Despertar Nacional

Entrega de Créditos del Programa PRO.CRE.AR.: Palabras de la Presidenta de la Nación
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; mira que no tengo calzas, no me chifles: la verdad que tan contenta de estar de vuelta en la Patria que es lo mejor que hay. (APLAUSOS). Muchas emociones; recién me acerqué de vuelta porque me había olvidado el nombre de Elena, álzala Elena que la queremos ver todos. Miren que beba tan hermosa, enfóquenla, nació el 27 de octubre, ahora este 27 de octubre cumple un año Elena, es hermosa Elena. La verdad que son las emociones, también me decía la esposa del productor televisivo que no pudo venir… ah, qué tal señores Gobernadores no los había visto sentados todos ahí en fila. ¡Hola! ¿Cómo están todos? Discúlpenme, si no mañana dicen: “está peleada con los Gobernadores, no los quiere, qué se yo”. Nada no los había visto, que lindos, los sentaron todos allá arriba, contra las ruinas de la Aduana, nada simbólico, por favor (RISAS). No, nada que ver, de pura cazuela, no más, está bueno. (RISAS).
Recién me decía la señora del productor de CQC, que no pudo venir, así que también un aplauso fuerte para todos los chicos que trabajan allí. La verdad que muy fuerte porque estamos, en realidad, hoy cumpliendo el 50 por ciento del Programa Pro.Cre.Ar, habíamos dicho que en cuatro años íbamos a tener 400.000 viviendas, con estás dos nuevas incorporaciones y estos nuevos sorteos completamos las 200.000 viviendas sorteadas que van a estar y la verdad que nos pone muy contentos ver a tanta gente joven, con tantos chicos, que pueden volver a soñar e ilusionarse y lo están haciendo con la casa propia.
Estamos construyendo – lo decía recién Diego Bossio – ya en ejecución 79.000 casas, y me encantó ese dato de la mora, de 60 días, de un solo caso que seguramente se va a poner al día. ¡Un solo caso! Y la verdad que esto nos pone muy contenta porque saben qué, reafirma que no estábamos equivocados. ¿Y saben qué también? La confianza, hemos construido confianza entre el Estado y los argentinos, que es algo muy, pero muy importante. (APLAUSOS). Porque siempre se trató de que o los dirigentes, o los que tienen responsabilidades de Gobierno pensarán que no, que era inútil el esfuerzo y también mucha gente pensara que el Estado no pensaba en ellos, o no les importaba, o solamente le importaba un sector social y aquí tenemos un montón de jóvenes profesionales, técnicos, amas de casa, que no podían conseguir estos créditos en la banca privada y lo consiguen desde el Estado. Y no es que el Estado le regale nada a nadie, porque ni siquiera cuando hace programas sociales le regala nada a nadie.
Cuando hay un programa social para sectores de muy bajo recursos, que si no tienen la ayuda del Estado, no pueden acceder no le estamos regalando nada. Regalarle calidad de vida, regalarle la posibilidad de que alguien viva mejor es tener mejores recursos humanos. Y no hay mejor patrimonio de un país que tener recursos humanos calificados y que vivan con dignidad. (APLAUSOS). La verdad que me pone muy contenta el haber lanzado estos dos nuevos programas. (APLAUSOS).
El hecho también que comentaba Diego, que durante 12 años de administración por parte de las AFJP, sectores privados, bancos, etcétera, habían logrado acumular 80.000 millones de pesos; cuando además, al momento de tomar nuevamente la administración de estos recursos, el Estado argentino estaba pagando el 60 por ciento de todos los haberes jubilatorios. Tenían 80.000 millones de pesos y nosotros pagábamos el 60 por ciento de las jubilaciones.
Hoy, tenemos más de 300.000 millones, pagamos el 100 por ciento de las jubilaciones, con movilidad jubilatoria 2 veces al año, Asignación Universal por Hijo, plan PRO.CRE.AR y hemos venido elevando periódicamente el monto de las asignaciones familiares que también las paga el Estado.
Quiero decirle a cada trabajador argentino, esté registrado o todavía no haya sido registrado, que no le mientan más, sobre todo los no registrados, que les dicen que no los registran porque el Estado les cobra muchos impuestos por cada trabajador.
Que cada uno de los que está acá y los que están escuchando, sepa que esto no es cierto y lo puede transmitir a otro argentino. Que en realidad el Estado paga las asignaciones familiares, que no la pagan los patrones. Segundo, que además, la contribución, el aporte personal lo paga el trabajador con el descuento de su propio salario.
¿Saben por qué no los tienen registrados? No es por el aporte patronal, es porque los pueden despedir cuando quieran sin tener que pagarles indemnización.
Por eso tienen que luchar mucho también los trabajadores para ser registrados y que no los engañen más. Es muy importante porque tenemos una lucha muy grande todos los argentinos contra el trabajo no registrado, lucha que también tiene que ser de parte del sector privado porque, obviamente, aquel empresario que no tiene registrado a sus trabajadores, está compitiendo en forma desleal con el que sí los tiene registrados, que tiene que pagar sus aportes y que, bueno, que está registrado.
El tener registrados los trabajadores, también está registrada la actividad, porque normalmente, quien no tiene registrados a sus trabajadores, tampoco aparece él ni como comerciante ni como empresario. No solamente les está robando a esos trabajadores, sino que le está robando al resto de los argentinos.
Por eso, tenemos que trabajar fuertemente contra el trabajo no registrado y también comprender que muchas veces, por eso estamos lanzando también porque muchas veces comprendemos que puede haber situaciones de pequeños, muy pequeños empresarios o medianos o mini-pymes, que no puedan regularizar y estamos ayudando a que exista un tributo único para esos casos porque queremos que todo el mundo esté regularizado.
Sabemos que algunos no pueden, pero también sabemos que muchos pueden y no lo hacen porque optimizan la rentabilidad.
Entonces, yo les pido a todos a pensar un poco en la Argentina, porque cada vez que a la Argentina le fue bien, le fue bien a todos los argentinos. Es cosa que tenemos que aprender de nuestra propia historia, de nuestros propios errores.
Y la verdad que, luego de venir desde afuera, de escuchar tantas cosas, de ver tantas cosas…
Hoy comentaba recién con un periodista que le decía lo raro que es…Vieron que en los noticieros argentinos no hay una sección internacional. Uno cuando va afuera, en todos los noticieros, en España, en Estados Unidos, en Colombia, en todos lados tienen, por lo menos, un 30 o un 40 por ciento de cada noticiero destinado a la sección internacional, uno se entera lo que pasa en el resto del mundo. Prueben con los noticieros en la Argentina, no le pasan, salvo que haya 800 muertos en algún lado o que algún loco en Estados Unidos mate a 15 o 20 personas, pasan únicamente cosas de acá y por ahí le ponen un título así “urgente” y vos…bueno, qué pasó, una catástrofe, chocó un auto en la General Paz y, bueno, y está demorado el tránsito.
Pero fíjense que no les pasan ninguna medida ni ninguna cosa que pase en el exterior. ¿Saben qué? Porque no quieren que los argentinos se enteren, no de lo que pasa en el exterior, sino del país que tenemos, que tratan de ocultarlo, distorsionarlo y deformarlo.
Por eso, yo sé que alguno se enojó cuando el otro día les dije cuando inauguré una central de transmisión muy moderna de una empresa extranjera, DIRECTV, se enojaron porque yo dije de DIRECTV.
Lo que pasa es que uno tiene DIRECTV y uno mira lo que quiere, puede mirar un canal de España, de Italia, puedo mirar Tele Sur, si no te gusta el chavismo podés mirar a los colombianos que tienen un noticiero espectacular que es La Nación, que es medio oficialista pero que es un noticiero espectacular, podés mirar la TV española, la TV…
¿Sabés qué? Podés elegir, no es que te ponen lo que ellos quieren que mires; vos podés elegir qué mirar, qué escuchar y qué no mirás y qué no escuchás también. Esa es la verdadera libertad de expresión y es la verdadera democracia y es lo que hace 4 años estamos defendiendo los argentinos y tratando de que definitivamente se construya en la Argentina.
Por eso, hoy es un día muy contento para mí, para todos, ver tantos chicos, me encantan los chicos y me encanta poder darles a tantas familias argentinas la posibilidad de tener su propio hogar, tan importante su propio hogar y hacerlo con el esfuerzo del Estado y demostrar que el Estado también puede administrar tanto o mejor que un privado y que puede articular, junto con los privados, también como lo hemos hecho con muchísimas empresas constructoras, con el propio Banco Hipotecario, que tenemos mayoría accionaria pero que el gerenciamiento lo tienen los privados, que podemos hacer juntos las cosas, el sector público y el sector privado.
Hoy hay aquí muchas pequeñas y medianas empresas también de construcción presentes.
Así que, nada, decirles que gracias a todos y que hay que seguir trabajando con mucho esfuerzo, porque, bueno, porque realmente, tenemos un país maravilloso y tenemos que cuidarlo muchísimo.
Muchas gracias y muchas felicidades para todos y para todas.
Muchas gracias. (APLAUSOS)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: