Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Fernando Lugo’

ARGENTINA La Jefa de Estado recibió a Fernando Lugo

Jueves, 18 de Octubre de 2012
La Jefa de Estado recibió a Fernando Lugo

La presidenta Cristina Fernández recibió esta noche al ex presidente paraguayo, Fernando Lugo, en una audiencia celebrada en el despacho presidencial de Casa de Gobierno.

Anuncios

MERCOSUR Clausura de la Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur y Estados Asociados, en la provincia de Mendoza: Palabras de la Presidenta de la Nación

Clausura de la Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur y Estados Asociados, en la provincia de Mendoza: Palabras de la Presidenta de la Nación
En principio como recién me señalaba la gente de la República Bolivariana de Venezuela estamos transmitiendo en televisión digital con una claridad de imagen muy buena, símbolo también de la asociación que hemos tenidos los Estados de la región, en adoptar una norma común de televisión digital, lo cual nos ha permitido un desarrollo más que importante a nivel tecnológico y también de valor agregado en la zona.
Yo voy a hacer una breve síntesis, antes que Timerman lea las Resoluciones, que ha adoptado MERCOSUR, y antes también de transferir a mi colega, la querida compañera Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la presidencia pro témpore.
Tal vez muchos crean que la mayoría de las discusiones se dieron en torno únicamente a la cuestión que se suscitó, con motivo del juicio político llevado a cabo a Fernando Lugo, en la República del Paraguay, o sea la situación paraguaya. Pero en realidad debo reconocer que la mayor parte del tiempo que han empleado los distintos expositores ha sido precisamente para resaltar la necesidad de profundizar el proceso de integración de la región; la necesidad de aunar esfuerzos en un mundo muy difícil y sobre todo una crisis que nos viene desde afuera, de los países ricos, y necesitamos en la región imperiosamente la unidad no solamente política, sino esencialmente económica y comercial, que nos permita desarrollar valor agregado a nuestros productos y generar mayor empleo, mejor empleo, más inclusión, mejor educación. Esto, en realidad, ocupó la mayor parte de la exposición de todos los que hicieron uso de la palabra.
Independientemente de ello también quiero reconocer muy especialmente una decisión, que es la de reconocer como Ciudadano Ilustre del MERCOSUR a nuestro querido amigo y compañero Luiz Inácio Lula Da Silva, ex Presidente de la República de Brasil. (APLAUSOS). En realidad, un Presidente nunca deja de ser Presidente, eso es lo que yo le decía también al Presidente Kirchner y para mí la figura de Lula está indisolublemente unida a la figura de quien fuera mi compañero de vida, porque juntos iniciaron un proceso, una reformulación de las relaciones entre Argentina y Brasil, dándole un impulso inédito al MERCOSUR en la región. Quiero hacer un homenaje a ambos en este momento. (APLAUSOS).
Además de esta resolución el MERCOSUR ha adoptado otras dos resoluciones: la primera en relación con la hermana República de Paraguay, suspendiéndola temporalmente hasta tanto se lleve a cabo el proceso democrático que nuevamente instale en ese querido país la soberanía popular; esto en elecciones libres y democráticas y elijan nuevo Presidente.
También se ha decidido que no se aplicarán – de ningún modo – sanciones económicas porque nuestro objetivo es lograr la mejor calidad de vida de los pueblos y sociedades que conforman este espacio que es el MERCOSUR y este espacio que es la América del Sur.
Asimismo se ha decidido también adoptar la resolución de fijar fecha para la incorporación al MERCOSUR de la República Bolivariana de Venezuela, fecha y lugar que tendrá el 31 de julio, en Río de Janeiro, en la República Federativa de Brasil, en la cual la República Bolivariana de Venezuela será incorporada como miembro pleno al MERCOSUR. (APLAUSOS).
Es para los Presidentes y Presidentas que hemos adoptado de común acuerdo, esta decisión, un gran honor, pero al mismo tiempo también una gran responsabilidad porque estamos convocando a toda la región a la necesidad de una unión mayor, de una unión más ampliada que nos permita enfrentar una crisis que – como todos hemos señalado – producida en los países ricos igualmente va a impactar en nuestras economías. La unidad de la región, entonces, debe tener como objetivo fundamental que esa crisis impacte en la menor medida posible en el desarrollo de nuestros pueblos.
Mucho nos ha costado a todos los países que aquí estamos, durante la última década generar millones de puestos de trabajo que han mejorado la calidad de vida de millones de compatriotas.
El gran compromiso es que esta integración sea aún más amplia; el gran compromiso es convocar a todos los países de la región, hacerlo con la mayor amplitud, sin preconceptos, sabiendo que no puede haber ganadores de un solo lado, que todo acuerdo siempre implica ganadores de ambos lados para que sea realmente un acuerdo de integración y no de subordinación. Esto es lo que nos ha permitido crecer.
Y también desarrollar este increíble potencial que tiene la América del Sur en materia agroalimentaria, en materia de minerales, en materia de energía, en materia de ciencia y tecnología, en materia de ser una de las regiones que no tiene problemas étnicos, raciales ni enfrentamientos y que además, hemos logrado, a través de nuestros propios cuerpos orgánicos creados por nosotros, resolver situaciones difíciles como nos ha tocado vivir entre países hermanos o en situaciones difíciles de institucionalidad.
Por eso, creo que lo que han propuesto varios presidentes, en cuanto a crear una comisión que en este caso algunos proponían fuera de MERCOSUR para, precisamente, seguir el proceso de aquí a las elecciones en la hermana República del Paraguay, para asegurar los derechos, libertades y garantías de todos los ciudadanos, como así también el desarrollo de elecciones libres y democráticas debe tener un marco más amplio que el MERCOSUR y creemos los miembros de MERCOSUR que esa comisión debe estar integrada por los países que conforman la UNASUR.
Primero, porque nos da una mayor amplitud; no seremos los integrantes del mismo Cuerpo que integra Paraguay, los que estaremos allí, sino serán todos y cada uno de los países que integran la UNASUR que, además, ha demostrado que puede dar resultados efectivos ante situaciones de gran conflictividad, ya sean internas, institucionales, dentro de alguno de sus miembros o alguna que se han provocado, incluso, entre distintos miembros de la misma organización.
Por eso tomamos la propuesta del señor Presidente de la República de Chile, que fue quien propuso en primer término la conformación de esta comisión, pero queremos extender la propuesta que también creo que partió de la señora Canciller de Colombia, pero queremos extenderla al seno de la UNASUR para que tenga mayor amplitud y mayor acompañamiento de todos los países de la región y mayores seguridades para todos.
Acá no pretendemos imponer el criterio de nadie, sino que, al contrario, sea respetada la voluntad del pueblo paraguayo cualquiera fuera su voluntad, tal cual lo expresara muy bien durante las deliberaciones que se hicieron a puertas cerradas el señor Presidente de la República Oriental del Paraguay.
El MERCOSUR y toda la UNASUR van a aceptar la voluntad del pueblo paraguayo expresado libremente en elecciones libres, populares, democráticas y sin proscripciones cualquiera fuera el resultado de esas elecciones.
Por eso y para terminar, quiero, antes de pasarle la palabra al Canciller que va a leer las resoluciones, anunciarles cuál va a ser el desarrollo ulterior de esta reunión que va a ser, una vez terminada la lectura de la resoluciones, pasar la Presidencia pro Témpore a la presidenta Dilma Rousseff, seguramente asumirá como presidenta y se dirigirá a ustedes, y luego haremos un breve intermedio para poder reacondicionar el salón.
Teníamos un magnífico almuerzo en un magnífico salón del lugar, pero creo que las obligaciones están antes que la comida, no me miren mal. Vamos a preparar el salón con un breve refrigerio para que pueda sesionar la UNASUR y haremos un refrigerio acá mismo, pero necesitamos, luego de que asuma Dilma Rousseff, acondicionar el salón, habrá un breve intermedio y luego proseguirá la reunión de la UNASUR.
Gracias a todos por sus intervenciones; gracias a todos por sus propuestas y, fundamentalmente,
gracias a todos por compartir desde distintas visiones un sentido común de lo que es la democracia en esta región del planeta.
No hay doble estándar para el concepto de democracia sean cuáles sean las ideas o las convicciones que alientan cada uno de nuestros gobiernos. Porque cada uno de nuestros gobiernos ha sido elegido en elecciones libres, populares, democráticas y sin proscripciones y en muchos casos con amplias mayorías.
Esto es lo que nos hace, más allá de nuestras ubicaciones, ser gobiernos, no solamente legales, sino por sobre todas las cosas, con una gran legitimidad.
Muchas gracias a todos y a todas por su participación.
Adelante Canciller. (APLAUSOS)

MERCOSUR A partir del 31 de julio Venezuela será miembro pleno de Mercosur

Viernes, 29 de Junio de 2012
A partir del 31 de julio Venezuela será miembro pleno de Mercosur

La presidenta Cristina Fernández cerró las deliberaciones de la Cumbre del Mercosur que se lleva a cabo en Mendoza con el anuncio de la integración de Venezuela como miembro pleno del bloque regional. También notificó la suspensión temporal de Paraguay como miembro pleno, hasta tanto se normalice su situación institucional.
La jefa de Estado señaló que durante las deliberaciones se resaltó “la necesidad de profundizar el proceso de integración de la región”, y se decidió “aunar esfuerzos” para afrontar las contingencias derivadas de la crisis financiera originada en los países centrales. “Necesitamos en la región una unidad política, económica y comercial que nos permita generar mayor valor agregado a nuestros productos”, como medida primordial para reforzar las economías de los países integrantes de Mercosur .
Para guay fue suspendido temporalmente por el golpe contra Lugo
Cristina Fernández anunció que se decidió la suspensión temporal de la República de Paraguay como miembro pleno del bloque “hasta tanto se lleve a cabo el proceso democrático que instale en ese país la soberanía popular”. Y aclaró que “no se aplicarán sanciones económicas porque nuestro objetivo es lograr la mejor calidad de vida para los pueblos que conforman nuestros países”.
Además, indicó que, a propuesta del presidente de la República de Chile y de la canciller de la República de Colombia, se decidió conformar una comisión especial para el seguimiento del proceso eleccionario en Paraguay. “Esa comisión debe estar integrada por los países que conforman la Unasur, dado que Unasur ha demostrado que puede dar resultados efectivos ante situaciones de gran conflictividad”, señaló.
Además aclaró que desde las presidencias de los países miembros del bloque “no pretendemos imponer el criterio de nadie, sino que queremos que sea respetada la voluntad del pueblo paraguayo, cualquiera sea su voluntad”.
Venezuela ingresa a Mercosur como miembro pleno
La Jefa de Estado argentina informó además que el bloque fijó la fecha de 31 de julio de 2012 para la incorporación como miembro pleno de Mercosur a la República Bolivariana de Venezuela.
“Es un gran honor y una gran responsabilidad porque convocamos a toda la región a una unión mayor, más ampliada, porque estamos afrontando una crisis que producida en los países ricos, va a impactar en nuestra economía”, advirtió la Mandataria.
“Mucho nos ha costado generar millones de trabajo, por eso el gran compromiso es que esta integración sea cada vez más amplia”, dijo la Presidenta, quien seguidamente sostuvo que la profundización de los vínculos no pueden derivar en que hayan “ganadores de un solo lado”, porque los acuerdos deben ser de “integración y no de subordinación”.
Desarrollar la región y defender la democracia
Asimismo, Cristina Fernández convocó a “desarrollar este increíble potencial que tiene la América del Sur en materia agroalimentaria, en materia de minerales, en materia de energía, de ciencia y tecnología”. Remarcó que, además, la zona no detenta problemas por cuestiones étnicas o raciales, y que ha demostrado que sus conflictos se pueden resolver dentro de marcos institucionales.
Finalmente, agradeció a todos los miembros asistentes por “compartir desde distintas visiones un sentido común de lo que es la democracia en esta región del planeta”. “No hay un doble estándar para el concepto de democracia, sean cual sean las ideas y convicciones que orienta a estos gobiernos, porque cada uno ha sido elegido en elecciones libres, populares, democráticas y, en varios casos, por amplia mayoría”, celebró.
“No solamente son gobierno legales, sino con una gran legitimidad”, cerró la Jefa de estado Argentino su exposición en la cumbre.

ARGENTINA Apertura de la Cumbre de Jefas y Jefes de Estado del Mercosur y Estados asociados en la provincia de Mendoza: Palabras de la Presidenta de la Nación

Apertura de la Cumbre de Jefas y Jefes de Estado del Mercosur y Estados asociados en la provincia de Mendoza: Palabras de la Presidenta de la Nación
Muy buenos días a todos y a todas; señores y señoras Jefas y Jefes de Estado; señoras y señores Cancilleres; jefes de Delegación; comitivas que acompañan a todos: en primer término quiero darles la bienvenida a nuestro país, la República Argentina y en especial a esta bellísima provincia de Mendoza; agradecer también a su gobierno y a su pueblo, al pueblo mendocino, la cálida acogida que ha brindado a todos y dar por iniciada esta reunión del MERCOSUR en momentos en que hace apenas pocos días creíamos que sería una Cumbre en la cual evaluaríamos lo desarrollado durante los últimos seis meses y procederíamos, como es habitual y de costumbre, a la transferencia en este caso a la hermana República del Paraguay, que era la que nos sucedía de acuerdo al orden establecido.
Los hechos que son de público conocimiento ocurridos en la hermana República del Paraguay, a la cual diferentes mandatarios nos hemos referido caracterizándolos como una interrupción del orden constitucional democrático y violatorios, estoy hablando en este caso en nombre de la República Argentina, de la cláusula democrática constitutiva del MERCOSUR, nos han planteado un escenario para esta Cumbre totalmente diferente.
Quiero antes de pasar la palabra a los distintos integrantes del MERCOSUR y Estados Asociados, referirme a que esta observación que hemos hecho acerca de la situación institucional de la hermana República del Paraguay no es una observación o calificación caprichosa.
También quiero dejar muy claro por parte de mi país, la República Argentina, que hay muchísimos hermanos de la República del Paraguay que viven y trabajan en nuestro país desde hace años, como miembros de toda la comunidad sudamericana con fuertes vínculos con nuestro país.
Quiero decir también que es posición de la República Argentina no tomar ningún tipo de sanción de carácter económico que perjudique al pueblo paraguayo, porque tenemos muy en claro además todos los pueblos de la América del Sur, todos los pueblos de la CELAC hemos condenado abiertamente siempre prácticas que otros países tienen con hermanos países en cuanto a bloqueos, en cuanto a sanciones económicas. No creemos en las sanciones económicas, porque las sanciones económicas nunca las pagan los gobiernos, las sanciones económicas siempre las pagan los pueblos, y si hay algo que es creo carne viva en cada uno de los miembros que hoy estamos sentados aquí, es que precisamente ninguno de nuestros pueblos pueda sufrir por las decisiones que pueda tomar un sector de su dirigencia política.
Esto creo que debo aclararlo para evitar cualquier tipo de distorsión o cualquier tipo de manipulación acerca de decisiones u opiniones que puede tener mi país respecto del camino o el curso a seguir o a proponer luego de escuchar a todos los integrantes. Pero quiero dejar aclarado en nombre de la República Argentina que de ningún modo propiciaremos ni aceptaremos sanciones económicas al hermano pueblo de la República del Paraguay, y reitero que lo hacemos también en nombre de los cientos de miles de paraguayos que viven y trabajan pacíficamente en nuestro país; creemos profundamente en la unidad de la América del Sur.
También quiero decir por qué mi país cree que ha habido una ruptura del orden democrático en la República del Paraguay, en alguna medida podemos hablar de una parodia de juicio lo que se había llevado a cabo contra el primer mandatario Fernando Lugo. ¿Por qué digo esto? Porque no hay en el mundo un juicio político o de cualquier otra naturaleza que dure 2 horas y que además no tenga posibilidades de defensa.
Uno de los pilares de la civilización occidental, ya no estoy hablando del MERCOSUR, ya no estoy hablando de nuestra región, estoy hablando de Occidente, una de las principales garantías establecidas en todas las constituciones del mundo occidental que defiende la división de poderes, la independencia de poderes, es además el primer capítulo de las constituciones que son las garantías y derechos, la parte pétrea de las constituciones que establece que ningún ciudadano puede no tener la garantía del debido proceso, la garantía que, si se me permite apartarme un poco del carácter político que tengo como Presidenta, quiero hablar también desde la legalidad, como abogada. Como ex legisladora me tocó ser diputada nacional, me tocó ser senadora nacional y además presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado de la Nación Argentina desde el año 2001 hasta el año 2007 que asumí como Presidenta de la República.
Precisamente durante mi gestión se desarrolló un juicio político, porque uno de los argumentos que he escuchado ha sido que el juicio político está contemplado en la Constitución de la República del Paraguay, lo cual es absolutamente cierto; prácticamente en todas las constituciones de todo el mundo está bajo distintos nombres, “impeachment” dicen los norteamericanos, acá nosotros somos más simples y decimos juicio político. Está contemplado en todas las constituciones y requiere determinadas formas y determinados tiempos.
Para tomar como ejemplo, por eso estoy hablando no solamente sobre Constitución sino sobre aplicación de ese derecho, durante el año 2003 se promovió el juicio político a algunos miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de nuestro país, que, como ustedes saben, es uno de los tres poderes del Estado. Y quiero leerlo porque va a revelar claramente a quién me estoy refiriendo cuando digo lo que vimos por televisión, creo que millones de ciudadanos del mundo cuando en 2 horas prácticamente se destituyó un presidente.
En mi país el juicio político empieza con una acusación que puede ser del presidente, del vicepresidente o de los miembros de la Corte o del Poder Ejecutivo, con una acusación que se hace ante la Cámara de Diputados, que actúa como fiscal, y luego si la Cámara de Diputados decide acusar al funcionario actúa como acusador ante la Cámara de Senadores, que es la Cámara juzgadora. Cuando esto sucedió yo era senadora y presidía la Comisión de Asuntos Constitucionales.
Quiero relatarles los tiempos que insumió por ejemplo el enjuiciamiento y posterior destitución de dos jueces de la Suprema Corte. El 11 junio de 2003 se presenta el proyecto en Diputados denunciando por mal desempeño y solicitando juicio político y se gira a la Comisión de Asuntos Políticos de la Cámara de Diputados. Dos meses después, el 13 agosto de 2003, la Cámara de Diputados aprobó en pleno la acusación contra estos funcionarios, dos meses tardó que la Cámara de Diputados aprobara la acusación. El 3 de septiembre de 2003 se aprobó la (corte en el audio) y recusación de los miembros del tribunal, en fin, y se dio traslado de la misma al acusado para que ejerza su derecho de defensa y presente pruebas por el término de 15 días hábiles. Se presentaron testigos de una y otra parte, lo que normalmente podemos observar en cualquier proceso de juicio. El 1° de octubre se trataron otras recusaciones, el 8 de octubre el acusado, o sea un mes más tarde, el acusado realizó la ampliación de su defensa y se lo suspendía preventivamente. El 5 noviembre se inició el juicio a prueba, se abrió el juicio a prueba, declararon siete testigos propuestos por la defensa, testigos comunes, todas las audiencias fueron públicas. El 19 noviembre se clausuró el pedido probatorio, el 27 noviembre se escucharon los alegatos de defensa y de acusación también y el 3 de noviembre del 2003 en sesión secreta de deliberación que duró más de dos horas -es secreta porque así lo impone la Constitución- se decidió la destitución de estos dos miembros.
Yo sé que debe haber resultado tediosa esta enumeración cronológica, pero tiene por objeto demostrar fácticamente lo que es un juicio político y la garantía del debido proceso para considerar, en el marco de lo que vamos a someter a consideración de los distintos miembros del Mercosur y Estados Asociados, lo que sucedió en la hermana República del Paraguay.
Esto en lo que hace a la legalidad, pero yo no puedo dejar de referirme a la legitimidad y tampoco puedo dejar de referirme a la política y a la historia reciente de hechos que han sucedido en la región. Hoy por la tarde va a sesionar también la UNASUR debido a esto. No es la primera vez que UNASUR va a sesionar por una cuestión donde se ponen en peligro las instituciones democráticas. Todos tenemos muy fresca en nuestra memoria la Declaración de la Moneda, cuando nos reunimos bajo la presidencia de la entonces presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet en el palacio presidencial de Santiago de Chile, para tratar lo que se consideró el intento de destitución del compañero presidente Evo Morales, que además acompañó testimonios gráficos, filmográficos e instrumentales que llevaron a lo que se conoció como Declaración de la Moneda.
Luego -y si me olvido de algo por favor les pido que me hagan acordar- tuvimos también la situación que llevó a que cuando se intentó el derrocamiento del presidente Rafael Correa, de Ecuador, nos reuniéramos de urgencia en la ciudad de Buenos Aires, en un lapso realmente increíble porque en menos de 24 horas reunimos a todos los presidentes de la UNASUR en la Cancillería argentina, donde también se dio una fuerte declaración de apoyo y por supuesto de condena a lo que se consideraba la alteración del orden democrático e intento de destitución del presidente Rafael Correa.
Finalmente estas decisiones además han tenido un mérito y una virtud, la UNASUR no reúne a jefas y jefes de Estado que pensemos exactamente igual en todo o estemos absolutamente alineados en una determinada orientación, al contrario, somos mandatarios que muchas veces pensamos diferente, provenimos de historias políticas diferentes y tenemos frente a diversos escenarios comprensiones y visiones diferentes, pero lo valioso, lo más valioso de todo este proceso histórico que ha tenido la UNASUR, es que frente a situaciones que han comprometido el orden democrático todos los presidentes y todas las presidentas hemos reaccionado en forma unánime rechazando este tipo de intento. Es que como diría Jorge Luis Borges, por allí no nos une a todos el amor pero sí nos une a todos el espanto, el espanto de haber vivido durante muchas décadas situaciones de ruptura institucional que sólo trajeron dolor, sufrimiento y exclusión a nuestros pueblos.
En estos momentos la región hace nueve años, una década, lleva un progreso y crecimiento constante, el resurgimiento de numerosos gobiernos de origen popular, todos son de origen popular porque han sido elegidos por el voto democrático, quiero que se me entienda, pero dirigentes que tal vez en otras oportunidades y en otros escenarios internacionales no hubieran podido acceder al gobierno, lo han hecho democráticamente y en forma absolutamente mayoritaria, dándole entonces no solamente legalidad sino legitimidad.
Y la legitimidad ha sido posterior porque también han sido gobiernos que han gestionado políticas de inclusión, políticas que han permitido mejorar la vida de millones de compatriotas de la América del Sur que estaban afuera de toda posibilidad de acceder a los servicios básicos de salud, de educación, de trabajo y de inclusión.
Por eso lo que nos mueve hoy a reunirnos y a someter a consideración y discusión lo que ha sucedido en la hermana República del Paraguay, no es solamente una actitud de legalidad, que es muy importante porque obviamente sin legalidad no puede haber legitimidad, sino que también nos moviliza el hecho de que la legalidad y la legitimidad, hemos descubierto en estos años en América del Sur, están indisolublemente unidas a la estabilidad que la región necesita para poder seguir creciendo en paz y sobre todo en un momento muy complejo a nivel internacional. Tres de los países que hoy estamos sentados aquí formamos parte del G-20 y también otros países que no lo son han participado en la reciente reunión que tuvo lugar en Los Cabos, México, y hemos podido advertir con mucha preocupación la necesidad de la unidad regional, de la mancomunión regional, para seguir siendo precisamente un lugar donde el crecimiento y la inclusión social sigan siendo los grandes protagonistas.
Por eso creemos que esta -tal cual lo dije anoche- va a ser una reunión histórica porque estamos planteándonos, más allá de las distintas visiones que podemos tener, si somos capaces de seguir sosteniendo esta legalidad y esta legitimidad y que no se instale en la región lo que se ha denominado los golpes suaves. Esto es no ya bajo las formas que conocimos en el pasado, de dictaduras militares, sino de movimientos que bajo la pátina de cierta institucionalidad son nada más precisamente que el resquebrajamiento del orden constitucional. Esa es por lo menos la evaluación que hacemos nosotros, que no pretendemos que sea la de todos porque somos en serio democráticos, y por lo tanto en este marco es que dijo inaugurada esta cumbre que es la Cuadragésimo Tercera Reunión de MERCOSUR.

“Argentina no aplicará sanciones económicas que afecten al pueblo paraguayo”, afirmó Cristina Fernández

Viernes, 29 de Junio de 2012
“Argentina no aplicará sanciones económicas que afecten al pueblo paraguayo”, afirmó Cristina Fernández

Durante su discurso inaugural de la sesión plenaria de la Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur y Estados asociados, la presidenta Cristina Fernández sostuvo que “en Paraguay hubo una interrupción del orden democrático violatorio de la cláusula democrática del Mercosur” y que la región debe impedir “resquebrajamientos del orden constitucional”. Pero remarcó que las eventuales sanciones econónicas “nunca las pagan los gobiernos, las pagan los pueblos”.
Al inaugurar la Cumbre del Mercosur, Cristina Fernández calificó lo ocurrido en Paraguay como “una interrupción del orden constitucional democrático, violatorio de la cláusula democrática constitutiva del Mercosur”.
En su discurso, afirmó que “es posición de la Argentina no tomar ningún tipo de sanción económica que perjudique al pueblo paraguayo”.
Al respecto, detalló:”Tenemos muy en claro que todos los pueblos de la América del Sur hemos condenado prácticas que otros países tienen con hermanos países, en cuanto a bloqueos y sanciones económicas. Nunca las pagan los gobiernos, las pagan los pueblos”.
Acerca del desplazamiento del presidente paraguayo Fernando Lugo, la mandataria afirmó que “lo que pasó en Paraguay es una parodia de juicio, ya que no hay en el mundo un juicio político o de cualquier otra naturaleza que dure dos horas y que, además, no tenga posibilidad de defensa”.
La Jefa de Estado remarcó que “uno de los pilares de la civilización occidental son las garantías constitucionales”, y que establecen que “ningún ciudadano puede no tener garantía de un debido proceso” judicial.
Destacó que, a pesar de las diferencias que tenga cada miembro en el seno
del Mercosur y de la Unasur, todos los mandatarios acordaron defender la democracia al momento de enfrentar los intentos desestabilizadores en los países que son miembro. “Como dice Borges ´quizás no nos une a todos el amor, pero sí nos une el espanto´ a las dictaduras que tanto golpearon a nuestros pueblos”, subrayó.
Cristina Fernández remarcó la necesidad de la “unidad regional” y rechazó que se instalen en América Latina “resquebrajamientos del orden constitucional”, a fin de “seguir siendo un lugar donde el crecimiento y la inclusión social sigan siendo grandes protagonistas”.
“Esta va a ser una reunión histórica, planteándonos si somos capaces de seguir sosteniendo la legalidad y legitimidad y que no se instale en la región lo que se ha denominado como golpes suaves, no con las formas del pasado de dictaduras militares, sino con movimientos que -bajo la pátina de cierta institucionalidad- son resquebrajamientos del orden constitucional”, indicó la jefa de Estado.

Paraguay: democracia quebrantada

Paraguay: democracia quebrantada
SÁBADO 23 DE JUNIO DE 2012 10:36 LA JORNADA
FUENTE: RESISTENCIA HONDURAS NET – HONDURAS
http://www.resistenciahonduras.net/index.php?option=com_content&view=article&id=4784:paraguay-democracia-quebrantada&catid=93:articulos-de-opinion&Itemid=233
Es meridianamente claro que el juicio político realizado ayer en contra el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, y la posterior destitución de que fue objeto por parte del Senado de ese país, no estuvieron motivados por un presunto mal desempeño del mandatario en sus funciones, como alegaron los legisladores que avalaron la revocación del mandato presidencial. La improcedencia de las acusaciones en contra del gobernante –a quien se achaca la responsabilidad directa por la muerte de 17 personas en el desalojo de una finca del ex senador Blas Riquelme, el pasado 15 de junio–; la celeridad con que se resolvió el proceso –en tan sólo dos días y sin tiempo suficiente para elaborar una adecuada defensa del acusado– y la clara prevaricación en que incurrieron los integrantes del Senado paraguayo erigido en tribunal –cuya sentencia se conocía con antelación a la realización del propio juicio–, hacen inevitable concluir que lo que ocurrió ayer en el país sudamericano, por más que haya estado revestido de formalidad legal, fue un acto golpista de la derecha oligárquica contra un gobierno progresista, con sentido popular y democráticamente constituido.
La asonada padecida por el gobierno de Asunción ha confirmado el talante antidemocrático del Partido Colorado (derecha), que gobernó ese país entre 1947 y 2008, y cuyo desempeño como fuerza opositora durante el mandato de Lugo se caracterizó por bloqueos legislativos sistemáticos a las reformas propuestas por el presidente y amagos recurrentes de juicio político en su contra. Por su parte, el Partido Liberal Radical Auténtico, que formó parte de la alianza partidista que impulsó a Lugo a la presidencia de Paraguay en 2008, terminó por dar la espalda al mandatario, participó en la conjura con la formación política derechista y exhibió, así, su carácter oportunista, su vocación de traición a los electores y la miseria del conjunto de un grupo de políticos paraguayos que ha dado la espalda, desde hace mucho, a los ciudadanos.
En suma, como se señaló ayer en este mismo espacio, el episodio paraguayo es revelador de los escollos que enfrentan los gobiernos latinoamericanos cuando deciden alejarse, así sea un poco, de los postulados neoliberales y confrontar estamentos políticos y económicos privilegiados, enquistados en las instituciones públicas y renuentes a ceder un ápice en sus históricos privilegios, aunque ello implique la subversión de los principios democráticos y de la voluntad popular. Para efectos prácticos, la conjura oligárquica que se consumó ayer en el Senado paraguayo equivale a una restauración del régimen autoritario que prevaleció durante más de seis décadas hasta antes de la elección de Lugo en 2008, y cuyos primeros ribetes represivos tuvieron lugar ayer mismo, con las agresiones de elementos de la policía en contra de la resistencia popular que se congregó en la Plaza de las Armas de Asunción para respaldar al mandatario.
Por lo demás, el episodio da cuenta de una involución inadmisible y riesgosa de la institucionalidad democrática en la región, y confirma el patrón golpista que viene afectando a diversos gobiernos y países desde 2002, cuando el presidente venezolano Hugo Chávez fue temporalmente derrocado y secuestrado por militares desleales; se repitió en escala menor en Bolivia en 2008; logró, un año más tarde, subvertir el orden democrático en Honduras, y se reprodujo, sin éxito, en la sublevación policiaca contra Rafael Correa en Ecuador, en 2010. Hoy, a la conjura de las derechas paraguayas en contra de Lugo se suma un hecho adicional de preocupación: la revuelta policial que se extiende en territorio boliviano y que podría ser utilizada como un nuevo elemento de desestabilización por los potentados de ese país contra el gobierno de Evo Morales.
Semejante tendencia debería obligar a los gobiernos de la región, que ayer se pronunciaron en contra de la destitución de Fernando Lugo, a activar los mecanismos a su alcance para desconocer y ejercer presión sobre el nuevo régimen paraguayo, emanado de una acción de quebranto a los principios democráticos y carente, en consecuencia, de legitimidad alguna. Tal respuesta es por demás necesaria en el momento presente, no sólo por elemental compromiso democrático y por solidaridad con las expresiones de resistencia popular que se han iniciado en Paraguay, sino porque una concesión a los golpistas, como ocurrió en la propia Honduras, podría alentar a las oligarquías regionales a repetir esa experiencia en otras latitudes, generar graves desafíos a la legalidad y a la democracia en el subcontinente y causar una regresión histórica inadmisible.

Argentina retiró el embajador en Paraguay

23 DE JUNIO
Argentina retiró el embajador en Paraguay
FUENTE: SALA DE PRENSA – CABA
http://www.prensa.argentina.ar/2012/06/23/31789-argentina-retiro-el-embajador-en-paraguay.php
La Cancillería informó mediante un comunicado que el gobierno argentino decidió retirar su embajador ante la República del Paraguay hasta tanto sea restablecido el orden democrático en ese país, roto a partir de la destitución del presidente constitucional Fernando Lugo.
Frente a los graves acontecimientos institucionales ocurridos en la República del Paraguay, que culminaron con la destitución del presidente constitucional, Fernando Lugo, y la ruptura del orden democrático, el gobierno argentino ha dispuesto el inmediato retiro de su embajador en Asunción, Rafael Romá.
La representación diplomática ha quedado en consecuencia a cargo de un encargado de negocios a.i., hasta tanto se restablezca el orden democrático en dicho país.

Nube de etiquetas