Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘Alianzas’

ARGENTINA Sí, pero, mejor no

21/08/2011
ACUERDOS: BINNER NO QUIERE, NO SE NIEGA, TAMPOCO LO DESCARTA Y LA LEY SE LO IMPIDE

FUENTE: REDACCION ROSARIO – ROSARIO
http://REDACCIONROSARIO.COM.AR/NOTICIAS/INDEX.PHP?Q=NODE/13758

Sí, pero, mejor no

Los frutos que rinde el desierto los recogen los nómades.
El gobernador santafesino, Hermes Binner, se excusó este sábado en la ley electoral –que prohíbe acuerdos pos primarias– para adherir a un eventual rejunte opositor de cara a las presidenciales de octubre, tal cual lo propone el macrismo. “La ley es muy clara”, dijo en ese sentido, “ahora estamos de cara a las elecciones de octubre, y allí se seguirá definiendo la voluntad de la gente”. No obstante, aceptaría hablar con el PRO. “No nos negamos a hablar con nadie, pero ya tenemos nuestra propuesta”, advirtió, en un oportuno regreso –tras una serie de definiciones de campaña sin matices– a su tradición de enigma y ambigüedad.
Por Manuel Costa.
El aspirante a la presidencia respondía así a la intención del líder del PRO, Mauricio Macri, quien convocó al arco opositor a unirse detrás de la candidatura del socialista de cara a octubre. Esto no fue rechazado de plano por el santafesino, pero tampoco aceptado abiertamente.
Es que, según reparó el propio Binner, la ley no permite acuerdos una vez superada la primera instancia electoral. Una excusa a su medida para diferenciarse de quienes impulsan la deserción de los demás candidatos en su favor. Una razón mesurada para no quemarse con la misma leche que Ricardo Alfonsín, a quien la alianza con De Narváez le devino en menos más que en más, según el análisis que hicieran referentes de su propia fuerza.
A su vez, el candidato por el Frente Amplio Progresista no descarta el diálogo con las demás fuerzas, sobre todo la macrista, indemne tras las primarias por la única razón de no haberse expuesto a las mismas.
Sin embargo, y como es su costumbre, él va con cautela. Sabe que en caso de darse un acuerdo PROgresista, será tácito ya que la “ley es muy clara” al respecto, y sólo sería blanqueado ante la remota posibilidad de una segunda vuelta. Esto ya estaba decidido –o, como mejor le gusta expresarse al santafesino, “no descartado”– mucho antes de que los pingos se vieran en la cancha, cuando en abril pasado decía “no descartamos más adelante coordinar” con Mauricio Macri en caso de haber ballotage.
En aquella ocasión, el socialista hablaba de coincidencias con el macrismo en el “qué” y diferencias en el “cómo”. “No es sólo sumar por sumar” porque “después hay que gobernar”, se lo oyó advertir entonces.
Ahora, con los números en la mesa, a Binner lo sigue tentando el sueño presidencial y hay sobradas muestras de que si se le diera alguna garantía que acordando con la derecha su diez por ciento engordaría con votos del duhaldismo, del macrismo, etc., sin que se le pierdan por el lado del socialismo, lo gritaría a viva voz. Pero la brevedad de su fase de elocuencia contra el gobierno nacional le jugó una mala sorpresa –perder en la provincia que gobierna– y esto bastó para devolverlo hoy a la anfibología: “No nos negamos a hablar con nadie, pero ya tenemos nuestra propuesta formada”, disparó. Como antes: “Coincidimos en el qué, no en el cómo”, o: “No hay que ser excluyente”, pero “con macri y con Duhalde hay un límite en lo teórico”.

Nube de etiquetas