Despertar Nacional

Inauguración de la Planta farmacéutica ampliada de Laboratorios Richmond, en Pilar: Palabras de la Presidenta de la Nación

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DURANTE LA INAUGURACIÓN DE UNA PLANTA FARMACEÚTICA AMPLIADA EN LOS LABORATORIOS RICHMOND, EN EL PARQUE INDUSTRIAL DE PILAR, PROV DE BUENOS AIRES.

Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señor intendente de Pilar, señor titular de Laboratorios Richmond; señores titulares del Centro de Diagnóstico Veterinario: la verdad que recién comentábamos con Amado, cuando estaba hablando Marcelo en un discurso y luego de ver las películas que si uno por ahí escuchara una voz o leyera alguna página pensaría que no estamos en la Argentina, pensaría que estamos en algún lugar extraño, pero no estamos en la República Argentina, estamos en la provincia de Buenos Aires, en el partido de Pilar – para hacer más precisos y exactos en el Parque Industrial de Pilar – que tenía 7.000 empleados, en el año 2003, en su totalidad y que hoy cuenta con 15.00 empleados, todo un dato acerca de lo que es el crecimiento de estos años. (APLAUSOS).
Y estamos, además, visitando, en primer lugar lo hicimos, en el CDV, en el Centro de Diagnóstico Veterinario, que se ocupa de productos, como su nombre lo indica, para los animales, para los animales de cuatro patas. Ahora estamos en uno donde se producen medicamentos para los animales de dos patitas, que somos nosotros. Pero la verdad que maravilla el grado de innovación, de valor agregado de lo que es la industria farmacéutica en general, y en estos dos casos, en particular. En el primer lugar, en productos veterinarios, inclusive, nos pasó algo, cuando yo venía recién hacia aquí veníamos charlando con Parrilli y venía viendo lo de la vacuna para los peces, o sea yo tenía idea de que habían vacunas para gatos, perros, vacas, ovejas, en fin todo animal que camine en cuatro patas; ahora para seres con aletas, para peces no sabía. Entonces le digo: “Parrilli acá hay vacunas para peces, cómo será, poniendo una inyección”. “No – me dice – como le van a poner una inyección a un pez, seguramente se lo dan por la boca, con alimento”. Nada, mentira, le ponen una inyección por cada uno de los peces, son exportadores – por ejemplo – para vacunas de salmones; exportan a Chile para evitar el virus ISA, que ustedes se preguntarán qué es. A los salmones le agarra anemia como a los humanos, se ponen flacos, se enflaquecen y mueren. Bueno, esta gente que acabamos de visitar, del CDV, para poner la placa de lo que va a ser la ampliación del laboratorio produce, entre otras cosas, este tipo de vacunas, además de vacunas para combatir la aftosa y todo lo que son las enfermedades veterinarias.
Y estamos aquí, en Laboratorios Richmond, que está inaugurando la planta, fundamental, de HIV y también de enfermedades neurodegenerativas. Recién charlábamos con Daniel y uno por allí habla en cifras y cosas pero una cajita de las que se producen acá tiene otra historia también, acá tiene una historia económica, una historia científica, una historia tecnológica, pero una cajita de medicamento para el HIV o de una enfermedad neurodegenerativa es la vida de una familia, es el sufrimiento, el dolor, las posibilidades de aliviar ese dolor, de curarlo y es un poco lo cotidiano, lo que decía Marcelo de mejorar la calidad de vida de la gente y de darle esperanzas de vida.
Y la verdad que el desarrollo de nuestra industria farmacéutica es modelo en Latinoamérica, en realidad yo diría que en Latinoamérica es una de las que mayor desarrollo ha alcanzado y también lo que es muy importante: la participación del sector nacional, del empresariado nacional.
Por ejemplo, el 53 por ciento de los 230 laboratorios que hay en la Argentina son en un 53 por ciento de origen nacional. No es menor, en Brasil esa participación es del 25 por ciento, por ejemplo; el resto es extranjero y en Uruguay es del 26 por ciento. Aquí la participación, en Argentina, del capital nacional en los laboratorios es del 53 por ciento. Y si nos vamos a los laboratorios que producen efectivamente medicamentos la participación es aún mayor porque de los 110 laboratorios productores de medicamentos 93 por ciento son argentinos. O sea realmente estamos muy orgullosos también de cómo ha evolucionado el sector, del año 2003, a la fecha. Yo aquí tengo el dato del aumento de la producción en un 123 por ciento; de las ventas, un 198 por ciento; de la exportación un 157 por ciento; en el año 2003 el sector exportaba 301 millones de dólares y hoy está exportando – en el año 2010 – 817 millones de dólares generando 30.000 puestos directos y más de 100.000 indirectos; puestos que además son altamente calificados.
¡Cuál es el desafío? Bueno el desafío es que tenemos que mejorar la balanza comercial, porque hasta ahora si bien hemos aumentado muchísimo las exportaciones somos todavía deficitarios y tenemos que trabajar mucho y lo estamos haciendo. Hemos también dado préstamos muy importantes en el Proyecto del Bicentenario, por casi 400 millones de pesos al sector y la idea es la de agregar mayor valor para exportar mayor valor y también comenzar a producir activos, que son los insumos que fundamentalmente se importan para poder equilibrar la balanza comercial, que por ejemplo, en el sector de productos veterinarios ha sido superavitario, en el año 2010, ya en 7 millones de dólares. Lo pudimos hacer en el sector veterinario farmacéutico, yo creo que lo vamos a poder hacer también aquí, con mucho trabajo y mucho esfuerzo que articulamos entre el sector privado y el sector público, y dentro del sector público todo lo que tenemos que hacer entre la Nación, la provincia y el municipio, que yo creo que esta es una de las claves de cómo ha venido creciendo y desarrollándose el país.
La matriz productiva que obviamente fue la elección, la decisión y la voluntad política de volver a poner en la producción y en el valor agregado – además de la innovación, la ciencia y la tecnología – el punto de partida para un modelo de acumulación absolutamente diferente. Pero además para darle funcionalidad a ese modelo teníamos que alinear lo que son las instituciones, en definitiva pública, y el Estado Nacional en sus respectivas reparticiones, la provincia y los municipios. ¿Por qué? Porque en definitiva no hay posibilidades de desarrollo de un municipio, de una provincia si no hay un proyecto nacional, pero al mismo tiempo el proyecto nacional necesita porque es imposible llegar a todo el tejido que quienes tienen responsabilidades institucionales – a niveles provinciales o municipales – articulen también con esa matriz de desarrollo, con ese modelo de crecimiento y acumulación para poder hacerlo funcionar adecuadamente. Y yo creo que aquí, en la provincia de Buenos Aires, es uno de los lugares emblemáticos cómo ha funcionado y cómo se ha desarrollado ese modelo que ha permitido crecer a la República Argentina en forma exponencial es estos 8 años.
Me contaba Daniel que la semana pasada habían inaugurado también aquí una fábrica de biodiesel con lo que es la industria del aceite comestible que luego lo transforman en biodiesel; me comentaba el Intendente también cómo han egresado alumnos de la Universidad, que yo me acuerdo vine a firmar el acuerdo en un lindo hotel hace 3 años y ya tienen 600 egresados de aquel acuerdo que hicimos hace 3 años. Me acuerdo que yo me comprometí y vinimos y firmamos y aquí estamos. De esto se trata, en definitiva, gestionar, gobernar, ver cómo uno puede unir los esfuerzos y también una apuesta muy grande. (APLAUSOS)
Si hemos hecho una apuesta grande al modelo de producción, ahora vamos por lo que consideramos que va a ser el plus y que es la innovación tecnológica.
No fue casual que tomara la decisión al asumir la Presidencia de constituir el ministerio de Ciencia y Tecnología; tampoco fue casual la decisión de inaugurar esa mega muestra que demuestra lo que hemos hecho los argentinos en estos 200 años, Tecnópolis, pero lo que somos capaces de hacer en los 100 que vienen.
Y yo creo que este es el gran desafío, porque además, estamos en un momento muy particular del mundo, muy particular también de nuestro modelo que fue puesto a prueba en el año 2008, cuando el mundo se derrumbó, durante el año 2009, que la crisis parecía profundizarse y cuando parecía que se estaba comenzando a salir, nuevamente la crisis en Europa y ni qué hablar de lo que está pasando en Estados Unidos que ustedes podrán ver en las crónicas cotidianas.
Esto significa que tenemos que redoblar los esfuerzos. Yo vengo de una reunión muy importante en Perú, en la UNASUR, y también de una bilateral importantísima con nuestro principal socio comercial y político, que es la República Federativa del Brasil, y hay un halo conductor en todos los mandatarios y específicamente también en nuestra alianza estratégica con Brasil, de blindar a la región para, precisamente, custodiar los logros que hemos tenido.
Cosas como estas, esta inauguración de esta planta moderna, de esta planta que ha permitido reducir, por ejemplo, yo no lo sabía, pero me contaban que antes un enfermo de HIV tenía que tomar 15 pastillas, por ejemplo, durante todo el día porque eran tratamientos de muchas pastillas. Obviamente, o se olvidaba o, tal vez, mucha gente por el peso psicológico que significa estar enfermo y la cantidad de pastillas, terminaban, me decía Marcelo, abandonando el tratamiento.
La reducción en 2 pastillas de esas 15 pastillas que tomaban, es un salto también tecnológico pero es, fundamentalmente, un salto en la calidad de vida de los pacientes que no se tienen que ver sometidos al hecho de estar con un reloj y un papel para no olvidarse de tomar una pastilla porque en eso se les va la vida. No es una pastilla ni para dormir ni para calmar los nervios, es una pastilla para vivir.
Por eso, digo que es muy importante la inversión que ustedes han hecho en la materia, 14 millones de dólares, y yo quiero decirles que quien invierte 14 millones de dólares en un mundo como el que estamos viviendo, lo hace con la certeza de que es una inversión que, no solamente va a ser productiva, sino que va a ser recuperada y le va a dar rentabilidad. Y eso es lo que tenemos que garantizar quienes gobernamos: que quienes tienen que invertir, tengan las certezas de que el modelo va a continuar porque es lo que ha permitido crecer en estos años y mejorar la calidad de vida de millones de argentinos y mejorar los ingresos y la rentabilidad también de muchísimos empresarios y de todos los sectores de la economía.
Es que una cosa va unida a la otra, no hay posibilidades de rentabilidad económica en el sector empresario si además, también, no cuidamos al sector de los trabajadores y por eso me gustó mucho que Marcelo reconociera a sus trabajadores, a sus investigadores porque sin ellos sería imposible realizar esto, sobre todo, en una industria que requiere tanta calificación en su mano de obra. Y comprender cómo funciona, para entenderlo y para todos los días seguir poniendo el mismo esfuerzo, el mismo trabajo, en seguir creciendo, generando nuevos puestos de trabajo, generando nuevas ideas, innovando.
Yo creo que podemos realmente ser los más importantes de Latinoamérica en materia farmacéutica y tengan la certeza, todo el sector, que vamos a seguir apostando muy fuerte como cuando lo hicimos decidiendo que una inversión que también se está haciendo en este Parque Industrial, que es la de un laboratorio extranjero y 2 empresas nacionales para producir la vacuna contra la Gripe A, siendo el décimo país en el mundo que la vamos a hacer. Y nos llenan de orgullo esas cosas, porque realmente la Argentina siempre fue distintiva en toda América latina en la capacidad de sus recursos humanos en materia de física, de química, de bioquímica y, bueno, y tenemos que seguir apostando a eso.
Por eso Tecnópolis, por eso estamos hoy aquí y por eso vamos a seguir acompañando a todos los hombres y mujeres que sigan apostando por el país y creyendo que producir, invertir, generar fuentes de trabajo, conquistar mercados y exportar, es el camino adecuado y hay que seguirlo.
Muchísimas gracias y decirles a todos que también estamos muy contentos con este crecimiento de toda la Provincia, de Pilar. Veníamos recién en el helicóptero y yo le decía al Intendente “lo felicito porque es impresionante el Parque Industrial, parece que explotara”. Cuando bajé, inclusive, que lo hicimos en una fábrica de papel, ahí estaban todos los operarios también esperándonos para sacarse una foto. Y yo digo “¡qué bueno, qué bueno que los trabajadores de un país quieran sacarse fotos con su Presidente!”, porque muchas veces no han pasado estas cosas.
Así que, bueno, yo la verdad que me siento muy orgullosa de que los trabajadores estén contentos y que quieran sacarse una foto junto a sus autoridades. No es nada personal ni de vanidad, es simplemente, lo que siempre he creído que tenía que hacer: generar un proyecto de país diferente que nos contuviera a todos.
Muchas gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: