Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘chubut’

ARGENTINA El jefe de Gabinete recibió al gobernador de Chubut

Jueves, 05 de Diciembre de 2013

El jefe de Gabinete recibió al gobernador de   Chubut

Capitanich recibe al Gobernador Buzzi, Carlos Bulgheroni y empresarios

El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibió al   gobernador de Chubut, Martin Buzzi y a Carlos Bulgheroni junto a empresarios,   en el marco de las reuniones bilaterales que viene realizando con todos los   mandatarios del país y representantes de distintos sectores.

Capitanich recibió al gobernador de Chubut,   Martín Buzzi, en Casa Rosada, con quien consideró las respectivas agendas   bilaterales, con metas comunes y aspectos económicos, productivos, fiscales y   financieras.

El jefe de Gabinete ya mantuvo encuentros con los   gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Misiones, Maurice Closs; de   Mendoza, Francisco Pérez; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Río Negro, Alberto   Weretilneck; de La Rioja, Luis Beder Herrera; de Jujuy, Eduardo Fellner;   Jorge Sapag, de Neuquén; y con el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

 

ARGENTINA 31º aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas: discurso de la Presidenta de la Nación

31º aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas: discurso de la Presidenta de la Nación
Muy buenos días a todos y a todas.
Señor Gobernador de la provincia de Chubut; señor Intendente de Puerto Madryn; excombatientes, combatientes, sin el ex, combatientes de Malvinas, cuando un militar se retira, nadie le dice exmilitar, sigue siendo militar; cuando un combatiente ha combatido, sigue siendo un combatiente, más allá de que hoy la paz y la diplomacia sean los únicos caminos.
Quiero también saludar a los familiares de los combatientes que nos acompañan, de los vivos y de los caídos y de los que yacen allá en Puerto Argentino, especialmente de los 123 “NN, soldado argentino”, solo conocido por Dios que esperamos poder identificar prontamente.
También, darle la bienvenida a las organizaciones de derechos humanos que hoy nos acompañan, a los movimientos sociales y dirigirnos sin ningún tipo de distinción a todos los argentinos en una fecha tan especial.
Martín Buzzi, el Gobernador, hablaba de cómo vivimos los patagónicos, cómo lo vivió él tal vez en Comodoro, cómo lo vivió aquí la gente de Puerto Madryn. Nuestra Presidenta, que ni soñaba si quiera ser presidente, es más, ni soñaba ser senadora o diputada nacional allá por el año 82, en Río Gallegos, le comentaba recién al Intendente, somos en Río Gallegos la ciudad más cercana en línea recta a Malvinas y por eso también vivíamos bajo la amenaza constante aquellos días de que Río Gallegos fuera bombardeada por los ingleses porque decían que de esta manera iban a acabar con la guerra. De la misma manera que en la Segunda Guerra Mundial, se bombardeó Hiroshima y Nagasaki para terminar con la resistencia del pueblo del Japón, también se amenazaba con bombardear Río Gallegos para terminar con la resistencia de los argentinos, bajo…
No puedo olvidarme nunca de esos días, me visitaba mi madre, que había venido de La Plata y como la mayoría de las casas patagónicas, que no tienen persianas ni postigos, debíamos todas las noches hacer los operativos oscurecimiento y entonces, colgar frazadas en las ventanas y en nuestros autos, colocar los adhesivos negros para que apenas una línea pudiera identificar la marcha de un coche.
La ciudad se sumergía en la más profunda y terrible oscuridad, mientras se escuchaba el rugido de los aviones que muchas veces salían y otras tantas no volvían.
Hoy estamos y hemos hecho una elección: estar aquí, en Puerto Madryn. Porque este 2 de abril, es un homenaje, un homenaje instituido por el pueblo argentino a través de su Parlamento, a todos los veteranos y a todos los caídos. Y queremos estar aquí en Puerto Madryn, porque aquí regresó ocultado desde las islas hacia el continente en el Canberra, en el Northland, en el Irizar y en el Paraíso, más de 7.000, casi 8.000 de los 10.000 u 11.000 combatientes que estuvieron allí.
Los ocultaron pero, como lo indica el testimonio fotográfico que me acaba de obsequiar el Intendente de Puerto Madryn, este pueblo, este pueblo argentino que nunca ha traicionado la memoria de los que lucharon por él y murieron por él, salieron a la calle a recibirlos, a entregarles comida, a permitirles hablar de sus casas por teléfono para comunicarse con sus familiares.
Luego, fueron escondidos en un acopio de lanas, Lahusen, que por allí todavía existe y que más allá del puente aéreo que se hizo luego desde Trelew hasta Buenos Aires.
Por eso, decidimos estar hoy aquí en Puerto Madryn, para decirles a todos y cada uno de esos combatientes, pero también decirles a todos y cada uno de los argentinos, a lo largo de estos 200 años de historia, que han luchado por la independencia, que han luchado por su patria, que han luchado por sus ideales, por sus convicciones, porque luchar por la patria es también luchar por el otro, por el prójimo, que jamás volverán a ser olvidados, que jamás volverán a ser ocultados porque son la gloria de la Nación y las glorias, se conmemoran y se festejan, no se ocultan.
Cómo no reconocer, cómo no homenajear a esos jóvenes que sin preparación, sin elementos, abandonados a la suerte de Dios y a su propia pericia o impericia, los mandaron a enfrentar a un enemigo profesionalizado y digo “enemigo”, porque era guerra, estoy hablando en esos términos en ese momento, que nadie descontextualice mis palabras. Hoy la Argentina no tiene enemigos; el único enemigo que tiene la Argentina es la pobreza y la desigualdad que estamos combatiendo desde hace más de 10 años. Que nadie se equivoque.
Ningún pueblo de la Tierra, ningún ser humano es enemigo del pueblo argentino o de la Argentina por el hecho de pensar diferente o tener un idioma diferente o querer una nacionalidad diferente.
Lo único que seguimos pidiendo incansablemente, como lo haremos y como lo haremos en otras causas, es, precisamente, que se cumpla con el Derecho Internacional y que el gobierno del Reino Unido, el gobierno, no estoy hablando de su pueblo…¡Cuántos ingleses viven aquí en la Patagonia! ¡Cuántos de nuestros vecinos, de nuestros amigos son de origen inglés! ¡Cuántos ingleses viven en la Capital argentina!
Que no nos confundan, que no nos desvíen y que tampoco utilice el gobierno del Reino Unido a Malvinas para ocultar el desastre económico y social que sucede hoy en Europa producto de políticas de ajuste, de atraso y de saqueo a trabajadores, a pequeños y medianos comerciantes y empresarios.
Hoy leía, antes de venir aquí, que han propuesto un nuevo ajuste allá en Londres y que los “tories”, el partido gobernante, está dispuesto hasta sacrificar a su líder en pos de ese ajuste.
Claro, acicatear con una Argentina les puede servir para muy poco, porque en realidad, este país, nuestro país solamente participa en misiones de paz con nuestras Fuerzas Armadas.
Y nos seguimos preguntando por qué, por qué se niegan a hablar y dialogar con un gobierno democrático, con un gobierno que ha hecho de la defensa de los derechos humanos y sociales, una bandera inclaudicable, que ha hecho de la libertad de los pueblos y de Latinoamérica también, algo inclaudicable, ¿por qué? Y, sin embargo, dialogaban o estaban dispuestos a dialogar con una dictadura sangrienta y genocida. Es incomprensible en este siglo XXI.
Negarse al diálogo, ni siquiera en esa resolución de las Naciones Unidas se le da la razón a uno o a otro; se reconoce que hay una cuestión de conflicto sobre la soberanía y se pide el diálogo. ¡Cómo alguien puede negarse al diálogo y querer estar del lado de los autodenominados países civilizados!
Yo creo que las cosas no van a poder mantenerse así demasiado tiempo; es demasiada incongruencia, demasiada incoherencia. Y además creo que los pueblos merecen que los gobiernos se ocupen de los verdaderos problemas que tienen esas sociedades y no distraigan recursos, armamentos, inútiles, por otra parte, porque lo único que hacen es militarizar un Atlántico Sur que hoy está libre de todo conflicto.
Nosotros a eso le vamos a responder con un gran proyecto que estamos encarando desde el gobierno de Chubut entre el ministerio de Ciencia y Tecnología, entre el gobierno de Canadá, sí, el gobierno de Canadá, para que vean que no nos mueve ningún rencor ni ninguna alianza momentánea, que se pueda tener una estrategia diplomática en lo que denominamos este maravilloso mar argentino, que está aquí a mi espalda, y a lo que denominamos una “pampa azul”. Así como tenemos una pampa verde, esto es una pampa azul y la vamos, en un proyecto que estamos en los Núcleos Socio Productivos número 8, que hemos presentado hace pocos días en Argentina Innova, muy pronto, con un buque, el Coriolis II, vamos a hacer grandes estudios.
Mientras ellos envían naves de guerra a este mar argentino, nosotros vamos a poner una nave científica para la ciencia, la tecnología y el conocimiento. Eso es lo que quiere el mundo y la sociedad. La guerra solo le sirve a los que venden armas, la guerra solo le sirve a los que fabrican armas. Nosotros queremos crear conocimiento, queremos generar ciencia y aplicarla, queremos saber todos los recursos y toda la potencialidad de este mar argentino, de este maravilloso Golfo San Jorge…Y por eso…Nuevo, ya sé, estoy en Puerto Madryn, bueno, para que no se enojen los de Comodoro, che, que andaban medios cabreros porque no había ido para Comodoro, ¡qué tontería! Golfo Nuevo, Golfo San Jorge, todos los golfos…
El mayor recurso, por lo menos explorado hasta ahora ictícola, lo tenemos en el San Jorge, por ahí vamos en el Nuevo también con mayores recursos.
Pero, digo, que mientras mandan buques de guerra, nosotros vamos a poner sobre el mar argentino un buque científico.
También, el otro compromiso que tenemos con los familiares, con esos 123 NN, que yacen en Puerto Argentino, en el Cementerio Darwin, 123 soldados argentinos solo conocidos por Dios. A través del ministerio de Justicia y tal cual nos habíamos comprometido y lo habíamos anunciado, ya hemos localizado a 100 familiares y 91 familiares nos han firmado el pedido, el 75 por ciento, para hacer la presentación que ya habíamos efectuado ante la Cruz Roja Internacional que requería, precisamente, era este instrumento: el pedido de los familiares directos para lograr la identificación de estos soldados, que merecen tener una placa con su nombre y apellido, que cada madre, que cada padre pueda hincarse en esa tumba, rezarle a su hijo y ponerle una flor. No estamos pidiendo nada más que eso, un elemental ejercicio del más elemental de los derechos humanos que es velar y honrar a nuestros muertos.
Estamos en marcha con este plan y lo vamos a llevar adelante porque, además, contamos con el más eficaz y eficiente equipo de identificación de ADNs.
Hubiéramos querido tal vez no tenerlo, porque lo tuvimos por lo que nos pasó en la dictadura y para poder identificar los restos de los detenidos desaparecidos.
Pero en realidad también, en cierta manera, durante mucho tiempo se quiso hacer desaparecer lo que había pasado a los que habían combatido, a los que yacían allá y lo peor de todos, quisieron olvidar o hacernos olvidar a los argentinos que las Malvinas son argentinas y que son una causa inclaudicable para todos nosotros. Pero, que ya no es únicamente una causa argentina. Porque si de algo me enorgullezco, si de algo me siento plena de amor, es haber logrado, con el acompañamiento de todos los mandatarios de la América latina, de la UNASUR, del MERCOSUR, de la CELAC, haber convertido a Malvinas, ya no es una causa nacional, sino en una causa regional de soberanía y en una causa global de lucha contra el colonialismo.
Porque tenemos aquí muy cerca, uno de los últimos vestigios de una de las lacras que más avergonzaron las últimas centurias de la humanidad, que más la ennegrecieron y que fue el coloniaje, el coloniaje de las grandes potencias después del 1400. Primero nuestro continente, en el África, en distintas partes del mundo que se han ido afortunadamente independizando. Creo que quedan 16 causas, ¿no Canciller?, de las cuales, ¿cuántas son inglesas?, 10 de 16.
Fíjense: si uno mira el mapa del mundo 200 años atrás, no es tanto tiempo en términos de historia, veía que muchísimos territorios, casi todos o la mayoría de los grandes territorios del mundo eran colonias. Hoy, solamente hay enclaves.
Es cierto que también han cambiado los métodos de colonización; es cierto también que ya, al no poder sostener ocupaciones territoriales y geográficas, mutaron, sobre todo en el último siglo, en ocupaciones económicas y en colonización cultural. Tal vez no tan visible, tal vez no tan palpable, tal vez no tan identificable pero, sin embargo, tan o más mortífera que la geográfico-territorial.
Pero yo quiero aquí, frente a todos ustedes, pueblo de la Patagonia, y frente a todos los argentinos, una vez más, el compromiso irrenunciable de esta causa que es una causa de Estado. Quiero agradecer también a los representantes de los distintos partidos de la oposición que hoy nos acompañan. Es bueno que los argentinos estemos unidos. Cada vez que nos hemos dividido, cada vez que nos hemos separado, han venido por nosotros y más tarde o más temprano, las grandes mayorías, las inmensas mayorías argentinas, pagaron muy caro esa desunión y esa confusión que muchas veces introducen en nuestras cabezas si creemos que el otro, porque está en un lugar político diferente o porque tiene una tez de color diferente o porque tiene más o menos instrucción, es un enemigo.
Yo les pido a todos, en honor de esos argentinos que sin pedir nada entregaron todo, que cada argentino, cuando mire al costado o frente a sí, vea a otro argentino, vea a un hermano con el cual hay que superar las diferencias, por el cual hay que coincidir en lo importante. No hace falta pensar todos igual, no hace falta ser exactamente iguales porque no pasa en ninguna parte, ni siquiera dentro de nuestra propia familia. Pero siempre pensando, antes de tomar una decisión, antes de decir una palabra que separe, pensando a quién servimos haciendo eso. Y ese ejercicio pequeño, elemental a quién le sirve que yo me pelee con el otro. ¿A mí o a quién más?
Por eso, en este día de recuerdo y de homenaje, quiero también, para finalizar y porque en definitiva aquellos que fueron a combatir, como lo dije al principio, lo hicieron por un profundo amor a la patria. Pero si no se quiere al pueblo, si no se quiere al prójimo, es imposible querer a la patria. La patria es el otro, la patria es el prójimo. Por eso, no nos olvidemos nunca de eso, la patria es el otro, no es un concepto vacío, no es un concepto abstracto.
Yo quiero terminar con un homenaje de lo que para mí debe ser el ideal, que es el amor al prójimo. Quiero homenajear a un joven militante político, chubutense, de Rawson, a Matías Gensana, un joven de 24 años. Fíjense que chiquito que era, 24 años, hoy estamos conmemorando 31º aniversario de aquel 2 de abril, no había nacido, nació en democracia, y ese joven, Matías Gensana, de 24 años, junto a su primo, este último 3 de enero, estaba como estarían tantos chubutenses en la playa Unión, ahí cerca de Rawson, y vio que 3 niñitos se estaban ahogando y no lo dudó un instante, se lanzó con su primo al mar a salvarlos y los salvó a los 3, pero a él se lo llevó el mar.
Recién me estaba esperando aquí abajo su madre. ¡Qué inmenso ejemplo de amor al prójimo! ¡Qué inmenso ejemplo de amor al otro! ¡Qué inmenso ejemplo de dar la vida sin pedir nada a cambio!
Y me vienen a la memoria las palabras de Néstor: “Los que se la pasan especulando, nunca van a pasar a la historia”. A la historia pasan siempre los que se la juegan todos los días en todo el tiempo por la patria, por el otro y por la vida, que es lo que queremos.
Gracias Puerto Madryn, gracias Chubut, gracias Argentina, que Dios los bendiga a todos.

ARENTINA En el 31º aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas, la Presidenta rindió homenaje a quienes dieron la vida por la Patria

03abr13 malvinas 020413-dsc_0931
Martes, 02 de Abril de 2013
En el 31º aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas, la Presidenta rindió homenaje a quienes dieron la vida por la Patria

La presidenta Cristina Fernández encabezó hoy el acto central por el 31 aniversario de la Guerra en las islas Malvinas en Puerto Madryn, ciudad que recibió a los soldados argentinos tras el conflicto de 1982. “Los que han luchado por la independencia, los ideales, las convicciones, jamás volverán a ser olvidados”, aseguró.
La Jefa de Estado destacó el gesto de los habitantes de Madryn que en 1982 recibieron a 8 mil combatientes, de los 10 mil que estuvieron en Malvinas, y mostraron su solidaridad brindándoles todo tipo de asistencia. Luego, recordó la Mandataria, la dictadura militar intentó ocultar a los combatientes con el objetivo de “desmalvinizar” al país. Por eso, sostuvo que “los que han luchado por la independencia, los ideales, las convicciones, jamás volverán a ser olvidados ni ocultados, porque son la gloria de esta Nación, y la gloria se festeja, no se oculta”.
“Quisieron hacernos olvidar a los argentinos que las Malvinas son argentinas, pero son una causa inclaudicable para todos nosotros”, aseveró.
“¿Cómo no homenajear a esos jóvenes que sin preparación, sin elementos, abandonados a la suerte de Dios y su propia pericia o impericia, los mandaron a enfrentar a un enemigo mejor preparado?”, interrogó Cristina Fernández. En ese punto, aclaró que el término enemigo se debe aplicar exclusivamente a aquella circunstancia histórica, dado que “hoy la Argentina no tiene enemigos, el único enemigo que tiene la Argentina es la pobreza y la desigualdad, a las que estamos combatiendo desde hace 10 años”. “Ningún ser humano es enemigo de la Argentina”, aseveró.
En ese sentido, afirmó que “lo único que seguimos pidiendo incansablemente es que se cumpla con el derecho internacional” y que el gobierno del Reino Unido acate las resoluciones de las Naciones Unidas que convocan al diálogo sobre la cuestión de la soberanía.
Por eso, pidió que “que no nos confundan, y que nos desvíen y que tampoco utilice el Gobierno del Reino Unido la cuestión Malvinas para ocultar el desastre económico que ocurre hoy en Europa, producto de las políticas de ajuste”.
También consideró que “acicatear a la Argentina les puede servir de muy poco” porque “este país solamente participa en misiones de paz con sus Fuerzas Armadas”. Entonces se preguntó “¿Por qué se niegan a habar y a dialogar con un gobierno democrático que ha hecho de la defensa de los derechos humanos y sociales y de la libertad de los pueblos una bandera inclaudicable, y si embargo dialogaban o estaban dispuestos a dialogar con una dictadura sangrienta y genocida?”. “Es incomprensible en este siglo XXI negarse al diálogo y querer estar del lado de los autodenominados países civilizados “, agregó.
La Jefa de Estado acusó al gobierno del Reino Unido de querer exclusivamente militarizar el Atlántico Sur. En contraposición, anunció que el Gobierno argentino, con la colaboración del Gobierno de Canadá, iniciará una importante campaña científica para investigar a fondo los recursos del Mar Argentino. “Vamos a hacer grandes estudios científicos, mientras ellos mandan naves de guerra al Atlánticos Sur, porque la guerra sólo le sirve a los que fabrican armas”, expresó.
Por otra parte, anunció que el que Gobierno argentino logró localizar a 100 familias de los 123 combatientes caídos no identificados que fueron sepultados en el cementerio de Darwin, en Malvinas, merced a lo cual se pudo realizar una presentación ante la Cruz Roja Internacional para proceder a su identificación “para que cada madre y cada padre pueda hincarse ante esas tumbas a rezar ante sus hijos”, expresó.
Asimismo, expresó su orgullo por “haber logrado, con el acompañamiento de todos los mandatarios de América Latina convertir a Malvinas en una causa regional de soberanía y en una causa global de lucha contra el colonialismo”.
“Tenemos aquí muy cerca uno de los últimos vestigios de una de las lacras que más avergonzaron las últimas centurias de la humanidad, y que fue el coloniaje de las grandes potencias”, lamentó la Mandataria. Y recordó que en el mundo “quedan 16 causas por colonialismo, de las cuales 10 son inglesas”.
No obstante, advirtió que “han cambiado los métodos de colonizaciones y al no poder sostener ocupaciones territoriales y geográficas, mutaron por la ocupación económica y la colonización cultural”.
Por eso, reafirmó “el compromiso irrenunciable de esta causa, que es una causa de Estado”. En ese marco, agradeció “a los representantes de los distintos partidos políticos de la oposición que hoy nos acompañan” en este reclamo por la soberanía. “Es bueno que los argentinos estemos unidos, porque cada vez que nos hemos dividido han venido por nosotros y más tarde o más temprano las grandes mayorías argentinas pagaron muy caro esa desunión”.
“Les pido a todos que en honor de esos argentinos que sin pedir nada entregaron todo, que cada argentino, cuando mire al constado o frente a si vea a otros argentino, vea a un hermano con el cual hay que superar la diferencias, con el que hay que coincidir en lo importante”. “No hace falta pensar todos igual porque eso no pasa en ninguna parte”, señaló, para agregar en seguida que “si no se quiere al próximo es imposible querer a la patria, porque el pueblo es el otro y no es un concepto vacío, no es un concepto abstracto”.
En ese sentido, al finalizar el acto la Presidenta rindió un homenaje al a un joven militante político de la ciudad de Rawson llamado Matías Gensana, quien el pasado 3 de enero perdió la vida al rescatar del mar a tres niños que estuvieron a punto de morir ahogados. “Se lanzó al mar y los salvó a los tres, pero al él se lo llevó el mar… ¡Qué inmenso ejemplo de amor al prójimo, al otro, que inmenso ejemplo de dar la vida sin pedir nada a cambio!”, elogió Cristina Fernández. Recordó entonces las palabras del ex presidente Néstor Kirchner, quien afirmaba que “los que se la pasan especulando nunca van a pasar a la historia”. “Los que pasan a la historia son los que se la juegan todos los días por la patria y dan la vida”, concluyó.
Durante la ceremonia, la Jefa de Estado eligió llamar “combatientes” y no “excombatientes” a los hombres y mujeres que participaron en el conflicto armado, “más allá de que la paz y la diplomacia sea el único camino” para continuar con el reclamo de la soberanía argentina sobre el archipiélago austral.

ARGENTINA Inauguración de la primera exploracion de gas y petróleo no convencional de YPF en Chubut: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de la primera exploracion de gas y petróleo no convencional de YPF en Chubut: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA PRIMERA EXPLORACIÓN DE GAS Y PETRÓLEO NO CONVENCIONAL QUE EMPRENDE YPF, EN COMODORO RIVADAVIA, EN LA PROV DE CHUBUT.
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Chubut, señor Intendente, vamos a hacer una cosa para que podamos hablar, vamos a felicitar a las nuevas autoridades de petroleros, elegidas recientemente: Jorge Ávila, Rudy Fornier, Carlos Márquez, Martínez, todos, felicitarlos a todos, gracias: estoy muy feliz de estar aquí, una vez más, en Comodoro Rivadavia, un lugar entrañable al que he asistido decenas de veces como militante política, pero recordaba hoy, que es la cuarta vez que visito como Presidenta de la República a esta querida ciudad. Pero hoy tiene un sabor muy especial, porque vengo por cuarta vez, pero hoy YPF ha vuelto a ser de los 40 millones de argentinos. (Aplausos).
Para nosotros, y si se me perdona un poco el regionalismo, los patagónicos tiene un sabor muy especial y para esta Presidenta que lanzó su primera – sí con Néstor, siempre con él – campaña en una tribuna fue precisamente, aquí, en el Norte, en el Golfo San Jorge, en la Ciudad de Caleta Olivia, y también en el sindicato de petroleros privados de Caleta Olivia, para mí todo el sector tiene muchísimos recuerdos y muchísimas connotaciones que inclusive van más allá de lo político y de lo institucional.
Por eso, estar hoy aquí, junto a todos los comodorenses, junto a todos los chubutenses, los patagónicos compartiendo esta fuerte inversión, que está haciendo nuestra YPF, para explorar aquí, para explorar dije – no explotar – que los petroleros saben la diferencia que hay porque significa explorar nuevos puestos de trabajo, estamos explorando gas no convencional, combustible no convencional por primera vez, aquí en Chubut. También en algo que como le he dicho a Miguel, al presidente de YPF, al ingeniero Galuccio, debe ser también muy importante la recuperación de nuestros yacimientos maduros, por eso también estamos iniciando la campaña con polímeros para la recuperación de los yacimientos maduros y seguir teniendo más energía de carácter convencional.
Y uno de los desafíos más grandes que tuvimos, cuando tomamos la decisión de volver a recuperar para el patrimonio nacional lo que nunca debió haber sido vendido, fue precisamente detener lo que – en la jerga petrolera – se llama el declino y que para el común de la gente es simple y sencillamente volver a producir más gas, más petróleo y más combustible. Porque recién Miguel hablaba de ocho meses y parece que fueran ocho siglos, pero hace apenas ocho meses en todas las estaciones de servicio de la República Argentina había largas colas para cargar combustible a lo largo y a lo ancho del país. Nadie puede hacerse el distraído. Recuerden los que tengan un poco de memoria lo que fueron las vacaciones pasadas, en las localidades de la costa, donde había largas colas; en el Norte del país, en Jujuy; aquí en Comodoro; en mi provincia, en Santa Cruz, en Tierra del Fuego. ¿Qué fue, se produjo algún milagro? No, simplemente se volvió a reinvertir lo que se sacaba de la Argentina en nuestro propio país para seguir produciendo más. (Aplausos).
No hay misterios, no hay magia, es la decisión política de que una empresa del país, una empresa vital y estructural porque permite generar la energía que alimenta el proceso de reindustrialización más grande que se recuerde y que fuera iniciado por él, en el 2003, ha vuelto a producir para y por el país. Pero entonces, cuando las cosas comienzan a mejorar y se demuestra que los argentinos somos capaces de gestionar nuestras empresas con mayor eficiencia, mayor eficacia, que no hace falta ser extranjero para ser bueno y eficiente, que los argentinos podemos ser buenos y eficientes. (Aplausos). Cuando comenzamos a mejorar empiezan lo que yo denomino las operaciones. El otro día leíamos un artículo – sin firma – en un importante diario, no importa cuál, pero ya todos se imaginan de cualquier manera, donde se hablaba que habíamos declinado en la producción. Al contrario, hemos parado el formidable declino que tenía la producción de gas, y la producción de petróleo y la producción de combustible aumentando considerablemente, y este año lo vamos a volver a hacer.
Tengan en cuenta que declinaba la producción en números más que importante, del 5 por ciento, del 7 por ciento, y al mismo tiempo aumentaba el parque automotor, y al mismo tiempo aumentaba la demanda de energía, porque claro, durante el año 2011, crecimos al 8,9 por ciento, y en lugar de producir más nuestra empresa producía menos; teníamos más autos, la gente consumía más, las empresas también, el comercio también, las industrias también y, sin embargo, YPF producía menos. Y producía menos no solamente en equipos en los campos – como ustedes lo saben – sino que también producía menos en nuestras destilerías y en nuestras refinerías sub-explotando su capacidad.
Fue precisamente, a partir de la decisión que adoptamos la más difícil, porque tal vez, como siempre lo manifiesto, hubiera sido más fácil el ciento por ciento, pero decidimos jugarnos a que la empresa siguiera cotizando en bolsa, a dar una muestra de que éramos capaces de trabajar y ser fiscalizado también. Por eso la decisión fue del 51 por ciento el control del Estado y la mejora sustancial en la producción.
Siempre le digo a Miguel y a todo su equipo, a Axel y a todos: “nos van a tirar, cada vez que andemos mejor cada vez nos van a tirar más”. Es casi una regla de determinados sectores que necesitan gobiernos débiles, que necesitan sociedades sojuzgadas para poder imponer intereses de los sectores minoritarios. Y los trabajadores de la Argentina lo saben muy bien, porque yo me acuerdo – compañeros – del año 1998, cuando el barril de crudo llegó a 9 dólares y miles de trabajadores petroleros quedaron en la calle. No me lo contó nadie, yo vivía en Santa Cruz, no vivía en Buenos Aires, soy testigo de lo que nos pasó. (Aplausos)
Por eso creo que los trabajadores, junto al personal jerárquico, junto a los otros gremios que trabajan en la industria petrolera: petroleros, de la UOCRA, camioneros, todos juntos debemos cuidar las fuentes de trabajo, mejorar la competitividad de la empresa, porque si nosotros logramos producir más y mejor vamos a estar cuidando muy bien nuestras fuentes de trabajo, y fundamentalmente los intereses de la Patria a los que estamos indisolublemente ligados. Y si hay un lugar donde la Patria se siente indisolublemente ligada a los intereses de los trabajadores y de las empresas es precisamente en esta Patagonia y en este Comodoro Rivadavia, cuna del petróleo argentino: (Aplausos).
Las cifras que recién el ingeniero Galuccio mostraba…los pibes siempre van a estar, si no están los pibes estamos en problemas, los trabajadores y los pibes si no estamos en problemas, todos juntos. Los quiero mucho. Quiero decirles que las cifras, que recién mostraba el ingeniero Galuccio demuestran a las claras lo que ha sido YPF, en esta gestión de apenas 8 meses, cómo hemos logrado revertir. Yo tampoco soy ingenua, yo creo sinceramente y lo he dicho, en muchas oportunidades, que creo que había una cierta orientación, una cierta intención precisamente de que la gente estuviera molesta porque faltaba la nafta o por muchísimas cosas más porque sino no se entienden las cosas que han pasado. Pero yo no quiero detenerme en ese pasado, que afortunadamente, hemos dejado atrás, quiero hacer hincapié en este presente y, sobre todas las cosas, en el futuro. Y como Presidenta de todos los argentinos poder venir, aquí, a Comodoro Rivadavia, y pararme frente a ustedes: a los trabajadores, a los ciudadanos, a los habitantes de Comodoro, a los chubutenses, junto a las autoridades de YPF, y poder venir a rendir cuentas de lo que estamos haciendo, de lo que hemos crecido y de esto que no se hacía.
Lo charlábamos con el Gobernador, hacía más de 15 años que no se hacía un proceso de exploración, en Comodoro Rivadavia. (Aplausos). He venido a rendir cuentas, entonces, de esta tarea, que es volver a colocar a YPF entre las grandes empresas, a nivel global. Tenemos la tercera reserva de gas no convencional, pero yo estoy segura – además – que tenemos muchísimo convencional que todavía tenemos que extraer y aún que explorar en muchísimas partes de la República Argentina y de nuestra Patagonia también. (Aplausos).
Por eso queremos ir por todo: por el convencional y por el no convencional, con toda la fuerza de los trabajadores, de las empresas, de sus técnicos, de sus profesionales, de sus ingenieros, de sus mujeres, en un país que ha venido sorteando esta crisis internacional sin precedente. Todos los días, cuando encendemos nuestros televisor, vemos – en la sección internacionales –despidos por doquier en los países desarrollados, compañías aéreas que achican y despiden a sus trabajadores, desalojos y, sin embargo, esta crisis que en otro momento, de habernos tomado en otro período histórico y económico y social hubiera arrasado con la Argentina hemos podido sostener, sin embargo, el nivel de empleo, y aún cuando no hemos crecido con la intensidad que lo venimos haciendo en los casi últimos diez años, este año que fue la peor crisis de todas, hemos crecido al 1,9 por ciento nuestro Producto Bruto Interno, que va a ser publicado – seguramente – el próximo día viernes. Un 1,9, yo creía que íbamos a estar un poco más abajo todavía, pero se repuntó en el último trimestres, se notaba en el último trimestre el repunte. ¿Y saben por qué pudimos hacer frente a esta crisis? Porque del año 2003 en adelante, comenzamos a desarrollar nuevamente nuestras industrias. Si hubiéramos sido solamente un país de servicio, como son alguno de los países que han caído estrepitosamente, en Europa, porque cuando hay una crisis el servicio no puede mantener el trabajo e inmediatamente cae. La que puede sostener y aguantar más tiempo la dureza de una crisis global es la industria porque tiene una matriz de núcleo duro de manutención del trabajo y fundamentalmente porque sirve para alimentar al mercado interno que hemos desarrollado y que es lo que nos ha permitido sobrevivir en esta crisis tan fuerte. (Aplausos).
Este mercado interno que sigue consumiendo porque sigue la política, inaugurada en el año 2003, de mejorar constantemente el poder adquisitivo de nuestros trabajadores, porque ha desarrollado políticas de inclusión social, como la Asignación Universal por Hijo, que ha permitido que aquellos sectores que no tienen un trabajo formal o que aún están desocupados puedan consumir y esto es básico: sostener la demanda y sostener el consumo para que la industria pueda seguir produciendo. Esta ha sido una de las claves, porque eso es muy importante darse cuenta, entender, comprender para no volver a equivocarnos nunca más.
Yo quiero terminar con una carta, un e-mail, bueno ahora ya no te mandan más cartas, un e-mail, que recibí anoche de un comprovinciano suyo, Galuccio, el Gobernador de Entre Ríos. A las diez de la noche me mandó un e-mail, con un título que decía: “Estalló Entre Ríos”. “Mi madre”, dije yo. “¿Qué pasó?” y me lo puse a leer detenidamente. Me hablaba de lo que había significado, este fin de semana largo, para la provincia de Entre Ríos, más de medio millón de personas ingresaron a Entre Ríos, más de 250.000 en el Carnaval de Gualeguaychú. En la ciudad de Federación – me cuenta – donde está el centro termal más importante y desarrollado de la provincia, 60.000 mil ticket, en enero, el 50 por ciento más que el récord del año pasado, y ayer a la noche, estaban saliendo – por hora – de Entre Ríos 2.700 vehículos por horas, más que de la Costa Atlántica. (Aplausos).
Todo esto ¿saben por qué, no? Son varios los motivos: primero, porque mucha gente que antes no podía vacacionar va a destinos internos turísticos argentinos no convencionales, lo convencional es ir a la costa, a la playa. Y también porque en algunos lugares de la costa y de la playa se les fue la mano con los precios. Entonces la gente que no es más tonta dice: “Así, bueno, enfilo para otro lado, donde no me arranquen la cabeza y me roben”. Porque a nadie le gusta que lo roben y me parece muy bien, para que vayan aprendiendo cómo viene la mano. (Aplausos). Y lo que hay que hacer para cada uno defender sus propios ingresos.
Por eso esta Argentina que crece, esta temporada turística sin precedentes, en destinos convencionales, también en salida de argentinos al exterior, para desmitificar esto de que no se pueden ir. No se puede ir el que no tenga plata, o no tenga… pero el que tiene plata si se puede ir, y el que tiene no tanta plata y puede pagar cuotas también se puede ir, porque aumentó un 13 por ciento. Y bueno está bien, está muy bien que los argentinos disfruten de esta Argentina tan distinta – compañeros – tan distinta a aquella del año 2001. En esta Patagonia lo conocimos muy bien, en esta Patagonia que quedó devastada prácticamente, luego del todo el período y la oleada de privatizaciones, en esta Argentina y en esta Patagonia que quedó totalmente abandonada, en esta Patagonia en la que estamos llegando – con la línea de 500 – allá a la punta del continente para interconectarnos definitivamente; en esta Argentina donde hemos vuelto a construir viviendas, para los que no pueden acceder a ella, y hemos vuelto a generar planes de viviendas, como el Procrear, para los que sí tienen capacidad de tener una casa; esta Argentina en la cual los chicos que van a nuestras escuelas secundarias públicas tienen derecho a tener una netbooks para cubrir esa brecha digital; esta Argentina donde los jubilados que se habían quedado colgado de las ramas porque no le habían hecho sus aportes o porque no tenían ingresos, hoy tienen la mayor cobertura previsional de la América latina; esta Argentina que ha vuelto a recuperar a YPF; esta Argentina que ha vuelto a recuperar la noción de dignidad, de pertenencia y de identidad de los argentinos.
Aquí en la Patagonia siempre digo, las cosas siempre nos resultaron más difíciles… el clima. Recién me comentaba una de las chicas, de las que siempre me acompañan, pero que vive en el Norte me decía: “usted no sabe fuimos hasta el Pozo, usted no sabe lo que…” Sí sé – querida – lo que es un pozo; sí sé – querida – lo que es trabajar en el campo; si sé querida – lo que es subirte al colectivo y trabajar 24 por 24, 12 por 12, sé todo eso porque viví acá, no me lo contó nadie. Entonces, quiero pedirles a todo, que en nombre de esos sueños, en nombre de esos dolores, de esos fracasos y de esas frustraciones que tuvimos que vivir, durante aquellos años, no nos olvidemos. No para torturarnos o flagelarnos, sino simplemente para valorar lo que hoy tenemos y seguir luchando por una YPF cada vez más grande, por una Patagonia cada vez mejor. Martín decía que aquí en la Patagonia, y es cierto ,vamos por debajo de la tierra, pero yo también tengo una ilusión, porque hoy estamos inaugurando una importante frigorífico en Gobernador Costa, que nos va a permitir faenar 90 mil corderos u ovejas, como mejor les guste, y hasta 20 mil vacas, y estamos también inaugurando una torre de la televisión digital gratuita, abierta. Pero yo tengo – Martín, patagónicos, chubutenses, comodorenses – la gran esperanza de que en esta Patagonia no solamente podamos arrancarle la riqueza de debajo de la tierra, sino que también con agua, con riego, con tecnología le saquemos riqueza a la superficie. Porque con agua, con voluntad, con ciencia, con tecnología sé que lo vamos a poder hacer. (Aplausos).
No debemos olvidarnos que los recursos que están debajo de la tierra no son renovables, por eso tenemos que pensar estratégicamente, alguien que tiene la responsabilidad de presidir la República no puede pensar únicamente para mañana, pasado mañana o el año que viene y más aún cuando sos hijos y los hijos de sus hijos van a vivir aquí. Tengo la obligación de pensar en términos estratégicos y por eso también convocarlos a todos: empresarios, ciudadanos, científicos, profesionales a imaginar también una Patagonia donde produzcamos verdes, donde produzcamos alimentos, donde saquemos también riquezas de la superficie de la tierra y acompañemos el inmenso esfuerzo y sacrificio que viene de las entrañas del suelo. (Aplausos). Ese es el gran desafío, no tengan dudas y allí estaremos porque estamos moldeados por el viento, estamos sacudidos por el frío, estamos torneados en la lejanía de los grandes centros urbanos, aquí muchas veces se siente la soledad y el abandono y quien ha experimentado esta sensación de soledad y abandono, como alguna vez lo vivimos los miles y miles de patagónicos, sabemos que el compromiso deber ser que nunca más ningún argentino vuelva a sentirse solo y abandonado en su Patria, porque su Patria lo cobija, le da trabajo, le da futuro, le da esperanzas, le da amor y le da lo único que puede darle la Patria, que es futuro y dignidad. (Aplausos).
Muchas gracias, los quiero mucho a todos, que Dios los bendiga a todos ustedes y a sus familias, muchas gracias. (Aplausos).

ARGENTINA “YPF ha vuelto a producir para y por el país”, afirmó la Presidenta

14feb13 YPF 130213comodoro04
Miércoles, 13 de Febrero de 2013
“YPF ha vuelto a producir para y por el país”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández inauguró esta tarde la perforación del primer pozo exploratorio de hidrocarburos no convencional de YPF, en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. Además, a través de videoconferencias inauguró un frigorífico en la localidad de Gobernador Costa y una antena de Televisión Digital Abierta en Rawson. Durante su discurso, la Jefa de Estado anticipó que el PBI mejoró un 1,9% durante 2012, pese a la crisis internacional, sostenido por un fuerte repunte de la actividad económica durante el último trimestre.
La presidenta Cristina Fernández destacó que visitó la ciudad de Comodoro Rivadavia “decenas de veces como militante política” y que es “la cuarta vez” que la visita como Presidenta de la República. Pero afirmó que la de hoy es una visita “especial, porque YPF ha vuelto ha ser de los 40 millones de argentinos”.
La Jefa de Estado aseguró que la “fuerte inversión que está haciendo YPF para explorar aquí, significa nuevos puestos de trabajo”. “Estamos explorando gas y combustible no tradicional por primera vez aquí en Chubut”, enfatizó.
Explicó que desde la recuperación de la mayoría societaria de YPF por parte del Estado nacional, “uno de los desafíos fue detener lo que en la jerga petrolera se llama declino, y que para la gente significa volver a producir más gas, más petróleo y más combustible”. Recordó que “hace apenas 8 meses en todas las estaciones de servicio había largas colas para cargar combustible a lo largo y a lo ancho del país”.
La Primera Mandataria dijo que para revertir dicha situación no hubo magia: “Simplemente se volvió a reinvertir lo que se sacaba de la Argentina para seguir produciendo mas”. “Es la decisión política de que una empresa del país, vital y estructural, porque permite generar la energía que alimenta el proceso de reindustrialización mas grande del que se recuerde, ha vuelto a producir para y por el país”, subrayó.
Cristina Fernández aseguró que la gestión de YPF demuestra que “no hace falta ser extranjero, que los argentinos podemos ser buenos y eficientes”. Señaló que hasta antes de la reestatización “aumentaba la demanda de energía, y en lugar de producir mas, nuestra empresa producía menos”. “La gente consumía mas, la industria también, el comercio también, y sin embargo YPF producía menos”, rememoró.
Sin embargo, consideró que “cada vez que andemos mejor, nos van a tirar más”, lo cual sostuvo que “es una regla de determinados sectores que necesitan gobiernos débiles, sociedades sojuzgadas, para imponer los intereses de grupos minoritarios”.
La Presidenta recordó que en 1998 “cuando el barril de crudo llegó a 9 dólares, miles de trabajadores petroleros quedaron en la calle”. Por ello, exhortó a que “los trabajadores, junto al personal jerárquico, junto a los otros gremios que trabajan en la actividad petrolera, todos juntos debemos cuidar las fuentes de trabajo, mejorar la competitividad de la empresa, porque si nosotros logramos producir mas y mejor, vamos a cuidar las fuentes de trabajo y los intereses de la patria”.
La Jefa de Estado destacó que “no se hacía hace 15 años un proceso de exploración en Comodoro Rivadavia”. Aseguró que la tarea “es volver a poner a YPF entre las grandes empresas a nivel internacional. Tenemos la tercera reserva de gas no convencional. Pero estoy convencida de que tenemos mucho combustible convencional por extraer y por explorar”.
Crecimiento de la economía en 2012
La Primera Mandataria subrayó que el país “ha venido sorteando una crisis internacional impresionante todos los días”. Sostuvo que “de habernos tomado en otro momento”, la crisis hubiera desvastado a la Argentina, pese a lo cual “hemos podido mantener el empleo”.
“Este año hemos crecido al 1,9% el PBI. Yo creí que íbamos a estar un poco más abajo todavía. Pero se notaba en el último trimestre el repunte”, resaltó.
Cristina Fernández resaltó que desde el 2003 en adelante “comenzamos a desarrollar nuevamente nuestras industrias. Si hubiéramos sido solamente un país de servicios, como ocurre en algunos países de Europa, no hubiéramos podido aguantar. La que puede aguantar es la industria, porque tiene el núcleo duro del valor agregado y porque abastece al mercado interno”.
El boom del turismo
La Presidenta repasó las cifras record del turismo en provincias como Entre Ríos, y remarcó que “mucha gente que antes no podía vacacionar ahora va a algunos lugares no convencionales de turismo”. “A algunos en la costa se les fue la mano con los precios y la gente no quiere que la roben. Está muy bien, es lo que hay que hacer para cada uno defender sus propios ingresos”, indicó acerca de la elección de nuevos destinos vacacionales.
Asimismo, indicó que los viajes al exterior aumentaron 12 por ciento y consideró que “no se puede ir el que no tenga plata, pero el que tiene plata sí se puede ir. Está muy bien que los argentinos puedan disfrutar de esta Argentina tan distinta de aquella de 2001”.
El desafío de la Patagonia y del país
La Jefa de Estado remarcó los logros de su gobierno y aseguró que “esta Argentina ha vuelto a recuperar la noción de dignidad y de pertenencia de todos los argentinos”.
Asimismo, expresó su “gran esperanza de que en esta Patagonia no solamente podamos arrancar la riqueza del subsuelo de la tierra, sino que con riego, con tecnología, podamos hacerlo también en la superficie”. “No debemos olvidarnos de que los recursos que están bajo tierra no son renovables. Alguien que está al frente de la Presidencia de la República, no puede solamente pensar solamente en mañana, tiene que hacerlo en forma estratégica”, aseveró.
Por ello, convocó “a todos, empresarios, científicos, profesionales, a pensar una Patagonia donde produzcamos verde, alimentos que acompañen lo que viene del subsuelo. Ese es el gran desafío”.
Por último, la Mandataria remarcó el abandono en que se encontró durante décadas la Patagonia y aseguró: “Quien ha experimentado la soledad y el abandono, el compromiso debe ser de que nunca más un argentino se sienta solo y abandonado en su patria”.
La Presidenta estuvo acompañada durante el acto por el gobernador de Chubut, Martin Buzzi, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, entre otros funcionarios de su gabinete, directivos de YPF e intendentes y legisladores de la provincia de Chubut.
Perforación del primer pozo exploratorio de hidrocarburos no convencional en Chubut
El pozo a explorar es un yacimiento ubicado a 30 kilómetros de Comodoro Rivadavia, con una historia más de 90 años. Hace más de 100 años que la ciudad chubutense es escenario de la actividad petrolera de la mano de YPF, la empresa que marcó a la ciudad en su historia.
El yacimiento El Trébol tiene una superficie de 143 kilómetros cuadrados, inició su actividad en 1938 tiene una producción acumulada de más de 133 millones de BOE (barriles de petróleo y gas). La producción actual es de aproximadamente 5.849 barriles (930 metros cúbicos).
Inauguración del Frigorífico Santa Elena en Gobernador Costa
Las localidades de Gobernador Costa y José de San Martín, ubicadas en el medio de la meseta patagónica, dependían laboralmente de Gendarmería y del Estado Provincial. Con la inauguración de este frigorífico los dos pueblos obtienen una fuente de trabajo privado.
El frigorífico es del Grupo Indalo quienes realizaron una inversión de 26 millones de dólares.
Inauguración de una nueva Estación Digital de Transmisión (TDA) en Rawson
A través del Plan “Mi TV Digital” el Gobierno Nacional entrega los primeros 100 decodificadores a hogares de la ciudad de Rawson.
Al día de hoy se han entregado 1.171.041 decodificadores a hogares de toda la Argentina.

ARGENTINA Acto de inauguración de cuatro tramos de la Autovía Ruta Nacional 14 en Concordia: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de inauguración de cuatro tramos de la Autovía Ruta Nacional 14 en Concordia: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN CONCORDIA, PROVINCIA DE ENTRE RIOS
Muy buenos días a todos y a todas.
La verdad que volver a reencontrarnos, cada vez que lo hacemos, cuando veo a estos jóvenes, cuando veo a todos los chicos de la secundaria, de la universidad, a los pibes en los barrios volver a participar en política, digo valió la pena tanto esfuerzo, tanto sacrificio.
Y lo que es más importante, chicos, para la liberación y para la construcción de una patria diferente, como la que estamos haciendo, una patria que como señalaba recién el querido amigo y compañero Sergio Urribarri y me lo hacía recordar el Intendente, esta ciudad, Concordia, cuando Néstor llegó a la presidencia tenía un 23 por ciento de desocupación. Hace 15 meses, me decía el Intendente cuando estuve aquí por última vez, estaban en el 7,3. Y me decía que ahora Concordia tiene solo un 5,5 por ciento de desocupación, prácticamente en términos económicos y políticos una ciudad de pleno empleo.
Cuando vemos y cuando escuchamos a Lucrecia, la directora del nuevo Colegio Industrial de Gualeguaychú modelo, decir que estamos reconstruyendo la educación técnica industrial que había sido cerrada y que Néstor decidió abrirla nuevamente en el año 2005, es que sabíamos que necesitábamos capacitar a nuestros jóvenes, a nuestras chicas y a nuestros chicos para esta Argentina industrial de valor agregado, de ciencia y tecnología, de trabajo. Cuando veo el esfuerzo de la provincia, que como bien lo señalaba el Gobernador ha hecho un esfuerzo tributario grande, es porque es necesario que los que más tienen sean los que más tributen, es de equidad y es de justicia.
Y que como bien él dice tenemos que construir entre todos en esta organización piramidal y federal que es el país, desde los municipios para las gobernaciones y para la presidencia. Como digo yo, no se puede ser federal a la hora de pedir y unitario a la hora de hacer, trabajar y poner lo que hay que poner para que la patria y el país sigan creciendo.
Y hoy estamos inaugurando allá, en el sur de la patria, al lado de nuestra casa, en la hermana provincia de Chubut, 40 kilómetros de la autovía Puerto Madryn – Trelew que une polos industriales con polos turísticos, nos faltan apenas 20 kilómetros y esa autovía que él soñó, que él comenzó, la vamos a inaugurar. Yo digo que somos un gobierno que inauguramos sueños, porque había sueños que parecía que nunca iban a poder cumplirse en la Argentina.
Me acuerdo cuando todos hablaban de la ruta 14, mal conocida o tristemente conocida como la “ruta de la muerte” por los accidentes que había y porque es el corazón del MERCOSUR, y me acuerdo que cuando fuimos a buscar el proyecto para poder hacerla, todo el mundo había hablado de esa ruta pero no había proyecto; dos años y medio nos llevó hacer el proyecto, las audiencias públicas para poder llamar a licitación, y hoy estamos inaugurando 108 kilómetros que completan 301 kilómetros de los 503 kilómetros totales. Cuando finalmente inauguremos esos 202 kilómetros que nos faltan estaremos inaugurando un sueño más, un sueño que parecía imposible.
Recién veníamos en el helicóptero y sobrevolábamos los rulos que hace la autovía, los distintos desvíos a los pueblos, a Charrúa y “el Pato” me decía: “mirá si no parece Nueva York con todas esas autopistas, aunque con algunas lagunitas que Nueva York no tiene”, todo hermoso, iluminado, con servicios conectados. Y también en Villa María, provincia de Córdoba, el intendente Eduardo Accastello recordaba recién obras paradigmáticas como la autovía 9 que une Córdoba con Santa Fe; PROMEBA, que es la refacción de viviendas. Yo veía la foto de las casas de ese complejo habitacional Eva Perón, renovadas, con plazas, con iluminación, refaccionadas las casas, el acceso a la universidad de Villa María; las universidades, 9 universidades se han creado en estos 9 años. Nunca nuestras universidades habían logrado estos presupuestos. Nuestra universidad nacional, pública y gratuita, que forma hombres y mujeres que han comenzado a retornar al país, aquellos que se fueron por falta de oportunidades y que hoy podemos decir con orgullo que estamos volviendo a convertirnos en un lugar de ciencia y tecnología que nunca debíamos haber abandonado porque ahí está el progreso, el trabajo, el futuro.
También ayudando a los productores con este aporte no reintegrable que traemos de 30 millones de pesos para aquellos que sufrieron la helada de las citrícolas. Y estamos peleando también para abrir mercados, porque algunos poquitos -pagados no se sabe por quién o sí se sabe por quién- critican nuestras políticas de protección al trabajo nacional y a la producción nacional, y se callan la boca cuando nos cierran los mercados a productos como los cítricos, los limones, la carne y subsidian en los países desarrollados a sus productores. Algunos parece que no quisieran la tierra que tanto les dio y le sigue dando sin pedirles nada.
Le decía recién al “Pato” que también quiero anunciarles, en esta maravilla que están construyendo los entrerrianos, que vamos a llamar a licitación para la ruta 11, en Villa Diamante; acá en la provincia se necesita mucho una obra tan importante. Ayer lo hablábamos y le daba las instrucciones al ministro de Economía para empezar con esta obra que también es muy necesaria.
Pero yo les decía sobre estas cosas que hemos construido: la educación técnica, la industria, la disminución de la desocupación, la generación de puestos de trabajo, esta nueva Entre Ríos. Yo creo que cada una de las provincias argentinas fueron transformadas, casi dadas vuelta de lo que era aquella Argentina, ni qué hablar de la industria avícola que ha dado un salto cualitativo, esa industria tan representativa del quehacer entrerriano. Me acuerdo las lágrimas de los diputados, de los senadores, de los representantes de la provincia cuando no podíamos competir en las épocas de la convertibilidad y tiraban los pollos. Parrilli se acuerda todavía cuando los productores nos fueron a tirar los pollos a la Casa Rosada. Ahora los tienen en las góndolas y los tienen en la exportación, ya no hay que ir a tirarle pollos a ningún gobierno. Ahora los pollos o los comen los argentinos porque tienen trabajo y plata para comprarlos o los vendemos afuera, porque hemos logrado conquistar también nuevos mercados.
Por eso yo les pido para finalizar, a todos los argentinos, a los más de 40 millones de argentinos, aún cuando no piensen como nosotros, aún cuando la Presidenta no les caiga simpática, que piensen en la patria, no piensen en el partido de turno o en el gobierno, piensen siempre en la patria. Cuando uno piensa primero en la patria es mucho más difícil equivocarse. Y pensar la patria, pensar en la patria, es pensar en la defensa de sus trabajadores, es pensar en la defensa de sus productores y sus empresas, es pensar en estos miles de jóvenes que han vuelto a incorporarse a la política, porque han vuelto a creer que vale la pena jugarse por las ideas.
Una de las cosas más terribles que dejó la dictadura militar, tal vez parezca y seguramente ha sido muy dolorosa la pérdida para los familiares -si no que lo diga Pemo-, para las Madres, para las Abuelas, pero lo más terrible, lo que logró durante muchas décadas luego del advenimiento de la democracia instalar esa dictadura feroz, fue miedo, fue miedo a participar. Porque había quedado la idea, habían instalado fuertemente mediante el terrorismo de Estado y la desaparición, no sólo de jóvenes sino de comisiones internas, de delegados, de obreros, de científicos, de periodistas, de abogados y otros tantos que tuvieron que abandonar el país, habían instalado la idea de que pelear por las ideas, tener convicciones, querer un país diferente era peligroso y te podía costar la vida. Por eso surgió esa suerte de posibilismo que se instaló en la Argentina a pesar de que podíamos votar libremente, podíamos hacerlo pero nuestras mentes, nuestros corazones, nuestros espíritus tenían miedo, porque teníamos en el inconsciente colectivo que por haber jugado demasiado se había perdido todo. Habían tenido un triunfo moral y cultural sobre los argentinos de que no éramos capaces de hacer las cosas y a que los que eran más valientes o se atrevían más les iba mal.
Por eso cuando él llegó y dijo que iba a cambiar las cosas, que no iba a abandonar las convicciones, cuando se atrevió a bajar los cuadros de los dictadores, cuando se atrevió a mandar al diablo al Fondo Monetario Internacional, quebró de cuajo… , eso es lo que nunca le van a perdonar, que les haya podido demostrar a los argentinos, contra todos los teóricos del desánimo, del miedo, de la antipatria, de los que no creían en la Argentina, ese flaco desgarbado que vino del sur les demostró que se podía hacer, que se podían hacer las cosas necesarias para que los argentinos vivieran mejor. Y no lo hizo movido ni apoyado, porque apenas había obtenido el 22% de los votos, lo hizo desde el corazón y desde las tripas, con la convicción de que era posible demostrar que otra Argentina podía desarrollarse y crecer.
Por eso en este mundo que se ha caído y derrumbado, en este mundo que nos mostraban como ideal, todavía nos siguen castigando porque somos un mal ejemplo, somos el ejemplo de que se puede construir un país sin tutelaje de afuera. Somos el ejemplo de que un país puede votar a un presidente y el que decide es ese presidente. Somos el ejemplo de un país que en medio de la más brutal y prolongada crisis que se vive desde el año 2008, creció en el 2010 y 2011 como nunca lo había hecho y ha crecido en estos 9 años más que en los 200 años de historia.
Por todas estas cosas, por habernos atrevido también a cambiar una cultura hegemónica que decía que nadie podía aguantar ser gobierno si no tenía el apoyo de ciertas corporaciones mediáticas, también les hemos demostrado que se puede gobernar con el pueblo, que es el pueblo la voz más potente, que es el boca a boca, que es la comunicación permanente de miles y millones de voces que se reconocen cada día cuando van al colegio, que se reconocen cuando pueden entrar a la fábrica, que se reconocen en el productor cuando puede recoger el fruto de la tierra y colocar la exportación, porque hay una economía, hay variables macroeconómicas que le permiten producir y exportar; que se reconocen en cada científico que por primera vez es reconocido no sólo nominalmente, no sólo a través de los discursos sino también a través de la inversión, de los salarios y retornan al país miles de jóvenes que se vuelcan a la investigación.
Hemos también demostrado que se puede estudiar y se tiene progreso en la Argentina cuando se estudia y se capacita. También que se puede tener una política exterior que reconozca en los hermanos latinoamericanos, y más precisamente aquí en la América del Sur, nuestra verdadera casa y nuestra asociación estratégica. Antes había algunos que miraban deslumbrados al Norte porque decían para qué ser amigos de los vecinos si son pobres, mejor ser amigos de los ricos, nunca se habían dado cuenta que los países ricos no quieren socios ni amigos, simplemente quieren empleados y subordinados, y nosotros no vamos a ser empleados ni subordinados de nadie. Somos un país libre, con dignidad y orgullo nacional.
Por eso esto es algo más que una cuestión económica y política. Este es un verdadero desafío cultural que tenemos los argentinos frente a nosotros mismos, de saber construir una cultura que nos contenga, de descubrir la verdadera historia que durante años nos ocultaron y que en cada hecho histórico, desde el Éxodo Jujeño a la Batalla de Tucumán, al 25 de Mayo de 1810, a todas las cosas que nos han sucedido en los 200 años, estamos redescubriendo, nuestros jóvenes, los argentinos, esta patria diferente y distinta que nos quisieron esconder y ocultar.
Esta es una Argentina en la que no se oculta ni se esconde a nadie más. Esta es una Argentina de libertad, donde cada uno puede pensar como quiera, donde los jóvenes tienen derecho a hablar de política en la escuela, en la casa, en la calle, en la universidad y en donde quieran. Porque no somos un país fascista, somos un país profundamente democrático, que nos gusta discutir de política en la casa, en la calle, en la universidad, en el colegio, en el trabajo. Esto no nos hace ni menos eficientes ni menos eficaces ni menos inteligentes, al contrario. Y si no recuerden, porque es curioso que determinada dirigencia política del país, que siempre criticó a los regímenes totalitarios cuando el mundo todavía se dividía entre el mundo del Este y el mundo del Oeste, hoy tengan prácticas similares a las que tenía el estalinismo que escuchaba, espiaba la gente y que fomentaba la denuncia contra el otro. Es curioso que se digan liberales y sin embargo tengan prácticas de regímenes totalitarios.
Nosotros, y cuando hablo de nosotros hablo del movimiento político al que pertenezco -el peronismo sí, estoy hablando de eso- hicimos un duro aprendizaje. Hubo algunas prácticas de nuestro propio movimiento, hablo de aquella Argentina difícil de los años 40 ó 50, donde tal vez al que no pensaba como el gobierno por ahí se lo estigmatizaba o se lo maltrataba verbalmente, y esto creó por allí que algunos sectores de clase media, que habían surgido al calor del peronismo, hayan sido atrapados culturalmente por una maquinaria que finalmente los despreciaba y en el fondo solamente eran una pieza más. Por eso nosotros y sobre todo nuestra generación, esa generación diezmada de la que él hablaba, aprendió a darle a la democracia, que no es solamente ir a votar cada dos años, la democracia es libertad, es discusión, es debate, es enfrentarnos en las ideas, que siempre es mucho mejor enfrentarse en la idea y saldar la discusión o no, que llevar cosas adentro que no puedan salir. Es bueno para la sociedad que afloren nuestros problemas, nuestros debates y nuestras diferencias, no temamos a las diferencias, temámosle solamente a los que nos quieren hacer callar la boca y no nos quieren escuchar.
Esta Presidenta tiene autoridad y aquí sí no me voy a hacer la falsa, porque no lo soy y no me sale además, humilde; esta Presidenta como Néstor, que nos sigue acompañando, tiene la autoridad moral para decir que nadie ha sido tan criticada, injuriada, agraviada, parodiada, burlada. A mí nunca me importó, a mí lo que me importa es el cariño de todos ustedes, es lo único que me importa. Qué me importa que me parodien, que hablen mal, que se disfracen, que injurien, en definitiva son apenas caricaturas de una Argentina que definitivamente se fue. Porque si de algo estoy segura, si de algo estoy convencida, si de algo tengo la certeza absoluta, es de que esta Argentina que ha abierto los ojos, y no me refiero únicamente a los que piensan como nosotros, me refiero a los 40 millones de argentinos que hoy gozan de una libertad en todos los aspectos como jamás se ha logrado, avanzando en derechos igualitarios como nunca se había hecho en toda la historia y que nos convierten en modelo en el mundo; estoy convencida, estoy segura, que esta Argentina no va a dar un solo paso atrás en todas y cada una de las conquistas logradas.
Gracias Entre Ríos, gracias Concordia, gracias compañeros, amigos, ciudadanos, gracias argentinos y argentinas, sigamos construyendo esta Argentina de libertad, de democracia, de pluralidad, de militancia, de participación, de unidad, de organización y de solidaridad. ¡Viva la patria! ¡Viva la patria! ¡Viva la patria!

ARGENTINA “Somos un gobierno que inaugura sueños”, afirmó la Presidenta en Entre Ríos

Jueves, 30 de Agosto de 2012
“Somos un gobierno que inaugura sueños”, afirmó la Presidenta en Entre Ríos

La presidenta Cristina Fernández encabezó este mediodía en Concordia, Entre Ríos, los actos de apertura de cuatro tramos de la Autovía Mesopotámica -ruta nacional 14-. Además, a través de videoconferencias, inauguró una escuela técnica en Gualeguaychú y obras en Chubut y Córdoba. Argentina “es un país libre, con dignidad y orgullo nacional”, afirmó la mandataria durante el acto.
Desde el corsódromo de Concordia, ubicado en el predio de la ex-estación norte de ferrocarril, la mandataria dejó inaugurados cuatro tramos de la autovía de la ruta 14 que atraviesa las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones; la autovía 18, que ya une Córdoba con Santa Fe y ahora une Santa Fe a Concordia, y que se suman a otros tramos ya inaugurados.
La Presidenta comenzó el acto con tres videoconferencias donde inauguró obras públicas en Córdoba, Chubut y una escuela técnica en Gualeguaychú. A continuación entregó un cheque de 30 millones de pesos por emergencia agropecuaria en esa provincia.
Jóvenes, produción y valor agregado
Durante su discurso, la Presidenta de la Nación destacó la necesidad de capacitar a los jóvenes para seguir construyendo una Argentina de “valor agregado, ciencia y tecnología, y trabajo”.
Sostuvo que su gobierno busca “la equidad y la justicia” que hace que “los que más ganan sean los que más tributan”, y señaló que “el país se construye entre todos, municipios, gobernaciones y gobierno nacional”.
La mandataria afirmó, en este marco, que “no se puede ser federal a la hora de pedir, y unitario a la hora de poner lo que hay que poner para que la patria y el país sigan creciendo”.
Además, apuntó que la ciudad de Concordia pasó de tener el 23 por ciento de desocupación en 2003, cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia, a un 5,5 por ciento actualmente, y saludó el aporte de los jóvenes.
Al respecto, Cristina Fernández resaltó que “en términos económicos y políticos”, dicha localidad entrerriana “es una ciudad de pleno empleo” y convocó a la juventud a “construir una Patria diferente”.
La mandataria sostuvo que Argentina se está convirtiendo “en un lugar de ciencia y tecnología, porque ahí está el progreso, el futuro y el trabajo”. Enfatizó que su Gobierno “planea abrir nuevos mercados” para los productores nacionales. Y afirmó: “Somos un gobierno que inauguramos sueños”, que nunca podían cumplirse en la Argentina.
“Hay quienes, pagados no sabemos por quién, se callan la boca cuando no dejan entrar los cítricos de Argentina y critican cuando defendemos la producción nacional”, afirmó la mandataria. “Algunos parece que no quisieran la tierra que tanto les dio y les sigue dando, sin pedirles nada”, dijo la Presidenta. Y recordó cuando los productores “tiraban los pollos a la Casa Rosada y ahora están en las góndolas, los compran los argentinos, porque tiene plata para comer, o bien los exportamos”.
Pensamiento y soberanía
La Jefa de Estado exhortó “todos los argentinos” a pensar “primero en la Patria, aún cuando no les caiga simpática la Presidenta, el partido de turno o el gobierno”, porque consideró que “cuando uno piensa primero en la Patria es más difícil equivocarse. Y pensar en la Patria es pensar en la defensa de sus trabajadores, de sus productores, de sus empresas y en estos miles de jóvenes que volvieron incorporarse a la política”, reflexionó Cristina Fernández.
Afirmó que “hemos demostrado que se puede gobernar con el pueblo” en lugar de necesitar “el apoyo de algunas corporaciones mediáticas”.
En ese sentido, la Presidenta señaló: “Hemos podido demostrar que la voz del pueblo es la voz más potente”. Y reafirmó que Argentina “es un país libre, con dignidad y orgullo nacional”, que no va a “subordinarse” a los países ricos, al tiempo que reivindicó la “asociación estratégica” con Latinoamérica.
En otro momento de su discurso, interpeló a quienes “miraban deslumbrados al norte y pensaban ¿para qué ser amigos de los vecinos pobres?”. “Los países ricos no tienen amigos; tienen empleados y subordinados y nosotros no vamos a ser ni empleados ni subordinados”, afirmó la jefa de Estado.
Además, aseguró que la Argentina “es un país profundamente democrático y libre”, donde “nos gusta discutir de política en la calle, en la universidad, en el colegio y en el trabajo”. Y repudió que “determinados dirigentes políticos del país, que siempre criticaron a los regímenes totalitarios, hoy tengan prácticas stalinistas, que fomentan la denuncia contra el otro”.
Libertad y democracia
La mandataria reflexionó sobre el miedo que instalan quienes actúan a partir de prácticas no democráticas: “Una de las cosa más terribles que dejó la dictadura militar, fue lo que logró durante muchas décadas luego del advenimiento de la democracia: fue el miedo a participar”.
“Se había instalado la idea mediante el terrorismo de Estado y la desaparición de obreros, jóvenes, científicos y peridiostas, la idea que pelear por las ideas, tener convicciones y querer un país diferente era peligroso y te podía costar la vida”, reflexionó la Presidenta.
Al respecto, concluyó que “por eso podíamos votar libremente, pero nuestras mentes, nuestros corazones tenían miedo porque teníamos en el inconsciente colectivo ese miedo”. Y agregó que era el “miedo de que no éramos capaces de hacer las cosas, y que los que eran más valientes y se atrevían, les iba mal”.
Por todo ello, destacó la figura de Néstor Kirchner, quien “se atrevió a bajar los cuadros de los dictadores, a mandar al diablo al Fondo Monetario. Y consideró que algunos “nunca le van a perdonar que le haya podido demostrar a los argentinos que se podía hacer, contra todos los pronósticos, que se podían hacer las cosas para que los argentinos vivieran mejor”. “Y no lo dijo, lo hizo. Y lo hizo desde el corazón y desde las tripas”, concluyó la Presidenta.
Participación y libre expresión
Por último, aseguró que no le importa que la “parodien, que hablen mal, que se disfracen”, sino “el cariño de la gente”. “No me importa que me parodien, que hablen mal, que se disfracen, que me injurien, en definitiva son apenas caricaturas de una Argentina que definitivamente se fue”, afirmó la Presidenta.
Sostuvo que “tiene la autoridad moral para decir que nadie ha sido tan criticada, injuriada, parodiada y burlada” como ella y Kirchner, y reiteró que “nunca” le importó porque lo que le interesa es “el cariño” de la gente.
La jefa de Estado fue recibida por el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri; y estuvo acompañada por los ministros de Planificación, Julio De Vido y de Educación, Alberto Sileoni; el jefe comunal de Concordia, Gustavo Bordet y otras autoridades, así como dirigentes políticos, gremiales y sociales.
Videoconferencias
Autovía en Chubut: La presidenta Cristina Fernández inauguró por videoconferencia desde Concordia un tramo de la ruta Puerto Madryn-Trelew.
Escuela Técnica en Gualeguaychú: En otra de las videoconferencias, la mandataria dejó inaugurado el nuevo edificio de la Escuela de Educación Técnica Nro. 3, de Gualeguaychú, que demandó una inversión de más de 13 millones de pesos.
Se trata de un establecimiento al que concurren alrededor de 450 alumnos, que cuenta con aulas con calefacción, seis laboratorios, una biblioteca, un salón de usos múltiples y baños en un predio de 3.200 metros cuadrados cubiertos.
Además funcionarán talleres de metalmecánica, soldadura y automotores con bancos de pruebas, una cantina y un patio cubierto, otro semicubierto y un playón para actividades deportivas.
Provincia de Córdoba: Por último, la Presidenta dejó inaugurada una parte del acceso a la Universidad de Villa María y también el plan Promeba N°12, de refacción y reacondicionamientos de viviendas.

Nube de etiquetas