Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Centro Federal Penitenciario del Noroeste’

ARGENTINA Inaguruación del Centro Federal Penitenciario Noroeste en Salta: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inaguruación del Centro Federal Penitenciario Noroeste en Salta: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA INAUGURACIÓN DEL CENTRO FEDERAL PENITENCIARIO NOROESTE, EN LA PROVINCIA DE SALTA.
Gracias, muchas gracias, muy buenas noches a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Salta; señor Gobernador de la provincia de Jujuy; señor Intendente de General Güemes, otra vez aquí, en Salta y otra vez aquí, en General Güemes, y a todos los compañeros y compañeras que están allá, en el fondo, los militantes también, todos son hombres y mujeres comprometidos: la verdad que hoy es un día muy especial, me acordé de uno de los últimos actos de la gestión en la Presidencia de él, que fue la demolición de la cárcel de Caseros. Me acuerdo que fuimos allí en un día muy especial porque mucha gente que había estado presa en ese penal, y no por delitos comunes, sino presos políticos, fueron a ver cómo se derrumbaban los últimos vestigios de una Argentina que todos querían dejar atrás.
Me contaban algunos ex presos políticos lo que habían sido las celdas de castigo, lo que había sido el hacinamiento, en fin todo lo que puede vivir alguien privado de la libertad, porque – como recién decía Juan Manuel – han sido privados de la libertad, es cierto, algunos porque han delinquido, pero en aquel momento muchos habían sido privados de la libertad por pensar diferente; una Argentina que definitivamente quedó atrás afortunadamente.
Y me acuerdo palabras de él que dijo que una de las asignaturas pendientes que el Gobierno que yo encabezara debía abordar era precisamente el del sistema carcelario argentino, la necesidad de convertir a los establecimientos carcelarios en lo que marca la Constitución de la Nación, que no pueden ser lugares de castigo, sino de recuperación y resocialización de aquellos que por distintas circunstancias de la vida han sido condenados a una de las máximas penas que puede tener un ser humano, que no gozar de la libertad, solamente aquellos que en algún momento hemos estado privado de ese bien podemos darles la exacta medida y la exacta dimensión que tiene el poder ser libres.
Por eso, hoy aquí, cuando estamos inaugurando este establecimiento modelo en Latinoamérica que – como recién contaba el Gobernador – le tocó asistir a él personalmente en cuatro oportunidades a lanzamientos de estos que comenzó en el año 2008, y que es cierto lo que él dice no lo anuncié, no hice nada grandilocuente, simplemente hicimos las cosas que hemos hecho y que creo que es una de las cosas que mejor sabemos hacer, que es trabajar. Entonces nos pusimos a trabajar y hoy, con una inversión de más de 80 millones de pesos, estamos inaugurando este establecimiento penitenciario modelo en Latinoamérica, en el noroeste argentino, casi en el medio entre Jujuy y Salta. No nos visita el Gobernador de Jujuy solamente por cortesía, es porque también va a servir al sistema judicial de la provincia de Jujuy.
Yo lo recorrí y vi las habitaciones individuales con baños; vi las salitas donde los niños de las internas se educan y juegan y puedo asegurar que son de absoluta vigencia y respeto a los derechos humanos.
Recién Juan Manuel hablaba de los derechos humanos vinculados a la memoria y a lo que nos pasó, pero ahora viene la otra etapa, la de restituir estos derechos humanos, entre otras cosas, a través del diseño y ejecución de un sistema penitenciario que sea precisamente también inclusivo y de resocialización de las personas que han cometido delitos. También en el día de hoy se ha comenzado la construcción del nuevo penal, en la provincia de Mendoza, y también en el día de hoy dos lugares emblemáticos, como eran la Unidad 20 y 27, del Borda y del Moyano, penal psiquiátrico en condiciones que mejor no vale la pena recordar ni describir han sido cerradas porque hemos trasladado definitivamente, haciendo cumplir la Ley de Salud Mental, sancionada y promulgada hace seis meses, al hospital – modelo también – en la localidad bonaerense de Ezeiza, donde recién nos acompañaban el secretario de Justicia y el Ministro de Salud.
Por eso creo que – como bien decía el Gobernador – muchas veces escuchamos discursos acerca de estas cuestiones, pero hemos comenzado a dar respuesta a través de hechos concretos, como también, en unos pocos días más, se firmará el contrato para comenzar el penal de Mercedes, para trasladar la cárcel de Villa Devoto definitivamente también desde la ciudad de Buenos Aires hacia un lugar donde haya otro modelo, otro sistema en el cual, como lo que he visto recién, inclusive y también tiene que ver con la vulnerabilidad social. Uno decía que, tal vez, algunas personas tengan aquí más comodidades que tal vez en lo que era su casa y también tengamos que ver una vinculación y una relación entre esa vulnerabilidad social y si hoy tengan que estar aquí.
Porque, como sucede en la mayoría de los países del mundo, no somos la excepción, la vulnerabilidad social es fundamentalmente la que también termina trayendo a la gente a las cárceles.
Por eso, creo que esto que estamos haciendo hoy, un ejercicio de dignidad, es algo que es una conquista de todos los argentinos. El hecho de que un interno pueda contar con 58 metros cuadrados a su disposición, a lo mejor sería mejor que tuviera 2 y estuviera en libertad, pero si tiene que estar cumpliendo una condena, que lo haga en las condiciones que marca la Constitución, la dignidad y nuestra concepción y nuestra convicción acerca de cómo tenemos que vivir los argentinos y cómo queremos vivir los argentinos.
Yo estuve aquí hace dos años en este querido pueblo de General Güemes, qué nombre además, qué nombre maravilloso. Yo tengo al general Martín Miguel de Güemes y a su hermana Macacha, colgados en el despacho presidencial como héroes y heroínas de nuestra Revolución de Mayo.
En aquella oportunidad estuve también para inaugurar una usina de energía, la General Güemes, porque también este NOA argentino, este NEA argentino, los del otro lado, recién los mencionaba cada uno de los hermanos, a Catamarca, a Jujuy, a La Rioja, a Salta, a Tucumán, a Corrientes, a Misiones, al Chaco, han crecido económicamente por sobre la media del país, porque este modelo político y económico inaugurado desde el año 2003, ha comenzado también a producir una redistribución del ingreso, no solamente en términos sociales, sino también en términos geográficos. Y esto está íntimamente vinculado.
Por eso, yo quiero agradecerles a todos, a usted Gobernador de Salta, al Gobernador de Jujuy, al Intendente, a todos y a todas las que nos acompañan.
Para finalizar, la anécdota que quería contarles, que medio te da risa y medio te estruja el corazón también, porque cuando se hizo el traslado de los internos del Borda y del Moyano, pabellón masculino y femenino a este hospital de Ezeiza, cuando entró uno de los psiquiátricos penales, empezó a gritar desesperadamente y los médicos se asustaron muchísimo y se acercaron a ver qué pasaba. No, no le pasaba nada, era la forma de expresar su alegría porque veía el lugar en que iba a estar y recordaba, pese a ser un psiquiátrico, el lugar de donde había salido.
Y me parece que en esa anécdota, con esa historia de vida, porque en definitiva más que una anécdota es una historia de vida, se condensa esto que queremos hacerles llegar a todos los argentinos: que cada argentino en el lugar que esté, que cada argentino que no haya podido ser incluido, llegue la mano de la sociedad a través del Estado. Porque no es el Estado algo ajeno a la sociedad. Podemos hacer esto porque hay una sociedad que trabaja, que produce, que consume, que paga sus impuestos, que nos da recursos para que podamos hacer estas cosas.
Y cuando la mano de ese Estado, que es la mano de la sociedad llega a esos sectores vulnerables como los que he visto recién aquí, estuve en el pabellón femenino, esas mujeres con sus niños, uno siente entonces, pese a todas las cosas que rodean siempre la gestión, de la descalificación o del agravio, que bien vale ver a esas madres junto a sus hijos en lugares dignos, en condiciones dignas de vida y de educación para sus hijos, que bien vale la pena soportar las cosas que muchas veces tenemos que soportar.
Yo digo que es hora también de que todos, comencemos a valorar el esfuerzo que hacemos, que nos ha costado mucho, que no es obra solamente de un gobierno o de un sector político, que es obra de todos los argentinos. Porque he tenido muy claro, a partir de las cosas que me han pasado en la vida también, que nada vale más, que nada se queda más que el recuerdo y la memoria de aquellos a los que le pudiste tender una mano y mejorarla aunque sea un cachito así la vida que tenían antes de que vos fueras gobernador, presidenta o intendente. Eso solo vale la pena y por eso estamos hoy aquí en Salta. (APLAUSOS)
Gracias Gobernador, gracias Intendente, gracias General Güemes, gracias Salta, como siempre, desde aquí, del corazón.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA Cristina Fernández afirmó que el sistema penitenciario debe ser “inclusivo y de resocialización”

Cristina Fernández afirmó que el sistema penitenciario debe ser “inclusivo y de resocialización”

Miércoles, 27 de Julio de 2011

La Presidenta inauguró el Centro Federal Penitenciario del Noroeste en la localidad salteña de General Güemes. Además puso en marcha el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino. “Como sucede en la mayoría de los lugares del mundo –la Argentina no es la excepción-, la vulnerabilidad social es la que termina trayendo la gente a las cárceles”, aseguró la jefa de Estado.
La presidenta Cristina Fernández inauguró esta noche el Centro Federal Penitenciario del Noroeste, en la localidad de General Güemes, provincia de Salta. Además, encabezó la puesta en marcha del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA), en el marco del Plan Federal de Infraestructura Penitenciaria.
La jefa de Estado aseguró que el de hoy es un día “muy especial”, y recordó cuando acompañó al ex presidente Néstor Kirchner en uno de los últimos actos de su gobierno, que fue “la demolición de la cárcel de Caseros”.
Señaló que “mucha gente que estuvo presa en ese lugar, fueron a ver como se derrumbaban los últimos vestigios de una Argentina que todos querían dejar atrás”. “Me acuerdo palabras de él, que una de las tareas pendientes que yo debía abordar desde la Presidencia de la Nación era convertir a los sistemas carcelarios en lo que marca la Constitución Nacional: que no deben ser lugares de castigo sino de resocialización de aquellos que han sido condenados a la pena de no gozar de la libertad”, subrayó.
La Presidenta destacó el hecho de estar “inaugurando este centro penitenciario modelo en Latinoamérica, en el norte argentino, casi en medio entre Jujuy y Salta”. “Lo recorrí, vi las habitaciones individuales con baño; las salitas donde los niños de las internas se educan y juegan; y puedo decir que son de absoluto respeto a los Derechos Humanos”, afirmó. Y recalcó que la nueva etapa implica “restituir los derechos humanos, en la ejecución de un sistema penitenciario que sea inclusivo y de resocialización”.
Asimismo, informó que en el día de hoy “se comenzó la construcción del nuevo penal de Mendoza. Y también hoy las unidades penitenciarias de los hospitales Borda y Moyano han sido cerradas, porque hemos trasladados a los internos al penal de Ezeiza”. “Muchas veces escuchamos discursos sobre estas cuestiones, pero hemos empezado a dar respuesta en hechos concretos”, aseguró. Y anunció que “en días más se firmará el convenio para comenzar la construcción del penal de Mercedes, para trasladar la cárcel de Devoto”.
Cristina Fernández consideró que “algunas personas quizás tengan acá más comodidades que en su casa”. Señaló que “como sucede en la mayoría de los lugares del mundo –la Argentina no es la excepción-, la vulnerabilidad social es la que termina trayendo la gente a las cárceles”.
Indicó que la construcción de establecimientos de mayor calidad “es un ejercicio de dignidad, es una conquista de todos los argentinos”. Y consideró que si alguien “tiene que estar cumpliendo una condena, que lo haga en las condiciones que marca la Constitución Nacional”.
En otro tramo, de su discurso, remarcó que “las provincias del norte han crecido por encima de la media del resto del país. Este modelo iniciado en 2003, ha generado una redistribución no sólo del ingreso, sino también del crecimiento entre las provincias argentinas”.
La Presidenta dijo que la intención es que se haga realidad “que cada argentino que no haya sido incluido, llegue la mano de la sociedad a través del Estado”. Y añadió que “podemos hacer esto porque hay una sociedad que trabaja, que produce, que paga sus impuestos”.
Por último, pidió a los argentinos que “comencemos a valorar lo que hemos hecho, que no es obra de un gobierno o de un partido, es obra de todos los argentinos”. “Cuando se atraviesan situaciones dolorosas, nada te queda más que la memoria de aquellos a los que pudiste tender tu mano y mejorarle su vida. Eso solo vale la pena y por eso estamos hoy aquí”, concluyó la jefa de Estado.
Por su parte, el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, agradeció en nombre de Salta y de toda la región la concreción del establecimiento penitenciario. “Este es un acto histórico. No tenemos dudas los argentinos que la gestión de la presidenta de la nación, como lo fue la gestión de nuestro querido Néstor Kirchner, han marcado un punto de inflexión en la política de derechos humanos”, afirmó Urtubey.
El mandatario provincial recordó que “desde el año ´94 que se viene hablando de la necesidad de este centro penitenciario en Güemes”. “Cuando en el año 2008 la Presidenta tomó la decisión de empezar esta obra, no hizo ningún anuncio grandilocuente, y hoy es una realidad”, remarcó.
Además de Urtubey, acompañaron a la Presidenta, el gobernador de Jujuy, Walter Barrionuevo, el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el intendente de General Güemes, Daniel Segura.
Centro Penitenciario del Noroeste
El penal del noroeste argentino es un establecimiento modelo de 28.700 metros cuadrados, con capacidad para alojar a 200 mujeres y 288 varones distribuidos en celdas individuales y sin rejas. Está ubicado en General Güemes, Salta, en un predio total de 60 hectáreas y tiene una superficie institucional de 34.200 m2. La obra comenzó el 4 de enero de 2008 y tuvo una inversión: $75.800.000.
Según la cartera de Justicia está “en sintonía con la concepción humanitaria en materia de arquitectura carcelaria establecida por la Organización de las Naciones Unidas, que favorece condiciones de intimidad, seguridad y baja conflictividad”.
Este complejo estará dirigido por la subprefecto Elizabeth Sánchez, primer caso en la historia nacional en que una mujer asume la conducción de un complejo de estas características.
La construcción de este centro penitenciario fue solicitada durante décadas por la Justicia Federal de Salta y Jujuy, y por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
El Programa Interministerial de Salud Mental Argentino
La Presidenta realizó una videoconferencia con el Centro y la Unidad Carcelaria Nº 1 de la localidad bonaerense de Ezeiza, donde se puso en marcha el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA).
La jefa de Estado dialogó con el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y el secretario de Justicia, Julián Alvarez, quienes le brindaron detalles del Programa.
El Prisma se inscribe en la reforma del sistema de salud argentino, a partir de la sanción de la Ley de Salud Mental en diciembre último, y de la reforma del Servicio Penitenciario que se ha venido desarrollando desde 2003.
La ley de Salud Mental ha sido el punto de partida para comenzar a resolver otras problemáticas complejas. Por ejemplo, el de aquellas personas que estando privadas de libertad padecen alguna clase de trastorno mental.
Con estas normas, hoy la Argentina promueve la atención integral a personas con trastornos mentales.
Junto a la puesta en marcha de este Programa, era necesario el cierre de las Unidades penitenciarias psiquiátricas 20 y 27 de los Hospitales Borda y Moyano, como paso previo para el desarrollo de una política de inclusión hacia aquellas personas que por su padecimiento y condición social estaban excluidas, cuestión que está en proceso.
El Programa Interministerial de Salud Mental Argentino, Prisma, apunta a tratar la problemática de mujeres y hombres con algún tipo de trastorno mental alojados en establecimientos del Servicio Penitenciario Federal.
Asimismo, busca dar una respuesta desde la salud a la situación por la que deben atravesar las personas declaradas inimputables que están a disposición de la Justicia.

Nube de etiquetas