Despertar Nacional

Acto de inauguración del Teatro Lírico de Posadas, Misiones: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA
FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL TEATRO LÍRICO DE
POSADAS, EN TELECONFERENCIA CON REPRESENTANTES DE UNA FÁBRICA DE CALZADO DE
LA LOCALIDAD DE EL DORADO Y AUTORIDADES DE LA ESCUELA TECNICA Nº 1.116 DE LA
PROVINCIA DE SAN JUAN

Gracias, muchas gracias Misiones. (Aplausos)

Muy buenos días a todos y a todas.

Señor Gobernador de la provincia de Misiones;
señora Vicegobernadora; señor Intendente de Posadas; señor presidente de la
Cámara de Diputados, querido amigo Carlos Rovira: la verdad que estar en este
lugar maravilloso de la Argentina, en un día también transparente y
maravilloso –porque están ustedes además- y estar inaugurando esa fantástica
Sala de Lírica, que charlando con Rovira me comentaba que en los últimos 100
años creo que es la única Sala de Lírica que se ha inaugurado en la República
Argentina, estuve con Iñaqui también, sé que anoche bailó maravillosamente,
escuchando a mi adorado Astor Piazzola en mi pieza preferida, “Libertango”,
inaugurando también una nueva fábrica aquí en El Dorado, una fábrica de
calzado deportivo de una de las marcas líderes a nivel mundial, en un lugar
donde antes no había fábricas, pero además una fábrica entre empresarios
argentinos y brasileros aquí en Misiones, corazón del Mercosur. (Aplausos)
Una fábrica que pasa a conformar el complejo industrial de calzado deportivo
en la Argentina que ha crecido exponencialmente desde el año 2003, cuando
producíamos 7 millones de pares y hoy estamos produciendo 22 millones. Antes
importábamos el 54 por ciento y hoy solamente estamos haciéndolo en un 27 por
ciento, más trabajo para los argentinos, valor agregado aquí en la Argentina
federal, en la Argentina que sustituye importaciones. De los apenas 2.100
trabajadores del calzado que existían en la Argentina cuando mi compañero de
toda la vida con el 22 por ciento de los votos llegó a gobernar este país,
hoy tenemos más de 8.500 trabajadores en el sector. (Aplausos)

También desde San Juan, junto a otro gran
gobernador como José Luis Gioja inagurando la escuela 1.116 desde el año 2003
a la fecha. (Aplausos) Pero no es una escuela cualquiera tampoco la que
inauguramos, es una escuela técnica, esas escuelas técnicas que se habían
cerrado en la República Argentina porque no necesitábamos obreros, porque no
teníamos fábricas ni industrias, porque éramos una Argentina que no producía,
que importaba lo que consumía y que día a día se endeudaba más y más.

Cuando veo esta Argentina que inaugura fábricas,
que abre escuelas, que inaugura salas para el arte como la que se inauguran
aquí en Misiones, que ha generado más de 5 millones de puestos de trabajo,
que ha consagrado derechos como la Asignación Universal por Hijo que permite
la dignidad para aquellos que todavía no han tenido la suerte y la bendición
de conseguir el trabajo que se merecen. Cuando vemos a nuestra población y a
nuestros ancianos, a nuestros viejos con la mejor cobertura de toda América
latina, casi el 90 por ciento con cobertura, la inclusión social, cuando uno
ve estas imágenes, cuando palpa estas realidades y cuando mira lo que está
pasando en otros lugares, cuando ve manifestaciones, porque en lugares de la
vieja Europa están quitando derechos, echando gente, reduciendo salarios,
recortando pensiones, digo, menos mal que Dios nos iluminó a él y a mí para
no ceder a las presiones que nos hacían cuando decían que teníamos que
enfriar la economía. Agradezco a Dios cuando lo iluminó para pagar la deuda
al Fondo Monetario Internacional y encarar la reestructuración con honor para
los argentinos, de lo que significaba la carga más importante que obstruía el
crecimiento y el desarrollo de los argentinos como era la deuda externa.
(Aplausos)

Hoy con una importantísima reducción negociada
soberanamente y reestructurada en su totalidad, el orgullo que sentí como argentina
el otro día en Italia cuando por primera vez un presidente pudo nuevamente ir
después del default, porque nos habíamos hecho cargo de lo que teníamos que
hacernos cargo pero en los términos que había fijado la República Argentina,
que eran los límites de la soberanía y el honor nacional.

Cuando veo estas cosas digo, como dice Maurice,
que este es un gobierno que es algo más que el más formidable plan de obra
pública que se recuerde en la historia, en viviendas, en hospitales, en
rutas, en obras de infraestructura eléctrica, en autovías, es algo más que
1.700 escuelas que vamos a construir, ya hemos hecho 1.116 escuelas. Es algo
más que la Asignación Universal por Hijo, que las jubilaciones incluidas, que
la ayuda a los productores, que la generación de más de 5 millones de puestos
de trabajo. Este gobierno es por primera vez en mucho tiempo la formulación
de un proyecto de país, de un proyecto de país que incluye a los 40 millones
de argentinos. (Aplausos) Que incluye a aquellos que muchas veces lo critican
y suelen ser además tal vez los más beneficiados. No importa, esta es una
Argentina para todos, para los que nos critican también, porque hemos
aprendido los argentinos y por lo menos así lo ha hecho esta presidenta, que
no van a lograr dividirnos, que no van a lograr separarnos como hicieron
otras veces.

Hoy es un día también para nosotros, y cuando
hablo de nosotros si se me permite aquí, hablo desde mi pertenencia
partidaria, de mi condición de peronista, bueno, parece que hay muchos
peronistas acá y además es un día peronista. ¿Qué quiero decir con esto de
divisiones y enfrentamientos? Hoy es un día maravilloso aquí, pero en la
historia también un 16 de junio bombardeaban la Plaza de Mayo, queriendo
matar al entonces presidente general Perón, y solamente lograron masacrar a
cientos y cientos de argentinos que inocentemente, como cualquier ciudadano,
caminaban por las calles de Buenos Aires o la Plaza de Mayo. No lo hago con
el ánimo de enfrentamientos ni de rencores, simplemente para que tengamos
memoria de las cosas que nos pasaron y cómo nos enfrentaron en falsas
antinomias.

También lo que decía Mauri hace un rato cuando
hablaba de que pronosticaban que él se iba a pelear con Carlos o Carlos con
él, siempre digo que para que dos se peleen tienen que querer pelearse los
dos, pero además digo que cuando las personas están hechas de buena madera y
saben que necesitan estar unidas, no para sí sino para beneficiar a su pueblo
y lograr mejores condiciones de vida, constituyen también un ejemplo. (Aplausos)

Por eso quiero decirles a todos los argentinos, a
mis compañeros de ideas y a los que no lo son, que no seamos tontos, que no
nos dejemos dividir y enfrentar por falsas antinomias que no existen y que la
mayor de las veces son apenas prejuicios culturales o mezquinos intereses
personales. Pensemos en grande, hagamos honor a los hombres y mujeres que
entregaron su vida en estos 200 años de historia para tener una patria como
la que hoy estamos construyendo, la memoria de ellos se la merece. (Aplausos)

Cuando estoy a punto por allí de enojarme, porque
a veces me enojo, pienso en él y me acuerdo de cómo sufría las cosas y me
digo te tenés que cuidar Cristina, no tenés que enojarte y debés tener la
fuerza que él tenía. (Aplausos) Esa fuerza que derribaba montañas, esa fuerza
que hasta me convencía de que era invulnerable, esa fuerza que no reconocía
límites en su entrega, en su pasión. Y yo les digo hoy desde aquí, desde
Misiones, que cada vez que ustedes me gritan fuerza es como si me inyectaran
millones de sentimientos fuertes que me cruzan y me emocionan. (Aplausos)

Pero hoy no quiero llorar, si no me van a poner
la llorona, me han dicho tantas cosas que es lo único que falta, que me
pongan la llorona, no voy a llorar, no les voy a dar el gusto, voy a sonreir
junto a ustedes para decirles a todos que los quiero mucho.

Y también finalmente desde aquí, desde el corazón
del MERCOSUR, quiero decir algo y esta vez sí como Presidenta de todos los
argentinos. Hace unas horas no más quien es el Primer Ministro del Reino
Unido sostuvo en lo que la Cancillería ha definido como un gesto de
arrogancia y yo lo defino como un gesto de mediocridad y casi de estupidez,
la palabra punto final para la historia de nuestras islas Malvinas, como un
punto final a la historia. Quiero decirles en nombre de todos los argentinos,
que los argentinos nunca creímos en los puntos finales, ni en los derechos
humanos ni mucho menos en los derechos soberanos de nuestras islas Malvinas;
que solamente la mediocridad, que solamente la arrogancia cree que se puede
poner el punto final a una historia. Vamos a seguir incansablemente
reclamando no solamente esa soberanía sino que se sienten a dialogar y a
negociar como marca la resolución de Naciones Unidas. (Aplausos) Vamos a
hacerlo en todos y cada uno de los foros, vamos a decir que en el Siglo XXI
siguen siendo una burda potencia colonial en decadencia, porque el
colonialismo es algo antiguo además de injusto. (Aplausos) Lo vamos a decir
sin cansarnos. Y lo harán los que vengan después de mí y los hijos de
nuestros hijos, pero las vamos a volver a recuperar en el marco del derecho
internacional y de la paz, que no les quepan dudas. (Aplausos)

Finalmente, queridos hermanos y hermanas, quiero
agradecer. Mi abuela, que era una inmigrante, como muchos de ustedes -si hay
un lugar donde hay inmigrantes es en esta querida provincia de Misiones-; mi
abuela que era una gallega casi analfabeta cuando llegó aquí, como todos, con
una mano atrás y otra adelante, decía que es de bien nacido ser agradecido, y
yo quiero agradecerles a las autoridades de la provincia de Misiones y al
pueblo el apoyo que le dieron al presidente Kirchner y a esta presidenta, no
solamente, como decía Mauri, cuando las encuestas volaban para arriba, que
nos apoyaron y bancaron cuando creyeron que este proyecto había fracasado y
se frotaban las manos pensando que nuevamente el neoliberalismo se iba a
apoderar de la Argentina. Gracias Misiones por la fe, no en nosotros sino en
ustedes mismos, en el proyecto nacional, popular y democrático. Gracias por
la lealtad, que es la lealtad en definitiva a un país que ha encontrado su
rumbo y su destino, porque finalmente hemos comprendido que esta es nuestra
casa, que esta es nuestra región, que es con nuestro esfuerzo y con nuestro
trabajo como vamos a progresar, y en la necesidad de la unidad nacional como
presupuesto básico para seguir creciendo. ¡A eso los convoco, misioneros y
argentinos, a estar unidos, a seguir trabajando, a seguir creyendo en la patria,
en esta patria que hemos construido como un concepto para todos! Muchas
gracias y mucha suerte a todos y a todas, los voy a tener siempre, siempre
los voy a llevar en mi corazón.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: