Despertar Nacional

Palabras de la Presidenta: cena de Camaradería de las FFAA
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ,EN LA CENA DE CAMARADERÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS, EN EL EDIFICIO LIBERTADOR, MINISTERIO DE DEFENSA
Muy buenas noches a todos y a todas; señor ministro de Defensa; señores Jefe de cada una de nuestras Fuerzas, de nuestras Fuerzas Armadas: Ejército Argentino, Fuerza Aérea y Armada Argentina; oficiales superiores, aquí presentes; invitados e invitadas especiales: en esta nueva noche en que nos encontramos en la habitual Cena de Camaradería de las Fuerzas Armadas, este año con posterioridad al 107 aniversario de nuestra Independencia, que festejáramos ayer, en la Ciudad de Tucumán, creo que es una buena oportunidad para reflexionar a partir de lo que ha sido la reformulación o la reestructuración del ministerio de Defensa, de las exigencias y los desafíos, que nos plantea al Estado argentino y a sus Fuerzas Armadas, como parte de ese Estado, esta nueva etapa: la creación de una Secretaría de articulación militar para la emergencia, que algunos definen como una tarea auxiliar, pero decíamos, el otro día, con el ministerio de Defensa, la solidaridad con el prójimo y con la comunidad jamás puede ser una tarea auxiliar de ningún argentino y mucho menos de sus Fuerzas Armadas. Es, al contrario, una tarea esencial, primero, porque creo que el concepto de defensa de un país, no solamente debe aludir a lo estrictamente militar. Sin lugar a dudas, ustedes se preparan y tienen una preparación militar porque, bueno, son las Fuerzas Armadas de la Nación, pero el concepto de defensa nacional, siempre lo he concebido como un concepto más integral, más abarcativo que meramente lo militar, sino que hace al bienestar, a la defensa y al buen estado de nuestra población, que es, en definitiva, a quienes tenemos que defender, representar los gobernantes y defender, como lo han jurado fielmente los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas.
Por eso, la decisión de crear esta Secretaría tuvo como eje, también, la experiencia muy exitosa, que se llevó a cabo ante una tragedia que sufrimos en la ciudad de La Plata, donde las Fuerzas Armadas en un despliegue territorial, junto al ministerio de Seguridad, junto al ministerio de Desarrollo Social y junto a miles de jóvenes voluntarios, cubrieron las necesidades de una ciudad que había sido prácticamente devastada.
Yo charlaba con las autoridades de la Ciudad, con las autoridades de la Provincia y si no hubiéramos logrado esta pronta articulación, esta pronta y rapidísima actuación que tuvimos en el territorio, bueno, creo que hubiéramos estado en severos problemas. Esto nos lleva -y ante lo que pasa no solamente en nuestro país, sino en el mundo entero- a concebir la actuación y la intervención de los sectores que han sido también preparados para este trabajo, por entrenamiento, por despliegue territorial, por capacidad operacional, por número de efectivos, por preparación de esos efectivos en un instrumento más que eficaz para enfrentar este tipo de cuestiones.
Y por eso, la tarea, que vamos a llevar, en forma conjunta. Por eso, también, hemos decidido que, por ejemplo, Defensa Civil pase del ministerio del Interior al ministerio de Seguridad, en esta, entre otras reestructuraciones, de manera tal de que podamos ir en una unidad ejecutora, que seguramente se deberá constituir. La idea es constituir unidades móviles de emergencia, en distintas partes del territorio argentino en donde se encuentra asiento, por ejemplo, en bases del Ejército que es, obviamente quien mayor despliegue territorial tiene, para poder allí tener unidades móviles que puedan desplegarse rápidamente en el territorio para enfrentar contingencias, fundamentalmente, aquellas que no están previstas. Lo que está previsto, obviamente, parece una obviedad, pero siempre hay que explicar las obviedades en la Argentina, lo que está previsto normalmente tiene que funcionar bien; lo que no suele funcionar bien es lo imprevisto, pero tenemos que estar nosotros organizados, preparados y articulados para lo imprevisto. Esa es nuestra obligación y ese es el rol precisamente de la Secretaría.
Hemos designado al frente de la misma a una experta reconocida internacionalmente que ha tenido actuación en diversos escenarios internacionales y que está especialmente preparada para ello, como lo ha demostrado, precisamente, cuando todavía era miembro del ministerio de Seguridad y tuvo su actuación en la ciudad de La Plata.
Le voy a encomendar especialmente al ministro de Defensa, al ministro de Seguridad, al ministro de Planificación también, porque se requieren desde elementos que por allí contamos en otras dependencias, como Vialidad Nacional, como Recursos Hídricos que pueden complementarse con las ya existentes unidades y lo que no adquirirlo para conformar no menos de cinco o seis unidades móviles de emergencia que puedan desplegarse por todo el territorio nacional. En eso estamos trabajando muy fuertemente.
Pero también, es muy importante incorporar a nuestras Fuerzas Armadas a la tarea de desarrollo integral en la infraestructura del país. Lo hemos comenzado a hacer en la Armada con la recuperación de los astilleros Tandanor y Domeq que están desempeñando una tarea eficaz. Y también en esta reestructuración hemos dispuesto precisamente que Fabricaciones Militares, que estaba en la órbita del ministerio de Planificación, pase a su natural ámbito, como su nombre lo indica, que es precisamente el ministerio de Defensa.
¿Cuál es el propósito? Ya uno de ellos está en marcha: el convenio de cooperación entre el ministerio del Interior y Transporte y el ministerio de Defensa, que es el objeto de renovación de vías y obras de la traza del Belgrano Cargas y logística de la Sociedad Anónima Belgrano Cargas. Es más, hemos decidido que un integrante del Ejército forme parte de ese directorio.
Charlábamos con un general, que originalmente Ingenieros, se llamó Batallón de Ferrocarrileros porque, en realidad, estaban pensados, precisamente, para la extensión de todas las vías férreas de nuestro país, que entre este convenio, esta reconstrucción y fabricación de vagones nuevos de carga por parte de Fabricaciones Militares.
Esto es muy importante, tiene que ver no solamente con este nuevo rol, sino esencialmente, con recuperar al ferrocarril argentino de cargas como un elemento fundamental en la competitividad de la economía argentina y en la posibilidad, además, de alcanzar las metas de producción agroalimentarias, que de alcanzarlas, tal cual está previsto en nuestro Plan Agroalimentario, sería imposible transportarlas por camiones, sería imposible y necesitamos, entonces, del Belgrano Cargas y que este cumpla un rol eficiente.
Para ello, Fabricaciones Militares está trabajando, precisamente, en un nuevo modelo de vagón de carga, que ya estaríamos experimentando y complementar las capacidades existentes entre la empresa esta con el Ejército Argentino, encabezadas por el Cuerpo de Ingenieros, junto a otras dependencias, como el Instituto Geográfico Nacional, cuentan con las herramientas y la capacidad de trabajo necesaria para el desarrollo de tareas de actualización de la infraestructura ferroviaria. Esas acciones incluyen desde los relevamientos iniciales, planialtimetrías que se deben hacer en territorio, en ruta, iniciales para la elaboración del proyecto ejecutivo hasta el movimiento de suelos y compactación de terraplenes y el montaje de vía y colocación de puentes.
Yo contaba, el otro día, en el Colegio Militar, con motivo de la asunción de los nuevos jefes militares, el rol que, en lugares lejanos, como en la Patagonia, como en la provincia de Santa Cruz ha cumplido el Ejército en emergencias fuertes que hemos tenido. Yo les recordaba cuando el Río Santa Cruz arrasó a la altura de Comandante Luis Piedrabuena, la Ruta Nacional, número tres, ¿vos te debés acordar todavía, Julio?, y que fue, precisamente, los famosos, como yo los llamaba, “los puentes Mecanos”, los “puentes Mecanos” del Ejército que permitieron unir en forma urgente una vía de conexión, la única conectividad que tenemos desde la Patagonia con el resto del país que es la Ruta Nacional Nº 3.
Así que, tenemos experiencia en esto, sabemos de lo que estamos hablando y sabemos, fundamentalmente, lo que podemos realizar.
En la reconstrucción de los vagones, también dar un salto cualitativo en la fabricación de estos nuevos vagones, iniciar un prototipo de vagón nuevo acorde a las nuevas exigencias tecnológicas íntegramente diseñados por Fabricaciones Militares. En breve estará lista la primera línea de producción.
Asimismo, Fabricaciones Militares podrá actuar como articulador –esto es muy importante- del sistema nacional de fábricas y talleres para el mejoramiento del material rodante de carga.
Tampoco podemos olvidarnos de FAdeA, tampoco podemos olvidarnos de la tarea importante que tenemos que hacer con INVAP en materia de actualización y mejoramiento de radares.
Me explicaban el otro día que está en condiciones el INVAP de reacondicionar y poner a nuevo radares que ya no están tan nuevos y que lo podemos hacer, lo charlábamos con el ministro de Defensa, con bajo costo y, además, con la calidad y la tecnología que históricamente han sabido y han tenido desplegadas nuestras Fuerzas Armadas y que hoy, institutos como el INVAP, como la Comisión Nacional de Energía Atómica están desarrollando.
La verdad que yo me encuentro con muchas esperanzas y con muchas ilusiones a partir de esta nueva etapa en donde necesitamos, realmente, desarrollar una infraestructura de punta en materia ferroviaria, en materia de radares, en materia de vigilancia de las fronteras. También deberemos comenzar a analizar conjuntamente con el ministro de Defensa y el Estado Mayor Conjunto desplazamientos territoriales que coloquen a las fuerzas en el territorio.
Ustedes saben, tenemos un territorio muy amplio, tenemos la segunda frontera del mundo con Chile, pero no es esa la que nos preocupa hoy, eso fue preocupación otrora. Afortunadamente, ya no tenemos ningún problema en la frontera con la hermana República de Chile, pero sí tenemos otros problemas nuevos que, no solamente los tiene nuestro país, sino que los tiene toda la región y los tiene todo el mundo, en todo lo es la frontera norte. La vigilancia y la extensión de la misma, hace imposible la cobertura, por lo tanto, radares y nuevos desplazamientos de las Fuerzas Armadas, no para tareas internas, pero sí para la defensa y el control de las fronteras, va a exigir una reformulación y una readecuación.
Realmente, más allá de lo bueno que puede tener, no tiene mucho sentido tener por allí regimientos en pleno centro de nuestras ciudades y tener nuestras fronteras que sean verdaderos coladores. Entonces, creo que allí, las Fuerzas Armadas pueden cumplir un rol más que importante en colaboración directa con nuestras Fuerzas de Seguridad.
También quería anunciar esta noche, en materia de política salarial del personal militar, que se ha dispuesto un aumento para todo el personal de las Fuerzas Armadas del 24 por ciento de las mismas características que ha tenido la totalidad del sector público nacional del cual, por supuesto, sus Fuerzas Armadas forman parte, el cual se efectivizará el 12 por ciento en julio, lo cobrarán los primeros días de agosto, y el 12 por ciento lo cobrarán los primeros días de septiembre.
También, y en virtud de las situaciones que fueron de público y notorio conocimiento, no solamente en las Fuerzas Armadas, sino también en Fuerzas de Seguridad y a los efectos de que, por la aplicación del Decreto, si mal no recuerdo, 1.305/12, ningún efectivo pueda cobrar menos o cobre sin ningún tipo de aumento, hemos dispuesto para asegurar el sueldo bruto que no sea menor al anterior, al de la reestructuración de este decreto, que se creó un componente compensador transitorio. Y bueno, para continuar con nuestra decisión por recomponer el salario de las Fuerzas Armadas, eliminando los componentes no remunerativos, transformarlos en remunerativos, de manera tal que también impacten en los salarios de los militares retirados y evitar perjudicar el bolsillo de los agentes que perciben dicho compensador, convertiremos ese componente transitorio en permanente y fijo. De esta manera, el componente irá perdiendo peso paulatinamente con los sucesivos aumentos salariales. Pero ningún miembro de las Fuerzas Armadas cobrará menos producto de la aplicación de este Decreto 1.305. Hemos hecho las correcciones que corresponden para que esto sea así. Lo bueno de las cosas es poder advertirlas y corregirlas.
También, hemos decidido y reconociendo la labor que realizan en la Antártida Argentina el personal militar, adicionalmente, ratificando el reconocimiento del esfuerzo que realiza el personal militar destinado a la Campaña Antártica, se ha promovido la actualización del adicional remuneratorio por prestación de servicios en la Antártida, considerando al efecto los aumentos que se aplicarán sobre los salarios del personal civil destacado en dichas campañas, para los años 2011 al 2013, el aumento del suplemento será del 86 por ciento. Es un reconocimiento para todos aquellos que cumplen funciones, que van más allá de lo estrictamente militar y que hacen al ejercicio pleno de la soberanía de nuestro país en el Continente Antártico y con toda la proyección que ello conlleva también de soberanía sobre nuestras Islas Malvinas.
También quiero anunciar que he dispuesto y le he dado instrucciones al señor Jefe de Gabinete para un reacondicionamiento en las partidas presupuestarias, junto al señor ministro de Defensa, de modo tal que, con una partida que ya está en el ministerio de Defensa pueda ser reforzada con un monto equivalente, de modo tal que pueda renovarse toda la indumentaria de nuestros soldados de nuestras Fuerzas con nueva vestimenta.
Sabemos y yo soy patagónica y sé que cuando uno no tiene buena vestimenta en el Sur, la pasa muy mal, así que también, he tomado la decisión de que se realineen partidas del Presupuesto Nacional para reforzar las del ministerio de Defensa y permitir, de esta manera, complementar la indumentaria de todos nuestros soldados, nuestros hombres y nuestras mujeres que cumplen funciones de defensa de la patria.
Quiero decirles especialmente a todos y a todas quienes integran las Fuerzas Armadas, lo comentaba ayer en esta nueva reconfiguración del mundo que se está produciendo, me acuerdo la primera charla que di aquí, la primera reflexión que hice frente a ustedes en la primera Cena de Camaradería, si mal no recuerdo un 6 de julio de 2007, en mi primera ocasión como Presidenta de la República y como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, hablar de un mundo que iba a necesitar defender, como lo dije el otro día, sus recursos naturales. Ahora, no solamente vamos a necesitar defender nuestros recursos naturales, sino reafirmar y profundizar lo que hemos logrado en estos años en materia de reindustrializar y rearmar el país para no ser solamente un productor de materias primas.
No conozco ningún gran ejército, no conozco ninguna gran armada, no conozco ninguna gran aviación que solamente sean custodios de países donde lo único que se produce son materias primas. La grandeza de las Fuerzas Armadas está directamente vinculada al poder y a la grandeza de la Nación.
Por eso creo que este concepto de defensa integral que pasa por el desarrollo industrial, por agregar valor, por participar activamente en el desarrollo de la industria de defensa nacional, de manera tal que podamos producir, mediante lo que tenemos en materia de ciencia y tecnología, desde radares hasta armamento, hasta vagones para trenes, hasta volver a ser ferrocarriles, todo, todo hace al concepto de defensa, de defensa de un modelo que ha permitido un crecimiento y una inclusión social sin precedentes.
Por eso, esto que ha sucedido también en otros países de la región y que tal vez, muchos de ustedes estudiosos de la historia del mundo, habrán advertido los grandes cambios que se van produciendo cada tanto, y estamos, sino ya, en vísperas también de una nueva reconfiguración mundial. Ante esta nueva reconfiguración mundial, creo que todos los argentinos y creo que nuestras Fuerzas Armadas no pueden estar ausentes de esta discusión, de este debate y, fundamentalmente, de este trabajo, porque otra cosa que debemos aprender los argentinos es que hay tiempos de debate, hay tiempos de discusión, pero que cuando se cierra el debate y la discusión, lo que hay que hacer es ponerse a trabajar para poder llevar a cabo lo que hemos resuelto finalmente y como lo más conveniente para la Nación.
Y por eso, he querido reformular este ministerio de Defensa con estas nuevas misiones, reforzar las que ya tenía e incorporar estas nuevas misiones de modo tal de hacer honor a ese concepto integral de defensa que debemos tener, concibiendo al país como un todo y dentro de ese todo, a todos nosotros: a ustedes, que llevan uniforme y a los que vestimos de civil, pero sabiendo que todos somos iguales ante la ley y, fundamentalmente, no solo ante Dios, sino también ante nuestros conciudadanos, argentinos por sobre todas las cosas.
Los invito, precisamente, en nombre de nuestra historia, en nombre de nuestro país, la Nación Argentina, y en nombre de nuestro pueblo y felicitar una vez más a quienes hoy participan por primera vez en nuevas funciones en esta Cena de Camaradería de las Fuerzas Armadas, brindarles un muchas gracias y salud en nombre de la República Argentina.
Muchas gracias, ¡salud! (APLAUSOS)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: