Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Bolsa de Comercio’

ARGENTINA La Presidenta recibió a las nuevas autoridades de la Bolsa de Comercio

Jueves, 13 de Junio de 2013
La Presidenta recibió a las nuevas autoridades de la Bolsa de Comercio
La presidenta Cristina Fernández recibió hoy a las nuevas autoridades de la Bolsa de Comercio, encabezadas por su titular Horacio Fargosi.
La jefa de Estado recibió esta noche a las nuevas autoridades de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires encabezadas por el flamante Presidente de la entidad, Horacio Fargosi; el Vicepresidente Héctor Orlando, el Secretario de la Bolsa, Alberto Ubertone y el Gerente del Mercado de Desarrollo de Capitales de la Bolsa de Comercio, Claudio Zuchovicki.
Acompañan a la Presidenta el Secretario de Financas de Economía, Adrián Cosentino y el Presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli.

ARGENTINA Acto por el 158 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto por el 158 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO POR EL 158° ANIVERSARIO DE LA BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES, EN CABA.
Gracias, muy buenas tardes a todos y a todas: bueno ya me voy a ahorrar un poco el protocolo que con exactitud y precisión formulara el presidente de la Bolsa, quiero saludar y venir a compartir – una vez más- el aniversario, en esta oportunidad, el 158 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, un saludo a su presidente, a toda su comisión directiva y a todos los señores socios de esta centenaria y prestigiosa institución.
Seguí atentamente las palabras de Adelmo Gabbi, como siempre sigo muy atentamente las palabras de todos, sobre todos de los que hablan adelante de mí y me detuve en una observación, obviamente no puedo menos que compartir la necesidad de articular lo público con lo privado porque es algo muy virtuoso y lo hemos experimentado en estos años, pero me detuve muy especialmente en una suerte de diagnóstico de la situación mundial. Estamos, hoy, en el 158 aniversario de la Bolsa, en un momento de la economía mundial y de nuestro país muy particular y muy especial. Decía el señor presidente que había en el mundo una crisis de confianza que no se entendía el tema de cómo habían tasas pasivas tan bajas y tasas activas tan altas, o viceversa.
En realidad Adelmo lo que uno ha podido ver como gobernante, en las reuniones del G-20, por lo que uno ha podido y ve todos estos días, lo que hay es una formidable crisis especulativa, como pocas veces se vio en el mundo, a partir de una crisis que nosotros conocimos muy bien, durante muchísimo tiempo, y que fue el estrangulamiento del sector externo. Esto es el endeudamiento del sector externo público y también el endeudamiento del sector externo privado, y del sector externo familiar.
Por ejemplo, charlaba con Mariano Rajoy, en la última reunión del G-20, contra todos los pronósticos que decían que nos íbamos a sopapear un poco cuando nos viéramos, y yo le preguntaba al presidente del Gobierno español cuánto era el nivel de endeudamiento entre los bancos, las Caixas, o sea relación deuda-PBI y me hablaba de algo más del 90 por ciento. Si vamos al nivel de endeudamiento de las familias está en el ciento y pico por ciento. Mejor no hablemos del endeudamiento del Tesoro americano que hay que dejarlo un poquito afuera porque claro como es el que emite los dólares puede endeudarse y transferirnos a todos los demás sus problemas, sus déficit, su inflación, etc., etc. Pero el endeudamiento de las familias americanas también supera el cien por cien.
El formidable ataque especulativo que se da, por ejemplo, hoy en la eurozona no reconoce precedentes. En los últimos cinco meses – por ejemplo – se fueron de España 2 mil millones de dólares aproximadamente, y Francia y Alemania, está última específicamente colocó en la tercera semana, del mes de mayo, deuda – escuchen bien – al 0,007 a tres meses, y luego a la semana siguiente la colocó a 0,003 por ciento a tres meses. Eso no es pagar intereses eso es directamente cobrarle a la gente para que tenerle la plata en el banco. Al mismo tiempo, esos inversores que huían de los países periféricos de la zona euro y se refugiaban en los bancos alemanes o franceses, esos bancos prestaban a España, por el mismo lapsus, al 2 por ciento una ganancia formidable.
Tampoco es cierto que haya un formidable gasto público. ¿Cómo defino yo gasto o inversión pública? Si esa inversión pública estuviera dirigiéndose, por ejemplo, a proyectos de infraestructura para generar trabajo y capitalización del Estado a planes promocionales que sostenga, por ejemplo, el trabajo y el empleo. Nada de eso está dirigido, hoy, en Europa. En España, por ejemplo, el Bankia fue fondeado – de Rodrigo Rato, ustedes lo recordarán, fue titular del Fondo Monetario Internacional, que solía darnos lecciones- en 230 mil millones de euros. ¿Escucharon la cifra? Un solo banco: 230 mil millones de euros.
Los mineros, que el otro día, marcharon por las calles de Madrid, y fueron violentamente reprimidos, requerían para que no se cierren sus puestos de trabajo y fueran sostenidas sus fuentes laborales algo así como 200 millones de euros. Como veremos, entonces, no hay un inmenso gasto público, hay un formidable fondeo a los bancos para que puedan retirarse de las posiciones comprometidas en los países periféricos porque son los mismos bancos que prestaron. ¿A qué se parece, a ver? ¿Se parece a la Revolución Francesa? No. ¿Se parece a la independencia del 16 de julio? Tampoco, se parece mucho a la Argentina del 2001, cuando el blindaje y el megacanje le hicieron creer a todos los argentinos que sus recursos en los bancos estaban seguros.
Yo era Diputada Nacional – Adelmo – y me acuerdo que meses antes del desastre se sancionó una ley, que se denominaba de Intangibilidad de los Depósitos. Según el gobierno de la Alianza era una señal muy fuerte para los mercados a los efectos de asegurarle que la gente iba a tener el dinero que le iban a devolver los bancos. Como si la economía pudiera manejarse por leyes y la confianza y la garantía te la pudiera dar una ley. Los recursos solamente se garantizan con recursos, no con discursos; no con palabras; no con leyes.
Recuerdo, bien sentada a mi derecha, porque era la Diputada Ana María Mozo, una economista de Mendoza, muy buena, yo tenía muchas diferencias con ella, pero realmente era una mujer muy inteligente, que hizo una gran y perfecta objeción a lo que era esa Ley de Intangibilidad diciendo que no iba a servir de nada. Y finalmente no sirvió de nada y el 19 y 20 de diciembre – yo ya era Senadora – implosionó el país porque en realidad veníamos arrastrando una deuda, sería injusto decir, que era la deuda de los últimos dos o tres años. En realidad, el problema de la deuda, en la República Argentina, como sector – por eso hay que tener mucho cuidado con los miembros del club del endeudamiento, porque los del club del endeudamiento te piden endeudamiento pero después lo termina pagando el Estado, vía de estatización de la deuda de los privados, como fue en el 82.
Lo que vamos a pagar ahora, el Boden 2012, que es si no el dinero que debían haberle devuelto los bancos a los ciudadanos y ciudadanas argentinas. (APLAUSOS). Entonces, a mí me llama mucho la atención a los críticos del estatismo cuando la regulación es sobre las empresas, sin embargo nadie dijo nada cuando se amplió la deuda, en 1982, del sector privado. En realidad, el tema de la deuda – como yo les quería comentar – viene desde el nacimiento de nuestra historia. Nació con la Baring Brothers, de Londres, el inefable Bernardino Rivadavia que todavía no sé porqué llevan tantas plazas y calles su nombre, pero lo cierto es que 1 millón de libras esterlinas se le prestó, entre comillas, a la Argentina, de la cual solamente quedaron 500 mil libras en oro, en Londres, porque las otras 500 mil se le pagaron en comisiones a los bancos y los banqueros, hasta viáticos de los funcionarios, comisiones. Y a la República Argentina llegó solamente 60 mil libras. Esto fue lo que ingresó realmente a la Argentina. Y esta deuda contraída con la Baring Brothers, de Londres, por Bernardino Rivadavia recién se terminó de pagar, en el año 1904, y se terminó pagando 27 millones de pesos oro contra 3 millones de pesos papel que habíamos recibido en aquel momento.
Los otros dos grandes momentos de endeudamiento se dan durante la dictadura, desde 1976 hasta 1983, con el advenimiento de la democracia. Allí el sector privado fue fundamentalmente el endeudado y que culminó con la estatización, que el doctor Cavallo y obviamente el Gobierno, sostuvieron…no, no si estamos hablando de las cosas que pasaron, no hace falta silbar, ni adjetivar, con describir es suficiente. Entonces se estatizó la deuda y no escuché a ninguno de los defensores o críticos permanentes del estatismo manifestarse contra la estatización de la deuda de los privados, que finalmente son los bonos Par, los bonos Discount, etc., etc., que terminaremos de pagar recién, en el año 34. Hay bonos que se emitieron en aquel momento – entre ellos Par, discount – que son con legislación de Nueva York y que recién terminaremos de pagar, en el año 34.
Luego vino el segundo período de endeudamiento, que fue el de la convertibilidad, y para sostener la ficción de que un peso era igual a un dólar. Nos endeudamos, inclusive, para sostener gastos corrientes y además desprendiéndonos de bienes. Algunos, afortunadamente, hemos recuperado para el patrimonio de los argentinos, pero lo cierto es que hubo un endeudamiento que culminó. Sería también poco serio achacarle al último gobierno que le explotó en las manos la bomba la responsabilidad de todo endeudamiento.
Usted señalaba que hoy se cumple un ciclo histórico, y yo creo que sí, que hoy se cumple un ciclo histórico. Yo leí en muchos diarios que veníamos a festejar a la Bolsa el pago del Boden 12. Yo decía, qué hago, me pongo un gorrito, voy con una cornetita, una matraquita. ¿Hay que festejar realmente el pago del Bonden 12? ¿Es algo para festejar o es algo para reflexionar y para comprobar que la política de desendeudamiento – llevada a cabo por este gobierno – que no es solamente del Boden 12, porque esta vez lo más emblemático fue la crisis institucional, fueron los ahorros. Téngase en cuenta que el 57 por ciento de los depósitos, que luego fueron garantizados con el Boden 12 – eran depósitos inferiores a 50.000 dólares, o sea era mucho ahorro de los argentinos: clase media, clase media-media, media alta; tal vez el otro 30 ó 40 podía ser de clase alta. Pero lo cierto es que eran los ahorros de los argentinos y lo cierto es que constituyó el emblema. ¿Por qué? Primero , porque era deuda de aquí adentro, se hizo con legislación argentina; y segundo, porque acabó con un gobierno, pero fundamentalmente provocó una crisis social y cultural en la Argentina, mucha violencia y también muertos.
Por eso, creo que lo que debemos hacer, hoy – si me ayudan los de las filminas – la primera parte de ellas, relacionadas con la deuda pública total. Ay me va a fallar, estoy segura, nunca hablé con filminas. Bueno, ahí estamos, muy bien. Bueno, en esa filminas ustedes van a ver cuál era la deuda pública total contra PBI, o sea contra Producto Bruto Interno: en el año 2002, significa el 166 por ciento de nuestro PBI, hoy la deuda – en el 2011- significa el 41,8, la mayor parte sin receptor público como lo vamos a ver más tarde.
El segundo, por favor, Deuda Pública Total en poder del sector privado, en moneda extranjera, contra PBI: en el año 2002 debíamos en moneda extranjera el 92 por ciento del PBI; hasta hoy debemos
el 9,6 por ciento. Fíjense del 92 al 9,6 por ciento y mañana – cuando se pague el Boden 12 – vamos a pasar a deber en moneda extranjera, sobre PBI, solamente el 8,4 por ciento. (APLAUSOS). 92 por ciento al 8,4 por ciento en moneda extranjera. (APLAUSOS).
Quiero recordar que esto no es solamente Boden 12, obviamente, esto es reestructuración de la deuda, iniciada contra viento y marea y contra todos los pronósticos del Presidente Kirchner. (APLAUSOS). Además, es el pago al Fondo Monetario Internacional, que también tuvo muchas críticas, porque se decía que prácticamente habíamos quedado con apenas 18 mil millones de dólares en reservas y pensaban que se acababa el mundo, pero ahí Argentina y Brasil tomaron la decisión. Es también la otra parte de la reestructuración que se realiza durante mi primer gobierno y que todo esto se hace, además, totalizando ya un 93 por ciento de acreedores que aceptan ingresar en el canje. Todo esto ha hecho pagando rigurosamente, sin acceso al mercado de capitales, con recursos de los argentinos. (APLAUSOS). Todos sabemos que la Argentina no emite dólares, por ahí tendríamos otros problemas, nadie deja de tener problemas nunca. Tendríamos otros problemas, pero serían otros.
Lo cierto es que los dólares a nosotros nos ingresan o por inversión extranjera directa, o nos ingresan por turismo, o nos ingresan por balanza comercial; los dólares comerciales que son los más genuinos porque son la diferencia entre lo que compramos y lo que vendemos. Por eso también no solamente tenemos una administración en la flotación de nuestro cambio, sino también tenemos una administración en nuestro comercio porque no emitimos dólares y necesitamos dólares para que nuestros empresarios puedan comprar los insumos básicos para poder seguir produciendo.
Un detalle nada más: en anticuerpos monoclonales, que son por ejemplo, los elementos de los laboratorios que se necesitan para hacer en el país los remedios oncológicos contra el cáncer de mama, el cáncer de colón, con eso solamente – por año – tenemos un egreso de divisas de 225 millones de dólares. Hace pocos días, Hugo Sigman, de Laboratorios Elea, inauguró un nuevo laboratorio que ya comienzan a producir en el país anticuerpos monoclonales, pero todavía no en la escala, es lo que más necesitamos y tenemos que seguir trabajando en eso.
Por eso cuando uno ve la totalidad del Estado, cuando ve los diferentes componentes y frentes en los que se mueve un Presidente o una Presidenta y su Gabinete cuando toman las decisiones es mucho más complejo y mucho más difícil de armar el rompecabezas de lo que se cree. Pero sigamos con el tema de deuda. Hablemos de la Deuda Pública total en poder de privados en moneda extranjera contra Reservas Internacionales. Y aquí tenemos, en el año 2002, contra reservas internacionales la deuda en moneda extranjera –sean euros o dólares, fundamentalmente –era del 815 por ciento. Necesitábamos 8 veces y un poquito más las reservas que teníamos para la deuda; hoy la deuda pública de privados, en moneda extranjera, contra reservas es solo el 88 por ciento. ¿Qué significa esto? Que si uno quisiera pagar toda la deuda de aquí, incluida la que vence en el año 34, los bonos Par, los bonos Discount, podríamos hacerlo. ¿Qué nos da esto? Una inmensa independencia frente a la volatilidad de los mercados, que van de un lado a otro todos los días y nos permiten, además, actuar eficazmente contra otro club de los argentinos. (APLAUSOS). Hay muchos clubes en la Argentina: Boca, River, Comunicaciones, y esta el club de los endeudadotes, como decía yo, y está el club de los devaluadotes, los que solamente están atados en su producción a los externo y entonces no les importa el poder adquisitivo de los trabajadores en una cosa bastante suicida porque si nosotros vemos y analizamos la crisis del 2008 y del 2009, vemos que lo que realmente nos permitió sostener la actividad económica, salir de la crisis y tener el crecimiento más importante – que fue el del año 2011- en un mundo que se derrumbaba fue precisamente el mercado interno y el poder adquisitivo de los asalariados argentinos, que realmente ha sido también otro de los pilares. (APLAUSOS). Hemos podido superar la contradicción entre mercado interno y exportar que signó buena parte del siglo pasado, cuando apenas éramos 6 millones de habitantes y entonces el país se podía dar el lujo de ser meramente exportadora; con 40 millones de argentinos tenemos que tener un muy fuerte mercado interno, porque sostener eso únicamente con la exportación no tiene sustentabilidad ni económica, ni institucional, ni política, ni social.
Pero sigamos adelante con la Deuda Pública total, en poder de privados, en moneda extranjera per cápita: yo recuerdo que siempre había un programa que hacían una cosa donde iban sumando cuánto teníamos de deuda y cuánto debía cada argentino. En el año 2002-03 cada argentino debía 2.250 dólares, hoy debe 962 dólares, la disminución ha sido más del 50 por ciento del endeudamiento per cápita de cada argentino, lo cual significa que también tenemos que seguir en la tarea de desendeudar para no caer en lo que precisamente está viviendo hoy el mundo desarrollado de una forma dramática y que nos termina también impactando a nosotros.
Yo leía, ayer, en algún medio, lo sabía por supuesto sin leerlo, pero confirmado por un medio, que la exportación de carne se había caído entre 27 y el 30 por ciento. No solamente la exportación se cayó, Adelmo, vos lo sabés, se cayó el precio y el volumen. La cuota Hilton, nuestra carne Premium, el año pasado nos la pagaban a 22 mil dólares, este año está entre 12 mil y 13 mil dólares la cuota, si te la compran. Porque no solamente bajó el precio, cayó el volumen de demanda porque claro los europeos que comían la carne Premium no van más a los restaurantes. La leche, otro elemento fundamental en nuestra industria, y con gran impacto en tu provincia, por ejemplo, hay una gran cuenca lechera, como Santa Fe, la tonelada de leche estaba – fines del 2010, ya en el 2011, a 5.000 dólares la tonelada de leche en polvo, que es lo que se exporta, hoy está entre 2.600 y 2.700 y también con menos demanda.
Entonces como vemos tenemos que seguir articulando y gestionar permanentemente, en el día a día, para que ninguno de los platitos que están cada uno en un palito girando se caiga y haya demasiado desparramo. No es simple la cosa, articular lo externo con lo interno, y con las distintas variables que conforman no un modelo sino cualquier economía en cualquier parte del mundo.
La próxima que es Crecimiento del PBI y Deuda, esta es la clave y esto tiene que ver con lo que yo decía, ustedes ahí van a ver una línea marrón que es la de la deuda, como cae abruptamente, van a ver la línea azul, que es la de crecimiento. ¿Cómo se cruzan? Esto no es casual, esto es causal, porque pudimos evitar la restricción externa, porque pudimos volver a manejar nuestro tipo de cambio logramos, a través del crecimiento, comenzar a pagar.
Recuerdo nítidamente el primer discurso de Kirchner, en la Asamblea de Naciones Unidas, en el año 2003, cuando abordó el problema de la deuda y les dijo que por favor nos dejaran crecer y no nos ahogaran porque los muertos no pagan las deudas. Y yo tengo la sensación de que en Europa esto no lo entienden. (APLAUSOS).
Cómo volver al crecimiento si la gente pierde el trabajo, le rebajan el sueldo, le hipotecan o le rematan la casa, si le quitan los beneficios sociales, si le quitan las prestaciones. Yo leí el otro día que se suprimían el 10 por ciento de los empleos públicos en España, se suprimían 50.000 camas en hospitales públicos. Imposible sostener una sociedad y una economía en estás condiciones.
La deuda bajó en término del PBI y el PBI creció en más de un 80 por ciento registrando el crecimiento más importante de nuestros 200 años de historia. A continuación, los intereses de deuda pública, pagados en porcentaje en recursos totales del Estado. Recursos, no PBI, el PBI es todo el volumen de la economía, los recursos son los tributarios, los que tiene el Estado: 21,9, casi el 22 por ciento de los recursos tributarios estaban destinados al pago de la deuda, hoy el 6 por ciento y yo creo que un poquito menos, a partir que paguemos el Boden 12, y a partir de que paguemos el cupón de crecimiento, que se paga 3.500 millones de dólares, que se paga en el mes de diciembre. Este Boden 12 se paga con ley argentina. Se acuerdan que había mucho rumor de que no se pagaba, de que lo íbamos a pesificar; después les voy a explicar en dónde estaba el negocio de todos esos rumores y cómo en dos oportunidades – en el 2001 y en el 2002 – grandes sectores financieros se quedaron con un dinero. Ahora lo voy a explicar porque surge muy claramente.
Bien sigamos ahora con la Evolución del Salario Mínimo, Vital y Móvil, de haber jubilatorio y de la deuda pública. Ahí también puede observarse claramente la línea marrón, la caída de la deuda, en términos de PBI y cómo va subiendo el salario, que hoy el salario mínimo, vital y móvil es de 2.300 pesos, es el mismo que cobran los presos que trabajan en las cárceles. Y quédense tranquilos que no hemos traído a ningún convicto, por ahí hay algún procesado, pero no sé si nos corresponde. (APLAUSOS). Pero bueno, es lo que pagamos y el haber jubilatorio que es de 1.687 pesos. Vieron como vuelven a cruzarse el poder adquisitivo de trabajadores, pensionados y jubilados y la caída del endeudamiento. Esto es crecimiento simplemente, esto es consumo popular porque eso es lo que es el capitalismo. La gente no es capitalista porque sí, no se cayó el Muro de Berlín porque sí, se cayó porque los que estaban del lado este querían tener las mismas cosas materiales y las mismas libertades que había del otro lado, aunque claro la libertad para morirse de hambre hay que ver, y no tener trabajo también. Pero creo que lo que movilizó fundamentalmente fue el consumo.
Evolución de la deuda pública también y los niveles de pobreza e indigencia: ahí se ven claramente las barras azules, lo que es el crecimiento; las barras azules son pobreza y las barras blancas indigencia y las líneas marrones cómo va cayendo la deuda. Al mismo tiempo es una relación absolutamente causal. La evolución de la deuda pública provincia, esto es muy interesante, porque no es que se benefició únicamente el país como Nación, además es imposible que el país pueda andar bien y las provincias anden mal y viceversa. Llegamos a tener los argentinos 14 cuasi monedas y un nivel de endeudamiento feroz, a nivel provincial. Ahí se puede observar la evolución de la deuda pública provincial, en términos de PBI de un casi 22 por ciento; 21.9 en el año 2002 a un 6.9 en el año 2011, o sea esto se tuvo que refinanciar y a desendeudar a las provincias.
Ahora está la deuda pública total, en poder de privados, contra PBI, esto es muy importante, o sea sectores nacionales o extranjeros privados, en el año 2002, era del 124 por ciento; hoy es apenas del 12 por ciento; la mayor cantidad es deuda intra-sector público.
Y ahora vamos a una cosa muy interesante, que es lo que festejaba hoy Adelmo, y que también recordamos nosotros, y que es que mañana vamos a poder pagar el Boden 12. La composición de tenedores, por favor. En total el Boden fue de 19.600 millones de dólares que se emitieron para pagar en cuotas que se vinieron pagando, a partir del año 2005, durante la gestión del presidente Kirchner. En total, 90.160 millones de pesos, esto fue la emisión en pesos y la emisión en dólares, con ley argentina, pero se pagan en dólares. Mañana vamos a pagar exactamente 2.197 millones de dólares, con otros números más, por un total de más de 10.100 millones de pesos. Pero lo interesante está en quiénes son los tenedores, dónde están. El 22 por ciento está aquí dentro del país, pero el 78 por ciento de los que van a cobrar esto está fuera del país. Y acá tiene que ver – y retomo un poquito el principio –esos análisis, esos artículos, esos rumores, esos consejos de consultoras, que dicen: “no van a pagar, va a pesificar”; las calificadoras de riesgo internacional que no sé saben bajo qué parámetros califican. Por ejemplo, nadie supo cómo se calificó a Grecia para poder permitirle endeudar tanto.
Y ahora les voy a repetir algunas de las cosas que se decían, en el año 2001, fue a la inversa,
En el año 2001, todos los consultores económicos, todos los periodistas, todos los diarios decían que estaba arreglado y que no pasaba nada.
Tengo una amiga personal que el hermano, jefe de informático, del sistema informático de un conocido banco extranjero, le dijo tres días antes del corralito, ella nunca había puesto los dólares que tenía en el banco, el hermano era el jefe de informática como le hizo caso y los puso…Me debes estar escuchando y te debes estar riendo. Ni los puso, a los tres días le agarró el corralito. El hermano era el director del sistema de informático. Nadie alertó de nada.
Es más, tengo algunas cosas: por ejemplo, un comentarista político o economista del CEMA, Jorge Ávila, escribía el 19 de enero del año 2001, siempre nos mata a nosotros, nos viene matando sistemática, prolija y quirúrgicamente desde el año 2003 a la fecha, sin solución de continuidad y nosotros estoicamente sonreímos y seguimos, porque también hay que tener un poco de…(APLAUSOS)
Bien, ¿qué le decía a los argentinos el 19 de enero del 2001 Jorge Ávila, del CEMA, en Ámbito Financiero? Pueden ir a buscarlo: “Escenario propicio para una fuerte reactivación. Enero ha sido el piso de la caída –enero del 2001, a partir de febrero debería verse una importante recuperación”.
¿Qué decía esa misma persona cuando sucedió lo que pasó en el año 2001 cuando se vino el corralito, el corralón, cuando se cayó el gobierno? “No habrá moneda ni banca –por eso hablo de la cadena nacional de la desesperanza, del miedo y del encubrimiento, ¿no?, decía luego de la crisis- por dos generaciones –vos te imaginás, leías esto, se te habían quedado con la guita en el banco, estaba para el tiro o para pegarle un tiro a otro, para eso, porque la gente no se recuerda las cosas que va escuchando y es lógico, tiene 20 mil problemas, los que siempre andamos recordando todo y juntando todo, somos nosotros los militantes que tenemos la responsabilidad de analizar, de pensar y de dirigir, decía esa misma persona- no habrá moneda ni banca por dos generaciones. Esto termina en una hiperinflación”.
Otro más que habla todos los días y lo escucho, lo leo por ahí y creo que le siguen pagando los bancos a estos, porque esto es lo que más me llama la atención: “El sistema financiero se va a quedar con pocos o ningún depósito, van a pasar muchos años antes de que un argentino vuelva a ser un plazo fijo en el país”. Manuel Solanet, de FIEL, otro importante think tank económico, el Cronista Comercial, 22 de abril del 2002.
El último no tiene desperdicio: “Lo único que Argentina pueda hacer hoy es dolarizar, cualquier otro esquema monetario o cambiario, está condenado a fracasar”. Joaquín Cotani, Lehman Brothers. No sé dónde estará Joaquín Cotani, sí sabemos dónde está Lehman Brothers, en el piso. Así que, realmente…
Esto era lo que se decía, no le advirtieron absolutamente a ninguno de esos casi 57 por ciento de argentinos que tenían menos de 50.000 dólares, que no es poca cosa, en los depósitos.
Quiero volver a la misma gráfica: ¿qué dijeron ahora, cuando los agarraron a todos, cuando hacían el magacanje, el blindaje que fuero meros asientos contables para poder retirarse de la Argentina y poner el corralito y que ningún argentino y todos los argentinos quedaran colgados del pincel? Ahí nadie preanunciaba nada, nadie decía nada, al contrario, sacaban leyes de intangibilidad y decían que todo venía fenómeno.
Durante todos estos años las calificadoras nos vinieron diciendo que no íbamos a pagar, hasta el año después de las elecciones, hasta hace unos meses atrás decían que íbamos a pesificar el BODEN 12, porque tenía ley argentina y esto nos permitía pesificarlo.
Y yo me pregunto: ¿qué raro, por qué será? Porque mucha gente a lo mejor se tuvo que deshacer de ese BODEN 12 que recibió en el 2002 porque necesitaba dinero en el momento. ¿Pero cuántos se habrán deshecho de los bonos por poquísima plata, por todas las cosas que les decían que les iban a pasar?
Y bueno, por eso el 78 por ciento del BODEN 12 se cobra afuera y solamente el 22 por ciento está acá adentro.
Y les digo algo, tengo que hacer un reconocimiento importante: ese 22 por ciento, que son 5 por ciento del 17 por ciento, son 380 millones de dólares, ahí un 5 por ciento, que son 160 tenedores, con más de 125.000 dólares, solamente 160 en la Argentina, y más de 65.000 con menos de 125.000.
Debo decir que el primer tenedor argentino, y lo digo con mucho…porque significó que creyó en el país y apostó…Yo cuando…y no puedo revelar porque es confidencial, sino me va a llevar presa Alejandro Vanoli, pero pensé, ¿será un empresario, será un banquero, será…? No, un sindicato y su obra social es el mayo tenedor y no es un sindicato opositor, tampoco es oficialista, eh, porque los sindicatos no pueden ser ni opositores ni oficialistas, los sindicatos representan los intereses de los trabajadores y se alinean con las políticas que favorecen a los trabajadores. (APLAUSOS)
Pero el primer tenedor…y el segundo, es un importante banco consultora, uno de los que decían que no íbamos a pagar y que íbamos a pesificar. Esta apenas a 2 millones de dólares del otro que tiene también una buena suma. Impresionante, ¿no?
Y el resto total, los 1.705 millones restantes, son tenedores externos. Si alguien entra en la página de Bloomberg, ya hay un 25,50 por ciento que se ha declarado tenedor en forma voluntaria, así que, lo pueden ver, son todos fondos de los Estados Unidos, con domicilio en Luxemburgo, anque también algunos en Italia, Francia y Dinamarca.
¡Qué fantástico negocio! Dos veces se quedaron con la plata de los argentinos: en el 2001, cuando les dijeron que todo estaba fenómeno, y durante estos 9 años donde le iban diciendo que todo era una porquería y tenían que deshacerse de los bonos porque no valían nada. Esto, realmente, es algo que debemos…yo no digo aprender porque no tengo vocación de maestra ciruela, pese a lo que dicen algunos por ahí; simplemente digo, por favor, no seamos más tontos, no seamos más giles, ¿o no vemos que acaso lucran, mienten, engañan para poder, precisamente, lograr ganancias exorbitantes a costa del sacrificio de miles y de millones de argentinos?
Estas planillas son números, ahí están claros, concretos, puntuales, inobjetables, se puede estar de acuerdo o no, pero existen, ahí están.
Y ahora vamos a hacerle un honor al MERVAL también, vamos a ver cómo le fue al MERVAL en los años de la convertibilidad, vamos a ver cómo te fue en los años de la convertibilidad: la variación del índice MERVAL durante la convertibilidad fue del 5 por ciento; poneme la que fue del modelo nacional y popular y democrático, por favor, 254 por ciento. (APLAUSOS) Eso creció el MERVAL, señores, en este gobierno, que puede no gustarle a algunos, que puede, como somos peronchos, y bueno, por ahí no les gusta. Pero la verdad que nunca ganaron tanta plata como durante este gobierno, bancos, empresas, nunca, nunca. (APLAUSOS) Y la verdad que lo digo con orgullo porque estoy orgullosa de formar parte de un gobierno que ha logrado que sus trabajadores tengan el mejor salario de Latinoamérica; estoy orgullosa de formar parte de un gobierno que ha logrado que su Bolsa de Comercio crezca un 254 por ciento; estoy orgullosa de formar parte de un gobierno que ha logrado que las empresas argentinas hayan logrado nuevamente reindustrializar, agregar valor, tomar gente y tener buenas y fuertes ganancias, si para eso están los empresarios también. Nadie quiere que pierdan plata, si pierden plata echan gente, si echan gente no hay actividad económica. Es simple ecuación.
Y seguimos porque son datos van a aparecer mañana en la Comisión Nacional de Valores y referidos al financiamiento del sector privado, el crecimiento que ha tenido en julio respecto de junio, ha sido de un 58 por ciento y un 4 por ciento respecto al mes de julio.
En el mercado de capitales, ascendió 1.620 millones, este valor representa una variación intermensual con el mes anterior, estoy hablando de julio del 2012 contra junio del 2012 del mismo año, del 58 por ciento y una variación interanual del 4 por ciento.
Este nuevo financiamiento se compone, fundamentalmente, de 1.191 millones, 74 por ciento correspondientes a fideicomisos y también, un 26 por ciento, 429 millones a obligaciones negociables.
Se emitieron fideicomisos financieros por un total de 1.191 millones contra los 532 millones del mes pasado, lo cual representa una variación del 124 por ciento. Y de la información obtenida del sistema de fideicomisos financieros de la Comisión Nacional de Valores, surge que en julio se encuentran vigentes la cantidad de 459 fideicomisos financieros y el monto del stock arroja un valor agregado aproximadamente de valores negociables de 30.842 millones.
La fuerte suba en la emisión de fideicomisos financieros de consumo, y con esto quiero detenerme un minuto: va a significar cómo se va a sostener el consumo. Por eso necesitamos también que las entidades financieras, habida cuenta que el Estado sigue sosteniendo la demanda agregada a través de una política salarial y de una política provisional importante, que los bancos den cumplimiento a las disposiciones del Banco Central. Porque el 77 por ciento de los préstamos a los empresarios por parte de los bancos, es de 3 meses; mientras que para el consumo, prestan en 40 cuotas, 40 años, 80 siglos. Así no se funciona, tenemos que articular que la inversión vaya unida al consumo y estamos, precisamente, garantizando, a través de la regulación virtuosa…Porque siempre hay regulación, Adelmo, cuando te dejan cualquier cosa, también están regulando porque te están dejando hacer cualquier cosa, es una regulación a “contrario sensu”, como decimos los abogados.
Cuando vos dejás a los que tienen plata hacer cualquier cosa, estás regulando en contra de los pobres; cuando regulás para que los que son pobres sean menos pobres y los que son ricos, muy ricos, pongan un cachito de esa riqueza en la rueda de la redistribución para alimentar el círculo virtuoso, bueno, yo creo que esa es la revolución virtuosa que necesita Argentina y también el mundo. (APLAUSOS)
De acá también lo diviso al señor administrador…no se ponga nervioso, lo trajimos a la AFIP, al administrador de impuestos que está sentado acá, que hoy me anunciaba la recaudación de julio, récord también, un 28,2 por ciento más que el mismo mes del año anterior, 61.317 millones, un récord que ya habíamos tenido en julio del 2012, volvimos a batir el récord. Nos hubiera gustado…necesitaríamos un poquito más, ¿no es cierto, Ricardo? Pero vamos a hacer el esfuercito, no los pongas nerviosos pero vamos a hacer el esfuercito de poder recaudar más. Porque nadie tiene que ponerse nervioso cuando viene el recaudador, si vos tenés que pagar únicamente cuando ganás mucho, si no ganaste nada, no tenés que pagar nada. Así que, no hay que ponerse nerviosos nunca con la AFIP ni con los recaudadores. Esto es una cosa que bueno, que tenemos que aprender todos los argentinos.
Y otra cosa: el comercio exterior. Decían que no íbamos a llegar a los 6.000 millones de dólares de superávit. Era también interesado, porque el mensaje el mercado cuando vos decís “no van a llegar a 6.000 millones de superávit comercial, no van a tener físico, no van a tener dólares para poder pagar la deuda o van a tener que devaluar o se van a tener que endeudar”.
Bueno, al mes de julio, cerramos con un superávit de 8.322 millones de dólares. Si uno compara los 10.015 millones de de dólares de superávit del año pasado, 2011, que fue un excelente año, creo que estamos en una excelente posición y vamos a superar, tal vez, la marca, ¿no es cierto?, del superávit comercial que fue muy bueno del año pasado.
Tampoco queremos un superávit como el del 2009, donde tuvimos superávit récord de casi 20.000 millones de dólares, porque cuando tenés un superávit récord es porque también puede ser indicador de crisis y de estrangulamiento en el sector interno o en el sector externo por falta de importaciones.
Bueno, pero yo decía que no habíamos venido a festejar porque las deudas no se festejan, pero la ley de movilidad jubilatoria 26417 también me impone…hoy es 2 de agosto y el 2 de septiembre tiene que comenzar a correr el plazo para la actualización del haber jubilatorio. Allí tenemos el aumento del 11,42 por ciento para nuestros jubilados y pensionados…(APLAUSOS)…Me gustó, no solamente cumplir la obligación legal de tener que comunicar oficialmente, sino hacerlo en la Bolsa. ¿Sabés por qué, Adelmo? Para que la Bolsa también sea un lugar superamigable donde a los jubilados se les anuncia que van a ganar un 11,42 por ciento más y que en el año van a totalizar un aumento del 31,05 por ciento de las jubilaciones con la ley, ley que discutimos porque la oposición decía que no, que el índice que íbamos a proponer iba a ser malo, que en realidad estábamos estafando a la gente…Bueno, ahí, 7.111.421 argentinos y argentinas, entre jubilados y pensionados, se van a ver beneficiados.
El haber jubilatorio, va a pasar de 1.687 a 1.879,67, que con los 45 pesos del PAMI, va a llevar el haber mínimo para todos los jubilados a 1.924 pesos, casi 2.000 pesos por mes…(APLAUSOS)…el haber jubilatorio medio, 2.226 a 2.480, y la pensión asistencial de 1.356 a 1.511. Esto significa mensualmente 1.611 millones de pesos más, por eso hablaba sostenimiento de la demanda agregada y 20.943 millones más de lo que ya estamos pagando que son cifras millonarias en materia de jubilaciones y pensiones.
Desde que enviamos al Parlamento el proyecto de ley de movilidad jubilatoria y se aprobó esa ley, el aumento de la jubilación mínima fue del 172 por ciento; y desde que Néstor Kirchner fue presidente de los argentinos, fue el 1.254 por ciento. (APLAUSOS) La siguiente: 12,53 veces aumentaron las jubilaciones.
Si uno ve la movilidad provisional, en la primera línea vemos el índice de salarios, 123 por ciento; en la segunda línea vemos la remuneración imponible promedio de los trabajadores registrados que es más, ha tenido una evolución del 147 y vean ustedes la movilidad provisional del 172 por ciento.
Además de que en 9 años, más que se duplicaron, los pasamos de 3.488.000 beneficiarios que teníamos, a 7.111.421 personas cubiertas por el sistema provisional; 95,1 por ciento de los jubilados en condiciones de estarlo, están cubiertos, ese es el índice más alto de toda Latinoamérica.
La que sigue, por favor: en el 2012, el gasto en jubilaciones y pensiones, no estoy hablando de Asignación Universal por Hijo para nada, sino jubilaciones y pensiones, va a ser 7 puntos del Producto Bruto Interno. Y el gasto en seguridad social de la ANSES, alcanza el 10,05 del PBI, lo que representa el consumo privado de la familia es del 16,1.
Esto es también parte de la política de crecimiento que nos ha permitido el desendeudamiento; esto está vinculado también a la posibilidad de generar actividad económica y recursos para pagar la deuda que mañana vamos a pagar. No es solamente el dólar comercial, es también el trabajo de los argentinos que ha permitido que entre todos, los 40 millones, aún aquellos que no están muy de acuerdo, podamos hacer estas cosas.
Esa es la diferencia de un modelo inclusivo; en el exclusivo, en el que te echa fuera, los que quedan afuera quedan afuera y los que quedan adentro, que son menos, pero en el inclusivo, hasta los que quedan adentro enojados, también son beneficiados. Bueno, maravillas de la inclusión social, que digo yo.
Ahora vamos a sistema integrado, porque también es importante decirlo también en este ámbito, porque si nos ha criticado mucho cuando el Estado tomó la decisión de recuperar la administración de los recursos de los trabajadores.
El Fondo de Garantía ha crecido en 3 años y medio un 119 por ciento. Es la segunda mejor inversión con la menor volatilidad anual. ¿Escucharon? Ahora vamos a ver por qué, vayamos a la segunda, ya que estamos acá en el MERVAL. Ahí vamos: índice de bonos, Instituto Argentino de Mercado de Capitales, la variación de diciembre de 2008, fecha en que se tomaron las AFJP, a junio del 2012, el que ha comprado bonos, ha ganado un 288 por ciento, con una volatilidad anual del 29 por ciento.
¿Qué es la volatilidad? El riesgo, cuando toma la inversión, pero claro, ha sido la mejor inversión: bonos argentinos. Por eso les decían que no íbamos a pagar, para que todo el mundo vendiera barato, se pudieran apoderar de los bonos, porque saben que van a pagar. Fue la mejor inversión.
La segunda fue la del fondo de la ANSES a través de las acciones y porque también tiene bonos, que no puede comprar bonos, sino que los ha recibido de la transmisión de las AFJP.
Luego viene el MERVAL, luego vienen ustedes acá con las acciones que también están trabajando mucho; después viene la Bolsa americana y el índice de volatilidad en la Bolsa es un poco más alto porque la ventaja del fondo de sustentabilidad de los jubilados es que la volatilidad, como ustedes lo ven, es del 8 por ciento. Es la misma volatilidad que tiene el bono de los Estados Unidos con una diferencia: la rentabilidad es la mitad de la rentabilidad que tiene el fondo de la ANSES.
Luego viene el plazo fijo, la más convencional, la tasa BADLAR, esto es la tasa BADLAR, ustedes saben, es la tasa para grandes prestamistas.
Y ustedes dirán que hace el Grupo Clarín ahí abajo. Y bueno, si hubieran comprado acciones del Grupo Clarín como compraron las AFJP allá por el año 2008, antes que pasaran a transferencia, hubieran tenido solamente una rentabilidad del 37 por ciento, una volatilidad del 51 por ciento y además, la ANSES no puede estar sentada en el directorio porque fueron las únicas acciones que se vendieron que no permiten tener representación en el directorio por las clases de acciones.
En fin, el fondo solo hubiera vendido más si hubiera optado por bonos del Estado argentino. Esto es importante remarcarlo y tendríamos, contando que había 100.214 millones de pesos en el fondo de garantías al 31-12 del 2008, 388.000 contra los 215.000 que tenemos ahora, pero igualmente es superior a todas las otras inversiones.
¿Por qué digo esto? Porque en realidad, desde el Estado, también podemos administrar correctamente los recursos. En los años en que los recursos de los trabajadores estuvieron en las AFJP se pagaron 56.120 millones de pesos en comisiones, esto es, 12.200 millones de dólares en comisiones, bastante más de la mitad de la totalidad del BODEN 12 y la cobertura la tuvo que hacer finalmente el Estado, inclusive en el 2008, que habían perdido 14.000 millones, cobraron comisiones por 2.300.
Por eso digo que no se puede administrar de cualquier forma, creo que no hay preconceptos de que lo privado es bueno y lo estatal malo o viceversa, lo estatal y bueno y lo privado es malo. No, no, hay buenos y malos en todas partes. Es como decía el otro día y yo me rectificaba con los economistas, porque parece que criticar a los economistas, “todo depende -como decía un economista español-, qué clase de economista seas, si vas a ser un economista que vas a hacer que los ricos sean más ricos o vas a ser un economista que los pobres sean menos pobres”.
Yo estoy absolutamente convencida de que hoy necesitamos para recuperar el equilibrio global en esta inestabilidad financiera sin precedentes, que volvamos a lograr que haya menos pobres para que vuelva a haber más consumo, vuelva a haber más actividad económica, podamos exportar más, podamos producir más todos los países…(APLAUSOS)…y finalmente, cumplir, como decía el señor presidente de la Bolsa, el objetivo fundamental que debe tener cualquier hombre o cualquier mujer cualquiera sea su actividad en lo económico, en lo social, constitucional o en lo político. Tratar de vivir en un mundo más equitativo, más igualitario, más justo.
Lo que vamos a hacer mañana, es cumplir con nuestras obligaciones; no debería ser ningún mérito, pero lo cierto es que se convierte en meritorio en una Argentina que permanentemente bicicleteaba su deuda y terminalmente la terminó defaultearlo. Y es también muy virtuoso hacerlo en un mundo donde todo se está derrumbando.
Yo no sé si se advierte que hoy en este lugar emblemático, que es la Bolsa de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires, hemos anunciado que mañana pagamos deudas que venían de otras gestiones pero que la continuidad del Estado es una sola, y que al mismo tiempo estamos aumentando los sueldos de los jubilados. Es decir, la posibilidad del crecimiento sin el ajuste, que este es el grave problema, señor presidente y miembros de la Bolsa, que hoy tiene una Europa que no alcanza a entender que necesitamos, como usted bien lo decía, inyectar fondos y recursos a la producción, a la infraestructura. (APLAUSOS)
Por eso vamos a trabajar fuertemente en las propuestas en las que estamos haciéndolo con respecto tanto a YPF como en materia hipotecaria, queremos ver lo del “pagaré bursátil”, como Kirchner vio lo de los cheques diferidos. Pero fundamentalmente volcar recursos al sector productivos.
Y el sector financiero argentino muy líquido, porque afortunadamente no pudo ser contaminado con activos tóxicos, producto de que no teníamos acceso al mercado de capitales y además, como medida preventiva no los dejamos distribuir utilidades tampoco este año para reforzar un poquito más a los bancos.
Lo cierto es que todos, el sector financiero, el sector productivo, el sector bursátil, el sector de los trabajadores, los gobiernos nacional, provinciales, municipales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, todos, absolutamente todos tenemos que tener la convicción de que solamente a través de inyectar recursos a la producción, al trabajo, al sostenimiento del empleo y de la actividad, es la única forma que, no solamente vamos a pagar nuestras deudas, vamos a ser sustentables a la sociedad y a la democracia, de la que tanto se llenan todos la boca.
Porque yo recordaba antes de ayer y para finalizar, cuando en la Embajada Argentina, junto al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, luego de haber compartido con Dilma y con Pepe Mujica este MERCOSUR ampliado, que hoy venía leyendo que también Ecuador ha pedido su inclusión como miembro pleno, ya sin Ecuador nos convertimos, lo decía Dilma el otro día muy claramente, en la quinta economía del mundo después de Estados Unidos, China, Alemania y Japón. (APLAUSOS)
La oportunidad de ser una región productora de alimentos, a los que no solamente tenemos que vender primarizados, sino agregar valor aquí; tener reservas importantes en materia acuífera; tener un desarrollo científico y tecnológico y una política activa en materia de ciencia y tecnología como no se tenía desde hacía décadas en la República Argentina, me enorgullezco de haber contribuido junto al resto de los argentinos, a la repatriación de más de 800 argentinos, al mejoramiento de nuestros científicos en el CONICET. El otro día leía otro descubrimiento más, otro evento más científico en materia de agricultura que nos coloca a la cabeza en materia de productores de alimentos, productores de energía. La asociación, el ingreso de Venezuela con reservas certificadas que lo convierten en el cuarto país a nivel global en materia de petróleo gas, reservas certificadas, lo recalcábamos con Dilma, el ingreso de este nuevo socio nos da una posibilidad muy importantes, la recuperación también de nuestra YPF, de Yacimientos Petrolíferos Fiscales…(APLAUSOS)…, que dicho sea de paso, hubiera sido tal vez más fácil tomar el 100 por ciento de las acciones, pero decidimos el camino más difícil, el camino de tomar el 51 por ciento para seguir enlistados en la Bolsa de Nueva York, en la SEC, y seguir enlistados también acá por los controles y por las garantías que esto da. Es el camino más difícil, a mí me gustan siempre las cosas difíciles, para las cosas fáciles están los hombres, a ellos les gustan las cosas fáciles, pero a nosotras las mujeres nos gustan las cosas difíciles, tiene más gusto, para nosotras tiene más gusto, a ustedes les gustan más las cosas fácil, sin alusiones personales por favor a nadie.
Pero la verdad es que estamos ante una oportunidad histórica, como lo señalaba el presidente de la Bolsa, inédita, con un nivel de desendeudamiento, con un nivel de actividad, con recursos humanos altamente calificados, con un programa de educación en materia universitaria, en materia de escuelas técnicas, en materia de Programa de Conectar-Igualdad, donde cada alumno de escuela secundaria pública tenga su computadora, en desarrollo de la industria del software, en esa Tecnópolis que demuestra a la verdadera Argentina, la Argentina que agrega valor y que incorpora todos los sectores. (APLAUSOS)
Porque uno de los principales problemas que hemos tenido los argentinos en los 200 años de nuestra historia, ha sido, precisamente, la disociación; ha sido, precisamente, siempre querer enfrentar o exportación o mercado interno o educación o…No, es todo junto el combo para poder realmente seguir construyendo un país que nos permita mañana hacer honor, como decía Adelmo, a nuestras deudas, no solamente financieras, porque hoy acá en la Bolsa, hicimos también honor a nuestra deuda social con nuestros jubilados y pensionados. No hay país que solamente aguante hacer honor a las deudas financieras y no a las deudas sociales.
Por eso, con lo financiero, con lo social, con lo productivo, con lo comercial, con la educación, con los científicos, con los empresarios, con los banqueros, con los trabajadores, con los estudiantes, con los jóvenes seguir construyendo esta Argentina para todos.
Muchas gracias y feliz 158º aniversario de la Bolsa de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “No hay país que aguante hacer honor a la deuda financiera y no a las deudas sociales”, sostuvo la Presidenta

Viernes, 03 de Agosto de 2012
“No hay país que aguante hacer honor a la deuda financiera y no a las deudas sociales”, sostuvo la Presidenta

La Jefa de Estado anunció que mañana se oficializará el pago del Boden 2012, durante el acto por el 158º aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Al mismo tiempo, anunció un aumento para jubilados y pensionados del 11,42% a partir de septiembre. La jubilación mínima pasará a ser de 1924,67 pesos. Y remarcó que, ante la crisis internacional, se debe lograr que “la inversión vaya articulada con el consumo”.
La presidenta Cristina Fernández encabezó esta noche el acto central por el 158º aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. La Jefa de Estado aseguró que “estamos en un momento de la economía mundial muy particular y muy especial”, en que existe “una formidable crisis especulativa, como pocas veces se vio en el mundo”.
La mandataria aseguró que en Europa se da “una crisis que nosotros vimos, que es el estrangulamiento del sector externo: el endeudamiento externo del sector público, sumado al endeudamiento extranjero del sector privado y familiar”. Y resaltó que en la eurozona se da un “formidable ataque especulativo”, por el cual se abona muy baja tasa por los capitales que se fugan de los países, y luego se prestan a esas mismas economías a una tasa muy superior.
Cristina Fernández consideró que tampoco “hay un formidable gasto público”, ya que el gasto no está dirigido “a obras de infraestructura o a planes que sostengan la mano de obra”. Expresó que lo que hay es “un formidable fondeo a los bancos, para que puedan retirarse de las posiciones comprometidas en los países periféricos”.
“Se parece a la Argentina de 2001, cuando con el blindaje y el megacanje le hicieron creer a los argentinos que sus recursos en los bancos estaban seguros”, opinó la Presidenta. Y recordó que “meses antes del desastre se sancionó una ley de intangibilidad de los depósitos”. Pero sostuvo que esa norma no aseguró nada, ya que “los recursos solamente se garantizan con recursos; no con discursos, no con leyes”.
Pago del Boden 2012
Al resaltar, el pago del Boden 2012, la Jefa de Estado explicó que “lo que vamos a pagar ahora, es el dinero que le debían haber devuelto los bancos a los ciudadanos y ciudadanas argentinos”. Afirmó que le “llaman mucho la atención a los críticos del estatismo, cuando la intervención es sobre los privados. Sin embargo, nadie dijo nada de cuando se estatizó la deuda privada en 1982”.
“Hoy se cumple un ciclo histórico”, afirmó la mandataria, aunque desestimó algunas versiones que afirmaban que el acto de hoy eran para “festejar” el pago del Boden 2012. De todas maneras, aseguró que la medida sirve para “comprobar que la política de desendeudamiento tomada por este gobierno” era la correcta.
Cristina Fernández indicó que la mayoría de los depósitos que quedaron atrapados en el denominado “corralito” eran inferiores a 50 mil dólares. “Era deuda de aquí adentro. Acabó con un gobierno, pero provocó una crisis social y cultural en Argentina, mucha violencia y también muertos”, enfatizó.
Política de desendeudamiento
La Presidenta de la Nación puntualizó que la deuda pública “en el 2002 significaba el 166% de nuestro PBI; hoy significa el 41,8%”. Resaltó que la deuda pública del sector privado en moneda privada ha bajado del 92% del PBI al 9,6%. A partir del pago del Boden 2012, esa suma descenderá al 8,4% del PBI.
“Esto es reestructuración de deuda, iniciada contra viento y marea, y contra todos los pronósticos, del presidente Néstor Kirchner; es el pago al FMI, que también tuvo muchas críticas, porque decían que solamente habíamos quedado con 18 mil millones dólares; es también la otra parte de la reestructuración que se hizo durante mi gobierno”, enumeró la mandataria.
La Jefa de Estado sostuvo que “todo esto se ha hecho pagando rigurosamente, sin acceso al mercado de capitales, con recursos de los argentinos”.
Remarcó que “tenemos no solamente una administración en la flotación de la moneda, sino también tenemos una administración del comercio, para que nuestros empresarios puedan comprar los insumos que necesitan”.
Además, la mandataria subrayó que la deuda pública total en manos de privados en moneda extranjera, comparado con las reservas internacionales descendió del 807% en 2002 al 88% en 2011, por lo que el país podría pagar toda su deuda con las reservas. Afirmó que gracias a ello, el país goza de “una inmensa independencia frente a la volatilidad de los mercados, que se mueven todos los días”.
“Nos permite además actuar efectivamente contra otro club de los argentinos: el de los devaluadores”, aseguró la Presidenta. Indicó que el pensamiento de los que están a favor de la devaluación “es bastante suicida, porque lo que nos permitió salir de la crisis de 2009, fue el mercado interno y el poder adquisitivo de los asalariados argentinos”.
En otro tramo del discurso, la mandataria recordó que “Kirchner pidió que nos dejaran crecer para poder pagar las deudas, porque los muertos no pagan. Yo siento que esto en Europa no lo entienden”. “Como va a haber crecimiento si a la gente la hipotecan, le quitan la casa, le recortan los beneficios sociales”, se preguntó.
También recordó que en 2002 “casi el 22% de los recursos tributarios estaba destinado al pago de la deuda; hoy es del 6%”. Asimismo, resaltó el desendeudamiento provincial, cuyo nivel de deuda bajó “de un casi 22% en 2002 a un 6,9 en 2011”. “La deuda pública total en manos de privados, nacionales o extranjeros, en 2002 era del 124%, hoy es apenas del 12%. La mayor parte es deuda intra sector público”, enfatizó.
A continuación, la Presidenta anunció: “Mañana vamos a pagar 2.167 millones de dólares, por un total de 10.100 millones de pesos” para saldar los Boden 2012. Indicó que “el 78% de los que van a cobrar esto, están fuera del país” y consideró que con esa situación “tienen que ver esos rumores , esos análisis que decían “no van a pagar”, las calificadoras de riesgo internacional”.
“En 2001, todos los consultores económicos, todos los analistas, todos los periodistas, decían que estaba todo arreglado, no pasaba nada”, señaló Cristina Fernández, al tiempo que recordó que “no le advirtieron a ninguno de esos 57% de argentinos que tenían menos de 50 mil dólares en plazos fijos”.
Lo contrapuso con las versiones recientes: “Hasta hace unos meses atrás, decían que íbamos a pesificar el Boden 2012”. Y se preguntó cuántas personas “se habrán deshecho de esos Boden 12, por todo lo que le decían”.
La Jefa de Estado enfatizó: “Qué fantástico negocio: dos veces se quedaron con la plata de los argentinos. En 2001, cuando decían que no iba a pasar nada; y ahora, cuando le dijeron que no iban a cobrar”. “No seamos más tontos. ¿O no vemos que lucran, mienten, engañan para poder lograr ganancias exorbitantes a expensas de los argentinos?”, exhortó la mandataria.
El crecimiento de la economía
La Presidenta de la Nación sostuvo que “la variación del índice Merval durante los años de la convertibilidad fue del 5%”, mientras que “durante los años del modelo nacional, popular, y democrático, subió 234%”. “Como somos peronchos, por ahí pueden no gustarle a algunos, pero la verdad que no ganaron nunca tanta plata como con este gobierno”, enfatizó.
La Jefa de Estado se manifestó “orgullosa de formar parte de un gobierno que ha logrado el mejor salario de Latinoamérica; de formar parte de un gobierno que ha logrado que su Bolsa de comercio haya crecido 234%; que las empresas hayan podido ganar plata, para tomar trabajadores y pagar mejores salarios”. Y enfatizó que “nadie quiere que pierdan plata, si pierden plata, echan gente”.
Respecto a la liquidez de las entidades crediticias, afirmó que se debe lograr que “la inversión vaya articulada con el consumo”. La mandataria consideró que se necesita una “regulación virtuosa”, en la que se debe lograr “que los pobres sean menos pobres, y que los ricos pongan un cachito” para lograr dicho objetivo.
Aumento de las jubilaciones
Por otra parte, la Presidenta de la Nación anunció el monto del segundo tramo de la aumento previsional, dispuesto por la ley de movilidad de jubilatoria, el que a partir de septiembre va a ser del 11,42%. Puntualizó que en el año, los haberes previsionales “van a totalizar un aumento del 31,05%”.
Indicó que 7.111.421 argentinos y argentinas se van a ver beneficiados. Con la medida, el haber jubilatorio va a pasar de 1687 a 1879,67 pesos, a los cuales, se agrega el aporte de $45 del Pami, para arribar a la cifra final de $1924,67.
La Jefa de Estado aseguró que la medida significa mensualmente una erogación de 1.611 millones pesos, “20.948 millones más de lo que ya estamos pagando en materia de jubilaciones y pensiones”. “Desde que se aprobó el proyecto, el aumento fue del 172%. Desde que Néstor Kirchner fue presidente fue de 1254%”, enfatizó.
Al mismo tiempo se pasó de casi 3 millones y medio a 7.111.421 personas cubiertas por el sistema previsional, con un universo del 95,1% de las personas en edad de jubilarse. “ El gasto en jubilaciones y pensiones va a ser de 7,1% del PBI. El gasto en seguridad social de Anses alcanza el 10,5% del PBI”, aseguró la mandataria.
Asimismo, Cristina Fernández sostuvo que en los últimos años la mejor inversión ha sido bonos argentinos, y destacó que la segunda ha sido la de las acciones de la ANSES, con “la misma volatilidad que tiene el bono del Tesoro de Estados Unidos”, pero con el doble de rentabilidad.
Volcar recursos a la producción
La Presidenta consideró que “no hay que tener preconceptos que lo privado es buena y lo estatal es malo, o viceversa. Hay buenos y malos de los dos lados”. “Yo estoy absolutamente convencida que hoy necesitamos, para recuperar el equilibrio global, que volvamos a lograr que haya menos pobres, para que haya más consumo, más actividad económica, podamos producir más todos los países”, enfatizó. Y agregó que se debe lograr “el objetivo fundamental que debe tener cualquier hombre o mujer: tratar de vivir en un mundo más justo, más solidario”.
“Lo que vamos a hacer mañana es cumplir nuestras obligaciones. No debería ser nada novedoso”, sostuvo la Jefa de Estado. Y destacó el hecho de anunciar en un lugar emblemático como la Bolsa de Comercio, “que mañana pagamos deudas, que venían de otros gobiernos, pero además aumentamos los sueldos a los jubilados”. “Esto es crecimiento sin el ajuste, que es lo que debe entender una Europa en crisis”, enfatizó.
La mandataria aseguró que el sector financiero debe “volcar recursos al sector productivo”. Y concluyó que “no hay país que aguante solamente hacer honor a la deuda financiera y no a las deudas sociales”.
La Jefa de Estado fue recibida por el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi. En el acto estuvo acompañada por el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, ministros, gobernadores y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

ARGENTINA Acto por el 157 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto por el 157 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO CENTRAL CON MOTIVO DEL 157 ANIVERSARIO DE LA BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES, EN LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.
Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor presidente de la Bolsa de Comercio; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores empresarios de las empresas que cotizan en Bolsa; señores y señoras comisionistas; socios: bueno, valga la primera aclaración, no voy a hacer como Carlos Pellegrini, no vengo a pedirle plata a nadie; no sé obtendría tanto como obtuvo Carlos Pellegrini, pero bueno quédense tranquilos que no vamos a venir a buscar plata. Sí venimos a felicitar a la Bolsa en su 157 aniversario por lo que ha sido un sustancial crecimiento en el volumen de negocios de esa tradicional casa.
Si uno compara el primer semestre, del año 2010, con el primer semestre del año 2011, el crecimiento del volumen de negocios – ha sido en pesos – de 138 por ciento y en dólares de 127 por ciento en volumen, que realmente los pone entre las primeras bolsas del mundo, tanto en países desarrollados como en mercados emergentes. Y no puede ser de otra manera, porque la economía argentina – tal cual lo señaló el señor Presidente de la Bolsa – ha crecido de manera ininterrumpida y además en forma inédita, en los últimos ocho años.
La verdad Adelmo, si me permitís llamarte por tu nombre, acompañé, en el aniversario del año 2007, al entonces Presidente Kirchner, aquí, y luego vine creo que en tres oportunidades. Hubo un mal entendido, en el año 2008, de invitaciones, que le eché la culpa a Parrilli, después, pero que igual hubiera venido, pero que los medios inflaron y parecía que yo estaba en guerra con la Bolsa de Comercio y la verdad que nunca he estado en guerra con nadie, no por lo menos desde la gestión del Estado. La verdad que es un crecimiento muy importante que también vamos a repetir este año; según números de la CEPAL que corrigió oportunamente, vamos a crecer a más del 8 por ciento, casi el 8,3 por ciento con también un signo muy distintivo en lo que hace a las economías latinoamericanas y que ha sido único en toda Latinoamérica y que es que Argentina es el único país que no reprimarizó sus exportaciones, es más hubo una mayor participación de las manufacturas industriales en las exportaciones. Esto significa clara y sencillamente más recursos en el mercado interno, mayor valor agregado.
Recién acabo de tardar un poco en venir, me tardé unos minutos porque estaba recibiendo también a los titulares de Hewlett-Packard Argentina y de BlackBerry, que ahora también va a haber una BlackBerry Argentina. Hewlett-Packard que nos vino a anunciar una inversión muy importante, que va a permitir que en el año 2012, que el 70 por ciento de su producción de notebooks sean hechas aquí, en Argentina, por trabajadores argentinos. (APLAUSOS). Una empresa que tiene ya más de 44 años en el país, que cuenta con 3.800 empleados y que está incorporando a razón de 80 empleados por mes.
Y BlackBerry, la firma emblemática en materia de teléfonos inteligentes, y que tiene el 50 por ciento del mercado, también nos vino a anunciar una inversión de casi 24 millones de dólares, asociada con Braistar, en Tierra del Fuego. Ç
Ustedes saben que Braistar es una de las principales proveedoras de teléfonos celulares; Hewlett-Packard se ha asociado también para esto con Newsan. Me decía la gente de Hewlett-Packard que había quedado muy impresionado el Ceo Internacional. Voy a contar una anécdota, cuando él estuvo, yo le dije que Perón y Eva regalaban pelotas a los chicos, en los años 50 y entonces teníamos Maradonas y Messis y yo dije que si nosotros que estamos entregando a los estudiantes, de las escuelas secundarias públicas, una netbooks, es posible que dentro de unos años tengamos muchos Bill Gates y otros genios, en materia de informática y en las TICs que van a ser el rasgo distintivo en el siglo XXI.
No es casualidad que, en estos momentos, estemos desarrollando la más importante mega-muestra, feria de ciencia y tecnología, que haya tenido lugar, en la República Argentina, en estos 200 años de historia que tenemos los argentinos y de la cual me siento muy orgullosa. Esto también va a significar una importante sustitución de importaciones y generación de trabajo argentino. En Hewlett-Packard creo que ya ellos han exportado, este año, 70 millones de dólares nada más que en diseño de software, o sea trabajo de neurona puro, como suelo decir yo, y BlackBerry y Hewlett-Packard van a sustituir importaciones por más de 200 millones de dólares, meteados inclusive con lo que tienen que importar en componentes que se fabrican aquí.
Es importante señalar que en estos dos casos, BlackBerry va a abrir la planta número diez, en todo el mundo, en la República Argentina y Hewlett-Packard va a hacer la quinta planta en todo el mundo, también para notebooks, en la República Argentina. Esto también nos llena de orgullo porque significa la importancia como mercado que tenemos y fundamentalmente la confianza que inspiramos a los inversores. Inversión, que por cierto- según datos duros de la CEPAL – ha sido también del 22 ciento de nuestro PBI, que es una inversión similar a la que han registrado países como Brasil y México.
También – y porqué no señalarlo – ha sido muy importante la actuación, en estos años, de cómo la Anses al recuperar la administración de los fondos de pensión de los recursos de los trabajadores ha intervenido con más de 23.500 millones de pesos, en el mercado a través de fideicomisos, lo que también le ha dado densidad y profundidad a este mercado.
Es bueno señalar, porque hubo mucho revuelo cuando se tomó la decisión de recuperar la administración de los recursos de los trabajadores, yo quiero decirles que en aquel momento el Fondo de Sustentabilidad, el Fondo de Garantía era de 78.000 millones de pesos y el Estado se hacía cargo de todos los incorporados a la moratoria, el pago de haberes y jubilaciones y también, al mismo tiempo, de casi el 60 por ciento de la gente que estaba aportando a los Fondos de Pensión.
Reitero, 78.000 millones de pesos, al momento de tomarlos; hoy el Fondo de Sustentabilidad y Garantías es de 192.000 millones de pesos, que además – bueno es señalarlo – lo ha podido hacer promoviendo movilidad jubilatoria con aumentos dos veces por año e incorporando y hoy tenemos a casi el 90 por ciento de nuestra población en condiciones de acceder a los beneficios jubilatorios con cobertura. Esto también es muy importante y también sería bueno señalar que los costos de administración de aquellos 78.000 millones de pesos, mensualmente en comisiones, a valores actualizados eran de 352 millones de pesos mensuales, costos de administración.
Actualmente, para administrar 192.000 millones estamos gastando 4 millones y medio de pesos por mes. Esto un poco para desmitificar la eficiencia o la eficacia en materia de administración de recursos, por parte del Estado y lo beneficioso que ha sido además la medida porque ha permitido a la ANSES financiar, monetizar fideicomisos en materia de transporte, de energía, de viviendas, que precisamente se han desarrollado en este ámbito de la Bolsa de Comercio y también en materia de ciencia y tecnología, como ha sido la emisión de obligaciones negociables del INVAP, por 46 millones de pesos, lo que también nos coloca en un sesgo que yo creo que va a ser el que tiene que dominar como política de Estado, los próximos 30 ó 40 años, de la República Argentina y que debe ser la nave insignia de la ciencia tecnología: el valor agregado, el conocimiento, la educación – como recién Gabbi señalaba – acerca de lo que es el activo de los argentinos.

Ahora bien, él también señalaba el mundo, un mundo totalmente diferente; a mí
me hubiera encantado que él pudiera escuchar el discurso de hoy, fue el discurso más lindo de todos lo que escuché acerca de las políticas que ha desarrollado la República Argentina y los logros que hemos tenido entre todos los argentinos. Me hubiera gustado porque él fue un actor importante en un mundo más adverso a estás posturas, hoy de repente hablar de Estado, hoy hablar de regulación, hoy hablar de control de los movimientos de capitales es algo casi lógico, luego de la experiencia del año 2008 y de lo que estamos
viviendo actualmente. Cuando él hablaba de esas cosas lo miraban y mitad le creían y mitad desconfiaban. Y bueno yo creo que es un importante reconocimiento a quien ha tenido una actuación muy importante en lo que es la recuperación de la República Argentina, como ha sido el Presidente Nèstor Carlos Kirchner.
Yo quiero también decirles que este mundo que hoy estamos viendo; descifrar el porqué nosotros estamos como estamos con este crecimiento, con esta fuerte impronta industrial a nuestro sistema de exportaciones, con un nivel de consumo, porque aquí también cotizan importantes cadenas comerciales, con un nivel de consumo inédito, que uno no necesita recurrir a ningún número o estadística, basta con salir a la calle y ver la cantidad de autos; podíamos mencionar el crecimiento de la industria automotriz; de autopartes; de la metalmecánica, de todo el crecimiento. Y yo creo que ha sido precisamente el cambio de paradigmas, el cambio de nuestra matriz de acumulación que hasta el año 2003 fue una matriz de acumulación de carácter financiero y que a partir del año 2003 toma el cariz de una matriz de acumulación económica, a partir de la industrialización y de la producción.
Esto ha sido el cambio de paradigma y si uno observa el balance de pagos, de la República Argentina, hasta el año 2003, fundamentalmente, en el 2001 fue donde se declaró el default, va a ver que el rubro más importante era el financiero porque era el pago de los intereses de la deuda pública o privada. Y hoy – en el balance de pagos – va a ver que el rubro más importante es la remisión de rentabilidades de las empresas multinacionales o nacionales, que significa rentabilidad, producto no de la actividad financiera, sino de la actividad productiva, generadora de trabajo, generadora de empleo, generadora de valor agregado, generadora de riqueza, esto es un cambio de paradigma importante.
Lo que tenemos que lograr ahora también, como segundo desafío, es
que parte importante de esa rentabilidad sea re-invertida en nuestro país en
la economía real, que es lo que hizo el Gobierno a diferencia de los otros
Gobiernos que hoy tienen severas dificultades. Yo lo recuerdo muy bien, cuando como integrantes del G-20, en la reunión que mantuvimos en Londres, donde se decidió el fondeo de los bancos. Entonces yo sostuve que era imprescindible en ese fondeo se pusieran condicionalidades para que ese fondeo pudiera reinyectar a recursos a la economía real; de manera tal que el sector financiero no se sentara arriba del capital y por lo tanto secara de recursos a la economía real, que es la que realmente genera riquezas, permite crecimiento y permite el repago de las obligaciones, que es en definitiva la fórmula que nosotros adoptamos aquí, en Argentina.
Si uno mira el cuadro de Naciones Unidas, donde se ven los estímulos que han hecho los distintos países, uno observa que Estados Unidos – por ejemplo – y la Unión Europea han hecho estímulos cuantitativamente más importantes de los que han hecho China y Argentina, por ejemplo, pero los hizo en el campo del sector financiero. En cambio, China y Argentina, que según Naciones Unidas- reitero – son los dos países que más estímulos fiscales dieron a la economía real, son los que mejores números han tenido en el crecimiento de la economía porque hemos destinado esos recursos a la economía real. Esto nos permitió sostener, en un primer momento, la demanda que era cardinal sostener la demanda agregada y fundamentalmente para aquellos sectores que menos capacidad de ahorro tienen y por lo tanto necesariamente consumen, y luego de sostener la demanda agregada, pasamos a sostener también la oferta a través del Proyecto de Financiamiento del Bicentenario; de las emisiones que también hizo el ANSES y que anteriormente la relataba, o sea el Estado interviniendo y articulando armoniosamente con el sector privado para superar la demanda agregada y al mismo tiempo para evitar las tensiones que provoca el crecimiento y sostenimiento de la demanda agregada, salir también a financiar la oferta, de modo tal de producir un equilibrio.
Esto es clave entenderlo porque sino no se entiende qué es lo diferencia los argentinos de un país como Estados Unidos, que además de tener
la inmensa ventaja de poseer moneda de reserva, tiene las dificultades que
tiene hoy. De cualquier manera esto que corrió, en los días pasados, acerca de un default de de Estados Unidos, porque la oposición – en este caso los republicanos del Tea Party – no le iban a votar el endeudamiento, yo creo que son del Tea Party, pero creo que antes que nada son responsables y por lo tanto van a votarle el endeudamiento al Presidente Obama, con algunas condiciones, como hicieron con el presupuesto. El presupuesto al Presidente Obama se lo votaron unas horas antes de que expirara el plazo para poder hacerlo. Obama tiene más suerte que yo, a mí el presupuesto todavía la oposición no me lo ha aprobado, pero esperemos que en algún momento puedan hacerlo y en el caso de inyectar recursos al mercado, que es lo que está queriendo hacer exactamente Obama, tampoco tuve suerte, porque cuando decidimos el fondeo, o sea pagar deuda con recursos de nuestras reservas, del Banco Central de la República Argentina, lo hicimos precisamente para evitar que los recursos, destinados al pago de la deuda, se sacarán de la economía real y por lo tanto esto nos permitió mantener y sostener el crecimiento. Además obviamente de no recurrir a un mercado de capitales, donde hubiéramos pagado tasas de 14 ó del 15%.
Y aquí me voy a detener en algunas afirmaciones y en algunos enojos, que comparto con el titular de la Bolsa de Comercio, en cuanto a la calificación de país fronterizo, en materia de mercado de capitales, de la Argentina. Y él señaló un episodio que a mí me quedó grabado y que fueron las seis horas en que la Bolsa de Nueva York estuvo afuera de rueda. Tuvieron que cerrar la Bolsa seis horas, creo que el cierre de dos horas ya hay que cerrar el índice y se acabó. Bueno, ahí estuvieron seis horas y no pasó nada porque – mi querido Adelmo – la política económica tiene cuestiones que tienen que ver también con la relación de fuerzas y el poder.
Las reglas las tenemos que cumplir los que somos más débiles; los que tienen mayor poder o fuerza pueden estar seis horas fuera de la rueda, abrirla y todo sigue como entonces, sin que además – escuchaste algún político de la oposición americana hacer una feroz crítica porque la Bolsa de Nueva York haya estado fuera – no, no porque hay un privilegio de los intereses del país por sobre toda otra cuestión que prime en cualquiera de los sectores, que tienen derecho a tener sus diferencias pero que nunca pueden ser exacerbadas como para no permitirle tener un presupuesto a un país en un momento de crisis, además, como vive el mundo. Pero aquí estamos, sin presupuesto, con el presupuesto prorrogado automáticamente y a un crecimiento más que importante, liderando en América latina el crecimiento.
Yo creo que hay una inmensa voluntad por parte del Estado y también una inmensa voluntad por parte del sector privado de que este momento, que está viviendo la República Argentina, no se quiebre y caigamos, una vez más, en una de las tantas frustraciones que hemos tenido los argentinos con los famosos stop and go. Convengamos que nunca tuvimos un período de crecimiento tan importante ni tan sostenido.
Y yo quiero agradecerle, también al sector privado todos los esfuerzos que ha hecho para acompañar estas políticas del Estado y en todo caso pedirle que lo sigan haciendo, porque creo que es el camino adecuado. Quiero señalar también – en este caso – que lo que está pasando en Europa… el otro día estaba leyendo declaraciones de Michel Barnier, que es el comisario del servicios financieros de la Unión Europea, donde estaba muy, pero muy enojado con Moody’s – y también con Fitch- que habían calificado como bonos basura a Irlanda y Portugal. Él propuso como comisario de servicios financieros cerrar, eliminar los índices, eliminar las calificadoras. Resulta ser que cuando las calificadoras nos califican a nosotros, a la Argentina, bueno, está muy bien; ahora, cuando califican a ellos está muy mal.
Y yo te lo decía recién cuando estábamos en la oficina de Presidencia: ¿a qué se debe esto? Esto se debe a que, en realidad, Argentina, planteó un paradigma, un modelo que yo digo que fue contra la corriente, contra la corriente imperante. Entonces, esta calificación de mercado fronterizo, Adelmo, no es porque no reunamos las condiciones; es más, ¿quién puede decir, cuántos países pueden exhibir el balance de pagos que tenemos nosotros? ¿Cuántos países pueden exhibir una cuenta corriente capital positiva? ¿Cuántos países pueden exhibir un nivel de endeudamiento, de relación endeudamiento, PBI y deuda como el que tenemos nosotros? ¿Cuántos países pueden exhibir el nivel de acumulación de reservas luego de lo que nos pasó? El nivel de salarios, es otro de los temas también de lo que está pasando en la Unión Europea y en Estados Unidos.
Yo traía unos papeles que mi secretario, por supuesto, se olvidó de traerme, pero tengo dos, pero se olvidaron los dos…Quería comentarles una cosa que había dicho Stiglitz acerca de la crisis americana para que entendamos. Y yo creo que ahí sí definitivamente vamos a entender el por qué de mercado fronterizo, por un lado, cuando decidimos reestructurar una deuda que era impagable en los términos en que estaba fijada, como va a ser impagable para Grecia. ¿Alguien puede sensata, seriamente, ustedes son todos hombres y mujeres de negocios, creer que Grecia está en condiciones de pagar una deuda de 330.000 millones de euros, cuando la Argentina con su volumen, su tamaño, su economía, su producción, sus commodities no podía pagar una deuda de 160.000 millones de dólares? La reestructuración definitivamente vendrá, la disfrazarán, le pondrán otro nombre, ahí está la Unión Europea tratando de convencer…bien, muy bien… a la señora Merkel para ver si pueden rescatar a Grecia entre todos los países.
Pero la verdad es que es un castigo, porque sería muy malo que quien hizo las cosas de una manera que no estaba en el manual del buen alumno del Consenso de Washington, tenga éxito y lo cierto es que nos apartamos del manual y nos fue bien.
Es como esos chicos que por ahí tiran tizas porque el maestro no les presta atención y le dicen “señor maestro”, levantan la mano una, dos, tres veces y por ahí tiran una tiza al pizarrón. Por favor que nadie piense que estoy incentivando a que los chicos le tiren tizas a los docentes, ¡por Dios!
Pero creo que hay algo de castigo político, desde una suerte de escarmiento político. Pero yo creo que, finalmente, van a tener que cambiar los paradigmas.
Y yo quería comentarles la visión, no mía, que puede ser vista en forma sesgada, ideológica respecto de la problemática en Estados Unidos, por ejemplo. Quiero, por ejemplo, decir lo que dice Joseph Stiglitz, cómo ha variado la concentración de la riqueza en los Estados Unidos, que el 1 por ciento de su población controla el 40 por ciento de la economía y se queda con el 25 por ciento del PBI. Repito: el 1 por ciento de la población controla el 40 por ciento de la economía y se queda con el 25 por ciento de su PBI.
Si no les gusta Joseph Stiglitz, que es medio under, pese a que es Premio Nobel, news school, en fin, no es Harvard, no es Yale, no es Massachussets, pero es un hombre inteligente.
Les puedo leer textualmente un informe de GP Morgan, al que, bueno, creo que nadie podrá acusar de ningún sesgo populista, pero es importante leer dos frases de los informes de GP Morgan respecto de la economía de los Estados Unidos.
Uno de ellos, lo voy a leer textual: “La reducción de los salarios y beneficios a trabajadores explican la mayoría de los incrementos en las márgenes empresariales entre el 2000 y el 2007. La compensación al trabajo –léase salario- se encuentra en este momento –y se refiere al año 2011- en su punto más bajo en 50 años con relación a las ventas empresariales y al PBI”.
¿Qué es lo que ha pasado? Un feroz endeudamiento de la sociedad, una feroz acumulación de riqueza, un endeudamiento muy grave y, bueno, y la construcción de una burbuja a partir de los derivados financieros y de todo lo que nosotros vimos durante la crisis del año 2008 y lo que estamos viendo ahora.
Por eso, creo que cuando nosotros planteamos este modelo, que presuponía un fuerte desarrollo del mercado interno, con trabajadores con buenos salarios, con un modelo también con un fuerte sesgo exportador que nos dio una buena balanza de pagos, en realidad, todo esto más ciencia y tecnología, más una reestructuración de la deuda de acuerdo con nuestras posibilidades, pagando sin recurrir al mercado de capitales religiosamente como señalara Gabbi, que reestructuramos primero en el año 2005 y, luego, durante mi gestión, la regulación de la cuenta capital también a partir del año 2005, hemos batido también un récord hoy: Adelmo Gabbi no me pidió que reduzca o elimine el encaje de los capitales a ingresar tal cual me lo repetía religiosamente y todo el periodismo apostaba a que hoy me lo iba a pedir y no me lo pidió, vieron. Batimos otro récord aquí también en la Bolsa y en la economía. Es importante. (APLAUSOS)
Es importante porque, precisamente, uno de los elementos que ha permitido que nuestra moneda no se aprecie y que, además, por lo tanto, siga teniendo un gran grado de competitividad, ha sido, precisamente, el no permitir el ingreso de capitales absolutamente volátiles. Porque tenemos que distinguir cuando hablamos de inversión de lo que es la inversión en la economía real, que por supuesto no tiene ningún tipo de encaje, cualquier persona que venga… A ver, la gente que vino de Hewlett Packard, lo que yo contaba hoy, o de BlackBerry que vienen a producir Blackberries o notebooks, no tienen ningún encaje para esos 24 millones de dólares, para esos 12 millones de dólares. Ahora, si vienen capitales que no vienen a inversión en la economía real, hacemos un encaje…
Brasil también, de acá lo veo al embajador de Brasil, ha tenido que crear un impuesto también para evitar esta volatilidad. Y vos, Adelmo, hablabas de nuestra hermana República del Brasil, nuestro principal socio, por allí cometo una infidencia, pero muchos de los funcionarios compañeros ahí de nuestro ministro de Economía, se quejan en los organismo internacionales de la expansión que provoca Estados Unidos y cómo impacta negativamente al ingresar a los países emergentes, retirarse en cualquier momento y producir una apreciación del tipo de cambio que le quita competitividad a la economía.
Esto no quiere decir que la competitividad en la economía esté vinculada únicamente al tipo de cambio, como no lo está vinculada únicamente a los salarios. Al contrario, yo creo que también uno de los grandes desafíos que se vienen es discutir una competitividad en la cual salarios y dólar sean uno de los componentes, pero no los componentes excluyentes por los cuales una economía como la Argentina debe ser competente.
Yo creo que la ciencia, la tecnología, la educación, la logística son cosas que tenemos que discutir y articular entre el sector público y privado para darle verdadera competitividad a nuestra economía que hoy la tiene y tenemos que profundizarla aún más.
Finalmente, para referirme a los fondos EPSE, que es un nombre medio críptico que ha utilizado Adelmo, que son una especie de fondos o de fideicomisos especiales que han salido últimamente, que permiten una gran, digamos, velocidad de cambio. Es cierto que permiten cobrar muy buenas comisiones, pero yo te voy a enviar a ti y a ti, para todos tus asociados, un informe que nos remitió el Financial Stability Board, que saben que es el organismo del G-20 formado en Londres, donde nos hace serias prevenciones respecto de ese tipo de derivados, de nuevos fondos, por la volatilidad que tienen y porque todavía no se saben las consecuencias que puede tener esta utilización en la economía. Es un informe que nos remitieron en abril, Mercedes, creo. Lo tenemos que es el organismo para que todos lo puedan entender, que creó el G-20, el Financial Stability Board, el escritorio donde se discuten las políticas de estabilidad y hace recomendaciones a los países miembros del G-20 para que adopten o no determinadas medidas respecto de tal o cual movimiento de capitales entre otras cosas. Pero es una cosa que podemos verla en conjunto, no lo están recomendando.
Me encanta la idea de que participe la Bolsa de Comercio en la apertura de canales abiertos de digitalización que se puede hacer en la República Argentina, que estaba clausurado, cerrado esto desde 1983 y que seguramente a algún accionista de tu Bolsa no le gusta mucho. Pero yo creo que es muy importante y se puede hacer gracias a la nueva Ley de Servicios de Medios Audiovisuales que permite que entidades como la Bolsa de Comercio, como universidades, como sindicatos, como organizaciones no gubernamentales, puedan contar con canales de televisión abierta para que puedan hacer llegar sus políticas, sus mensajes, sus objetivos.
¿Cuál se me ocurre que debería ser la política fundamental y que es comunicacional? Vos lo has señalado y yo comparto absolutamente: hacerle ver a los argentinos que es una muy buena inversión comprar acciones de sus compañías en lugar de ir y comprar dólares. Esto es clave.
Y realmente tenemos una distorsión casi histórica y sociológica en la República Argentina. El argentino siempre recurre al dólar como el mecanismo de defensa. Afortunadamente, estamos viendo en los últimos tiempos que los grandes inversores que cuentan con mejor información que el pequeño inversor, ya no recurre a esto porque sabe que hay otros instrumentos más rentables que estar en moneda de reserva de Estados Unidos hoy en día. Pero el pequeño y mediano inversor, promedio de 1.000 dólares, ese todavía sigue creyendo que el dólar es un buen refugio para sus ahorros sin advertir que puede también recurrir a comprar acciones de las distintas empresas nacionales o multinacionales que coticen aquí en Bolsa.
Y yo creo que esto es un aprendizaje que tiene que hacer nuestra sociedad. Porque si uno observa la historia de los Estados Unidos, la historia virtuosa que lo llevó a convertirse en la primera potencia económica del mundo, fue el paradigma cultural, no fue una decisión económica. Fue la identificación del ciudadano norteamericano con sus grandes empresas que eran sus naves insignias. Compraban acciones de Ford, de Chrysler, de General Motors, porque con esto garantizaban el estudio de sus hijos. Este es el verdadero american way of life que era el gran sueño americano.
¿Cuándo este sueño americano se convirtió en la pesadilla? Este sueño americano se convirtió en la pesadilla cuando miraron esta forma de construcción y acumulación, este patrón de acumulación productiva y económica y creyeron que el dinero se reproducía a sí mismo únicamente en el sector financiero sin pasar por la producción de bienes o por la generación de servicios.
Y yo creo que esta es una lección que tenemos que aprender los argentinos, que hemos recuperado nuestro nivel económico gracias a un fuerte proceso de industrialización y también de defensa del trabajo nacional y de la inversión en la República Argentina, que no quiere decir cerrarte a las inversiones extranjeras.
Hoy cuando estaba con los CEOs de Hewlett Packard y de BlackBerry, yo les decía “no, no, ustedes no son compañías extranjeras, ustedes van a ser compañías argentinas con accionistas extranjeros”, que esta es la gran diferencia que nosotros tenemos que hacer. Y el gran desafío es que esas utilidades, en la mayoría de los casos, puedan ser reinvertidas en nuestro país.
En muchos casos va a ser difícil porque yo sé que las casas matrices, a partir hoy es un secreto a voces, que las empresas, por ejemplo, de telecomunicaciones obtienen mayores rentabilidades en América latina que en sus propias casas matrices. Esto lo dicen sus propios balances globales.
Pero yo creo que el gran desafío, Adelmo, es convencer a los argentinos que no hay que apostar al dólar, que a lo que hay que apostar es al país, a las empresas del país, a las que están radicadas en el país, a ladrillos en el país, a trabajo en el país, a ciencia y tecnología en la Argentina. Este es el gran desafío para darle densidad y profundidad, no solamente al mercado de capitales. Porque para que tenga densidad y profundidad el mercado de capitales, lo que debe tener primero densidad, profundidad y mucho anclaje, es la economía real de nuestro país la República Argentina. (APLAUSOS)
Y en esto está el compromiso de esta Presidenta y en esto, para finalizar, está el compromiso de esta Presidenta de seguir apostando al trabajo, a la producción, a la exportación, a la sustitución de importaciones, a la generación de trabajo argentino, a generar un empresariado nacional o con inversores extranjeros fuertes para que Argentina pueda ser vista como una plataforma de producción, no solamente como un mercado adonde venir a colocar los productos, sino como una plataforma de producción al mundo en un mundo en donde la logística va a ser muy importante pero también donde podemos ocupar segmentos de determinadas plataformas porque tenemos los recursos, porque tenemos el expertise y porque tenemos las decisiones políticas para seguir promoviendo, precisamente, la inversión en áreas en las cuales somos francamente competitivos.
Así que, con la certeza de esta Argentina que sigue creciendo, con la convicción de que el estudio, de que la educación, que la ciencia y la tecnología deben ser las naves insignia de este tercer siglo que empezamos, quiero felicitar a todos los miembros de esta Bolsa de Comercio en su 157º aniversario.
Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)

ARGENTINA “El gran desafío es convencer a los argentinos que inviertan en sus empresas”, señaló Cristina Fernández en la Bolsa

Martes, 19 de Julio de 2011
“El gran desafío es convencer a los argentinos que inviertan en sus empresas”, señaló Cristina Fernández en la Bolsa

La Presidenta encabezó el acto por el 157º aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Defendió el modelo económico y reclamó un cambio en la calificación internacional del país. “Para que tenga densidad y profundidad el mercado de capitales, lo que tiene que tener densidad es la economía real de nuestro país”, enfatizó.
La presidenta Cristina Fernández felicitó esta noche a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en su 157 aniversario “por lo que ha sido un sustancial crecimiento en el volumen de negocios de esta casa”. Señaló que “si uno compara el primer semestre de 2010 con el primer semestre de 2011, el crecimiento ha sido del 138% en pesos”.
“La economía argentina ha crecido de manera ininterrumpida y de forma inédita en los últimos ocho años”, remarcó la jefa de Estado. En ese sentido, indicó que “según números de la CEPAL, vamos a crecer casi al 8,3%, con un signo muy distintivo en lo que hace a las economías latinoamericanas: Argentina es el único país que no reprimarizó sus exportaciones”. “Esto significa más recursos en el mercado interno, más valor agregado”, aseguró.
A continuación, relató las audiencias que mantuvo durante la tarde, en las que las empresas Hewlett Packard y RIM (fabricante de los teléfonos inteligentes BlackBerry) anunciaron inversiones para fabricar sus productos en nuestro país. “Esto nos llena de orgullo, porque significa la importancia que tenemos como mercado, y la confianza de los inversores”, expresó la Presidenta.
Destacó que en el crecimiento económico de los últimos años “ha sido muy importante la actuación de Anses” al recuperar la administración de los fondos de los trabajadores, y subrayó la intervención del organismo “con más de 23.500 millones de pesos en fideicomisos, lo que ha dado mayor profundidad al mercado”. Puntualizó que cuando se estatizaron los fondos de pensión “el fondo de sustentabilidad era de 78 mil millones de pesos, y el Estado se hacía cargo de todos los incorporados a la moratoria y de casi el 60% de los que estaban aportando a los fondos de pensión” y remarcó que “hoy el fondo de garantía es de 192 mil millones de pesos, que además lo ha podido hacer promoviendo movilidad jubilatoria con aumentos dos veces al año, e incorporando a los haberes jubilatorios con cobertura”. “Los costos de administración de aquellos 78 mil millones de pesos eran de 352 millones de pesos mensuales. Actualmente estamos gastando 4,5 millones de pesos por mes. Esto para desmitificar la eficiencia en administración de recursos por parte del estado”, indicó.
Por otra parte, destacó la impronta del ex presidente Néstor Kirchner en las políticas económicas tomadas por distintos países: “Hoy hablar de Estado, de regulación, de articulación del mercado de capitales, es lo más normal a partir de lo que vivimos en 2008. Pero en 2003 lo escuchaban, pero lo miraban raro. Es un importante reconocimiento a alguien que ha tenido la importancia en la recuperación de la economía argentina, como es el presidente Néstor Carlos Kirchner”
La jefa de Estado consideró que en el país hubo un cambio de matriz económica: “Hasta 2003 ha sido una matriz de acumulación de carácter financiero; a partir de 2003, la matriz de acumulación pasa a ser industrial y de producción”. “Lo que tenemos que lograr es que parte de las utilidades sean reinvertidas en nuestro país, a través de la inversión industrial”, recalcó.
En referencia a la situación de crisis de las economías del primer mundo, estimó que “Obama tiene más suerte que yo, a mí el presupuesto todavía no la oposición no me lo ha aprobado”. Asimismo, hizo hincapié en las diferencias en las calificaciones de las distintas economías: “Las reglas las tenemos que cumplir los que tenemos menor fuerza. Los que tienen más fuerza pueden estar seis horas sin operaciones en la Bolsa”, como ocurrió con la Bolsa de Nueva York recientemente.
Afirmó que en Europa “estaban muy enojados con Moody’s y Fitch, porque denominaron como bonos basura los de Portugal y Grecia, y propusieron cerrar a las calificadoras. Resulta que cuando esas calificadoras califican a Argentina está muy bien, y cuando los califican a ellos, está muy mal”, recalcó.
En ese sentido, la Presidenta se preguntó: “¿Cuantos países pueden exhibir los balances de pagos como el nuestro? ¿Cuantos países pueden exhibir una relación deuda-PBI como el nuestro? ¿Cuantos países pueden mostrar el nivel de salarios que se está pagando aquí?”. Consideró que la deuda “va a ser impagable para Grecia. ¿Alguien cree que puede pagar una deuda de 330 mil millones de euros? La reestructuración definitivamente vendrá, la disfrazarán de alguna manera”, opinó. Y estimó que en relación a Argentina, la calificación como “mercado fronterizo”, “es un castigo, porque sería muy malo que a alguien que hizo las cosas de una forma como no estaba en el manual del Consenso de Washington, le vaya bien”.
En otro tramo de su discurso, Cristina Fernández defendió la aplicación de encajes para capitales especulativos: “Si vienen capitales que no vienen a una inversión productiva, tenemos un encaje. Brasil también pone encajes”. “El G20 nos hace prevenciones acerca de estos nuevos fondos, por la volatilidad que tienen y que pueden provocar en la economía”, remarcó.
Por otra parte, la Presidenta se manifestó a favor de “la idea de que participe la Bolsa de Comercio en la apertura de canales abiertos digitales, que se puede hacer en la República Argentina, que permite que organizaciones no gubermentales puedan contar con cales para hacer llegar sus políticas, sus mensajes”. Así fue como opinó que “una muy buena acción de comunicación es hacerle ver a los argentinos que es muy buena opción comprar acciones de sus empresas antes que ir a comprar dólares”.
“La historia virtuosa de EE.UU., que lo llevó a conformarse en la principal potencia, fue un cambio cultural: el que los norteamericanos se sintieran identificados con sus grandes empresas, que eran las naves insignia de la economía”, rememoró. Y afirmó que “el gran desafío es convencer a los argentinos que no hay que apostar al dólar; hay que apostar a las empresas argentinas, que dan trabajo en el país”.
“Para que tenga densidad y profundidad el mercado de capitales, lo que tiene que tener densidad es la economía real de nuestro país”, sintetizó. Y concluyó recalcando su compromiso de “seguir apostando al trabajo, a las inversiones productivas, a la sustitución de importaciones”.
Acompañaron a la Presidenta durante el acto, el gobernador bonaerense Daniel Scioli; los ministros de Economía, Amado Boudou, de Industria, Débora Giorgi, de Defensa, Arturo Puricelli, de Trabajo, Carlos Tomada, de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.
Por su parte, el titular de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi consideró que “la actual situación de crisis en el mundo y las acciones que son tomadas en estos días, ponen en claro la absurda calificación de mercado fronterizo en que nos pusieron en 2009”. El directivo reclamó “la reevaluación de esa clasificación”, al destacar el progreso de la economía argentina y el hecho de que “Argentina ocupa un rol protagónico como miembro del Grupo de los 20”.
“No queremos seguir perdiendo oportunidades y ver como esos flujos de capitales recalan en otras bolsas de la región”, enfatizó Gabbi. Y aseguró que “en los últimos años, Argentina ha crecido más que el promedio de los países emergentes”. “Nos parece injustificable que nuestro país tenga una calificación crediticia menor que a muchos países que hoy están padeciendo una crisis de deuda”, concluyó.

Nube de etiquetas