Despertar Nacional

Miércoles, 04 de Diciembre de 2013

“Las fronteras no nos dividen, nos   unen”, afirmó Capitanich en Paraguay

Los gobiernos de Argentina y Paraguay acordaron   la implementación de un programa conjunto de vigilancia epidemiológica y   control de enfermedades transmisibles prevalentes que tendrá como prioridad   la lucha contra el dengue. En ese marco, Capitanich se reunió con el   Presidente de Paraguay.

El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge   Capitanich, y el ministro de Salud, Juan Manzur, se reunieron en la sede de   la cartera sanitaria paraguaya con el ministro de Salud de ese país, Antonio   Barrios, y el jefe de Gabinete de ese país, Juan Carlos López Moreira. Más   tarde, Capitanich se reunió con el presidente de Paraguay con quien ofreció   una conferencia de prensa.

En la reunión en Paraguay el jefe de Gabinete y   el ministro Manzur analizaron la situación del dengue en la región y   acordaron acciones conjuntas para la prevención y control de esta enfermedad.   También participó del encuentro el ministro de Salud Pública y Bienestar   Social paraguayo, Antonio Barrios.

Durante el acto de firma, el jefe de Gabinete   señaló que la reunión tiene como principal objetivo abordar “la   situación epidemiológica regional y su implicancia para la salud pública de   las zonas fronterizas de modo de promover la cooperación y colaboración para   la vigilancia de la enfermedad y control del mosquito transmisor del   dengue”. Capitanich, instó a “seguir profundizando el trabajo   conjunto” en la prevención del dengue junto a Paraguay, al advertir que   esa enfermedad “no reconoce fronteras”.

“Los que gobernamos alguna vez en zona de   frontera sabemos que los límites territoriales no restringen la ayuda   humanitaria, y por eso tenemos una larga historia de cooperación con la   hermana República del Paraguay para trabajar juntos por la salud de nuestros   pueblos”, dijo el funcionario nacional en Asunción.

“Las fronteras no nos dividen, nos unen”, dijo Capitanich y sostuvo   que aplicó esa política como gobernador del Chaco, fronteriza al Paraguay,   porque un enfermo de cualquier lugar “debe contar con la prestación   humanitaria” y por ello “recibimos a nuestros hermanos con los   manos abiertas, a partir de un sistema de salud capaz de atender sus   necesidades”.

El funcionario detalló que se trabaja, además, en   la baja de la mortalidad infantil y materna, como también las enfermedades   crónicas y, al señalar la importancia de la salud para el gobierno, mencionó   que se ha pasado a contar con 16 vacunas de carácter obligatoria, 10   instrumentadas en los últimos diez años, a lo que se suman nuevos hospitales,   centros de salud, la modernización tecnológica, la incorporación de recursos   humanos.Este sistema de vigilancia, agregó, permitió un abrupto descenso de   las enfermedades transmisibles prevenibles, entre ellos el dengue, que tuvo   su pico en 2009 y luego fue morigerado por la acción conjunta de los dos   países.

Explicó que funciona un “sistema de alerta   en todo el sistema sanitario, con un análisis inmediato (cuando se detecta un   caso), la inmediata irradiación de suero e hidratación al paciente” y   advirtió que “es necesario identificar los casos para que no se expandan;   por ello el sistema sanitario en alerta, debe tener como base la organización   social con participación de los vecinos, los gobiernos locales, en tareas de   fumigación y un sistema debidamente calificado de personal médico y sanitario   para atender la problemática que deviene de la identificación de esos   casos”, dijo.

El funcionario resaltó que la prevención del   dengue “necesita que todos nos hagamos cargo de la parte que nos   compete”, al señalar que esa enfermedad “no tiene vacuna pero sí un   método y hace falta que cada uno elimine todas las posibilidades de   reproducción del mosquito con las que convive diariamente”. También,   destacó que “como Estado hemos avanzado en la articulación de controles   estadísticos y desarrollo sanitario”. En ese sentido, consideró fundamental   el trabajo conjunto de la sociedad civil, el Estado y el trabajo con los   países de frontera: “Tenemos que evitar la expansión del dengue y   fortalecer el control institucional para evitar la trasmisión “, afirmó.

El acuerdo también postula “fortalecer los   mecanismos de cooperación bilateral, para el abordaje de temas priorizados,   como procedimientos de alta complejidad, transferencia tecnológica,   capacitaciones y otras áreas consideradas de interés”, especificó el   jefe de Gabinete.

Del acto que se desarrolló en el auditorio del   Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay participaron   también el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, y el embajador paraguayo en   la Argentina, Nicanor Duarte Frutos, entre otros funcionarios paraguayos y   argentinos

Posteriormente, Capitanich se reunió con el   presidente de Paraguay, Horacio Cartes, en la residencia presidencial   paraguaya, para analizar la situación del dengue en la región y acordar   acciones conjuntas para la prevención y control de esta enfermedad. A   finalizar el encuentro ofrecieron una conferencia de prensa conjunta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: