Despertar Nacional

Presentación del Programa de Identificación Biométrica: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA PRESENTACIÓN DEL PROGRAMA DE IDENTIFICACIÓN BIOMÉTRICA, SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO.
Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; que bueno volver a estar en casa: realmente esto que hoy estamos presentando, y que es un sistema de identificación de mayor grado de complejidad y también de mayor facilidad de utilización para las Fuerzas de Seguridad y que es no solamente lo que estábamos acostumbrados los argentinos y que era la identificación por huellas digitales, sino también a partir de los rasgos biométricos. Esto es, parece ser que no hay ninguna huella digital igual a la otra, pero los que saben dicen que tampoco hay ningún rostro igual al otro y obviamente es mucho más fácil ver las caras que andar tomando huellas digitales, pero acá en este caso complementamos.
Este es un trabajo que yo tengo que agradecer mucho al ministerio del Interior porque estamos desarrollando toda una tarea en materia de digitalización, de agilización de los trámites de identificación de los argentinos. Ya vamos por el documento número 11 millones del nuevo DNI, en toda la República Argentina, y 1 millón de pasaportes. (APLAUSOS). Con lo cual este sistema que voy a leer el nombre, porque nunca me lo acuerdo, que acabo de firmar y que tiene el nombre de Sistema Federal de Identificación Biométrica para la Seguridad, es algo que veníamos trabajando y que yo realmente estaba empecinada en hacerlo, porque cuando me enteré que esto se podía hacer dije que sería un salto cualitativo muy importante en la seguridad, en la lucha contra el delito, sobre todo hoy que prácticamente hay en todos los lugares cámaras que permiten filmar, identificar rostros, que obviamente no se pueden saber quienes por las huellas digitales, pero sí a través de esta identificación.
Queremos agradecer especialmente a la República de Cuba la colaboración para desarrollar este sistema, este software de muy bajo costo, que se integra a la AFIS y entonces va a permitir, en tiempo real, conocer y saber quién es la persona que está ante un personal de seguridad o en cualquier otro lado, si es esa persona y si no es esa persona quién es en realidad. La verdad que es un salto muy importante.
Yo quería hacerlo obligatorio, porque en realidad quería que como tenemos 10 millones de identificados, o sea un cuarto por ciento de la población, identificar al otro restantes.
Estuvimos charlando con el ministro y este tenía un poquito de miedito que se le juntara toda la gente en el Registro. Viste que en la Argentina si sale van todos juntos y entonces colapsa el sistema. Alguien dice: “no va a haber nafta” y claro si todos van a cargar nafta seguramente en ese momento no va a haber nafta. Es como si todos de repente se quisieran hablar por teléfono al mismo tiempo y el sistema colapsaría. Por ahí estuvimos charlando y me dijo que ya está preparando y que en breve vamos a poder dar novedades y vamos a poder tener en un plazo ¿dos años? ¿Me lo aseguras? Bueno, en dos años tendríamos a los 40 millones de argentinos y los que sean, un poquito más porque son 40 desde el año pasado y entonces vamos a ser más identificados no solamente a través de la huella digitalizada, sino también a través de su rostro biométrico, lo cual constituye – sin lugar a dudas – un salto cualitativo en materia de seguridad muy importante.
Y por el mismo precio, y por si todo fuera poco, un tema que tiene que ver … no, uno se ríe, pero realmente hay gente perdida, adolescentes, son muchos los delitos. Primero, el derecho a la identidad, pero además los delitos en materia de trata de personas, de chicos que se pierden y con esto complementamos también una cosa absolutamente novedosa, que a partir del primero de enero del año 2012, este sistema de identificación de huellas digitales, de dedos, de píes y biométricos se traslada a todos los recién nacidos, en todos los hospitales del país. (APLAUSOS).
Ya estamos repartiendo en todas las maternidades y hospitales públicos los aparatos, calculamos que vamos a terminar de hacerlo y por lo tanto el programa se va a tornar operativo, se va a poder comenzar a partir del primero de enero, lo cual es muy importante porque ustedes saben que el tráfico de niños es también uno de los males de la época, aquí y en todas partes. Y también esa cosa atávica que hemos tenido todas las madres que nos cambien el chico. Díganme la que ha sido madre si no pensó que se lo podrían cambiar. Y por eso que lo identifiquen con algo y demás, con lo cual además de combatir el delito creo que también va a ayudar psicológicamente a que los padres estén absolutamente de que el niñito o la niñita que se llevan de la nursery es su hijita o su hijito, con lo cual creo que también es ese derecho a la identidad, al cuidado de la seguridad de nuestros chicos, de nuestros recién nacidos que estamos contribuyendo con este programa. Así que también estamos muy contentos de poder llevar adelante este programa.
Esto, además, va a exigir convenios por parte de todas las policías provinciales para poder también adherirse al sistema. De manera tal que una persona en un centro remoto, en un lugar remoto no va a necesitar ser trasladada para su identificación, con lo cual creemos que va a agilizar todas las tareas propias de los organismos de seguridad: de las policías, de la gendarmería, de las prefecturas, de las policías provinciales y hasta de los agentes que controlan el tránsito también porque obviamente es un sistema en el que podrán adherirse.
Pero además también el sistema tiene la seguridad de dejar registrado el que ingresa al sistema a corroborar algún dato o algo, queda registrado quién ingresó. Esto que parece una tontería no es una cuestión menor si dentro de los sistemas operativos de seguridad queda registrado de qué acceso y quién es la persona que ha consultado tal dato. Esto también… cómo se llama eso, tiene un nombre y yo no me lo acuerdo. Vos tampoco parece que lo sabes, pero bueno no importa. No, no tiene un nombre que lo leí ahí recién en el decreto y no me acuerdo el nombre, pero bueno ya me va a salir, que es el tema del registro que es también muy importante. Qué es lo que hace la AFIP, por ejemplo, también, o sea que quien ingresa a un dato de la AFIP queda registrado, el sistema registra qué empleado, qué persona ingresó al sistema, porque obviamente hay secreto fiscal es precisamente para proteger el derecho del secreto fiscal y entonces si alguien viola ese secreto fiscal la persona queda identificada porque el sistema toma a quien ingresó. Acá en estos sistemas, en las policías, en los organismos de seguridad quedaría registrado quién ingresó para averiguar algo sobre determinada persona.
Yo creo que en serio es un salto en la seguridad y también en los derechos de todo tipo de las personas. Así que estamos muy contentos con poder seguir ampliando derechos y contribuyendo también a la seguridad de todos los argentinos. La verdad que uno cuando ve lo que está en el mundo, ustedes saben acabo de venir del G-20, de un mundo muy convulsionado, de un mundo muy complejo y la verdad que – nunca tuve dudas, por supuesto – he reafirmado con creces que el modelo es el del crecimiento, el de la generación de trabajo, el de la inclusión social y que es la única receta que tienen los países para poder superar las dificultades. (APLAUSOS). Créanme lo que hemos venido haciendo, en estos años, muchas veces contra viento, mareas, y dimes y diretes, la verdad me dio un poquito de orgullito porque además nos reconocieron en la reunión interna entre los colegas presidentes, pero no por el resultado electoral. No, no, no, sino por el resultado de lo que ha sido el desarrollo y de lo que son los números de la economía. (APLAUSOS).
Porque creo que eso es lo importante y la verdad que cuando llego y me entero que también hemos crecido, con respecto a octubre, un 34 por ciento en la venta de autos, patentamos mejor dicho, yo digo patentamos como si hubiera sido yo quien lo hubiera hecho, pero patentamos 72.068 vehículos y llegamos, en octubre a 753.150 vehículos patentados, lo que marca el increíble desarrollo, por un lado, de la industria automotriz, pero también del poder adquisitivo de los argentinos, porque además junto al desarrollo de esto está la venta de autos usados, que ha crecido igual o más; la venta de motocicletas. En fin todo método de transporte ha crecido y la verdad que nos deja muy orgullosos.
Si realmente frente al gran problema que he visto, que todos hemos discutido, durante dos días, en el G-20, y que es el formidable endeudamiento que tienen ciertas economías que las lleva a colapsar todo. Todo el G-20 giró en torno al endeudamiento y también giró en torno al crecimiento y al trabajo. Por primera vez también se incluyó – con mucho énfasis y con mucho orgullo – el tema de la necesidad de la generación del empleo, del crecimiento para poder abordar el problema. Pero en realidad está también el terrible endeudamiento de los países.
Y la verdad que cuando uno mira los números de Argentina… bueno me había olvidado también que junto al crecimiento de los autos, el superávit comercial, que este año lo estimábamos y estábamos muy conformes porque ha crecido muchísimo la importación debido al alto crecimiento de la economía que todavía en un proceso de reindustrialización necesitamos importar muchos bienes intermedios y de capital para poder producir la verdad que ya llevamos, en lo que creíamos que íbamos a finalizar el año, con 8.500 millones de dólares de superávit comercial, estamos ya – en el mes de octubre – en 9.379 millones de superávit comercial. Y fíjense un detalle muy importante: el superávit comercial del mes de octubre, ha sido un 30 por ciento más alto que el del mes de octubre del año 2010. En el año 2010 tuvimos un superávit de 937 millones y este año tenemos en octubre un superávit de 1.217 millones de dólares, reitero, 30 por ciento más que el año pasado. Y el año pasado había sido un 19 por ciento menos que el año 2009, que fue el año de la gran crisis.
Por eso digo de la solidez de estos números, estos dólares comerciales que ingresan al país, pero que no ingresan a través del movimiento de capitales golondrinas, que ingresan y salen, sino que son producto del intercambio comercial del país. Realmente nos llena de orgullo por el trabajo realizado y nos permite entender este maravilloso crecimiento de la economía argentina.
Acá tengo un número también de la AFIP en ventas declaradas, ustedes me entienden. Informe de la AFIP: en el primer semestre del 2011, las ventas declaradas del total de la economía, esto es de servicios, industriales, complejo exportador, todo, ventas totales, crecieron un 35 por ciento respecto del primer semestre del año 2010. Pasamos de 1,07 billón que se había vendido en el año 2010 a 1,45 billón, o sea, casi un billón y medio de ventas declaradas en todo el sistema.
Este superávit comercial nos permite también decir que hoy tenemos en este problema que yo he visto con mucho dolor realmente, porque sabemos que, en definitiva, vivimos en un mundo totalmente interconectado, interrelacionado y que, por lo tanto, si le va mal al mundo de algún modo siempre nos impacta, siempre nos llega y por eso tenemos que desarrollar todos los instrumentos y todas las medidas para que sigan asegurándose el crecimiento y el sostenimiento de la demanda agregada, el mercado interno, ese potente que fue el que nos permitió a los argentinos un crecimiento ininterrumpido que ya lleva ocho años y medio y que vamos a seguir trabajando fuertemente todos los argentinos para sostenerlo.
Pero quería decir lo de la deuda porque la deuda que es hoy el gran peso…bueno, vieron lo que está pasando en Grecia, en Italia, desgraciadamente. Pero hoy, el peso de la deuda, tanto pública como privada, externa total en relación a nuestro Producto, es del 32,2 por ciento. Yo quiero que recuerden aquella Argentina del 150, del 130 por ciento de deuda externa pública y privada respecto del PBI y de esta deuda que creo que históricamente de la Baring Brothers para acá debe haber sido uno de los registros más bajos en términos de relación de deuda con PBI y la verdad que nos llena de orgullo.
Pero además, la deuda pública en moneda extranjera, es decir, en dólares, se redujo al 27,5 del PBI. En el año 2003, era más del 100 por ciento del PBI lo que debíamos en moneda extranjera, únicamente del sector público. Hoy, desde el sector público estamos en el 27,5 en moneda extranjera. Y se estima que a fin de año, la proporción de la deuda pública en moneda extranjera, que estará en manos del sector privado, será solo del 8,7 por ciento del PBI. El resto es sector intrapúblico.
O sea que la Argentina pasó de ser un deudor a un acreedor neto del resto del mundo a partir del año 2004 y la verdad que, bueno, nos llena de orgullo.
No voy a dar el listado de los países que son deudores y acreedores porque siempre es una cosa muy antipática hablar de los demás. Es como si uno se pusiera a decir quiénes son los lindos y quiénes son los feos. Qué me hacés, uno solito, unito te voy a dar a vos…
Adivina adivinador, estos son datos elaborados con datos del Fondo Monetario Internacional, a no confundirse. ¿Adivinen quién es el acreedor, o por lo menos el acreedor neto más importante de los países avanzados o desarrollados? ¿Cuál? Suiza. ¿Se entiende lo que está pasando en el mundo?
Fíjense: más que Noruega, que tiene reservas petroleras impresionantes y un desarrollo también muy importante, más que Japón, que tiene el 56…O sea, Suiza, es chiquitita; Alemania, el 41, o sea, más que Alemania, más que Japón, más que todos los que producen y generan bienes y servicios. Creo que ahí uno puede comenzar a comprender el problema del mundo.
Y ya que alguno me hablaba de China, China está como nosotros entre los denominados “emergentes”; China es, entre los emergentes, también, obviamente, el mayor acreedor neto.
Pero la Argentina también es acreedor neto, no en los términos de China, pero no, no voy a decir los que deben porque queda feo. Ven a decir, “qué ortiva la Presidenta, anda contando todos los que deben”. Pero no, nunca jamás.
¿Sonó muy mal ortiva? Sonó, pero es eso, cuando decís quién es el que debe, sonó mal, pero es eso, las cosas por su nombre.
Pero realmente, cuando uno mira esto, observa claramente el por qué pasan las cosas que están pasando en el mundo y que es esta suerte de financiarización absoluta del capital donde se termina ganando dinero sin producir ni hacer absolutamente nada en detrimento de aquellas sociedades que con defectos, que con atrasos producen y, además, quieren seguir viviendo mejor.
Es un tema complejo, es un tema difícil, es un momento difícil que exige mucha responsabilidad por parte de todos los argentinos. Y en esto quiero ser clara porque, obviamente, quien ejerce la Primera Magistratura, como siempre lo digo, se hace cargo de la responsabilidad que le cabe, pero también el resto de los argentinos, en todas las funciones que ocupen y en todos los lugares en que cada uno de nosotros esté, tenemos que hacernos cargo de lo que nos toca para poder valorar esto y, fundamentalmente, contribuir a partir de lo que cada uno pueda dar. Primero, para seguir sosteniendo el crecimiento; segundo, para que esto llegue a los sectores que todavía no hemos llegado. Porque a pesar de este crecimiento ininterrumpido de más de ocho años, falta llegar a gente. Hay gente que todavía tiene que recibir la Asignación Universal por Hijo; hay gente que todavía no tiene un trabajo decente, no tiene un trabajo registrado; hay gente que todavía no puede acceder a capacitación, a estudios o a un buen sistema de salud o no puede, por allí, acceder a lo que le gustaría ser, una carrera universitaria en un lugar donde, además, también debemos reconocerlo y con mucho orgullo, somos uno de los pocos países del mundo con su educación pública universitaria gratuita, lo cual también constituye para nosotros un inmenso orgullo.
Estas cosas también forman parte de los sistemas de seguridad, entendida la seguridad, no solamente como un sistema de represión frente al que evidentemente comete un delito, sino también como un sistema de prevenciones sociales, culturales, de ejemplos también para que una sociedad pueda tener cada vez mayor seguridad, no para unos pocos, sino para todos sus habitantes.
Así que, de vuelta en casa y como siempre, pierdan cuidado que los seguí a todos muy de cerca desde allá, no le perdí la pisada a nadie.
Así que, trabajando y con la promesa del Ministro de que a partir del 1º de enero estamos con los bebés y en dos años terminamos la identificación biométrica.
Obviamente, en algún momento se deberá sacar otra norma para tornar obligatorio el otorgamiento y la solicitud del nuevo documento para que queden registrados obligatoriamente todos los ciudadanos y ciudadanas de la República Argentina.
Seguridad, nos conocemos mejor todos y todos queremos vivir cada día mejor y más seguros.
Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: