Despertar Nacional

Firma del convenio para la realización de la Primera Exposición Industrial de Mar del Plata: palabras de Amado Boudou
Muy buenos días a todas y a todos: realmente es un momento muy especial poder estar hoy aquí en Mar del Plata compartiendo con ustedes estos anuncios y este tiempo de la Argentina.
Los anuncios eran diversos, tienen que ver con la obra pública, con la posibilidad de acceso gratuito a la televisión de mejor calidad, la televisión digital, con inversiones en el Parque Industrial. Me comentaba Débora que cuando asumió Néstor Kirchner había 80 parques industriales en la Argentina; hoy tenemos 280 parques que representan el crecimiento del número de empresas también que ellos albergan aquí en el Parque General Savio de la ciudad de Mar del Plata, que han duplicado los puestos de trabajo que había en el año 2003.
Es decir, hubo hoy anuncios de diversa índole y me parece que a veces en vez de perdernos en el fárrago de anuncios, debiéramos pensar por qué suceden estas cosas, qué es lo que ha pasado en la Argentina, que como decía Gustavo, de cuando estábamos allá en la facultad y tiempo después Mar del Plata llegó a ser el lugar con mayor desempleo de la Argentina, 24 por ciento, pasamos a estar viviendo este momento floreciente, con entusiasmo, con ganas de todo el conjunto de los argentinos de seguir creciendo con mucha alegría y sabiendo que vamos a seguir enfrentando dificultades, vamos a seguir enfrentando desafíos, entonces es importante interpretar cuáles son los cambios que nos han permitido estar viviendo este camino tan distinto.
Y tiene que ver sin duda con decisiones políticas, son las decisiones políticas de gobiernos populares que se hacen cargo del voto de la gente y no se acomodan para gobernar al calor de las corporaciones lo que ha hecho la diferencia en la República Argentina.
Es un gobierno, el primero de Néstor Kirchner, el primero de nuestra Presidenta, el que estamos viviendo ahora, que tienen que ver con aceptar los desafíos de la historia, en definitiva con hacer honor a la palabra democracia que es gobernar para aquellos que han votado.
Y esto es sin duda lo que hace la diferencia, porque algún día en la Argentina se dijo: “ramal que para, ramal que se cierra”, y hoy está llegando un tren de última generación a la ciudad de Mar del Plata.
Algún día en la Argentina se decía que con el uno a uno se arreglaba todo y se iban perdiendo los puestos de trabajo a millones. Y hoy cuidando el mercado interno, discutiendo serios y poniéndonos duros cuando hace falta, lo único que estamos haciendo es defender el trabajo de las familias de los argentinos.
Algún día en la Argentina parecía que el déficit del Estado y el endeudamiento eran una forma de vivir fácil, mirando hacia delante, y llegamos a tener el 170 por ciento de nuestro Producto endeudado, hipotecada la República Argentina y el trabajo de nuestras hermanas y de nuestros hermanos, y este gobierno discutió fuerte y duro con los acreedores. Eso tiene resultados concretos para que nos quede claro, hasta el 2003 Argentina utilizaba el 5 por ciento de su Producto a pagar la deuda externa e invertía el 2 por ciento de su Producto en educación. ¿Qué educación podía haber en ese país?
A partir de las decisiones que se tomaron en estos 8 años, hemos revertido esa ecuación y utilizamos el 2 por ciento del Producto para pagar deuda externa y el 6 y medio para invertirlo en la educación que es el futuro de nuestras familias y de nuestros hijos.
Entonces está claro cuáles son las diferencias. Y las diferencias llevan a enfrentar los problemas, a poner la cara, a decir la verdad y a llevar adelante acciones.
Ayer escuchábamos anonadados las declaraciones del Primer Ministro británico. Aquí en Mar del Plata donde compañeros nuestros en el GADA 601, algunos de ellos se convirtieron en héroes porque dejaron su sangre y otros se convirtieron en héroes por volver a su país, a trabajar muy fuerte con sus familias. Escuchábamos hablar sin vergüenza, usar la palabra colonialismo hacia un país latinoamericano, una palabra que ha causado tanto daño y tanto dolor, no sólo en América latina sino también en Asia, en Africa, una palabra que aún hoy deja el rostro humano inconfundible de la exclusión, de los sistemas de producción extractivos que democracias semicoloniales, democracias tuteladas han mantenido durante siglos en muchos países. Por eso no debe sorprendernos, como sorprendió a algunos medios, la reacción de los países hermanos de nuestro continente ante semejante exabrupto, no es casualidad, es el fruto viviente de una política exterior concreta, consecuente y persistente que ha llevado adelante el gobierno de Néstor Kirchner y el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Las cosas no pasan por casualidad, Argentina tiene una política exterior, tiene su lugar en el mundo y ahí están los frutos. (Aplausos)
Y estas cuestiones que nos obligan a ponernos serios no nos quitan la alegría de seguir trabajando muy fuerte por el crecimiento con inclusión social. Que discutan lo que quieran, porque no discutieron desde los poderes concentrados a los gobiernos que nos endeudaron y nos dejaron sin trabajo a los argentinos. Las realidades están a la vista, hoy aquí en Mar del Plata, en el Partido de la Costa, en Pinamar, Villa Gesell, Necochea, Córdoba, en todo nuestro país vemos que hay millones de argentinos que pueden disfrutar sus vacaciones, y pueden hacerlo porque han tenido un trabajo productivo, han estado participando de la reindustrialización de este país, han estado participando de este crecimiento que les llega a todos, no a unos pocos. Por eso no se confundan, este gobierno trabaja con alegría, pero va a seguir enfrentando con su cara más seria a las corporaciones cuando se pretendan llevar puesto el bienestar de nuestra población. Por eso, Repsol, no vamos a permitir la discriminación de precios en la República Argentina. (Aplausos)
Entonces con la alegría de saber que es mucho lo que se ha hecho pero es más lo que falta, aún tenemos que llegar a millones de hermanos y hermanas nuestras en todo el país. También podemos decir que aquí en Mar del Plata, como en tantos lugares de la patria, la obra pública ha tenido un rol central. Gustavo nombró dos de ellas, pero yo me acuerdo también cuando se hablaba del emisario submarino para los efluentes cloacales, más de 25 años que se habla, muchos gobiernos nacionales, provinciales, municipales hablaron, estos gobiernos, el equipo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, termina este año el emisario de efluentes cloacales de 4 kilómetros en la zona de Camet en la ciudad de Mar del Plata, porque también nos ocupamos del medioambiente. (Aplausos)
De la misma manera que después de 30 años se está terminando la zona de disposición final de residuos aquí en la ciudad de Mar del Plata, trabajando junto con el Gobierno Nacional.
Por eso la reflexión debe ser seria pero con alegría, con la alegría de las cosas concretas, con la alegría de la vida en familia, con la alegría de poder compartir en un acto la política con los industriales y los trabajadores, esa es la alegría más grande que puede tener un país porque es la alegría de que tenemos futuro.
Así que a seguir trabajando muy fuerte por el futuro, por esta temporada increíble, y señora Presidenta, aquí estamos esperando que siga mejorando muy rápido, todo su equipo y todo su pueblo, para seguir con esta Argentina que no vuelve más para atrás. Gracias Mar del Plata, gracias amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: