Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Comodoro Rivadavia’

ARGENTINA Inauguración de la primera exploracion de gas y petróleo no convencional de YPF en Chubut: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de la primera exploracion de gas y petróleo no convencional de YPF en Chubut: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA PRIMERA EXPLORACIÓN DE GAS Y PETRÓLEO NO CONVENCIONAL QUE EMPRENDE YPF, EN COMODORO RIVADAVIA, EN LA PROV DE CHUBUT.
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Chubut, señor Intendente, vamos a hacer una cosa para que podamos hablar, vamos a felicitar a las nuevas autoridades de petroleros, elegidas recientemente: Jorge Ávila, Rudy Fornier, Carlos Márquez, Martínez, todos, felicitarlos a todos, gracias: estoy muy feliz de estar aquí, una vez más, en Comodoro Rivadavia, un lugar entrañable al que he asistido decenas de veces como militante política, pero recordaba hoy, que es la cuarta vez que visito como Presidenta de la República a esta querida ciudad. Pero hoy tiene un sabor muy especial, porque vengo por cuarta vez, pero hoy YPF ha vuelto a ser de los 40 millones de argentinos. (Aplausos).
Para nosotros, y si se me perdona un poco el regionalismo, los patagónicos tiene un sabor muy especial y para esta Presidenta que lanzó su primera – sí con Néstor, siempre con él – campaña en una tribuna fue precisamente, aquí, en el Norte, en el Golfo San Jorge, en la Ciudad de Caleta Olivia, y también en el sindicato de petroleros privados de Caleta Olivia, para mí todo el sector tiene muchísimos recuerdos y muchísimas connotaciones que inclusive van más allá de lo político y de lo institucional.
Por eso, estar hoy aquí, junto a todos los comodorenses, junto a todos los chubutenses, los patagónicos compartiendo esta fuerte inversión, que está haciendo nuestra YPF, para explorar aquí, para explorar dije – no explotar – que los petroleros saben la diferencia que hay porque significa explorar nuevos puestos de trabajo, estamos explorando gas no convencional, combustible no convencional por primera vez, aquí en Chubut. También en algo que como le he dicho a Miguel, al presidente de YPF, al ingeniero Galuccio, debe ser también muy importante la recuperación de nuestros yacimientos maduros, por eso también estamos iniciando la campaña con polímeros para la recuperación de los yacimientos maduros y seguir teniendo más energía de carácter convencional.
Y uno de los desafíos más grandes que tuvimos, cuando tomamos la decisión de volver a recuperar para el patrimonio nacional lo que nunca debió haber sido vendido, fue precisamente detener lo que – en la jerga petrolera – se llama el declino y que para el común de la gente es simple y sencillamente volver a producir más gas, más petróleo y más combustible. Porque recién Miguel hablaba de ocho meses y parece que fueran ocho siglos, pero hace apenas ocho meses en todas las estaciones de servicio de la República Argentina había largas colas para cargar combustible a lo largo y a lo ancho del país. Nadie puede hacerse el distraído. Recuerden los que tengan un poco de memoria lo que fueron las vacaciones pasadas, en las localidades de la costa, donde había largas colas; en el Norte del país, en Jujuy; aquí en Comodoro; en mi provincia, en Santa Cruz, en Tierra del Fuego. ¿Qué fue, se produjo algún milagro? No, simplemente se volvió a reinvertir lo que se sacaba de la Argentina en nuestro propio país para seguir produciendo más. (Aplausos).
No hay misterios, no hay magia, es la decisión política de que una empresa del país, una empresa vital y estructural porque permite generar la energía que alimenta el proceso de reindustrialización más grande que se recuerde y que fuera iniciado por él, en el 2003, ha vuelto a producir para y por el país. Pero entonces, cuando las cosas comienzan a mejorar y se demuestra que los argentinos somos capaces de gestionar nuestras empresas con mayor eficiencia, mayor eficacia, que no hace falta ser extranjero para ser bueno y eficiente, que los argentinos podemos ser buenos y eficientes. (Aplausos). Cuando comenzamos a mejorar empiezan lo que yo denomino las operaciones. El otro día leíamos un artículo – sin firma – en un importante diario, no importa cuál, pero ya todos se imaginan de cualquier manera, donde se hablaba que habíamos declinado en la producción. Al contrario, hemos parado el formidable declino que tenía la producción de gas, y la producción de petróleo y la producción de combustible aumentando considerablemente, y este año lo vamos a volver a hacer.
Tengan en cuenta que declinaba la producción en números más que importante, del 5 por ciento, del 7 por ciento, y al mismo tiempo aumentaba el parque automotor, y al mismo tiempo aumentaba la demanda de energía, porque claro, durante el año 2011, crecimos al 8,9 por ciento, y en lugar de producir más nuestra empresa producía menos; teníamos más autos, la gente consumía más, las empresas también, el comercio también, las industrias también y, sin embargo, YPF producía menos. Y producía menos no solamente en equipos en los campos – como ustedes lo saben – sino que también producía menos en nuestras destilerías y en nuestras refinerías sub-explotando su capacidad.
Fue precisamente, a partir de la decisión que adoptamos la más difícil, porque tal vez, como siempre lo manifiesto, hubiera sido más fácil el ciento por ciento, pero decidimos jugarnos a que la empresa siguiera cotizando en bolsa, a dar una muestra de que éramos capaces de trabajar y ser fiscalizado también. Por eso la decisión fue del 51 por ciento el control del Estado y la mejora sustancial en la producción.
Siempre le digo a Miguel y a todo su equipo, a Axel y a todos: “nos van a tirar, cada vez que andemos mejor cada vez nos van a tirar más”. Es casi una regla de determinados sectores que necesitan gobiernos débiles, que necesitan sociedades sojuzgadas para poder imponer intereses de los sectores minoritarios. Y los trabajadores de la Argentina lo saben muy bien, porque yo me acuerdo – compañeros – del año 1998, cuando el barril de crudo llegó a 9 dólares y miles de trabajadores petroleros quedaron en la calle. No me lo contó nadie, yo vivía en Santa Cruz, no vivía en Buenos Aires, soy testigo de lo que nos pasó. (Aplausos)
Por eso creo que los trabajadores, junto al personal jerárquico, junto a los otros gremios que trabajan en la industria petrolera: petroleros, de la UOCRA, camioneros, todos juntos debemos cuidar las fuentes de trabajo, mejorar la competitividad de la empresa, porque si nosotros logramos producir más y mejor vamos a estar cuidando muy bien nuestras fuentes de trabajo, y fundamentalmente los intereses de la Patria a los que estamos indisolublemente ligados. Y si hay un lugar donde la Patria se siente indisolublemente ligada a los intereses de los trabajadores y de las empresas es precisamente en esta Patagonia y en este Comodoro Rivadavia, cuna del petróleo argentino: (Aplausos).
Las cifras que recién el ingeniero Galuccio mostraba…los pibes siempre van a estar, si no están los pibes estamos en problemas, los trabajadores y los pibes si no estamos en problemas, todos juntos. Los quiero mucho. Quiero decirles que las cifras, que recién mostraba el ingeniero Galuccio demuestran a las claras lo que ha sido YPF, en esta gestión de apenas 8 meses, cómo hemos logrado revertir. Yo tampoco soy ingenua, yo creo sinceramente y lo he dicho, en muchas oportunidades, que creo que había una cierta orientación, una cierta intención precisamente de que la gente estuviera molesta porque faltaba la nafta o por muchísimas cosas más porque sino no se entienden las cosas que han pasado. Pero yo no quiero detenerme en ese pasado, que afortunadamente, hemos dejado atrás, quiero hacer hincapié en este presente y, sobre todas las cosas, en el futuro. Y como Presidenta de todos los argentinos poder venir, aquí, a Comodoro Rivadavia, y pararme frente a ustedes: a los trabajadores, a los ciudadanos, a los habitantes de Comodoro, a los chubutenses, junto a las autoridades de YPF, y poder venir a rendir cuentas de lo que estamos haciendo, de lo que hemos crecido y de esto que no se hacía.
Lo charlábamos con el Gobernador, hacía más de 15 años que no se hacía un proceso de exploración, en Comodoro Rivadavia. (Aplausos). He venido a rendir cuentas, entonces, de esta tarea, que es volver a colocar a YPF entre las grandes empresas, a nivel global. Tenemos la tercera reserva de gas no convencional, pero yo estoy segura – además – que tenemos muchísimo convencional que todavía tenemos que extraer y aún que explorar en muchísimas partes de la República Argentina y de nuestra Patagonia también. (Aplausos).
Por eso queremos ir por todo: por el convencional y por el no convencional, con toda la fuerza de los trabajadores, de las empresas, de sus técnicos, de sus profesionales, de sus ingenieros, de sus mujeres, en un país que ha venido sorteando esta crisis internacional sin precedente. Todos los días, cuando encendemos nuestros televisor, vemos – en la sección internacionales –despidos por doquier en los países desarrollados, compañías aéreas que achican y despiden a sus trabajadores, desalojos y, sin embargo, esta crisis que en otro momento, de habernos tomado en otro período histórico y económico y social hubiera arrasado con la Argentina hemos podido sostener, sin embargo, el nivel de empleo, y aún cuando no hemos crecido con la intensidad que lo venimos haciendo en los casi últimos diez años, este año que fue la peor crisis de todas, hemos crecido al 1,9 por ciento nuestro Producto Bruto Interno, que va a ser publicado – seguramente – el próximo día viernes. Un 1,9, yo creía que íbamos a estar un poco más abajo todavía, pero se repuntó en el último trimestres, se notaba en el último trimestre el repunte. ¿Y saben por qué pudimos hacer frente a esta crisis? Porque del año 2003 en adelante, comenzamos a desarrollar nuevamente nuestras industrias. Si hubiéramos sido solamente un país de servicio, como son alguno de los países que han caído estrepitosamente, en Europa, porque cuando hay una crisis el servicio no puede mantener el trabajo e inmediatamente cae. La que puede sostener y aguantar más tiempo la dureza de una crisis global es la industria porque tiene una matriz de núcleo duro de manutención del trabajo y fundamentalmente porque sirve para alimentar al mercado interno que hemos desarrollado y que es lo que nos ha permitido sobrevivir en esta crisis tan fuerte. (Aplausos).
Este mercado interno que sigue consumiendo porque sigue la política, inaugurada en el año 2003, de mejorar constantemente el poder adquisitivo de nuestros trabajadores, porque ha desarrollado políticas de inclusión social, como la Asignación Universal por Hijo, que ha permitido que aquellos sectores que no tienen un trabajo formal o que aún están desocupados puedan consumir y esto es básico: sostener la demanda y sostener el consumo para que la industria pueda seguir produciendo. Esta ha sido una de las claves, porque eso es muy importante darse cuenta, entender, comprender para no volver a equivocarnos nunca más.
Yo quiero terminar con una carta, un e-mail, bueno ahora ya no te mandan más cartas, un e-mail, que recibí anoche de un comprovinciano suyo, Galuccio, el Gobernador de Entre Ríos. A las diez de la noche me mandó un e-mail, con un título que decía: “Estalló Entre Ríos”. “Mi madre”, dije yo. “¿Qué pasó?” y me lo puse a leer detenidamente. Me hablaba de lo que había significado, este fin de semana largo, para la provincia de Entre Ríos, más de medio millón de personas ingresaron a Entre Ríos, más de 250.000 en el Carnaval de Gualeguaychú. En la ciudad de Federación – me cuenta – donde está el centro termal más importante y desarrollado de la provincia, 60.000 mil ticket, en enero, el 50 por ciento más que el récord del año pasado, y ayer a la noche, estaban saliendo – por hora – de Entre Ríos 2.700 vehículos por horas, más que de la Costa Atlántica. (Aplausos).
Todo esto ¿saben por qué, no? Son varios los motivos: primero, porque mucha gente que antes no podía vacacionar va a destinos internos turísticos argentinos no convencionales, lo convencional es ir a la costa, a la playa. Y también porque en algunos lugares de la costa y de la playa se les fue la mano con los precios. Entonces la gente que no es más tonta dice: “Así, bueno, enfilo para otro lado, donde no me arranquen la cabeza y me roben”. Porque a nadie le gusta que lo roben y me parece muy bien, para que vayan aprendiendo cómo viene la mano. (Aplausos). Y lo que hay que hacer para cada uno defender sus propios ingresos.
Por eso esta Argentina que crece, esta temporada turística sin precedentes, en destinos convencionales, también en salida de argentinos al exterior, para desmitificar esto de que no se pueden ir. No se puede ir el que no tenga plata, o no tenga… pero el que tiene plata si se puede ir, y el que tiene no tanta plata y puede pagar cuotas también se puede ir, porque aumentó un 13 por ciento. Y bueno está bien, está muy bien que los argentinos disfruten de esta Argentina tan distinta – compañeros – tan distinta a aquella del año 2001. En esta Patagonia lo conocimos muy bien, en esta Patagonia que quedó devastada prácticamente, luego del todo el período y la oleada de privatizaciones, en esta Argentina y en esta Patagonia que quedó totalmente abandonada, en esta Patagonia en la que estamos llegando – con la línea de 500 – allá a la punta del continente para interconectarnos definitivamente; en esta Argentina donde hemos vuelto a construir viviendas, para los que no pueden acceder a ella, y hemos vuelto a generar planes de viviendas, como el Procrear, para los que sí tienen capacidad de tener una casa; esta Argentina en la cual los chicos que van a nuestras escuelas secundarias públicas tienen derecho a tener una netbooks para cubrir esa brecha digital; esta Argentina donde los jubilados que se habían quedado colgado de las ramas porque no le habían hecho sus aportes o porque no tenían ingresos, hoy tienen la mayor cobertura previsional de la América latina; esta Argentina que ha vuelto a recuperar a YPF; esta Argentina que ha vuelto a recuperar la noción de dignidad, de pertenencia y de identidad de los argentinos.
Aquí en la Patagonia siempre digo, las cosas siempre nos resultaron más difíciles… el clima. Recién me comentaba una de las chicas, de las que siempre me acompañan, pero que vive en el Norte me decía: “usted no sabe fuimos hasta el Pozo, usted no sabe lo que…” Sí sé – querida – lo que es un pozo; sí sé – querida – lo que es trabajar en el campo; si sé querida – lo que es subirte al colectivo y trabajar 24 por 24, 12 por 12, sé todo eso porque viví acá, no me lo contó nadie. Entonces, quiero pedirles a todo, que en nombre de esos sueños, en nombre de esos dolores, de esos fracasos y de esas frustraciones que tuvimos que vivir, durante aquellos años, no nos olvidemos. No para torturarnos o flagelarnos, sino simplemente para valorar lo que hoy tenemos y seguir luchando por una YPF cada vez más grande, por una Patagonia cada vez mejor. Martín decía que aquí en la Patagonia, y es cierto ,vamos por debajo de la tierra, pero yo también tengo una ilusión, porque hoy estamos inaugurando una importante frigorífico en Gobernador Costa, que nos va a permitir faenar 90 mil corderos u ovejas, como mejor les guste, y hasta 20 mil vacas, y estamos también inaugurando una torre de la televisión digital gratuita, abierta. Pero yo tengo – Martín, patagónicos, chubutenses, comodorenses – la gran esperanza de que en esta Patagonia no solamente podamos arrancarle la riqueza de debajo de la tierra, sino que también con agua, con riego, con tecnología le saquemos riqueza a la superficie. Porque con agua, con voluntad, con ciencia, con tecnología sé que lo vamos a poder hacer. (Aplausos).
No debemos olvidarnos que los recursos que están debajo de la tierra no son renovables, por eso tenemos que pensar estratégicamente, alguien que tiene la responsabilidad de presidir la República no puede pensar únicamente para mañana, pasado mañana o el año que viene y más aún cuando sos hijos y los hijos de sus hijos van a vivir aquí. Tengo la obligación de pensar en términos estratégicos y por eso también convocarlos a todos: empresarios, ciudadanos, científicos, profesionales a imaginar también una Patagonia donde produzcamos verdes, donde produzcamos alimentos, donde saquemos también riquezas de la superficie de la tierra y acompañemos el inmenso esfuerzo y sacrificio que viene de las entrañas del suelo. (Aplausos). Ese es el gran desafío, no tengan dudas y allí estaremos porque estamos moldeados por el viento, estamos sacudidos por el frío, estamos torneados en la lejanía de los grandes centros urbanos, aquí muchas veces se siente la soledad y el abandono y quien ha experimentado esta sensación de soledad y abandono, como alguna vez lo vivimos los miles y miles de patagónicos, sabemos que el compromiso deber ser que nunca más ningún argentino vuelva a sentirse solo y abandonado en su Patria, porque su Patria lo cobija, le da trabajo, le da futuro, le da esperanzas, le da amor y le da lo único que puede darle la Patria, que es futuro y dignidad. (Aplausos).
Muchas gracias, los quiero mucho a todos, que Dios los bendiga a todos ustedes y a sus familias, muchas gracias. (Aplausos).

ARGENTINA “YPF ha vuelto a producir para y por el país”, afirmó la Presidenta

14feb13 YPF 130213comodoro04
Miércoles, 13 de Febrero de 2013
“YPF ha vuelto a producir para y por el país”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández inauguró esta tarde la perforación del primer pozo exploratorio de hidrocarburos no convencional de YPF, en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. Además, a través de videoconferencias inauguró un frigorífico en la localidad de Gobernador Costa y una antena de Televisión Digital Abierta en Rawson. Durante su discurso, la Jefa de Estado anticipó que el PBI mejoró un 1,9% durante 2012, pese a la crisis internacional, sostenido por un fuerte repunte de la actividad económica durante el último trimestre.
La presidenta Cristina Fernández destacó que visitó la ciudad de Comodoro Rivadavia “decenas de veces como militante política” y que es “la cuarta vez” que la visita como Presidenta de la República. Pero afirmó que la de hoy es una visita “especial, porque YPF ha vuelto ha ser de los 40 millones de argentinos”.
La Jefa de Estado aseguró que la “fuerte inversión que está haciendo YPF para explorar aquí, significa nuevos puestos de trabajo”. “Estamos explorando gas y combustible no tradicional por primera vez aquí en Chubut”, enfatizó.
Explicó que desde la recuperación de la mayoría societaria de YPF por parte del Estado nacional, “uno de los desafíos fue detener lo que en la jerga petrolera se llama declino, y que para la gente significa volver a producir más gas, más petróleo y más combustible”. Recordó que “hace apenas 8 meses en todas las estaciones de servicio había largas colas para cargar combustible a lo largo y a lo ancho del país”.
La Primera Mandataria dijo que para revertir dicha situación no hubo magia: “Simplemente se volvió a reinvertir lo que se sacaba de la Argentina para seguir produciendo mas”. “Es la decisión política de que una empresa del país, vital y estructural, porque permite generar la energía que alimenta el proceso de reindustrialización mas grande del que se recuerde, ha vuelto a producir para y por el país”, subrayó.
Cristina Fernández aseguró que la gestión de YPF demuestra que “no hace falta ser extranjero, que los argentinos podemos ser buenos y eficientes”. Señaló que hasta antes de la reestatización “aumentaba la demanda de energía, y en lugar de producir mas, nuestra empresa producía menos”. “La gente consumía mas, la industria también, el comercio también, y sin embargo YPF producía menos”, rememoró.
Sin embargo, consideró que “cada vez que andemos mejor, nos van a tirar más”, lo cual sostuvo que “es una regla de determinados sectores que necesitan gobiernos débiles, sociedades sojuzgadas, para imponer los intereses de grupos minoritarios”.
La Presidenta recordó que en 1998 “cuando el barril de crudo llegó a 9 dólares, miles de trabajadores petroleros quedaron en la calle”. Por ello, exhortó a que “los trabajadores, junto al personal jerárquico, junto a los otros gremios que trabajan en la actividad petrolera, todos juntos debemos cuidar las fuentes de trabajo, mejorar la competitividad de la empresa, porque si nosotros logramos producir mas y mejor, vamos a cuidar las fuentes de trabajo y los intereses de la patria”.
La Jefa de Estado destacó que “no se hacía hace 15 años un proceso de exploración en Comodoro Rivadavia”. Aseguró que la tarea “es volver a poner a YPF entre las grandes empresas a nivel internacional. Tenemos la tercera reserva de gas no convencional. Pero estoy convencida de que tenemos mucho combustible convencional por extraer y por explorar”.
Crecimiento de la economía en 2012
La Primera Mandataria subrayó que el país “ha venido sorteando una crisis internacional impresionante todos los días”. Sostuvo que “de habernos tomado en otro momento”, la crisis hubiera desvastado a la Argentina, pese a lo cual “hemos podido mantener el empleo”.
“Este año hemos crecido al 1,9% el PBI. Yo creí que íbamos a estar un poco más abajo todavía. Pero se notaba en el último trimestre el repunte”, resaltó.
Cristina Fernández resaltó que desde el 2003 en adelante “comenzamos a desarrollar nuevamente nuestras industrias. Si hubiéramos sido solamente un país de servicios, como ocurre en algunos países de Europa, no hubiéramos podido aguantar. La que puede aguantar es la industria, porque tiene el núcleo duro del valor agregado y porque abastece al mercado interno”.
El boom del turismo
La Presidenta repasó las cifras record del turismo en provincias como Entre Ríos, y remarcó que “mucha gente que antes no podía vacacionar ahora va a algunos lugares no convencionales de turismo”. “A algunos en la costa se les fue la mano con los precios y la gente no quiere que la roben. Está muy bien, es lo que hay que hacer para cada uno defender sus propios ingresos”, indicó acerca de la elección de nuevos destinos vacacionales.
Asimismo, indicó que los viajes al exterior aumentaron 12 por ciento y consideró que “no se puede ir el que no tenga plata, pero el que tiene plata sí se puede ir. Está muy bien que los argentinos puedan disfrutar de esta Argentina tan distinta de aquella de 2001”.
El desafío de la Patagonia y del país
La Jefa de Estado remarcó los logros de su gobierno y aseguró que “esta Argentina ha vuelto a recuperar la noción de dignidad y de pertenencia de todos los argentinos”.
Asimismo, expresó su “gran esperanza de que en esta Patagonia no solamente podamos arrancar la riqueza del subsuelo de la tierra, sino que con riego, con tecnología, podamos hacerlo también en la superficie”. “No debemos olvidarnos de que los recursos que están bajo tierra no son renovables. Alguien que está al frente de la Presidencia de la República, no puede solamente pensar solamente en mañana, tiene que hacerlo en forma estratégica”, aseveró.
Por ello, convocó “a todos, empresarios, científicos, profesionales, a pensar una Patagonia donde produzcamos verde, alimentos que acompañen lo que viene del subsuelo. Ese es el gran desafío”.
Por último, la Mandataria remarcó el abandono en que se encontró durante décadas la Patagonia y aseguró: “Quien ha experimentado la soledad y el abandono, el compromiso debe ser de que nunca más un argentino se sienta solo y abandonado en su patria”.
La Presidenta estuvo acompañada durante el acto por el gobernador de Chubut, Martin Buzzi, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, entre otros funcionarios de su gabinete, directivos de YPF e intendentes y legisladores de la provincia de Chubut.
Perforación del primer pozo exploratorio de hidrocarburos no convencional en Chubut
El pozo a explorar es un yacimiento ubicado a 30 kilómetros de Comodoro Rivadavia, con una historia más de 90 años. Hace más de 100 años que la ciudad chubutense es escenario de la actividad petrolera de la mano de YPF, la empresa que marcó a la ciudad en su historia.
El yacimiento El Trébol tiene una superficie de 143 kilómetros cuadrados, inició su actividad en 1938 tiene una producción acumulada de más de 133 millones de BOE (barriles de petróleo y gas). La producción actual es de aproximadamente 5.849 barriles (930 metros cúbicos).
Inauguración del Frigorífico Santa Elena en Gobernador Costa
Las localidades de Gobernador Costa y José de San Martín, ubicadas en el medio de la meseta patagónica, dependían laboralmente de Gendarmería y del Estado Provincial. Con la inauguración de este frigorífico los dos pueblos obtienen una fuente de trabajo privado.
El frigorífico es del Grupo Indalo quienes realizaron una inversión de 26 millones de dólares.
Inauguración de una nueva Estación Digital de Transmisión (TDA) en Rawson
A través del Plan “Mi TV Digital” el Gobierno Nacional entrega los primeros 100 decodificadores a hogares de la ciudad de Rawson.
Al día de hoy se han entregado 1.171.041 decodificadores a hogares de toda la Argentina.

ARGENTINA Reinauguración de la planta Newsan: Palabras de la Presidenta de la Nación

Reinauguración de la planta Newsan: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE REINAUGURACIÓN DE LA PLANTA NEWSAN S.A. (EX AURORA), EN USHUAIA, PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO
Muchas gracias. Muy buenos días a todos y a todas.
Señora Gobernadora de Tierra del Fuego; señor Intendente de Ushuaia, señor Intendente de Río Grande; legisladores; senadores; diputados; secretario general de la UOM, querido Antonio Caló; trabajadores y trabajadoras: la verdad que hoy es un día muy patagónico; muy patagónico por las cosas que hemos estado inaugurando y me voy a referir más tarde a Comodoro Rivadavia, pero fundamentalmente lo que estamos haciendo hoy aquí, que es algo más que inaugurar la ampliación de lo que constituye ya la fábrica o el proyecto industrial más grande de Tierra del Fuego que es Newsan y de la que nos enorgullecemos.
¿Y por qué digo que es algo más? Porque esta planta que fue de Aurora Grundig fue cerrada en 1997, permaneció clausurada durante 15 años. No era solamente Aurora Grundig la que permaneció clausurada, permaneció clausurada la industria argentina durante 15 años.
Por eso esta apertura magnífica, he estado recorriendo las instalaciones, hoy estamos en lo que va a ser luego la segunda parte de la ampliación; esto llega hasta el fondo, hasta donde se ve y lo van a constituir 17.000 metros cubiertos, quinta fábrica de esta firma Newsan. En el año 2009 tenía 478 empleados y hoy tiene en esta fábrica 2.478, 520 en Buenos Aires y cuando se termine la ampliación llegamos a más de 3.500 trabajadores, 470 trabajadores en el 2009 y más de 3.500 trabajadores ya. Imagínense si no es para ponerse contentos. Con empleo joven, he estado recorriendo la fábrica, vi chicos de 18 años, Jésica de 23 que recién me acaba de entregar esta maquinita filmadora con la que andan todos los chicos y las chicas por todas partes. Me he cruzado con jóvenes de 18 años, 20 años, 21 años pero también me he cruzado con hombres y mujeres más grandes; los chicos todos casi de acá, nic ya en Ushuaia. Otra cosa muy importante, los chicos se quedan a trabajar en los lugares donde nacieron, que no es poca cosa. También me crucé con compatriotas, Elsa creo que me dijo que se llamaba, de San Salvador de Jujuy; otro trabajador de Concordia, Entre Ríos ya con muchísimos años aquí, hombres y mujeres que tuvieron que emigrar de sus lugares de origen para buscar una oportunidad de trabajo aquí en el Sur, en la Patagonia y por suerte la han encontrado.
Pero además no es una fábrica cualquiera, es una fábrica de productos que antes se importaban en su totalidad en la República Argentina, o sea que importábamos trabajo extranjero. Ahí pudimos ver los productos que están haciendo, que además son licenciatarios de las grandes marcas multinacionales en materia de celulares, en materia de cámaras como Kodak por acordarme de alguna, en materia de los televisores planitos, los plasmas, en fin, todo lo que es modernidad, celulares, netbooks. Aquí me entregaron hace muy poquito la primera Lenovo que se había hecho en el país, que me la entregaron en Olivos. Me acuerdo que yo tenía que haber venido acá el 14 de octubre, no sé qué lío pasó, porque siempre algún lío hay y no pude venir. Pero también como vine después del 23 quiero decirles muchas gracias por todo a todo Tierra del Fuego, muchas gracias, muchas gracias por la confianza porque lo tomo en términos de confianza, muchas gracias por el apoyo y sepan que siempre voy a estar del lado de aquellos que quieren agregar valor, producir en el país, generar trabajo, porque necesitamos empresarios con responsabilidad social, que se hagan cargo de que hay que tener rentabilidad pero que también los beneficios deben llegar a toda la sociedad.
Y por eso también vamos a seguir adelante con una de las políticas más fuertes que ha tenido este gobierno y que es sostener la demanda agregada. Porque de nada sirve producir televisores o netbooks o microondas o cualquier electrodoméstico, si no tenemos argentinos que tengan un peso en el bolsillo para poder comprarlo, además de comprar alimentos.
¿Y por qué fue posible todo esto? Fue posible todo esto porque en el año 2003 un hombre también de acá del Sur, como ustedes, llegó a la presidencia de la República Argentina con menos del 22 por ciento de los votos, pero lo que le faltaba de votos, lo que a ese hombre le faltó de votos le sobraba de coraje, ideas y patriotismo para sacar a la Argentina del pozo en la que la habían hundido.
Luego fuimos profundizando cada vez más, con errores y con aciertos, como todos los gobiernos y llegó también la discusión de la Ley 25.539 que yo creo que con la 19.640 marcan dos hitos fundamentales, el primero para Tierra del Fuego pero el segundo creo para todo el país, porque permite crear las condiciones fiscales para una zona similar a la que Brasil tiene en Manaos o a la Maquila mexicana o a las zonas francas industriales de China y del Sudeste Asiático. Ponemos al país en condiciones de competir también con la misma calidad y en las mismas condiciones, porque cuando te dicen competir, sí, pero para competir hay que competir con las mismas condiciones, porque si hacemos competir a un atleta de primera con alguien que no tiene capacidades, que está lisiado o tiene algún defecto, eso no es competir. Eso es lo que nos metieron en la cabeza durante muchísimo tiempo y algunos lo creyeron.
Por eso luchamos tanto desde el Gobierno Nacional para esa ley, esa ley por la que sufrí críticas brutales impulsadas desde sectores que querían seguir con el negocio de importación. ¿Y por qué? Porque el que importa es fácil, mientras la cosa va bien, importo, cuando la cosa se pone complicada cierro el negocio, tengo cuatro o cinco empleados, cuatro computadoras y chau, me fui, mientras tanto aproveché la buena. Producir en el país es arriesgar y poner capital, como esta firma que ha invertido 65 millones de dólares para poder impulsar todo esto que estamos viendo.
Y me acuerdo la formidable campaña mediática, visual, desde los televisores, desde las radios, desde los diarios, que eran simplemente armadoras, que iban a subir los precios, que nos íbamos a quedar sin computadoras, que íbamos a tener un atraso tecnológico.
Yo quiero mostrarles algo a ustedes y a todos los argentinos: estos anteojos naranja que me regalaron y que -para que nadie diga- no son ni Chanel, Yves Saint Laurent, ni ninguna de esas marcas que normalmente me adjudican como mis favoritas, no, estos anteojitos naranja son para ver LCD tridimensionales que están fabricando aquí en Tierra del Fuego; plasmas tridimensionales construidos aquí en Tierra del Fuego, para los que decían que no íbamos a tener un salto tecnológico. Como verán, son los intereses que siempre se mezclan.
Al mismo tiempo también decían que iba a haber un auge de que no se iban a vender porque iban a aumentar los precios, y todos sabemos que esto no ha sido así. Es más, somos el país con mayor número de celulares y también de teléfonos inteligentes en toda Latinoamérica, más de 50 millones de celulares en un país de 40 millones de argentinos. Como verán todos los pronósticos, que en realidad más que pronósticos son presagios y profecías así de que las cosas nos van a ir torcidas y nos van a ir irremediablemente mal, pero la verdad que esta inauguración del día de hoy, la fuerza de todos los jóvenes participando, el campo de posibilidades que se abre también, nos marca sin lugar a dudas que este era el camino.
También hoy estamos poniendo en marcha la licitación de Conectar-Igualdad. El corto decía que hemos entregado 1.700.000 netbooks, estaba equivocado o desactualizado, se ve que lo hicieron hace unos días, ya hemos entregado más de 1.800.000 netbooks del programa Conectar-Igualdad para cubrir la brecha digital. Y también hemos distribuido el programa de escuelas rurales, hoy lo hemos hecho en escuelas rurales de aquí de Tierra del Fuego.
Y en esta nueva licitación, que va a ser de 2.600.000 de pesos, si mal no recuerdo, vamos a exigir un mayor grado de integración, hasta ahora el grado de integración exigida era del 30% y ahora queremos llegar a un 40 o 50%, en renglones específicos. Hemos ideado un sistema de puntajes, por cada renglón, por una carcasa, un tablero -no quiero aburrirlos- y otras especificidades, se van sumando puntajes y el que más puntaje sume se queda con la licitación.
Recién charlábamos por lo bajo con el titular de Newsan, el señor Rubén Cherñajovsky, quien me estaba diciendo que deberían ampliar un poquito los plazos para poder dar cumplimiento a esos requisitos y estamos dispuestos a charlar, y si el plazo es razonable vamos a conciliar como siempre lo hicimos porque lo que queremos es seguir agregando valor y mayores eslabones. La clave de este proceso de industrialización es sustitución de importaciones pero al mismo tiempo agregar todos los eslabones de la cadena, y si no podemos todos por lo menos en los más competitivos desarrollarlos, y si no los puede desarrollar la firma por lo menos que lo desarrolle un proveedor de manera tal de también amplificar el proceso de industrialización en más pequeñas y medianas empresas, grandes generadoras de trabajo.
Como ustedes verán no estamos improvisando, estamos ante un modelo que tiene muy en claro los objetivos a dónde debe ir y hacia ahí vamos a ir y no vamos a permitir que nadie ni nada nos desvíe, porque estamos absolutamente convencidos.
Pero yo quiero agregar que además esto que estamos haciendo hoy aquí, para los que durante los ocho años nos dijeron que todo era viento de cola y que en realidad no entendíamos nada de lo que estábamos haciendo, quiero contarles que como ustedes saben hace pocos días estuve representando a nuestro país en el G-20, en el viejo mundo. Yo recién escuchaba a la científica que estaba en España y que se vino en septiembre, hace dos meses se repatrió, realmente lo que está pasando en el viejo mundo, donde nos daban recetas, y estar hoy aquí en la Argentina en medio del tembladeral económico que es el mundo y lo que más preocupa por ahí que es la no comprensión que de aquí se sale con crecimiento y generación de empleo y no con ajustes, esto es lo que realmente valoriza y pone en un verdadero lugar relevante lo que estamos haciendo hoy aquí, como lo que hicimos también en Comodoro Rivadavia inaugurando un instituto que va a analizar las posibilidades del mar.
El mar y en general toda nuestra Patagonia con respecto a los recursos naturales siempre tuvieron un carácter de industria extractiva, esto es extraer y llevar sin agregar valor, sin ciencia, sin tecnología. Este instituto va a permitir, como nos contaba el Gobernador, las posibilidades de ese mar también en materia de proteínas, que va a ser junto con los celulares una de las demandas. Es increíble, porque parecen cosas tan extremas y tan distantes, la tecnología más sofisticada por un lado y por el otro lado la necesidad de comida y en ambas creo que podemos dar una muy buena batalla de la Argentina, en donde tenemos el expertise de los recursos naturales, valor agregado, producción agroalimentaria y al mismo tiempo científicos muy capacitados. Un pueblo con un altísimo nivel de calidad educativa, que precisamente a través de la netbooks queremos seguir profundizando.
Pero eso lo estamos haciendo en un mundo difícil, en un nadar contra la corriente, por eso también es fundamental sostener fuertemente el mercado interno, que fue lo que nos permitió sortear con éxito la crisis del 2008 y del 2009, nadie nos ayudó desde afuera, fue nuestro modelo, su solidez y el mercado interno los que sostuvieron a la República Argentina.
También quiero tener unas palabras para la cooperativa Renacer, aquí tenemos en este extremo de la mesa un microondas que me regalaron porque ellos también me estaban esperando en el aeropuerto, una delegación de los 140 trabajadores, sí un aplauso porque se lo merecen realmente, un aplauso para la gente de la cooperativa Renacer. Para los que no lo saben fueron los que mantuvieron abierta Aurora Grundig a fuerza de piquetes, una de las que me hablaban estaba muy maquillada y me decía “yo me iba al piquete y me maquillaba un poco, me arreglaba para hablar con la prensa”. Una compañera muy simpática, muy joven. Y me contaba cómo pelearon durante tanto tiempo, cómo lograron luego la expropiación y cómo lograron también que un presidente como Kirchner les extendiera los beneficios a la cooperativa de la 19.640 y les transfiriera los títulos para poder trabajar. Hoy comenzaron también a trabajar a facon para Newsan produciendo estos hornos microondas con dicha fábrica, 1000 por día. En el año 2007 el Ministerio de Desarrollo Social a través de la ministra Alicia Kirchner les dio un subsidio para que comenzaran a producir su propios microondas con la marca Renacer y empezaron de a poquito, hoy están en 35.000 por año y tienen proyectos de 45.000 para el año que viene. Yo les contaba que lo que también tienen que hacer, les decía la ministra de Industria que recibía un petitorio, es ver como empresa, como cooperativa, en qué eslabón de la cadena se pueden tornar competitivos. Hoy en el mundo es imposible que en una sola fábrica se produzca todo, primero porque eso no da competitividad, no da salto tecnológico, por lo cual el modelo en el mundo es identificar correctamente en qué eslabones podemos estar a nivel global y a nivel nacional y regional para dar allí la pelea. Yo les decía entonces a la cooperativa, y esto vale para todos los sectores y para todas las industrias: identificar en qué parte de los eslabones que todavía tenemos que importar y traer de afuera podemos tornarnos buenos y competitivos para poder integrarnos, porque la protección que puede tener una licencia automática o cualquier otra medida de las que hemos instrumentado también para defender el trabajo nacional, no pueden ser medidas eternas, porque finalmente terminan perjudicando a la propia competitividad de la empresa, que fue el gran tema durante los años 50 y 60, la excesiva protección durante mucho tiempo torna a las empresas no competitivas porque basadas en esta protección dejan de avanzar. La competencia es también, como en todos los órdenes de la vida, desde lo personal hasta lo comercial e industrial, un ariete, un acicate, un incentivo para que cada uno se perfeccione más y la industria también necesita eso.
Pero mientras tanto vamos a continuar con los instrumentos que permitan seguir desarrollando este proceso de reindustrialización, como hicieron otros países, no estamos descubriendo nada nuevo, como hizo Corea, como hace China, que protegieron y luego que lograron un determinado nivel de salto tecnológico comenzaron a competir más abiertamente. También para eso necesitamos que nuestros jóvenes orienten sus carreras vocacionales a aquellos sectores y lugares en los cuales puedan tener salida laboral. Cuando Japón da la gran lucha contra Estados Unidos en el salto tecnológico lo hace a partir de impulsar tener más ingenieros y finalmente dieron el gran salto tecnológico. Para que ustedes tengan una idea, y no quiero aburrirlos con datos, China cada 2.000 habitantes -tengan en cuenta que son unos 1.400 millones- tiene un ingeniero; nosotros estamos en 6.700, un ingeniero cada 6.700 habitantes, la meta es llegar a 4.000, estamos a 700 de Brasil.
Estos son los objetivos que tenemos que fijarnos como sociedad, los docentes, los estudiantes, los padres, los empresarios, los gobernantes, porque una sociedad no crece ni se desarrolla sino es con el aporte y la colaboración de todos. Desde la casa, impulsando que los chicos estudien, lean y se sacrifiquen, como hacía mi vieja conmigo, que sin haber terminado la escuela secundaria lograba que sus hijas fueran profesionales porque nos compraba libros. Por ahí no salíamos de vacaciones todos los años, por ahí no teníamos la última marca pero si teníamos los libros y el acicate todos los días de estudiar para poder progresar socialmente.
Las sociedades no progresan solamente por un gobernante, si el gobernante además impulsa al conjunto de la sociedad a hacerlo y el conjunto de la sociedad entiende el rumbo que debe tener, con las capacidades que tiene la Argentina yo les puedo asegurar que podemos hacer un gran trabajo para construir un gran país.
Para finalizar, y vinculado con estas cosas que estoy diciendo, quiero rescatar las palabras del señor Rubén Cherñajovsky, cuando en una parte de su discurso, creo que fue casi la última, habló de que los argentinos no nos boicoteemos. Y la verdad que si uno mira el desarrollo de la historia argentina, si uno mira a esta Argentina que a mitad del siglo XX producía aviones, barcos, autos, motos, locomotoras, que generaba el producto bruto interno más alto de toda Latinoamérica, que tenía ya desarrollo y comenzaba con el desarrollo de la energía nuclear, cosa que hemos retomado fuertemente desde el año 2004, si no nos hubiéramos boicoteado como nos hemos boicoteado en los últimos 50 o 70 años de historia, ¿en qué lugar estaría hoy la Argentina?
Por eso les pido a todos los argentinos pero fundamentalmente a aquellos que tienen mayores responsabilidades institucionales, por un lado a los empresarios, porque han tenido la suerte, además de la capacidad del trabajo y del esfuerzo, de juntar capital, de tener fortuna frente a otros argentinos, que ejerzan esa responsabilidad social que debe tener el empresariado nacional en todos los sectores, en la industria, en las finanzas, en la agroindustria, en los servicios, fundamentalmente en aquellas empresas que por efecto de tener monopolios que han sido dados por el propio Estado deben colaborar tal vez más que ninguna otra a asegurar el desarrollo de todos los argentinos.
También a la otra gran pata que se necesita, como decía el señor Cherñakovsky, para llevar adelante el emprendimiento, los trabajadores, pero por eso sus dirigentes sindicales, sus representantes, deben comprender que no hay mejor manera de defender a los trabajadores que cuidar las fuentes de trabajo y asegurar más fuentes de trabajo para los hijos de los trabajadores.
He sido testigo histórica y en cierta manera también protagonista en mi juventud de que muchas veces desde planteos pretendidamente ultra defensores de valores con los cuales todos estamos de acuerdo, por lo menos todo argentino o argentina bien nacido está de acuerdo, se termina siendo funcional a intereses que poco tienen que ver con el país y que terminan paradojalmente perjudicando a los sectores más vulnerables. Que no les queden dudas que esos sectores más vulnerables son los que todavía no han conseguido trabajo y por eso tenemos la asignación universal por hijo, esos sectores son también los propios trabajadores porque siempre el hilo se corta por lo más delgado. También nuestras clases medias, que muchas veces sin entender ni comprender la historia fueron conducidas a procesos donde luego terminaron ellas mismas siendo víctimas de un país que negaba el empleo, que negaba la educación, que negaba el progreso.
Por eso les pido a todos los argentinos que tengamos la inmensa responsabilidad de defender lo que hemos logrado, defenderlo inteligentemente, que no significa no hablar, no negociar ni debatir, no me gustan las sociedades de mudos pero tampoco las de tontos que repiten cosas que no tienen que ver con la realidad y terminan frustrando procesos virtuosos en lo económico, en lo político y en lo social.
Por eso los convoco a no boicotear la Argentina, los convoco a no boicotear lo ya logrado, los convoco, por el contrario, hombro con hombro, brazo con brazo, esfuerzo con esfuerzo, cada uno desde su lugar, a seguir contribuyendo a que la Argentina crezca y asegurar el futuro, no solamente para los que hoy están sino para los más pequeños y los que todavía están en la panza de alguna trabajadora, como vi en esta fabrica, que merecen un futuro mucho mejor que el presente y el pasado que nosotros tuvimos.
Gracias Tierra del Fuego, gracias Ushuaia, gracias trabajadores de Newsan, gracias por tanta fuerza y esperanza. Muchas gracias.

Nube de etiquetas