Despertar Nacional

Martes, 26 de Noviembre de 2013

“La industria de la construcción constituye un   motor del crecimiento de la economía”, afirmó el Jefe de Gabinete

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, encabezó   esta noche el acto de cierre de la 61ª Convención anual de la Cámara   Argentina de la Construcción. Aseguró que se conseguirá financiamiento   externo para obras estratégicas en el país. Y reclamó a los empresarios   “responsabilidad social” para que no se incrementen los precios de los   insumos y los productos de la actividad.

El jefe de Gabinete señaló que en los últimos   diez años se han solucionado tres “tensiones estructurales” de la República   Argentina. Sostuvo que el país “ha conseguido estabilidad democrática en los   últimos años” y remarcó que ha conseguido mejorar su calidad institucional a   través de “decisiones estratégicas de este gobierno”. En ese sentido   puntualizó el decreto del ex presidente Néstor Kirchner para la selección de   un modo transparente de los miembros de la Corte Suprema; la decisión de la   Presidenta Cristina Fernández para impulsar y aplicar la ley 26.522 de   Servicios de Comunicación Audiovisual; y la implementación de la ley de   reforma política que puso en práctica las primarias abiertas simultáneas y   obligatorias

Asimismo, Capitanich sostuvo que durante la   última década se consiguió “estabilidad macroeconómica y el sostenimiento del   crecimiento”. Lo contrapuso con lo ocurrido en los anteriores 200 años de   historia, caracterizados por “procesos de stop and go”. Remarcó que entre   2003 y 2013 el crecimiento del Producto Bruto fue de casi el 104%.

Como tercer punto a valorar, destacó el inédito   “proceso de inclusión social” de inclusión social. Puntualizó que “los   trabajadores tuvieron un incremento en la participación en el ingreso”.   Sostuvo que “no es casualidad que se hayan creado 6 millones de puestos de   trabajo”. Al mismo tiempo, destacó que en provincias históricamente relegadas   como las del norte, el Estado Nacional intervino con “obra pública sin   contraprestación financiera y sin necesidad de que contraigan deuda los   estados provinciales”. Y subrayó que “por primera vez la política pública   tiende a la inclusión social del niño y del adolescente a través de la AUH,   pero también de los ancianos a través de la movilidad jubilatoria”.

La mejora de la industria de la construcción

El jefe de Gabinete destacó que el presupuesto   2014 contempla entre la sumatoria de erogaciones del Estado nacional más los   pagos de deuda correspondientes, gastos por 131 mil millones de pesos.   Recalcó que “en materia de construcción, en 2014 superaremos el 5%, eso nos   permitirá un record histórico”.

Sostuvo que en la actividad “en 2002 teníamos   menos de 100 mil trabajadores de la construcción, y este año superamos los   410 mil trabajadores”. Afirmó que ello se debe a “la importancia estratégica   que le asigna el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a   la construcción”.

Capitanich remarcó que “la industria de la   construcción constituye un motor del crecimiento de la economía”. Asimismo,   destacó que la actividad de la construcción “permite aumentar la   productividad de la economía”.

Las distintas fases del proceso económico

El funcionario sostuvo que “este modelo   macroeconómico tuvo distintas fases: una primera fase que tuvo superávit   fiscal y comercial, que permitió acumular reservas; que luego, frente a una   complicada situación internacional, permitió utilizar esas reservas para el   desendeudamiento”. Indicó que “178 mil millones de dólares se utilizaron para   pagar deuda pública que esta administración no contrajo”. Sin embargo,   enfatizó que esos pagos contribuyeron “a los efectos de poder decidir hoy en   forma autónoma la aplicación de estos recursos”.

Señaló que el crecimiento de la actividad   permitió también “propiciar un cambio cualitativo en la calidad del empleo”.   “Un obrero de la construcción puede pasar diferentes etapas, puede pasar de   ser un obrero no calificado a ser un obrero calificado”, indicó. Y remarcó   que en la actualidad en Argentina hay “mas de 400 mil trabajadores tienen   trabajo digno, convenciones colectivas y han pasado a ser trabajadores   calificados”.

“Lo que se ha hecho en materia de agua o cloacas,   o lo que significa la conectividad eléctrica para 10 millones, o 1 millón de   soluciones habitacionales, merecen un reconocimiento”, consideró el jefe de   Gabinete. Y sostuvo que “los argentinos pareciéramos acostumbrarnos a veces a   estas situaciones que eran deudas de décadas”.

“Lo que tenemos que pensar los argentinos es que   tenemos un maravilloso país, que tenemos que potenciarlo todos los días, con   actitud, pero pensando en ese futuro”, afirmó.

El financiamiento para obras estratégicas

Capitanich explicó cuáles son las tareas   encomendadas por la Presidenta de la Nación: “Nos ha instruido a trabajar en   la búsqueda de financiamiento internacional para obras estratégicas, lo que   implica un cambio más competitivo para generar más empleo y desarrollo”.   Reconoció que “en los últimos 10 años tuvimos un aumento de 104% en el   producto, que nos genera tensiones en los precios”.

En ese sentido, destacó que el año próximo se   conseguirá financiamiento de organismos como el BID, el Banco Mundial, el   BNDES, la CAFF, con un ingreso negó para el país de casi 1000 millones de   dólares. “También hay que explorar fuentes de financiameinto como Rusia o   China, que pueden asociarse para obras energéticas, explotación de gas,   ingeniería, o en el complejo agroalimentario”, indicó.

El Jefe de Gabinete sostuvo que la industria de   la construcción es “una industria transversal”, ya que interviene en distinto   tipo de actividades: colocación de fibra óptica, construcción de gasoductos,   redes de agua potable y cloacas, plantas de energía atómica o hidroeléctrica,   o actividades ligadas a la extracción de petróleo o gas, vivienda, etc.

Desafío de la construcción

El ministro sostuvo que “la construcción tiene un   gran desafío” de cara al futuro. “Tenemos que tener un gran compromiso,   tenemos que ser capaces de generar una cadena de insumos y productos que sean   una cadena de valor”, remarcó.

Al respecto, aseguró que “la decisión   administrativa número 1 va a estar vigente a partir de 1 de enero, con la   información de la ejecución presupuestaria día por día”. “Tenemos que   exigirnos entre todos que estén los precios de los insumos, los costos”,   señaló Capitanich. Y reclamó que haya “responsabilidad social empresaria”,   para que “esta cadena de valor funcione de un modo extraordinariamente   positivo, porque de esta manera seremos capaces de construir la argentina que   merecemos”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: