Despertar Nacional

Acto de entrega de aportes para escuelas técnicas: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE ENTREGA DE APORTES PARA ESCUELAS TÉCNICAS Y VIVIENDAS EN VIDEOCONFERENCIA CON SAN MIGUEL DE TUCUMAN, GENERAL BELGRANO Y SAN ANTONIO DE ARECO, PROVINCIA DE BUENOS AIRES, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DE LA CASA DE GOBIERNO
Muchas gracias:
La verdad que es un día….chicos hoy hay algún fallo que me dejó sin habla, así que por favor. Sí, sí, me enmudeció prácticamente porque nunca se vio una cosa igual; vamos a hacer unos comentarios al final, ahora vamos a lo importante, a lo que realmente estamos hoy celebrando. En el caso de San Antonio de Areco, la apertura de una Unidad Universitaria que permitirá que los chicos no solamente de San Antonio de Areco sino como decía, Paco su Intendente, de Mercedes, Baradero de toda la zona de influencia puedan precisamente sin tener que trasladarse, poder estudiar, algo que está sucediendo todos los días en la provincia de Buenos Aires, en el conurbano bonaerense y en todas las provincias argentinas. Porque hoy podemos decir que las universidades ya no están solamente en La Plata, Buenos Aires o Córdoba. Hoy, todas las provincias argentinas cuentan con una universidad y esto es una tarea de democratización, de acceso a la educación universitaria impensable unos años atrás.
También vemos las 70 viviendas, el primer Plan de Viviendas, como decía su Intendente, de Los Chodos, partido de General Belgrano, provincia de Buenos Aires, y qué hablar de la obra de Susana Trimarco, de la cual luego hablaré. Esta es la obra de Susana, de su Fundación, en un edificio de arquitectura tradicional, de la provincia de Tucumán, en colaboración que ha tenido por parte de la Jefatura de Gabinete de Gobierno y también, del gobierno de la provincia de Tucumán y de su Intendente, que va a permitir inaugurar, refuncionalizar este viejo y clásico edificio de Tucumán, precisamente para todos los niños que son hijos de víctimas de tratas.
Una tarea, como yo digo, que Susana ha convertido el dolor en amor y militancia, que no es poca cosa. Podía haberse quedado reclamando, protestando, insultando, descalificando. No, reclamó, protestó pero junto al reclamo y la protesta laburó, trabajó, construyó, recorrió todo el territorio nacional y lo sigue haciendo. Es un orgullo para todas las mujeres argentinas y la vamos a seguir ayudando. (Aplausos).
En educación, estábamos hablando hoy de la entrega, yo veía el corto y 118 obras, que se canalizan a través del Ministerio de Educación, a través de aportes directos que se hacen a las provincias.
Ahí me estaba reclamando Gioja porque recibió 3 millones y Poggi que es de San Luis recibió….¿Cuántos Poggi, 12 te dimos a vos? 12, 13 palos. ¿Vieron que no hacemos diferencias, si están con nosotros, si no, si están allá o acá? Son todos los argentinos iguales para nosotros, igual que Bonfatti, que es de otro partido, de otra agrupación. (Aplausos). Los chicos y las escuelas no tienen partido; son escuelas, son alumnos y la enseñanza, el aprendizaje es algo sagrado para todos los argentinos y lo que somos, todo lo que somos y todo lo que nos falta ser todavía, pero todo lo que somos y que no es poco, creo que una de las claves es la educación pública y gratuita que nos ha permitido a tantísimos argentinos como la que está hablando, poder acceder a lugares impensados. Si viviera en algún país en donde llegar a la universidad costara 30.000, 40.000, 50.000 dólares, estoy hablando de cifras menores inclusive en los países desarrollados y en los no tan desarrollados, porque también estamos recibiendo muchos alumnos de Latinoamérica que vienen a estudiar a nuestras universidades públicas y gratuitas, porque en sus lugares de orígenes las universidades son pagas. Esto es también parte de la solidaridad latinoamericana, y hoy además de estas 118 obras.
Estábamos charlando recién, yo le preguntaba al ministro de Planificación cuántas escuelas llevamos inauguradas y aproximadamente ya llevamos inauguradas 1.742 escuelas, este año vamos a terminar cómodamente con las 2.000 escuelas y ya estamos pensando en lanzar un tercer plan.
¿Se acuerdan que empezamos con 700 escuelas? Néstor, él empezó con el Plan 700 escuelas. Bueno, estamos pensando en largar 1.000 escuelas más en todo el país. Y además, hoy estamos haciendo algo que a mí particularmente que soy una gran lectora y soy de la generación no de la tecnológica sino de la que aprendimos con los libros de texto, la distribución, la entrega de textos en las escuelas que llegamos a 54.000.000 del año 2004 a la fecha, y que con las entregas que hemos hecho hoy agregamos 13.000.000 de libros; este es un acto que venía un poco demorado por distintas circunstancias. Agregamos 13.000.000 con los cuales durante la gestión de este proyecto político, se han entregado en forma gratuita a las escuelas argentinas 67.000.000 de libros de texto.
Quiero leer estas cuestiones que tienen que ver con todo esto y que es también la creación de la biblioteca en el aula. Con este plan de 13.000.000 de libros, estamos introduciendo una novedad. Normalmente, ustedes se acuerdan, la biblioteca era un lugar que estaba dentro del colegio pero fuera del aula.
Yo me acuerdo, iba a la 102 ahí a la Dardo Rocha en 7 y 32, la biblioteca estaba al fondo del pasillo, las tradicionales escuelas del peronismo y del conservadorismo también que eran largas, con pasillos de tejas y al final estaba la biblioteca. Con esta entrega de 13.000.000 de libros estamos también creando la biblioteca en el aula, para que el maestro tenga el acceso directo y el chico también se acostumbre a tomar el libro y a leerlo, porque esto también forma parte de incorporar costumbres; son para libros de texto, obras literarias, de texto para primero y segundo grado de primaria, literarias para la secundaria y para la primaria, y también el otro impacto que esto tiene, porque no solamente tiene impacto en la educación, sino que el Estado argentino es el principal cliente de la industria de impresiones y ediciones en la República Argentina. Somos los que sostenemos la industria de la impresión y de la edición, porque somos los mayores compradores. Del mismo modo que PAMI es la principal compradora de medicamentos, en la República Argentina, en términos individuales y creo que también en términos porcentuales de todo el mercado junto a obras sociales, el Estado argentino es una columna principal de todo el sector industrial de ediciones e impresiones, que es uno de los doce bloques industriales por los cuales se mide la actividad económica y el crecimiento de la industria.
Para que ustedes tengan una idea – y como lo decía el spot publicitario – en esta entrega de 13.000.000 de libros estamos por 960 autores de todo el mundo: clásicos y contemporáneos; 666 argentinos; 165 ilustradores del mercado editorial. En esta compra participan 77 empresas, 59 son nacionales, 5 son extranjeras y 5 por ciento son transnacionales, 38 obras 10 de ellas con talleres de encuadernación y cocido como eran los antiguos libros. Los más de 13.300.000 libros requieren 6.500 toneladas de papel o sea industria maderera para el gobernador de Misiones y de Entre Ríos.
Miren todo lo que se mueve, 380.000 cajas de embalajes, 11.500 palets o sea todo lo que es también armado de palets, 16.000 metros cúbicos; el total de esto representa una hectárea cubierta de 1, 60 metros de altura de libros, 13.000 empleados de editoriales, imprentas, encuadernadoras, empresas de logística y de transporte; 3.000.000 de horas hombre para imprimir, distribuir y toda la logística que significan estos 13.000.000 y 950 camiones utilizados. Como verán, le llega a todo el mundo; es lo que siempre decimos de las industrias y el valor agregado termina impactando en los lugares más impensados y en los lugares menos imaginados.
Cuando uno mira un libro piensa en el librero o en la librería; tiene que pensar en el árbol que estaba en Misiones, que fue talado y que fue repuesto, por favor, porque es una industria en la cual hay que sacar el árbol, después volverlo a reponer y todo lo que se mueve en torno a eso, y lo que ha sido y seguirá siendo la educación para este proyecto político que realmente hemos, junto a los derechos humanos, junto a la inclusión, la educación debe ser una de las tareas más inclusivas, sobre todo ahora que hemos logrado afortunadamente que los chicos vuelvan al colegio a estudiar, que junto con la Asignación Universal por hijo estamos logrando tasas de escolaridad de permanencia en la matricula nunca vistas, tanto en lo primario que es fundamentalmente donde más nos interesa porque es la etapa más formativa de los chicos, la inicial, la primaria y también en la secundaria y ni que hablar de la universitaria. ¿A 9 universidades llegamos ya, Sileoni?, más lugares y centros como el que estamos inaugurando hoy, en San Antonio de Areco.
Yo también, y con motivo de la disfonía, quería hablar de toda esta reforma judicial que también está tratando nuestro Parlamento. Y realmente, lo escuchaba hoy al titular de la AFSCA relatar esa sentencia que finalmente salió de la Cámara sobre la Ley de Medios. Algunos le preguntaban, escuchaba hoy al titular de la AFSCA, si la reforma de la Justicia que estamos emprendiendo, la más importante de la que se tenga memoria, tiene que ver con esto. En realidad, si uno mira bien la Ley de Medios es solamente la parte superior del iceberg del problema. Es lo que visualizó el problema de la Justicia en la Argentina, pero no es el gran problema. Miren a Susana Trimarco, por ejemplo, con el tema de la trata de personas, nada más ni nada menos. Cuando ese día, yo no sé cómo siguió viviendo, cuando absolvieron a todos los responsables de la desaparición de su hija. Cuando uno se entera – por ejemplo – que en Córdoba, un juez participó de delitos de lesa humanidad y cuando alguien lo denuncia, se encuentran con que 77 jueces del fuero cordobés se excusan, por amistad, con la persona que está encausada y que está acusada. ¿Saben lo que me preocupa? Que una persona que haya participado en delitos de lesa humanidad, en lugares donde se conocen todos, tenga 77 jueces amigos, además.
Realmente me preocupa más eso porque revela un entramado, todo el atraso que hemos tenido, en materia de las causas de derechos humanos, en determinadas jurisdicciones, con mayor -digamos- mayor profundidad, que en otras. Pero todo esto o el hecho – por ejemplo – de lo que sucede con algunas causas que no entendemos la demora. Yo decía, el otro día, una causa impositiva de La Nación que viene arrastrando el diario “La Nación”, más de 130.000.000 de pesos que le debe al Estado; no se lo debe ni a esta Presidenta ni a este gobierno, se lo debe a los 40 millones de argentinos porque los impuestos ¿saben para qué sirve? Para que estos hombres, que son gobernadores reciban la plata, que han recibido para las escuelas técnicas, para que estos editores puedan imprimir los libros. La plata no la pateamos del piso…la tomamos de los impuestos, que tenemos que redistribuir, a partir de estas tareas.
Hoy leía un artículo que realmente me impresionó. Quiero mencionarlo específicamente, porque creo que ahí hay un poco el kit de la cuestión, que lo escribe un periodista, lo voy a mencionar, Mario Wainfeld, de Página 12, donde se ve que tuvo la oportunidad que yo no tuve de leer todo el fallo -se imaginan con todo lo que tengo que hacer- y revela dos o tres cosas en principio, que son las que me hacen prender las luces, sobre todo esto que está pasando; revela que en el fallo, uno de los camaristas de esta Cámara, en lo civil, en lo Clarín – dicen algunos – y comercial, o en lo rural podría ser porque es la misma Cámara…. El caso de la Rural, miren: un predio multimillonario, que nunca le fue pagado al Estado, que el Estado fue desapropiado ilegítimamente, porque quienes tenían que pagarlo, en este caso la Sociedad Rural -no tengo nada contra la Sociedad Rural, podría la Sociedad Rural o cualquier otro- el que compra algo tiene que pagar y más si es del Estado, en un lugar como Palermo, logra que esta Cámara le cuente los términos de un recurso a la Rural de una manera y al Estado de otra.
Entonces, cuando se lo cuenta de manera diferente al Estado, declara que el recurso es extemporáneo ante la Corte, y se lo cuenta con otra metodología…algo que realmente llama la atención. Lo de la Rural también es otro caso. Por eso digo, que la Ley de Medios es en realidad la punta del iceberg, hay todo un entramado abajo muy fuerte. Y este periodista decía que en el fallo -lo voy a leer más tarde- uno de los camaristas decía que se sentía insultado por autoridades transitorias del gobierno.Y el periodista señala – con mucha inteligencia y agudeza- dice, claro, transitorio. Todos nosotros somos transitorios, pero elegidos por el voto popular. Todos los que estamos aquí elegidos por el voto popular.
Yo creo que este tema de la permanencia y este tema de esta historia de que nunca fueron removidos, va creando una idea casi aristocratizante de un poder. Por eso solamente pueden ingresar los amigos, los hijos, los recomendados y por eso tanta resistencia a que miles de jóvenes que se reciben de abogados o que están capacitados no puedan ingresar. Por eso presentamos la Ley de Concursos para que todos los argentinos
Y el otro camarista, que yo no sabía esto – eso me lo contó el politólogo, te maté con esto, Juan Manuel- me lo contaste vos, también integrante, a ese sí lo voy a nombrar porque es un apellido muy ilustre De las Carreras. Yo no sabía que había sido el primer presidente de La Corte, el bisnieto del primer presidente de La Corte, designado por Bartolomé Mitre. Parece ser que Bartolomé Mitre le había propuesto a Adolfo Alsina, a su contrincante, digamos, y le dijo que no, su contrincante. Mirá vos, lo que hablan de la politización de la Justicia, Bartolomé Mitre había ofrecido a Adolfo Alsina la presidencia de la Suprema Corte de Justicia, encima la rechazó y se la dio a De las Carreras, su biznieto, hoy es un camarista y comentaba el periodista que este camarista suele reírse de algún apellido tano y de algún miembro de la Corte, con doble T, no sé si será cierto, pero esas cosas este… y realmente siento como que hay una suerte de ghetto de cosa aristocrática. No en todos, por supuesto, porque sería muy injusto generalizar, porque seguramente hay muy buenos jueces, muy buenos fiscales y muy buenos magistrados, pero convengamos que es necesario una reforma que permita, precisamente, abrir las compuestas, abrir para que el pueblo participe y que haya también legitimidad en los órganos políticos que manejan el poder, no así obviamente en los organismos jurisdiccionales, que son los jueces que dictan sentencias. Igualmente causas paradas en forma inexplicable, causas que fueron escandalosas en cuanto a lavado de dinero.
Me contaba la gente de la AFIP y la gente de la UIF, que es la gente de la Unidad de Lavado, que hemos creado a partir de las necesidades que el GAFI, ha planteado a nivel internacional que, en muchos casos, nos les han permitido participar como querellantes. Es más en una causa muy importante con lavado de dinero, también, de la misma empresa que obtuvo esta sentencia a la carta, por más de 5 mil millones, y que el juez tiene parada, desde el año 2008, le impedía presentarse como querellante al titular de lavado. Tuvo que ir hasta Casación y volver de ahí, y cuando vuelve – como querellante, aceptado por la Casación, que es el anteúltimo paso – después esta la Corte – pide medidas y no se las da. Y nos cuenta que hay 40 cajas que nunca fueron abiertas, y a la cual nunca tuvieron acceso ni la AFIP ni la UIF.
Creo que también deberíamos presentar una ley, para lo cual en todo lo que sea evasión y lavado de dinero, UIP y AFIP sean parte querellante obligatoria y que puedan también pedir todas las medidas necesarias.
Acá me enviaron un listado de causas, que duermen el sueño de los justos: de bancos, de gente muy importante, de jueces que se declaran incompetentes y se la pasan al otro; la Cámara dice una cosa… bueno estamos así durante años. Como también hay otras causas que se están tramitando, pero digamos que los casos más resonantes y rimbombantes y más importantes, en términos de lavado de dinero, requieren una activa participación, por parte de los señores fiscales, de la Procuración y en general para que la UIF, la AFIP puedan participar y además se muevan. No puede estar una causa con una denuncia de un importante directivo de un banco extranjero – que además tiene pedido de extradición de Estados Unidos – parada desde el año 2008 y no se haya hecho ninguna diligencia.
Por eso yo quiero contar estás cosas porque la gente tiene que enterarse, estás cosas no se saben y entonces toda la gente piensa: “Bueno, es el tema de la Ley de Medios”. No, la Ley de Medios – vuelvo a repetir – es la punta del iceberg. En realidad, es lo que demostró cómo se maneja todo esto… después vino lo de la Rural, después vinieron lo de los impuestos de la Nación, después vinieron las causas de lavado, lo de Susana Trimarco y lo que nos enteramos todos los días: alguien que queda en libertad y que al mes va y mata a alguien; un juez que libera al otro porque bueno… cosas que yo no digo. Quiero también no plantear una discusión con garantistas, no garantistas. Esta discusión que aburre, que cansa, solamente queremos justicia en Argentina, pero una justicia que sea pareja para todos. Porque el artículo 16 así lo exige y esta es la clave.
Lo que yo quiero con esta reforma de la Justicia es igualdad para los ingresos; igualdad para que todos los argentinos conozcan las declaraciones juradas de jueces, de legisladores, de presidentes, de camaristas, de fiscales y de todos, en general. Y las otras reformas, que estamos introduciendo, como el Registro de Causas, precisamente, para ver por qué en este juzgado hay una causa que está parada desde el año 2008 y otra causa que tal vez tienen mayor tramitación o no tiene tramitación. O sea esto es lo que queremos transformar porque la Argentina necesita también una Justicia del siglo XXI, que esté acorde con las necesidades. Y que nadie crea que porque es un juez y porque la Constitución establece que un juez es a perpetuidad forma parte de una monarquía o de una aristocracia, es un poder del Estado y debe ser tan democrático como lo es el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. Esto, así de simple y sencillo, es el gran objetivo de la Reforma, como también en las medidas cautelares. ¿Quién puede pensar en esta República Argentina: no nos quiera, nos quiera mucho, nos quiera poquito, mucho o nada, quién puede pensar que este Gobierno va a tomar medidas cautelares contra sectores vulnerables, si el principal ataque que este Gobierno tiene es por proteger a los más vulnerables y a los más desposeídos. (Aplausos).
Por eso, si yo estuviera del lado de los poderosos, de estos que pueden decidir justicias a la carta – como dice Sabbatella – si yo estuviera del lado de los que tienen todo y de los que han tenido todo, desde tiempos inmemoriales, seguramente me tratarían mucho mejor, seguramente no sería yo. Pero este es el verdadero problema. Entonces creer o pretender que este Gobierno puede tomar una medida o promover una ley que afecte a los más vulnerables me parece que es una magnífica coartada para no afectar los verdaderos intereses.
Yo siempre digo, cuando te vas muy al este, aparecés por el oeste porque la Tierra es redonda y entonces, aparentemente, defendiendo tanto a los más vulnerables, terminás defendiendo a los que más tienen, como ha sido históricamente. (Aplausos) Por eso, pedí además una discusión.
Me acuerdo cuando presentamos los proyectos, en el Museo del Bicentenario, pedí una discusión seria, amplia y responsable a la oposición, no negarse a discutir, no ir sino discutir. Miren y esto lo digo porque los que me conocen – y muchos me conocen antes de que fuera siquiera la esposa del presidente, me conocen cuando era legisladora – yo sé lo que es ser minoría, pero no minoría de tres o cuatro, o de cinco o diez, o de un bloque minoritario. Yo era minoría de una, era la única en mi propio bloque, yo he votado en soledad y he hablado en soledad. Debe haber alguna foto, en el Senado, donde un día me dejaron hablando sola y se retiraron todos los senadores, es la expresión viva de la minoría: estoy yo sola hablando con quien estaba sentado ahí haciendo de presidente y estaba hablando. Sé lo que es ser minoría, pero son las reglas de la democracia, cuando uno es minoría tiene también la obligación de estar sentado en la banca, de estar sentado en la Comisión, de estar discutiendo, votar , y si los demás son mayorías, esas son las reglas de la democracia. Yo lo hice, fui duramente atacada por ser minoría, internamente y además por acuerdos. Porque también, muchas veces, bajo la pátina de oposiciones – y hablo de los años 90 – no había tal oposición. Y voy a traer un caso que lo tengo muy en mi memoria, muy fresco: la privatización del Banco Hipotecario. Había un grupo de Diputados, que éramos aproximadamente 15 Diputados, del bloque peronista, que nos oponíamos a la privatización del Banco Hipotecario. No daban los números y la oposición se oponía, entre comillas. ¿Qué hicieron el partido principal de la oposición y algún otro? Retiró – si vos te sonreís Kunkel porque sabés cómo son esas cosas – retiraron una parte igual de opositores; los opositores votaron en contra pero la ley salió igual.
Por eso le dije, el otro día, a Sabbatella, cuando la oposición se oponía, el representante de la oposición se oponía, en el seno del AFSCA, a que se aprobaran algunos planes de adecuación. Le digo, bueno: “si se opone la oposición puedo tratar de convencerlo y esperaremos hasta ver que nos diga qué problema hay, para aprobar los planes de adecuación”, y podemos contar así con los consensos de los que tanto se habla y que tan poco se trabaja. Porque yo digo siempre, para lograr un consenso, lo primero que hay que hacer, es empezar a hablar de las cosas que estamos de acuerdo. En el país empezamos exactamente al revés, empezamos por las cosas en que estamos en desacuerdo, cuando uno empieza siempre a discutir en lo que está en desacuerdo es imposible, pero no solamente en política, en negocios, en la casa, en al escuela, en la universidad, en la empresa, en cualquier lugar. Siempre – como método – hay que ponerse a discutir sobre las cosas en que estamos de acuerdo.
Y alguien puede decir, en la República Argentina, seriamente que la Justicia no necesita ser reformada, alguien puede decir está todo tan bien que no necesita ser reformada. Este sería el primer acuerdo, y si estamos de acuerdo en eso, bueno en qué estamos de acuerdo en que tiene que ser reformado y no negarse a la discusión y al debate. El debate y la discusión siempre tienen que estar presente. Y vuelvo a reiterar, lo digo con la autoridad de haber sido oposición dentro de mi propio bloque y de haber tenido posiciones solitarias, pero yo creo que este es el rol del pensamiento, de la idea y de la convicción. Realmente hablar, pensar o expresarse cuando la mayoría piensa de un misma manera yo evitaba hablar; normalmente hablaba cuando estaba en desacuerdo no hablaba, para que íbamos a hablar si ya estábamos todos en desacuerdo. Una cosa que me enseñó Kirchner y que no entendía… quiero contar una anécdota de él, el pobre, él que nunca tuvo vocación legislativa. Estábamos en la Convención Constituyente de Santa Fe y cada tema de discutía, pero claro había acuerdo porque estaba todo acordado, normalmente solo en algunas cosas que había diferencias. Entonces, él no entendía por qué todos hacían discursos si estaban todos de acuerdo, entonces me decía: “pero si están todos de acuerdo por qué no votamos y nos vamos”, me decía.”Bueno, Néstor, porque cada uno quiere dejar su impronta, es una Constituyente”, le apuntaba yo. “Bueno pero que hablen dos o tres y nos vamos”, decía él.
Claro se imaginan en una Convención Constituyente hablaban todos porque todos pensaban que quedaban en el mármol… estampados en el mármol quedarán algunos. (Risas). En realidad, si uno mira la historia, de las que nos rodean que todos son historias, realmente nos damos cuenta cómo se construye la historia y cómo se ingresa en la historia. No se ingresa a través de un discurso, ni a través de una inserción legislativa, si fuera sí que fácil sería construir la historia.
Por eso digo: hagamos todos los esfuerzos de mejorar, como lo hemos hecho, esta Argentina, hemos mejorado el Poder Legislativo, a través de las P.A.S.O, lo hemos democratizado, hemos incorporado – adentro de la vida de los partidos políticos – a la ciudadanía con el voto vinculantes obligatorio, del cual alguno desconfiaba. ¿Te acordás Gioja vos, que andabas medio desconfiado y me tuviste que dar la razón, que habían sido muy buenas las P.A.S.O? ¿Viste? Lo mando al frente, porque después me dijo: “tienes razón”, pero no lo dijo públicamente, después. Pero siempre sucede, cuando te dan la razón, además, no te la dan públicamente, te la dicen a vos. Pero yo digo: “No, vale públicamente”.
Entonces, digo con todas estás cosas que nos han pasado y no siguen pasando todos los días con la Justicia o con cada acto de injusticia, que vemos por parte de la Justicia, y esto no quiero – vuelvo a reiterarlo – involucrar a todos los miembros del Poder Judicial porque sería injusta. Pero creo que es necesario que se debata, como se ha debatido. Decían que no se iba a aceptar reformas, decían que no se iba a debatir, decían que iba a ser a libro cerrado. Miren a libro cerrado lo único que hubo en este país fue el Código de Vélez Sarsfield y no fue hecho durante nuestro gobierno, fue hecho durante el gobierno del Fundador de la Nación. Así que, por favor, nosotros no tenemos esa costumbre, hemos recibido organizaciones, se han hecho modificaciones, porque realmente creemos que toda política, todo acto, toda propuesta es perfectible. ¿Quién puede decir: lo que yo digo es perfecto y no tiene ninguna corrección? Es más, yo les conté que los concursos previos nosotros no lo teníamos en nuestra agenda legislativa para introducir en la reforma de la Justicia. Me tocó leer en un diario el proyecto de un jurista, de Vedia, y lo llamé al ministro de Justicia y le dije: “mira que buen proyecto”. Y el otro día, charlando con gente del sector de la Justicia decían que de esta manera era una muy buena idea porque íbamos a terminar con las vacantes permanentes. Y fue una idea que me trajo una persona, que escribió en un diario. Cómo no te va a poder alcanzar otra idea alguien que está sentado en una banca, al lado tuyo. Pero para eso necesitás tener espíritu propositivo e ir para adelante.
Por eso, yo quiero terminar con el espíritu propositivo. Hoy vino a visitarme… ahí está la docente de Florencio Varela, esa chiquita que está sentada al lado del señor gordito. Perdón, sos gordito, no es discriminación. (Risas). Perdón, perdón, me matan, me denuncian al INADI, hoy. (Risas). Gordito, pero bueno, muy bueno, él también… (Aplausos). La docente, la directora de un colegio de la zona rural, de Florencio Varela ¿no es cierto? Bueno, ella me mandó… ¿de dónde? Del colegio 46, no me acordaba del número. Ella me mandó un twitter donde le faltaban cuatro aulas, conectarlas con luz, gas… los servicios esenciales. Lo llamé urgente al intendente, a Julio, mandamos ahí con las cooperativas que tenemos en Florencio Varela y ya está todo arreglado. El espíritu propositivo que se ha desplegado con esta desgracia, que nos tocó vivir… bueno, al que le gusta protestar me parece bien, pero sería bueno que además todos podamos ayudar, porque además uno se siente mucho mejor ayudando, dando, colaborando con el que tanto sufre. Hay anécdotas terribles que nos pasaron, ¿Alicia dónde estás? Por ahí, ahí estás. ¿En qué barrio te pasó lo de los colchones? En Villa Elvira. Cuando fuimos a distribuir a un barrio de Villa Elvira, del marginal, del Villa Elvira sobre el Arroyo Maldonado, prácticamente, más allá todavía. Entonces, llevamos colchones y el señor, en un momento dado, le dice: “mire yo tengo que decirle la verdad, ministra. A mí no se me inundaron los colchones, ni se me mojaron. Yo no tenía colchones”. Entonces recibió colchones, no los tenía antes de la inundación. Primero, el acto inmenso de sinceridad de alguien despojado de todo, que no tiene nada y segundo todavía lo que nos falta hacer.
Por eso yo pido la colaboración de todos: de los intendentes, de todos los gobernadores, porque es imposible desde este lugar, de la Casa Rosada, más allá de todo lo que desplegamos en el territorio tener millones de ojos en todas partes. No puedo llegar a Villa Elvira, a Villa Teseo, a Villa Urquiza, no sé a la villa que fuere, al lugar que fuere, a la provincia que fuere. Pero necesitamos la colaboración de cada comisionado municipal, de cada intendente, hay intendencias que han funcionado maravillosamente bien y no hemos tenido ningún inconveniente; otras no tanto. En fin, no son solamente obras, hay que mantener las obras, hay que mantener los desagües destapados, hay que hacer lo que falta, siempre falta algo y siempre podemos ayudar al otro. Por eso la campaña de la Patria es otro: el otro, que bueno dije ese día, 2 de abril, sin imaginar ni siquiera lo que había pasado en nuestro querido país fue casi premonitorio. Y creo que es algo que tenemos que tomar todos, cuando estamos como hoy celebrando lo de Susana con tanto dolor, pero con tanta alegría al mismo tiempo, en Tucumán; las 70 casas en General Belgrano; Paco chocho y Aída con su Licenciatura de Enfermería, que es una profesión crítica; la industria en alimentación para San Antonio de Areco; estos millones de libros; estás ayudas para las Escuelas Técnicas y esta Argentina que estamos construyendo y que vamos a seguir construyendo todos los días con la ayuda de todos.
Muchas gracias y muy buenos días a todos y a todas. (Aplausos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: