Despertar Nacional

Bibi en apuros

FUUENTE: EL ORTIBA ORG – CABA

http://www.elortiba.org/notatapa14.html

Miguel Marín Bosch

Hace 10 días un grupo de manifestantes en Siria se acercó a la frontera en los
Altos del Golán para protestar en contra de su ocupación por Israel. Las tropas
israelíes los dispersaron con disparos. Según Tel Aviv hubo 10 muertos; según
Damasco fueron 23.

El incidente coincidió con el cuadragésimo cuarto aniversario del inicio del
conflicto que se conoce como la Guerra de los Seis Días (5 al 10 de junio de
1967). Israel venció a Egipto, Jordania y Siria y ocupó la franja de Gaza, la
península del Sinaí, Cisjordania, Jerusalén oriental y los Altos del Golán.
Desde entonces el futuro de esos territorios y los refugiados de los mismos han
sido un tema central de las pláticas entre Israel y algunos de sus vecinos.

No se sabe si los manifestantes eran espontáneos o si habían sido
“movilizados” por el presidente Bashar Assad para distraer la
atención de la violencia que su propio gobierno ha desatado en contra de su
población. Sea cual fuere su origen, el incidente sirvió para aumentar los
temores en Israel en su actual etapa de creciente aislamiento internacional.

La llamada primavera árabe ya ha incidido en la cuestión palestina. El 4 de
mayo las nuevas autoridades en El Cairo auspiciaron un acuerdo de
reconciliación entre Fatah en Cisjordania y Hamas en la franja de Gaza que
quizás haga posible un gobierno de unidad nacional (tarea nada fácil) y allane
el camino hacia un Estado palestino independiente.

Los intentos recientes por encarrilar el proceso de paz en Palestina se han
topado una vez más con la intransigencia del sector más conservador de Israel,
uno que prefiere que las cosas sigan como están. El primer ministro israelí,
Benjamin Netanyahu, calificó el acuerdo entre los palestinos como “una
gran victoria para el terrorismo” y se apresuró a tratar de convencer a
los gobiernos europeos de no reconocer la eventual proclamación de
independencia de los palestinos.

Netanyahu (cuyo apodo es Bibi) también viajó a Washington invitado por los
republicanos del Congreso estadunidense. El presidente Barack Obama, un tanto
molesto por las maniobras republicanas, se le adelantó a Bibi y pronunció un
discurso en vísperas de su encuentro con el primer ministro. Reiteró que debe
buscarse una solución basada en dos estados y las fronteras de 1967. Claro, no
entró en detalles sobre un posible intercambio de territorios (trueque que está
en la mesa de negociación) y ello dio pie para que Netanyahu montara en cólera.

La premisa fundamental de “territorio a cambio de paz” de las
negociaciones sigue vigente, pero es natural que algunos la consideren una meta
un tanto abstracta. La construcción de asentamientos en los territorios
ocupados continúa y nadie tiene prisa en lograr una solución definitiva del
conflicto. Israel lleva buena parte de su vida como Estado independiente
administrando (y defendiendo) esos territorios. Al parecer se ha acostumbrado,
inclusive, a vivir con la amenaza constante de ataques terroristas.

En efecto, hace casi medio siglo que Israel se convirtió en una potencia de
ocupación. Con Egipto hizo las paces y en 1982 le devolvió el Sinaí. También se
arregló con Jordania. Pero sigue presente en los demás territorios ocupados en
1967. Y hay muchos israelíes que no han conocido otras fronteras. Para ellos la
ocupación es ya una costumbre.

Netanyahu es el primer primer ministro nacido en Israel independiente. Toda su
vida adulta la ha pasado en un país definido por sus fronteras de 1967. No es
un estadista y, al igual que sus antecesores, está acostumbrado a tratar (y
entenderse) con gobiernos autoritarios. Ahora tendrá que dialogar con vecinos
más democráticos y quizás menos dispuestos a aceptar el statu quo.

En Nueva York se habla con insistencia de la posibilidad de que la ONU
“reconozca” al Estado palestino. Para que ello ocurra es menester el
acuerdo del Consejo de Seguridad y el endoso de la Asamblea General. Ello
acarrearía un sinnúmero de problemas jurídicos y políticos para el gobierno de
Israel. La pregunta es si Washington lo permitirá.

Es obvio que, a la luz de los acontecimientos en el Medio Oriente, la supuesta
amenaza nuclear iraní ha pasado a un segundo plano en las preocupaciones de Tel
Aviv. Sin embargo, en algunos círculos israelíes hay temor de que Netanyahu
cometa un error de cálculo con Teherán. Meir Dagan, hasta enero pasado el
director de la agencia de espionaje Mossad, recientemente criticó a los
actuales dirigentes políticos de Israel y alertó que podrían atreverse a lanzar
un ataque contra Irán, una aventura política que Dagan calificó de sumamente
peligrosa.

Ahora parece que la primavera árabe y el inicio de un acuerdo entre los
palestinos se ha convertido en el mayor desafío para Tel Aviv. Desde luego que
los palestinos tendrán que dar pruebas fehacientes de una nueva actitud hacia
Israel. Entonces Obama tendrá la oportunidad de contribuir a una solución
duradera del conflicto

La relación entre Obama y Netanyahu nunca ha sido buena. Obama se siente
incómodo y no debe sorprendernos. Bibi es un tipo complicado, inteligente,
presuntuoso y manipulador. Conoce bien a los estadunidenses (de adolescente
vivió unos años cerca de Filadelfia) y al poderoso lobby judío en ese país.
Maneja bien el apoyo (casi) irrestricto que Estados Unidos ha venido otorgando
a Israel.

Obama, en cambio, reflexiona más y no está dispuesto a aceptar ciertos
planteamientos del actual gobierno israelí. Le cuesta entablar un diálogo
constructivo con Netanyahu y matiza su apoyo a Tel Aviv.

En gran parte Israel debe su existencia a la ONU, organización que hoy
considera dominada por sus enemigos. La ONU aceptó la partición de Palestina en
1947 y un año después aprobó el ingreso de Israel. Curiosamente quizás sea la
propia ONU la que ahora, por fin, reconozca la parte olvidada de aquella
partición y apoye el establecimiento de un Estado palestino. Bibi no la tiene
fácil.

16/06/11 La Jornada (México)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: