Despertar Nacional

Anuncio de aumentos de las jubilaciones y ayuda   escolar: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA   FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN UN ACTO, TRANSMITIDO POR CADENA NACIONAL, DESDE EL   SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS, CASA ROSADA

Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a   todas; señores y señoras gobernadores y gobernadoras y vicegobernadores y   vicegobernadoras, que también nos acompañan; organizaciones de derechos   humanos; miembros de cámaras empresariales; autoridades de las distintas   agrupaciones del trabajo, Confederación General del Trabajo, CTA; amigos y   amigas: en primer lugar, bueno, hay tanta cadena nacional con mala onda,   desánimo y tratando de que los argentinos bajemos los brazos, a partir muchas   veces de pronósticos y de cosas que finalmente, como venimos sabiendo, nunca   se cumplieron, afortunadamente para todos nosotros, porque en definitiva si   le va mal al gobierno, ya lo sabemos, le va mal a lo argentinos, que me pareció   oportuno, me pareció importante comunicarles a todos los argentinos que – una   vez más – los derechos en Argentina se siguen ampliando y reconociendo   gracias a instituciones como la de la movilidad jubilatoria, que fue   establecida desde el año 2009 y que en esta oportunidad – y a partir del 1 de   marzo – ustedes saben que son dos aumentos por año: uno en septiembre y otro   en marzo, el correspondiente al mes del marzo es de 11,31, anualizando un   aumento del 27,35 por ciento para nuestros jubilados, pensionados,   contribuciones, pensiones no contributivas, llevando a 2.757 la jubilación   mínima; a 4.804 la jubilación media y a 20.199 la jubilación máxima. Esto   son, obviamente, sí hay gente que gana 150 mil pesos, en virtud de fallos   judiciales, así que no se asusten.

Pero lo importantes que estamos ante un universo   de 7.360.957 argentinos, que van a ser beneficiados por esta medida, que   algunos economistas – en estas cadenas nacionales del desánimo – llaman   medidas populistas, o tal vez las califican con un término más economicista y   académico, las tildan de expansión económica, que por supuesto provoca   inflación. Es como que si la gente adquiere poder adquisitivo y poder de   consumo invariablemente debe terminar en inflación, adoptando la teoría de   los liberales, que en realidad no es la que queremos nosotros, que creemos en   el crecimiento y desarrollo de la economía, a partir del consumo popular y de   la inversión empresaria. (APLAUSOS). Para asegurar la inversión empresaria,   porque es mentira esto de que, primero, está la inversión y luego viene….es   al revés, nadie invierte si no hay posibilidades de que la gente le compren   lo que produce es que nosotros invertimos esto, y a contrapelo de todas las   teorías, que se instalaron en la República Argentina, sostuvimos – desde el   2003 – que era necesario revertir las políticas y era necesario empoderar a   la sociedad de derechos y de además industrias que produjeran valor agregado.   Y por eso creímos que era imprescindible aumentar el valor agregado y por eso   aumentamos también las medidas – absolutamente como políticas de Estado – que   permitieron generar, aumentar, porque hemos aumentado cosas nosotros, sí,   nosotros hemos aumentado cosas: hemos aumentado los puestos de trabajo (6   millones de puestos de trabajo). (APLAUSOS).

Además, hemos aumentado las fábricas, (más de 85   mil fábricas se han abierto en la Argentina, desde el año 2003 a la fecha);   hemos aumentado, hemos incrementado los parques industriales (de apenas 80,   70 parques industriales hoy estamos, Débora, en 315), aumentamos los parques   industriales. Aumentamos, también, las universidades nacionales (tenemos 9   universidades nacionales más). (APLAUSOS). Aumentamos el número de escuelas y   de aulas para que nuestros chicos no tengan que ir a aulas containers; aumentamos   la cantidad de becas y de salarios para que los científicos se quedarán en la   Argentina, hubieran más científicos y volvieran, desde el exterior los   científicos; aumentamos la inversión en ciencia y tecnología, en institutos   que abrimos y seguimos abriendo a lo largo y a lo ancho del país; aumentamos   la infraestructura en riego, en caminos, en obras que permitieron recuperar   millones de hectáreas que estaban cubiertas por las aguas. Recuerdo, entre   otras, sur de Córdoba, La Picasa; Cuenca del Río Salado, donde también   estamos trabajando; aumentamos la cantidad de argentinos que tienen agua   potable y cloaca y que antes vivían en medio del barro, porque también   aumentamos el pavimento; aumentamos el número de jubilados en más de 2   millones y medio, gente que no tenía una cobertura previsional y que nos   convierte en el país de Latinoamérica de mayor cobertura previsional con un   93 por ciento. (APLAUSOS).

También aumentamos los salarios, porque en estos   10 años, por primera vez, funcionó el Consejo del Salario Mínimo, Vital y   Móvil, anualmente. y además paritarias libres en todos los gremios;   aumentamos la compra de medicamentos, el Estado argentino – a través del   PAMI, a través del ministerio de Salud y del ministerio de Desarrollo Social   – son los mayores compradores de medicamentos y esto lo saben todos los   laboratorios. Por eso algún economista que los asesore que se deje de quejar,   porque 2 millones de jubilados pueden consumir sus medicamentos porque tienen   la cobertura del PAMI, si no nadie les compraría medicamentos en la   Argentina. (APLAUSOS). Aumentamos, también, sin lugar a dudas, todas las   inversiones en materia de viviendas, por ejemplo, con viviendas populares,   del Plan Federal de Viviendas, y también, ahora, con la innovación del Plan   Pro.Cre.Ar para aquellos sectores medios que no eran sujetos de crédito y   entonces quedaban entre San Juan y Mendoza – como digo yo – que no tiene nada   que ver con las dos provincias, pero es un dicho muy popular. Pero al no se   sujetos de crédito no podían entrar en los bancos y tampoco podíamos darles   desde el Plan Federal, porque obviamente por el nivel de sus ingresos estaban   fuera de lo que se consideraba un plan social. Por eso el Plan Pro.Cre.Ar,   hoy, es el plan más importante, en materia de crédito hipotecario de que se   tenga memoria en la historia. (APLAUSOS).

Aumentamos, además, la cobertura de aquellos que   todavía no tienen un trabajo registrado, de aquellos que todavía están en ese   limbo, que se denomina trabajo informal, y que en algunos casos es trabajo   informal y en otros casos hasta es bien remunerado, pero en otros casos –   como por ejemplo el que pudimos ver ayer – en la tapa de Página 12, no sé si   estará por acá, es trabajo esclavo y comen igual.

Yo el otro día escuchaba tu frase, Antonio,   cuando decías que el salario no alcanza para comer. Yo no creo que el   salario… o haya algún argentino que se muera de hambre. Miraba, ayer la foto,   y hasta este pobre hombre, debajo de una carpa de hule, no sé si ustedes   observaron al costado tenía una ristra de chorizos. No sé si observaron, pero   no es para reírse, es para llorar porque yo me imagino lo qué sería esa   ristra de chorizos, en Misiones, con el calor. Estaba enrollada y seguramente   esa era la comida que le daban, o el precio de su trabajo, que ya ni siquiera   es trabajo informal, eso es directamente trabajo esclavo. Y lo curioso es que   estaban en alguna propiedad de alguno de los miembros de la oposición, que   nos critican o por inflación, o por inseguridad, en fin por las tantísimas   otras cosas… parece que afuera escucharon y respondieron.

Aumentamos, en definitiva, la capacidad de   consumo que permitió que todo lo que puede denominarse el mercado, o sea el   Estado, nosotros somos el Estado. No yo. Yo no soy el Estado, yo soy la   Presidenta de la República Argentina, que ejerce la Primera Magistratura,   pero el Estado es algo más que el Poder Ejecutivo. El Estado es una   construcción política e institucional, en la cual le tenemos que definir el   rol. El liberalismo, en la década de los 90, dijo: “El Estado no sirve para   nada, privaticemos todo, que el mercado todo lo va a resolver y todo llega   por derrame”. Esto pasó y muchos lo creyeron y de buena fe, porque también   había cosas que no funcionaban, en la República Argentina. Acordémonos, para   tener un teléfono tenías que esperar cuatro años y hacer un plan que se   llamaba Megatel o no se qué, Megatel creo que era, y no tenías teléfono. Por   eso digo que tenemos que tener también memoria y autocrítica los argentinos   de por qué nos hicieron creer en determinadas cosas y en qué fallamos – como   Estado – cuando quisimos convertirnos en Estado-empresario.

Por eso, hoy, la gran discusión que hay no es   esto de populismo o no populismo, es qué rol tiene que tener el Estado en una   determinada sociedad. Si se cruza de brazos y deja que las fuerzas del   mercado manejen y asignen, bueno, así nos fue a los argentinos, y por lo   menos mientras yo sea Presidenta este Estado no se va a convertir nunca en   empresario, pero nunca va a dejar librado a la suerte al resto de los   argentinos. (APLAUSOS).

Este es el sexto año que está en funcionamiento   esta movilidad jubilatoria, es el décimo primer aumento; es un 300 por   ciento, del 2009 hasta la fecha. Si contamos los de Néstor, hasta acá, son   1.700 por ciento, la mínima. Desde el 2009 a la fecha, con esta Ley de   Movilidad, que muchos compañeros…no lo veo a Héctor Recalde, por ahí, pero   por ahí debe andar Héctor, quien no creía que esta fórmula iba a andar. No,   pero la fórmula iba a dar porque está directamente vinculada a la   recaudación, que es como tiene que estar en cualquier economía racional y   normal. Vos, tus egresos tienen que estar ahí directamente vinculados con tus   ingresos, y realmente batimos récord de recaudación – como por ejemplo se dio   en diciembre – con un 37,5 por ciento de recaudación: (APLAUSOS).

Yo creo que además, y esto es lo más importante   también, creo que es muy importante que veamos todo esto, porque nosotros   aumentamos todo esto, pero del otro lado parece ser que sólo aumentan los   precios. Y sería bueno que aumentarán las inversiones porque al asegurar   nosotros desde el Estado, a través de estás políticas de inclusión, de   desarrollo, de inversión pública en infraestructura que significan hasta 4 ó   5 puntos del PBI, los empresarios tienen asegurada la ganancia, tienen asegurada   la demanda. Pero es necesario que, en lugar de fugar al exterior las divisas,   con contado o con liqui, o con todas las maniobras que se hacen, las   reinviertan en el país y apuesten a su país, porque su país ha creído en   ellos y ha apostado al desarrollo de una industria nacional, que en   definitiva – en otras palabras, tal vez que pueden parecer medio clasistas o   medias ideologizadas – es apostar a lo que nunca tuvimos: la construcción de   una burguesía con conciencia nacional, que es lo que tienen todos los países   desarrollados. (APLAUSOS).

Los que hablan y admiran a Estados Unidos, a   Alemania, a Inglaterra, a Francia, a cualquiera de estos países del OCDE, de   la Organización de Países Desarrollados, debería que, más allá de las pujas   distribuitivas que se producen en toda sociedad, más allá del desarrollo,   inclusive también en nuestro propio continente, encontramos el compromiso de   que los sectores están comprometidos también con los destinos de sus países.   ¿Y saben por qué? Porque no hay posibilidades de grandes desarrollos ni de   grandes empresarios si no hay un país grande.

Y si no, miren lo que pasó en la banca: hasta que   llegó este Gobierno, al cual el sector financiero no quiere mucho, no quiere   mucho, no quiere nada, pero deberían, por lo menos los nacionales, quererlo   un poquito más. Porque era mucho más alta la participación de la banca   extranjera hasta que vino en el año 2003, que cuando llegamos nosotros que a   partir del año 2003, es más importante la participación de la banca nacional   en el mercado financiero nacional. (APLAUSOS)

Sin embargo, se producen lo que yo denomino estas   distorsiones culturales, manipulaciones económicas o, en fin, el tema de esa   fábula…¿cómo es, la del escorpión con la rana, no? Les aclaro que no tengo   vocación de rana, eh, y sé nadar. (APLAUSOS)

Por eso les digo que es importante que además de   esto, se empoderen también. Yo cuando veo que pasan estas cosas y veo a mis   compañeros trabajadores, y más que mis compañeros trabajadores a mis compañeros   dirigentes sindicales, plantarse únicamente frente a maniobras especulativas,   de mercado, plantarse como única solución el aumento de salarios y punto,   creo que no se entiende lo que está pasando y creo que se quiere entrar en un   desfiladero en el cual los únicos perjudicados, no va a ser esta Presidenta   ni ninguno de estos gobernadores ni ustedes mismos, van a ser los miles y   miles de trabajadores que ustedes representan y que tienen el deber de   asegurarles precios justos. (APLAUSOS)

A mí me gustaría escuchar a mis compañeros   dirigentes sindicales acompañar en cada supermercado, acompañar en cada   hipermercado, acompañar en cada farmacia, porque también vamos a llegar a un   acuerdo con precios y ahora vamos a llegar también a un acuerdo para la   canasta escolar, a que los Precios Cuidados estén y que sean respetados.   Porque la gente común, la gente de a pie lo está haciendo, porque se dieron   cuenta, finalmente, que no era mi bolsillo, era el de ellos el que estaban   saqueando y no vamos a permitir que sigan saqueando el bolsillo de los   argentinos. (APLAUSOS)

Porque además, estas grandes cadenas, han   invertido mucho, es cierto, pero han ganado también mucho y tenemos que   recordarlo.

Ustedes, que son de distintos barrios, yo veo acá   intendentes de La Matanza, veo al intendente de Moreno, intendentes…Acá había   4 shoppings me acuerdo cuando vino Néstor Kirchner a la presidencia, estaba   el Patio Bullrich, el Paseo Alcorta, Unicenter, el Alto Palermo, 5, pará de   contar. Luego surgieron…A mí me tocó inaugurar un shopping en La Matanza,   hipermercados que no habían existido nunca florecieron a lo largo y a lo   ancho del país, cadenas nacionales extranjeras aquí, cadenas locales en las   distintas provincias que han crecido merced a estas políticas.

Entonces es necesario en un momento como el que   se vive, no a nivel local, porque es otro tema, para mirar lo que pasa en el   mundo, hay que poner otro canal de televisión que no sea nacional porque   nadie sabe lo que está pasando en el mundo.

Bueno, entérense muchachos, en el mundo está   complicado, viene complicado. Y viene complicado también para los países   emergentes y viene complicado…Esto es lo que estuvimos hablando precisamente   con la compañera Dilma Rousseff el otro, no en una agenda secreta, cómo   pueden tener una agenda secreta entre dos presidentes que se encuentran en un   hotel en plana Habana, ¿no?, salvo que vayamos con alguna máscara o   encapuchadas es imposible. Pero bueno, así lo definieron algunos medios   argentinos, la agenda secreta de Cristina en La Habana. Estas son las cosas   que estamos discutiendo.

Y la segunda medida que quiero anunciar, es   también el aumento de la Asignación por Ayuda Escolar Anual para todos los   chicos que es la conformación de la canasta escolar de la Asignación   Familiar…(APLAUSOS)…La asignación que cubre a trabajadores en relación de   dependencia y demás y que estaba en 170 pesos, la elevamos a 510 pesos, un   aumento del 200 por ciento…(APLAUSOS)…para que no solamente se le pueda   comprar un par de lápices o de cuadernos o de algún libro, sino que sea más   importante. Y hemos invitado, no sé si están presentes hoy miembros de las   cámaras de los libreros…

Hay una cosa muy interesante: a mí me encantan   las redes, ¿vieron?, y hay un librero de Neuquén, no sé Parrilli por ahí lo   conocés vos al librero, ¿no serás vos, no?, un librero de Neuquén que contó   hoy en las redes y también lo rescató creo que el diario Río Negro y lo   publicó en la red, que uno de los proveedores…Porque ojo, eh, que acá no   solamente son los grandes organismos concentrados económicos, acá cuando se   avivan, se terminan avivando en toda la cadena, los de arriba más, los del   medio también y el de abajo también. El distribuidor, que tenía que darle   cosas, se las retuvo una semana y cuando fue con otro precio, él las rechazó   y le dijo “yo no voy a convalidar ese precio”. Está publicado en la red y me   parece que es un ejemplo que deberíamos seguir como usuarios y consumidores   todos los argentinos: no convalidar las cosas que no correspondan. (APLAUSOS)

Esta asignación familiar como canasta, va a   llegar a 3.055.169 chicos y chicas, niños y niñas, y 1.916.000 familias. Con   lo cual, estamos dinamizando, con una inversión adicional del 45 por ciento,   todo el mercado vinculado a lo que tenga que ver con una canasta escolar.

Sé que el ministro de Economía junto al jefe de   Gabinete, están trabajando en la construcción de esa canasta escolar que   queremos tenerla terminada para la semana que viene; sé que también estamos   trabajando con los laboratorios.

Los laboratorios: el PAMI, mayor comprador, el calendario…¿A   quién creen que le compramos el calendario de 16 vacunas que hemos puesto los   argentinos? Millones y millones de dólares que gasta el Estado, que invierte,   perdón, me voy a rectificar, parezco oltri tempi, cuando uno le pone vacunas   a los chicos no está gastando, está invirtiendo en salud.

Entonces, creo que finalmente va a haber un   sentido, no digo patriótico, un sentido común y racional que exigimos que   tengan todos para la sustentabilidad de un modelo que ha dado este tipo de   crecimiento.

Por ello quería hablar de estas cosas que tenemos   que hablar los argentinos y también discutir, como seguramente lo haremos más   adelante los argentinos y específicamente los trabajadores.

Aquí tengo, con ese tan meneado tema del dólar   también, que dicen que no hablo. Fíjense: curioso, última cifra dada por la   AFIP de quienes compran dólares. Uno piensa que de repente los que compran   dólares, de acuerdo a algunas manifestaciones de escasez de fondos, de que   los salarios no alcanzan para nada, al día de hoy, que son exactamente 7 días   hábiles, la AFIP tiene 439.011 operaciones validadas, o sea, de gente que fue   a comprar, por 223 millones de dólares, de los cuales ya se pagaron, porque   fueron a hacerlo efectivo con el papel a los bancos, 140 millones de dólares.

¿Quieren que les diga cuántos corresponden a   trabajadores en relación de dependencia? Prácticamente la totalidad. Y ojo,   que no tomamos los tramos…como decían “ah, son los que más ganan”. Sí, los de   uno de los gremios que más ganan, lo encabezan, casi un tercio de sus   afiliados ya hizo uso del 20 por ciento de sus ingresos netos para la compra   de dólares. Tan mal…Si alguien puede dedicar el 20 por ciento…Y eso que en el   neto no le estamos incluyendo el descuento por contribución patronal y aporte   personal. Pero casi medio millón de trabajadores en relación de dependencia,   sobre un total de 6 millones, 7 millones y medio compran dólares.

Entonces, este proceso de acumulación, que esta   es la otra cosa que vamos a tener que abordar y discutir, este proceso de acumulación,   de trabajo ha permitido también, dentro de la propia estructura laboral,   generar diferencias.

Evidentemente, el señor ese que no encuentran…no   tienen la tapa de Página 12 que yo les había pedido que me la trajeran, es   una lástima, bueno, ese señor no está entre los que están acá comprando   dólares. Pero todo…y es más, lo hice hacer inclusive por rangos. Ustedes   saben que el mínimo neto es de 7.200 pesos que son dos salarios mínimos,   vitales y móviles hasta 80.000. Curiosamente, obviamente, los que menos   compran son los de salarios más altos porque saben que es más redituable   ponerlo en otro lado que ponerlo en dólares. Pero tenemos asalariados que   compran dólares con salarios registrados, y los tenemos también por   sindicato, inclusive, por el 20 por ciento de sus ingresos.

Poder destinar, y no es que me moleste, para   nada, porque sino, no lo hubiéramos autorizado, pero si podés destinar 20 por   ciento de tu salario neto a la compra de dólares, me parece que estamos   analizando y tenemos que volver a sentarnos a analizar. Porque, ¿saben qué   pasa? Me parece que algunos quedaron, sobre todo, en la fotografía del 2003.

La fotografía del 2003, era una sociedad   devastada, una sociedad que Néstor recibió, como él decía en llamas,   incendiada…Por fin apareció, bien, más vale tarde que nunca. (APLAUSOS)

Una sociedad incendiada y devastada. Muchos que   me critican los subsidios hoy, en aquel momento, si no se hubiera subsidiado   la energía, no tenían forma de apuntalar el consumo, porque recién se   empezaba a mover la rueda de construir industrias, de abrir fábricas, recién   fueron las primeras convenciones colectivas de trabajo. Entonces, los   subsidios surgieron como una manera de apuntalar ese consumo ayudando al   trabajador.

Es cierto que hoy, evidentemente, subsisten   sectores que tienen subsidios que ya no los necesitan, porque dada la   prosperidad, sí, no hay que asustarse de la palabra, la prosperidad que hemos   construido los argentinos en estos un poco más de 10 años, ha permitido lo   que siempre he venido a hablar y muchos no se daban cuenta o parecía un   término teórico: la movilidad social ascendente. Que es mucho más simple:   antes no tenías un mango ni dónde caerte muerto y ahora pudiste comprarte un   auto, tenés casa, tenés laburo, te podés ir de vacaciones.

¡Está bárbaro! ¡Qué mejor que ver a 10 millones   de turistas en la República Argentina alcanzando la meta turística que hemos   alcanzado, las playas reventando de gente! (APLAUSOS)

Entonces, es necesario abordar los problemas,   como yo decía y alguien no lo interpretó o lo distorsionó como siempre,   cuando hablé de sintonía fina: políticas de ajuste, no; políticas de equidad.   Eso es lo que tenemos que hacer. Porque no es justo que este señor esté así,   con una ristra de chorizos y haya otro que pueda, siendo trabajador   registrado, comprar dólares y que además le subsidien la luz, el gas y todo.   No es justo. (APLAUSOS)

Ya no es un problema de ajuste, es un problema de   equidad. Y esa es a la equidad adonde tiene que tender la sociedad y a eso es   a lo que voy a ir: a volver a tomar el equilibrio. Porque en el 2003,   habíamos perdido el equilibrio definitivamente pero por desastre, por   pobreza, por ajuste, porque se les quedaron con los ahorros, porque tuvimos   que devolverles nosotros los ahorros con el BODEN 2012.

Y ahora también, estos años de prosperidad, de   trabajo, de crecimiento han generado ciertos desequilibrios, que también   tenemos que analizarlos, que también tenemos que discutir abiertamente sobre   ellos, ¿cuáles son los sectores? Cuando hablan que quieren transferir   inmediatamente el monto del dólar a los costos.

Pero a ver, hagamos un cálculo, acá hay varios   empresarios, por favor no les mientan más a los argentinos, no hablo de los   que están acá, por favor, hablo en general. (APLAUSOS)

El Producto Bruto Interno son 500 mil millones de   dólares más o menos, yo tengo importaciones –para que lo entiendan todos,   porque si no lo entienden después los economistas empiezan a hablar raro y   entonces parece que alguien te quiere jorobar, iba a decir otra cosa, pero   jorobar, hubiera sido terrible para mañana, era el titular de todos los   diarios de acá y de todo el mundo, no importa-. Pero, ¿saben cuánto son las   importaciones? 77 mil millones de dólares.

Quiere decir que de esos 500 mil millones de   dólares que los argentinos producimos en cosas y en servicios, ni siquiera el   20 por ciento llega a ser en costo dólar. Habrá sectores que sí tienen costo   dólar porque tienen sus insumos o tienen parte, no hay ningún sector en el   que todos sus insumos sean importados, salvo el tema de celulares y   electrodomésticos que es un tema muy especial. Pero no hay ningún sector que   tenga todos sus insumos importados y hay sectores que directamente no los   tienen, nada. Entonces, nadie puede trasladar mecánicamente a la economía   esos precios, como en bloque, a darlo así porque no es cierto.

El cemento, que no tiene ni un solo insumo que   demande 10 centavos de dólar. En mi provincia, Santa Cruz, construimos una   cementera por decisión, fue durante la gestión del doctor Acevedo, él era de   Pico Truncado, era un viejo sueño de los santacruceños y especialmente de la   gente de Pico Truncado, construir la cementera y con los fondos que Kirchner   había juntado como gobernador durante 12 años, sus 600 millones de dólares   que atesoró y cuidó, se pudo hacer un préstamo a petroquímica Comodoro   Rivadavia y se construyera una cementera que hoy produce cemento, obviamente   esto no significa en términos de logística un ahorro, no es lo mismo traer de   Comodoro o del Norte y, sin embargo, en Truncado la venden a 50 pesos, a los   empleados de la empresa y a la gente del lugar y en Río Gallegos, a menos de   700 kilómetros, un hipermercado en materia de construcción, que se negó a   firmar el acuerdo de precios con la gente de los planes PROCREAR, y que   conduce…su propietario es un diputado de la oposición, tiene la misma bolsa   de cemento al doble, al ciento por ciento y es uno de los que habla de   inflación y de precios en la Argentina. (APLAUSOS)

Entonces, yo creo que es hora de que todos los   sectores asuman las responsabilidades que tenemos para que las cosas sigan   funcionando. Una presidenta sola, un ministro de Economía o un jefe de   Gabinete solo no pueden.

Necesitamos que cada uno, en su barrio, en su   casa, se empodere de estas políticas y realmente… Aparte, es muy fácil hacerlo,   esta vez ya no son precios que nadie sabe, desconoce, son secretos; al   contrario, con esos telefonitos a los que tanto les gusta jugar, en 5 minutos   tenés toda la aplicación y todos los precios al minuto en cada lugar y no son   tantos productos, son 193, fácil de controlar. Esto en el sector de la   alimentación, en hipermercados.

Lo que queremos es eso, que cuiden y cuiden lo   suyo, porque ustedes lo ganan trabajando todos los días, cada argentino que   se levanta a trabajar todos los días, tiene que cuidar dos cosas: su trabajo,   su salario y su bolsillo.

Estas son las cosas que quiero transmitirles a   todos los argentinos hoy como Presidenta porque siento que es a ellos a los   que debo defender. Y decirles también a los otros sectores que tampoco nos   molesta que hayan ganado tanta plata como han ganado durante estos 10 años,   pero también es necesario que sigan apostando, creyendo en el país e   invirtiendo, que no sea simplemente aumentar el precio para seguir   manteniendo la rentabilidad, que si tengo mayor demanda porque tengo mayor   consumo de la sociedad, aumenta la inversión para producir más porque la   ganancia no esté en el aumento de precios, sino en la cantidad de gente que   incorporo al mercado. Este fue el secreto del modelo. (APLAUSOS)

Y en esto, los sindicatos no pueden estar ajenos.   Porque los primeros patos de la boda en toda crisis, obviamente, son los   trabajadores, siempre.

Recuerdo nuestras reuniones aquí mismo en el año   2009, 2008 en plena crisis. Y ni te quiero contar cuando hay crisis lo que   pasa con gente como estas, acá se ven los chorizos claramente, la ristra…No,   me impresionó, te digo que casi me pongo a llorar, no es para reírse. Una   ristra de chorizos, se ve que es la comida.

Mauri, ¿qué temperatura tenemos ahora en   Misiones? 40. Imagínense este trabajador, durmiendo debajo de una carpa en   estas condiciones y comiendo estos chorizos que están bajo 40 grados de   calor. Y después, el dueño del campo hablando contra el Gobierno.

La verdad, bueno, el sindicato no sé si estaría,   estaría en algún encuentro en Mar del Plata, en algún casino, qué se yo.   Porque ahora hasta casino, les ha ido bien. (APLAUSOS)

Así que, bueno, quería hoy comunicar estas   medidas importantes, que además, simbólicamente, significativamente atienden   a los que ayudaron a construir el país, nuestros mayores, ahí veo la cara de   Estela, tan parecida a mí mamá, y también a los que son el futuro, los   chicos, la educación, que se complementa con el plan PROGRESAR también, con   los jóvenes que hemos lanzado. Porque seguimos apostando a que una sociedad   que se desentiende de sus mayores y que no asiste en educación a sus hijos, a   sus niños, a sus jóvenes, es una sociedad que no tiene memoria ni tampoco   tiene futuro. Y sin memoria no hay futuro y mucho menos presente.

Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a   todas. (APLAUSOS)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: