Despertar Nacional

Jueves, 26 de Julio de 2012
Cristina Fernández afirmó que Evita “ha vuelto en la dignidad de una patria que ha dejado de ser colonia”

En el homenaje por el 60 aniversario del fallecimiento de Eva Perón, la Jefa de Estado sostuvo que “a los grandes no se los recuerda llorando, se los recuerda combatiendo, luchando y trabajando por llevar adelante sus ideales”. Durante el acto en José C. Paz, la Presidenta volvió a convocar a la unidad, la organización y la solidaridad a todo el pueblo. Y concluyó que “el mejor homenaje que le podemos hacer a Eva es militar incansablemente por la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria”.
En el comienzo de su discurso, la Presidenta de la Nación recordó un mensaje del ex presidente Néstor Kirchner en Plaza de Mayo, en el que sus primeras palabras fueron “ y un día volvimos”. Sostuvo que esa frase simbolizaba a una generación, la de los “que teníamos 18, 19 años, cuando el general Perón retornaba a la patria, y lo habíamos traído. Porque fueron las grandes movilizaciones y luchas populares de los trabajadores, de los jóvenes, del pueblo argentino, que se movilizó por el retorno de su líder”.
La Jefa de Estado remarcó que ese regreso no fue “para ser cualquier cosa” y subrayó: “Volvimos para que Eva Perón, que había prometido volver y ser millones, cumpliera con su propia profecía de volver a una Argentina diferente”.
En ese sentido, la Presidenta destacó que Evita está presente en los trabajadores que recuperaron su trabajo, los nuevos jubilados, las viviendas entregadas, los 2 millones de netbooks, las 10 universidades nuevas y también en el presupuesto educativo más importante del que se tenga memoria.
“Ella volvió en la recuperación de los fondos de los trabajadores que habían sido privatizados en la década de los 90”, aseguró Cristina Fernández. Agregó que “ella ha vuelto 60 años después, para incorporar a millones de pibes a la Asignación Universal por hijo, para que los padres no tengan que mendigar un guardapolvo”.
También destacó la creación de Tecnópolis, a la que calificó como “una moderna versión de la Ciudad de los Niños” y destacó que ya se superó el millón de visitantes en apenas 10 días de la megamuestra de ciencia y tecnología.
La mandataria afirmó que Evita “ha vuelto en los argentinos y argentinas que han recuperado su identidad con el matrimonio igualitario”. En ese sentido, sostuvo que la segunda esposa de Juan Perón hubiera apoyado esa norma, ya que “ella era la amazona de la igualdad y de la libertad, por sobre todas las cosas, porque había sufrido en carne propia la desigualdad, la injusticia y los prejuicios de la sociedad”.
La Presidenta enfatizó: “Ella ha vuelto en la dignidad de una patria que ha dejado de ser colonia, porque ella predijo que vamos a dejar de ser colonia o la bandera flameará sobre sus ruinas”. Y recordó cuando antes de 2001 el país recibía “cada seis meses un virrey del FMI que nos venía a decir lo que teníamos que hacer”.
El legado de Kirchner y la participación de los jóvenes
Cristina Fernández aseguró que siente “la inmensa responsabilidad de conducir los destinos de la patria en momentos que no son fáciles”. Sostuvo que “no son fáciles no solo por lo que pasa en el mundo, sino que no son fáciles también para mí por no estar con mi compañero”.
“Yo trato de hacer honor a lo que le prometí allá en Calafate, muy despacito, cuando le dije: “no te voy a hacer quedar mal, no te voy a hacer pasar vergüenza””, expresó la Jefa de Estado. Remarcó que “su inmenso amor hacia mí, que es el mismo que el inmenso amor que yo le tuve, todo junto es el inmenso amor que le tenemos a nuestro pueblo, a nuestra patria, a nuestros compañeros desaparecidos”.
La Presidenta consideró que “a los grandes no se los recuerda llorando, a los grandes se los recuerda combatiendo, luchando y trabajando por llevar adelante sus ideales”. Al respecto, aseguró que donde se puede ver el legado de Eva “es en los cientos de jóvenes que se han incorporado a la política. Y que las llevan en su corazón, en sus banderas, estampada en sus remeras, en los movimientos juveniles, en las universidades, en los sindicatos”.
Los saboteadores de los procesos nacionales y populares
En otro tramo del discurso, la Presidenta se refirió a las protestas de algunos sectores sindicales y consideró que “siempre va a haber saboteadores de los procesos nacionales, populares y democráticos”, pero recalcó que “lo que no van a poder sabotear es la historia, porque la historia, más temprano que tarde, siempre termina haciendo justicia”.
Rememoró que por Eva “alguien pintó en las paredes “viva el cáncer”” y subrayó que fue “la denostada, la vilipendiada, hoy renace eterna en la memoria del pueblo, no solo de la Argentina, sino del mundo”. Y aseguró que “a 60 años ninguno de los que la insultaban, puede firmar una nota, porque ha sido reconocida por todos”. “La historia no se mide por los tiempos cronológicos, se mide por lo que cada uno de nosotros hizo en el tiempo que le tocó. Esa mujer no tuvo 33 años, tuvo siglos”, enfatizó.
Retornando sobre el tema de los críticos al gobierno, Cristina Fernández pidió: “No perdamos el tiempo en aquellos que por ambiciones o limitaciones, no comprenden los tiempos de la historia”. En ese sentido, aseguró que “cada uno de nosotros no va a ser juzgados por los titulares de los diarios, sino por la historia y la memoria del pueblo”.
“El camino que hemos elegido, el de lograr que en la Argentina cada vez haya menos pobres, significa enfrentar intereses. En economía, nada es neutro: lo que se le da a uno, es porque lo pone otro”, remarcó la mandataria. Y restó importancia a “las descalificaciones y los agravios” si son por haber adoptado “este camino que hemos elegido, que es ser más libres, más independientes, desendeudar al país como nunca se había hecho”.
Convocatoria a la unidad y la organización
En el último tramo de su discurso, la Presidenta convocó “a todos, con el mensaje de Unidos, organizados y solidarios”. “Porque la unidad del pueblo argentino, no es una unidad sin contenido; la organización, que no es contra nadie, sino a favor del pueblo; y la solidaridad, que es la base que debe unir a todos los trabajadores, que debe ser el horizonte y el punto de llegada”, puntualizó.
Sostuvo que “los que tienen un trabajo bueno y registrado, tienen que ayudar al otro hermano, que está recibiendo la AUH”. Y rememoró las palabras de Eva cuando decía que podía “entender que la oligarquía no nos quiera o nos desprecia, pero lo que más me cuesta entender es cuando uno de los venidos de abajo, se enfrenta a nosotros para socavar la unidad de este movimiento”.
La Jefa de Estado destacó el lanzamiento del billete de 100 pesos con “la imagen de una mujer, de esa mujer”. “Unidos y organizados, solidariamente, en unión y libertad, vamos a comprender que ella está más viva que nunca”, aseguró. Y concluyó que “el mejor homenaje que le podemos hacer a Eva es militar incansablemente por la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: