunto desplazamientos territoriales que coloquen a las fuerzas en el territorio.
Ustedes saben, tenemos un territorio muy amplio, tenemos la segunda frontera del mundo con Chile, pero no es esa la que nos preocupa hoy, eso fue preocupación otrora. Afortunadamente, ya no tenemos ningún problema en la frontera con la hermana República de Chile, pero sí tenemos otros problemas nuevos que, no solamente los tiene nuestro país, sino que los tiene toda la región y los tiene todo el mundo, en todo lo es la frontera norte. La vigilancia y la extensión de la misma, hace imposible la cobertura, por lo tanto, radares y nuevos desplazamientos de las Fuerzas Armadas, no para tareas internas, pero sí para la defensa y el control de las fronteras, va a exigir una reformulación y una readecuación.
Realmente, más allá de lo bueno que puede tener, no tiene mucho sentido tener por allí regimientos en pleno centro de nuestras ciudades y tener nuestras fronteras que sean verdaderos coladores. Entonces, creo que allí, las Fuerzas Armadas pueden cumplir un rol más que importante en colaboración directa con nuestras Fuerzas de Seguridad.
También quería anunciar esta noche, en materia de política salarial del personal militar, que se ha dispuesto un aumento para todo el personal de las Fuerzas Armadas del 24 por ciento de las mismas características que ha tenido la totalidad del sector público nacional del cual, por supuesto, sus Fuerzas Armadas forman parte, el cual se efectivizará el 12 por ciento en julio, lo cobrarán los primeros días de agosto, y el 12 por ciento lo cobrarán los primeros días de septiembre.
También, y en virtud de las situaciones que fueron de público y notorio conocimiento, no solamente en las Fuerzas Armadas, sino también en Fuerzas de Seguridad y a los efectos de que, por la aplicación del Decreto, si mal no recuerdo, 1.305/12, ningún efectivo pueda cobrar menos o cobre sin ningún tipo de aumento, hemos dispuesto para asegurar el sueldo bruto que no sea menor al anterior, al de la reestructuración de este decreto, que se creó un componente compensador transitorio. Y bueno, para continuar con nuestra decisión por recomponer el salario de las Fuerzas Armadas, eliminando los componentes no remunerativos, transformarlos en remunerativos, de manera tal que también impacten en los salarios de los militares retirados y evitar perjudicar el bolsillo de los agentes que perciben dicho compensador, convertiremos ese componente transitorio en permanente y fijo. De esta manera, el componente irá perdiendo peso paulatinamente con los sucesivos aumentos salariales. Pero ningún miembro de las Fuerzas Armadas cobrará menos producto de la aplicación de este Decreto 1.305. Hemos hecho las correcciones que corresponden para que esto sea así. Lo bueno de las cosas es poder advertirlas y corregirlas.
También, hemos decidido y reconociendo la labor que realizan en la Antártida Argentina el personal militar, adicionalmente, ratificando el reconocimiento del esfuerzo que realiza el personal militar destinado a la Campaña Antártica, se ha promovido la actualización del adicional remuneratorio por prestación de servicios en la Antártida, considerando al efecto los aumentos que se aplicarán sobre los salarios del personal civil destacado en dichas campañas, para los años 2011 al 2013, el aumento del suplemento será del 86 por ciento. Es un reconocimiento para todos aquellos que cumplen funciones, que van más allá de lo estrictamente militar y que hacen al ejercicio pleno de la soberanía de nuestro país en el Continente Antártico y con toda la proyección que ello conlleva también de soberanía sobre nuestras Islas Malvinas.
También quiero anunciar que he dispuesto y le he dado instrucciones al señor Jefe de Gabinete para un reacondicionamiento en las partidas presupuestarias, junto al señor ministro de Defensa, de modo tal que, con una partida que ya está en el ministerio de Defensa pueda ser reforzada con un monto equivalente, de modo tal que pueda renovarse toda la indumentaria de nuestros soldados de nuestras Fuerzas con nueva vestimenta.
Sabemos y yo soy patagónica y sé que cuando uno no tiene buena vestimenta en el Sur, la pasa muy mal, así que también, he tomado la decisión de que se realineen partidas del Presupuesto Nacional para reforzar las del ministerio de Defensa y permitir, de esta manera, complementar la indumentaria de todos nuestros soldados, nuestros hombres y nuestras mujeres que cumplen funciones de defensa de la patria.
Quiero decirles especialmente a todos y a todas quienes integran las Fuerzas Armadas, lo comentaba ayer en esta nueva reconfiguración del mundo que se está produciendo, me acuerdo la primera charla que di aquí, la primera reflexión que hice frente a ustedes en la primera Cena de Camaradería, si mal no recuerdo un 6 de julio de 2007, en mi primera ocasión como Presidenta de la República y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, hablar de un mundo que iba a necesitar defender, como lo dije el otro día, sus recursos naturales. Ahora, no solamente vamos a necesitar defender nuestros recursos naturales, sino reafirmar y profundizar lo que hemos logrado en estos años en materia de reindustrializar y rearmar el país para no ser solamente un productor de materias primas.
No conozco ningún gran ejército, no conozco ninguna gran armada, no conozco ninguna gran aviación que solamente sean custodios de países donde lo único que se produce son materias primas. La grandeza de las Fuerzas Armadas está directamente vinculada al poder y a la grandeza de la Nación.
Por eso creo que este concepto de defensa integral que pasa por el desarrollo industrial, por agregar valor, por participar activamente en el desarrollo de la industria de defensa nacional, de manera tal que podamos producir, mediante lo que tenemos en materia de ciencia y tecnología, desde radares hasta armamento, hasta vagones para trenes, hasta volver a ser ferrocarriles, todo, todo hace al concepto de defensa, de defensa de un modelo que ha permitido un crecimiento y una inclusión social sin precedentes.
Por eso, esto que ha sucedido también en otros países de la región y que tal vez, muchos de ustedes estudiosos de la historia del mundo, habrán advertido los grandes cambios que se van produciendo cada tanto, y estamos, sino ya, en vísperas también de una nueva reconfiguración mundial. Ante esta nueva reconfiguración mundial, creo que todos los argentinos y creo que nuestras Fuerzas Armadas no pueden estar ausentes de esta discusión, de este debate y, fundamentalmente, de este trabajo, porque otra cosa que debemos aprender los argentinos es que hay tiempos de debate, hay tiempos de discusión, pero que cuando se cierra el debate y la discusión, lo que hay que hacer es ponerse a trabajar para poder llevar a cabo lo que hemos resuelto finalmente y como lo más conveniente para la Nación.
Y por eso, he querido reformular este ministerio de Defensa con estas nuevas misiones, reforzar las que ya tenía e incorporar estas nuevas misiones de modo tal de hacer honor a ese concepto integral de defensa que debemos tener, concibiendo al país como un todo y dentro de ese todo, a todos nosotros: a ustedes, que llevan uniforme y a los que vestimos de civil, pero sabiendo que todos somos iguales ante la ley y, fundamentalmente, no solo ante Dios, sino también ante nuestros conciudadanos, argentinos por sobre todas las cosas.
Los invito, precisamente, en nombre de nuestra historia, en nombre de nuestro país, la Nación Argentina, y en nombre de nuestro pueblo y felicitar una vez más a quienes hoy participan por primera vez en nuevas funciones en esta Cena de Camaradería de las Fuerzas Armadas, brindarles un muchas gracias y salud en nombre de la República Argentina.
Muchas gracias, ¡salud! (APLAUSOS)

ARGENTINA “No conozco ningún gran ejército que defienda un país en el que sólo se producen materias primas”, aseguró la Presidenta

11jul13 FFAA 100713-foto de presidencia2
Miércoles, 10 de Julio de 2013
“No conozco ningún gran ejército que defienda un país en el que sólo se producen materias primas”, aseguró la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández encabezó esta noche la Cena Anual de Camaradería de las Fuerzas Armadas, en el Edificio Libertador. En la oportunidad, la Jefa de Estado brindó detalles sobre la reestructuración del Ministerio de Defensa y remarcó la decisión de que las Fuerzas Armadas participen en la asistencia de emergencias y en el desarrollo de infraestructura. Además, anunció un aumento salarial del 24 por ciento para los efectivos de las tres armas.
La Presidenta destacó la creación de una Secretaría de Articulación Militar para la Emergencia en el ámbito del Ministerio de Defensa. Señaló que la ayuda en emergencias “algunos las definen como una tarea auxiliar” de las Fuerzas Armadas, pero consideró que “la solidaridad con el prójimo jamás puede ser una tarea auxiliar de ningún argentino, es una tarea esencial”.
La Jefa de Estado aseguró que concibe al concepto de defensa nacional “como un concepto integral, más que el meramente militar. Hace al bienestar y al buen estado de la población”.
Asimismo, indicó que la creación de la Secretaría tuvo “como base la experiencia muy exitosa que tuvimos en la tragedia de la ciudad de La Plata”. Afirmó que en dicha ocasión la articulación entre la tarea de las Fuerzas Armadas, las organizaciones no gubernamentales y la militancia de partidos políticos, “cubrieron las necesidades de una ciudad que había sido prácticamente devastada”.
La Primera Mandataria afirmó que la creación de la secretaría será “un instrumento más que eficaz para enfrentar este tipo de situaciones”. Por ello, resaltó que se decidió que “Defensa Civil pase del Ministerio del interior al Ministerio de Defensa”.
Explicó que “la idea es constituir unidades móviles de emergencia en distintos lugares del territorio argentino, en bases del Ejército”, que es la fuerza con mayor despliegue territorial. Sostuvo que se necesita “que puedan desplegarse rápidamente en el territorio para cubrir contingencias”.
Cristina Fernández señaló que se decidió poner al frente de la nueva Secretaría “a una experta reconocida internacionalmente, que está especialmente preparada para ello, como lo ha demostrado cuando todavía era miembro del Ministerio de Seguridad”. Asimismo, anunció que encomendará a los ministros de Defensa, de Seguridad y de Planificación, poner a disposición de las nuevas autoridades elementos que hay en las distintas carteras.
Desarrollo de infraestructura
Por otra parte, la Mandataria consideró “muy importante” incorporar a nuestras Fuerzas Armadas a la tarea de desarrollo integral de la infraestructura ferroviaria del país.
En ese sentido, recordó que “ya lo hemos comenzado a hacer esa tarea con la Armada con los astilleros Tandanor y Domeq”, y también destacó el traspaso de Fabricaciones Militares “a su natural ámbito”, como lo es el Ministerio de Defensa.
En ese marco, anunció que se pondrá en marcha un convenio de cooperación entre los ministerios de Defensa y Transporte para llevar adelante la renovación total de las vías del Ferrocarril Belgrano Cargas, y que un integrante del Ejercito pasará a formar parte del directorio de esa empresa.
Este convenio, señaló, incluye la reconstrucción y fabricación de vagones nuevos de carga por parte de Fabricaciones Militares. “Esto es muy importante, tiene que ver no solamente con este nuevo rol de las Fuerzas Armadas, sino con recuperar al Ferrocarril Belgrano Cargas como un elemento fundamental en la competitividad de la economía argentina y poder alcanzar las metas de alimentarias”, explicó.
El proyecto incluye desde los relevamientos iniciales para la elaboración del proyecto, el movimiento de suelos y la compactación de tarraplenes, hasta el montaje de vías.
Además, señaló que Fabricaciones Militares funcionará como “articuladora del sistema nacional de talleres” para el material rodante de los ferrocarriles.
Asimismo, destacó el importante rol que ha cumplido el Ejército Argentina en la atención de emergencias climáticas, especialmente en la zona patagónica.
Por otra parte, destacó la necesidad de mantener actualizado el parque de radares que vigilan las fronteras nacionales, y que esa tarea se puede realizar con bajo costo y alta calidad gracias a la interacción de INVAP con las Fuerzas Armadas.
“Yo me encuentro con muchas esperanzas y muchas ilusiones a partir de esta nueva etapa, donde necesitamos desarrollar tecnología de punta en materia de ferrocarriles, radares y vigilancia de fronteras”, expresó.
También consideró necesario “analizar los desplazamientos territoriales” para ubicar a las diferentes sedes de las Fuerzas Armadas en aquellos lugares donde resultan necesarios. Radares y nuevos desplazamientos de las FA para control de las fronteras. “Mas allá de lo bueno que puede tener, no tiene sentido tener regimientos en pleno centro de nuestra ciudades y tener fronteras que son verdaderos coladores”, sentenció.
Política salarial
La Presidenta de la Nación anunció un aumento del 24 por ciento en los salarios de los efectivos de las Fuerzas Armadas, “de las mismas características que ha tenido el sector público”. Detalló que el incremento se dividirá en un 12 por ciento en julio, a ser percibido en agosto, y 12 por ciento en septiembre.
Asimismo, anunció la implementación de “un componente compensador transitorio” para que nadie pase a cobrar menos de lo que cobraba a partir de los aumento. En ese sentido, indicó que se convertirán paulatinamente los componentes no remunerativos de los salarios en remunerativos.
Por otra parte, la Jefa de Estado informó la decisión de aumentar en un 86 por ciento el suplemento que cobra el personal militar que realiza la campaña antártica. Y anunció un reacondicionamiento de las partidas presupuestarias para la renovación de toda la indumentaria del personal militar.
Defensa del modelo de reindustrialización
La Primera Mandataria recordó que en su primera disertación en una cena de camaradería, en 2007, habló acerca de “un mundo que iba a necesitar defender sus recursos naturales”. Señaló que en la actualidad se hace necesaria no sólo esa tarea, sino también “reafirmar y profundizar lo que hemos logrado en estos años en materia de reindustrializar para no ser solamente un país productor de materias primas”.
“No conozco ningún gran ejército, ninguna gran armada, ninguna gran aviación, que defiendan un país donde solo se producen materias primas”, enfatizó Cristina Fernández. Y aseguró que “este concepto de defensa integral, que tiene que ver con desarrollo industrial, de agregar valor, de manera que podamos producir lo que tenemos en materia de tecnología, desde radares, hasta vagones, todo hace a un modelo de defensa, en un país que ha tenido un crecimiento industrial sin precedentes”.
La Presidenta consideró que “estamos en vísperas de una nueva reconfiguración mundial, nuestras Fuerzas Armadas no pueden estar ausentes”. Y remarcó que “hay tiempos de debate, de discusión, pero cuando se cierra la discusión, hay que ponerse a trabajar para llevar a cabo lo que creemos más importante para la Nación”.
La Jefa de Estado estuvo acompañada durante la reunión por el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, el ministro de Planificación, Julio De Vido, el ministro de Seguridad, Arturo Puricelli, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, y de las tres fuerzas, Ejército, Armada y Aeronáutica.

ARGENTINA Puesta en funciones de los nuevos jefes de las Fuerzas Armadas: Palabras de la Presidenta de la Nación

Puesta en funciones de los nuevos jefes de las   Fuerzas Armadas: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA   FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE PUESTA EN FUNCIONES DE LOS NUEVOS JEFES   DE LAS FUERZAS ARMADAS, EN EL COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN

Muy buenos días a todos y a todas.

Autoridades militares extranjeras que hoy nos   visitan; Jefes de las distintas unidades; Jefes militares salientes como así   también quienes han entrado a ejercer sus nuevas funciones, en especial como   Presidenta de la Nación Argentina quiero agradecer en la persona del   brigadier general Chevalier, veterano de guerra de Malvinas, la labor que han   cumplido distintos jefes militares en estos años y especialmente la del   brigadier general que cumplió al frente del Estado Mayor Conjunto un rol   destacado durante toda esta década. Mi agradecimiento como Presidenta de la   República y también como ciudadana.

Cuando veníamos hacia aquí el señor ministro de   Defensa me indicaba que es la primera vez en la historia que se produce una   ceremonia de esta naturaleza, donde en un mismo acto asume la totalidad del   Estado Mayor Conjunto y además cada uno de los jefes de las tres fuerzas que   componen las Fuerzas Armadas Argentinas de la Nación.

Yo le decía que siempre hay una primera vez para   todo, la hubo para esta Presidenta en su condición de género presidir no   solamente una vez sino por segunda vez los destinos de la República, y   siempre hay una primera vez para iniciar una nueva etapa en la vida de los   pueblos y también en la vida de nuestras Fuerzas Armadas que son parte   integrante de ese pueblo.

Esta nueva etapa también ha exigido y he querido   que se reformulara y se reestructurara el funcionamiento de nuestras Fuerzas   Armadas, a través también de la propia reestructuración del Ministerio de   Defensa, que luego de la reforma de la ley militar, de la ley de Defensa, es   después de mí quien encarna la autoridad militar de la Nación.

Y he querido también que esta reestructuración,   esta refuncionalización de las Fuerzas Armadas, no sea solamente una cuestión   meramente formal, sino conceptual. Por eso hemos creado la Secretaría de   Articulación Militar para la Emergencia. La reciente tragedia que asolara a   mi ciudad natal, la ciudad de La Plata, con inundaciones y víctimas sin   precedentes y la labor desplegada conjunta entre las Fuerzas Armadas, en   especial el Ejército, que por su función esencialmente terrestre es la más   apropiada para este tipo de actividades, en forma conjunta con miles de   jóvenes voluntarios -y no tan jóvenes también- que ayudaron en forma   solidaria a su prójimo en momentos de tragedia, nos hizo ver con claridad la   necesidad de afrontar una nueva etapa también en cuanto al rol que deben   desempeñar nuestras Fuerzas Armadas en solidaridad cuando situaciones de   tragedia asolan a nuestras sociedades. Significa la puesta en marcha de un   nuevo aspecto de nuestras Fuerzas Armadas que además va a ayudar a lograr   cerrar las brechas que épocas trágicas abrieron entre pueblo y Fuerzas   Armadas, a través de la solidaridad. No hay mejor forma de superar esa brecha   que algunos intencionalmente quisieron crear, que a través de la solidaridad,   la ayuda y juntarse los unos con los otros, porque en definitiva no puede ser   la vestimenta o un uniforme el que defina la calidad de un ciudadano; lo que   define la calidad de un ciudadano es su compromiso con la nación, con la   patria y con el pueblo. Y confío que en esta etapa que se abre sabremos   valorar las experiencias pasadas, no para reprocharnos sino para que nazca   una nueva solidaridad, como nos pasó y estoy segura que lo vamos a hacer.

También, y como lo he desarrollado en otras   oportunidades, la creación de la Secretaría de Ciencia, Tecnología y   Desarrollo de la Industria de la Defensa, donde junto a la recuperación de   TANDANOR, de nuestros Astilleros Manuel Domecq y también de la   refuncionalización que la rama de ingenieros y las otras ramas del Ejército   pueden desempeñar en obras de infraestructura civil muy importante para   nuestra sociedad, le deben asignar a la industria de la defensa un rol más   que importante. Confiamos ampliamente en ello.

Lo digo además desde la experiencia, no ya como   Presidenta sino como ciudadana y como patagónica. Recuerdo todavía, durante   la gestión de mi compañero como gobernador de la provincia de Santa Cruz,   cuando las inundaciones arrasaron y arrancaron puentes en la ruta Nacional Nº   3 y en otras localidades de nuestra provincia, que fue precisamente la tarea   en soledad del gobierno de la provincia y del Ejército en la Patagonia, los   que lograron restablecer la conectividad de rutas tan importantes como es la   ruta Nacional Nº 3, que prácticamente rota a la altura de Piedrabuena nos   aislaba totalmente a todo el sur de mi provincia.

También, y como lo he desarrollado en otras   oportunidades, en los tiempos que corren, en este tercer centenario y en esta   particular etapa en la vida del mundo, el rol que deben desempeñar nuestras   Fuerzas Armadas está en las tareas de investigación y desarrollo en materia   de radares, en todo lo que hace a la investigación para una mejor y más   eficiente defensa en nuevos conceptos que el mundo moderno exige para   defender y tener poder de disuasión.

Por eso estoy convencida de que todos juntos   podemos contribuir a construir una historia nueva, no historia nueva que no   tenga antecedentes, aquí se ha dicho que fueron precisamente las guerras de   la independencia las que consolidaron la unidad del pueblo y sus Fuerzas   Armadas. Por eso invocamos a San Martín, a Savio, a Mosconi, al general   Belgrano, el ejemplo más maravilloso de cómo alguien que no es militar, de   cómo alguien que era abogado, economista, un ciudadano, vistió el uniforme   del Ejército Argentino y creó su bandera para defender y liberar en la gesta   emancipadora que nos reconoce y nos da identidad como país.

Por eso creo que se mezcla lo nuevo con la   historia y la historia debe servir para eso, no sólo para conocerla y   recitarla como tal vez nos han enseñado, y a veces recitarla no exactamente   como sucedió. La historia, la real, la que todos sabemos y conocemos debe ser   la experiencia, debe ser el basamento donde podamos desde ella construir   nuevas experiencias que nos permitan seguir transformando los destinos de la   Nación, con inclusión social y con igualdad.

No puedo dejar de mencionar, no sólo por la   presencia de autoridades del Ejército o de las Fuerzas Armadas de la nación   suramericana, un episodio que sucedió anoche en relación a un presidente de   la hermana República de Bolivia, con su avión presidencial militar, de   inmunidad absoluta e indiscutible, que fue ilegalmente detenido en la vieja   Europa. Y cuando digo la vieja Europa no lo digo solamente como una frase, me   refiero a vestigios de un colonialismo que creíamos totalmente superado,   creemos que constituye no solamente una humillación a una nación hermana sino   también al continente suramericano.

Recientemente se ha constituido el Comando de   Defensa Suramericano que integran las distintas Fuerzas Armadas de la nación   suramericana, de la UNASUR, y esto debe servirnos a todos para entender la   necesidad de la unidad nacional y también para entender la necesidad de la   unidad de la nación suramericana, basándonos también en la historia de San   Martín, de O’Higgins, de Bolívar. Fue allí cuando nos independizamos, fue ante   la unidad de nuestros ejércitos y nuestro pueblo que logramos la liberación   política y geográfica. Más tarde algunas confusiones y algunas estrategias,   que por supuesto no eran nuestras sino que venían desde afuera y que algunos   alegremente asumían, nos hicieron confundir el rumbo y no permitieron que una   nación como la nuestra, que a mediados del siglo pasado llevaba la delantera   en Latinoamérica en todos los aspectos, industria de defensa, desarrollo   industrial e inclusión social, sufriera retrocesos junto con otros países de   la región.

Por eso es importante no confundirse, sabemos que   vivimos en un mundo integrado, sabemos que vivimos en un mundo globalizado y   que debemos tener relaciones con todos, pero tener relaciones desde la   soberanía. La única subordinación que tenemos es con la patria y con la   bandera y esto no se le debe olvidar a nadie, no solamente a los militares,   sino también a todos y cada uno de los ciudadanos de nuestro país. No se le   puede exigir únicamente subordinación y valor para defender a la patria a los   uniformados, esa subordinación y valor a la democracia, a la Constitución y a   la bandera para defender a la patria, es exigible a todos los ciudadanos, a   los 40 millones de argentinos.

Y como ejemplo doloroso para no volver a confundirnos   nunca más, por más que alguien nos llame general majestuoso en alguna   potencia del norte, recordemos que cuando nos tocó librar la batalla por lo   que es nuestro allá en el sur, solamente fuimos ayudados por nuestros   hermanos de la América del Sur. Aún recuerdo al gobierno de Perú enviando   aviones y pilotos. Los que nos habían llamado majestuosos y maravillosos   colaboraron con el enemigo, colaboraron y siguen permitiendo que nuestras   islas Malvinas, donde murieron nuestros combatientes, nuestros soldados,   donde fue hundido arteramente el crucero General Belgrano, todavía las sigan   ocupando ilegalmente en un vestigio de colonialismo vergonzante para el siglo   XXI.

Anoche, cuando intentaron impedir el paso de un   presidente suramericano, estaban volviendo a hacer lo mismo que hicieron   décadas atrás. Por eso, a todos los oficiales, suboficiales, y soldados de   las Fuerzas Armadas de mi patria, les pido que sepan que la unidad nacional,   que la solidaridad, que la necesidad de comprender que debemos desarrollar el   país y que las Fuerzas Armadas son un componente importante en ese   desarrollo, es vital para todos.

Por eso en este día tan especial deseo que Dios y   la virgen de Luján, patrona de la Argentina, iluminen a todos y cada uno de   ustedes, a sus jefes, y también a los 40 millones de argentinos para lograr   que aquel sueño de San Martín, de Belgrano, de O’Higgins, de Bolívar, no   solamente haya sido un sueño sino que pueda ser una realidad, la concreción   de la gran nación suramericana. Muchas gracias y viva la patria.

 

 

ARGENTINA “La única subordinación que tenemos es con la Patria”, afirmó la Presidenta

Miércoles, 03 de Julio de 2013

“La única subordinación que tenemos es con la   Patria”, afirmó la Presidenta

 

06jul13  FFAA 030713vds_4666

La presidenta Cristina Fernández encabezó este   mediodía la ceremonia de puesta en funciones de los nuevos jefes de las   Fuerzas Armadas en el Colegio Militar de la Nación. Allí afirmó: “No   puede ser la vestimenta o el uniforme lo que defina la calidad de un   ciudadano sino su compromiso con la Nación, con la Patria y con el pueblo”.   Asimismo, consideró que la prohibición de los gobiernos europeos de impedir   sobrevolar al avión que trasladaba al presidente de Bolivia, Evo Morales,   “no sólo es una humillación a una nación hermana, sino también al   continente suramericano”.

Durante el acto, el ministro de Defensa, Agustín   Rossi, tomó juramento a la Constitución Nacional al nuevo jefe del Estado   Mayor Conjunto de las FFAA, general de Brigada Luis María Carena; y de los   Estados Mayores Generales del Ejército, general de División César Milani; de   la Armada, contraalmirante Gastón Fernando Erice; y de la Fuerza Aérea,   brigadier Mayor Mario Miguel Callejo.

Durante su discurso, la mandataria expresó su   agradecimiento “al General Chevalier, veterano de guerra de Malvinas,   por la labor durante estos años en que cumplió un rol destacado en esta   década”.

La Presidenta reflexionó: “Es la primera vez   en la historia en donde en un mismo acto asume la totalidad del Estado Mayor   conjunto y cada una de las tres fuerzas”. “Siempre hay una primera   vez para iniciar una nueva etapa en la vida de los pueblos y de nuestras   Fuerzas Armadas, parte de ese pueblo”, agregó.

En ese marco, la Presidenta afirmó que comienza   “una nueva etapa en la vida de nuestras Fuerzas Armadas” y que su   reformulación “no debe ser meramente formal sino conceptual”.

“En esta nueva etapa he querido que se   reformulara el funcionamiento de las FF.AA. a través de la reestructuración   del Ministerio de Defensa para que sea el ministro, después de mí, quien   encare la autoridad militar de la nación”, añadió. La mandataria aseguró   que “no hay mejor forma” para cerrar “la brecha que épocas   trágicas abrieron entre el pueblo y las Fuerzas Armadas” que a través de   “la solidaridad y la ayuda”.

“No puede ser la vestimenta o el uniforme lo   que defina la calidad de un ciudadano sino su compromiso con la Nación, con   la Patria y con el pueblo”, postuló la jefa de Estado, quien destacó la   labor llevada adelante en especial por el Ejército en la asistencia a las   víctimas del temporal de principios de abril pasado en la ciudad de La Plata.

“El trabajo de las fuerzas junto a miles de   jóvenes voluntarios que ayudaron en forma solidaria nos hizo ver con claridad   la necesidad de afrontar una nueva etapa en cuanto al rol que deben   desempeñar las Fuerzas Armadas”, afirmó la mandataria en un acto en el   Colegio Militar de la Nación.

Cristina Fernández afirmó: “Estoy convencida   de que todos juntos podemos construir una historia nueva. Pero no una   historia que no tenga precedentes”. En ese sentido, señaló la   significación de la guerra de la independencia e invocó el espíritu de   “San Martín, Mosconi y Belgrano, el ejemplo más maravilloso de alguien   que no era militar y creó un ejército y nuestra bandera para defender su   país”.

“Todos juntos podemos construir una historia   nueva. La historia debe servir de experiencia y el basamento para que desde   ellas podamos construir nuevas experiencias para seguir transformando los   destinos de la Nación”, dijo la Presidenta.

También, aseveró que “en esta etapa que se   abre debemos valorar las experiencias pasadas, no para reprocharnos sino para   que nazca una nueva solidaridad y estoy segura que lo vamos a lograr”.

Vestigios del colonialismo y reafirmación de   soberanía

Durante su discurso, la primera mandataria hizo   referencia a la situación que vivió en Europa el presidente Evo Morales. Al   respecto, expresó: “La prohibición de los gobiernos europeos de impedir   sobrevolar al avión oficial que trasladaba al presidente de Bolivia Evo Morales   no sólo es una humillación a una nación hermana, sino también al continente   suramericano”.

“El avión militar de inmunidad absoluta fue   ilegalmente detenido en la vieja Europa y constituye los vestigios de un   colonialismo que creíamos totalmente superado”, dijo la Jefa de Estado.   Y agregó: “Fue una humillación a Sudamérica”.

“Tenemos que entender la necesidad de unidad   nacional y sudamericana, basándonos en la historia desde la liberación   política y geográfica. Luego, mas tarde, confusiones y estrategias de algunos   nos hicieron confundir el rumbo y no permitieron la construcción de la gran   Nación”.

La presidenta Cristina Fernández destacó la   importancia del compromiso ciudadano con la Patria: “Es importante no   confundirse, tenemos que tener relaciones con todo el mundo, pero desde la   soberanía, la única subordinación que tenemos es con la Patria. Esto, no sólo   es para exigir a militares, sino a todos los habitantes y ciudadanos del   país. Recordemos que cuando nos tocó librar la batalla de lo que es nuestro   allá en el sur, sólo nos ayudaron nuestros hermanos sudamericanos y quienes   nos llamaron ´majestuosos´ siguen colaborando con el enemigo”, marcó en   torno al conflicto por Malvinas y el apoyo de los pueblos latinoamericanos.

 

ARGENTINA Cena de Camaradería de las Fuerzas Armadas: Palabras de la Presidenta de la Nación

Cena de Camaradería de las Fuerzas Armadas: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA CENA DE CAMARADERÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS, EN EL EDIFICIO LIBERTADOR, MINISTERIO DE DEFENSA.
Señor vicepresidente de la Nación; señor presidente de la Honorable Cámara de Diputados; señor ministro de Defensa; señor Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas; señores jefes de cada una de las tres fuerzas: bueno – como recién decía el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el Brigadier Chevalier – un año más, demos gracias todos a Dios estamos, una vez más, juntos compartiendo esta cena de camaradería de las Fuerzas Armadas y apenas a 24 horas también de 186 años, del mes de julio, de nuestras independencia. Una independencia que hace ya casi nos faltan cuatro apenas para cumplir también el bicentenario, se libraba como se libraban todas aquellas batallas en los campos militares.
Hoy, a casi dos siglos de aquellas gestas patrióticas, la independencia de nuestro país y de todos los países del mundo se libra en otros escenarios, tal vez, con otros actores y tal vez con otras actividades, en las cuales también tienen lugar la participación de nuestras Fuerzas Armadas. No solamente en misiones de paz que caracterizan a nuestro país, afortunadamente, como una de las Fuerzas Armadas ejemplo en el mundo participando en misiones de paz, ordenadas por los organismos multilaterales, en este caso por Naciones Unidas, sino también con una creciente participación en el campo de la ciencia y la tecnología, que bueno no lo voy a repetir, pero lo voy a hacer, porque mi abuela decía que: “cuanto más se repite, más se aprende”, así nos enseñaban también. La ciencia y la técnica, la ciencia y la tecnología, sin lugar a dudas – y me mira muy atentamente el señor ministro de Educación, y no sé si estará por ahí Lino Barañao o habrá viajado a algún lado porque siempre anda… ¿Está? Mira ya lo ando criticando a Lino y acá lo tenemos presente – una interacción permanente de nuestras Fuerzas Armadas en el campo de la ciencia y la tecnología, claves para los años que vienen.
También con una participación creciente de hermanamiento, de intercambio de las distintas fuerzas de nuestro país, también impensables hace unos años atrás. ¿Quién pensaría que viajaríamos tantas veces a Chile en acciones conjuntas con el Ejército de la hermana República de Chile? Si uno piensa y yo recuerdo – vos también Arturo, vivíamos en Santa Cruz – casi se arma una de aquella por el año 78, o sea cómo han cambiado los tiempos vertiginosamente y creo que es también responsabilidad de nosotros acompañar el cambio de esos tiempos en forma absolutamente positiva.
También quiero agradecer muy especialmente la participación que nuestras Fuerzas Armadas han tenido en situaciones de emergencias, como la que se vivió en la provincia de Buenos Aires, en algunos sectores del conurbano cuando se produjo el temporal que – finalmente De Vido tenía razón – era un tornado, pese a que la prensa decía: “¿cómo sabe el ministro que era un tornado?”. Y bueno finalmente el Servicio Meteorológico Nacional confirmó que se trataba de un tornado y allí estuvieron nuestras Fuerzas Armadas, como también en la emergencia del volcán, en Villa La Angostura, en toda la región del Sur poniendo toda su sapiencia, poniendo toda su energía, su voluntad, su capacidad de movilización para este tipo de actividades.
Y también quiero especialmente agradecer tareas que han venido desarrollando, en estos últimos tiempos, de inclusión social, de ayudar a la inclusión social, conjuntamente con otras áreas del Gobierno, como el ministerio de Seguridad, como el ministerio de Desarrollo Social, que han trabajando y están interviniendo en nuestras villas precisamente para participar activamente no en tareas de seguridad interna, que por supuesto le están vedadas por la Ley de Defensa, pero sí en las tareas en que todo argentino – vista uniforme o no vista uniforme – está obligado a hacer si tiene buen corazón de argentino y que es ayudar en las tareas de inclusión social. Quiero también agradecer a la Fuerza esa colaboración que yo creo que debemos ir articulando cada vez más y mejor, como lo hemos hecho, lo estamos haciendo y lo vamos a seguir haciendo en la otra área que era la ciencia y la tecnología.
Es un mundo difícil, un mundo complejo, un mundo en el que vamos a ver escenarios tal vez impensables, en no mucho tiempo más, que nos obligará a todos los argentinos – vuelvo a reiterar vistamos o no uniformes – a poner lo mejor de nosotros mismos para que nuestro país pueda sortear como lo ha venido haciendo con éxito las severísimos dificultades y restricciones que nos está imponiendo el mundo exterior. Ese mundo que como yo ayer comentaba en Tucumán, nos fue exhibido y les fue exhibido también a ustedes, a todos los argentinos como un modelo a seguir.
Finalmente, el modelo a seguir no era tan modelo y lo bien que hicimos en no seguirlo porque, de no haber tenido hoy la solidez que tiene nuestro país en materia de reservas, en materia de desarrollo de mercado interno, en materia de poder adquisitivo de nuestros trabajadores, en reindustrialización del país en un formidable avance también en la ciencia y en la tecnología, que cada vez avanzamos más, también en esa formidable inversión que estamos haciendo en educación, en Tecnópolis vamos a entregar la netbook número 2 millones, el próximo jueves. Vamos a inaugurar Tecnópolis con la netbook 2 millones.
Creo que todo esto nos ha permitido enfrentar este verdadero vendaval que parece no tener fin en condiciones mucho mejores que en otras épocas.
Se me eriza la piel de solo pensar que una crisis de esta naturaleza nos hubiera tomado hace apenas diez u once años atrás. No estoy hablando de hace un siglo o medio siglo. Piénselo por un instante.
Bueno, pero no estamos acá para…estamos compartiendo un momento agradable y eran reflexiones que quería compartir. Ustedes me escucharán también en otras oportunidades, así que no quiero extenderme demasiado.
Quiero decirles que como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, quería agradecer a las Fuerzas, precisamente, todas estas colaboraciones, anunciarles también, porque había un colega de ustedes que, bueno, en alguna época mucho no lo querían pero que después con el tiempo, como decía mi marido, “siempre cuando uno se muere todos te quieren después”. Pero un colega de ustedes que decía que la víscera más sensible del hombre es el bolsillo, también anunciarles –no te agarres la cabeza Timerman que no voy a decir ninguna barbaridad, quédate tranquilo- que durante la semana que viene, de acuerdo con el Ministerio de Defensa y seguramente con la Secretaría de Hacienda, se firmarán las disposiciones para el aumento correspondiente a todo el personal de la Fuerzas Armadas que será a partir del 1º de julio. De manera tal que también se complemente en este sector del Estado, en este sector público, el aumento que se viene dando en todos los sectores de la vida, tanto pública como privada, desde el año 2003.
Si bien no tienen convención colectiva ni paritaria, tampoco sería bueno que las tuvieran, son otra cosa y deben ser otra cosa, lo cierto es que también tienen que ser reconocidos en sus sueldos y en sus salarios.
Quería también anunciarles esto y desearles a todos los argentinos en un brindis, junto a todos ustedes…Es una reflexión sobre la víscera, porque me había quedado con eso que quería…Vos sabés que yo estoy discutiendo eso, Arturo, de que la víscera sea ese apotegma que nos dio el General más sensible del bolsillo, porque veo a algunos que han ganado plata como nunca en su vida y siguen protestando todavía.
Así que, se ve que o no tienen sensibilidad o las vísceras no tienen neurona, que también puede ser la otra hipótesis real y entonces, pasa lo que pasa.
Hay ponerle un poco de humor a todo porque sino, sin humor, no se puede sobrevivir, no te diría vivir, sobrevivir.
Decirles y agradecerles a todos la presencia en esta noche y convocarlos como convocamos a todos los argentinos a una gesta, a una gesta que es la de distintas posiciones, de distintas visiones a veces o perspectivas que es común tenerlas. Pasa dentro de una familia, cómo no va a pasar entre 40 millones de argentinos. Convocarlos realmente, a construir una historia diferente como estamos haciéndolo.
Seguramente habrá heridas que curar, habrá heridas que sanar que, como ya lo dije, algún día aquí será el tiempo el que podrá hacerlo, porque hay cosas que realmente solo las subsana el tiempo. Es doloroso pero, bueno, es así.
Pero yo no quiero hablar de dolor ni de heridas, quiero hoy hablar de las cosas que hemos hecho y, fundamentalmente, de las que todavía nos falta hacer y que seguramente son muchas más de las que hemos hecho porque realmente la Argentina creo que está en una posición inmejorable para hacer, junto a los hermanos países de la región, una de las protagonistas de este siglo XXI.
Por esta Argentina que es de todos, por esta Argentina que tiene que ser más igualitaria todavía, más equitativa, por la integración de nuestro país, por la integración de nuestro país en la región y porque, bueno, el mundo finalmente encuentre solución, sobre todo el mundo desarrollado para sus problemas porque nos va a tranquilizar los nervios a todos, quiero convocarlos a hacer un brindis por la patria y por el pueblo que, en definitiva, son una misma cosa.
¡Salud!

ARGENTINA La Jefa de Estado agradeció la labor de las Fuerzas Armadas y las convocó “a construir una historia diferente”

Martes, 10 de Julio de 2012
La Jefa de Estado agradeció la labor de las Fuerzas Armadas y las convocó “a construir una historia diferente”

La presidenta Cristina Fernández encabezó esta noche la tradicional Cena anual de Camaradería de las Fuerzas Armadas. Destacó la participación de las fuerzas en misiones de paz y en tareas solidarias frente a desastres climáticos. Y anunció un aumento para los efectivos militares a partir del próximo 1 de julio.
La Presidenta de la Nación, en su carácter de Comandante en Jefe, destacó la participación de las Fuerzas Armadas en misiones de paz, lo cual caracteriza a las de nuestro país “como unas de las Fuerzas Armadas ejemplo en el mundo participando en misiones ordenadas por los organismos multilaterales, en este caso por Naciones Unidas”.
La Jefa de Estado resaltó asimismo la labor de las Fuerzas Armadas “en el campo de la ciencia y la tecnología”, los que aseguró serán “claves para los años que vienen”.
La mandataria agradeció la colaboración de las Fuerzas “en situaciones de emergencias, como la que se vivió en la provincia de Buenos Aires, en algunos sectores del Conurbano cuando se produjo el temporal”, como en el sur del país, ante la erupción del volcán Puyehue. Asimismo, agradeció las “tareas que han venido desarrollando de ayudar a la inclusión social, conjuntamente con otras áreas del Gobierno, como el ministerio de Seguridad, como el ministerio de Desarrollo Social, que han trabajando y están interviniendo en nuestras villas”.
Cristina Fernández remarcó que el actual es “un mundo difícil, complejo, en el que vamos a ver escenarios impensables”. Por ello, consideró que todos los argentinos debemos “poner lo mejor de nosotros mismos para que nuestro país pueda sortear como lo ha venido haciendo con éxito las severísimos dificultades y restricciones que nos está imponiendo el mundo exterior”.
La Presidenta sostuvo que gracias a “la solidez que tiene nuestro país en materia de reservas, en materia de desarrollo de mercado interno, en materia de poder adquisitivo de nuestros trabajadores, en reindustrialización del país, en un formidable avance también en la ciencia y en la tecnología, en la inversión en educación”, es lo que permitió a la Argentina “enfrentar este verdadero vendaval que parece no tener fin en condiciones mucho mejores que en otras épocas”.
“Se me eriza la piel de solo pensar que una crisis de esta naturaleza nos hubiera tomado hace apenas diez u once años atrás”, enfatizó.
La Jefa de Estado anunció que la semana que viene “se firmarán las disposiciones para el aumento correspondiente a todo el personal de la Fuerzas Armadas que será a partir del 1º de julio”. “Si bien no tienen convención colectiva ni paritaria, lo cierto es que también tienen que ser reconocidos en sus sueldos y en sus salarios”, expresó.
La mandataria consideró que hay “algunos que han ganado plata como nunca en su vida y siguen protestando todavía”. “Se ve que o no tienen sensibilidad o las vísceras no tienen neurona, que también puede ser la otra hipótesis real y entonces, pasa lo que pasa”, opinó.
La Presidenta convocó a los militares “a construir una historia diferente como estamos haciéndolo”. “Seguramente habrá heridas que curar, habrá heridas que sanar que, como ya lo dije, algún día aquí será el tiempo el que podrá hacerlo, porque hay cosas que realmente solo las subsana el tiempo”, estimó.
Pero enfatizó que su interés es concentrarse en las cosas “que todavía nos falta hacer y que seguramente son muchas más de las que hemos hecho”, al tiempo que consideró que “la Argentina está en una posición inmejorable para hacer, junto a los hermanos países de la región, una de las protagonistas de este siglo XXI”.

Nube de etiquetas