Despertar Nacional

SANTA FE : EN EL MARCO DE LA INVESTIGACION SOBRE LA RELACION DE LA POLICIA CON EL NACOTRAFICO
Los comisarios que terminaron presos
El juez federal Vera Barros ordenó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria la detención de dos jefes policiales -el titular de la comisaría 2ª de Rosario y un comisario retirado-, involucrados en la causa del ex jefe policial santafesino Hugo Tognoli.
FUENTE: ROSARIO12 – ROSARIO
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/10-36281-2012-11-03.html

Por José Maggi
El juez federal Carlos Vera Barros ordenó ayer a la Policía de Seguridad Aeroportuaria la detención, para su posterior indagatoria, de dos policías, uno de ellos retirado, involucrados en la causa del ex jefe policial santafesino Hugo Tognoli. Se trata del actual jefe de la comisaría 2ª de Rosario, comisario Néstor Fernández -quien tenía una clave de acceso al sistema de identificación de patentes- y del ex comisario mayor Oscar Ledesma, quien en un mensaje de texto indicó que Carlos Ascaíni -un narco de Villa Cañás- tenía un arreglo con Tognoli “por 30 mil pesos por mes”.
Fernández, estaba a cargo de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (ex Drogas Peligrosas) de Venado Tuerto al momento en que la PSA inició la investigación que terminó con la detención de Tognoli. El jefe de la seccional quedó alojado en dependencias de la PSA en el aeropuerto “Islas Malvinas” de Rosario, en el mismo sitio donde está detenido Tognoli.
Según el abogado defensor de Tognoli, Eduardo Jauchen, el comisario Fernández sería el titular de la clave para acceder al Registro Nacional de la Propiedad Automotor (RNPA) que se utilizó con el fin de avisarle al presunto narco Ascaíni que era seguido por automóviles de la PSA.
Ascaíni está detenido y procesado por infracción a la ley de drogas luego de ser detenido en mayo pasado con más de un kilo de cocaína en su automóvil, en un acceso vial de Villa Cañás.
De acuerdo a la investigación de la PSA, antes de ese procedimiento Ascaíni, alias “el Vasco”, había logrado escapar de la fuerza federal por un aviso de la policía de Santa Fe.
En cuanto al otro detenido, el comisario mayor (retirado) Ledesma había confirmado ante Rosario/12 el contenido del mensaje de texto en el que indicaba que Tognoli, como jefe de Drogas, había acordado con Ascaíni el pago de 30 mil pesos por mes para permitirle la comercialización de drogas.
El texto es una de las pruebas que la Policía de Seguridad Aeroportuaria aportó a la causa ante la justicia federal. La que recibió ese mensaje es Nilda Luques, quien tenía una hija adicta, motivo por el cual pretendía terminar con los dealers de Venado Tuerto. Recorrió distintos lugares hasta que el comisario Ledesma le dio una lista de vendedores de droga, y el distribuidor de la zona: Ascaíni, el que habría arreglado con Tognoli.
El comisario Ledesma, quien tiene 51 años y está actualmente retirado, explicó el contexto en el que hubo este intercambio de mensajes de texto con Luques. “Conozco a la familia de Nilda desde hace años, y un día que la crucé por la calle en octubre o noviembre de 2011, me hizo un comentario sobre la venta y comercialización de droga en Venado Tuerto y Villa Cañás, y menciona a estas dos personas (se refiere a Ascaíni y Tognoli), versión que había llegado a mis oídos de una manera. Ella me pregunta por mensaje de texto esos dos datos concretos, es lo que dice el mensaje que envié”.
“Ella quería denunciar el tema de drogas, no sé qué otros datos más tenía. Y con buen criterio le dije que de mi promoción era el que estaba como jefe de Drogas, que era el comisario Tognoli, y lo que podía hacer es conseguirle el teléfono para que hable con él, porque comanda todo. Y ahí ella me refiere que le había llegado un comentario, el que yo chequeo y lo averiguo, y es verdad que el comentario existía, pero era un rumor: que se vendía droga en Villa Cañás, y que se abonaba esa cifra de 30 mil pesos por mes para hacerlo”.
Por otro lado, el juez Vera Barros rechazó ayer la recusación presentada por la defensa de Tognoli contra la fiscal del caso, Liliana Bettiolo. Jauchen había pedido el apartamiento de la fiscal Bettiolo días atrás por no haber llamado a declarar a tres testigos que la defensa considera clave: los comisarios Fernández y Ledesma -ahora detenidos-, y Luques, quien fuera dueña de un prostíbulo de Venado Tuerto. Sin embargo, el juez rechazó el planteó y ratificó la continuidad de Bettiolo como fiscal de la causa. Cabe recordar que entre lunes y martes próximos, Vera Barros definirá la situación procesal de Tognoli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: