Despertar Nacional

Viernes, 02 de Septiembre de 2011
“Queremos ser un actor principalísimo del mundo, con los 40 millones de argentinos adentro”, afirmó la Presidenta en la cena de la UIA

La presidenta Cristina Fernández participó de la cena que realizó esta noche la Unión Industrial Argentina por el Día de la Industria. “Tenemos que ser todos lo suficientemente inteligentes, para no arruinar las bases del desarrollo argentino, que hemos construido con tanto esfuerzo”, remarcó la jefa de Estado respecto a las negociaciones entre empresarios y trabajadores. “Necesitamos mas inversión. Yo sé que la inversión requiere confiabilidad. Yo quiero darles la certeza de que estas políticas que hemos implementado desde 2003 no solo las vamos a mantener, sino también a profundizar”, señaló. El acto se desarrolló en la Megamuestra Tecnópolis, en Villa Martelli, provincia de Buenos Aires.
La presidenta Cristina Fernández fue esta noche la principal oradora de la cena por el Día de la Industria, tras la apertura del acto por parte del presidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren. La acompañaron los ministros de Industria, Débora Giorgi, y de Economía, Amado Boudou, del Interior, Florencio Randazzo, de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, de Planificación, Julio De Vido, de Trabajo, Carlos Tomada, y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli
La presidenta Cristina Fernández afirmó que la coincidencia en las expresiones de los industriales y del gobierno nacional “revela un salto cualitativo de todos. De los que nos toca tener la responsabilidad de conducir los destinos de una nación, y de los que son elegidos también para llevar adelante las políticas del sector”. Señaló que el discurso del titular de la UIA, José de Mendiguren, “ha sido un discurso con una concepción colectiva y nacional”. Y consideró que la coincidencia “no es el triunfo de cosas que venimos llevando adelante, es un triunfo de los argentinos, de la marca nacional, de los que permitieron esto que es Tecnopolis”.
La jefa de Estado aseguró que “la Agentina ha sido una película apasionante por momentos, trágica por otros, pero que está en nosotros que esta película siga incorporando fotogramas y siga incorporando actores”.
Recordó que ayer se cumplieron 55 años del ingreso de la Argentina al Fondo Monetario Internacional. “En el momento que ingresamos al FMI la cuota que se nos fijó era casi similar a la cuota de la República Federativa del Brasil. Hoy somos el 30% de la economía del Brasil, que se ha convertido en uno de los gigantes de la economía mundial”, destacó.
En referencia a la diferencia con ese momento histórico, puntualizó que “éramos uno de los cinco países que fabricaba aviones a propulsión; el Rastrojero, la industria nacional, éramos una economía pujante, con un fuerte mercado interno”. “Son las cosas que hoy están aquí, como piezas de museo, y yo quiero que dejen de ser piezas de museo, y se conviertan en fotogramas de la película que tenemos que construir con desarrollo y con innovación productiva”, enfatizó.
Asimismo, la Presidenta remarcó que la muestra Tecnópolis “es el símbolo de lo que queremos ser en el tercer milenio”. Sostuvo que los argentinos deben “superar antinomias falsas, si el agro o la industria; el mercado interno o la exportación. Es falso, todo sumado, sumándole ciencia y tecnología”.
Afirmó que “no hay una única estrategia, es una suma de muchas estrategiaas, donde tenemos que ir sector por sector, viendo nuestras ventajas relativas, donde se necesita más Estado, donde se necesita más mercado”. En ese sentido, detalló algunas de las metas del Plan 2020: “que la inversión llegue al 28% del PBI, para duplicar el producto industrial, crear un millón y medio de empleos, sustituir el 55% de nuestras importaciones”.
Subrayó algunos logros de la economía, en los últimos tiempos, entre los que rescató la inauguración de una fábrica de Lacoste en San Juan, la producción de Lenovo en Tierra del Fuego, o la instalación del país de la fábrica de teléfonos Black Berry.
“Cuando hablo de industrializar la ruralidad que es una de las claves más importantes en el tiempo que se viene. Hacer participar al productor primario en la cadena, en los eslabones que le siguen, para generar trabajo en origen, para evitar el despoblamiento del campo. Y lograr a través de un entramado de pequeñas y medianas empresas, mejorar la distribución del producto”, afirmó Cristina Fernández.
También destacó que “el sector industrial por primera vez está participando en la exportación por encima de las manufacturas de origen primario y de las exportaciones de productos primarios”.
En otro tramo de su discurso, la Presidenta anunció que el mes pasado se logró una recaudación impositiva de 46.777 millones de pesos, con una variación del 35,4% respecto al mismo mes del año anterior. En ese sentido, destacó que se logró “record del IVA, y también un record de la participación del sector industrial, que participa en un 43% en el IVA”.
Negociaciones entre empresarios y trabajadores
Más adelante, la Presidenta de la Nación, aseguró que “no hay intereses más coincidentes que el de los empresarios con los trabajadores. Tenemos que ser todos lo suficientemente inteligentes, para no arruinar las bases del desarrollo argentino, que hemos construido con tanto esfuerzo”.
Como ejemplo, comentó que en 2003, las heladeras nacionales que se vendían eran 32%, el 68% eran importadas, mientras que en 2010, el 69% son nacionales. Señaló que la tarea comenzada por el ex presidente Néstor Kirchner “permitió que los teléfonos celulares, que en 2008 el 98% eran importados; hoy el 70% se producen en Argentina. Pero para hacer esto con los celulares, primero hubo que hacer lo de las heladeras”.
“Tenemos que aprender a tener paciencia. Nuestra historia pendular, hacía que todos pensaran que tenían que aprovechar la oportunidad y hacer la America en un año o dos. Creo que estamos aprendiendo que las cosas son paso a paso”, enfatizó.
Asimismo, la jefa de Estado consideró que “un sector, por más rentabilidad que tenga, es imposible que sea solo ese sector que tenga rentabilidad y el resto no. Siempre se truncaron los procesos que vivíamos por una inestabilidad institucional, que tenía que ver con la falta de justicia y equidad”.
Cristina Fernández destacó que “hoy somos uno de los países modelo en el mundo en desarrollo de software. Software va a necesitar todo: lavarropas, heladeras, televisores. Nosotros tenemos la suerte de tener una materia prima y recursos humanos, que son únicos en el mundo”. Resaltó que en pocos días se inaugurarán las oficinas de la primera empresa argentina que compra una empresa norteamericana de software.
“Yo siempre soñé con esas cosas. Pero parecían sueños”, afirmó. “Tengo muchas esperanzas, pero no esperanzas basadas en ilusiones, sino en realidades”, destacó.
La Presidenta señaló que “con los únicos que tenemos que confrontar es con los problemas que tenemos, discutirlos y solucionarlos de manera viable”. Recordó que en 2008 y 2009 se “puso a prueba el modelo”. “En aquella oportunidad tuve reuniones con trabajadores, que con lo que pasaba en el mundo, había fundados temores de cómo podía impactar en el mercado de trabajo”, remarcó. Y destacó que en ese momento pidieron confianza en las medidas que tomó el gobierno, las cuales finalmente fueron las acertadas.
En referencia a los trabajadores, sostuvo que se va “a seguir sosteniendo el poder adquisitivo de los trabajadores, porque la demanda agregada es clave para que siga habiendo oferta”. “Necesitamos mas inversión. Yo sé que la inversión requiere confiabilidad. Yo quiero darles la certeza de que estas políticas que hemos implementado desde 2003 no solo las vamos a mantener, sino también a profundizar”, aseveró. “Y en las cosas que hemos tenido errores, los vamos a revisar”, admitió la presidenta.
Los desafíos de la globalización
En otro tramo de su discurso, la Presidenta de la Nación afirmó que “el mundo avanza a pasos agigantados. La globalización que hace años me parecía una amenaza, hoy la veo como una inmensa oportunidad para la República Argentina”. “En este tercer centenario vamos a ver un mundo donde van a confluir por un lado un sector tecnológico muy sofisticado; y por otro lado el reclamo de alimentos, que no van a alcanzar con la producción, así se cultivaran todas las superficies cultvables del mundo”, explicó.
Sostuvo en ese sentido que “la inclusión de tecnología va a ser fundamental. Nosotros somos un país que está avanzado, lo cual nos ubica como un actor principalísimo en el mundo”. Dijo que no pretende un país como el de principios del siglo XX “donde nos sobraban 6 millones de argentinos”. “Queremos ser un actor principalísimo del mundo, con los 40 millones de argentinos adentro. Y lo tenemos que hacer juntos, el sector industrial, con el sector agropecuario, y con el sector de servicios también”, enfatizó.
La jefa de Estado consideró que “no hay que pelearse con nadie. Hay que sumar a todos, porque los sumamos a todos, para hacer esa Argentina que soñamos. Militemos con el partido que militemos, todos en algún momento tienen que haber estado en algún lado. Yo quiero que el país en el que nos encontremos sea este país que estamos construyendo”.
Destacó que el país “destina el 1,2% del PBI a la Asignación Universal por Hijo, que es un programa social absolutamente transparente”. Remarcó que “en el año 2003, la Argentina destinaba el 5% de su PBI a pagar la deuda, y solo el 2% a la educación; hoy dedica el 2% a la deudca, y el 6,17% a la educación”.
“Cuando el otro día veía un cartel de argentinos que estaban en España, “Cristina ayudanos a volver”. Yo me acordaba que cuando volvía a mi casa siendo senadora, pasaba por el consulado español, eran colas y colas pidiendo una visa. Seguramente nos hemos equivocado, hemos cometido errores, pero el rumbo general es el correcto y el adecuado. Esos argentino no deben pedir volver, porque esta siempre ha sido su casa, y quiere darles la oportunidad no sólo a los que están aquí, sino a los que han decidido irse”, comentó.
Por último, la Presidenta, afirmó que su intención es “ayudar a que nuestro país, sea lo que alguna vez fue: ese es mi sueño”. “Ninguna sociedad puede crecer si no tiene orgullo de ser y pertenecer”, enfatizó. Y convocó a todos “a ir por más, siempre por más”.
Durante la cena, se sentaron junto a la jefa de Estado, de Mendiguren, parte de su gabinete, y los miembros del comité ejecutivo de UIA, Federico Nicholson, Juan Carlos Sacco, Guillermo Moretti, Adrián Gauna, Cristiano Rattazzi, Juan Carlos Lascurain y Adrián Kaufman.
También compartió la mesa con la Presidenta, el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.
La jefa de Estado había anunciado que participaría de esa cena, el viernes pasado durante su discurso en el Consejo del Salario Mínimo.
El 2 de septiembre se conmemora el día de la industria, porque en la misma fecha pero en 1587 zarpó del puerto de Buenos Aires la carabela San Antonio rumbo a Brasil, con tejidos y bolsas de harina producidos en Santiago del Estero. Fue la primera exportación de lo que luego se llamaría Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: