Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Bariloche’

ARGENTINA Acto de inauguración de CEATSA en Bariloche: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de inauguración de CEATSA en Bariloche: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL CENTRO DE ENSAYOS DE ALTA TECNOLOGÍA S.A. (CEATSA), EN BARILOCHE, EN SAN CARLOS DE BARILOCHE, PROVINCIA RÍO NEGRO.
Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y todas, están en todas partes estos pibes, me encanta, gracias, “Cacho” Otegui, gerente general del INVAP; señor Gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck; Martín Buzzi, de Chubut, Miguel Pichetto; Ana María Pechen, vicegobernadora del Neuquén; intendentes e Intendenta de Bariloche: la verdad que me parece que hay algunos que no me quieren ver en calzas porque me regalan chocolates y si me como todos esos chocolates voy a ser… bueno me los puedo poner igual, pero se verán menos estéticas, digamos.
La verdad que – como dice la canción – hoy es un día perfecto porque, primero, en Vedia inaugurando esta Escuela Técnica. Vedia tiene para mí y tenía para Néstor un lugar especial en su corazón, de Vedia era uno de sus mejores amigos, que ya no está, que fue compañero suyo en la Facultad, que siempre lo recordaba y se emocionaba cuando lo recordaba. Y hoy estar inaugurando allí la Escuela Técnica No. 1, que compartimos con Mariel, con Iván, con el ministro de Educación, con Alberto Conocchiari, el Intendente de Vedia, una obra muy importante de más de 10 millones de pesos, es algo muy importante porque viene con este plan de escuelas, que ya estamos llegando a 1.800 y ya vamos a superar las 2.000 pronto y que constituye – como todos ustedes saben – la base de un país, la educación; un país que destinaba muy poco a la educación y que hoy destina 6,50 por ciento de su PBI, un PBI sustancialmente más alto que en el 2003 a la educación.
Por eso hay CONICET, por eso hay escuelas, por eso hay universidades, por eso hay mejores universidades en todas partes, en fin, estamos contribuyendo en Vedia también a que haya técnicos, que después puedan venir tal vez aquí, a Bariloche, o a distintas partes del país para agregar valor a través de nuestros recursos humanos a cada uno de nuestros productos y además, poner innovación y tecnología, que es lo que nos va a dar mayor competitividad como país.
También inaugurando, con el señor de la fábrica de hielo también, que es un personaje y proveedor de YPF también, una obra que es el camino de circunvalación de Balcarce, más de 30 millones de pesos, que además, obviamente, evita que los camiones ingresen a la ciudad y permite que el tránsito de los productores agropecuarios, de los campos o de los silos vaya directamente al pueblo de Quequén, como recién explicaba el Intendente Echeverría.
También, dos importantes obras para los patagónicos, como son los dos gasoductos, a través de los lux, que vamos a hacer y que es una inversión de 392 millones de pesos entre los dos gasoductos. (APLAUSOS). Son las interconexiones que se hacen a través de los denominados lux, en el Gasoducto Cordillerano Patagónico y el Gasoducto San Martín. Me gustaría que vieran los mapitas para que observaran que es lux, pero son gasoductos que hacen pequeñas conexiones, como si fueran una curvita y que esa pequeña curvita, en un caso de 30 kilómetros, sumadas todas las conexiones; 49 kilómetros de lux en el Patagónico, dividido en cuatro tramos permite que 266 mil habitantes de nuestra Patagonia tengan gas. ¿Y saben qué? El gas viene de la Patagonia y hay patagónicos que todavía no tienen gas, esa es la verdad. (APLAUSOS).
Esto es de lo que yo hablaba, ayer, en Misiones. A Misiones le pasaba algo parecido, estaba al lado de Yacyretá, al lado de una de las obras energéticas más importantes, la más importante de la Argentina y había pueblos que no tenían la interconexión eléctrica, a los patagónicos nos pasa lo mismo. En este país que fue construido de manera radial, unitaria, todo hacía el centro, nos llevaban los recursos (gas, petróleo, hidroeléctricos) para el Norte y nosotros sin gas y sin energía. Hace pocos días interconectamos a Río Gallegos con el Sistema Interconectado Eléctrico Nacional. Y la verdad que está conectada la Argentina, desde La Quiaca hasta la punta del continente y esto nos pone realmente muy felices.
Estos 266 mil patagónicos viven en lugares concretos, tal vez muchas veces desconocidos para otros argentinos, son trece localidades en la hermana provincia de Chubut: Río Mayo; Alto Río Senguer; José de San Martín; Gobernador Costa; Río Pico; Corcovado; Teca; Trevelin, Esquel, Leleque; El Maitén; Cholila y Epuyén. Algunos conocen más Cholila por el restaurante que tenían en Puerto Madero, pero hay un pueblo que se llama Cholila y que está acá en la Patagonia y que ahora va a tener gas. (APLAUSOS).
Y acá en Río Negro son siete las localidades: Ñorquincó; Pilcaniyeu; Comallo; Onelli; Ingeniero Yacobucci, El Bolsón y Bariloche también, señores. (APLAUSOS). Se imaginan, además, el altísimo impacto económico en una industria sin chimeneas, como es el turismo, que no es solamente calidad de vida para quienes viven acá, sino también adelanto económico, incremento de la actividad económica, potencialidad. Lo mismo que también en Neuquén, en tres maravillas turísticas, tres localidades del Neuquén: Villa La Angostura; San Martín de los Andes y Junín de los Andes. (APLAUSOS).
Y fíjense ustedes lo difícil que era para nosotros los patagónicos, y lo voy a decir con la verdad, como siempre hablo, que era que nos hicieran estas inversiones. Porque claro, son 392 millones de pesos que invertimos en 266.000 personas. Quienes en la cabeza tenían un container de votos en lugar de un lugar de soberanía, preferían meter los 392 millones de pesos en algún otro lado donde se viera, luciera y hubiera millones. Pero cuando uno piensa en el país, cuando uno es argentino y cuando uno conoce el mundo además de los países altamente desarrollados, ve que son desarrollados no porque tengan dos o tres grandes centros urbanos o dos o tres grandes ciudades, sino porque todos – hasta el último pueblo – es importante para su gobierno. Y esto es ser un país desarrollado económica, intelectualmente y también en materia de soberanía. (APLAUSOS). Por eso no es una obra más esta obra que hemos firmado hoy de interconexión.
Pero bueno, el motivo además de haber venido, hoy es muy especial, porque estamos en un lugar muy especial, estamos en el INVAP, este orgullo de los argentinos. “Cacho” recién decía que eran, allá por el año 2003 cuando Néstor llegó al gobierno, apenas 311 empleados y hoy son 1.111 empleados; pero yo te doy otro dato: antes facturaban 30 millones y ahora están facturando 200 millones de dólares. (APLAUSOS). Esto que no se les olvide, son las políticas.
Yo soy una loca de la ciencia y la tecnología, nunca entendí una pepa de química ni pienso ponerme a estudiar, quédense tranquilos, pero me fascina todo lo que sea la ciencia, desde la ciencia dura, durísima que es esta de radares, de satélites, de lanzadores, hasta la ciencia de la vida, como es la biotecnología, que también permite agregar mucho valor y darnos innovación tecnológica.
Pero yo quiero que los argentinos sepan lo que estamos haciendo hoy aquí, para que mañana nadie hable si tenía un collar, si la onda se me había caído a un costado o si tenía botas. Por favor, yo le pido a todos que le muestren a los argentinos lo que hoy hemos inaugurado, esto que está aquí atrás mío, y que es el Centro de Ensayos de Alta Tecnología S.A., CEATSA, que es una asociación entre el INVAP, que ya estaba en el 2003, pero que como decía él, pasaban momentos difíciles los científicos en ese año, los que quedaban en el país.
Como muestra de ello, si se me permite una digresión, voy a contar un regalo, que me hizo la intendenta, que es una artesanía hecha por una firma que quiero nombrarla, es una firma que se llama Flor Andina. Ustedes dirán:”son artesanos”. Es una hoja, viste vos “Cacho” no sabías. Esta es una hoja, bañada en oro, que me acaba de regalar la Intendenta y todos pensarían que es una obra artesanal, hecha por artesanos, esos artesanos maravillosos que hay aquí en Bariloche, en El Bolsón, en toda la Patagonia. No, son científicos que en la década de los 90, cuando los mandaban a lavar los platos, no fueron a lavar los platos, sino que se tuvieron que dedicar a estas cosas para poder sobrevivir y seguir bancando su vocación de científicos al mismo tiempo que sobrevivían porque tenían que seguir ganándose su vida. (APLAUSOS).
La voy a guardar como un símbolo de resistencia, esto es un símbolo de resistencia de los que hicieron el aguante cuando los mandaban a lavar los platos, cuando no le importaba el desarrollo científico del país a nadie. (APLAUSOS).
Para mí es un orgullo y estamos en este lugar porque a un hombre – que ya no está entre nosotros – se le ocurrió, allá por julio del año 2005, crear una empresa como es ARSAT. Él lanzó, en el año 2005, ARSAT, que fíjense qué cosa, una Argentina que estaba renegociando su deuda, el tipo estaba pensando también, perdón el hombre estaba pensando también… No, el tipo estaba pensando también en la ciencia, él no alcanzó, eran tantas las cosas que tenía que hacer que por ahí no tuvo tiempo de hacer el ministerio de Ciencia y Tecnología, que yo después tuve el orgullo de poder crear durante mi primera presidencia. Pero él era un hombre absolutamente jugado por la ciencia de su país porque sabía que ahí estaba el desarrollo adelante.
Y por eso se fundó ARSAT, pensó ARSAT junto a sus colaboradores, en el año 2005, cuando estaba renegociando al mismo tiempo la deuda, la reestructuración de deuda.
Y vos decías “Cacho” que no somos un país de tradición tecnológica, no nos dejaron ser un país de tradición tecnológica porque lo éramos y uno que se pone a pensar lo que yo acabo de inaugurar – para que lo sepan todos los argentinos – hoy acabo de inaugurar el satélite ARSAT número 1, creado por muchos de estos hombre y mujeres científicos argentinos que están sentados aquí al lado mío. Hay ingenieros en sistema, ingenieros químicos, técnicos. (APLAUSOS). Por esto le decía a Iván y a Mariel que está es la salida, este ARSAT, que ya está terminado y ahora entra en el banco de pruebas, que es lo que inauguramos también hoy. Así como hace un tiempo me habrán visto subida a un simulador de vuelo en Aerolíneas Argentinas. A Aerolíneas Argentinas también la habían desmantelado, supo ser modelo en América latina, teníamos los mejores simuladores de vuelo y cuando la tomamos no quedaba nada, ni el gato: deuda y gente que tenía que conservar su trabajo y teníamos que conectar sí… ahora los compañeros que la están conduciendo y la están haciendo con muchísimo patriotismo y por eso muchos veces los atacan. (APLAUSOS). Porque la verdad que hay gente que parece que prefiriera lo extranjero a lo nacional.
Y yo decía de aquellos simuladores, y lo que hoy estamos haciendo, además de inaugurar este satélite, que va a servir para la televisión satelital, para la radiofonía, telefonía y banda ancha. Tenemos también en construcción ya el ARSAT, número 2, y hoy hemos firmado el ARSAT, número 3, pero además inversión, en total, en todo lo que es satélites, lanzadores, infraestructura más de 8 mil millones de pesos, pero además, hoy, estamos inaugurando el banco de pruebas. Porque, luego, este satélite que va a ser puesto en el espacio necesita ser sometido, como todos, a un banco de pruebas, de presión, de movimiento. Hay una cosa que parece el zamba, que se mueve para todos lados, lo mueven a velocidad para ver si resiste las velocidades, lo van a poner dentro de una cámara térmica para ver si resiste todas las temperaturas.
Alguien me decía la inversión que tuvieron que hacer en refrigeración, 600 millones, ¿me dijeron algo así? No está el técnico, pero había dicho una inversión para esa cámara de refrigeración de casi… ¿6 millones? Se me fue un poquito la mano, no importa. (RISAS). Bueno, soy así un poquito exagerada, pero en total toda la inversión que hemos hecho para el Tronador, para los dos satélites que van a medir también la humedad, entre otras cosas para que se entienda. ¿Cómo se llaman, Barotto? Se llama Saocom, uno A y otro B, me dijo. ¿No es cierto? Con esos Saocom, con esos satélites vamos a medir la humedad de la tierra no solamente en la Argentina, sino también podemos hacerlo en todas las otras regiones. ¿Qué permite esto? Sirve para la agricultura, sirve para la forestación, sirve para prevenir incendios, sirve para darle mayor valor agregado y que nuestra gente que produce y que invierte en la tierra, tenga previsiones científicas acerca de lo que le puede venir de la naturaleza.
Y el Tronador, que vamos a lanzarlo desde Bahía Blanca, y además este Centro, que estamos inaugurando hoy, porque antes los satélites teníamos que ir a probarlos a Brasil, pero la calidad de este satélite – que hoy estamos haciendo – no lo podríamos hacer en Brasil, tendríamos que haberlo llevado a Francia. ¿Qué decidimos entonces? Como decía “Cacho”, como esto no va a ser para un satélite ni dos, sino que es una política de Estado porque queremos ser proveedores de alto material tecnológico en materia satelital, radares, lanzadores, tenemos nuestro propio banco de pruebas, que hoy estamos inaugurando y que –les aseguro– cuando uno está allí y seguramente van a ver las imágenes más tarde, tiene la sensación de estar en la NASA. Y digo esto con el prejuicio que significaría decir: “bueno, no nos sentimos capaces los argentinos de hacerlo”. Y yo creo que algo de eso hubo en la Argentina, desde afuera y desde adentro. Porque la Argentina había alcanzado un gran desarrollo.
A mí me tocó estar, hace pocos días, en la ONU, lo recordaba “Cacho”, discutiendo la cuestión Siria, discutiendo las armas, discutiendo la industria armamentista, pero nuestro país también había desarrollado grandes recursos en materia de defensa y capaz que esto lo sabe Miguel, Argentina y sus recursos humanos, sus Fuerzas Armadas habían…esto mañana me va a valer alguna editorial seguramente en contra, pero lo voy a decir porque lo tengo acá en el corazón desde hace mucho tiempo y tenía necesidad de decirlo.
Nuestras Fuerzas Armadas y nuestros científicos habían desarrollado un misil tierra-tierra que se llamaba “Cóndor”, que tenía un alcance de más de 1.000 kilómetros, en Falda del Carmen y, bueno, por esas cosas fuimos obligados a desmontarlo y la verdad que nosotros no tenemos vocación de hacer armas de guerra.
Yo lo dije por convicción y lo sigo sosteniendo, pero ¿saben qué? Creo que en el fondo no era tanto el arma de guerra lo que le parecía molestar a algunos, sino que alcanzáramos un alto desarrollo tecnológico que nos tornara competitivos como vamos a ser con satélites, con reactores nucleares, que nos ha tocado muchas veces perder una licitación, no perderla, ganarla y no ser adjudicada porque se la habíamos ganado a una potencia de primer orden como nos pasó en Europa y todos sabemos. (APLAUSOS)
Por eso digo que lo que hoy estamos inaugurando aquí, es soberanía además de alta tecnología, contenidos nacionales, hechos por argentinos y también una renovación generacional. “Cacho” hablaba de Barotto orque acá nos asociamos en el mismo satélite, no sé porqué razón, pero yo me encontré, como ya lo he dicho en otras oportunidades, pero esta vez más, porque cada vez que vengo veo más jóvenes, técnicos, ingenieros, ingenieras más jóvenes en la CONAE, en el INVAP, en el Balseiro. Y la verdad que me siento muy orgullosa de poder ser la Presidenta de la renovación generacional científica que se merece la Argentina y que nos merecíamos seguramente todos.
Y hablando del señor que me acordé que era proveedor de YPF, el del hielo, que me dijo, que me pasó un aviso, no sé si querrá que le diga algo a Galuccio, proveedor de YPF, hoy escuchaba, alguien me comentaba porque yo no escucho radio a la mañana, leo los diarios y ya con eso me alcanza y me sobra, bueno, una persona que tiene un poco más de tiempo que yo, escucha la radio y yo le pregunto, bueno, qué dijeron, qué están diciendo. Y había un señor en la radio, que ya se imaginarán de quién es, criticando a YPF, diciendo que YPF privatizada, YPF racionalizada era mucho más ineficiente que la YPF cuando estaba en manos privadas, criticando a YPF que se producía menos gas, que se producía menos petróleo.
Justamente ayer el ingeniero Galuccio nos alcanzaba el aumento de la producción tanto en gas y petróleo. Y claro, fueron tantos años sin inversión y fue tan alto el crecimiento de la actividad económica de la Argentina, que todavía nos falta, pero también es bueno y algún día hay que mostrarlo Julio y lo vamos a mostrar, que el gas que nos falta, si uno lo pudiera medir, es el gas que se vendió durante la década de los 90 a la hermana República de Chile a precios irrisorios.
Vamos a hablar las cosas y a llamarlas por su nombre: claro porque acá nadie consumía gas, para qué si no había producción ni había industrias ni había fábricas; entonces, se vendía a un precio bajísimo aquí que se cobraba en la Argentina, acá me apuntó, me dictó el ministro de Planificación, acá, durante la década de los 90, tan añorada por algunos, tan orgullosos de ella y tan nos…No, no, sí, pero hay gente que le fue bien, ojo, aunque a la mayoría le haya ido mal, vendían el gas argentino que hoy nos falta a 2 dólares y en Santiago de Chile se lo vendían a los residentes chilenos, a los ciudadanos chilenos o a los empresarios chilenos a 29 dólares. Y temo o sospecho, que muchas de las empresas que lo compraban acá, a 2 dólares, eran los mismos…no sé, sospechas que tengo, algún día lo voy a investigar un poquito más. No, no mal pensada soy, ¿no?, de mal pensada, lo vendían a 29 dólares.
Si uno mide todo ese gas que se transfirió casi gratuitamente en términos de valor a la hermana República de Chile, es el gas que hoy nos está faltando a los argentinos. Para decirlo con todas las letras y para que se enteren. Yo creo que lo saben, lo que pasa es que los patrocinadores, en fin, son siempre patrocinadores.
Pero fíjense, mientras hoy un periodista argentino decía que era mucho mejor la YPF privatizada, en una revista española que aparecía también hoy, viernes 27 de septiembre de 2013, en la revista española “Expansión”, “YPF rosa el récord en Bolsa al año y medio de expropiarse”. Es la verdad, es raro que una empresa haya alzado los valores en Bolsa si realmente está dando pérdidas y le está yendo tan mal o haya podido salir después de más de una década al mercado y de haber conseguido 150 millones de dólares a una tasa muy conveniente.
Pero hay más que dice este periodista: “La subida de YPF en Bolsa, es algo agridulce para Repsol; la antigua filial está demostrando que puede volar sola”. Esto lo dicen los españoles.
Dice: “La antigua filial del grupo español, ha superado ampliamente el valor que tenía al momento de la nacionalización y está rosando máximos históricos. Repsol también ha recuperado el valor que perdió”. Así que, yo creo que esto va a ser conveniente para todos nosotros. “YPF cotizaba ayer –se refiere al día de ayer- a 189 pesos argentinos por título frente a los 116 con los que acabó la jornada del 16 de abril de 2012 cuando decidimos la recuperación de la soberanía hidrocarburífera”. El artículo sigue siendo muy laudatorio de cómo se recuperó YPF.
Un español, un español que debía está sufriendo y realmente que sabemos cómo sufren hoy España por estrangulamiento de la deuda, los ajustes y lo que tanto nos tocó vivir a los argentinos.
Le voy a enviar este recorte al periodista porque, además, a lo mejor estoy segura que no lo leyó. Seguramente leyó algún otro editorial que le escribió alguien sin tener los datos. (APLAUSOS) Pero seguramente, el ingeniero Galuccio la semana que viene va a dar un pormenorizado informe para todos los argentinos de cuántos equipos están hoy trabajando en YPF y lo que hemos logrado recuperar. Que falta mucho, ¡y cómo no te va a faltar mucho, si se la llevaban toda y no te dejaban nada acá!
¡Cómo no nos va a falta mucho! Aerolíneas Argentinas, que lo único que encontramos fueron empleados y deudas porque no había ni aviones ni edificios ni nada.
Así, así recibió Néstor la Argentina en el año 2003. Y estar hoy aquí, en Bariloche, terminando el primer satélite geofísico comunicacional, que además, si no lo hubiéramos hecho, porque no es que se le ocurrió de locura, si no hacíamos esto, perdíamos las 2 órbitas espaciales que te tocan por país. No es que a uno se le ocurre lanzar un satélite y bum lo larga por cualquier lado; no, el espacio está asignado por convenciones internacionales y nosotros teníamos 2 órbitas espaciales, que son las que tenemos actualmente. Si no comenzábamos a hacer esto, las perdíamos, la Argentina se quedaba sin espacio, no político, sin espacio en serio, sin espacio arriba.
Y, entonces, hoy que estamos inaugurando esto, quiero decirles que además, solamente hay 2 países en América que están produciendo esto que inauguramos hoy: uno, es Argentina y, el otro, es Estados Unidos de Norteamérica. Yo comparo porque vieron que se pasan comparando, pero la verdad que yo me sentiría muy orgullosa también que hoy tuviera y me gustaría que también otros países hermanos de Latinoamérica pudieran tener las mismas oportunidades.
Y lo vamos a hacer, porque vamos a trabajar fuerte también con Brasil en el Tronador, como lo estamos haciendo, como lo acordamos con Lula y también lo vamos a hacer. Pero lo importante es saber, argentinos, lo que somos capaces de hacer y lo que estamos haciendo, no solamente con palabras, sino con realidades.
Hoy, estamos inaugurando este maravilloso satélite comunicacional, único realmente y también este banco de pruebas que además, también, es el más alto, me decía hoy uno de los chicos que me guiaba y donde están los escáners, bueno no soy científica, no me critiquen. ¿Por qué tan alto? “Si es el más alto –me dijo- ¿del mundo?” Me dijo el escáner, ¿vos dijiste? No seas mentiroso porque mañana te mato si…Porque mañana sabés los que te dije…vos ya sabés quiénes son los que te dije, ¿no?, dicen “dijo que era el más alto y mentira, hay uno que mide 2 centímetros más”. Él lo dijo, mírenlo, así que, que levante la mano, lo dijo él. (APLAUSOS)
La verdad y además, me explicó, porque yo pregunto todo, bueno, él me explicó todo, está ya a punto de ingresar el satélite dentro del banco de presión, que va a estar 45 días ahí sometido al vacío, al vacío que tiene el espacio, con distintas temperaturas y me explicaba, una vez adentro, lo van a ver en las imágenes, es como la hueveras estas que ponen en las radios para el tema del sonido y me explicaba también…sí, sí, parecen las hueveras de las radios, algunos que son pobres y las tienen en serio como en hueveras, yo he estado en alguna radio de esas en Santa Cruz, bueno, y acá tienen todo un sistema de conos especialmente diseñados con un material también diseñado por una compañía argentina, es también producción argentina, con una goma espuma parecía, pero no era una goma espuma, era una cosa mucho más especial, mucho más tecnológica, producida también en la Argentina.
Porque uno de los desafíos más grandes que tenemos, es que además, el alto valor agregado sea íntegramente nacional, que el desarrollo sea altamente industrial porque tenemos algunos cuellos de botella en otros sectores industriales donde al haber habido un algo grado de extranjerización en la economía, nos dejaron los segmentos para hacer en la Argentina de mayor valor agregado y para terminar el producto final, se imaginarán de qué industria estoy hablando, teníamos que estar importando las autopartes que son de mayor valor agregado. Por eso estamos con una política muy fuerte también de exigir a todos los sectores industriales de la República Argentina que inviertan en innovación tecnológica para que la cadena de valor permita tener mayor competitividad y seguir profundizando el modelo de desarrollo de reindustrialización del país.
Hoy, me siento muy contenta porque hemos dado un paso importantísimo. Esto que parecía increíble. Si uno lo piensa, en el año 2005, piqueteros, la deuda, los buitres, bueno, los buitres siguen, y todo. Y yo pienso que tal vez, cuando no nos apoyan de determinados lugares y de determinados países, tal vez no solamente sea como yo tal vez me imaginaba por la deuda o por el endeudamiento. Tal vez algunos no quieran que sucedan demasiadas cosas como esta que hemos inaugurado hoy en la República Argentina, porque nos convierte, obviamente, en competidores de alta tecnología que es lo que va a diferenciarnos en el futuro.
Si nosotros le agregamos además, lo que somos en materia agroalimentaria, donde estamos con grados de competitividad de excelencia y agregamos las posibilidades que tenemos energéticas, donde hemos tenido la suerte de que se descubriera el segundo yacimiento de gas no convencional acá en la provincia de la Vicegobernadora, el segundo más importante del mundo, no voy a decir quién, pero una vez, un señor muy, muy importante que se sentó conmigo en una reunión, me dijo: “Buenas tardes”. “Qué tal, cómo le va”, le dije y después me dijo: “Ustedes tienen el segundo yacimiento más importante de gas de todo el mundo”. La verdad que me impresionó.
Por eso digo que estemos todos muy atentos, muy atentos porque realmente a veces uno piensa y no es que uno tenga visones conspirativas ni mucho menos, pero uno que es solamente tal vez por la deuda o por el dinero. Yo creo que es un combo perfecto el que muchas veces quieren hacer, quieren volver a esa Argentina de mano de obra barata, de alto endeudamiento. ¿Te imaginás? Con mano de obra barata, no hay científico que te aguante, se van a otro lado porque le pagan mucho mejor, es lógico, son pocos a los que se les da por hacer artesanías, la mayoría se va, sobre todo, si son jóvenes. Si además no tenés recursos, de dónde sacás la plata para hacer este edificio, este centro de prueba, este banco de prueba que hemos hecho de satélites, de dónde sacás la plata para hacer los satélites, los contratos que firmamos con INVAP, cómo INVAP pasó de 30 millones de dólares de facturar a 200 millones de dólares.
Entonces, todas estas cosas juntas, potencia alimentaria, recursos energéticos, recursos hídricos, recursos humanos altamente calificados y reconocidos en todo el mundo, desarrollo nuclear y además, ¿saben qué?, dirigentes que estamos dispuestos a plantarnos frente a quién sea para defender los intereses de los argentinos, porque lo vamos a seguir haciendo en todos los foros todo el tiempo.
Y para finalizar, la verdad que no me gustaría tener que comparar a este periodista español con un periodista argentino. Porque la verdad que a mí me encantaría por ahí que, bueno, no se puede vivir en un mundo en el cual todos estén de acuerdo con todos, pero que no mientan, que no digan cosas en contra del país. Porque creen que tal vez con eso lo hacen contra el Gobierno, con la presidenta Kirchner, no sé, contra el Frente para la Victoria, no sé contra quién, están tentando contra su país.
Yo cuando veo gente que tiene el sagrado deber y la vocación honrosa de informar a la opinión pública y lo hace en contra de los intereses de su país, informando cosas que no son, más que rabia o enojo me da un inmenso dolor, porque no saben cuánto mejor nos iría, no si dijeran que soy rubia y alta y de ojos celestes, no me interesa que hablen de mí, es más, si quieren mañana no pongan mi foto, lo único que les pido es que mañana pongan las fotos de todos estos pibes al lado de los radares en el centro innovación y digan que esto se hace en Argentina. Si no quieren decir que lo hicimos desde el Gobierno con ARSAT y con INVAP, que no lo digan, pero que se lo muestren al resto de los argentinos, porque los argentinos merecen saber que hay jóvenes talentosos, que hay hombres y mujeres que quieren a su país, que además están asesorados por hombres grandes que han visto mejores tiempos en la Argentina y que quieren transferir sus conocimientos y su experiencia a estos jóvenes.
Por ellos, no por nosotros, por ellos es que estoy peleando tanto, porque quiero más ingenieros, más estudiantes en el Balseiro, más científicos, más satélites, más radares, más ciencia, más tecnología, más Argentina para todos y para todas.
Muchas gracias Bariloche, gracias Chubut, gracias Neuquén, muchas gracias a todos, gracias chicos acá del INVAP, de la CONAE, del Balseiro, a todos nuestros científicos, gracias por el aguante que hicieron durante la década que se perdió, vamos por esta década y otra década más para la ciencia y la tecnología.
Gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta dio comienzo a las pruebas del satélite ArSat-1 en Bariloche

28sep13 BRC 270913bariloche01
Viernes, 27 de Septiembre de 2013
La Presidenta dio comienzo a las pruebas del satélite ArSat-1 en Bariloche

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner visitó hoy la sede de Invap en Bariloche donde lanzará el plan nacional integral “Argentina Aeroespacial” y el centro de ensayos de alta tecnología, donde se están desarrollando dos satélites, uno de telecomunicaciones y otro de observación. “Estamos inaugurando soberanía, además de tecnología”, afirmó la Jefa de Estado. Además, inauguró obras, mediante videoconferencias, en las localidades de Vedia y Balcarce. Y anunció la construcción de dos gasoductos en la zona cordillerana del norte patagónico.
La presidenta Cristina Fernández visitó hoy la sede de Invap en San Carlos de Bariloche para llevar a cabo, en el marco del lanzamiento del Plan Nacional Integral, “Argentina Aeroespacial”, la inauguración oficial del Centro de Ensayos de Alta Tecnología (Ceatsa) y dio comienzo a las pruebas del ArSat-1, previo a su lanzamiento.
La Jefa de Estado aseguró que “hoy es un día perfecto”. Destacó la inauguración de una escuela técnica en Vedia, “una obra importante de más de 10 millones de pesos, viene con este plan de escuelas, que ya superamos las 1800”. Sostuvo que la Argentina era “un país que destinaba muy poco a la educación y que hoy dedica 6,50% de PBI. Por eso hay Conicet, escuelas, universidades en todas partes”. Afirmó que “estamos contribuyendo que en Vedia haya técnicos, para agregar valor a cada uno de nuestros productos. Y poner innovación y tecnología, que es lo que nos va a ayudar a dar mayor competitividad”.
Asimismo, destacó las obras de circunvalación en la ciudad de Balcarce, con una inversión de más de 30 millones de pesos. Señaló que la vía “evita que los camiones ingresen a la ciudad y que los productores vayan directamente al puerto de Quequén”.
También, la Primera Mandataria anunció “dos obras importantes para los patagónicos”, como los dos gasoductos que llegarán a la zona cordillerana del norte patagónico, con una inversión de 390 millones de pesos. Señaló que las obras permitirán que “266 mil habitantes de nuestra Patagonia tengan gas”, en localidades de Chubut, Río Negro y Neuquén.
Cristina Fernández admitió que “el gas viene de la Patagonia y todavía hay patagónicos que no tienen gas”. Indicó que esta situación tiene que ver con un país “que fue construido de forma radial, todo iba hacia el centro”.
Aseguró que la inversión tendrá “altísimo impacto económico en una industria sin chimeneas, como es el turismo, incremento de la actividad económica”. Reconoció “lo difícil que era para los patagónicos que era que hicieran estas inversiones”.
La Presidenta explicó que “son 391 millones de pesos, que invertimos en 266 mil personas. Para los que en la cabeza tienen un container de votos en lugar de un container de soberanía, preferían poner esa plata en otros lugares”. Sostuvo que ello “pasa por no conocer el país ni conocer el mundo, donde no basta para que un país sea desarrollado tener dos o tres centros poblados”. “Todos, hasta el último pueblo es importante para su gobierno, y eso es lo que hace a la soberanía”, remarcó.
INVAP, orgullo argentino
“Estamos en un lugar muy especial, que es el INVAP, un orgullo para los argentinos”, dijo la Presidenta, quien además recordó que en 2003 este instituto tenía una facturación de 30 millones de pesos, y hoy se eleva a 200 millones de dólares. “Esto es resultado de las políticas económicas del Gobierno nacional”, señaló.
Por otra parte, recordó que en julio de 2005 el ex presidente Néstor Kirchner propulsó la creación de la empresa de satélites ARSAT. “Era un hombre absolutamente jugado por la ciencia de su país, porque sabía que allí estaba el futuro”, aseveró. Memoró además que de no haber tomado esa decisión, la Argentina hubiera perdido las dos órbitas satelitales otorgadas por convenios internacionales. Y agregó que ya está listo el primer satélite de construcción nacional, está en construcción el número 2 y se ha firmado el convenio para la construcción del número 3.
También destacó que se inauguró el primer banco de pruebas de satélites nacional, por lo cual no deberán enviarse los satélites para sus chequeos a Brasil o Francia, como ocurría hasta hoy. Este banco cuenta con capacidad para recrear las condiciones que atraviesa un satélite durante el lanzamiento, y en el espacio exterior. “Queremos ser proveedores de esta tecnología” a nivel mundial, anticipó la Mandataria.
Por ese motivo, solicitó a los medios “que le muestren a los argentinos lo que hoy hemos inaugurado” y no se detengan en detalles tales como su vestimenta.
Señaló también que en su momento la Argentina había alcanzado un gran desarrollo científico, representado, entre otras cosas, por la construcción del misil Cóndor por parte del Ejército Argentino en la provincia de Córdoba, y recordó que presiones internacionales obligaron a desmantelar ese proyecto. “No era el arma de guerra lo que molestaba, sino que alcazáramos un alto grado de desarrollo científico”, expresó la Jefa de Estado.
Por eso, sostuvo que “lo que hoy estamos inaugurando aquí es soberanía, además de alta tecnología”. Y agregó: “Me siento muy orgullosa de poder ser la presidenta de la renovación tecnológica argentina”
La riqueza de la Argentina
La Presidenta comentó el caso de un periodista radial quien aseguraba que “YPF estatizada era menos eficiente que la privatizada, que se producía menos gas, menos petróleo”. Sostuvo que “el gas que nos falta es el gas que se vendió en la década del 90 a la hermana república de Chile, a precios irrisorios”. “Acá durante la década del 90, tan añorada por algunos, vendían el gas argentino por 2 dólares. Y en Santiago lo vendían a los empresarios o a las familias a 29 dólares”, enfatizó.
Al respecto, leyó una nota de un diario español que remarcaba que “YPF rompe el record en bolsa al año y medio de expropiarse”. En ese sentido, señaló que las acciones de la petrolera cotizaban a 189 pesos ayer, a contramano de los 116 pesos del momento de su recuperación. La Jefa de Estado consideró que es “raro que una empresa rompa record en Bolsa si está dando pérdida”.
La Primera Mandataria reconoció que “nos falta mucho”, pero se preguntó “cómo no nos va a faltar mucho si se la llevaban toda y no dejaban nada acá”. Afirmó que “así recibió Néstor la Argentina en 2003”, al tiempo que destacó el hecho de estar hoy en Bariloche, “inaugurando el primer satélite geoestacional”.
Remarcó que “solamente hay dos países en América que están produciendo esto: uno es Argentina y otro es Estados Unidos”. Afirmó que “lo importante es saber lo que somos capaces de hacer, y lo que estamos haciendo. No solamente con palabras, sino también con acciones”.
Cristina Fernández sostuvo que “cuando no nos apoyan desde algunos países, tal vez no sea por la deuda: tal vez algunos no quieran que pasen cosas como las que inauguramos hoy en la Argentina, porque nos convierte en competencia tecnológica”. Remarcó que a ello debe agregarse “la potencialidad que tenemos en materia agroalimentaria” y la ecuación energética, “donde tenemos el segundo yacimiento de petróleo no convencional del mundo”.
Aseguró que “es un combo perfecto el que quieren hacer: quieren volver a esa Argentina de endeudamiento, de mano de obra barata. Si hay mano de obra barata, los científicos se van”. Y remarcó que se deben unir “todas estas cosas juntas: riqueza agroalimentaria, riqueza energética, recursos hídricos, recursos humanos altamente calificados y dirigentes que están decididos a defender los derechos de todos los argentinos”.
Por todo ello, la Presidenta admitió que “no se puede vivir en un país donde estén todos de acuerdo”, pero pidió que “no mientan”. Afirmó que al mentir, algunos periodistas “están atentado contra su país. Cuando veo gente que tiene la vocación honrosa de informar a la sociedad, y lo hacen contra el país, me da dolor”.
Respecto a la inauguración en el INVAP, solicitó a los medios de comunicación: “Si quieren mañan no pongan mi foto, pongan la foto de todos estos pibes, junto a los radares. Y digan que esto se hace en Argentina”. “Los argentinos merecen saber que hay jóvenes talentosos, que hay hombres y mujeres que aman al país”, remarcó. “Por eso estoy peleando, porque quiero más ingenieros, más estudiantes en el Balseiro, mas radares, mas tecnología, mas Argentina para todos y todas”, concluyó.
Antes del acto, la Jefa de Estado realizó una visita guiada, que comenzó en la Sala de Integración Satelital de Invap donde actualmente se están desarrollando el satélite de telecomunicaciones ArSat-2 y el satélite de observación de la Tierra Saocom 1A, ambos en etapa de integración.
Luego la Presidenta inauguró el Centro de Ensayos de Alta Tecnología S.A. (Ceatsa S.A.), conformada en el año 2010, producto de un acuerdo entre ArSart S.A. e Invap S.E., con el objetivo de satisfacer las necesidades de la industria nacional al complementar los procesos productivos.
Videoconferencias
Durante el acto, la Mandataria tomó contacto con la localidad de Vedia, provincia de Buenos Aires, donde se inauguró la escuela técnica N° 1 con la presencia del ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien anunció que en los últimos diez años ya se inauguraron más de 1700 escuelas. Por su parte, el intendente de Vedia, Alberto Conocchiari, señaló que “sabemos que cada cosa que se hace honra la memoria y la vida de Néstor Kirchner y de todos los que lucharon por un país mejor”.
Luego se contactó con la localidad de Balcarse, donde se inauguró la pavimentación de la Avenida Circunvalación, de esa ciudad. Allí el intendente, José Enrique Echeverría, sostuvo que la obra representa “un orgullo” para el pueblo, dado que esta avenida une a la ciudad con la ruta provincia 226, el corredor productivo que permite trasladar los granos al puerto de Quequén.

ARGENTINA Inauguración de obras en el Instituto Balseiro en Bariloche: Palabras de la Presidenta de la Nación

Inauguración de obras en el Instituto Balseiro en   Bariloche: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA   FERNÁNDEZ, EN INAUGURACIÓN DE OBRAS EN EL INSTITUTO BALSEIRO, EN BARILOCHE,   RIO NEGRO Y TELECONFERENCIA CON LA UNIVERSIDAD DE VILLA MARÍA, CÓRDOBA; LA   FACULTAD DE INGENIERÍA ELECTRÓNICA , DE ROSARIO Y LA FACULTAD DE HUMANIDADES   Y CIENCIAS SOCIALES DE POSADAS, MISIONES.

¡Hola Bariloche! ¡Hola Río Negro! Muchas gracias,   muy buenas tardes a todos y a todas, tomen asiento que están todos parados ahí,   tranqui, que está todo bien. Gracias saludos a todos ustedes también. Muy   buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Río   Negro; señora Intendente de San Carlos de Bariloche; señora titular de la   Comisión Nacional de Energía Atómica; presidente de nuestro bloque, Miguel   Pichetto; María Emilia; Silvina, bueno en fin, todos los que hoy nos   acompañan: la verdad que estar en este lugar, que yo sé, está en Bariloche,   los barilochenses lo sienten propio, los rionegrinos también, pero el   Balseiro es un emblema y un orgullo de todos los argentinos. (APLAUSOS). Y yo   realmente, hoy, como Presidenta, estar aquí en este Instituto Balseiro   emblemático, dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo, inaugurando una   biblioteca fantástica – como la que acabamos de inaugurar – de 1.200 metros   cubiertos, con moderna tecnología y además respetando la arquitectura del   medioambiente, y también lo que es el laboratorio – que está enfrente – que   todavía no inauguramos hoy, pero que con 2.200 metros cuadrados, una   inversión muy importante, de más 25 millones de pesos, que hemos hecho   únicamente en estas dos obras. (APLAUSOS).

Ustedes saben que veníamos recorriendo, con Norma   y con todos los que nos acompañaban, estuvimos en el corazón del Balseiro,   que es el reactor nuclear, que sirve como centro – digamos – de preparación,   de ensayo, no solamente para los que aquí estudian, sino que ahora también   vamos a proyectarnos con Ecuador, con Uruguay y con Cuba, que van a poder – a   través de la virtualidad que hoy tiene la red de internet – poder utilizar   este magnífico reactor nuclear, que ha sido la base para los reactores   nucleares, que le hemos vendido a Argelia, donde he estado y lo he visto, y   en Australia y que sirve para preparar a los mejores científicos – en materia   nuclear – y permítanme el orgullo como argentina, de toda América latina.   (APLAUSOS). La verdad que siento mucho orgullo.

Bueno, a Evo lo voy a ver dentro de un rato,   porque después de acá, en Bariloche, voy directo a Cochabamba, a desagraviar   al compañero Morales, a los pueblos originarios, al pueblo de Bolivia de esta   verdadera afrenta y humillación. (APLAUSOS). Pero, bueno, ya sabemos cómo   son; lo importante… yo creo que todos los que estamos acá sabemos cómo son.

Si se me permite una digresión, después sigo con   el Balseiro, no te preocupes Norma que voy a contar todo, Norma está ahí   diciendo: “contá todo lo que hicimos y esto y lo otro”. Pero si se me permite   una pequeña digresión porque fueron ustedes los que bueno levantaron a Evo,   por esta terrible humillación, esta terrible cosa que le han hecho y si se   permite una cosa decir, ¿no? Porque la verdad que nosotros tratamos a todo el   mundo con mucho respeto. Tenemos en nuestros lugares, en nuestras provincias   sitios donde no sé frente a la Casa de Gobierno, por ejemplo, está la Plaza   Juan de Garay, que recuerda a quién fundó la Ciudad de Buenos Aires, a la   segunda fundación de Buenos Aires, en 1580. Y la verdad que queríamos y   queremos trasladar la estatua de Cristóbal Colón para instalar – al lado de   la Casa Rosada – donde están representados todos los argentinos y también la   historia de los argentinos, que costó mucha sangre a muchos patriotas y   queremos poner ahí a la Juana Azurduy, a esa heroína de la independencia, que   además – miren lo que son las cosas – yo digo que el mundo es redondo, pero   en la Argentina es más redondo que en cualquier otra parte. Y digo la Juana   Azurduy, que nació en Bolivia, y sus restos están en Bolivia – yo los visité   – junto con la Bandera Macha, la verdadera bandera, la de Belgrano, que está   en Bolivia y que Evo no nos la quiere dar, ni la va a dar, pero está ahí y la   cuidan en el Museo, y respetamos. Porque, además, estando allí es también   como si estuviera, aquí, en casa, la sentimos propia. Pero, fíjense, cuando   queríamos y cuando queremos cuidar la estatua, porque no pretendemos tirar la   estatua. Las estatuas no se tiran abajo, las estatuas se cuidan, se restauran   y se trasladan hacia otros predio, porque creemos que en el lugar de la Casa   Rosada, que es la casa de todos los argentinos, tienen que estar o tiene que   estar representada por los que lucharon y dieron su vida por la independencia   de los países de la región: de nuestro país, de Chile, de Bolivia. Por eso,   no es una decisión caprichosa, la Juana Azurduy, en la Casa Rosada, es la   reivindicación de los patriotas, de los próceres.

Y bueno, la verdad que cuando uno ve lo que le   hacen a Evo, en Italia, cuando vienen a reclamarnos por algo y en Italia no   dejan pasar a un gobernante por su espacio aéreo, o en Francia, o en España   uno siente como si cinco siglos no hubieran pasado y todo siguiera igual, un   poco más disimulado y más encubierto, porque muchos medios que por allí se   rajan las vestiduras con estás cosas tratan de decir que en realidad hubo una   equivocación, hubo un desperfecto técnico. Ni equivocación, ni desperfecto   técnico; como hace cinco siglos quisieron someternos, una vez más a   humillación y vasallaje. (APLAUSOS).

Me tocó hablar con Evo, muy tarde, por la noche y   me dijo: “No voy a permitir que revisen el avión. Yo no soy un ladrón, a mí   no me van a tratar como un ladrón. Soy un presidente y me van a respetar como   tal”. (APLAUSOS). Así que bueno, quería decirlo y me gustaría que más   argentinos levantaran la voz también para defender a nuestros próceres. No   para bajar a nadie, ni destruir a los otros, pero para poner a los nuestros   en el lugar que se merecen. Miren cómo nos tratan desde afuera, entonces –   por favor – tratemos a nuestros héroes, a nuestra heroínas con respeto, con   amor, que no significa negar a los otros, pero sí darles a los nuestros, a lo   nuestro, a lo propio, a la Patria el lugar que merece en la Casa Rosada de   los argentinos. (APLAUSOS). Y además cuidándolo, porque lo hacemos con mucho   cuidado. (APLAUSOS).

Creo, me atrevo a decir, que pocos gobiernos han   cuidado el patrimonio histórico y cultural de los argentinos como este   gobierno. Cuando llegamos al gobierno la Aduana Taylor, que era un despojo de   ruinas que se inundaba, lo que está pegadito a la Casa de Gobierno y que constituye   el Museo del Bicentenario nadie le daba bola. Está es la verdad, estaba   inundado. Fuimos nosotros lo rescatamos, logramos que los arqueólogos   recuperarán todas las ruinas y hoy es un lugar, también, emblemático y   maravilloso de la Ciudad de Buenos Aires.

Y también – dicho sea de paso – rescatamos el   Siqueiros, esa obra del muralista mexicano que se la estaban por llevar de la   Argentina y Néstor, con un decreto, la rescató y hoy, también, está en el   Museo del Bicentenario. (APLAUSOS). Y estamos rescatando el viejo edificio   del Correo y tantísimas obras que hacen a nuestra historia, a nuestra   tradición.

Por eso, cultura y arte, por un lado y ciencia y   tecnología, hoy, por el otro. Parecieran cosas antagónicas, pero no… ¿saben   qué son? La identidad de un pueblo, el progreso y el compromiso con el   progreso y el conocimiento de un pueblo. Hoy, con Norma y con quienes nos   acompañaban, recorríamos las instalaciones del Instituto Balseiro, aquí,   donde se preparan los científicos nucleares no solamente de la Argentina,   sino también que vienen a hacerlo de otros lugares del mundo, un lugar   emblemático, de excelencia. Y charlábamos con Norma que este gobierno, en   esta década, casi ha hecho otro Balseiro, porque el 80 por ciento de las   nuevas construcciones, que significan el 80 por ciento nuevo de las   instalaciones del Balseiro las construimos en esta década. Y hoy estamos   inaugurando la biblioteca, y en unos días más el laboratorio, con 2.200   metros cuadrados más. (APLAUSOS).Y recorríamos todos los edificios nuevos,   por afuera.

Muchos argentinos, tal vez, no sepan que este   lugar de excelencia, donde vienen los egresados, y donde además – una vez que   se ingresa, aquí – se hace a través de un examen muy minucioso, muy de   excelencia y reciben una beca para dedicarse exclusivamente al estudio y a la   preparación. Hoy estuvimos en el reactor nuclear; también, me comentaban los   responsables del Instituto, los trabajos que estamos haciendo, en materia de   medicina nuclear. Voy a decirlo, ¿puedo decirlo Norma, no? sí, aunque sea… no   es un secreto, pero bueno estamos – está, dijo el mosquito y se subió al lomo   del buey, digo yo- no, están los científicos trabajando también en el   tratamiento con boro. Bueno, ella no sabe eso, es el tema del melanoma,   cáncer de piel, que también estamos trabajando mucho en medicina nuclear.   Porque – como todos sabemos – también somos líderes en materia de energía   nuclear, pero líderes en no proliferación nuclear, en uso pacífico y   científico de la fuerza nuclear, algo que muy pocos países pueden decir en el   mundo. (APLAUSOS). Porque muchos de los que se desgarran las vestiduras   tienen armas de uso nuclear. La Argentina no, jamás, siempre he respetado la   no proliferación.

Por eso, hoy, estar aquí, en este lugar con sus   científicos, con sus alumnos que estuvimos recién en la biblioteca,   compartiendo momentos, sacándonos una foto, realmente es para mí como   argentina, más allá de mi carácter de Presidenta, como ciudadana argentina un   gran orgullo, poder decir que hemos ganado década en recuperación de patrimonio   cultural y década en reconstrucción del conocimiento nacional y de la   Comisión Nacional de Energía Atómica, que había sido sepultada por falta de   inversión, por falta de recursos. (APLAUSOS).

Hace poco, también, estuve en Pilcaniyeu, el   INVAP, esta sinergia fantástica entre la Universidad Nacional de Cuyo y el   Instituto Balseiro y lo que hemos visto, también, en las videoconferencias:   Villa María, junto a Martín Gil, nuestro Secretario de Políticas   Universitarias, quien fuera Rector de esa universidad y que también presidió   el Consejo Interuniversitario Nacional, el CIN, como Rector, nos contaba,   hoy, la inauguración de los Laboratorios para Ciencias Aplicadas. Porque   además, hemos logrado otra cosa muy importante cuando hemos creado el   ministerio de Ciencia y Tecnología.

Sacar a la ciencia de ese lugar misterioso, casi   inasible, casi imposible para el común de la gente para ponerlo también al   servicio de la producción. Porque el conocimiento tiene que mejorar el nivel   de producción y de competitividad de los argentinos, de nuestras industrias y   todos aquellos que invierten en la República Argentina.

El siglo XXI va a ser la inversión del   conocimiento y quien tenga mayor capacitación, mayor conocimiento va a tener   mayor competitividad.

Y eso lo hemos podido hacer a partir también de   la decisión de crear el ministerio de Ciencia y Tecnología y cubrir también   en esta década ya casi el 50 por ciento de lo que necesitábamos en materia de   instalación para ciencia y tecnología.

También en Rosario, en la Universidad Nacional de   Rosario, junto a su vicerrector licenciado Eduardo Seminara, inaugurando hoy   las instalaciones en las que los chicos decían que era la Siberia porque no   había nada, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de   Rosario. También un gran orgullo para nosotros como argentinos poder darles a   los rosarinos, a los santafesinos y a todos los que van a estudiar de los   lugares cercanos.

También, la Universidad Nacional de Misiones,   allá en la punta, en las Cataratas, frente a esa maravilla, de inaugurar hoy   la Facultad de Ciencias Básicas y Sociales, Humanidades, lo que nosotros   decimos los universitarios, Humanidades.

Lo que es importante es lo que mencionaba Laura,   de San Pedro. San Pedro, me gustaría que lo conocieran, un pueblito   chiquitito pegado a la frontera con Brasil, me tocó ir en un momento muy   difícil, en medio de un tornado que había arrasado literalmente el pueblo.

Me acuerdo que bajé en el aeropuerto y como las   condiciones climatológicas no lo permitían, tuvimos que ir por tierra. Creo   que tardamos como tres horas y media en llegar al pueblo, un pueblito muy   pequeño, un pueblo donde se habla portuñol, ¿por qué? En ese momento todavía   no teníamos las antenas de TVA y la gente escuchaba la televisión de Brasil   porque no había ninguna señal ni privada ni pública televisiva argentina que   pudiera ser escuchada por nuestros compatriotas en ese lugar recóndito y   profundo de la patria.

Y luego de esas jornadas tan terribles que   vivimos me acuerdo, con Mauri, con los habitantes de San Pedro, luego fuimos   a inaugurar y San Pedro estaba más hermosa que nunca y hoy una habitante de   esa pequeña localidad, puede estudiar en Posadas.

Seguramente, si no tuviéramos una universidad   nacional en cada provincia como hemos logrado en esta década, sería   prácticamente imposible que mucha gente pudiera acceder a la universidad   porque no todos pueden hacer lo que pudo hacer Néstor, por ejemplo, que de   Río Gallegos se fue a La Plata a estudiar y ahí me conoció.

Me encontré, de paso sea dicho, con dos   platenses, que además son del Lobo, que están en el Balseiro y que, bueno,   realmente compartimos un muy buen momento.

Pero tiene que ver tanto esto con lo que contaba   también Mauri: muchos chicos, primera generación en familia de trabajadores   que llegan a la universidad y pueden acceder.

¿Vos también? Y Tus hijas, tus hijas también, a   un título universitario.

¿Saben cómo se llama eso? Científicamente,   sociológicamente lo podrían definir como movilidad social ascendente. Yo digo   es inclusión y dignidad para todos los argentinos.

Ustedes saben que inauguramos también muchas   universidades, nueve en nuestra gestión, y me cuentan que en el Conurbano   bonaerense, me contaba el otro día el ministro de Educación, Alberto Sileoni,   que va a la universidad los chicos a inscribirse, por ejemplo, en Florencio   Varela, en algunos lugares acompañados por sus papás. Esto puede parecer una   tontería, pero yo que soy platense, clase media, me fui a inscribir sola en   la universidad porque, claro, era un trámite…pese a que mis viejos no eran   universitarios, pero el hecho de vivir en una ciudad universitaria con muchos   compañeros, era una cosa casi como un trámite burocrático ir a la universidad   a inscribirse.

Para muchos es como que el momento en que uno   lleva a su hijo al primer día de clase. Vieron que tus viejos te acompañan   siempre el primer día de clase porque se inicia una etapa para vos. Bueno,   acá muchísimos padres, que son obreros, que tal vez nunca soñaron, algunos que   han vuelto a recuperar el trabajo y tal vez nunca soñaron que sus hijos   pudieran llegar a la universidad, los acompañan a inscribirse a la   universidad porque es un evento familiar, no es solamente el trámite   burocrático, es un logro de la familia, no solamente un trámite burocrático   de alguien que va y se inscribe como uno puede inscribirse, no sé, en una   oficina, en algún lado.

Y yo creo que son cosas que hemos logrado en esta   década y que tenemos que seguir, como recién decía Laura, profundizándolas.   Profundizándolas, porque es necesario que ustedes, cada uno de los   argentinos, de los barilochenses, de los rionegrinos se empodere de esas   conquistas porque las hemos tenido en otros momentos.

Hubo momentos en la historia…muchos de ustedes   son muy jóvenes y yo misma recién nacía, allá por el año 53, en que este país   fue un país donde comenzaron a experimentar con energía nuclear, donde se   hizo en Latinoamérica el primer avión a propulsión, donde teníamos un   desarrollo industrial, automotriz donde se hacían también locomotoras,   trenes, rieles, en fin, todo, buques, marina mercante, tuvimos eso y luego   nos fue arrebatado.

Nos fue arrebatado por políticas y,   fundamentalmente, por proyectos que no eran ni nacionales ni populares. Es   mentira que no había políticas, siempre hay políticas. Hay que saber   distinguir cuando las políticas son a favor del pueblo y la nación y cuando   esas políticas se instrumentan en contra del pueblo y de los intereses de la   nación. Pero que nadie les mienta, que nadie los engañe acerca de que todo es   igual, que nadie se presente como alguien que poco tiene que ver con la   política y que la política es algo malo.

La política siempre está, porque son las   decisiones que toma un gobierno, un gobernante, un parlamento para decidir   qué orientación va a tener: si vamos a poner la plata que hemos puesto, por   ejemplo, en esta década en las universidades o vamos a hacer como se quiso   hacer cuando yo todavía era senadora y se pensó que reduciendo el presupuesto   de las universidades, se solucionaba el problema de los argentinos.

Esa era una política, no era un apoliticismo o   una falta de partidos, no, no, no. O, tal vez, como recordaba el alumno   recién de Rosario, cuando mandaron a los investigadores del CONICET a lavar   los platos. También era una política, era una política de no tener   científicos, primero, porque el científico genera valor agregado, genera   conocimiento, además no se le puede pagar cualquier cosa y cuando no tiene   oportunidades, también pasa lo que nos pasó, se terminan yendo del país por falta   de oportunidades. Y cuando la gente no tiene conocimiento y cuando la gente   no puede tener mayor capacitación, se requiere menor salario que pagar. Y   cuando hay menor salario y no hay mayor actividad, comienza la desocupación.   Y cuando hay desocupación, comienza naturalmente a flexibilizarse el mercado   laboral, a bajar los salarios. Porque claro, cuando vos tenés una cola de   gente esperando en la puerta de fábrica para poder entrar o en la puerta del   comercio para poder ingresar, obviamente, tus demandas como trabajador en   cuento a condiciones salariales, son muy diferentes y en esto tienen que ver   las políticas.

Esto lo digo para que ningún sector se arrogue.   Porque, sin ofender a nadie, muchas veces escuchamos algunas voces de   sectores representativos, sindicatos, etcétera, que se arrogan los derechos   que han conseguido sus afiliados.

Y es muy bueno que los sindicalistas luchen por   los derechos de sus afiliados, pero quiero decirles que son los mismos   sindicalistas de hace 20 o 30 años, cuando el pueblo se moría de hambre y no   pasaba nada. Y, entonces, es necesario comenzar a diferenciar.

Nadie más que nosotros hemos logrado, nadie más   que nosotros ha luchado por recuperar el poder de los trabajadores   sindicalmente organizados. ¿Por qué? Muy simple: porque desde el año 2003,   hemos restaurado los convenios colectivos de trabajo que son, precisamente,   el lugar donde trabajadores y patronal discuten sus salarios.

Porque además, también, desde hace 10 años se   reúne anualmente el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil. Pero hace 10   años, que muchos de los que hablan, están desde antes de hace 10 años.

Yo les reconozco a muchos compromiso y lucha, a   otros no tanto, pero lo cierto es que para que los trabajadores y el conjunto   del pueblo, la industria nacional también protegida y cuidada a través de   inversiones, a través de políticas pública activas ha podido desarrollarse.   Si no, pregunten en Entre Ríos la industria avícola o la industria del   calzado o la industria textil o la industria electrónica, en fin, todo lo que
se hecho es porque hay un proyecto nacional, una directriz nacional que toma   las decisiones y recibe también el apoyo del Poder Legislativo en ese juego   democrático, en ese sistema democrático de oficialismo y oposición, donde   quien están en el gobierno tiene un bloque que apoya las políticas de ese   gobierno.

Yo siempre digo cómo me hubiera gustado ser   legisladora. Lo fui durante el tiempo en que él fue presidente, pero yo era   legisladora desde 1995 en el nivel nacional. Cómo me hubiera gustado ser   legisladora siempre de un gobierno, aún cuando no fuera el de mi partido, y   pudiera ofrecerle a mi gente, a mi provincia, a mi municipio la ampliación de   derechos, los recursos, las inversiones y la infraestructura que hemos hecho   a lo largo y a lo ancho del país sin medir si eran de origen radical,   provincial, peronista.

Porque, ¿saben qué? La Argentina es una sola y la   responsabilidad es gobernar para todos y para todas. De esa manera lo siento.   Creo en la ciencia y en la tecnología, creo en la cultura, quiero el respeto   por todos y creo también, que todos los argentinos nos debemos respetar. Pero   nos debemos respetar en nuestros derechos, no solamente en lo formal, sino   también en el hecho de permitir que ejerza cada uno su libertad, que cada uno   pueda realmente no tener el problema de que le corten una calle o que de   repente un servicio se interrumpa sin ningún tipo de explicación generando   contrariedades, problemas, gente que por ahí gana mucho menos de los que   están haciendo lío y que realmente necesita volver a su casa porque ha   trabajado todo el día y ha viajado a la mañana y a la tarde.

Yo les pido a todos los argentinos, a todas las   argentinas que hagamos un gran esfuerzo: no puede ser, por favor, que estemos   sometidos a núcleos de extorsión. Porque quiero también decirles algo: si   soportamos las presiones más terribles que pude soportar un gobernante cuando   reestructuramos la deuda, cuando el Fondo Monetario, cuando Néstor allá en   Mar del Plata, junto a otros líderes y compañeros que hoy no están, le   dijimos que no al ALCA, si pudimos soportar la presión también que significa   todos los días gobernar la República Argentina, porque está siempre sometida   a presiones, a tensiones, a gente que demanda porque hay puja distributiva,   porque unos quieren más, otros quieren menos, lo natural del conflicto.

Yo quiero decirles que es imposible vivir en una   sociedad sin conflictos, pero lo que es necesario, es que ese conflicto se   encause y se resuelva democráticamente. Y quiero decirles que no voy a   tolerar la extorsión de nadie, pero no porque sea valiente, corajuda o nada,   no, no, no, sin adjetivaciones, simplemente, porque un gobernante tiene la   inmensa responsabilidad de tomar las decisiones con la libertad de pensar que   lo hace en nombre y por el interés de los 40 millones de argentinos y no   solamente por un sector por más presión, fuerza o cosas que puedan hacer.

Por eso, quiero decirles a todos, que hoy para mí   es un día muy feliz, hoy es muy feliz porque ustedes lo saben, yo soy una   enamorada de la ciencia y de la tecnología, y eso que soy abogada y no   entendía una pepa de química. Le contaba recién a la gente que estaba ahí,   que me costaba un montón química; física me gusta más porque física tiene   cosas muy de razonamiento y de aplicación a la política también. Si uno   piensa un poquito en la física y en las relaciones de la física, se da cuenta   también que las puede aplicar a la política. Siempre me gustó un poco más la   física, pero la química, debo decirlo, siempre me costó muchísimo más.

Pero hoy siento un gran orgullo de estar aquí en   el Balseiro, en este pedazo de patrimonio científico de los argentinos,   pudiendo inaugurar nuevas obras, viendo como se están construyendo otras y   también, viendo el CAREM, esto que estamos haciendo los argentinos, como   estamos en Atucha y como estamos enriqueciendo toda esta ciencia nuclear que   es tan importante y que nos hace líder aquí en América latina.

Y luego de aquí, ya, y no quiero seguir hablando   porque me tengo que ir, ya no voy a llegar a las 6 de la tarde a Cochabamba,   me despido de todos ustedes con mucho amor, con mucho cariño, con mucho   afecto, agradeciéndoles todo el afecto que siempre brindan, pidiéndoles que   sigan trabajando con el mismo fervor y el mismo cariño por su Bariloche, por   su Río Negro, por su Argentina que es, en definitiva, la patria de todos.

Muchas gracias y hasta siempre.

Gracias. (APLAUSOS)

 

Jueves, 04 de Julio de 2013

“No voy a soportar la extorsión de nadie”, afirmó   la Presidenta en Bariloche

 

07jul13 BRC 04071303

La presidenta Cristina Fernández inauguró una   biblioteca y un laboratorio experimental que concentrará la actividad   educativa y de investigación del Instituto Balseiro, en la ciudad rionegrina   de San Carlos de Bariloche. También realizó videoconferencias con Villa   Maria, Rosario y Posadas. Aseguró que no existe sociedad sin conflictos, pero   consideró que esos conflictos deben encauzarse institucionalmente. Asimismo,   anunció que desde la localidad patagónica viajará a Cochabamba para la   reunión de UNASUR y sostuvo que con situaciones como las vividas por Evo   Morales tratan de someter a los pueblos sudamericanos “una vez más a   humillación y a vasallaje”.

En la ciudad de Bariloche la Presidenta inauguró   una biblioteca y un laboratorio experimental de la Comisión Nacional de   Energía Atómica, como parte de la consolidación del Plan Nuclear Argentino,   lanzado en 2006 por el ex presidente Néstor Kirchner.

La Jefa de Estado aseguró que el Instituto   Balseiro “es un orgullo y un emblema de todos los argentinos”. Destacó que   entre la biblioteca y el nuevo laboratorio que se está construyendo, el   Gobierno nacional llevó adelante “una inversión de 25 millones de pesos   solamente en estas dos obras”.

La Mandataria destacó que el instituto es la base   de desarrollo de los reactores nucleares que la Argentina vendió a Argelia y   a Egipto. Y remarcó que “sirve como lugar para preparar a los mejores   científicos nucleares de Argentina y de toda Latinoamérica”.

Desagravio a Evo Morales y monumento a Juana   Azurduy

Cristina Fernández anunció que después del acto   se iba a trasladar a la ciudad boliviana de Cochabamba, donde se realizará la   cumbre de la UNASUR, “a desagraviar al compañero (Evo) Morales, al pueblo de   Bolivia, de esta verdadera humillación” que sufrió después de que varios   países europeos le retiraran el permiso de sobrevuelo a la aeronave que lo   transportaba.

“Nosotros tratamos a todo el mundo con mucho   respeto”, enfatizó y relacionó la situación con la que se vive en torno al   traslado del monumento a Colón ubicado frente a la Casa de Gobierno y su   reemplazo por uno a Juana Azurduy.

La Jefa de Estado remarcó que “al lado de la Casa   Rosada tenemos la plaza Juan de Garay”, que recuerda al fundador de la ciudad   de Buenos Aires. Consideró que “en la Casa Rosada, que representa a todos los   argentinos, tienen que estar los que lucharon por la independencia de   nuestras tierras”. “Juana Azurduy en nuestra Casa de Gobierno es la   reivindicación de nuestros patriotas”, sostuvo.

La Primera Mandataria dijo que en el caso de Evo   Morales “siente como si cinco siglos no hubieran pasado y todo siguiera   igual”. Señaló que “algunos medios que se rasgan las vestiduras tratan de   decir que hubo una equivocación, un desperfecto técnico”. Pero enfatizó que   no hubo ninguna equivocación: “Tratan de someternos una vez más a humillación   y a vasallaje”, recalcó.

La Presidenta afirmó que le “gustaría que más   argentinos levantaran la voz para defender a nuestros próceres”. “Miren como   nos tratan afuera. No se trata de bajar a los otros, sino darle a los   nuestros el lugar que se merecen en la Casa de Gobierno de todos los   argentinos”, remarcó.

Asimismo, sostuvo que “pocos gobiernos han   cuidado el patrimonio histórico y cultural de los argentinos como este   gobierno”, y destacó la recuperación de la ex Aduana Taylor, convertida en el   Museo del Bicentenario, el Mural de Siqueiros o el edificio del Correo   Central.

Líderes en energía nuclear de uso pacífico

La Jefa de Estado señaló que su gobierno   desarrolla “cultura y arte por un lado y ciencia por otro. Parecen cosas   distintas, pero no. Son la identidad de un pueblo y el compromiso con el   progreso y el conocimiento”, subrayó.

Indicó que en las instalaciones del Instituto   Balseiro su gobierno “casi ha hecho ´otro Balseiro´, porque el 80% de las   nuevas instalaciones del Balseiro las construimos en esta década”. Destacó   que los científicos del Instituto están trabajando en “experimentos en   materia de medicina nuclear”, en el tema de melanomas, y la cura del cáncer   de piel.

“Somos líderes en energía nuclear, pero líderes   en no proliferación nuclear, en el uso pacífico de la energía nuclear, algo   de lo que muy pocos países se pueden enorgullecer”, remarcó.

Asimismo, la Presidenta sostuvo que se ha “ganado   una década en la ciencia, y en el reconocimiento de la Comisión Nacional de   Energía Atómica, que había sido sepultada”.

Ciencia aplicada a la producción

La Mandataria destacó que se logró “algo muy   importante con la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología: sacar la   ciencia de ese lugar misterioso y ponerlo en contacto con la producción”. “El   conocimiento tiene que mejorar el nivel de competitividad de nuestras   industrias y de quienes producen”, afirmó.

Además, señaló que se ha logrado “cubrir en esta   década casi el 50% en materia de lo que necesitábamos como instalación para   investigación científica”.

Política universitaria de inclusión y dignidad

La Presidenta sostuvo que “si no tuviéramos una   universidad nacional en cada provincia, sería imposible que cualquier persona   pudiera estudiar”. Destacó la importancia de que “muchos chicos, como primera   generación en familias de trabajadores, pueden llegar a un título   universitario”.

Señaló que “sociológicamente se lo podría definir   como movilidad social ascendente”. “Yo digo es inclusión y dignidad para   todos los argentinos”, remarcó.

Cristina Fernández comentó que “van los chicos a   inscribirse en la universidad, acompañados por sus papás”. Consideró que   “muchos padres, que son obreros, que recuperaron su trabajo, que nunca   soñaron que su hijo pudiera ir a la universidad, los acompañan a inscribirse,   porque es un logro de la familia, no es solo un trámite burocrático”.

Políticas a favor del pueblo y la Nación

“Son cosas que hemos logrado en esta década y   tenemos que seguir profundizándolas”, remarcó la Jefa de Estado. Y afirmó que   “es necesario que cada uno de ustedes se empodere de esas conquistas, porque   las hemos tenido en otros momentos”.

En ese sentido, la Presidenta remarcó que “este   país es un país donde comenzaron a experimentar con energía nuclear; donde se   hizo el primer avión a propulsión; donde teníamos un tejido industrial,   ferrocarriles, buques. Teníamos eso y nos fue arrebatado por políticas y por   proyectos que no fueron nacionales ni populares”.

“Siempre hay políticas: hay que saber distinguir   cuando las políticas son a favor del pueblo y de la nación, y cuando no tienen   que ver ni con el pueblo ni con los intereses de la nación”, enfatizó. Y   reclamó que “nadie se engañe, y que nadie se presente como alguien que está   afuera de la política”.

Cristina Fernández indicó que es necesario que   los candidatos digan si van a seguir invirtiendo en presupuesto universitario   “o si van a hacer como propusieron en algún momento, recortar el presupuesto   de la universidad. Esa también era una política”.

Y remarcó que “cuando la gente tiene menos   educación, menor conocimiento, se bajan los salarios. Cuando bajan los   salarios, baja la ocupación. Cuando hay una cola de gente esperando un puesto   de trabajo, bajan tus exigencias”, aseveró.

Presiones de grupos sindicales

La Presidenta sostuvo que se escuchan “algunas   voces de sectores representativos, de sindicatos, que se arrogan el derecho   que han conseguido sus afiliados”. “Les quiero decir que son los mismos   sindicalistas de hace 20 o 30 años, cuando el pueblo se moría de hambre, y no   decían nada”, enfatizó.

“Nadie más que nosotros ha luchado por recuperar   el poder de los trabajadores sindicalmente organizados, porque desde 2003   hemos reimplantado los convenios colectivos de trabajo. Porque hace desde 10   años se reúne el consejo del salario mínimo vital y móvil”, enumeró. “Yo les   reconozco a muchos compromiso y lucha; a otros, no tanto”, agregó.

La Jefa de Estado afirmó que “para que los   trabajadores recuperen derecho, o para que se recuperen las industrias, es   necesario una política nacional, que recibe el apoyo del poder legislativo”.

En otro tramo de su discurso, Cristina Fernández   dijo que cree que “todos los argentinos nos debemos respetar, que cada uno   pueda ejercer su libertad, que cada uno tenga derecho a que no le corten una   calle o un transporte, a gente que por ahí ganan mucho menos que los que   están haciendo lío”. “No puede ser que estemos sometidos a núcleos de   extorsión. Si soportamos las presiones más terribles que puede sufrir un   gobernante, cuando reestructuramos la deuda, cuando le dijimos no al ALCA, la   presión que significa todos los días gobernar la Argentina”, aseguró.

La Mandataria aseguró que “es imposible vivir en   una sociedad sin conflicto. Pero es necesario que ese conflicto se encauce   institucionalmente”. “No voy a soportar la extorsión de nadie, porque un   gobernante tiene el deber de tomar decisiones pensando que lo hace en nombre   de los 40 millones de argentinos, y no de un grupo, por más poder de presión   que tenga”, recalcó.

Durante el acto acompañaron a la Presidenta, el   gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, el ministro de Ciencia y   Tecnología, Lino Barañao, la intendenta de San Carlos de Bariloche y   directivos del Instituto Balseiro.

Tanto la Biblioteca Leo Falicov inaugurada hoy   -un moderno edificio de aproximadamente 1000 metros cuadrados- como el   Laboratorio Experimental -de 2000 mil metros cuadrados- fueron financiados   por el Ministerio de Planificación Federal, y están pensados como un conjunto   que concentrará la actividad educativa y de investigación del Instituto   Balseiro, uno de los centros de formación académica de mayor prestigio en   Latinoamérica.

La Biblioteca -que lleva el nombre Leo Falicov   en honor a un físico que se graduó en el Instituto Balseiro, ya   fallecido- albergará 22.000 libros, el acervo actual del Centro Atómico Bariloche   y el Instituto Balseiro.

Videoconferencias

La mandataria realizó tres Videoconferencias: con   Villa Maria, Rosario y Posadas: Primero, la Presidenta tomó contacto con   Villa María en Córdoba, donde inauguró los Laboratorios del Instituto   de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad de Villa María. En esa   localidad estuvieron presentes el secretario de Políticas Universitarias,   Martín Gil, Eduardo Acastello, Intendente de Villa María y Cecilia Conti,   Vicerrectora de la Universidad Nacional de Villa María.

Luego se comunicó con Rosario en Santa Fe, donde   participó del acto de Finalización de la Primera Etapa del Edificio de la   Escuela de Ingeniería Electrónica, Ingeniería Civil y Aulas Comunes. Allí   estuvieron Seminara, Oscar Peire, Decano de la Facultad de Ciencias Exactas,   Ingeniería y Agrimensura y Jorge Obeid, ex Gobernador de Santa Fe.

Por último, se contactó con Posadas, en Misiones   para dejar inaugurado el Nuevo Edificio de la Facultad de Humanística y   Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones. Allí estuvieron   presentes Maurice Closs, Gobernador de Misiones y Orlando Franco, Intendente   de Posadas.

 

ARGENTINA Conmemoración la Revolución de Mayo en Bariloche: palabras de la Presidenta de la Nación

Conmemoración la Revolución de Mayo en Bariloche: palabras de la Presidenta de la Nación
No entendería un acto si no estuvieran ustedes realmente. (Aplausos)
Señor Gobernador de la provincia de Río Negro; señor Intendente de la querida ciudad de Bariloche; señores gobernadores que nos acompañan; señor Vicepresidente; señora Presidenta Provisional del Senado; señor Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación; señores embajadores de los hermanos países, no solamente de la región sino de todo el mundo, nosotros nos sentimos hermanos de todos los países del mundo hasta de los que no quieren negociar inclusive…((APLAUSOS)…; mis queridas Madres y Abuelas; organismos de derechos humanos…(APLAUSOS)… y además, para no olvidarme, pedirles primero una gran disculpa y mandarles un gran beso a los miles y miles de barilochenses y rionegrinos que están en la calle, en el Centro Cívico…(APLAUSOS)… Miren lo que es, es impresionante, no saben lo que lamento no poder hablar ahí, yo he sido tan feliz….pero bueno los médicos no me dejaron, pero quiero decirles que estoy ahí con todos ustedes y quiero decirles además que este es mi primer 25 de Mayo patagónico y lo hacemos aquí en Bariloche. (APLAUSOS) En esta Bariloche que está hermosísima, en este teatro hermoso “La Baita”, me recibieron las dos dueñas, es un teatro privado. Esto es un emprendimiento hecho por empresarias barilochenses de una calidad de la que no había en Bariloche. Quiero también agradecerles estar aquí con tan buen gusto, tan lindo. (APLAUSOS)
Y también los recuerdos: hoy, cuando ingresé a mi habitación del Hotel Panamericano donde me tocó recibir el saludo oficial que se hace de estilo, de protocolo todos los 25 de Mayo de todo el Cuerpo Diplomático y de todo el Gobierno, recordé que en ese hotel hace exactamente 20 años, sin mal no recuerdo, 1992, estuvimos con Néstor porque en ese hotel le transfirieron la presidencia de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos, la OFEPHI, era en ese entonces el presidente el gobernador de esta provincia de Río Negro que había fenecido su mandato y le transfería al novel y desconocido Néstor Kirchner, recientemente electo gobernador en la provincia de Santa Cruz que había asumido el 10 de diciembre de 1991, la presidencia de los estados federales que producen hidrocarburos en la Argentina, los 10 estados federales. (APLAUSOS)
Coincidencias de la vida se iniciaba el proceso de privatización y más tarde, en 1998, 1999 el de desnacionalización; vueltas que tiene la vida y la historia, porque ayer cuando pasadas las 10 de la noche salía de la Casa de Gobierno, luego de controlar que Parrilli hubiera puesto los colores de la bandera sobre la Casa de Gobierno, celeste y blanco, cuando llegué al helipuerto por primera vez en mi vida vi el edificio que está en Puerto Madero de YPF iluminado con los colores patrios celeste y blanco…(APLAUSOS)… y la verdad que me dio una cosita, porque digo y me acordaba hoy, las vueltas de la vida y de la historia, pero ¡ojo! No son vueltas de la vida y de la historia que se den solas. Para que la vida y la historia den vueltas hay que empujar, y hay saber qué empujar, para qué lado, para el lado de las transformaciones, de las inclusiones, de las reparaciones en definitiva. (APLAUSOS)
Me subí, charlábamos con…¿dónde estás Zannini que no te veo? Ah, ahí estás… y nos acordábamos… Porque hoy son 202 años de la Patria, como señalaba recién el Gobernador de Río Negro, que estamos festejando y que desde aquí, desde Bariloche, saludamos a todos los argentinos, a los 40 millones de argentinos. Pero también, por lo menos me resulta insoslayable, recordar que hace exactamente nueve años, un 25 de mayo asumía él como presidente. (APLAUSOS)
Voy a contar una anécdota: Carlos se acordaba y me dice: “¿Vos te acordás lo que nos pasó ese día cuando nos tiró el discurso por la cabeza?” Bueno, ustedes dirán qué fue eso. Teníamos que escribir con Carlos Zannini el discurso que el flamante presidente iba a pronunciar al otro día, pero por supuesto él quería leerlo antes, y cuando lo leyó dijo: “Esto es una porquería, yo no lo leo, no dice nada, qué es esto?” Yo le dije: “¿Qué querés que diga?”. Creo que nos ametralló o disparó, porque fueron diez o doce ideas y fueron así escritas en ese papel que él leyó al otro día. Pero lo que es más importante es que fue algo más que un discurso, porque un discurso se lee. Lo importante de los discursos no es leerlos, sino concretarlos, ejecutarlos, hacerlos. (APLAUSOS)
Y la verdad que si uno relee ese discurso, cuya definición más exacta es cuando dice “cambios en nombre del futuro”, creo que ahí estuvo definido realmente el eje de estos nueve años, porque si uno relee el discurso, muchas cosas ni siquiera imaginábamos que podíamos realizarlas. Y la historia es así, la historia de los 202 años y la historia de los nueve años.
Este año, me hacía recordar un embajador, se cumplen también -y de aquí veo a mi querida embajadora de Bolivia- el 150° aniversario de la Juana Azurduy, los 200 años de la batalla de Tucumán, Bety, José, y uno entonces se pregunta en fechas como esta qué es exactamente la patria.
Y yo creo que una de las cosas más importantes, tal vez algunos dirán que fue lo del Fondo, otros dirán que fue la reestructuración de la deuda, otros cuando bajó el cuadro de Videla, otros cuando se estableció la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, otros cuando se generaron los proyectos económicos, si las variables macroeconómicas que permitieron la generación de millones de puestos de trabajo; otros dirán que fue la Ley de Educación, esa que estableció el 6 por ciento del PBI destinado a la educación; otros dirán que fue lo del ALCA, allá en Mar del Plata; otros dirán, no, no, fue tal vez cuando fue secretario de UNASUR y logró misiones como la de Colombia y Venezuela; otros dirán que fue tal vez la recuperación de las AFJP y reúno todo, porque fueron dos gobiernos pero es un solo proyecto y esto quiero que todos lo tengan muy en claro. (APLAUSOS) Fue tal vez cuando desde el primer día estableció antes de la recuperación de las AFJP, antes de la movilidad jubilatoria, cuando recién empezábamos a los tumbos con ese 22 por ciento de los votos y ese país devastado, fue establecer que nuestros jubilados que habían sido olvidados por décadas tuvieran sus aumentos de sueldo, establecer nuevamente las negociaciones colectivas de trabajo, el Instituto del Salario Mínimo, Vital y Móvil donde se reúnen una vez por año a fijar trabajadores, empleadores y Estado el salario mínimo, vital y móvil, los más de 800, ya debemos andar por los 900 científicos, Lino, reincorporados, el turismo que estalló. ¡Ah! Una buena nueva, me decía ayer, me mandaba una nota el ministro de Turismo, que para el año 2015 la Argentina en competencia con Dubai y con Houston, perdón, sé que está el encargado de Negocios de Estados Unidos y el embajador de Emiratos Árabes, pero bueno…hay competencias en el mundo, la ciudad de Buenos Aires ganó para hacer la sede “De los congresos de los congresos”, que es la asociación que organiza los congresos de todo el mundo y que ha decidido hacer su Congreso Internacional. Esto es de una relevancia fundamental, porque esta asociación es la que organiza todos los congresos que se hacen en el mundo, a la que la van a consultar de todas las Cámaras, de todos los lugares donde se puedan hacer congresos.
Así que, adviertan ustedes la importancia de que una asociación de esta naturaleza haya elegido precisamente como sede a Buenos Aires. Bariloche también va a recibir, porque van a Buenos Aires pero van a Bariloche y van al Norte y van a El Calafate, y van a Tierra del Fuego.
Así que, que no se quejen ahí en Buenos Aires que estamos trabajando por todos los argentinos, aún por todos aquellos que ya tienen resueltos los problemas desde hace mucho tiempo. (APLAUSOS)
También los pueblos originarios, el matrimonio igualitario, la identidad del género, en fin, tantas cosas, la masiva presencia de la juventud de vuelta en las calles, no con piedras, sino con banderas y con consignas positivas luego de nueve años de gobierno. (APLAUSOS)
Cuando uno ve otros países del mundo, y cuando uno recuerda inclusive su propia juventud que estábamos enojados y que teníamos razones para estar enojados, algunos se pasaron de rosca con el enojo pero teníamos razones para estar enojados, 18 años de proscripción, no libertades, un mundo que cambiaba y aquí no se podía hacer nada. ¡Qué suerte tener estos jóvenes que no están enojados, que están alegres, que cantan, que llevan banderas, que estudian! ¡Qué maravilla ver a nuestros estudiantes secundarios con sus computadoras en el aprendizaje! y entonces qué sé yo, tantísimas otras cosas, como casas, caminos, aeropuertos, obras postergadas.
Me acordaba el otro día cuando estábamos inaugurando con José Alperovich, el gobernador de Tucumán, la vivienda número 3.000 y pico en Tafí, en Lomas de Tafí donde la desocupación era terrible y Néstor un día lo llamó para decirle: “¿Sabés qué vamos a hacer para combatir la desocupación? Vamos a darle casas a la gente y estamos construyendo 5.000 casas, un pueblo. La desocupación en Lomas del Tafí hoy es de un poquito más del 4 por ciento. (APLAUSOS) También hoy tenemos 1.600 en Bariloche. No me hagan enumerar todas las obras porque van a decir: esta aprovecha el 25 de Mayo para hacer propaganda. Por favor estamos en el tema de la Patria, no me saquen de la Patria; estaba en el tema de la Patria. Y yo decía: de todas estas cosas, ¿qué es tal vez lo más importante? Les hemos devuelto a los argentinos la Patria que le habían arrebatado. (APLAUSOS) Esa Patria que es la pertenencia, la identidad, esa Patria que te hace sentir orgulloso al decir que sos argentino y que podés mostrar a tu país. Porque has cometido equivocaciones, porque has tenido yerros, pero podés mostrar una sociedad que está en crecimiento, que con esfuerzo sigue incluyendo en un mundo que se derrumba.
Y yo quiero contarles algo que me pasó hace apenas una semana cuando estuve en la hermana República de Angola, un lugar que parece muy alejado de nosotros, pero que sin embargo, en esta historia de este 25 de Mayo, no del 2010 sino de 1810, tenía mucho más importancia y presencia de la que ustedes imaginan.
Aquí, en la ciudad de Buenos Aires y en toda la campaña, la mitad de la población según el censo de 1778, la mitad eran negros y la mayoría de esos negros provenían de Angola. Se vendían en la Plaza de Montevideo, se compraban aquí; también el orgullo de poder decirle a ese pueblo angoleño cuando estuve que habíamos sido el primer país latinoamericano en abolir la esclavitud en el año 1813, nuestra Asamblea de la cual el año que viene se van a cumplir también 200 gloriosos años donde abolimos la esclavitud. (APLAUSOS) ¡Qué maravilla! Y ver la energía de ese pueblo también que me emocionó hasta las lágrimas, un pueblo que….y quiero contarles porque es una experiencia que muchas veces los argentinos no valoramos las cosas que tenemos, las cosas que somos y las cosas que hemos construido entre todos. Es un pueblo que recién tuvo su independencia el 11 de noviembre de 1975; hacía meses que Néstor y yo nos habíamos casado y todavía Angola no era independiente; 400, 500 años de dominación de los portugueses, allí se independizaron, justo el mismo día, el 11 de noviembre, también donde las argentinas obteníamos el derecho a voto gracias a la labor incansable e infatigable de esa gran mujer argentina que se llamó Eva Perón. (APLAUSOS)
Luego de esa independencia hasta el año 2002, es decir hace apenas 10 años, tuvieron 27 años de guerra civil entre las fracciones que habían participado en la lucha contra el colonialismo. Recién hace 10 años y ahora va a haber elecciones, en septiembre, para elegir nuevamente presidente; 27 años de guerra civil después de 500 años de dominación colonial. El territorio está todavía todo minado con minas antipersonales, la expectativa de vida es 51 años, más de 100.000 mutilados, porque la guerra terminó pero las minas siguen explotando porque hay que desactivarlas.
Conocí el día anterior de conocer al presidente, a la Organización de Mujeres Angoleñas, una importantísima organización que integra la Internacional Socialista, y ahí me enteré que además del monumento a Agostinho Neto que es el padre de la patria, es el San Martín de los angoleños, médico y poeta que murió en 1979, había un monumento a las mujeres angoleñas que habían peleado en la independencia, porque el valor de las mujeres angoleñas fue reconocido hasta por las propias tropas cubanas que habían participado del lado del MPLA, peleaban al frente con los hombres. Ahí había un monumento pero no estaba en el protocolo, el protocolo era únicamente un homenaje a Agostinho Neto. Cuando me enteré quise ir al Monumento de las Cinco Heroínas que son las cinco guerrilleras que tenían la misión de traspasar el campo enemigo y la frontera del Congo y que fueron atrapadas y asesinadas.
Para que ustedes tengan una idea de lo que se vivió, la secretaria general de ese movimiento, Luzia Inglés, se incorpora a la guerrilla a los 13 años, luego de que su papá, un pastor metodista fuera torturado salvajemente y muriera en la tortura de las tropas coloniales, su mamá muriera al poco tiempo y ella decidió incorporarse a la guerrilla y hacerse especialista en comunicaciones.
Y cuando llegué a esa plaza, que algunos quisieron presentar como una Scola Do Zamba, pero era una plaza de mujeres revolucionarias, que nadie se equivoque, estaban bailando con alegría después de todo lo que vivieron, de todo lo que les pasa, es un país en reconstrucción. Si nosotros somos un país emergente, ellos son un país en reconstrucción. Y recibieron con esa alegría homenajeando a sus heroínas; el 40 por ciento de las mujeres en Angola participa, y me decía el Presidente la importancia de la mujer, “porque participaron junto a nosotros, fusil en mano en el frente de batalla”.
Ustedes me dirán, y que tiene que ver esto con el 25 de Mayo. Yo quiero decirles a los que por ahí les falta alguna lección de historia, que la mayor parte de los ejércitos liberadores de la República Argentina, se constituyeron con negros, mestizos, mulatos, indios que eran los que iban al frente de batalla. (APLAUSOS)
El sargento Cabral, cuyo nombre lleva la Escuela de Suboficiales del Ejército Argentino, era hijo de una esclava negra, cosas celosamente ocultadas por la historiografía oficial, es que cómo iba a ser hijo de una negra el que salvó a San Martín, tiene que ser rubio y de ojos celestes, no puede ser un negro. (APLAUSOS)
Sí señor, o Falucho envuelto en la bandera allá en El Callao antes de entregarla inmolándose, pero fueron los negros y eran de origen angoleño los que iban al frente. Y así fueron las luchas de la liberación en todas las etapas de la Argentina, en 2010, en las luchas civiles que sobrevinieron después, los criollos, el mestizaje, los más pobres, los que menos tenían eran los que iban al frente, hasta en Malvinas también pasó eso, porque hacían el servicio militar los que no tenían un padre rico que les comprara una dispensa para no hacer el servicio militar. Contemos la verdadera historia de una buena vez por todas en la República Argentina. (APLAUSOS) No hay mejor manera de honrar la historia que contar la verdad, así se construyó la historia de los argentinos.
No, qué voy a ser la verdad, soy apenas…nadie es la verdad, nadie tiene la verdad; me equivocaré y me voy a seguir equivocando millones de veces. La única diferencia por ahí es que cuando me equivoco lo hago de buena fe, no lo hago para jorobar ni embromar a nadie y mucho menos a los que menos tienen. (APLAUSOS)
Yo quiero homenajear en este 25 de Mayo en estos 202 años de aquella gesta, precisamente a esos seres anónimos, a esos hombres y mujeres desconocidos de la historia que fueron realmente los que permitieron librar las grandes batallas y las grandes luchas.
Hoy leía un artículo muy lindo que hizo Aníbal Fernández…¿No vino Aníbal, no está por ahí? Ah, mirá vos, le vamos a poner ausente al senador Fernández, se debe estar escribiendo algún otro artículo para mañana en el diario. Hay un muy buen artículo en Página 12, “Jacobino” se llama, porque a nosotros muchas veces nos tratan también de jacobinos. Y hablaba de los jacobinos de la Revolución de Mayo, hablaba de Monteagudo, hablaba de Castelli, hablaba de Moreno, contaba la verdadera historia de las escarapelas, esa historia que nos hacían creer cuando éramos chiquitos que te ponían una escarapela y vos ibas con el paragüita que no existía también….no, no, la escarapela se la ponían para identificar a los que eran propios; el que no tenía la escarapela no entraba. Esta es la verdadera historia de la escarapela. Los jacobinos, French y Beruti le ponían la escarapela porque esa era la marca de que era propio el que entraba y si no tenías esa marca no entrabas. Seguramente no había ningún periodista de investigación para denunciar estas cosas en esos momentos. Menos mal, porque si no la historia no se hubiera escrito, seguramente los hubieran escrachado a French y a Beruti, les hubieran dicho que querían manipular la historia, y todavía estaríamos con el Rey de España. (APLAUSOS) Menos mal, digo; lo que pasa que era Moreno el que escribía el diario, este era el tema afortunadamente. Ahora no es Mariano Moreno el que te escribe el diario, pero bueno….estas son las cosas que tenemos que reflexionar. (APLAUSOS)
Creo que estos días sirven para hacer estas reflexiones, pero no para hacer una reflexión hoy y olvidarnos exactamente a las 24 horas, sino para entender.
Me acuerdo que a veces cuando yo quería y le decía a Florencia “tenés que estudiar la historia” y me decía “para qué me sirve la historia”. Para entender lo que pasa hoy, y tal vez poder analizar o entrever lo que va a pasar mañana. Si no sabés de donde venís, es muy difícil que sepas a dónde vas y mucho menos aún que llegues a buen puerto. (APLAUSOS)
En estos 202 años de historia nos han pasado muchas cosas. Hablaba el Gobernador de una nueva tapa aquí en la Provincia, en esta ciudad de Bariloche en la que parece que la historia disociaba a Bariloche, una de nuestras ciudades…creo que Bariloche y Mar del Plata deben ser turìsticamente junto a Iguazú y Calafate. No piensen que la voy a dejar afuera ni muerta. No, pero la verdad que las emblemáticas son para nosotros, Bariloche y Mar del Plata digamos, está hermosísima Bariloche.
Hablaba de los desencuentros, Villa La Angostura me dicen por ahí, alguna neuquina, la maravillosa Villa La Angostura, San Martín de los Andes también hermosa. La Argentina, muchachos, ustedes no saben el país que tenemos. ¡Por Dios!, hay que darse una vuelta no más por ahí para advertir que tenemos, y a veces digo, no será esa por ahí la razón de tanta cosa, no será como dijo alguna vez alguien que cuando a uno le dicen desde muy chico “tenés tanta riqueza, sos tan rico”, parece ser que no hubiera que hacer esfuerzo que trabajar para lograr las cosas. Creo que algo de eso hay, más los desencuentros, más el azuzar desde afuera y desde adentro para favorecer a tal o cual grupúsculo o a tal o cual imperio de turno.
Yo creo que este siglo XXI nos encuentra de otra manera a los argentinos; no es que nos encuentre a todos con las mismas ideas ni con las mismas posturas que, además, sería muy aburrido, yo creo que nos encuentra con otra perspectiva desde nosotros mismos.
Yo creo que muchos hemos advertido que todo lo que nos dijeron durante tanto tiempo y nos plantearon como modelos de país y de desarrollo, estaban equivocados. ¡Miren las cosas que nos han dicho en estos 202 años!
Si me pusiera a contar lo que han querido hacernos creer en los 202 años de historia, no terminaría nunca. Podría rememorar algunas cosas de la última década.
Me acuerdo de las cosas que decían, que si no acatábamos lo que decía el Fondo nos caíamos del mundo; que si reestructurábamos la deuda de esa manera íbamos a quedar aislados; que si no hacíamos tal cosa pasaría tal otra. Bueno, de todo, me acuerdo hasta de cosas que pasaron antes de nuestro gobierno.
Me acuerdo de un amigo, que no voy a decir el nombre porque me va a matar si lo digo, que una de los dos hijas vive acá en Bariloche, y me decía en el 2002, cuando se produjo el crack económico y el Parlamento elige un nuevo gobierno el 1º de enero, este amigo de la familia viene y le dice a mi hijo Máximo: “Máximo, hay que comprar dólares –estaba a 4.80 en ese momento el dólar- porque se va a ir a 10 pesos”. Y el amigo nuestro compró. No sé qué habrá hecho con esos dólares o si los tendrá.
Como verán todo se repite y lo que más me sorprende es que los actores que repiten las conductas, no son los que debiéramos pensar que podrían equivocarse porque les falta instrucción, porque les falta información, no, al contrario, son algunos muy parecidos a este amigo mío de la familia que tiene conocimientos jurídicos, económicos, que es empresario y que es todo pero que repiten conductas. No sé qué habrá hecho este amigo con aquel dólar comprado a 4.80 hace 10 años. Pero bueno, él le creyó a la letra de molde o lo que decían o a los rumores.
Y así podemos decir todos los días cosas que hemos escuchado en estos 9 años y las que seguiremos escuchando.
Por eso yo les pido a todos los argentinos, a todos los argentinos que estamos ante una oportunidad histórica: hemos logrado demostrarnos a nosotros mismos que el modelo que valía era este modelo y patrón de acumulación basado en un sólido y fuerte mercado interno con un sólido mercado de exportaciones, con un desendeudamiento de la Nación que nos permite tener libertad para decidir nuestras políticas y no depender de un financiamiento externo a tasas siderales.
Esta recuperación que hemos hecho también de la soberanía hidrocarburífera, nos va a permitir, seguramente, volver a ser el país que alguna vez fuimos, de autoabastecernos en materia hidrocarburífera, que ese es el gran objetivo a lograr. Pero lograr la unidad que no es, reitero, pensar lo mismo, decir lo mismo, repetir monocordemente lo mismo, sino establecer cuestiones definitivamente sobre las cuales ya no discutamos más los argentinos.
Por eso quiero agradecer una vez más a la oposición desde aquí, desde esta fecha patria, desde este 25 de Mayo, el apoyo que dio a la recuperación de la soberanía hidrocarburífera de la República Argentina. (APLAUSOS) Y decirles que en la unidad nacional, entendida, no como el estar de acuerdo o hacer lo que quiere el Gobierno, sino entendida como que no puede haber nada más importante que los intereses de la Nación Argentina, los intereses de la patria, no pueden estar por sobre ninguna facción ni ubicación ideológica ni sectorial. (APLAUSOS) Este es en definitiva, el concepto de unidad nacional.
En un momento difícil, en un mundo complejo, en un mundo también de grandes desafíos, ¿cuáles son los grandes desafíos? Saber interpretar que estamos ante un cambio de época similar a los que se han registrado en los últimos 200 años en dos o tres oportunidades y que tenemos la inmensa oportunidad histórica de revertir; son 9 años de crecimiento ininterrumpido, el crecimiento económico, social y de inclusión más importante de nuestros 202 años de historia. (APLAUSOS)
En la inteligencia de cada uno de esos actores sociales, políticos, institucionales, empresariales, gremiales, trabajadores, científicos, docentes, estudiantes, argentinos y argentinas en definitiva, en nuestra propia inteligencia, en poder discernir esto qué es importante para la patria, está el gran desafío.
Yo quiero decirles que esta Presidenta ha llegado a un lugar que jamás imaginó y creo que algunos tampoco, además de mi persona, sobre todo en la última elección, pero que lo hago con mucha humildad y con mucho sentido de servicio a la patria. Pero además también, a la memoria de quien fue mi compañero…(APLAUSOS)…y de muchos otros y otras que como él, soñaban con un país distinto.
Él tuvo la inmensa suerte…Ustedes dirán “qué está diciendo si ya no está”. Sí, pero Dios mío, vivió 60 años, pero qué 60 años, quedó en la historia. Y quedó en la historia con esa frase…(APLAUSOS)…que lo marcó de que no iba a dejar sus convicciones en la puerta…Sí, vive en el pueblo, pero me gustaría que viviera conmigo, chicos, sí. (APLAUSOS)
Pero bueno, yo creo que lo importante es eso; yo creo que él fue uno de los que identificó muy claramente qué era la patria y cuál era el rol y la misión que tenía y se entregó sin medir consecuencias, como hacía todo. Por eso a mí me gustaba que él leyera los discursos porque cuando no los leía me ponía muy nerviosa.
Bueno, pero lo importante en estos 202 años de historia, además de la patria, a la patria también se la vive con alegría. Por eso el otro día, cuando llegué a ese lugar y vi esas mujeres bailando, de esas mujeres muchas de ellas habían sido combatientes en el frente, primero, contra los colonialistas y, luego, en la propia guerra civil donde lucharon, con todos los problemas y las vi dándome la bienvenida y bailando al son del candombe con algo que les sale desde adentro, yo pensaba: “Este continente, esta gente, 500 años de dominación de las grandes potencias del mundo desarrollado; 27 años de guerra civil y siguen bailando”. ¿Pero quién les contó a los blancos que son superiores a los demás? ¡Por favor! Si nos hubiera pasado eso a nosotros, hubiéramos desaparecido de la faz de la Tierra. (APLAUSOS)
La verdad que era una alegría que es la que tenemos que tenemos tener todos en esta etapa y en este momento frente a las grandes transformaciones que aún restan hacer. Porque siempre la historia va generando nuevas demandas, nuevas necesidades y también se van generando nuevas dirigencias, porque transferir la posta es ineludible. Los que crean en la eternidad, que por favor recen un rosario a la noche y que se den cuenta de lo frágiles y temporales que somos todos y cada uno de nosotros. (APLAUSOS)
Y yo les pido en este momento particular, para finalizar, a todos los argentinos, a todos mis compatriotas, que hagamos este esfuerzo de estar unidos en momentos que el mundo se desmorona y que nosotros ocupamos un lugar importante, no solamente porque logramos producir granos o carne, sino porque además hemos logrado reindustrializar el país, porque además tenemos una política que protege a nuestro trabajo, a nuestros empresarios, a nuestra economía. (APLAUSOS)
Cuando yo escuchaba hace unos días a nuestro Canciller ante la Organización Mundial de Comercio decir las cifras claras, brutales casi de nuestro comercio, donde somos en el G-20, luego de Alemania, el país con mayor libertad para invertir y comerciar, cuando les decía con cifras claras y constantes que somos el país número 11 en el mundo en materia de libertad para invertir capitales extranjeros, cuando nos hablaban y nos hablan de licencias o proteccionismo en la Argentina, economías como las de Europa que tienen aranceles del 159 para la manteca, del 126 para la carne o nuestros productores arroceros de Entre Ríos, que compiten con un arancel de Japón en el arroz del 450 por ciento y nosotros tenemos un máximo de 35, que tampoco aplicamos; cuando uno escucha entonces estas cosas y sabe de estas cosas, debe darse cuenta de qué es lo que se está defendiendo y qué es la patria y qué es la Nación y cuáles son los intereses.
Porque parece ser, o tal vez los limones que todavía y la carne bovina que todavía no hemos logrado introducir en Estados Unidos desde hace 10 años por barreras fitosanitarias. Nuestra carne que creo que es la mejor del mundo. Los brasileros me van a pelear porque van a decir que es la de ellos. Pero yo creo que la nuestra; yo creo que hay otras cosas que ellos tienen mejores que nosotros, pero la carne, la argentina, la carne la argentina. (APLAUSOS)
Barreras…los limones, ahí lo veo a José Alperovich, que estuvo hace poco también en Estados Unidos.
Entonces, cuando uno ve estas cosas, es como que hubiera un proteccionismo legal, el de los desarrollados, y un proteccionismo populista, el de los emergentes. Bueno, no es así. (APLAUSOS)
Y quiero decir estas cosas porque estas cosas también hacen a la noción de patria y la noción de defensa de nuestros intereses. Que yo creo sinceramente como miembro la República Argentina del G-20, que no deben ser contrarios a los intereses de otros países del mundo, porque el problema no está entre las economías de producción; el problema está en una economía global donde maneja lo financiero, donde es el dinero el que cree que se reproduce a sí mismo y donde todavía no se ha logrado convencer a los grandes líderes que deciden el mundo que las políticas de ajuste solo traen miseria, hambre, dolor y cambios políticos impredecibles además. (APLAUSOS)
Si uno observa la historia y ve las grandes trasformaciones, inclusive la que hoy estamos festejando acá, la del 25 de Mayo de 1810, o la de Estados Unidos, que fue la Revolución del Té, porque le querían aumentar los impuestos del té o la francesa porque la burguesía ya no aguantaba más el peso de un clero y de una monarquía parasitaria o la rusa que no se bancaba más la miseria mientras los zares vivían como reyes.
¿A qué les hace acordar estas cosas y estas imágenes? Con una diferencia: allá nos enterábamos de la Revolución Francesa dos años más tarde y por lo que contaban; ahora uno aprieta una tecla y ve todo en vivo y en directo. Por eso, la vertiginosidad de los cambios.
Saber interpretar estas etapas históricas, saber interpretar estas cosas es lo que nos va a permitir a nosotros hacer más fuerte a nuestro país y a nuestra región, porque también nuestra región tiene una inmejorable oportunidad de articular nuestras economías, nuestra población con un comercio que se dé también entre nosotros, que no significa no comerciar con otros bloques, pero necesitamos también constituirnos definitiva y seriamente como un bloque muy importante en el mundo para luego también luchar por la segunda parte de la independencia que todas nuestras naciones del Cono Sur lograron en el siglo XIX y que estamos construyendo recién a fines del siglo XX y principios del siglo XXI.
No debemos olvidarnos de eso, solos no podemos ni solo cada uno puede en su casa ni solo cada uno puede en su ciudad o en su provincia ni solo cada uno puede en su región ni solo cada uno puede en el mundo. Han cambiado definitivamente los actores.
Yo espero, como Presidenta de la República Argentina, que esto pueda ser entendido, porque hay cambios muy vertiginosos que ya están siendo vistos, discusiones que se dan en otros ámbitos y en otras latitudes impensables para nosotros. Hasta se han olvidado de nosotros para algunas cosas, esta discusión que se está dando respecto de los modelos que habían planteado. Esto no nos tiene que alegrar porque, en definitiva, cuando el mundo se pone mal, se pone mal para todos en algún momento.
Simplemente hacer una humilde contribución como venimos haciendo desde siempre desde la Argentina de que otra manera de crecer es posible, que otro modelo de sociedad inclusiva, con vigencia de los derechos humanos, con vigencia de los derechos de los trabajadores, de los educadores, de los estudiantes, de los científicos, en definitiva, de lo que yo llamo “la patria”.
Porque la patria, y con esto quiero terminar, no es esa entelequia que alguna vez literariamente definieran tan bien algunos autores argentinos, que no voy a hacer mención de ellos porque seguramente nos van a dividir, algunos van a chiflar, otros van a aplaudir, pero que eran muy buenos autores intelectuales. Pero la patria no es una entelequia, la patria es una construcción cotidiana de todos y cada uno de nosotros interactuando con el que está al lado, con el que está enfrente, con el que está atrás, con el que está abajo y con el que está arriba para lograr entre todos un país en el cual todos tengan los mismos derechos, en el cual todos puedan acceder a los mismos bienes y servicios. (APLAUSOS)
Porque por esa patria lucharon French, Berutti, Castelli, Mariano Moreno, Cornelio Saavedra; por esa patria fue Cabral el que dio la vida por San Martín y por esa patria es por la que vamos a seguir luchando nosotros, con la misma fuerza que siempre tuvimos desde jóvenes, con la fuerza que nos da la historia, con la fuerza que nos dan los que ya no están y, fundamentalmente, con la fuerza de las convicciones que son las que arrastran los grandes cambios históricos.
Gracias Bariloche, muchas gracias Río Negro, muchas gracias Argentina.
Compatriotas: ¡feliz Día de la Patria para todos! ¡Viva la patria! (APLAUSOS)

ARGENTINA “Le hemos devuelto a los argentinos la patria que les habían arrebatado”, afirmó la Presidenta al conmemorar la gesta de mayo

Viernes, 25 de Mayo de 2012
“Le hemos devuelto a los argentinos la patria que les habían arrebatado”, afirmó la Presidenta al conmemorar la gesta de mayo

La presidenta Cristina Fernández encabezó hoy el acto central en conmemoración del 202 aniversario de la Revolución de Mayo, oficiado en el teatro La Baita, en la ciudad de San Carlos de Bariloche. Allí sostuvo que “la patria es una construcción cotidiana de todos y cada uno de nosotros”.
Al iniciar su exposición, la Presidenta recordó que en un día como hoy, pero 20 años atrás, Néstor Kirchner recibía en esa ciudad la titularidad de la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), momento en que se iniciaba el proceso de privatización de la empresa YPF. En ese marco, recordó que ayer, al retirarse de la Casa de Gobierno, en Buenos Aires, pudo observar el edificio de la empresa, recientemente recuperada para el Estado nacional, iluminado con los colores de la patria. “Son vueltas de la historia, pero esas vueltas no se dan solas; para que las cosas se den vuelta, hay que empujar”, graficó.
También rememoró que hace 9 años, Néstor Kirchner asumía su mandato como presidente, con un discurso que expresaba una serie de ideas y lineamientos que, efectivamente, fueron respetados por sus propias acciones. Y que, además, esa exposición inicial contenía una frase de vital importancia para los argentinos: “Cambio es el nombre del futuro”, sostenía Kirchner aquel día, destacó la Jefa de Estado.
Por eso, la Mandataria dijo que su administración y la de quien la precedió son, en los hechos, “dos gobiernos, pero un solo proyecto”.
Cristina Fernández comentó que “esta presidenta ha llegado a un lugar que jamás imaginó”. Dijo que recuerda al ex presidente Néstor Kirchner como a alguien “con mucha humildad y con mucha vocación de servicio a la patria”, pero también como a aquel “que fuera mi compañero, y de muchos otros como él que soñaban con un país distinto”.
Sostuvo que el ex mandatario “quedó en la historia con esa frase que decía que no iba a dejar sus ideales en la puerta” de la Casa Rosada. “Yo creo que lo importante es eso: él fue uno de los que identificó muy claramente qué era la patria y cual era el rol y la misión que tenía. Y se entregó sin medir consecuencias”, enfatizó.
Cristina Fernández consideró que “una de las cosas más importantes” de la gestión de gobierno iniciada en 2003 es que “le hemos devuelto a los argentinos la patria que les habían arrebatado”.
También ponderó positivamente la inclusión de los jóvenes en la política: “¡Qué suerte tener estos jóvenes que no están enojados, que están alegres, que llevan banderas, que cantan, que estudian!”, expresó.
Angola, y su relación con la gesta de libertadora
En su discurso, Cristina Fernández mencionó algunas cuestiones relacionadas con su reciente viaje a Angola: recordó que esa nación africana obtuvo su independencia el 11 de noviembre de 1975; que atravesó, desde ese año hasta 2002, 27 años de guerra civil y que, por lo tanto, es actualmente un país en reconstrucción; y que pudo ver en su pueblo “una energía que me emocionó hasta las lágrimas”.
Tras señalar esto, recordó que la mayor parte de los ejércitos libertadores de la República Argentina se constituyeron con mestizos, mulatos, indios y negros. Y que de estos últimos, muchos eran de origen angoleño. “Eran los que iban al frente de batalla”, expresó. Por eso, sostuvo que “no hay mejor manera de honrar la historia que contando la verdad”. “Nadie tiene la verdad. Me equivocaré y lo seguiré haciendo. Pero cuando me equivoco, lo hago de buena fe, no lo hago para embromar a los que menos tienen”, afirmó.
En ese sentido, la Jefa de Estado dijo querer “homenajear a esos seres anónimos a esos hombres y mujeres desconocidos, que fueron los que permitieron librar las grandes batallas” de nuestra historia.
Reflexiones en el día de la Patria
Cristina Fernández sostuvo que “estos días sirven para hacer estas reflexiones” y que “la historia sirve para entender lo que pasa hoy y tal vez entrever lo que va a pasar mañana”. “Si no sabés de donde venís, es muy difícil saber adonde vas y mucho menos llegar a buen puerto”, aseguró.
La Presidenta de la Nación remarcó la calidad de “el país que tenemos”, pero admitió que tal vez esa misma riqueza fue la que trabó nuestro progreso. “Cuando a uno le dicen desde tan chico ‘sos tan rico’, ‘tenés tanta riqueza’, parece que no hay que hacer ningún esfuerzo”, opinó.
La Jefa de Estado sostuvo que en la actualidad “muchos hemos advertido que lo que nos dijeron durante tanto tiempo y lo que nos planteaban como modelo de crecimiento y desarrollo, estaban equivocados”. “Me acuerdo de las cosas que decían, como que si no acatábamos lo que decía el Fondo (Monetario Internacional) nos caíamos del mundo; que si reestructurábamos la deuda, nos caíamos del mundo”, rememoró. Y enfatizó que “los que repiten las conductas no son los que les falta instrucción o información; todo lo contrario, son empresarios o gente educada”.
Defender el modelo de crecimiento e inclusión social
Más adelante, la mandataria se dirigió a “todos los argentinos”, para señalar que “estamos ante una oportunidad histórica: hemos logrado demostrarnos a nosotros mismos, que el modelo que valía era un modelo con un sólido mercado interno, con sólido crecimiento de las exportaciones”, a lo que ahora se agrega la “recuperación que hemos hecho de la soberanía hidrocarburífera”.
En ese sentido, exhortó a “lograr la unidad, que no es pensar lo mismo, repetir lo mismo, es establecer cuestiones sobre las que ya no discutamos mas los argentinos”. Al respecto, volvió a “agradecer a la oposición el apoyo” que dio a la recuperación de YPF. Y sostuvo que “la unidad nacional” debe ser “entendida como que no puede haber nada más importante que los intereses de la patria”.
Afirmó que la Argentina está “en un mundo complejo, de grandes desafíos”, y señaló que se debe “saber interpretar que estamos ante un cambio de época y que tenemos una inmensa oportunidad histórica”.
La Presidenta consideró que para la dirigencia nacional “transferir la posta es ineludible” y por eso aconsejó a “los que crean en la eternidad” que “recen un rosario a la noche y se den cuenta de los frágiles y temporales que somos”.
También sostuvo que “no puede haber nada más importante que los intereses de la patria”, y por eso pidió a “todos los argentinos que hagamos este esfuerzo de estar unidos en momentos en el que este mundo se desmorona, este mundo en el que ocupamos un lugar importante, porque hemos logrado reindustrializar el país y porque tenemos una política que protege a nuestros trabajo, a nuestros empresarios a nuestra economía”.
Por eso criticó a quienes denostan las políticas que tienden a preservar la economía nacional: “Deben darse cuenta de qué es lo que se está defendiendo, que es la patria”, aseveró. Y agregó: “Pareciera que hay un proteccionismo legal, el de los países desarrollados, y un proteccionismo populista, el de los países emergentes”.
Para la Mandataria, “el problema no está” entre quienes sostienen “economías de producción”, sino que “el problema está en una economía global que se maneja desde lo financiero”. Y recordó que “las políticas de ajuste solo traen miseria, hambre, dolor y cambios políticos impredecibles”.
“Saber interpretar estas etapas históricas nos va a permitir hacer más fuerte a nuestro país y nuestra región, que tiene una inmejorable oportunidad de articular nuestras economías”, sostuvo Cristina Fernández, para agregar enseguida que “la patria no es esa entelequia que alguna vez definieran algunos autores argentinos, la patria es una construcción cotidiana de todos y cada uno de nosotros”.
La Jefa de Estado encabezó el acto acompañada por el vicepresidente Amado Boudou; el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilnek; autoridades nacionales y provinciales, embajadores de países extranjeros, representantes de organizaciones defensoras de los derechos humanos, e invitados especiales.

ARGENTINA Instó Cristina desde Bariloche a los argentinos a hacer un esfuerzo de unidad mientras el mundo se desmorona

25 DE MAYO
Instó Cristina desde Bariloche a los argentinos a hacer un esfuerzo de unidad mientras el mundo se desmorona
FUENTE: SALA DE PRENSA – CABA
http://www.prensa.argentina.ar/2012/05/25/30970-insto-cristina-desde-bariloche-a-los-argentinos-a-hacer-un-esfuerzo-de-unidad-mientras-el-mundo-se-desmorona.php
La Presidenta destacó desde Bariloche, en la celebración del 25, que con el proyecto iniciado desde 2003 “hemos devuelto la Patria a los argentinos, que se la habían arrebatado”. Instó a hacer un esfuerzo de unidad mientras el mundo se desmorona y a valorar “la oportunidad del lugar que ocupamos”.
Al pronunciar su discurso en el escenario del teatro La Baita, en el marco del acto central por el 202ª aniversario de la Revolución de Mayo, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió “a todos los argentinos que hagamos este esfuerzo de estar unidos en momentos que el mundo se desmorona”.

Reflexionó: “Ocupamos un lugar importante, no sólo porque logramos producir granos y carne, también porque logramos industrializar el país y tenemos una política que genera trabajo, inclusión y protege a nuestros empresarios”.

La jefa de Estado defendió el modelo vigente, que se apoyó en un sólido mercado interno, sólidas exportaciones, desendeudamiento que nos libera de financiamiento externo, la soberanía hidrocarburífera que nos permitirá algún día volver a autoabastecernos, en el contesto de un cambio de época similar al que los últimos años. “Estamos ante una inmensa oportunidad histórica”, de esas que “sólo hubo tres o cuatro veces en estos 202 años de historia”, sostuvo Cristina.
“Estamos trabajando por todos los argentinos, aún por todos aquellos que tiene resueltos los problemas hace mucho tiempo”.

Y anticipó: “La historia siempre va generando nuevas demandas y nuevas exigencias. Y es necesario transmitir las postas, es ineludible. Los que crean en la eternidad que por favor recen un rosario y que se den cuenta de lo frágiles que somos todos”.
En su discurso transmitido por videoconferencia en el Centro Cívico y otros puntos de la ciudad, tras disculparse por no haber podido pronunciarlo en ese escenario por prescripción médica, la Mandataria hizo un parangón de la historia de 202 años de la Revolución de Mayo con los nueve años últimos a los que identificó con el cambio, y en este sentido, destacó que en dos gobiernos y un solo proyecto “”les devolvimos a los argentinos la Patria que les habían arrebatado”.
Instó: “en estas fechas hay que recordar que la historia es para entender lo que pasa hoy” y señaló que “si no sabés de donde venís, es difícil entender a dónde vas”.

Recordó que “en estos 202 años de historia han pasado muchas cosas” pero “este siglo XXI nos encuentra con otra perspectiva de nosotros mismos, de lo que nos dijeron de nosotros mismos”.

“Han querido hacernos creer que si no hacíamos lo que nos decían íbamos a quedar aislados”, advirtió.
Al rematar su alocución manifestó que “la Patria no es una entelequia, sino una construcción cotidiana, que se hace interactuando entre todos, para tener los mismos derechos, acceder a iguales bienes y servicios, por esa Patria lucharon los próceres, y vamos a seguir luchando con la fuerza que nos da la historia, los que ya no están y las convicciones que arrastran los cambios”.
Enumeró que para algunos estos cambios “se visualizan en el Fondo, la foto que bajó de Videla, la reestructuración de la deuda, proyectos económicos que permitieron millones puestos de trabajo, ley de educación que destina el 6 % del PIB, que como secretario Unasur, misiones como Colombia y Venezuela, recuperación de AFJP”.
Recordó la recuperación de las AFJP, la movilidad jubilatoria, aumentarles los haberes a los jubilados, las paritarias, el salario mínimo vital y móvil, repatriación de científicos, el turismo, e informó que el congreso internacional de Congresos se hará en 2015 en Buenos Aires.
Resaltó además la masiva presencia juventud en las calles, a los pueblos originarios, la igualdad de género. “Cuando recordamos otras partes y nosotros que estábamos enojados con razón, qué suerte que estos jóvenes estén contentos, estudien, canten. que los secundarios estén con sus computadoras, casas, caminos, aeropuertos”, dijo.
Previamente, gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, agradeció “el gesto enorme” por la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Bariloche, asegurando que “compartir con nosotros este festejo, cerró los desencuentros y abre la etapa del encuentro de Río Negro con los argentinos”.

“Es un gesto enorme que esté presente en Río Negro al cumplirse 9 años de la asunción de Néstor Kirchner, quien representa el inicio de una nueva etapa de la Argentina y el proceso de transformación”, sostuvo el mandatario.
Antes recibió en un hotel céntrico el saludo protocolar de autoridades civiles y militares y del cuerpo diplomático acreditado en la Argentina, tras participar del Tedeum del 25 de Mayo en la catedral de San Carlos de Bariloche.
Al oficio religioso asistieron los ministros del gabinete nacional y los gobernadores José Alperovich (Tucumán), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Jorge Sapag (Neuquén), Daniel Scioli (Buenos Aires), Luis Beder Herrera (La Rioja) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Asimismo, estuvo presente en la Catedral de Bariloche la senadora nacional Beatriz Rojkés de Alperovich, entre otros funcionarios y dirigentes.

Nube de etiquetas