Despertar Nacional

Archivo para octubre, 2011

LIBIA Hallan 53 cuerpos de gaddafistas que fueron torturados y asesinados por fuerzas del CNT

Hallan 53 cuerpos de gaddafistas que fueron torturados y asesinados por fuerzas del CNT
FUENTE: LIBRE RED NET
http://www.librered.net/?p=12021
En el edificio abandonado del hotel Mahari de Sirte, ciudad natal del ex líder libio Muammar Al Gaddafi, fueron hallados este lunes 53 cadáveres en avanzado estado de descomposición.
Los cuerpos presentaron signos evidentes de brutalidad y a varios de ellos les encontraron tiros de gracia. Activistas de una organización humanitaria internacional y vecinos de la ciudad realizaron el hallazgo.
De acuerdo a la organización, los vecinos reconocieron a los fallecidos como moradores de la localidad y combatientes leales a las fuerzas de Gaddafi.
Los muertos se encontraban en bolsas y de acuerdo a los investigadores forenses, y con base en el nivel de deterioro de los cuerpos, se llegó a la conclusión de que la data de fallecimiento se sitúa entre el 13 y 19 de octubre, fecha en la que los ataques de los grupos opositores y la OTAN fueron más cruentos.
El hallazgo de estos ciudadanos libios asesinados, da cuenta del nivel de crueldad y violencia ejercido por el autoproclamado nuevo gobierno de transición en Libia.
El hecho de que los cadáveres tuvieran las manos atadas y tiros de gracia, hace suponer que fueron linchados y ajusticiados por los opositores de Misratah, quienes atacaron esa zona de la ciudad en la fecha mencionada.
La denuncia de la organización internacional llega apenas un día después de que el Jefe del autonombrado Consejo Nacional de Transición (CNT) , Mustafa Abdul Jalil, hiciera en Benghazi un llamado “a la paz y la tolerancia”.
Jalil informó que la Sharia o Ley Musulmana será la fuente de derecho en “la nueva Libia”, mientras que continúa el escabroso espectáculo de exposición pública de los cadáveres de Gaddafi y su hijo Mutassim, violando las costumbres musulmanas.
Por otra parte, Saadi Al Gaddafi, otro de los hijos del ex líder, se declaró “impactado e indignado por la viciosa brutalidad” mostrada por los hombres del CNT contra su padre y su hermano,” según declaraciones transmitidas por su abogado.
Añadió que ” nadie en Libia que haya pertenecido al viejo gobierno, tendrá un juicio justo”. Saadi es uno de los líderes libios más buscados por los opositores y en vista de lo sucedido a su padre y su hermano, se teme que tenga un mismo fin de ser capturado.
PL

ARGENTINA Elecciones nacionales del 23 de octubre: Palabras de la Presidenta de la Nación en el Hotel Intercontinental

Elecciones nacionales del 23 de octubre: Palabras de la Presidenta de la Nación en el Hotel Intercontinental
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL HOTEL INTERCONTINENTAL
Muy buenas noches a todos y a todas. Buenas noches señor Vicepresidente electo.
Por favor, hoy es una noche muy importante, por favor….
Primero quiero decir un inmenso gracias a los 40 millones de argentinos, a todos los hombres y mujeres de todos los partidos políticos que participaron lealmente y legítimamente en estas elecciones, en las distintas categorías de candidatos, presidentes, gobernadores, legisladores nacionales, legisladores provinciales.
Quiero también agradecer el llamado solidario, amigo, fraternal, regional de Dilma Rousseff, de la compañera Dilma, de Hugo Chávez, del compañero Hugo, del compañero Pepe Mujica, de Sebastián Piñera, amigo Sebastián Piñera también, de Juan Manuel, del querido presidente y amigo también de Colombia también que acabo de cortarle y que siempre me agradece y me recuerda a Néstor; de Lugo que me estaba llamando y se cortó, del compañero Lugo que me llamó y se cortó, y del resto de los compañeros que seguramente van a llamar como Evo y Rafael que tanto hemos trabajado todos juntos por esta región, la América del Sur, el MERCOSUR, la UNASUR, nuestra casa. Dilma me dijo palabras muy dulces que le agradezco mucho.
Agradecer el acompañamiento de todos los hombres y mujeres y de todos estos jóvenes, miles y miles de jóvenes que se han incorporado masivamente a la política, de los trabajadores, de los científicos, de los docentes, de los profesionales, de los productores, de los empresarios, de todo lo que conforma la Argentina.
Un inmenso gracias y decirles que recibí también la llamada del Jefe de Gobierno de la Ciudad que se la quiero agradecer. No sean así, me voy a enojar. Y de Hermes Binner que también me acaba de llamar, por favor….lo peor que le puede pasar a la gente es ser pequeñitos, no seamos pequeñitos, seamos grandes, al contrario, en la victoria siempre hay que ser más grande aún, más generoso, más comprensivo y más agradecido.
Pero quiero agradecerle a alguien que ya no me puede llamar más, pero que es el gran fundador de la victoria de esta noche. Porque, yo no me la creo, nunca me la creí ni pienso hacerlo. Sin él, sin su inconmensurable valentía y coraje, porque ahora cuando todo cambió y cuando el mundo está patas para arriba, y cuando las cosas se comprobaron que realmente muchas de las que decíamos teníamos razón nosotros, es fácil. Pero cuando él decía esas cosas, era una voz solitaria, condenada, criticada y sin él y sin las cosas a las que él se atrevió, hubiera sido imposible llegar hasta aquí. Y voy a ir un poco más lejos y más sinceramente porque si no lo digo esta noche siento que me va a estallar el corazón y no quiero: fue él el que también en el año 2009 se puso al frente en el momento de mayor adversidad de nuestra gestión. Si él no hubiera ido al frente como lo hizo, si él no hubiera recorrido todo como recorrió, nuestra derrota en la provincia de Buenos Aires hubiera sido terrible y tal vez hoy no podríamos estar aquí donde estamos.
En aquella oportunidad, ese hombre que había transformado la Argentina, fue al frente y puso todo y más de lo que tenía que poner. Pero él era así, cada instante se lo jugaba como si fuera la última vez y, sobre todo, porque siempre hizo honor, hasta el último aliento, a que él jamás iba a dejar sus convicciones. No las dejó en la Casa Rosada, pero lo que es más importante, porque el paso por la Casa Rosada siempre es temporal y circunstancial, tampoco dejó sus convicciones mientras vivió y tuvo aliento, que eso sí es más difícil y también más valioso.
Esa es la última, no la había escuchado nunca. ¡Qué inventiva, Dios mío, qué creatividad!
La verdad que yo no quería dejar pasar esto. Hoy es una noche rara para mí. Me preguntaban a la mañana cuando voté en Río Gallegos y es un día raro porque son muchos sentimientos que se entremezclan y es muy difícil, casi imposible definirlos. Si les digo que estoy feliz, les miento, si les digo que estoy triste, les miento. Si les digo que me gustaría, no sé, qué se yo, ustedes se dan cuenta, pero tenía que decir estas cosas, porque él se las merecía.
No las estoy diciendo -que quede claro por favor- como su viuda, las estoy diciendo como su compañera de militancia de toda la vida. Que nadie se equivoque. No hablo de él como marido; hablo de él como cuadro político, tal vez uno de los mejores cuadros políticos que ha dado nuestro país. Que nadie se equivoque. Es el dolor de una mujer, pero es la comprensión de una militante política.
También decirles a todos los argentinos, a los que me han votado, a los que nos han votado y a los que no lo han hecho, que yo siento hoy como Presidenta de todos los argentinos, la inmensa responsabilidad de llevar y conducir a nuestro país, la República Argentina, a que viva una historia diferente a la que nos tocó vivir en los últimos 200 años de historia.
Yo quiero apelar a la vocación patriótica de todos los argentinos, de sus trabajadores, de sus empresarios, de sus dirigentes políticos, sociales, institucionales, culturales y del pueblo todo, de toda la sociedad. Un país no lo construyen solamente sus dirigentes, lo construye su pueblo. Y yo creo que hoy nuestro pueblo ha dado una muestra de madurez, porque además también debo reconocer que hemos consolidado una de las reformas políticas más importantes de los últimos años. Esa reforma política que soñé como legisladora y que no pude concretar como legisladora pero que pude concretar como Presidenta y que es, precisamente, que los partidos políticos, que son el sustento de la democracia, los instrumentos de la democracia y la democracia es el sistema donde debemos necesariamente instrumentar las instituciones para mejorar la calidad de vida de los hombres y mujeres concretos de nuestro pueblo.
Quiero decirles que este sistema de partidos políticos, se va a ver fortalecido por un sistema que ha abierto las puertas a la sociedad y que va a llevar a los dirigentes también a una replanteo profundo de cuáles deben ser las propuestas, de cuáles deben ser las formas y las vocaciones, no para conquistar al electorado, el electorado no es un punto fijo, la conquista siempre implica una actitud de guerra, sino fundamentalmente la de persuadir, la de tener convicciones y, fundamentalmente, que esas convicciones coincidan con las acciones, que los discursos coincidan con las acciones para poder lograr la voluntad popular.
Y algunos que no creían, porque muchos hablan, muchos de los que tienen micrófono hablan de las instituciones, pero todos los días las demuelen un poquito, que íbamos a hacer las internas abiertas, simultáneas y obligatorias. Me acuerdo que hasta que 15 ó 20 días antes nuestro ministro del Interior, tuvo que estar confirmando que esas se hacían. Bueno, dijeron que iba a ir poca gente. Hubo un maravilloso caudal superior, inclusive las presidenciales de convocatoria. Decían que esto iba a eliminar a los partidos chicos. Tampoco fue así, porque esa maravillosa clave que fue la Ley de Medios y la Ley de Reforma permitió que todas las fuerzas políticas pudieran acceder a los espacios audiovisuales fundamentales para poder hacer conocer en el mundo de hoy las propuestas a todos.
Y yo quiero convocar a todos los argentinos a la unidad nacional, a que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles, a que no discutamos sobre los hechos y las realidades. Que en todo caso si esos hechos y esas realidades pueden mejorarse, puedan enderezarse nos digan cómo hacerlo. Tenemos que pasar un país diferente, donde el que venga construya sobre el que ya hizo, porque el ya hizo, hizo bien pero le faltó algo y entonces lo eligieron a otro. Esta es la Argentina con la que yo sueño, una Argentina donde tengamos continuidad, que no significa continuidad de personas y de partidos, sino de proyecto político, de Nación y de país. De eso estoy hablando, de esa continuidad: proyecto político y de país.
Entiéndase, soy una mujer de 58 años que milita. Gracias, querido, pero tengo 58 años y los tengo…..Soy una mujer que milita desde muy joven. He llegado a lugares que en mi vida pensé que podía llegar. No solamente tuve el honor de ser la primera mujer electa Presidenta, sino que tengo el honor de ser la primera mujer también reelecta como Presidenta. Yo no quiero más nada. Mi compañero también fue presidente. ¿Qué más puedo querer?
Lo único que quiero es contribuir, cooperar como argentina con la más alta responsabilidad, a seguir agrandando la Argentina, a que siga creciendo, a seguir generando más puestos de trabajo, más industrialización, más valor agregado, más ciencia y tecnología, más de todo lo que hemos hecho porque necesitamos también más escuelas, más caminos, más hospitales, más salud.
Yo quiero contribuir a hacer eso, una persona que haya ayudado a cambiar la historia junto al resto de los argentinos. Porque también quiero decirles que sola no se puede, necesitamos la colaboración y la comprensión de todos los argentinos.
Pero quiero decirles también que por comprensión histórica, como dijo él en aquel discurso memorable del 25 de mayo de 2003, por voluntad popular y por decisión política, cuenten conmigo para seguir profundizando un proyecto de país que ayude a mejorar la vida de los 40 millones de argentinos. Para eso nos necesitamos unidos, que no significa pegoteados, que no significa que debatamos, pero también significa reconocer que cuando una sociedad se expresa y decide en elecciones libres, populares y democráticas adoptar una decisión, esa decisión debe ser respetada y la persona y las personas que han logrado ese mandato, cualquiera sea el lugar, deben ser también apoyadas y sufrir y tener la colaboración del resto de la sociedad, del resto de las fuerzas políticas y culturales o económicas.
Esto no significa que no haya intereses, no vamos a cometer la ingenuidad de no creer intereses y seguramente proyectos políticos que piensan que es mejor retornar a otro país o a otro modelo.
Yo no soy ingenua ni soy tonta. Pero sé que son minorías, poderosas pero minorías. Depende, entonces, de las grandes mayorías, conformadas por nuestros trabajadores y por nuestras clases medias, no ser desviados del camino como nos ha pasado en tantas oportunidades de la historia y hacer fracasar proyectos que servían al conjunto de la Nación. Aún aquellos que nos derribaban, muchas veces, inclusive, dirigidos desde afuera, casi a nivel inconsciente o consciente.
Yo quiero apelar a todos los que están identificados con los intereses del pueblo, de los distintos lugares, partidos y sectores. A esta mujer no la mueve ninguna ambición, no la mueve ningún interés, solo la mueve el profundo amor que siento por la Argentina, por la patria y la necesidad de honrar la memoria de él y de miles como él que dieron sus vidas por la patria. De eso me siento responsable, de ese legado histórico y les pido que nos acompañen humildemente, muy humildemente.
La verdad que cuando pienso en él en ese 25 de mayo de 2003, con su apenas 22 por ciento de los votos. ¡Dios mío, todo lo que fue capaz de hacer! Y veo hoy estos números, que la verdad son impresionantes. Esto números que impresionan y que agradezco infinitamente a todas las provincias argentinas…Tenemos que esperar que incorporen a nuestra querida provincia de Buenos Aires para tener exactamente el número.
Pero la verdad que son números que si yo les decía o cualquiera de nosotros hubiera dicho esto hace apenas dos años, nos hubieran tratado de locos. Y la verdad que sí, la verdad que esto también demuestra otra cosa y esto creo que es para la política y para todos los hombres y mujeres que en distintos partidos políticos, con el derecho que cada uno tiene a militar dónde mejor le parezca, debemos aprender todos lo importante que es la voluntad, que no es voluntarismo. Lo importante que es la voluntad unida a la convicción.
Siempre pensaban que no se podía luchar contra determinadas cosas preestablecidas en la Argentina, que había que pedirles permiso a algunos para ver qué se podía decir y entonces lograr cinco minutos más de pantalla o cuatro líneas más en un periódico.
Y yo creo que lo importante es lograr un lugar en el corazón de nuestro pueblo; creo que lo importante es saber leer los ojos de los millones de argentinos. Muchas veces los dirigentes se desesperan leyendo los diarios y mirando televisión. Yo les pido que miren más los ojos de los argentinos, que recorran el país de punta a punta y vean. Ahí van a comprender que todavía nos faltan muchas cosas, pero si alguien conoció la Argentina antes de 2003, van a poder ver cuánto que hemos avanzado pese a todo lo que todavía nos falta.
Tengan confianza en ustedes mismos, tengan confianza en sus ideas, esto no es cuestión de imagen, esto es cuestión de fe, es cuestión de convicción, es cuestión de pensar que uno está haciendo lo mejor y no desfallecer ni aún cuando pareciera que todo está perdido. Es más, cuando todo está perdido, es el mejor momento para luchar más que nunca por lo que uno cree, por su patria, por el país, por las ideas.
Es cierto que a algunos se les va la mano con eso, a él se le fue la mano; a él se le fue la mano y se le fue la vida. Pero bueno…
Yo quiero que sea un ejemplo para todos los jóvenes y también para todos los hombres y mujeres de la política, de los que hemos estado siempre en un mismo lugar, que también es importante la reconstrucción del sistema de partidos políticos. No puede uno andar saltimbanqueando de un lado para el otro. Porque eso tampoco…Eso no significa que uno no pueda cambiar, pero nunca tantas veces y de lados tan opuestos de un lado al otro, porque, bueno, me parece que más que cambio, ya es otra cosa.
También quiero agradecer a todos las cifras que nos llegan desde las provincias, son maravillosas. Acá en Capital Federal, Boudou, también hemos ganado los diputados, hemos ganado en la Capital Federal. No sé dónde andará Roberto Feletti, ¿dónde está Feletti? Hola, Roberto, felicitaciones a todos los compañeros.
No quiero ser injusta, quiero felicitar a todo el país, a todas las provincias hermanas, a todas, a la querida provincia de Buenos Aires, a Mendoza, Paco Pérez, parece que es el nuevo gobernador de Mendoza, un joven talentoso. Quiero agradecer a La Matanza, a Tierra del Fuego, a Santa Cruz, a Chubut, a Río Negro, al Neuquén, a La Pampa, a Córdoba, a Santa Fe, a todas, a Mendoza, a San Juan, a Salta, a Tucumán, Misiones, Jujuy, Corrientes, Entre Ríos, me dijeron que Blanquita Ozuna, es la nueva intendenta de Paraná, la querida Blanquita. Blanquita Ozuna, una querida compañera, fuimos senadoras juntas, con ella, con el Pemo Guastavino. El otro día estuve en Gualeguaychú, en su ciudad, con el Pemo y su mamá sentada en primera línea, con su pañuelo blanco. Pemo tiene dos hermanos desaparecidos y acá las queridas Madres, que nos acompañan como siempre, las Abuelas, los HIJOS, los NIETOS, gracias también.
A mí me da mucha tranquilidad cuando ustedes están conmigo porque quiere decir que todavía no me mandé ninguna macana grande. Me dan mucha tranquilidad, gracias. Porque errores cometemos todos y siempre.
Quiero agradecerle a todos, pero quiero también, para finalizar porque quiero ir a la Plaza a saludar un poquito porque hay mucha gente, voy a saludar un poquito a la Plaza.
Antes de volver a agradecer a todos los argentinos, antes de volver a convocarlos a trabajar juntos, a la unidad nacional, un mundo turbulento, difícil, complejo que exige que todos depongamos parte de nuestras aspiraciones para poder lograr que el conjunto pueda realizarse y no solo los sectores, antes de terminar, quiero llamar a mi hija, a mi hijo, a Máximo, que no pudo estar la otra vez por lo que le había pasado a Rocío, estos son mi sostén también.
Bueno, y ahora que pase también la novia de Boudou, venía Agustina, vení linda, vení. ¡Miren que novia linda que tiene Boudou! Vení Agustina, dale, dale, es un día también de alegría, no tenemos que negarnos tampoco a la alegría. Vení, quedate ahí al lado de él, nena.
Agradecerles a todos los que militaron, a los que rompieron el alma, a los fiscales en todo el país, a todas las fuerzas amigas también que colaboraron para construir esta victoria que, vuelvo a decirlo, no es una victoria personal ni partidaria. Quiero que sea la victoria de todos los argentinos, porque para eso voy a trabajar como siempre lo he hecho, siempre lo he hecho así.
Una vez más agradecerles, pedirles disculpas por ahí si uno…en fin…este es un mes muy especial…Sí ya sé, gracias. Es un mes muy especial, bueno, estamos apechugándola y lo vamos a hacer porque tenemos que aprender lo fuerte que era él, de la fortaleza de él y, además, él está aquí hoy más que nunca, estoy segura, absolutamente.
Por eso agradecerles, fuerza, fuerza Argentina, fuerza a todos los argentinos, a los 40 millones de argentinos, a seguir trabajando como en estos años en los que hemos logrado construir tantas cosas.
Muchas gracias, los quiero mucho. (APLAUSOS)

ARGENTINA Cristina Fernández fue reelecta Presidenta de la Nación

Domingo, 23 de Octubre de 2011
Cristina Fernández fue reelecta Presidenta de la Nación
La presidenta Cristina Fernández fue reelecta en las elecciones nacionales realizadas hoy, por más del 53% de los votos. La jefa de Estado agradeció el saludo de los mandatarios de la región y el acompañamiento de “hombres, mujeres y jóvenes” de todo el país. Recordó al ex presidente Néstor Kirchner, a quien nombró como “el gran fundador de la victoria de esta noche”. Y exhortó a la unidad de todo el pueblo argentino: “Quiero que sea la victoria de todos los argentinos, para eso voy a trabajar, siempre lo he hecho así”.
Durante el discurso brindado en el Hotel Intercontinental, sede del comando de campaña del Frente para la Victoria, la Presidenta agradeció “a los 40 millones de argentinos, a todos los hombres y mujeres de todos los partidos políticos que participaron en estas elecciones en las distintas categorías”.
También agradeció “el llamado solidario de la compañera Dilma Rousseff, de Hugo Chávez, del compañero Pepe Mujica, de Sebastián Piñera, de Juan Manuel Santos, del compañero Lugo, que me llamó y se cortó, y del resto de los compañeros que van a llamar como Evo y Rafael, que tanto hemos trabajado por el Mercosur, la Unasur, nuestra casa”.
Agradeció asimismo “el acompañamiento de todos los hombres y mujeres, y de todos estos jóvenes, miles y miles de jóvenes que se han incorporado masivamente a la política; de los trabajadores, de los científicos, de los docentes, de los profesionales, de los productores, de los empresarios”.
También comentó que recibió el llamado del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, y del gobernador de Santa Fe, y candidato del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, a los que también agradeció el gesto.
“Quiero agradecerle a alguien que ya no me puede llamar más, pero que es el gran fundador de la victoria de esta noche. Porque yo no me la creo, nunca me la creí, ni pienso hacerlo. Sin él, sin su inconmensurable valentía y coraje, sin las cosas a las que él se atrevió, hubiera sido imposible llegar hasta aquí”, afirmó la jefa de Estado al recordar al ex presidente Néstor Kirchner.
Consideró que si en las elecciones de 2009 Néstor Kirchner “no hubiera ido al frente como lo hizo, nuestra derrota en la provincia de Buenos Aires hubiera sido terrible, y tal vez no podríamos estar hoy aquí como estamos”. “Puso todo y más de lo que tenía que poner. Pero el era así, siempre se la jugaba hasta el final”, subrayó.
Y remarcó que el ex presidente “nunca iba a dejar las convicciones. No las dejó en la Casa Rosada, tampoco dejó sus convicciones mientras vivió y tuvo aliento, que eso es más difícil y más valioso”. “No lo estoy diciendo como su viuda, lo estoy diciendo como su compañera de militancia de toda la vida”, enfatizó.
Cristina Fernández se dirigió “a todos los argentinos, a los que nos han votado y a los que no lo han hecho”, y señaló que siente “como presidenta de los argentinos la inmensa responsabilidad de conducir a nuestro país a que viva una historia diferente a la que nos tocó vivir los últimos 200 años”. “Quiero apelar a la vocación patriótica de todos los argentinos, un país no lo construyen solamente sus dirigentes, lo construye su pueblo”, exhortó.
La Presidenta dijo que hoy se ha “consolidado una de las reformas políticas más importantes de los últimos años”. “Este sistema de partidos políticos se va a sentir fortalecido y va a llevar también a un replanteo profundo a los propios partidos”, señaló. Y aseguró que el objetivo es “que los discursos coincidan con las acciones para poder lograr la voluntad popular”.
“Muchos de los que tienen micrófono hablan de las instituciones, pero todos los días las demuelen un poquito”, indicó. “Decían que iba a ir muy poca gente, y el pueblo tuvo una alta participación. Decían que esto iba a eliminar a los partidos chicos, tampoco fue así porque la Ley de Medios garantizó a espacios equitativos a todos”, puntualizó.
Convocatoria a la unidad del país
La jefa de Estado reclamó “que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles. Que no discutamos sobre los hechos y las realidades. Si esos hechos pueden mejorarse, que nos expliquen cómo. Que el que venga construya sobre lo que hizo el otro”. “Esta es la Argentina con la que yo sueño, que tenga continuidad: no continuidad de partido, sino de proyecto político y proyecto de país”, recalcó.
“Lo único que quiero es contribuir, cooperar con la Argentina, a que se desarrolle, conseguir más valor agregado, más ciencia y tecnología, construir también más escuelas, más hospitales, más rutas”, señaló. Pero consideró que “sola no se puede. Necesitamos la colaboración y la comprensión de todos los argentinos”
“Quiero decirles también que por comprensión histórica, por voluntad popular, y por decisión política, cuenten conmigo para seguir profundizando un proyecto de país que le mejore la vida a los 40 millones de argentinos”, enfatizó Cristina Fernández.
En ese sentido, convocó a todos los argentinos a la unidad: “Unidos no significa pegoteados, pero significa reconocer que cuando un país decide algo en elecciones democráticas, esa decisión debe ser respetada”.
Respecto a los que buscan desviar la voluntad popular, sostuvo: “Sé que son minorías, poderosas pero minorías. Depende de las grandes mayorías, conformadas por nuestros trabajadores, y nuestras clases medias, no ser desviados del camino para derribar proyectos”. “Yo quiero apelar a todos los que están identificados con los intereses del pueblo. A esta mujer no la mueve ninguna ambición, ningún interés, sino el profundo amor que siento por nuestra patria”, expresó.
En referencia los demás dirigentes políticos, recalcó “lo importante que es la voluntad, unido a la vocación”. “Muchas veces los dirigentes se desesperan leyendo los diarios o mirando los canales de televisión, yo les recomendaría mirar los ojos de los argentinos”, sostuvo.
“Esto no es cuestión de imagen, es cuestión de fe, de convicción, de pensar que uno está haciendo lo mejor. Y no pensar nunca que todo está perdido. Cuando piensa que todo está perdido, es el momento de luchar más por el país, por la patria, por sus ideas”, enfatizó.
Por último, la Presidenta agradeció “a los fiscales de todo el país; a todas las fuerzas amigas que colaboraron para construir esta victoria”. “Quiero que sea la victoria de todos los argentinos, para eso voy a trabajar, siempre lo he hecho así”, recalcó.
Pidió disculpas porque “este es un mes muy especial”, al recordar que en unos días se cumplirá un año de la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, al tiempo que sostuvo que “él está aquí, hoy más que nunca”. “Fuerza Argentina. Fuerza a todos los argentinos, a los 40 millones. A seguir trabajando como en estos años donde hemos logrado construir muchas cosas”, concluyó Cristina Fernández.

ARGENTINA Elecciones presidenciales 2011: palabras de la Presidenta tras emitir su voto

Elecciones presidenciales 2011: palabras de la Presidenta tras emitir su voto
PRESIDENTA.- Muchas gracias, con mucha emoción. Estamos culminando un proceso institucional y político que comenzó con las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias para todos los partidos políticos, un sistema institucional diferente, participativo, abierto que yo creo que va a ser fundante, porque realmente consolida un sistema que va a promover fervientemente la apertura de los partidos políticos hacia toda la sociedad que, afortunadamente, ha garantizado el acceso igualitario a todas las fuerzas políticas a los medios de comunicación audiovisual que, como ustedes saben, desempeñan un rol preponderante, no solamente aquí en la Argentina, sino en todo el mundo en materia de poder comunicar a los electores y que los electores conozcan a los candidatos. Fue un viejo sueño mío, un viejo proyecto mío que muchas veces lo intenté siendo legisladora pero que nunca lo pude llevar a cabo siendo legisladora, y bueno, siendo Presidenta finalmente lo pudimos llevar a cabo y yo creo que han venido a instalarse. Sería bueno además, que pudiera hacerse en todas las provincias argentinas y consolidar además, la unidad de los actos electorales, para que los argentinos también en un solo día puedan elegir en todo el país a sus candidatos a gobernadores, a legisladores para luego gobernar, porque la verdad que también ir de elección en elección es en pocos países del mundo que está pasando, creo que debe ser la única parte la República Argentina. Es bueno votar, pero también es bueno votar organizadamente para que realmente haya un desempeño institucional luego de que la gente decida desde las elecciones y que los que son elegidos por el voto popular puedan dedicarse a trabajar. Estamos muy contentos porque se ha consolidado el sistema con el día de hoy, además siempre votar es una fiesta.
PERIODISTA.- ¿Cómo vive esto?
PRESIDENTA.- La verdad, lo vivo de muchas maneras; de todos los roles que cumple una persona, de mi rol de militante que he sido toda la vida y que no siempre pude votar; afortunadamente nuestros queridos jóvenes argentinos ya desde el año 1983 votan, esto es un tesoro que por ahí no se valora debidamente. Pero realmente créanme que quienes vivimos dictaduras y durante la juventud no nos podíamos expresar, o lo que es peor aún, sufríamos represalias políticas, encarcelamientos hasta desaparición, tortura y muerte por tener un ideal político, poder votar libremente en la República Argentina es un activo institucional democrático inédito y muy bueno. Y además también emocionalmente en un momento muy particular porque yo no puedo olvidarme que soy la Presidenta, que soy militante, pero por sobre todas las cosas, soy una mujer y una mujer de un hombre que fue un hombre muy particular que marcó definitivamente la vida de la política argentina, que ha ingresado definitivamente en la historia. Creo que sus dos amores más grandes eran su familia, yo y sus hijos, y esa vocación de trascendencia, de formar parte de la historia. Bueno, lo logró, pero a la familia le hubiera gustado que hubiera sido menos importante históricamente y que lo hubiéramos tenido más aquí con nosotros. Pero la verdad que marcó, marcó una etapa histórica, la iniciación de un ciclo totalmente diferente en la Argentina que, además, en consonancia con todo lo que está pasando en el mundo, en ese mundo que nos criticaba duramente en el año 2003…El otro día estaba escuchando hablar de que a Grecia posiblemente se le condonaría el 50 por ciento de la deuda, del default. Bueno, cuando uno escucha todas esas cosas, cuando ve lo que nosotros decíamos respecto de la necesidad de producción, de trabajo, de inclusión social y lo que está pasando en el mundo, bueno, se siente muy orgulloso. Porque después de toda una vida de haber preconizado esas ideas y ver que esas ideas no eran equivocadas, que estaban en el buen camino, más allá de que son perfectibles y mejorables, como todas las ideas y como todas las acciones, nos llena también de un sano orgullo como argentinos, fundamentalmente, no como militantes políticos solamente.
PERIODISTA.- ¿Cómo se va a desarrollar su día, Presidenta?
PRESIDENTA.- Mi día se va a desarrollar ahora retornando a mi hogar, donde seguramente van a estar allí mis hijos que creo que ya acabaron de votar, se fueron los dos juntitos a votar como siempre; ahí me despediré e iniciaré mi retorno a la Capital Federal, que estimo será en horas de la tarde y luego, lo que es común en un día de elecciones para cualquier candidato: estar al tanto de cómo están los resultados. En fin, lo que hacen todos, inclusive lo que hacen ustedes los ciudadanos. ¿Qué hacen? Miran televisión, ustedes consultan a encuestadores, nosotros consultamos a los dirigentes sobre cómo fue todo. Recién hablé con el ministro del Interior, con el contador Florencio Randazzo que es el responsable institucional del desarrollo de los comicios y me dijo que hay total normalidad en todo el país, que se sigue votando y que se nota una importante afluencia. Me dijo que, tal vez, inclusive me adelantó que podría haber más cantidad de votantes, a esta hora de la mañana me refiero, porcentualmente que durante las elecciones Primarias. Así que, con una mezcla indefinida de muchas cosas. Si te digo de felicidad, te mentiría; si te digo de tristeza también, porque también hay una mezcla de todo, porque yo sé que él desde dónde esté, debe estar con todo lo que pasó antes y, bueno, con que la gente vaya a votar y esté todo en paz y en concordia. Muchas gracias por todo.

ARGENTINA La Presidenta emitió su voto en Río Gallegos

Domingo, 23 de Octubre de 2011
La Presidenta emitió su voto en Río Gallegos

A las 11.47 de esta mañana, la presidenta Cristina Fernández emitió su voto en la mesa 529 de la Escuela Nuestra Señora de Fátima, de la localidad de Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz.
Tras sufragar, la jefa de Estado mantuvo un breve contacto con la prensa, en el que señaló que, de acuerdo a lo informado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo, los comicios se desarrollaban con total “normalidad” en todo el país, y que se advertía una importante afluencia de la ciudadanía hacia las urnas a esa hora de la mañana.
Por otra parte, Cristina Fernández dijo sentir una gran “emoción” tras emitir su voto y que para ella estos comicios son un acto “fundante” porque, “consolidan un sistema que va a promover fervientemente la apertura de los partidos políticos hacia toda sociedad”.
“Es bueno votar, pero también cuando se hace organizadamente”, expresó la Presidenta. Y agregó: “Estamos muy contentos porque el acto de hoy representa la consolidación de un proceso que comenzó con las primarias de agosto, que establece un sistema de acceso igualitario de todas las fuerzas políticas a los medios de comunicación audiovisual”.
Cristina Fernández marcó además la necesidad de que, en adelante, pueda haber “unidad de actos electorales” en todo el país, “para que en un solo día” puedan realizarse todos los comicios, aunque agregó que “votar es siempre una fiesta”.

ARGENTINA Inauguración de la ampliación de fábrica de pastas en Tortuguitas

Inauguración de la ampliación de fábrica de pastas en Tortuguitas
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, DURANTE SU VISITA A LA FÁBRICA DE PASTAS LUCCHETTI, EN TORTUGUITAS, PARTIDO DE MALVINAS ARGENTINAS
Gracias, muchísimas gracias. Muy buenos días todos y a todas.
Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor presidente de Molinos Río de la Plata; trabajadores de esta empresa líder en la Argentina y tan inserta en las tradiciones alimentarias de todos.
Yo le comentaba recién a Luis Pérez Companc, a quien conozco desde Santa Cruz con su padre, en puerto San Julián, cuando formaban parte del proyecto de Cerro Vanguardia, que los fideos Don Vicente los tengo en mi memoria desde que era estudiante en La Plata, porque todos los estudiantes de La Plata compraban Don Vicente porque decían que era el mejor fideo, y me dijo: y sigue siendo el mejor. Así que me gusta ese orgullo de producir en la Argentina.
Y estamos aquí en nuestra Malvinas Argentinas inaugurando esta ampliación de una fábrica que genera más trabajo y fundamentalmente valor agregado a nuestros productos primarios, que es el gran desafío que tenemos los argentinos.
Le preguntaba recién al señor Presidente de qué origen eran las máquinas con las cuales procesábamos nuestra pasta. En muchos lugares a los que uno va las máquinas que procesan muchos de nuestros productos básicos, en los que tenemos insumos básicos, se construyen en otros países. Yo digo que es el gran desafío que tenemos en adelante para desarrollar aún más la industria, sobre todo aquellas donde los insumos son nuestros, porque somos grandes productores de soja, de maíz, de trigo y por lo tanto el salto que tenemos que dar ahora también es que esas máquinas puedan hacerse aquí, en la República Argentina, generando más valor y mayor grado de tecnología, porque tenemos toda la capacidad intelectual y técnica para poder desarrollar estas nuevas innovaciones tecnológicas. Ese es el gran desafío para cada vez poder seguir agregando más valor aquí en nuestro país, la República Argentina.
También estábamos en comunicación con Esteban Echeverría, un distrito de nuestra querida Buenos Aires, donde como decía el Intendente, en otras épocas la gente iba a pedir una bolsa de comida o anotarse en un plan social, y hoy se están anotando para poder ingresar a las fábricas que se abren o que se amplían.
Esto no es casualidad, esto se repite a lo largo y a lo ancho del país. Me ha tocado inaugurar fábricas en Santiago del Estero, en Salta, en lugares donde la gente emigraba por falta de oportunidades en su tierra. El otro día también en Entre Ríos me tocó inaugurar una planta de incubación de huevos fértiles y me dirigía la palabra un empleado, un licenciado en nutrición que había estudiado allí en la universidad y allí se quedaba en su pueblo y en su fábrica, no en su fábrica pero sí trabajando en ella, que es lo que nosotros queremos fundamentalmente.
Este modelo ha apuntado a ese gran organizador social que es la generación de puestos de trabajo y para eso hemos diseñado, proyectado, construido entre todos los argentinos, un modelo con variables que nos ha permitido mantenernos en pie en momentos en donde el mundo es un tembladeral. Y realmente las posibilidades de Argentina, la oportunidad histórica que tiene nuestro país y la región para convertirse en líder agroalimentario, es sin lugar a dudas única y la vamos a aprovechar, porque no vamos a dejar pasar la historia, como muchas veces nos ha sucedido aquí en la Argentina y hemos fracasado. Y cuando fracasa un gobierno, cuando fracasa un proyecto, generalmente termina fracasando un país.
Lo único que siempre les pido a todos es que me ayuden, que me ayuden los empresarios a seguir generando trabajo; la fábrica que estamos abriendo aquí en Estaban Echeverría recibió una parte de su financiamiento por parte de proyectos del Bicentenario; a empresas grandes y tradicionales, a familias que siempre han invertido en el país que también sigan con este afán emprendedor de apostar a la Argentina y a su gente, porque es nuestro lugar, es nuestra casa, y hoy no solamente nuestra casa sino también es un refugio, con las tormentas que se suscitan y que seguramente se van a seguir suscitando en un mundo cada vez más convulsionado.
Por eso también les pido ayuda a todos los dirigentes con responsabilidad institucional, porque esto no lo hace una sola persona sentada en la Casa Rosada, esto lo hace la colaboración de la sociedad, con sus dirigencias sociales, políticas, sindicales, culturales, participando en un proyecto de país, que no significa que no tengamos diferencias, que no significa que se pierda la identidad, pero que significa sí poner el acento en mejorar la calidad de vida de todos los argentinos. Este ha sido el gran objetivo que siempre hemos tenido en nuestras cabezas desde aquel 25 de mayo del 2003.
Y si uno mira aquella Argentina en la cual hablar de un político era casi decir una mala palabra -también les pasó a los empresarios, les pasó a los banqueros que no podían salir a la calle porque la gente los agredía y a cualquier persona que pudiera ser identificada con dirigencias- este país ha cambiado y hoy aplaude a sus empresarios porque abren fábricas para darle trabajo y genera una nueva inclusión en la política con miles y miles de jóvenes.
El otro día leía un artículo de un importante diario extranjero que hablaba del fenómeno de la juventud en la Argentina en la incorporación a la política, y la comparaba con los fenómenos de otras juventudes, que en otros lados están con fuertes protestas, algunas cerca, muy cerca, tal vez atravesando la cordillera, para lograr lo que los argentinos tenemos desde hace tanto y que hemos sostenido durante este gobierno con tanta fuerza como es la educación pública y gratuita, incluyendo a nuestras universidades. Veían también a los indignados en Europa o a esos jóvenes que protagonizan revueltas y cambios muy fuertes, en muchos casos muy violentos en la parte del Magreb, y se sorprendían de una juventud que apoyaba a un gobierno, que no es que recién comienza porque siempre cuando comienzan el apoyo de la sociedad es grande; al contrario, a un gobierno que lleva ocho años y medio ejerciendo la primera magistratura, primero a través de quien fuera mi compañero, el presidente Kirchner, y luego a través de mí. Entonces si se me permite también con algo de orgullo, cuando te apoyan porque no te conocen o porque tienen muchas esperanzas e ilusiones siempre es valioso, pero cuando después de conocerte durante ocho años te siguen apoyando y cada vez más, bueno, tiene un mejor sabor, un mejor gusto y seguramente una mejor consecuencia, porque nosotros necesitamos a nuestros jóvenes para trabajar, para estudiar, para impulsar a los investigadores, a los científicos, a los técnicos, a los trabajadores. Necesitamos precisamente paz y concordia para poder seguir creciendo, para poder corregir las cosas que haya que corregir, para poder mejorar las cosas que deben mejorarse, porque siempre es posible hacer mejor las cosas, sería necio decir que todo es perfecto.
Por eso yo estoy muy contenta y muy orgullosa, y la verdad que para mí como lo digo siempre no hay mejor acto que aquel que se puede hacer en una fábrica que se abre, que se amplía, en una fábrica que incorpora gente, que incorpora tecnología y aún más en una fábrica tan vinculada a lo que es nuestra idiosincrasia y a la producción primaria argentina. Esa frase que yo vengo pronunciando hace mucho tiempo, que no es una frase, es una idea, una convicción y encierra un proyecto de país que salde definitivamente diferencias entre el sector primario de producción y la industria que tantas veces minaron e hicieron fracasar el desarrollo y el crecimiento de la República Argentina.
Por eso quiero agradecerles a todos ustedes la presencia aquí, la confianza en el país, a los capitales nacionales de Esteban Echeverría, al apoyo también de una firma internacional de la calidad de Adidas, que dio una parte muy importante de la inversión, junto con el préstamo del Bicentenario, para que haya 300 trabajadores en Esteban Echeverría. Y también gracias a quienes siguen apostando en el país y han ampliado esta maravillosa fábrica y el orgullo de que sea una de las 10 principales fábricas de pastas de todo el mundo, estamos muy orgullosos como argentinos realmente.
Muchas gracias Malvinas Argentinas, muchas gracias a los trabajadores, muchas gracias a quienes han apostado y siguen invirtiendo, gracias y fuerza para seguir todos adelante. Muchas gracias.

ARGENTINA “Necesitamos paz y concordia para seguir creciendo” dijo la Presidenta al inaugurar la ampliación de una fábrica en Tortuguitas

Jueves, 20 de Octubre de 2011
“Necesitamos paz y concordia para seguir creciendo” dijo la Presidenta al inaugurar la ampliación de una fábrica en Tortuguitas

La presidenta Cristina Fernández inauguró la ampliación de la fábrica de pastas Lucchetti en Tortuguitas, partido de Malvinas Argentinas, y dialogó por videoconferencia con directivos de la firma Extreme Gear, de Esteban Echeverría. Además destacó que “este modelo ha apuntado al gran organizador social que es la generación de puestos de trabajo”.
La mandataria recorrió la planta de Lucchetti, y puso en marcha una nueva línea de producción de pastas, luego mantuvo una videoconferencia con la ciudad bonaerense de Esteban Echeverría, para dialogar con el intendente de esa localidad, Fernando Grey; además del presidente de la compañía Extreme Gear SA, Juan Pablo Verdiquio, y otros directivos de esa empresa que se dedica a la fabricación de zapatillas.
En su discurso, la jefa de Estado aseguró que “el gran desafío que tenemos para desarrollar aún más la industria es que las máquinas (para procesar productos primarios) puedan hacerse en la Argentina”. Y aseguró que “tenemos toda la capacidad intelectual y técnica para agregar más valor en nuestro país”.
Cristina Fernández recordó que antes la gente se postulaba para solicitar ayuda social, y hoy, en cambio “se anotan para ingresar a las fábricas que se abren o se amplían”. Y agregó que esta situación “se repite a los largo y ancho del país”.
En ese sentido, destacó la inauguración de fábricas en distintas provincias, “donde la gente emigraba por falta de oportunidades en su tierra”. Esa situación, señaló la mandataria, ha cambiado gracias a “este modelo que ha apuntado al gran organizador social, que es la generación de puestos de trabajo”.
“Hemos construido un modelo con variables que nos permitió mantenernos en pie en medio de la crisis económica mundial”, señaló la jefa de Estado.
Además, afirmó con respecto a esta etapa de crecimiento que no dejará pasar “la oportunidad histórica para convertirnos en líderes agroalimentarios”, al tiempo que insistió con la necesidad de incluir a “todos” en la construcción del actual proyecto de país.
“Les pido a todos que me ayuden”, expresó la Presidenta. Y luego se dirigió específicamente al sector empresarial. A ellos, les solicitó “seguir generando trabajo” y sostener “este afán emprendedor de apostar en la Argentina y a su gente” porque éste país “no sólo es en nuestra casa, sino también es un refugio”, ante la fuerte crisis que afecta los mercados internacionales.
La Jefa de Estado recordó que afrontar cualquier contingencia global “no lo hace una sola persona en la Casa Rosada” sino “una dirigencia social, política, sindical, participando de un país”. Y agregó que ello no implica “que no tengamos diferencias”.
La mandataria consideró necesario observar la evolución de nuestra realidad, que pasó de “aquella Argentina en la cual hablar de un político, empresario o banquero era mala palabra” a esta en la que “se abren fábricas y hemos generado inclusión con los miles y miles de jóvenes”.
En este punto, señaló que un medio extranjero había hecho una comparación “entre nuestro jóvenes que se incorporan a la política” con esperanzas; diferenciándolos de otros jóvenes en el mundo, como los indignados o quienes hacen reclamos por reivindicaciones estudiantiles.
Finalmente, la mandataria subrayó que “necesitamos paz y concordia para seguir creciendo, para corregir lo que hay que corregir y mejorar lo que hace falta mejorar”, y remarcó que “cuando después de conocerte te siguen apoyando tiene un mejor sabor, un mejor gusto y una mejor consecuencia”, para destacar luego el valor de ese respaldo tras “ocho años de gobierno”, de parte de los jóvenes.

Agradecimiento a Luís Vivona
Al finalizar del acto, la Jefa de Estado expresó su agradecimiento al candidato a intendente por el municipio de Malvinas Argentinas, Luís Vivona, al señalar que “es de bien nacido ser agradecido, y yo soy muy agradecida a la gente que me ha apoyado, y por eso me acuerdo que en 2005, aquí, en Malvinas Argentinas, cuando vine como candidata a senadora, cuando lo conocí a Luís Vivona, cuando conocí a sus compañeros, y compañeras, que siempre me acompañaron por todas partes”.

A continuación, Cristina Fernández se interrogó acerca de “qué hubiera sido si nosotros no hubiéramos podido ganar en ese 2005?”. “¿Hubiéramos podido seguir adelante con este proyecto que transformó la Argentina?”, inquirió. “Por eso quiero agradecer a todos los que nos apoyaron siempre en este camino no es fácil, para mí sobre todo, después de las cosas que me han pasado personalmente”, expresó la Mandataria.
Acompañaron a la Presidenta, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Nube de etiquetas