Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Estela de Carlotto’

ARGENTINA Inauguración de maternidad Estela de Carlotto en Moreno: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de maternidad Estela de Carlotto en Moreno: Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muchas gracias a todos y a todas.
Querido Mariano, no Moreno sino West, Intendente de esta querida localidad de Moreno, a la que tantas veces vinimos con Néstor y que tantas veces lo recibieron con tanto afecto; querido gobernador de la provincia de Buenos Aires, querido Daniel; querido Martín, tenés un ángel, Martín, en serio, eh, muy especial; querida Estela, con vos tengo algo muy particular: recién cuando me entregaban la mantita y los escarpines….sí, yo soy abuela ¿pero sabés cuál es la diferencia? Que lo puedo tener en mis brazos y Estela todavía no. Esta es la gran diferencia y esta es la deuda que todavía tenemos pendiente con muchos argentinos. Por eso recién cuando me mandaban los escarpines, la mantita, el gorrito, el conjuntito, yo pensaba qué afortunada pese a todas las cosas que me han pasado y la pérdida de mi compañero de toda la vida. Qué afortunada que soy de poder tener a mi nieto en brazos y qué afortunada soy también, qué honor inmenso de haber venido hoy a Moreno a inaugurar la “Maternidad Estela Barnes de Carlotto”, maternidad que firmamos convenio a fines del 2008 y que hoy estamos inaugurando y que va a permitir que esta localidad de Moreno ,que crece 20 por ciento por año, Mariano, por cada 10 años, pero igual es un montonazo, medio millón de personas, casi 10.500 partos públicos por año y con esta maternidad vamos a agregar la posibilidad de 3.000 partos para que en el corto plazo podamos llegar a cubrir la totalidad de partos públicos, todos aquí en Moreno.
Me cuenta la directora de la maternidad, la doctora Patricia Rosemberg, que en el año 2001, aquí en Moreno y como en tantísimas otras localidades del Conurbano de la provincia de Buenos Aires, llegaron a tener 2 parturientas en una cama porque no había lugar para una sola. Y hoy estamos inaugurando una maternidad modelo, donde cada madre va a tener su propia habitación y una cama para el acompañante, con baño privado y mirando a un jardín hermoso, donde además, el ciento por ciento de las ecografías, de las pruebas de laboratorio, de los seguimientos autoreferenciales de todas las mamás de Moreno, se van a poder hacer aquí en Moreno. Siento un gran orgullo.
Me decía Mariano cuando llegué, que no se agregaban camas desde…¿desde cuándo Mariano? Desde siempre. ¡Dios mío!, desde siempre, qué palabra que puede ser maravillosa pero que puede ser terrible cuando se refiere a las carencias. Qué palabra maravillosa si se refiere al amor, al cariño y al afecto. Pero qué palabra tan terrible cuando revela carencias, necesidades insatisfechas.
Por eso, esta década ganada. Hoy, al incorporar esta maternidad modelo, que va a permitir más de 3.000 partos públicos aquí, le estamos agregando algo más a esta década ganada, le estamos agregando calidad de vida también.
Es que no solamente fue aquí en Moreno la inauguración, también allá en el Norte argentino, muy lejos, a 15 kilómetros apenas de la frontera con el Paraguay, sé que hay una comunidad paraguaya muy importante, allá veo banderas del Paraguay también al fondo, porque muchos hermanos de la Patria Grande hoy también están en el Conurbano agachando el lomo en las huertas y en todo lo que es la cultura periurbano en materia de agricultura.
Les decía que en Formosa, en Laguna Blanca, a 15 kilómetros de la frontera con el Paraguay, a más de 200 kilómetros de la Capital de Formosa, inauguramos el Hospital de El Espinillo, un hospital rural que va a permitir también que en una provincia que hasta hace 10 años no formaba parte de esta Argentina, hoy sea una provincia que está comunicada con más de 1.700 metros de fibra óptica, con miles y miles de kilómetros de ruta, con más de 42 hospitales y centros de atención, con cientos de escuelas.
También, aquí cerca hoy, parece ser que hoy es un día de la salud argentina, qué bueno, “sábados de salud”, había un programa de Sábados de la Bondad, bueno…hoy es un sábado de la salud aquí en la provincia de Buenos Aires en el Conurbano bonaerense.
En Berazategui, junto con José Mussi y Patricio, el Intendente, estábamos inaugurando un centro odontológico gratuito, moderno que va a permitir que se hagan ortodoncias gratuitas. ¿Cuándo escucharon que en la República Argentina alguno se pudiera hacer una ortodoncia gratuita? Si nacías pobre te quedabas para toda la vida con los dientes torcidos, y vamos a llegar a todos y cada uno de los lugares del país con equidad, con igualdad, como lo hacemos en educación.
En Morón, también inaugurando un moderno centro de vías respiratorias y Juliana, nuestra presidenta de bloque, aguerrida como somos las mujeres, nos contaba que además de estar en la inauguración de este Instituto de vías respiratorias, venía de recorrer, junto a Lucas Ghi, el Intendente de Morón, las nuevas obras del Hospital Posadas, emblemático para la provincia, emblemático para el país. Vamos a dejar un Posadas totalmente refaccionado a nuevo, un hospital emblemático de la zona Oeste de la provincia de Buenos Aires, del Conurbano, que además fue emblemático porque allí la represión fue formidable y también se llevaron profesionales, enfermeros que aún hoy continúan desaparecidos.
Escuchaba a Juliana, que como buena diputada, sabe lo que ha sido el aumento de la inversión que hemos hecho en materia de salud pública. Antes la llamaban gasto en el 2003; nosotros les decimos inversión y creció 10 veces en el Presupuesto Nacional la inversión en salud pública.
Hoy tenemos un sistema de vacunas obligatorio de 16 vacunas nunca visto en la historia. De esas 16 vacunas, 10 son de esta década, una por año que les valga, de vacunas que ni siquiera en muchos países desarrollados se dan, como el Papiloma para las chicas de 11 años, para que las mujeres no se mueran de cáncer de útero; 3.500 mujeres se nos mueren por año de cáncer de útero, o el gneumococo o la hepatitis, esa que puso Néstor y que permitió erradicar los transplantes de hígado y la hizo cuando apenas asumió como presidente allá por el año 2005, cuando todavía no teníamos ni un mango, pero les dábamos aumentos a los jubilados también; cuando no habíamos recuperado las AFJP, pero le empezamos a reconocer la dignidad a todos y a cada uno de los jubilados, de los más de 2 millones y pico de jubilados que hemos logrado incorporar, convirtiéndonos en el país con mayor cobertura para nuestros viejos, perdón, para nuestros mayores, viejos son los trapos, decía mi abuela, para nuestros mayores.
Yo quiero decirles a todos y a todas que estoy muy orgullosa de todo lo que estamos haciendo, de los hospitales que estamos inaugurando. Hace poco en Tucumán, la provincia del ministro de Salud, inauguramos también otra moderna maternidad. Esto es cuidar la vida, la vida no se cuida ni se valora únicamente con discursos. Se valora, primero, consiguiendo trabajo para que la gente pueda formar familia; luego, casa para que puedan vivir; después, hospitales para que tengan salud; después educación para que los pibes que nazcan, no nazcan condenados a la miseria, sino condenados a tener un porvenir, porque los estamos preparando, les estamos dando recursos educativos como nunca en la República Argentina.
Las netbooks, el presupuesto educativo, las 48 universidades nacionales, la Universidad Nacional de Moreno, que el año que viene, aprobada y creada durante nuestra gestión, una de las 9 universidades que creamos en esta década ganada.
Con orgullo me decía Mariano, no, Mariano no, un periodista que me corría con el micrófono al lado del auto y me decía: “¿Qué opina que el año que viene los morenenses vamos a tener por primera vez la promoción de universitarios morenenses?” Y qué querés que opine, pibe, si la hicimos nosotros, nosotros la construimos, qué querés que opine, qué se puede opinar.
Nosotros no opinamos, muchachos, nosotros hacemos; opinar, opinan los otros, nosotros hacemos. Los otros opinan, los otros pontifican, los otros dicen lo que van a hacer, nosotros contamos lo que hicimos, lo que estamos haciendo y todo lo que todavía nos falta hacer.
¿Y saben qué? ¿Saben por qué nos tiene confianza la gente? Porque nunca le prometimos nada, nos arremangamos. Cuando Néstor asumió, no había un mango en este país, no encontramos un Banco Central lleno de guita. Al contrario, vacío. Lo que encontramos fueron deudas, encontramos gente sin trabajo, estudiantes sin porvenir, científicos que se habían ido. Nos arremangamos y empezamos a traer a todo el mundo y ayudamos a todos y cada uno de los gobernadores e intendentes de esta provincia de Buenos Aires también.
Jamás se podrían haber hecho las cosas que se hicieron sin un proyecto nacional y sino, que me cuenten los que antes de que venga Néstor también eran funcionarios, por qué no habían hecho las cosas. No era porque no tuvieron capacidad, sino porque para hacerlo, se requiere un proyecto de país que decida favorecer a todos los argentinos, a los más débiles, a los que más necesitan. Y para eso, mis queridos amigos y compañeros, vecinos de Moreno, para eso, muchas veces hay que plantarse frente a los que históricamente mandaron en la Argentina.
Porque esta Argentina no estuvo así hasta el año 2003 por obra de la magia o por fenómenos de la naturaleza; estuvo porque la expoliaron, estuvo porque se llevaron todo, porque se quedaron con los ahorros de los argentinos, porque se quedaron con el trabajo de los argentinos, porque no había fábricas, porque se necesitaba gente que ganara poco y que hubiera muchos desocupados. Porque cuando hay muchos desocupados, ¿saben qué? Es más fácil conseguir gente que trabaje por 2 mangos.
Cuando yo veo que aquí en Moreno tenemos un 65 por ciento sin cobertura de obra social, me doy cuenta que hay trabajo, pero que hay trabajo que todavía no está registrado, que necesitamos todavía seguir luchando contra todo eso.
Y yo les pido a mis compañeros trabajadores, a mis compañeros de los sindicatos, a los que tienen la suerte de que sus trabajadores estén registrados, que reciban aportes, que tengan obra social y que lo han logrado también en estos años. Que cuente cada uno de los sindicatos cuántos cotizantes y cuántos afiliados tenían en el 2003 y que cuenten también los que tenían los sindicatos en el año 2003 y que cuenten lo que tienen hoy.
Por eso les pido solidaridad para los millones de argentinos que todavía siguen sin poder tener un trabajo registrado.
Lo hemos bajado mucho, ingresamos a la Argentina con un 50 por ciento, la mitad de los trabajadores argentinos estaban en negro, ilegales; hoy, lo hemos reducido al 32 por ciento. Pero necesitamos seguir trabajando y para ello es imprescindible que comprendan que debemos seguir colaborando con los que menos tienen.
Por eso, muchas veces hablo de la solidaridad, hablo de entendernos, hablo de ver las conquistas, porque por ahí, cuando uno, como decíamos en mi casa “pelecha un poco”, viste, pelechar es progresar, se cree que ya está, bueno, ya está en otro lado. No, guarda hermano, guarda hermano que las políticas no son eternas; guarda hermana que en la taba, como la cambiaron en el 55, como la cambiaron en el 76, como la cambiaron también cuando nos venía a decir que venían a hacer otra cosa y terminaron peor, no quiero recordar lo que todos ustedes saben: los que se unieron para después huir, se unen pero después huyen cuando las papas queman y, entonces…
Por eso también, como Presidenta, porque sola no puedo, la necesidad, la necesidad del apoyo, de contar con gente que no nos ponga palos en la rueda.
¿Porque saben qué? Vos Martín, vas a tener el orgullo de ser un diputado de que nunca tu gobierno te va a pedir que le rebajes el sueldo a nadie; vas a tener el orgullo de ser diputado de un gobierno en el que alguien tenga que presentar proyectos de indulto para aquellos que han cometido genocidio; vas a tener el orgullo de ser un diputado de una Cámara que aprobó la Ley de Movilidad Jubilatoria con 2 veces al año para los jubilados; vas a tener el orgullo de ser un diputado que cada vez que se construye un presupuesto, es para infraestructura, para agua potable, para vivienda; vas a ser un diputado de una Cámara que con nuestro proyecto recuperó las AFJP, el dinero que otros se llevaban para acciones que cotizaban en la Bolsa a 30 cuando las compraban las AFJP y que después valían cero mango y que todavía tienen el tupé de hablar de los demás.
Pero bueno, yo quiero terminar mi discurso porque hoy tuve una emoción muy grande, no solo fue compartir con Estela, esta gran mujer argentina, la inauguración de la maternidad, junto a Martín, junto a Daniel, junto a Juliana, que estaba junto a todos ustedes que me acompañan en este hermoso medio día soleado de Moreno.
Quiero decirles, por ahí les parece tonto, pero la emoción más grande me la dio hoy una médica ginecóloga de la maternidad que acabamos de inaugurar. No sé si estará aquí entre nosotros o se habrá quedado, como corresponde, en la maternidad, se quedó en la maternidad como corresponde, trabajando. Quiero decirles algo: estaba recorriendo los distintos lugares, las camitas con sus mantitas lindas al crochet, el lugar donde se hacen las ecografías, el ecógrafo, y paradita, una chica muy linda, de pelo largo, me hizo acordar a mí cuando era jovencita, pelo largo, morocha, me dijo: “Gracias, doctora –quiero recordar el nombre de ella, Soledad…no, me lo acuerdo, olvidate, qué me la voy a olvidar, no me la olvido nunca más, Soledad Rapaport, me acuerdo de ella-”
Quiero contarles que Soledad, que a lo mejor va a atender a alguna de ustedes cuando vayan a tener familia, sepan que Soledad, que estaba paradita en la puerta del consultorio, muy emocionada, muy llorando, me dio las gracias, “Gracias por mi papá”, me dijo. “Pero por qué”. “Porque mi papá, mi papá es un desaparecido, lo fusilaron en la U9 de La Plata y los que lo hicieron hoy están condenados por la política de derechos humanos que usted y su marido llevaron adelante”.
Y Soledad, que agradece con afecto y con cariño, Soledad, médica ginecóloga, que va a ayudar a dar vida a millones o a miles de mujeres morenenses, es el símbolo de esta nueva Argentina que pudo reconstruirse de sus cenizas y de sus tragedias, sin odio, sino simplemente con el reconocimiento y ayudando al prójimo.
Por eso, hoy me emocioné tanto y hoy es un día de tanta emoción en este querido Moreno.
Quiero que sepan que voy a seguir trabajando desde todos los lugares porque soy, sobre todas las cosas, lo que fueron tantos otros que ya no están, hombres y mujeres que siempre creyeron en la política. No eran épocas de marketing aquellas, no eran épocas de mercado, nadie nos decía cómo teníamos que sonreír o cómo teníamos que pararnos, simplemente sabíamos cómo teníamos que estar parados frente a la vida, frente al pueblo y frente a la Nación, con la frente erguida para defender a la patria como siempre.
Gracias, Moreno; gracias a todos, los quiero mucho. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta inauguró obras en maternidad de Moreno y otros centros sanitarios de Morón, Berazategui y Formosa

21jul13 MATERNIDAD 200713-a4
Sábado, 20 de Julio de 2013
La Presidenta inauguró obras en maternidad de Moreno y otros centros sanitarios de Morón, Berazategui y Formosa

La presidenta Cristina Fernández encabezó el acto por el cual se impuso el nombre de “Estela de Carlotto” a la Clínica Maternal de Moreno. Además, se traspasó la administración de ese centro de salud a la provincia de Buenos Aires.
Al iniciar su alocución, la Jefa de Estado se manifestó privilegiada por el hecho de poder tener en sus brazos a su nieto recién nacido, y recordó que Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, con cuyo nombre fue bautizada la nueva maternidad de Moreno, no puede contar con esa distinción. “Esa es la deuda que tenemos todavía los argentinos”, expresó al respecto.
Una década ganada en salud
Por otra parte, destacó el “honor inmenso” que representa para ella inaugurar la maternidad de Moreno, y que el objetivo es, en el corto plazo, que esa institución pueda cubrir la totalidad de los partos que tengan lugar en el distrito, realizar el 100% de las ecografías y las pruebas de laboratorio de las madres de Moreno.
“Al incorporar esta maternidad modelo le estamos agregando algo más a esta década ganada, le estamos agregando calidad de vida”, expresó la Jefa de Estado.
En ese marco, la Mandataria remarcó que desde 2003 a la fecha la inversión pública en materia de salud creció más de 10 veces en el presupuesto. Y recordó que, entre las medidas más destacadas del sector se impuso un calendario de vacunación obligatoria que incluye 16 vacunas, muchas de ellas ni siquiera contempladas en países más desarrollados. También destacó que la Argentina es hoy “el país con mayor cobertura para nuestros mayores”. Por eso, sostuvo que a diferencia de los políticos de la oposición, “nosotros no opinamos, nosotros hacemos”. “La gente nos tiene confianza porque nunca prometimos nada, nos arremangamos y ayudamos a todos, a gobernadores e intendentes”, aseveró Cristina Fernández.
Por otra parte, aseguró que todos los logros de esta década ganada sólo fueron posibles gracias a la existencia de “un proyecto nacional”. “Se requiere un proyecto de país que decida favorecer a todos los argentinos” para consolidar el crecimiento, expresó la Mandataria. En ese sentido, señaló que para consolidar ese proyecto, “muchas veces hay que plantarse frente a los que históricamente mandaron en la Argentina”.
Más solidaridad para combatir el empleo en negro
En ese marco, reclamó una “mayor solidaridad” a aquellos trabajadores nucleados en sindicatos para con quienes aún hoy desarrollan trabajos en el sector informal de la economía. “Todavía hay trabajo que no está registrado y necesitamos seguir luchando contra todo eso”, enfatizó la Jefa de Estado.
La Presidenta advirtió que consolidar las políticas de crecimiento requiere del apoyo del pueblo. “Sola no puedo, necesito el apoyo y contar con gente que no ponga palos en la rueda”, graficó.
Finalmente, aseguró: “Voy a seguir trabajando desde todos los lugares porque soy lo que fueron tantos otros que ya no están, hombres y mujeres que creyeron en la política; y, con la frente erguida, voy a defender a la patria”.
La Maternidad de Moreno
La maternidad Estela de Carlotto es un emprendimiento en conjunto del Ministerio de Salud de la Nación, el de la Provincia de Buenos Aires y el municipio de Moreno, que emerge como una necesidad sanitaria de la población de la populosa localidad.
En el hospital Mariano y Luciano de La Vega, único hospital público existente en la zona, se atienden actualmente 4000 partos al año, respondiendo al 40% de la demanda local. El restante 60% debe movilizarse hacia otros lugares o acudir al sector privado para recibir a sus bebés.
La creación de la Maternidad permitirá que todas esas mujeres y sus familias puedan dar a luz cerca de su hogar y acceder a una atención integral, de calidad.
La obra de refacción y ampliación insumió $22.250.605 y fue proyectada en conjunto entre equipos técnicos del Ministerio de Salud de la Nación y del Municipio de Moreno y financiada por la cartera sanitaria nacional, con un aporte incluido el equipamiento de $35.050.605.
El funcionamiento de la Maternidad será financiado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, integrándose a la red de Hospitales de la provincia.
Cuenta con 40 camas de maternidad, con capacidad para realizar 3000 partos/año; 25 plazas de internación de mediano y bajo riesgo neonatal, y un primer nivel de atención municipal con múltiples dispositivos en funcionamiento que garantizan la referencia y contra referencia de las personas.
En el equipamiento de la maternidad se invirtieron $15.300.000, y está compuesto por 4 salas dobles UTPR, 2 ecógrafos, 1 mamógrafo, 14 habitaciones dobles con baño privado, 5 consultorios, 3 quirófanos (2 para cesárea y 1 para neo).
Y además cuenta con 50 camas para obstetricia y 6 camas para terapia intensiva neonatal.
Videoconferencias
Por otra parte, y a través del sistema de videoconferencias, la Presidenta Inauguró un hospital en la localidad de El Espinillo, en la provincia de Formosa, a 15 kilómetros de la frontera con Paraguay. El nuevo centro de salud es el 42° construido en la provincia de Formosa en la última década, destacó en el acto el gobernador local, Gildo Insfrán.
Participaron del acto, además del Gobernador, el secretario de Políticas y Regulación de Institutos, Dr. Gabriel Yedlin; el intendente Municipal de El Espinillo, Alberto Figueredo; el intendente Municipal de Laguna Blanca, Ricardo Lemos; el director del Hospital Dr. Raul Meneguini; y el Dr. Alen, quién nació y vive en El Espinillo, estudió medicina en Corrientes y volvió a su pueblo a ejercer.
Luego, la Presidenta tomó contacto con la localidad bonarense de Morón, donde se inauguró el nuevo edificio de la Unidad de Vías Respiratorias “Germán Argerich”. En ese acto, la diputada Juliana Di Tulio destacó tanto la importancia del centro que se inaugura, como así también las obras de remodelación del Hospital Alejandro Posadas, ambas obras financiadas con fondos aportados por el Gobierno nacional.
Participaron de esta ceremonia el intendente de Morón, Lic. Lucas Ghi; la directora de la Unidad Sanitaria, Dra. Liliana Arangoo; y la administrativa de la Unidad Sanitaria, Graciela Morán.
Finalmente, la Mandataria dialogó con el secretario de Medio Ambiente, Juan José Mussi, quien inauguró el Centro Odontológico Municipal de Berazategui. De este acto, participaron Intendente del Municipio de Berazategui, Dr. Juan Patricio Mussi; la ministra de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Lic. Silvina Batakis; y Eduardo Busto Villar, viceministro del Ministerio de Salud.

ARGENTINA La Presidenta recibió a las Abuelas de Plaza de Mayo en los 35 años de su fundación

Lunes, 22 de Octubre de 2012
La Presidenta recibió a las Abuelas de Plaza de Mayo en los 35 años de su fundación

La presidenta Cristina Fernández recibió a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y a la vicepresidenta, Rosa Tarlovsky de Roisinblit, al cumplirse hoy 35 años desde el nacimiento de la organización. También recibió al cantante mexicano Luis Miguel, de visita en el país.
Del encuentro, que tuvo lugar en el despacho presidencial de la Casa de Gobierno participaron también las Abuelas de Plaza de Mayo Berta Shubaroff, Aída Rosenfeld de Kancepolski, Elsa Sánchez de Oesterheld, Buscarita Roa, Sonia Torres de Parodi, Delia Giovanola de Califano, Emilce Noemí Flores, Ángela Barili, Angélica Bauer y Antonia Acuña.
Abuelas de Plaza de Mayo conmemora hoy 35 años de lucha en la búsqueda por recuperar a los hijos de detenidos desaparecidos que nacieron en cautiverio o que fueron secuetrados junto a sus padres poco tiempo después de nacer.
Antes de retirarse de Casa Rosada, las Abuelas recibieron el saludo del músico mexicano Luis Miguel, quien visita el país para ofrecer una serie de recitales. El músico de acercó a Casa de Gobierno para participar de una audiencia con la presidenta Cristina Fernández.

ARGENTINA La jefa de Estado recibió a Roger Waters

Martes, 06 de Marzo de 2012
La jefa de Estado recibió a Roger Waters

La presidenta Cristina Fernández recibió esta noche en su despacho de la Casa de Gobierno al músico inglés de rock, Roger Waters, quien realizará una serie de recitales en el estadio River Plate. De la audiencia participaron integrantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.
Por Abuelas estuvieron presentes la titular de la agrupación, Estela de Carlotto, y Rosa Rozinblit; por las Madres Línea Fundadora, Marta Vazquez y Tati Almeyda, y por Madres de Plaza de Mayo, Juana de Pargament y Mercedes de Meroño.
La Presidenta dialogó con Waters por espacio de unos 40 minutos.
Waters se encuentra en la Argentina para realizar una serie de nueve presentaciones del espectáculo “The Wall”, en el estadio de River Plate, en la ciudad de Buenos Aires.

ARGENTINA Palabras de la Presidenta durante la entrega del Premio de la Unesco a Estela de Carlotto

Palabras de la Presidenta durante la entrega del Premio de la Unesco a Estela de Carlotto
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE ENTREGA DEL PREMIO FELIX HOUPHOUET BOIGNY PARA LA BÚSQUEDA DE LA PAZ, A LA SEÑORA ESTELA DE CARLOTTO, PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN ABUELAS DE PLAZA DE MAYO, EN LA SEDE DE LA UNESCO, FRANCIA.
Muchas gracias, muchas gracias. Muy buenas tardes a todos y a todas.
Señores Jefes y Jefas de Estado; señores ex Jefes y ex Jefas de Estado; señora Directora General de la UNESCO; señor Presidente y Miembros del Jurado de este prestigioso Premio de Fomento de la Paz; querida Estela de Carlotto; queridas Abuelas también que la acompañan; queridos Hijos y Nietos recuperados que hoy nos acompañan; las Abuelas los llaman nietos pero yo los llamo hijos, porque todos o la mayoría de ellos tienen la edad de mi hijo mayor que nació también en 1977.
Ustedes saben que la mayoría de los niños robados fueron durante el 76´ y 77´ por lo tanto yo no los puedo ver nunca como nietos. Para mí son iguales que Máximo y de hecho, muchos de ellos son muy amigos de él.
Quiero decirles a todos y a todas que hoy estoy aquí en mi doble condición. No estoy solamente como Presidenta de la República Argentina, sino como una ciudadana argentina más, segura de estar representando en mi condición de ciudadana a millones de compatriotas que ven en nuestras Abuelas de Plaza de Mayo y en la figura de Estela, la superación de un momento muy trágico y muy doloroso que vivimos los argentinos.
Digo la superación, porque creo que en definitiva nadie puede recuperarse de la pérdida de un hijo. De hecho, estoy segura que Estela hubiera preferido seguir siendo esa directora de escuela de mi ciudad, la ciudad de La Plata, y estar junto a Laura y el resto de sus hijos y su nieto Guido y el resto de sus nietos, como una abuela más, como millones de abuelas, como millones de ciudadanos que son invisibles y que en algún momento tal vez por razones históricas y en este caso por razones muy trágicas, se convierten en visibles y luchan porque atrocidades, crímenes y genocidios se vuelvan también visibles a los ojos de sus propios compatriotas y a los ojos de la humanidad.
Eso fue, esa fue la tarea que, muy a su pesar desempeñó primero como Madre de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y luego, por eso digo, como superando también esa página trágica e histórica, lanzarse con la misma fuerza con que buscó a su hija, lanzarse a la recuperación de los hijos de los hijos, esto es, de los nietos, y llevar a cabo la recuperación de la identidad de 105 chicos que finalmente hoy saben quienes son.
Como Presidenta de la República, un rol circunstancial, un rol transitorio, el de ciudadana argentina me va a acompañar hasta el día de mi muerte, el de Presidenta es absolutamente circunstancial y temporal, tengo el orgullo de representar aquí en este ámbito tan importante a nivel global como es la UNESCO, a la Nación Argentina, que hoy es un modelo de lo que debe ser un estado de derecho respetuoso de la vigencia de los derechos humanos en forma irrestricta.
Este lugar que con orgullo hoy ocupa mi país, no fue un lugar al que llegamos fácilmente. Fue un lugar que no solamente reconoció la existencia de esa atroz dictadura que vivimos desde 1976 hasta 1983, sino que también reconoció otros escollos que los argentinos conocemos y que también conocen el resto de las instituciones.
Por eso también, quiero en el día de hoy, rendir un sentido recuerdo y homenaje a quien fuera mi compañero de vida y militancia, el doctor Néstor Carlos Kirchner, figura decisiva en la historia de la Argentina para vencer y derrumbar el muro de la impunidad que leyes como la de Obediencia Debida y Punto Final habían construido en la Argentina.
Me tocó como legisladora nacional, siendo senadora, con el resto de las fuerzas políticas de mi país, en un verdadero ejercicio de la democracia argentina, participar de la sanción en la anulación de dichas leyes, luego convalidada también por el máximo tribunal de justicia de mi país, que es la última instancia en materia de derecho en la República Argentina.
La lucha entonces contra la impunidad, ha sido una tarea conjunta de las instituciones del Estado argentino que nos convierte, con mucho orgullo, reitero, en un ejemplo del respeto al Estado de Derecho y a los derechos.
Pero yo quiero hacer un homenaje en la figura de Estela a todos aquellos que durante muchísimos años reclamaron justicia. Y quiero en esto hacer hincapié en algo que dijo el señor Diouf cuando le tocó hacer uso de la palabra hace unos instantes.
Dijo, si mal no recuerdo, que el derecho solo puede reclamarse desde el derecho y que la justicia solo puede reclamarse desde la justicia. ¿Qué quiso decir con estas palabras? Que durante más de treinta años, estas mujeres, primero en torno a la Pirámide de Mayo, en la Plaza de Mayo y, luego, en la búsqueda incansable de sus nietos, jamás, jamás preconizaron o hicieron uso de la violencia. Al contrario, incansablemente, incansablemente, aún cuando casi todos habían perdido las esperanzas, ellas siguieron reclamando ante los tribunales, ante los jueces del país, ante el Parlamento argentino, ante los distintos Poderes Ejecutivos, justicia, memoria y verdad.
Yo recuerdo haber dicho en mi intervención en la Cámara de Senadores que, no sé, pero si a mí me hubieran arrebatado un hijo y no lo hubiera podido ni siquiera llorar o llevar una flor a su tumba, si hubiera tenido la entereza y la fortaleza para reclamar justicia, memoria, verdad en el tono y en la forma en que estas mujeres lo hicieron. Lo que las tornan a todas más ejemplares que nadie, es que para quienes habían violado todas las normas posibles, ante la tortura, la muerte, la desaparición, la supresión de identidad de los seres queridos, no reclamaban venganza, sino, simplemente, justicia y aplicación de la ley.
Y creo que esto es lo distintivo de estas mujeres. No es solamente haber logrado recuperar identidad, sino haber podido persistir sin caer en esos defectos, en esas falencias de la condición humana, que son muchas veces los instintos de venganza o de querer hacer justicia por la propia mano. Nada más alejado de estas mujeres que parecían muy débiles, que algunas, como recordaba Estela, las calificaron de locas, allá por los años 70. Creo que eran las más cuerdas y las más racionales en aquellos momentos en la República Argentina.
Y por esa cordura, por esa racionalidad y por esa humanidad, porque en definitiva es un gran ejemplo de humanidad, es que hoy la UNESCO está otorgando su máximo galardón de Fomento de la Paz a la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo en la figura de nuestra querida Estela de Carlotto.
Y yo quiero agradecerles a los miembros del jurado y quiero decirles también a todos ustedes que aquí están, que la Argentina necesita de la memoria, necesita de la verdad, necesita de la justicia para dar vuelta esa página dolorosa que vivimos los argentinos. Nosotros queremos dar vuelta esa página dolorosa, queremos recuperar a los nietos que nos faltan todavía y queremos, además, que, finalmente, se termine dando justicia a todos aquellos que la han reclamado.
Por eso es que estamos hoy en una sensación ambivalente: cuando uno recibe estos premios, yo lo decía ayer, siempre tiene una relación ambivalente con ello, hubiera sido mejor no tener que recibir ningún premio por no haberse violado en nuestro país los derechos humanos. Pero la historia se escribe y la historia no la escribe uno solo.
Así que, en definitiva, lo que aquí estamos haciendo es reconocer, desde esta prestigiosa entidad, porque ya lo ha hecho el pueblo argentino en sus numerosas muestras de afecto y de cariño con las Abuelas, esa labor que han cumplido.
Por eso quiero agradecerles y reiterarles nuestro compromiso como país, miembro de Naciones Unidas, como país, respetuoso de los derechos humanos, que siempre estaremos presente condenando, cualquiera sea el lugar en donde los derechos humanos se violen, esta verdadera lacra de la humanidad.
Quiero agradecerte, Estela, estos años de coraje; quiero agradecerte también la entereza, sé lo que muchas veces sufrís en soledad, porque todavía no has podido recuperar a Guido y aunque no es lo mismo, pero estos chicos que hoy nos acompañan y que desde aquí los veo, a Victoria, a Horacito, a Juan, a Francisco, a los demás no los distingo porque soy media corta de vista, pero en ellos también creo que hay una parte de Guido.
Quiero, entonces brindarte, en nombre de todos los que estamos aquí presentes y también de todos los argentinos, un, pero un gran y fervoroso y cálido beso y abrazo.
Muchas gracias Estela, muchas gracias Abuelas, muchas gracias Madres, gracias chicos por todo.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Nuestras Abuelas son la superación de un momento trágico y doloroso que vivimos en Argentina”, dijo la Presidenta en la Unesco

Miércoles, 14 de Septiembre de 2011
“Nuestras Abuelas son la superación de un momento trágico y doloroso que vivimos en Argentina”, dijo la Presidenta en la Unesco

Cristina Fernández acompañó, en la sede de la Unesco, a las Abuelas de Plaza de Mayo que, encabezadas por su titular, Estela de Carlotto, recibieron el Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouet-Boigny, otorgado por el organismo. Allí, la mandataria afirmó que “Argentina es hoy un modelo de lo que debe ser un Estado de derecho respetuoso de las instituciones”.
El premio fue otorgado por la Directora General de la Unesco, Irina Bokova, en un acto en el estuvieron presentes, además de la mandataria argentina, algunos de los 105 nietos que recuperaron su identidad gracias al trabajo de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, quienes fueron representadas por su presidenta, Estela de Carlotto.
El reconocimiento a Abuelas se debe a los 34 años de esfuerzo de esta organización a favor de los Derechos Humanos, la justicia y la paz, de acuerdo con el presidente del Jurado del Premio, Mário Soares.
Durante el acto, la presidenta Cristina Fernández aseguró que “no estoy solo como Presidenta, sino como una ciudadana argentina”, Y dijo que la ciudadanía “ve en nuestras Abuelas la superación de un momento trágico y doloroso que vivimos la Argentina”.
“Superación, porque nadie puede recuperarse de la pérdida de un hijo”, señaló, para agregar enseguida que: “Sin duda, ella hubiera preferido seguir siendo una abuela más, como millones de ciudadanos que son invisibles, pero en algún momento, por una razón muy trágica, se hizo visible ante sus compatriotas y la humanidad”. “Esa fue la tarea que, muy a su pesar desempeñó: la de lanzarse con la misma fuerza con que buscó a su hija Laura para buscar a todos los nietos y llevar a cabo la identidad de 105 chicos que hoy saben quiénes son”, expresó la Mandataria.
En ese sentido, Cristina Fernández señaló que la “Argentina es hoy un modelo de lo que debe ser un Estado de derecho respetuoso de las instituciones”.”Me siento orgullosa de representar en este ámbito a la Nación Argentina porque es un modelo de lo que debe ser un Estado de derecho respetuoso de la vigencia de los derechos humanos en forma irrestricta”, afirmó.
En su discurso, rindió “un sentido recuerdo y homenaje” a su esposo, el ex presidente Néstor Kirchner, a quien consideró “figura decisiva en la historia para vencer y derrumbar el muro de la impunidad que leyes como la obediencia debida y el punto final habían construído en la Argentina”.
También, destacó el rol de las Abuelas de Plaza de Mayo al señalar que “durante más de 30 años estas mujeres, primero en torno a la Pirámide de Mayo, y luego en la búsqueda de sus nietos, jamás preconizaron ni hicieron uso de la violencia”.
“Al contrario, incasablemente, aún cuando casi todos habían perdido las esperanzas, ellas siguieron reclamando ante los poderes del Estado, justicia, memoria y verdad”, dijo la Presidenta.
Al respecto, le manifestó a los miembros del jurado de la UNESCO que la Argentina “necesita de la memoria, de la verdad, y de la justicia para dar vuelta a esa página dolorosa que vivimos en la Argentina”. Y que las Abuelas “no solo han logrado la identidad de nuestro nietos”, sino que lograron transmitir la necesidad de justicia y “por esa racionalidad y por esa humanidad es que la Unesco, le dio el máximo galardón” a esa organización.
Por su parte, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, elogió la labor de las Abuelas de Plaza de Mayo, y aseguró que Cristina Fernández es un “fiel apoyo” para la lucha de las Abuelas: “saludo su lucha y me inclino respetuosamente ante su valentía… Han abierto el camino para una nueva Argentina”. “Treinta mil personas desaparecieron durante la dictadura militar en Argentina, más de quinentos mil bebés fueron robados a sus padres… Las Abuelas han luchado para reanudar los hilos de sus vidas rotas”, sostuvo Bokova.
También, agregó que las Abuelas se alzaron “contra la injusticia, contra la mentira”. “Ustedes han ansiado establecer la verdad y marcar que en esos niños hay una familia que los ama y los busca. Gracias a ustedes 105 niños han recuperado su identidad”, destacó. Por último, indicó que “les estamos infinitamente reconocidos por mostrarnos que este camino sea posible”.
Durante el acto, hicieron uso de la palabra además el secretario Ejecutivo del Premio, Alioune Traoré; el protector del Premio y ex-presidente de Costa de Marfil, Henri Konan Bédié; el padrino del Premio y ex-presidente de Senegal, Abdou Diouf; el presidente de Costa de Marfil, Alassane Dramane Ouattara; el presidente del jurado internacional del premio y ex-presidente de Portugal, Mario Soares; y finalmente, la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.
Premio de Fomento de la Paz Félix Houphouet-Boigny
Creado en 1989 y otorgado cada año por la Unesco, el premio tiene por objeto rendir homenaje a las personas, instituciones u organismos que han contribuido significativamente a fomentar, buscar, salvaguardar o mantener la paz, teniendo presentes los principios de la Carta de las Naciones Unidas o la Constitución de la UNESCO.
En anteriores ediciones, recibieron este premio personalidades tales como Nelson Mandela y Frederik De Klerk, Yitzhak Rabin, Shimon Pérès y Yasser Arafat, el Rey Juan Carlos I de España, el ex presidente estadounidense, Jimmy Carter, el presidente de Senegal, Abdulaye Wade, el ex presidente finlandés Martti Ahtisaari y el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

ARGENTINA Cristina Fernández se reunió con Abuelas de Plaza de Mayo y nietos recuperados

Martes, 13 de Septiembre de 2011
Cristina Fernández se reunió con Abuelas de Plaza de Mayo y nietos recuperados

Durante su segundo día de visita oficial a Francia, la presidenta Cristina Fernández visitó en Paris la residencia del embajador argentino ante la Unesco, Miguel Ángel Estrella. La jefa de Estado estuvo acompañada por Estela de Carlotto y otras Abuelas y nietos recuperados, en una recepción que se desarrolló hasta las 21.30, hora francesa, 16.30 de la Argentina.
Además de la Presidenta y Carlotto, estuvieron presentes el anfitrión Miguel Angel Estrella, el embajador argentino en Francia, Aldo Ferrer, el senador nacional Daniel Filmus, el legislador porteño y nieto recuperado Juan Cabandié, e Ignacio Hernaiz, entre otros funcionarios y miembros de organismos de Derechos Humanos.
Más temprano, durante un acto en la Embajada de la Argentina en Francia, la Presidenta recordó que el galardón que será entregado a las Abuelas de Plaza de Mayo es “el premio más importante que otorga la Unesco” y que “coloca a la Argentina en materia de memoria, de verdad y justicia también a la cabeza del mundo”.
“Quiero agradecer a Francia por todo lo que significó en materia de lucha por los derechos humanos, en todo lo que significó en ser el refugio para los que huían del país y también en ser el gran activista internacional frente a las violaciones que se cometían en Argentina en materia de derechos humanos”, agregó la jefa de Estado.

Nube de etiquetas