Despertar Nacional

Entradas etiquetadas como ‘60 Aniversario’

ARGENTINA Acto de recordación del 60 aniversario del fallecimiento de Eva Perón: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto de recordación del 60 aniversario del fallecimiento de Eva Perón: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE RECORDACIÓN DEL 60 ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE EVA PERÓN, MERCADO CONCENTRADOR DE JOSÉ C. PAZ.
Gracias, muchas gracias, compañeros y compañeras; amigos; hermanos y hermanas: aquí en este lugar, en este maravilloso lugar que inauguró él, se me agolpan…”nacional y popular, te juro que en los malos momentos los pibes siempre vamos a estar”… gracias, no me hagan llorar. En este lugar me vienen a la mente imborrables recuerdos y momentos, no solamente de aquí de este lugar maravilloso, de José C. Paz, donde siempre me han recibido como una más, y sepan que me siento una de ustedes más que cualquier otra cosa. (APLAUSOS). Me viene a la mente también, un momento muy importante, allá por el 25 de mayo del 2006, donde hicimos una inmensa movilización en la Plaza de Mayo y él habló. Recuerdo que empezó ese discurso muy emocionado, era la primera vez que hablaba en la Plaza de Mayo – creo que nunca más volvió a hacerlo – y dijo en sus primeras palabras: “y un día volvimos”.
Quería simbolizar en esas palabras a toda una generación, la mía, la generación del Bicentenario, la que teníamos 18; 19; 20 años y algunos más, cuando el General Perón retornaba a la Patria. Y lo habíamos traído, sí digo lo habíamos traído, porque fueron las grandes movilizaciones y luchas populares de los trabajadores, de los jóvenes, del pueblo argentino que se movilizó por el retorno de su líder. (APLAUSOS). Pero no volvimos para hacer cualquier cosa porque como él lo había marcado, el 25 de mayo del año 2003, no iba a dejar sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno. Tal vez muy pocos creyeron en esas afirmaciones, tal vez muy pocos entendieron aquel 25 de mayo cuando dijo: “y un día volvimos”. Y es que volvimos para que ella, para que Eva Perón, que había prometido volver y ser millones cumpliera con su propia profecía de volver a una Argentina diferente. (APLAUSOS).
Hoy, como miembro de esa generación, que ayudó a que Perón retornara a la Patria, desde el llano y como militante quiero decir también que 30 años más tarde de aquel 73 Presidente y Presidenta ya no luchamos por el retorno de Perón, sino por el retorno eterno de Eva, que volvió en los millones de puestos de trabajo, que volvió en los millones de jubilados y pensionados que incorporamos y que año tras año a partir del 2003, han visto mejorar su situación, sus haberes. Volvimos a través de los cientos de miles de viviendas y soluciones habitacionales, ahí también está ella. Ella está en los 2 millones de netbooks que hemos entregado a nuestros estudiantes de las escuelas secundarias públicas. Ella ha vuelto en las diez universidades nuevas, que hemos inaugurado y también – como señalaba el Intendente – del presupuesto educativo más importante del que se tenga memoria; ella ha vuelto en la recuperación de los fondos de los trabajadores que habían sido privatizados, durante la época de los noventa. Y ahí sí que volvieron millones que tenían cautivos, pero los multiplicamos porque en poco más de 2 años, tenemos el doble o el triple de lo que habíamos recibido para que todo el pueblo argentino: jubilados, trabajadores, empresarios que reciben créditos y ayudas puedan sostener ese crecimiento maravilloso; ella ha vuelto – 60 años después – para incorporar a millones de pibes a la dignidad de la Asignación Universal por Hijo para que los padres no tengan que mendigar un guardapolvo o un par de zapatillas o un cuaderno para llevar a sus hijos a la escuela. (APLAUSOS). Ella ha vuelto en más de las 1.300 escuelas; ella ha vuelto en el millonario presupuesto para las universidades y para ciencia y tecnología.
Díganme si esa maravillosa Tecnópolis no es una moderna versión de la Ciudad de los Niños, díganmelo, acorde con los tiempos, acordes con la evolución. (APLAUSOS). Hoy llevamos superados más de un millón de visitantes en apenas diez días o menos de una semana en Tecnópolis. Es el lugar donde las familias argentinas con sus hijos van a disfrutar lo que hemos hecho los argentinos en estos 200 años de historia; ella también ha vuelto en los miles y miles de hombres y mujeres que han visto reconocida y recuperada su identidad con el matrimonio igualitario. ¿Dónde creen que estaría Evita, con quién habría votado ella? (APLAUSOS). Ella que era la amazona de la libertad y de la igualdad por sobre todas las cosas porque había sufrido en carne propia la desigualdad y la pobreza y los prejuicios de una sociedad que muchas veces no entiende que alguien puede no pensar lo mismo, ser igual o sentir lo mismo, y sin embargo es un hermano, un hermana, un compañero o una compañera. Ella ha vuelto también en la dignidad de una Patria que ha dejado de ser colonia porque ella predijo que vamos a dejar de ser colonia, o la bandera flameará sobre sus ruinas.
Y déjenme decirles qué proféticas que resultaron aquellas palabras, que muchas veces las leemos y las repetimos. Ella dijo, en una oportunidad: “la Patria dejará de ser colonia o la bandera flameará sobre sus ruinas”. Díganme ustedes si no recuerdan las imágenes del 2001, cuando se incendió el país, cuando bajo las políticas neoliberales y de subordinación al Fondo Monetario Internacional y a las indicaciones de afuera nos habían sumergido en la vergüenza de recibir, cada seis meses, la visita de un Virrey, que venía a decirlos lo que teníamos que hacer. (APLAUSOS).
Si uno ve, si uno escucha, si uno tiene la capacidad de escuchar con sus propios oídos; más que mirar, la de ver con sus propios ojos las cosas que han pasado desde que ella no estuvo y lo que hemos logrado hasta ahora, díganme si no estamos haciendo las cosas para cumplir con ese legado y ese mandato histórico que ella le impuso a todo aquel que se dijera peronista. (APLAUSOS).
Yo me siento realmente con la inmensa responsabilidad de conducir los destinos de la Patria, en momentos que no son fáciles. Pero no solamente no son fáciles por lo que pasa en el mundo, no son fáciles tampoco para mí en lo personal estar sin él, toda una vida al lado de alguien que fue algo más que tu marido, que era tu mejor amigo, que era tu mejor maestro, tu mejor compañero te dificulta muchas veces las cosas. Pero yo trato de hacer honor a lo que le prometí, allá en Calafate, muy despacito, cuando le dije: “no te voy a hacer quedar mal, no te voy a hacer pasar vergüenza”. (APLAUSOS). Ese fue mi compromiso con él, porque él había dado todo, él te cuidaba.
Cuando, Mario, a veces me daba un poco de rabia porque yo decía “no me trates como si fuera una nena”, pero él me cuidaba permanentemente y le decía a todos los compañeros, como le decía a Mario y a otros compañeros, que son testigos, “cuídenla”. Porque su inmenso amor hacia mí, que fue tan grande como el que yo le tuve a él y que todo junto es el inmenso amor que le hemos tenido a nuestro pueblo, a nuestra patria, a nuestros compañeros desaparecidos. (APLAUSOS)
Ella también, que fue desaparecida, ella también que durante 18 años fue desaparecida también ha vuelto en la justicia, en la memoria, en la verdad que hemos puesto en la política de derechos humanos como uno de los pilares y que hoy nos muestra como ejemplo al mundo. (APLAUSOS)
Yo no quiero llorar, porque a los grandes no se los recuerda llorando; a los grandes se los recuerda combatiendo, trabajando y luchando por llevar adelante sus ideales. (APLAUSOS)
Esta Patria que hemos construido entre todos los argentinos y que es para todos los argentinos, aún para los que no están de acuerdo; porque lo maravilloso, lo distintivo, lo diferente de un proyecto nacional, popular, democrático y de inclusión social, es que incluye y beneficia aún a aquellos que lo critican y que lo boicotean permanentemente. Eso tiene de diferente cuando se milita y se participa de un proyecto nacional, popular y democrático. (APLAUSOS)
Pero déjenme decirles que si hay un lugar donde hoy la veo a ella, donde la veo más que nada es en los cientos de miles de jóvenes argentinos que se han incorporado a la política y que la llevan en su corazón, que la llevan en sus banderas, que la llevan estampadas en sus remeras, en los movimientos sociales juveniles, en las universidades, en los sindicatos.
Mario, Mario querido, no te preocupes por los saboteadores; siempre va a haber saboteadores de los procesos nacionales, populares y democráticos. Lo que nunca van a poder sabotear es la historia, porque la historia, finalmente, más temprano que tarde, termina haciendo justicia.
Y si no, mírenla a ella, esa mujer que hace 60 años pasaba a la inmortalidad, esa mujer que alguien pintó en las paredes de la vieja mansión Alzaga Unzué donde ella murió, “viva el cáncer”; la denostada, la malquerida, la vilipendiada, la injuriada hoy renace eterna en la memoria del pueblo y de la historia. No ya de la Argentina solamente, del mundo.
Si es el lugar que más vienen a visitar, si es el personaje que más les interesa, cómo ha podido derrotar a los insensatos, a los que quisieron desaparecerla, a los que la injuriaron.
Por eso tenemos que aprender a distinguir entre los tiempos biológicos y de la cronología de los tiempos históricos.
Yo hoy por la mañana leía muchas crónicas, hoy se escribieron en todos los diarios cosas muy lindas de Eva, todos, no había nadie, es imposible que hoy a 60 años…Fíjense cómo los derrotó: a 60 años, ninguno de los que la insultaban y agraviaban pueden firmar una nota ni pueden decir nada porque ha sido reconocida por todos. Por eso, me gustaría que algunos compañeros que escribieron hoy y decían de su breve vida, de su breve paso: si uno lo mide en términos biológicos, fue breve; pero la historia no se mide por los tiempos biológicos. La historia se mide por lo que cada uno de nosotros ha hecho cuando le ha tocado pasar por el mundo y esa mujer no tuvo 30 años o 33, esa mujer tuvo siglos porque fueron siglos de lucha por la libertad, por la igualdad, por la justicia social que ella supo interpretar y dar a su pueblo.
Por eso no hay que preocuparse, hay que ocuparse para no estar descuidados, eso sí, para no estar descuidados.
Pero no perdamos el tiempo en aquellos que por ambiciones, por limitaciones, no importa, no me gusta adjetivar y mucho menos en un día como hoy, no comprenden el curso de la historia. Y que cada uno de nosotros no va a ser juzgado por los titulares del diario de mañana, sino que va a ser juzgado definitivamente por la historia y por la memoria del pueblo. (APLAUSOS)
Ella pudo ganarle a la historia con la memoria del pueblo; ella es eterna y hoy venimos a homenajearla y repetirle única. Pero debemos aprender las lecciones que nos da la historia y saber que el camino que hemos elegido que es el de lograr que en la Argentina cada vez haya menos pobres, significa también enfrentar intereses.
Porque en la economía, como lo digo siempre, nada es neutro: lo que se le da a uno es porque lo pone otro. No hay ninguna otra fórmula posible.
Sepan que mientras las descalificaciones, las injurias o los agravios sean por este camino que hemos elegido, que es lograr ser más libres, más independientes, desendeudando al país como nunca nadie lo había hecho a partir de 1955, porque también, recordemos un poco la historia para los más jóvenes, entramos en el Fondo Monetario después del ’55, Perón nunca quiso formar parte de ese acuerdo. Por eso les digo que es la historia, precisamente, la que nos va a juzgar.
Y yo quiero convocarlos a todos, a convocarlos por el mensaje de unidos, organizados y solidarios, porque la unidad del pueblo argentino, que no es una unidad vacía y sin contenido, es una unidad con dirección, con sentido, la organización que no es contra nadie, sino es a favor del pueblo y la defensa de sus derechos y la solidaridad que es la base que debe unir a todos los trabajadores, que debe ser el horizonte y el punto de llegada, porque los que ya tienen un trabajo bueno y registrado, tienen que ayudar al otro hermano que todavía está recibiendo la Asignación Universal por Hijo, que todavía no está registrado y tenemos que aprender a ser solidarios, porque esa es la base sobre la que ella trabajó.
Ella siempre decía, sobre todo en la última etapa cuando escribió su libro “Mi mensaje”: “Por allí puedo entender –ella utilizaba mucho la palabra oligarquía- que la oligarquía no nos quieran o nos desprecien, pero lo que más me cuesta entender es cuando alguno de nosotros, venido de abajo, se junta frente y junto a los que siempre nos atacaron para, precisamente, socavar la unidad de este movimiento”.
Pero bueno, tenemos que ser fuertes , manejar nuestras palabras y también manejar nuestros silencios, que suelen ser también muchas veces más elocuentes que las palabras.
Por eso, yo quiero decirles a todos juntos hoy aquí, no solamente a los que integran el movimiento peronista, sino a todos los argentinos como Presidenta de los 40 millones de argentinos, que en ese billete en el que ayer por primera vez la imagen de una mujer, de esa mujer en el reverso de ese billete, dice “en unión y libertad”. Y entonces, unidos y organizados, solidariamente en unión y en libertad, sentiremos que ella ha cumplido su legado histórico y es más eterna que nunca a 60 años de haber pasado a la inmortalidad.
Gracias compañeros, el mejor homenaje que le podemos hacer a Eva es militar y trabajar incansablemente por la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación.
Gracias José C. Paz, gracias provincia de Buenos Aires, gracias Argentina, gracias a todos, los quiero mucho. (APLAUSOS)

ARGENTINA Cristina Fernández afirmó que Evita “ha vuelto en la dignidad de una patria que ha dejado de ser colonia”

Jueves, 26 de Julio de 2012
Cristina Fernández afirmó que Evita “ha vuelto en la dignidad de una patria que ha dejado de ser colonia”

En el homenaje por el 60 aniversario del fallecimiento de Eva Perón, la Jefa de Estado sostuvo que “a los grandes no se los recuerda llorando, se los recuerda combatiendo, luchando y trabajando por llevar adelante sus ideales”. Durante el acto en José C. Paz, la Presidenta volvió a convocar a la unidad, la organización y la solidaridad a todo el pueblo. Y concluyó que “el mejor homenaje que le podemos hacer a Eva es militar incansablemente por la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria”.
En el comienzo de su discurso, la Presidenta de la Nación recordó un mensaje del ex presidente Néstor Kirchner en Plaza de Mayo, en el que sus primeras palabras fueron “ y un día volvimos”. Sostuvo que esa frase simbolizaba a una generación, la de los “que teníamos 18, 19 años, cuando el general Perón retornaba a la patria, y lo habíamos traído. Porque fueron las grandes movilizaciones y luchas populares de los trabajadores, de los jóvenes, del pueblo argentino, que se movilizó por el retorno de su líder”.
La Jefa de Estado remarcó que ese regreso no fue “para ser cualquier cosa” y subrayó: “Volvimos para que Eva Perón, que había prometido volver y ser millones, cumpliera con su propia profecía de volver a una Argentina diferente”.
En ese sentido, la Presidenta destacó que Evita está presente en los trabajadores que recuperaron su trabajo, los nuevos jubilados, las viviendas entregadas, los 2 millones de netbooks, las 10 universidades nuevas y también en el presupuesto educativo más importante del que se tenga memoria.
“Ella volvió en la recuperación de los fondos de los trabajadores que habían sido privatizados en la década de los 90”, aseguró Cristina Fernández. Agregó que “ella ha vuelto 60 años después, para incorporar a millones de pibes a la Asignación Universal por hijo, para que los padres no tengan que mendigar un guardapolvo”.
También destacó la creación de Tecnópolis, a la que calificó como “una moderna versión de la Ciudad de los Niños” y destacó que ya se superó el millón de visitantes en apenas 10 días de la megamuestra de ciencia y tecnología.
La mandataria afirmó que Evita “ha vuelto en los argentinos y argentinas que han recuperado su identidad con el matrimonio igualitario”. En ese sentido, sostuvo que la segunda esposa de Juan Perón hubiera apoyado esa norma, ya que “ella era la amazona de la igualdad y de la libertad, por sobre todas las cosas, porque había sufrido en carne propia la desigualdad, la injusticia y los prejuicios de la sociedad”.
La Presidenta enfatizó: “Ella ha vuelto en la dignidad de una patria que ha dejado de ser colonia, porque ella predijo que vamos a dejar de ser colonia o la bandera flameará sobre sus ruinas”. Y recordó cuando antes de 2001 el país recibía “cada seis meses un virrey del FMI que nos venía a decir lo que teníamos que hacer”.
El legado de Kirchner y la participación de los jóvenes
Cristina Fernández aseguró que siente “la inmensa responsabilidad de conducir los destinos de la patria en momentos que no son fáciles”. Sostuvo que “no son fáciles no solo por lo que pasa en el mundo, sino que no son fáciles también para mí por no estar con mi compañero”.
“Yo trato de hacer honor a lo que le prometí allá en Calafate, muy despacito, cuando le dije: “no te voy a hacer quedar mal, no te voy a hacer pasar vergüenza””, expresó la Jefa de Estado. Remarcó que “su inmenso amor hacia mí, que es el mismo que el inmenso amor que yo le tuve, todo junto es el inmenso amor que le tenemos a nuestro pueblo, a nuestra patria, a nuestros compañeros desaparecidos”.
La Presidenta consideró que “a los grandes no se los recuerda llorando, a los grandes se los recuerda combatiendo, luchando y trabajando por llevar adelante sus ideales”. Al respecto, aseguró que donde se puede ver el legado de Eva “es en los cientos de jóvenes que se han incorporado a la política. Y que las llevan en su corazón, en sus banderas, estampada en sus remeras, en los movimientos juveniles, en las universidades, en los sindicatos”.
Los saboteadores de los procesos nacionales y populares
En otro tramo del discurso, la Presidenta se refirió a las protestas de algunos sectores sindicales y consideró que “siempre va a haber saboteadores de los procesos nacionales, populares y democráticos”, pero recalcó que “lo que no van a poder sabotear es la historia, porque la historia, más temprano que tarde, siempre termina haciendo justicia”.
Rememoró que por Eva “alguien pintó en las paredes “viva el cáncer”” y subrayó que fue “la denostada, la vilipendiada, hoy renace eterna en la memoria del pueblo, no solo de la Argentina, sino del mundo”. Y aseguró que “a 60 años ninguno de los que la insultaban, puede firmar una nota, porque ha sido reconocida por todos”. “La historia no se mide por los tiempos cronológicos, se mide por lo que cada uno de nosotros hizo en el tiempo que le tocó. Esa mujer no tuvo 33 años, tuvo siglos”, enfatizó.
Retornando sobre el tema de los críticos al gobierno, Cristina Fernández pidió: “No perdamos el tiempo en aquellos que por ambiciones o limitaciones, no comprenden los tiempos de la historia”. En ese sentido, aseguró que “cada uno de nosotros no va a ser juzgados por los titulares de los diarios, sino por la historia y la memoria del pueblo”.
“El camino que hemos elegido, el de lograr que en la Argentina cada vez haya menos pobres, significa enfrentar intereses. En economía, nada es neutro: lo que se le da a uno, es porque lo pone otro”, remarcó la mandataria. Y restó importancia a “las descalificaciones y los agravios” si son por haber adoptado “este camino que hemos elegido, que es ser más libres, más independientes, desendeudar al país como nunca se había hecho”.
Convocatoria a la unidad y la organización
En el último tramo de su discurso, la Presidenta convocó “a todos, con el mensaje de Unidos, organizados y solidarios”. “Porque la unidad del pueblo argentino, no es una unidad sin contenido; la organización, que no es contra nadie, sino a favor del pueblo; y la solidaridad, que es la base que debe unir a todos los trabajadores, que debe ser el horizonte y el punto de llegada”, puntualizó.
Sostuvo que “los que tienen un trabajo bueno y registrado, tienen que ayudar al otro hermano, que está recibiendo la AUH”. Y rememoró las palabras de Eva cuando decía que podía “entender que la oligarquía no nos quiera o nos desprecia, pero lo que más me cuesta entender es cuando uno de los venidos de abajo, se enfrenta a nosotros para socavar la unidad de este movimiento”.
La Jefa de Estado destacó el lanzamiento del billete de 100 pesos con “la imagen de una mujer, de esa mujer”. “Unidos y organizados, solidariamente, en unión y libertad, vamos a comprender que ella está más viva que nunca”, aseguró. Y concluyó que “el mejor homenaje que le podemos hacer a Eva es militar incansablemente por la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria”.

ARGENTINA Presentación del billete con la efigie de Eva Perón: Palabras de la Presidenta de la Nación

Presentación del billete con la efigie de Eva Perón: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE PRESENTACIÓN OFICIAL DE UN NUEVO BILLETE CON LA EFIGIE DE EVA PERÓN, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, CASA ROSADA.
Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas: la verdad que es un día muy especial. En primer término quiero agradecer a los trabajadores de Casa de Moneda que han hecho posible este trabajo. (APLAUSOS). Quiero también invitar – aquí al escenario, por favor – al artista francés y al argentino que es el mejor dibujante de billetes del mundo que quiso ser partícipe de esta obra histórica que consagra a una mujer que marcó no solamente la vida de los argentinos, sino que marcó un hito en la historia mundial: Eva Perón. Y le agradecemos que haya participado realmente en este proyecto. Muchas gracias. (APLAUSOS). Y aquí un argentino, un de los mejores grabadores del mundo, es el hombre que luego que un artista como él dibuja el billete lo pasa… a ver cómo lo hacés. Yo lo iba a explicar y no sabía. (Risas). Se hace, primero el grabado, y después se hace todo lo que es el diseño del billete. Este hombre, que es uno de los mejores grabadores del mundo, es argentino, y trabajó 14 años en la Casa de Moneda, hace 21 años que se fue del país, hoy trabaja en Suiza, donde hacen la plata de todo el mundo. En fin, el hombre además de bueno… pero algún día te vamos a recuperar me parece, me gustaría que volvieras a la Argentina. (APLAUSOS). Un aplauso para él también, gracias. Qué orgullo, un argentino, uno de los mejores grabadores del mundo que hoy vive en Suiza y trabaja para los que hacen los billetes y las máquinas del mundo y que también fue el artista – porque además de grabador es artista – que protagonizó esta breve pero sentida historia de lo que fue también no la historia de un billete, si no la historia de los argentinos, en definitiva.
Este era un billete, que originalmente había sido pensado para un billete de 5 pesos, luego de la muerte de Eva Perón, en 1952, ustedes lo vieron y cuando vino la autodenominada revolución libertadora, golpe de Estado que derrocó el Gobierno constitucional del General Perón un empleado de la Casa de Moneda lo escondió detrás de un mueble de la Casa de Moneda como si fuera una suerte de embute, para decirlo así, lo escondió. El embutido viene de salame, no vayan a pensar otra cosas, nadie piense ninguna otra cosa extraña, por favor; lo embutió, se mete una cosa dentro. Cuando se refuncionalizó las Casa de Moneda y empezaron a correr muebles y cosas aparecieron; pudieron haber aparecido, qué sé yo, en otro momento también y haberlos destruido. No, si son esas cosas del destino, de la historia, aparecieron durante nuestra gestión, los recuperamos y ahí iniciamos la tarea de emitir para este 60 aniversario, que es el día de mañana, del paso a la inmortalidad de Eva Perón este billete, que comenzó siendo conmemorativo, pero que yo voy a pedir – y no quiero entrar en ninguna polémica porque el otro billete de 100 es el de Roca – no quiero entrar en ninguna polémica. Pero yo quiero que las autoridades monetarias, que las autoridades de Casa de Moneda, del ministerio de Economía puedan arbitrar todas las medidas para que, en definitiva, medidas obviamente legales y de carácter operativo, cuando estamos ante la moneda no estamos solamente ante medidas de carácter legal, sino también de carácter operativo para que este sea el nuevo billete de 100 pesos. (APLAUSOS). ¿Por qué? Porque sinceramente y sin quitarles méritos a nadie, porque ustedes saben que la historia siempre es compleja y siempre hay posiciones diferentes, y mi intención no es polemizar. Pero después de 200 años de moneda es la primera vez que una mujer aparece en un billete. (APLAUSOS). Han aparecido todos: San Martín, Belgrano, Roca, Sarmiento, bueno no me acuerdo.
Y me parece que sí tenemos que hacer honor al género, además, quién mejor que para hacer honor al género que la figura de Eva Perón, estampada en el billete de 100 pesos. (APLAUSOS). Me gusta mucho la imagen, es una imagen plácida, a mí me gustaba mucho la Evita está, esa que está ahí enojada y que quiere comerse el mundo… bah, no comerse el mundo, a algunos nada más. Vamos a ser más precisión, tenía una precisión quirúrgica para encarar, pero la verdad que esta Eva Perón da una sensación de paz y de tranquilidad muy impresionantes. Tiene una balanza, que no es la balanza de la Justicia, de la Justicia como Poder Judicial, sino la balanza de la verdadera justicia, de la justicia social que también está acá. (APLAUSOS). Este es el laurel, el que está acá al costadito, a ver bueno no importa, voy a empezar a hacer lío. Es maravilloso; está también el ceibo que es la flor nacional, está el símbolo de la Nación; está también el símbolo de la abundancia y del otro lado, le doy vuelta un ratito, está la Diosa Ara Pacis, que era la diosa, no estamos proponiendo ningún culto alternativo, por favor. Se acuerdan que en la Caja de Ahorro había una mujer que también era una diosa que simbolizaba el ahorro, bueno hay figuras griegas que – como Hermes, en la Cámara de Comercio – lo tienen a Hermes que era el Dios del Comercio y nadie piensa que de La Vega sea un heterodoxo en materia religiosa. Así que por favor…no porque ya veo mañana los titulares que nunca faltan, los de la cadena del miedo y del desánimo comienzan con análisis extraños. Además es muy lindo, porque dice, al lado de Ara Pacis: “en unión y libertad”.
La verdad que estamos muy contentos de poder haber hecho esto todos los argentinos y también hecho por argentinos y franceses que nos ayudaron, por los más de 1.100 empleados de Casa de Moneda que tiene más de 186 años ya de vida. También una tarea muy importante que se ha venido desarrollando porque la Casa de Moneda, que acá está su titular – venía dándonos negativo y empezó a dar positivo, a partir del año 2010, pero quiero decirles que el incremento del patrimonio neto, en el período 2011, ha sido del 45 por ciento, y el incremento de facturación, en el 2012, ha sido de 125 millones, que representa un 60 por ciento de aumento contra el año 2010. Si uno pudiera mostrar los gráficos vería que los gráficos siempre estaban en rojos o eran muy finitos, inclusive durante mi gestión y durante la gestión de Néstor también, estuvieron muy finitos, de azul en positivo y muchas veces en rojo. Pero la verdad que estos son- yo no sé si podrá divisarse – los tres últimos años con el crecimiento 2010, 2011 y lo que va del 2012 un crecimiento muy importante. Por ejemplo, una máquina que se llama la Simultan cuarta… una anécdota para ver cómo pasan muchas veces las cosa y por qué hay tantos intereses cruzados y tantas cosas. Había una licitación que finalmente dejamos sin efecto, que era comprar todas máquinas nuevas. Esta era una licitación de aproximadamente 147 millones de dólares, de francos suizos, un poco más. Lorenzino vos que andás con la moneda y todo eso ¿un poco más? Un poco más, finalmente esta máquina que era de origen suizo iba a ser desguazada porque ya no servía más, se le pidió a su casa de origen suiza que nos pasara un presupuesto para repararla. Nos pasaron presupuesto de 4.000.000 de francos suizos. Nos pareció mucho y decidimos a hacerla con los técnicos argentinos, con elementos argentinos y la reparamos y llevamos gastado – más o menos -400 mil pesos. Y se sigue usando y produciendo. (APLAUSOS). Cosas, maravillas de los argentinos, no es que la atamos con alambre, no, funciona y muy bien. Hubo una recalificación, comenzamos a hacer también muchas cosas que antes no hacíamos o la encargábamos a privados. Por eso muchas veces cuando uno deja de encargarle las cosas a los privados y retoma el Estado porque la moneda… vamos, no es que nos queramos hacer cargo de las cosas que hacen los privados, de ninguna manera, pero la moneda es una cosa que tiene que estar a cargo del Estado, sin ninguna duda.
Si hay un instrumento de soberanía y hoy más que nunca adquiere una singular importancia es precisamente la moneda. Y hemos pasado a hacer el pasaporte electrónico, diseño, desarrollo y fabricación de los nuevos pasaportes electrónicos para el RENAPER, contando con una planta de producción de última generación; los padrones electorales del 2011, que también normalmente los hacían los privados y los hicimos en la Casa de Moneda y vieron que no hubo ningún problema en las elección, por favor. Mañana dicen: “hicieron los padrones, por eso ganaron con el 55 por ciento de los votos”. No, fueron transparentes. También la Lotería Nacional, recuperamos la impresión de los cartones de bingo de la Lotería que estaban también en manos privadas; Parques Nacionales con la digitalización de documentos que también hicimos para ellos; el recupero del PAMI – como cliente – para la digitalización de los documentos; una nueva tarjeta inteligente de policarbonato. Bueno, de resultas que los incrementos han sido en todos los rubros: del 111; del 61, en títulos automotor; en otros títulos del 31; en diplomas universitarios del 222 por ciento; en estampillas de la AFIP del 89 por ciento; en fajas AFIP – esas que se ponen en las clausuras y no se ahí pongan nerviosos – del 10 por ciento; en cheques cancelatorios de cinco mil, ciento por ciento; en Parques Nacionales de 228 por ciento.
Yo quiero felicitar a las autoridades de Casa de Moneda y los empleados también de esa institución, que han hecho posible también esta recuperación y que hoy estemos nuevamente en superávit y tenemos que seguir recuperando las capacidades del Estado en lo que es estrictamente competencia del Estado, indelegable e insustituible. Y bueno, muy contentos con este billete de 100, que yo estoy segura que se van a poner finalmente de acuerdo las autoridades monetarias, las autoridades económicas y la Casa de Moneda y vamos a poder tener este billete, que por primera vez incorpora a una mujer y a una mujer como Eva, en un momento en donde todas las cosas que ella decía, todas las cosas a las que aspiraba: a la justicia social, al tema de los trabajadores, adquiere una relevancia por todo lo que está pasando en el mundo de una manera muy especial.
Hoy recorrió la red la foto de este hombre – no sé si lo ubican – esta foto me la alcanzaron mis secretarios que siempre andan navegando en la red, se ve que por ahí tienen tiempo mientras yo hago mis cosas, bueno está bien, tener ociosas a la gente es malo. Este es José Luis Sampedro, es un literato y un economista español muy importante. En el 2010, el Consejo de Ministros de España, le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España y en el 2011 recibió el Premio Nacional de las Letras españolas. Bueno, este hombre apareció en la red con una carta dirigida al señor Presidente del Gobierno de España, que es economista también. Yo no voy a leer la carta, porque no corresponde, hay algunas cuestiones que tienen que ver con algunos adjetivos que él le dirige al Presidente y al Gobierno, que no corresponde que una Presidenta lo repita. Y no es broma, así que… pero sí una frase que creo que define un poco el momento y que tiene tanta actualidad y tanta antigüedad al mismo tiempo, pocas cosas tienen ese matiz. Yo que siempre dicen que hablo contra los economistas. Me encantó la frase porque dijo: “Hay economistas que sólo trabajan para que los ricos sean más ricos, y hay economistas que trabajamos para que los pobres sean menos pobres”. (APLAUSOS). Y fue una frase que realmente me gusto porque yo misma debo reconocer tengo cierta tendencia – no me mire Moreno así – yo reconozco mis defectos y mis virtudes también, más los defectos que tengo seguramente que las virtudes, pero al revés, pero la verdad que siempre he estigmatizado un poco a los economistas. Pero la verdad que es injusto porque es como abogado. Yo soy abogada y bueno hay buenos y malos… en fin, dejémoslo ahí a los abogados porque es un rubro muy cuestionado ¿no es cierto? No te rías De Mendiguren, de qué te reís vos. Bien, es un rubro muy cuestionado pero realmente esto de los economistas me impactó porque realmente define cuál es exactamente el problema que es actual, pero al mismo tiempo es antiguo y es lo que ha venido discutiéndose a lo largo de los 200 años de historia de la Argentina y seguramente de los cientos de años de historia de la humanidad: ¿Para quién trabajar, para qué trabajar, cuál es el objetivo y la dirección que tiene que tener no solamente un economista, sino un político o un gobierno?
Y cuando alguien toma la dirección que es la de que los pobres sean menos pobres, obviamente recibe durísimos ataques. Bueno, ¡qué les voy a contar! ¡Qué no se ha dicho de esta mujer en la República Argentina! De esta digo, de mí también se han dicho cosas, pero de ella se han dicho cosas horrendas y le han hecho cosas horrendas.
Porque la verba es la verba, pero le han hecho cosas horrendas y se las han hecho después de muerta inclusive, que es lo peor que le puede pasar a alguien.
Por eso, el rescate y la reivindicación y fundamentalmente pensar por qué somos tan atacados quienes orientamos los esfuerzos, a veces con errores, con defectos.
Yo leía ayer una tapa de…a ver, me alcanzás la tapita de la cadena nacional del jefe…ayer leía: “El 28 por ciento de los gastos de la ANSES se usan en los jubilados”. Bueno, ustedes saben, son los jefes de la cadena nacional del miedo y del desánino. Y me ponía a pensar, porque vienen cuestionando cuando se le dio un préstamos a General Motors, cuando se le dio un préstamo a la provincia de Buenos Aires el otro día para que pudiera pagar sus aguinaldos, y yo quiero contarles la historia de lo que hizo este monopolio con los fondos de los jubilados cuando las AFJP eran privadas.
A partir del 18 de octubre del 2007, poco antes de que se estatizaran los fondos de las AFJPs, todas, absolutamente todas las AFJPs, compraron más de 25 millones de acciones a un promedio de 23,85 por ciento del Grupo Clarín.
Ustedes saben que yo no acostumbro a hablar con nombre y apellido pero en este caso tengo que hacerlo con nombre y apellido porque sería injusto que no lo identificara e involucrara a todos los empresarios o a todos los que tienen acciones.
Pero esas acciones se compraron por 609 millones; hoy, solo valen 200 millones. Porque a los pocos días de valer 23,85, de ser cotizadas, pasaron a valer 7. Esto me lo dice Diego Bossio, el titular de la ANSES.
Miren si por ejemplo, vamos a hacer un ejercicio, hubieran sido colocados estos 609 millones en una inversión conservadora, como podría ser colocar un plazo fijo, tasa BADLAR, que es la tasa que se paga a los que depositan más de 1 millón, 2 millones de pesos, hoy la ANSES, en lugar de los 200 millones de pesos tendría más de 1.000 millones de pesos.
Si lo hubiéramos prestado en los términos que le prestamos a la provincia de Buenos Aires, porque esto sale exactamente al otro día que la provincia de Buenos Aires recibe los 600 millones, hoy tendríamos 1.300 y pico de millones de pesos contra los 200 que tenemos. Y si lo hubiéramos invertido en el Plan Pro.Cre.Ar, que es otro tipo de inversión a lo que puede ser una letra del Banco Provincia o un plazo fijo, que son inversiones de activos financieros, cuando uno invierte en viviendas está invirtiendo en activos de capital y acá, fundamentalmente, en activos de capital vinculados también a mejorar la calidad de vida de los recursos de un país. Usted sabe que un país tiene recursos humanos, recursos o capitales activos financieros, bueno, en fin, tendríamos algo así como 900 millones de pesos.
Estos son los que enjuician y los que dicen “¡qué mal que se gastan los dineros de los jubilados!”, pero no dicen esto…
Ahora, lo que más me llama la atención es que, pese a las denuncias que hay radicadas en la Justicia sobre esto, se avance tan lentamente.
Yo me pregunto: ¿cuándo para condenar al Estado o cautelares contra el Estado salen como pan caliente y se condena al Estado inmediatamente? ¿Cómo puede ser que duren años los juicios cuando algún grupo empresario privado importante se comprueba que ha cometido acciones que tienen que ser sometidas a investigación porque están sospechadas de haber defraudado los intereses de los jubilados y sin embargo todavía no tenemos ningún resultado?
¿Por qué?
Como leía el otro día también, una denuncia que se hizo en el año 2005 contra las cementeras por cartelización de los precios, que la hicieron durante la gestión del doctor Lavagna en el ministerio de Economía durante la gestión del presidente Kirchner. Y bueno, y había sido condenada precisamente porque se comprobó que se habían cartelizado, inclusive fueron también sentencias confirmadas por Casación y se le abrió un recurso de queja en la Corte. Esperemos que sea para que no haya ninguna injusticia y puedan discutir sobre la cuestión de fondo.
Pero la verdad que llama mucho la atención la premura, la rapidez cuando se trata de condenar al Estado, como si el Estado fuera “mongo”. Cuando el Estado no es “mongo”, argentinos; el Estado somos todos nosotros, cada peso, cada recurso que se le quita al Estado, se le está quitando y, fundamentalmente, a los sectores más vulnerables que son los que necesitan del Estado, son los que necesitan que la escuela pública funcione bien, porque no puede mandar a sus hijos a una escuela privada. Son los que necesitan que el transporte funcione bien y siga subsidiado para poder seguir viajando barato porque no tienen auto o porque no lo pueden hacer, son los que necesitan que las universidades sigan siendo gratuitas para que sus hijos tengan la esperanza de poder capacitarse y tener un futuro mejor, son las miles de obras, como en las que estuve ayer en Santiago del Estero conmemorando los 459 años de la ciudad Madre de Ciudades de la Argentina donde inauguramos un aeropuerto en Termas de Río Hondo totalmente hecho con recursos públicos y también un fantástico centro de convenciones para más de 3.000 personas en la vieja estación Mitre.
Una emoción porque me regalaron la foto y la grabación que registraba la llegada a esa misma estación, pero en los 40 o 50, de Perón y de Eva. Estaba ella con la manito levantada saludando.
Fue un lindo recuerdo, un lindo momento porque, además, todo el pueblo de Santiago del Estero se volcó a las calles, con una alegría, con un…y te decían gracias por venir. La verdad que…y yo, bueno, yo gracias a ellos porque cómo nos han apoyado. Además fue una fiesta popular impresionante. Esas son las cosas que te dan alegría.
Pero bueno, cuando uno ve entonces a estas cadenas nacionales del miedo y del desánimo…No sé si les pasó desapercibido el otro día un articulito que salió ayer, yo que soy lectora, porque leo todo últimamente, hay un articulito en La Nación, me mira la corresponsal de La Nación en Casa de Gobierno, ¿qué tal, Mariana, cómo estás? Bien. En Economía y Negocios, apareció, muy chiquitito, un articulito. Pobrecita, no tiene nada que ver ella, es simpatiquísima además, amorosa…Salió un articulito de una reunión en La Rural…Acá está, lo encontré: diario La Nación, sección Economía y Negocios, del 24 de julio, o sea del día de ayer, una reunión de la Rural con empresarios periodísticos. “Pucha –dije yo- a ver, vamos a ver qué es esto” Chiquitito estaba y dice: “La Mesa Directiva de la Sociedad Rural le planteó a un grupo de empresarios periodísticos su preocupación por la falta de diálogo con el Gobierno”. No se sabe de qué lado hay una falta de diálogo, si somos nosotros, ellos…bueno, no se sabe. Y “el desencanto que enfrenta la actividad agropecuaria”.
Yo no sé, ¿no?, pero, vos Wado que son de Mercedes, ¿cómo anda la soja?, ¿bien, no? ¿Te fue bien, no? Wado, herencia de su mamá, tiene un pequeño…se puso colorado… bueno, eso sí es herencia, la podés comprar. Y la verdad que hubiera sido mejor que no fuera herencia porque Wado es hijo de detenidos desaparecidos y la herencia es de su madre detenida desaparecida, sería mejor que no tuvieras nada, que estuviera ella todavía y serías más feliz.
Pero bueno, en la reunión, “el desencanto que enfrenta la actividad agropecuaria”, me hizo acordar, ¿se acuerdan de aquella película de Luis Bruñuel, “El discreto encanto de la burguesía”, yo decía: “¿Cuál es el desencanto de la actividad agropecuaria? Están con unos números que no se pueden creer, con una actividad en expansión”.
Bueno, pero seguí leyendo, “así lo indicó la agencia DyN”, DyN, es la agencia de noticias obviamente del monopolio también.
Yo creo que los pescaron en la reunión y la blanquearon…mi impresión acá es que alguien los vio y la blanquearon antes de que los escacharan, como les pasó cuando fueron a la Corte, ¿se acuerdan, no? Y dice: “Así lo indicó la agencia DyN el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, tras el almuerzo que compartió con José Aranda, de Clarín, Jorge Fontevecchia, de Perfil, Julio César Saguier y Fernán Saguier, de La Nación, y José Claudio Escribano, de La Nación, en el predio de Palermo”. Como se ve, el comando en jefe de la cadena nacional del miedo y del desánimo.
Estaban reunidos y después, ¿de qué estarían hablando y de quiénes estarían hablando? Digo yo que se reunieron.
Después sigue y explica de quiénes estaban hablando y dice: “En el encuentro se analizaron cuestiones vinculada con el precio de los commodities, la intervención a los mercados de granos y carnes y también sobre la falta de contactos que mantiene el sector con el Gobierno nacional”.
¿Ustedes se acuerdan de esa película o de esa serie de dibujitos animados que estaba el perro Pulgoso que se reía, ji, ji, ji. La verdad que si Pulgoso lee esto, estaría igual riéndose.
Estaban hablando, seguramente, de qué título nos van a enchufar mañana, con qué nos van a salir pasado mañana.
Pero bueno, es un poco la prueba de cómo, ¿no?, de cómo se manejan las cosas, de cómo la coordinación es perfecta, cómo sale una cosa una cosa en un lado, otra cosa en otra, otra cosa en la otra.
Pero lo que más me llamó la atención fue el desencanto de la actividad agropecuaria. La verdad que es muy importante.
Quería un poco, casi con humor, porque si no te tomás esto con humor te tenés que pegar un tiro realmente, ¿no?, y la verdad que no tengo ninguna intención. Así que, quédense todos tranquilos…
Pero la verdad que quería comentar estas cosas en un día como hoy, en vísperas también del 60º aniversario que mañana vamos a recordar, como creo que hay que recordarla a Eva, vamos a ir a José C. Paz a inaugurar un plan de 900 viviendas para sectores populares, ella quería eso y quería recordarla en este mundo, porque la verdad que uno lee las cosas que decía ella y también él, Perón, acerca del mundo, de lo que podía pasar en el mundo, no era premonición, porque nadie puede hablar de premonición, simplemente análisis político.
En Eva era intuición pura, intuición de la que vino de abajo, intuición de su sensibilidad; en Perón era formulación teórica, un militar como todos los militares de aquella época, por lo menos, con una gran formación teórica y con un mundo y que había participado en un mundo tan complejo como fueron los escenarios del siglo XX. Pero en Eva era lo que yo denomino inteligencia emocional, inteligencia intuitiva, inteligencia del corazón, la que muy pocas veces falla, yo te diría casi ninguna. Por eso tenía esa forma de contacto, por eso también sufrió tanto y por eso también dio tanto, nada más ni nada menos que su vida.
Por eso creo sinceramente que la propuesta de trasformar paulatinamente en el marco de las posibilidades legales y operativas a este billete como el billete de 100 pesos de los argentinos, me parece que es un homenaje que no solamente se lo debemos a ella, nos lo debemos a nosotros. Porque, en definitiva, ¿cuánto…?
Yo me acuerdo, veo ahí pañuelos blancos, me acuerdo un día cuando hicimos un homenaje en la Casa de Gobierno, aquí en el Salón Blanco, estaba Néstor, y le entregamos, creo que era un homenaje al bombardeo del ’55 y habló Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, y ella contó que había estado en la Plaza, Tati también, no sé si estará por ahí Tati, Tati, vos también me decías “yo era antiperonista”, porque bueno, tanta gente, Rodolfo Ortega Peña también contaba y relataba cuando estuvo en la Plaza, era joven él y su novia, tanta gente, porque en realidad tampoco vamos a creer la Plaza estaba llena en ese golpe de estado, muy pero muy llena y agitaban todos con pañuelos blancos…
Y la verdad entonces que creo que este billete es un homenaje que nos debemos los argentinos, es también reparador de nuestros propios errores, de nuestras equivocaciones. Y no es que Eva haya sido perfecta, no es que haya sido una santa, al contrario, lo que la convierte en algo más grande, en algo más inolvidable e inmortal, es que fue una humilde mujer de pueblo que tuvo la inmensa suerte de encontrarse con un hombre y con un pueblo, porque se encontró con un hombre y con un pueblo.
Si no lo hubiera conocido a Perón, seguramente hubiera pasado a la historia como otra artista. Es que la historia es así, es la historia de la gente que se encuentra y de la gente que cuando se encuentra con la historia y con el pueblo tienen la decisión de transformarlo, de ir adelante, aún a costa de todo, de su propia vida.
Ese fue el caso de Eva y por eso creo que darle el billete a ella es también reparar las injusticias que hemos cometido los argentinos contra nosotros mismos y contra nuestros compatriotas, con sus errores y con sus aciertos. Pero cuando uno mira esa balanza de la justicia social, a la cual nadie puede negarse, a la cual nadie puede decir que no está de acuerdo con la justicia social, Eva en esa balanza pesa cuatro toneladas por lo menos y, entonces, por esas cuatro toneladas de ese cuerpo frágil, que apenas 38 o 39 kilos cuando murió, es que los argentinos estamos haciendo hoy este homenaje entre todos.
Muchas gracias y muy buenas tardes. (APLAUSOS)

ARGENTINA La Presidenta presentó un billete en homenaje a Eva Perón y sostuvo que “es reparador de nuestros propios errores”

Miércoles, 25 de Julio de 2012
La Presidenta presentó un billete en homenaje a Eva Perón y sostuvo que “es reparador de nuestros propios errores”

La presidenta Cristina Fernández presentó el billete conmemorativo del 60 aniversario de la muerte de María Eva Duarte de Perón. Pidió a las autoridades monetarias que arbitren las medidas para que pase a ser el billete de 100 pesos definitivo. La mandataria afirmó que Evita tenía la “inteligencia del corazón, la que muy pocas veces falla. Por eso sufrió tanto, y por eso dio tanto, nada menos que su vida”.
Tras presentar el billete de 100 pesos conmemorativo por el 60 aniversario de la muerte de Eva Perón, la Jefa de Estado agradeció “a los trabajadores de Casa de la Moneda que han hecho posible este trabajo”, así como al diseñador y al grabador del billete.
Afirmó que la historia de la pérdida y recuperación del billete “fue la historia, no de un billete, sino de la historia de los argentinos”. Explicó que la imagen de Evita “había sido pensada para el billete de 5 pesos, a la muerte de Eva Perón. Cuando vino la autodenominada Revolución Libertadora, un empleado de la Casa de la Moneda lo escondió atrás de un mueble”. Y agregó que “cuando se refuncionalizó la Casa de la Moneda, ahí apareció durante una gestión, y decidimos emitir para el aniversario del paso a la inmortalidad que mañana se cumplen 60 años”.
La mandataria pidió que “las autoridades monetarias puedan arbitrar todas las medidas, legales y de carácter operativo, para que este sea el nuevo billete de 100 pesos”. “Sin quitarles méritos a nadie, porque la historia es compleja, pero después de 200 años es la primera vez que una mujer aparece en un billete”, enfatizó. Y reconoció que “si tenemos que hacerle honor al género, quién mejor que la figura de Eva Perón estampada en el billete de 100 pesos”.
La recuperación de la Casa de la Moneda
La Presidenta de la Nación aseguró que hay “una tarea muy importante que se ha venido desarrollando” en la Casa de la Moneda, la cual tenía un balance “que venía dando negativo, empezó a dar positivo en 2010”. Dio como ejemplo una licitación, finalmente dejada sin efecto para comprar máquinas nuevas de 147 millones de francos suizos. Y señaló que una máquina, cuya casa de origen había presupuestado su reparación en 4 millones de francos suizos, “decidimos repararla con los técnicos argentinos, funciona y llevamos gastados 400 mil pesos”
Cristina Fernández remarcó que “siempre le pedimos cosas a los privados. La moneda es una cosa que tiene que estar a cargo del Estado”. Puntualizó que en la Casa de la Moneda han pasado a confeccionarse el nuevo pasaporte electrónico, los padrones electorales del 2011, billetes de Lotería Nacional, entre otros documentos otorgados por el sector público.
La mandataria felicitó “a las autoridades y a los empleados de la Casa de la Moneda, que han permitido esta recuperación”. “Tenemos que seguir recuperando la participación del Estado en lo que es competencia indelegable del Estado”, afirmó.
Los fondos de la ANSES
En otro tramo del discurso, la Presidenta comentó que algunos medios “vienen cuestionando cuando se le dio un préstamos a la General Motors, cuando se le dio a la provincia de Buenos Aires para pagar aguinaldos”. En ese sentido, recordó que “el 18 de octubre de 2007, poco antes de que se estatizaran los fondos de las AFJP, todas las AFJP compraron más de 25 millones de acciones, a un promedio de 23,85% del Grupo Clarín”.
La Jefa de Estado señaló que “esas acciones se compraron por 609 millones: hoy solo valen 200 millones. Porque a los pocos días de valer 30, pasaron a valer 7”. “Si se hubiera hecho en una inversión conservadora, en lugar de valer 200 millones hoy valdrían 1000 millones; si los hubiéramos prestado en los términos de lo que hicimos a la provincia de Buenos Aires, serían 1300 millones”, describió.
Cristina Fernández sostuvo que “estos son los que enjuician y dicen “que mal que se gastan los fondos de los jubilados””. Al mismo tiempo, consideró que “llama mucho la atención la rapidez cuando se trata de condenar al Estado, como si el Estado fuera Mongo. El Estado no es Mongo, el Estado somos todos”, pero no se obra con la misma rapidez contra “los grupos concentrados”.
Asimismo, leyó un artículo en el que reflejaba una reunión en La Rural con empresarios periodísticos de Clarín, Perfil y La Nación. Consideró que “estaban hablando seguramente de con qué título nos van a enchufar mañana”. Sostuvo que “es un poco la prueba de cómo se manejan las cosas, la coordinación es perfecta”.
Homenaje a Evita
Cristina Fernández anunció que mañana, día en que se conmemora el 60 aniversario del fallecimiento de Eva Perón, irá “a José C. Paz a inaugurar un plan de 900 viviendas populares”.
Respecto a la figura de Evita, sostuvo que “si uno lee las cosas que decía ella acerca del mundo, no era premonición, simplemente análisis político. En Eva era intuición del que vino de abajo”, al tiempo que remarcó que “en Eva era lo que llamo inteligencia emocional, inteligencia del corazón, la que muy pocas veces falla”. “Por eso sufrió tanto, y por eso dio tanto, nada menos que su vida”, subrayó.
La Presidenta concluyó que “este billete es reparador de nuestros propios errores, de nuestras propias equivocaciones”. “No es que Eva haya sido una santa, sino que lo que la convierte inmortal es haber sido una sencilla mujer, que se encontró con un hombre y con un pueblo”, remarcó.
La Jefa de Estado estuvo acompañada durante el acto por el vicepresidente Amado Boudou, el jefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont.

ARGENTINA Acto por el 60º Aniversario de la primera emisión de la Televisión Argentina: Palabras de la Presidenta de la Nación

Acto por el 60º Aniversario de la primera emisión de la Televisión Argentina: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN EL ACTO DE CELEBRACIÓN DEL 60 ANIVERSARIO DE LA PRIMERA EMISIÓN DE LA TELEVISIÓN ARGENTINA, AVENIDA COMODORO MARTÍN RIVADAVIA, CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; Madres; Abuelas; actores; de todo hay acá: científicos, trabajadores, jóvenes – allá al fondo – con sus banderas bien altas. La verdad que creo que hoy estamos conmemorando muchas cosas, no solamente son los 60 años de la televisión argentina, en ese fantástico corto que se ha hecho: “Evita vive”, la historia vive, Néstor vive (APLAUSOS). La historia vive porque la historia es parte de la memoria y un hombre que terminó sus días acá, y que se llamaba Rodolfo Walsh dijo que la muerte sólo existe cuando se acaba la memoria y mientras haya memoria no hay muerte, mientras haya memoria hay vida. (APLAUSOS).
Cuántas cosas, la verdad que escuchar ese memorable discurso de Eva, hace exactamente 60 años, el 17 de octubre de 1951. Yo pensaba y ahora qué digo después de todo ese discurso, todo va a sonar idiota y estúpido, pero yo digo que cada persona es hija de su tiempo y de su historia y de cómo se para en ese lugar de la historia y qué decide representar y qué decide hacer. Y la verdad que me dio la memoria también porque cuando veo este maravilloso lugar con las señales de PakaPaka, de Canal Encuentro. Sí un aplauso muy grande para PakaPaka y para Canal Encuentro, que son modelos para la televisión pública, por favor. (APLAUSOS).
Vamos luego, cuando terminen los períodos legales, ahora no podemos hacerlo también a presentar Tecnópolis, que es maravilloso lo que he visto, recién es un secreto, pero bueno es un secreto, no importa. Pero la verdad que me acordé de otro momento diferente, me acordé de un 24 de marzo del 2004, cuando este lugar solamente era lo que había sido y me acordé del discurso de él, ese día, y de todo lo que sentíamos, cómo nos sentíamos conmovidos frente a todo esto donde solamente podíamos tener recuerdos que no queríamos tener y hoy haber podido transformar ese lugar en esto que hoy estamos viendo, en un lugar para las Madres, en un lugar de la memoria, en el lugar de encuentro y “Museo Haroldo Conti” la verdad qué transformación que hemos hecho, desde ese 24 de marzo del 2004 hasta la fecha, donde hemos podido recuperar este lugar para todos los argentinos, para la memoria también, pero para la memoria conmemorando la vida, la construcción. (APLAUSOS).
He recorrido las instalaciones, todas gente joven, muy joven, generando contenidos nuevos, públicos para todos los argentinos en esa maravilla que es la televisión digital y que si Dios quiere y nos ayuda en muy poco tiempo vamos a tener cubierto el ciento por ciento del territorio con acceso gratuito para todos los argentinos a más de 14 señales. Porque cada vez queremos incorporar más señales de televisión. (APLAUSOS).
Y también me quiero acordar del 17 de octubre, por supuesto, no podía no acordarme de esa fecha, pero no quería hacerlo desde la pertenencia a un sector político partidario. El 17 de octubre está definitivamente incorporado a la historia de todos los argentinos, es el ingreso, es la irrupción de los trabajadores y de la mujer a la política argentina y es un día a partir del cual se pudo construir el movimiento obrero más importante de Latinoamérica y también se pudo lograr la construcción de un proyecto político que hoy excede – sinceramente lo siento – a nuestro y quiere involucrar al conjunto de la sociedad.
Hoy leía un artículo muy interesante en un diario, de una economista, la quiero nombrar, no la conozco, pero me pareció muy interesante. No sé Juan Manuel si vos la conocés que sos el politólogo del grupo. Es un artículo de Mónica Peralta Ramos, por lo pronto tiene un apellido que tiene lo suyo, digamos que no viene del palo nuestro, o sea que cuando vi Mónica Peralta Ramos dije a ver qué escribió. Y Mónica Peralta Ramos – y lo dije también en la reunión que mantuve esta mañana, con las cooperativas agropecuarias, en al almuerzo que tuvimos con ellos – y les conté lo que me había impresionado del artículo. Y quiero comentarlo con ustedes realmente, y ella dice, es economista, que en realidad la historia de los desencuentros en nuestro país ha sido la imposibilidad de los sectores que más tienen de generar un proyecto político que pueda contener a todos los argentinos y que todo lo que hemos sufrido, en estos 200 años, todas las tensiones, los desencuentros, las sustituciones violentas de la voluntad popular por gobiernos dictatoriales, o por gobiernos fraudulentos tiene que ver por esa imposibilidad de generar un proyecto de país que nos contenga a los 40 millones que ha sido la clave del desarrollo de los países centrales en el mundo.
Y la verdad que me pareció una reflexión muy interesante, y me pareció una reflexión para hacerla precisamente un 17 de octubre. La responsabilidad que tiene nuestra generación, la responsabilidad que siento sobre mis espaldas y sobre la de todos los hombres y mujeres en los distintos estamentos económicos, culturales, sociales, políticos, son de nuestra misma generación, la generación del Bicentenario y que tienen responsabilidades institucionales, sectoriales de generar un proyecto que contenga a los 40 millones de argentinos, sin necesidad de suprimir el conflicto social, ni negar las diferencias, sino simplemente entender que tenemos que construir bajo el lema de Patria, Libertad e Igualdad una Argentina mejor de la que tuvimos los últimos 200 años. (APLAUSOS).
Y yo creo, sinceramente, que estamos en condiciones de hacerlo, estamos en condiciones de hacerlo porque hemos superado prejuicios, tabúes y antinomias estériles que se habían desarrollado, que también habían sido instigadas porque siempre era bueno mantener la división en las sociedades, en los pueblos, entre los sectores populares, los sectores medios, los sectores culturales, antinomias entre cultura y peronismo, entre tantas cosas, alpargatas sí, libros no. Ahora tenemos zapatillas, libros, netbooks…
Hemos superado ese tipo de cosas y yo creo, sinceramente, que todos tenemos que hacer un gran esfuerzo para generar nuevos pensamientos, nuevas alternativas. El mundo está demandando pensamiento nuevo frente a un mundo que se demuestra totalmente agotado para solucionar crisis estructurales y que tienen que ver, en el fondo, con la desigualdad que hay en todas las sociedades, aún en las más desarrolladas.
Por eso, creo que los grandes desafíos que tienen todos los sectores, la televisión pública, la cultura, etcétera son, precisamente, desafíos de carácter intelectual también, desafíos para poder pensar más y mejor, para poder corregir lo que está mal, para poder superar los errores. Pero, por favor, para tener la humildad y la inteligencia de reconocer las cosas que nos han salido bien, porque le han salido bien para todos los argentinos. Esto no es para un sector o para un partido político.
Cuando logramos batir récord de exportaciones -yo no soy exportadora, no exporto nada- es para todos los argentinos; cuando batimos récord en cuanto a generar millones de puestos de trabajo es, precisamente, para fortalecer ese formidable organizador social que es el trabajo y para generar también dirigencias sindicales a la altura de las circunstancias. Sepan que los principales defensores de este modelo deben ser, precisamente, los que han conseguido tantas cosas.
Porque siempre lo diego y la historia lo demuestra: Evita invocaba, ahí en el 51, y les pedía lealtad a Perón; yo solamente les pido lealtad a la Argentina y a los intereses de todos los argentinos para que no pase lo que luego pasó.
Hoy hay otras formas que no son las dictatoriales; hoy hay otras formas que no son las de las violencias que pudieron haber habido durante períodos en toda Latinoamérica, sino que hay otro tipo de violencia que es la economía, que son esas bolsas, esos mercados que aterrorizan a la gente con la pérdida del trabajo, con la destrucción del trabajo, con monedas que suben y bajan y fluctúan, gente que no sabe si va a poder cobrar su jubilación, si va a perder el trabajo. Esa es una verdadera forma también de terrorismo para disciplinar a las sociedades y que nadie pueda pensar diferente a lo que dicen las usinas del poder económico y mediático a nivel global. Por eso creo que hoy tenemos inmensas ventajas sobre esa escena, sobre esa parte de la historia que Evita protagonizaba, desgarrada casi.
Yo no sabía, nunca había visto las imágenes ni había escuchado la voz de Perón pidiendo que hubiera silencio. La verdad que es una imagen que no la tenía y también me decían los camarógrafos que tampoco pudimos proyectar el discurso cuando ella habla porque, en realidad, las cámaras transmitían en directo pero no podían grabar todavía. Eran cámaras muy primarias.
Pero el escenario político de aquel momento, en un mundo donde…Miren, era la primera trasmisión de televisión, o sea, que alguien para enterarse de algo podía pasar mucho tiempo. Pero esta suerte de globalización, que primero, la verdad siempre lo digo, la vi con mucho temor, con cierta desconfianza, hoy ha ayudado a interconectar al mundo de una manera que yo estoy segura que realmente va a ser favorable para que la historia cambie una vez más para el lado de los grandes intereses y de los pueblos. Estoy absolutamente convencida porque miles de millones van a poder más por más que haya gran poder en determinados sectores.
Porque hay una cosa que sí se la debemos al peronismo en la Argentina y me disculpan, pero en este 17 de octubre lo tengo que decir porque sería muy falsa si no lo dijera: gracias al peronismo, los argentinos aprendieron a tener derechos, aprendieron que tenían derecho a comer, a tener educación, a tener salud, a tener vacaciones, a tener trabajo. Y muchas veces, los politólogos –hoy le toca a Juan Manuel-, los analistas, se preguntan acerca de la permanencia de este fenómeno del peronismo, que persiste cuando parecía que todo cambiaba y de caía y desaparecía como si volviera…
¿Saben por qué persiste? Porque pivotea sobre lo que viene desde el fondo de la historia: la lucha por la igualdad, que es una lucha social que tiene que mover a las fuerzas sociales, económicas y políticas; persiste porque el conflicto sigue persistiendo. Y esto va originando distintos movimientos políticos como fueron los movimientos de los federales hasta que el país pudo integrarse finalmente, como fue el derecho a votar libremente y que no te tomen la libreta y vayan a votar por vos, que fue la gran lucha cívica del yrigoyenismo y del radicalismo y todavía sigue pendiente la lucha por la igualdad que cada vez estamos lográndola más y tenemos que seguir trabajando para lograr esa igualdad.
Yo estoy segura que el día que podamos tener una sociedad igualitaria, una sociedad donde todos tengan la misma posibilidad de desarrollo, seguramente vendrán otras ideas y otros espacios históricos, porque es la historia de la humanidad a la cual, obviamente, no estamos exentos.
Y miren que en un ratito les hable apenas de 200 años de historia. Parece una oración pero son 200 años de historia.
Por eso decía hoy por la mañana que para aprender, ya que estamos con canales educativos y en educación, primero, hay que entender y comprender y yo creo que nosotros hemos aprendido de nuestros errores y hemos comprendido que no somos el todo, que somos una parte y que por eso convocamos a todos los argentinos a formar parte de sí, de lo que es único, irrepetible y que es una sola: nuestro país, Argentina.
Muchas gracias, felices 60 años para la televisión pública, feliz 17 de Octubre para todos y muchas gracias por el cariño y por el afecto.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

ARGENTINA “Tenemos que hacer un gran esfuerzo para generar nuevas ideas”, dijo la Presidenta al celebrar los 60 años de la televisión argentina

Lunes, 17 de Octubre de 2011
“Tenemos que hacer un gran esfuerzo para generar nuevas ideas”, dijo la Presidenta al celebrar los 60 años de la televisión argentina

La presidenta Cristina Fernández encabezó el acto con motivo del 60º aniversario de la primera emisión de televisión en la Argentina, que se desarrolló en el predio de la ex ESMA, donde se encuentra la sede de los canales Encuentro, PakaPaka y de la futura señal Tecnópolis TV. Tras recorrer las instalaciones, la jefa de Estado sostuvo que el momento histórico requiere de “nuevos desafíos, para poder pensar más y mejor, para tener la humildad y la inteligencia de reconocer las cosas que nos han salido bien, porque les han salido bien a todos los argentinos”.
Al abrir su discurso, la Presidenta de la Nación consideró que “cada persona es hija de su tiempo y de su historia, y de cómo se para en ese momento de la historia y que decide hacer”.
Cristina Fernández destacó que “Encuentro y Paka Paka son modelos para la televisión pública”, y adelantó que en poco tiempo más será presentado el canal Tecnópolis TV, dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología.
Respecto a la ex Esma, donde tendrán su sede dichas señales, la jefa de Estado subrayó el “haber podido transformar este lugar en esto que estamos viendo: un lugar para las Madres, para la memoria, el centro cultural Haroldo Conti. Hemos podido recuperar este lugar para todos los argentinos, para la memoria, pero conmemorando la vida”.
Además, anunció que “vamos a tener cubierto en poco tiempo más el acceso para el 100% de los argentinos a la televisión digital”.
Por otra parte, la Presidenta recordó el 17 de octubre de 1945, “pero no desde la pertenencia a un partido: es la irrupción de los trabajadores y de las mujeres a la historia argentina”. “Es el momento desde el cual pudo construirse el movimiento obrero más importante de Latinoamérica y un movimiento político que excede lo partidario”, enfatizó.
Sostuvo que “la responsabilidad de la generación del Bicentenario” es la de “generar un proyecto que contenga a los 40 millones de argentinos”. Asimismo, remarcó que es necesario “entender que tenemos que construir bajo el lema de Patria, libertad e igualdad una Argentina mejor que la que tuvimos en los últimos 200 años”.
“Estamos en condiciones de hacerlo porque hemos superado divisiones estériles”, aseguró Cristina Fernández. En ese sentido, recordó slogans del pasado como “alpargatas sí, libros no”; y destacó: “Ahora tenemos zapatillas, libros, netbooks, hemos superado ese tipo de cosas”.
“Todos tenemos que hacer un gran esfuerzo para generar nuevos pensamientos, nuevas ideas. El mundo está requiriendo nuevos pensamientos, para superar las desigualdades que hay en todas las sociedades, incluso las más desarrolladas”, aseveró. Y remarcó que se deben emprender “nuevos desafíos, para poder pensar más y mejor, para tener la humildad y la inteligencia de reconocer las cosas que nos han salido bien, porque les han salido bien a todos los argentinos”.
En referencia al discurso de María Eva Duarte de Perón del 17 de octubre de 1951, que marcó la primera transmisión televisiva, comentó: “Evita le pedía lealtad a Perón. Yo solo les pido lealtad a la Argentina y a los intereses de los argentinos”.
Opinó que “hoy hay nuevas formas, que no son las dictatoriales, hay otro tipo de violencia: son esos mercados que aterrorizan a la gente, con la pérdida de trabajo”. “Eso es una forma de terrorismo para no permitir a las sociedades que piensen diferente a lo que les marcan las usinas del poder económico”, enfatizó.
Por otra parte, la jefa de Estado consideró que “gracias al peronismo los argentinos aprendieron a tener derechos. Aprendieron a que tenían derecho a tener para comer, a tener salud, a tener trabajo”. Sostuvo que este movimiento político persiste “porque pivotea sobre lo que viene del fondo de la historia, la lucha por la igualdad. Persiste porque el conflicto sigue persistiendo”.
Por último, sostuvo que “para aprender, primero hay que entender y comprender. Hemos aprendido de nuestros errores, y hemos aprendido que no somos el todo, que somos una parte. Y por eso convocamos a todos los argentinos a formar parte de lo que es una cosa sola e irrepetible: nuestro país, la Argentina”.
La Presidenta estuvo acompañada por el jefe de gabinete Aníbal Fernández, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, el secretario de Comunicación Pública, Juan Manuel Abal Medina, el subsecretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, y el presidente de Radio y Televisión Argentina, Tristán Bauer.
El acto por el 60º aniversario de la primera transmisión de televisión en la Argentina se llevó a cabo uno de los edificios que forman parte del Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos. Este predio fue recuperado en 2004 por las organizaciones e instituciones de Derechos Humanos durante la presidencia de Néstor Kirchner.
La nueva sede alberga a Educ.ar SE dependiente del Ministerio de Educación de la Nación que comprende el portal educativo, el canal Encuentro, la señal infantil Pakapaka y el canal de ciencia y tecnología Tecnópolis TV orientados a la producción y difusión de contenidos televisivos y multimediales.
Antes del acto, Cristina Fernández realizó una recorrida por las islas de edición, la videoteca y las oficinas de producción, todo ubicado en la planta baja del flamante edificio.
Concluida la recorrida y ya ubicada en el escenario, la Presidenta tomó contacto, mediante el sistema de videoconferencia, con la provincia de San Juan y con la localidad bonaerense de San Bernardo.
En contacto con San Juan, se recordó que Perón y Evita se conocieron en un acto para recaudar fondos por el terremoto en esa provincia.
La Primera Mandataria se conectó con el gobernador de la provincia de San Juan, José Luis Gioja; quien estará acompañado por la ministra de Industria, Débora Giorgi; el vicegobernador de San Juan; Rubén Uñac; el Intendente de la ciudad de San Juan, Marcelo Lima; la directora del film “Juan y Eva” Paula de Luque, y el actor que interpreta a Juan Perón, Osmar Núñez
En tanto, en San Bernardo, la jefa de Estado dialogó con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y con el intendente del Partido de la Costa, Juan Pablo De Jesús, quienes estuvieron acompañados por funcionarios, legisladores y dirigentes del municipio y de la región.

ARGENTINA Visita al Canal 7, la TV Pública: Palabras de la Presidenta de la Nación

Visita al Canal 7, la TV Pública: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DURANTE SU VISITA AL CANAL 7 Y PRESENTACIÓN DEL NUEVO MÓVIL DE EXTERIORES PARA ALTA DEFINICIÓN, CANAL 7, CAPITAL FEDERAL.
Gracias, muchas gracias a todos y a todas: no podía pasar por acá sin darle un saludo a todos los trabajadores, a todos los técnicos, a todos los actores, a todos los que hacen posible todos los días que hoy nos reconozcan y cuando digo nos reconozcan no hablo del Gobierno, hablo del Estado argentino porque la televisión pública no es del Gobierno, la televisión pública es de todos los argentinos y del Estado, que hoy hemos dado un salto cualitativo impresionante y hoy estamos en el dial. (APLAUSOS).
Esto significa, suena antiguo en el dial, bueno no sé cómo se dice, pero antes se decía así: “en el dial”, y también eso se lo agradecemos a Tristán porque a tenido mucho que ver en el desarrollo de este concepto de la televisión pública, de hacer un producto de calidad, de hacer un producto educativo y fundamentalmente que pueda llegar a todo el mundo. Si a esto le sumamos la digitalización y la territorialización de lo que es la televisión pública, que tenemos esperanzas en el corto tiempo cubrir el 100 por ciento del territorio, o sea, que todos los argentinos puedan tener acceso gratuitamente a la televisión digital que es el última tecnología, realmente habremos cumplido algo que creíamos imposible, por lo menos, en el sector de lo público y que pueda así llegar a todos, lo que da también una noción de igualdad muy importante en los días que corren.
Así que, nada más, felicitarlos y agradecerles a todos por la tarea que hacen todos los días para que todos los días la televisión pública sea un poco mejor y vamos por más, además.
Gracias. (APLAUSOS)

Nube de etiquetas