Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘cientificos’

ARGENTINA Acto de entrega de distinciones a científicos: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de entrega de distinciones a científicos: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE ENTREGA DE LA DISTINCIÓN INVESTIGADOR DE LA NACIÓN ARGENTINA 2011, AL QUÍMICO ROBERTO WILLIAMS Y LOS PREMIOS “BERNARDO HOUSSAY” A CIENTÍFICOS, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA.
Muy buenas tardes a todos y a todas: realmente hoy es un día especial, acá en la Casa Rosada, en la casa del pueblo; hoy está el talento de los argentinos: los científicos y científicas premiados, reconocidos, me encantó que no pudiéramos hacerlo en el Salón de los Científicos Argentinos. Yo tenía la idea de hacer esto en el Salón de los Científicos, que está en esta misma Casa de Gobierno, y que inauguramos hace un tiempo, donde están nuestros principales científicos, premios Nobel, no están todos lo que tuvieran que estar pero bueno pusimos los más representativos, los que ya no están. Pero la verdad que me dijeron: “no podemos hacerlo en el Salón de los Científicos”. Pero ¿por qué? Porque no entra la cantidad de gente que va a venir y porque hay muchos científicos y muchas científicas. Y bueno, la verdad que vale la pena – entonces – hacerlo aquí, en el Salón de las Mujeres Argentinas del Bicentenario y me gustó mucho también la presencia muy fuerte de la mujer en la recepción de los premios de reconocimiento. Porque es cierto que siempre había cosita más para los hombres que para las mujeres. Ahora está todo más repartido.
Bueno, no sabía que tenías un tío científico, o sea que es astrónomo. Bueno, el pobre algún defecto tenía que tener con el sobrino, pero bueno no importa. (Risas).
La verdad que el desarrollo que hemos tenido y digo que es un día muy especial, porque en unos minutos más, cuando termine esta ceremonia, en este mismo salón porque lo pensábamos hacer en el salón de enfrente, que es el Martín Fierro e íbamos a recibir allí a todos nuestros deportistas de las Olimpíadas. Recién acabo de ver a Crismanich, que estaba con el Jefe de Gabinete y nos vamos a juntar y también es tal la cantidad de gente que vino que tampoco nos va a alcanzar el Salón “Martín Fierro”. Así que cuando termine esta ceremonia de científicos vienen otros talentos argentinos, que nos representan en el mundo del deporte, en el mundo de la capacitación. Y la verdad que estoy muy contenta por el desarrollo que estamos alcanzando, en materia científica y tecnológica y el reconocimiento.
Yo siento que hacía mucho tiempo que no se reconocía a los científicos, como lo hemos reconocido en esta etapa. Pero no esa ciencia que era una ciencia no aplicada, una ciencia como desconectada, desvinculada de la actividad económica, del progreso del país, como si ser científico y tener contacto con lo económico fuera algo – en cierta manera – pecaminoso o contaminara el contacto del científico puro con la empresa. Y es exactamente lo contrario, es potenciar a la ciencia y a la tecnología para ponerla al servicio del crecimiento y el desarrollo de un país, que es lo que han hecho las grandes naciones del mundo, inclusive luego de la Segunda Guerra Mundial; nadie lo dice pero todo el mundo lo sabe, juzgaron a determinados alemanes en la guerra, a los científicos se los disputaron y se llevaron una parte los americanos y otra parte los rusos, dicho sea de paso….Bueno, Wernher von Brown era uno de los autores de los aviones sobre los cohetes de los B-52 de los alemanes, ¿no? de los B-52…entraron después como gran artífice los americanos. Para eso no hubo un Nuremberg. Pero bueno, miren lo importante que es entonces el talento, las neuronas, la ciencia para todos nosotros.
Y ustedes se preguntarán qué es esto que está acá. Esto que está acá que parece un tornillo, una cosa gigante, es litio. Por primera vez una empresa argentina está exportando la barra de litio, que está adentro de esto porque si toma contacto con el aire se oxida, se desintegra y la diferencia es normal. Hasta ahora estábamos con carbonato de litio, que vale tres dólares el kilo; este el kilo vale 70 dólares. Esto es valor agregado y esto es lo que queremos hacer con nuestros científicos, nuestros técnicos, que nos ayuden a agregar valor. Porque la diferencia que nosotros tenemos y lo repito siempre porque hay que repetirlo en agricultura, en ganadería, en industria también estamos teniendo un desarrollo tecnológico muy importante. Hay que articular muy fuerte entre ustedes que son los hombres y las mujeres que se dedicaron a las ciencias duras, también hay humanistas porque le di a la doctora un premio de la humanistas…Una vez me dijeron usted siempre habla de las ciencias duras y nunca habla de las humanísticas.
Bueno, yo soy abogada, pero la verdad que necesitamos muchos ingenieros, necesitamos muchos astrónomos, necesitamos muchos químicos, físicos que nos ayuden, bueno, en esas ciencias duras que son las que van a dominar el mundo.
También lo social, porque lo científico sin lo social puede perder el objetivo. Entonces, me parece que debemos reservar para las ciencias sociales el ejercicio de quienes ejercemos la conducción de un país, de un municipio o de una provincia para orientar esa formidable fuerza de un país en lo económico, en la ciencia y en la tecnología para lograr un desarrollo
con crecimiento y con inclusión social que estoy segura que es lo que todos queremos, sobre todo, porque muchos de ustedes se han perfeccionado por allí en el exterior, pero estoy segura que la inmensa mayoría, por los curriculums que estuve leyendo somos hijos todos de la universidad nacional pública y gratuita y esto también ayuda a que la Argentina haya tenido un desarrollo científico y tecnológico que no han tenido otros países en nuestro continente.
Así que, este reconocimiento que hemos establecido desde…esta es la tercera entrega de premios, no los Martín Fierro, pero es la tercera entrega de premios a los científicos argentinos y cada vez son más numerosas las entregas, más gente, más participación, más científicos.
Estamos muy pero muy contentos además porque vemos toda una camada que se incorpora de gente nueva. Ustedes son los que vienen investigando desde hace mucho tiempo y, por lo tanto, vienen acumulando laureles naturalmente, claro, y son los que tienen que transferir…
Cuando estuve hace un tiempo en la instalación del uranio enriquecido en Pilcaniyeu, se acercaron varios miembros muy grandes de la Comisión Nacional de Energía Atómica que me decían lo contentos que estaban porque ellos sentían que se estaban quedando…claro, no se incorporaba gente joven, entonces, no tenían a quién transmitir los conocimientos y sentían que se iba a perder nada más ni nada menos que energía atómica, que somos uno de los países líderes, además líderes en no proliferación y la verdad que ellos sentían que necesitaban transmitir todo eso y que ahora, con la incorporación de los jóvenes, precisamente gran cantidad de jóvenes, porque ha vuelto a impulsarse esto, es la continuidad, es el pasar los conocimientos, el pasar todo el aprendizaje y el expertise que ustedes han adquirido durante años.
Así que, el reconocimiento del Estado argentino, no del Gobierno argentino, este es un reconocimiento del Estado argentino, del pueblo argentino a sus científicos, a sus científicas por todo el esfuerzo, porque tienen amor por lo que hacen, porque ponen pasión en lo que hacen y, además, porque son muy inteligentes y es hora de comenzar a valorar en la Argentina a la gente inteligente y capacitada.
Así que, a todos y a todas, cada una de ustedes y cada uno de ustedes que ha recibido este premio, muchas felicitaciones en nombre de todos los argentinos y a seguir adelante y a seguir pasando la posta y preparando jóvenes para seguir adelante.
Muchas gracias y buenas tardes. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Es hora de comenzar a valorar en la Argentina a las personas inteligentes y capacitadas”, aseguró la Presidenta

Miércoles, 15 de Agosto de 2012
“Es hora de comenzar a valorar en la Argentina a las personas inteligentes y capacitadas”, aseguró la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández encabezó esta tarde el acto de entrega de distinciones a científicos en Casa de Gobierno. Destacó que es fundamental la incorporación de la tecnología al servicio del crecimiento.
La Presidenta de la Nación sostuvo que “hace mucho tiempo que no reconocíamos a los científicos como lo hicimos en esta etapa”. Remarcó que lo que se necesita es “potenciar a la ciencia y a la tecnología, para ponerla en contacto con el desarrollo del país, eso es lo que se hizo en el mundo”.
La jefa de Estado mostró una cápsula que recibió y comentó que “por primera vez una empresa argentina está exportando la barra de litio”. Explicó que “hasta ahora estábamos con carbonato de litio, que vale 3 dólares el kilo, y esto vale 70”. “Lo que queremos es que nuestros científicos y técnicos nos ayuden a agregar valor”, enfatizó
Cristina Fernández comentó que muchos de los científicos presentes “se habrán perfeccionado en el mundo”, pero destacó que “la mayoría somos hijos de la universidad pública y gratuita”. “Eso también ayuda a que Argentina haya desarrollado una actividad científica que no tienen otros países”, consideró.
La Presidenta sostuvo que está muy contenta porque “hay toda una camada” de nuevos científicos “que se viene sumando”. Dio el ejemplo de la Comisión Nacional de Energía Atómica, donde los científicos le agradecieron la incorporación de jóvenes para poder “transmitir sus conocimientos”.
“Este es un reconocimiento del Estado y del pueblo argentinos a todos sus científicos y científicas, porque tienen amor y pasión por lo que hacen, y porque son muy inteligentes. Es hora de empezar en Argentina a reconocer a la gente inteligente y capacitada”, concluyó la mandataria.
Durante el acto, la Presidenta de la Nación estuvo acompañada por el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, el ministro de Turismo, Enrique Meyer, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.
Distinción Investigador de la Nación
La Distinción Investigador de la Nación premia desde el año 2009, la labor de los profesionales más sobresalientes del sistema científico nacional.
El ganador se elige entre quienes reciben el premio Houssay Trayectoria y distingue el recorrido académico de un científico y el valor que representa su trabajo de investigación para el desarrollo argentino.
Roberto Williams fue galardonado con la edición 2011 de esta distinción, se graduó como Licenciado en Ciencias Químicas en la Universidad Nacional de La Plata (1969) y como Doctor con orientación a Tecnología Química (1972). Es profesor titular en el Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata desde 1976.
Desde 1995, Williams se convirtió en Investigador Superior del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica (Conicet), con funciones en el Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales del que fue organizador y primer director. Además, es miembro titular de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y miembro correspondiente de la Academia de Ingeniería. Por otra parte, fue miembro del directorio del Conicet.
Williams publicó alrededor de 230 artículos en revistas especializadas y capítulos de libros y enciclopedias. Es co-autor de dos libros: Diffusion in Gases and Porous Media (Plenum, 1980) y Thermosetting Polymers (Dekker, 2002), y co-editor del libro Epoxy Polymers; New Materials and Innovations (Wiley VCH, 2010). Ha sido profesor invitado en Universidades de Francia y China. Obtuvo diversas distinciones como el Premio Konex de Platino (1993) y el Premio Bunge y Born (2007).
Premios Houssay y Rebeca Gerschman
En esta ocasión, junto con la Distinción Investigador de la Nación 2011, se entregaron los Premios Houssay para investigadores menores de 45 años, los Premios Houssay Trayectoria para investigadores mayores de 45 años, y el premio Rebeca Gerschman para investigadoras mujeres mayores de 60 años.
“Todos los galardones reconocen las contribuciones de los científicos en la producción de nuevos conocimientos, el impacto social y productivo de las innovaciones tecnológicas y la formación de recursos humanos”, destacó el Ministerio de Ciencia y Tecnología.
Los ganadores recibieron $ 20.000 en la categoría Premios Houssay, $ 30.000 en la categoría Trayectoria y $ 30.000 para la distinción Rebeca Gerschman, además de un diploma y una medalla.
A continuación el listado completo de ganadores de cada categoría, según su área de conocimiento.
Área Ciencias Biológicas, Agrarias y Veterinarias:
Premio Houssay:
Hugo Ortega es veterinario y Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional del Litoral (UNL), con especialidad en el campo de la biología celular y molecular veterinaria. Es investigador independiente del Conicet, docente investigador categoría II, profesor asociado de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNL y director de numerosos proyectos de investigación.
Premio Houssay Trayectoria:
Jorge Helio Morello es uno de los pioneros de la ecología en la Argentina. Su trayectoria ha tenido gran influencia en el desarrollo de esta disciplina en nuestro país. Entre sus obras fundamentales cabe mencionar “La provincia fitogeográfica del Monte”, un trabajo con gran influencia en la biogeografía mundial. Sus trabajos sobre la vegetación y ambientes de la provincia fitogeográfica del Chaco y el perfil ecológico de Sudamérica adquirieron también una relevancia internacional. Es Doctor en Ciencias Naturales por la Universidad Nacional de La Plata y director del Grupo de Ecología del Paisaje y Medio Ambiente de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Premio Rebeca Gerschman:
Marta Mudry se doctoró en Ciencias Biológicas por la UBA. Realizó postgrados en la Universidad Autónoma de Barcelona, España y en la Universidad “Tor Vergata”, Italia. Es directora del Grupo de Investigación en Biología Evolutiva (GIBE) de la UBA. Se desempeña como profesora titular en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la UBA, en el Departamento de Ecología Genética y Evolución y es investigadora principal del Conicet.
Área Ciencias de la Tierra, del Agua y de la Atmósfera; Astronomía.
Premio Houssay:
Ernesto Cristallini se doctoró en Ciencias Geológicas en la UBA, donde se desempeña actualmente como docente. Sus tesis de licenciatura y doctorado fueron premiadas como las mejores de su promoción. Realizó estudios de post-doctorado en la Universidad de Cornell, Estados Unidos, siendo profesor asociado en esa universidad. También es Investigador Independiente del Conicet.
Premio Houssay Trayectoria
Felix Mirabel es Doctor en Astronomía por la Universidad Nacional de La Plata. Actualmente se desempeña en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio. Realizó actividades post-doctorales en Argentina, en la Universidad de Manchester y en la Universidad de Maryland. Fue astrónomo visitante financiado por la Universidad de Cornell y la National Science Foundation en el Observatorio de Arecibo hasta 1983. Al año siguiente, entró a la Carrera del Investigador del Conicet donde hoy es Investigador Superior. Ha sido director general del European Southern Observatory en Chile entre 2003 y 2007, una de las posiciones más prestigiosas que existen en la astronomía mundial. Además, es director de Investigaciones de la Comisión de Energía Atómica de Francia.
Premio Rebeca Gerschman:
Matilde Nicolini es Licenciada en Meteorología y Doctora en Ciencias de la Atmósfera. Actualmente, se desempeña en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera de CONICET/UBA. Es investigadora principal del CONICET y profesora titular consulta en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Publicó más de 47 trabajos en revistas con referato internacional, destacándose sus aportes sobre el jet sudamericano de capas bajas (SALLJ) de la que fue pionera en su documentación y en la descripción de su ciclo diurno y asociación con las precipitaciones.
Área Ciencias Humanas:
Premio Houssay:
María Amelia Gutiérrez se doctoró en Ciencias Naturales por la Universidad Nacional de La Plata. Es docente adjunta de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Posee el título de Master of Science por la Texas Tech University en la especialidad estudios interdisciplinarios. Desde el año 2011 se desempeña como Investigadora Independiente del Conicet, en donde ha realizado numerosas investigaciones. Ha dirigido becarios doctorales y postdoctorales de la misma institución y de otras entidades. Es profesora adjunta en la Universidad Nacional del Centro desde 2006.
Premio Houssay Trayectoria:
Noemí María Girbal es Doctora en Historia por la Universidad Nacional de la Plata. Actualmente se desempeña como directora de la Colección Convergencia de la Editorial de la Universidad Nacional de Quilmes. Desde 1999 es Investigadora Superior del Conicet registrando una importante y extensa trayectoria en investigación y desarrollo, en particular en el área de historia agraria. Dirigió numerosos proyectos y programas de investigación de renombrados estudiosos.
Área Ingeniería, Arquitectura e Informática
Premio Houssay:
Gustavo Abel Graham se especializa en Ciencia de los Materiales por la Universidad Nacional de Mar del Plata. En la actualidad, se desempeña en el Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (Intema). Es Licenciado en Química por la Universidad Nacional de Mar del Plata y Doctor en Ciencias de los Materiales por la misma universidad. Su campo de estudio es el área de biomateriales. Es Investigador Independiente del Conicet y Profesor Asociado de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Ha dirigido y codirigido numerosas tesis doctorales.
Premio Rebeca Gerschman:
Marta Rosen es Licenciada en Física por la UBA y Doctora en Física por la Universidad Científica y Médica de Grenoble de Francia. En la actualidad se desempeña en la Secretaría Científica y Técnica de la UBA. Es Investigadora Principal del Conicet y profesora emérita de la UBA. Dirigió numerosas tesis de doctorado y de maestrías. Ha realizado 65 publicaciones en revistas internacionales indexadas con numerosos artículos. Participó en varios eventos nacionales e internacionales. Fue jurado de certámenes y concursos tanto a nivel nacional como internacional. Fue creadora y directora del Grupo de Medio Porosos desarrollando un Laboratorio Experimental en Física de Fluidos.

ARGENTINA Acto de inauguración del edificio anexo del Instituto Leloir: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de inauguración del edificio anexo del Instituto Leloir: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA
FERNÁNDEZ DE KIRCHER, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL EDIFICIO ANEXO DEL
INSTITUTO LELOIR Y DE DISTINCIÓN A CIENTÍFICOS ARGENTINOS

Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a
todos y a todas, al titular de la Fundación Leloir y a todos los científicos,
a los premiados, a los que no han sido premiados, a todos los que nos
acompañan. ¡Qué cantidad de jóvenes científicos, cómo me gusta eso!

La verdad que es la segunda vez que vengo a la
Fundación Leloir y me siento tan contenta de poder haber contribuido desde el
Estado nacional, como representante de todos los argentinos, a las cosas que
estamos logrando desde la ciencia, desde la tecnología, desde la repatriación
de nuestros científicos y científicas, ya estamos en las 824 personas, ¡qué
lindo! (APLAUSOS)

Hoy el CONICET tiene más de 6 mil investigadores,
hemos revalorizado con recursos, porque no se revaloriza únicamente con
palabras y reconocimiento, el Estado tiene que asignar recursos que es la
verdadera medida de la importancia que el Estado, el Gobierno le asigna,
precisamente, a un sector que para nosotros es fundamental para el desarrollo
y para el crecimiento del país.

Creo que ustedes me han escuchado decir en otras
oportunidades que la ciencia siempre se veía como algo lejano, como algo que
no tuviera que ver con la vida cotidiana de las personas y que solamente por
allí estaba vinculada a la enfermedad o al descubrimiento vinculado a la
salud. Era, digamos, la idea que en el imaginario colectivo se tenía de la
ciencia.

Yo creo que nosotros también estamos cambiando el
paradigma de eso y me parece que es muy importante. Porque hemos comenzado a
vincular en los hechos, en la práctica, con recursos, con resultados, a la
ciencia con el crecimiento económico y con el desarrollo de la
industrialización de nuestro país.

Rabinovich, tiene 8 patentes. Yo leí sus
antecedentes y la verdad que tenemos que generar muchos científicos que
generen muchas patentes porque eso es valor agregado para nuestro país, que
ayuden a los procesos productivos a tornarnos más competitivos o que recién,
cuando me mostraban la experiencia de células madres, que realmente estamos
desarrollando muy bien aquí en el país y lo que esto puede significar para
curar enfermedades que hasta hace unos años eran prácticamente tabú porque,
obviamente, moría una neurona y no había posibilidades de regeneración. Creo
que no había que ser médico ni nada para saber que las únicas células que no
podían regenerarse eran las neuronas, pero ahora, a partir de la experiencia
de las células madre…

Pensar que hubo gente que intentó prohibir este
tema de las células madre. Me hace acordar a la época de Galileo Galilei,
pero yo creo que todas esas cosas se van superando y la verdad que vamos a
seguir apostando muy, pero muy fuerte, desde el Estado a que el sector de
nuestra ciencia y tecnología se multiplique y cada vez crezca más.

Yo estoy esperando el mes de septiembre, no
porque llega la primavera, ya estoy demasiando grande para esas cosas, sino
porque vamos a inaugurar el Polo Científico y Tecnológico en las ex bodegas
Giol que me parece realmente un símbolo y un emblema muy fuerte. (APLAUSOS)
Porque en un lugar donde estaban viejas fábricas abandonadas, que era casi
como un símbolo de la Argentina que no había podido ser, de la Argentina que
había fracasado, vamos a colocar y precisamente estamos construyendo, creo
que el Polo Científico más importante de Argentina, seguro, y tal vez,
también, de Latinoamérica y con la primera delegación de la Fundación Max
Planck en toda América latina que nos ha elegido a nosotros, los argentinos,
precisamente para tener una delegación de su fundación, la primera en
Latinoamérica.

El otro día, cuando veíamos lanzar el Aquarius,
unos días anteriores con la vaca Rosita ISA en la central del INTA, de
Balcarce, en fin, con todo…

Me vas a explicar “medalla de oro” qué
es lo que vos hacés, porque yo lo leí y no entendía nada, pero nada. Splay
sin alternativa, me sonó como una cosa muy importante, porque además, si Lino
dice que este tiene que tener la medalla de oro porque es muy importante,
pero la verdad que después me va a explicar de qué se trata realmente, porque
de eso sí que no sé.

Células madre sí y de células porque yo me
acordaba de mis clases de Bilogía en la escuela secundaria, es legendario
eso.

Así que, bueno, y la cantidad de jóvenes además.
Porque, claro, con la falta de incentivo los jóvenes no se acercaban
directamente a la ciencia y a la tecnología y, entonces, se iba produciendo
el envejecimiento de nuestra planta de científicos y nosotros necesitamos
renovar e interesar cada vez más a mayor cantidad de jóvenes para que
ingresen a nuestros institutos de Ciencia y Tecnología, a nuestras escuelas
técnicas, que también, digamos, es el primer paso en el que alguien puede
sentirse acercado a ciencias que no son las sociales, pero vieron que también
dimos premios a las sociales para que después no nos critiquen.

Yo soy del sector de la ciencias sociales, así
que, pero sé, sinceramente, que necesitamos imperiosamente generar mayor
cantidad de técnicos, de científicos vinculados a las exactas porque la
demanda es muy fuerte, muy intensa y no cubrimos, con la oferta que tenemos,
esa tremenda demanda.

Me hablaban de que aquel joven de 36 años,
¿recibido en la UBA, no es cierto?, es también él inventor de la computadora
y es experto en super cómputos.

La verdad que esa es otra de las cosas que hemos
desarrollado y tenemos que seguir desarrollando software, tenemos que pasar
también al hard, ahora estamos trabajando en el desarrollo industrial del
hard, por eso también impulsamos leyes para que toda la industria del hard
pueda desarrollarse en nuestro país y además, creo que si nosotros vinculamos
todo lo del software, por ejemplo, a la industria autopartista, que es mi
gran sueño poder agregar mucho valor a un sector en el cual tenemos mucho
expertiz y desarrollo y así podría seguir, laboratorios, farmacéuticos, que
también han alcanzado un desarrollo muy pero muy importante en nuestro país.

La verdad que yo me enorgullezco siempre porque
digo, cuando nos vienen a visitar, que somos el único país latinoamericano
que tiene tres Premios Nobel en ciencias exactas, en las ciencias duras, y
eso no es casualidad. Eso, creo que también tiene que ver con una genética
como la de la doctora Lustig, que es la hermana del Premio Nobel. Hay cosas
que son genéticas, sin lugar a dudas.

Quiero decirles que además me siento muy
orgullosa, porque cuando estaba entrando me entregaron un volantito que decía
“Ciencia con Cristina” y atrás había, no el escudo de un partido,
que no me hubiera interesado, por ciento, sino que está como aumentó el
presupuesto del Estado dedicado al sector de Ciencia y Tecnología desde el
año 2003 a la fecha y, realmente, el crecimiento es geométrico, es
exponencial. ¿Y saben qué? Yo me siento muy orgullosa de formar parte de un
proyecto… No saben el orgullo que me da, el orgullo de que chicos
jóvenes…(APLAUSOS)

Recién cuando recorríamos y los científicos
estaban en sus laboratorios, en sus “cuevitas”, como digo yo,
porque parecen como una cuevitas, me encantan, cada uno tiene su cueva. Yo
cuando me encierro en mis cuevas de biblioteca así de libros, bueno, es mi
“cuevita” también, y querían sacarse fotos conmigo, la verdad que a
mí me hace sentir muy orgullosa como argentina. Pero hace redoblar, además,
el compromiso que siento, un compromiso muy fuerte.

El otro día –puede parecer una cosa muy distante
esto, pero yo digo que es exactamente lo mismo, porque es creación, ustedes
hacen arte también- cuando estaba logrando un lugar para la Argentina por
primera vez en la Bienal de Venecia, en la muestra de arte más importante del
mundo, yo me acordaba de los científicos también y los comparaba a los
artistas con los científicos. Cada uno pone su inteligencia, su creatividad,
su libido también, en eso que es el arte o en eso que es la ciencia.

Así que, quiero decirles que sepan que van a
contar siempre con mi apoyo y quiero que sepan también que para nosotros y
para los argentinos, estamos todos muy orgullosos de todos ustedes y queremos
que sigan trabajando, queremos seguir agregando premios.

Quiero decirle, señor Director de la Fundación,
porque aproveché a preguntarle a Lino en el ascensor, como sé que en la parte
nueva del edificio les falta el equipamiento científico, cómo tienen que
hacer, me dice “bueno, nosotros hacemos los concursos, así que, ingresa
a los concursos para poder tener el equipamiento científico y
cubrir…”, me entendés Lino, y darles la oportunidad de que ingresen a
los concursos para poder tener el equipamiento científico. (APLAUSOS) Porque,
la verdad, que es muy importante, esta es una Fundación de carácter privado y
entonces hemos apoyado también nosotros con recursos, pero queremos seguir
apoyando a todos aquellos sectores, a todas aquellas ONGs, a todas aquellas
personas que en términos individuales contribuyen a generar conocimiento,
conocimiento argentino, conocimiento que será, no tengan dudas, lo distintivo
en el siglo XXI.

Yo vengo recién de Olivos donde recibí a los
titulares de la empresa Noble Argentina, que es una empresa global dedicada a
la producción de alimentos, de biodiesel, y me traían las fotos de sus
instalaciones en Timbúes. Me trajeron varias fotos: una primera foto del año
2006, donde allí en Timbúes, provincia de Santa Fe, había un inmenso campo
sin nada. Fue cuando se entrevistaron con el presidente Kirchner para decirle
que venían a hacer la inversión, que había comprometido el titular de la
empresa en la primera visita que él hizo como presidente de los argentinos a
la República Popular de China. En ese momento, fue una inversión de 25
millones de dólares y llegaron a 32 empleados en esa primera etapa.

Hoy me vinieron a mostrar lo que hicieron desde
el 2006 a la fecha, donde ya son 450, donde han clavado casi 300 millones de
dólares y me venían a comunicar una nueva inversión de 50 millones de dólares
en una planta de biodiesel.

Y yo les decía que por esas raras paradojas de
este mundo, complejo, difícil, nuevo que se avecina en este siglo XXI, hay
dos cosas que, a mi criterio, no van a tener techo y que es precisamente todo
el sector vinculado a tecnologías de comunicación, de salud y, por el otro
lado, la alimentación, que también está hoy fuertemente vinculada, por
primera vez, a todo el sector científico que va a ser el encargado de
multiplicar los peces y los panes, por favor no se me vea como una blasfema
de la iglesia a favor de la ciencia, ¡por Dios! Simplemente, porque todos
sabemos…Sí, ya veo que mañana me inician un juicio a la inquisición.

Lo cierto es que, como todos ustedes lo saben,
aún cuando se ocupen todas las superficies cultivables de la Tierra, en el
año 2050 no va a alcanzar la producción normal y regular de alimentos para
cubrir lo que va a ser esa demanda alimentaria. Esa demanda alimentaria la
van a tener que multiplicar ustedes, no tengan dudas, como ya lo vienen
haciendo en muchos campos.

Así que, saber que no solamente es mero interés
científico; es un interés económico, es vincular…Porque también siempre
estuvo desvinculada la ciencia de la economía, como si fuera pecaminoso para
un científico el tema del dinero o de los recursos y no es así.

Esto también lo tienen que comprender nuestras
universidades, que tienen que implicarse en el proceso productivo, porque es
necesario saber que desde la ciencia y desde el conocimiento, es como hoy
vamos a poder crecer y multiplicar los recursos económicos.

Ya comprobaron en el siglo XX, con la caída en el
año 2008, que el dinero no se reproduce a sí mismo, que no genera riqueza el
sector financiero con sus derivados. Los que van a generar la riqueza son
ustedes desde la ciencia y la tecnología, no tengan dudas. Esa va a ser la
gran fuente de generación de riqueza en el siglo XXI. (APLAUSOS)

Por eso, a prepararse, a seguir investigando y,
además, a incentivar cada vez más a nuestros chicos a, precisamente,
dedicarse a las ciencias duras. Y se los dice alguien a quien no le gustaba
para nada en el colegio secundario física ni química.

Pero bueno, ese es el futuro y la verdad que no
me gustaba, me encantaba geografía –por ahí hay una profesora que también
recibió una distinción-, historia, instrucción cívica, economía política,
eran mis preferidas.

Pero la verdad que tenemos un compromiso muy
fuerte y por eso las becas del Bicentenario con orientación; por eso, las
escuelas técnicas; por eso las netbooks para todos los chicos de las escuelas
secundarias públicas. Porque hay que estimular.

Esto como un chico que nace: si a un chico que
nace nadie lo estimula, posiblemente no aprenda a hablar, no pueda tener una
motricidad adecuada. Todos necesitamos estímulos para poder crecer y
desarrollarnos.

Nosotros vamos a seguir dando todos los estímulos
para que el sector científico y tecnológico de Argentina siga creciendo y
desarrollándose.

Muchas gracias por esto de la “Ciencia con
Cristina”.

Gracias. (APLAUSOS)

 

ARGENTINA La Presidenta premió a destacados científicos argentinos

Miércoles, 22 de Junio de 2011

La Presidenta premió a destacados científicos argentinos

La presidenta Cristina Fernández inauguró el
edificio anexo del Instituto Leloir y distinguió a científicos argentinos con
los premios Houssay y Rebeca Gerschman 2010. También fue premiado Alberto
Kornblihtt como el “Investigador de la Nación Argentina 2010”.
“Vamos a seguir dando estímulos para que la ciencia pueda crecer y
desarrollarse”, aseguró la jefa de Estado.

La presidenta Cristina Fernández inauguró el
edificio anexo del Instituto Leloir “Parque Centenario II”. La Jefa
de Estado recorrió las nuevas instalaciones del Instituto Leloir junto al
ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, al
ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y al vicepresidente de la entidad,
Fernando Pitossi.

Además, descubrió una placa recordatoria en el
sector de imágenes y la sala con microscopios de alta definición, donde los
funcionarios observaron células madres.

Durante el acto central, la Presidenta entregó
los premios Houssay, y Rebeca Gerschman 2010 y al ganador de la Distinción
Investigador de la Nación Argentina 2010, el biólogo molecular Alberto
Kornblihtt, quien recibió la medalla de oro de manos de la jefa de Estado.
Además, la Presidenta y el ministro Barañao le entregaron a Kornblihtt una
camiseta de la selección Argentina, su apellido y el número 10 en la espalda,
en referencia a la frase del periodista Adrián Paenza, quien lo calificó como
“el Messi de la ciencia argentina”.

La presidenta Cristina Fernández se manifestó
“tan contenta de poder haber contribuido desde el Estado nacional a
todas las cosas que estamos logrando desde la ciencia”. En ese sentido,
destacó que ya son 824 los científicos repatriados. Y agregó que “hoy el
Conicet tiene más de 6 mil investigadores”.

La jefa de Estado sostuvo que “no se
revaloriza solo con palabras y reconocimientos, el Estado tiene que asignar
recursos, es la verdadera medida que el Estado le asigna a un sector que es
fundamental para el progreso del país”. “La ciencia se veía como
algo lejano, que no tenía que ver con la vida de los seres humanos. Nosotros
estamos cambiando el paradigma. Hemos comenzado a vincular la ciencia con el
desarrollo económico y con la industrialización del país”, enfatizó

Aseguró que está “esperando el mes de
septiembre, porque vamos a inaugurar el Polo Científico y Tecnológico en las
ex bodegas Giol”. “En un lugar donde había fábricas, estamos
construyendo el polo científico más importante de Argentina, seguro, y tal
vez también de América Latina”, subrayó.

La Presidenta destacó la necesidad de incentivos
para los científicos y para que los jóvenes se sientan atraídos por
disciplinas científicas: “Con la falta de incentivo, los jóvenes no se
acercaban a la ciencia y la tecnología. Se iba produciendo el envejecimiento
de nuestra planta de científicos. Y nosotros necesitamos que los jóvenes se
acerquen a las universidades, a las escuelas técnicas, que es el primer
paso”. “Necesitamos más gente interesada en las carreras técnicas,
porque no alcanzamos a abastecer la demanda con la oferta que tenemos”,
afirmó.

Cristina Fernández relató lo que le había
ocurrido al llegar a la sede del Instituto Leloir: “Cuando me acercaron
un volante de “Ciencia con Cristina”, lo di vuelta y estaba el
crecimiento del presupuesto, que fue geométrico. Yo estoy muy orgullosa por
eso”. “Ustedes hacen arte también”, dijo a los científicos
presentes en el salón, y remarcó: “Los argentinos estamos muy orgullosos
de todos ustedes”.

Señaló que desde el gobierno se pretende
“apoyar a todas las ONG y a las personas individuales que ayudan a
generar conocimiento”. “No solamente es mero interés científico, es
interés económico. Siempre estuvo desvinculada la ciencia de la tecnología,
como si fuera pecaminoso para los científicos ligarse con los recursos. Esto
no es así. Esto lo tienen que comprender nuestras universidades”, opinó.

La jefa de Estado recalcó que quedó demostrado
que “el dinero no se reproduce a sí mismo. No genera riqueza el sector
financiero. La ciencia y la tecnología van a ser la gran fuente de riqueza en
el siglo XXI”. Señaló que en ese sentido se debe “incentivar a
nuestros chicos a prepararse cada vez más en las ciencias duras”.
“Tenemos un compromiso muy fuerte. Por eso las becas del Bicentenario,
por eso las escuelas técnicas, las netbooks. Hay que estimular. Es como
cuando un chico nace. Todos necesitamos estímulos para crecer y
desarrollarnos”. Y concluyó: “Nosotros vamos a seguir dando
estímulos para que la ciencia pueda crecer y desarrollarse”.

Premios a la Ciencia y la Tecnología

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación
Productiva distinguió la labor de los más destacados profesionales de la
ciencia y la tecnología con los Premios Houssay y Rebeca Gerschman 2010.

Con la entrega de esos galardones, la cartera
reconoce las contribuciones de los investigadores en la producción de nuevos
conocimientos; el impacto social y productivo de las innovaciones
tecnológicas y la formación de recursos humanos.

En el caso de los premios Rebeca Gerschman, esta
es su primera edición y se entregan a investigadoras mujeres, mayores de 60
años. El premio conmemora a la bióloga y fisióloga argentina que se doctoró
en 1939 en el instituto Houssay donde se doctoró con una tesis sobre el
potasio plasmático, que dio lugar al método Gerschman-Marenzi para poder
medir el potasio en sangre.

La entrega del premio Houssay, por su parte,
comprende dos categorías: Premios Houssay (para investigadores menores de 45
años) y Premios Houssay Trayectoria (para investigadores mayores de 45 años).

La organización de este premio depende de la
Secretaría de Planeamiento y Políticas y la evaluación de los postulantes de
un consejo asesor integrado por reconocidas personalidades del sector
científico y académico nacional.

Los ganadores recibieron $ 20.000 en la categoría
Premios Houssay, $ 30.000 en la categoría Trayectoria, y $ 30.000 para la
distinción Rebeca Gerschman, además de un diploma y una medalla.

Además, entre los ganadores del premio Houssay
Trayectoria se seleccionó al ganador de la Distinción Investigador de la
Nación Argentina, quien obtuvo una medalla de oro, entregada por la
presidenta Cristina Fernández.

A continuación el listado de ganadores, según su
área de conocimiento:

Premios Houssay 2010

• Física, Matemática, Ciencias de la Computación:
Pablo Mininni.

• Química, Bioquímica, Biología Molecular: José
Luis Daniotti.

• Ciencias Médicas: Gabriel Rabinovich.

• Ciencias Sociales: Alejandro Blanco.

Premios Houssay Trayectoria 2010

• Física, Matemática, Ciencias de la Computación:
Francisco De La Cruz.

• Química, Bioquímica, Biología Molecular:
Alberto Kornblihtt.

• Ciencias Médicas: María Marta De Elizalde de
Bracco.

• Ciencias Sociales: Juan Carlos Torre.

Premios Rebeca Gerschman 2010

• Física, Matemática, Ciencias de la Computación:
Esther Hernández.

• Química, Bioquímica, Biología Molecular: Norma
Sbarbati de Nudelman.

• Ciencias Médicas: Eugenia Sacerdote de Lusting.

• Ciencias Sociales: Elena Chiozza.

 

ARGENTINA Estudios físicos, químicos y sociales de las cenizas

20 de Junio

FUENTE: SALA DE PRENSA

http://www.prensa.argentina.ar/2011/06/20/20838-estudios-fisicos-quimicos-y-sociales-de-las-cenizas.php

 

Convocatoria a científicos

Estudios físicos, químicos y sociales de las cenizas

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación
Productiva convocó a investigadores de universidades y otros organismos
nacionales a integrar un comité para estudiar las consecuencias físicas,
químicas y sociales derivadas de la erupción del volcán Puyehue. Se
establecerán líneas de trabajo futuro

 

El comité científico interdisciplinario convocado
por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva para estudiar
las consecuencias físicas, químicas y sociales derivadas de la erupción del
volcán chileno Puyehue comenzará sus actividades la semana próxima y su tarea
apuntará además a “establecer líneas de trabajo futuras”, anunció el
la cartera.

La convocatoria está dirigida a investigadores de las casas de altos estudios y
organismos integrantes del Sistema Científico Tecnológico Nacional, cuya labor
coordinará el rector de la Universidad Nacional de Río Negro, Juan Carlos Del
Bello.

Estudios realizados

Dos profesionales de la Universidad Nacional del Comahue y de la Universidad
Nacional de Río Negro (Grosfeld, J. y Puntieri J.), ya difundieron un trabajo
sobre los efectos de las cenizas volcánicas en la vegetación de la zona,
titulado “Algunos efectos de las cenizas volcánicas en la
vegetación”.

El siguiente es el texto:

– La caída de cenizas volcánicas es parte de un ciclo natural en áreas de
actividad sísmica y volcánica como la cercana a Bariloche. De hecho, las
cenizas volcánicas constituyen un material de base sobre el cual se formaron
los suelos de la región andino-patagónica y son indirectamente responsables de
la vegetación característica que predomina en esta región.. Desde el punto de
vista del suelo, la deposición de material volcánico (tefra) es una primera
etapa en su lento desarrollo. En los años siguientes a esta erupción del Volcán
Puyehue, las cenizas seguirán en el ambiente hasta que sean incorporadas
definitivamente al suelo.

– El tamaño de partículas de la ceniza caída el día sábado 4 de junio de 201 en
Bariloche es similar al de una arena fina. Su incorporación efectiva en el
suelo puede contribuir a mejorar algunas propiedades físicas del suelo, como la
permeabilidad y la aireación, incrementando la porosidad y la retención de
agua, con lo cual se favorecería el crecimiento de las plantas. Sin embargo,
con posterioridad se han depositado cenizas de granulometría más fina podría
ocasionar una reducción en la capacidad de infiltración del suelo, aumentando
el escurrimiento superficial.

– Ambos tipos de depositos de cenizas constituyen un aporte de nutrientes
minerales que puede variar en su composición mineralógica. En ese sentido es
fundamental conocer la composición química del material que se depositó, ya que
de ello depende que la liberación de los nutrientes sea beneficiosa o
perjudicial para las plantas. Los efectos positivos o negativos de las cenizas
en la vegetación dependerán en gran medida del pH (gardo de acidez o
alcalinidad) del lixiviado que originen esas cenizas Se pueden producir tanto
acidificación como alcalinización del suelo según la composición de las cenizas,
pero el efecto de largo plazo tiende a ser ligeramente acidificante Otro factor
a tener en cuenta es la presencia de elementos potencialmente dañinos para las
plantas como azufre, flúor y calcio. También pueden encontrarse en
concentraciones más bajas zinc, bario, selenio, bromo, boro, aluminio, silicio,
cadmio, plomo, arsénico, y hierro y cobre.

– La liberación de los nutrientes minerales (fósforo, magnesio, y
micro-nutrientes) no sucede de forma inmediata, sino que se van a ir
incorporando al suelo a medida que se disgrega y se descompone la ceniza. Este
proceso puede durar decenas de años, sin que se vean efectos positivos a corto
plazo. En este sentido, el aporte de nutrientes derivados de las cenizas es
mucho menos rica en minerales necesarios para las plantas que la ceniza de
madera, empleada tradicionalmente como fertilizante.

– Los efectos directos de la caída de cenizas en la vegetación dependen del
espesor del manto de cenizas. Según agencias neozelandesas si el depósito de
tefra no compactada es: o de 1 a 5 mm: se pueden producir daños en algunos
cultivos o de 5 a 100 mm: enterramientos de pasturas y plantas bajas, la
mayoría de las pasturas se pierden con más de 50 mm de tefra o 100 a 300 mm:
daño severo a la vegetación arbórea o > 300 mm: fuerte mortandad de la
vegetación.

– Un efecto directo debido a la actual caída de cenizas puede ser una fuerte
inclinación o el desgaje de ramas, así como el desmoronamiento de árboles
debido al peso acumulado. También el impacto de las partículas gruesas de
cenizas impulsadas por el viento puede provocar abrasión y heridas sobre la
superficie de las hojas y/o flores y su composición química puede tener efectos
contaminantes que lleven a la muerte de hojas.

– Las lluvias, la alta humedad y el rocío, ocasionan que las partículas de
cenizas volátiles se adhieran a la superficie de las hojas y pueden interferir
sobre la fotosíntesis, transpiración y respiración de las plantas, incluso años
después de la erupción del volcán.

– Los efectos antes mencionados dependen en buena medida de la época del año en
que se produce la lluvia de cenizas. Afortunadamente, la erupción del volcán
Puyehue sucedió en el momento en que la mayoría de las plantas presentan
actividad metabólica muy baja, por lo que no se habría afectado el crecimiento
de las mismas. En el caso de las plantas caducifolias, el efecto debería ser
mucho menor que en las plantas perennifolias. De todas formas, debería ser baja
la proporción de plantas muy negativamente afectadas por esta erupción. Entre
ellas se encuentran las plantas recién germinadas o en crecimiento en este
momento.

– En zonas de estepa, las plantas palatables estarán menos disponibles para el
ganado. Además, el viento ene sas zonas puede producir alta removilización del
material depositado, y acumularlo en determinados sectores, dando lugar a la
formación de dunas que sepultan en parte la vegetación. En zonas productoras de
frutales o cultivos que dependen de la floración, el material movilizado por
vientos fuertes puede romper los brotes florales. Las especies que disponen sus
yemas a nivel del suelo pueden verse favorecidas por el efecto aislante de los
depósitos del volcán, que reducen las heladas.

– La germinación de algunas plantas en la próxima primavera puede estar comprometida,
dependiendo del espesor del manto de cenizas acumulado, su distribución
espacial en el suelo de los bosques y su consistencia. La caída de partículas
muy finas de cenizas puede llevar a formar un manto tipo “cemento” que
dificulte la germinación. Esto sería preocupante en los sectores donde ha
florecido la caña colihue, cuya regeneración depende en gran medida de la
germinación de las semillas que se liberaron después de la floración (pero que
ahora posiblemente estarían menos sujetas a la depredación por parte de aves y
roedores)..

– Otro tema a considerar es el de las plagas. En Los Antiguos, luego de la
erupción del Volcán Hudson en 1988, se observaron ataques severos de pulgones
en los álamos, orugas en las malezas y luego en los cultivos.

Bibliografía consultada:

– Cardenas .E. 2006. Peligros y riesgos volcánicos en Biogeografía: efectos
sobre la vegetación. IV Congreso Español de Biogeografía. Avila. España.

– GESVA-UBA 2010. Manual de Procedimiento ante caída de cenizas volcánicas.

– Institute of Geological
and Nuclear Sciences, Nueva Zelandia.

– Villarosa G.. 2008. Propuesta de zonificación y evaluación
preliminar del impacto de la caída de cenizas del Vn Chaitén. Informe Interno
INIBIOMA.

1 INIBIOMA. CONICET – Universidad Nacional del Comahue

2 Universidad Nacional de Río Negro

* javier.grosfeld@crub.uncoma.edu.ar

 

Nube de etiquetas